Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Sólo cuatro esquinitas.
Matías Sánchez Caballero
Todos los amigos juegan.
¡Ring! Es la hora de entrar a la casa grande.
¡Pero elipse no puede entrar!
Es más alta que la entrada.
Elipse quiere entrar en la
casa grande.
Se pregunta qué puede
hacer.
¡Ah, sí! Se tumba y prueba.
Intenta pasar por la puerta.
¡Qué bien, lo ha conseguido!
¡Cuadradito no puede entrar!
No es redondo como la puerta.
Le gustaría entrar con todos
los demás.
Entonces, se gira.
Se estira.
Se dobla.
Intenta ser redondo.
Pero no hay nada que hacer.
No consigue entrar en la
casa grande.
¿Qué podemos hacer?
Cuadradito es diferente.
Nunca será redondo.
Se reúnen
y hablan mucho,
durante mucho tiempo.
Hasta que
comprenden
que no es
cuadradito el
que debe
cambiar.
¡Es la puerta!
Entonces recortan las
cuatro esquinitas.
Cuatro esquinitas de nada …
que permiten a
cuadradito entrar …
junto a todos
los demás.
Y para elipse.
¿Sólo cuatro esquinitas?
¡Es una historia triste!
Elipse puede tumbarse y entrar.
Esta historia parte del cuento «Por cuatro esquinitas
de nada», de Jérôme Ruillier, que enseña valores
como la solidaridad...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Solo cuatro esquinitas

399 views

Published on

Esta historia parte del cuento «Por cuatro esquinitas de nada», de Jérôme Ruillier, que enseña valores como la solidaridad, la igualdad y la diversidad; además muestra que el trabajo en equipo permiten encontrar una alternativa.
Nuestra sociedad no sólo está formada por círculos y cuadrados, no sólo es blanco y negro, hay más formas y tonos de colores que se debe tener presente.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Solo cuatro esquinitas

  1. 1. Sólo cuatro esquinitas. Matías Sánchez Caballero
  2. 2. Todos los amigos juegan.
  3. 3. ¡Ring! Es la hora de entrar a la casa grande.
  4. 4. ¡Pero elipse no puede entrar! Es más alta que la entrada.
  5. 5. Elipse quiere entrar en la casa grande. Se pregunta qué puede hacer. ¡Ah, sí! Se tumba y prueba.
  6. 6. Intenta pasar por la puerta.
  7. 7. ¡Qué bien, lo ha conseguido!
  8. 8. ¡Cuadradito no puede entrar! No es redondo como la puerta.
  9. 9. Le gustaría entrar con todos los demás. Entonces, se gira.
  10. 10. Se estira. Se dobla.
  11. 11. Intenta ser redondo. Pero no hay nada que hacer. No consigue entrar en la casa grande.
  12. 12. ¿Qué podemos hacer?
  13. 13. Cuadradito es diferente. Nunca será redondo.
  14. 14. Se reúnen y hablan mucho, durante mucho tiempo.
  15. 15. Hasta que comprenden que no es cuadradito el que debe cambiar.
  16. 16. ¡Es la puerta!
  17. 17. Entonces recortan las cuatro esquinitas. Cuatro esquinitas de nada …
  18. 18. que permiten a cuadradito entrar …
  19. 19. junto a todos los demás.
  20. 20. Y para elipse. ¿Sólo cuatro esquinitas?
  21. 21. ¡Es una historia triste! Elipse puede tumbarse y entrar.
  22. 22. Esta historia parte del cuento «Por cuatro esquinitas de nada», de Jérôme Ruillier, que enseña valores como la solidaridad, la igualdad y la diversidad; además muestra que el trabajo en equipo permiten encontrar una alternativa. Nuestra sociedad no sólo está formada por círculos y cuadrados, no sólo es blanco y negro, hay más formas y tonos de colores que se debe tener presente. Matías Sánchez Caballero

×