<ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>En todas las sociedades del mundo, las mujeres son víctimas...
<ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>La vulnerabilidad de las mujeres está en relación con el he...
Son particularmente susceptibles de conocer la exclusión, la pobreza y los sufrimientos generados por el conflicto armado,...
<ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul>En algunos conflictos, cuando las mujeres son consideradas las ...
<ul>Situacion de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>Charlotte Lindsey, en un artículo para la revista internaci...
1. Las mujeres que toman parte en las hostilidades
2.   La mujer como integrante de la población civil
3. La violencia sexual contra las mujeres en los conflictos armados
4 .  Las personas desaparecidas y la viudez
5.   Las mujeres desplazadas
6 .  Las mujeres detenidas   </li></ul>
<ul>Las mujeres que toman parte en los conflictos armados </ul><ul><li>Son muchas las mujeres que a lo largo de la histori...
Ni la condición de mujer, ni la de madre, lleva implícita una actitud pacifista.
Actualmente están participando  en conflictos armados  distribuidos por todo el mundo.
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Situación de las mujeres en zona de conflicto

3,099 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,099
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,395
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Situación de las mujeres en zona de conflicto

  1. 1. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>En todas las sociedades del mundo, las mujeres son víctimas de la violencia. Sabemos que la violencia de género se da tanto en paises democráticos y que gozan de una situación social estable, como en los que están inmersos en un conflicto armado. </li></ul><ul><li>En situaciones de guerra, cuando los derechos humanos y el respeto a la vida son atacados, las mujeres sufren, además de los padecidos por toda la población – varones, niños y ancianos -, un tipo de violencia que se le añade por su condición de mujer </li></ul>
  2. 2. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>La vulnerabilidad de las mujeres está en relación con el hecho de que la población civil, cada vez más, se halla en medio de los combates, y que, por lo general, las mujeres tratan de preservar y asegurar la supervivencia de su familia día a día.
  3. 3. Son particularmente susceptibles de conocer la exclusión, la pobreza y los sufrimientos generados por el conflicto armado, cuando ya son objeto de discriminación en tiempo de paz. </li></ul>
  4. 4. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul>En algunos conflictos, cuando las mujeres son consideradas las depositarias &quot;simbólicas&quot; de la identidad cultural y étnica pueden sufrir ataques o amenazas dentro de su propia comunidad, si no cumplen ese papel. La violencia sexual como método de guerra, o la exigencia de que las mujeres tengan más hijos para reemplazar a los niños perdidos las vuelven particularmente vulnerables. </ul>
  5. 5. <ul>Situacion de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>Charlotte Lindsey, en un artículo para la revista internacional de La Cruz Roja, analizaba las distintas maneras que viven las mujeres en los conflictos armados
  6. 6. 1. Las mujeres que toman parte en las hostilidades
  7. 7. 2. La mujer como integrante de la población civil
  8. 8. 3. La violencia sexual contra las mujeres en los conflictos armados
  9. 9. 4 . Las personas desaparecidas y la viudez
  10. 10. 5. Las mujeres desplazadas
  11. 11. 6 . Las mujeres detenidas </li></ul>
  12. 12. <ul>Las mujeres que toman parte en los conflictos armados </ul><ul><li>Son muchas las mujeres que a lo largo de la historia han participado en las confrontaciones armadas. En España, por ejemplo, las milicianas empuñaron las armas durante la Guerra Civil.
  13. 13. Ni la condición de mujer, ni la de madre, lleva implícita una actitud pacifista.
  14. 14. Actualmente están participando en conflictos armados distribuidos por todo el mundo.
  15. 15. Otras se implican prestando apoyo en operaciones militares, aunque no porten armas.
  16. 16. Por último, hay mujeres que, en contra de su voluntad, se encuentran inmersas en mitad del conflicto, prestando muy distintas funciones, sufriendo represalias tanto de las fuerzas adversarias como de sus secuestradores. </li></ul>
  17. 17. <ul>Las mujeres que toman parte en los conflictos armados </ul><ul><li>“ Pese a estos ejemplos de participación voluntaria e involuntaria de las mujeres en el conflicto armado, sea como combatientes sea en funciones de apoyo, algunos países y culturas se niegan a aceptar la participación de la mujer en papeles de combatiente en sus fuerzas armadas. La mayoría de las mujeres experimentan los efectos del conflicto armado como parte de la población civil”.
  18. 18. Charlotte Lindsey </li></ul>
  19. 19. <ul>La mujer como integrante de la población civil </ul><ul><li>Como integrantes de la población civil, al igual que hombres, niños y ancianos, padecen las necesidades, atropellos y crueldades que generan las guerras </li></ul><ul><li>Irónicamente, muchas no huyen de los combates convencidas de que su condición de mujer las va a proteger. Sus familias, incluso, las dejan para que cuiden de los bienes y pertenencias.
  20. 20. “ Pero incluso estas mujeres, ancianas y, a menudo convalecientes, no se libraron del acoso ni de los ataques “
  21. 21. Charlotte Lindsey </li></ul>
  22. 22. <ul>La violencia sexual en los conflictos armados </ul><ul>“ La violación sexual, la prostitución forzada, la esclavitud sexual y el embarazo forzado son violaciones del derecho internacional humanitario y forman actualmente parte indiscutible del vocabulario de la guerra En muchos conflictos, las mujeres han sido sistemáticamente tomadas como blanco de violencia sexual -a veces con el objetivo político más amplio de realizar la depuración étnica de una zona o la destrucción de un pueblo -. Desde Bangladesh hasta la antigua Yugoslavia, desde el Berlín de la Segunda Guerra Mundial hasta Nanking, durante la ocupación japonesa, desde Vietnam hasta Mozambique, desde Afganistán hasta Somalia, las mujeres y las niñas han sido víctimas de la violencia sexual en los conflictos armados (algo que también es cierto para los hombres y los niños, aunque es menos lo que se sabe sobre la magnitud de este problema).” </ul>
  23. 23. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>“ Las mujeres de Pavarandó queremos y necesitamos darle a conocer al país y al mundo, nuestra voz, lo que estamos viviendo desde hace nueve meses y nuestras propuestas para transformar y ayudar a transformar esta situación.
  24. 24. Antes, nosotras no vivíamos en la violencia, éramos muy pobres pero vivíamos de la agricultura, la pesca, los animales domésticos en 49 comunidades del Atrato Chocoano y Antioqueño. Teníamos herramientas, medicinas, comprábamos lo que necesitábamos.
  25. 25. Cuando se agudizó la guerra empezó el bloqueo económico, y no nos dejaban salir ni a comprar comida. Ellos están interesados en nuestras tierras por lo del canal (Canal interoceánico al Pacífico) y por lo de los recursos de nuestro territorio (minerales y biodiversidad). Después empezaron los bombardeos desde los helicópteros y nosotros no estabamos en combate con nadie. Tuvimos que empezar a salir corriendo con nuestros hijos y dejar todo y escondernos varios días en el monte, en la selva.
  26. 26. A las mujeres que cogían las violaron, las mutilaron y destrozaron. A las mujeres paridas nos amenazaban para que saliéramos y nos fuéramos de nuestras casas. </li></ul>
  27. 27. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>Nos tuvimos que empezar a desplazar hacia Mutatá, caminando por el monte dos semanas o más. Muchas perdimos el contacto con familiares. No volvimos a verlos, ni a saber de ellos.
  28. 28. En el camino hubo alumbramientos, a los viejos y a los que se enfermaban la comunidad les ayudaba. La solidaridad era mucha; lo que alguno cogía para comer, lo repartía.
  29. 29. En Pavarandó vivimos la desidia del gobierno; los niños y niñas, los viejos y las mujeres paridas tienen su comida asegurada; los otros nos hemos quedado sin comida hasta dos semanas.
  30. 30. Ahora dependemos totalmente de afuera; no podemos trabajar en nada, no tenemos dinero para comprar lo básico…”
  31. 31. (Apartes de la Declaración de las Mujeres Campesinas de 49 Comunidades Desplazadas en Pavarandó-Uraba, Colombia. En 1997 se encontraban allí unas 6. 000 personas desplazadas.) </li></ul>
  32. 32. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>Ante ese dolor provocado por los conflictos armados, existe una respuesta activa que aboga por la resolución pacífica, por la búsqueda del diálogo y el rechazo a la violencia, encabezada por Asociaciones de mujeres que comprenden que ésa es la única manera de parar la muerte y dar opciones a la vida </li></ul>
  33. 33. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>“ Quiero plantear entonces aquí, no solamente cuál es la situación de las mujeres en medio de la guerra, sino también por qué el movimiento de mujeres en Colombia no cree en la guerra como opción, como un medio que justifica los fines, no creemos en la violencia como partera de una mejor historia para nuestro país, ni en el mundo, y por qué muchas mujeres y hombres en Colombia hemos optado por una posición ética que plantea la no violencia, la tramitación negociada de los conflictos, la lucha contra el armamentismo, el militarismo y el autoritarismo”
  34. 34. Martha Colorado </li></ul>
  35. 35. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>Gabriel García Márquez
  36. 36. Nobel Lecture, 8 December, 1982: “The Solitude of Latin America”, in Nobel Lectures in Literature 1981-1990, World Scientific Publishing Co., Singapore, 1994
  37. 37. A la opresión, a la explotación y al abandono, nosotros respondemos con la vida. Ni las inundaciones, ni las epidemias, el hambre y las catástrofes, ni siquiera las interminables guerras que han durado siglos, han podido vencer la fuerza incesante de la vida sobre la muerte. Es una ventaja que crece y acelera cada vez más: cada año las vidas que se encienden superan en más de setenta y cuatro millones las que se apagan, un número de nacimientos suficiente para multiplicar por siete cada año, la población de Nueva York. La mayor parte de esos nacimientos tienen lugar en América Latina. Al mismo tiempo los países más ricos siguen acumulando armas de destrucción capaces de aniquilar, más de cien veces, no sólo a todos los seres humanos que han existido hasta hoy, sino la totalidad de las criaturas que han respirado y respiran en este desventurado planeta. </li></ul>
  38. 38. <ul>Situación de las mujeres en zona de conflicto </ul><ul><li>En un día como este, mi maestro William Faulkner dijo: “Me niego a aceptar el final del hombre”. No sería digno de estar en este lugar que ha sido suyo, si no fuera plenamente consciente que la colosal tragedia que él se negó aceptar hace 32 años , es ahora, por primera vez desde el inicio de la humanidad, nada más que una simple eventualidad científica. Delante está esta aterradora realidad que parecía una mera utopía durante toda la historia de la humanidad. Nosotros, los inventores de fábulas, que podemos creer casi todo, tenemos el derecho a creer que no es demasiado tarde para comprometernos a construir la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie podrá decidir por los demás cómo tienen que morir. Donde el amor demostrará que la verdad y la felicidad son posibles, donde los hombres condenados a cien años de soledad tendrán todavía, finalmente y para siempre, una segunda oportunidad en la tierra. </li></ul>

×