Acción Colectiva y Control Social en la Gestión Urbana de El Contadero, Cuajimalpa

9,250 views

Published on

Tesis que presenté para obtener el Grado de Maestría en Planeación y Políticas Metropolitanas en la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco.

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
9,250
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4,070
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Acción Colectiva y Control Social en la Gestión Urbana de El Contadero, Cuajimalpa

  1. 1. 
 

 UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA-UNIDAD AZCAPOTZALCO DIVISIÓN DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANIDADES MAESTRÍA EN PLANEACIÓN Y POLÍTICAS METROPOLITANAS Acción Colectiva y Control Social en la Gestión Urbana de El Contadero, Cuajimalpa. TESIS QUE PARA OBTENER EL GRADO DE Maestría en Planeación y Políticas Metropolitanas PRESENTA Margarita María Martínez Fisher Directora de Tesis: Dra. María Cristina Sánchez-Mejorada Fernández-Landero Lectores: Dra. María Soledad Cruz Rodríguez Dr. Emilio Duhau LópezMéxico, D.F. Diciembre, 2011.
  2. 2. Acción Colectiva y Control Social en la Gestión Urbana de El Contadero, Cuajimalpa Margarita María Martínez Fisher Palabras Clave Expansión Urbana Fragmentación Urbana Contadero Cuajimalpa Identidad Pertenencia Socioterritorial Apropiación simbólica Resumen Esta investigación gira en torno a la acción colectiva como un proceso social que influye en la gestión y las políticas urbanas en el marco de la expansión urbana poniente de la Ciudad de México. En primera instancia se discute el debate teórico en torno a la Acción Colectiva desde los enfoques racional-utilitarista de Mancur Olson y el Paradigma de la Identidad. Se incluyen como categorías analíticas la pertenencia socioterritorial y la apropiación simbólica en la visión de Gilberto Giménez. Posteriormente se profundiza en el proceso de expansión urbana poniente, su evolución histórica y los procesos de segregación y fragmentación urbanas como marco de referencia para entender el contexto regional del caso de estudio. A partir de lo anterior se relata detalladamente la evolución de la disputa por el poder político y el conflicto por la tierra en la historia de Cuajimalpa y Contadero, sus orígenes remotos, enfatizando en la manera como el cambio en el uso de la tierra ha impactado en el proceso de urbanización de la zona. Además realizo una descripción de aspectos generales de El Contadero (Orígenes, configuración, tipos de poblamiento) y profundizo en el análisis de las identidades de la zona, residencial, popular y tradicional. En un último capítulo se relatan las acciones que han llevado a cabo los actores sociales de Contadero para defender el territorio en conflictos como la defensa de los Bosques del Cedral y el Ocotal, el conflicto contra la UAM y en especial el caso del Proyecto de Programa Delegacional de Desarrollo Urbano de Cuajimalpa que se ha mantenido pendiente de autorización por parte del Gobierno de la Ciudad debido al rechazo social que implicó en un momento dado. Como principales resultados de la investigación se presentan testimonios de actores de la zona e información documental de interés, todo ello nos permite entender a la valoración de los recursos naturales y su defensa, como el elemento que posibilitan la articulación de la acción colectiva en la zona a pesar del conflicto social inherente y las diferencias de origen, motivación e identidad que los actores sostienen entre sí.
 2
  3. 3. DEDICATORIA Y AGRADECIMIENTOSEste trabajo está dedicado en primer lugar a los vecinos de Contadero: Guillermo e Isabel de laMora, Clara Reséndiz, Francisco del Olmo, Gerardo Ugalde, Francisco de Souza, el Arq. JoséOseguera y otros más que no tuve la oportunidad de entrevistar como Héctor Frappé, Jorge LópezKurto, Lupina Loperena, Fernando Meléndez, y los señores Muciño y Bobadilla, por que son unvivo testimonio de que participar en la comunidad rinde frutos valiosos y de que la democracia esmás que un mero trámite electoral. Gracias a todos y cada uno de ellos por abrirme la puerta de suhogar y por compartirme su conocimiento y su amor incondicional a Contadero.También agradezco a Carlos Orvañanos Rea, Jefe Delegacional de Cuajimalpa por haberme dadola oportunidad de trabajar en su proyecto y por que gracias a él pude ser parte de la invaluablehistoria comunitaria y social de ese territorio que se construye con el amor de sus habitantes.Mi reconocimiento y agradecimiento a la Doctora Cristina Sánchez Mejorada como mi asesora paraesta investigación por que su pasión y su experiencia me formaron y motivaron en todo momento.Al Arquitecto Jorge Gamboa de Buen y al Lic. Carlos Gordillo por la documentación yconocimientos técnico/jurídicos que me hicieron el favor de compartir para concluir estainvestigación.A mis amigas y compañeras de la Maestría, Laura Hernández, Paulina Gamallo y Adriana Urbina,que han sido un apoyo en todos los sentidos. Mis amigas entrañables para toda la vida.A Arne aus den Ruthen por que desde el día uno que empecé mi carrera profesional y académicacreyó e impulsó mis proyectos.A Benjamín Zermeño por ayudar siempre y ser el mejor de mis amigos.A mi amiga Liliana Rojero que es un ejemplo intelectual y político para mí.A mi familia que me ha respaldado en todas las aventuras: Mis papás Mario y Bertha por suejemplo y amor incondicional. Mis hermanos Mario, y su esposa Maribel, y Lupita por ser laspersonas que más admiro intelectual y moralmente. A Karla y Pablo Puig por prestarme su casa deCocoyoc para escaparme a trabajar.A Jorge, mi esposo, “a quien conozco de antes del ayer”, que ha sufrido todos los desvelos yaventuras de esta investigación con paciencia y comprensión. A él le dedico “Todas las mañanasque viví, todas las calles en dónde me escondí…”. A mi hijo Lucas. “Mi voz cantante… mi destinoerrante…mis marcas en la piel.” ...todo al fin se sucedió, sólo que el tiempo no los esperó la melancolía de morir en este mundo y de vivir sin una estúpida razón. Todos giran y giran todos bajo el sol se proyecta la vida Mariposa Tecknicolor -Fito Páez-
 3
  4. 4. ÍNDICEIntroducción………………………………………………………………………..……..6Capítulo 1: Debate teórico en torno a la Acción Colectiva…………………...18 Enfoques teóricos estructurales…………………………………………….....20 La Visión de Mancur Olson en la Lógica de la Acción Colectiva…………...25 El Paradigma de la Identidad de Melucci……………………………..……....28 El concepto de Control Social……………………………………………..…...34 Identidad colectiva y pertenencia socio territorial en la visión de Gilberto Giménez…………………………………………………………….…………....37Capítulo 2: El proceso de expansión urbana poniente y su impacto en la Delegación Cuajimalpa………………………………………….…….47 Historia de la Urbanización Poniente del Distrito Federal……………...…...47 Segregación espacial en la Ciudad de México………………………….……62 La División Social del espacio: Territorios heterogéneos y fragmentados como resultado del proceso de urbanización…………………………………66 La Delegación Cuajimalpa un Territorio Rico en Recursos Naturales.........68 Las etapas de urbanización de la Delegación Cuajimalpa en el Contexto de la Urbanización Poniente……………………………………………………….72 Elementos configuradores de la urbanización en Cuajimalpa……………...74 Perspectiva histórica del poder político en Cuajimalpa…………….……..…97Capítulo 3: La disputa por el poder político y el conflicto por la tierra en la historia de Cuajimalpa y Contadero……………………………….100 Orígenes remotos: Época prehispánica, colonial y el Movimiento de Independencia……………………………………………………………….....102 Cuajimalpa en la Revolución……………………………………………........108 Disputa territorial en Contadero y sus alrededores a partir de la Reforma Agraria……………………………………………………………..……………109 El cambio en el uso de la tierra y su impacto en el proceso de urbanización: El declive de actividades agrícolas y la veda en la explotación forestal………………………………...……………………………………...…137
 4
  5. 5. Capítulo 4: Contadero: Territorio fragmentado, grupos de población y configuración de las identidades…………………………………..140 Orígenes históricos de El Contadero………………………………………...141 Configuración territorial……………………………………………………..…150 El poblamiento de Contadero: Un territorio fragmentado…...……………..151 Diferencias y coincidencias en los actores entrevistados: Origen, nivel socioeconómico y simpatía partidista………………………………………..153 La identidad de la zona residencial: La búsqueda por defender el modo de vida………………………………………………………………………………155 Identidades populares: La lucha por una mejor calidad de vida desde la precariedad……………………………………………………………………..156 Identidad y pertenencia territorial: Forma de vida, tradiciones y costumbres……………………………………………………………………...159 Visión respecto a otros actores de Contadero y externos…………………163Capítulo 5: La protección de los recursos naturales de Contadero como ejearticulador de la gestión urbana de resistencia al desarrollourbano…………………………………………………………………………………..169 Historia de la Resistencia: La Acción Colectiva en Contadero desde la perspectiva de los actores locales……………………………………………170 La forma en la que los actores sociales se han organizado como un contrapeso real a la administración urbana: El caso del Proyecto de Programa Delegacional de Desarrollo Urbano de Cuajimalpa…………....185 La articulación de la gestión urbana en el Comité Ciudadano de Contadero……………………………………………………………………….187Conclusiones…………………………………………………………………………..194Fuentes………………………………..………………………………………………..206Anexos…………………………………………………………………………………..223
 5
  6. 6. IntroducciónEn julio de 2010, el Gobierno del Distrito Federal publicó la nueva Ley de DesarrolloUrbano que fue aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en el mes deabril del mismo año. Los periódicos principales publicaron diversas notas en las queciudadanos y representantes vecinales criticaron esta legislación e incluso, convocaron amovilizaciones para protestar por su expedición. La discusión respecto a cómo normar oregular el proceso urbano está presente en la opinión pública y es tema de interés para elfuturo desarrollo de la Ciudad.El debate respecto al proceso de urbanización involucra diversos aspectos, el político ysocial, por que norma o limita jurídicamente el uso de la propiedad privada, y eleconómico por que asigna (incrementa o devalúa) valores a la misma. Los vecinos dezonas medias y residenciales de la Ciudad de México expresaron su rechazo a la nuevaLey por que consideraron que ignora la participación vecinal para decidir sobre suentorno.1 Según los vecinos que protestaron, “hay preocupación por zonas de carácterpatrimonial y las áreas verdes o de conservación, también hay dudas respecto a si eldesarrollo urbano que se promueve en la Ciudad de México considera un equipamientosuficiente para garantizar el abasto de agua y otros servicios a nuevas viviendas”.En el centro de la discusión respecto al desarrollo urbano está la relación del Gobierno yla Sociedad, por que las decisiones gubernamentales (normativas o administrativas) sonen parte producto de la interacción y presión de grupos sociales al Gobierno. El procesopor el cual se forman las decisiones en materia urbana por parte de las autoridades escompartido con la sociedad en la medida que ésta, a través de actores sociales, gruposde presión, asociaciones, comités vecinales o ciudadanos, movimientos urbanos, etc.,incide en los procesos de decisión pública. En este sentido es importante identificar losaspectos en los que hay coincidencias o divergencias, la correlación de fuerzas y losmecanismos que utilizan ambas partes en su actuación.Los ciudadanos participan por diversos motivos y buscan objetivos distintos, la gestiónurbana está relacionada de manera muy importante con la sociedad, las formas en lasque se organizan los ciudadanos, sus demandas, sus intereses y la lógica de susrelaciones con el gobierno y lo político. Durante años el proceso de definiciones para loscambios de uso del suelo en la Ciudad había sido más o menos restrictivo al desarrolloinmobiliario, complejo para la toma de decisiones gubernamentales y con tendencia amantener el status quo.Hoy el planteamiento normativo respecto al cambio de uso del suelo es distinto, hay yauna posibilidad de transformar, incentivar y dirigir el proceso de urbanización por parte delGobierno del Distrito Federal con menor participación de otras instancias, específicamentela Asamblea Legislativa y los órganos de representación ciudadana.Frente a esta situación, los ciudadanos que tradicionalmente han participado en elproceso urbano, reclaman un espacio de decisión para influir en la toma de decisionesgubernamentales respecto del desarrollo urbano por que esto afecta sus condiciones ycalidad de vida. ¿Cómo se involucrarán hoy los ciudadanos de diversos espacios delDistrito Federal en el proceso urbano? Esta es una cuestión vigente en la Ciudad tambiénpor que en octubre de 2010, la nueva Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal,























































1 Critican la ley urbana. Periódico Reforma, Sección Ciudad, 17 de julio de 2010.
 6
  7. 7. posibilitó la elección de una nueva figura de representación vecinal: los ComitésCiudadanos. Para el desarrollo de la Ciudad y también en términos políticos estas nuevasrealidades normativas tienen implicaciones en cuanto a los mecanismos de consenso yconcertación del Gobierno y los ciudadanos.Lo urbano no es producto de una acción deliberada o planeada únicamente desde elgobierno, es resultado de la interacción de la sociedad y el Gobierno. No podemos obviarel hecho de que en la Ciudad existen lógicas tradicionales e históricas de gestión, milesde ciudadanos y organizaciones vecinales han participado durante muchos años paradefender su modo de vida y mejorar las condiciones de su entorno. La Ciudad es productode la gestión de sus habitantes, de la interacción ciudadana en el ámbito público. Lo quesucederá en el futuro sin duda estará influenciado por la forma en la que la población seinvolucra para enfrentar o promover las decisiones del gobierno.En este contexto, la investigación que presento gira en torno a la gestión urbana de lospobladores de Contadero en la Delegación Cuajimalpa, un territorio que hoy en día esconsiderado como estratégico para el desarrollo inmobiliario en la Ciudad de México,además, Cuajimalpa es una Delegación de la periferia poniente del Distrito Federal quelimita con el Estado de México y que ha vivido en los últimos años un importante procesode fragmentación territorial frente a la expansión de la urbanización del poniente de laCiudad de México.Desde este punto de vista, y por el desarrollo del proceso de urbanización en la zona, enContadero es posible verificar 2 tipos de fragmentación, la que genera el límite del Suelourbano con el Suelo de Conservación, una fragmentación territorial urbano-rural y unafragmentación de tipo social, que deriva de diversos tipos de poblamiento y habitantes deniveles socioeconómicos distintos que habitan el territorio.El Contadero ha mantenido una lógica de gestión y organización social específica a partirde su particular evolución histórica. Esta investigación explora la historia del territorio y losorígenes de la configuración del poblamiento, cómo ha ido creciendo, sus conquistas yreivindicaciones a lo largo de los años, los representantes y liderazgos sociales que hanorganizado las demandas ciudadanas y la forma en la que han interactuado con elGobierno para lograr objetivos comunes desde el punto de vista de la representaciónsocial.En los distintos territorios que conforman El Contadero, ubicamos lógicas de gestiónencontradas e intereses divergentes. La zona residencial mantiene una situación denecesidades básicas prácticamente resueltas, sus expectativas van encaminadas abuscar un determinado nivel de vida, esto significa no cambiar las condiciones actualesdel entorno (privilegiadas respecto a su cercanía con importantes recursos naturales) y ladefensa de cierta exclusividad habitacional. Los pobladores tradicionales y de las zonaspopulares buscan mejores condiciones de vida, la posibilidad de satisfacer necesidadesbásicas como la seguridad y condiciones dignas de equipamiento público o laregularización de la propiedad. También existe una apropiación y visión de los recursosnaturales diferenciada, por lo que profundizaré en las diversas representacionescognoscitivas y simbólicas respecto de la forma de apropiación del entorno.En su historia, han existido coincidencias, pero con lógicas y motivaciones diferentes. Eneste sentido es de interés conocer los objetivos de la gestión, los mecanismos deinterlocución al interior de la sociedad y con el Gobierno , específicamente respecto al
 7
  8. 8. proceso urbano de planeación y aplicación de la normatividad en la materia respecto deautorizaciones y control del uso de suelo.Punto de PartidaEntendemos a la Gestión Urbana como el Conjunto de decisiones y procesos políticos,económicos y sociales a través de los cuales se gestionan al mismo tiempo las demandassociales urbanas y las respuestas técnicas y administrativas a estas mismas demandassociales, por parte del aparato del Estado. (Coulomb, 1993)En el centro de la discusión respecto al proceso urbano está la forma en la que lasociedad se organiza y la forma en la que interactúa frente a la Administración Urbana,que entendemos como las Acciones técnico - burocráticas - financieras a través de lascuales el gobierno de la Ciudad organiza y administra los distintos elementos de laestructura urbana (usos de suelo, vivienda, equipamientos, vialidad y transporte, etc.) y dela vida colectiva de las ciudades (seguridad, acceso a los bienes de uso público,constitución y defensa jurídica de los espacios privados, etc.) (Coulomb, 1993)La gestión urbana está inscrita en un tipo de sistema político y en una forma de relaciónGobierno-Sociedad. Además es posible identificar diversos contextos y formas de laGestión: De expansión urbana, de consolidación, densificación y deterioro y de cambio deuso de suelo.La gestión urbana designa los procesos políticos que se desarrollan en relación a laadministración urbana, es decir a la acción estatal sobre el proceso de urbanización.Estos procesos políticos tienen una fuerte inscripción territorial, “Lo urbano, pero seinscriben a su vez dentro de un sistema político global y formas específicas deestructuración del Estado” (Lungo, 1991 en Coulomb, 1993)Es posible entender la evolución territorial de las colonias, barrios, zonas residenciales yPueblos de la Ciudad desde el punto de vista de la forma en la que se han organizado suspobladores, la estructura de la propiedad de la tierra, la organización de demandas algobierno para la prestación de servicios públicos, la construcción de infraestructura social- ya sea provista por el Gobierno o con procesos de autogestión – y su capacidad deinfluir en el proceso de definición de los usos del suelo permitidos en la normatividadurbana, en específico, la normatividad que se genera con los Programas de DesarrolloUrbano Delegacionales y en algunos casos parciales.La gestión es diferenciada según las zonas y tipos de actores sociales. Hay procesossociales que es importante identificar y analizar en cada realidad, en específico el papelque juega la historia del territorio, como referente, la estructura de la propiedad de latierra, los niveles socioeconómicos y los procesos de construcción de la identidad, comola pertenencia socioterritorial, el apego y la apropiación simbólica de los espacios.Los procesos sociales de la Delegación Cuajimalpa son predominantemente procesos deresistencia a la expansión urbana, las personas se organizan para defender el territorioque habitan frente a decisiones del Gobierno, ya sean normativas (legislación) o bienadministrativas (permisos, licencias de construcción, etc.)En un primer momento, la gestión urbana estuvo enfocada a garantizar condiciones devida (servicios, equipamiento, entre otros) en el territorio y actualmente la gestión de los
 8
  9. 9. habitantes de la Delegación es de defensa frente al proceso de urbanización en el quese encuentra inmersa por la expansión urbana poniente del Distrito Federal.La gestión de los habitantes de la zona se ha constituido en un mecanismo de ControlSocial entendido como “una forma de participación ciudadana a través de la cual laciudadanía, individualmente o a través de iniciativas de grupo o colectivas, ejerce unafunción crítica sobre el comportamiento de los agentes públicos, estatales y no estatales,con el propósito de incrementar la responsabilidad y la integridad en el manejo de losasuntos públicos” (Velázquez, 2003), en el caso de estudio específicamente frente a lanormatividad urbana.En el territorio existen actores sociales que son las unidades reales de acción de lasociedad: Tomadores y ejecutores de decisiones que inciden en la realidad local. Sonparte de la base social, son definidos por ella, pero actúan como individuos o colectivosque además están condicionados a lo cultural, étnico-cultural, político y territorial.Llamamos actores locales a los sujetos (individuales o colectivos) cuyo comportamientose determina en función de una lógica local y/o su comportamiento determina losprocesos locales. Al mismo tiempo existen actores locales que además de su capacidadde influir en el ámbito local tienen relación con otro tipo de esferas no locales dedecisiones. (Pirez, 1995)En este sentido será de gran relevancia profundizar en actores como el Comité Vecinal deContadero (1998-2010), el recién electo Comité Ciudadano de Contadero (2010) y laAsociación Civil Procontadero. Existen además otros actores con influencia en la zona, losdueños de la tierra, los desarrolladores inmobiliarios y actores políticos, representantes departidos políticos o gubernamentales.El Contexto de la Gestión UrbanaLas tensiones que genera el proceso de urbanización y la forma en la que se involucra laacción del Gobierno con la sociedad están presentes hoy en el Poniente de la Ciudad endonde existe una gran presión para extender el desarrollo inmobiliario de carácterresidencial hacia la zona que hasta la fecha se ha mantenido por sus característicasnaturales.El proceso de revisión del Programa, vigente desde 1997, inició en el año 2002 y no hasido posible su aprobación a la fecha, prácticamente 9 años después. En junio de 2010,en un Período extraordinario de Sesiones de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal,los diputados de todos los partidos políticos de la Ciudad decidieron por unanimidadregresar el proyecto presentado en 2008 por parte del Jefe de Gobierno, a la SEDUVI conobservaciones para su modificación.Este proceso de discusión del desarrollo urbano está inmerso en procesos políticos yexisten diversos actores sociales que han participado activamente en el mismo. El día quese aprobó el dictamen correspondiente en la Comisión de Desarrollo e InfraestructuraUrbana, el Diputado José Rendón Oberhausser (del distrito XXI de Cuajimalpa por partedel PAN) estuvo acompañado en una rueda de prensa del Arq. José Oceguera, miembrode la Asociación Civil Procontadero, organización que ha cobrado gran relevancia enacciones de resistencia en contra de la urbanización de áreas de valor ambiental en lazona.
 9
  10. 10. La organización de los habitantes de Cuajimalpa, y en especial de Contadero, ha logradoinfluir en las decisiones gubernamentales, la discusión sobre el futuro y la forma deldesarrollo urbano en esta zona con importantes recursos naturales en el Poniente de laCiudad de México está ligado a la forma de pensar de sus habitantes y la manera en laque han gestionado y construido su entorno y condiciones de vida.Cuajimalpa está inmersa en el proceso de urbanización del Poniente que se ha idoextendiendo desde el centro para generar viviendas a sectores medios y de altos recursos(Polanco, Lomas de Chapultepec, Bosques de las Lomas en el Distrito Federal yTecamachalco, La Herradura, Interlomas en el Estado de México). Ahora tambiénCuajimalpa ha sido fuertemente impactada en términos poblacionales con el desarrollo deSanta Fe a partir de 1980. Es posible verificar la manera en la que se ha ido desarrollandola Ciudad en términos urbanos en la periferia, en donde había un poblamiento tradicionaly rural y en donde hasta la fecha el 70% del territorio es Suelo de Conservación. Elresultado del proceso de urbanización en Cuajimalpa es un territorio heterogéneo, condiversos tipos de poblamiento: Rural, popular, pueblos, zonas residenciales y nuevosconjuntos urbanos cerrados para población de alto poder adquisitivo. En zonasespecíficas de la Delegación encontramos territorios fragmentados en donde convivenpoblaciones de tipo tradicional, con pobladores de tipo popular y zonas residenciales derelativamente reciente creación. Este es el caso de El Contadero, una colonia cercana a laCabecera Delegacional en donde encontramos de manera continua los 3 tipos depoblamiento.La forma en la que Cuajimalpa y la Ciudad enfrentarán la necesidad de extender laurbanización de tipo residencial hacia el Poniente es un tema que está por definirse.¿Cómo será compatible la necesidad de suelo urbano para este tipo de viviendas siexisten importantes recursos naturales que son protegidos por la Ley y además sonvalorados y defendidos por los pobladores de la zona? Hasta hoy, la zona de bosques ybarrancas en el límite del Suelo de Conservación, se mantiene como tal a pesar deenormes presiones para su urbanización, por eso es importante conocer los mecanismosy lógicas de gestión de Cuajimalpa por que el proceso de urbanización del Ponientedepende en gran medida de la forma en la que se resuelva la normatividad que regirá laurbanización del territorio en el futuro inmediato.En Cuajimalpa han operado mecanismos de control social frente a la accióngubernamental, los ciudadanos se han organizado de diversas formas para defender suterritorio y esto tiene efectos en la urbanización del Distrito Federal.En esta zona es posible verificar cómo se enfrentan lógicas y visiones distintas respecto aluso y aprovechamiento del suelo y sus recursos. Por un lado la visión de propietarios deterrenos, que quieren el mayor provecho de sus tierras, pobladores originarios otradicionales que buscan condiciones de vida para sus hijos y sus familias, por el otro, lavisión de nuevos pobladores que han llegado desde los años 40 a la zona buscando unnivel de vida cercano a la naturaleza y alejado de los problemas de la Ciudad, que valorala exclusividad por ser un tipo de urbanización residencial. Los intereses, motivaciones yvaloraciones son diversos y contradictorios, en este momento es relevante entender estasmotivaciones y lógicas para sentar las bases de un entendimiento entre diversas visiones.Cuajimalpa ha vivido los últimos 12 años una alternancia política que no se verifica enotras delegaciones de la Ciudad. En el año 2000 gana el PAN con Francisco de SouzaMayo, en 2003 gana el PRD con Ignacio Ruíz López y en 2006 es electo Remedios
 10
  11. 11. Ledesma García también por parte del PRD. En 2009 el PAN recupera la JefaturaDelegacional con Carlos Orvañanos Rea. Este proceso de alternancia está ligado demanera importante con el proceso de urbanización de Cuajimalpa y sus principalesactores. En este sentido es importante conocer el origen y estructura de la propiedad de latierra, los principales actores sociales y económicos de la zona, la forma en la que haninteractuado con el poder político, las alianzas sociales y políticas a nivel local y central yde qué manera participan de los partidos políticos.El contexto de la gestión urbana en Cuajimalpa es de expansión pues en estaDelegación existe territorio no habitado, aún cuando la mayor parte de este territorio estádeterminado como Suelo de Conservación o tiene todavía usos de suelo restrictivos aldesarrollo urbano habitacional. Aquí es importante revisar las decisiones y procesospolíticos, económicos y sociales, ¿Cómo actúan los dueños de la tierra? ¿Losdesarrolladores inmobiliarios? ¿Los vecinos originarios y que han llegado a vivir en lazona? ¿De qué manera se relacionan entre sí? ¿Qué alianzas han configurado? ¿Cómoinfluyen en la toma de decisiones? ¿Qué respuestas da el Gobierno hoy al proceso deurbanización expansiva en Cuajimalpa? ¿Qué conflictos se están presentando?El territorio, los actores y los procesos socialesEl territorio tiene características dadas (naturales) y formas de propiedad (social oprivada). En él se generan actividades productivas de los asentamientos humanos. En elterritorio se verifican procesos sociales, que llevan a cabo actores con demandasespecíficas y ejecutan diversas acciones de gestión con el gobierno. En Cuajimalpavemos un territorio rico en recursos forestales y con importantes accidentes geográficos(montañas y barrancas). En esta investigación revisaré la forma en la que se lleva a cabola apropiación del territorio y el proceso de urbanización.Existen dos posturas teóricas respecto del territorio, una visión que ubica al territorio comoun contenedor de fenómenos sociales o como un espacio que tiene una extensión precisay delimitable, y por el otro lado una visión que ubica al territorio como resultado deprocesos sociales y políticos, de la forma en la que se conducen los actores, según susrecursos en ese territorio, de la forma en la que se relacionan los actores entre sí alinterior del espacio y al exterior.Para entender la fragmentación del territorio, identificamos en el espacio los tipos depoblamiento diferenciado y ubicamos a los actores que ahí participan y sus temas deinterés.Como tipos de poblamiento encontramos espacios para vivienda residencial, en dondeexisten viviendas unifamiliares en calles abiertas pero también las denominadas privadas,como fraccionamientos cerrados, y condominios horizontales, así como casas de tipocampirano y clubes hípicos. También encontramos un poblamiento tradicional alrededorde la Parroquia. Una extensión de tipo popular y una urbanización popular de tipo irregularen la zona del Ocote, sobre el derecho de vía del Tranvía.Los actores identificados según el tipo de poblamiento en la zona de Contadero:
 11
  12. 12. 1. El Comité Organizador de la Fiesta de la Purísima Concepción, relacionado con las labores propias de la Iglesia. 2. La Fundación de Damas de Contadero Pro-Ayuda del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa I.A.P.; fundada en 1996 por familias de la zona residencial: Gloria Ruíz Moreno, Blanca Calvo Rangel, María Eugenia Garduño Moralejo, María Teresa Vargas Quintana, Angelina P. Rangel, Graciela Pérez de Pérez, Frida Hamui Ojeda, María de Jesús, Sánchez Hoyos, Luisa María del Carmen Fernández del Castillo, Josefina Montes de Manero2. 3. El Comité Vecinal Contadero, que fue electo en 1999 y que coordinó la Sra. Clara Reséndiz García, actualmente integrante de la Asociación de Vecinos Unidos en Defensa de los Bosques de Cuajimalpa. El Comité Vecinal estuvo integrado principalmente por habitantes de la zona popular de la Colonia. 4. Un actor social de gran relevancia es la Asociación Civil Procontadero. Actualmente el Presidente es el Sr. Guillermo de la Mora, como Secretaria funge Lupina Loperena y como Tesorero José Oceguera. 5. Jaime Schlitter Alba, del CIUCC y que ha participado en ProContadero, también ha sido candidato del PVEM en elecciones anteriores y ha sido funcionario delegacional en el área de Recursos Naturales. Actualmente tiene un periódico en línea llamado Noticuajimalpa. 6. Familias originarias como las del Señor Héctor Frappé y Emilio Carballo. 7. Grandes propietarios de tierra, nativos de la zona, las Familia Muciño, Vázquez, Bobadilla, Serrano y de la Rosa. 8. Vecinos o dueños de la tierra que habitan en grandes residencias y representan importantes grupos empresariales: Daniel Servitje (Grupo Bimbo) y Emilio Azcárraga Jean (Televisa). Especial mención merece Carlos Slim, dueño de Grupo Carso quien es propietario de importantes terrenos aledaños a la zona a partir de la adquisición de la Fábrica de Papel Loreto y Peña Pobre. 9. Los desarrolladores inmobiliarios que poseen territorios de la zona para construir vivienda ya sea residencial o de tipo medio, en este caso un actor relevante es la inmobiliaria que construye el Hípico La Sierra en la Barranca de Contadero, o el empresario Augusto Flores, dueño del desarrollo inmobiliario Stampa Residencial que se ubica en la Carretera Libre a Toluca.Existen diversas formas de representación, unas formales y otras de carácter autónomo,es decir, unas son propiciadas por el esquema legal o institucional definido (ConsejosCiudadanos, Comités Vecinales, etc.) y otras que son autónomas, definidas por lasociedad (Agrupaciones vecinales, civiles, de colonos y residentes), existencontradicciones y tensiones en las formas diversas de representación social y la lógica degestión urbana: Comités vecinales, asociaciones civiles, organizaciones populares,organizaciones basadas en tradiciones (Cívicas, Juntas Patrióticas, organización deFestividades y Asuntos Religiosos, etc.)Ahora bien, si un proceso deseable en términos de política pública o de visión delGobierno es que exista una urbanización sustentable o equilibrada, respetuosa de losrecursos naturales y en donde haya una buena organización de las viviendas y losespacios públicos, es necesario considerar los procesos sociales que se dan en eseterritorio por parte de sus actores. Por eso las preguntas de investigación a las que buscoresponder son las siguientes:























































2 Con información de la Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal http://www.jap.org.mx/diriap/index.php?iap=0558
 12
  13. 13. ¿Qué es y que implica la acción colectiva?¿Cuáles son los procesos de gestión que se presentan en Contadero, cuál es su origen yevolución histórica?¿Cuáles son y cómo interactúan diversas lógicas de gestión en territorios heterogéneos?¿Cómo se lleva a cabo la gestión de territorios fragmentados?¿Cuáles son los elementos que articulan o confrontan a las organizaciones de la zonatradicional y residencial en Contadero?¿Cuáles son los intereses, demandas, estrategias, tácticas y mecanismos de gestión delos pobladores de cada una de las zonas que integran El Contadero?¿Qué tipo de arreglos políticos se dan a partir de la gestión comunitaria y social?¿De qué manera la gestión de los habitantes de El Contadero se ha convertido de maneraefectiva en un mecanismo de control social frente a las decisiones del Gobierno?¿Cómo y a partir de que elementos se ha configurado el territorio de la Delegación y enparticular el Contadero?¿Cómo se relacionan las formas de acción comunitaria o colectiva con los mecanismosinstitucionales de Participación Ciudadana?Objetivos generales.Identificar las lógicas de gestión y acción colectiva de diversos actores en torno a ladefensa del territorio y los recursos naturales frente al proceso de desarrollo urbano enCuajimalpa.Me interesa profundizar en el análisis de la acción colectiva como gestión urbana en unterritorio fragmentado como lo es el Contadero en donde coexiste un tipo de poblamientotradicional-rural, popular y una zona residencial.Objetivos particulares. 1. Reconocer la manera en la que la forma de propiedad de la tierra y su evolución histórica influye en el comportamiento de diversos actores sociales frente al proceso de desarrollo urbano. 2. Identificar y caracterizar el proceso de construcción de identidad individual y colectiva de diversos actores sociales en un territorio fragmentado para entender el papel que juegan en la gestión urbana. 3. Analizar la forma en la que actúan diversos actores sociales en El Contadero para defender el territorio que habitan y los recursos naturales frente al modelo de desarrollo Urbano Dominante en el Poniente de la Ciudad de México y en la Delegación Cuajimalpa.
 13
  14. 14. 4. Identificar y analizar el proceso por el cual las organizaciones vecinales de Contadero se han constituido en un mecanismo de control social frente al Gobierno de la Ciudad y la Delegación Cuajimalpa.Partimos de la premisa de que en un territorio socialmente fragmentado existen diversaslógicas de gestión urbana para la defensa del territorio que a veces se articulan y a vecesde confrontan. Desde esta afirmación, la hipótesis de investigación se ha planteado de lasiguiente forma:El elemento articulador de la acción colectiva en el territorio fragmentado tiene comoorigen una percepción de los actores involucrados de apropiación colectiva oindividualizada de bienes públicos, en este caso los recursos naturales. Existe un procesode configuración de la identidad a partir del arraigo a un territorio por el valor que tienenlos recursos naturales. La confrontación en cambio está determinada por interesesparticulares relacionados con disputas por la propiedad de la tierra y por diversosorígenes socioeconómicos de los actores que participan en la zona.Los organizaciones sociales del Contadero se han constituido en un mecanismo decontrol social autónomo para defender el territorio y los recursos naturales frente alproceso de desarrollo urbano en Cuajimalpa.Diseño de la investigaciónLa investigación se realiza a partir de un recuento histórico de la evolución delterritorio y la población, en general en Cuajimalpa y en específico en El Contaderocon la finalidad de conocer la lógica de gestión de sus habitantes. La idea es identificar lasformas de organización social y comunitaria, los actores principales que realizan lagestión, las causas que se han reivindicado a lo largo de la historia y la forma en la quese han relacionado con el Gobierno defender el territorio.EstructuraEn el primer capítulo se expone un marco teórico para definir conceptos y determinarcategorías.Se delimita el hecho social a analizar, la Acción Colectiva y se revisan posturas teóricasque buscan explicar su configuración: Los Enfoques teóricos estructurales como elMarxismo y el Funcionalismo, así como el Paradigma de la Identidad.Para explicar la Acción Colectiva, se exponen de manera detallada los supuestos teóricosprincipales en la visión de Mancur Olson respecto a la Lógica de la Acción Colectivaexplicando la Teoría de la Decisión Racional y su visión respecto al problema de la Accióncolectiva.Posteriormente, y en contraposición con la postura de Olson, se exponen los supuestosteóricos principales del Paradigma de la Identidad de Melucci, la postura constructivista, elescenario de la acción social, la importancia de las Redes de reclutamiento y se explicadesde su punto de vista las motivaciones y la racionalidad de la Acción colectiva.Posteriormente, se introduce el marco conceptual de las categorías de investigación: Elconcepto de identidad, la Identidad colectiva y pertenencia socioterritorial en la visión
 14
  15. 15. antropológica de Gilberto Giménez, detallando variables como la Pertenencia Social, lasIdentidades colectivas y el binomio Territorio e Identidad.Especial mención merece conceptualmente la relación de la Acción Colectiva y elTerritorio, enfatizando la importancia de la historicidad para los actores sociales.En el segundo capítulo, se detalla el proceso de expansión urbana poniente y su impactoen la Delegación Cuajimalpa.Inicio con un breve relato de la historia de la Urbanización Poniente del Distrito Federal,señalando aspectos principales del Porfiriato, la Revolución Mexicana, las etapas de laurbanización del Siglo XX en la Ciudad de México.Planteo el modelo de segregación espacial en la Ciudad de México y la División Social delespacio, considerando como resultado la configuración de territorios heterogéneos yfragmentados.Posteriormente, se relata el proceso de urbanización de la Delegación Cuajimalpa en elcontexto de la urbanización del Poniente: La importancia de los Recursos Naturales, loselementos configuradores de la urbanización en Cuajimalpa y aspectos demográficosprincipales.Finalmente se plantea la perspectiva histórica del poder político en Cuajimalpa.En el tercer capítulo, relato la disputa por el poder político y el conflicto por la tierra en lahistoria de Cuajimalpa y Contadero para reconocer la manera en la que la forma depropiedad de la tierra y su evolución influye en el comportamiento de diversos actoressociales frente al proceso de desarrollo urbano.Se busca analizar la forma en la que actúan diversos actores sociales en El Contaderopara defender el territorio que habitan y los recursos naturales frente al modelo dedesarrollo Urbano Dominante en el Poniente de la Ciudad de México y en la DelegaciónCuajimalpa.En este objetivo la categoría de análisis es la propiedad de la Tierra y como indicadoresse establecen el tamaño y la evolución de cada una de las formas de propiedad en elterritorio.Se exponen los orígenes remotos: Época prehispánica, colonial y el Movimiento deIndependencia. Posteriormente se hace una breve referencia a la época de la Reforma, laIntervención y el periodo de la Revolución Mexicana.Se expone con información del Archivo General Agrario la disputa territorial en Contaderoy sus alrededores a partir de la Reforma Agraria, sus antecedentes remotos y el procesode solicitud de tierras de Contadero.Con información del Diario Oficial de la Federación doy cuenta de la evolución delconflicto por la tierra a partir de la segunda mitad del siglo XX, la disputa territorial frente alas obras de infraestructura de la ciudad en expansión y la lucha por la regularización dela tierra.
 15
  16. 16. Finalmente se relata el impacto que ha tenido el declive de las actividades agrícolas y laveda en la explotación forestal en el proceso de urbanización.En el cuarto capítulo se plantean los orígenes históricos de Contadero, sus tradiciones,costumbres y la estructura de la propiedad de la tierra. Para entender la evolución de laestructura territorial presento de forma breve la influencia de Alberto Lenz , dueño de laFábrica de Papel Loreto y Peña Pobre en la zona.Posteriormente, se describe a Contadero como una urbanización fragmentada ubicada enuna zona de valor ambiental y recursos naturales significativos, los tipos de poblamiento,los actores sociales y elementos configuradores de las distintas identidades individuales ycolectivas que cohabitan en la zona.Posteriormente se relata su representación de la identidad y la pertenencia territorial através de su caracterización de forma de vida, visión e involucramiento en las tradicionesy costumbres del Pueblo de Contadero.Se describe la interpretación respecto de la historia y conflictos por la propiedad de latierra en Contadero, su visión respecto a otros actores de Contadero o externos y supostura respecto de los actores en el proceso de gestión urbana: Los desarrolladores y elGobierno.En el quinto capítulo se establecen los elementos que me permiten afirmar que laprotección de los recursos naturales de Contadero es el eje articulador de la gestiónurbana de resistencia al desarrollo urbano.Estableciendo lo anterior, se relata la historia de la resistencia desde la perspectiva de losactores sociales en hechos y lugares específicos: El Cedral, El Ocotal, el conflicto por laconstrucción de un Plantel de la UAM-Cuajimalpa en 2005, el Hípico La Sierra, el debatepor la aprobación del nuevo Programa Delegacional de Desarrollo Urbano, el conflicto conla CFE y actualmente la problemática por el desarrollo inmobiliario Stampa Residencial.En específico, se detalla la articulación del Comité Ciudadano de Contadero a partir de laselecciones realizadas en el año 2010.MetodologíaPara lograr los objetivos de la investigación, recurrí a 5 elementos y fuentes principales:Revisión de Bibliografía (Publicaciones, tesis, artículos en revistas especializadas,etc.): - Integración del Marco Teórico para establecer el estado de la cuestión; - Revisión de ordenamientos jurídicos en materia de Desarrollo Urbano y Participación Ciudadana; - Identificar hechos históricos relevantes en la evolución de la región y la Delegación Cuajimalpa.Revisión de Fuentes Hemerográficas: - Evolución de la gestión en el contexto histórico de la Ciudad y el país.
 16
  17. 17. - Hechos y actores relevantes. - Causas que se han reivindicado, luchas de los pobladores de la zona, conflictos sociales y políticos.Documental: - Archivo General Agrario para localizar documentos, conflictos de tierras, documentos oficiales de autorizaciones, permisos, solicitudes, etc. - Diario Oficial de la Federación para establecer las acciones del Gobierno, decretos y avisos relacionados con la zona. - Análisis de documentos normativos: Planes y Programas de Desarrollo Urbano. - Oficios de diversas autoridades.Análisis sociodemográfico y territorial - Revisión de tendencias sociodemográficas con datos de Conteos y Censos del INEGI. - Análisis de planos por tipo de poblamiento.Investigación de campo: - Aplicación de la técnica de Observación participante en reuniones de los actores sociales con diversas instancias de gobierno. - Recorrido con líderes de la zona para reconstrucción histórica de la gestión territorial. - Entrevistas a profundidad con actores sociales y representantes de las zona para reconstruir los hechos más relevantes:
 17
  18. 18. 1. Debate Teórico en torno a la Acción ColectivaEste primer capítulo aborda desde diversas perspectivas conceptuales a la AcciónColectiva y tiene por objetivo establecer conceptos y categorías para entender loselementos que articulan o confrontan a las organizaciones de la zona tradicional yresidencial en Contadero, así como la manera en la que esta acción constituye unmecanismo de control social frente a las decisiones del Gobierno en materia de PolíticasUrbanas3.A lo largo de la historia se han planteado diversas respuestas al problema de la accióncolectiva, por lo que en la primera parte del capítulo presentaré las posturas de dosprincipales expositores de los paradigmas que explican cada enfoque, por parte delfuncionalismo, el racional-utilitarista, Mancur Olson y por parte del paradigma de laIdentidad, el constructivista Alberto Melucci. Ambos explican la Acción Colectiva desdepuntos de vista divergentes pero en mi perspectiva, complementarios.En mi hipótesis de investigación sostengo que las organizaciones sociales de Contaderose han constituido en un mecanismo de control social autónomo para defender el territorioy los recursos naturales frente al proceso de desarrollo urbano en Cuajimalpa. Para elloexplicaré brevemente el concepto Control Social, como un resultado de la accióncolectiva.Para una mejor comprensión del objeto de estudio, profundizo en categorías que meayudarán a explicar y entender las representaciones que relatan diversos actores deContadero respecto de sus acciones para defender el territorio que habitan, la forma en laque se ven a sí mismos y a otros, al gobierno y a las políticas urbanas, desde el punto devista de la conformación de la identidad individual y la identidad colectiva a en el binomioidentidad-territorio que propone Gilberto Giménez con el concepto de Pertenencia Socio-territorial, enfatizando en una relación específica que generan los actores socialesrespecto del territorio: La apropiación simbólica del territorio.El hecho social a analizar: La Acción ColectivaLa acción de sujetos o actores sociales es un hecho verificable en la realidad. Veamos laimportancia de su análisis.Para Weber (1964:5), por acción debe entenderse una conducta humana (bien consisteen un hacer externo o interno, ya en un omitir o permitir) siempre que el sujeto o lossujetos de la acción enlacen en ella un sentido subjetivo. La “acción social” por tanto esuna acción en donde el sentido mentado por su sujeto o sujetos está referido a laconducta de otros, orientándose por ésta en su desarrollo.Desde un punto de vista sociológico, es de relevancia estudiar la racionalidad de la accióny la que es imputable a los sujetos de esta acción social, de tal manera que en la























































3 Entendemos a las Políticas Urbanas (Urban Policies) como las acciones (planes, programas, etc.) que institucionalmenteel Estado, a través de sus instancias gubernamentales y de acuerdo a sus facultades, realiza para cumplir con un objetivopúblico determinado.
 


 18
  19. 19. investigación sociológica, se busca de manera empírica conectar causalmente lasconductas de los actores con los fines que persiguen y la forma en la que buscanconseguirlos.Los motivos y formas de la acción social no son evidentes para quienes las observan, esnecesario entonces profundizar en la lógica de la acción y su finalidad o sentido.En la sociedad compleja hay diversas lógicas de acción de actores sociales distintos, detal manera que se busca profundizar en ellas para desentrañar la forma en la que seentrecruzan las lógicas diversas de los actores y construyen la acción colectiva.Para iniciar es importante una distinción conceptual en tres tipos de fenómenos colectivosque suelen ser utilizados de manera indistinta o como sinónimos:El comportamiento colectivo: Todas aquellas acciones espontáneas y aisladas quecanalizan la respuesta de diferentes grupos sociales en torno a determinados hechos. Elcomportamiento colectivo es tan sólo la confluencia de acciones individuales en unespacio y tiempo específico en donde no existe ningún proceso de identidad colectiva, porejemplo, los disturbios, las protestas violentas o las respuestas de pánico.La acción colectiva: Frente al comportamiento colectivo, encontramos la acción colectivaque es más que una simple confluencia de sujetos, en ella hay una dinámica deidentificación en torno a un proyecto social que da sentido a las expectativas colectivas eindividuales.El movimiento social: Es una modalidad de acción colectiva, no obstante es necesariosubrayar que no toda acción colectiva es un movimiento social. El movimiento socialcuestiona y busca transformar los fundamentos esenciales del orden social, suconvocatoria es más amplia. (Revilla Blanco, 1994 en Kuri Pineda, 2008)Para el pensamiento sociológico y la teoría política, la acción colectiva es un problemacentral. Las causas de su construcción, sus circunstancias y condicionamientos, el papelque desempeña en la dinámica de cambio social y en el sistema político son algunos delos problemas que se abordan desde dos principales modelos explicativos: 1. Los Enfoques teóricos estructurales y funcionalistas, y 2. Los Enfoques teóricos relacionados con el Paradigma de la Identidad.En el primer enfoque se subraya el papel que las diversas estructuras o institucionestienen en la generación de la movilización colectiva, en contraposición con otrasinterpretaciones del segundo enfoque, en el cual la orientación es a resaltar el sentidoque para los actores tiene la acción por ellos emprendida.En un primer enfoque, el estructuralista, encontramos por un lado al marxismo y por elotro, al funcionalismo, dentro del cual se inscriben la visión racionalista de Mancur Olsony las Teorías de la Movilización de recursos. El segundo enfoque está inscrito en lasociología accionalista en donde son principales expositores Alain Touraine y AlbertoMelucci.
 19
  20. 20. Para Douglas North (1975), un destacado historiador económico del enfoque neoclásico,cuando hay un enfrentamiento entre autoridades y grupos sociales, es esperable que eltriunfo corresponda a la autoridad por su capacidad para la acción colectiva, hay unaventaja de cooperación en este sentido. Para este autor hay un diferencial entre lacapacidad de acción colectiva del Estado y el de la sociedad, en donde la capacidad deacción colectiva en la sociedad es menor por que hay un fenómeno de no cooperación ouna tendencia de los individuos para traicionar la confianza del otro mientras que simulanque cooperan. A este marco teórico nos referiremos al explicar la teoría de la AcciónColectiva de Mancur Olson.Según este enfoque, se supone que la acción colectiva o la cooperación humana esimprobable por que genera bienes o beneficios de carácter público o común, es decir, elproducto de la acción no tiene posibilidad de exclusión, entendiendo esto como lafactibilidad técnica de impedir que las personas se apropien de un bien o servicio una vezque este se produce y la rivalidad en el consumo entendida como la cualidad por la cual elconsumo de un bien concreto por parte de una persona impide que cualquier otra hagauso de él al mismo tiempo. (Olson, 1965)La teoría neoclásica de la acción colectiva ayuda a entender el problema de lacooperación pero tiene como límite la posibilidad de explicar por qué y cómo se llega agenerar confianza entre las personas. La confianza no es propiamente una decisiónindividual calculada, sino una genuina experiencia social (Luhmann en Corona, 2007).Hay según Jean Cohen, otro paradigma de explicación a la acción colectiva, el paradigmaorientado hacia la identidad que ha intentado vincular los cambios y transformaciones quehan acontecido en las sociedades contemporáneas o complejas, con el problema de laidentidad en la acción colectiva. Toda esta vertiente de análisis, de Touraine a Melucci,tiene como denominador común una fuerte crítica al orden sobre el que se sustenta lasociedad contemporánea.Alberto Melucci expresa la limitación principal de las explicaciones neoclásicas de laacción colectiva por que…adolecen de la capacidad de explicar los fenómenos de lasociedad contemporánea, la cual es una sociedad compleja en la que los movimientossociales desplazan sus objetivos de lo político hacia las necesidades de autorrealizaciónde los sectores en la vida cotidiana…(Melucci, 1996)Los movimientos sociales hoy en día convocan a individuos y no a sujetos de determinadaclase social, ni miembros de sindicatos, ni adherentes a tal partido, se han desvirtuado loscontenedores externos de la movilización y se han cambiado las coordenadas deencuentro entre movimiento, demanda e individuo (Martínez, 2006), toda esta vertiente dediscusión respecto de la acción social parte de la visión de que la sociedad hoy escompleja y en ella se presentan formas de diferenciación simbólica y social.Enfoques Teóricos Estructurales: Marxismo y Funcionalismo.El movimiento obrero fue el referente empírico por excelencia al consolidarse elcapitalismo en las sociedades occidentales. Es por ello que Tarrow se refiere a Marx yEngels como los primeros teóricos de los movimientos sociales, pues lograron observarque “el problema de la acción colectiva estaba enraizado en la estructura social” (1997:36). Según Marx, las contradicciones de clase, plenamente desarrolladas, darían la pautapara que el proletario se involucrara en la acción colectiva de tipo revolucionario. El guión
 20
  21. 21. de la lucha de clases se pasa de largo ante dos cuestiones fundamentales, pues enprimer lugar nunca se explica el por qué un individuo toma parte en la acción colectiva, yen segundo, tampoco se sabe bien a bien cómo es posible la articulación interna de losmovimientos y la consecuente maduración de la protesta en un movimiento de clase. “Ladificultad teórica del marxismo clásico (la transición de la condición de clase a laconciencia de clase) todavía existe y no se puede resolver sin tomar en consideracióncómo se forma y mantiene un actor colectivo” (Melucci, 2002: 36).Problemas sociológicos como la conformación, la organización y la articulación de laacción colectiva pasaron de largo en la explicación emanada del marxismo clásico. Elmodelo se agota cuando sostiene que las causas de la movilización se localizan sólo en laforma en que se estructura la sociedad capitalista, es decir, la conformación del actorcolectivo debe ser la respuesta a las contradicciones de clase.Por otro lado, en Norteamérica, la amplia y difundida tradición funcionalista originó otrotipo de lectura sobre los fenómenos colectiva. La naturaleza de la acción colectiva no estáubicada en el conflicto que surge de las contradicciones sociales, sino que es unarespuesta de naturaleza psicosocial a los desequilibrios y desajustes de lo que para losfuncionalistas es el sistema social.Sin duda las teorías que recibieron mayor atención y crítica hasta los años sesenta fueronla teoría de la sociedad de masas y la teoría del comportamiento colectivo.El enfoque del comportamiento colectivo (que se trabaja desde la tradición del estructuralfuncionalismo y tiene como principal referente los estudios de Neil Smelser) es uno de losprimeros intentos por sistematizar el análisis de la acción colectiva. El comportamientocolectivo es, en estos términos, un producto de situaciones no estructuradas, de crisis ode tensión, que reflejan una disfunción en los procesos de institucionalización de la vidasocial (Melucci, 2002; Smelser, 1996; Tavera, 2000). El carácter sintomático de todocomportamiento colectivo (ya sean estallidos colectivos de pánico o acciones másarticuladas en torno a cambios en normas y valores) pone en primer plano las “tensiones”que acontecen en la estructura social, esto quiere decir que el origen del comportamientocolectivo se encuentra ahí donde “algo no está funcionando de manera fluida a través delas instituciones” y posibilita la agregación y cooperación de individuos en torno aeficiencias o injusticias sociales. Esta agregación y cooperación en el colectivo estácimentada en creencias generalizadas de carácter místico o épico, que dejan ver un fuerteideal de restablecimiento del orden y de lo que se pretende sea el correcto funcionamientode la sociedad. Las llamadas “creencias generalizadas” fungen entonces comomecanismo de definición del “nosotros” del grupo, al mismo tiempo que permiten esbozarel programa alternativo que guíe la movilización.Para Melucci (1994), las respuestas estructurales al problema de la acción colectiva sonpoco convincentes a la hora de definir al actor que supone todo movimiento social: Para elMarxismo, la acción colectiva aparece en una forma de actor sin acción, ya que el actorestá previamente diseñado a partir de las condiciones sociales que los hombres parecentener en común; y para las teorías del comportamiento colectivo, la acción colectivaaparece en forma de acción sin actor, es decir, son acciones que se conforman a partir deuna suma accidental de acontecimientos individuales, son irracionales y se caracterizanpor ser reactivas a las crisis del sistema.
 21
  22. 22. Las amplias movilizaciones de finales de la década de los sesenta dieron la puntilla a losenfoques tradicionales y empujaron hacia una nueva teorización sobre el análisis de laacción colectiva.El desplazamiento de la teoría se dio en dos grandes direcciones: La que siguió lavertiente angloamericana con el llamado paradigma de la movilización de recursos, y laque tomó el análisis europeo que se denominó como paradigma orientado hacia laidentidad (Cohen, 1988).En Norteamérica, el enfoque de la movilización de recursos surge como respuesta alagotamiento que demostraban las teorías del comportamiento colectivo para dar cuentade las novedosas y variadas formas de manifestación social que estaban sucediendo enlas décadas de los sesenta-setentas, pero muy significativamente por el auge y lainfluencia de la elección racional que animó la obra La lógica de la acción colectiva deleconomista Mancur Olson. En ella fue donde encontraron respuesta al endeble supuestode que los actores colectivos estaban guiados por actitudes irracionales y no normadas,es decir, por la preeminencia de creencias y sentimientos; siendo que, por el contrario,rasgos distintivos de los movimientos sociales, como la organización y las estrategias,respondían a un tipo de actor racional.Esta teoría parte del interés de sus fundadores por rechazar preceptos analíticos que secentraban en explicar la irrupción colectiva a partir de factores psicológicos. El nuevoobjetivo de este enfoque estadounidense se orientó a encontrar, en una vasta evidenciaempírica, los patrones, los componentes estructurales de toda acción colectiva con lacuestión ¿Qué condiciona el triunfo o fracaso de un actor colectivo o bien de unmovimiento social?Más allá de los debates que se han generado en torno a los axiomas que guían la teoríade la elección racional (debido al privilegio de la utilidad y del individualismo a partir delcual se estudian los fenómenos colectivos), las diversas líneas de investigación que giranen torno a la movilización de recursos, aún con las críticas y precisiones planteadas hanasimilado el principio de la elección racional como eje articulador de su teoría.Es decir, el tipo de racionalidad estratégica e instrumental que es imputada a los actoresparticipantes en la acción colectiva está en el centro de las categorías que utiliza la teoríade la movilización de recursos para dar cuenta de ella.La formación y el éxito (consecución de fines) de una acción colectiva depende en unprimer momento de la disposición y el control de recursos para la movilización. Losrecursos, en tanto, son de naturaleza diversa, pues involucra tanto bienes materiales otangibles como el dinero con el que se cuenta, los locales a disposición, etc.; como bienesintangibles o no materiales que se expresan en las habilidades y destrezas organizativasde carácter especializado (o no), del que hacen uso las organizaciones para asegurarsede un “capital” que redunde en la satisfacción de las demandas.Ahora bien, la movilización requiere de una necesaria gestión y regulación de los recursospara ser eficaz, lo cual señala una profesionalización del entramado organizativo, o sea,una necesaria división de las tareas que implican la movilización.Las diferentes corrientes que se inscriben dentro del paradigma de la movilización derecursos no dejan de sobreestimar el carácter racional estratégico instrumental de los
 22
  23. 23. actores, y subestimar los procesos que actúan en el nivel menos visible de la accióncolectiva, es decir aquellos procesos referentes a la subjetividad, a la construcción deidentidades colectivas y al necesario despliegue de solidaridades para que la accióncolectiva suceda.De hecho, las respuestas ensayadas al problema del free rider son poco satisfactorias sise mantienen en el mismo nivel de acción estratégica; pero en cambio, “si uno ve lasolidaridad y la identidad como metas de la formación de grupos, aparte de otras metas,es que se puede entender que, respecto de esas metas, la acción colectiva no tienecostos” (Pizzorno citado por Cohen, 1988: 21).Frente a la visión de la movilización de recursos, en Europa se gestó otro tipo deacercamiento a los fenómenos colectivos. Al constatarse la expresividad y singularidadmostradas por los movimientos sociales contemporáneos, el estudio de la acción colectivaorientada hacia la identidad señalaba el vínculo entre este tipo de fenómenos colectivos yel cambio social que suponía la implantación de un tipo de sociedad “postindustrial”.Esto llevó a reconsiderar la pertinencia de seguir utilizando los modelos convencionalespara estudiar los fenómenos colectivos (en especial el marxismo o neomarxismo), perosobre todo derivó en un debate profundo entre los dos paradigmas prevalecientes queestudiaban las movilizaciones. Justamente, el “paradigma puro de la identidad” (Cohen)se instaura en el análisis de la acción colectiva como un certero cuestionamiento almodelo de la acción estratégico-instrumental cultivado en Norteamérica. Para autorescomo Pizzorno, el problema de la participación individual en la acción colectiva no seresuelve a partir de los cálculos de costo y beneficio, pues el modelo de la elecciónracional presupone aquello que debe demostrarse, esto es, “la identidad del actor quecalcula el interés”, pues cualquier cálculo de costos presentes y beneficios futuros precisade un criterio evaluativo que sustente la elección, es decir, la identidad. La identidadcolectiva antecede entonces al cálculo racional, y es precisamente su formación la queinvolucra a los individuos en un “mercado que acepte (reconozca) su propia moneda”(1994: 136).Las movilizaciones sociales de la actualidad tienen características relevantes ydistinguibles, como su heterogeneidad, la trascendencia a las estructuras de clase, la nopertenencia a ideologías fijas, el desplazamiento hacia temas de naturaleza cultural ysimbólica, entre otras. (Gusfield, et. al., 1994: 6-8; Laraña, 1999; Melucci, 1991; Offe,1993).Para entender mejor las diferencias entre ambos paradigmas explicativos que desarrollaréa continuación, veamos el siguiente cuadro:
 23
  24. 24. Cuadro 1: Perspectivas de la Acción Colectiva en Olson y Melucci Paradigma Racional de Mancur Paradigma de la Identidad de Melucci Olson Perspectiva individual El individuo tiene una identidad y La identidad se construye. Cada individuo preferencias dadas o fijas, cuenta con tiene una racionalidad distinta. El individuo información perfecta. Estructura está configurando su identidad, existen preferencias considerando la identidades diversas y una estructuración de maximización, de la utilidad, es decir preferencias diversas, obtener mayor obtener mayores beneficios que beneficio que costo tiene diverso significado costos para lograr un fin. para cada uno Causa, origen y/o motivación El individuo toma una decisión basada Proceso de individualización, mayor en la elección racional: Participa si complejidad de significados y estructuras obtiene más beneficios que costos. La cognitivas. El individuo está buscando acción es un medio para lograr un fin. identidad, identificación, significado o sentido. La acción en conjunto le da la posibilidad de una identidad colectiva. La acción es un fin en si misma. Contexto (Histórico, temporal o El contexto independiente del tiempo Existe un sistema de relaciones sociales. El espacial) y el espacio: Mercado de bienes contexto es lo más importante y es públicos complejo. Determina recursos, limitaciones y oportunidades. Es el campo que posibilita o limita la acción. Restricción Interna: El egoísmo natural del ser Externa: El propio campo de acción: Los humano. El free rider: No hay un recursos, las limitaciones y oportunidades. incentivo para actuar en conjunto por Hay un campo de posibilidades y límites que la inversión en costos individuales existente por que toda acción está inscrita será mayor a los beneficios, en en un sistema de relaciones sociales. específico en cuanto a bienes públicos (por su naturaleza no excluyentes) Constitución o conformación Cuando varios individuos obtienen Sistema de acción multipolar: Complejo más beneficios que costos al actuar entramado de relaciones que se articula en juntos. torno a tres vectores en especial: los medios, los fines y las relaciones con el ambiente. La solidaridad y la identidad colectiva son aspectos cruciales en la formación de un actor colectivo, pues éstas son la plataforma que sustenta la acción. Las solidaridades desplegadas en un movimiento social están referidas primariamente a aquel sentido de pertenencia y de identificación que actúa al nivel de la identidad de los individuos. Articulación La constitución de la acción colectiva La articulación siempre es compleja, es improbable, es más bien una depende de la capacidad para autodefinirse excepción y sucede cuando hay en su entorno y frente a otros actores, parte incentivos selectivos o reglas y de una interacción subjetiva. Redes de normas que cambian la estructura de reclutamiento (Redes preexistentes del incentivos, ya sea el prestigio o la sistema de relaciones sociales) ayudan a coacción reducir costos de inversión individual en la acción colectiva, la red genera una mediación entre el individuo y la estructura social. La articulación se da por negociación entre visiones diversas Conflicto Cuando unos integrantes del grupo Es constante, el grupo es heterogéneo y no obtienen más beneficio que otros que monolítico, se asume como parte esencial aportan lo mismo. Cuando el grupo va de la acción colectiva creciendo y el aporte individual se vuelve costoso en términos de los beneficios que serán grupales. Efectos Éxito si se reconoce al actor colectivo Cuestiona legitimidad y consenso del con influencia política o con capacidad régimen democrático. Genera Intercambio para obtener más recursos político: Legitimidad de la autoridad vs. representación del interés del actor social
 24
  25. 25. La visión de Mancur Olson en la Lógica de la Acción ColectivaA partir de los años 60 inicia una importante tendencia para explicar el comportamientohumano desde el punto de vista de la teoría económica, una obra muy importante dentrodel campo de la Ciencia Política es la Teoría Económica de la Democracia de AnthonyDowns (1957) que planeta modelos de comportamiento social o político que se apoyan enla teoría microeconómica o en el análisis económico.El supuesto fundamental de esta visión es que hay individuos aislados con determinadaspreferencias y recursos, así como una capacidad para tomar decisiones que optimizan suutilidad o beneficio suponiendo que hay información perfecta.En el caso del comportamiento político se supone que al votar un individuo elige entreopciones electorales con un cálculo racional de lo que puede obtener de las diversasopciones.Esta teoría ha tenido importantes aportaciones para explicar el comportamiento social,suponiendo que en una sociedad determinada las personas tienden a comportarse no deuna forma completamente arbitraria, ni de una forma simplemente movida por elsentimiento, sino que tienden a desarrollar estrategias de maximización de sus intereses,estrategias para conseguir satisfacer sus intereses de la mejor manera en función de losrecursos con los que cuenta. Esta aplicación del análisis económico a la acción social eslo que se llama teoría de la decisión o de la elección racional.En principio vemos a la teoría desde una racionalidad paramétrica, el individuo decidiendosolo frente al mercado, sin embargo otra variante tiene que ver con la racionalidadestratégica, mejor conocida como la teoría de juegos. Hay un conjunto de individuosdentro de unas reglas del juego valorando costos y beneficios y anticipando las decisionesde los demás.Considerando lo anterior es de interés explicar la existencia y acción de un colectivo, quépasa cuando cierto número de personas actúan en conjunto. La teoría de la decisiónracional supone una diferencia importante con otras tradiciones teóricas que parten de lavisión de clase o colectivos supraindividuales. Para la teoría racionalista no existencolectivos a priori, que varios individuos actúen conjuntamente en función de un mismoobjetivo no es un dato, sino un hecho que exige explicación.No se trata de individuos que comparten intereses o identidades que actúanautomáticamente para lograr objetivos y satisfacer intereses, se debe buscar laexplicación de por qué, cuando o en qué condiciones los individuos se unen para actuaren conjunto para lograr ciertos intereses.En este sentido se parte de la premisa de que los individuos no tendrían incentivo algunopara actuar en conjunto por que su esfuerzo individual sería superior al beneficio quepueden obtener de la acción colectiva.Para Mancur Olson (1965) los costos de la acción colectiva siempre son individuales.Aparece entonces el individuo gorrón (free rider), que prefiere no participar por que elesfuerzo es superior a la ganancia o a la expectativa de ganancia. Para una parte de losindividuos que comparten intereses comunes es racional no participar beneficiándose de
 25
  26. 26. la acción colectiva por que el beneficio esperado es público o general y se beneficiantodos incluso quienes no se movilizan.Mancur Olson en la Teoría de la Acción Colectiva parte del supuesto de que lo normal enun colectivo que comparte intereses es que exista una fuerte tendencia al fenómeno delfree rider, a esperar a que otros realicen el esfuerzo. Entonces la cuestión es, que si estoes así, racionalmente hablando, ¿En qué condiciones puede esperarse que exista accióncolectiva?Se piensa entonces que la acción colectiva es una excepción pero existe, es un fenómenosocialmente observable y es necesario entender qué condiciones o rasgos puedenexplicar su existencia.Olson busca especificar las condiciones en las que los individuos llegan racionalmente ala acción colectiva, partiendo de intereses selectivos o privados. La acción colectiva es unsubproducto de incentivos selectivos.El dilema del prisionero aporta una fecunda hipótesis explicativa de por qué, en lascircunstancias de su actuar independiente – acción grupal – entre cooperar y no cooperarcon el otro, los seres humanos desarrollan fuertes tendencias a ahorrarse los costos de lacooperación, en el entendido egoísta racional de que con independencia de si participan ono del esfuerzo y de los costos de la acción, una vez generados los beneficios, éstosestarán al alcance de todos, razón que torna comprensible la hipótesis general de que laacción colectiva no es un resultado necesario de la interacción humana, sino undesenlace improbable, es decir, que igual puede darse que no darse. (Corona, 2007)Es aquí en donde la reflexión respecto a cómo se configura la acción colectiva en lagestión urbana cobra relevancia, ¿Qué motiva a las personas que habitan un territoriodeterminado a conformar grupos de protesta? ¿Qué incentivos existen? ¿Qué buscan ycómo lo obtienen? ¿Qué los mantiene unidos? ¿Qué elementos les provocan conflicto ydividen?.Para Olson no todos los individuos tienen los mismos incentivos para participarcolectivamente entonces ¿Qué incentivos selectivos o diferenciados podemos identificaren una acción colectiva?Esta teoría clásica de Olson supone que los individuos poseen una identidad definida yuna jerarquía de preferencias claras para tomar decisiones que maximicen el logro deobjetivos, sin embargo según Ludolfo Paramio (2000), esto no siempre es así, es posiblesuponer que las persona en la acción colectiva busquen una definición de su propiaidentidad, una recompensa esperada por individuos que se integran en acción colectivaes precisamente la identidad, la participación misma construye preferencias y defineidentidades por que no todas las personas tienen claros sus fines. Este es un límite de lateoría de Olson según Alejandro Pizzorno (1986), el problema de la identidad individual.Las personas viven en ciudades con medios sociales y económicos determinados, suspreferencias y estrategias, sus fines y motivaciones son distintos, las preferencias noestán predeterminadas por que no tienen una identidad construida o claramente definida,muchas personas participan en acciones colectivas por que buscan identidad colectiva(Paramio, 2000).
 26
  27. 27. Puntualicemos los supuestos que plantea Mancur Olson para fundamentar su postura y laforma en la que explica la acción colectiva: 1. No hay una predisposición natural a la movilización o acción colectiva: “…a menos que el número de miembros del grupo sea muy pequeño, o que haya coacción o algún otro mecanismo especial para hacer que las personas actúen por su interés común, las personas racionales y egoístas no actuarán para lograr sus intereses comunes o de grupo…” (Olson, 1992: 12) 2. El análisis de la acción colectiva se plantea en un escenario supuesto en donde existe perfecta competencia y perfecto consenso, ese es el campo en el que el individuo racional tomará decisiones; 3. El individuo tiene un interés personal que se identifica con el interés del grupo, en este interés personal el individuo buscará una función de utilidad mayor (beneficio superior a costo), la finalidad de una organización por lo tanto será proteger los intereses de sus miembros o un interés determinado como común. 4. Para Olson es fundamental el problema de los pequeños y grandes grupos, según él, a mayor tamaño del grupo es más difícil que se configure la acción colectiva. “…mientras más grande sea el grupo más pequeña será la fracción del beneficio total que una persona que trabaja por el interés del grupo recibe…” (1992:57) 5. De forma natural las personas racionales no actúan para lograr intereses comunes o de grupo, a menos que existan incentivos selectivos o coacción externa. Para Olson la causa de una acción colectiva son los incentivos selectivos o la coacción, esto significa estímulos externos generados por un arreglo institucional que cambia la estructura de costos y beneficios dada. “…sólo un incentivo por separado y selectivo estimulará a la persona racional que forma parte de un grupo latente a actuar en forma orientada hacia el grupo. En tales circunstancias, la acción de grupo sólo se puede lograr mediante un incentivo que influya no indiscriminadamente, como el bien colectivo, sobre el grupo en conjunto, sino selectivamente sobre las personas que lo constituyen. El incentivo debe ser selectivo de manera que quienes no se han unido a la organización que trabaja por los intereses del grupo o contribuye en alguna otra forma a la satisfacción de esos intereses, pueden ser tratados en forma diferente de cómo se trata a los que sí lo hacen…” (1992:61) Vemos cómo el funcionalismo está presente en este planteamiento, es una estructura externa (normativa, formal o informal) la que genera la acción, no el significado personal. Un ejemplo es el pago de los individuos para contribuir al bien público, el impuesto es un incentivo externo, una coacción. 6. Un incentivo por separado (o selectivo) es el que estimula a la persona a actuar por el grupo, por ejemplo, obtener prestigio, respeto, amistado o posición social. El autor considera que este tipo de incentivos (posición social, aceptación social…) son bienes individuales y sólo funcionan en los grupos más pequeños, en donde los miembros pueden tener contacto cara a cara (1992:71)
 27
  28. 28. 7. Mancur Olson reconoce que la función costo-beneficio es diferenciada para cada miembro del grupo. 8. En una decisión de la persona respecto de su participación con el grupo hay resultados cercanos a la optimalidad y resultados subóptimos, una persona podría estar de acuerdo en un resultado subóptimo si hay un arreglo institucional que le beneficie o por un incentivo selectivo.Para Olson la causa o motivo de la acción colectiva es externa al individuo, puede ser unaestructura institucional o normativa que cambia las funciones de utilidad maximizandobeneficios versus los costos del involucramiento.El contexto para Olson no está relacionado con la historicidad del territorio, no se da unpeso específico a elementos culturales o simbólicos, el contexto es un supuesto mercadode perfecta competencia.En Olson el significado de la acción está relacionado con la utilidad, para una persona esútil o no participar en la acción según logre un fin. En términos de la constitución oconformación de la acción colectiva es fundamental para Olson la determinación deintereses individuales y su correspondencia con intereses comunes, sin embargo laarticulación-conflictividad de la acción está relacionada con la capacidad de unosindividuos de obtener mas beneficios que costos que otros individuos que invierten lomismo y en los incentivos selectivos, según él los “grandes” van a obtener más beneficioque los “pequeños”. Hay acción colectiva si el incentivo o la coacción, como norma formalo informal, es correcto, pero esto se verifica con mayor intensidad en los grupospequeños.El paradigma de la identidad de MelucciA la luz de las nuevas formas de acción colectiva se ha generando el llamado paradigmade la identidad como una línea de investigación. La acción colectiva se entiende comouna articulación compleja que no es abordada a partir de su unidad empírica, sino comoun constructor social no definido por “contenedores externos”, y que más bien dependepor completo o al menos en gran medida de preferencias y elecciones individuales(Melucci, 2001).Hay un cambio en la visión de la naturaleza de la acción colectiva y de la sociedad de laque emerge en dos vías: a) La situación de las sociedades va acentuando más la percepción de un entorno marcado por una complejidad social creciente; b) El problema de la identidad que concibe a los individuos problematizados en sus marcos cognitivos y estructuras subjetivas que les presenta su identidad no como un dato, sino precisamente, como un problema, como una tarea a resolver (Martínez, 2006).Hay una pluralización de ámbitos de experiencia y de circuitos de comunicación quevuelve extremadamente precaria la formación de un sistema único de atribución designificados que valga y otorgue coherencia al conjunto y la diversidad de actividades yexperiencias que despliega el individuo. “La diferenciación entonces, indica el hecho que
 28
  29. 29. la experiencia social se coloca en ámbitos en los cuales los mismos modelos de acción nopueden ser transferidos de un contexto a otro sin sufrir modificaciones” (Melucci, 2000)Con la reciente disposición de recursos sociales individualizantes (Melucci, 2001) asícomo la desarticulación de los procesos socializadores de núcleos sociales fijos únicos yestables, los individuos hoy en día están en la posibilidad (y necesidad) de construir suidentidad.Según Ulrich Beck, la individualización como tendencia de la modernidad se entiende endos sentidos: a) El primero se refiere a un creciente proceso de desvinculación de los individuos de los órdenes sociales tradicionales, b) El segundo es lo que se puede denominar la “socialización individualizada” y que va en el sentido de una “revinculación” (siguiendo los conceptos de Giddens) a “nuevas formas de vida de la sociedad industrial en sustitución de las antiguas, en las que los individuos deben producir, representar y combinar por sí mismos sus propias biografías” (Beck, 1997:28)Podemos ver dos vías de carácter teórico para acceder al tema de la identidad, una deellas se refiere al vínculo individuos-sociedad (o actor-estructura, etc.) y la segunda sehace explícita dentro de la teoría de los movimientos sociales, al cobrar importancia ladefinición de los actores colectivos tanto en términos de la acción racional, como entérminos de identidad.Para Melucci, los movimientos y acciones colectivas no son entidades monolíticas nihomogéneas, son en esta perspectiva construcciones colectivas donde coexistendiferentes visiones sobre el sentido de la movilización, las distintas formas deorganización y de lucha, diversas ópticas sobre las tácticas a seguir, los posibles aliados,etc.Las acciones colectivas y los movimientos sociales son un espacio en donde cohabitandiversos elementos vinculados a las orientaciones, los significados y las relacionessociales. La investigación sociológica, como lo asegura Alberto Melucci, debe plantearseestudiar la supuesta unidad empírica de esta modalidad para así des-componer los variosrasgos que la conforman.La pluralidad constitutiva y subyacente a los movimientos sociales implica concebirlos apartir de complejas interrelaciones, discusiones y negociaciones que los actores llevan acabo no sólo cuando inician la constitución del mismo sino durante todo el conflicto. Esnecesario según Melucci explicar la formación de la acción colectiva y la manera en quese mantiene a lo largo del tiempo. Los movimientos sociales son el resultado del conjuntode recursos, limitaciones y oportunidades, hecho que nos refiere a conceptualizar a unmovimiento colectivo como un producto y no un simple punto de partida en un escenariodeterminado de confrontación política (Kuri, 2009)Melucci afirma que existen diversos procesos de construcción de sentido, de disenso ynegociación interna que forman parte de la vida cotidiana de los movimientos sociales yque, por evidentes razones, pasan desapercibidos. James Scott en Los dominados y elarte de la resistencia (2004) afirma que hay un discurso público que se erige a partir delas manifestaciones explícitas realizadas tanto por los detentores del poder como los
 29

×