Successfully reported this slideshow.

4º sistema nervioso

370 views

Published on

Sistema nervioso

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

4º sistema nervioso

  1. 1. Sistema nervioso Si tomamos como ejemplo los movimientos que realiza un animal para capturar a su presa o para huir de un depredador, podemos notar que el animal debe tener la capacidad de reconocer el medio con eficacia y dar una respuesta móvil acorde a las necesidades. Para ello, los animales, paralelamente a la capacidad de movimiento, cuentan con sistemas sensoriales especializados (ej.: oído, olfato, visión), así como de control y coordinación para la ejecución de una respuesta rápida y precisa: el sistema nervioso. El modelo de coordinación nerviosa puede resumirse de la siguiente forma: Organo sensorial Recepción del estímulo Sistema nervioso Transmisión de la información y elaboración de la respuesta Transmisión de la respuesta al órgano efector Músculos Ejecución de la respuesta Neuronas Las neuronas son las células propias del tejido nervioso y su interrelación es responsable de la producción y conducción del impulso nervioso. Presentan un cuerpo celular o soma nucleado con extensiones citoplasmáticas de número y longitud variable. Típicamente, el cuerpo celular y las delgadas prolongaciones conocidas como dendritas son las zonas de entrada de información. Las señales viajan a lo largo de unaxón, una prolongación delgada y muchas veces larga, que constituye la zona de conducción de la neurona. Los extremos del axón son las zonas de salida. Ahí la información se envía a otras células. Las neuronas se hallan acompañadas de un conjunto de células denominadas gliales, que cumplen diversas funciones: soporte físico y protección, nutrición, etc. Las células gliales se denominan neuroglia cuando están dentro del sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal), y células de Schwann, cuando se encuentran fuera de él. Funcionalmente, se pueden distinguir tres tipos de neuronas: 1. Neuronas sensoriales. Responden a los estímulos y transmiten la información de los mismos a la médula espinal y al cerebro. 2. Interneuronas o neuronas de asociación. Reciben y procesan los estímulos sensoriales entrantes para luego influir en la actividad de otras neuronas.
  2. 2. 3. Neuronas motoras. Transmiten la información proveniente del cerebro y la médula espinal hacia los efectores del cuerpo: músculos y glándulas. Generación del impulso nervioso Los estímulos que no producen potencial de acción se llaman subumbrales, y los más pequeños que sí lo originan, umbrales. La neurona genera siempre el mismo potencial de acción aun cuando la intensidad del estímulo supere el umbral. Esto se conoce como la ley del todo o nada: “una neurona puede excitarse o no, pero cuando lo hace, utiliza siempre el mismo potencial de acción.” Sinapsis y transmisión del impulso nervioso Cuando los potenciales de acción llegan a la zona de salida en las neuronas no van más allá, pero su llegada puede inducir a que la neurona libere uno o más neurotransmisores(como acetilcolina, adrenalina,
  3. 3. noradrenalina, dopamina, serotonina y ácido gamma-aminobutírico o GABA), moléculas señalizadoras que difunden a través de la sinapsis química, unaestrecha hendidura entre la zona de salida de una neurona y la zona de entrada de una célula vecina (neurona, célula muscular o célula glandular). La membrana de la célula postsináptica presenta receptores específicos que se unen a los neurotransmisores. Esto desencadena una serie de cambios que pueden disparar o no un potencial de acción dependiendo del tipo y concentración del neurotransmisor, de los tipos de receptores y del número y tipo de canales en la membrana de la célula. Estos factores influyen en si un determinado neurotransmisor tendrá un efecto excitatorio o inhibitorio y ayudan a acercar o alejar a la célula postsináptica al umbral del potencial de acción. Los neurotransmisores son rápidamente removidos de las hendiduras sinápticas y su efecto cesa. Ganglios y nervios Los axones pueden estar rodeados de una vaina de mielinaconstituida por un lípido complejo, la cual se ve interrumpida secuencialmente por los nódulos de Ranvier. La vaina de mielina es un aislante eléctrico que provoca que el impulso nervioso se propague de a saltos, aumentando la velocidad. La vaina es formada por las células de Schwann. Los axones que se hallan rodeados por una vaina de mielina reciben el nombre de fibras mielínicas, y en ellas la conducción es saltatoria. Los axones que carecen de ella reciben el nombre defibras amielínicas. Una fibra mielínica transmite el impulso nervioso cincuenta veces más rápido que una amielínica. El conjunto de fibras mielínicas, reunidas en haces de miles de unidades, constituye los nervios, mientras que la agrupación de cuerpos neuronales da lugar a los ganglios nerviosos. Organización del sistema nervioso Los seres humanos poseen el sistema nervioso con las conexiones más intrincadas en el mundo animal. Funcionalmente se puede dividir en las regiones central y periférica. El sistema nervioso central está compuesto por la médula espinal y el encéfalo. El sistema nervioso periférico consta principalmente de nervios que se extienden por el resto del cuerpo y llevan señales hacia y desde el sistema nervioso central. En el interior del encéfalo y la médula espinal, las líneas de comunicación no se conocen como nervios sino como tractos. El cerebro es grisáceo en su exterior e internamente es blanco. Así se pueden distinguir: La materia gris, formada por los cuerpos neuronales y axones amielínicos. La materia blanca, constituida por los axones mielínicos.
  4. 4. El sistema nervioso periférico El sistema nervioso periférico se interconecta con la médula espinal como las principales vías de comunicación para el flujo de información en el cuerpo. En los seres humanos incluye 31 pares de nervios espinales conectados con la médula espinal y 12 pares de nervios craneales que se conectan directamente con el cerebro. Los nervios espinales y craneales se clasifican según su función. Los que llevan señales sensoriales y motoras relacionadas con movimientos de la cabeza, tronco y extremidades son nervios somáticos. Los que se relacionan con los músculos lisos, el músculo cardíaco y las glándulas son nervios autónomos. Entre los nervios autónomos se pueden distinguir dos tipos de nervios que trabajan en forma antagónica: Los nervios parasimpáticos tienden a reducir la actividad del cuerpo y desvían la energía hacia funciones de mantenimiento básicas, como la digestión. Dominan cuando el cuerpo no recibe mucha estimulación exterior. Los nervios simpáticos tienden a aplazar las funciones de mantenimiento y preparan el cuerpo para luchar o escapar o jugar. Dominan en momentos de estados de alerta, estrés, excitación o peligro. El sistema nervioso central Médula espinal La médula espinal es una vía de comunicación vital para las señales entre el sistema nervioso periférico y el encéfalo. Pasa por el interior de un canal que forman los huesos de la columna vertebral, los cuales le ofrecen protección, al igual que las meninges, tres envolturas tubulares que rodean a la médula espinal y al encéfalo. Las señales viajan con rapidez por los axones mielinizados que constituyen la materia blanca de la médula y rodean la materia gris. Esta última desempeña un papel clave en el control de los reflejos que movilizan las extremidades y en las actividades de los órganos. Los reflejos son movimientos automáticos, es decir, involuntarios, en respuesta a estímulos. El recorrido que sigue el impulso nervioso de un acto reflejo desde la captación del estímulo hasta la ejecución de la respuesta se denomina arco reflejo.
  5. 5. Encéfalo El encéfalo es el centro de control maestro del cuerpo. Recibe, integra, guarda, recupera y emite información. Coordina las respuestas a estímulos sensoriales ajustando actividades por todo el cuerpo. Se encuentra protegido por los huesos craneales y las meninges, al igual que la médula espinal. Está constituido por: Cerebro Diencéfalo o Tálamo o Hipotálamo Cerebelo Tallo encefálico o Mesencéfalo o Cerebro medio o Protuberancia anular o Puente de Varolio o Bulbo raquídeo o Médula oblonga
  6. 6. Meninges y líquido cefalorraquídeo Las meninges son tres capas de tejido que cubren todas las estructuras del SNC: Duramadre. En contacto directo con los huesos del cráneo. En la médula está separada de las vértebras por el espacio epidural y de la aracnoides por el espacio subdural. Aracnoides. Capa delgada de tejido separada de la piamadre por el espacio subaracnoideo, por el cual circula el líquido cefaloraquídeo. Piamadre. En contacto directo con el encéfalo y la médula espinal. El líquido cefalorraquídeo es un líquido transparente y alcalino de composición similar al plasma cuya función es amortiguar los golpes, transportar algunas sustancias y participar en el intercambio de nutrientes. Rellena el espacio subaracnoideo y las cavidades denominadas ventrículos. Finalmente se incorpora a la sangre a través de las granulaciones aracnoideas.
  7. 7. El cerebro humano En una persona de tamaño promedio, el cerebro pesa unos 1300 gramos. Más de la mitad de su volumen es neuroglia. Una fisura divide el cerebro humano en dos hemisferios cerebrales, derecho e izquierdo. Cada mitad presenta una capa externa de materia gris, la corteza cerebral. Por debajo de la corteza se encuentra la materia blanca, que presenta zonas de materia gris conocidas como núcleos basales. El hemisferio izquierdo se ocupa de las habilidades analíticas, del habla y las matemáticas. El hemisferio derecho se ocupa de las relaciones visuales y espaciales, al igual que con la música. Cada hemisferio responde a los estímulos sensoriales del lado opuesto del cuerpo. Las señales van y vienen a uno y otro lado por una banda de conexión, el cuerpo calloso, que ayuda a coordinar las actividades de los dos hemisferios. Cada hemisferio presenta cuatro subdivisiones: los lóbulos frontal, occipital, temporal y parietal. En términos funcionales, la corteza cerebral se puede dividir en tres áreas: Areas motoras. Control de la actividad motora voluntaria. Areas sensoriales. Interpretación de las sensaciones. Areas de asociación. Integración de la información sensorial con la motora; se relacionan con los procesos emocionales e intelectuales.
  8. 8. Sistema límbico Rodeando el tallo cerebral superior se encuentra el sistema límbico, el cual controla las emociones y participa en la memoria. Incluye al hipotálamo, la amígdala, el giro cingulado, el hipocampo y partes del tálamo. Este sistema correlaciona las actividades de los órganos con conductas autogratificantes. Por esto se lo conoce como cerebro emocional-visceral. Sin embargo, el razonamiento en la corteza cerebral es capaz de anular o disminuir las pasiones como la ira y otras reacciones “viscerales”.

×