Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Microrrelatos.

430 views

Published on

Microrrelatos.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Microrrelatos.

  1. 1. EL MICRORRELATO . RETAZOS DE FANTASÍA.
  2. 2. El profesor de francés de nuestro instituto, Domingo Ramírez Jiménez, nos comenta al respecto: "La actividad que nos ocupa pretende fomentar el gusto por la lectura y escritura de los alumnos situados en una franja de edad que va de los dieciséis a los diecisiete años. Hablamos, pues, de un nivel educativo equiparable a 1º de Bachillerato. Perseguimos que la lectura de breves cuentos y narraciones de reconocidos y prestigiosos autores constituyan un buen acicate de la creatividad e imaginación literarias, aún en ciernes, de muchos de nuestros alumnos, que verán recompensando su esfuerzo con la publicación en este blog de sus escritos”.
  3. 3. EL MESETARIO. Aquel viejo campesino octogenario burgalés de la villa de Lerma jamás imaginó que la inabarcable tierra rojiza de su Meseta castellana tuviese una hermana gemela que en ese momento recibía como tributo las saladas lágrimas que manaban quedamente de sus ojos formando el breve caudal de unas arrugas excavadas en las mejillas durante muchos años de sufrimiento personal. Únicamente la mujer madura que acariciaba el hombro del padre anciano comprendía la emoción del labriego ante aquella primera y sublime visión de algo desconocido para el hombre estepario: la mar. Domingo Ramírez Jiménez.
  4. 4. VICTORIA. Llueve mansamente y sin parar, llueve sin ganas pero con una infinita paciencia, como toda la vida. Y sabes que ni Van Gogh habría sido capaz de dibujar el caos con tanta perfección. Que ni las melodías de Bach habrían podido hacerte soñar con los recuerdos del futuro que se desdibujaban en el roto cielo. Que ni las profundas declaraciones de Bécquer habrían hecho que las golondrinas no observasen las lágrimas caer. Era como cualquier otro momento en la historia donde se crea una brecha y lo une todo, donde se crea una nueva mente, una nueva idea que nace. Y es entonces cuando el llanto lo rompe todo, ahí está; ella ya la sujeta entre sus brazos, exhausta. La niña abre los ojos, dejando paso al silencio ruidoso. Jamás había visto unos ojos negros tan hermosos. Victoria. Por fin había dejado de llover. María Mena García

×