Apertura del instituto realizaciones y utopías

313 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
313
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Apertura del instituto realizaciones y utopías

  1. 1. INSTITUTO DEL BICENTENARIO: REALIZACIONES Y UTOPÍAS Prof. Martín Elgueta Apertura del Instituto 09/04/2012 Nuestro Instituto tiene el signo de la conmemoración: “Del Bicentenario”. Hace memoriasobre una revolución, un movimiento emancipador con vocación latinoamericana. Lapso detiempo en que en nuestras sociedades –muy diversa a lo largo de cada geografía con sus culturasy sus gentes- se abolió la esclavitud y los títulos nobiliarios, se garantizó la libertad de vientres,dejamos de ser una monarquía para habilitar la discusión sobre el Contrato Social que pautaríanuestras vida cotidiana. Periodo utópico en el empezamos a imaginar una sociedad igualitaria, que si bien tardó enencontrar las condiciones de realización –con avances y retrocesos-, habilitó un imaginariolibertario que ha quedado plasmado en la letra de nuestro himno nacional: “Oíd mortales el gritosagrado: libertad, libertad, libertad”… Y que a nuestra manera mendocina incluso habilita unbrindis: ¡Al gran pueblo argentino: Salud!¿Pero cuáles serían nuestras razones hoy para brindar? Un motivo de brindis es la utopía. El escritor uruguayo Eduardo Galeano nos dice sobre lautopía: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”. La utopía inaugural hace que hoy Argentina sea un país que camina con el propósito deconsolidar una forma de vida democrática en la que no sea la violencia el modo de resolver lasdiferencias políticas, sociales o culturales que podamos tener entre nosotros. Caminamos para que nuestra alternativa hoy ya no sea -como si lo ha sido en tiempostristes y oscuros - eliminar, repartir o reducir (en el caso de nuestros hermanos indígenas);conchabar, relocalizar o encarcelar (en el caso de nuestros hermanos mestizos, mulatos o blancospobres); desaparecer, asesinar o exiliar al otro que piensa distinto (en el caso de la violencia deEstado ejercida por todas las dictaduras de nuestra historia)… Un país que camina para que cada uno de nosotros pueda ser atendido por problemas desalud públicamente -de acuerdo a su necesidad- sin comprometer cheques, pagarés o firma decartas documento que hipotequen nuestras posibilidades de atención y de vida posterior. Camina también para que los sectores más vulnerables sean sostenidos con políticassociales al igual que los sectores productivos con políticas económicas proteccionistas (términoque ha dejado de ser una “mala palabra” en materia de políticas económicas). Camina para que cada uno de nosotros puede elegir libremente con quién contraermatrimonio legalmente; pueda gozar de una educación sexual; donde la mujer tenga las mismascondiciones de vida que los varones y pueda atender –sin sanción social, por el contrario, congarantías sociales y del Estado- situaciones de violentación.
  2. 2. Y camina para que entre nosotros, aquí, más de 300 estudiantes hoy, ejerzan su derecho ala educación. Y hablar de la educación como un derecho es decir que como tal no tiene “fecha devencimiento”, es pública y gratuita. Por eso, muchos de nosotros reaccionamos con indignaciónante aquellos que suelen expresar todavía para el Nivel Superior: “¡Que se jodan por pobres!” o“¡Ya pasó su tiempo, no están medios grandecitos para pretender que el Estado los sigafinanciando!”. Expresiones que rigen en la forma de organizar la Educación Superior en otroslugares como Chile, Brasil, Colombia, México y en muchos de los países que algunos todavía mirancomo modelos. Expresiones que ponen de manifiesto porqué todavía es necesario -volviendo aGaleano- “caminar”. Aunque no todo, obviamente, es “color de rosa”… Y queda mucho por lograr en términosde derechos… Y son muchos los problemas a los que estamos desafiados cada uno de nosotroscomo sociedad y como ciudadano… Pese a todos los desafíos, es precisamente por los caminosrecorridos y por aquellos que tenemos por transitar… ¡Lo que hace que hoy que estemos defiesta!Festejamos también la apertura de un Instituto de Formación Docente y Técnica en Godoy Cruz Por un lado, podemos hacer algunas asociaciones históricas entre el Instituto y Godoy Cruz. San Vicente (antigua denominación del departamento de Godoy Cruz) es una de las villasmás antiguas de Mendoza. Luego del terremoto de 1861 disputó la posibilidad de ser el sitio deemplazamiento de la nueva Ciudad de Mendoza. En 1889 tuvo el nombre de General Belgranohasta 1909 –fecha muy cercana a la celebración del Centenario de 1810- cuando recibió sunombre actual: Godoy Cruz. Podemos entonces formular dos preguntas: a) ¿Quién fue Tomás Godoy Cruz? y b) ¿Qué relación puede tener con la apertura de nuestro instituto? Respecto a la primera pregunta, ¿quién fue Tomás Godoy Cruz? Tomás Godoy Cruz nació en Mendoza en 1791. Estudió el bachillerato en Filosofía, Cánones y Leyes en la universidad chilena de San Felipe. En 1814 regresó a Mendoza. En 1815 fue elegido, junto a Juan Agustín Maza, como representante por Mendoza en el Congreso de Tucumán. Continuó en 1817 cuando el congreso sesionó en Buenos Aires, donde ejerció la presidencia del mismo. Gran amigo y colaborador de José de San Martín en la preparación de la expedición libertadora, comprometió su fortuna personal en el equipamiento del Ejército de los Andes. El 3 de julio de 1820 fue elegido gobernador hasta 1822 y sentó las bases de la Mendoza Republicada con los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En 1830 fue designado por segunda vez Gobernador de Mendoza –pero esta vez interino- como resultado del triunfo unitario. Pero con la victoria de los federales (Facundo Quiroga) marchó al exilio a Chile. Volvió a Mendoza bajo la protección del caudillo José Félix Aldao (federal y gobernador de Mendoza entre 1841-1845) y, pese a las diferencias políticas ejerció como diputado. También se dedicó a la agricultura y la cría de gusanos de seda. Fue él quien introdujo los árboles de moras y los gusanos de seda (que prosperaron hasta 1850 cuando los gusanos sufrieron una epidemia que puso fin al emprendimiento). También creó una fábrica de pólvora. Falleció el 15 de mayo de 1852.
  3. 3. Y respecto a la segunda de las preguntas - ¿qué relación puede tener con la inauguraciónde nuestro instituto? Encuentro, por lo menos, tres relaciones posibles: 1°.- Este departamento –al igual que nuestro instituto- está marcado por las alusionesconmemorativas de los acontecimientos sucedidos entre 1810 y 1816. Entonces, el Instituto DelBicentenario, -podríamos decir- sigue una tradición local sobre los modos de bautizar u otorgarnombre a sus instituciones. 2°.- Como ya se dijo, Tomás Godoy Cruz, fue un emprendedor que se atreve a introducir laindustria de la seda. Y eso nos vincula con la formación técnica de nuestro instituto. Y nos ofreceuna orientación para continuar con su mismo espíritu en un departamento que tuvo muchosreferentes que impulsaron –e impulsan- proyectos productivos, industriales y técnicosinnovadores (sin ir más lejos, nuestro instituto está asentado en tierras donde funcionaron lasfincas y bodegas de Tiburcio Benegas). 3°.- Y es de destacar, que fue Tomás Godoy Cruz quien desarrolló los planes de estudio –hoy llamaríamos currículum- del Colegio de la Santísima Trinidad que inició sus actividades en1817. Primer colegio secundario público de Cuyo (hasta 1820) y de Mendoza (desde la creación dela provincia en 1820). Colegio Secundario al que estuvieron asociadas también las primerasexperiencias de educación en las Primeras Letras con el método lancasteriano desde 1822. Enconsecuencia, él no sólo podría considerarse como uno de los primeros Pedagogos de Estado deMendoza sino también como el primero en el país en generar reformas educativas en dossentidos. En la implementación del método lancasteriano en la educación de las Primeras Letras yen el abandonaron del modelo escolástico de los jesuitas en la educación secundaria. Un datoimportante respecto a esto último, es que introdujo la enseñanza de matemáticas, francés,filosofía iluminista, economía, literatura y un aula taller de plástica. Y estamos hablando de 1817,muchas décadas antes de las reformas humanísticas que en esta dirección los historiadores de laeducación –en su mayoría escribiendo desde Buenos Aires- ubican en 1854, en las experienciasdel Colegio San Miguel de la Provincia de Tucumán y desarrolladas por un francés: AmadeoJacques. Y por otro lado, la apertura del instituto en Godoy Cruz merece algunas reflexiones. Este departamento, tal vez por su cercanía a la Ciudad de Mendoza, no ha gozado de laradicación de muchas instituciones de Nivel Superior. Hay dos sedes universitarias. Una privada: Universidad Champañac. Y del InstitutoUniversitario de Seguridad Pública dependiente de la UNCUYO. Y hay 10 institutos del Nivel Superior Terciario en los que prevalecen carreras deFormación Técnica. De estos 10 institutos, 7 son de gestión privada y arancelados. Enconsecuencia, sólo 3 son de gestiones estatal y gratuitos. Nuestro Instituto viene a ser el tercero.Y este dato no es menor, estamos en un departamento en el que durante largo tiempo haprevalecido -y sigue prevaleciendo- una oferta educativa para el Nivel Superior de gestión privaday arancelada. De esta manera, es de esperar que nuestro Instituto salde una larga deuda deformación pública y gratuita de Nivel Superior con los godoicruceños y con jóvenes y adultos delGran Mendoza. En este marco, el Instituto Del Bicentenario tiene como rasgo particular y distintivo – que lodiferencias de las otras dos instituciones de gestión estatal y gratuita- ofrecer carrera deprofesorados:
  4. 4.  Cuya oferta estatal y gratuita estuvieron centralizadas en la Ciudad de Mendoza –y más recientemente en Las Heras- tanto en ofertas universitarias como de Nivel Superior Terciario: Profesorado de Educación Primaria y Profesorado de Educación Inicial  Y otras que históricamente estuvieron asignadas a la UNCUYO en el Gran Mendoza: Profesorado de Historia y Profesorado de Artes Visuales (respecto a esta carrera sí estaba presente en la oferta de carreras de profesorado de uno de los institutos privados en el departamento) Rasgo particular y distintivo que pone la puesta en marcha de las carreras en el “centro delas miradas” y también en el “centro de las especulaciones” respecto a la calidad educativa que suformación académica alcance y de la población estudiantil que por nuestra casa de estudiotransite. Especulaciones que tienen clara conciencia de que nuestro instituto se convierte en unaalternativa posible en donde cobijar tradiciones académicas alternativas; generar experiencias detrayectorias estudiantiles exitosas; producir conocimientos sobre lo que pasa en las institucionesde nivel inicial, primaria y secundaria del Gran Mendoza; comprender e intervenir respecto a laenseñanza de la historia y las artes visuales en la escuela secundaria, y generar formas deintervención para las problemáticas de todos distintos niveles del sistema educativo provincial. Es esta pues, una de nuestras expresiones de deseo. Uno de nuestros anhelos para elfuturo. Volviendo a Galeano, nuestro horizonte, nuestro impulso para iniciar el camino.Volvamos entonces a nuestro festejo Para finalizar, las instituciones no “surgen de la nada”, “ni por generación espontánea”, “nilas trae la cigüeña”. Siempre hay un grupo que funciona como plataforma, sostén, impulso…Aquellos que invierten tiempo; cobijan en sus deseos proyectos, avizoran –siguiendo a Galeano-horizontes y exploran o inventan caminos. Y sucede a veces que aquello que un grupo acunó entre deseos y sueños empieza arealizarse tras la experiencia tenaz de forjar caminos en contextos históricos, condiciones políticasy coyunturas determinadas. Tiempos donde las decisiones sobre el camino dejan huella, planteanun horizonte utópico, sientan tradición, forjan costumbre, abrigan una ética y empieza a darrostro a los conflictos que toda aventura social supone. Quiero aludir a este primer grupo, y a la ampliación de ese grupo cuando se sumaron otrosy a ese otro grupo ampliado cuando se sumaron además los estudiantes… con una alegoría, que sibien no recuerdo de dónde proviene la contaré tal como puedo recrearla desde mi memoria yseguramente con algunos añadidos personales. Cuentan que en la tradición judía no existe la concepción de infierno. Sin embargo, algunos cristianosindagaban a un rabino muy sabio cuál sería la concepción que él podría construir sobre el infierno o sobre elparaíso. El rabino al principio les explicó que en la cosmovisión judía no contaba con una conceptualizaciónde infierno y que esta religión no estaba fundada sobre esta idea. Pero los cristianos insistieron e intentócada uno de ellos explicarle qué sería el infierno para el cristianismo. Luego volvieron a solicitar al rabino,para que en su sabiduría, les dijera qué consideraba él que era el infierno. Ante la insistencia, el rabino setomó su tiempo hasta que un día se presentó ante ellos y les dijo.
  5. 5. .- “De existir el infierno, me imagino que sería una sala llena de manjares servidas en una gran mesa.Y los comensales invitados estarían sentados e inmovilizados en unas sillas puestas a distancia de la mesade modo que con sus manos no puedan alcanzar la comida sino que tuvieran que emplear unos cubiertostan largos como sus propios cuerpos amarrados a sus brazos e imposibles de desatar. En consecuencia, cadavez que alcanzaban con los cubiertos un bocado les resultaba imposible llevárselos a la boca. Tenía cadauno un banquete a su disposición, pero por más esfuerzo que hicieran era imposible que pudieran llevarseun bocado a la boca con los largos tenedores atados a sus brazos. Cada uno de los comensales intentaba envano saciarse a sí mismo. Todo los manjares están servidos en la mesa y cada cual intentando inútilmentepor sí mismos alcanzarlos durante toda la eternidad”. Luego de un largo silencio, uno de los presentes volvió a interpelar al Rabino sabio: -¿Y cómo sería el paraíso? El rabino le respondió: “Sería una sala llena de manjares servidas en una gran mesa. Y los comensales invitados estaríansentados e inmovilizados en unas sillas puestas a distancia de la mesa de modo que con sus manos nopuedan alcanzar la comida sino que tengan que emplear unos cubiertos tan largos como sus propioscuerpos amarrados a sus brazos e imposibles de desatar”. -“Pero es la misma escena del infierno”- increpó otro de los presentes con desconcierto. Y el rabino le respondió: .-“Sí, así es. Es una sala igual, y los majares son los mismos y la disposición de los comensalesinvitados también es la misma, y los tenedores de la distancia de sus cuerpos atados a sus manos son losmismos… Pero a diferencia de los primeros, cada uno de estos comensales está saciado, se ven alegres…porque cada vez que alguno de ellos advierte que otro tiene hambre se dispone a servirlos con sustenedores largos. Y a la vez es saciado por otros. Por eso todos pueden disfrutar eternamente del manjarporque tienen amarrados a sus brazos esos largos tenedores. Termino entonces… Estamos hoy todos invitados a la gran mesa de inauguración del “Instituto DelBicentenario”, cada uno dispone de sus propios cubiertos, nuestro futuro depende de lo quehagamos con ellos.

×