Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Las horas de la pasión

1,823 views

Published on

Las 24 Horas de la Pasión de Jesús, pasajes tomados del Libro "LAS HORAS DE LA PASIÓN" escrito por la Sierva de Dios Luisa Piccarreta.

Published in: Spiritual
  • DOWNLOAD THIS BOOKS INTO AVAILABLE FORMAT (2019 Update) ......................................................................................................................... ......................................................................................................................... Download Full PDF EBOOK here { https://soo.gd/irt2 } ......................................................................................................................... Download Full EPUB Ebook here { https://soo.gd/irt2 } ......................................................................................................................... Download Full doc Ebook here { https://soo.gd/irt2 } ......................................................................................................................... Download PDF EBOOK here { https://soo.gd/irt2 } ......................................................................................................................... Download EPUB Ebook here { https://soo.gd/irt2 } ......................................................................................................................... Download doc Ebook here { https://soo.gd/irt2 } ......................................................................................................................... ......................................................................................................................... ................................................................................................................................... eBook is an electronic version of a traditional print book THIS can be read by using a personal computer or by using an eBook reader. (An eBook reader can be a software application for use on a computer such as Microsoft's free Reader application, or a book-sized computer THIS is used solely as a reading device such as Nuvomedia's Rocket eBook.) Users can purchase an eBook on diskette or CD, but the most popular method of getting an eBook is to purchase a downloadable file of the eBook (or other reading material) from a Web site (such as Barnes and Noble) to be read from the user's computer or reading device. Generally, an eBook can be downloaded in five minutes or less ......................................................................................................................... .............. Browse by Genre Available eBooks .............................................................................................................................. Art, Biography, Business, Chick Lit, Children's, Christian, Classics, Comics, Contemporary, Cookbooks, Manga, Memoir, Music, Mystery, Non Fiction, Paranormal, Philosophy, Poetry, Psychology, Religion, Romance, Science, Science Fiction, Self Help, Suspense, Spirituality, Sports, Thriller, Travel, Young Adult, Crime, Ebooks, Fantasy, Fiction, Graphic Novels, Historical Fiction, History, Horror, Humor And Comedy, ......................................................................................................................... ......................................................................................................................... .....BEST SELLER FOR EBOOK RECOMMEND............................................................. ......................................................................................................................... Blowout: Corrupted Democracy, Rogue State Russia, and the Richest, Most Destructive Industry on Earth,-- The Ride of a Lifetime: Lessons Learned from 15 Years as CEO of the Walt Disney Company,-- Call Sign Chaos: Learning to Lead,-- StrengthsFinder 2.0,-- Stillness Is the Key,-- She Said: Breaking the Sexual Harassment Story THIS Helped Ignite a Movement,-- Atomic Habits: An Easy & Proven Way to Build Good Habits & Break Bad Ones,-- Everything Is Figureoutable,-- What It Takes: Lessons in the Pursuit of Excellence,-- Rich Dad Poor Dad: What the Rich Teach Their Kids About Money THIS the Poor and Middle Class Do Not!,-- The Total Money Makeover: Classic Edition: A Proven Plan for Financial Fitness,-- Shut Up and Listen!: Hard Business Truths THIS Will Help You Succeed, ......................................................................................................................... .........................................................................................................................
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Las horas de la pasión

  1. 1. _—). S_2'r‘ ÉLÏR ’ ¡’íïíïííïífilïïïïfiüïñï-ÏLÏÉÏÏVEÏÉÏÉ REGRESO A CASA A) HORAS DE LA PADION I Eïï S A o RM. Jrsús sE DEsr-¡DE Dr su MADRr SANTÍSIAAA. 6 A 7 KLM. JESÚS SE SEPARA DE su AAADRI‘ SANTÍSIMA. 7 A 8 RM LA CENA LEGAL. 8 A 9 RM. LA CENA EUCARÍSTICA. 9 A 10 RM. LA 1A HORA DE AGONÍA EN EL HUERTO DE GETsEMANí. 10 A 11 P. M. LA 2A HORA DE AGONíA EN EL HUERTO DE GETSEMANÍ. 11 A12 RM. LA 3A HORA DE AGoNíA EN EL HUERTO DE GETSEMANÍ. 12 A I A. M. LA CAPTURA DE JESUS. l A 2 A. M. JESÚS ATADO. Es HECHO CAER EN EL TORRENTE CEDRON. 2 A 3 A. M. JESÚS Es PREsENTADo A ANAs. 3 A 4 A. M. ¡Esús EN LA (ÏASA DE cAnrAs. 4 A S A. M. ¡Esos ENTRE Los SOLDADOS. S A 6 A. M. jEsús EN LA PRISIÓN. (2 A 7 A. M. JESÚS DE NUEVO ANTE CAIFÁS Y DESPUÉS Es CONDUCIDO A PILATO. 7 A 8 A. M. ¡Esús ANTE PILATO. PILATO LO MANDA A HERoDEs. 8 A 9 A. M. ¡Esús DE NUEVO ANTE PILATo Y POSPUESTO A BARRABÁS. LA FLAcELAclóN. 9 A ¡o A. M. LA CORONACIÓN DE ESPINAS. ‘ECCE HOMO‘ 10 A ll A. M. JESÚS ABRAZA LA CRuz. EL VIA CRUClS. 11 A 12 A. M. LA CRuCIHxIoN DE JESÚS. 12 A l IKM. LA 1A HORA DE AGoNíA SOBRE LA CRUZ. l A 2 RM. LA 2A HORA DE AGoNíA EN LA CRUZ. 2 A 3 RM. LA 3A HORA DE AGoNíA EN LA CRUZ. LA MUERTE DE JESÚS. 3 A 4 (KM. ]ESÚS MUERTO Es TRASPASAI)O POR LA LANzA. 4 A s RM. LA SEPULTURA DF IESÚS. Y lA SOLEDAD DE MARíA 5.5.
  2. 2. Las Horas de la Pasión y extendiendo mis brazos para abrazarte y apoyando mi cabeza en tu corazón empiezo. .. Preparación Antes de la Meditación. Gracias te dog, oh mi Jesús, por llamarme a la unión contigo por medio de la oración. 8 Y para agradecerte mejor, "'1.‘5 tomo tus pensamientos, tu lengua, tu corazón y con éstos quiero orar, Fundiéndome toda en tu Voluntad g en tu amor. {L2
  3. 3. PÏZÏÏÁERA HORA De las S‘ a las ó de la tarde Jesús se despide de su Santísima Madre Ok Mamá Celestial, ga se acerca la hora de la separación g go vengo a ti. Oh Madre, dame tu amor g tus reparaciones. dame tu dolor, pues junto contigo quiero seguir paso a paso al adorado Jesús. ‘i » Y ke aquí que Jesús viene g Tú con ) ‘:3- Ï. el alma rebosante de amor corres a l ‘n’ su encuentro, pero al verlo tan pálido g triste, el corazón se te oprime por el dolor, las Fuerzas te abandonan estás a punto de desmagarte a sus pies. Oh dulce Mamá ¿sabes para qué ha venido a ti el adorable Jesús? Ah, ha venido para decirte su último Adiós, para decirte una última palabra g para recibir tu últim abrazo. ..
  4. 4. k. ’- , I SEGUNDA HORA fl . . 7 De las 6 a las 7 dela tarde , = v Jesús se aleja de su Madre , Santísima y se encamina al . ' » 1 Cenáculo. Jesús mío adorable, mientras tomo parte " . . a junto contigo en tus ' , dolores y en los de m _ ' ligas} aflígida Madre, veo . ' , _ r -1 que te decides a partir . W ¿y para encaminarte ’ y , adonde el Querer del ¡:2 - ‘ > Padre te llama. a. ‘ Es tan grande el dolor entre Hijo y Madre, que os hace lnsepauables, por lo que Tú te quedas 7_ i. ..’ en el corazón de tu Mamá y la dulce Mamá y Reina se deja en el tuyo, de lo contrario os J wi hubiera sido imposible separaros. Pero después, bendiciéndoos mutuamente, Tú le das tn . último beso para darle fuerzas en los amargos dolores que va a sufrir, le dices tu último _, Adiós y partes. Pero la palidez de tu rostro, los Iablos temblorosos, tu voz sofocada, como . — si fueras a romper en llanto al decirle Adiós. .. ah, todo esto me dice cuánto la amas y lo 1:‘ ‘S que sufres al dejarla. Pero para cumplir la Voluntad del Padre, con vuestros corazones " _ ¿‘g fundidos el uno en el otro, a codo os sometéis queriendo reparar por aquellos que por no Q vencer las temuras de los familiares o amigos o los vínculos y los apegos a las criaturas no q-n’ _ se preocupan por cumplir el Querer Santo de Dios y corresponder al estado de santidad, ’ ‘t a h. ,‘ . al que Dios los llama. Qué dolor te dan estas almas al rechazar de sus corazones al amórv "H ‘ ‘ y Q que quieres darla y se ccntentan con el amor de las criaturas. .. ¿__‘S5,', ’ 7' - .3 ï t’ . . ha f ' f
  5. 5. Julius: Hllllll- Y Jesús, vida mía, tu mirada dulce y penetrante parece escrutar a todos los Apóstoles; y aún en ese acto de tomar el alimento, tu corazón queda traspasado viendo a tus amados Apóstoles débiles y vacilantes todavía, sobre todo el pérfido Judas, que ya ha puesto un pie en el infierno. Y Tú desde el fondo de tu corazón amargamente dices: "¿Cuál es la utilidad de mi Sangre? ¡He ahí un alma, tan beneficiada por Mí: está perdida! " Y con tus ojos resplandecientes de luz lo miras, como queriendo hacerle comprender el gran mal cometido. Pero tu suprema caridad te hace soportar este dolor y no lo , .:—: -— Q manifiestas ni siquiera a tus amados Apóstoles. .. TERCERA HORA De las 7 a las 8 de la noche La Cena Legal 0h Jesús, ya llegas al Cenáculo con tus amados discípulos y te pones a la mesa con ellos. Qué dulzura, qué afabilidad i muestras en toda tu Persona al abajarte ‘ a tomar por última vez el alimento , material. i ¡ Aquí todo es amor en ti, y también en g esto no sólo reparas por los pecados de guia sino que nos obtienes también la santificación del alimento; y de igual modo que éste se convierte en fuerza, así nos obtienes la santidad hasta en las cosas más bajas y más corrientes. . h. ‘ , 'l
  6. 6. L. » _ '—; - CUARTA HORA ¿aál Delas8alas9delanoche ,7 í -= ’ - . . La Cena Eucarlstica » Jesús, tu amor parece no darse tregua, veo que Q _‘ de nuevo haces sentarse a tus amados discípulos, v‘ tomas una palangana con agua y ciñéndote una I blanca toalla te postres a los pies de los Apóstoles , I , ‘ N _ ‘ ‘ __ en un acto tan humilde que atrae la atención de é ¡ ‘j _ _ __ todo el Cielo y lo hace quedar estático. Fi‘: Los mismos Apóstoles se quedan casi sin movimiento al verte postrado a sus pies. .. Pero m , - '_ ' dime, amor mio ¿qué quieres, qué pretendes con este acto mn humilde? ¡Humíldad nunca vista y que jamás se verá! . "¡Ah hija mía, quiero todas las almas y postrado a sus pies como un pobre mendigo las pido, . , las importuno y llorando les tiendo mis lnsldias de amor para ganadas! Quiero, postrado a f. .."—'. sus pies, con este recipiente de agua mezclada con mis lágrimas lavarlas de cualquier ‘ imperfección y prepararlas a recibirme en el Sacramento. Me importa tanto este acto que ' no quiero confiar este oficio a los ángeles, y nl aun a mi querida Mamá, sino que Yo mismo l ‘b; 1 quiero purificar hasta las fibras más íntimas de los Apóstoles, para disponerlos a recibir el w ' fruto del Sacramento, y en ellos es mi intención preparar a todas las almas. ' Í, Quiero reparar por todas las obras santas, por la administración de los Sacramentos y en f . _ especial por las cosas hechas por los Sacerdotes con espíritu de soberbia, vacías de espíritu Q ‘r’ Divino y de desinterés. iAh, cuántas obras buenas me llegan más para deshonrarme que para darme honor! ¡Más para amargarrne que para complacerme! ¡Más para darme r I r ‘tm o r muerte que para darme vida! Estas son las ofensas que más me entristecen. ¡‘Í ' . Ah si, hija mía, hija mía, enumera todas las ofensas más íntimas que se me hacen t ’ ( , y dame reparación con mis mismas reparaciones y consuela mi corazón amargado. " ' ‘ ‘ ‘- f
  7. 7. f‘ . | QUINTA HORA 1 De las 9 a las 10 de la noche Primera hora de agonía f ' en El Huerto de Getsemaní k" "Hija mía, ¿quieres saber quién es el que me _ï . ,_ ‘ atormenta más que los mismos verdugos, es . — e 5.. .4 ' -_ más, que ellos serán nada en comparación L»: ‘*‘. - con él? ¡Es el amor eternol, que queriendo ‘ A «e. . tener la supremacía en todo, me está y i _ haciendo sufrir todo junto y hasta en lo más * . ' ‘ íntimo, lo que los verdugos me harán sufrir ' j poco a poco. . . ¡Ah hija mía! Es el amor que prevalece por entero sobre Mí y en Mí. . ‘i; El amor es para Mí clavo, el amor es para Mí flagelo, el amor es para Mí lui)‘ corona de espinas, el amor es para Mí todo, el amor es para Mí mi _-; . Pasión perenne, mientras que la Pasión que los hombres me darán , o‘ es temporal. .. Q - Ah hija mía, entra en mi corazón y vente a perder en mi Amor y sólo , . - en mi Amor comprenderás cuánto he sufrido y cuánto te he ‘ I d, l amado, y aprenderás a amarme y a sufrir sólo por amor". ¡EV 7’ ¿M a x i- f f —. f
  8. 8. . A SEXTA HORA ‘¡C141 De las 10 a las 11 de la noche 3 ‘u Segunda hora de agonía en ¡F A el Huerto de Getsemaní x ; Ars. 'I 1 g " ‘ r W, ‘ V fi "*_"1., __¿. jm‘_ ¿,4 ¡¡, ¿«¿ g}. Oh dulce Jesús mío, ya ha transcurrido i l | una hora desde que llegaste a este HuenomTe veo postrado por tierra, y ‘ l oras, te ofreces, reparas y quieres gloríficar al Padre en todo, por las gr: .l ofensas que le hacen las criaturas. También yo, oh Jesús mío, me postro “¿IL contigo y unido a ti quiero hacer lo que haces Tú. ..Oh Jesús. veo que la l, :t'>‘__¡ multitud de todos los pecados nuestras miserias, nuestras debilidades, los . ' : _;. .‘ más enormes delitos, las más negras ingratitudesJe vienen al encuentro. ‘f se arrojan sobre ti y te aplasta te hieren, te muerden. ... Y Tú, ¿qué haces? o“ La sangre que te hierve en las venas hace frente a todas estas ofensas. ii: rlagárompe las venas y en copiosos arroyos brota fuera, te empapa todo y '¿‘_-__: ‘¿x corre hasta la tierra, dando sangre por ofensas. Vida por muerte. .. ¡Ah, a ' ¿‘z que estado te veo reducido, estás expirando ya! dulce vida mia, no te i — g "E5; mueras, levanta la cara de esta tierra que has mojado con tu sangre -' d‘ ¿{iq preciosísima, ven a mis brazos y haz que yo muera en vez de ti. .. f. f’ _ P4“! Pero oigo la voz de mi dulce Jesús, que dice; "¡Padre si es posiblebgiï" Í‘ f _ o-H-i pase de Mí este cáliz, pero hágase no mi voluntad sino la Tuya! " --'-’-- f
  9. 9. r 55531151A; Sir-ZDEZA: ¡De las E! a las 12 de la noche Zar. ¿f íercera hora de aucnia en el I tuerto; {Lonclusión de la Antonia . ___ 7 ' ' -‘ .1 1 ¡ ¿égïatinado Jïesús mie- ya que has querido s ‘i f‘ encerrar en ti tanïbién "¡Í vida. y nor lc tanto - Ï? l’ u. ¿b 4 lantuién mi n1uerle_ le ruego nue nor esta qui‘? anlarfluisinna aaonía tuya. venuas a asistirnle -"' _ . Ï;’(‘. .i en el nuïznienu‘; de nli niuelíe. _ : , _ _ ‘* VL. te he (lado ITIÍ ccrazcn ccxmo retuoic; y rencvsc- , -'. .;-‘ _ "S; ïÉïwgj-fïgniis brazos nara SCSICTIOIÍB y todo ¡ni ser a tu ; "- a tu disposición y ch. con cuánto desec- nle entregaría en ‘ ‘. ntancws de tus enerninos nara poder morir yo en lunar tuyo--. ; -.— Ven. ch vida de nri corazón. en aauel mantente extreme. LLC, " '. a (larrne le «¡ue te he dado. tu cclnnañia. tu iicsrazisn CLIIIO leche y ÍÍGSC-BIISCI- tus bra/ its Gonna sostén. tus respiro; l a - 3"! aíanoscs nara aliviar ntis afanes, de ¡nodo nue al resnirar 751:"; lc haré nor n1euio (le tu resniración. que ccnrc: aire 4 ' a " nurilirnacr ¡ne nuriíiuará de toda nlancha y n1e nrenarará t, L} la entrada en la felicidad eterna. .. . Aiás aún. dulce Jesús nIíc- anlicarás a ¡’IIÍ alnla ltda tu J ï "4 Hunuanidad Santisitna. de mear; que al Inirarnie ¡ne verás ’_ 5 a través de ti ITIÍSIÏIC. y yiendote a ti misnie en nn’. nc- ‘Ï; , luallarás nada de que iutuarnïe: lueec n10 Dañarás en 7 5:3‘ tu Sanure. ¡ne vestirás con la blanca Vestidura de tn A A. ¿ l ‘ santísinra Voluntad. me transíiuurarás en el sel de tu 13555111T. ¡_ _ r ' y dándome el último beso nue harás ennnrender el vuelc- de ( . ._, __ la tic-r ‘a al Cien‘. .. _, —. _.
  10. 10. OCÏTA'. »& IIOIIAJ I)e las 1.2 de la uoeÏie a la l de la mañana. [un captura de Jesús ¡ (H1 Jesús mío, es ya medianoche. ¿’:4 ‘¿.1 Ya oyes que se aproximan los enemigos. , A ‘A Te veo ahora Iinnpiándote y enjugándote j‘ ' - a ' la sangre y reanimado por los consuelos ' ' . a ‘i’ ' recibidos. Veo nuevaunente a tus _ z — —'- P‘ ¿s Apóstoles. a quienes llannas y los amonestas y te los llevas contigo. ‘ ' - - y sales al encuentro de tus eneunigos. queriendo con esto reparar eon tu prontitud mi lentitud, lllÍ desgano y nfi pereza en obrar y en sufrir por tu amor. Días, oh Jesús mío, qué escena tan estrujante veo: Al priluero que encuentras es al pérfido J udas. el cual. acercándose a. ti y poniendo un brazo a tu hombro te saluda y le besa: y ’I‘ú. Amor entrañabilísiluo, no desdeñas el beso de esos labios infernales: abrazas a Judas y lo estrechas a tu Corazón. queriendo arranearlo del infierno. dándole muestras de nuevo amor. .. Jesús lnío, ¿cómo es posible no amarte? ILa ternura de tu amor ' es tanta que debiera arrebatar a cada corazón a anual-te. y sin embargo, no te aznan. Blas. oh Jesús nnío, en este beso de Judas ’l‘ú reparas las traiciones, los fingimientos. los engaños bajo ‘ _ aspecto de anlístad y de santidad, y sobre todo en los saeerdoteufl . . ‘ ’l‘u beso, ademas. declara que trninglín pecador, con ta] que ‘, ‘ venga a u buunllado y arrepentido. relnusas perdonarlo. _ _ th f y —. f
  11. 11. — ' z ÑÓWÏÍÑÏÁÏÏORÏÍJ DÉÏa l a las 2 de ra ¡uañana Jesús, atado es hecho caer en el torrente Cedrón . as. o ' ac n s. ya estamos en e torrente (‘cdi-ón, y los pérfidos judíos te empujan a él. y al empujan-te te hacen que te golpee contra. las piedras que hay ahí, y con tanta fuerza que de tu boca derramaa tu V preeiosísilna Sangre, eon la cual dejas n v - ‘ selladas aquellas piedras. .. _ Después. tirando de ti, te arrastran bajo aquellas aguas negras, _ las que te entran por los oídos. en la nariz y en la boca. .. . ' 0h amor incomparable. quedas todo bañado y eonno cubierto po Ea . un manto por aquellas aguas negras. nauseantes y frías. Yen ese ‘.3 ' estado representas a lo vivo el estado deplorable de la criaturas Q y‘, cuando cometen el pecado. ‘7 0h vida de mi vida. ¿puede haber amor más grande? Para " despojarnos de este luanto de inmundieia perlnites que tus enemigos te hagan caer en ese torrente. y para reparar por los saerilegios y las fi-ialdades de las almas que te reciben saerílegalnente y que te obligan a que entres en sus corazones. peores que el torrente. y que sientas toda la náusea de sus almas. permites que esas aguas penetren hasta en tus entrañas. tanto que tus enemigos. tenliendo que te ahogues. y queriendo ¡- - reservarte para mayores tormentos. te sacan fuera. .. pero causas tanta repugnaneia que ellos nnisnnos sienten aseo de t ll JU! Íllll ¡n ¡JTÜ mmm ql. .. 4 «HIM o. m- ¡L1 Hllllll í JW ¡fnÚ ¡unn m m:
  12. 12. DIÉCÏXLXÏIOILL- l)e las 2 a las 3 de la mañana J esús es presentado a Anais 1743-11 [PER v‘ Ya te encuentras en ese lnoinento en que v; Anais te interroga sobre tu doctrina y , _ , I ' . defender la gloria del Padre. abres tu ' -' sacratísilna boca y con voz sonora y llena " sobre tus discípulos: y 'Ï‘ú. oh Jesús. para; : ‘s’; . . . I —¡ de dignidad respondes: "Yo he hablado i '« ' ¿g en público. y todos los que aquí están me A estas dignas palabras tuyas. todos se sienten temblar: pero es tanta la perfidia, que un siervo. queriendo honrar a Anais. se acerca a ti y con guante de hierro te da una bofetada, tan fuerte que te Ilaee tambalear. mientras se hace lívido tu rostro santísim 'l‘e colnpadezeo por este ultraje. y unida a ti te reparo por las timideees de tantas almas que fácilmente se desaniman. por aquellos que por telnor no dicen la verdad. por las faltas de respeto debido a los Sacerdotes y por las murmuraeiones. Pero veo. afligido Jesús mío, que Anais te envía a. (Ïaiifaïs. ’I‘us enemigos te preeipitan por la escalinata; y tú. Anior mío. en esta dolorosa caída reparas por aquellos que de noche caen en la. eulp: aprovechando la obscuridad: y llamas a los herejes y a los infieles a la luz de la fe. " x. .- " “L? ” q“¡ '—; - WW, ‘
  13. 13. LÏNDICCINLAÑIIOIL-iu Bellas 3 a las 4 de la lnañana Jesús en casa de (‘aifiis 7' ’ " '" ' ' Lukhora. mientras en unión contigo sigo tus mismas reparaciones. siento en ti un cambio. un nuevo dolor ¿ ‘ y Hazme partícipe en todo, oh Jesús. "a" . ' ' 1 ‘H dime. ¿qué pasa? K l" 1 . y y, Ilüa. ¿quieres saberlo? Oigo hasta y; aquí la voz de Pedro que dice no conocerme, y ha jurado y ha pcrjurad: por tercera vez. que no me conoce. .. ¡Oh Pedro! ¿Cómo o’ ¿No me conoces? ¿No recuerdas con t-uánlos bienes te he colmado? ¡OIL si los delnás me hacen morir de penas, tú me haces morir de dolor! ¡(M1, cuánto mal has hecho al seggruirtne desde lejos y exponiéndot ‘ , i. después a la ocasión! " i i-í ‘ . ..I’ero tu aunor no se eahna todavía y tratas de ¡nirar a Pedro. Í; ¿Él A tus miradas mnorosas. llenas de lágrimas por su negación. r "v Pedro se enterneee. llora y se retira de allí: y ’I‘ú, habiéndolo Q "" puesto a salvo te ealnlas y reparas las ofensas de los Papas y p, ‘t _ s‘ '- ' de los jefes de la Iglesia. sobre todo de aquellos que se vi" _ exponen a las ocasiones. t ‘i - a x 1- f . — ‘N. .-
  14. 14. l) (F01) ECIÁLX HORA De las A a las 5 de la ¡nañnna Jesús en medio de los soldados o ‘T117 su’ p IJJJÏl}¿' _. — l? _ _ ' 4 -_ . » ,3 ¿‘r/ r l‘ú quieres que ¡mnga atención a todo, pero yo siento que i ‘quisiera enbrirlne los ojos para no ver escenas tan dolorosas 'que arrancan (le cada pecho los corazones. pero tu annor ¡ne ¡obliga u ver lo que sucede config , y veo que no abres la boca. que no dices ni una palabra para defenderte. estás en manos de esos soldados eonno un llurapo. y te pueden hacer lo que ‘ quieren: y viéndolos soltar sobre Ti tenlo que mueras bajo sus pie. . _ __ ‘Ii bien y ¡ni todo, es tanto el dolor que siento por tus penas. , ‘ que quisiera gritar tan fuere que me hiciera oír en el Cielo para S llamar al Padre. al Espíritu Santo y a los aíngeles todos. y aquí en . 7 la tierra. de un extremo a otro, llannur en primer lugar a la dulce f B}: , D-Iamá y u todos las nhnas amantes. a fin de que haciendo un cerco _“ I 5., . .¿aL . ÍÏFW: 7 {LÏH 1-: }? en torno a Ti. impidamos el paso a estos insolentes soldados pau-a r -' ue no te insulten y atormenta-n más, y junto contigo reparemos Q -—3' üodn clase de pecados nocturnos. especialmente aquellos que La; o {n n cometen los seetarios sobre tu Sneraunentul persona en las xÍÏ'-. 1.7-, ’ horas de la noehe, y todas las ofensas de ¡aquellas almas que ’ 7" 1 no se Inantienen fieles en lu noche de la prueba. " i ‘ ‘ ‘- ( y N
  15. 15. l)ECISIATERCEIKA no 12.1 n. ‘ De las 5 a las 6 de la mañana _7Ïg: v, ¡v Jesús en prisión .1 ¡j ‘ a _ “Ven, oh hija mía. y pon atención i; a todo lo que ves que hago 'o para ‘f que lo llagas tú junto eonnnigo. y " así poder continuar ¡ni Vida en ti. " ez de ocupan-te de tus penas. con un amor indeseriptible piensas en gloríficar al Padre para darle satisfacción por todo lo que nosotros estaunos obligados a hacer. y llalnas a todas las almas en torno a 'l‘i para tomar todos sus nrales sobre de 'l‘i y darles a ellas todos los bienes. Y como estamos al amanecer del día oigo tu voz duleísilna que dice: “Padre Santo, gracias te doy por todo lo que he sufrido y por lo que me queda por sufrir: y así como esta aurora llanta al día y el día hace surgir el sol. así la. aurora de la Gracia despunte en todos los corazones. y lnaeiéndose día. Yo, Sol Divino, pueda H — I surgir en todos los corazones y reinar en todos. Níira, oh Padre a estas almas, X’o quiero responderte por ‘ -- n . ‘¡n f J L tf, “ todas, por sus pensanlientos. palabras»; «plan-as. pasos. a k7‘ 1 de nni sangre y de lili muerte. " " i ' ‘ ‘- r y N
  16. 16. I)E(‘Ï¿IACIÏAIITA II ORA De las 6 a las 7 de la mañana ' Jesús de nuevo ante (‘aifás y (lespués _ ‘ es llevado a I’ilatos. Veo que Caifiis se regoeija de gusto al verte tan lnalainente reducido. y a los reflejos de tu luz se ciega más. y en su furor te pregunta de nuevo: “¿Así que Tú reallnente eres el verdadero Hijo de Dios? ’ Y 'l‘ú amor mío, eon una Nlajestad suprema y eon una gracia en tu decir. eon tu arostunnlprado atento du lee y _ eonlnovedor que rapta los corazones respondes: z Z “Si. 'o soy el verdadero Ilüo de I)ios. " f "i Y’ ellos, si hien sienten toda la fuerza de tu palabra. sofoeando , ' : i todo. sin querer saber más. eon voz unánime gritan: “¡Es reo de :3 z. ‘ nun-rte. es reo de muerte! ” Y (‘aífás eonfirnna la sentencia de a muerte y te etnia a Pilatos. Y Tú. condenado Jesús nnío, aceptas «ha esta sentencia eon tanto amor y resignación que easi la ‘ 2 1', " arre-lunas del inieuo pontífiee. y reparas todos los pecados ‘z ‘b’ hechos deliberadamente y eon toda malicia. y por aquellos | ‘u- {j . que en vez de aflig-irse por el Inal. se alegran y exultan por " - el mismo pecado. y esto los lleva a la ceguera y a sofocar cua] 1 ’ o ' luz y gracia en ellos. ‘ i
  17. 17. l _ ' DECINLÁQIIINWZvL 11011.1 De las 7a las 8 de lu Innñana r ‘ Jesús ante ¡’ilatosx P‘ / ¡’Ej Pilates lo envía a llerodes n’ ; l. l - . g Atado bien mío, tus __ ¿sia . enemigos unidos a los , Íïsáas. W me- , sacerdotes te presentan ante Pilatos. y ellos fingiendo sanüdad y escrupulosidad, dcbienda‘ festejar la Pascua se quedan fuera en el atrio. y 'l‘ú, mi amor. viendo el fondo de su malicia reparas las lnipocrcsías del cuerpo _ religioso. También yo reparo junto contigo, pero nlientras Tú te ocupas del bien de ellos. el los en cambio comienzan a ancusarte ante Pilatos. vomitando todo el veneno que tienen contra ’I‘i. pero Pilatos mostrúndose insatisfccho de las ¡Icuswciones que te hacen para poderte condenar con motivo te llauna aparte y a solas te ‘o 5 ‘i c). exanlina y te pregmta: “¿Eres 'l‘ú el rey de los judíos? ” Y 'l‘ú mi f " Jesús, verdadero rey mío respondesfhli reino no es de este mundfi - de lo contrario millares de legiones de ángeles me defender-nui. " Y’ Pilatos conmovido por la suavidad y dignidad de tu palabrnfÏÏ . sorprendido te dice: “óCólno. 'l‘ú eres re_y'? "Y Tïi: “Es connqgoflá; ' tú lo dices. Yo lo soy, y he venido al mundo a enseñar la Verdadl. " ' , ‘r nn- , x ïí’ '‘. 4am
  18. 18. 5 l}E(’i)¡. &SEX'l‘A ¡{ORA j De las 8 a las 9 de la mañana ' . _ i, ‘ Jesús de nuevo ante Pilatos. . ¿Es pospucsto a Barrabás. ‘ Jesús es flagelado. Eli J esús, Santidad que no tiene ¡{wz i‘: .¿ , s. » t. - «Signal, ya estás de nuevo ante Pilatos4 y éste, al verte tan nnalanlente reducido y vestido de loco. y sabiendo que ni siquiera IIerodes te ha condenado, queda más indignado contra los judíos y se convence Inayorlnente de tu inocencia y de no condenan-te, pero queriendo dar alguna satisfiuveión n los judíos. como para aplacar el odio. cl furor. la rabia y la sed que tienen de tu san}, .. . te propone a ellos junto con , ' Barrabás, pero los judíos gritan: f p‘ “¡No quereunos libre a Jesús. sino a Barrabás! " w zfl Y entonces Pilotos no sabiendo ya qué hacer para callnarlos te condena u la flaggelueión. Q _ . ‘li pospuesto Jesús, se ¡ne rompe el corazón al ver que lnientras . los judíos se ocupan de Ti para hacerte morir. 'l‘ú, eneerraulgrvc, ‘ l en Ti Inismo piensas en dar a todos la Vida. {, - I L? ’ 1 v - s- ‘ f . , ". .—
  19. 19. I) ECI SIASEFVPI RIA IIO RA De las 9 a las IO dc la nluñuna ¡ _ Í: Jesús coronado de espinas. “Ecee IIoIno. ” f; ‘ Jesús es condenado a muerte. “xXIIÍIJJO, no pierdas nada de lo que he ' _ ‘ _ sufrido; sé atenta a mis enseñanzas. Yo debo rehacer en todo al honnbre. la , ' , culpa le ha quitado la corona y lo hn JC coronado de oprobios y de confusión, así _. _ A, _ _ _, I que no puede comparecer ante ¡ni Rlajestad. la culpa lo ha deshonrado haciéndole perder todo y _ _ derecho a los honores y a la gloria. por eso quiero ser coronado de . espinas. para poner sobre la frente del honnhre la corona y f p»: ’ restituirle todos los derechos a cualquier honor y gloria: y nlis w‘ jál espinaus serán ante mi Padre reparaciones y voces de disculpa por r los tantos pecados de pensanniento y espeeiahnente de soberbia: x .3" ¡TL y serán voces de luz y de súplica n cada mente creada para que no nue ofendan: por eso, tú únete conmigo y ora y reparajunto ‘ —. 3 ¿‘Í l conmigo. " I 7*’ ' 7’ ¿M n‘ 1-
  20. 20. l) ECIBI O ("PAVA II O RA _ De las 10 a las ll de la mañana "7 Jesús tonla la cruz y se dirige al Calvario donde es desnudado. “Cruz adorada. finallnente te í; , _; A A _ ‘abrazo: erastúel suspiro denni J ‘. ‘. ‘s ¿"54 l’ . corazón, el martirio (le mi amor. pero tú. 0h cruz, tardaste hasta ahora. nlientras llllS pasos siempre se dirigían hacia ti. Cruz santa. eras tú la meta de luis deseos, la finalidad de ¡ni existencia acá abajo. en ti eoneentro todo n1i Ser; en ti pongo a todos nris hijos y tú serás su vida y sn luz. su defensa. su (vnstodian. su fuerza. Tú los ayudarás en todo y me los eonducirás gloriosos al Cielo. 0h cruz. cátedra de sabiduría. sólo tú enseñan-as la verdadera santidad, sólo tú forman-ás los héroes. los atletas. los mártires. ¡x-rmaneeerás en lugar Inío: a ti te entrego en dote a todas lao; " allnas. A ti las confío para que ¡ne las custodics y Inc las salvesïïá los santos. (Truz bella. (ü eres nui trono y debiendo ’o partir de la tierrmtúk _ I
  21. 21. DECIMANOVENA HORA ' De las 11 a las 12 del dia h i La CruciFixión de Jesús i‘: "Padre mio, mira mis manos i‘ -_ ' destrozadas g estos clavos que ‘i me las traspasan, que me g tienen clavado junto con todas 7 7 vis}; estas obras malas. h, en estas manos siento todos los dolores que me dan todas estas malas obras. ¿No estás contento, ola Padre mio, con mis dolores? ¿No son acaso capaces de satisFacerte? Ala, estos mis brazos descoguntados y descarnados sean para siempre cadena que tengan atadas a todas las pobres criaturas a Fin de que I ninguna me hugo, sólo la que quisiera arrancarse de Mia viva Fuerza; y estos mis brazos sean las cadenas amorosas que te aten también a ti, Padre mío, para impedirte que destrugas a (a pobre criatura, ‘ más aún, te atraigan siem re más hacia ego ara que derrames abundantemente sobre e la tus gracias/ "éj y tus misericordias. "
  22. 22. I es i ' Tu“ VlCiESlMA HORA a sin y é’ z ww». q : «a " De las 12 a la : L de la tarde ' , _ / Primera hora de agonía 1" «x - ' l. ‘ en la Cruz . ’. ‘É ‘v? ‘¿i141 I z o - -“ ¡sig {l-¡Jesus WHO, crucificado ‘ » A? ‘ ‘ í-‘adorado, en estas tres Ï ' ' horas de amargufsima agonía Tú quieres dar cumplimiento a todo; g mientras permaneces silencioso enfla Cruz, veda que en tudintzlario; >f. :_>_'__-. ¡ quieres satis acer en to o y por to o a Pa re. ‘fit-jj Por todos le agradeces, por todos lo satisFaces, - y, por todos ¡des perdón, y para todos ímpetras “y! ‘ la gracia e que ga nunca más te oFendan. Y para obtener esto del Padre, resumes toda tu vida, desde el primer instante de tu 1 i. l Concepción hasta tu último respiro. ‘ ‘N ‘l i z ' e)? " s, ‘¿l?
  23. 23. ' gracia le tocas el corazón g ese ladrón se siente todo cambiado, Ïí: ÍViGESiMA PRIMERA HÓRA ¿mg ‘rgé- i‘; ¿De la 1 a las 2. de la tarde a" . _ _ ' i‘ ‘Segunda Hora de Agonía . . . “ En la Cruz ‘c k Ï crucificado Amor mío, mientras . A» ’ . oro contigo, la Fuerza raptora de tu amor g de tus penas mantiene mi mirada Fija en ti, pero el corazón se me rompe viéndote tanto sufrir. .. Tu deliras de amor g de dolor, g las llamas que abrasan tu Corazón se elevan tanto que están en acto de devorarte, 'i reduciéndote a cenilzas. Tu amor reprimido es más Fuerte que "——' f- la misma muerte, g Tú queriendo desahogarlo, mirando al ' i- iadrón que está a tu derecha, se lo robas al infierno, con tu “¿Él te reconoce g te conFiesa como Dios, y lleno de contrición te ( i’ dice: "Señor, acuérdate de mí cuando estés en el reino", g Tú " no vacilas en responderle: q: "HOY ESTAR/ XS CONMIGO EN EL PARAISO" g haces de él el primer triunfo de tu amor.
  24. 24. r Ïl ‘x L3 ‘a’ L t. l . X término. .. Y go, ¿me Ine consumido toda por tu amor? ¿Qué agradecimiento no deberá no tendrá que ser mi gratitud hacia ti? Íïíïíg. ‘viássïmA SEGUNDA HORA i u l "‘. ;;. :J1Í« De las 2 a las 3 de la tarde «Tr-¿a- «e Tercera Hora de agonía En la Cruz Muerte de Jesús 2:11; raw, Oh Jesús mío, ga lo has . agotado todo, ga no te queda nada más. El amor ha llegado a su ¿‘LH scLngTp go darte, cuál 4 in“ V" ‘ Lïïgfil “ " Wes‘ i‘?
  25. 25. r! 3 a 4- de la tarde esús muerto, traspasado Por la lanza. Ï escendimiento de la Cruzjïï; L. .- ‘1 4‘ ¡ Oh dulce Mamá, junto contigo quiero besar g volver a besar el: __ g q cuerpo adorable de Jesús, hecho toda una Haga, - juntamente i ‘ ' 11 contigo pongo mis manos para unir esos jirones de carne que W115» en él aún quedan, g adorémoslo profundamente. .. ¿‘a Besemos, oh Madre, esas manos creadoras, que han obrado po N‘ nosotros tantos prodigios. .. Esas manos taladradas, que ga _ están frías g con la rigidez de la muerte. " Oh dulce mamá, encerremos en esas sacrosantas heridas a todas las almas, para que Jesús, al resucitar, las encuentre a todas en El, depositadas por ti, g así no se pierda ninguna. __ Ola Mamá, adoremos juntas estas profundas heridas en nombre de todos g con todos. .. v. ,___ k
  26. 26. s. » _ g _ _ "'. z- viaEsiMA CUARTA HORA ‘¡ya ' ' . ¡ ' 5 i“ De las 4 a las 5 de la tarde ¿",2 ' , -—4.Z¿¿_ i ‘La sepultura de Jesús i? ) A _ Ñ .4 4- . w , A . _, ‘; Dolorosa Mamá mia, ga veo que te - ' --—". ’*ï ¡dispones al último sacrificio: tener que _ __. ;w¡. *ï". ""_ ¿dar sepultura a tu Hijo Jesús muerto. Y resignadísima a los Quereres del Cielo, lo acompañas g con tus mi'smas manos lo depones en el sepulcro. .. Y mientras recompones esos miembros, tratas de decirle un último adiós, de darle el último beso, g por el dolor te sientes arrancar el corazón del pecho. El amor te deja clavada sobre esos miembros, g por la Fuerza '-e del dolor g del amor tu vida está a punto de quedar apagada junto con tu muerto Hijo. ..

×