Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Manual básico de metodología de la investigación capitulo 5

615 views

Published on

Manual Básico de Metodología de la Investigación - Capitulo 5

Published in: Education
  • Be the first to comment

Manual básico de metodología de la investigación capitulo 5

  1. 1. Capítulo 5 PRODUCCIÓN DEL MARCO TEÓRICO TEMAS CLAVES Revisión de Antecedentes Función del Marco Teórico Teoría y Concepto Pasos para Elaborar el Marco Teórico 5.1. Revisión de antecedentes El registro de los hechos, relaciones sociales y de las subjetividades a partir de la investigación se cimienta a partir de las conceptualizaciones teóricas, por ello los datos científicos son estructurados desde las teorías y de los conceptos de los cuales derivan. Las teorías son constitutivas de la información producida por el investigador, no son estructuras conceptuales separadas con las que contrastar las evidencias empíricas que se generan, sino que se instituyen, intrínsecamente, en el dispositivo del registro y en el análisis de los datos. Por ello para
  2. 2. 99 realizar una investigación que pretenda producir datos empíricos la investigación debe iniciarse desde algún punto de partida teórico y metodológico, aunque se tome distancia o se reformulen conceptos o técnicas implicadas de las mismas. Es común encontrar en los libros de metodología cualitativa la presentación de corrientes de investigación que tienen como meta generar teoría a partir de los registros de datos, planteando la operación de un proceso inductivo, en ese caso hay que aclarar que también se parte una base teórica y metodológica implícita, aunque estos investigadores toman con respecto a estas una actitud de mayor flexibilidad y distanciamiento. Es recomendable que en la investigación se expliciten los conceptos y supuestos que se emplean para estructurar la armazón teórica y la estrategia metodológica. Aldrige y Levi- ne (2003) ejemplifican con el caso tomado de la Encuesta sobre movilidad realizada por la Universidad de Nottingham como detrás de todo registro empírico subyacen supuestos que remiten a una determinada teoría, la encuesta en cuestión "... se basa en un conjunto de premisas de carácter teórico. Al preguntar por la dirección de los domicilios, el número de coches por unidad familiar y los patrones de trabajo, se parte del supuesto de que la selección de un modo de transporte es una elección esencialmente racional basada en gran medida en las evaluaciones individuales de tiempo, costes y preferencias. Sin embargo, cabría la posibilidad de que la elección del modo de transporte se basara en consideraciones de corte muy distinto, menos ligadas al cálculo. Una preferencia por la utilización del coche particular podría ser un reflejo, al menos en parte, de un deseo de mayor privacidad y de primar la sensación de invulnerabilidad que algunos individuos asocian al hecho de viajar en automóvil. La elaboración del marco teórico es el resultado de un proceso de inmersión del investigador en el conocimiento existente y disponible que se vincula al problema de investigación. Es una etapa que debe formar parte del informe de la investigación, ya que presenta un panorama de lo que se conoce sobre el tema y fundamenta las decisiones
  3. 3. 99 conceptuales, metodológicas y técnicas que se desplegaran durante el proceso de investigación. El marco teórico se confecciona a partir de una de las actividades iniciales de todo proceso de investigación, la búsqueda de los antecedentes teóricos y metodológicos y el trabajo de leer, analizar y seleccionar el material existente que esté vinculado al tema de investigación. Se debe llevar una tarea minuciosa de catalogación de antecedentes y el ordenamiento de la consulta en soportes escritos que serán una referencia continua en la selección de aquella bibliografía y los conceptos que se emplearan en la elaboración del marco teórico. "El fichado y resumen de la bibliografía especializada debe consignar, para cada obra, los objetivos específicos del estudio y los conceptos y proposiciones teóricas (identificadas por autores y obras) que los sustentan. No es necesario copiar, aunque sí leer, todos los conceptos; es suficiente con indicar en nuestra ficha la ubicación de las definiciones y los contenidos del artículo o libro. Sí es muy importante establecer cómo se relacionan los conceptos entre sí; esto permite conocer qué elementos privilegia el autor y cómo aborda el tema (que nosotros conocemos empíricamente a través de la descripción de la situación). Los conceptos y proposiciones articulados desembocan en la construcción del objetivo de investigación. Esta construcción es una abstracción modelada de la descripción de la situación. No toda la bibliografía especializada será finalmente utilizada por nosotros. Si la búsqueda y el fichado han sido sistemáticos nos encontraremos con un conjunto de fichas que contienen un resumen de marcos teóricos y de objetivos de investigación. Debemos proceder a seleccionar exclusivamente aquellos que responden a nuestro interés, a la investigación que nos ocupa o que pensamos es pertinente realizar." (Sautu, 2005). La revisión exhaustiva de los materiales bibliográficos y de diversas fuentes de datos se complementa con la consulta con profesionales que desde su práctica tengan contacto con la temática. Estas actividades de indagación del llamado "estado del arte" se emplean para revisar la pertinencia de lo planteado en el problema
  4. 4. 99 y en los objetivos de investigación preliminares a fin de redefinirlos definitivamente. El producto de esta revisión se utiliza como la materia prima para elaborar el marco teórico. El material de los antecedentes relevado por el investigador puede presentar una serie de variantes, las temáticas pueden presentar referencias sistematizadas y desarrolladas por otros investigadores en diferentes circunstancias temporales y espaciales o bien puede ser un tema novedoso, con antecedentes escasos, la multiplicidad de situaciones que pueden surgir en esta instancia se pueden resumir en una serie de variantes. "Que existe una teoría completamente desarrollada, con abundante evidencia empírica' y que se aplica a nuestro problema de investigación. Que hay varias teorías que se aplican a nuestro problema de investigación. Que hay "piezas y trozos" de teoría con apoyo empírico, moderado o limitado, que sugieren variables potencialmente importantes y que se aplican a nuestro problema de investigación. Que hay descubrimientos interesantes, pero parciales, sin llegar a ajustarse a una teoría. Que sólo existen guías aún no estudiadas e ideas vagamente relacionadas con el problema de investigación." (Hernández Sampieri, Collado y Mendez, 2001). Estas variantes posibles tendrán consecuencia en la estrategia de investigación a desarrollar, por ejemplo, la ausencia de antecedentes implicará el abordaje de un estudio de carácter exploratorio, en este tipo de situaciones el respaldo teórico será débil, como consecuencia, al investigador, en estos casos, le conviene asumir acciones conceptuales e investigativas con gran precaución. En cambio la abundancia de antecedentes permite contar con un respaldo que evita que la investigación
  5. 5. 99 se desenfoque o que durante la misma se comentan errores de estrategia. 5.2. Teoría y concepto El marco teórico es una etapa central del proceso de investigación que contiene la exposición y el análisis de las teorías que sustentaran la investigación. El concepto de teoría tiene variadas acepciones, en este texto se adopta la siguiente definición. Las teorías son conjuntos de conceptos interrelacionados, proposiciones articuladas lógicamente deducibles entre sí.que ofrecen una visión sistemática e integral de una determinada realidad. La finalidad de estas definiciones y proposiciones consiste en describir, explicar y predecir las dinámicas que en esa realidad se producen. "... los conceptos (...) no son solamente ideas, especulaciones o cuestiones de definición (...) son generalizaciones empíricas que necesitan ser puestas a prueba y refinadas a partir de los resultados de la investigación empírica, es decir del conocimiento del mundo." (Becker, 2009). Las teorías suponen la articulación de argumentos lógicamente vertebrados a partir de conceptos que se refieren a un fenómeno o conjunto de fenómenos en particular. Los conceptos (elaboraciones de significado sobre un determinado aspecto de la realidad que posibilita abstraer el mismo bajo una definición) y las categorías (conceptos integrados en un sistema clasificatorio y diferenciado) que integran una teoría implican ideas generales que pueden aplicarse para describir o analizar muchos casos concretos de forma empírica, ellos deben estar articulados entre sí coherentemente, dentro de la perspectiva teórica y metodológica seleccionada, conformando una totalidad que luego justificará las prácticas del científico. "La teoría ya no refleja ni expresa la verdad de los hechos; su éxito se basa en la credibilidad (la evaluación de otros), la verdad va a ser
  6. 6. 99 cada vez más una verdad por convención (...) las teorías no compiten por su valor de verdad -en tanto adecuación objetiva- sino por la legitimidad de sus conclusiones, sus consecuencias, sus resultados y las estrategias de acción que de ellas se derivan." (Marradi, Archenti y Piovani, 2007). El investigador debe, a partir de sus criterios y desde su posicio- namiento dentro de la institución u organización a la que pertenece, decidir de manera fundamentada que otras teorías y conceptos existentes sobre el tema no se emplearán en el marco teórico por considerarlos inconvenientes o poco coherentes con la propuesta de investigación. Por ejemplo, una investigación que tome la teoría marxista como referencia teórica para analizar la dinámica del Estado-nación no puede considerar conceptualmente al aparato estatal como un árbitro neutral frente a una multiplicidad de intereses indi- viduales, como si lo haría un planteo teórico afirmado en la doctrina liberal. 5.3. Funciones del marco teórico Las funciones que debe cumplir un marco teórico en una investigación son las siguientes: Previene de errores cometidos en estudios previos. Consultar sobre las experiencias de otros investigadores advierte al investigador sobre los obstáculos que pueden encontrarse al querer realizar una investigación, facilitando la reflexión de nuevas estrategias metodológicas. Hay procedimientos de acceso a determinados universos y técnicas de muy probada eficacia en el registro de ciertas variables a las que solo se puede acceder a partir de los trabajos de otros investigadores. Orienta como debe realizarse la investigación. Conduce a la elaboración de las hipótesis a partir de los objetivos de investigación y como consecuencia de ello constriñe el uso de técnicas a ser
  7. 7. 99 empleadas para producir datos. El marco teórico define los pasos a seguir en el proceso de operacionalización, más específicamente, en la definición conceptual y operacional de las variables a investigar. Provee un marco de referencia para analizar los resultados. Amplía el horizonte del investigador para que se centre en el tema y no se desvíe del planteo original. Las teorías adoptadas por el investigador brindan herramientas conceptuales para registrar ciertos fenómenos pero al mismo tiempo ciñen el alcance de lo que se quiere estudiar. Documenta y fundamenta la necesidad de hacer el estudio. Impide que el investigador se desoriente, se registren datos inútiles que hacen más costosa la investigación y que dificultan su análisis. El panorama teórico y metodológico presentado en esta etapa de la investigación va a evidenciar el soporte que justifica la investigación ya que es en esta instancia donde se revela que el tema ya ha sido abordado por otros investigadores de manera similar o bien que el planteamiento carece de profundización o que ya se ha investigado pero desde una perspectiva diferente. Permite la supervisión analítica de terceros del respaldo teórico de la investigación. Como las intenciones investigativas se expresan en forma escrita, es un documento que puede ser sometido a la crítica y puede ser reformulado, complementado y mejorado. Una regla básica del campo científico es la posibilidad de que los trabajos puedan ser criticados, reformulados o profundizados, por ello el marco teórico implica la etapa de la investigación donde se fundamenta la actividad investigativa. ✓✓✓✓ Imposibilita que pasen inadvertidos algunos aspectos sutiles que no pueden ser captados a partir del sentido común o de la experiencia cotidiana. Muchos fenómenos solo pueden ser percibidos a partir de haber internalizado determinados conceptos y teorías. Percibir anomalías sutilmente manifestadas en el funcionamiento de una organización va a depender en gran medida del bagaje teórico y profesional del investigador para detectarlas.
  8. 8. 101 Hace homogéneo el lenguaje técnico empleado, unifica los criterios y conceptos básicos de quienes participan en la in- vestigación. El manejo teórico de una temática permite que el investigador no incurra en contradicciones conceptuales que enmarañen el planteamiento de la investigación y vuelvan confusa la lectura de sus decisiones metodológicas 5.4. Pasos para elaborar el marco teórico Para materializar con eficiencia esta instancia es recomendable constituir la elaboración de un marco teórico en una secuencia organizada de pasos, vinculados entre sí. La revisión de la literatura correspondiente al tema es un paso inicial, esta actividad consiste en descubrir, consultar, analizar y evaluar la utilidad del material obtenido. La búsqueda del material se pude basar en tres tipos de fuentes: primarias (datos de primera mano), secundarias (listas, compilaciones y resúmenes de fuentes primarias) y terciarias (documentos donde hay registrados referencias a documentos que compendian fuentes secundarias). Una decisión imprescindible en esta etapa de la investigación es la adopción de una teoría o el desarrollo de una referencia teórica como respaldo conceptual de los pasos a seguir, esta decisión implica revisar libros de textos, consultar con especialistas y profesionales, indagar en fuentes de información primaria y secundaria. El resultado de esta búsqueda permite el paso siguiente que radica en seleccionar la bibliografía más importante e iniciar un proceso de lectura. A partir de esta lectura se deben confeccionar en fichas y/o resúmenes en los cuales se incluyan los aspectos centrales de cada texto, señalando los autores más relevantes que tienen relación directa con el objetivo
  9. 9. 101 Es recomendable ordenar el material con algún criterio lógico y explicito (áreas temáticas, cronológico, de lo general a lo específico, etc.). Tomar las fichas de lectura o resúmenes y ensamblar sus resultados de tal forma que quede bien redactado, consistente y homogéneo. No se debe olvidar la utilización de comillas y se debe señalar las fuentes de cita a pie de página. Hay que seleccionar aquellos términos que van a emplearse en el trabajo, hacer una lista de ellos, definir y articular cada concepto a ser empleado. de investigación. Es vital generar el marco teórico de acuerdo a una teoría o partes de teorías que no sean contradictorias entre si, para ello es conveniente elaborar un índice que registre el orden elegido para que a un golpe de vista se pueda evaluar la coherencia de lo elaborado. En una investigación sobre las vivencias y experiencias de personas que establecen identificaciones con estilos de vida no convencionales en su búsqueda de trabajo y a partir de su pertenencia a organizaciones laborales formales (Serbia, 2012), se trabajó con una serie de categorías conceptuales (herramientas metodológicas que reemplazan el uso de variables en la investigación cualitativa), que orientaron la producción de los datos necesarios para abordar la temática planteada. Las categorías conceptuales empleadas en este trabajo fueron: Estilos de vida: son configuraciones subjetivas establecidas en la esfera valorativa, la esfera motivacional y connativa de la persona, a partir de la identificación con ciertos referentes sociales. Creencias: consisten en representaciones y respuestas que se dirigen hacia un objeto determinado. Según Dallera (1993) la creencia posee cuatro rasgos: es un discurso de segundo grado, es o debe ser verosí- mil, determina un estado disposicional y representa un metadiscurso que se traduce en razones, argumentaciones o justificaciones. Manejo de las impresiones: son actividades destinadas a controlar la
  10. 10. 101 forma en cómo los otros nos perciben y de la consiguiente evaluación que hacen de la fachada personal. Según Goffman (1994) implican una serie de "atributos que deben tener necesariamente el actuante para realizar en forma satisfactoria la puesta en escena de su personaje." Estos atributos pueden ser conceptuales y verbales, no verbales, conductales y contextúales. Control social: es la aplicación de las reglas y regulaciones sociales que se estructuran a fin de modalizar la subjetividad con respecto a ciertas metas, valores o fines. A continuación se presenta un resumen de un marco teórico de una investigación sobre indicadores culturales (Serbia y Bosisio, 2006) elaborado para una publicación en una revista científica. Este marco teórico presentaba hasta la fecha de su elaboración un carácter exploratorio, debido a la falta de antecedentes consistentes y estables en el tiempo dentro del campo cultural. "En el año 1982 la UNESCO convocó la Conferencia Mundial de Políticas Culturales, que entendió a la cultura como el conjunto de rasgos distintivos de una población, elementos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a un grupo humano en una época y lugar específico. Retomando esta definición que incluye en la cultura los universos simbólicos, modos de vida, creencias, valores y tradiciones de una sociedad, el presente proyecto toma a la realidad cultural como un emergente que se construye a través de procesos sociales, macros y micros. Estos procesos se desarrollan, simultáneamente, en un plano material y concreto, las producciones artísticas, la sanción legislativa, la concentración de los medios, el descenso en los ingresos y el consumo de una población, la compra de una determinada marca de ropa, y en un plano subjetivo y simbólico, por ejemplo, creencias de lo relevante en la realización audiovisual, plástica o musical, las opiniones sobre lo que debe ser preservado, la percepción emocional del propio descenso en el consumo cultural, las motivaciones y deseos de los sujetos a producir en un mercado simbólico restrictivo. La investigación sobre la estructura cultural argentina implica, como ya se ha mencionado, abordar un campo complejo, ya que, por un lado, el estado del arte nos revela la falta de una teoría general de la cultura que hegemonice y legitime
  11. 11. 101 un unívoco uso conceptual y metodológico de conocer y comprender el campo cultural. La presentación de las definiciones metodológicas y de los supuestos subyacentes del proyecto, que a continuación se concreta, es de imprescindible lectura antes de entrar de lleno en la revisión de esta producción, pues sólo así se podrán comprender los fundamentos y la legitimidad de las estrategias metodológicas llevadas a cabo. Aunque las políticas culturales nacen en la modernidad con la formación de los Estados-nación bajo el ropaje de políticas educativas, es promediando el siglo XX cuando el reinante Estado de Bienestar Keynesiano formaliza y consolida dentro de su acción la intervención en el campo cultural a través de políticas públicas específicas o de la elaboración de determinados marcos regulatorios sobre los procesos culturales. A partir de allí surge la necesidad de contar con registros que den un marco de control, eficiencia y evaluación de las políticas culturales. Este interés recién se visibiliza con más fuerza a partir de la década de 1970 (reunión UNESCO, Helsinki, 1972). A partir de allí, el estudio sobre la especificidad de la dinámica de lo cultural irá progresivamente concretándose en debates, aún abiertos a la discusión, acerca de cómo elaborar registros que puedan dar cuenta de la complejidad del campo en cuestión. El esfuerzo se pondrá desde las organizaciones estatales y supraestatales en intentar establecer referentes análogos a los que se manejan en la evaluación del campo productivo-financiero, esto es, el establecimiento de una información precisa, cuantificable sobre los gastos, la inversión y el consumo de los bienes culturales. La discusión girará en torno a la dificultad de definir criterios estables para la medición y la conformación de indicadores culturales. El gran déficit de este campo, según esta perspectiva, lo constituye la falta de modelos teóricos desarrollados unívocos y, por ende, comparables.
  12. 12. 101 "Los problemas de medida están solucionados en las estadísticas económicas. El dinero es un elemento unifícador. No pasa lo mismo en las estadísticas socioculturales donde se entra más en la valoración subjetiva (cómo medir la calidad de una obra de arte, de una ópera, de un concierto), donde hay un componente ideológico que hay que eliminar y dotar de alternativas más objetivas para poder catalogar o medir la cultura. Sin embargo, sigue siendo la valoración cuantitativa el puntal de análisis de la cultura." (Carrasco, S. 1999). Los factores que inciden en la obstaculización de la elaboración de patrones estadísticos confiables, homogéneos y transregionales son múltiples. Entre ellos se puede mencionar: el relativo interés de los gobiernos y sus instituciones de contar con recursos económicos específicos para el estudio y la generación de datos culturales; la debilidad y falta de integración de los espacios culturales de debate sobre el análisis del campo cultural; la heterogeneidad en los modos de elaboración, circulación y consumo de las actividades culturales; y por último, el escaso desarrollo de la producción cultural como sector económico autónomo. Es necesario remarcar que la búsqueda de cuantificación de la realidad cultural de un territorio o región se basa en la teoría de los indicadores, la cual es de larga tradición en la metodología de orientación cuantitativa. Esta orientación supone una adhesión fuerte hacia lo instituido en el campo de análisis, presume para su ejercicio y para la producción de información de rígidos procedimientos de estandarización y codificación. La aplicación de esta teoría "...es impensable fuera de una administración estatal centralizada (...), la característica principal de la teoría de los indicadores consiste en que está imposibilitada para tratar con toda categoría que escape a todo un aparato de integración estadística que ha de preexistirle". (Dávila, A. 1999). Este enfoque economicista se hace más relevante a partir de la crisis del EBK, en la década de 1980, por la necesidad de recortar y hacer "eficiente" la acción estatal. La medición y evaluación del gasto social se hace prioritaria en los nacientes estados neoliberales.
  13. 13. 101 "A mediados de los años ochenta, el Estado y las colectividades territoriales no solo enfrentan a una crisis del gasto público, sino que al mismo tiempo se les asignan importantes roles cada vez más amplios como iniciadores e Impulsores de la gestión (...) los poderes públicos están entonces obligados, cada vez más, a racionalizar sus opciones presupuestarias. Los hombres políticos deben explicar las decisiones adoptadas a sus electores, los responsables culturales deben negociar sus fínanciamientos ante las autoridades electas, y los productores de proyectos ante los responsables culturales." (Thévenin, D. 1997). A pesar de esto es necesario señalar la innegable importancia de tomar como un amplio (debido a que hay una parcialización en el enfoque al restringir los estudios a lo cuantitativo) e importante punto de referencia el Marco de las Estadísticas Culturales de la UNESCO. Este organismo establece un esquema de diez categorías culturales: patrimonio cultural, textos Impresos y literatura, música, artes escénicas, artes plásticas, cine y fotografía, radio y televisión, actividades socioculturales, deportes y juegos, naturaleza y medio ambiente. Estas categorías implican actividades Institucionales en su interior que están determinadas por las que se consideran funciones culturales: 1. Creación/producción 2. Transmisión/ difusión 3. Recepción/consumo 4. Conservación, 5. Participación. Es necesario resaltar que el proyecto "Estructura Cultural de la Argentina" implicó el abordaje de las primeras ocho categorías culturales, articuladas a las cinco funciones culturales (se debe señalar que el conocimiento de la función de recepción/ consumo se concretará parcialmente). Una referencia a tener en cuenta son las tareas en la CEE a partir del año 1995, ya que a través de una resolución del Consejo Europeo acerca de la promoción de las estadísticas de cultura, se intentan establecer criterios comunes en la región a fin de que se puedan elaborar ciertos indicadores estables y uniformes que permitan comparar las relaciones culturales. Como paso inicial se crea en 1997 el organismo denominado Grupo de Orientación Específico (LEG), cuya tarea será la de avanzar en este futuro sistema de información. Los
  14. 14. 101 objetivos de este grupo han sido: definir un tronco común en los campos de actividades considerados unánimemente como culturales; realizar una clasificación de actividades culturales inspirada en el marco de estadísticas culturales definido por la UNESCO; mejorar y elaborar las estadísticas culturales aprovechando las encuestas existentes y definir variables e indicadores que permitan describir la oferta y la demanda de las distintas actividades culturales. Han trabajado metodológicamente con dos enfoques complementarios: un enfoque general para abordar los temas transversales, los que revisten especial importancia para la política cultural -empleo, financiación y prácticas culturales-, y un enfoque institucional que pretende describir las instituciones desde diversos puntos de vista y elaborar estadísticas sobre ellas, sobre los bienes y servicios que ellas producen y sobre el público consumidor de bienes y servicios culturales. Otro antecedente de referencia lo constituye el proyecto del Ministerio de Cultura de España en el año 1995 denominado "La Cultura en Cifras", el cual estuvo destinado a establecer cifras descriptivas de la cultura española a fin de realizar modelos de funcionamiento futuros. Se establecen exclusivamente criterios cuantitativos de explicación de los hechos y procesos culturales, la información es sumamente detallada. Como este trabajo ha sido recurrente se puede constatar lo dicho presentando algunos de los indicadores de uno de los temas del informe de 2002. Libro 11.0. Contenido, notas explicativas y fuentes de información. 11.1. Evolución de los agentes editores con actividad. 11.2. Agentes editores con actividad, por naturaleza jurídica. 11.3. Agentes editores con actividad y su producción de libros, según el volumen de producción. 11.4. Agentes editores con actividad y su producción de libros, por comunidad autónoma. 11.5. Evolución de la edición de libros y otros soportes inscriptos en el ISBN. 11.6. Evolución de los libros inscritos en el ISBN, por comunidad autónoma. 11.7. Características de la edición de libros inscritos en el ISBN, por
  15. 15. 101 comunidad autónoma. 11.8. Características de la edición de libros inscritos en el ISBN, por subsectores. 11.9. Evolución de libros multimedia, por subsectores. 11.10. Tipología de los libros multimedia, por subsectores. 11.11. Títulos y ejemplares, por categorías de temas de la UNESCO. 11.12. Libros inscritos en el ISBN, según precio. 11.13. Evolución de los libros inscritos en el ISBN, por lengua de publicación y lengua traducida. Por otro lado, se pueden mencionar como otro referente fundamental del proyecto, los Sistemas Nacionales de Información Cultural, promovidos por la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación la Ciencia y la Cultura, y la Cartografía Cultural de la República de Chile (2000). Esta última demandó una labor de tres años por parte de un importante equipo de investigación, de los cuales el primero fue insumido en los problemas de orden metodológico, pues el proyecto intentó ir más allá de los (hasta el momento) convencionales registros cuantitativos de indicadores culturales. Aun así, el más reciente Mapa del Campo Cultural en Chile Nosotros los chilenos: un desafío cultural, llevado a cabo por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, registra las lagunas de información de la Cartografía que próximamente será editada en una versión corregida y ampliada. En tal sentido, es necesario resaltar que la información relevada y analizada en este proyecto, que es de menor duración que el estudio
  16. 16. 101 citado en el párrafo anterior y que posee recursos materiales limitados para lo que Implica un relevamiento nacional que pretende obtener exhaustividad en los datos, tendrá una significación simbólica I por ser el primer intento de sistematizar la situación de la cultura en todas las regiones del país. Este objetivo se articula al propósito de contar con saberes útiles para una evaluación preliminar de las fortalezas y debilidades de la estructura cultural del país, a partir de una herramienta que pueda ser empleada en la identificación de las necesidades y potencialidades de Inversiones en el sector. El Intento de bosquejar un cuadro que, aunque pardal, contenga diferentes perspectivas sobre el campo cultural del país, no podrá desviar las críticas por el carácter incompleto y no exhaustivo de la mirada H resultante a partir de la información sistematizada." Guía de preguntas 1. Explicar la importancia del marco teórico dentro del proceso de in- vestigación. 2. ¿Cuáles son las funciones del marco teórico? 3. Señalar los pasos para elaborar un marco teórico. 4. ¿Cuáles son las variantes del material relevado en la elaboración del problema? 5. ¿Qué acciones debe se deben llevar a cabo para relevar los antece- dentes sobre un tema?

×