Revista mandala literaria no. 21

1,174 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,174
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista mandala literaria no. 21

  1. 1. mandalaliterariamandalaliteraria revistaC O M P I L A T O R I O D I G I T A L D E P E N S A M I E N T O S I B E R O A M E R I C A N O SNúmero 21 • Año 2 SEPTIEMBRE DE 2011Arca de palabras Un alto en el caminoJuego de miradas El poder de las palabrasLa casita del parque¡Alea iacta est! Ayudándolos a crecerLa títere Sobre esas niñas y niños...En SaldeaSignosPescador de sueños Opinión libreEl rojo Semblanza social: Los FilósofosLos Álamos del otoño Dejando huellasProsa poética Las “Marías”NocturnoSe me dio por pensar RecomendadosColecciono palabras El caballo del indio Clint EastwoodPoesíaHaikús para San PedroTerrícola abandonado Bellas artesVariable Deconstrucción personalTodos somos unoHomenaje a Antonio Machado Por un mejor ambienteSala de espera Funeral del asistencialismoGabriela MistralGuardé tu recuerdo El baúl deCamino a la unión los recuerdos de la abuelaDescubriendo paisajes KuguelesSuiza Segunda parte Psicoactiva El poder de las tres letras Publicación Mensual | COLOMBIA, ARGENTINA, URUGUAY, CHILE Y OTROS PAISES
  2. 2. 5 editorial6 Arca de palabras Mandala Literaria Compilatorio digital de pensamientos Juego de miradas iberoamericanos La casita del parque Año 2, No. 21 ¡Alea iacta est! Diagramación y composición: La títere Ethel Saavedra García En Saldea Diseño Carátula: Signos Andrés Téllez Saavedra Pescador de sueños Registro: SafeCREATIVE Un rosario por Malvinas Código: 1109230121727 Fecha: 23 de Septiembre, 2011 Serie los colores rojo. Los Álamos de otoño16 Prosa Nocturno Se me dio por pensar Colecciono palabras18 Poesía Haikus para San Pedro Terrícola abandonado Variable Pedro Nel Todos somos Uno Homenaje a Antonio Machado Sala de espera Imágenes de: Gabriela Mistral Taller de Creación Literaria Guardé tu recuerdo (Juan Samuel Aravena) Banco de Imágenes Gratuitas Camino a la unión (José Luis Ávila Herrera)21 Descubriendo paisajes Azucena Carena Suiza 3ra parte Wikipedia23 Psicoactiva El poder de las palabras24 Un alto en el camino Miedo a la oscuridad23 Ayudándolos a crecer Sobre esas niñas y niños que nos necesitan28 Opinión libre Semblanza social y literaria de los inicios de la cristiandad Filósofos31 Dejando huellas Las “Marías”32 Recomendados El caballo del indio, Esta revista puede difundirse sin Cine: Clint Eastwood ánimo de lucro. Solicitamos que37 Bellas artes los artículos siempre contengan Victoria Eugenia delgado Colombia el nombre de su autor. Fotografías Deconstrucción personal38 Por un ambiente mejor Funeral del asistencialismo40 El baúl de los recuerdos de la abuela Kugueles
  3. 3. Equipo Editor Mirta Tagliatore de San Pedro, provincia Bs. As, Argentina. Técnica Superior en Narrativa y Guión de Cine - Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE - ARGENTINA - SADE Graciela Savickas, de San Luis, Argentina Técnica Superior en Narrativa y Guión de Cine - Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE - ARGENTINA - SADE Ethel Saavedra García, de Cali, Valle del Cauca, Colombia. Técnica Superior en Narrativa y Guión de Cine / Técnica Superior en Narrativa Contemporánea con Orientación a la Investigación Informática ESCUELA DE NARRATIVA Y GUIÓN DE CINE - ARGENTINA - SADE Colaboran en este número: Magda Rodríguez M. España. Escritora Rogelio Coto, Costa Rica. Escritor, poeta. Juan José Oppizzi, Argentina, Escritor Loreto Silva, Chile. Escritora J, Omar Luna, Argentina. Escritor Ciudadano del mundo. Uruguay Sandra Ávila, Argentina, Escritora Norma Aristeguy, Argentina. Escritora, poeta. Manola Vásquez López, España, Poeta Asunción Rey, España. Escritora Graciela Ques, Argentina, Poeta Pedro Nel Niño Mogollón. Colombia. Escritor, poeta Néstor Hugo Almagro, Argentina.Médico, Escritor, Conferencista. Pedro Vergara Meersohn. Italia. Escritor. Harmonie Botella, España. Poeta Jerónimo Castillo Argentina. Poeta Lydia Raquel Pistagnesi, Argentina. Poeta Daniel Adrián Madeiro. Argentina. Escritor, poeta. Nelly E de Castez, Argentina. Escritora Begoña Beneito. España. Escritora, Conferencista. Daniel Adrián Madeiro, España Mauricio Monday. Argentina. Escritor Teresita Morán de Valchef. Argentina. Escritora. Victoria Eugenia Delgado. Colombia. Escritora, poeta, fotógrafa. De nuestros lectores De interés generalMuchas gracias amigas por la deferencia de enviarme y haberpublicado mi trabajo en vuestra revista. La cual por cierto luce Los textos que aparecen en la Revista Mandalaespléndida en todas sus notas, quienes somos sus lectores Literaria son de absoluta responsabilidad de susagradecidos. Reciban ustedes mis respetos y dichas por su gestión. autores.Ricardo Rodríguez, Argentina.Queridas amigas de la Cultura, me siento en urgencia, convocada adecirles que los resultados de la revista Mandala Literaria son mandalaliteraria@gmail.comexcelentes.Es un placer leer, y sentir la proyección del arte en todoslos estados de los seres que sentimos amor por ese universo de http://facebook.com/mandala.literariaposibles, que pueblan las culturas de la tierra. Mágicos decires delhombre sea cual fuere su territorio. Sinceramente Lia Accetta,Argentina. http://es.scribd.com/mandalaliteraria
  4. 4. editoriallairotide Una nueva Mandala se nos acerca a lasmanos. Como la primera, deseamos quesignifique la más óptima comunicaciónentre todos nuestros amigos. Nuestraintención en conversar, sintiendo lalibertad de trascender las barreras de ladistancia y compartir pensamientos, comoen una gran conversación mundial. Hoy deseo conversar sobre la paz. Elpasado 21 de septiembre se recordó esedía. El señor Jiddu Krishnamurti dijo, “Lapaz individual es la paz del mundo”, ese esel nombre que dio a uno de sus libros. Pazen nuestras ambiciones, paz en nuestrasemociones, deseos, pensamientos, yobras. Todos caminamos hacia la paz, perorecién cuando se haya logrado la pazdentro de cada uno, se dejara de volcar enel medio las ansias de poder, losatropellos, las insensibilidades y entre lasnaciones, las malditas guerras que traendolor y miseria a millones de personas porcuanto tiempo, pero son justificadas porel enriquecimiento de unos pocos, con la En paz podemos pensar con realventa de armas. Se dejará de volcar, en claridad. En paz podemos ver y solo ensuma, todo aquello que nos desequilibra paz podemos ser realmente nosotros. Porcomo grupo humano, y que a su vez, trae tanto solo en paz, podemos construir unmás desequilibrio. Y así preferimos mundo mejor. Ese que todos soñamos.concentrarnos en la miseria humana, Mandala Literaria hace llegar a todoscuando hay tantas buenas causas a las que sus amigos, sus fervientes deseos de paz.dar atención, para el bienestar de todos. Auspiciantes honoríficos y difusores: Portal Letras y algo más. Uruguay Sociedad Argentina de Escritores - S.A.D.E. Seccional Provincia de San Luis Unión Hispanoamericana de Escritores (UHE) Trujillo
  5. 5. arca de palabras los senos y por primera vez sintió rechazo. El Juego de miradas hombre la atrajo con fuerza e intentó besarla. Ella giró la cabeza y vio al joven en la ventanilla. 1º Premio Taller “ Entre todos”, Zárate Observaba con el rostro inmutable. Los ojos estaban (Pcia Bs. As), 2011 puestos en la pareja. La mujer tuvo una extraña sensación. - Algo me hizo mal. Perdóname, Marcos- salió aMirta Susana Tagliatore cubierta. La luna apareció entre los acantilados. ÉlArgentina marinero estaba apoyado en la baranda entonado una canción de Joaquín Sabina... El yate partió cuando el sol se asomó en elhorizonte Bandadas de gaviotas describían círculos “sin timón, ni timonelen búsqueda de alimento siguiendo la ruta de los por mis sueños va ligero de equipajepescadores que iniciaban las tareas diarias. Marcos sobre un cascarón de nuezhabía contratado a un auxiliar, un muchacho de unos mi corazón de viaje....veinticinco años, alto, musculoso, con los cabellosensortijados. Vestía pantalones deshilachados y En silencio ella se puso a su lado mientras las olasremera que dejaba ver los tatuajes. Ella se golpeaban la quilla. Miles de peces multicolorespreguntaba cuál sería su origen ¿Acaso alemán? - jugaban en las profundidades. Sintió el perfume deAunque parece polaco- pensaba mientras recorría la él mezclado con el olor de las sales marinas. Lacubierta. De pronto sintió la mirada del joven en su sirena de un barco rompió la calma. Permanecieronpiel.. Se estremeció y decidió bajar al camarote. sin palabras sólo observando los arrecifes deTomó un libro y se detuvo en unos versos: corales. Al otro día llegaron a destino. Ella dormía cuando “Dos amantes dichosos no tienen fin ni escuchó un ruido extraño. Bajó y en el piso vio hilos muerte, de sangre proveniente de la cabina. Por la escotilla Nacen y mueren muchas veces mientras viven, divisó el embarcadero, a lo lejos una avenida Tienen la eternidad de la naturaleza. pedregosa por donde transitaba el muchacho con el torso desnudo. Dejó a Neruda y. comenzó a pensar en su vida. Ibaa festejar las Bodas de Plata. ¿Había sido feliz allado de Marcos? ¿Estaba satisfecha? ¿Era su maridoun buen amante? ¡Cómo saberlo! No había conocidoíntimamente a otros hombres. Almorzaron en silencio. Al atardecer un tiburóncruzó delante de la embarcación. Marcos se preparópero el muchacho fue más rápido y un tiro certerodio en el blanco. Los hombres cruzaron miradas quea ella le produjeron escalofríos. El marino arreglabasogas, luego tomó un arpón al cual comenzó alimpiar como acariciándolo. Soplaba una leve brisadel este y los bancos de arenas tenían un color marfilcomo de hueso. Las nubes arrastradas por el vientoarrojaban sombras oscuras que se movían sobre el Azucena Carenaagua verde. Estaba en la cama cuando entró elmarido con un vaso de gin. Las manos se posaron en 5
  6. 6. La casita del parque una maqueta para comenzar o continuar una historia inventada a capricho del autor. Caminé por la tierra suave, en un sendero delimitado porMagda Rodriguez M. adoquines unidos uno a otro. De tramo en tramo, unEspaña farol decimonónico, creaba una sensación de tiempos pasados mientras unos árboles milenarios, Llegué a la ciudad cuando anochecía. Las luces dejaban caer sus ramas en tentativa inútil porque iluminaban la bahía ofrecían una panorámica de acariciar la tierra que los sustentaba. A la derecha,tarjeta postal y mientras observaba en silencio todo entre un grupo de otra especie de hoja caduca quesu encanto, en mi alma surgió una intensa sensación desprendían sus hojas en un remolino juguetónde añoranza nunca antes vivida. De mi ser, se aliado con el viento, un banco de madera de antiguoadueñaba un sentimiento mágico, extraño, como si diseño, invitaba a descansar al caminante. Loun ente misterioso absorbiera mis percepciones sobrepasé y en la curva del camino, escondida entreexcepto una, aquella admiración por una hermosura altos cedros, se hallaba la pequeña casa. Laincreíble. fachada, de un amarillo intenso, Con esta sensación que vencía mi destacaba entre la espesura de laidentidad, pasé la noche en el Hotel arboleda y el tono del cielo quedespués de pasear por el puerto se tornaba paulatinamente en unrecogido en un silencio donde sólo se azul purísimo, mientras lasescuchaba el chapaleteo rítmico de persianas de las cuatro ventanaslas olas contra los barcos amarrados y la puerta, resaltaban con suen un susurro de cantos color verde brillante en unaolvidados. arquitectura semejante al dibujo La mañana amaneció con esa suave de un cuento de hadas. La puertabrisa sólo percibida en las ciudades cedió a una suave presión de micosteras, acompañada de una bruma mano, y sin detenerme a pensarsemejante a un velo de transparente por qué lo hacía, entré.gasa gris, que envolvía la cima de los Azucena Carena Alfombrada, limpia, con mueblesmontes en un abrazo de complicidad antiguos... En una acogedorade amantes en una despedida obligada al comenzar sala pude ver un piano de cola.el día. Aun sabiendo que nunca había aprendido a tocar Inicié mi paseo con el interés puesto únicamente el piano, instintivamente me senté en el tabureteen las sensaciones captadas por mi mente de un que se encontraba frente a él. Levanté la tapa y deentorno que no me resultaba desconocido aun manera incongruente, mis dedos comenzaron asiendo la primera visita a la ciudad y así, en una deslizarse por el teclado inundando el espacio conandadura casual, llegué hasta el parque. Al las notas de la sonata del Claro de luna deatravesar la verja de entrada, una entrañable Beethoven. Me deleitaba con la música cuando miréhumedad llenó mis sentidos de un extraño recuerdo, hacia el óleo antiguo colgado en la pared que secomo cuando se reconoce algo que ha formado parte encontraba frente a mí. Desde él me miraba elde la propia existencia y despierta unos enormes retrato de una dama ataviada con un vestido en eldeseos de abrazarlo; era una humedad que llenaba que destacaba el polisón recogido bajo la espalda.de especial nostalgia el ambiente, esa melancolía En su mano derecha sujetaba una sombrillasólo experimentada cuando se retorna a un lugar azulada ribeteada con un pequeño volante,abandonado durante largo tiempo. mientras la izquierda se posaba sobre un piano Entre caminos y pequeños lagos donde graznaban cerrado. Mis manos quedaron inmóviles ante laalgunas ocas, me encontré en un sendero solitario, impresión causada. Desde aquel cuadro firmado ensin principio ni fin; me sentí cual si fuera una figura 1870, me sonreía una mujer con un rostro idéntico alde juguete colocada al azar en el paisaje ficticio de mío. 6
  7. 7. ------------------- El guía abrió con una llave la puerta pintada deverde de la pequeña casita. Los turistas y visitantesse colocaron en semicírculo junto a un hermosopiano de cola para escuchar la historia de aquelrecoleto lugar.-La mujer que se ve retratada en el cuadro-comenzó a explicar el guía - era la esposa delfundador de este parque. La casa, la mandóconstruir a instancias de ella donde vivió hasta elaño 1890 en el que falleció el 28 de Septiembre, Azucena Carenaparece ser que esto sucedió mientras tocaba al acudieron presurosos. El recipiente lleno de flemapiano una sonata de Beetohoven. La curiosidad y el que había expulsado durante la noche, cayó y sumisterio de este lugar, -continuó diciendo-, es que, contenido se regó. El piso, la manta de la cama dehace poco tiempo, en el año 1990, al cumplirse el pronto adquirieron tonos verde-amarillentos que secentenario de su muerte, se encontró el cuerpo de mimetizaron con la luz plateada de la lunauna joven sentada al piano, con las mismas iridiscente que iluminaba el cuarto. Uno de loscaracterísticas, exacto vestido y mismo rostro que enfermeros se resbaló y arrastró consigo a Kafka.ofrece la del cuadro. Tal como si la figura hubiera Franz, sudoroso y respirando entrecortado, sesalido del marco para tocar el piano. Nunca se ha resistía a la voz casi amable de los enfermeros.podido descifrar el misterio... y desde entonces, ¡Franz, Franz; tranquilo!… Pero Franz sólocada año en esa misma fecha, sin saber cómo ni por quería soñar. Proseguir el sueño que a pesar de todoqué, la puerta de la casa siempre aparece abierta... le había sido tranquilo. Intuía que las respuestas estaban ahí. Esa sombra, esa sombra que siempre salía en sus pesadillas. Le aterraba pero necesitaba dormir a su fatigado cuerpo. Cerró los ojos con la ¡Alea iacta est! (1) ayuda de un calmante que le inyectó uno de los Destacado en Letras y Algo más enfermeros. El cansancio, la noche y el calmante hicieron efecto. Y uno de los enfermeros, en cuanto lo vioRogelio Coto dormido, se fue…Costa Rica La burbuja era un neurotransmisor de sus ondas cerebrales, sensaciones a su clon en la tierra y Kafka se movió dentro de la burbuja viceversa… De esta forma el Bibliotecario Jefetransparente, acuosa… podía investigar in-situ al espécimen. Los movimientos eran lentos. Sintió un escozor El Jefe de Bibliotecarios con un gesto mental leen el área del hombro derecho, se lo palpó; tenía ordenó a la burbuja que analizara la situación. Estaadherido a su piel algo parecido a una aguja de las observó dentro de los pulmones: un microorganismoque se usan para trasvasar las bolsas de suero. Trató que era fagocitado por otros que ya vivían dentro dede mover su pierna y con esfuerzo sólo logró los pulmones, un treinta por ciento del primerentreabrir el ojo derecho y vio una sombra difusa microorganismo sobrevivió al ataque. Generándoseque le observaba. la reproducción de éste y causando una necrosis en ¡Los instrumentos de control de la burbuja, el área pulmonar. Este microorganismo estaba encomenzaron a centellar y la burbuja se movió con periodo de latencia pero no había garantía de que laviolencia…¡ invasión cesara. Simultáneamente, un grito desgarrador se oyó Más tarde el Jefe de Bibliotecarios encontró elen todo el Sanatorio. nombre terrícola de los microorganismos; no Los encargados de la seguridad del lugar 7
  8. 8. entendió el griego o latín f ? ?s ?? o phthisis (no una escuela rural, la número 21 “Juan Martín decomprendía bien los idiomas antiguos de la Tierra) Pueyrredón” del paraje “La Isabel”, en el partidopero los más modernos como el inglés, alemán de de Salto argentino; estaba en lo que entonces era elentreguerras por alguna razón desconocida para él; “primer grado inferior”. Allí me vi, pues,le eran más fáciles. Puso el traductor universal y por aprestándome con mis otros escasos treintaun golpe de suerte escuchó la palabra en español: compañeritos para asistir a una función en el cinetisis y pudo constatar la gravedad del futuro de “Roma” de aquella ciudad bonaerense. En loKafka… La medicina con base en el silicio era personal, fue la primera salida a una distancia deincompatible con el carbono… más de diez kilómetros sin mis padres. El arribo a la La burbuja centelló una vez más, y le indicó que el sala nos intimidó: había cientos de otros niños en laser de la burbuja había pensado algo. El jefe de misma instancia. El griterío era infernal. Labibliotecarios se acercó y leyó en una gran pantalla: alharaca de los alumnos ocasionaba las “Todos tienden a la ley -dijo el hombre- ¿Cómo es reprensiones de las maestras; había breves espaciosque durante tantos años nadie excepto yo ha pedido de calma y luego se repetían los bullicios y losque le dejen entrar? alaridos docentes en procura de orden. Nadie El guardián respondió: escuchaba al próximo ni a sí mismo. Nuestro A nadie se le habría permitido el acceso por aquí, exiguo contingente guardaba una compostura queporque esa entrada estaba destinada no tardó en atraer las críticas de los infantes másexclusivamente para ti. Ahora voy a cerrarla.” agresivos de las otras escuelas. Ya en las butacas, El jefe de de Bibliotecarios, se quedó petrificado hubimos de ser flanqueados en los laterales por laKafka había percibido y reelaborado dentro de su directora y la única maestra, dedicadas a repelermente el estado singular en que se encontraba. No las flechas verbales provenientes de cualquierpodía creerlo ni aceptarlo: él era el guardián…Para extranjero escolar. Nos quedaban más expuestos laKafka era ese Dios lejano que le martirizaba, ese retaguardia y el frente, blanco de avioncitos deDios atemporal al que le hablaba y no le papel, confituras en forma de proyectil orespondía…Del que solo se desprendía soledad y escupitajos furtivos que invariablemente daban endesgarro… Y que sus cuentos e historias eran la los blancos más voluminosos de nuestrasmanera de decirle: Aquí estoy, ¿Qué quieres? Y que educadoras.había una sola manera de responderle: ¡Quiero tu Cuando al fin se apagaron las luces, hubo unhumanidad! alarido uniforme que indicó la complacencia por el fin de la espera. La función consistía en un (1)Latín:¡La suerte está echada! espectáculo (luego supe que fue uno de los últimos) La títere a cargo de miembros de la compañía de marionetas llamada “Piccoli di Podrecca”. En casa, mis padres y otros familiares de la misma edad evocaban alguna vista de estos muñecos, considerándolos dentro de Juan José Oppizzi lo mejor que habían apreciado en sus existencias. Al Argentina grupo lo formaban gentes de diversas nacionalidades –aunque predominaban los italianos, como es lógico por su punto de inicio– y Hoy la memoria sus periplos tenían un circuito igual de cosmopolita. me trajo una brisa de Muchísimos años después averigüé que el fundador otros días. Fue por el de esa compañía, el signore Podrecca, había estímulo de haber fallecido en el año 1959, luego de sembrar el mundo escuchado una con la fantasía radiante de su corte de seres grabación musical. artificiales y de colaboradores. Huyendo del horror Como por un rayo de de la Segunda Guerra Mundial, decidió una gira que luz, me vi en el año Azucena Carena sería permanente y que abrió cauce al arte de los 1963. Yo concurría a 8
  9. 9. titiriteros. La Argentina contó con escuchar yo, fascinado,uno de los hombres más relevantes interpretaciones líricasen tal especialidad: el gran Javier femeninas, mis padres seguíanVillafañe. diciendo, entre jocosos y Ha dicho Borges en la milonga graves: “Es como la títere”.“Jacinto Chiclana”: “Los años no Nada menos que cuarenta ydejan ver el entrevero y el brillo”. seis años después, en 2009,Por suerte, yo sigo viendo el brillo de compré una colección deaquel escenario mágico, donde registros de voces de la óperahombres y mujeres de madera y, recorriendo sus delicias, oíactuaban para cientos de niños aquel vals y gocé de aquellosboquiabiertos. Un caballero gorjeos. El impacto me hizohamacaba delicadamente a una Azucena Carena creer (¿y acaso no es posible?)frágil dama. Primero, el vaivén era que era la misma grabaciónsuave; después, la niña desaparecía empleada para figurar el cantode escena y el retorno de la hamaca golpeaba al de la marioneta vestida de azul. La pieza –ahora lopobre hombre hasta enviarlo, a su vez, fuera de sé– es el “aria de la muñeca” de “Los cuentos denuestra vista; rengo y maltrecho, él insistía en Hoffmann” de Jack Offenbach, un músico francéscomplacer a su compañera, que no se daba por de apellido alemán, que durante casi toda su vidaenterada. Un adusto violinista vestido de negro estuvo dedicado a componer operetas mediocres, y(reminiscencias de Niccoló Paganini, tal vez) que, para liberarse del yugo de su propia obra,ejecutaba su instrumento un rato, hasta que decidió escribir algo más profundo. El tema de estaempezaba a desintegrarse: cabeza, brazos, piernas, pieza es el amor (¡cuándo no!), representado portorso y violín se desparramaban en círculos caóticos tres mujeres que rondan al escritor Ernesto Teodoropor el aire. Sin que dejara de sonar la música, las Hoffmann (persona que anduvo realmente por elpiezas anatómicas del raro instrumentista volvían a mundo bajo ese nombre y con esas dotes). Uno decomponer la persona y terminaba su actuación tan los episodios cuenta el enamoramiento del artistacompleto como había entrado al escenario. Y el respecto de la acrobática –y automática– soprano,número que motiva estas letras nostálgicas era algo sin sospechar –¡ay convencionalismos de losasí como teatro de marionetas dentro del teatro de libretos!– que se trata de un robot. La versión que amarionetas: en una fiesta, un inventor presentaba partir de 2009 tengo en mis manos –con ruido deuna muñeca cantante, a cuerda; una mariposa cuerda y todo– es de una cantante llamada Vinagiratoria debía ser manipulada en su espalda a fin de Bovy (cómoda síntesis para esquivar elque la niña artificial pudiese desplegar trinos de interminable Johanna Paulina Felicidad Bovy vansoprano de coloratura. La duración de la cuerda era Overberghe), originaria de la ciudad belga debastante más breve que la pieza musical; por lo Gante en el año 1900. El neblinoso registro data detanto, su voz y sus movimientos declinaban 1937 y, según los datos biográficos que loabruptamente y era necesario girar el mecanismo acompañan, esta señora expiró en 1983. Acaso,para darle nuevo impulso. La muñeca tenía un como ya me lo pregunté, no sea absurdo imaginarvestido largo, azul, y su canto sonaba con la agilidad que ella fue la voz de aquella marioneta que en elde un ave. Interpretaba un vals. Algo así como un lejano 1963 le dejó a un niño de cinco años lasello de fuego me incrustó en el alma esa voz. impresión decisiva para que luego se inclinara por Cuando en la radio a transistores de mi casa yo admirar el canto operístico.escuchaba, al paso, alguna voz parecida a la deaquella muñeca del teatro, pedía que se dejara lasintonía allí y exclamaba: “¡La títere!”, pensandoque era la misma. El tiempo me soldó al oído el gustopor la ópera, y a lo largo de muchos años, al 9
  10. 10. Signos Loreto Silva Chile A la hora en que el sol recién se levanta el cuerpo de la arúspice se recorta contra el fondo del altar, extasiada ante el fuego un sino dramático hiere su rostro. Ausculta los sacrificios, revisando vísceras que una y otra vez repiten el mismo mensaje. Frente al templo el pueblo intranquilo espera En Saldea noticias de la suerte de Pompeya, los días previos tembló con frecuencia, esa mañana se ha levantadoGraciela Savickas viento que sopla desde el Vesubio cuando siempre loArgentina hace en dirección contraria, estos hechos le hacen temer una tragedia mayor. Allí vemos una pequeña plaza. Al frente un edificio Cubierta con un manto la sacerdotisa camina porminúsculo, que en realidad es la residencia del la ciudad aún a media luz, avanza al palacio delheresiarca mayor, patriarca de los herejes. patricio Julio, analiza la circunstancia ya que desdePequeñísima como su sencillez, e inversamente su asunción los nobles se han alejado de los serviciosproporcional al poder que ejerce sobre el grupo. religiosos y si bien no impiden a la plebe sus ritos,Merecedor de que se inclinen ante él, cumple desoyen los augurios, menosprecian a losfielmente con su mandato de guiar a la colonia. sacerdotes y restan a los dioses la importancia antes Muchos allí, a pesar de haberse opuesto a las conferida. Se hace anunciar mientras camina ágilcreencias oficiales (y por lo tanto ser considerados por los pasillos hasta divisar al noble: _Mi Señor,herejes), sufrieron en sus vidas una patología que les traigo graves noticias referidos a Pompeya. -Elfrenaba cualquier cosa, en el orden Psicológico, hombre se ve agostado, arrugas profundas surcan surespecto a decisiones importantes sobre asuntos rostro, sin embargo su voz es potente y dominanteque tuvieron que afrontar. Por ello confiaban en el al hablar: _¿La ciudadana Claudia visita a su señor? -patriarca. Conocía como buen líder las debilidades y Ella descubre la tiara que la señala en su calidad defortalezas de su grupo y sabía darles lo necesario servidora del templo: _No, mi Señor, es lapara salir adelante. Últimamente estaba sacerdotisa, trae importantes mensajes, signos quepreocupado por Maquilio, un adolescente decidido a han sido leídos hace poco en el templo de Zeus. Élser el encargado del glamour. Constituía una linda no oculta su molestia ante la respuesta: _¿Y quéelección y el heresiarca lo reconocía… Pero, ¿hasta podría ser tan grave e importante para que,dónde es posible esto, en una colonia que se Claudia, se dignase a visitar a este patricio? -Ellaencuentra en franca divergencia con las ideas, los agrega: _Los designios de las deidades han sido cadamodos de vivir tan rígidos? ¿En una colonia que vez más malignos. Ni los sueños más tenebrososrecibe constantes ataques por ser así y los devuelve? podrían augurar tanto mal a la Magnífica.El Heresiarca no lo sabía. _ ¿Ah sí? y ¿qué futuro presagian tus dioses? - “Y bueno -solía contestar cuando le hablaban del Claudia ignora el sonsonete de esta frase,tema-, mientras la discriminación no lo golpee respondiendo: _ Pronto, muy pronto, seremosdemasiado con su violencia, cual jabirú feroz, podrá atacados por la furia del Vesubio, primero unseguir soñando”.- terremoto, luego cenizas nos cubrirán, cuantos Estamos en Saldea, una pequeña colonia de estén en la ciudad perecerán asfixiados bajo variosherejes que se juntaron para apoyarse mutuamente metros de materias horribles que la sepultarán porde la discriminación, y darse fuerza en ese no estar cientos de años -la mujer se descontrola y suplica:de acuerdo con las rígidas ideas dominantes que los _¡Mi Señor debes ordenar la huida, la única forma demarginaban. 10
  11. 11. salvar con vida será marcharse de aquí lo antes acompañó al terremoto y el pánico de la gente haposible! -Julio, pensativo, se levanta de su sillón, dado paso al sonido sibilante del viento quecamina lento en torno a la mujer que parece estar aumenta su fuerza. ¿Dónde está la gente?, ¿los gritosvisualizando lo mencionado. del mercado?, ¿los movimientos _¡Dramas! ¡Tragedias! ¿Eso me de los carros sobre las callestraes? ¿Crees que atenderé las empedradas?caprichosas señales interpretadas _ Mi señor, tal comopor una arúspice? ¿Por qué los ordenaste, la acompañamosdioses me habrían de comunicar hasta las puertas de salida... -elalgo tan importante por tu soldado titubeó: _ ahí tomó suintermedio? ¿Dónde están los otros tiara y la lanzó bajo las ruedassacerdotes que como tú del carruaje -Julio palideciócomparten el don de “leer signos incrédulo, agregó el soldado: _en tripas”? -dice esto último con Además Señor, debes saberdesdén. que... la gente huye mi Señor, _No lo sé, sin embargo los se enteró que ella se fue ymensajes nunca han sido tan comenzó a huir, quienesclaros, cumplo con informarte, dudaban la han seguido despuéseres tú quien debe salvar al del terremoto, la ciudad casipueblo. -Claudia le sostiene la está abandonada. -Juliomirada, Julio pregunta: _¿Qué saben ellos? -nervioso enfurecido grita: _ ¡Cobardes! Un terremoto losse pasea frotándose las manos, se detiene frente a asusta de tal forma que huyen como estampida. Noella: _Nada, he venido directo a avisarte. -Julio importa, nosotros protegeremos a Pompeya.sigue moviéndose y responde: _Sería causa de burla ¡Soldado! _¿Cuántos ciudadanos quedamos?ante Roma si huyésemos: ni siquiera el terremoto _ Los patricios y soldados, mi Señor, cerca de dosocurrido dos decenios atrás pudo con nuestro mil personas.temple. ¿Miedo a la furia del Vesubio?, declarado _ Más de ocho mil se han ido, ¡no importa!, ¡noextinto por sabios -En un último intento de importa!, cuando regresen les cobraremos en oro suconvencerlo lo interrumpe: _No discuto eso mi entrada, ¡volver a la Magnífica será un privilegioSeñor, pero los signos indican con claridad... -y a su para esos bastardos! Cierren las puertas,vez la interrumpe Julio. _Signos, signos, -hizo un prepárense a protegerla, nadie ingresará o saldrágesto reconviniéndola: _ ts, ts, ts, no sigas por ahí sin mi autorización.mujer. Te ordeno salir de aquí y no decir palabra. ¡A Desde una colina muchos pompeyanos vieron a lanadie! ¿Entiendes? ¡A nadie! ¡Guardia! distancia como el Vesubio en forma inesperada Claudia lleva la vista extraviada al llegar a su explotó, sobre él una nube gigantesca subió al cielohogar, busca a su esposo con quien cruza una mirada cubriendo el sol; recién ahora que decantó, en unque no requirió mayores palabras, luego va a uno de radio de unos diez kilómetros, se entrevé que porlos carros sube a sus hijos más pequeños y ordena a sus laderas bajan ríos de lava encendida ytodos que la sigan. Al salir de Pompeya el sol se ha materiales calcinados, que, como dijo Julio: “nolevantado. Los vecinos que están en la calle y la están en dirección a Pompeya”; sin embargo elguardia, que aún la vigila, los miran hasta que cuesta insólito vendaval llevó las cenizas y gases hacia ella.abajo se pierden en el horizonte. El pueblo vio con estupor como fue arrasada, nadie A mediodía un terremoto los conmociona, la vista pudo salir de allí, pasaron las horas y aún en esede los habitantes se dirige al Vesubio, éste no exhala tercer día contado desde la tragedia, muchos deni una bocanada; Julio, por un instante, recuerda los ellos siguen estáticos, observando. Claudia tiene ladichos de Claudia desechándolos sin más y se dedica mirada perdida, su esposo la tranquiliza mientrasa revisar las edificaciones para determinar los ven en lontananza brasas incandescentes indicandodaños. Pierde la noción del tiempo hasta que algo le el lugar donde existió la magnífica Pompeya.causa extrañeza; el ruido ensordecedor que 11
  12. 12. más, mientras agudizaba su vista en el lugar donde Pescador de sueños se arremolinaba el agua. Todo sucedió en cuestión de segundos, empezó rápidamente a enrollar la cuerda en el carretel a la espera de ver su apreciado tesoro. Cada vez templaba con más fuerza su vara hasta que de pronto sus ojos azules no podían creer lo que estaba viendo, se asustó pero algo en su interior le decía: sigue… sigue tirando. Del agua emergió una hermosa sirena que sonreía y cantaba dulcemente. El niño no sabía que hacer, nadie le Banco de imágenes gratuitas dijo que su intuición podía ser realidad. Cuando ella vio al niño dejó que su fuerza laEthel Saavedra García acercara, quiso alivianar un poco la atracción y deColombia su aleta brotaron dos piernas hermosas que iniciaron su viaje hacia el pequeño, dejando el anzuelo dentro del mar. La tarde mostraba un cielo profundamente azul Llegado el momento del encuentro, ella lo tomóacompañado de una ráfaga de nubes blanquecinas en sus brazos y lo acunó en su pecho arrullándoloque a veces formaban rizos, a veces formaban suavemente. Así pasaron algunos instantes mientraspinceladas blancas que se perdían en la lejanía. la caña de pescar empezó a moverse con fuerza en Abajo en el mar, el azul se reflejaba tiñendo las manos del niño. La voz encantada de la mujer leparte de sus aguas porque en otras, el verde decía que tirara con fuerza la caña, así lo hizo eesmeralda se hacía acompañar de pequeñas inexplicablemente el anzuelo tenía variosespumas blancas. pescados. El canto de un ave que volaba rauda a esconderse El niño sonreía alegremente mientras movía eldetrás de una montaña dejó ensimismado a aquél carrete a toda prisa y así depositó el manojo deniño que sentado sobre una roca con una vara de pescados en la cesta. Era tanta su alegría que alpescar bastante larga, soñaba con obtener una colocar el último pescado notó que la mujer ya nopesca milagros. En su cabeza, un viejo sombrero gris estaba con él.le cubría su piel morena de los inclementes rayos del El niño llegó a su casa y depositó sobre el mesónsol, mientras sus pies calzaban unas sandalias de la cocina la realidad de sus sueños.desgastadas. El azul de su camiseta hacía contraste con el azulreflejado tanto arriba como abajo. Y en esa espera sus ojitos azules se perdían en el Un rosario por Malvinashorizonte pero sus cinco sentidos estaban alerta ysus manos dispuestas a tirar la vara con el regalo J. Omar Lunaesperado. Sus pensamientos iban y venían Argentinaenlazando historias felices donde hadas y princesaslo arrullaran en sus noches, mientras se cubría deesperanzas a la espera que el mar le cumpliera sus “Papá:sueños. En muchas tardes el viento arreciaba fuerte y con Te escribo desde un pueblo del sur, provincia demiedo de perder su sombrero se retiraba del lugar Santa Cruz. La guerra ha finalizado... ¿Terminancon su cesta vacía, al igual que su alma, pero su algún día las guerras? Lo cierto es que me encuentropersistencia lo llevaba a ese sitio todas las tardes. aquí esperando el momento de subir al tren, avión o Una tarde sintió que su vara tiró muy fuerte, su unimog que nos regrese a Mendoza. Sueño concorazón latió con fuerza y sus manos se abigarraron llegar y pasear por sus calles, con saberme con vos y 12
  13. 13. con mamá saboreando un rico asado en el parque y Lo encontré. Sí, viejo, lo encontré. Caminaba haciaprendernos en algún picadito y en el olvido de esta no sé dónde y tropecé con... ¿el cadáver?,locura que fue Malvinas. ¿cuerpo?... Sólo eran pedazos del sargento primero. ¿Cómo están mis hermanos? Espero que no hayan La boca torcida y entreabierta como anhelando unregrabado la cinta de los Rolling. Cuando llegue voy cacho más de vida. Las retinas asombradas y una saturar mis oídos de música hasta quitar el puñado de trapos verdes, tierra y patriotismobramido bélico de mi conciencia. Quiero vivir, papá. mezclados. Allí estaba, a su costado destellaba unaSentirme íntegro, saberme cuerdo. No tenés idea cruz de plata que levanté llorando. Sí, viejo.de lo absurdo que fue todo. Creo que mi vida será Lloraba aferrado a ella y comprendí,poco rato para olvidarlo. La guerra, al entonces, que pese a no entender eligual que el servicio militar, lo único que porqué de esta guerra, Dios estabatienen de bueno es la baja. El saber que junto a mí en nuestras islas. Era unterminó, que regresamos a casa, a bálsamo en el centro del combate quenuestros afectos. me fortalecía indicando que luego, de Escribo y al hacerlo zafo de este un modo u otro, venía la vida. Sí,sabor que aún empalaga. Vi morir, papá, lo sentí. Sentí que Dios estaba¿Sabes? Contemplé ojos dilatados, en Malvinas.saturados de espanto. Una tardecita, Podría contar tanto, viejo. Pero seríasentí el terror de manos endurecidas como ofrecerte susurros de dolor yque imploraban ayuda entre el sólo pretendo tu comprensión, tu risabramido. ¿Qué podía hacer para que y tu apoyo para borrar de mí lasdejara de sufrir? Grité pidiendo ayuda y muertes y el dolor de ver los cuerposno ocurrió nada. No fue como en las mutilados. Hay tanto, viejo! Entre elpelículas. Ni una camilla, ni un trapo grupo que aguardamos para regresarblanco de la Cruz Roja. Nada, papá. Nada ni nadie. se encuentra Ricardo. Un sanjuanino que trato deSólo encandilamiento y estampidos llenando de animar. Está muy confundido, ¿sabés? Yo le hablo deesquirlas y presagios. coraje, de fuerzas. Pretendo que acepte que puede Sí, viejo. Tuve miedo.... No soy tan héroe.... llevar su vida con dignidad y disfrutar de ella pese aHéroe... !Qué palabra! Héroes los jugadores del estar lisiado. Hay cosas más importantes que unasetenta y ocho. Héroes nosotros. Héroes nuestros pierna, ¿no te parece? Claro que al Ricardo le faltanpolíticos y generales. Parecemos ávidos de héroes. las dos y también la mano izquierda. Pienso que loClaro que tampoco fui un cobarde, te lo aseguro. importante es que lo asuma y comience así elEstaba allí luchando por lo que más amo pero era reintegro a la sociedad en la que seguramenteconciente del poderío al que nos enfrentábamos. No tendrá un lugar digno.quería esta guerra. Alguien la quería ¿acaso? En Malvinas, papá. Malvinas. ... ¿Espanto? ¿Coraje?distintas partes del mundo se debatiría sobre las ¿Patria? ¿Patriotas? ¿Patoterismo? ¿Patriotería?guerras y sus connotaciones. Sobre el desarme y ¿Patontería? Cuánto analizamos en Argentina lovarios temas más resultantes de esta forma acontecido. Al principio estamos todos de acuerdo.estúpida de avanzar hacia el siglo veintiuno. En una Todos unidos en Plaza de Mayo esperando que desderadio escuchamos que los aviones ingleses el balcón nos arrojen delirios de poder que noaterrizaban en Chile y de ahí se nos venían. ¿Es escuchamos por el ensordecedor ruido de nuestroverdad, papá? Aquí, en tanto, sólo había gemidos, fanatismo. No quiero imaginar que Malvinas es frutobocanadas de sangre, ganas de matar, de vencer, de de la necedad de un grupo de hombres ni concibo larecuperar. Ni tiempo para elevar la mirada idea de que sea resultante del juego inevitable deteníamos. Dios era como un bastión al que se potencias y comercio. Necesito creer, papá. Creeraferraban algunos. Dios, papá. Dios. Tenía que en mi país. Recordar a San Martín, a vos y a mamáencontrarse allí. Era el Padre, el creador de esta que optaron por quedarse y a los abuelos quehumanidad que se estaba matando y sin decidieron venir.embargo.... ¿Dónde carajos estaba? Escribo y escribo apoyando la hoja sobre la 13
  14. 14. termita. Es como acortar distancias. No veo la hora incertidumbre. Está bajo tratamiento médico yde encontrarme en casa. A vos, mamá, que seguramente se va a fortalecer con tu presencia yseguramente leerás esta carta, te pido que juntos podremos iniciar una nueva etapa en nuestrapreparés unas milanesas bien grandes con sus vida de familia tan sacudida por esta demenciacorrespondientes papas fritas y si podés, pedile a la gratuita en que nos involucraron los obsecuentes deabuela un frasco de salsa de tomates casera. las guerras.Prepará muchas porque convencí al Ricardo, ya que Alberto, admiro tu capacidad para enfrentar laestá tan bajoneado, de pasar unos días en casa. vida y darle valor a tus compañeros lisiados, pero Quizá juntos podamos darle el valor que necesita como te dije, mamá se encuentra muy delicada y mey hasta podríamos, papá, llevarlo en el auto a San pide que te diga que no cree que pueda soportar laJuan y de paso vamos a la Difunta Correa que le hice presencia de Ricardo. Comprendé, por favor. En launa promesa. vida hay circunstancias que nos exigen una actitud Bueno, los dejo. El papel se termina pero mis egoísta en busca de proteger a nuestros seres másganas de hablar con ustedes no. Mirá, papá, si queridos. Sé que no es tu modo de pensar, y mequerés escribirme hacélo, aunque no creo que la alegro de que sea así, pero reflexioná y tratá dereciba ya que muy pronto partimos. POR FIN A evitar a tu madre el resultado de esta guerra. TeCASA!!!! prometo que después, con el tiempo, nos damos una vuelta por San Juan para ver a Ricardo. Los quiero mucho. Hijo, te aviso que en el barrio te están preparando Alberto” una sorpresa. Te consideran su héroe y tienen muchas razones para hacerlo. No te imaginás lo bonito que va a ser. Me dan ganas de contarte pero“Querido hijo: por respeto a nuestros vecinos debo callar. Termino de leer tu carta y te respondo con prisa y Alberto, antes de sentarme a escribir di unabrevedad para que la presente llegue a tus manos y vuelta por tu cuarto. He dado tantas... Vi el casetesepas que las mías están apoyadas en el umbral de de los Rollings y lo escuché un poco.... Cómo puedecasa donde te aguardo. Desde que terminó esta gustarte eso! Cuando llegués voy a “homenajearte”guerra estuvimos impacientes por saber qué había con uno de Piazzolla. Eso sí que es música!sido de vos. No imaginás lo angustiante que fueron Te esperamos. Con mucho cariño:las noches y los días hasta que supimos... Bueno,hasta que supimos que estabas vivo. Vivo, hijo mío! “Papá”Están cayendo lágrimas sobre el papel. Hijo, estamos orgullosos de vos. A tu regreso,seguramente nos enfrascaremos en reflexiones “Señor Juan Alberto Gorbites:sobre las guerras y esta loca humanidad que se creesuperior porque alguien lo garabateó en algún libro. Quien escribe, Teniente Primero Jorge LuisPero dejemos eso para después y prometé que Aruano, le informa a usted, en nombre del Ejércitocuando llegués, vamos a prendernos en un picadito Argentino, que su hijo, soldado Alberto Gorbites,en el parque con tus amigos. Eso sí, nada de trancar luego de desempeñarse heroicamente en la gestafuerte a su padre, ¿Eh? de Malvinas, con toda la integridad y hombría de bien Alberto: Tu imagen ha crecido frente a nosotros. de soldado argentino, posiblemente en estado deTe merecés todo nuestro respeto, nuestra alteración mental, puso fin a su vida descerrajandoadmiración y nuestro cariño. Hay un montón de un disparo en su sien, acaso motivado por nosensaciones bullendo por toda la casa. Los muebles, soportar las secuelas de esta guerra en que perdiólas ventanas, los momentos hasta las miradas sus extremidades inferiores y el brazo izquierdo....”indican estar aguardando que llegués. Tus hermanospreguntan a cada rato por tu llegada. Claro que nopor eso dejan de hacer los líos que siempre hacen.Tu madre está muy sensibilizada por estos meses de 14
  15. 15. Serie los colores Letras y algo más RojoCiudadano del mundoUruguay ¿Como te digo?; todo comenzó con un fino hilorojo que corría por el cordón de las veredas,arrastrando algunas hojas que se iban tiñendo,esquivando montoncitos de basura que alguna Taller de Creación por correspondenciavecina había juntado en la mañana renegando delos perros que rompen las bolsas, o algún hurgadordesconsiderado. Los Álamos de otoño Casi a la hora de la salida de los colegios, el finohilo se había ensanchado, formaba charcos rojosque se reflejaban en el cielo. Sandra Ávila -¡Sáltalo! sí te manchas los zapatos mamá te Argentinamata. _A la una…a las dos...jaja y a las… _¡Aléjate que los autos salpican!¡uy la túnica! No sé si el destino o la existencia misma habíanEl sol evaporaba el líquido rojo que se condensaba sido severo con ella o una sumatoria de todos susen el aire que iba entrando por las narices tiñendo miedos. El presente:un momento difícil de superar.todo a su paso. Los efluvios rojos que se escapaban Ella pretendía cerrar los ojos, volver el tiempose convertían en nubes esponjosas, en su camino al atrás como quien dice mezclar y barajar de nuevo.cielo mancho algunos techos, algunos pájaros y La vida hacia de ella una cornisa inestable dehojas. emociones frágiles. Los recuerdos sólo eran recuerdos y más recuerdos; sabían confundirla . Los oficinistas cerraban las ventanas, en la calles Olvidaba hasta de su propia presencia. Paulinalas personas se tapaban infructuosamente las bocas vivía una herida, el recuerdo de una habitación vacíay narices, las vecinas renegaban y el almacenero permanecía intacta en el laberinto infinito de suencargaba al distribuidor unos cuantos kilos de memoria. El silencio invadía la pequeña casajabón en polvo. mientras los relucientes rayos de sol penetraban con _¡Por Dios!¿Qué te pasó?,mira la túnica el atardecer la ventana entre abierta, las supinas-Nada, se salpicó. manos sobre la mesa, su catadura triste -Viste que lindo atardecer, el cielo está bien rojo. asfixiándose en la espeluznante soledad. El lugar…ah, es sangre de la nariz. yacía inerte, disipado y ningún mendrugo a la boca. -Y si ¿qué va hacer sino?, ¿de que otro color puede Ella volvía a su casa donde nadie la estabaser la sangre, el atardecer, los penachos de los esperando. Las agujas del reloj pasaban sin cesar.cardenales…y esta frutilla recién arrancada de una El vaivén de los álamos, la sinfonía del silenciohuerta por donde corría un hilo de agua teñido de ocupaba gran parte de su imaginación.cielo?. Las hojas secas visitaban su puerta. Los A los grandes les asusta el rojo, les recuerda a la moribundos bosques brindaban el triste paisaje quesangre y no a las frutillas. podía percibirse desde la cama. Ella Lloraba de la cosas que le habían ocurrido. Una de las decisiones más cobarde que un ser humano puede tomar. Conjeturando que dejaría de sufrir. 15
  16. 16. Prosa Poética Nocturno Se me dio por pensar Letras y algo másNorma AristeguyArgentina Manola Vázquez LópezCerrar la ventana. Recogerse. Entregarse a la Españanoche, a sus misterios, a sus sorpresas. Inclinarse alsilencio y a la maravilla de la intimidad. Corrersedel anhelo y la mirada huracanada de los otros. Llueve, tras los cristales el “orvallo”, esa lluviaGritar desde los pensamientos. fina tan gallega, que todo lo moja pausadamente, Acallarse. Reposar. me hace envolverme en la nostalgia, quizás Sentir al alma despojarse, llorar, reír, presagiando ya un final de otoño que se me antojóacomodarse a ella y acurrucarse en el sueño de los pesado y lento seguramente porque me dolió elhijos. Arropar su indefensión, su ingenuidad y alma mas que otras veces, y mi cuerpo se resintió alamarlos, amarlos a solas, al tenue aliento de sus paso del tiempo, que no perdona, y tuve mis alti-boquitas siempre infantiles, aunque sean ya bajos, si, tuvo que ser eso, no hay otra explicaciónhombres o mujeres. posible. Todo calla. El mundo es nuestro. Sin la La brisa que viene de tierras lejanas me traeintromisión de la verdad ajena, del juicio sin valor. sueños de otras latitudes en las que se están Soledades que bailan en recuerdos a nuestro preparando para recibir al verano y sueñan con elalrededor, sólo porque son invocados, invitados a la tan ansiado perfume de las flores que llenarán susorgía nocturna de imágenes somnolientas. jardines e inundaran la vida de colores hermosos, lo Observar la larga fila de sombras en el techo de se, son solo pensamientos de quien quisiera poderla casa que nos cobija y dejarnos llevar por el volar no solo con la mente, si no también con sumundo de las ideas. Recordar... cuerpo y llenar su alma de sensaciones nuevas, Envolvernos al abrigo íntimo de la fantasía, en junto a los que ya forman parte de mi vida a pesarun hilo finísimo que sólo teje la oscuridad del de las distancias. Es posible que mañana cuando vuelva a lucir elfuturo, travieso y agazapado, inevitable y de sol, mi cabeza cavile hacia otros derroteros y lagroseras dimensiones. melancolía desaparezca dejando paso al bullicio Sostenido compás de espera hacia la tan propio de mi ser, mis amigos dicen que soy undesintegración. Pero no hoy, ni ahora. cascabel que anda siempre sonando haciendo que Me estiro perezosamente en la danza quieta y los demás sonrían, porque yo llevo una sonrisasensible de algún ruido lejano. siempre para regalar, pero hoy es uno de esos días El bostezo precede a la entrega. Me dejo llevar. en que mirando el gris del cielo, el verde mojado deDormir, con el permiso de nadie. mi rincón del alma, me de por soñar con la lejanía, Recién mañana volveré a abrir la ventana y pero ¡que nadie se asuste! eso es solamentecompartiré otra bocanada de luz y de espacio, en el mientras veo caer pausadamente el ”orvallo” desdecotidiano y soleado deambular. mi ventana. Mañana volverá a lucir la intensidad de mi verde hermoso y mi cascabel sonará para todos como siempre.¡Solo denme tiempo! secaré mis lágrimas y volveré a sonreír una vez mas. 16
  17. 17. Colecciono palabras fuí sacando de allí haciendo montoncitos, las fuí Destacada en Letras y algo más agrupando de distintas maneras: Por colores: azul, blanco, verde, crema, violeta... Asunción Rey Por conceptos: valentía, constancia, deseo, España persuasión... Por palabras que invitan cada día a soñar: Hay personas que coleccionan objetos, otras esperanza, soy capaz, puedo conseguir lo que mecoleccionan autógrafos, las hay que coleccionan propongo...sellos, otras quizá coleccionan sueños...yo Palabras relacionadas con el tiempo: presentecolecciono palabras! ,pasado, futuro, breve, efímero... Ayer sin ir más lejos estaba sentada frente a una Palabras de formas rectas: punta, lisura, lineainmensa montaña tapizada de verde esmeralda recta, entrecruzamiento...detrás de unos cristales. El cielo desplegaba un Palabras que describen movimiento: veloz, quieto,muestrario de grises-blancos y azulados, las gotas lento, movido, desplazado...de lluvia asomaron lentamente, resbalando Palabras de percepciones: sensibilidad,caprichosas y amontonándose unas con otras insensibilidad...formando largas hileras finas que resplandecían. Palabras relacionadas con las emociones: alegría, En apenas unos segundos hizo en el cielo su satisfacción, emoción, tristeza, desagrado, temor,espectacular despliegue un gigantesco arco iris alivio,añoranza...deslumbrando majestuoso con su banda multicolor Entusiasmada estaba por tan abundante cantidadsalpicando gotas entre los rayos del sol. de palabras, eran tantas...y ¡tantas! y los grupos que Con la boca abierta, la mirada quieta contemplaba estaba haciendo resultaban interminables, así queel marco incomparable que se desplegaba ante mis decidí abreviar y quedarme con un pequeño grupoojos.Ante tanta maravilla, quise hacer un gran ramo para confeccionar mi ramo ,que estaría formado porde palabras de fina fragancia, envolventes, palabras delicadas, solidarias, limpias ,generosas,vaporosas y esplendentes. Quería atarlo con un gran con una pizca de brillo y luminosidad y recubiertas delazo de cintas de seda coloreadas. cariño. Me puse a ello entusiasmada y busqué en mi arcón Quise hacer una pequeña criba porque el listóndonde guardo las palabras. estaba muy alto y sinceramente no sabia por donde Allí estaban acurrucadas unas al lado de otras, las empezar pues porque las había de tono denso,solitarias, las palabras hermosas, las palabras vibrante, abiertas, rehilantes, las había irreverentes,cariñosas, las sinceras, las palabras llenas de enredadas, murmuradoras, respondonas,dulzura y contenido, las palabras sin respuesta, las parlanchinas, dulces, simpáticas, risueñas etc...inteligentes, las serenas, las llenas de ternura, las Cada vez más me costaba elegir!huidizas, las bondadosas, las palabras que rebosan Al final lo hice y empecé por la palabra Ilusión, alcalor, y otras frescura; las desgastadas, arrugadas, lado estaba Sencillez, junto a ella Sinceridad, muylas palabras aletargadas...ahí estaban todas ellas cerquita Sensibilidad e Inteligencia, enfrente de ellasrevueltas. Corazón y apoyada estaba Caricia, a su lado Me quedé un segundo quieta, parada ,indecisa; Delicadeza, mas allá estaba Dulzura, un poco máslas miré y las vi deseosas y arremolinadas queriendo abajo Extasiada y Emotiva estaba Amistad, entresalir, se levantaban "en puntillas"exclamándo...A hojas verdes y relleno plumoso que arropaban elmí...A mí...llevamé a mí! ramo se balanceaba Hermosura e Infinito y Todas querían formar parte de mi gran ramo. Ante jugueteando con el Frescor y la Suavidad Susurrabasemejante petición quería sacarlas a todas de allí, Sigilosa y Serena Ternura y Empatía, enredadasque salieran de paseo a tomar el aire, aunque alguna entre serpentinas que acompañaban el ramo.se desperdigara por ahí y alguna otra se descolgara Todas ellas juntas formaban un ramo especialy quedara envuelta entre dientes y la lengua al atado con un gran lazo de cintas de seda coloreadaspronunciarla. y envuelto entre aromas de Esperanza y Sosiego Desbordada ante tantas palabras y conmovida, las que quiero regalarde manera especial a tod@s aquell@s que han leido estas palabras. 17
  18. 18. PoesíaHaikus a San Pedro Terrícola abandonado Graciela Qués ( Poema Ganador Concurso Nacional de Poesía de Argentina Ciencia Ficción 2011, Universidad Antonio José Camacho, Calí, Colombia) Pedro Nel Niño Mogollón Noche Colombia Sobre la isla Destellos color plata Tú ahora en el espacio, Sandy, Llegó la noche viéndome como a infeliz bacteria, cada vez más lejos de La Tierra. Ya habrás cambiado mi nombre, por el de un gris extraterrestre. Tormenta Yo todavía aquí en mi planeta, Embravecido temeroso de subir en un cohete, El viento agita las orillas te busco con los ojos en las nubes. Es la tormenta Sé que no has olvidado mi mundo, repito tu nombre a grito herido, para que arriba alguien me oiga. ¡Perrito faldero ladrándole al cielo, Crepúsculo esperando que se abra un agujero, Inquietantes llegan y te caigas, amor, en un descuido! Las voces de la noche El crepúsculo Variable (Poema Finalista VIII Concurso Internacional de Poesía Los cazadores Breve 2011, La Librería Mediática, República Ruidos extraños Bolivariana de Venezuela) Alboroto isleño Los cazadores Pedro Nel Niño Mogollón Colombia Cielo, El verano ayer estabas de buen genio, Rayos ardientes azul; Abrazan el paisaje hoy de mal carácter amaneces, Es verano gris. 18
  19. 19. Todos somos uno Homenaje a Antonio Machado Néstor Hugo Almagro Pedro Vergara Meersohn Argentina Italia Venimos al Mundo como hijos del Viento, apenas somos una mota de polvo en el Universo. He seguido tus pasos La separatividad nos aferró a lo ilusorio por Andalucía incierta. y la Unidad, nos libera por Amor. Por las calles de Sevilla, En cada inspiración renacemos por Madrid y por Baeza. y en cada espiración morimos. He mirado los mismos mares Desandamos la Vida, besar las mismas riberas. recorriendo una progresión Olmos hendidos en flor, de estados de conciencia. maduros en primavera. TÚ eres el Camino, la Verdad y la Vida. Y he sentido por los caminos Nosotros, tus siervos. cantares de agua fresca, presagiando los destinos TODOS SOMOS UNO de tu España ahora que sueña, Aún, aquellos que no lo saben, al son de tus viejos poemas. forman parte de la trama sutil Antonio Machado tu canto, que enhebra el Eterno Padre. de pueblo, de ríos y carretas. De amor y sabiduría, Hoy nos abrazamos desde el alma, de alma audaz y vida inquieta, danzando juntos la coreografía ancestral; ha dejado por tus senderos de ayer sumergidos en el Eter, profunda y fecunda huella. vamos en pos del misterio insondable, que hará que la LUZ prevalezca sobre las tinieblas. La simiente ya ha sido plantada en tierra fértil; germina sin cesar, Sala de espera en el corazón del Hombre humilde. La Revolución Interior es mansa, Harmonie Botella pero a su vez, posee una fuerza incontenible. EspañaQue nuestros deseos, quereres y pensamientos no te Sala de espera, llena de estridentes palabras veloces. dañen. PalabrasQue el Amor conque abrazas lo Creado y lo Increado, que suben y bajan, nos permita cumplir con Tu Plan sobre la Tierra. que caen en el sumidero de la materia, Así la Eternidad, hará su oficio en la finitud, palabras ahorcadas para que la infinitud, sea manifestada. en las manecillas de un reloj aburrido, Que el Fuego, el Agua, el Aire y la Tierra, palabras que moran en el cerebro realicen el sagrado fin de su existencia. y desvanecen en los pasillos. Sílabas agrias y tumefactas que se confunden con el zumbido de la caldera. Vocablos que se transmiten en silencio para que nadie los oiga, morfemas indecisos que aúllan con agresividad, sujetos y verbos que se ignoran pero irrumpen juntos en los pensamientos, frases de carrerillas, párrafos confusos y disonantes se ahogan en el siniestro maldito de una sala de espera. 19
  20. 20. Gabriela Mistral "Camino a la unión” Jerónimo Castillo Argentina Daniel Adrián Madeiro Argentina En Elqui, de ciudades un concierto predijo el Montegrande de tu infancia En mi juventud soñaba y hoy que venimos a beber fragancia con una única bandera de tus lagares lo supimos cierto. ondeando sobre todo el orbe, igual en toda la Tierra. Vicuña el patrimonio ofrece abierto Han pasado varios años donde tus versos muestran la distancia y aun sostengo esa idea. inseparable en que la tierra escancia Pero ya no veo prudente la luz inextinguible de tu puerto. que solo una sea la enseña, pues ello no reflejaríaTu voz que en himno se alza sobre el mundo la diversidad de ideas, del tiempo itinerante de tu escuela, lo que cada pueblo es, quiere menguarle al niño su profundo aquello que su bandera dolor por el que tu mensaje vuela resguarda bajo el diseño mostrando al orbe ese tu amor fecundo, con colores y viñetas: y a cada niño ayudarás, Gabriela. su historia, su folclor, a su gente y su sapiencia. Por ello, propongo entonces que una foto del planeta Guardé tu recuerdo se incorpore a cada una de todas nuestras banderas; Lydia Raquel Pistagnesi en un ángulo, en el centro, Argentina en donde mejor se vea, y sea así un recordatorio Guardé tu recuerdo de esta única casa nuestra, en los bolsillos del viento que es propiedad de todos Ahogué tu nombre, pero nadie es dueño de ella; en amaneceres de nostalgia. que como decían los indios Viaje verbos, que habitaron en América: sin conjugar la palabra amor. “no es herencia de los padres, Azorada, te descubrí nuestros hijos nos la prestan”, en los fragmentos de mi agonía. y diciendo así enseñaron Entonces el deber de protegerla. recogí tu imagen, Será tu labor, si quieres, la tatúe en mi corazón. ayudar a esta propuesta; impulsar el surgimiento de una nueva conciencia y deposité flores que cuando piense en países sobre una lapida ya no tema a las fronteras, vacía…………………….. que por encima de todas las humanas diferencias ame a la Tierra, su casa, y a los hijos que ella alberga. 20
  21. 21. descubriendo paisajes Suiza o la Confederación Helvética (3ª parte) Marta Corso, Argentina Corresponsal viajera de Mandala Literaria Hay cantones que celebran la Fiesta de losVendimiadores con desfiles, trajes regionales,cantos y bailes. Es fiesta de camaradería entrevitivinicultoras de los valles y de los Alpes. En los pueblos del cantón de Neuchatel, las fiestastienen una importancia especial y son muypintorescas. Los vendimiadores bajan a la Plaza delos Pueblos en grupos, con sus útiles de labranza, ycantan y bailan, y al caer la noche comen la típicafondue. Los jodeln (iódeln), canciones típicas de lasmontañas, se acompañan con el sonido de monedasde plata dentro de un recipiente de terracota que dael compás. El tema de estas canciones alegres ymelancólicas siempre demuestra el amor por latierra. GASTRONOMÍA La diversidad cultural y lingüística de Suiza son un capítulo aparte y base de numerosos platos. En más de mil quinientas queserías aldeanas se producen los muy famosos quesos, hechos con la rica leche de las vacas que pastan en los valles alpinos, con hierbas aromáticas que transmiten su sabor a los quesos. Son deliciosos entre ellos: Emmenthal, Grujere, Sbrinz y el cremoso quesito blando. La fondue es el plato nacional por excelencia, con influencia francesa a base de quesos y vino. Se come caliente, junto a la alegre llama de un calentador pequeño sobre el que hierve la cazuela. Otro plato típico es la raclete con queso derretido y papas hervidas. En las zonas de Suiza 21
  22. 22. cercanas a Alemania, hay otro tipo de comidas, Leberwurst (variedad de salchichas de hígado). La Berner Platte (con chucrut, chuletas de cerdo, salchichón, tocino, etc.) y papas hervidas. Las rösti (tortillitas depapa sin hueso) constituyen una excelenteguarnición y son aún más ricas si se les incorporatocino en cuadraditos y se comen acompañadas conuna cerveza bernesa. Los vinos son excelentes y numerosos, aunque labebida nacional es la cerveza. Los vinos blancos dellago Biel Bienne merecen de mí una menciónespecial, pues son secos y de agradable paladar, Continuaremos en el próximo número, paracomo el popular Twanner. Se adaptan a platos de concluir nuestro paseo por Suiza, contándoles depescado, especialmente truchas de los lagos suizos. sus gentes y tradiciones. Es ideal degustar los vinos en las bodegas o bares o Hoy no les escribo desde el lugar visitado, merestaurantes en las mismas zonas vinícolas. encuentro en la ciudad autónoma de Buenos Aires Los aguardientes más conocidos son de pera, (también una bella ciudad sudamericana, pero decereza y uva, bastante fuertes; y por último podrá inspiración europea), y lo hago desde la planta altadeleitarse en cualquier momento con la variedad de de mi casa del barrio de Villa Real, a relativamentechocolates suizos. pocas cuadras de la famosa Avenida General Paz; y Es llamada el techo de Europa, pero Suiza tiene en el mes de la primavera. Felicidades a todos.mucho más que ofrecer que las cumbres alpinas, porejemplo su gente, que es cordial, sus pequeñasciudades cerca de un lago o río, como hechas a lamedida del hombre, con verdes prados y con sustrencitos que escalan las montañas. Un país deensueño que se va descubriendo a medida que serecorre… http://www.gastronomiaycia.com http://www.absolutsuiza.com http://suiza.pordescubrir.com 22
  23. 23. psicoactiva El poder de las palabrasNelly E. de CastezArgentina Pa palabras, la paz no es simplemente ausencia de tensión, es la presencia de justicia; en otra z oportunidad instó a la población a un día de reflexión para recobrar la paz, para él la NO violencia no era solo justa sino indispensable. El amor es la llave que abre la puerta de la paz, hurgando en nuestro interior, en los mares de nuestros infinitos pensamientos, corrigiendo errores, revisando nuestra médula, es el primer paso, para saltar la valla, e ir encontrándonos con nosotros mismos, y comenzar a cultivar ese tesoro tan preciado que hará cambiar el mundo. Mahatma Gandhi expresó un pensamiento muy duro y reflexivo, quisiera sufrir todas las humillaciones, todas las torturas, el ostracismo absoluto y hasta la muerte para impedir la violencia. No hay camino para la paz, la paz es el camino, es la Solo tiene tres letras pueden cambiar un hogar, búsqueda permanente de cambios, para vivir en ununa relación, un país, al mundo. estado de paz. Las letras no son poderosas, pero nombran una No hay paz verdadera sino viene acompañadapalabra que tiene mucho poder, muchas personas de equidad, verdad, justicia y solidaridad.en su búsqueda la pierden.La palabra deriva del latín y se la define como unestado de tranquilidad, sosiego y armonía. PaPAZ: es la palabra, que significa ausencia deconflictos, lamentablemente los seres humanos nos z Palas arreglamos para tener problemas y perder elsentido de esa palabra casi mágica, pero a la vez zcada uno de nosotros puede convertirse en unpacificador con una mirada serena, una caricia a unniño, una sonrisa a un abuelo.Desde lo político también podemos luchar por eseestado o derecho. Tenemos grandes hombres de la historia comoMartin Luther King que luchó por los derechosciviles igualitarios, a raíz de sus pensamientos en undiscurso multitudinario, abrió el mismo con estas 23
  24. 24. un alto en el camino Miedo a la oscuridadBegoña BeneitoEspaña Hace muy poco que le pregunté a un amigoinvidente si le tenía miedo a la oscuridad. Y suamable respuesta me dejó con el alma en un puño,es hoy que quiero contaros el mensaje que tan -Sólo es una lágrima de emoción le dije, por tenerprofundamente me llegó hasta lo más hondo de mi un amigo con esa sensibilidad.ser y que quiero compartir con cada uno devosotros. ¡Has visto!, la oscuridad no existe para mi, si vieras con mis ojos podrías entender de qué te Querida Luhema, ¿qué es la oscuridad? Yo no la hablo.conozco, desgraciadamente o afortunadamentesoy ciego de nacimiento y para mí no hay más miedo La vida me ha privado de ver lo que tú ves, pero noque el desamor. Quiero explicarte una cosa y me ha privado de ver con el sentimiento y con todosnecesito llegar hasta tus ojos para ello. mis otros sentidos, y sólo podría tenerle miedo a la oscuridad si en las personas no existiera amor, -Extendió sus manos hacia mi rostro en busca de cariño, ternura, delicadeza, rabia, sensaciones,mis ojos y una vez allí me dijo: tus ojos, estos que emociones buenas o menos buenas, el ser humanoestoy tocando con las yemas de mis dedos son brilla más o menos, pero brilla con una luz tanpreciosos al tacto y mi suave caricia al intensa que hasta el más ciego puede verla.contornearlos me transmiten lo que ellos ven, mepueden mostrar los sentimientos, la emoción, la ¿Sabes cuándo es que mis ojos se quedan ciegos yluz, me hacen ver la sonrisa de tus labios o las tengo verdadero miedo, espanto de la oscuridad ylágrimas que has derramado, me revelan todo lo terror? cuando no veo alma en las personas, cuandoque te sorprende y también pueden llevarme a siento las injusticias , cuando percibo odio, cuandoconocer una tierra repleta de color que yo con se maltratan animales, cuando no se respeta a laestos mis ojos no puedo percibir. naturaleza, cuando no hay armonía ni sonido que la envuelva, cuando hay niños que lloran por hambre, Tú ves con los ojos físicos, pero no te olvides que dolor y guerras , ahí es cuando me vuelvo ciego,yo también veo, pero con los ojos del alma; y pero no, no quiero hacer ojos ciegos a estas cosas ycuando ves a través de las ventanas del alma no hay desde mi invidencia quiero decirte que la vida esmiedo ninguno que se pueda temer. ¿Sabes dónde luz, la luz se siente, se percibe, se inhala, se exhala,tengo mis ojos, los de ver? luz que también ven mis ojos, mi corazón y todo mi -Tomó mis manos y se las llevó directamente ser.hacia su pecho, más bien hacia el corazón para que No puedo temer a la oscuridad cuando siempre mesintiera sus latidos, diciéndome ¡intenta ver con acompañan pequeñas chispitas de luz que setus manos, siente! . Y de inmediato una lágrima cruzan, que pasan por mi lado cada día y que hacencorrió por mis mejillas. que vea el cielo estrellado y el camino de vuelta a -Luhe, me dijo: mis ojos los tengo en el casa.corazón,¡ah! , y no llores que te veo. Todo lo que me rodea es luz y todos vosotros sois la luz de mis ojos. 24

×