Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

II. La alfabetización y sus alcances. Berta Braslavsky

13,495 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

II. La alfabetización y sus alcances. Berta Braslavsky

  1. 1. Enseñar a entender lo que se lee La alfabetización en la familia y en la escuelaPorBerta Braslavsky. Fondo de Cultura Económica. Primera edición: 2005. Este material es de uso exclusivamente didáctico. 1
  2. 2. ÍNDICEPrólogo………………………………………………………………………………………………….9Primera parte: La escritura y su comprensión………………………………………………………...15I. La escritura: orígenes y sistemas…………………………………………………………………….17II. La alfabetización y sus alcances……………………………………………………………………36III. El lenguaje escrito y los actos de leer y escribir...............................................................................41IV. La comprensión del lenguaje escrito………………………………………………………………48Segunda parte: Los métodos de enseñanza de la lengua escrita: revisión histórica………………….55V. Enseñanza, métodos y clasificación………………………………………………………………..57VI. Descripción de los métodos tradicionales…………………………………………………………67VII. Comprensión de la lengua escrita y nuevas tendencias para la enseñanza……………………….92Tercera parte: El continuum de la alfabetización y su especificidad en la escuela………………….103VIII. El concepto de alfabetización temprana………………………………………………………..105IX. La alfabetización temprana en la familia, el nivel inicial y el primer ciclo………….…………..114X. Importancia y especificidad del sistema de educación formal…………………………………….129Cuarta parte: La lengua escrita como construcción social y su enseñanza…………………………137XI. Hacia un modelo holístico, socioconstructivo, de la alfabetización temprana en la escuela…….139XII. Estrategias para la comprensión activa………………………………………………………….148XIII. Estrategias instruccionales al comenzar………………………………………………………..169XIV. Un modelo holístico de evaluación continua…………………………………………………...201Bibliografía…………………………………………………………………………………………...215 2
  3. 3. II. LA ALFABETIZACIÓN Y SUS ALCANCES DESPUÉS DEL LARGO PROCESO que culminó con la creación del alfabeto griego y los que asu semejanza se crearon en otras lenguas, la expansión de la escritura recorrió un largo, sinuoso,cambiante e inacabado camino. Pero para comprender cómo evolucionó la alfabetización convieneaclarar lo que se entiende por este término, que por primera vez se formuló a fines del siglo XIX y queen el presente suele ser ambiguamente usado en metáforas tales como "alfabetización científica otecnológica", "alfabetización musical", "alfabetización ecológica" y otras. Trataremos de recuperarloen su relación con la escritura, los actos de leer y escribir, y la comprensión de la lengua escrita. Al referirnos al concepto original de alfabetización tropezamos con la primera dificultad que losmismos expertos encontraban para su definición, que tampoco se aparecía en los diccionarios, nisiquiera en los especializados en educación. Tal vez por eso conviene aceptar la idea empíricamenteformada sobre la alfabetización según la experiencia del siglo XX, que se expresaría en términos de"una práctica elemental de la lectura y la escritura adquirida por las grandes mayorías" (Braslavsky;2004: 60). Es la experiencia que se obtuvo a través de la promoción de las campañas de alfabetizaciónrealizadas en algunos países, en ocasión de revoluciones o grandes cambios sociales, o también através de la acción de la UNESCO o la Organización de los Estados Americanos. Y, sobre todo, es laexperiencia de las jóvenes naciones de Latinoamérica, entre ellas Argentina, desde finales del sigloXIX. CÓMO EVOLUCIONÓ LA ALFABETIZACIÓN Si se adopta el concepto de alfabetización asociado a la expansión social de la lengua escrita, sepueden señalar algunos momentos significativos de su evolución. Algunos historiadores sugieren que, aunque todavía era dominante la oralidad, Grecia fue laprimera sociedad letrada del mundo como consecuencia del perfeccionamiento del alfabeto, eldesarrollo de la democracia y de la educación (Radwin, 1993). En Roma, al igual que en Grecia, se promovía la alfabetización para acrecentar el poder en elcumplimiento de funciones administrativas y políticas, como fue el caso de los censos, ya que lasnotaciones escritas en los archivos locales facilitaron la descentralización. Sin embargo, con la caídadel imperio, la alfabetización fue erradicada en tal medida que en el año 1000 sólo el uno o el dos porciento de la población europea sabía leer y escribir. Entre tanto, fuera de Europa se originó una fuerte tradición del libro en el Islam, mientras que enChina y en India seguía vigente la cultura escrita. En la Europa medieval sometida al oscurantismo, losmonasterios y las abadías de la Iglesia católica protegieron la escritura, pero de manera restringida.Poco se escribía o leía que fuera original y, además, los estilos ornamentales de los copistas solíandificultar la lectura de los textos que, por otra parte, estaban escritos en latín, muy alejado de la lenguavulgar. Hacia el año 1000 la alfabetización inicia lentamente su emergencia. El establecimiento de las universidades, la invención de la imprenta, el uso de la escritura paratransmitir la sucesión de ideas revolucionarias en el Renacimiento dieron lugar al desarrollo dehabilidades para una alfabetización analítica, creativa e inferencial que permitía comprender y evaluarideas nuevas y ponerlas en práctica aunque sólo un grupo de elites podía adquirir esas habilidades. A principios del siglo XVI, con la Reforma luterana, la alfabetización comienza a difundirse enEuropa, ya que en los países protestantes se estimula la lectura de la Biblia en lengua vernácula. Haciael 1700 se considera que el treinta o el cuarenta por ciento de la población europea sabía leer, aunquela alfabetización apenas servía para propósitos mnemónicos; la lectura era un laborioso proceso deidentificación de palabras o de letras. La Revolución Industrial con sus formas de producción y los avances de la democratizaciónampliaron la necesidad de leer y escribir, con gran énfasis en el siglo XIX. La enseñanza de la lecturay la escritura se extendió sobre todo en el último tercio de ese siglo, cuando se crearon los sistemasformales de educación por efecto de las leyes de educación pública. A partir de entonces se 3
  4. 4. sucedieron modelos en busca de la comprensión, dentro de los límites de la época, como lo veremosmás adelante. Así, miles de años después de la invención de la escritura y veinticinco siglos después de iniciadala alfabetización en Grecia, recién a fines del siglo XIX y comienzos del XX, se produce unsignificativo crecimiento popular de la alfabetización. Algunos autores se refieren a ese hecho como"un acontecimiento sin igual: el irresistible ingreso a la lectura de toda la sociedad" (Chartier yHébrard, 1994: 17). En la actualidad, si bien los datos muestran un decrecimiento muy importante del analfabetismo enlos países desarrollados se considera virtualmente eliminado, en términos absolutos éste llega ennuestros días a valores dramáticos con especial acento en ciertos países de Asia y especialmente deÁfrica y, aunque en menor grado, también en América Latina. A fines de la década del noventa, laUNESCO denunciaba que existían en el mundo cerca de mil millones de adultos que no sabían leer niescribir y que "cien millones de niños en edad escolar no tienen sitio donde aprender y amenazan conengrosar las filas de los adultos analfabetos del siglo XXI". En el año 2000 se elaboraron los lineamientos del Decenio de las Naciones Unidas para laAlfabetización que se desarrollará entre los años 2003 y 2012. El Decenio se basa en una "visiónrenovada de la alfabetización" que comprende a todos, gobiernos, comunidades, organismosinternacionales, y es para todos: trasciende las edades e implica asegurar niveles efectivos ysustentables (Naciones Unidas, 2000: 9). NIVEL MÍNIMO, FUNCIONAL Y AVANZADO Además de las diferentes tasas de analfabetismo entre continentes y entre países según el grado desu desarrollo, existen otras diferencias que no se advierten en las cifras estadísticas globales y quetienen que ver con los alcances de la alfabetización. Son las que se refieren a los niveles dealfabetización dentro de cada país, donde generalmente el mapa del analfabetismo coincide con elmapa de la pobreza y con las diferencias y las discriminaciones culturales. Ligada al poder desde su invención, el dominio de la escritura se transformó en un signo dedistinción social y cultural. Una gran distancia se estableció entre los que manejan la lengua escrita ylos analfabetos, que la ignoran. Entre unos y otros están los que saben leer y escribir con menosperfección y los que apenas descifran sin comprender el simbolismo de la escritura. Los investigadoresadmiten que en todos los países, incluidos los desarrollados, los programas de educación destinados ala población en general, es decir, a las mayorías, sólo se han propuesto cumplir con lo que sedenomina la alfabetización funcional. La alfabetización funcional es un concepto que se originó en Estados Unidos durante la PrimeraGuerra Mundial, cuando se comprobó que gran número de reclutas sabía leer pero en un nivel que noles permitía actuar como soldados efectivos. En la década del cincuenta, William Gray (1957) intentó una primera clasificación de los nivelesde alfabetización, diferenciando entre las normas mínimas de instrucción y la alfabetización funcional.Las normas mínimas comprendían técnicas rudimentarias para leer un pasaje fácil y firmar con elpropio nombre. La alfabetización funcional alcanzaba a quien fuera capaz de leer y escribir un párrafoen su lengua vernácula, escribir una carta con todos los requisitos formales y cumplir con sus deberescomo ciudadano. Para lograrla se necesitarían tres años de educación formal. En 1978, la UNESCOperfeccionó el concepto incluyendo dos condiciones: la habilidad en lectura y escritura y un dominiode las mismas que le permita al individuo cumplir con las exigencias de la vida social. Casi cinco décadas más tarde se han producido cambios trascendentes en cuanto a las expectativasen la alfabetización y para definir los niveles según criterios que suscitan nuevas reflexiones, a saber:la gran complejidad ocupacional en la sociedad posindustrial, la acumulación de información, quedificulta su procesamiento, y la consiguiente renovación de información. El nivel funcional, ahora, es el que permite leer textos simples, tales como artículos fáciles derevistas y periódicos barriales. El nivel de lectura avanzada se refiere ala capacidad de leer textosescritos de manera abstracta, con pensamiento crítico y manejo de recursos para resolver problemasprocesando información compleja. La lectura avanzada se vincula con nuevos conceptos sobre la comprensión que superan la meta dela comprensión pasiva ya perseguida por los pedagogos más esclarecidos de fines del siglo XIX. Se 4
  5. 5. trata del concepto muy evolucionado de la comprensión activa, en la que intervienen el autor, el lector,el texto y el contexto. Para alcanzar el nivel de lectura avanzada se requerirían once o doce años deescolarización. Recientes investigaciones realizadas en todo el mundo, incluida Argentina, demuestran grandesfalencias en la comprensión de la lectura en todos los niveles del sistema formal de educación. Portratarse de un problema pedagógico prioritario, lo consideramos como un eje central y privilegiado enel recorrido de este libro. 5

×