Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Las aves en la literatura

2,763 views

Published on

  • Be the first to like this

Las aves en la literatura

  1. 1. LAS AVES EN LA LITERATURA
  2. 2. INTRODUCCIÓN Desde el antiguo Egipto, las aves simbolizan con gran frecuencia las almas humanas.Todo ser alado es un símbolo de espiritualización. En general, aves y pájaros, como los ángeles, son símbolos del pensamiento y de la imaginación. Conciernen al elemento aire, son altura y, en consecuencia, espiritualidad. Así, Odón de Túsculo dice, en su sermón XCII, que, así como son varias las propiedades de las aves, también son muy diversas las costumbres de los hombres espirituales. Las aves son, prosigue: unassencillas, como la paloma, otras astutas, como la perdiz. Unas llegan a la mano, como el halcón; otras huyen de ella. Unas aman convivir con los hombres, como la golondrina. Otras, la soledad y el desierto. Las aves de bajo vuelo simbolizan la actitud terrena; las de alto vuelo, la pasión espiritual. Diccionario de Símbolos, Juan Eduardo Cirlot.
  3. 3. LOS PÁJAROS EN LA LITERATURA EUROPEA y AmERICANA. ALgUNAS PUbLICACIONES RECIENTES.
  4. 4. Marek Rogalski es un joven estudiante de Arte polaco deportado a Auschwitz en1940. Allí, por su pericia como dibujante, es elegido por el guarda y ornitólogo HansGrote para que sea su asistente en la tarea de documentar la población de pájaros dellugar, un importante punto de encuentro de aves migratorias. En el transcurso de sutarea, durante las excursiones que realizan fuera del campo, los dos hombres establecenuna relación de relativa proximidad. Mientras registran minuciosamente la cantidad denidos de somormujos o la variación en la población de cornejas y alondras, ambosintercambian confidencias sobre la familia de Grote o el carácter de Elisa, la prometidade Marek. Sin embargo, si éste se interroga sobre el fatídico destino que lo aguarda, yespera encontrar en Grote una tabla de salvación, el oficial nazi parece dispuesto aacatar ciegamente las órdenes que recibe. Así pues, la afinidad y la complicidadsurgidas con naturalidad entre dos seres unidos por el azar entrarán en un inevitableconflicto con el abismo que los separa, el de víctima y verdugo.
  5. 5. Every January 1, a quirky crowd storms out across North America for aspectacularly competitive event called a Big Year -- a grand, expensive, andoccasionally vicious 365-day marathon of birdwatching. For three men in particular,1998 would become a grueling battle for a new North American birding record.Bouncing from coast to coast on frenetic pilgrimages for once-in-a-lifetime rarities, theybrave broiling deserts, bug-infested swamps, and some of the lumpiest motel mattressesknown to man. This unprecedented year of beat-the-clock adventures ultimately leadsone man to a record so gigantic that it is unlikely ever to be bested. Here, prize-winningjournalist Mark Obmascik creates a dazzling, fun narrative of the 275,000-mile odysseyof these three obsessives as they fight to win the greatest -- or maybe worst -- birdingcontest of all time.
  6. 6. Una tierna historia de amor en el corazón de África Oriental: El atildado señorMalik lleva años enamorado de Rose, su compañera en la sociedad ornitológica. Cuando por fin reúne el valor para invitarle a un baile, tendrá que enfrentarse a un inesperado rival, el fanfarrón Harry Kahn. Los dos caballeros deciden jugarse a la dama en un singular reto: la llevará al baile aquel que sea capaz de avistar más especies de pájaros en una semana.
  7. 7. Ever since the Anglo Saxon elegist behind The Seafarer sought comfort from his exile in thegannet’s noise and the voice of the curlew’, poets have been drawn to birds. This handsomelyproduced anthology bears testament to a continuing fascination.The book contains almost 300 pages of poems on birds ranging from the ubiquitous sparrow tothe fantastical phoenix. The selection, organised rather nattily by ornithological classification,encompasses Chaucer and Wordsworth, W?B Yeats and Philip Larkin, while also includingleading contemporary poets as well as examples of the various American species; WallaceStevens, Emily Dickinson and Marianne Moore.The editors have chosen not to dwell on any one bird too long, with many only having a singlepoem. However in classification they have found a rather clever way of spreading the net.Accordingly, Thomas Hardy’s The Darkling Thrush’ is one of two poems included about themistle thrush rather than the song thrush or the simple thrush, which also have two poems each.As Tim Dee explains in his foreword; where more than one poem is included it is in the hopethat the echoes in the poems give a ghostly sense of birds through the human centuries’. Thiswould stand as a good description of the impact of the anthology as a whole.The poems are set in acres of space which makes the reading experience pleasurable, as does thequality of the book design, right down to the striking red end papers. The book is augmented bya notes’ section which the editors claim is selective and subjective’, but nevertheless is rich indetail on the etymology of bird names, the species and the historical context and genesis of thepoems. It is written in a fluid, poetic, style; the Goldfinch’s song is a lovely liquid metallictinkle’, while the crow is described as having crowded blackly into the human mind’.This is a wonderful, generous anthology, selected with all the care and attention we have cometo expect from one of our leading poets and enriched by Dee (author of The Running Sky, amemoir of his birdwatching life). A life-affirming celebration of the commonplace yetenduringly mysterious creatures we share this world with and the poetry they have inspired.
  8. 8. LAS AVES y LA POESíAWilliam Blake’s “The Birds”William Cullen Bryant’s “Robert of Lincoln”John Burrough’s “The Bluebird”John Clare’s “In Summer Showers a Skreeking Noise is Heard”Emily Dickinson’s “A Bird Came Down the Walk”Emily Dickinson’s “October”Emily Dickinson’s “The Robin is the One”Robert Frost’s “The Oven Bird”Goethe’s “March”Gerald Manley Hopkins “The Windhover”Henry Wadsworth Longfellow’s “Birds of Passage”Mary Howitt’s “The Coot”James Russell Lowell’s “The Vision of Sir Launfal”Ogden Nash’s “The Grackle”Edgar Allan Poe’s “The Raven”Carl Sandburg’s “Purple Martins”Wallace Stevens’ “Thirteen Ways of Looking at a Blackbird”Alfred, Lord Tennyson’s “The Eagle”Walt Whitman’s “To the Man-of-War-Bird”William Butler Yeats’ “The White Birds”
  9. 9. LOS PÁJAROS EN LALITERATURA ESPAñOLA.
  10. 10. LITERATURA MEDIEVAL
  11. 11. LA GARZA Siglo XIV. Libro de Buen Amor¡Ay Dios, y quán fermosa viene doña Endrina por la plaça! ¡Qué talle, qué donayre, qué alto cuello de garça! ¡Qué cabellos, qué boquilla, qué color, que buenandança! Con saetas de amor fiere quando los sus ojos alça.
  12. 12. LA GOLONDRINA Don Juan Manuel Exemplo VIº - De lo que contesçió a la golondrina con las otras aves cuando vio sembrar el linoUn día fablava el conde Lucanor con Patronio, su consejero, et díxol’:-Patronio, a mí dizen que unos mis vezinos, que son más poderosos que yo, se andanayuntando et faziendo muchas maestrías et artes con que me puedan engañar et fazermucho damno; et yo non lo creo, nin me reçelo ende; pero por el buen entendimientoque vós avedes, quiérovos preguntar que me digades si entendedes que devo fazeralguna cosa sobresto.-Señor conde Lucanor -dixo Patronio-, para que en esto fagades lo que yo entiendo quevos cumple, plazerme ía mucho que sopiésedes lo que contesçió a la golondrina con lasotras aves.El conde Lucanor le preguntó cómo fuera aquello.-Señor conde Lucanor -dixo Patronio-, la golondrina vido que un omne senbrava lino, etentendió, por el su buen entendimiento, que si aquel lino nasçiesse, podrían los omnesfazer redes et lazos para tomar las aves. Et luego fuesse para las aves et fízolas ayuntar,et díxoles en cómo el omne senbrava aquel lino et que fuesen çiertas que si aquel linonasçiesse, que se les seguiría ende muy grant dampno et que les consejava que ante que
  13. 13. el lino nasçiesse que fuessen allá et que lo arrincassen. Ca las cosas son ligeras de sedesfazer en el comienço et después son muy más graves de se desfazer. Et las avestovieron esto en poco et non lo quisieron fazer. Et la golondrina les afincó desto muchasveces, fasta que vio que las aves non se sintían desto, nin davan por ello nada, et que ellino era ya tan cresçido que las aves non lo podrían arrancar con las manos nin con lospicos. Et desque esto vieron las aves, que el lino era cresçido, et que non podían ponerconsejo al daño que se les ende seguiría, arripintiéronse ende mucho por que ante nonavían ý puesto consejo. Pero el repintimiento fue a tiempo que non podían tener ya pro.Et ante desto, cuando la golondrina vio que non querían poner recabdo las aves en aqueldaño que les vinía, fuesse para’l omne, et metiósse en su poder et ganó de’l segurançapara sí et para su linage. Et después acá biven las golondrinas en poder de los omnes etson seguras dellos. Et las otras aves que se non quisieron guardar, tómanlas cada día conredes et con lazos.-Et vós, señor conde Lucanor, si queredes ser guardado deste dampno que dezides quevos puede venir, apercebitvos et ponet ý recabdo, ante que el daño vos pueda acaesçer.Ca non es cuerdo el que vee la cosa desque es acaesçida, mas es cuerdo el que por unaseñaleja o por un movimiento cualquier entiende el daño quel’ puede venir et pone ýconsejo porque nol’ acaezca.Al conde plogo esto mucho, et fízolo segund Patronio le consejó et fallóse ende bien.Et porque entendió don Johan que este enxienplo era muy bueno fízole poner en estelibro et fizo estos viessos que dizen assí: En el comienço deve omne partir el daño que non le pueda venir.
  14. 14. EL HALCÓN SIGLO XV La Celestina Acto I Entrando CALISTO una huerta empos de un falcon suyo, hallo alli a MELIBEA, de cuyo amor preso, comenzole de hablar; de la cual rigurosamente despedido, fue para su casa muy angustiado. Hablo con un criado suyo llamado SEMPRONIO, el cual, despues de muchas razones, le enderezo a una vieja llamada Celestina, en cuya casa tenia el mismo criado unaenamorada llamada ELICIA, la cual, viniendo SEMPRONIO a casa de CELESTINA con el negocio de su amo, tenia a otro consigo llamado CRITO, al qual escondieron. Entretanto que SEMPRONIO estaba negociando con CELESTINA, CALISTO estaba razonando con otro criado suyo, por nombre PARMENO; el qual razonamiento dura hasta que llega SEMPRONIO yCELESTINA a casa de CALISTO. PARMENO fue conocido de CELESTINA, la cual mucho le dice de los hechos y conocimiento de su madre, induciendole a amor y concordia de SEMPRONIO. Acto XXI¿En qué pararon tus siruientes y sus ministros? La falsa alcahueta Celestina murió a manos delos más fieles compañeros que ella para su seruicio enponçoñado jamás halló. Ellos murierondegollados. Calisto, despeñado. Mi triste hija quiso tomar la misma muerte por seguirle. Esto todo causas.
  15. 15. Del mundo me quexo, porque en sí me crió, porque no me dando vida, no engendrara en él aMelibea; no nascida, no amara; no amando, cessara mi quexosa y desconsolada postrimería.LITERATURA RENACENTISTA
  16. 16. Égloga I. Garcilaso de la Vega. Siglo XVI Con mi llorar las piedras enternecen su natural dureza y la quebrantan; los árboles parece que se inclinan; las aves que me escuchan, cuando cantan, con diferente voz se condolecen y mi morir cantando me adivinan; las fieras que reclinan su cuerpo fatigado, dejan el sosegado sueño por escuchar mi llanto triste. Tú sola contra mí te endureciste, los ojos aun siquiera no volviendo a lo que tú hiciste. Salid sin duelo, lágrimas, corriendo [...]. NEMOROSO Corrientes aguas, puras, cristalinas, árboles que os estáis mirando en ellas, verde prado de fresca sombra lleno, aves que aquí sembráis vuestras querellas, hiedra que por los árboles caminas, torciendo el paso por su verde seno: yo me vi tan ajeno del grave mal que siento que de puro contento con vuestra soledad me recreaba, donde con dulce sueño reposaba, o con el pensamiento discurría
  17. 17. por donde no hallaba sino memorias llenas de alegría. BARROCOAves y Mitología. El Ave Fénix FRANCISCO DE QUEVEDO. SIGLO XVII Ave del yermo, que sola haces la pájara vida, a quien, una, libró Dios de las malas compañias; que ni habladores te cansan, ni pesados te visitan, ni entremetidos te hallan, ni embestidores te atisban; tú, a quien ha dado la aurora una celda y una ermita, y sólo saben tu nido las coplas y las mentiras; tú, linaje de ti propria, descendiente de ti misma,
  18. 18. abreviado matrimonio, marido y esposa en cifra, mayorazgo del Oriente, primogénita del día, tálamo y túmulo junto, en donde eres madre y hija; tú, que engalanas y hartas,bebiendo aljófar, las tripas,y, a puras perlas que sorbes, tienes una sed muy rica; avechucho de matices, hecho de todas las Indias, pues las plumas de tus alas son las venas de tus minas; tú, que vuelas con zafiros; tú, que con rubíes picas, guardajoyas de las llamas, donde naciste tan linda;tú, que a puras muertes vives, los médicos te lo invidian, donde en cuna y sepultura el fuego te resucita; parto de oloroso incendio, hija de fértil ceniza, descendiente de quemados, nobleza que arroja chispas; tú, que vives en el mundo tres suegras en retahíla, y, medula de un gusano, esa máquina fabricas; tú, que del cuarto elemento la sucesión autorizas; estrella de pluma, vuelas; pájaro de luz, caminas; tú que te tiñes las canas con las centellas que atizas, y sabes el pasadizo desde vieja para niña;
  19. 19. suegra y yerno en una pieza, invención que escandaliza, la cosa y cosa del aire, y la eterna hermafrodita; ave de pocos amigos, más sola y más escondida que clérigo que no presta y mercader que no fía; ave duende, nunca visto, melancólica estantigua, que como el ánima sola, ni cantas, lloras, ni chillas; ramillete perdurable,pues que nunca te marchitas, y eres el ave corvillo del miércoles de ceniza: ansí de cansarte dejen similitudes prolijas, que de lisonja en lisonja te apodan y te fatigan, que, para ayuda de Fénix, si hubiere lugar, recibas, por únicas y por solas, mi firmeza y mi desdicha. No te acrecentarán gasto, que el dolor las vivifica, y al examen de mi fuego ha seis años que te imitan. Si no, cantaré de plano lo que la razón me dictay los nombres de las pascuas te diré por las esquinas. Sabrán que la Inquisición de los años te castiga, y que todo tu aboloriose remata en chamusquinas.
  20. 20. LITERATURA E ILUSTRACIÓN
  21. 21. LA CIGÜEÑASamaniego. SIGLO XVIIIFábula XVI. El labrador y la cigüeñaUn Labrador mirabaCon duelo su sembrado,Porque gansos y grullasDe su trigo solían hacer pasto.Armó sin más tardanzaDiestramente sus lazos,Y cayeron en ellosLa Cigüeña, las grullas y los gansos.«Señor rústico, dijoLa Cigüeña temblando,Quíteme las prisiones,Pues no merezco pena de culpados;La diosa Ceres sabeQue, lejos de hacer daño,Limpio de sabandijas,De culebras y víboras los campos.»«Nada me satisface,Respondió el hombre airado:Te hallé con delincuentes,Con ellos morirás entre mis manos.»La inocente Cigüeña
  22. 22. Tuvo el fin desgraciado,Que pueden prometerseLos buenos que se juntan con los malos. ROMANTICISMO
  23. 23. SIGLO XIXGustavo Adolfo Bécquer, RIMA LIII Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y otra vez con el ala a sus cristales jugando llamarán. Pero aquellas que el vuelo refrenaban tu hermosura y mi dicha a contemplar,aquellas que aprendieron nuestros nombres... ¡esas... no volverán! Volverán las tupidas madreselvas de tu jardín las tapias a escalar, y otra vez a la tarde aún más hermosas sus flores se abrirán. Pero aquellas, cuajadas de rocío cuyas gotas mirábamos temblar y caer como lágrimas del día... ¡esas... no volverán! Volverán del amor en tus oídos las palabras ardientes a sonar; tu corazón de su profundo sueño tal vez despertará. Pero mudo y absorto y de rodillas como se adora a Dios ante su altar, como yo te he querido...; desengáñate, ¡así... no te querrán!
  24. 24. GENERACIÓN DEL 27
  25. 25. EL COLIBRÍPoema Gacela del Amor Imprevisto, de Federico García Lorca Nadie comprendía el perfume de la oscura magnolia de tu vientre. Nadie sabía que martirizabas un colibrí de amor entre los dientes. Mil caballitos persas se dormían en la plaza con luna de tu frente, mientras que yo enlazaba cuatro noches tu cintura, enemiga de la nieve. Entre yeso y jazmines, tu mirada era un pálido ramo de simientes. Yo busqué, para darte, por mi pecho las letras de marfil que dicen siempre. Siempre, siempre: jardín de mi agonía, tu cuerpo fugitivo para siempre,
  26. 26. la sangre de tus venas en mi boca, tu boca ya sin luz para mi muerte.Diván del Tamarit es un poemario que García Lorca comenzó a escribir antes de 1931 yque concluyó recién en el verano de 1935, siendo publicado en 1936, pocos meses antesde su muerte. Diván es una palabra persa que primero designó la habitación donde losescribas hacían el inventario; más tarde denominó el libro donde se escribía. En árabellegó a significar un cancionero, es decir, un conjunto determinado de una clase depoesías. Tamarit era el nombre de una propiedad que la familia de los García Lorcatenía en Granada (también llamada de San Vicente). Gran parte de los poemas fueroncompuestos en Granada, al parecer, mientras también realizaba García Lorca la lecturade Poemas arábigo-andaluces, antología realizada por Emilio García Gómez. El poemario Diván del Tamarit está compuesto de dos partes. La primera incluye docegacelas y la segunda parte incorpora nueve casidas. La Gacela (del árabe ghazel) es unacomposición estrófica breve dedicada exclusivamente al tema amoroso, aunque en estecaso incorpora elementos del tema de la muerte, también. La casida (del árabe kasida),en cambio, es una composición estrófica más extensa, de carácter clásico, de temavariado y que generalmente empieza por una introducción.Aquí, en Diván del Tamarit, la estructura formal pertenece a esta tradición arábiga-andaluza, mientras que la experiencia de mundo que se detalla pertenece casi porcompleto a la voz de los poemas. Y, aun, notando que aquí la elaboración artística delos materiales lingüísticos es la actividad primordial del hablante, es necesario destacarque existe la asimilación de lo folclórico (la presencia de la siguiriya, por ejemplo, en"Gacela del amor con cien años"), y por ende, de lo popular. Las doce gacelas que componen la primera parte configuran una órbita alrededor deltema del amor, y cada una de ellas proporciona un diferente ángulo de visión. Cada unade las gacelas, al reconstruir una situación amorosa, está estructurando una verdad quesólo se yergue al integrar la lectura de las doce piezas. Una de las experiencias másbásicas en esta poesía se refiere al ciclo de la búsqueda, entrega y separación, queaparece en varias composiciones. Aquí, la búsqueda del otro del cuerpo del otro, las másde las veces es una ansiedad que no sólo se yergue como fuerza motora sino que,también, como única dirección del hablante.LECTURA DE DIVÁN DEL TAMARIT, DE FEDERICO GARCÍA LORCA (1898-1936)MANUEL ALCIDES JOFR
  27. 27. El Cárabo
  28. 28. El Cuco
  29. 29. La grajillaTRES PAJAROS DE CUENTA Y TRES CUENTOS OLVIDADOS, MIGUEL DELIBES El cuco, la grajilla y el cárabo, tres pájaros de cuenta, son los protagonistas deotras tantas historias vividas por Miguel Delibes, en las que el escritor aborda uno de lostemas constantes en su obra: la naturaleza.
  30. 30. Los Tres pájaros de cuenta son estampas centradas en hábitos de las referidas aves.Delibes, gran amante de la naturaleza, observa sus comportamientos y los presenta enun entorno familiar directo; recrea experiencias reales ocurridas en su retiro burgalés deSedano.

×