Historia y origen de la tipografía

1,016 views

Published on

Published in: Design
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,016
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
37
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Historia y origen de la tipografía

  1. 1. Historia y origen de la tipografía Mayvir Alarcón Ci: 24.327.884
  2. 2. Definición de la tipografía La tipografía es el oficio que trata el tema de las letras, símbolos, números que están en un texto impreso que puede ser físico o electromagnético, la tipografía estudia el tamaño, la forma, el diseño y como se relacionas unos tipos con los otros, como se relacionan visualmente entre ellos, como influye la tipografía en la sociedad. Origen de la tipografía La historia de la tipografía es una gran parte de la historia de la humanidad y si se quiere se puede considerar uno de los orígenes del diseño gráfico. La primera escritura de la que se tienen registros surgió en la Mesopotamia en el año 4000 AC y fueron los sumerios quienes la idearon para identificar los productos en el
  3. 3. comercio existente entre los ríos. Entre estos dos surgieron los Jeroglíficos egipcios (3100 AC) que fueron utilizados hasta el 394 AC. Los asiáticos inventaron la caligrafía, el papel y la imprenta, todo esto venía forjándose desde el año 2000 AC; pero en ese entonces el oriente estaba totalmente aislado de occidente. La escritura cuneiforme, los jeroglíficos y la caligrafía china eran muy complejos, puesto que tenían cientos de caracteres. Para luchar contra esa dificultad surge el alfabeto, que es un conjunto de símbolos visuales (caracteres) que representan sonidos (habla). Los cientos de signos que existían se vieron reducidos a unos 20 o 30, lo cual era una verdadera revolución. El primer alfabeto fue el semítico del norte. Los cananeos, hebreos, fenicios se unen para buscar un sistema de escritura propio y común a todos. El alfabeto semítico del norte presento una notable influencia cuneiforme, proveniente de Creta y Egipto.
  4. 4. En occidente el alfabeto romano fue evolucionando y, en el siglo X, en el monasterio de St. Gall, en Suiza, se desarrolló un nuevo tipo de letra comprimida y angulosa, la letra gótica, más rápida de escribir y que aprovechaba mejor el papel, factores importantes en un momento que la demanda de escritos se había incrementado notablemente, escritos que se realizaban a mano, primeramente en pergaminos y luego, a partir del año 1.100, en papel. La letra gótica se difundió por toda Europa, surgiendo diferentes variantes (Textura, Littera Moderna, Littera Antiqua, Minúscula de Niccoli, etc.). En 1.450 se produjo uno de los hechos más importantes para el desarrollo de la Tipografía y de la cultura humana: Johann Gutenberg (1398-1468) inventa a la vez los caracteres móviles y la prensa, creando la imprenta. El primer texto occidental impreso, la Biblia de 42 líneas de Mazarino, sale en 1.456, al parecer de la imprenta de Gutenberg. Hacia el año 1500, el invento de Gutenberg había tenido tan amplia difusión, que en Europa ya existían
  5. 5. aproximadamente 1.100 imprentas funcionando. En los países germanos el estilo de letra más usado era la fraktur (aunque el tipo utilizado en la primera Biblia de Gutenberg fue textura). A diferencia de Alemania, en el sur de Europa la costumbre en la Edad Media era utilizar la minúscula carolingia junto a las mayúsculas cuadradas romanas adaptadas de las inscripciones que se encontraban en las ruinas del Imperio romano, como la Columna de Trajano; por tal razón, este estilo de escritura, sirvió de modelo a los primeros impresores italianos, para crear las familias tipográficas clásicas o con serifas (también llamados gavilanes o remates). Historia de la tipografía Desde los comienzos de su historia el hombre ha tratado de transmitir sus pensamientos, conocimientos y emociones a través de su representación gráfica. Posiblemente fueron estas representaciones de la realidad las que con el tiempo se convirtieron en los primeros alfabetos. Poco a poco las primeras representaciones icónicas de gran peso figurativo se fueron sintetizando en líneas y trazos de carácter más simbólico que constituyeron los primeros alfabetos. Egipcios, griegos, fenicios, romanos, chinos… todos ellos descubrieron, un método de hacer perdurar su saber en el tiempo, en unos casos mediante caracteres que representaban palabras completas,
  6. 6. en otros mediante símbolos silábicos y en nuestro caso mediante letras. De hecho, la palabra alfabeto deriva de la unión de “Alfa y beta” primeras letras del alfabeto griego, aunque nuestro idioma como derivado del latín, se basa en el romano. Pero aunque, como se puede ver el lenguaje escrito es muy antiguo, no así el tema que nos ocupa “la tipografía” cuyo nacimiento situamos en el año 1450 en el que el alemán Johannes Gutenberg inventa los caracteres móviles y la prensa. Origen y Anatomía del Tipo La Tipografía tiene como fin principal crear, estilizar y dar estéticamente a las fuentes un atractivo visual, además de una utilidad determinada (por ejemplo la fuente Times para el periódico.) En paralelo al avance tecnológico, los diseñadores han podido hacer uso de la tecnología en pro de su oficio tipográfico. Tal desarrollo a la par permitió una evolución estilosa y práctica del
  7. 7. tipo, facilitando el trabajo tanto del diseño como de la impresión en serie. Fuentes y Familias Tipográficas Se entiende por fuente tipográfica al estilo o apariencia de un grupo completo de caracteres, números y signos, regidos por características comunes. Mientras que familia tipográfica, es un conjunto de tipos basado en una misma fuente con algunas variaciones, tales como por ejemplo, el grosor y la anchura, pero manteniendo características comunes. Los miembros que integran una familia se parecen entre sí pero tienen rasgos propios. Cada fuente y familia tipográfica tiene características que la distinguen entre otras, que las hace únicas y le da personalidad al texto. Esa personalidad se magnifica cuando una fuente se usa a través de una presentación digital Antes de hablar sobre las características y usos de la tipografía presentamos una serie de tablas que nos permitirán conocer las categorías básicas de cómo se organizan. Para ello nos apoyaremos de algunos sitios en la red que se
  8. 8. dedican a la venta y distribución de las mismas, aunque queremos aclarar que existen diversas maneras de clasificarlas. Para hacer la mejor selección ayuda entender las diferencias básicas entre las familias tipográficas. La tipografía se puede dividir en amplias categorías: Serif, Sans Serif, Manuscritas, de Exhibición y Símbolos. Antecedentes del alfabeto El alfabeto es un sistema de escritura que intenta representar cada fonema de una lengua por medio de un signo discreto y diferenciado. Dado que el repertorio de fonemas de una lengua contiene una cantidad relativamente limitada, según cuál se considere -entre veinte y cuarenta, aproximadamente-, este sistema de escritura es inmensamente económico respecto de aquellos otros que lo antecedieron o que conviven todavía hoy con él. En las antípodas del pictografismo y el ideografismo, que tienen como ventaja sobre aquél la posibilidad de permitir la comprensión e intercomunicación escrita entre hablantes de lenguas diferentes, la economía mencionada, así como la
  9. 9. claridad de las correspondencias fonológico-gráficas (sobre todo en las lenguas que han elegido una representación escrita de carácter más fonemático que etimológico), lo ha ido convirtiendo desde sus orígenes en un medio privilegiado de comunicación escrita que ha conocido una expansión creciente, cada vez más acelerada por los avances tecnológicos y las intercomunicaciones globales, pese a las naturales resistencias identitarias de muchas culturas, grupos o estados. Según la opinión mayoritaria de diversos autores (Calvet 2001:241, Moorhouse 1961:33), no disponemos de ninguna prueba o indicio de que las apariciones documentadas de los primeros sistemas de escritura, geográfica y culturalmente aislados (Mesopotamia, China, América Central, etc.), tengan algún vínculo entre sí (aunque Ottholenghi 1984 intenta justificar a lo largo de todo su texto la visión opuesta). Pero por el contrario, todos parecieran tener un origen común: pictogramas que enseguida adquieren valores fonéticos, evolucionando de esta manera hacia una escritura silábica y, por acrofonía, hacia el alfabeto. Desde el
  10. 10. punto de vista técnico, esta progresión parece ser un hecho indiscutible, sobre todo en aquellos casos en los cuales se ha verificado el proceso en su forma completa. La certeza de esta progresión remite por cierto a reflexiones inevitables de naturaleza sociológica y antropológica, tales como la de que la aparición de la escritura se ha dado siempre en contextos urbanos, ciudadanos, con funciones en un primer momento ligadas a fines extremadamente prácticos, contables, instrumento de la gestión de los futuros Estados. De ahí la asociación original y constante de la escritura (como con el caso de cualquier otra tecnología) y el poder. Fue mucho más tarde que se encargó de otras tareas, tales como la de reemplazar la transmisión de la tradición oral con el fin de conservar mejor la memoria social, tanto en lo que refiere a lo estético (epopeyas, poesía, etc.) como a su aspecto tecnológico (transmisión de saberes, de técnicas, etc.). Originariamente en manos de grupos restringidos de especialistas, dada su complejidad y la ventaja que les otorgaba sobre el resto, por ello mismo naturalmente las clases que la ejercían se resistían a su difusión y democratización (Moorhuse 1961:257). Primer Alfabeto
  11. 11. El primer alfabeto formal surgió hacia el 2000 a. C. para representar el lenguaje de los trabajadores semitas en Egipto (ver alfabetos de la edad de bronce media), y se gestó a partir de los principios alfabéticos contenidos en los jeroglíficos egipcios. La mayoría de los alfabetos actuales del mundo o bien descienden directamente de esta raíz, por ejemplo los alfabetos griego y el latino, o se inspiraron en su diseño. Elementos Anatómicos La temprana asociación entre las letras y la forma humana y sus movimientos ha ejercido cierta influencia en el pensamiento creativo. Estas similitudes estructurales, que tienen su origen en las leyes de la naturaleza, liberan a las letras de su bidimensionalidad y las pone en movimiento haciéndolas participar activamente dentro de la composición. Hablar de anatomía del tipo es hablar de la forma de la letra, de sus detalles más íntimos, de la manera en que cada una de sus partes ha sido moldeada y reinterpretada a través del tiempo. Debido a que la forma de una tipografía tiene un gran impacto sobre la función que esta cumple, es importante conocer como la presencia o ausencia de ciertos elementos pueden afectar a una determinada familia
  12. 12. de tipos, y por ende al texto en el cual es usada. Desde sus orígenes los caracteres han sufrido una constante transformación, de lo antiguo a lo moderno, de lo sobrio a lo exagerado, de lo orgánico a lo sintético. Durante este proceso han recibido infinidad de aportaciones, muchas veces dependiendo del contexto histórico, político, económico y social del que formaban parte. Es gracias a estas características que podemos clasificar las tipografías, aun cuando surgen ciertos conflictos para llevar a cabo dicha tarea. La Bauhaus Tipográfica Así como el color, la letra siempre ha sido un reflejo de la moda o, si se quiere expresarlo más filosóficamente, del espíritu de los tiempos. Entonces no sorprende que en los '20 con Dada, Der Stijl o la Bauhaus, se haya visto a la gente probando nuevas ideas, nuevas tipografías y nuevas familias tipográficas. Los movimientos Der Stijl, Bauhaus y Constructivismo Soviético, insistieron en la recuperación y desarrollo de los caracteres sin serif, pues respondían mejor a la
  13. 13. estética funcional y mecanicista que buscaban, y hasta se correspondían mejor con su propio discurso ideológico. Las letras góticas empezaron a utilizarse como novedad en textos publicitarios y las primeras composiciones de tipos tenían sólo mayúsculas. Como letra de libro fueron usadas por primera vez con carácter experimental por los constructivistas soviéticos. Góticas especialmente notables de esta época serían, por ejemplo, la Futura, diseñada por Paul Renner. Es un tipo representativo de las ideas de la Bauhaus por su carácter anímico y geométrico. Irónicamente, pese a la fidelidad a los postulados estéticos de la Bauhaus, resulta un tipo no muy legible. Kabel y Neuland con otras dos letras muy al estilo de la Bauhaus. Ambos tipos, muy similares entre sí, fueron diseñados en 1927 y 1923 respectivamente y aportan la singularidad entre las letras de palo seco, de estar cortadas en ángulo sus terminaciones. Otras letras de palo seco influyentes serían: Franklin Gothic y News Gothic, ambas de Morris F. Benton; y la Gill Sans de Eric Gill en 1930. De entre las letras de época, cabe destacar las tipografías generadas alrededor del movimiento Art Decó, tipos modernos y góticos a la vez. Algunos ejemplos: Parisian y Broadway, del prolífico Benton; Metrópolis, de W.
  14. 14. Schwerstner, todas ellas en torno a 1930. O Peignot, de A, M, Cassandre, que además de ser moderna, gótica y Deco, se inspira marcadamente en la tradición de las letras Unciales. De entre las romanas cabe destacar la Times New Roman, letra excepcional pese a haber sido diseñada sólo para uso del periódico Times de Londres, en 1932, por su asesor tipográfico Stanley Morrison. Tipo increíblemente legible aún en las condiciones más adversas y con una familia muy amplia que permite marcar la jerarquía sin necesidad de cambiar de tipo. La Perpetua, diseñada por Eric Gill en 1928, es una letra que aúna la tradición lapidaria romana con la legibilidad más exquisita. Aunque muchos de los tipos diseñados en esta época se alimentaron de la tradición caligráfica inglesa y alemana, no se registraron en ella diseños estrictamente caligráficos: Hacia los años 40, y fundamentalmente en 1950, la publicidad americana - que en nuestros días revivimos por tendencia- sí registró una profusión de tipos cursivos informales, generalmente a pincel, como podrían ser: Brush, Mistral, Dom Casual, Balloon y otras. Gracias al método de transferencia en seco desarrollado por Letraset en 1960, conservamos muchos ejemplos de tipos de fantasía, todos ellos resueltos con desigual fortuna. Signo y Símbolo Los signos y símbolos son entidades semióticas (es la disciplina que aborda la interpretación y producción del sentido con base a la comunicación) con propiedades
  15. 15. diferenciadas. Un signo se da por la relación semiótica de lo designado, el designante y la representación; mientras que un símbolo es una representación gráfica que puede ser parte del signo. Ambos transmiten ideas en las culturas pre alfabetizadas o prácticamente analfabetas. Pero su utilidad no es menor entre las verbalmente alfabetizadas: al contrario, es mayor. En la sociedad tecnológicamente desarrollada, con su exigencia de comprensión inmediata, los signos y símbolos son muy eficaces para producir una respuesta rápida. Su estricta atención a los elementos visuales principales y su simplicidad estructural, proporcionan facilidad de percepción y memoria. En las muchas etapas que componen la evolución, en la forma de comunicación humana, del desarrollo del lenguaje hablado a la escritura, los signos visuales representan la transición de la perspectiva visual, a través de las figuras y los pictogramas, a las señales abstractas. Sistemas de notación capaces de transmitir el significado de conceptos, palabras o sonidos simples. Tipografía del siglo XX
  16. 16. Tras un siglo XIX lleno de avances en la industria, pero no muy destacable por sus logros en el diseño tipográfico, se inicia en el siglo XX un periodo creativo muy brillante, con la ayuda de los medios de producción, que son receptivos a las aportaciones creativas en el campo del estilo. El momento es especialmente propicio en el aspecto técnico. Ya se utiliza el papel a base de madera, las rotativas y también el huecograbado. La máquina de componer Lynotipe se patenta en 1885, y su propio creador, el americano Mergenthales la perfecciona en 1887. La monotipia nace del americano Lamston. En 1904, el neoyorquino Ira Ruber inventa la prensa litográfica Offset, sistema de impresión que revolucionará 50 años más tarde el mundo de las artes gráficas. El desarrollo del mundo editorial en general, y el de la prensa periódica en particular, prepara un terreno abonado para los diseñadores de tipos eficaces, legibles y bellos. Una serie de nombres propios se disputan la gloria del diseño de la mejor letra: Morris F. Benton, Frederic W. Goudy, Stanley Morrison, Eric Gill, Ed
  17. 17. Benguiat, W.A. Dwiggins, Paul Renner, Imre Reiner, A.M. Cassandre, Lucien Bernhard y Oswald Cooper. Especialmente significativos eran no sólo el diseño de nuevos tipos, sino también los nuevos criterios al componer la página. Los criterios de composición a principios de siglo van unidos al desarrollo de las vanguardias y de los «ismos». Se traspasaron formas y soluciones propias de la plástica del momento a la composición de textos. Ejemplos especialmente significativos son los carteles Art Nouveau de finales del siglo XIX, con letras ornamentales, gestuales y que destilan el estilo característico de la época. Este grupo de letras que se compromete con un estilo artístico, que al usarse nos remite al contexto en que inspiraron, en adelante las denominaremos «letras de época». A lo largo de este primer tercio de siglo se fraguaron multitud de estilos de época hoy olvidados, Sin embargo, otros muchos estilos aguantaron el paso del tiempo y soportaron con pocas variantes el paso de ser tipos de metal a caracteres en fotocomposición y a ser fuentes en autoedición. Entre los tipos especialmente significativos y que abrieron brecha, creando nuevas familias, al aportar nuevas soluciones o mejorando familias ya existentes, cabría destacar Cooperplate de Frederic
  18. 18. W. Goudy en 1901. Este es un tipo a medio camino entre las romanas y las góticas; su pie es tan delgado y pequeño que sólo se aprecia en cuerpos grandes, por lo que generalmente se le ha considerado como letra gótica, pese a tener serif. La Imprenta La imprenta es un método mecánico de reproducción de textos e imágenes sobre papel o materiales similares, que consiste en aplicar una tinta, generalmente oleosa, sobre unas piezas metálicas (tipos) para transferirla al papel por presión. Aunque comenzó como un método artesanal, supuso la primera revolución cultural. El concepto de impresión es más amplio pues supone la evolución de diversas tecnologías que hoy hacen posible hacerlo mediante múltiples métodos de impresión y reproducción. Como la flexografía, la serigrafía, el Huecograbado, el alto
  19. 19. grabado, la fotografía electrolítica, la fotolitografía, la litografía, la impresión offset, la xerografía y los métodos digitales actuales.

×