Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
1. “Geofagia”. (pág. 1)                   2. “Tierra entreabierta”. (p. 2)                   3. “Fuente de vida”. (p. 3)  ...
deterioro de la naturaleza ocasionado por la acción destructiva del hombre  (elemento intelectual o conceptual).      La o...
material, lo corporal e incluso lo genital o lo sexual -al tiempo que lo  orográfico o lo paisajístico-natural- y lo relig...
sentido biológico-genital descrito, sino en el cultural, puesto que las  esferas de cristal y la luz que desprende, junto ...
INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra  caladora, cepillo, taladro, amoladora y pistola decapante)...
El origen del trabajo está en dos trozos de varilla de hierro que fueron  empleados en un taller de ferralla para sujetar ...
8. TÍTULO: “Muro vegetal antropomórfico”.   MEDIDAS: 97 x 107´5 x 14´5 cm.   FECHA DE CONCLUSIÓN: Enero de 2002.   MATERIA...
La obra constituye un paisaje íntimo, exterior e interior y su título   responde a lo que es en apariencia. 9. TÍTULO: “El...
Elementos de composición: Papel de carteles publicitarios, objeto    realizado con dos piezas de mueble, trocitos de hierr...
COMENTARIO:        En mi empeño de introducir variedad de materiales en mis obras, y    con ello aumentar la experimentaci...
que el vestido tendido pretende ser un paisaje fértil (territorio gestante    corporal –geográfico) tendido.         Este ...
y el soporte del que cuelga la percha (trozo de barra de madera, que alude    al contexto propio de las prendas guardadas ...
nuestra civilización; aunque, al igual que esta población, pueda    presentarse como ordenada, avanzada, con cierta elegan...
16. TÍTULO: “Panorama escénico”.    MEDIDAS: 69 x 111 x 12´5 cm.    FECHA DE CONCLUSIÓN: Enero de 2003.    MATERIALES: Sop...
17. TÍTULO: “Yacimiento arqueológico”.    MEDIDAS: 72´5 x 115´5 x 16 cm.    FECHA DE CONCLUSIÓN: Febrero de 2003.    MATER...
18. TÍTULO: “Paisaje metamorfoseado”.    MEDIDAS: 88 x 127 x 15 cm.    FECHA DE CONCLUSIÓN: Marzo de 2003.    MATERIALES: ...
último, su superficie fue coloreada, como si el paisaje tomara de nuevo    vida, siendo “Paisaje metamorfoseado”. Por otro...
piedra y la arena para que en este paisaje ficticio haya presencia del    paisaje real, quedando unificadas ambas realidad...
21. TÍTULO: “Subacuático II”.    MEDIDAS: 102 x 110 x 14 cm.    FECHA DE CONCLUSIÓN: Julio de 2003.    MATERIALES: Soporte...
Al expresar el cliente su deseo de que le realizara otro paisaje    subacuático, quise mantener el título de la obra que l...
forma de paisaje o un paisaje concebido como bodegón, que puedaresultar estimulante. La zahorra se ha empleado lógicamente...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

3. "Paisajes exteriores, íntimos e interiores". Fichas técnicas

874 views

Published on

Documento perteneciente a la exposición “Paisajes exteriores-íntimos-interiores” (esculturas en relieve, realizadas con materiales sólidos, objetos y pintura, con el empleo de técnicas muy variadas). Ver vídeo en: http://www.youtube.com/watch?v=htM3kgcbQI4

Ver: http://www.luisjferreira.es/

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

3. "Paisajes exteriores, íntimos e interiores". Fichas técnicas

  1. 1. 1. “Geofagia”. (pág. 1) 2. “Tierra entreabierta”. (p. 2) 3. “Fuente de vida”. (p. 3) 4. “Protuberancia”. (p. 4) 5. “Órganos”. (p. 4) 6. “Pareja y entorno singulares”. (p. 5) 7. “Abstracción-concreción con aliento paisajístico”. (p. 6) 8. “Muro vegetal antropomórfico”. (p. 7) 9. “El volcán se ha vaciado”. (“Generosidad”). (p. 8) 10. “Zona reservada”. (p. 8) 11. “Lugar enigmático”. (p. 9) 12. “Paisaje tendido”. (p. 10) 13. “Paisaje emperchado”. (p. 11) 14. “Población despoblada bajo la nieve”. (p. 12) 15. “Sobre el entramado”. (p. 13) 16. “Panorama escénico”. (p. 14) 17. “Yacimiento arqueológico”. (p. 15) 18. “Paisaje metamorfoseado”. (p. 16) 19. “La Virgen de la fecundidad”. (p. 17) 20. “Subacuático I”. (p. 18) 21. “Subacuático II”. (p. 19) 22. “Paisaje-bodegón”. (p. 20)1. TÍTULO: “Geofagia”. MEDIDAS: 77 x 130 x 14 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Mayo de 2000. MATERIALES: Soporte: Retal de aglomerado. Elementos de composición: Tela metálica y trozo de sábana tratada con resina de poliéster, piedras, cartón, resto de tejido de lana, trozo de moqueta, arenas, tierras, plato, tenedor, cuchillo y pinturas plástica y acrílica. INSTRUMENTOS: Herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro y amoladora), cortaalambres, tijeras, grapadora de tapizar, clavos, martillo, resina de poliéster, escofina, recipientes, cuchara, aditivo para mortero, espátulas, colador, soplete y pinceles. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados y texturados, objetos y pintura extendida. COMENTARIO: En el origen de esta obra se sintetizaron dos elementos de naturaleza contraria. Por un lado, el deseo de realizar una obra cuyo soporte tuviera una forma que logré azarosamente, de manera distraída, manipulando un papel a base de presionarle por dos lados, practicándole pliegues (elemento material) y, por otro, la intención de expresar la idea del 1
  2. 2. deterioro de la naturaleza ocasionado por la acción destructiva del hombre (elemento intelectual o conceptual). La obra, de concepción surrealista, presenta varios simbolismos. El paisaje está servido y disponemos del plato y de los cubiertos para entregarnos codiciosamente a devorarlo; para ello, nos valemos de esos instrumentos tan familiares y cotidianos, como lo es la actividad depredadora que ejercemos sobre el medio. En una zona se emplea, además, una tierra procedente de un lugar protegido, con lo que el autor se entrega también de alguna manera –contradictoriamente- al banquete, como hacemos todos -directa o indirectamente- en mayor o menor medida, aunque ciertamente no todos por igual. Se trataría de un paisaje exterior-interior. El título resume el contenido de la obra.2. TÍTULO: “Tierra entreabierta”. MEDIDAS: 72 x 57 x 6 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Agosto de 2000 MATERIALES: Soporte: Trozo de cartón piedra. Elementos de composición: El propio marco, relieve hecho con tela metálica, trozo de sábana tratada con resina de poliéster, mortero zahorra, pintura acrílica, barniz, producto para dorar y cera líquida. INSTRUMENTOS: Regla, herramientas eléctricas (sierra caladora y amoladora), tijeras, cortaalambres, grapadora de tapizar, recipientes, poliéster, cuchara, espátulas, aditivo para mortero, pinceles, pintura plástica para imprimar, esponja y estropajo. TÉCNICA: Collage con material sólido modelado, objeto y pintura extendida y frotada en el marco. COMENTARIO: Deseaba realizar una obra prototípica de paisaje íntimo-exterior, en el que la reproducción de una zona corporal, y en concreto erógena (genitales femeninos), constituyera a la par la orografía del paisaje. Como en “Zonas erógenas” (Septiembre de 1998), pretendía unificar lo corpóreo y lo térreo, lo humano y la naturaleza, haciendo de la carne el paisaje, y de la tierra entreabierta una metáfora de la vulva-vagina. El marco constituye un elemento de la composición por su procedencia (fue destinado a enmarcar un espejo), por su forma ovalada y por el labrado que presenta; hasta el punto de que desde la ideación de la obra el marco estuvo ligado al contenido de la misma y éste al marco. Con él pretendía indicar que el relieve genital femenino que contiene es un espejo donde se mira el otro género, servirme del formato ovalado para crear un campo visual concentrado y, respecto del labrado, como en las obras clásicas religiosas, perseguía realzar su contenido y contribuir a su sacralización, de forma que lo corpóreo-genital y/o lo térreo quedara ensalzado y sacralizado, pretendiendo poner en el mismo plano lo 2
  3. 3. material, lo corporal e incluso lo genital o lo sexual -al tiempo que lo orográfico o lo paisajístico-natural- y lo religioso-espiritual o lo divino, hasta diluir ambos extremos; dando con este matiz a la obra un cierto cariz de paisaje interior. El título suaviza el contenido erótico de la pieza al destacar la realidad térrea en vez la genital y titularse “vulva entreabierta”, relegando así la obra intencionadamente a un ámbito de ambigüedad, para que cada cual interprete y sienta lo que quiera o lo que pueda.3. TÍTULO: “Fuente de vida”. MEDIDAS: 122´5 x 70´5 x 17 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Octubre de 2000. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado reforzado con listones. Elementos de composición: Argamasa texturada y modelada coloreada con pintura acrílica, pieza plástica de señalización vial vertical modificada con resto de toalla y de jersey endurecido con resina de poliéster, rematada con arenas y tierras, dos globos de luz dispuestos como aplique con sus interruptores y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro escuadra, herramientas eléctricas (sierras caladora y circular, cepillo, taladro y radial), cola polivinílica, puntas, martillo, recipientes, aditivo para mortero, cuchara, espátulas, llana, colador, tijeras, resina de poliéster, brochas, trapos para pintar y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados y texturados, objetos, luz y pintura extendida, lavada, presionada y restregada. COMENTARIO: En principio fue un aplique realizado en el año 1995 o 1996, concebido meramente como experimento plástico y como aparato de luz. Posteriormente lo retomé y, con el propósito de integrarlo en el grupo de “Paisajes”, le practiqué considerables modificaciones y lo convertí en una obra plástica con luz, cuya funcionalidad permite seguir utilizándola como aparato de luz. Esta función relaciona la obra con “Fuente de luz” (Febrero de 1.998), en la que un botijo (objeto creado para echar agua y que se torna en fuente) despide luz en vez de agua; por ello, este trabajo también se titula “fuente”, pero en este caso “de vida”, porque su omnipresente objeto central (las dos esferas de luz y la pieza alargada) representa una síntesis del órgano sexual masculino y del femenino. El recubrimiento con tierras y arenas de esta pieza asocia también los órganos vitales, agentes de vida y de vitalidad, con el componente físico de la naturaleza, también vital para nuestra vida. El cromatismo vivo, sensual, volcánico del soporte se hace eco del mismo simbolismo. El Elemento luz le da a este paisaje exterior-íntimo, aunque también interior, un sentido más cósmico, ya que a lo térreo y humano-biológico se le agrega lo astronómico, a la par que refuerza lo humano, no ya en el 3
  4. 4. sentido biológico-genital descrito, sino en el cultural, puesto que las esferas de cristal y la luz que desprende, junto con los mecanismos eléctricos integrados en la obra, son objetos y recursos de nuestra civilización, que el ser humano introduce en el paisaje.4. TÍTULO: “Protuberancia”. MEDIDAS: 101 x 109 x 14 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Noviembre de 2000. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y retales de madera. Elementos de composición: Tela metálica, tela resistente tratada con resina de poliéster, mortero, yeso y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro y amoladora), brocha, cola polivinílica, puntas, martillo, formón, grapadora de tapizar, cortaalambres, tijeras, recipientes, resina de poliéster, aditivo para mortero, espátulas, cuchara, lija, trapos, pinceles y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados y texturados y pintura extendida y presionada. COMENTARIO: La pieza comenzó a surgir con el encuentro fortuito de una piedra que se hallaba en mi taller y que en su día recogí de su medio natural porque me atrajo. Al visualizarla, en este segundo encuentro, decidí realizar una reproducción formal de un plano de la misma y titularla “Protuberancia”, destacando aún más el elemento central, presente ya en la piedra. La obra podría entenderse como paisaje íntimo, al tiempo que exterior, al sugerir un falo la protuberancia, quedando integrado de nuevo cuerpo y tierra o materiales geológicos, ser humano y naturaleza, al igual que en otras obras. La protuberancia (el ser humano) aunque es un elemento dominante en la composición (en el planeta Tierra), guarda un pretendido equilibrio con el resto de la misma (con los otros seres y elementos de su ecosistema), a modo de proyección ideal. En un afán de síntesis entre la realidad natural y la obra -realidad artificial-, se muestra la similitud entre procesos y elementos naturales (por ejemplo, la aparición de diques geológicos estructurantes del terreno) y artificiales de la obra (restos de la estructura de tela metálica que quedan evidenciados en la superficie).5. TÍTULO: “Órganos”. MEDIDAS: 113´5 x 83 x 11 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Febrero de 2001. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado. Elementos de composición: Trozo de aglomerado, tela metálica, tela de sábana y de toalla, plásticos y tela asfáltica fundidos, canica, piedras, yeso con aditivo para mortero, serrín y pintura acrílica. 4
  5. 5. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, taladro, amoladora y pistola decapante), cortaalambres, tijeras, grapadora de tapizar, brocha y pinceles, cola polivinílica, clavos, martillo, resina de poliéster, soplete, espátulas, recipiente, cuchara, trapos y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos fundidos, modelados, texturados y en su estado natural, objeto y pintura extendida, presionada y lavada. COMENTARIO: Desde su inicio tuve clara la idea de realizar un paisaje exterior (acantilado, montes de fondo y cielo soleado), en el que aparecieran elementos íntimos y también interiores; un paisaje con componentes surrealistas y simbólicos. El acantilado –representación de un espacio natural- integra elementos realmente naturales y otros elaborados fundiendo plásticos (en alusión al origen volcánico del mismo –de fundición natural-) y recoge una parte más masculina (fálica, donde predomina la verticalidad, la dureza, sobriedad y simplicidad) y otra más femenina (vaginal, donde se hacen más notorias las oquedades, las líneas curvas, la suavidad, elegancia y complejidad), unidas como por una cópula en su parte central inferior. La escena está presenciada por un sol que se derrite (se funde también) ante lo que observa y que, a su vez, es coagente (junto al calor interno del elemento tierra) de lo que está ocurriendo, de la expresión de vida. El título recoge la identidad de lo orográfico (acantilado que presenta órganos), lo anatómico y fisiológico (simbolización de órganos genitales en el acantilado) y lo astronómico (un sol que al derretirse se muestra orgánico).6. TÍTULO: “Pareja y entorno singulares”. MEDIDAS: 83 x 115´5 x 11 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Mayo de 2001. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y listones. Elementos de composición: Dos figuras hechas con varilla de hierro y tela tratada con resina de poliéster, una pieza de cerámica partida, barniz (diluido y muy concentrado –casi seco-) con polvo de mármol para texturar el conjunto y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, taladro, amoladora y soldador), cola polivinílica, brocha, clavos, martillo, cola de contacto, tijeras, resina de poliéster, espátulas, pinceles, trapos y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos texturados, objetos modificados y elaborados y pintura extendida y presionada. COMENTARIO: 5
  6. 6. El origen del trabajo está en dos trozos de varilla de hierro que fueron empleados en un taller de ferralla para sujetar una pieza de mallazo. Las encontré, me atrajeron y, con alguna transformación en sus líneas y su rellenado, constituyeron los dos componentes centrales de la obra. En mi empeño de realizar “paisajes” variados (en este caso exterior, interior e íntimo), decidí la integración de esos dos componentes, cual singular pareja -de ahí el título-, en una zona térrea, volcánica con vegetación. Una vez más quedan unificados en la expresión plástica elementos que lo están en la realidad, en la vida; aspecto éste que he querido resaltar con el dinamismo de las figuras humanas y con el trasfondo volcánico y vegetal, como manifestación de vida.7. TÍTULO: “Abstracción-concreción con aliento paisajístico”. MEDIDAS: 104 x 102 x 10 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Noviembre de 2001. MATERIALES: Soporte: Aglomerados en diferentes planos. Elementos de composición: Hoja de palmera, piedras, trozos de saco, tela asfáltica, resina de poliéster con serrín, arena, mortero, trozos de madera, tubo, resto de filtro, toalla, objeto elaborado con escayola y con un armazón de tela metálica, ramas, raíz, bola de madera y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro y amoladora), cola polivinílica, brocha, clavos, martillo, tornillos, destornillador, escofina, espátulas, llana dentada, recipientes, cuchara, aditivo para mortero, soplete, bolsa de plástico para modelar, resina de poliéster, tela metálica, escayola, lija, grapadora de tapizar, brocha, pintura plástica para imprimar, trapos y pinceles. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos fundidos, modelados y texturados, con objetos modelados y tallados y pintura extendida y presionada. COMENTARIO: Tuve la intención de realizar una composición de apariencia abstracta (aunque construida con materiales concretos más o menos reconocibles), en la que utilizara como soporte maderas de distintas dimensiones en tres planos diferentes y, como elementos de composición, materiales abundantes y muy variados, junto a diversas técnicas, en un afán integracionista. Me planteaba, pues, como procedimiento, partir de lo concreto (visualizando y manipulando los materiales) y llegar a diferentes ideaciones, moviéndome entre el azar y la reflexión. Pretendía que fuera una obra prototípica de paisaje interior, en el que coexistieran armónicamente lo abstracto y lo concreto u objetual, e incluso figurativo, albergando distintos simbolismos, de ahí el título de la misma. En ella hay, no obstante, presencia de elementos propios del paisaje exterior y del íntimo. 6
  7. 7. 8. TÍTULO: “Muro vegetal antropomórfico”. MEDIDAS: 97 x 107´5 x 14´5 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Enero de 2002. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado sobre bastidor de listones, texturado con tierra. Elementos de composición: La propia tierra, vegetales secos diversos (cortezas de distintos tipos de palmeras, piel de cardón, tronco erosionado por el mar, hojas de pitera y semillas, tratados con resina de poliéster) y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro, cepillo y amoladora), martillo, puntas, tijeras, cuchilla, fibra de vidrio, serrín, resina de poliéster, recipientes, brochas, espátulas, trapos, pinceles y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos recortados, tallados, modelados y texturados y pintura extendida, lavada y presionada. COMENTARIO: La contemplación de un muro de contención cubierto de vegetación de mi casa y, por extensión, la de paredes naturales del entorno con vegetales diversos, me hizo concebir la idea de pared vegetal, confeccionada exclusivamente con vegetales sobre un soporte de tierra, a modo de pared natural geológico-vegetal; no obstante, me animó a la realización de la obra el conocimiento de una ilustración de una pieza de la serie: “Habitación vegetal” (resina y polvo de bronce) de CRISTINA IGLESIAS, a pesar de que poco tuviera en común con mi idea y, al final, no tengan ningún parecido las obras. Integrada en el grupo de “Paisajes”, una vez más quedan unificados en la obra aspectos físicos y biológico-vegetales del paisaje con los antropomórficos; siendo total la identidad de unos y otros (vegetal – cuerpo, medio ambiente geológicobotánico – ser humano, naturaleza – cultura, ontogenia – filogenia...), alcanzada con un nuevo ejercicio de síntesis o de hibridación metafórica y metamórfica; así, hombre y mujer surgen de/con la vegetación (la vegetación se metamorfosea en humanidad) y se confunden con ella, hasta el punto de identificarse ambos, porque son de carne vegetal. Quise dar un aspecto primitivista a las figuras humanas, estableciendo un parangón con los muros de pinturas rupestres, para evocar un momento de nuestra historia en la que la identidad o conexión ser humano – naturaleza era total –quizás por impotencia humana-, y para indicar que esa relación de equilibrio es vital para la conservación y desarrollo de ambos, o de la naturaleza propiamente, de la que el hombre ha de verse como componente. El rostro de la mujer aparece desfigurado como expresión de la desfiguración a que se ha visto –y aún se ve- sometida por diferentes culturas. 7
  8. 8. La obra constituye un paisaje íntimo, exterior e interior y su título responde a lo que es en apariencia. 9. TÍTULO: “El volcán se ha vaciado”. (“Generosidad”). MEDIDAS: 100 x 77 x 12´5 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Marzo de 2002. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y trocitos de madera. Elementos de composición: Tapadera de cubo de basura, aro fresado, trozo de cable de manguera, tela metálica, tela asfáltica, trocillos de hierros, reproducciones plásticas de huesos humanos, arena, marmolina y pintura. INSTRUMENTOS: Metro, compás herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro, fresadora y amoladora), tijeras, cortaalambres, grapadora de tapizar, alicates, soplete, recipiente, cuchara, espátulas, resina de poliéster, polvo de talco, brocha, tornillos y destornillador. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados, objetos (uno de ellos elaborado) y pintura. COMENTARIO: La obra se inició a partir del deseo de realizar una composición en la que la tapadera de un bidón de basura transformada (con una abertura en su centro y otros detalles que enaltecieran más la pieza y, a la par, medio encubrieran su procedencia), constituyera un elemento central o relevante de la misma. Enseguida, motivado por la idea de realizar paisajes (oníricos) exteriores, interiores e íntimos, decidí integrar la reproducción de huesos humanos. El resto de la composición se alumbró estimulado por “En degradación”, obra bidimensional de KUPKA (1935), buscando darle un aire dinámico, libre y prescindiendo de un encuadre regular, como corresponde a una erupción volcánica. El título obedece a la idea que se ha pretendido desarrollar: el volcán lo ha arrojado todo, como expresión de generosidad necesaria, y se ha quedado vacío; ha expulsado sus vísceras (materiales diversos) y esqueleto (soporte interno). La presencia de unos huesos fácilmente reconocibles como humanos persigue, una vez más, la asociación –la metáfora- de lo natural con lo humano; es decir, del mismo modo que un volcán se vierte “generosamente”, hay personas que de igual manera “se vacían” en un gesto generoso del que también necesitan, para poder mantener su identidad o esencia.10. TÍTULO: “Zona reservada”. MEDIDAS: 101´5 x 51´5 x 6 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Abril de 2002. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y listones. 8
  9. 9. Elementos de composición: Papel de carteles publicitarios, objeto realizado con dos piezas de mueble, trocitos de hierro, masilla de resina de poliéster con polvos de talco, mortero y canica, producto para craquelar y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro y amoladora), tijeras, brocha, cola polivinílica, grapadora de tapizar, formón, martillo, lima, escofina, recipientes, cuchara, espátulas, aditivo para mortero, lija, pincel, rodillo y esponja. TÉCNICA: Collage con papel, materiales sólidos, objetos y pintura extendida y presionada. COMENTARIO: El origen de la obra se sitúa en la elaboración del objeto integrado en ella; el cual surgió espontáneamente, sin diseño previo, a partir de la visualización y manipulación de las dos piezas de madera (reposabrazos de sillón), apareciendo luego –transitando de lo abstracto a lo concreto, es decir, cambiando el sentido- el resto de elementos componentes del mismo. Esta pieza, especie de objeto totémico o de fetiche, hibridación de feminidad y masculinidad (al igual que “Fuente de vida”, de Octubre del 2000), pues sugiere una vulva y varios bigotes tímidamente dalinianos, le daría al paisaje naturaleza íntima. Posteriormente se incorporó el collage de papel como fondo del objeto y de la pintura, constituyendo la parte interior propiamente del paisaje. A su vez, la presencia de restos de carteles extraídos de bandas publicitarias, elementos característicos del paisaje urbano, conectan a la obra con el paisaje exterior. Este paisaje, pues, integraría los tres tipos: exterior, íntimo e interior.11. TÍTULO: “Lugar enigmático”. MEDIDAS: 62 x 125 x 11 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Mayo de 2002. MATERIALES: Soporte: Chapa marina. Elementos de composición: Trozos de caucho, pantalón corto vaquero, peine, pieza de cerámica, resto de toalla envejecida, frasco de colonia, pieza de escayola, pieza de metal, tubo flexible, zahorra, piedras, pieza de plástico fundida, tela asfáltica, tubo de goma, varillas de hierro, pipa, masilla de poliéster y polvo de talco, maderas, barniz tinte y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro y amoladora), soplete, tijeras, cuchilla, sierra, grapadora de tapizar, tela metálica, cortaalambres, cola polivinílica, martillo, puntas, alicates, cola de contacto, resina de poliéster, masilla de poliéster y serrín, colador, escofina, pinceles, yeso, recipientes, cuchara, disolvente y estropajo. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados, objetos (uno de ellos elaborado) y pintura extendida, lavada, presionada y raspada. 9
  10. 10. COMENTARIO: En mi empeño de introducir variedad de materiales en mis obras, y con ello aumentar la experimentación y los efectos, decidí realizar un objeto elaborado a partir de la fundición y modelación de plástico, para posteriormente integrarlo en una composición. Éste objeto fue el origen de la obra. La pieza me sugería una cabeza de hombre monstruoso –al estilo de las pintadas por A. SAURA- visualizada sobre un terreno o territorio, o sobre una gran roca; sugerencia que luego fue reforzada por la inclusión de una pipa. La idea fue completada con el resto de componentes de la obra, entre los que incluí el caucho como material novedoso, y en los que introduje junto a los elementos de relieve geográfico otros de índole femenina, naturales y artificiales o culturales unos y otros. De este modo, el presente paisaje de naturaleza fundamentalmente exterior-íntima, resultaría una nueva integración de lo geológico orográfico – antropológico, de lo natural – cultural, de lo material – simbólico... El carácter de espacio enigmático de la obra, es lo que le da título.12. TÍTULO: “Paisaje tendido”. MEDIDAS: 114 x 77 x 11 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Junio de 2002. MATERIALES: Soporte: Retal de aglomerado. Elementos de composición: Listones, relieve realizado con cartón piedra, aglomerado, tela metálica y tela de sábana endurecida con resina de poliéster como soporte, vestido, cuerda, pinzas de tender la ropa, piedra, mortero, pintura acrílica, barniz con tinte y cera. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierras caladora y circular, cepillo, taladro y amoladora), cola polivinílica, brochas, pinceles, clavos, martillo, alicates, barro y escayola para realizar un molde, masilla de serrín y resina de poliéster, tornillos, destornillador, tijeras, cortaalambres, escofina, aguja, hilo, recipientes, cuchara, aditivo para mortero, espátulas, trapos y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados, moldeados, texturados y en su estado natural, objetos (creado el más relevante) y pintura extendida, presionada, lavada y raspada. COMENTARIO: La idea surgió del habitual estímulo de la ropa tendida y de mi interés por integrar en la misma pieza diferentes conceptos, realidades y componentes plásticos, quedando todos ellos unificados. La obra, de clara concepción surrealista, presenta un vestido tendido que, junto con sus pliegues, evidencia bajo él órganos (pechos y vientre) de su usuaria, con muestras de un incipiente embarazo, y que simultáneamente constituyen la orografía de un paisaje (íntimo, exterior). Esta idea y su sentido surrealista de integración y de ambigüedad, determinan su titulación, ya 10
  11. 11. que el vestido tendido pretende ser un paisaje fértil (territorio gestante corporal –geográfico) tendido. Este objeto se muestra sobre una pared de fondo, limitada por unos listones rústicos que, a modo de enmarcación, aluden por su aspecto a los elementos de madera vista de la construcción popular canaria; quedando así el paisaje tendido en la propia casa, como si fuera un paisaje doméstico (interior). El conjunto puede sugerir un cerco de una ventana a través de la cual se observa la prenda-paisaje tendido, con una pared de fondo, haciendo referencia a la concepción tradicional de obra pictórica como cuadro-ventana. De la pared y sobre el listón inferior sobresale una piedra, elemento de composición que, a su vez, es un vestigio del paisaje natural que se incorpora a la propia obra –y a la propia casa simbolizada- para hacerlo presente en ella.13. TÍTULO: “Paisaje emperchado”. MEDIDAS: 84 x 64 x 15´5 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Septiembre de 2002. MATERIALES: Soporte: Una percha reforzada y un trozo de barra de madera. Elementos de composición: La propia percha, una blusa y un pantalón colgados de la misma, la barra, el relieve efectuado sobre el pantalón y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro y radial), tijeras, brochas, cola polivinílica, puntas, martillo, tela de sábana, resina de poliéster, barro y escayola para realizar un molde, recipientes, cucharas, espátulas, mortero con aditivo, escofina, lija, pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados, moldeados y texturados, objetos y pintura extendida, presionada, lavada y raspada. COMENTARIO: Al buscar blusas para la obra “Paisaje tendido” (de Junio del presente año), seleccioné tres, y desde el primer momento determiné cual emplearía en esa pieza. Al tiempo, decidí que con una de las otras dos realizaría una segunda obra con la idea de paisaje colgado, pero en este caso sería de una percha; es decir, la cantidad de material me condujo a su utilización y amplió el espectro creativo. Si hubiera seleccionado solamente una blusa en ese momento, no sé si hubiese llegado a realizar esta segunda obra; aunque también habría podido caber la posibilidad de que en el proceso de realización del “Paisaje tendido” hubiera concebido este otro paisaje. En este paisaje (variante en realidad del anterior) quedan también integrados en la misma idea, aunque con manifestaciones múltiples, las prendas (blusa y pantalón), el soporte inmediato del que cuelgan (percha), 11
  12. 12. y el soporte del que cuelga la percha (trozo de barra de madera, que alude al contexto propio de las prendas guardadas –el armario al que pertenece la barra- y de la obra –elemento fálico que completa el paisaje y que refuerza su carácter de intimidad-), el relieve corporal femenino (torso) y el paisajístico geológico (dos cráteres, mal países e “indumentaria” vegetal). En el “paisaje tendido” la orografía femenina quedaba más definida, aunque oculta bajo la vestimenta, y en esta otra pieza esa orografía se identifica más con la geológica, quedando menos definida en términos de feminidad, y se muestra destapada para hacerla evidente. Se trata, pues, de un paisaje igualmente surrealista de carácter exterior, interior e íntimo.14. TÍTULO: “Población despoblada bajo la nieve”. (“A vista de pájaro”). MEDIDAS: 88 x 148´5 x 4´5 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Noviembre de 2002 MATERIALES: Soporte: Un trozo de madera DM. Elementos de composición: Piezas de electrónica (componentes y chapa, fundamentalmente de ordenadores), tela asfáltica, diferentes tipos de telas, cartón piedra, cremallera y pintura plástica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, amoladora, fresadora y taladro), cola polivinílica, puntas, martillo, cola de contacto, lima, lija, destornillador, cortaalambres, tijeras, cuchilla, adhesivo instantáneo, masilla de cola y serrín, espátulas, soplete, resina de poliéster y brochas. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos, restos de objetos y pintura extendida. COMENTARIO: La obra estuvo motivada por el visionado común de poblaciones desde un avión; pero me decidí a realizarla después de ver unos fotogramas en cine de un pueblo tomados desde el aire, proyectados en una sesión previa a la película documental: “Nómadas del viento“. Quizás este film motivó que le diera a la población la sensación de pájaro en vuelo, y al tiempo el propio subtítulo de la obra. Me animó a realizarla la posibilidad de aportar más variedad en mi grupo de paisajes, en lo referente a la concepción de la obra, a los materiales empleados y al cromatismo fundamentalmente. La población es despoblada porque no tiene ocupantes a la vista; lo visible es la propia población que queda como testimonio de los constructos de la cultura urbanística de quienes la poblaron. No presenta un aspecto desolado, fantasmagórico o decadente porque, como cualquier otro artículo de consumo (no solo los presentados como de “usar y tirar”), la ciudad ha sido utilizada y abandonada, sin más (aunque esté en aparente buen estado), para ser otra la ocupada. El despoblamiento es empleado como símbolo o metáfora de la vaciedad, frustración, ausencia de valores propiamente humanos, carencia de sentido, etc. que presenta 12
  13. 13. nuestra civilización; aunque, al igual que esta población, pueda presentarse como ordenada, avanzada, con cierta elegancia y pureza, e incluso como inmaculada; de ahí la ausencia de cromatismo y el recurso de la nieve, a modo de ocultamiento atractivo o maquillamiento.15. TÍTULO: “Sobre el entramado”. MEDIDAS: 85 x 60 x 11 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Diciembre de 2002. MATERIALES: Soporte: Contrachapado en dos planos sobre listones. Elementos de composición: El propio soporte, hilo de nylon formando una trama, clavos, manguera de ducha, mortero con aditivo texturado, arena y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (taladro, sierra caladora y amoladora), cepillo, cola polivinílica, grapadora de tapizar, clavos, martillo, tirafondos, destornillador, tijeras, cortaalambres, adhesivo instantáneo, resina de poliéster, espátulas, recipientes, brochas, trapos, pintura plástica blanca para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos texturados, tejido, objetos elaborados y pintura extendida, presionada, lavada y raspada. COMENTARIO: Se trata de una reconversión de una obra de 1.983 (sin título), homenaje al primer embarazo de Merce. Bajo el entramado, que anteriormente era de hilo de costura, aparecían dos figuras humanas esquemáticas, realizadas con trazos lineales; la de la izquierda representaba una mujer embarazada, en posición lateral, y la de la derecha a un hombre en posición frontal. Las figuras actuales (ahora sobre el entramado) recogen la idea de pareja, pero se simplifican y se altera la escala en exceso, reduciéndose a sus genitales, e invirtiéndose aquéllas posiciones. Otras variantes que presenta el estado actual de la obra son el texturado del soporte y el cromatismo. Del relieve, escasamente accidentado y marcado por la trama tejida (que se va complicando aditivamente, y se tupe o se cierra a medida que desciende), destacan las dos figuras, liberándose del entramado. Ellas son al tiempo notables accidentes geográficos y corporales, realizados con manguera de ducha (ligada, pues, por su función a lo corporal) conductora de fluido líquido, al igual que los órganos a los que aluden. La trama representaría materiales geológicos estructurantes, a la par que la cultura en la que estamos inmersos, capaz de mediatizar el uso de la genitalidad, respecto de su función sexual, en sus formas e incluso en su orientación. Una vez más se juega, pues, con el binomio naturaleza (orográfica y anatómico-fisiológica) – cultura. Constituye particularmente un paisaje interior e íntimo, aunque pueda serlo también exterior. 13
  14. 14. 16. TÍTULO: “Panorama escénico”. MEDIDAS: 69 x 111 x 12´5 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Enero de 2003. MATERIALES: Soporte: Trozos de aglomerado. Elementos de composición: Espejo, ramas, relieve confeccionado con un retal de aglomerado como soporte, tela metálica como armazón y tela de sábana como recubrimiento, endurecida con resina de poliéster. Sobre este relieve: piedras, arena, recipiente de crema, mango de cepillo, restos de jersey de lana y de toalla, caracola, objeto realizado con una manguera de desagüe de lavadora y un pitorro de botijo, mortero con aditivo y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, taladro, cepillo y amoladora), cola polivinílica, clavos, martillo, tirafondos, destornillador, segueta, alambre, masilla de cola y serrín, tijeras, cortaalambres, espátulas, recipientes, brochas, resina de poliéster, trapos, pintura plástica blanca para imprimar y laca de poliuretano con efecto de madera diluida y silicona neutra. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos en su estado natura y texturados, objetos transformados o elaborados y pintura extendida, presionada, lavada y raspada. COMENTARIO: Concebí el paisaje a partir de los dos elementos centrales: dos ramas modificadas que representan sendos árboles, a la par que una pareja hombre-mujer, al estar sexualizados. En el relieve orográfico aparecen elementos objetuales integrados en el mismo que tenían una función ligada a lo corporal (trozos de prendas de vestir, mango de cepillo, recipiente de cosmética, trozo de toalla, pitorro de un botijo y manguito de desagüe de lavadora). Estos últimos (símbolos de los genitales masculino y femenino, respectivamente, ya que se asemejan en la morfología y en la fisiología, pues todos ellos son conductores de fluidos) constituyen un objeto híbrido, al presentarse unidos (no copulados). Algunos de los otros elementos y algunas zonas de la composición participan también de una simbología sexual, pero menos definida. El espejo, que representa el cielo del paisaje, permite integrar al espectador en el mismo como un elemento más, aunque de carácter cambiante, y a su vez posibilita multiplicar la pareja de árboles-persona, al tiempo que visualizarlos por su parte posterior, quedando desvelado su polimorfismo sexual, como el del objeto híbrido anteriormente indicado y, por ende, su naturaleza ambigua, dual. Se trata de un paisaje de integración total de lo exterior, lo interior y lo íntimo. La obra se plantea como una especie de amplio paisaje-escenario, de ahí el título, en el que se desempeñan distintos papeles de sentido simbólico –ya descrito- o real, al dar cabida al espectador. 14
  15. 15. 17. TÍTULO: “Yacimiento arqueológico”. MEDIDAS: 72´5 x 115´5 x 16 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Febrero de 2003. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado con listones. Elementos de composición: El relieve confeccionado con trozos de madera, tela metálica y tela fuerte endurecida con resina de poliéster y texturado con tela asfáltica, plástico fundido, arena de playa, mortero, piedras, objetos (trozo de sandalia, piezas de mecánica, mechero, llave, botones y abalorios) y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierras circular y caladora, cepillo, taladro y amoladora), cola polivinílica, puntas, martillo, tirafondos, destornillador, cortaalambres, tijeras, recipientes, brochas, soplete, cuchilla, espátulas, cucharas, aditivo para mortero, resina de poliéster, masilla de serrín y poliéster, escofina, formón y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados y texturados, objetos y pintura extendida, presionada, lavada y raspada. COMENTARIO: Se trata de una reproducción de una especie de maqueta, que realicé de manera totalmente espontánea con un resto de mortero sobre una tablilla. Posteriormente decidí incluir objetos diversos en el relieve, buscando una integración en la representación entre el paisaje natural y la presencia de manifestaciones culturales; lo que me llevó a interpretar el resultado como yacimiento arqueológico, de ahí el título de la pieza. Como en otras obras del conjunto de paisajes, se muestra una identidad entre morfología del relieve orográfico y morfología del relieve humano (grietas–vulvas, roques–penes, formación particular en el relieve –oreja con pendiente...) y aparecen otros simbolismos concentrados en el mechero, abalorios, trozo de sandalia y huellas, tela metálica al descubierto, llave, etc.; pues siendo, en realidad, manifestaciones de nuestra cultura, quieren ser elementos del entorno natural, y aluden al origen volcánico del paisaje y al fuego pasional de lo erógeno (el mechero), a la intervención humana en el medio y en el propio cuerpo con fines de decoro u otras pretensiones (los abalorios, el trozo de sandalia y las huellas), a los diques que estructuran y contienen el terreno y cada personalidad (la tela metálica al descubierto) y a las claves que abren y cierran –preservando su interior- los diferentes territorios corporales y medioambientales o cosmológicos (la llave). La abundancia y variedad de formas, volúmenes, texturas, materiales y colorido, pretende sugerir la deseable también abundancia y variedad de materiales arqueológicos en cualquier yacimiento. Es una pieza de integración plena de paisaje exterior, interior e íntimo. 15
  16. 16. 18. TÍTULO: “Paisaje metamorfoseado”. MEDIDAS: 88 x 127 x 15 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Marzo de 2003. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y listones. Elementos de composición: Tela metálica y resto de sábana tratada con resina de poliéster, saco, tela asfáltica, plásticos, P.V.C., mortero, ventilador de bomba, tubo, listón con tacos, cerámica, alambre enfundado, canica, pintura acrílica y barniz. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, taladradora y amoladora), cola polivinílica, clavos, martillo, cortaalambres, tijeras, grapadora de tapizar, resina de poliéster, soplete, espátulas, llana dentada, cuchara, recipiente, aditivo para mortero, brochas, trapos y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados, fundidos y texturados, objetos modificados y pintura extendida, lavada y presionada. COMENTARIO: La obra se generó con la intención de instalar una muestra al desnudo de lo que puede entrañar la parte escultórica de mi trabajo, en la exposición que realicé para El Ateneo de la Laguna (del 12 de Marzo al 5 de Abril de 1999), cuyo título era “Bajo la piel”. La obra inacabada, que evidenciaba, pues, lo que puede haber bajo la piel cromática de mis trabajos, presentaba en su fondo ese título, siendo utilizada para presentar la exposición. Su desarrollo fue fluido, espontáneo y muy libre, pero sin exclusión de la parte reflexiva, aunque no hubiera idea expresiva o compositiva previa. El punto de partida fueron los materiales que deseaba emplear y las técnicas que quise practicar. La pieza, desarrollada con posterioridad, y pintada de blanco como imprimación para su posterior coloreado, fue empleada en la exposición: “Cabos sueltos” (Complejo deportivo del Sauzal, de Octubre del 2000 a Enero del 2001) y concebida como un paisaje nevado, manteniendo así – por la ausencia de colorido- la evidencia de lo que permanecía bajo la piel monocroma blanca, como si de un paisaje bajo la nieve se tratara. El título que presentaba en esa ocasión: “Paisaje nevado” reforzaba en realidad la misma idea para la que fue creada la pieza (el “paisaje nevado” se oculta, aunque se intuye, “bajo la piel” de nieve). Posteriormente decidí integrarla en el actual grupo de paisajes, puesto que era ya un paisaje, y colorearla, como si la nieve se hubiera derretido y nos mostrara su viveza de colorido; siendo, pues, su estado actual la última fase –de momento- de su proceso de metamorfosis. Es una obra que expresa la idea de paisaje como proceso dinámico, como realidad permanentemente cambiante, de ahí el título. Primero estuvo, pues, abierto, sin piel, como descarnado (al igual que una cantera o paisaje alterado por una pala mecánica –fue “Bajo la piel”-); después se presentó con un recubrimiento blanco, como nevado –fue “Paisaje nevado”-, y por 16
  17. 17. último, su superficie fue coloreada, como si el paisaje tomara de nuevo vida, siendo “Paisaje metamorfoseado”. Por otro lado, este estado que se presenta como final, al considerar la obra acabada, no será el último realmente, pues este paisaje, como cualquier paisaje natural o artificial, seguirá sometido a cambios diversos (posibles retoques, deterioros, restauraciones, reciclado... o incluso destrucción). Al igual que otras obras de este conjunto, conforma un paisaje interior, exterior e íntimo.19. TÍTULO: “La Virgen de la fecundidad”. MEDIDAS: 85 x 58 x 10 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Abril de 2003. MATERIALES: Soporte: Trozo de madera DM. Elementos de composición: Marco transformado, figura de aglomerado, fotocopia plastificada, piedra, arena, trozo de puntilla, pintura acrílica, líquido para dorar y cera líquida. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, taladradora, fresadora y lijadora), cola polivinílica, clavos, martillo, tornillos de barrena, destornillador, cola de contacto, brochas, recipientes, masilla de serrín y poliéster, aditivo para mortero, mortero, cuchara, espátula, pinceles, trapos y pintura plástica para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos, objetos tallados y modelados y pintura extendida, frotada y lavada. COMENTARIO: El origen de la obra y su título pueden situarse en mi deseo de jugar irónicamente con las ideas antitéticas de virginidad y fecundidad; deseo ligado, a su vez, con una realización previa propia que me sugirió esa idea de síntesis de contrarios, de apariencia irreverente y cuestionadora del dogma católico de la virginidad de María; aunque puede encajarse en un terreno ambiguo de reconciliación de ambos términos polares con la ensalzación desde la doble perspectiva material y –sobre todo- espiritual de la fecundidad de dicho personaje, convertido en mito de la virginidad. Se trataría en realidad, con el cuestionamiento de ese dogma, de una virgen “sacra”, por su origen religioso-cultural, que se desacraliza o, si se prefiere, se desmitifica sugiriendo la humanización total de la Virgen. Quise aumentar el carácter surrealista de la obra integrando la figura de la Virgen en el paisaje, haciendo de ella un elemento arquitectónico del mismo, cuyo diseño es el de una pared de bloques encalados que realicé en un porche de casa. Añade más surrealidad el que el líquido que envuelve al feto se identifique con las aguas marinas, en sustitución de un esperado líquido amniótico. El gesto del feto succionándose el dedo pulgar, simboliza esa actitud de “chuparse el dedo” que las iglesias imponen a sus fieles frente a sus dogmas; no obstante, el feto como tal puede representar un proyecto de vida y de esperanza. Se emplea la 17
  18. 18. piedra y la arena para que en este paisaje ficticio haya presencia del paisaje real, quedando unificadas ambas realidades. La policromía del marco, usual en la iconografía eclesiástica católica, se emplea para darle a la obra un clima de religiosidad, de forma que el marco tenga una función propia y relevante dentro de la misma. Constituye un paisaje exterior, íntimo e interior por su carácter surrealista.20. TÍTULO: “Subacuático I”. MEDIDAS: 104 x 118 x 13 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Mayo de 2003 MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y listones. Elementos de composición: Relieve formado con tiras de trapera endurecida con resina de poliéster y modelado con mortero; pieza compuesta por plástico fundido y mortero y por una tira labrada de latón con un saliente de cartón piedra texturado con mortero; hendidura realizada con tela metálica y tela de sábana tratada con resina de poliéster, varilla de hierro, piedrecillas y arena; y pieza de plásticos y de tela asfáltica modelados con calor y rellena con restos de listones y masilla hecha de poliéster y polvos de talco, dispuesta sobre superficie texturada con mortero y marmolina. Pintura acrílica y líquido para dorar. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierras caladora y circular, cepillo, taladro y amoladora), brocha, cola polivinílica, puntas, martillo, tornillos de barrena, destornillador, tijeras, grapadora de tapizar, resina de poliéster, recipientes, cuchara, espátulas, aditivo para mortero, soplete, lija, escofina, pinceles, trapos y pintura plástica blanca para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos modelados, fundidos y texturados, objetos modelados y pintura extendida, presionada y lavada COMENTARIO: Obra iniciada sin diseño ni idea previa, cuyo punto de partida se sitúa en la realización del objeto de plástico fundido (el más notorio) mediante un proceso conjunto de azar y reflexión; después surgió el esquema de composición: dos planos (superior e inferior) separados por una línea hendida... Se trataba, pues, de una pieza totalmente libre, abierta en su inicio, que fue construyéndose y definiéndose sobre la marcha. Los dos planos y la similitud del objeto originario con un pez, me sugirieron, una vez concluido el relieve, la idea de paisaje mixto subterráneo y aéreo al tiempo. Posteriormente, al plantearme el pintado de la pieza, concebí el paisaje como subacuático, eliminando con el cromatismo que presenta lo que podría haber sido la parte aérea del paisaje. Esta postrera decisión generó el título de la obra, que es un paisaje exterior e interior, pero también íntimo, pues contiene simbolismos con connotaciones corpóreo-genitales, al igual que otras obras de la serie. 18
  19. 19. 21. TÍTULO: “Subacuático II”. MEDIDAS: 102 x 110 x 14 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Julio de 2003. MATERIALES: Soporte: Trozo de aglomerado y listones. Elementos de composición: El relieve subacuático, los efectos del agua y el pez. El relieve está realizado con maderitas, trozos de listones y tela metálica revestida de telas (sábana, toalla, trapo de cocina, jersey deshilachado y chaquetilla calada), endurecidas con resina de poliéster. Sobre ese relieve aparecen plásticos fundidos de diferentes tipos y procedencias, trozos de varilla de hierro, resto de poliuretano fundido, trozo de manguera de ducha, cordel, parte de cadena de bici y objetos diversos (pinza plástica para el pelo y C.D. fundidos, canicas, cuentas, abalorios, esqueleto de erizo, engranajes de reloj y conchas), churro de silicona seca y piedra. Por último, el relieve se presenta texturado con zahorra colada ligada con resina de poliéster y posteriormente con mortero. El fondo, que representa agua marina, está realizado con tela asfáltica fundida, texturada con arena de playa y mortero. El pez está confeccionado con varilla de hierro, tejidos (tela de sábana, chaquetilla de punto, trapera y tela resistente), una cuenta, botones y trozos de radios de bicicleta; y está texturado con masilla de serrín y resina de poliéster y con mortero. La pintura empleada es acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, rotuladores, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, taladro, amoladora y soldador), presillas, cuchilla, soplete, cola polivinílica, brochas, pinceles, martillo, puntas, destornillador, tornillos, cortaalambres, tijeras, aguja, hilo, resina de poliéster, mortero con aditivo, recipientes, cucharas, cuchillo, espátulas, grapadora de tapizar, escofina, lija, lima, barro, papel de aluminio y pintura plástica blanca para imprimar. TÉCNICA: Collage con materiales sólidos fundidos, modelados y texturados, objetos modificados y elaborados y pintura extendida, lavada y presionada. COMENTARIO: Fue un encargo, de realización libre, hecho a la vista de “Subacuático I”, última obra ejecutada de mis “Paisajes exteriores – íntimos – interiores”; por consiguiente, está en la misma línea que ellos. No obstante, en esos momentos estaba ya planteándome realizar a continuación un grupo de trabajos de naturalezas muertas; de manera que esta obra, que es propiamente un paisaje, está concebida también, en parte, como un bodegón, significando una pieza de tránsito entre un género y otro, aunque se sitúe más cercana al primero que al segundo. Si “Subacuático I” estaba más próxima de la abstracción que de la figuración, decidí invertir la situación con esta versión, en mi empeño de realizar un trabajo singular y, por tanto, diferente de aquél. 19
  20. 20. Al expresar el cliente su deseo de que le realizara otro paisaje subacuático, quise mantener el título de la obra que le suscitó la petición; de ahí que ésta sea “Subacuático II”.22. TÍTULO: “Paisaje-bodegón”. MEDIDAS: 80 x 125 x 12 cm. FECHA DE CONCLUSIÓN: Octubre del 2003. MATERIALES: Soporte: Trozo de madera DM y listones. Elementos de composición: Chaqueta de hilo, trozo de colcha de punto, tubo corrugado, cadena de bicicleta, moldura de madera y plástico, trozo de talla de madera de armario, trozo de marco, pata de mueble, cacho de taza, soporte de espejo retrovisor, abrazadera de hierro partida, canica, zahorra y tierra de la misma y pintura acrílica. INSTRUMENTOS: Metro, escuadra, herramientas eléctricas (sierra caladora, cepillo, taladro, fresadora, amoladora y lijadora), cola polivinílica, brochas, martillo, puntas, lija, grapadora de tapizar, tijeras, cortaalambres, formón, escofina, cola de contacto, tela metálica, tela, resina de poliéster, cuchara, espátulas, recipientes, colador, soplete, tornillos, destornillador, aguja, hilo, disolvente y pintura plástica blanca para imprimar. TÉCNICA: Collages con materiales sólidos modelados y texturados, objetos creados, modificados o en su estado propio y pintura extendida, lavada y presionada. COMENTARIO: Una vez concluidas las 20 piezas con las que pretendía montar la exposición “Paisajes exteriores - íntimos - interiores”, quise preparar otra de naturalezas muertas, como consecuente lógico de los paisajes; ya que ellos, así como la mayoría de las obras previas, estaban construidos sirviéndome en buena medida de la integración de objetos, a modo de bodegones, en cierta manera; por ello realicé esta pieza de tránsito, al igual que la anterior titulada “Subacuático II” (Julio de 2003). Es una obra inspirada en una reproducción de prensa en blanco y negro del trabajo o serie de PEREJAUME titulado “Molduras”, y consiste en un paisaje en el que la presencia de objetos –o de partes de ellos -, reconocibles en mayor o menor medida, es más abundante y evidente que en los paisajes precedentes. Esos objetos son el único constituyente del relieve paisajístico, junto con un material sólido de procedencia natural (tierra de zahorra). El paisaje volcánico viene aquí a trocarse en la metáfora de objetos arrojados desde el interior de nuestra civilización. Al igual que con las emanaciones volcánicas se construye territorio de manera natural y, a partir de él, con el aprovechamiento de los vertidos sólidos del interior de la Tierra, se originan diversas formas de vida, en esta obra se han aprovechado vertidos de nuestra sociedad de consumo para –reciclados y presentados metafóricamente de otras maneras- construir un bodegón en 20
  21. 21. forma de paisaje o un paisaje concebido como bodegón, que puedaresultar estimulante. La zahorra se ha empleado lógicamente comorecurso plástico, pero también como nexo entre este paisaje volcánico quepresento (de objetos emanados, al tiempo que de emanación creativa) y elpaisaje natural al que evoca. El título responde a la intención de hibridar sendos géneros pictóricosaludidos en el mismo. 21

×