Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
HMCRESUMEN DE LA UNIDAD 4: EL MOVIMIENTO OBRERO1.1.    De artesanos a proletariosDesde mediados del siglo XVIII fueron cam...
1.3. El socialismo utópicoFrente a la emergente sociedad capitalista, producto de la Revolución Industrial, se alzaron voc...
1.5. El carlismoFue en Gran Bretaña donde, por primera vez, el movimiento obrero se organizó alrededor de unproyecto polít...
socialismo científico. Su doctrina tuvo un primer referente en el Manifiesto Comunista, publicadoen Londres en vísperas de...
Con la base del pensamiento de estos dirigentes anarquistas se configuraba un ideario libertarioque proponía la anarquía c...
se produjo una insurrección popular. El gobierno tuvo que abandonar la ciudad y refugiarse enVersalles.En este contexto de...
de la Europa occidental superó por primera vez a la población agraria. La difusión del socialismofavoreció la constitución...
que iban transformando la sociedad y también la democratizaban. En consecuencia, apostaba porla vía parlamentaria para lle...
Las resoluciones adoptadas en el Congreso fundacional reclamaban leyes para la protección de lostrabajadores, la jornada l...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Hmc resumen tema 4

2,148 views

Published on

  • Be the first to comment

Hmc resumen tema 4

  1. 1. HMCRESUMEN DE LA UNIDAD 4: EL MOVIMIENTO OBRERO1.1. De artesanos a proletariosDesde mediados del siglo XVIII fueron cambiando, sobre todo en Inglaterra, las condiciones detrabajo. Al implantarse la libertad de producción, que permitió la creación de nuevasmanufacturas al margen de toda reglamentación gremial, los antiguos artesanos perdieron todossus privilegios. Los propietarios fijaban las condiciones de la producción y de contratación laboral.Los trabajadores de las nuevas manufacturas eran campesinos que habían emigrado a la ciudadpara conseguir trabajo, y también, población urbana, en especial artesanos arruinados porque nopodían competir con la introducción de las nuevas máquinas. Se transformaron en proletarios.Asalariados.El desempleo, los bajos salarios, las jornadas agotadoras y la dura disciplina laboral generaron unacreciente conflictividad. Los trabajadores y trabajadoras se hicieron muy pronto conscientes de laexplotación a la que eran sometidos.1.2. Los primeros conflictos y el ludismoEn un primer momento, los cambios en el mundo del trabajo provocaron conflictos aislados eincluso motines. Empezaron a surgir asociaciones de trabajadores formadas sobre todo poroficiales artesanos en vías de proletarización. Primero se organizaron los trabajadores de unmismo oficio y a nivel local; posteriormente se fueron uniendo localidades diversas y distintosoficios. Ante la formación de sociedades obreras y las acciones colectivas, la intervencióngubernamental adquirió un carácter represivo. Las asociaciones obreras acabaron siendoprohibidas tanto en Francia y en Inglaterra.En este contexto, en las proximidades de Nottingham, el ejército reprimió en 1811 con violenciauna manifestación de trabajadores que se quejaban de la anchura de los nuevos telares para lafabricación de medias, que les obligaba a trabajar más por el mismo salario. Por la noche, y comoprotesta, fueron incendiados más de 60 telares. La destrucción se asoció a un dirigente, Ned Luddque pronto adquirió una dimensión mítica. Su nombre fue utilizado para firmar las cartas deamenaza a los propietarios de máquinas. Los luditas consideraban que las máquinas agredían losintereses de los trabajadores porque provocaban el paro y la disminución de los salarios. Con susacciones, los ludistas pretendían forzar a los patronos a negociar las condiciones de trabajo.El ludismo se extendió a las regiones industrializadas de Inglaterra y en el continente europeo,desde la Bretaña hasta Alcoy (1820) y Barcelona (1835). Fue objeto de persecución gubernamental(en 1813 fueron ejecutados 18 ludistas) y entró en declive a partir de 1817, si bien en la década de1830 se reactivó en el campo inglés con ataques a las máquinas trilladoras.
  2. 2. 1.3. El socialismo utópicoFrente a la emergente sociedad capitalista, producto de la Revolución Industrial, se alzaron vocescríticas que denunciaban las injusticias del nuevo sistema y que idearon otras formas de organizarla sociedad. Fueron propuestas innovadoras que, durante la primera mitad del siglo XIX,configuraron lo que se denominaría el socialismo utópico. Los modelos sociales que propugnabany los medios para llevarlos a cabo presentaban diferencias.Algunos, como Babeuf y Blanqui, consideraban que la igualdad social sólo podía alcanzarse pormedio de la acción violenta de una minoría que impondría una dictadura revolucionaria. Pero lamayoría creía en una pacífica transformación social a través de la difusión de las ideas, de laeducación y del propio ejemplo.1.4. La forja del sindicalismoCon la experiencia de su lucha y el soporte de las ideas del socialismo utópico, los obrerossintieron la necesidad de crear organizaciones propias, independientes de los grupos burgueses.Así, se fueron constituyendo agrupaciones estables de trabajadores.El primer tipo de organización obrera fueron las Sociedades de Socorro Mutuo, a menudoclandestinas. Actuaban como sociedades de resistencia y estaban, en muchas ocasiones, formadaspor antiguos artesanos. Ayudaban a los trabajadores en caso de enfermedad o paro y organizaronlas primeras huelgas gracias al cobro de cuotas, que permitían crear cajas de resistencia. A pesarde las prohibiciones, la formación de uniones locales de sociedades obreras se extendió. Susacciones, junto a las movilizaciones radicales, consiguieron la abolición en Gran Bretaña de lasCombination Acts (1824) y la consolidación del derecho de asociación.Pronto se planteó la necesidad de coordinar a todos los sindicatos de un país. Hubo diversosintentos entre los cuales destaca en Inglaterra la creación de la Asociación Nacional para laProtección del Trabajo (1830), formada por asociaciones de la construcción, textiles, metalúrgicasy mineras. Se dotó de un semanario The Volee of the People y apoyó la campaña a favor de lareforma electoral que incorporase el sufragio universal. Pero no se consiguió ya que la ley dereforma aprobada en 1832 no otorgó el voto a los obreros.El fracaso de la acción política acabó con la Asociación, abrió un período de discusiones quellevaron a la formación a nivel nacional, de la Great Trade Union (GTU). Esta organización agrupó ala mayoría de sindicatos, impulsó acciones reivindicativas y alentó la creación de coogerativas deproducción como medio para avanzar hacia una nueva sociedad. La reacción del gobierno, de losempresarios y el fracaso de las cooperativas acabó con la GTU. Las dificultades para conseguir unaorganización que agrupase a nivel nacional los distintos sindicatos persistían.
  3. 3. 1.5. El carlismoFue en Gran Bretaña donde, por primera vez, el movimiento obrero se organizó alrededor de unproyecto político propio: el cartismo. En su configuración tuvo un papel importante la experienciade los obreros de la Great Trade Union. La persecución a la que fueron sometidos sus miembrosconvenció a los dirigentes obreros de la necesidad de participar en política para poder cambiar lasleyes y poder intervenir en las relaciones laborales.En 1836, un grupo de obreros fundó la asociación Working Mens Association, que elaboró lallamada Carta del Pueblo, inspiradora de la acción colectiva de los trabajadores hasta 1848. Losobjetivos del movimiento cartista eran: el sufragio universal masculino y secreto, un sueldo paralos diputados que posibilitase a los trabajadores el ejercicio de la política y la reunión anual dellegislativo.Pero finalmente la Carta fue rechazada por el Parlamento y los cartistas no consiguieron imponersus objetivos pero obtuvieron éxitos parciales, al implementarse una primera reducción de lajornada laboral a 10 horas, y conseguir la movilización y concienciación de amplias capas detrabajadores.1.6. La experiencia revolucionaria de 1848En 1848, el protagonismo obrero se desplazó desde Inglaterra al continente, donde encontró, enla revolución de París, un punto de inflexión para el futuro del movimiento obrero. En febrero, lostrabajadores franceses lucharon junto a la burguesía liberal contra las fuerzas conservadoras ytuvieron una importante participación en la caída de la monarquía y en la implantación de la IIRepública francesa. Pero sus demandas de reformas sociales se toparon con la oposición de laburguesía. Los aliados de febrero se convirtieron claramente en antagonistas en junio, ya que elgobierno suprimió todas las reformas sociales y por ello se desencadenó una revuelta popular quefue duramente reprimida por el ejército.La experiencia del fracaso llevó a las asociaciones obreras a plantearse si una república burguesapodría asumir los intereses de los trabajadores o si era necesaria una alternativa obreraautónoma. Así se cuestionó el sentido de la acción política y sindical, y se abrieron las puertas anuevos planteamientos doctrinales poniendo fin a la actuación interclasista desarrollada hastaentonces.2.1. El marxismoKarl Marx y Friedrich Engels, a mediados del siglo XIX, tacharon el pensamiento socialista deutópico y elaboraron una teoría que era un programa de acción para cambiar la sociedad: el
  4. 4. socialismo científico. Su doctrina tuvo un primer referente en el Manifiesto Comunista, publicadoen Londres en vísperas de la revolución de 1848.El análisis de la realidad política y social, el estudio del capitalismo y la práctica política de Marx,en la organización de sociedades obreras, posibilitaron la elaboración de la teoría marxista.Principales características del marxismo:-El análisis del pasado a través de la lucha de clases, es decir, del antagonismo entre opresores yoprimidos considerado el motor del desarrollo histórico. Esta contradicción se originaba en lasrelaciones sociales de cada etapa histórica: el esclavismo, el feudalismo y el capitalismo, en el quela oposición básica se situaba entre la burguesía y los obreros industriales.-La crítica del presente en función del análisis del sistema capitalista. Marx explicó en El capitalque la explotación burguesa es condición inherente al capitalismo. Es decir, el trabajo del obrerogenera un beneficio superior al salario que percibe (plusvalía), que permanece en manos delcapitalista, quien reinvierte una parte en mejorar los medios de producción y se apropia del resto. -Por otra parte, la voluntad de incrementar el beneficio supone una constante innovacióntecnológica para aumentar la producción pero ello lleva a constantes crisis de sobreproducción. Deéstas crisis salen reforzadas las grandes empresas eliminando a las más débiles.La necesidad de superar este presente se asocia a un proyecto de futuro, la sociedad comunista ala que se llegaría con la toma del poder político por los trabajadores. Se abriría de esta forma unasituación transitoria de dictadura del proletariado para conseguir, más tarde, la desaparición detodas las clases y construir una sociedad igualitaria.2.2. El anarquismoEl primer referente del anarquismo fue Proudhon. Consideraba la propiedad un robo y defendióun sistema social basado en el trabajo autónomo y en la expansión del mutualismo y delcooperativismo. Así, de forma gradual se superaría el capitalismo, al margen de toda organizaciónpolítica y ;e toda autoridad, y por medio de la libre asociación de los individuos. La difusíión ydiscusión de estas ideas por activistas vinculados a las luchas reivindicativas y revolucionarias daríafuerza al anarquismo.En esta trayectoria, el ruso Bakunin desempeñó un papel decisivo. Planteó que la revoluciónestaría protagonizada por todos los sectores oprimidos de la sociedad (campesinos, artesanos,proletariado industrial...), y sería el resultado de la lucha espontánea de las masas contra laexplotación. Su objetivo era la destrucción del Estado y la creación de una sociedad igualitaria apartir de la libre asociación de las comunas, que eran las unidades asociativas más pequeñas de lasociedad. Su influencia se extendió principalmente por Suiza. Italia, Bélgica y España.
  5. 5. Con la base del pensamiento de estos dirigentes anarquistas se configuraba un ideario libertarioque proponía la anarquía como modelo de sociedad, asentada en la libertad individual, lasolidaridad social, la crítica a la propiedad privada, la defensa de la propiedad colectiva, y laoposición a todo tipo de organización jerárquica, a la religión, a la política y al Estado. Los mediospara destruir el orden burgués y llegar a esta sociedad sin clases presentaron diferenciasimportantes entre los distintos pensadores anarquistas.3.1. La Asociación Internacional de Trabajadores. Primera Internacional.La Asociación Internacional de Trabajadores (AIT) fue creada en Londres (1864) por delegados deasociaciones obreras inglesas y francesas, y emigrantes políticos italianos y alemanes.Posteriormente, incorporó sociedades obreras de distintos países. Se organizó en seccionesnacionales y tenía un Consejo General dirigido por Marx, que redactó los estatutos y el manifiestoinaugural donde se establecían sus principios básicos: la emancipación de la clase obrera debía serobra de los trabajadores mismos, que conquistarían el poder político para acabar con la sociedadburguesa e implantar el socialismo.Los primeros congresos de la AIT se celebraron en Ginebra, Lausana y Bruselas. Se adoptaronacuerdos para impulsar las movilizaciones obreras en cada país y se definieron unas medidas queinfluyeron en las reivindicaciones obreras: reducción de la jornada laboral, supresión del trabajoinfantil, mejora de las condiciones laborales de la mujer, desaparición del ejército permanente,socialización de los medios de producción, y el recurso a la huelga como el medio más eficaz paraconseguir estos objetivos.Estos acuerdos no impedían la existencia de discrepancias internas que llevaron al enfrentamientoabierto, desde 1869, entre Marx y Bakunin. Marx controlaba la AIT a través del Consejo General ygran parte de los acuerdos de la AIT reflejaban sus posiciones. Frente a él, Bakunin defendía laabolición del Estado y no su conquista, y se mostraba hostil a cualquier autoridad política. Acusabaa Marx de dictatorial y propugnaba la autonomía de las secciones y la pérdida de poder delConsejo General. Las delegaciones de los países más industrializados apoyaban las ideas de Marx ylas de los países más agrícolas daban apoyo a las tesis de Bakunin.3.2. La Comuna de ParísA partir de 1868, la Internacional vivió con preocupación la creciente tensión política y militarentre Francia y Alemania e hizo un llamamiento al movimiento obrero para que mostrara la claraoposición a la guerra. Pero el conflicto estalló en julio de 1870. Francia fue derrotada en la batallade Sedán y el ejército alemán llegó a las puertas de París, lo cual provocó el hundimiento delimperio de NapoIeón III, que quedó prisionero de Bismarck. Se formó en 1871 un gobiernoencabezado por Thiers, de carácter conservador, que preparaba la capitulación ante los alemanes.Las clases populares de París no aceptaron ni al nuevo gobierno, ni sus intenciones de capitular, y
  6. 6. se produjo una insurrección popular. El gobierno tuvo que abandonar la ciudad y refugiarse enVersalles.En este contexto de vacío de poder, y para organizar la defensa frente a los alemanes, serealizaron unas elecciones que llevaron a la : institución de la Comuna de París (marzo-mayo1871): un gobierno popular que respondía al ideal de una república democrática y social. LaComuna organizó la resistencia de París y emprendió un conjunto de reformas que se convirtieronen el referente para el movimiento obrero y democrático: nacionalización de los bienes del clero,la reforma de la justicia, substitución del ejército por milicias populares. abolición de la policía,entrega de las empresas abandonadas a cooperativas obreras y un proyecto de enseñanza laica ygratuita.En mayo, las tropas de Versalles y los prusianos consiguieron tomar París. El bombardeo sobre laciudad se inició el 1 de mayo y el 21 la recuperaron definitivamente tras una semana de lucha. Larepresión fue rarísima, con miles de fusilamientos, detenciones y deportaciones. El obrerismofrancés quedó desarticulado y tardaría años en recuperarse.3.3. Crisis y disolución de la InternacionalEl enfrentamiento ideológico entre Bakunin y Marx estaba incubando una crisis en la AIT, que laguerra franco-prusiana y la derrota de la Comuna precipitaron de forma irreversible. Laparticipación de los internacionalistas en la Comuna de París había sido minoritaria, pero la AIT,acusada de instigar la insurrección, fue ¡legalizada y sus miembros resultaron perseguidos.La ruptura entre los dos sectores se formalizó en el Congreso de La Haya (1872), cuando lamayoría marxista ratificó la decisión de proceder a la formación de partidos obreros nacionalescomo nueva forma de organización propia del proletariado. Los bakuninistas no aceptaron laresolución, fueron expulsados y formaron una nueva organización: la Internacional Antiautoritaria,que perduró hasta 1581. La AIT oficial, muy debilitada, se trasladó a Nueva York, dondelanguideció hasta 1876, año en que se disolvió. Se había consolidado la primera gran escisión en elmovimiento obrero entre marxistas y anarquistas.En definitiva, aunque el número de sus adheridos fue reducido, la AIT ejerció esencialmente unainfluencia moral, por su carácter de tribuna de discusión pública de ideas sobre la emancipaciónde los obreros y por la elaboración de un programa común para todos los Trabajadores. Ademáspuso las bases para la creación futura de los partidos socialdemócratas.4.1. Los avances del sindicalismoEl mundo del trabajo experimentó importantes transformaciones desde 1880. El crecimiento delcapitalismo produjo un extraordinario aumento del proletariado industrial, que en algunos países
  7. 7. de la Europa occidental superó por primera vez a la población agraria. La difusión del socialismofavoreció la constitución de un nuevo sindicalismo mucho más masivo. Así en Inglaterra, en losinicios del siglo XX, había más de cuatro millones de trabajadores adheridos a los sindicatos, y másde dos millones en Alemania. Al aumentar su capacidad de presión, ya que las huelgas podíanmovilizar a miles de obreros, se fue imponiendo la práctica de la negociación colectiva entresindicatos y patronos, para fijar salarios y condiciones de trabajo.También muchos sindicalistas empezaron a exigir la intervención del Estado para arbitrar losconflictos, frenar los abusos patronales y garantizar una legislación laboral. Como resultado deesta presión se produjeron las primeras legislaciones laborales, con mejoras respecto al trabajo deniños y mujeres, la creación de seguros obligatorios, y la reducción de la jornada laboral.4.2. Partidos y sindicatos socialistasRecogiendo la experiencia de la Primera Internacional, se empezaron a crear partidos políticosobreros. El primero y más importante, :ue sería el punto de referencia del socialismo europeo, fueel Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), fundado en 1875. De inspiración marxista, su programade 1891, establecía objetivos a dos niveles.En Inglaterra, el punto de partida no fue el partido político, sino los sindicatos, los cuales tras unalarga experiencia de lucha, se habían consolidado a nivel nacional (Trade Unions Council), con tresmillones de afiliados a finales del siglo XIX. Las aspiraciones de reformas políticas eran canalizadasa través de los liberales. Pero hacia 1900, algunos círculos sindicales empezaron a plantearse lanecesidad de crear una organización política propia. De esta iniciativa surgió el Partido Laborista(1905), que se consolidó en 1906 al obtener casi 30 escaños en la Cámara de los Comunes y que,en 1918, optó por una clara orientación socialista.4.3. Los caminos del socialismoEl desarrollo del socialismo estuvo acompañado, a partir de 1890, de una polémica cada vez másintensa que llegó a afectar al conjunto del movimiento y que surgió en el seno del PartidoSocialdemócrata Alemán. Por un lado, su propio crecimiento, que se acompañó de la expansiónhacia sectores de las clases medias, favoreció el predominio de la práctica parlamentaria endetrimento de la acción revolucionaria. La obtención de reformas inmediatas adquiría cada vezmayor relevancia y se convirtió en una meta en sí misma. Por otro lado, el fuerte crecimientoeconómico que se inició en aquella década parecía alejar la perspectiva de la crisis del capitalismoy eliminar el horizonte de la revolución.Esta situación alimentó el revisionismo de los postulados de Karl Marx, cuyo principal impulsor fueel alemán Eduard Bernstein. En primer lugar, cuestionó el análisis del capitalismo realizado porMarx y constató que la riqueza, lejos de concentrarse en pocas manos, se iba extendiendo y unsector de los obreros había mejorado sus condiciones de vida. En segundo lugar, Bernsteinsostenía que la participación política de la clase obrera había conllevado unas reformas sociales
  8. 8. que iban transformando la sociedad y también la democratizaban. En consecuencia, apostaba porla vía parlamentaria para llegar de manera gradual al socialismo, lo que chocaba con la vocaciónrevolucionaria de otros sectores socialistas.Pero la posición de Bernstein tuvo un apoyo minoritario. El sector mayoritario alemán,representado por Karl Kautsky, mantenía una retórica revolucionaria pero atendía de formapreferente las prácticas reformistas. Otros como Rosa Luxemburg defendían que sólo se podíallegar al socialismo a través de la revolución proletaria. Fuera de Alemania, el ruso Vladímir IlichLenin fue la personalidad más relevante de esta tendencia izquierdista y encabezó la escisiónbolchevique que protagonizaría la Revolución soviética de 1917.En Francia Guesde y Jean Jaurès se debatían entre el radicalismo del primero en no aliarse nuncacon los demás grupos, y la colaboración con los demás sectores que veía el segundo.4.4. Las prácticas del anarquismoEn el anarquismo, que arraigó principalmente en España, Italia y Francia, también se perfilaroncaminos diversos. En el Congreso de Londres se aprobó el uso de la violencia individual paradivulgar el ideario anarquista e aducir a las masas a la revolución. La práctica de la propaganda porsuponía atentados contra los representantes del Estado, de la Iglesia y de la burguesía,considerados responsables de la miseria ir los trabajadores. La represión, el aislamiento y laimpotencia ante una burguesía cada vez más poderosa explicarían unos actos terroristas quecomportaron el asesinato de muchas personalidades políticas de la época.La corriente más radical del anarquismo, el anarcocomunismo, tuvo sus principales representantesen Kropotkin y Enrico Malatesta. Desde una perspectiva de enaltecimiento de la con-iuctaindividual, se oponían a la formación de sindicatos y defendían una sociedad sin clases y lapropiedad colectiva de los medios de producción y de los bienes de consumo.Finalmente, tendencias contrarias a la práctica terrorista y al individualismo y partidarias de laacción colectiva fueron configurando una corriente sindicalista que perseguía el objetivo de unasociedad sin clases, con la lucha reivindicativa entendida como un enfrentamiento directo con lospropietarios. En Francia. esta corriente se vinculó al sindicalismo socialista y dio origen alanarcosindicalismo. En la Carta de Amiens (1906) se definió el sindicalismo revolucionario,autónomo de los partidos políticos, basado en la acción directa de los obreros frente a lospatronos y en la huelga general como instrumento revolucionario de cambio social. En esta líneacabe situar a la CGT en Francia y a la CNT en España.5.1. Fundación y objetivos. Segunda internacional.La Segunda Internacional se fundó en París durante los actos conmemorativos del centenario de laRevolución francesa (1889). Se configuró como una organización homogénea ideológicamente yaque sólo incorporó partidos socialistas.
  9. 9. Las resoluciones adoptadas en el Congreso fundacional reclamaban leyes para la protección de lostrabajadores, la jornada laboral de 8 horas y la abolición del trabajo infantil. Condenaron la guerra,a la que consideraban consecuencia del orden capitalista, y llamaron a los trabajadores a afiliarseen los partidos socialistas. A partir de aquí, la Internacional estableció una serie de principios quese mantendrían a lo largo del siglo: la extensión de la democracia, la evolución pacífica hacia latoma del poder político, la regulación del mercado laboral, el fin de la discriminación sexual y delas demás desigualdades.La Segunda Internacional creó algunos de los símbolos del movimiento obrero como el himno y lacelebración del 1.° de mayo, Día de los Trabajadores. La también llamada Internacional Socialistaagrupaba a millones de trabajadores y sus debates tuvieron una notable repercusión. Impulsó unagran diversidad de organismos, entre los que cabe destacar la Conferencia Internacional deMujeres Socialistas, reflejo de su influencia en el incipiente movimiento feminista, o la FederaciónInternacional de la Juventud Socialista.5.3. Crisis y división del movimiento socialistaLas divergencias anteriores cristalizaron en dos concepciones opuestas sobre lo que debía ser elmovimiento socialista: revolucionario o reformista según Rosa Luxemburg. Esta dualidad se agravócon el estallido de la Primera Guerra Mundial. Dentro de los partidos se forjaron tres grandesgrupos cuyo enfrentamiento culminaría en escisiones. Por una parte estaban los patriotas,partidarios de la guerra al asumir los criterios de defensa nacional preconizada por los partidosburgueses; por otra, los pacifistas moderados, contrarios a la guerra y que defendían laneutralidad; y finalmente, los revolucionarios que, como Rosa Luxemburg, Lenin o el italianoAntonio Gramsci, pretendían la conversión de la guerra en revolución proletaria.Las tesis revolucionarias fueron materializadas por los bolcheviques dirigidos por Lenin, queconquistaron el poder en Rusia, en 1917. Entonces se rompió definitivamente la unidad delmovimiento socialista. La Revolución rusa se convirtió en el nuevo punto de referencia que obligóa las diversas tendencias socialistas a tomar posición. Se formalizaba así la escisión comunista y ladecisión soviética de organizar una nueva Internacional (el Komintern) incidió en todos los grupossocialistas. La Internacional Socialista tal como había existido hasta 1914 había recibido el tiro degracia y, a partir de entonces, su reconstitución se debería abordar sobre bases distintas.

×