Successfully reported this slideshow.
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
DuocUC - Vicerrectoría Académica
Dirección de Formación General
PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL
____________________________...
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Diseno la etica
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Diseno la etica

1,243 views

Published on

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Diseno la etica

  1. 1. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Manual de Ética para el Diseño Prof. María Gabriela Huidobro S. Viña del Mar 2005 1
  2. 2. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ INTRODUCCIÓN DuocUC tiene por misión formar personas en el área técnico-profesional con una sólida base ética, capaces de actuar con éxito en el mundo laboral y comprometidas con el desarrollo del país. La singularidad funcional de su proyecto se expresa en una educación para el trabajo, basada en la enseñanza práctica, con énfasis de conocimientos aplicados y el desarrollo de habilidades y destrezas relacionadas con el ejercicio de un oficio determinado. Para DuocUC, la calidad de su formación consiste en la capacidad de aportar valor laboral, social y cultural a sus egresados. Dicho valor ha de expresarse en la productividad laboral de los mismos, cuya unidad de medida debe corresponder a la forma en que esa productividad sea reconocida. La expresión “competencias laborales” constituye el estándar que se ha impuesto en los diversos modelos de medición de productividad enfocados al desempeño concreto de un individuo en un contexto laboral determinado. Sin perjuicio de las competencias laborales específicas de cada disciplina, sector o actividad de la industria, ésta reconoce actualmente, también, un conjunto de competencias denominadas transversales o de empleabilidad, que apuntan al desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes generales que permiten y/o favorecen: a) el pleno desarrollo de la actividad profesional; b) la movilidad y la promoción laboral; c) la actualización y el manejo de herramientas para la reubicación y la autogestión profesional. Respecto al marco específico de las competencias de empleabilidad, DuocUC cuenta con programas de formación transversales. Entre ellos, el Programa de Formación General desarrolla en general las habilidades de relación, comportamiento y trabajo en equipo, y en particular la ética aplicada al trabajo y como competencia laboral. En dicho programa, el cuarto (tercer) curso de la secuencia formativa, “Formación General II”, trata de la ética aplicada a la profesión y tiene como objetivos transmitir y fundamentar las bases de una cultura profesional y una fisonomía ética concreta y específica que entiende al trabajo como medio de perfeccionamiento, plenitud y felicidad humana, atendiendo a las particularidades de aplicación de la ética en las distintas disciplinas que agrupan las carreras que imparte DuocUC. En el contexto señalado, la Dirección de Formación General ha impulsado la elaboración de estos Manuales de Ética con miras a entregar al alumno, y como apoyo a los actores del proceso de enseñanza aprendizaje del campo específico de su profesión y/o actividad, herramientas que les permitan un ejercicio profesional basado en la ética como parte integrante e inherente a la actividad propia que desempeñen, expresadas en competencias laborales. 2
  3. 3. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Cada Manual ayuda a discernir cómo se debe actuar éticamente frente a un dilema profesional, a partir de la realidad precisa de cada disciplina y/o área de trabajo de que se trate; entrega contextos reales que sirven de base para el desarrollo de destrezas de comportamiento; y considera a la ética una herramienta de despliegue positivo de actitudes personales en la actividad profesional, siguiendo principios objetivos, y que actualmente inciden e forma crítica en la n productividad. 3
  4. 4. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ I. El Diseño en Chile Durante las últimas décadas, el Diseño –tanto gráfico, como industrial, ambiental, digital y de vestuario- ha ido adquiriendo gran relevancia a nivel nacional. Considerando el desarrollo de Chile a nivel de integración internacional, que lo vinculan a los adelantos comunicacionales y al proceso de globalización, esta disciplina ha experimentado un notable crecimiento, tanto a nivel tecnológico, como laboral y académico. Muchas son las agencias que actualmente ofrecen servicios de Diseño, gran parte asociadas también al tema publicitario. No obstante, hoy en día ha surgido un gran número de diseñadores que han optado por ejercicio independiente de su profesión. Indistintamente de lo anterior, cada vez son más las empresas y personas que requieren de un diseñador profesional para las diversas áreas que esto supone, pues se ha llegado comprender el valor agregado que el Diseño aporta en los distintos productos como elemento diferenciador, otorgando con ello mayores y mejores oportunidades al momento de competir en el mercado nacional o internacional. El hecho de que con el correr del tiempo hayan nacido nuevas escuelas de diseño -a nivel técnico y profesional- y gran variedad de cursos especializados, refleja en parte, la necesidad que se tiene de esta disciplina en el mundo laboral, comercial e industrial. Por eso, en este mismo sentido, se exige a la vez un grado de perfeccionamiento y especialización mayor en materia de calidad del diseño, lo cual no sólo se espera a nivel de técnicas, sino que en el sentido profesional. Así, el buen diseñador no es sólo quien maneja los programas más avanzados en su materia, sino que quien logra utilizarlos con éxito, responsabilidad, criterio y lealtad hacia quien lo solicita. 4
  5. 5. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ II. El Diseño y la Ética Como disciplina, el Diseño se asocia fundamentalmente con el concepto de creatividad, reuniendo en éste tanto al aspecto estético como al funcional. Básicamente, consiste en dar forma estética a ideas concebidas en la mente. En este sentido, el aporte social que el Diseño puede realizar, no adquiere una connotación negativa. Es decir, el Diseño no debe ocuparse tanto en las restricciones éticas que pudiera tener, sino más bien en los aspectos positivos que puede aportar para mejorar la calidad de vida. De esta manera, no necesita detenerse en el “deber de no hacer”, sino más bien requiere desenvolverse creativamente en aquello “debe y quiere realizar”. Así podemos comprobarlo en las diversas áreas implicadas en el Diseño: El Diseñador Gráfico, en primer lugar, es quien logra dar una respuesta creativa e innovadora a la necesidad de las empresas modernas, a fin de otorgar una identidad a cierta imagen, mensaje o sitio que lo requiera. Un buen profesional de esta área debe ser capaz, en este sentido, de considerar el estado global actual de las comunicaciones y de los mercados, pudiendo crear soluciones cuyo lenguaje resulte comprensible, universal y adecuado además a los parámetros estéticos actuales. Por su parte, el Diseño de Vestuario desarrolla también una capacidad creativa en el área textil. Sin embargo, esto no sólo implica la producción y elaboración de productos innovadores en un sentido estilístico, sino también requiere la atención de las necesidades del mercado en cuanto a calidad y costos. El Diseñador Industrial sigue la línea de la creatividad orientada a la solución de problemas en el sector productivo relacionados a su ámbito propio. Considerando esto, es esta área, por sobre todo, la que relacio na íntimamente los requerimientos estéticos y utilitarios, pues en su interdependencia será capaz de hallar las respuestas necesarias para tener éxito en un sistema integrado de producción y mercado. En el caso del Diseño de Ambientes orienta la creatividad hacia el enriquecimiento estético y funcional de los espacios habitables –doméstico, público o laboral-, contribuyendo en forma directa y evidenciable al mejoramiento de la calidad de vida. Por último, la Ilustración Digital se encamina a interpretar ideas o conceptos que ofrezcan soluciones plásticas, estéticas, didácticas y técnicas en el campo de la expresión gráfica. Su objetivo último es, en este sentido, comunicar un mensaje o un contenido determinado a través de la realización y el desarrollo de imágenes. 5
  6. 6. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Así, podemos evidenciar como cada una de las ramas del Diseño hacen de éste una profesión intelectual y artística, cuyo ejercicio, de una u otra manera, influye directamente en la calidad de vida de las personas. Por eso, la capacidad creativa del diseñador resulta fundamental, aun cuando esta requiera imbuirse de otros dos importantes conceptos: innovación y desarrollo. El desarrollo, por una parte, exige al diseñador un perfeccionamiento sostenido de su producción, a fin de mantener y mejorar su posición o la de la agencia en el mercado, aumentando la competitividad y permitiendo la creación de diseños más novedosos y funcionales. La innovación, por su parte, permitirá al diseñador valorar el cambio como una oportunidad, a fin de superar lo que ya resulta obsoleto e improductivo. Así, a través de un trabajo sistemático, el diseñador será capaz de superar aquello que en su ámbito ya resulta obsoleto e improductivo, aportando nuevas ideas a su realización práctica, útil y viable. Después de todo, no debemos olvidar que un artista –como resulta ser todo diseñador- jamás se desvincula absolutamente de su obra. Por eso, todo aquello que cree, aun cuando en cierto sentido represente un concepto ligado al producto, refleja también parte de su identidad y esfuerzo. El artista es siempre capaz de expresarse a sí mismo, descubrir su propia personalidad y comunicarse con los demás a través de su obra. Así, un trabajo creativo e innovador es siempre espejo de quien lo ha concebido, y habla de sus capacidades y profesionalismo. Sin embargo, el diseño no se reduce a la misma dimensión artística que las Bellas Artes. Después de todo, no debemos olvidar que cuando hablamos de un diseñador, nos referimos a un profesional que combina en su trabajo el arte con l técnica. Por esta razón, la producción del a diseñador combina más bien el ámbito de lo útil y práctico, con el de lo bello y estético. Así, el Diseño se nos presenta como una profesión mucho más trascendente que la mera aplicación superficial de un determinado estilo o técnica, pues en su doble dimensión, funcional y estética, es capaz de orientarse no sólo a la provocación del placer visual, sino que también al mejoramiento de la calidad de vida. Por esta razón, el Diseño puede ser analizado desde una perspectiva ética, pues tanto el profesional implicado como los productos que realiza repercuten en otros, posibilitando su contribución en su mundo laboral y en un ámbito social. 6
  7. 7. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ III. Dilemas éticos recurrentes Como en todo ámbito profesional, en el mundo laboral de los diseñadores pueden presentarse diversas situaciones y problemáticas cuyo fundamento y solución, a la hora de tomar una decisión, deberá determinarse bajo una perspectiva ética. No obstante, no todos estos problemas son susceptibles de un mismo análisis, ya que pueden generarse en ámbitos y situaciones muy diversas. Así también, hay algunos casos recurrentes en un área específica del Diseño, y que por lo mismo deben ser evaluados por separado. Por esta razón, a continuación se presentan diversas situaciones y problemáticas que los mismos diseñadores han catalogado como recurrentes en su experiencia laboral, reunidas y clasificadas según su índole. Así por ejemplo, podemos identificar situaciones que resultan comunes tanto al Diseño como a otras profesiones, mientras algunas son dilemas específicos de esta profesión. Si bien cada una es digna de un análisis ético de sus causas, y de una propuesta de solución, éstas no representan más que una referencia genérica de los problemas que encierran. Después de todo, no debemos olvidar que en el ámbito de la ética, no existen recetas ni soluciones predeterminadas para los problemas reales del mundo laboral. Cada situación es distinta, en la medida en que las personas que participan de ella son siempre únicas, así como también lo son las circunstancias en que generalmente ocurren los dilemas éticos. No obstante ello, contamos con algunos criterios que pueden ayudarnos, a modo de guía, en la resolución de dichos dilemas. Considerando lo anterior, podemos revisar a continuación las problemáticas ya anunciadas desde una perspectiva analítica, que pueda otorgarnos algunas pautas útiles al momento de enfrentarnos a dilemas similares. 7
  8. 8. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 1. Acerca del Trabajo en Equipo Por lo general, y tal como ocurre con las obras de arte, todo producto que supone una creación resulta ser obra de una persona determinada. Así, se suele pensar que el ejercicio del Diseño resulta ser una tarea esencialmente autónoma. Sin embargo, si consideramos que muchos diseñadores trabajan en empresas o agencias, y que aquellos que lo hacen de forma independiente tienen, al menos, contacto con el cliente, podemos darnos cuenta de que, aun cuando un diseño –como producto- pueda pertenecer a una persona, el proceso por el cual pasa éste involucra t mbién a otros. Así, resulta fundamental que el a diseñador sepa trabajar en equipo. Consideremos especialmente a aquellos diseñadores que trabajan diariamente en una agencia o en una determinada empresa. En el caso del diseño gráfico, por ejemplo, las piezas son luego traspasadas, al menos, a imprenta. O en el caso del Diseño de Vestuario, no siempre quien concibe una pieza es quien finalmente la confecciona. Pero más allá de que los trabajos puedan ser compartidos a nivel de proceso o ejecución, los diseñadores enfatizan en la necesidad de saber trabajar en equipo como una forma de potenciación de la creatividad. En otras palabras, en lugar de considerar que el genio creativo es algo absolutamente personal y privativo, muchos diseñadores creen que la creatividad de uno se enriquece con la de otros, pues pueden complementarse, aportando entre los miembros del equipo. Así, en algunas agencias ocurre, por ejemplo, que el trabajo incluso se comparte, lo que implica que lo que uno empieza puede ser terminado por otro. Además, muchas veces se debe tener en cuenta que, cuando se trabaja para una agencia o empresa, los productos y diseños finales llevan el registro de ésta y no del autor real, por lo que pueden intervenir otras personas en su proceso. De ahí la importancia de estar dispuesto a trabajar en equipo y de compartir los resultados de un trabajo personal. Como todo profesional, el diseñador debe estar consciente de que su trabajo aporta al beneficio del grupo humano en el que se halla inserto y que, en ningún caso, lo anterior va en desmedro de su propio bien. Cuando se trabaja en una empresa, se buscan objetivos comunes y son éstos los que favorecen, finalmente, a todos los trabajadores involucrados. Pero ocurre en otros casos que, aun cuando sea sólo una persona la que se dedique a dar forma a un determinado concepto o idea, ésta puede estar abierta a recibir opiniones, críticas o sugerencias. Y es aquí que surge otra cualidad que el diseñador debe poseer: el trabajo en equipo implica también el saber escuchar las opiniones de los demás. El diseñador tiende a considerar bueno el resultado de su trabajo, pero como éste se mide en gran parte bajo parámetros estéticos, es mejor si cuenta con el punto de vista de los demás. 8
  9. 9. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Según la experiencia de algunos diseñadores, los estudiantes recién egresados tienden a caer en la subjetividad y consideran que todo o la mayoría de lo que hacen ha quedado bien. Sin embargo, la experiencia va otorgando un criterio más amplio y agudo, que permite evaluar con mayor altura de miras el resultado final. Después de todo, no basta con que un trabajo sea estéticamente bueno, sino que además debe ser funcional. Por eso, es aconsejable pedir asesoría a los demás y estar abierto a la crítica constructiva. La camaradería contribuye a la creatividad. 9
  10. 10. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 2. Acerca del Ambiente Laboral De las capacidades para trabajar en equipo, que mencionábamos en los casos anteriores, depende el ambiente laboral que se genere en el lugar de trabajo. Precisamente, cuando en una agencia o empresa los trabajadores son celosos de sus productos y se cierran a las críticas u observaciones de los demás, suele generarse un clima de tensión que, finalmente, acaba por afectar a los mismos diseñadores implicados. Un buen ambiente de trabajo no sólo implica un lugar cómodo donde pasar las horas. Más allá de la infraestructura de las oficinas o escritorios, el ambiente se crea en base a la atmósfera que se percibe. En un lugar de trabajo en el que los colegas y funcionarios mantienen un buen trato – basado en el respeto y la camaradería-, éstos mismos se ven beneficiados. Lo anterior ocurre en cualquier profesión, pero tiene una incidencia especial en el caso del Diseño. Si consideramos que para que un profesional de esta área logre óptimos resultados en su trabajo, necesita de cierta inspiración y de una buena cuota de creatividad, resulta indispensable que trabaje en un ambiente que propicie dicha actitud. Un ambiente de tensión o una atmósfera de rivalidades y envidias acabarán, en cambio, por menoscabar al diseñador, pues no se encontrará con la actitud necesaria para poder crear. Un buen ambiente de trabajo se constituye, finalmente en un elemento de motivación para el diseñador, quien podrá trabajar así con mayor agrado y dedicación. Por otra parte, en la medida en que se es parte de un equipo de trabajo con buenas relaciones laborales, se propicia la identificación del trabajador con su empresa, lo que repercutirá no sólo en beneficio de sí mismo, sino que del grupo al que pertenece. En este sentido, aquel trabajador que se identifica con su empresa, trabaja también para ella, asumiéndose un grado de compromiso y de lealtad tácitos desde ambas partes. Y esto puede resultar fundamental en ciertas ocasiones en las que dicha relación trabajador-empresa se ve puesta a prueba. Esto sucede cuando en ocasiones, ciertos clientes tienen preferencia por el estilo de uno de los diseñadores y lo tientan a trabajar a espaldas de la agencia. Por lo general, para un cliente puede resultar menos costoso trabajar de forma independiente con un diseñador, en comparación a los precios por contratar los servicios de la agencia o de la empresa. La decisión de participar de esto dependerá absolutamente del criterio del diseñador, quien debe considerar que, más allá de la oferta económica, el trabajo constante y seguro lo posee con la agencia. Pero es deber de la agencia hacer que dicho diseñador se sienta parte de ella y le sea leal en este tipo de casos. 10
  11. 11. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 3. Acerca de la Competitividad Aun cuando puede darse un buen ambiente al interior del equipo de trabajo, en ocasiones éste puede verse afectado cuando la competitividad entra en juego. Cierto es que nada de negativo tiene la competencia, en la medida en que fomente los deseos de superación y sea fuente de motivación para el perfeccionamiento. Sin embargo, muchas veces se corre el riesgo de que lo anterior llegue a un extremo, para pasar a transformarse en rivalidad pura. Algunos diseñadores reconocen que en sus mismas escuelas, cuando aún estaban estudiando, la competitividad y las rivalidades comenzaban ya a asomarse. Por eso es importante que, desde los inicios, un diseñador sea competitivo únicamente en sus deseos por ser el mejor, sin que para ello requiera perjudicar a los demás. Pero en el ámbito laboral también se da esta suerte de competencia, sobre todo cuando se trabaja para una agencia o una empresa. Y podemos comprobarlo en dos ámbitos fundamentales: en la captación de clientes y a nivel de originalidad. El primer caso suele ocurrir cuando surge la necesidad de ganar una cuenta o de mantener un cliente, lo que muchas veces implica el manejo de cierta información. Por ejemplo, en el caso del Diseño Gráfico y de la Ilustración Digital, las agencias suelen mantener información acerca de los productos que lanzará una determinada empresa, a fin de diseñar los envases, los afiches, la página Web o la imagen de dicho objeto. O para el caso del Diseño de Vestuario, una agencia puede manejar información acerca de una cadena de tiendas o de cierta colección que esté pronta a ser lanzada al mercado. En este sentido, los diseñadores a cargo de una cuenta o de un producto suelen ser muy cuidadosos con dicha información, velando especialmente por que ésta no sea conocida por otras personas ligadas al mundo del diseño y de la publicidad. De lo contrario, pueden ver afectada su relación con el cliente o la captación de éste, ya que otro diseñador o agencia puede entrar en competencia para obtener la misma cuenta. Motivados por estas razones, ocurrió en una ocasión, que una diseñadora fue despedida por tener familiares en una empresa que competía con el cliente de la agencia a la que ella pertenecía. Temiendo la agencia que esta diseñadora revelase información sobre el cliente, la despidieron como medida de resguardo. En este caso, podemos evidenciar el extremo cuidado al que puede llegarse por mantener reservada la información de un cliente. Sin embargo, aun cuando dicho respeto sea correcto, no debemos olvidar que las medidas de reserva no pueden caer en el extremo de la desconfianza, especialmente si se trata de los mismos trabajadores. Nuevamente, asoma aquí la necesidad de 11
  12. 12. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ trabajar en un ambiente laboral de respeto y compañerismo. Y esto implica además una cuota de confianza. En la medida en que un empleador confía en sus trabajadores, podrá contar con su lealtad. Se trata de una relación recíproca, que asegura el beneficio de todos los involucrados: de la agencia, del diseñador y del cliente. Mientras dicha relación se mantenga, el trabajo se optimizará, de tal manera que, más allá de entrar en un juego de rivalidades con otros diseñadores, el trabajo con los clientes se verá asegurado por las capacidades propias. Ésta es, precisamente, la sana competencia: aquella que vela por la superación de uno mismo, y no por el descrédito de los demás. En el segundo caso al que aludíamos –la competencia a nivel de originalidad- puede suceder que los deseos por ser el mejor lleven a algún diseñador a ser, en extremo, cuidadoso de sus creaciones. En este sentido, todo diseñador debe buscar siempre definir su propio estilo y dar una identidad determinada a aquello que crea, pero al mismo tiempo, re quiere confiar de sus propias capacidades. El hecho de que muchas veces deba exhibir sus trabajos o compartirlos con otros, no necesariamente lo perjudicará. Hablábamos antes del enriquecimiento de la creatividad cuando el trabajo se comparte con otros a nivel de opiniones. Sin embargo, algunos diseñadores temen que sus creaciones o su estilo sean imitados o copiados por terceros. Pero en tal caso, el dilema ético que se esconde tras el plagio recae sobre aquel que copia, y no sobre quien es imitado. Después de todo, el hecho de que una persona reproduzca el estilo o el trabajo de un diseñador, indica que este último se ha constituido en una buena pauta a seguir y que, efectivamente, ha sabido definir su identidad profesional. Por lo demás, siempre existirá la posibilidad de realizar el mejor trabajo, no sólo en relación a uno, sino que en comparación con los demás. Lo importante es trabajar con convicción y lealtad a uno mismo. Se trata, nuevamente, de competir por ser el mejor, a nivel de auto superación y en beneficio de todos. 12
  13. 13. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 4. Acerca de la Originalidad y la Autoría En relación al tema anterior, surgen los dilemas relacionados con la originalidad de los trabajos o productos creados y con los derechos de autor que se derivan de ello. Las copias se generan, precisamente, por esta competitividad, que obliga al diseñador a seguir aquellos modelos que han resultado exitosos, fenómeno evidenciable desde los años de estudio del diseñador. Ya hemos señalado, de todos modos, que cuando se forma parte de una empresa o de una agencia, los productos no llevan legalmente el nombre registrado de su autor real. En otras palabras, el producto no se reconoce legalmente como creación del diseñador que lo concibió, sino que forma parte de la empresa misma. En cambio, en el caso de un diseñador que ejerza en forma independiente, el registro de sus trabajos dependerá de su propia decisión, siendo realmente pocos los que se preocup an por legalizar la autoría éstos. La gran mayoría de los diseñadores admite que pocos se ocupan del ámbito legal de sus creaciones y que desconocen la existencia de Códigos Profesionales o Colegios asociados al diseño que legalmente fiscalicen los plagios en Chile1. En el caso del Diseño Industrial, existe una reciente ley sobre Propiedad Industrial que colabora en la protección del trabajo profesional. Regulada por la Subsecretaría de Economía, Fomento y Reconstrucción, la Ley 19.0392 establece normas aplicables a los privilegios industriales y protege los derechos de propiedad industrial sosteniendo en su artículo 1°, lo siguiente: “La presente ley contiene las normas aplicables a los privilegios industriales y protección de los derechos de propiedad industrial. Los referidos privilegios comprenden las marcas comerciales, las patentes de invención, los modelos de utilidad, los diseños industriales y otros títulos de protección que la ley pueda establecer”. Por esta razón, para el caso del Diseño Industrial, las creaciones o trabajos profesionales pueden ser debidamente patentados, a fin de evitar los casos de plagio o de imitación. Al respecto, el artículo 62 de la misma ley especifica: “Bajo la denominación de diseño industrial se comprende toda forma tridimensional asociada o no con colores, y cualquier artículo industrial o artesanal que sirva de patrón para la fabricación de otras unidades y que se distinga de sus similares, sea por su forma, configuración 1 Aún así, existe el Colegio de Diseñadores Profesionales de Chile, que agrupa a las especialidades Gráfica, Interior, Industrial, Paisajismo, Vestuario y Multimedia. 2 Véase “Anexos” 13
  14. 14. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ geométrica, ornamentación o una combinación de éstas, siempre que dichas características le den una apariencia especial perceptible por medio de la vista, de tal manera que resulte una fisonomía original, nueva y diferente. Los envases quedan comprendidos entre los artículos que pueden protegerse como diseños industriales, siempre que reúnan las condiciones de novedad y originalidad antes señaladas. No podrá protegerse como diseños industriales los productos de indumentaria de cualquier naturaleza”. Como ente regulador, en el caso del Diseño Gráfico y de la Ilustración Digital, sólo ejerce sus atribuciones en forma real, en Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria -CONAR- para los casos en los que el diseño se relaciona con la publicidad. En tales situaciones, CONAR hace valer el Código Chileno de Ética Publicitaria, vigente desde el 21 de abril de 2005, que en su artículo 14, sobre “Imitación y Plagio”, señala: Este Código protege la creatividad y la originalidad y condena los avisos que tengan como base el plagio o la imitación, excepto cuando la imitación sea comprobadamente un recurso creativo deliberado y evidente. Los avisos tampoco deberán imitar la forma, texto, lema comercial, presentación visual, música, efectos de sonido, etc. de otros avisos, de manera que pudiesen ocasionar perjuicios a los intereses y derechos legítimos del propietario del material publicitario o confundir al público. En el caso de avisadores internacionales, debe evitarse, toda imitación de material publicitario de marcas, productos o servicios competitivos que limite o impida su legítimo uso posterior en el mercado. El hecho de que en la práctica, la autoría de un diseño se regule casi de forma exclusiva para los temas publicitarios, radica en el trasfondo comercial de estos casos. La publicidad exitosa es la que obliga a los diseñadores a seguir una pauta determinada que asegure eficacia a los resultados de su trabajo. En cambio, cuando el diseño se desliga de la publicidad, tiene mayor libertad para crear, pues más allá de las exigencias económicas, debe ocuparse en responder a los parámetros estéticos y funcionales que se le soliciten. Sin embargo, más allá del ámbito legal, existe un cierto código ético implícito en la conducta del diseñador y que dice relación con la probidad en materias de originalidad y autoría. Se trata de un problema ligado a los principios de lealtad, honestidad y justicia. Por esta razón, el cuidado por las creaciones propias y por el manejo de la información del producto y del cliente, debe constituirse en preocupación fundamental del profesional del Diseño, independientemente de la existencia de reglamentos legales al respecto. 14
  15. 15. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Precisamente por esta carencia, los casos de plagio se dan sobre todo a nivel de modelos internacionales. Son recurrentes los casos en los que se imita un estilo de creaciones que han resultado exitosas en el extranjero. Pero el plagio y la imitación también pueden darse a nivel nacional. Sin embargo, como ya señalábamos, más que la copia explícita de un diseño, se imitan los estilos y los conceptos exitosos. Frente a esto, el único mecanismo de defensa del diseñador es su propia creatividad y su calidad profesional, que le permitirán distinguir su obra frente a aquellas que la imitan. No obstante, los diseñadores entrevistados no condenan la imitación de algunas tendencias, en la medida en que éstas sólo sirvan como guía general o como influencia de estilo. Esto, ya que aun cuando pueda haber creaciones similares, nunca serán idénticas. “Todos los días son distintos y cada producto también lo es. Esto permite que diariamente puedan pensarse ideas creativas y novedosas”. 15
  16. 16. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 5. Acerca de la relación con el cliente Al hablar anteriormente de originalidad y autoría, también nos referíamos, de manera necesaria, a la creatividad. Como ya hemos señalado, el diseño implica dar forma a un determinado concepto o idea. Sin embargo, la mayoría de las veces, esa idea no proviene únicamente del diseñador, sino de quien contrata sus servicios, es decir, del cliente. Es aquí cuando pueden surgir ciertos dilemas y limitantes para el desenvolvimiento pleno de la creatividad. El cliente, precisamente, es quien determina lo que quiere o como desea que algo funcione, y es el diseñador quien debe dar una “bajada” o forma a dicha solicitud. Sin embargo, dicho requerimiento define las bases a partir de las cuales el diseñador debe crear, guiado por un objetivo igualmente determinado según las expectativas del cliente. Pero son estas exigencias las que obligatoriamente fijan un camino a seguir, otorgando una pauta sobre la cual actuar. Así, el diseñador contratado para un trabajo específico, jamás tiene libertad absoluta o posibilidades totalmente indeterminadas para comenzar a crear. De esta manera, la creatividad puede verse restringida sobre todo si un cliente posee una idea muy clara de aquello que desea y que no necesariamente resulta ser, a juicio del diseñador, una idea de éxito seguro o de buen gusto. Frente a esto, el diseñador se encontrará con un dilema bastante común: el deber de cumplir con las expectativas del cliente y la necesidad de ejecutar un buen trabajo, tanto en el sentido funcional como en el estético. Por eso, la mejor relación que puede entablarse entre el diseñador y su cliente se da en la medida que este último sólo realiza una petición y es el diseñador el que otorga forma a la idea o concepto original. Pero cuando las exigencias son más limitantes, las posibilidades de acción pueden darse en dos direcciones: En primer lugar, hay quienes optan por trabajar solos durante el proceso creativo, para reunirse con el cliente sólo cuando se tenga una propuesta que pudiera convencerlo y que intente dar solución a los problemas presentados en un inicio. Esta opción resulta beneficiosa en el sentido de que, en palabras de un diseñador, “siempre es posible sorprender al cliente con algo que no se esperaba”. Sin embargo, puede resultar contraproducente en caso de que el cliente lo rechace, precisamente por no ser lo que había imaginado en un inicio. En tal caso, el diseñador corre el riesgo de haber caído en gastos económicos y de tiempo por crear un diseño que el cliente descartará. En vista de esto, hay quienes prefieren trabajar en contacto permanente con el cliente, aun cuando esta opción comprometa la creatividad por la seguridad. Sin embargo, esto también puede 16
  17. 17. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ resultar ser un arma de doble filo, ya que puede ocurrir que un cliente critique una idea cuando ésta recién está siendo creada, acabando con ella antes de que haya adquirido su forma final. Básicamente, el dilema ético radica aquí en el deber profesional de un diseñador, que en este caso debe responder a satisfacer las expectativas de quien lo ha contratado. Por eso, la solución intermedia parece ser la más viable. La necesidad de cumplir con el cliente no debe ser del todo opuesta a la posibilidad de realiza r un buen trabajo. Esto, porque el problema es arriesgar el prestigio por cumplir con la demanda del cliente o arriesgar la relación con este último si no se cumple con lo que él solicita. Lo que ambos –diseñador y cliente- deben intentar, es encontrar una respuesta integral. Para eso, se requiere apertura por parte de ambos, pero principalmente se necesita de la creatividad del diseñador para cumplir con los requisitos mínimos solicitados y darles una forma estéticamente aceptable. Por último, puede resultar aconsejable realizar más de una propuesta. Aunque esto implique más horas de trabajo, al final resultará incluso un ahorro de tiempo, pues puede darse la posibilidad de que el cliente acepte más fácilmente una de dichas propuestas, antes que estar esperando cada cierto tiempo una nueva idea que tal vez rechazará. En relación al tema del tiempo y del esfuerzo implicados en un trabajo, asoma también un segundo dilema, que pese a no ser exclusivo del Diseño, resulta ser bastante frecuente. En diversas ocasiones, ocurre que el cliente no tiene los conocimientos básicos relativos a la calidad del diseño, y precisamente por eso confía esta labor a un profesional en la materia. Y es por este mismo desconocimiento, que confía ciegamente en aquello que el diseñador le presenta, pues no cuenta con los criterios técnicos para saber si el producto final resulta ser un buen trabajo. Incluso, en algunos casos el cliente tal vez se conforme con el primer boceto que se le presenta, sin que haya sido la intención del diseñador presentar dicha propuesta como trabajo final. Y aquí entrará en juego la lealtad del profesional hacia sí mismo y en relación al cliente, pues éste podría perfectamente aprovecharse del desconocimiento del cliente, contentarse con su conformidad y cobrarle por dicho boceto. Se trata de la confrontación entre la autoexigencia profesional contra la “ley del mínimo esfuerzo”. Frente a este problema, resulta ser que no habrá otro factor de exigencia que la que el mismo diseñador se imponga. Se trata c laramente de un dilema ético cuya única solución nace de la conciencia del profesional y de su calidad como tal. Los deseos de superación, las ansias de perfeccionamiento y la prolijidad son características que deben nacer del mismo diseñador. No está de más decir que, finalmente, el cliente no sería el único perjudicado con una actitud conformista por parte del diseñador, ya que éste, a fin de cuentas, verá incluso menoscabadas sus capacidades de creatividad e innovación. El hecho de “cumplir” simplemente con lo que el cliente 17
  18. 18. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ solicita, muchas veces guarda relación con realizar un proyecto tradicional, limitado a parámetros preexistentes y tradicionales, y a estilos siempre utilizados. Y al seguir esta tendencia, el diseñador perderá el hábito de innovar y de auto superarse, habilidad necesaria para mantenerse vigente en un medio altamente competitivo, como resulta ser el ámbito del Diseño. Por último, los dilemas surgidos por el desconocimiento del cliente o por el conformismo del diseñador, tienen también consecuencias económicas. Así, por ejemplo, hay quienes cobran más de lo que deberían por un trabajo básico, precisamente porque el cliente no posee los criterios necesarios para saber cuanto vale efectivamente la labor realizada por el diseñador o cuanto tiempo invirtió este último en efectuar su trabajo. Nuevamente, se nos presenta un dilema puramente ético, cuya solución es de la misma naturaleza. Ella se relaciona con la integridad del profesional del Diseño, en cuanto éste debe ser honesto, justo y leal con quien ha confiado en sus capacidades. 18
  19. 19. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 6. Cuando los valores están en juego Revisábamos antes los problemas que pueden surgir cuando un cliente solicita al diseñador un trabajo que, en la opinión de este último, no resulta ser una buena idea, ya sea en el ámbito estético como en el funcional. Sin embargo, las exigencias o diferencias con el cliente no se agotan en aquellas que tienen relación con la forma, sino que los dilemas pueden incluir los de fondo o de contenido. Puede ocurrir así que alguien requiera de los servicios del diseñador para dar forma a una campaña o a un mensaje que no se correspondan con los valores de este profesional. Así puede suceder, por ejemplo, con campañas que han resultado polémicas, como algunas relacionadas a temáticas de sexualidad. Ha sucedido también, históricamente, con algunos modelos, prendas o estilos en el ámbito del Vestuario. O bien, en el caso de un diseñador de ambientes o industrial, éste puede verse enfrentado a la posibilidad de realizar un trabajo que repercutirá negativamente en el entorno de algunas personas. En tales casos, el dilema no se centra tanto en el trabajo mismo del diseñador, es decir, en la ejecución o desempeño de su labor, sino en las repercusiones que ésta tendrá. Se trata de un problema ético bastante serio, por cuanto afecta, por una parte, a la integridad del profesional y, por otro lado, a los usuarios y personas que tengan contacto con dicho diseño. Nuevamente nos encontramos aquí con un problema que muchas veces puede ser tratado sólo desde el ámbito de la ética. Considerando que las leyes nacionales protegen en gran parte la libertad de expresión, pueden ser muchos los casos en los que la censura debe pasar sólo por el criterio del mismo diseñador. Para ello, precisamente, deberá contar con la certeza de sus propias creencias y principios, y con la confianza de que éstos deben ser respetados. Por otra parte, un diseñador jamás debe olvidar que su labor va destinada a un público amplio y heterogéneo, compuesto por personas cuyas creencias y principios también deben ser respetados. Este último argumento cobra mayor evidencia aun cuando el dilema se centra en diseños ambientales o industriales. En estos casos, la labor del diseñador debe siempre orientarse a mejorar el entorno del usuario y de todos aquellos que tengan contacto con su trabajo. En este sentido, el diseñador debe siempre tomar en cuenta el impacto real que su labor puede tener sobre las personas, tanto en el aspecto físico, como en el espiritual y psicológico. Sin embargo, muchos diseñadores señalan que, en la práctica, prefieren abstraerse de estas preocupaciones. Después de todo, afirman, la responsabilidad principal sobre un diseño no recae en quien le da forma, sino en quien ha concebido su contenido. Y esta persona resulta ser generalmente, el cliente. 19
  20. 20. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Por otra parte, la decisión se torna aun más difícil cuando el diseñador pertenece a una agencia o a una empresa determinada, pues en dicho caso, la decisión de aceptar un determinado proyecto no depende de su iniciativa. Como empleado, el diseñador deberá cumplir con las labores y proyectos que su agencia o empresa le destinen. Y en este caso, el diseñador suele abstraerse, como en la situación anterior, de la responsabilidad que le cabe. Sea cual sea el caso, el diseñador no debe olvidar que, éticamente, posee una responsabilidad profesional. Independientemente de que la idea no sea suya, y de que él sólo sea quien da forma a un concepto predefinido, lo cierto es que participa sustancialmente de la concretización de dicha idea. Después de todo, la efectividad y las repercusiones que un mensaje o producto tengan en el medio, dependerán casi por completo del trabajo del diseñador. Por último, no debemos olvidar que, como en toda profesión, el trabajo es producto y reflejo de quien lo ejecuta. En el caso del Diseño, el producto creado por un profesional no sólo consta de forma, sino también de fondo y contenido, y éstas van estrechamente vinculadas. Por eso, un diseño no sólo hablará de la originalidad o del buen gusto de su creador en parámetros estéticos, sino también de las ideas, conceptos o mensajes que dichas formas simbolizan. Y éstas no son otra cosa que parte de la calidad profesional, e incluso personal, de su diseñador. 20
  21. 21. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 7. Acerca del diseño publicitario El dilema recién presentado resulta ser especialmente recurrente en las situaciones en que el diseño adquiere fines publicitarios. En tales casos, suelen presentarse dos dilemas fundamentales. El primero de ellos dice relación con la posibilidad de relacionarse con prácticas empresariales y publicitarias poco éticas, como ocurre con la publicidad fraudulenta. Pese a que esto es controlado por el Consejo de Autorregulación y Ética Publicitaria –CONAR-, el asunto pasa especialmente por un dilema ético. Después de todo, CONAR regula a la publicidad misma, pero no atiende específicamente al rol ni a la responsabilidad que le competen al diseñador. Por eso, nuevamente, estará en el criterio del diseñador el apoyar un mensaje con conocimiento de sus implicancias éticas. El diseñador no puede abstraerse del todo y pensar que el problema es ajeno a él, pues su trabajo facilita la llegada de un mensaje engañoso. El segundo problema que puede generarse cuando el diseño adquiere carácter publicitario versa sobre el contenido de un mensaje, que puede resultar ofensivo para algunas personas, o que simplemente, como decíamos antes, puede contravenir los principios y valores del propio diseñador. Existen muchos casos conocidos por las polémicas generadas a raíz de algún diseño que resultó ofensivo para ciertos grupos de personas. Así ha sucedido, por ejemplo, con algunas campañas publicitarias de las marcas de ropa Benetton y FES 3. Problemas como los mencionados sugieren diversas interrogantes: ¿Debe primar la libertad de expresión absoluta? ¿Cuáles deben ser los límites que rijan la creatividad del diseñador o del publicista? ¿Son los derechos del autor los que deben primar por sobre los del usuario? ¿O es el usuario quien tiene derecho a dictar las pautas sobre la creatividad del autor? Para dar respuesta a estas interrogantes, desde una perspectiva ética que considere a todos los afectados por esta problemática, debemos comenzar por definir algunos conceptos fundamentales. Así, empezaremos por referirnos a la libertad de expresión como la capacidad o facultad que posee toda persona para manifestar, comunicar o difundir a los demás lo que su mente posee (pensamientos, ideas y opiniones), en forma libre y sin que nada ni nadie pueda interferir en ello. Es decir, sin que exista coacción, presión o censura alguna (Leitao, F.). Por esta razón, al hablar de libertad de expresión, entramos en el campo del diseño, cuya facultad, precisamente, es dar forma creativa a una determinada idea o concepto que posee en su mente. 3 Véase el capítulo intitulado “Casos emblemáticos”. 21
  22. 22. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Por su parte, el término censura hace referencia a la forma de control previo a la difusión de ideas, opiniones, informaciones y, en general, de todo mensaje que sea emitido a través de un medio de comunicación masivo o social. Persigue que el mensaje no pueda ser producido por su emisor o fuente, impidiendo su revelación (Ídem). Es en este ámbito que entramos a los problemas relacionados con el diseño publicitario. Considerando lo anterior, resulta lógico preguntarse acerca de los límites que pudieran restringir la labor creativa del diseñador, especialmente en términos de censura cuando su labor afecta negativamente a otros. Al respecto, en términos legales, no existe un código del diseño que determine dichas limitantes, así como tampoco lo hace de forma explícita el Código de Ética Publicitaria de Chile. Los únicos artículos de dicho cuerpo que tienen cierta relación con este dilema, señalan lo siguiente: “Los mensajes no deben inducir a realizar o apoyar actos de violencia en cualquiera de sus manifestaciones, ni sugerirán que con su utilización podrán obtenerse ventajas o beneficios” (Artículo 3, “Violencia”). “Los avisos serán respetuosos de las normas de seguridad, a menos que exista una razón justificable en el terreno educacional o social para exhibir prácticas peligrosas o de riesgo. Debe tenerse especial cuidado en los avisos dirigidos hacia o representando a niños o jóvenes. La publicidad evitará incitar comportamientos que puedan resultar nocivos para la salud mental o física de personas o animales. La publicidad no incitará ni alentará comportamientos que perjudiquen el medio ambiente” (Artículo 16, “Seguridad, salud y medio ambiente”). Por otra parte, la Constitución Política de Chile se refiere en términos generales, a la libertad de expresión y de conciencia, aunque indicando inmediatamente sus restricciones respectivas. Así, el número 6 de su artículo 19, asegura a todas las personas: “La libertad de conciencia, la manifestación de todas las creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden público”. Mientras, el mismo artículo, en su número 12, dispone que: “La Constitución asegura a todas las personas l libertad de emitir a opinión y la de informar, sin censura previa, en cualquier forma y por cualquier medio, sin perjuicio de responder de los delitos y abusos que se cometan en el ejercicio de estas libertades, en conformidad a la ley, la que deberá ser de quórum calificado”. 22
  23. 23. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Considerando estos puntos, podemos evidenciar una particularidad intrínseca a todo derecho, que siempre implica, en su correspondencia, un deber. Así, mientras la constitución resguarda la libertad de pensamiento y la libertad de expresión, exige al mismo tiempo que dichas libertades sean bien ejercidas. Y ello implica, entonces, que la libertad no es la capacidad de realizar lo que uno desee sin límite alguno, sino que supone el ejercicio responsable de dicha facultad, atendiendo no sólo a los deseos propios, sino que también considerando a los demás. No quiere decir esto que los límites de la libertad se impongan según “donde empieza la libertad del otro”, pues dichos términos no podrían precisarse. Más bien, debemos entender que podemos hablar de libertad tal una vez que ésta se ejerce a conciencia y buscando un verdadero beneficio. El hacer lo que uno quiere sin consideraciones no es propiamente libertad, pues no hay uso razonado y conciente de nuestras facultades o de aquello que realmente nos conviene. No obstante, algunas polémicas en el ámbito del diseño publicitario no han sido juzgadas ni sancionadas por la ley. Y ello no necesariamente quiere decir que el diseño haya sido aceptado por todas las personas. El que la ley no se manifieste en alguna causa no significa siempre que en dicho caso no haya un problema ético. Si un grupo de personas se considera agredida por un mensaje o por una imagen, hay en ese caso un dilema ético, independientemente de su situación legal. Y la solución a dicho dilema deberá encontrarse, entonces, en el ámbito de la ética. En este sentido, las responsabilidades y soluciones recaerán sólo en el criterio del diseñador. Por esta razón, es necesario que el diseñador siempre tenga en cuenta las responsabilidades propias de su profesión, que guardan relación no sólo con la forma y la estética, sino con el contenido de su trabajo, que siempre impactará en otros. La necesidad de asumir esta responsabilidad adquiere mayor importancia al considerar que muchos diseñadores realizan un trabajo específico, sabiendo de antemano que provocará determinadas reacciones. Pero, precisamente, se comprometen con el proyecto porque saben que la polémica y las posibles demandas serán una buena publicidad para sí mismos. Finalmente, dicen, el producto publicitado pasa a un segundo plano y es el diseño publicitario el que queda en la memoria de la gente. Por otra parte, algunos diseñadores excusan esta conducta argumentando que muchas veces se debe actuar con frialdad, sacrificando a algunos que resultarán ofendidos, en pro del público objetivo al que se dirigen. Volvemos, entonces, al dilema ético relativo a la responsabilidad profesional. Después de todo, no podemos olvidar que el diseñador no sólo debe asumir un compromiso con su cliente, sino que también debe aceptar una responsabilidad social intrínseca a su profesión. 23
  24. 24. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Además, todo buen objetivo debe ser alcanzado a través de medios lícitos. Aquel diseñador que busca fama a través de la polémica, la adquiere sólo en un ámbito técnico, pero en ningún caso, a nivel profesional y personal. 24
  25. 25. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 8. Acerca del llamado “diseño ecológico” Para el caso del Diseño de Ambientes y, más aún, del Diseño Industrial, podemos encontrar situaciones que asimismo pueden llevar al profesional a enfrentar un proyecto con sus principios o valores. Común se ha vuelto en este sentido el término “diseño ecológico”, que aunque recientemente ha pasado a ser una especialidad profesional, hace también referencia a algunas competencias específicas de las áreas antes mencionadas. En este sentido, debemos recordar que ambas especialidades –ambiental e industrial- buscan en su ámbito específico dar soluciones a ciertos problemas y necesidades de la persona a través de diseños que repercuten en el espacio y el ambiente. En el caso del Diseño Industrial, su actividad se orienta a crear proyectos que solucionen problemas del sector productivo, mientras que el Diseño de Ambientes lo hace para dar respuesta a necesidades relativas a los espacios habitados u ocupados por el hombre. Por esta misma razón, cabe cuestionarse acerca de la responsabilidad profesional de estas especialidades, en cuanto la manipulación que ejercen sobre el espacio, el ambiente o los objetos, repercute en otras personas. En este sentido, muchas veces pueden oponerse las necesidades técnicas o tecnológicas a aquellas ecológicas, pues en algunos casos ocurre que el impacto ambiental puede constituirse en una limitante para la creatividad del diseñador. Así, algunos diseñadores consideran que el hecho de desarrollar su trabajo dentro de ciertas reglas y límites, restringe las posibilidades de ejecutar un trabajo creativo, libre y con perspectivas de futuro. Se trata, nuevamente, de un dilema ético, por cuanto puede presentar una problemática moral para el diseñador, quien, en base a su criterio profesional, deberá decidir entre hacer primar sus intereses técnicos o económicos, o bien su responsabilidad social como diseñador. Así lo da a entender el diseñador Jorge Frascara, extendiendo dicha responsabilidad no sólo al Diseño Industrial y de Ambientes, sino que a las demás especialidades: “La calidad del medio ambiente es una de las responsabilidades sociales del diseñador. Nuestra vida urbana está rodeada de diseño arquitectónico, industrial y gráfico (…) la tapa de un libro, por ejemplo, reproducida cinco mil veces, expuesta en vidrieras, depositada sobre cinco mil mesas en cinco mil casas, reproducida en millones de diarios, miles de piezas promocionales y cientos de posters, ejerce una presencia que, si bien es efímera, tiene una increíble capacidad de influir en la calidad de nuestro ambiente". (Frascara, 1994) Después de todo, el diseñador no debe olvidar que su calidad profesional no se mide sólo bajo parámetros técnicos, sino que implica también el cumplimiento de los objetivos propios de su profesión. En el caso del Diseñador de Ambientes y del Diseñador Industrial, parte de su calidad 25
  26. 26. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ se mide en razón de la solución que logre dar a una determinada problemática. Y dicha solución debe intentar ser lo menos agresiva para el medio ambiente, buscando compatibilizar el desarrollo industrial o ambiental del producto con la minimización de su repercusión ecológica. Incluso, el diseño puede en este sentido, contribuir a solucionar ciertos retos medioambientales. En otras palabras, no se trata sólo de una responsabilidad en el sentido negativo –de aquello que no debe hacerse- sino que adquiere también una perspectiva positiva, en base a las formas que el diseño tiene para contribuir al entorno y a la sociedad a través de su trabajo. Después de todo, debemos recordar que es un derecho básico de las personas, suscrito en la misma Constitución Política, el siguiente: El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza. (Artículo 19, número 8) Las competencias ecológicas que debe adquirir un diseñador implican no sólo el cuidado por el entorno natural, sino que el respeto por el medio ambiente humano y social. De ahí la importancia de que el diseñador tome en cuenta el contexto sociocultural en el que su producto se insertará, a fin de identificar las variables que incidirán en el impacto de su diseño. Finalmente, no debemos olvidar que el diseño debe estar al servicio de bienes superiores a sí mismo. Es decir, el diseño no debe buscar su perfección sólo en sí, sino que en razón del beneficio personal y social que pueda producir. Por eso, en el ámbito industrial y ambiental, debe siempre orientarse a satisfacer necesidades reales, y no ciertas modas o necesidades creadas en forma artificial, pues ello puede repercutir nocivamente en la sociedad y en el medio ambiente. Algunos diseñadores enfatizan en ciertas claves que pueden ayudar a procurar estos objetivos, velando por cumplir con las responsabilidades profesionales y ceñirse al llamado “diseño ecológico”. Entre éstas se cuentan, en primer lugar, la posibilidad de favorecer los diseños que ahorren materiales nocivos al medio ambiente y que economicen energía, no sólo en su resultado, sino también en sus procesos de producción. Asimismo, se debe intentar que esa energía sea natural o no contaminante, al igual que los materiales utilizados para la producción del diseño, entre los que deben favorecerse aquellos reciclables o renovables. En este ámbito surge también el término “polivalencia”, capacidad de un objeto para adaptarse a nuevas necesidades, usos o funciones, que el diseñador puede potenciar. Por otra parte, el diseñador también puede procurar que los objetos que diseñe sean resistentes y su vida útil resulte extensa. Muchas veces sucede lo contrario, cuando un profesional diseña 26
  27. 27. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ conscientemente un producto poco duradero, con el fin de aumentar la frecuencia de su compra o adquisición por parte de los clientes. Este hábito, conocido como “obsolescencia planificada”, contradice precisamente la responsabilidad del diseñador, quien debe optimizar el producto creado para dar respuesta al problema de las personas. El diseñador, finalmente, debe recordar que su responsabilidad no sólo consiste en crear objetos, sino que debe velar por que dichos productos no generen pautas de consumo nocivas para el cliente o para el entorno. Incluso, en este ámbito, el profesional del diseño puede contribuir al fomento y educación de los buenos hábitos de los consumidores. Así, cumplirá finalmente con la responsabilidad social que le es éticamente intrínseca a su trabajo. 27
  28. 28. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 9. Acerca del llamado “diseño universal” Tal como ocurre con el término “Diseño Ecológico”, en los últimos años se ha comenzado a fomentar la aplicación del concepto “Diseño Universal”, especialmente para ser vinculado al área de ambientes, sobre todo cuando se trata de la adaptación del entorno para toda la sociedad, considerando en ella minusválidos y discapacitados. Nuevamente, cabe recordar aquí que una de las competencias y responsabilidades principales del Diseñador de Ambientes es la de dar solución a problemáticas generadas en relación al uso del espacio y a la optimización del entorno personal o social. Por esta razón, su desempeño puede ser de real utilidad cuando se tratan los temas de adaptación y equidad del espacio para todo tipo de personas. Sin embargo, no se trata en este caso de diseñar espacios o productos especiales para las personas discapacitadas, que finalmente generan mayor diferenciación con el resto de las personas. Por el contrario, el Diseño Universal dice relación con la creación de diversos productos y entornos que puedan ser utilizados por el mayor número posible de personas, sin que para ello se requiera de su adaptación o de un diseño especializado y privativo. Por esta razón, el Diseño Universal no se refiere, por ejemplo, sólo a la creación de accesos especiales a determinados edificios, sino que intenta convertirse en una herramienta integradora, respondiendo así al deber del diseñador de dar solución a esta problemática social y colaborando íntimamente con la arquitectura y el urbanismo. El Diseñador de Ambientes, en este sentido, debe estar consciente de que su labor no se restringe sólo a la estética y a la comodidad física. Después de todo, el entorno incide decisivamente en la salud mental y en el ánimo espiritual de las personas. En este sentido, el Diseño de Ambientes adquiere un valor agregado, en cuanto no sólo aspira a la calidad técnica, sino que a los resultados humanos y sociales que de su creatividad y profesionalismo se deriven. 28
  29. 29. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 10. Pensar en el usuario Otro aspecto importante, que ningún diseñador debe olvidar, es que como profesional, trabaja para poner sus creaciones al servicio de otro. Especial relevancia adquiere esto cuando se trata de la Ilustración Digital, ya que ésta, precisamente, se orienta a interpretar ideas o conceptos para darles una solución plástica, estética y didáctica en el campo de la expresión gráfica. Por esta razón, cuando se trata de realizar un diseño gráfico para comunicar determinados contenidos de modo visual, se debe pensar en quien recibirá dicho mensaje, es decir, en el usuario. Así, no basta con que el diseñador se sienta satisfecho con su trabajo, sino que debe empatizar con su cliente y considerar que es él quien debe comprender dicho diseño. En el caso del diseño digital esto cobra especial relevancia, pues en muchas ocasiones de dicho diseño dependerá el buen uso que pueda darle la persona a un determinado programa o a cierta página Web. Quien diseña un sitio o ilustra un cierto contenido, siempre lo comprenderá, pues él mismo lo ha concebido. Pero debe tomar en cuenta que no necesariamente ocurre así con el futuro usuario. De ahí la importancia de ponerse en su l gar y prestar un servicio, no sólo al u cliente, sino a todo aquel que pueda hacer buen uso de dicho producto. Por último, el ilustrador digital debe considerar que puede ejercer un rol importante en la comunicación visual: la fuerza expresiva de su ilustración puede influir incluso en el modo de pensar de una persona. El mensaje adquiere fuerza, entonces, según el diseño con el que se comunique. Como todo diseñador, el ilustrador digital debe asumir dicha capacidad como parte de su responsabilidad, tanto profesional, como social. 29
  30. 30. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ IV. Casos emblemáticos en Chile 1. Campaña FES: el diseño publicitario en el ámbito del vestuario En relación con los dilemas éticos en los que los fines comerciales pueden pasar a llevar los principios o la sensibilidad de algunas personas, se presenta el caso de la campaña publicitaria de las tiendas FES Jeans, en mayo de 2005. Publicidad proveniente de Argentina, las tiendas de la mencionada marca expusieron en Chile una serie de imágenes que exhibían situaciones de violencia. Con la modelo Nicole Neumann como protagonista, las escenas exhibían a la mujer con su rostro ficticiamente ensangrentado, junto con un hombre torturado, con otras personas armadas que los amenazaban, o en medio de una autopsia. Todas ellas, formaban parte de una historia en la que una bella asesina mataba a su ex novio para salvar a su amante de una banda de mafiosos. Sin embargo, la campaña estuvo poco tiempo en exhibición. Diversas agrupaciones, entre ellas el SERNAM –Servicio Nacional de la Mujer- y el Instituto de la Mujer, acudieron a los Tribunales para solicitar la censura de dichas imágenes. En opinión de Ximena Zavala, directora de la entidad feminista, “la publicidad y la creación publicitaria tienen que aceptar que los límites de esta creación es la dignidad de las personas, y que es la única manera de avanzar en una cultura respetuosa de los derechos de cada una”. Sostenían además que una marca o estilo de vestuario no tenía relación alguna con las imágenes de mujeres maltratadas, pues ello no fomentaba en ninguna medida la promoción de la ropa FES. Ante esto, el CONAR dictaminó, el 25 de abril de 2005 "que las piezas reclamadas se encuentran en conflicto con la ética publicitaria. En efecto, las mismas exigen situaciones de violencia innecesaria e injustificadas, sin que exista tampoco un contexto que las explique, y por tanto dichos avisos no debieran seguir exhibiéndose". Por eso, el mismo consejo recomendó que las imágenes fueran retiradas de las vitrinas. Sin embargo, las recomendaciones del CONAR constituyen sólo sugerencias, pues no tienen una aplicación legal efectiva. Por esta razón, los dueños de la tienda intentaron revertir dicha situación, generando mayor tensión con las partes afectadas. Así, entre otras declaraciones, el SERNAM aseveró que los directivos de FES colocaban “en tela de juicio la efectividad de la auto regulación, que es un pacto de confianza de la sociedad en las instituciones para que hagan cumplir las reglas autoimpuestas, puesto que su cumplimiento garantiza la consolidación de la democracia". Finalmente, la campaña fue retirada de las vitrinas, aplicándose efectivamente el principio que las agrupaciones querellantes consideraban esencial: más allá de las regulaciones técnicas y legales, 30
  31. 31. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ todo profesional debe regirse responsablemente de acuerdo a un criterio que no sólo atienda a sus propios intereses, sino que vele también por el beneficio de la sociedad. 2. La polémica del INJUV A mediados de 2005, se creó una campaña publicitaria destinada a promover una participación activa de la juventud en las elecciones presidenciales del mismo año. Ésta estaba a cargo del Instituto Nacional de la Juventud –INJUV-, cuya directora, Claudia Pinto, debió enfrentar duras críticas a raíz de algunas imágenes destinadas a este objetivo. Los polémicos afiches consistían, uno, en un primer plano de un dedo medio y, el otro, en la fotografía de un trasero a medio mostrar. La justificación de esta campaña era el impacto que debían provocar elementos fuertes para llegar a los jóvenes. Por esta razón, pese a que la campaña fue censurada, el mismo director regional del INJUV, Alex Venegas, reconoció que la consecuencia positiva de la polémica fue que hubiese emergido al debate público el tema juvenil. Así, señaló que “a través de una campaña publicitaria, provocas un debate sobre la importancia, el sentido y el alcance de la participación juvenil como factor de fortalecimiento del sistema democrático. El apoyo visual de la campaña me gusta, si genera discusión y controversia más me gusta, si finalmente miles de jóvenes se inscriben en los registros en todo Chile, quedaré absolutamente conforme con lo realizado". En este caso, podemos precisamente evidenciar aquel fenómeno tratado en los dilemas éticos recurrentes y mencionado por algunos diseñadores entrevistados. Muchas veces, en el ámbito del diseño publicitario, “el fin justifica los medios”, pero pasando a llevar con ello algunos principios y responsabilidades profesionales. Efectivamente, en ocasiones 31
  32. 32. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ se busca intencionalmente la polémica, pues ello atraerá la atención del público hacia la imagen diseñada. Sin embargo, el diseñador no debe olvidar que, finalmente, su labor no consiste sólo en atraer las miradas, indistintamente si son negativas o positivas. Como profesional, debe comprender que tiene a su cargo una responsabilidad social, en cuanto su trabajo repercute en el entorno, en la convivencia y en el bienestar espiritual de otras personas. 3. El concepto tras la imagen de Oliviero Toscani Si bien el diseñador Oliviero Toscani, conocido por sus imágenes publicitarias creadas para la marca Benetton, no es un profesional chileno, las polémicas que ha causado más de una vez han llegado incluso a nuestro país. Por este motivo, en más de una ocasión, las imágenes publicitarias de esta marca fueron censuradas o criticadas por diversos sectores sociales de Chile. Entre ellas, por ejemplo, se cuenta la fotografía del beso entre un cura y una monja, criticada incluso por el papa Juan Pablo II en 1991. Toscani, en cambio, defendía su diseño “por su composición y su aparente inocencia”, pues, decía, “en el fondo no son más que dos seres humanos besándose”. Nuevamente, se trata aquí de un tema referido no sólo a la composición estética, sino a la empatía que el diseñador debe tener con el resto de la sociedad. Y en ella no sólo se cuenta la de aquellos potenciales clientes de Benetton, sino que debe atenderse al respeto que todas las opiniones merecen. El diseño no sólo implica dar forma a una idea, sino que debe considerar también el fondo de la misma. El mismo Toscani es consciente de las repercusiones sociales que una imagen puede provocar en las personas. Por esta razón, se dedicó también a diseñar mensajes que apoyasen, entre otros, los ideales de paz, de igualdad, de vid a o de justicia. Esta intención fue la que subyacía a imágenes como la de un niño recién nacido que, pese a su intención comunicativa, fue retirada de algunos países. O con el caso de una fotografía de un cementerio militar norteamericano, difundida, decía Toscani, “para recordar a la gente que estábamos en guerra, aunque se trataba de una guerra `invisible', muy distinta a las que estábamos habituados". El diseñador tiene en sus manos una gran herramienta y un importante deber. A través de su creatividad puede ser capaz de influir en los demás. Por eso, debe siempre asumir dicha labor consciente de ello, a fin de buscar no sólo su propio beneficio, sino también el de los demás. 32
  33. 33. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ V. Anexos 1. Acerca de las responsabilidades del diseñador Si bien podría parecer, a veces, que el Diseño necesita de plena libertad e independencia para llevar a cabo su objetivo más básico –crear-, no es menos cierto que las obras que produce repercuten necesariamente en su entorno. Si revisamos los dilemas analizados anteriormente, podemos percatarnos de que la labor del diseñador no es un trabajo puramente individual: generalmente hay equipos de trabajo y clientes implicados en él. Pero además, las creaciones del diseñador tienen repercusiones en quienes reciben su mensaje, perciben su forma o ven alterado su entorno por algún diseño. En consecuencia, el diseñador debe siempre considerar que su trabajo puede incidir incluso sobre la forma de pensar o de ser de las personas; de allí su responsabilidad. Pese a que la responsabilidad profesional no es un deber exclusivo del Diseño, éste también debe comprometerse con su labor. Esto, porque la responsabilidad implica responder por la confianza entregada en el lugar de trabajo para ejercer la profesión. Por eso, a todo profesional del d iseño le corresponde una cierta responsabilidad ética. En la medida en que su trabajo influye en otros, podrá hacerlo de manera positiva o negativa y ello dependerá del criterio del diseñador. En su decisión podrán enfrentarse sus propios valores y por medio de su consentimiento dará origen al surgimiento de algo nuevo. Es evidente, por ejemplo, que los diseños de las áreas industrial y ambiental influyen en el espacio habitado o frecuentado por muchas personas. Por su parte, en el caso del Diseño Gráfico y de Vestuario, y en el de la Ilustración Digital, su producción no sólo repercute en un sentido de agrado estético, sino que muchas veces conlleva cierta carga simbólica o comunicacional que debe tomarse en cuenta. Basta con recordar que muchos avisos publicitarios han causado polémica por pasar a llevar la sensibilidad o los principios morales de algunas personas. Y detrás de estas campañas hay siempre un diseñador. Existen prendas de vestir que también han disgustado a más de una persona. O artefactos tecnológicos que muchas veces priorizan la técnica por sobre el verdadero beneficio humano. Así también el diseño desempeña un papel en las llamadas “sociedades de la imagen”, acostumbradas a comunicarse a través del medio visual. Por eso, depende en gran parte del diseño la transmisión y los contenidos de aquello que se comunicará, corriendo el riesgo de quedarse muchas veces, únicamente en la forma, olvidando el concepto que ésta representa. Un diseño carente de contenidos puede influir en la banalización de la sociedad, acostumbrada a quedarse únicamente con las apariencias, sin preocuparse del contenido de los mensajes. 33
  34. 34. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Si bien es cierto que en el diseño, el arte va ligado a la técnica, debemos recordar que la técnica debe estar siempre al servicio del bien del hombre. Por eso, no podemos separar la forma del fondo, como si se tratase de dos realidades independientes entre sí. En la medida en que el diseñador oriente su labor hacia el real beneficio de las personas, su producto no será sólo bello, sino también bueno. Después de todo, lo verdaderamente bello es lo que simplemente refleja la bondad del objeto interior. En este sentido, el diseño tiene la capacidad “para hacer del mundo un sitio mejor”. Esto considerando que, en cada una de sus dimensiones –industrial, ambiental, digital, de vestuario o gráfica- contribuye a la creación de un espacio y de un ambiente. Así, por ejemplo, evitando la saturación visual, contribuye a crear una atmósfera agradable que eluda las tensiones y el stress. Por último, no debemos olvidar que un artista –como resulta ser todo diseñador- jamás se desvincula absolutamente de su obra. Por eso, todo aquello que crea, aun cuando en cierto sentido represente un concepto ligado al producto, refleja también parte de su identidad y esfuerzo. Si los productos no son innovadores ni creativos, por ejemplo, y simplemente imitan una técnica o un estilo que ha resultado exitoso, podremos comprobar que el diseñador que hay detrás de dicha obra es quien carece de las cualidades básicas para cumplir con su profesión. Así, el trabajo del diseñador es siempre su espejo, y habla, por tanto, de sus capacidades, de su profesionalismo y de su rectitud personal. 34
  35. 35. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ 2. El diseño y las virtudes Para cumplir con las responsabilidades y fines propios de su ámbito laboral, el diseñador debe asumir un perfil profesional éticamente virtuoso. En otras palabras, sólo quien tenga una formación valórica integral y consecuente, podrá enfrentar cualquier dilema ético que se le presente. Para ello, primeramente, se hace necesario que el diseñador asuma como propios aquellos objetivos que su profesión posee en el ámbito personal y social. De esta manera, podrá esmerarse en alcanzar dichos fines, aun cuando deba enfrentarse a problemáticas como las que hemos tratado anteriormente. En este sentido, el diseñador podrá responder rectamente a las exigencias de su profesión, independiente de las circunstancias en las que se halle. Y ello lo logrará si cultiva y aplica en su conducta, las virtudes fundamentales, que le permitirán tomar la decisión éticamente correcta en cada situación. Estas virtudes, también llamadas cardinales, son la prudencia, la justicia, la templanza y la fortaleza. En primer lugar, es la prudencia aquella virtud que puede permitir al diseñador analizar cada uno de los factores que están en juego en un trabajo determinado. En este sentido, la prudencia basada en la objetividad, la coherencia y la cautela-, es el hábito que permite actuar conforme a los principios valóricos y persiguiendo un fin virtuoso, aplicando esto a las circunstancias particulares de cada caso. Así, por ejemplo, el diseñador prudente es quien no sólo se dedica a cumplir con el proyecto que le han encargado, sino quien vela por las repercusiones que éste tendrá, atendiendo no únicamente a las necesidades del cliente, sino del usuario y del grupo humano que reciba –de uno u otro modo- las influencias de su trabajo. El diseñador prudente será, entonces, aquel que decida en consideración de todos los agentes que participan o se verán afectados en su proceso de trabajo y en su resultado final. Para ello, intentará siempre ser consecuente con su formación valórica y profesional, de modo tal que busque en su diseño la fusión necesaria entre forma y fondo, ética y estética. Tomando en consideración al grupo humano afectado por su trabajo –los colegas, la empresa, el cliente y los usuarios-, el diseñador deberá velar entonces por responder a las necesidades de cada uno de estos grupos, de modo de no pasar a llevar los requerimientos ni las sensibilidades de cada uno de ellos. En este sentido, y al momento de optar por un determinado diseño, el profesional no sólo deberá ser prudente, sino también justo. La justicia, en este sentido, es aquella virtud que vela por que cada uno reciba lo que le corresponde. E injusto es aquel que, por el contrario, no respeta a un determinado sector o le otorga a otro más derechos de los que realmente le corresponden. Sólo siendo justo y prudente, el diseñador que se enfrente a un dilema tal como los mencionados anteriormente –cuando los valores están en juego- podrá actuar en consecuencia consigo mismo y 35
  36. 36. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ en consideración de los demás. Después de todo, no puede olvidar que el trabajo no debe buscarse por sí mismo, sino que debe orientarse a la consecución del bien para el propio profesional y para la sociedad. Por otra parte, el hecho de que deba enfrentarse, muchas veces, a la tentación de una buena paga o de un proyecto económica y laboralmente interesante, pero valóricamente cuestionable, requiere de fortaleza interna y de autocontrol. Ser prudente y justo no es tarea fácil, sobre todo en la actualidad, en la que todo medio parece valer a la hora de obtener dinero, éxito o fama. Aquel diseñador que sabe mantenerse firme en sus principios y rechazar un proyecto que sólo lucrativamente pudiese ser atractivo, es, en términos de virtudes, un profesional templado y fuerte. Será así como, a través de estas dos virtudes cardinales –la templanza y la fortaleza- podrá procurar ser justo consigo mismo y con los demás, p tomar la decisión que determine su ara prudencia. Después de todo, la templanza es aquella virtud que permite controlar los impulsos e instintos personales. Es natural que un profesional se vea tentado, por ejemplo, a obtener dinero, éxito o fama, si éstos se encuentran al alcance de su mano. Pero estará en su disposición interna la determinación para no dejarse llevar por tentativas laborales o trabajos moralmente cuestionables y para mantener el dominio de la tendencia instintiva a lo fácil y lucrativo. Por su parte, la fortaleza, entendida como la constancia en la consecución de un bien, permite a la persona enfrentar toda adversidad o problemática que se le presente desde un origen externo. Así, por ejemplo, será útil a un diseñador cuando en el medio en el que se desenvuelve, resulta común pasar a llevar los principios éticos básicos, primando el lucro, el éxito o la polémica, por sobre el respeto a los demás. Débil es aquel profesional que, conciente de no estar realizando un bien, prefiere actuar como la mayoría, traicionando incluso, en ocasiones, su propio criterio o conciencia moral. Fuerte es, en cambio, aquel que persiste en sus convicciones éticas y que, defendiéndolas, puede enfrentarse a las críticas o reproches de los demás. De esta manera, podemos evidenciar como la ética puede servir al profesional del diseño para definir su propio perfil profesional. Después de todo, la calidad de un diseñador no se mide sólo bajo parámetros técnicos, pues, tal como en cualquier otra profesión, detrás de los resultados laborales debe existir siempre un sello de calidad personal. 36
  37. 37. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Códigos afines Los códigos de ética profesionales son una de las formas más habituales en las que se explicita y aclara el patrimonio moral de una empresa o de una profesión. Se trata de declaraciones corporativas destinadas a constituir un patrimonio moral cuyo útil para la resolución de conflictos, la toma de decisiones y la asignación y clarificación de responsabilidades. Por esta razón, los códigos de ética constituyen un c onjunto de normas establecidas por un área profesional de manera colectiva, para su buen desempeño laboral. Sin embargo, resulta fundamental que, más allá de que se conozcan o escriban, se lleven a la práctica y se asuman como principios personales. Código de Ética, Colegio de Diseñadores Profesionales de Chile A.G. Acerca del concepto Ética Moral El concepto de ética involucra aspectos morales influidos por tradiciones o hábitos de comportamiento, que se definen, determinan y aceptan para y por la sociedad. Aunque ética y moral caminen en conjunto, en el hecho parece difícil discriminar semánticamente entre está dupla conceptual. Algunos intentos de aproximación definen esta ética moral, corno la ciencia de las costumbres orientadas al logro del bien común. Existe un tenue matiz que marca la diferencia, en tanto la moral establece preceptos, que rigen y norman la actuación de los componentes de una sociedad con miras a este bien común, la ética se aplica en un plano de acción más amplio y profundiza en sutilezas que involucran uso de criterios frente a alternativas no siempre explicitadas. Definido en un marco general, el concepto de ética-moral más amplio, tiene carácter universal y temporal; el hombre es su centro y trasciende las limitaciones culturales, religiosas o ideológicas. Este concepto dual, orientado hacia las costumbres presenta divergencias, pero es coincidente en lo referente al comportamiento. En cuanto al comportamiento humano, la ética-moral pone límites y fija marcos de valores aceptables y positivos a los cuales se debe propender en el término profesional, tales como la honestidad, la dignidad, la solidaridad y el profesionalismo de modo de establecer convergencia sobre la diversidad de criterios y percepciones de la realidad. Existen diversos esquemas de valores morales, variadas preferencias y multitud de opiniones que transforman continuamente nuestra jerarquía de valores, incluso no sabemos si existe mas de una verdad moral. Sin embargo; todos los hombres, cualquiera sea su estado de civilización o del país en que vive, tienen una idea o intuición para discernir lo correcto de lo incorrecto que puede haber en sus acciones. La conciencia es el darnos cuenta de lo que percibimos, sentimos y pensamos. La noción del bien, y el mal es la conciencia moral. Es el discernimiento de valoración de nuestros propios actos. Es nuestra conciencia la que nos permite preguntar ¿pude haber actuado de otro modo? 37
  38. 38. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ La ética es la moral aplicada a nuestros actos cotidiano; un acto ético comienza por serlo en nuestra conciencia. La conciencia moral se manifiesta en un sentimiento de obligación, de deber, y en la idea de responsabilidad. Ser responsable quiere decir ser capaz de «responder» de los propios actos de reconocer su autoría y de asumir la consecuencia de los mismos. La responsabilidad esta estrechamente ligada a la libertad. Somos responsables de los actos que hemos realizado deliberada y voluntariamente; cuanto más conscientes estamos mas responsables somos éticamente. El valor ético de nuestras acciones puede comprenderse cuando la voluntad de actuar se desarrolla en total libertad. Ninguna ley o precepto externo puede prohibir la libertad de acción o de decisión aunque a veces pudiera parecerlo. Nuestra conducta no es un impulso automático y ciego, sino que está respaldado por la voluntad consciente, que es la que dirige, conduce, omite o propone en nuestro interior. Por lo tanto un código de ética es una referencia para un desempeño profesional armónico. Los conceptos éticos aquí establecidos, tienen como única meta la dignidad y el respeto de la persona humana y tienen relación con el bien y la belleza como valores universales. La ética profesional La naturaleza de los grupos humanos requiere necesariamente de la confianza entre los individuos. y entre éstos y las instituciones. La ética profesional es la calidad moral aplicada en el ejercicio honesto y responsable de la profesión; señala las exigencias mínimas que deben ajustarse al obrar humano de acuerdo a su calidad de ser social y da indicaciones acordes a las estructuras sociales que regulan la conducta del hombre en sociedad. Es importante señalar que la tarea de formular criterios éticos, exige la comprensión critica de la realidad social. La conducta ética es el conjunto de valores morales involucrados en el actuar cotidiano y como tal, debe ser flexible y adecuada a las circunstancias. La actividad profesional del diseñador es fundamental creativa y por lo tanto formadora de valores culturales. Un buen diseño puede educar, pero también el diseño puede perjudicar a muchas personas. No es la moral la que define la calidad de un diseño, pero la moral exige que el diseñador haga todo cuanto pueda para capacitarse adecuadamente y poder aplicar todo ese bagaje en sus obras. Es un deber cumplir bien con la labor profesional. con el fin de que la sociedad confié en los diseñadores, incluso es la obligación realizar bien el trabajo, aunque no reporte ninguna utilidad. Es preciso que el diseñador garantice la calidad de su trabajo, lealtad hacia el cliente, puntualidad en la ejecución, respeto a la palabra empeñada, salarios justos, relaciones honesta con sus competidores y responsabilidad para con el usuario. 38
  39. 39. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Prólogo El Decreto Ley N° 3.621 de 1981, que fija normas sobre Colegios Profesionales. Publicado en el diario oficial N° 30.885 del 7 de febrero de 1981, dice: Artículo 3°.- Derogase todas las disposiciones legales que facultan a los Colegios Profesionales para conocer y resolver los conflictos que se promuevan entre profesionales, o entre éstos y sus clientes, como consecuencia del ejercicio de la profesión, como así mismo aquellas que les permiten conocer y sancionar las infracciones a la ética profesional. Artículo 4°.- Toda persona que fuere afectada por un acto desdoroso, abusivo o contrario a la ética, cometido por un profesional en el ejercicio de su profesión, podrá recurrir a los Tribunales de Justicia en demanda de la aplicación de las sanciones que actualmente contemplen para estos actos. la Ley Orgánica del Col gio respectivo o la normas de ética vigente. e Para todos los efectos, el asunto se considerará contencioso civil y su tramitación se ajustara al procedimiento sumario. No obstante lo anterior, el Consejo Nacional del Colegio de Diseñadores de Chile. Se h a preocupado de establecer un Código de Ética como una recomendación de conducta profesional aceptada profesionalmente y reconocida a nivel mundial. El espíritu de este Código se basa en la justicia, la bondad y la honestidad del actuar profesional. El objetivo del Código de Ética es mantener la disciplina y el cumplimento de los principios éticos de sus asociados tal como se enuncia en el Artículo 2° de los Estatutos del Colegio de Diseñadores Profesionales de Chile /AG. Este Código refuerza y adapta los códigos de ética de las asociaciones internacionales de diseñadores. Este código esta estructurado en cuatro títulos: Título I, de la actuación profesional. Título II, de los clientes. Título III, de los colegas. Título IV, de la relación con el Colegio Profesional. TÍTULO I De la actuación profesional Artículo 1° El diseñador deberá ser un profesional con una preparación consistente, humanista, científica, artística y técnica, poniendo su trabajo al servicio del hombre, la sociedad y su país, con un compromiso moral y un profundo sentido de la equidad. El diseñador actuará manteniendo su dignidad profesional y moral. Artículo 2° El diseñador respetará la ley, las ordenanza y disposiciones vigentes, que tengan relación con su profesión; actuando siempre dentro de los principios de la honradez y moralidad. Artículo 3° El diseñador no deberá realizar actuaciones que constituyan dolo. 39
  40. 40. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ Artículo 4° El diseñador ejercerá su profesión con el uso legítimo de su título, respetando y haciendo respetar su condición de tal, por su correcto proceder en los campos que el título de diseñador le autorice. Artículo 5° El diseñador debe cuidar que el título sea usado exclusivamente en función de su profesión y rechazar todo uso ajeno al diseño. Artículo 6° El diseñador no aceptará trabajos o designaciones profesionales que impliquen la aceptación de comisiones u otros beneficios a modo de soborno. Artículo 7° El diseñador no podrá valerse de la influencia de su cargo o de los que ejerzan sus socios o parientes, hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, para competir deslealmente. Artículo 8° El diseñador no deberá ser parcial al actuar como perito, director o jurado de diseño o adjudicar contratos de cualquier naturaleza. Artículo 9° El diseñador no podrá disuadir al promotor de un concurso de su realización, para ejecutarlo directamente o proponer para ello aun determinado profesional. Artículo 10° El diseñador en su pronunciamiento o intervención no podrá ser parcial, indiferente o arbitrario en la calificación del personal en cuanto a competencia profesional, o aceptar presiones para ascender a algún diseñador bajo su dependencia sin respeto a las normas establecidas. Artículo 11° El diseñador en su accionar comprometerá todos sus conocimientos profesionales y experiencia preocupándose permanentemente de actualizar las materias propias de su especialidad, y del diseño en general, responsabilizándose absolutamente de la calidad del producto diseñado y no deberá resolver materias ajenas al campo de su conocimiento. Artículo 12° El diseñador en su trabajo dimensionará el tiempo de acuerdo a sus capacidades de modo de poder cumplir con los compromisos adquiridos. Artículo 13° El diseñador en la etapa proyectual, deberá expresar con claridad los detalles y especificaciones técnicas que correspondan, sin guardar para sí información comprometida en la obra. El diseñador en la etapa de ejecución del trabajo, vigilará la buena realización de la obra y calidad de los materiales. Artículo 14° El diseñador no otorgara recomendaciones o certificados a productos y obras, que no cumplan con las normas técnicas, establecidas en el país. Artículo 15° El diseñador propenderá al perfeccionamiento y desarrollo de su profesión, en todos sus aspectos, tanto en la extensión gremial, como en la presencia cultural ante la comunidad. Artículo 16° El diseñador en su vida diaria, actuará dentro de las normas de las buenas costumbres sin comprometer el prestigio de la comunidad de diseñadores. 40
  41. 41. DuocUC - Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General PROGRAMA DE FORMACIÓN GENERAL ____________________________________________________________________________________ I. TÍTULO I I II. De los clientes Artículo 17° El diseñador debe responder en plenitud frente a un encargo de índole profesional, otorgando la asesoría correspondiente y velando por la correcta ejecución de la obra. Artículo 18° El diseñador no asumirá ni aceptara una posición que signifique crear un conflicto entre su interés personal y su obligación profesional. Artículo 19° El diseñador no deberá cometer error inexcusable, o negligencia culpable ejercicio profesional, o en obras de su responsabilidad. Artículo 20° El diseñador ejercerá su actividad profesional, cumpliendo acabadamente las obligaciones y funciones acordadas en el momento de habérsele encargado una labor profesional. Artículo 21° El diseñador no divulgará información, antecedentes, intenciones del cliente, métodos de producción, organizaciones comerciales, o cualquier hecho de carácter reservado que haya conocido de su cliente con motivo de su trabajo. Es responsabilidad del diseñador que todos los miembros de su personal estén igualmente comprometidos en guardar silencio sobre este aspecto. Artículo 22° En el caso de los diseñadores dependientes, las siguientes acciones entrarán en contradicción con la ética profesional: A.- Desacreditar indebidamente la función directora. B.- Mermar la función ejecutora. C.- Menoscabar la función fiscalizadora. D.- Descuidar labores funcionarias que sean de su competencia, en perjuicio de su cliente o empresa empleadora. E.- Delitos de prevaricación. Artículo 23° El diseñador no trabajara simultáneamente en asignaciones que estén en competencia comercial directa, sin el acuerdo de los empleadores o cliente involucrados. Artículo 24° El diseñador no debe trabajar gratis. Exigirá honorarios o remuneraciones basadas en los aranceles fija-dos por el Colegio. Sin embargo, puede realizar trabajos sin honorarios, o un sueldo base para organizaciones de caridad o no lucrativas. Artículo 25° Puesto que el ejercicio profesional de todo diseñador implica generar obras susceptibles de solicitar patente o registro de propiedad intelectual, según sea el caso, admite que es un derecho irrenunciable del autor, el solicitar la propiedad o entregarla a beneficio público, u oponerse a que un tercero se apropie de ellas. Artículo 26° El diseñador no permitirá que su nombre esté asociado con un proyecto cuyo resultado haya sido alterado por el cliente, modificando el trabajo original del diseñador. Artículo 27° El diseñador deberá cumplir siempre con los plazos acordados con el cliente, salvo eventualidades que escapen a su control. 41

×