La caida de la humanidad

681 views

Published on

este texto es de suma importancia para ti.

Published in: Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
681
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La caida de la humanidad

  1. 1. <div style=" width:425px" id=" __ss_4722970" ><strong style=" display:block;margin:12px 0 4px" ><a href=" http://www.slideshare.net/luzmilenaarrietaavila/luz-milenaarrieta" title=" Luz milenaarrieta" >Luz milenaarrieta</a></strong><object id=" __sse4722970" width=" 425" height=" 355" ><param name=" movie" value=" http://static.slidesharecdn.com/swf/ssplayer2.swf?doc=luzmilenaarrieta-100709163559-phpapp02&stripped_title=luz-milenaarrieta" /><param name=" allowFullScreen" value=" true" /><param name=" allowScriptAccess" value=" always" /><embed name=" __sse4722970" src=" http://static.slidesharecdn.com/swf/ssplayer2.swf?doc=luzmilenaarrieta-100709163559-phpapp02&stripped_title=luz-milenaarrieta" type=" application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess=" always" allowfullscreen=" true" width=" 425" height=" 355" ></embed></object><div style=" padding:5px 0 12px" >View more <a href=" http://www.slideshare.net/" >presentations</a> from <a href=" http://www.slideshare.net/luzmilenaarrietaavila" >luzmilenaarrietaavila</a>.</div></div><br />Caída de la humanidad<br />En el jardín nuevo y hermoso, donde habitaban Adán y Eva, Satanás, como una serpiente, se le apareció a Eva. <br /> <br />Esta serpiente era más astuta que otros animales creados por el Señor Dios. Y la serpiente dijo a la mujer: " ¿Es cierto que Dios les dijo a ustedes que no deberían comer de ninguno de los árboles del jardín?" <br />La mujer contestó: " Nosotros podemos comer la fruta de todos los árboles del jardín, sólo del fruto del árbol en medio del jardín no podemos comer. Acerca de él Dios nos dijo: 'Ustedes no deben comer de ese árbol. Si lo hacen, morirán.'" <br />Entonces la serpiente le dijo a la mujer: " Ustedes no morirán; Dios sabe que el día en que ustedes comán este fruto, sus ojos se abrirán y ustedes serán como dioses, conociendo el bien y el mal." <br />Eva tomó del fruto, comió, y se lo ofreció a su esposo, Adán, quien estaba junto a ella. Él también comió. <br />La Biblia dice que Satanás es el Padre de Mentiras, y naturalmente--él trató de engañar a la mujer--y le mintió acerca de Dios. <br />Cuando la mujer juzgó que los frutos del árbol eran buenos para comerse, que se veían bien y, sobre todo, que también podían darle sabiduría, tomó uno de sus frutos y comío y también le dio a su marido, el cual también comió.<br /> <br /> <br />Inmediatamente, sus ojos fueron abiertos y sus espíritus murieron. Ellos vieron que estaban desnudos, y cosieron hojas de higuera juntas para vestirse. <br />Entonces, cuando oyeron la voz del Señor que se paseaba en el huerto durante la hora fresca del día, Adán y su esposa se escondieron de la presencia de Dios entre los árboles del huerto. Porque ellos confiaron en su propio razonamiento en lugar de las palabras de Dios, murierón espiritualmente y perdieron la comunión con Dios. <br />Adán y Eva vieron que estaban desnudos, así que se cosieron unos delantares de hojas de higuera. <br />Entonces el Señor Dios llamó a Adán diciendo: " ¿Dónde estás?" <br />Adán respondío: " Oí Tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí." <br />Entonces Dios le preguntó: " Quién te hizo saber que estabas desnudo? ¿Has comido del único árbol del cual te mandé que no comieras?" Adán respondió: " La mujer que Tú me diste, me dio de esa fruta y yo la comí." <br />Y el Señor le dijo a la mujer: " ¿Qué es lo que has hecho?" La mujer repondió: " La serpiente me engañó, y yo comí de esa fruta." <br /> <br />Entonces el Señor dijo a la serpiente: " Por haber hecho ésto, maldita serás entre todos los animales; sobre tu vientre andarás, y comerás polvo todos los días de tu vida: Y yo pondré enemistad entre ti y la mujer y su descendiente te aplastará la cabeza." <br />Esta maldición contra Satanás es donde primero se menciona en el libro de Dios que un día Él enviaría un Salvador, nacido de una mujer, para vencer a Satanás. <br />La tierra te producirá espinos y cardos, y con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra.  <br />A la mujer Dios le dijo: " Yo aumentaré en gran manera tus pesares. El dar a luz te causará dolor; y tu marido te gobernará." <br />Y dijo a Adán: " Por cuanto obedeciste a tu esposa y comiste del árbol prohibido, la tierra queda maldita. Desde ahora, todos los días de tu vida, sólo con dificultad podrás obtener de ella tu alimento. <br />Ella producirá espinas y cardos, y con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra. Te hice del polvo y al polvo regresarás." <br /> <br />Dios hizo ropa de pieles de animales para cubrir a Adán y Eva. <br />Las hojas de higuera no cubrieron la desnudez de Adán Y Eva, así que el Señor Dios hizo vestidos de pieles para cubrir a Adán Y a su mujer. Dios tuvo que matar un animal para darles abrigo a ellos dos. Así pues, el pecado y la muerte entraron al mundo, a través de Adán. <br />Este método--de cubrir la desobediencia de la humanidad con la muerte de un inocente, fue el plan de Dios, aun antes que Él creara al mundo. Él sabía que la humanidad rechazaría Su dirección y fracasaría al tratar de ser dios de sus propias vidas. Dios le llama a este rechazo " pecado." <br />Pero, por el amor de Dios para toda la humanidad, El planificó enviar a un Salvador que moriría para proveer el perdón por los pecados de toda la gente. <br />Así que, el Señor expulsó a Adán y Eva del huerto de Edén, y colocó ángeles, llamados querubines, al oriente del jardín, y una espada de fuego girando en todas direcciones, impidiendo el acceso al Árbol de la Vida. <br />En el momento que Adán pecó, toda la humanidad estuvo sentenciada a morir. Pero en el plan de Dios, aún hay esperanza.<br />La familia destruida de Caín y Abel.<br />Cuando Eva, la mujer de Adán concibió, tuvo un hijo. Y Eva dijo, " He recibido un varón del Señor." Y le llamó Caín. <br />Ella tuvo otro hijo, al que llamó Abel. Este decidió ser un pastor de ovejas, y Caín fue un agricultor. En el tiempo establecido por Dios, Caín trajo, de los frutos de su cosecha, una ofrenda al Señor, pero Abel trajo un cordero. Y al Señor le agradó la ofrenda de Abel, pero el Señor no aceptó a Caín y su ofrenda. <br /> <br /> <br />Caín estaba furioso, y Dios le preguntó, " Caín, ¿por qué estás enojado?" Dios le recordó a Caín que para el sacrificio se requiere la muerte de un animal. Así como las hojas de higuera no cubrieron el pecado de Adán y Eva, una ofrenda sin sangre, de plantas y vegetales, nunca cubriría los pecados. <br />Dios dijo que el rechazo del sacrificio de un animal demostró la rebelión de Caín, porque no estaba adorando a Dios en la forma que Él había mandado. La Biblia dice que el sacrificio de Abel mostró confianza en las palabras de Dios, pero el sacrificio de Caín, no. En todas las Escrituras Dios nos da a conocer que sin derramamiento de sangre no se obtiene perdón de pecados. <br /> <br />Pero Caín aún así se negó a obedecer a Dios y no trajo un animal para sacrificarlo. En cambio, culpó a Abel, su hermano, por el problema y cuando estaban los dos en el campo, Caín atacó a Abel y lo mató. <br /> <br />  Dios maldijo a Caín por haber matado a su hermano, y Caín se fue de la presencia del Señor.  <br />Entonces el Señor le pregunto a Caín: " ¿Dónde está Abel, tu hermano." <br />Caín le respondió: " Yo no sé. ¿O es que soy yo el guardián de mi hermano?" <br />Dios le dijo: " ¿Qué es lo que has hecho? Yo oigo la voz de la sangre de tu hermano, clamando a Mí, desde la tierra. Desde ahora, maldito serás sobre esa tierra que bebió la sangre de tu hermano que tú mismo derramaste con tus manos." <br />Caín se fue de la presencia del Señor. Su rebelión contra Dios fue la causa del primer asesinato y la primera destrucción de familia. <br />Pero, Dios bendijo a Adán y Eva, y tuvieron muchos otros hijos e hijas.<br />

×