Guiaideageneral

295 views

Published on

Published in: Technology, Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
295
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Guiaideageneral

  1. 1. IDEA GENERAL Los estudios que debemos realizar para la Formulación y Evaluación de un Proyecto, podemos exponerlos en forma de gráfico o bien sobre un eje de tiempo, no es menester suponer que un estudio va detrás del otro, básicamente cada uno de ellos genera datos e información tanto para si mismo como para los otros estudios, así es que, por ejemplo, el estudio del mercado, en su acápite “Demanda”, al ir determinando ésta, va proveyendo al estudio económico de lo que podríamos llamar la “Línea de Ventas”, a su vez el estudio técnico en su parte de “Localización” va generando los datos sobre costos de fletes operacionales; Es decir que si bien los estudios pueden suponerse como uno después del otro, en realidad tienen gran parte de su desarrollo en forma superpuesta además existe una especie de retroalimen- tación (o feed back), es decir los datos generados en un estudio después de procesarlos en otro estudio pueden hacer que se modifiquen algunas de las pautas del primer estudio, asimismo cada uno de los estudios va generando una pauta de “factibilidad” sobre si mismo y sobre la idea general, daremos un ejemplo sobre lo dicho aquí. Digamos que establecemos que nuestro negocio es la provisión de alarmas domiciliarias (Seguridad) con monitoreo centralizado. El ámbito de aplicación es la ciudad de Buenos Aires y Alrededores, población total de alrededor de once millones de habitantes. (Idea General) Cuando realizamos el estudio técnico determinamos las necesidades de Cámaras, Conexiones, Vehículos, Personal, etc. (estudio Técnico) A su vez con estos elementos se va determinando el volumen de la inversión (Estudio Económico) Pronto vemos que la inversión a realizar es muy cuantiosa, si se cuenta con los fondos suficientes se sigue adelante, pero si no es así, hay que revisar el proyecto (la idea básica). Asimismo al realizar el estudio técnico vemos que las necesidades de Técnicos, de materiales y otros elementos, hacen que el proyecto no sea viable, por lo que volvemos a la idea general para modificarla, y así se hace
  2. 2. un proceso iterativo, hasta encontrar que la evaluación propia de cada estudio permite continuar el desarrollo del proyecto al vencer las restricciones propias de cada segmento analizado. Este proyecto (real) se revisó varias veces en poco tiempo y se lanzó un proyecto técnica y económicamente factible y con muchas probabilidades de éxito a nivel comercial en un barrio privado, alrededor de trescientos hogares con un total de mil habitantes, ya está en proceso la segunda etapa, que abarca tres barrios privados que superan en conjunto las siete mil personas. Se puede extractar de este ejemplo, que la demanda potencial existe para toda la población, pero que al ir revisando las pautas de cada estudio cada uno de estos iba presentando diferentes aristas que producían la modificación de la pauta inicial, hasta hacer que el proyecto se encarara de una forma que tuviera amplias posibilidades de éxito. Desarrollo de la “Idea General”. Como el nombre lo indica en esta sección se analiza, describe y expone el concepto básico del proyecto. Aquí se describe “El Qué” del proyecto. Aquí la “idea” que puede ser un bien, o un servicio, o la aplicación de una tecnología diferente, o el lanzamiento (o relanzamiento) de un producto en un lugar geográfico igual o distinto, resumiendo, puede ser “cualquier cosa”; se define en forma precisa y concisa dejando de ser “abstracto” y convertirse en algo definido, preciso y con posibilidades de generar utilidades, es decir comienza a convertirse en “Algo Palpable”. La generación de la “Idea Básica” es dable por diversos métodos, • puede existir una cierta cantidad de dinero disponible y se “busca” una idea potable para invertir dicho dinero,
  3. 3. • o bien puede haber una máquina o un bien o un servicio disponible y a partir de allí surge la posibilidad de generar un proyecto, • también puede existir una necesidad insatisfecha y hay que “buscar el medio de satisfacerla”; se puede aseverar que existe una amplísima gama de generadores de “ideas básicas”. Existen a su vez algunos métodos “técnicamente probados” para generar estas ideas básicas, uno de ellos es la conocida “tormenta de ideas” del término inglés “brain storm”, otros pueden ser los “buscadores focalizados” (focus search). En general podemos decir que el trabajo del Analista de Proyectos comienza en este punto, a partir del cual aplica sus técnicas y con ellas determina la probabilidad de realización y éxito del proyecto. Muchas de las veces se trata de una idea que “nos bajan”, es decir la idea ya está generada y nos piden que apliquemos nuestro conocimiento en la materia para formalizar el proyecto y determinar si el mismo es viable desde los distintos puntos de vista: Operativo, Comercial, Económico, Financiero, etc., en cambio otras veces nos solicitarán que desarrollemos inclusive la idea básica, por ejemplo nos dicen “contamos con un monto de dinero de tal magnitud y deseamos nos presente(n) proyectos de distintas índole para invertir en el(ellos)”, o también “deseamos invertir en turismo, dennos tres proyectos con tres montos de inversión diferentes cada uno”, nótese que en este caso son varios proyectos a la vez que pueden ser alternativos o complementarios ó inclusive mutuamente excluyentes. A partir de aquí comienza la definición precisa de la idea, deben dejarse de lado las denominaciones generales y ser precisos, podríamos decir que
  4. 4. cada palabra tiene un costo y que por lo tanto debemos definir el proyecto con la menor cantidad posible de palabras, aunque por supuesto, sin omitir ningún elemento del proyecto. Lo del costo de las palabras no es solo para el enunciado sino que sirve principalmente para el receptor (lector) del proyecto, que puede ser un analista, o un inversor, o un agente de financiación, etc. y éste “ahorro de palabras” (léase definición precisa), ya impondrá una idea de eficiencia y lo más importante es que introducirá al lector de lleno en la materia. Se debe evitar, como ya dijimos, el palabrerío inútil o equívoco e ir directamente a la definición más clara y precisa posible, evitar el “gongorismo”. Si el lector le gusta la idea del proyecto puede seguir leyéndolo, pero si no le gusta, puede dejar que este proyecto lo lea otra persona y dedicarse a leer otro que está dentro de sus “apetencias”, en general todas las personas tienen una preferencia mayor por algún tema en especial y otros los satisfacen en menor medida, puede suceder que un potencial inversor lea tres o cuatro hojas del proyecto y aún no se entere de que se trata, ante esto decide directamente tirarlo a la basura, recordemos que la gente que dispone de dinero esta normalmente recibiendo ofertas para la colocación de sus fondos en distintas formas de inversión, entre ellos diversidad de proyectos, por lo que su tiempo de lectura y análisis está acotado y muchas veces agotado, entonces para evitar un mal uso del tiempo del analista o inversor y del nuestro propio se debe definir la idea en forma precisa y concisa, ya que una demora en la aprobación o rechazo del proyecto puede hacer que dejemos de presentarlo en otros lugares, y esto hace que perdamos oportunidades de financiación o inversión y por supuesto de obtener utilidades. Esta es una de las razones fundamentales del presentar una “Idea General” precisa, en términos más contundentes en las tres “C”, en forma “Clara Concisa Concreta”.
  5. 5. Es menester lograr que el proyecto este bien definido y expuesto en este acápite, ya que en base a ello se comenzarán y realizarán los restantes estudios, y si se parte de una definición equivocada es muy probable que se arribe a una decisión errónea, y lo que es peor se producirá una errónea apropiación de fondos que producirá una menor rentabilidad o inclusive el rechazo del proyecto. Obtener una idea básica definitiva desde el mismo momento de inicio de análisis del proyecto es realmente difícil, lo que si hay que hacer es que la exposición final de la misma tenga esas condiciones, entonces surge la pregunta ¿cómo se logra esto? Si bien no es sencillo tampoco es tan complejo, mas bien es una cuestión de “depuración”, se parte de la idea básica, si se quiere “rústica” y se va acotando y enriqueciendo a la vez, paso a paso, habíamos comentado anteriormente sobre el proyecto de instalación de alarmas, si bien se comenzó con una definición bastante precisa del producto, no era precisamente exacta en cuanto a su volumen y consideraciones (necesidades) técnicas, se comenzó el proceso de relevamiento de la demanda y pronto se vio que no todos los habitantes del área estarían dispuestos a colocar una alarma en su domicilio, esto generaba una dispersión de “clientes”, que haría necesario la instalación de un gran número de “Centros Operativos” en distintas localidades para atender quizás a muy pocos clientes en esa área, y también se veía que en otros lugares se producía una gran demanda concentrada pero que no iba a poder ser satisfecha por razones de disponibilidad presupuestaria, por eso hubo que redefinir la cobertura geográfica e inclusive “el producto”, esto último debido a una imposibilidad técnica. Así que el proyecto se fue agrandando en el nombre aunque achicando en su cobertura, pero básicamente se iba logrando, a través de su definición, en un proyecto viable, tanto desde lo
  6. 6. comercial, como desde lo técnico, como así también desde el punto de vista económico financiero. Dentro de lo que denominamos “Idea General”, se agregan al final de la evaluación, los resultados de los estudios realizados, es decir se incluyen en este acápite, además de lo que denominamos “los grandes números”, el resumen de cada uno de los estudios, así por ejemplo, se expone que el proyecto “Provisión del servicio de alarma electrónica con apoyo de rondas de vigilantes y central de monitoreo remota para la zona del barrio privado ZZ, ubicado en el noroeste del Gran Buenos Aires”. Esta “definición” del producto nos va dando pautas bastante claras del alcance del proyecto. La exposición continúa con algunos datos “detallados” del proyecto: “se prevé cubrir durante el primer año de actividades el 50% de los hogares y la casa club del barrio, que significan ventas por un monto aproximado de xxx pesos, con un crecimiento anual del 10% de la coberturas hasta alcanzar el 90% del total del barrio con todos los productos”, una vez alcanzado el nivel operativo máximo estimamos mantener el mismo por un lapso de seis años adicionales, sin grandes cambios ni necesidades de inversión adicional. La inversión inicial prevista asciende a xxx pesos y la financiación está prevista realizarse en una proporción de 70% con fondos propios y el 30% restante con los fondos generados por el proyecto en los dos primeros años de operaciones. La inversión inicial asciende a xxx pesos y el 50% de ella se realizará antes del lanzamiento del proyecto, el 50% restante durante el primer semestre de operaciones. Esta segunda porción es la correspondiente al capital de trabajo necesario para el primer semestre de operaciones, momento en el cual se llega al punto de equilibrio. El horizonte temporal de análisis del proyecto es de siete años, en este periodo se estima que la rentabilidad total ascenderá a xxx pesos que representa un xx % de rentabilidad sobre la
  7. 7. inversión, asimismo los flujos de fondos generados en ese periodo suman xxx pesos y el flujo neto de fondos descontado a la tasa del xx % asciende a xxx pesos. El nivel de ventas alcanza los xxx pesos mensuales y el total anual es de xxx pesos. Como se puede observar, en el texto anterior no solo se incluye la “Idea General” sino que se agregan datos sobre el proyecto, esto es lo que llamamos “Resumen Ejecutivo”, este es el resumen de todo lo elaborado en la formulación del proyecto, por lo que necesariamente se termina de preparar como último ítem, pero aparece en primer término debido a que es de más fácil lectura y permite que el lector conozca de antemano, y pueda decidir, si le interesa el proyecto o no; suele suceder que en algunos entes de financiación o de promoción de proyectos, cuando no están presentados de esta manera (resumen ejecutivo al inicio) suele perderse mucho tiempo, porque normalmente los analistas están asignados, por ejemplo, por tipos de industria, otras veces por volumen, otras lo están por su grado de riesgo, y la consecuente rentabilidad asociada al mismo, entonces en caso de no tener este resumen “bien visible” no se tiene claro a quien asignarle el proyecto (el análisis del mismo) y a veces queda un largo tiempo pendiente, inclusive ha ocurrido que se han aprobado otros proyectos posteriores y algunos han quedado sin cupo, pendientes, debido a esta confusión.

×