¿Sólo biblia? Las fuentes de la Revelación

33,067 views

Published on

Published in: Spiritual
8 Comments
8 Likes
Statistics
Notes
  • Mi correo josecorrea29@gmail.com
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Al afirmar que el Papa es el “vicario de Cristo”, la Iglesia Católica rechaza la suficiencia y supremacía del sacerdocio de Cristo, y le otorga a Papa, facultades que Cristo Mismo declara que pertenecerían al Espíritu Santo. Es por lo tanto una blasfemia el atribuir al Papa el título de “vicario de Cristo.” Lamentablemete como dijo Dios por medio del Profeta Oseas "Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento." por falta de visión, porque no hemos puesto los ojos en Jesus sino en los hombres. Este es el momento de leer personalmente la biblia con la ayuda del Espiritu Santo y quitarnos la ceguera que nos han querido poner. Lleno de celo por la Palabra de Dios y clamando a Dios justicia les escribo esta redaccion esperando que alguien pueda ser atraido por el Espiritu Santo y que huya de las tinieblas a la Luz de Cristo. Dios les bendiga.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Esto significa que Jesús es nuestro sumo sacerdote para siempre. Puesto que Él es “santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores y hecho más sublime que los cielos” (Hebreos 7:26), Él, es diferente a los otros sacerdotes en que Él “no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a Sí mismo.” (Hebreos 7:27) Los hombres son constituidos por la Ley, y los hombres son débiles. Pero el Hijo fue constituido por el Nuevo Pacto, y Él ha sido hecho perfecto para siempre (Hebreos 7:28). El ministerio de Jesús es superior al antiguo, y está establecido sobre mejores promesas (Hebreos 8:6) La Biblia dice de Jesús, que no hay otro nombre en que los hombres puedan ser salvos (Hechos 4:12). Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, y ese es Jesucristo (1 Timoteo 2:5). Ahora podemos ver que no hay una base bíblica para demandar ser el representante de Cristo en la tierra. Ningún hombre pudo hacer lo que Cristo ha hecho, o lo que Cristo esta haciendo ahora a favor de la humanidad. Pero el título de vicario, también conlleva otra implicación: el portador tiene el mismo poder jurisdiccional del oficial que él representa. En Mateo 16:18, Jesucristo es el que dice que Él construirá Su iglesia Su iglesia, Él nunca delega este poder. Al reclamar el título de vicario de Cristo, el papa reinante esta, de hecho, prometiendo hacer lo que cristo prometió. Jesús realmente sí predijo un “vicario” en el sentido de un “substituto” para Su presencia física aquí en la tierra. Sin embargo, este “Vicario de Cristo” no es un sacerdote, sumo sacerdote, obispo o Papa. El único “Vicario de Cristo” bíblico es el Espíritu Santo. Juan 14:26 dice, “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, ÉL os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.” Juan 14:16-18 proclama, “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre; el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.” El Espíritu Santo es el “substituto” de Cristo en la tierra. El Espíritu Santo es nuestro Consolador, Maestro (Juan 14:26), y guía hacia toda la verdad (Juan 16:13).
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Que diferencia tan enorme con el tratado anterior donde confunden con sus falsas doctrinas los caminos del hombre, les digo que si no se arrepienten de las obras de las tinieblas seran condenados porque Dios ama a su pueblo y si alguien los hace tropezar entonces la piedra que rechazaron los edificadores los aplastará. FALSO "Importante es conocer la Palabra de Dios para ser VIVIDA, hacerlacarne en nosotros mismos, siempre bajo la luz de sus legítimosintérpretes, esto es, de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia Católica, la verdadera y única Iglesia de Cristo" No pueden decir que solo un clero religioso hijos del Cesar vienen a ser "legitimos interpretes" falsedad, y mas falsedad. Ya que Jesus dejo claro que el que nos va ayudar a interpretar la Palabra de Dios es el Espiritu Santo "Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho." Juan 14:26 Pregunta: "¿Es el Papa el vicario de Cristo?" Respuesta: El término “vicario” viene de la palabra latina vicarius, que significa “en lugar de”. En la Iglesia Católica, el vicario es el representante de un oficial de alto rango, con toda la misma autoridad y poder que tiene el oficial. Al llamar al Papa, el “Vicario de Cristo”, esto implica que él tiene el mismo poder y autoridad que Cristo tiene sobre la Iglesia. El título se deriva de las palabras de Jesús en Juan 21:16-17 a Pedro, “Apacienta mis corderos,.... Pastorea mis ovejas” Esto, de acuerdo al razonamiento católico, define a Pedro como el Príncipe de los apóstoles, el primer Papa, y cumple las palabras de Jesús en Mateo 16:18-19 (llamándole a Pedro la roca sobre la cual Jesús construiría Su iglesia). Para comprender mejor si es o no bíblico el considerar que un simple hombre sea el representante de Cristo, acudamos a las páginas de la Escritura para encontrar lo que dice acerca del papel de Jesús en nuestras vidas, cuando Él caminó por este mundo y lo que Él continúa haciendo ahora mismo. La carta a los Hebreos hace una comparación entre Jesús y el sumo sacerdote Melquisedec (Génesis capítulo 14), y contrasta esto con el antiguo sacerdocio Levítico. La pregunta planteada es, si la perfección pudiera ser obtenida por seguir la ley, ¿por qué habría de venir otro sacerdote (Hebreos 7:11)? El escritor dice,”Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio. Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible. Porque se da testimonio de Él: “Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec”, Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficiencia (pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios.” Eso hace a Jesucristo superior a los sacerdotes, y más importante, a los sumos sacerdotes. Este es el texto clave: “Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable; por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por Él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.” (Hebreos 7:14-19).
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. 19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. 20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. 21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. 25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros. 26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. Aqui vemos verdades Biblicas dichas por Jesus que son vitales para la humanidad: 1. El Padre envio al Consolador que es el Espiritu Santo, el cual las personas no le pueden recibir porque no lo conocen pero Jesus dice que mora con los apostoles y que luego estara EN los apostoles. Es decir no solo fuera de ellos consolandolos sino dentro de ellos. Dios con nosotros "Enmanuel" 2. Pero Vosotros me vereis (verso 18) es decir que podremos ver a Jesus, se va revelar, manifestar a nosotros como en el verso 21. 3. Verso 23 dice que el Padre y el Hijo haran morada en nosotros, el Padre esta sentado en el trono y el Hijo tambien "Miré, y vi entre el trono (con los cuatro seres vivientes) y los ancianos, a un Cordero, de pie, como inmolado, que tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra." Apocalipsis 5:6 Y hara morada por medio de su Espiritu Santo el Consolador que al nosotros recibir a Cristo por la fe (no por obras) Dios envia al Espiritu Santo a nosotros y somos Justificados por Cristo quedando todo pecado que hayamos cometido en la Cruz del Calvario, y somos Santificados por la Sangre del Cordero, por eso somos llamados Santos. Efesios 1:1 "Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios: A los santos que están en Efeso y que son fieles en Cristo Jesús:"
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
33,067
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
12
Actions
Shares
0
Downloads
317
Comments
8
Likes
8
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿Sólo biblia? Las fuentes de la Revelación

  1. 1. ¿Sólo Biblia?Las fuentes de la Revelación 1. ¿En qué consiste la revelación? Dt 5:24 Manifestación de la grandeza de Dios 1 Ti 2:4 y su voluntad por salvarnos Ver CIC 53: CIC= Catecismo de la Iglesia católica Es la manifestación de Dios y de su voluntad acerca de nuestra salvación. Esta contiene dos elementos: verdades que hay que creer y mandamientos que hay que observar. Además se realiza mediante hechos y palabras, íntimamente ligados entre sí. 2. ¿De qué maneras se nos revela Dios? Dios se revela de dos maneras: 1) La Revelación natural, o revelación mediante las cosas creadas. Dice el apóstol Pablo: "Todo aquello que podemos conocer de Dios El mismo se lo manifestó. Pues, si bien a El no lo podemos ver, lo contemplamos, por lo menos, a través de sus obras, puesto que El hizo el mundo, y por sus obras entendemos que El es eterno y poderoso, y que es Dios" (Ro 1:19-20). 2) La Revelación sobrenatural o divina. Desde un principio Dios empezó también a revelarse a través de un contacto más directo con los hombres, mediante los antiguos profetas y de una manera perfecta y definitiva en la persona de Cristo Jesús, el Hijo de Dios. "En diversas ocasiones y bajo diferentes formas, Dios habló a nuestros padres, por medio de los profetas, hasta que, en estos días que son los últimos, nos habló a nosotros por medio de su Hijo" (Heb.1:1-2). Jesús nos reveló a Dios mediante sus palabras y obras, sus signos y milagros; sobre todo mediante su muerte y su gloriosa resurrección y con el envío del Espíritu Santo sobre su Iglesia. Todo lo que Jesús hizo y enseñó se llama "Evangelio", es decir, "Buena noticia de la Salvación". Para llevar el Evangelio por todo el mundo, Jesús encargó a los apóstoles y a sus sucesores, como pastores de la Iglesia que El fundó personalmente: "Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado. Yo estoy con ustedes todos los días hasta que se termine este mundo" (Mt. 28:18-20).
  2. 2. Aquí notamos cómo Jesús ordenó «predicar» y "proclamar" suEvangelio. Y de hecho los Apóstoles "predicaron" la Buena Nueva deCristo. Años después algunos de ellos pusieron por escrito estapredicación. Es decir, al comienzo la Iglesia se preocupó de predicarel Evangelio. Por supuesto el Evangelio que Jesús entregó a losApóstoles no estaba escrito. Jesús no escribió nunca una carta a susApóstoles; su enseñanza era solamente oral. Así lo hicieron tambiénlos Apóstoles.3.¿Cuáles son las fuentes de la revelaciónpara los Católicos? Sagrada escritura Tradición MagisterioLa Revelación está contenida en la Sagrada Escritura (Biblia) y en laTradición (de los Apóstoles). Una parte de las verdades reveladas fueescrita, se llama SAGRADA ESCRITURA, otra parte no fue escrita sinotransmitida verbalmente, se llama TRADICION Y MAGISTERIO.4. ¿Qué significa la palabra “Biblia”?La Biblia es el conjunto de libros canónicos del judaísmo y elcristianismo. ν (biblíon, papiro o rollo, usado también para libro).Se cree que este nombre nació como diminutivo del nombre de laciudad de Biblos (Βύβλος), importante mercado de papiros de laantigüedad.5. ¿Qué es un Canon Bíblico?Un canon es el conjunto de libros que integran la Biblia según unatradición religiosa concreta, que los considera así "divinamenteinspirados" y los distingue de otros textos que no se consideranrevelados.6. ¿Hay Biblias Diferentes?Hay diferentes versiones de la Biblia según la fuente de origen y lareligión.Existen Biblias hebreas, Islámicas, mormonas, católicas, ortodoxas,evangélicas.7. ¿Por qué es importante para losCatólicos conocer el origen de la Biblia?CIC 58
  3. 3. Importante es conocer la Palabra de Dios para ser VIVIDA, hacerlacarne en nosotros mismos, siempre bajo la luz de sus legítimosintérpretes, esto es, de la Tradición y del Magisterio de la IglesiaCatólica, la verdadera y única Iglesia de Cristo.La Biblia es para los creyentes la palabra de Dios por ser indudablepara estos su inspiración divina. Es un libro eminentemente espiritualy habla sobre la historia de la humanidad, su creación, su caída en elpecado y su salvación, que expone cómo el Dios creador se harelacionado, se relaciona y se relacionará con el ser humano. De igualforma, la Biblia expone los atributos y el carácter de Dios.Para los creyentes, la Biblia es la principal fuente de fe y doctrina enCristo. En el siglo XVI los diferentes movimientos de la Reformaprotestante definió el principio llamado "sola escritura", que significaque solamente la Biblia puede ser considerada fuente de doctrinacristiana. Para la Iglesia Católica Romana, además de la Biblia,también son fuente doctrinal la tradición, las enseñanzas de losPadres de la Iglesia (discípulos de los apóstoles), y decisionesemanadas de concilios.8. ¿Qué Biblia Utilizar?Entre las Biblias Católicas más conocidas, y más usadas hoy entrenosotros, están las siguientes:La Biblia de Jerusalén: Se llama así sencillamente por haber sidopreparada por un numeroso equipo internacional de biblistas, bajo ladirección de la famosa "Escuela Bíblica de Jerusalén". Aparecióprimeramente en francés (1956), de la que se sacó la primera ediciónespañola en 1967. Luego ha seguido una segunda edición españolaen 1975, revisada y mejoradaEs la mejor Biblia desde el punto de vista crítico, teológico yacadémico, con notas explicativas. Su criterio ha influidodecididamente en todas las otras ediciones de la Biblia. Esimprescindible para un estudio serio de la Biblia. Sin embargo elprecio de esta Biblia es generalmente muy elevado.El gran valor de las ediciones modernas de la Biblia es, sobre todo,que se basan en los textos originales (hebreo-griego), y no en laVulgata Latina (del 382 d.C.) como anteriormente se hacía. Ademásen sus introducciones y comentarios recogen lo mejor de lasinvestigaciones bíblicas modernas.
  4. 4. Últimamente apareció la Biblia de Estudio de las Sociedades Bíblicas,elaborada por biblistas católicos y evangélicos, y que cuenta con elrespaldo del CELAM para ser utilizada en América Latina. De estemismo grupo es también la conocida “Dios habla Hoy”.Existen tambien Biblias con traducción en lenguaje actual, con loslibros deuterocanónicos, en orden católico y letra grande.9. ¿Qué significa la tradición?CIC 78, 81A menudo los hermanos evangélicos, discutiendo con nosotros loscatólicos, nos dicen: "¿Dónde habla la Biblia del purgatorio? ¿Dóndedice la Biblia que San Pedro fue a Roma? ¿De dónde sacan ustedeslos católicos eso de que María es la Inmaculada Concepción y quesubió al cielo en cuerpo y alma?".Para los evangélicos, la Revelación Divina y la Biblia son lo mismo. Esdecir, para ellos solamente en la Biblia se encuentra toda laRevelación de Dios.Ahora bien: ¿Es correcta esta posición? ¿Es cierto que la Bibliacontiene todo el Evangelio de Cristo? ¿Qué dice la misma Biblia alrespecto? Además, ¿quién reunió todos los libros inspirados queconstituyen la Biblia? ¿Acaso no fue la Iglesia la que recibió elencargo de predicar el Evangelio por todo el mundo, hasta el fin delos tiempos? ¿Qué hubo primero: la Biblia o la Iglesia?El mensaje escuchado por boca de Jesús, vivido, meditado ytransmitido oralmente por los Apóstoles, se llama "la TradiciónApostólica".Cuando aquí hablamos de la Tradición" (con mayúscula), nosreferimos siempre a la «Tradición Apostólica». No debemos confundir"la Tradición Apostólica" con la "tradición" que en general se refiere acostumbres, ideas, modos de vivir de un pueblo y que una generaciónrecibe de las anteriores. Una tradición de este tipo es puramentehumana y puede ser abandonada cuando se considera inútil. AsíJesús mismo rechazó ciertas tradiciones del pueblo judío: "Ustedesincluso dispensan del mandamiento de Dios para mantener latradición de los hombres" (Mc 7:8).La Tradición Apostólica se refiere a la transmisión del Evangelio deJesús. Jesús, además de enseñar a sus apóstoles con discursos yejemplos, les enseñó una manera de orar, de actuar y de convivir.Estas eran las tradiciones que los apóstoles guardaban en la Iglesia.El apóstol Pablo en su carta a los Corintios se refiere a esta Tradición
  5. 5. Apostólica: "Yo mismo recibí esta tradición que, a su vez, les hetransmitido" (1 Co 11:23).Mc 16:15 “Vayan por todos los paises del mundo y anuncien lasbuenas noticias a todo el mundo”. Podemos decir que Jesús mandó"predicar", no "escribir" su Evangelio. Jesús nunca repartió una Biblia.El Señor fundó su Iglesia, asegurándole que permanecerá hasta el findel mundo. Y la Iglesia vivió muchos años de la Tradición Apostólica,sin tener los libros sagrados del Nuevo Testamento.Solamente una parte de la Palabra de Dios, proclamada oralmente,fue puesta por escrito por los mismos apóstoles y otros evangelistasde su generación.Estos escritos, inspirados por el Espíritu Santo, dan origen al NuevoTestamento (NT), que es la parte más importante de toda la Biblia."Jesús hizo muchas otras cosas. Si se escribieran una por una, creoque no habría lugar en el mundo para tantos libros", nos dice elapóstol Juan (Jn. 21:25).Está claro que al escribir el NT, no se puso por escrito "todo" elEvangelio de Jesús.Podemos decir que sólo la parte más importante y fundamental de laTradición Apostólica fue puesta por escrito. Por esta razón la Iglesiasiempre ha tenido una veneración muy especial por las DivinasEscrituras.Después de esto podemos decir que la revelación divina ha llegadohasta nosotros por la Tradición Apostólica y por la Sagrada Escritura.No debemos considerarlas como dos fuentes, sino como dos aspectosde la Revelación de Dios. El Concilio Vaticano II lo describe muy bien:"La Tradición Apostólica y la Sagrada Escritura manan de la mismafuente, se unen en un mismo caudal y corren hacia el mismo fin". LaTradición y la Escritura están unidas y ligadas, de modo que ningunapuede subsistir sin la otra.Además, la Sagrada Escritura presenta la Tradición como base de lafe del creyente: "Todo lo que han aprendido, recibido y oído de mí,todo lo que me han visto hacer, háganlo" (Flp 4:9). "Lo queaprendiste de mí, confirmado por muchos testigos, confíalo ahombres que merezcan confianza, capaces de instruir después aotros" (2 Ti 2:2)."Hermanos, manténganse firmes guardando fielmente las tradicionesque les enseñamos de palabra y por carta" (2 Ts 2:15).Está claro que el Apóstol Pablo, para confirmar la fe de los cristianos,
  6. 6. no usa solamente la Palabra de Dios escrita, sino que recuerdatambién de una manera muy especial la Tradición o la predicaciónoral. Para el Apóstol las formas de transmisión del Evangelio:Sagrada Escritura y Tradición, tienen la misma importancia. Enrealidad, una vez que se escribió el NT no se consideró acabada laTradición Apostólica, como si estuviera completa la Revelación Divina.La Biblia no dice eso; en ninguna parte está escrito que el cristianodebe someterse ¡sólo a la Biblia! Esta es una idea que surgió entrelos protestantes recién en los años 1550. En la Iglesia Católica hubosiempre una conciencia clara sobre la importancia de la TradiciónApostólica, sin quitar a la Biblia el valor que tiene.Es un error creer que basta la Biblia para nuestra salvación. Estonunca lo ha dicho Jesús y tampoco está escrito en la Biblia. Jesús,reitero, nunca escribió un libro sagrado, ni repartió ninguna Biblia. Loúnico que hizo Jesús fue fundar su Iglesia y entregarle su Evangeliopara que fuera anunciado a todos los hombres hasta el fin del mundo.Fue dentro de la Tradición de la Iglesia donde se escribió y fueaceptado el N.T., bajo su autoridad apostólica. Además la Iglesia viviómuchos años sin el N.T., el que se terminó de escribir en el año 97después de Cristo. Y también es la Iglesia la que, en los años 393-397, estableció el Canon o lista de los libros que contienen el N.T.Por tanto, si aceptamos solamente la Biblia, ¿cómo sabemos cualesson los libros inspirados? La Biblia, en efecto, no contiene ningunalista de ellos. Fue la Tradición de la Iglesia la que nos transmitió lalista de los libros inspirados. Supongamos que se perdiera la Biblia,en ese caso la Iglesia seguiría poseyendo toda la verdad acerca deCristo, la cual hasta la fecha ha sido transmitida fielmente por laTradición, tal como lo hizo antes de escribir el NT.Los evangélicos, al aceptar solamente la Biblia, están reduciendoconsiderablemente el conocimiento auténtico de la Revelación Divina.Guardemos esta ley de oro que nos dejó el apóstol Pablo:"Manténganse firmes guardando fielmente la Tradiciones que lesenseñamos de palabra y por carta" (2 Ts 2:15).10. ¿Qué es el magisterio de la iglesia?CIC 77, 85, 86La Revelación Divina abarca la Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura. Estedepósito de la fe (1 Ti 6:20; 2 Ti 1:12-14, 2:2) fue confiado por los Apóstoles alconjunto de la Iglesia. Ahora bien el oficio de interpretar correctamente laPalabra de Dios, oral o escrita, ha sido encomendado sólo al Magisterio vivo dela Iglesia. Ella lo ejercita en nombre de Jesucristo. Este Magisterio, según laTradición Apostólica, lo forman los obispos en comunión con el sucesor dePedro que es el obispo de Roma o el Papa (1 Tm 31:1, 3:8, 5:17).
  7. 7. El Magisterio no está por encima de la Revelación Divina, sino que está a suservicio, para enseñar puramente lo transmitido. Por mandato divino y con laasistencia del Espíritu Santo, el Magisterio de la Iglesia lo escuchadevotamente, lo guarda celosamente y lo explica fielmente.Los fieles, recordando la Palabra de Cristo a sus apóstoles: "El que a ustedesescucha, a mí me escucha» (Lc.10:16), reciben con docilidad las enseñanzas ydirectrices que sus pastores les dan de diferentes formas. El Magisterio de laIglesia es un guía seguro en la lectura e interpretación de la Sagrada Escritura,"ya que nadie puede interpretar por sí mismo la Escritura" (2 P 1:20-2:1).El Magisterio de la Iglesia orienta también el crecimiento en la comprensión dela fe. Gracias a la asistencia del Espíritu Santo, la comprensión de la fe puedecrecer en la vida de la Iglesia cuando los fieles meditan la fe cristiana ycomprenden internamente los misterios de la Iglesia. Es decir, el creyente vivela palabra de Dios en las circunstancias concretas de la historia y hace cadavez más explícito lo que estaba implícito en la Palabra de Dios.En este sentido la Tradición divino-apostólica va creciendo, como sucede concualquier organismo vivo.Este es precisamente el significado que hay que dar a las definicionesdogmáticas, hechas por el Magisterio de la Iglesia.

×