Ensayo ana-gambaccini

495 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
495
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo ana-gambaccini

  1. 1. Buenos Aires, Corporación de ImágenesCiudad de Buenos Aires, Corporación de ImágenesEnsayo para el concurso:“Las industrias culturales en la ciudad de Buenos Aires: su incidencia en eldesarrollo cultural, social y económico”Por Ana GambacciniMayo 2007Madonna 1
  2. 2. Buenos Aires, Corporación de ImágenesIntroducciónEn 1990, Eduardo Eurnekian había comenzado las operaciones de Cablevisión enun sector de la fábrica textil familiar, en el barrio de Palermo. En ese momento, lazona se caracterizaba por sus viejas casas tipo PH, talleres mecánicos y galponesabandonados. Para tomar un café en las cercanías, sólo había un lugar: laconfitería en la esquina de Honduras y Bonpland.Pero al poco tiempo, Eurnekián sumó el canal de aire América a Cablevisión.Luego, el entonces Azul (Canal 9) recicló lo que había sido un mercado y se mudó aunas cuadras. Entonces comenzaron a establecerse proveedores de la cadena devalor: arte digital, estudios auxiliares de grabación y edición, agencias de publicidad.La circulación de mayor cantidad de gente propició la instalación de cafés yrestaurantes.La que era una zona de clase media, con pasado arrabalero que inspiró letras detango, ahora se llama “Palermo Hollywood”. En este burbujeante y pujante entornoeconómico, fashion y también snob, con tiendas de diseño, pequeños reductosteatrales y grandes productoras internacionales, poco queda de aquel barrio.En alguna medida, la concentración de producción y distribución de contenidosaudiovisuales funcionaron como una plataforma sobre la cual crecieron otrasindustrias culturales, y, el conjunto posibilitó la profunda transformación de una zonade la ciudad de Buenos Aires, sin que hubiera planificación estratégica alguna.Sin lugar a dudas, el crecimiento económico del barrio de Palermo en los últimosdiecisiete años ha sido mucho mayor que en otros. Por una serie de factores –algunos azarosos, otros lógicos -, los talleres mecánicos y los galponesabandonados por la industria textil en retirada fueron reciclados para una industriageneradora de empleo y de riqueza: la cultural.Pero, ¿es este modelo de industria audiovisual sostenible en el tiempo y con loscambios en la economía? ¿Se está realmente aprovechando la oportunidad dedesarrollo del sector para la economía y los ciudadanos de Buenos Aires?Porque al ritmo del cambio de la fisonomía del barrio, se modificó el mapa depropiedad de los medios. Las compañías que inicialmente eran canales detelevisión por aire o cable, de capitales nacionales, que producían sus propioscontenidos, ahora, en su mayoría, pertenecen a grandes corporaciones globales.Las pequeñas y medianas empresas argentinas, en gran parte, conforman “lostalleres y las fábricas” proveedoras de las corporaciones globalizadas.Quizás es posible sintetizar las debilidades de este modelo en estos dos puntos: - La industria audiovisual porteña no es sustentable, ya que si la ciudad deja de ser competitiva para la producción y la operatoria administrativa de las grandes corporaciones multinacionales de medios, éstas migrarán a otras ciudades o países.Madonna 2
  3. 3. Buenos Aires, Corporación de Imágenes - Los emprendimientos nacionales no otorgan el valor agregado característico de las industrias culturales, debido a que, en gran parte, no poseen la propiedad intelectual de lo que producen. Por lo tanto, también es la Ciudad de Buenos Aires la que deja de percibir ese valor. Los márgenes más altos son para los dueños intelectuales de las obras, que en su mayoría son las grandes corporaciones multinacionales.Este ensayo aspira a cuestionar la falta de visión estratégica de los distintossectores en el desarrollo de los contenidos audiovisuales, e intenta proponeralternativas para propiciar la formación de esquemas asociativos que hagancompetitivas y sostenibles a la industria audiovisual, base de muchas otrasindustrias culturales.Madonna 3
  4. 4. Buenos Aires, Corporación de Imágenes 1. Industrias Culturales, valor simbólico y propiedad intelectual“”Las Industrias culturales”, según el Departamento de Cultura, Medios y Deporte deGran Bretaña, “abarcan aquellas actividades que tienen su origen en la creatividadindividual, la habilidad y el talento, que tienen un potencial para la creación deriqueza y trabajo a través de la generación y la explotación de la propiedadintelectual”1. Una característica elemental es que, por lo tanto, a través de ellas sepueden percibir derechos de autoría, en forma independiente a la producción.En algunos ámbitos las industrias culturales son denominadas “industrias creativas”,pero ambas incluyen la impresión, publicación, multimedia, audiovisuales, productosfonográficos y cinematográficos, así como artesanías y diseños. En forma extendida,también abarcan las artes visuales y de performance, deportes, publicidad y turismocultural.Con el fin de comprender los alcances económicos de las industrias culturales, esnecesario considerar que sus “productos” tienen dos facetas: 1) La material o física, que sería el papel y el cartón de la tapa en el caso de un libro, un CD, o una videotape. Que tiene un valor “material”.. 2) El aspecto simbólico, o lo que “representan”, que está dado por el “contenido”. Puede ser una historia, una película o una canción. Con información o puro entretenimiento. Es ese “contenido” lo que le agrega un valor significativo al valor material del libro, el CD o del videotape. Y esta faceta aporta el valor “simbólico”, que está dado por lo que implica ese contenido para la sociedad. El valor de lo intangible: el autor, la letra o la música de una canción, el nombre del actor o del director de la películaEn este último punto aspecto reside la importancia de la propiedad intelectual en laproducción de los productos culturales. El beneficio más importante es el creado porel aspecto simbólico del producto, y por lo tanto el rédito mayor es para el que poseela propiedad intelectual.1 www.creativeindustries.comMadonna 4
  5. 5. Buenos Aires, Corporación de ImágenesLa producción de contenidos en la industria audiovisualMucho se habla en esta “era del conocimiento” de las industrias culturales.Debido a que los productos culturales están basados en la información, el rápidoavance de las tecnologías digitales y la globalización de las redes de comunicaciónhan hecho que el sector cultural sea uno de los de más rápido crecimiento. En laseconomías de los países más avanzados estos sectores muestran un crecimientoanual entre el 5 y el 20%. El crecimiento del Producto Bruto de las IndustriasCulturales comienza a tener reconocimiento tanto en las mediciones del consumocomo respecto de su incidencia en la formación del PBI.Dentro de las industrias culturales, no hay duda que tanto a nivel nacional comoglobal, el sector televisivo es uno de los más dinámicos y de gran crecimiento. Sibien hay migraciones y flujos entre la televisión por aire y por cable, se consideraque hay cada vez más “ventanas” por donde transmitir contenidos. La convergenciatecnológica y las nuevas normas de televisión implican el aumento drástico de las“ventanas” para recibir imágenes. ¿Quién pensaba hace cinco años que podría verescenas de su novela preferida por la pantalla del celular?Para comprender la relevancia del sector en la economía de una ciudad, esnecesario tomar como punto de partida que un producto audiovisual es el resultadode distintas habilidades, capacidades y conocimientos, conjugados con artes otécnicas, que se concretan en una pieza única, que puede ser un juego para lacomputadora, un programa para televisión, o una película para cine. En la cadenade valor de una producción audiovisual, por lo tanto, intervienen distintas empresase individuos, de talentos y especialidades completamente diferentes.Los productores independientes, y los canales de TV abierta o por cable que tienensus propias producciones, necesitan tanto de los proveedores de equipos, sistemasy tecnología y como de los “talentos”. Entre ellos, escritores, artistas, diseñadores,creativos. El “capital humano” es crucial, razón por la cual genera empleo, ademásde propiciar el desarrollo de otras industrias culturales.Pero el producto audiovisual tiene en la “distribución” su “talón de Aquiles”. Parallegar a las audiencias, depende que las señales y distribuidoras lo emitan o vendan,ya sea en canales de televisión abierta, cable o satelital, internet o banda ancha,telefonía o internet móvil. Y la generación de ingresos de toda la cadena se realiza através de empresas y anunciantes, que invierten en aquellos productos más“redituables” y, por supuesto, con el menor riesgo posible.La mayoría de los canales de distribución de las industrias culturales estánconcentrados en las grandes multinacionales: Disney, Reuters, AOL-Time Warner,Fox. Los nuevos contenidos creativos son generados, en gran parte, por pequeñasempresas. La diferencia de tamaño y escala entre la distribución, por un lado, y lacreación y la producción, por el otro implica problemas de comunicación a lo largode la cadena de valor.Madonna 5
  6. 6. Buenos Aires, Corporación de ImágenesPor otro lado, las empresas creadoras de contenidos deben responder con agilidada los cambios en la tecnología y en las tendencias. Generalmente no crecen, y másque generar grandes ganancias compiten por construir reputación y marca. Y estascaracterísticas generalmente no son reconocidas por los inversores, los bancos, olas burocracias gubernamentales.Madonna 6
  7. 7. Buenos Aires, Corporación de Imágenes 2. Las limitaciones en la industria audiovisual porteñaTal como lo señala el Informe final del Foro Nacional de Competitividad de Industriasde Base Cultural realizado en 20032, la industria audiovisual de la Ciudad de BuenosAires sufre de falencias para ofrecer sus productos al exterior. En el trabajo sedetalla que la venta al extranjero implica costos muy altos para los productores, datoal que se suma el hecho de que no hay trabajo conjunto para promocionarcontenidos, formatos y servicios.Pero este no es un problema que sufran los grandes productores, o aquellos quehan podido conformar alianzas. En la actualidad Telefe cuenta con un Departamentode Ventas de Contenidos al Exterior, y representa a productos de distintasempresas. Recientemente se ha conformado una nueva oficina para exportarcontenidos, liderada por Yair Dori, un argentino-israelí que avanza sobre el mercadode Medio Oriente. Pero, sin lugar a dudas, el esfuerzo de ambas empresas es enubicar “sus” productos. Las productoras chicas y medianas tienen muy pocaposibilidad de salida al mundo, aunque se acerquen a ellos para ofrecerlos. Y parala venta al exterior por cuenta propia, tal como lo especifica Perelman, no cuentan nicon capital de inversión para la promoción ni profesionales especializados.La situación empeora al conocer que el “aire” es imprescindible para que unproducto pueda ser vendible en otro mercado. El haber sido emitido por un canal deaire, preferiblemente en “prime-time”, constituye una garantía para los potencialescompradores del exterior. Este acceso a la distribución es nuevamente el “talón deAquiles” de la cadena. Al haber sólo cuatro canales de televisión abierta, ellosmismos se reservan el “prime-time” para productos que desean exportar. Y aquelbuen horario que el canal no abarca, lo reserva para las productoras “asociadas”,casi siempre propiedad de actores o conductores famosos, que han negociado suparticipación en el canal por espacio en la grilla para sus propias producciones.Sin políticas de Estado que propicien que los medianos productores ofrezcancontenidos en el exterior, no hay posibilidad que ellos lo pueden hacer solos. Y esto no es pensar en subsidios o préstamos. Es modificar el paradigma de cómoel Estado puede colaborar con el desarrollo de una industria. Tal como lo explicaAllen Scout3, en referencia a las políticas de Estados Unidos para exportar su cine,“las exportaciones de las películas de Hollywood siempre dependieron de distintasmaneras en un fuerte respaldo político desde Washington”.2 Perelman, Pablo. Informe final del Foro Nacional de Competividad de Industrias de Base Cultural.Buenos Aires, Diciembre 20033 Scott, Allen J. “Hollywood in the Era of Globalization”, YaleGlobal, 29 November 2002Madonna 7
  8. 8. Buenos Aires, Corporación de ImágenesPorque el desarrollo, competitividad y sustentabilidad del “cluster Hollywood” no escasual. En un principio, se conformó naturalmente, dado que reunía ciertascaracterísticas convenientes para la industria, pero no se puede negar que el éxitoperduró por el agrupamiento de las principales “Majors” para estrategias conjuntasde distribución en el exterior y el apoyo incondicional del gobierno estadounidensepara garantizar la entrada de sus productos culturales a distintos países.Más específicamente, Allen Scott explica que “Con el pasar de los años, Hollywoodha recibido abundante ayuda del Departamento de Estado de Estados Unidos, delDepartamento de Comercio y otras agencias del gobierno federal para promocionarsus productos en el extranjero”, señalando que las burocracias presionabancontinuamente a los gobiernos de diferentes países para que recibieran películasestadounidenses.Otro gobierno que ha advertido la importancia de las industrias culturales en eldesarrollo de un país es el australiano, que decidió impulsar la exportación decontenidos en mercados de lengua inglesa, sobre la base de la teoría de “clusters”de Michael Porter4. El objetivo de su plan, “De chacras a Corporaciones”, es crearlas condiciones para lograr que sean competitivas globalmente en pos de convertir aAustralia en el Hollywood de contenidos creativos digitales para los paísesanglosajones.En virtud de ello, el Departamento de Comunicación, Tecnología de la Información ylas Artes, y la Oficina Nacional de Economía para la información, realizaron unaprofunda investigación sobre la industria, el sector y las empresas respecto alobjetivo, la escala y la dinámica de las industrias creativas digitales en Australia.Con los ejemplos citados, el norteamericano y australiano, vemos que el desarrollodel sector y la venta internacional se vincula con un apoyo comprometido delgobierno.Porque si no se cuenta con una estrategia a nivel nacional, es necesariodesarrollarla a nivel local. Es el caso de Ontario, donde el Cluster Creativo y deEntretenimiento contribuye cerca de nueve mil millones de dólares a la economía dela provincia, y es el tercer empleador en Norte América en el sector deentretenimiento. El Ministro de Finanzas Dwight Duncan destinó un 30% de créditofiscal al desarrollo de medios digitales interactivos, un 18% de crédito fiscal a losservicios de producción fílmica, 47 millones y medio de dólares para marketing,capacitación y desarrollo de productos dentro del cluster, y 49 millones paraorganizaciones culturales en Toronto. En las palabras de Duncan, “El clustercreativo y de entretenimiento tiene un gran potencial para crecer y crear empleo,empuja el crecimiento económico atrayendo turistas, negocios e inversores”5En la ciudad de Buenos Aires se ha conformado, en forma espontánea, una zonaque podría responder a ciertas características de “cluster”, de industrias4 http://www.acn.net.au/cics/ Australian Government. Culture and Recreation Portal5 www.creativeclusters.comMadonna 8
  9. 9. Buenos Aires, Corporación de Imágenesaudiovisuales. Pero carece de políticas, tanto públicas como privadas, para quefuncione como un cluster que posibilite el crecimiento de todo el sector y sucompetitividad a nivel global.Porque si bien están los distintos proveedores y productores en un mismo sector dela ciudad, no trabajan en forma asociativa ni para la construcción de imagen demarca ni para la concreción de vínculos con distribuidores en el exterior.Porque si los costos de producción en la ciudad de Buenos Aires dejan de sercompetitivos, las empresas migrarán, y los grandes estudios de este hoyburbujeante Palermo Hollywood, pueden convertirse, otra vez, en galpones vacíos.Madonna 9
  10. 10. Buenos Aires, Corporación de Imágenes 3. “Clusters económicos” para la competitividad globalSegún Michael Porter expresa en La Competitividad de las Naciones, los “clusters”son “… concentraciones geográficas de empresas interconectadas, proveedoresespecializados, industrias en compañías relaciones, e instituciones asociadas (porejemplo, universidades, agencias, asociaciones de comercio), en sectoresparticulares que compiten pero también cooperan”.El resultado de las investigaciones de dicho autor, concluye que los “clusterseconómicos” son claves para la competitividad global de una empresa. Crean unentorno favorable, y las posibilidades de un emprendimiento son distintas si seinstala dentro o fuera de un “cluster”. La potencialidad de un sector, a su vez,cambia si trabaja “en forma “asociativa”.Las ventajas competitivas que la empresa obtendría al conformar un clusterderivarían de las relaciones formales e informales, entre ellas la mayor facilidad paraacceder a talento o mano de obra calificada, acceso a los “spillovers” deconocimiento, presiones más altas para innovar y aumentar la productividad, ymejores relaciones para la adquisición de productos y desarrollo de proveedores.Para conocer la posibilidad de un cluster, Michael Porter analiza cuatro aspectos: lacondición de los factores, el contexto para la estrategia y la rivalidad de lasempresas, las condiciones de la demanda y las industrias relacionadas y de apoyo.Cada uno de ellos debe tener ciertas características para propiciar la formación deun “cluster”.En “condición de los factores” agrupa a los recursos especializados disponibles paralas empresas, Abarca recursos naturales, humanos, capital, infraestructuras físicas,administrativas y científicas. Respecto al “contexto para la estrategia y rivalidad delas empresas”, especifica que debe motivar la mejora permanente y lacompetitividad. En relación a las “condiciones de la demanda” considera que esfundamental una demanda local sofisticada, que anticipe las tendencias globales deconsumo. Con las “industrias relacionadas y de apoyo” se refiere a la existencia deproveedores o sectores complementarios competitivos, y en “clusters”.La forma de evaluar la potencialidad de un cluster es enumerando los atributosfavorables de un sector para cada uno de estos aspectos. Cuanto más completos ymás equilibrados entre sí, mayor es la potencialidad del cluster.Es difícil contar con estas condiciones, todas juntas. Pero tomando los ejemplos deotras regiones, es evidente que no se espera que los “clusters” se formen demanera espontánea ni natural. Existiendo factores que sean una “plataforma”, esposible que los países pueden “crear” su propia riqueza, propiciando las condicionesfavorables para su surgimiento.Madonna 10
  11. 11. Buenos Aires, Corporación de Imágenes 4. Cluster de contenidos de la industria audiovisual de la Ciudad de Buenos AiresSi pudiera concretarse un “cluster económico” de manera estratégica, en primerlugar, afianzaría la sustentabilidad de las industrias culturales del barrio de Palermoen el tiempo, y podría agregar valor a su actividad. En segundo lugar, podríapropiciarse que este fenómeno se replique que en otras zonas ahora deprimidas dela Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, Barracas y Lugano, a fin de que surjannuevos polos productivos de industrias culturales.En el sector de contenidos audiovisuales aparecen factores que permitirían eldesarrollo del cluster y su sustentabilidad. Quedaría analizar su interacción, ya seaen la posibilidad de pensar y actuar en conjunto, en cooperar para lograr supotencialidad.El barrio de Palermo y la Ciudad de Buenos Aires cuentan con la “plataforma”, dealguna manera “condiciones naturales” sobre las cuales se puede desarrollar un“cluster”.Por ejemplo, se dispone de “recursos humanos: Palermo, en especial, conglomeragran cantidad de escuelas de teatro, baile, técnicas televisivas y educación de la vozy afines. Se estima que en la ciudad autónoma de Buenos Aires hay mas de 400instituciones relacionadas con la industria de contenidos audiovisuales6. Sin lugar adudas, esto lleva a una profesionalización cada vez mayor de los trabajadores delsector. Quizás cabe preguntarse qué tipo de capacitación se está realizando. ¿Esdemasiado crítica? ¿Se forma a “emprendedores globales”?Porque está probado que tenemos condiciones para producir para el exterior. En laciudad de Buenos viven personas de distintas razas, que podrían solucionardistintas demandas. También cuenta con distinto tipo de paisajes urbanos, o, si esnecesario campo, montaña o mar, puede ser utilizada de base para movilizarsehacia otras locaciones.Tenemos muchas condiciones a favor. La ciudad de Buenos Aires cuenta contalento. Los precios aún siguen siendo competitivos. La gran cantidad deproductoras definen un entorno que estimula la creación de ventajas competitivas.La TV por cable es la de mayor penetración en Latino América. En cine se puedeapreciar un resurgimiento. Además, en contenidos audiovisuales, hay empresasque ya tienen continuidad en la exportación, hecho que abre mercados, otorgaexperiencia y estimula a otras.6 Perelman, Pablo. Informe final del Foro Nacional de Competividad de Industrias de Base Cultural. BuenosAires, Diciembre 2003.Madonna 11
  12. 12. Buenos Aires, Corporación de ImágenesOtras características en relación a las empresas son discutibles. Por ejemplo lafuerte concentración de la producción en unos pocos productores, la mayoría deellos nucleados en la Cámara Argentina de Productores Independientes deTelevisión (CAPIT). Porque por un lado, mejora la capacidad de organización, por elotro, limita la entrada a otros.Respecto a las condiciones de la demanda, no hay dudas que Palermo en particulary la ciudad de Buenos Aires poseen alto nivel de desarrollo y oferta cultural. Laciudad fue siempre considerada la Capital Cultural de Sud América. Existe unamultiplicidad de teatros y géneros teatrales, y un desarrollo importante de la culturaen distintos centros (museos, universidades, bibliotecas).También es conveniente la fuerte penetración de las industrias de medios,entretenimiento y comunicaciones, y la presencia de proveedores del sector,actualizados tecnológicamente. Otro sector complementario, la infraestructuraturística, está muy desarrollada.Es necesario reconocer que existen ciertas medidas de promoción de la industriaaudiovisual en la ciudad, entre ellas, BASet, que facilita las grabaciones en losespacios públicos de la ciudad y el concurso anual de guiones al que convoca elGobierno de la Ciudad de Buenos Aires y cuyo premio consiste en la concreción deun telefilme a ser proyectado en televisión abierta. Pero ni ellas ni el resto de lascondiciones favorables están concertadas en un plan global de desarrollo del sector,que es el camino que este ensayo propone.Madonna 12
  13. 13. Buenos Aires, Corporación de Imágenes 5. Para desarrollar el cluster de contenidos audiovisuales de la Ciudad de Buenos AiresCiertos productos tienen “valor agregado” cuando se conoce su origen: los mueblesitalianos, los celulares finlandeses, los máquinas alemanas, la electrónica japonesa.Estos ejemplos ponen en evidencia la relación de la imagen de un producto con lacompetitividad global que logra el sector de esa región. Formar parte de un sectorcon buena reputación facilita, en alguna medida, la construcción de la imagen deuna empresa. A ello debería apuntar la “Corporación de Imágenes de la Ciudad deBuenos Aires”.Se podría afirmar que en el barrio de Palermo de la ciudad de Buenos Aires existeun “cluster” de producción de contenidos audiovisuales que se ha conformadonaturalmente. Pero los distintos factores no están completados y equilibrados pararealmente otorgar a las empresas y organizaciones que lo componen una ventajacompetitiva.La observación básica es que no existe “visión” de “cluster” ni desde el sectorpúblico ni desde el sector privado. La distribución está muy concentrada en loscanales de emisión de aire y cable locales, hecho que limita el desarrollo deproductores independientes. Además, el acceso a capitales de riesgo parapromover nuevos emprendimientos en el sector es bajo.Propiciar el concierto de los sectores en una cluster económico posibilitaría unentorno de negocios más favorable para la competitividad global de las empresasque lo componen.Quizás es bueno avanzar sobre la fantasía, e imaginar los beneficios que selograrían si se moviliza en forma armoniosa y con una visión en común el talento ylas empresas. No hay dudas que la movilización provocaría la aparición de nuevasmotivaciones. De mayor innovación y creatividad, factores que propician lacompetitividad global.Quizás se podría pensar un plan estratégico del gobierno que decida políticas quefavorezcan el desarrollo del sector. Políticas integradas, coordinadas. Propiciandoel desarrollo sostenible a mediano y largo plazo. Olvidando la receta de “subsidios”.Las industrias subsidiadas no suelen lograr ser competitivas.De esta manera, sería posible que se conforme un “cluster” que abarque nuevaspropuestas creativas y permita innovaciones en distintas partes de la cadena devalor, no sólo de los contenidos audiovisuales, sino de “clusters” relacionados quese pueden desarrollar. Entre ellos, algunos que se vinculen en forma directa talescomo el arte digital, traducciones de películas, o nuevas técnicas de escenografía y,porqué no, al crear un foco creativo y de interés cultural, otros que de maneraindirecta abreven en estas capacidades, abarcando servicios de turismo queMadonna 13
  14. 14. Buenos Aires, Corporación de Imágenesincluyan restaurantes, tours y espectáculos, con oferta de obras de arte y diseño. Yque entre ellos se retroalimenten.Es necesaria una legislación específica del sector, de política cultural como promocióndel desarrollo. Crear las condiciones para que la oportunidad que existe puedaaprovecharse en bien de la sociedad.Madonna 14
  15. 15. Buenos Aires, Corporación de Imágenes 6. Por una visión conjunta“La prosperidad nacional se crea, no se hereda”, afirma Michael Porter7 basándoseen la investigación que realizó durante cuatro años analizando las razones de lacompetitividad en las naciones más importantes del mundo. ¿Podremos crearriqueza para la Ciudad de Buenos Aires, en esta era de conocimiento, con teorías yaprobadas?Es imprescindible trabajar para lograr una visión conjunta. Que todos los sectoresinvolucrados conozcan el beneficio de la estrategia de “cluster”, en forma asociativa,compitiendo y a la vez cooperando. Que comprendan que en otros lugares del mundose planifica el desarrollo y el crecimiento. Que los “clusters” son cruciales paracompetir en una economía basada en el conocimiento. Finlandia pudo potencial su“cluster” de telefonía, Irlanda e Israel desarrollaron sus “clusters” de software.Antes de comenzar a esbozar el plan “Buenos Aires, Corporación de Imágenes”, sedeben actualizar y profundizar los datos con que se cuentan. Realizar un estudio queincluya un análisis de los factores críticos que permiten y limitan el desarrollo de laIndustria de contenidos audiovisuales, y su influencia en la promoción de otrasindustrias culturales como parte de una economía del conocimiento. Conocer laslimitaciones de la legislación en cuanto a políticas de comunicación y derechosintelectuales, para evaluar qué se puede hacer a nivel local.Paralelamente, se podría comenzar con distintas acciones que contribuirían adesarrollar esta visión conjunta.Capacitación de sectores públicos y privadosPara esto, es imprescindible comenzar con la divulgación del concepto. Educar.Quizás sería recomendable instalar en el barrio de Palermo la primer oficina de“Buenos Aires, Corporación de Imágenes”, para que capacite en el concepto, ellugar se instituya como espacio formal de encuentro e intercambio, y desde allí secoordinen las iniciativas que puedan surgir.Por otro lado, es imprescindible revisar la formación de los estudiantes. Es distinto loque los productores necesitan y lo que saben hacer los egresados de los centros deestudios. Una parte de los graduados son teóricos críticos del sistema de medios,otra parte quiere trabajar en las grandes corporaciones. Son pocos los que tienen elespíritu emprendedor para comenzar nuevos proyectos, con una visión deasociativismo y de proyección al mundo.Trabajo mancomunado con las cámaras del sectorLos esfuerzos de distintas organizaciones para promocionar las industrias culturalesse diluyen al no tener una estrategia conjunta. Es imprescindible una visión7 Porter, M. E. The Competitive Advantage of Nations. New York: Free PressMadonna 15
  16. 16. Buenos Aires, Corporación de Imágenescompartida. La utilización de fondos en forma eficiente. Coordinar las acciones delgobierno, centros de educación, asociaciones profesionales y la industria. Trabajar enforma mancomunada para desarrollar un plan que propicie las condiciones necesariaspara un cluster.Más y mejores pequeñas y medianas empresasDada la inexorable tendencia global a la concentración en el sector de los medios,es necesario tomar ciertas medidas para fortalecer a las pequeñas y medianasempresas productoras de contenidos audiovisuales, a fin de garantizar la rivalidadinterna que propicie una mejor plataforma de competitividad internacional.Básicamente, es necesario diseñar políticas que promuevan nuevos contenidos ynuevos empresarios, la generación de marcos y acuerdos internacionales quefaciliten la colocación de contenidos y el desarrollo de estrategias de marketingconjuntas que faciliten la identificación de oportunidades y la venta de contenidos.Además, hay que estudiar de qué manera se puede organizar el proceso creativo, demanera tal que las buenas ideas se traduzcan en buenos productos. Se debeanalizar la relación entre productores de contenidos, distribuidores y proveedores, ylos recursos que pueden permitirles crecer.ConclusiónLos exitosos productores del barrio de Palermo, ¿en qué medida son concientes quelos márgenes más altos son para los que detentan la propiedad intelectual?, ¿qué sisólo somos “fábrica”, “manufactura”, nuestro trabajo es fácilmente reemplazable?¿que la “estabilidad” se logra, al menos parcialmente, siendo competitivosglobalmente?. ¿Piensan alternativas?Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: ¿qué tal si comenzamos a delinear la formade facilitar las condiciones para clusters de industrias culturales? a. BibliografíaArriazu, Ricardo. Lecciones de la Crisis Argentina. El Ateneo Yenny, 2003Anglada, Ricardo; Cillo, Adrián; Gambaccini, Ana; Liebres Gil, Ana; Ochera, Lorena.“Clusters de Contenidos de Televisión”. Informe Final de Competitividad, Regiones yPaíses del MBA de la Universidad de San Andrés. Marzo 2005.Buscaglia, Marcos. The Political Economy of Argentine´s Debacle, prepared for theSymposium on the Argentine Crisis held at the William Davidson Institute, Universityof Michigan, Journal of Policy Reform, No. 7,2004Madonna 16
  17. 17. Buenos Aires, Corporación de ImágenesCEPAL: Lineamientos para el crecimiento económico de la Republica Argentina,CEPAL, Informe Enero de 2003Cillo, Adrián; Gambaccini, Ana; Liebres Gil, Ana; Ochera, Lorena. “Plan deNegocios IEC”. Trabajo Final del MBA de la Universidad de San Andrés. Marzo2005.Culture Cluster Mapping and Analysis, A Draft Report for ONE North East. Centrefor Urban and Regional Development Studies. University of Newcastle Upon Tyne,2003Forteza, Jorge. Visión 2010. Hacia una nueva etapa de desarrollo de la Argentina.Experiencia internacional y propuestas. Separata, Boletín informativo Techint, AbrilJunio 2001Forteza, Jorge. Visión 2010. Hacia una nueva etapa de desarrollo de la Argentina.Experiencia internacional y propuestas. Separata, Boletín informativo Techint, AbrilJunio 2001From Cottages to Corporations. Building a Global Industry from AustralianCreativity. Creative Industries Cluster Study. Film and Digital Content Branch.Australian Government Department of Communications, Information Technology andthe Arts. Gobierno de Australia, Creative Industries Cluster Study,wwwcultureandrecreation.gov.au.Gambaccini, Ana. Monografía: “Plan de Negocios IEC: cómo el desarrollo formal deun cluster argentino de contenidos audiovisuales puede contribuir al éxito delproyecto”. MBA Universidad de San Andrés. Junio 2005García Canclini, Néstor. Economía y Cultura: Los países latinos en la esfera públicatrasnacional. Organización de los Estados Iberoamericanos. Tres EspaciosLingüísticos. 1 ColoquioGuerchunoff, Pablo, Llach, Lucas. El ciclo de las ilusiones y el desencanto: un siglode políticas económicas argentinas, Ariel, 2000Henderson, James, Pagani, Luciana, Cool, Karel. Collective Resources and ClusterAdvantage: an examination of the Global Wine Industry, June 2004Hoskins, Colin y McFadyen, Stuart. The U.S. Competitive Advantage in the GlobalTelevision Market: Is it Sustainable in the New Broadcasting Environment?.Canadian Journal of Communication. Volume 16, Number 2, 1991Ministerio de Economía, Componentes Macroeconómicos, sectoriales ymicroeconómicos para una estrategia nacional de desarrollo. Lineamientos parafortalecer las fuentes del crecimiento económico, Mayo 2003Madonna 17
  18. 18. Buenos Aires, Corporación de ImágenesPerelman, Pablo. Informe final del Foro Nacional de Competividad de Industrias deBase Cultural. Buenos Aires, Diciembre 2003.Plan Estratégico: “La industria audiovisual en Cataluña: una nueva etapa”. Informeelaborado por la Dirección para la Industria Audiovisual del Comisionado para laSociedad de la Información.Porter, M. E. The Competitive Advantage of Nations. New York: Free PressPorter, Michael E. Clusters and the new economics of competition. Harvard BusinessReview; Boston, Nov/Dec 1998.Porter, Michael E. Ser competitivo: Nuevas aportaciones y conclusiones, EdicionesDeusto, S.A.,1999Raposo, Miguel Puig. Plan estratégico: La industria audiovisual en Cataluña: unanueva etapa. www.gencat.es/csi. Julio 1999.Roelandt Theo, den Hertog Pim. Cluster Analysis and Cluster-Based Policy innOECD-Conutries. The Hague, Utrecht, May 1998.Scott, Allen J. Hollywood in the Era of Globalization. YaleGlobal, 29 November 2002UNESCO - International Convention on the Protection of the Diversity of CulturalContents and Artistic Expressions (September 16th draft).Trade and Culture – Issuesin 2004Paginas Web:Creative Industries Network and Conference, www.creativeclusters.comIndex mundi,www.indexmundi.com/es/datos/2001/australia/World Trade Organization, wto.org/spanishMadonna 18

×