Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Guatemala, retos e injusticias

356 views

Published on

Doce breves constataciones sobre Guatemala, sus injusticias y sus retos.

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Guatemala, retos e injusticias

  1. 1. Las economías etnocampesinas ante lafragmentación de los territorios chapines. 12/07/12 23:50 Primero. Guatemala es un país centroamericano que, luego de 36 años de guerra civil, ha devenido un largo y doloroso proceso de pacificación aún en curso, en el que el tejido social aún no cicatriza. Segundo. Los territorios chapines se encuentran fragmentados y enfermos ante bandas de narcotraficantes, políticos conservadores, terratenientes caciquiles y banqueros neoliberales. La izquierda activista e institucional, las organizaciones campesinas y las comunidades étnicas han denunciado por décadas la situación de opresión social y depredación ecológica en Guatemala. Tercero. Las decisiones estratégicas, aún se encuentran en dilema y mantienen enfrentadas a sus comunidades y estructuras sociales, que lentamente van definiendo un proyecto de nación propio, desde sus limitaciones y enfrentando sus incertidumbres; teniendo claras sus inequidades, pluralidades y rezagos internos conforme se van atreviendo a expresarlas en un ambiente más liberal. Cuarto. Estos dilemas y enfrentamientos –principalmente clasistas-, tienen su máxima expresión en la falta de una auténtica Reforma Agraria, que redistribuya la tierra de los latifundios y la posibilidad de equidad en el acceso a satisfactores para el bienestar. Quinto. Así, los territorios guatemaltecos son principalmente rurales y dependen de los intercambios de bienes agropecuarios como modo principal de vida de sus habitantes; a pesar de existir una enorme penetración colonizadora del modelo occidental modernizador en términos ideológicos, mercantiles, culturales, de consumo y producción; es decir, capitalista. Sexto. Las características metabólico-sociales de apropiación ecosistémica refieren, cuando menos, dos formas: una etnocampesina y otra agroproductora. Aquí, se exhibe un fracaso del capitalismo y su concreción histórica agraria: la revolución verde. Séptimo. El sistema agroproductor se muestra en fincas monoproductivas de banano, cardamomo y café convencionales, establecidas en fincas extensas con baja productividad, propiedad de familias de abolengo que conforman la oligarquía chapina y la clase política conservadora, con amplio apoyo militar. Esta oligarquía conservadora, terrateniente y clasista, se halla en disputa con las familias capitalistas de banqueros
  2. 2. guatemaltecos monopólicos que pugnan por una mayor liberalización económica, y al mismo tiempo aparece un tercero enfrentado: las redes de narcotraficantes y narcoempresarios que lavan dinero en los bancos de los primeros pero sobretodo en las redes cooperativistas guatemaltecas.Octavo. El agroecosistema etnocampesino, es exhibido por comunidades étnicas de ascendencia maya y organizaciones campesinas de base social fuerte y beligerante, cuyas fincas son minifundios multifuncionales autosuficientes orientados al autoconsumo y al mercado local comunitario, centrados en la producción de maíz, frijol, café y otros productos relacionados con ciclos religiosos, ecológicos y climáticos, cuyos germoplasmas se encuentran perfectamente adaptados a los microclimas y estratos edáficos; por lo que existe enorme variedad de semillas y manejos de finca y sistemas de aprovechamiento que han venido siendo fomentados desde los grupos académicos y organizaciones de izquierda en Guatemala, bajo la noción de economías campesinas y agricultura familiar.Noveno. La posibilidad de establecer un Proyecto de Nación sustentable, conforme sus potenciales y restricciones, pasa por un gran pacto y alianza de Nación cuyo eje sea la decisión de profundizar en el fomento de los agroecosistemas etnocampesinos (economías etnocampesinas) y profundizar en las Reformas hacia la equidad y democracia participativa que incorpore la pluralidad cultural y la diversidad marcadamente agrocultural.Décimo. A su vez, el Estado tiene la responsabilidad histórica de asumirse como promotor de alianzas entre los actores nacionales y sus aspiraciones legítimas, que permita la reconstrucción de los territorios fragmentados, en términos de fuentes de reproducción de identidad y que se exprese en dinámicas de reproducción societal basadas en una doble simetría: socioeconómica y medioambiental-comunitaria.Undécimo. Las oligarquías terratenientes, bancarias y narcopolíticas en Guatemala, que han subsistido menester su entreguismo hacia los yanquis, hacia las empresas trasnacionales y hacia el capital ilícito, han mantenido a las comunidades rurales, étnicas y ladinas pobres en una situación de subsistencia y en condiciones infrahumanas propias del Siglo XVIII; bajo una explotación de tipo esclavista y xenofóbica, que es
  3. 3. erróneamente explicada como causa natural tautológica debido a su ignorancia, atraso y ser indígena.Duodécimo. Las economías etnocampesinas, su fomento e impulso como una estrategia de reconstrucción de los territorios chapines -hoy fragmentados, colapsados y en franca debacle- se convierten en arquetipos que le pueden permitir al Estado guatemalteco el diseño de políticas públicas orientadas a la sustentabilidad eco-socio-ambiental, que rescate del estado de calamidad bidimensional en que se encuentran las mayorías de los guatemaltecos: subsumidos en una injusticia ecológica y social.  
  4. 4. 12/07/12 23:50
  5. 5. 12/07/12 23:50

×