Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Secuencias textuales

35,247 views

Published on

Secuencias textuales

  1. 1. Guía de secuencias textualesNombre: ______________________________________ Curso: 2º medio___Asignatura: Lenguaje y ComunicaciónDepto: Lenguaje Fecha:Un texto es el fruto de una organización interna. Esta organización o estructura, va acambiar dependiendo del tipo de texto y del tema que este tratando, y se desarrollamediante una serie de secuencias que posibilitan el despliegue temático. Estassecuencias pueden ser de varios tipos: narrativa, descriptiva, expositiva, instructiva oargumentativa. Los distintos tipos de secuencias van a depender de la función ysituación comunicativa, y se caracterizan por la presencia de determinados elementos yenfoques particulares. 1. La secuencia narrativaLas secuencias narrativas relatan hechos que les suceden a personas o personajes en unlugar y tiempo determinados. Aparece en textos con función expresiva o informativa delámbito general (noticias, biografías, memorias, diarios) o literario (cuentos, novelas).Los elementos esenciales de la narración son el narrador (1ª o 3ª persona), lospersonajes y la historia o trama. Un texto con predominio de secuencia narrativa tieneacontecimiento inicial o planteamiento, acción o nudo, y solución o desenlace. Comoencadenamiento de sucesos las relaciones sintácticas son preferentemente causales otemporales (uso de conjunciones de causa o consecuencia y complementos o adverbiostemporales); puesto que expresan el transcurrir del tiempo, aparecen verbos de acción,de movimiento, también son frecuentes los verba dicendi; el tiempo verbal porexcelencia es el pretérito perfecto simple.Ejemplo:
  2. 2. “Regreso, justo cuando la lluvia comienza a cerrarse sobre los bosques. Saliendo deellos me sorprende el ruido de pasos a mi espalda. Me doy la vuelta, espero; nada. Sigo adelante. Tardo mucho en volver a escucharlos, ya casi puedo ver los muros de la casa. Espero a la vuelta de una curva. Me escondo un tanto. Veo una figura, alta, desgarbada, envuelta en un capote de paño. La figura se detiene, mueve la cabeza. Entonces me encuentra. Avanza hacia mí. Hace un gesto con los brazos, y su rostro emerge bajo los pliegues del capote. Aparece un semblante triste, blanco por el frío, roto en su centro por una nariz hinchada, plegada, siguiendo una línea imposible.” (Luís Mª Carrero, La Cámara de las Maravillas) 2. La secuencia descriptivaLas secuencias descriptivas cuentan cómo son las personas, los objetos, los lugares, lassituaciones, las emociones, los sentimientos. “La descripción sirve para representar larealidad circundante por medio del lenguaje” (Montolío, 2002: 44). Aparece en textoscon función informativa o expresiva. Las descripciones pueden ser objetivas, porejemplo las científicas (en este caso algunos autores prefieren denominarlasexpositivas) o subjetivas (con frecuencia aparecen como incrustación o inserción ensecuencia narrativa). La técnica básica para describir consiste en observar, seleccionarlos detalles y ordenarlos en el espacio y en el tiempo en una progresión quefrecuentemente va de lo general a lo particular. Para describir un lugar se suele darprimero una visión general y después localizar elementos más concretos. Para describirun objeto se suele recurrir a la comparación resaltando los rasgos diferenciales ycomunes en cuanto a variables análogas (tamaño, forma, materia, etc.), la comparación sehace en un orden, por ejemplo, primero analogías y después diferencias o al revés. Ladescripción de personas puede basarse en sus rasgos físicos (prosopografía), en sucarácter (etopeya) o en una mezcla de ambos (retrato), que a veces se presenta demanera exagerada (caricatura). Clase de palabra predominante: el adjetivoEjemplo: “Empezaba el otoño. Los prados renacían, la hierba había crecido fresca y vigorosa con las últimas lluvias de septiembre. Los castañedos, robledales y pomares que en hondonadas y laderas se extendían sembrados por el ancho valle, se destacaban sobre prados y maizales con tonos oscuros; la paja del trigo, escaso, amarilleaba entre tanta verdura. Las casa de labranza y algunas quintas de recreo, blancas todas, esparcidas por sierra y valle, reflejaban la luz como espejos. Aquel verde esplendoroso con tornasoles dorados y de plata se apagaba en la sierra, como si cubriera su falda y su cumbre la sombra de una nube invisible, y un tinte rojizo aparecía entre las calvicies de la vegetación, menos vigorosa y variada que en el valle.” (Leopoldo Alas, Clarín (2005). La Regenta. Madrid: Ed. ELPAÍS, 22).
  3. 3. 3. La secuencia instruccionalPor medio de las secuencias instruccionales o instructivas se aconseja u ordena alreceptor la realización de acciones o actividades varias, se dan instrucciones, serecomiendan operaciones o se indican procedimientos. La función de los textos conpredominio de secuencias instruccionales es la directiva, frecuentemente acompañadade la función apelativa. Los elementos fundamentales en un texto instruccional son losmandatos, las órdenes o los consejos, que se dan ordenados gráficamente en apartadoso subapartados. Este tipo de secuencias se pueden encontrar tanto en textosespecializados (por ejemplo, en el ámbito jurídico, el fallo de las sentencias) como entextos generales (instrucciones de uso, recetas de cocina, normas de seguridad). Por logeneral, las instrucciones se presentan de forma cronológica (paso a paso), según elrango (de mayor a menor importancia) o siguiendo un orden lógico de causa-consecuenciao condición-consecuencia. Clase de palabra predominante: el verbo en forma deimperativo.Ejemplo: Sopa de verdura En un cazo con 2 litros de agua fría se pone la verdura (previamente lavada), el codillo, el aceite y la sal. Se deja cocer más o menos ½ hora a fuego lento desde que rompa a hervir.Cuando se vaya a servir, se deslíe la maizena con un poco de agua fría y después con caldo de la sopa; se vierte en el cazo dando vueltas con una cuchara de madera y dejando que cueza unos 5 minutos. Se retira el hueso de codillo y se sirve en sopera (Simone Ortega (1992). Mil ochenta recetas de cocina. Madrid: Alianza Editorial, 126). 4. La secuencia expositivaLas secuencias expositivas tienen la finalidad de desarrollar de forma ordenada, precisay objetiva las ideas sobre un contenido, sirven para explicar y difundir los conocimientosacerca de un tema. “Las secuencias expositivas se escriben con el objetivo deproporcionar una explicación para un problema de conocimiento” (Montolío, 2002: 49).Las características fundamentales de esta secuencia son la objetividad, la claridad y lainformatividad. Los textos son especializados, divulgativos, pueden ser tambiéncondensados o textos incompletos y tienen una clara función informativa. La técnicaempleada para producir textos expositivos (con predominio de secuencias expositivas)sigue por lo general cinco pasos: elección del tema, documentación, organización de lainformación, elaboración del guión y desarrollo. En términos generales, la estructuraciónexterna de estas clases de texto son la introducción, desarrollo y conclusión. Adam(1991) describía estas partes como la fase de pregunta (problema: ¿por qué?, ¿cómo?);
  4. 4. la fase resolutiva (solución: porque) y la fase de conclusión (conclusión-evaluación)).Clase de palabra dominante: el elemento terminológico.Ejemplo: “El dolor con origen en la columna, en especial en la zona lumbar, es la causa más frecuente de incapacidad en el mundo moderno. Las afecciones reumáticas y degenerativas de la columna vertebral no solamente originan dolor local, sino dolor radicular, dolor referido y contractura muscular de defensa. Del mismo modo, la columna puede ser asiento de dolores viscerales referidos sin la presencia de ninguna enfermedad intrínseca. El esqueleto óseo de la columna protege la médula, que sin embargo resulta afectada en los traumatismos graves, en las lesiones de origen infeccioso o tumoral, o en las desviaciones marcadas. El dolor radicular, dada su estrecha relación con el esqueleto óseo vertebral, constituye muchas veces el síntoma inicial de la enfermedad, lo que nos permite descubrir su posible localización anatómica.” (Fernando Gómez-Castresana (2009). NETTER. Imágenes anatómicas en dolor. Madrid: ElsevierDoyma, 1). 5. La secuencia argumentativaA través de la argumentación el autor expresa opiniones o las rebate para persuadir allector. Prueba o demuestra una tesis o refuta la contraria; persuade o disuade alreceptor sobre determinados comportamientos, hechos o ideas. En todas las demássecuencias puede aparecer la argumentación como base del contacto con el receptor,por esta razón se la ha denominado también dimensión argumentativa. Así lo expresaMontolío (2002: 57): “Por lo tanto, las secuencias argumentativas […] no son propiasúnicamente de los textos científicos y académicos, sino que están presentes encualquier actividad comunicativa, sea institucional o familiar, pública o privada, formal oinformal”. Su característica fundamental es la de intentar demostrar, convencer ocambiar ideas. Aparece por lo general en textos especializados o generales superpuestaa la secuencia expositiva. La técnica es idéntica a la de la secuencia expositiva y tambiénlas partes en las que se desarrolla: introducción, cuerpo argumentativo y conclusión.Tanto en la exposición como en la argumentación subyacen estructuras de pensamientológico en forma de deducción o inducción. Los argumentos que se siguen son de diversanaturaleza: argumentos racionales (ideas admitidas por la sociedad), argumentos dehecho (se basan en pruebas comprobables), argumentos de ejemplificación y argumentosde autoridad (se basan en opiniones de personas de prestigio). La palabra clave de laargumentación son los marcadores.Ejemplo:
  5. 5. “La palabra jubilación está emparentada con júbilo, o sea, alegría. Se supone que, más allá de un acto meramente administrativo, el cese laboral es la culminación de una etapa de compromiso social, para pasar a otra descargada de expectativas y obligaciones. Es como pasar de lo duro a lo suave. Es vivir el júbilo de levantarse por la mañana y disponer de todo el día por delante. El júbilo de hacer lo que a uno le venga en gana. La alegría de encontrarse de nuevo con uno mismo y por fin dedicarse sólo a ser. En cambio, la jubilación parece que en lo material sólo sean pagas y en lo psicológico algo así como la inutilidad del ser o, en su mejor versión, la vida ociosa bien merecida. Jubilarse, sea cuando sea, es como una rendición, un apearse en medio del trayecto, un ¿y ahora qué? Es la cara dura del jubileo, la triste sensación de que a uno le echan del sistema, sin importar su opinión, su disponibilidad o su momento vital o profesional. Claro que todo va a depender, más allá de lo que diga una norma administrativa, de cómo se ha resuelto personalmente la relación entre el ser y el tiempo.” (Xavier Guix. Aprender a disfrutar la jubilación. EL PAÍS SEMANAL. 28 de febrero de 2010, 24). Actividades 1. Lea atentamente los siguientes textos y luego señale qué tipo de secuencia textual observa en cada uno. Fundamente su respuesta con al menos dos argumentos.Texto 1 A nuestros pies se doblaba la pradera con una leve inclinación, lo justo para albergar el estanque y los cañaverales antes de dar paso al negro muro del bosque; hacia la izquierda, al otro lado de la loma, podíamos contemplar la esquina acristalada de la casa, todavía iluminada, apenas un punto dorado entre la mole del edificio y la noche plateada; y ya a lo lejos, perdidas en sobras grises y azuladas, las formas inciertas de valles y bosques, jugando a perseguir se hasta el horizonte de estrellas. Aquella luz, la propia de los sueños, alternaba sin tregua apariencia y realidad; y era tanto lo que por ella llegaba a verse, y tanto lo que al tiempo ocultaba, que no había lugar para perderse en el detalle, pues una sola mirada, a diferencia delo que ocurre bajo el sol, bastaba para enseñorearse de todo cuanto la vista podía abarcar desde ese balcón que en secreto se asomaba al descanso de la campiña” (Luis Carrero: La cámara delas Maravillas)
  6. 6. Texto 2 “Un repaso a los abuelos y abuelas, a los tíos y tías, a los padres mismos de Cela, nos deja la imagen rosa y feliz de una familia de gente bien, que es en la que se crió el novelista. Por parte del padre hay una burguesía española de quiero y no puedo, y por parte de la madre un cierto aristocratismo inglés, o un cierto anglicismo aristocrático, roza las mejillas de las mujeres, el pelo de los niños y el mostacho bien peinado de los caballeros. La clase media española se encuentra en el interior de la familia mezclada con la gente bien de la aristocracia ferroviaria y londinense. Diríamos que hay como un callado esfuerzo de los españoles por ponerse al nivel de los ingleses. Los padres del escritor conjuntan muy bien sus dispares orígenes, y doña Camila va infundiendo en el niño las minucias de una educación sentimental. Así, cuando le advierte de que “un caballero jamás debe mirar escaparates”. Cela ha conservado siempre aquellos gustos y sus de su madre, aleándolos sutilmente con su otra vocación, la de andariego rural y tragaldabas de mesón. Con la edad, el elegante ha podido más que el chico terrible delos 40 y hoy Cela lleva una vida de político conservador inglés” (.Francisco Umbral: Cela: uncadáver exquisito)Texto 3 “La segunda forma del libro corresponde al rollo (rotulus) o volumen (volvere, envolver, arrollar), así llamado porque el papiro o el pergamino de que estaba hecho se envolvía en torno a una varilla cilíndrica de madera o metal llamada umbilico (umbilicos„ ombligo‟), que a veces eran dos, y en cuyos extremos podían llevar un adorno de hueso o madera llamado cuerno (cornua). Su antigüedad no es fácil de establecer, pero se cree que es anterior al año 2400 a. deC. Al principio, y durante mucho tiempo, se hacían de papiro, pero desde finales del siglo I d.de C. Se empleó también el pergamino.” (José Martínez de Sousa: Pequeña historia del libro)Texto 4
  7. 7. “Debo decir que la equiparación de éste último con los otros tres me pareció siempre excesiva. Sin duda Maradona era extraordinario, probablemente más habilidoso o malabarista que ellos. Pero para estar a su nivel le faltó, en mi opinión, albo básico: la inteligencia abarcadora. Era muy listo, muy vivo, rápido de pensamiento y ejecución en el campo, pero, por así decir, con él tuve la impresión de que su cabeza “sólo” funcionaba allí, a ras de hierba. No me refiero a que sus opiniones o actos vestido de paisano, en su vida “civil” , dejaran que desear, eso es lo de menos en un fulbolista, o lo puede ser. Es más bien que, a diferencia de DiStéfano, Pelé y Cruyff, carecía de la capacidad milagrosa de estar a la vez a ras de hierba y suspendido en el aire, contemplando cada partido desde arriba en su totalidad. Era como si esos tres fueran a la vez actores y dramaturgo de una representación, intérpretes y compositor de una partitura musical, personajes y autor de una novela, estrellas y director de una película, a la manera de Chaplín o de OrsonWelles. Y a Ronaldo, desde luego, no se le ha visto hasta ahora el menor atisbo de este don, llamémoslo de poseer un ojo humano y otro divino, uno interior y otro exterior, un magnífico estrabismo”. (Javier Marías: “El estrabismo de los semidioses”, El semanal, 29 de septiembre de 2002)Texto 5 “Siempre que encontramos reunidas en un solo gesto varias intenciones contradictorias, el resultado estilístico pertenece a la categoría del Barroco. El espíritu barroco, para decirlo vulgarmente y de una vez, no sabe lo que quiere. Quiere, a un mismo tiempo, el pro y el contra. Quiere –he aquí estas columnas, cuya estructura es una paradoja patética- gravitar y volar. Quiere – me acuerdo de cierto angelote, en cierta reja de cierta capilla de cierta iglesia de Salamanca- levantar el brazo y bajar la mano. Se aleja y se acerca en la espiral. Se ríe de las exigencias del principio de contradicción”. (Octavio Paz: La otra voz)Texto 1:Secuencia textual:_____________________________________________________________Argumento 1:__________________________________________________________________________________________________________________________________
  8. 8. _______________________________________________________________________________________________Argumento 2:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Texto 2:Secuencia textual:_____________________________________________________________Argumento 1:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Argumento 2:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Texto 3:Secuencia textual:_____________________________________________________________Argumento 1:__________________________________________________________________________________________________________________________________
  9. 9. _______________________________________________________________________________________________Argumento 2:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Texto 4:Secuencia textual:_____________________________________________________________Argumento 1:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Argumento 2:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Texto 5:Secuencia textual:_____________________________________________________________Argumento 1:_________________________________________________________________
  10. 10. ________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________Argumento 2:_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ 2. Redacte un breve texto utilizando al menos dos secuencias textuales aelección.__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
  11. 11. ___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

×