CTM

Marta García
TEMA 18. LA ENERGÍA INTERNA DE LA TIERRA. SISMICIDAD Y VULCANISMO.

1) LA ENERGÍA INTERNA DE LA TIERRA.
...
CTM

Marta García

Tipos de deformaciones:
Como resultado del comportamiento de las rocas ante las fuerzas que actúan sobr...
CTM

Marta García

La energía liberada en el terremoto se propaga en forma de ondas sísmicas, que pueden ser de
dos tipos:...
CTM

Marta García

Distribución de los terremotos:
Los terremotos se producen a lo largo de los bordes de las placas tectó...
CTM

Marta García

-

Cambios en la conductividad de las rocas.
Microseísmos, que preceden a uno mayor.
Cambios en el comp...
CTM

Marta García

Las nubes ardientes están formadas por gases a elevadas temperaturas (varios cientos de
grados) que lle...
CTM

Marta García

c. Vulcaniano: Presentan lavas muy viscosas que se solidifican a medida que sale,
formando una costa qu...
CTM
-

Marta García
Deformación del suelo.
Variaciones en la temperature de la superficie terrestre y la gravedad.

Además...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Tema 18

658 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
658
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
384
Actions
Shares
0
Downloads
29
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tema 18

  1. 1. CTM Marta García TEMA 18. LA ENERGÍA INTERNA DE LA TIERRA. SISMICIDAD Y VULCANISMO. 1) LA ENERGÍA INTERNA DE LA TIERRA. El interior de nuestro planeta posee una energía elástica, que al liberarse genera terremotos, y una energía térmica, que se libera en forma de flujo térmico, y que provoca el vulcanismo y los movimientos de las placas tectónicas. Esta última energía, llamada energía geotérmica, proviene de dos fuentes diferentes: • Calor residual o remanente que se desprendió en los procesos de formación de la Tierra, y que conserva la Tierra desde su formación. • Desintegración de los materiales que poseen elementos radiactivos (uranio, radio, talio...). El calor interno terrestre varía según el gradiente geotérmico (1ºC/33m), y lo hace por procesos de conducción (en los sólidos), y convección (en los materiales fundidos). Dado que en el manto los materiales fundidos reciben calor desde su base, se forman corrientes ascendentes, y una vez que el material se enfría en su contacto con la corteza, vuelve a descender. Son las denominadas corrientes de convección, responsables de los movimientos tectónicos. 2) DEFORMACIONES DE LAS ROCAS: Las fuerzas que actúan sobre las rocas pueden ser de tres tipos: - Comprensivas: Son fuerzas convergentes. Distensivas: Son fuerzas divergentes. Cizalla: Son fuerzas paralelas que actúan en sentido opuesto. Las rocas se deforman al sufrir estas fuerzas, pudiendo comportarse de tres formas diferentes: - Comportamiento elástico: La roca se deforma al ser sometida a un esfuerzo, pero al cesar la fuerza, recupera su forma original. Comportamiento plástico: La roca se deforma, y al cesar la fuerza, permanece la deformación. Comportamiento frágil: La roca se rompe, sin sufrir apenas deformación plástica. Existen factores que provocan variaciones en el comportamiento de las rocas. - - La temperatura: El aumento de la temperatura hace que los materiales se comporten de una forma plástica. La presión de confinamiento, debida al peso de la columna de roca situada sobre ella. A medida que aumenta la profundidad, aumenta la presión y las rocas presentan comportamiento más plástico. Muchas rocas que en superficie tienen un comportamiento frágil, en profundidad se comportan como plásticos. Presencia de fluido (agua, petróleo): Generalmente facilita la deformación plástica al reblandecer los materiales y rebajar el punto de fusión. Intensidad y duración del esfuerzo: Una roca ante un esfuerzo moderado pero prolongado puede sufrir una deformación plástica, y ante un esfuerzo intenso y corto puede fragmentarse. 1
  2. 2. CTM Marta García Tipos de deformaciones: Como resultado del comportamiento de las rocas ante las fuerzas que actúan sobre ellas, las deformaciones resultantes son: - Pliegues: son ondulaciones de los materiales debidos a Deformaciones Plásticas de compresión. Diaclasas: son debidas a deformaciones frágiles en las que se produce rotura de los materiales, pero no hay desplazamiento de las partes separadas por la fractura. Fallas: son debidas a deformaciones frágiles en las que hay desplazamiento de los bloques separados por la fractura. Los elementos geométricos de una falla son los siguientes: - El plano de falla es la superficie o banda de deformación frágil o frágil-dúctil que separa los dos bloques contiguos. Los bloques separados por el plano de falla se denominan labios de falla. Cuando uno de los bloques queda hundido respecto al otro, se habla de labio elevado y labio hundido. El desplazamiento relativo producido entre ambos labios de falla es el salto de falla. La clasificación de las fallas se basa principalmente en los movimientos relativos producidos entre los bloques de falla: - En las fallas normales el movimiento es de separación (fallas distensivas) y el bloque hundido es por tanto el que descansa sobre el plano de falla. En las fallas inversas el movimiento es de acercamiento (fallas compresivas) y el bloque elevado es el que descansa sobre el plano de falla. Las fallas en dirección o de desgarre, presentan un movimiento lateral opuesto. Frecuentemente aparecen series de fallas normales escalonadas configurando zonas elevadas (Horsts o macizos tectónicos) y zonas hundidas (Grabens o fosas tectónicas). Por otro lado, un Cabalgamiento es un término utilizado para designar fallas inversas muy tendidas o con poco buzamiento. Los Mantos de Corrimiento son estructuras semejantes a los cabalgamientos, la diferencia es sólo de magnitud del desplazamiento (en éstos últimos el desplazamiento es de decenas de kilómetros). El manto en sí constituye un terreno alóctono (procedente de otro lugar), mientras que los materiales situados debajo se denominan autóctonos. 3) SISMICIDAD. Un terremoto es un movimiento vibratorio (liberación de energía en forma de ondas) en el interior de la Tierra, que se produce a consecuencia de los esfuerzos de compresión, distensión y cizalla generados por el desplazamiento de las placas litosféricas, fracturas corticales (fallas), o fenómenos volcánicos. Se denomina hipocentro o foco al punto del interior de la tierra donde se genera el terremoto, y epicentro, al punto más cercano de la superficie situado encima del hipocentro, donde el terremoto se registra con mayor intensidad. 2
  3. 3. CTM Marta García La energía liberada en el terremoto se propaga en forma de ondas sísmicas, que pueden ser de dos tipos: a) Ondas Profundas: se transmiten en el interior terrestre: - Ondas primarias (P): Son las más rápidas, por lo que son las primeras que se reciben en los sismógrafos. Al propagarse, las partículas de las rocas vibran en la misma dirección de la propagación de la onda. Se desplazan tanto en sólidos como en líquidos, pero su velocidad aumenta a medida que aumenta la rigidez de los materiales que atraviesa. - Ondas secundarias (S): Se propagan a menor velocidad, por lo que en los sismógrafos, se registran después de las ondas P. Al propagarse, las partículas de las rocas vibran perpendicularmente a la propagación de la onda. No se transmiten en los líquidos, sólo en sólidos (rígidos). b) Ondas superficiales: se originan en el epicentro y se desplazan sólo por la superficie de la Tierra, siendo las que originan las catástrofes. - Ondas Love: mueven el suelo horizontalmente y perpendicularmente a la dirección de propagación. - Ondas Rayleigh: se transmiten de forma análoga a las olas del mar. Las partículas se mueven describiendo elipses. Registro de los terremotos Las ondas sísmicas son registradas por los aparatos denominados sismógrafos, que se basan en la inercia de un péndulo que permanece inmóvil durante el seísmo. El péndulo lleva un estilete que dibuja la gráfica sobre un papel situado en un rodillo giratorio. La gráfica se denomina sismograma. La distancia de llegada entre las ondas P y S, permite calcular la distancia del foco. Intensidad y magnitud de un terremoto La intensidad de un terremoto refleja los efectos o la gravedad de los daños producidos por un terremoto. Se mide por la escala de Mercalli o la EMS-98, elaboradas en función de los daños originados, y basadas en parámetros algo más subjetivos, como las percepciones de las personas que los perciben. La escala de Mercalli tiene 12 grados, correspondiendo el grado I a un seísmo imperceptible, y el grado XII a una destrucción total. La magnitud de un terremoto es la energía liberada por éste. Para medir este parámetro se utiliza la escala de Richter. El valor mínimo es 0 y el máximo 10. Corresponde a una escala semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede significar un aumento de 30 veces más de energía liberada (un terremoto de magnitud 7 liberará 30 veces más energía que uno de 6 y 900 veces más que uno de 5). Es un parámetro objetivo. 3
  4. 4. CTM Marta García Distribución de los terremotos: Los terremotos se producen a lo largo de los bordes de las placas tectónicas. Pocos ocurren en el interior de las placas y en los márgenes pasivos. Se pueden distinguir en el planeta cuatro regiones sísmicas: - - - - Cinturón circumpacífico: Es donde ocurre el 68% de los terremotos. Se extiende alrededor de todo el océano Pacífico, afectando a las costas de Asia., Australia y América. Coincide con bordes de placas en subducción. La franja mediterráneo-asiática: Abarca las regiones costeras del Mediterráneo, sigue por Oriente medio, región del Himalaya e Indonesia. Coincide esta zona con el borde de contacto entre la placa euroasiática y las placas africana, arábiga e indicoaustraliana, que en algunas regiones se hace por colisión y en otras por subducción. Atlántico, Índico y Pacífico siguiendo las dorsales oceánicas: Coincide, por tanto, con los bordes de placas en expansión. Son terremotos de foco poco profundo que ocurren bajo el eje de las dorsales y a lo largo de las fallas transformantes. Una pequeña zona recorre el este de África siguiendo la región de los grandes Lagos y el mar Rojo. Con relación a España, el riesgo sísmico no es despreciable, debido fundamentalmente a la compresión que ejerce la placa africana contra la euroasiática. Se estima que la Península presenta un período de retorno de más de 100 años para terremotos de gran intensidad (más de 6 grados Richter). Las zonas de mayor riesgo sísmico en España son: - Andalucía oriental y Murcia. Zona noreste (Pirineos, Cataluña y Teruel). Zona Noroeste (Galicia y Zamora). Riesgo Sísmico y Planificación: El daño generado por un seísmo dependerá de factores como la cohesion de los materiales rocosos, la profundidad del hipocentro, la distancia al epicentro, la duración en intensidad del terremoto, y el diseño de las infraestructuras. Los riesgos asociados a seísmos son: - Licuefacción: en zonas de material poco consolidado saturado en agua, éste se comporta como un fluido incapaz de mantener las infraestructuras que haya sobre él. Seiches: grandes olas originadas en masas de agua continentales. Tsunamis: olas gigantes en el mar, que se originan por terremotos en el fondo marino, y se propagan a velocidades que pueden alcanzar los 900 Km/h. Deslizamientos de Tierra. a. Predicción. Aunque no pueden predecirse terremotos de forma inequívoca, los científicos han encontrado relaciones entre éstos y una serie de fenómenos naturales, que funcionarían por tanto como Precursores de los seísmos: - Aumento de las emisiones de radón del subsuelo. 4
  5. 5. CTM Marta García - Cambios en la conductividad de las rocas. Microseísmos, que preceden a uno mayor. Cambios en el comportamiento de los animals. Fractoluminescencia (emisiones de luz azul y roja por parte de mimnerales silicatados, como consecuencia de la relajación de los enlaces). Además de ésto, los científicos utilizan observaciones por satélite para detectar movimientos de las fallas, y estudian el registro histórico para determiner períodos de retorno. b. Prevención: Algunas de las medidas que pueden tomarse para reducir los daños generados, son: - Establecimiento de seguros. Planes de Protección Civil y Emergencias. Edificación antisísmica. Conducciones de gas flexibles. Establecer programas educativos para el riesgo sísmico.. Elaborar mapas de riesgo sísmico. Respetar la topografía y no edificar en taludes. 4) VULCANISMO. El vulcanismo hace referencia al conjunto de procesos relacionados con las erupciones volcánicas. Un volcán es una grieta o abertura en la superficie de la Tierra a través de la cual se escapa el magma. Como consecuencia de sucesivas erupciones, las lavas junto con los materiales piroclásticos se almacenan alrededor de la abertura formando un cono volcánico. En un volcán de se distinguen las siguientes partes: - Cámara magmática: Zona del interior terrestre donde se acumula el magma. Chimenea: Conducto por donde salen al exterior los materiales volcánicos desde la cámara magmática. Cráter: Orificio de salida al final de la chimenea. Cono volcánico: Montículo formado por la acumulación de los materiales que arroja el volcán. En el cono principal puede haber pequeños conos adventicios o parásitos asociados a chimeneas secundarias. Materiales que arrojan los volcanes: a) Gases: hidrógeno, vapor de agua, dióxido de carbono, monóxido de carbono, dióxido de azufre, ácido sulfhídrico, ácido clorhídrico y cloro. Los gases son el motor de las erupciones, ya que posibilitan el ascenso de otros materiales. A presiones elevadas, estos gases se encuentran disueltos en el magma, pero al disminuir la presión, se separan y son los primeros en alcanzar la superficie. 5
  6. 6. CTM Marta García Las nubes ardientes están formadas por gases a elevadas temperaturas (varios cientos de grados) que llevan en suspensión una masa densa de cenizas cuyo peso hace rodar a la mezcla ladera abajo incendiando y destruyendo todo lo que encuentra en su camino. Durante la fase de reposo, muchos volcanes emiten gases. Estas emanaciones gaseosas relacionadas con el vulcanismo, reciben el nombre de fumarolas. b) Lavas: son los materiales fundidos que salen por el cráter y se derraman sobre la superficie formando coladas. La lava es el magma que ha perdido los gases. La consistencia de las lavas depende del tipo de magma originario, distinguéndose dos tipos de lavas: ácidas y básicas. - Lavas ácidas: Contienen un elevado porcentaje de sílice (SiO2). Su temperatura es inferior a 1000 ºC, siendo lavas viscosas en las que los gases escapan con dificultad, por lo que originan erupciones violentas o explosivas. Su desplazamiento es lento y se solidifican pronto, cerca del cráter. - Lavas básicas: Son de temperatura elevada (1000-1200 ºC). Son lavas fluidas que contienen menos de 50% de sílice (SiO2). Al ser muy fluidas, salen al exterior con facilidad, dejan escapar los gases dando lugar a erupciones poco violentas o efusivas. Se desplazan de forma rápida a grandes distancias. Dentro de estas lavas están las lavas cordadas (pahoehoe) que presentan superficies onduladas debido a que su enfriamiento es superficial y en su interior los materiales fluyen dando lugar a tubos de lava, que quedan vacíos cuando el flujo cesa, y las lavas almohadilladas o pillow-lavas, que son las que salen por las dorsales oceánicas o erupciones submarinas. c) Piroclastos: Son fragmentos de roca lanzados al exterior por la presión de los gases. Según su tamaño se denominan: - Cenizas: Tamaño de polvo, pueden mantenerse en suspensión en la atmósfera largo tiempo. Lapilli: Tamaño de grava o guisante. Bombas volcánicas: Con tamaño desde un cm hasta bloques de grandes dimensiones. Tipos de erupciones volcánicas: La erupción de un volcán depende del tipo de lava. Dependiendo del tipo de erupción, los volcanes de clasifican en: a. Hawaiano: Con lavas muy fluidas (básicas) que se derraman en las erupciones dando lugar a extensas coladas y conos aplanados. Las erupciones son tranquilas, emitiendo gran cantidad de gases y escasa cantidad de fragmentos piroclásticos. b. Estromboliano: Las lavas son algo más viscosas que las de tipo hawaiano y tienen conos más elevados. En las erupciones ocasionalmente se producen explosiones con emisión de piroclastos. Stromboli en Sicilia. 6
  7. 7. CTM Marta García c. Vulcaniano: Presentan lavas muy viscosas que se solidifican a medida que sale, formando una costa que tapona el cráter y que tiene que ser destruida por las sucesivas erupciones. En las erupciones se producen fuertes explosiones y grandes cantidades de materiales piroclásticos mezclados con gases originando nubes de ceniza. Vulcano, Vesubio, Etna, Nevado del Ruiz. d. Peleano: Lava tan viscosa que solidifica en la chimenea del volcán, formando un tapón, que al ser empujado origina una cúpula o domo. Las erupciones son muy violentas. Mont Peleé en la isla de Martinica o el Santa Helena (EEUU). Distribución de los volcanes: Las áreas volcánicas coinciden en líneas generales con las áreas sísmicas, en los bordes convergentes y divergentes, aunque también existe vulcanismo de intraplaca debido de la existencia de Puntos Calientes. En España, aunque hasta finales del Carbonífero (hace unos 300 millones de años) hubo numerosas manifestaciones volcánicas, en la actualidad solamente existe actividad volcánica en las Islas Canarias, por lo que se puede considerar que no hay riesgo volcánico en toda la Península. Las manifestaciones volcánicas relativamente recientes están comprendidas entre hace 10 millones de años y 1,2 millones de años, ocurrieron en el sureste peninsular: Murcia, Campo de Calatrava, Cabo de Gata, Olot. Hay diversas teorías que intentan explicar el proceso de formación y evolución de las islas Canarias, pero ninguna de ellas se ha adoptado como la única y verdadera. Esta falta de consenso entre los expertos ha sido motivada por las especiales características geológicas y geomorfológicas que poseen las Islas, que se sitúan en una zona de intraplaca. La teoría más aceptada es la Teoría de los bloques levantados: Según esta teoría, las Canarias se formarían debido al choque entre la placa africana y la euroasiática, con un movimiento de compresión durante la orogenia Alpina. Con ello, se formaron cordilleras por plegamiento de materiales, como el Atlas en Marruecos, pero también se fracturó la corteza oceánica en algunos puntos más débiles, dando lugar al levantamiento de bloques que conformarían la base de cada una de las Islas. Posteriormente, al cesar el movimiento de las placas litosféricas, se originó el ascenso de magma a través de las fracturas o grietas que se habían formado entre los bloques. Riesgo Volcánico y Planificación: Los riesgos asociados al vulcanismo son fundamentalmente los corrimientos de tierra, las nubes ardientes y los lahares (coladas de barro). Además de ésto, se pueden generar terremotos, lluvia ácida, e incendios. a. Predicción. Entre los precursores volcánicos encontramos: - Actividad sísmica previa a la erupción, por el ascenso del magma. Emisiones de gases. 7
  8. 8. CTM - Marta García Deformación del suelo. Variaciones en la temperature de la superficie terrestre y la gravedad. Además, los científicos estudian el registro histórico para determinar los tiempos de retorno. b. Prevención. Algunas medidas que pueden tomarse para reducer los daños generados por el vulcanismo son: - Establecimiento de seguros. - Planes de Protección Civil y Emergencias. - Establecer programas educativos. - Elaborar mapas de riesgo volcánico. - Construcción de edificios adaptados. - Extraer el agua de presas cercanas. - Connducir los flujos de lava mediante diques. 8

×