Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

2015 el año del quiebre o del continuismo

2015 Final de continuismo. PSUV sin apoyo. Tenemos que ganar sobradamente y tenemos los votos para lograrlo.

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

2015 el año del quiebre o del continuismo

  1. 1. Venezuela electoral… 2015: año del quiebre o del continuismo Diciembre 29, 2014
  2. 2. Elecciones en “período especial” Aunque el país desconoce con exactitud la fecha de las elecciones parlamentarias, la medición podría convertirse en un punto definitorio de los escenarios futuros. El acelerado deterioro de la popularidad presidencial y la merma en el volumen de seguidores de la revolución, dibujan un panorama poco auspicioso para la jornada crucial que marcará la renovación del Poder Legislativo Nacional La disputa parlamentaria no tendrá el mismo telón de fondo que la medición de 2010 y mucho menos aquél cuadro que en 2005 derivó en una tierra arrasada por parte de las fuerzas del oficialismo Las legislativas de 2015 se escenificarán en un marco de profunda crisis económica, con altos niveles de inflación y escasez, así como el registro de una fuerte caída del producto interno bruto, cuyos efectos más lacerantes en todos los aspectos de la vida productiva del país tendrán mayor visibilidad en los próximos meses Empleadores y empleados, patronos y trabajadores, políticos y seguidores, gobierno y sociedad civil, candidatos y votantes… No quedará nada ni nadie a salvo de los efectos perversos de la debacle económica • Venezuela se encuentra en los primeros estadios de su propio “Período Especial”. El año 2015 tendrá características de una economía de guerra: el gobierno, temiendo el costo político, perdió varias oportunidades en 2014 para asumir las decisiones correctivas que modificarían los nudos críticos del tsunami económico. A la fecha, hay peores condiciones en los indicadores clave y severos daños en la base social de sustentación de la revolución Independientemente de la fecha que el CNE paute para la celebración de las elecciones legislativas, el gobierno revolucionario no acudirá a ellas con el mismo apresto de otras jornadas. El ahogo y la presión provienen de la estrechez económica y de sus impactos sociales A Venezuela no le espera la misma “fiesta” que en otras mediciones electorales. Sangre, sudor, lágrimas y colas es el contexto en el que se desarrollará la puja por las curules en la Asamblea Nacional…
  3. 3. Ya nada es como antes… El oficialismo y la oposición representan hoy dos minorías en la comunidad política venezolana. El mayor segmento está constituido por aquellos que no se sienten identificados ni por la oferta del oficialismo, ni por lo que hasta ahora le ha ofrecido el campo no chavista Es cierto que la brecha entre la oposición y el oficialismo se abre cada vez mas a favor de la primera, pero ello no significa que sus liderazgos estén capitalizando el enorme caudal que se está derramando en las filas de la revolución Así que nada está cantado. Al menos hasta la fecha, la oposición no ha sido vista como “La Alternativa”, mientras que el “proceso” se arriesga a nuevas pérdidas en los próximos meses, como consecuencia de los profundos daños colaterales que arrojará la ruina de la economía El “hombre nuevo” tampoco es el mismo. Producto del hastío, el cansancio y la decadencia de las ofertas políticas, la ciudadanía se ha apartado progresivamente de la polarización: un fenómeno que hasta ahora había beneficiado en buena medida al oficialismo, pero también a sus rivales, más allá de la calidad y aptitudes de sus dirigentes, así como de la pertinencia de sus ofertas programáticas frente a la naturaleza milenarista del proyecto revolucionario Apoya mucho al gobierno 15% Apoya algo al gobierno 12% No apoya a ninguno de los dos 35% Apoya algo a la oposición 20% Apoya mucho a la oposición 16% NS/NR 3% BLOQUES POLITICOS* *DATOS, Octubre 2014 Sí, apoyé a la oposición 11% Sí, apoyé al gobierno 40% No he apoyado a ninguno 42% 7% Entre los “No apoya a ninguno” 36% 27% Los respaldos automáticos hacia una u otra acera no pueden darse por descontados Los elencos políticos del oficialismo y de la oposición lucen agotados y sin fuelle para el combate
  4. 4. El declive revolucionario anuncia tempestades… La fuga de respaldos de Maduro y del Psuv ha sido constante… Al “heredero” se le responsabiliza por la profundidad de la crisis, por la situación general del país y por el muy probable futuro calamitoso que se avecina. Maduro no es el “mago de las ilusiones” sino el anuncio de un mal pronóstico Ninguna de las soluciones ofrecidas por el equipo sucesoral han clausurado los padecimientos de los sectores populares y clases medias, las más afectadas por el derrumbe económico. Todo lo contrario, las valoraciones de los ciudadanos son más negativas que en enero de este año y seguramente no han tocado su piso La guerra endógena avanza a paso de vencedores... Luego de 24 meses de haber sido designado como “sucesor”, Maduro no ha logrado consolidarse como líder único de la revolución: en vez de portaavión, hoy luce como un submarino capaz de hundir al mejor de los liderazgos en el chavismo Los constantes cambios ministeriales y la parálisis en las decisiones responden a la fuerte disputa por el poder. La renovación de los poderes públicos ha sido el nuevo ring donde las corrientes internas se han batido en un duelo a muerte. Nadie quiere perder espacios y se ha anticipado la lucha por la “sucesión de la sucesión” Las “maquinarias” dejaron mucho que desear en el cumplimiento de las tareas asignadas en 2014... La abstención y la apatía fueron las protagonistas de los procesos internos celebrados este año, en el contexto de un cronograma pautado justamente para ejercitar la musculatura partidista, que ahora luce flácida y decaída Tanto el Congreso Ideológico de julio, así como la elección interna convocada en noviembre, confirmaron la sospecha alrededor del bajo espíritu de cuerpo que domina en las filas revolucionarias y de una tropa reblandecida e indispuesta para la magnitud del desafío que se viene en 2015 En las filas del chavismo hay escasez de fervor y de pasión revolucionarias. Al duelo que significó la muerte del líder fundador, se le agregaron otros: el desengaño masivo del chavismo popular ante la evaporación de la llamada “revolución bonita” y el desplome de la esperanza y la fe en una futura “tierra prometida” de la mano de los custodios del legado del comandante supremo Si bien las bases revolucionarias refrendaron la decisión del “líder eterno” respecto de su “heredero” y le otorgaron el beneficio de la duda, la “lealtad” a todo evento no superó la prueba del ácido que ha significado vivir en las penurias del “chavismo sin Chávez” No hay teflón para “la sucesión”: la “disidencia endógena” se ha convertido en un hueso duro de roer que mantiene bajo fuego a la gestión de Maduro y sus equipos
  5. 5. Maduro es hoy “parte del problema”. La revolución no puede dormirse en los laureles ni dejar exclusivamente en sus manos la tarea de remolcar los votos como bien lo sabía hacer Chávez. A pesar de todo el poder que tiene en sus tableros, el “heredero” dejó escapar el encanto y el fervor. Ni siquiera los actos más polarizantes, como la convocatoria “antiimperialista” genera un masivo cierre de filas. El gobierno necesita logros que renueven la esperanza en la revolución Ciertamente, hará falta algo más que el latiguillo de la “guerra económica” o del “bloqueo financiero” para movilizar al chavismo moderado, sin cuyo respaldo se podrá mantener la mayoría parlamentaria. No obstante, la “mano dura” sobre la oposición y el ventajismo institucional extremo podrían ser de mucha ayuda. Además, el gobierno, a sabiendas del debilitado cuerpo opositor, sacará el máximo partido de la maltrecha unidad de sus rivales y de sus cuitas internas que el presidente de la Asamblea Nacional conoce a la perfección No todo lo que brilla es oro… En principio, la mesa está servida para una resonante conquista electoral en 2015 por parte de la oposición venezolana. Las condiciones objetivas sugieren un abanico de oportunidades para cristalizar un cambio político a partir de la construcción de una nueva mayoría política y electoral. Pero la realidad indica que las apariencias engañan… Maduro ha hundido el barco revolucionario pero el apresto y perfil competitivo de sus rivales ha desmejorado… • En efecto, las mediciones realizadas por las empresas encuestadoras avizoran un futuro muy comprometido para quienes aspiren a representar la causa revolucionaria en las legislativas de 2015: por ahora, la estimación es que no podrán reeditar la tierra arrasada de 2005, ni la mayoría especial de 2010 • Hoy el Psuv, junto con las organizaciones asociadas al Gran Polo Patriótico, no superan el 20% de los afectos y todo indica que su capital electoral podría seguir en descenso, si bien desde el oficialismo se estima que pudieran salir victoriosos aún si llegaren a rozar el 14% de las preferencias nacionales
  6. 6. El oficialismo no espera de brazos cruzados el escenario de una eventual derrota electoral, como producto de la ruina económica y sus daños colaterales en el capital social y político de la revolución. Es claro que el alto mando del “proceso” se mueve en varios tableros a la vez, donde despliega sus mejores habilidades y destrezas: las propiamente políticas La profundización de la línea de “gobernar sin complejos” es el signo característico de estos tiempos del “chavismo sin Chávez” Al equipo sucesoral poco le importa estar en condición de minoría: la tercera, después de los bloques de independientes y opositores. Aunque echa de menos el fervor de las masas, y pese a que Maduro quisiera en lo más recóndito de sus anhelos, ser el “más querido” después del “comandante supremo”, las circunstancias le imponen arrear con lo que se tenga y adoptar la máxima revolucionaria de que el poder se ejerce como lo que se es: como el poder mismo. Así , hay una negación de la ciudadanía que se opone al gobierno: ya no se desea conquistarla ni convencerla, a ella se le reprime y se le ignora, simplemente no existe a los fines de las programaciones políticas y de gobierno La toma de los poderes públicos se ha profundizado La renovación de los poderes confirma que el oficialismo ha tomado todas las previsiones para “gobernar sin votos” y se ha atrincherado en las instituciones que conforman el poder público nacional. Lo que se ha visto en cuanto al desempeño del TSJ, CNE y Poder Ciudadano, probablemente se quedará corto con las futuras actuaciones de los titulares del entramado público, dado que extremarán su funcionamiento como apéndices del partido de gobierno, para tratar de sostener a la revolución. Es previsible, incluso, que sus titulares terminen enfrentados a una hipotética Asamblea Nacional dominada por la oposición, si es que fuere el caso La represión se ha convertido en moneda de uso corriente Lo que mejor ha afinado el gobierno desde su ascenso al poder es el aparato represivo del Estado. Es allí donde se acumulan éxitos y avances, en contraste con el resto de las funciones y competencias gubernamentales. Hay menos libertades ciudadanas y económicas que en 2012: hay menos medios independientes y menos financiamiento para la actividad política opositora. Además, el presupuesto para el dispositivo de la represión no ha mermado: todo lo contrario, hay incrementos significativos para los órganos de seguridad del Estado y se ha ampliado la “doctrina de seguridad nacional” en el tratamiento a los opositores, muy especialmente de aquellos que más han visibilizado su vocación de poder. La reelección de Luisa Ortega Díaz para un nuevo septenio al frente de la Fiscalía General de la República deja claro hacia dónde soplarán los vientos en 2015 El gobierno se defiende como león herido… El mandato es claro: ahogar y asfixiar a los contrarios para inmovilizarlos e impedir que se conviertan en alternativa de cambio político
  7. 7. Además de lo que hace el gobierno para evitar el ascenso al poder de sus contrarios, cuenta mucho, y pesa más, lo que hacen desde la oposición para… seguir siendo oposición Ninguno de los esfuerzos que realiza el oficialismo tendrían tanta pegada si existiese un muro infranqueable construido desde las fortalezas estratégicas y organizativas del campo no chavista. Sin embargo, lo que prevalece es la guerra fratricida en el seno opositor La plataforma unitaria no es aquella que fue para las elecciones parlamentarias de 2010 y mucho menos para las presidenciales de 2012 y 2013. La Unidad Democrática es hoy una fotografía difusa a la que le resulta cuesta arriba tomar decisiones y emprender directrices homogéneas. Al carecer de estrategia política unitaria, cada esfuerzo emprendido por alguna de sus partes luce como un gesto efímero frente al poder revolucionario: hoy no es una amenaza para el gobierno, solo es una promesa de portento electoral, dado que el país opositor sigue siendo una mole de hormigón voluminosa y convencida de su “antichavismo” La pugna entre los líderes más importantes de la oposición impide que alguno de ellos termine de capitalizar el descontento social frente a la gestión del gobierno de Maduro: la creencia popular es que son tan malos como los del oficialismo, poco confiables y se ocupan de sus propios dilemas, mas no de los asuntos de la gente. Ni siquiera han sabido “acompañar al pueblo en su experiencia”, como había sido prometido: la ausencia es el signo que le distingue, más allá de que sea cierta la aplicación de una censura en los medios respecto de todo lo que tenga que ver con las actividades de mandatarios y dirigentes opositores De nuevo el saco de gatos… El gran momento esperado, el de la decadencia de la revolución, ha tomado al campo no oficialista “sin ropas”, es decir, desprovisto de todo lo que supone debía construir para asumirse como el nuevo poder en Venezuela: ahora mismo, sus principales factores se ocupan de quién será el nuevo presidente de la AN, antes de asegurarse de ese triunfo • Aún hay sectores heridos por la iniciativa que Leopoldo López jugó en solitario con “la salida” en febrero, y hay otros molestos con la MUD por el hecho de haber cedido al “diálogo” estéril e infecundo en Miraflores • Ahora, hay nuevas fisuras con el bochornoso trapicheo que protagonizaron algunos factores y partidos de la oposición en el capítulo de la renovación de los poderes públicos, lo que da cuenta del poder de seducción que sigue ejerciendo el oficialismo: unos apoyaban a Cabello, otros respaldaban las cuotas de Maduro y muy pocos se restearon con la independencia que debían exhibir los aspirantes a ser titulares de dichas instanciasUn dato adicional: los rostros de la oposición ya no son novedad: acusan recibo del desgaste y del agotamiento por la larga faena
  8. 8. Ni lo uno, ni los otros… El Psuv y la MUD están obligados a un extreme make over: solo así podrán morder parte de ese tercer sector que viene creciendo entre los auditorios venezolanos y que ejercita un riguroso escrutinio frente a sus desempeños Los independientes tienen opiniones muy sólidas contra el gobierno, pero son muy críticos frente al trabajo de la oposición venezolana. Nada garantiza que su voto castigo vaya a parar en forma automática a los cántaros de la oposición: bien sea que vaya unida con camisa de fuerza, o bien sea que asista a las urnas en dos o tres fórmulas separadas Ninguno ha hecho mérito para nuevas conquistas mas allá de sus lechos de roca… • El gobierno despilfarró el legado del comandante y la oposición desperdició el año que tenia disponible para acicalarse internamente y organizarse para el crucial desafío comicial. Si bien es la oposición la primera que sería favorecida por la pésima gestión de Maduro y el equipo sucesoral, no existen indicios que sus principales factores lograrán el diseño de una estrategia que trascienda más allá de la obtención de cuotas burocráticas. Quizás hasta logre el apresto mínimo requerido para la AN, pero no para episodios sobrevenidos a causa de la crisis que podría agudizarse en el primer semestre de 2015 • Un escenario de aceleración de las dificultades económicas, con dramáticas consecuencias en lo político y en lo social, podría colocar contra la pared a una oposición incapacitada para hacer frente a un quiebre institucional o a hipotéticos incidentes de ruptura política o social que pudieran sucederse como producto de estadios superiores de la crisis. En ese caso, lo más probable es que quede “fuera de juego” A simple vista, puede decirse que oficialismo y oposición confrontan el mismo abanico de dificultades para coronar sus propósitos cardinales en la nueva medición que debe ocurrir en 2015. Al gobierno le costará preservar sus 99 curules, mientras que a la oposición le resultará muy cuesta arriba alcanzar los 110 puestos que le significarían una mayoría calificada: paso indispensable a partir de cual pudiera emprender las transformaciones requeridas para iniciar el desempoderamiento del chavismo
  9. 9. El “reventón” y la abstención: los “cocos” fantasmales del Psuv y la MUD … Tanto en el gobierno, como en la oposición, se teme a la posibilidad de que ocurra una exposición social, de mediana o alta intensidad, derivada de la percepción de los sectores populares de que no hay salida ante el cúmulo de problemas agravados en los últimos meses Así mismo, los temores alrededor de una posible abstención en las parlamentarias late en ambas cuevas políticas: las marchas de la MUD han sido tan escuálidas como los actos del Psuv. El desgano invade por igual a los seguidores de ambos bandos Cada uno, a su manera, quiere enviar el mensaje de que sí hay solución al megaproblema: Maduro se vende a sí mismo como el capitán del nuevo Estado Mayor Económico, tarea a la que dedicará las 24 horas del día para enfrentar las vicisitudes generadas por la guerra económica. Por su parte, la oposición desarrolla una campaña que trata de mercadear el triunfo en la AN como el primer paso de un cambio que aliviará las penurias de la población • Maduro quiere asumir el rol de “ministro de economía y finanzas”. Ha señalado que delega todas las funciones que le distraen del principal foco que debe atender por el bien del país: la economía, la guerra económica y el bloqueo financiero proveniente del imperio • La oposición señala que el problema es el modelo y solo la conquista de una Constituyente, la renuncia de Maduro, o una mayoría abrumadora en las parlamentarias puede revertir el modelo socialista, causante y origen del resto de los problemas Cada quien a su modo trata de impedir que la población alcance sus máximos niveles de hartazgo y que la FANB caiga en los dilemas más insospechados… La crisis económica otorga ingredientes adicionales al año electoral y lo convierte en escenario para que en algún momento prospere el… “cualquier cosa sea mejor que esto”
  10. 10. Lo único seguro es la incertidumbre El alto mando político de la revolución asume que, de vencer la oposición en las parlamentarias, ella se avocará a ejercitar el doble poder desde la nueva directiva de la AN. No solo se aprobaría una ley de amnistía general con lo que se sellaría la salida de Leopoldo López de la cárcel, la salida de otros presos políticos y el regreso de los exiliados. Así mismo, comenzaría la revisión de un conjunto de normas y el salto atrás en la designación de los poderes públicos: lo que se traducirá en un seguro enfrentamiento entre la AN y el TSJ. Todas las miradas se enfocarán en el veredicto de la FANB Por ello, nada puede descartarse. A medida que el gobierno experimente mayores dosis de impopularidad, se verá urgido de aplicar mas represión política y económica, como todo proyecto revolucionario suele hacer en estos casos. La versión del “bloqueo financiero” y de la “guerra económica” pudiera tentar al gobierno a modificar a discreción la fecha las elecciones: bien para mayo/julio de 2015 o bien para 2016. También podría, bajo ese mismo paraguas del bloqueo, decretar un estado de conmoción social, donde las libertades y derechos fundamentales queden todavía más limitadas y donde las elecciones parlamentarias se verían postergadas “hasta nuevo aviso” Ninguno de los caminos que adopte el gobierno le libera de costos. Ni siquiera el distanciamiento de Maduro del quehacer cotidiano de la revolución puede compensar la poderosa carga generada por la ineptitud y la ineficiencia, que pueden elevarse a grados impensables en 2015. La confluencia del reloj electoral con el temporal económico y el agotamiento de los elencos políticos no es buena señal para los protagonistas de la película, ni para quienes aspiran a relevarlos “Vamos mal, pero hoy estamos mejor de como estaremos el próximo año” No es fácil para el gobierno asumir desde ya una derrota en las elecciones parlamentarias: sobretodo, si se toma en cuenta que algunas fracciones opositoras interpretarán el veredicto electoral como carta blanca para producir un desplazamiento de Maduro en el más corto de los plazos, aunque haya otras que preferirían esperar hasta el 2019… La revolución, o sus fracciones mas radicalizadas, podrían acogerse el “vale todo” para no perder el poder ni sus privilegios…
  11. 11. El corolario… A diferencia de otros años electorales, el gobierno revolucionario asiste a una nueva medición de fuerzas sin la ventaja de la victoria anticipada, ni con una imagen de ganador a toda prueba. Las condiciones objetivas que suelen marcar los escenarios comiciales sugieren hoy un cuesta muy empinada para los competidores del campo bolivariano El guión en desarrollo procura evitar justamente una bancarrota total del capital electoral del chavismo, aunque ya pareciera inevitable que se produzcan nuevas fugas en el primer trimestre de 2015. A estas alturas se confía, no en la recuperación de los afectos que alguna vez hicieron del oficialismo un poderoso movimiento nacional, sino en la debilidad de sus contrarios y en la capacidad de maniobra institucional que le provee la hegemonía en los poderes públicos, FANB, medios e instituciones descentralizadas Las “oposiciones” no solo deben acordarse internamente para aterrizar en una Unidad remozada, capaz de atraer a las masas flotantes e independizadas. También deberá prepararse para afrontar escenarios sobrevenidos, todos derivados de la agudización de la crisis y de las respuestas ─o inercia─ del gobierno para afrontarla Ya no es el pueblo chavista el “gran elector”. Son los independizados de ambos bandos, y los anómicos de siempre, la principal fuerza que habrá de decidir el futuro político del país: bien sea la continuidad de la revolución, bien una ruptura anticipada producto de un “reventón” o bien un quiebre del dominio chavista por la vía de una nueva mayoría electoral desde la Asamblea Nacional… Todo, o nada, puede pasar en 2015

    Be the first to comment

    Login to see the comments

2015 Final de continuismo. PSUV sin apoyo. Tenemos que ganar sobradamente y tenemos los votos para lograrlo.

Views

Total views

594

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

3

Actions

Downloads

3

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×