Digesto docentes final

2,116 views

Published on

  • Be the first to comment

Digesto docentes final

  1. 1. UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA UCA FACULTAD DE CIENCIA TECNOLOGIA Y AMBIENTE CARRERA DE INGENIERÍA EN SISTEMAS Y TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN TOMADO DE DIGESTO ACADEMICO UCA AGOSTO 2012 Managua, Nicaragua 2013
  2. 2. 1 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Estatutos de la Universidad Centroamericana Universidad Centroamericana Vicerrectoría Académica Managua, 2006
  3. 3. 2 Vicerrectoría Académica Digesto Académico CAPITULO I Naturaleza y Fines Artículo 1. La Universidad Centroamericana es una Asociación Civil de utilidad pública, sin fines de lucro, creada según la Ley, y que goza de Personalidad Jurídica por Decreto Legislativo No. 518 del 23 de Julio de 1960 (“ La Gaceta “No. 184 del 13 de Agosto de 1960). De conformidad con lo dispuesto en la Ley Número 147: Ley General sobre personas Jurídicas sin Fines de Lucro, se encuentra debidamente inscrita en el Departamento de Registro y Control de Asociaciones del Ministerio de Gobernación de la República de Nicaragua con el número Perpetuo Doscientos Veintidós (222), del Tomo VI, Libro I. Artículo 2. La Universidad Centroamericana es una Universidad Autónoma de gestión privada, servicio público y de inspiración cristiana. Los derechos y deberes en el cumplimiento de su función, están determinados por lo dispuesto en el artículo 125 de la Constitución, las Leyes correspondientes y sus propios Estatutos y Reglamentos. Artículo 3. La Universidad Centroamericana tiene como misión colaborar en la transformación de las estructuras de injusticia y enraizar en la cultura los valores de fraternidad anunciados por el Evangelio y la Compañía de Jesús. Pretende la formación de profesionales comprometidos con el desarrollo humano equitativo y sostenible. Profesionales marcados por el deseo de servicio, “hombres y mujeres para los demás”. Artículo 4. La Universidad Centroamericana por medio de la docencia, investigación y proyección social apoyará todos los esfuerzos destinados a procurar un desarrollo social que incremente la igualdad, mejore la distribución del ingreso, reduzca la pobreza y garantice a las generaciones futuras la preservación del medio ambiente. Por ser una universidad de inspiración cristiana, autónoma y dirigida por la Compañía de Jesús, pretende realizar estas tareas desde la realidad nacional y los valores evangélicos, conjugando en la formación universitaria una alta capacitación científica y tecnológica con la ética. Artículo 5. La Universidad y sus estructuras orgánicas no podrán intervenir en actividades de proselitismo político. Artículo 6. La Universidad está abierta a todas las personas que quieran cursar estudios superiores y reúnan las calidades exigidas por las leyes que rigen la Educación Superior y lo establecido en sus propios Reglamentos. Artículo 7. Para la consecución de sus fines, la Universidad Centroamericana, a través de las instancias expresamente facultadas para ello, podrá: a) Abrir y organizar Facultades, Departamentos Académicos, Institutos, Centros, demás secciones que estime necesario, conforme a las Leyes y Reglamentos de la Educación Superior;
  4. 4. 3 Vicerrectoría Académica Digesto Académico b) Extender diplomas, títulos, certificados y demás documentos conforme lo establecido en el artículo 9, incisos 2 y 3 de la Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, lo mismo que expedir certificaciones que amparen los estudios efectuados en ella; c) Verificar, evaluar y reconocer equivalencias de cursos y asignaturas de acuerdo con las disposiciones legales; d) Adquirir, administrar, poseer y disponer de bienes y derechos de toda clase, así como contraer obligaciones para la realización de sus fines y objetivos. CAPITULO II Organización y Gobierno Artículo 8. La Universidad Centroamericana tiene los siguientes órganos de Dirección, Administración y Consulta: Son órganos de dirección: a) Junta de Directores; b) Rector. Son órganos de administración a) Vice - Rector General; b) Secretario General; c) Vice Rector - Académico; d) Vice - Rector Administrativo; e) Decanos; f) Directores de Institutos. Son órganos consultivos a) Consejo Universitario; b) Consejo de Rectoría; c) Consejos de Facultad. De la Junta de Directores Artículo 9. La Junta de Directores es la Autoridad Superior de la Universidad. Se compone de ocho (8) Representantes integrados de la siguiente forma;
  5. 5. 4 Vicerrectoría Académica Digesto Académico a) un representante del sector extra-universitario propuesto por el P. Provincial y aprobado por la Junta de Directores; b) cinco representantes de la Compañía de Jesús, propuestos por el Padre Provincial; c) el Rector que lo será ¨ex-oficio¨; d) un representante de los Trabajadores Administrativos. Artículo 10. Los miembros de la Junta de Directores serán elegidos por un período de tres años y pueden ser reelectos. Para ser miembro de la Junta de Directores se requiere estar dotado de espíritu universitario, prestigio profesional y sensibilidad social. En caso de producirse una vacante por cualquier causa, fallecimiento, renuncia, incapacidad, etc., será elegida otra persona, entendiéndose que esta designación se hará por el resto del período para el que fue electo el miembro que causó la vacante. En caso de que por cualquier motivo no hubiesen sido repuestos en el término correspondiente, los miembros continuarán en sus funciones, hasta nuevos nombramientos, siendo completamente válidas sus actuaciones. Articulo 11. La Junta de Directores elegirá entre sus miembros un Presidente y un Secretario con sus respectivos suplentes por un período de tres años, que podrá ser renovado por decisión de la Junta. Al Presidente de la Junta de Directores, le corresponde: a) Convocar y presidir la Junta de Directores; b) Representar legalmente a la Universidad con facultades de apoderado generalísimo; c) Otorgar poderes generales de administración, generales judiciales y especiales Al Secretario de la Junta de Directores, le corresponde: a) Levantar acta de todas las reuniones y acuerdos de la Junta de Directores; b) Certificar las actas de las reuniones y acuerdos adoptados por la Junta de Directores; c) Apoyar al Presidente de la Junta de Directores en la elaboración de agenda y convocatoria a reuniones ordinarias y extraordinarias. Al Suplente del Presidente de la Junta de Directores, le corresponde: a) En ausencia del Presidente de la Junta de Directores, conocer y presidir la Junta de Directores; b) En caso de ausencia del Presidente de la Junta de Directores por muerte o renuncia, representar legalmente a la Universidad Centroamericana, hasta que la Junta de Directores elija un nuevo Presidente. Al Suplente del Secretario de la Junta de Directores, le corresponde: a) En ausencia temporal del Secretario asumir sus funciones; b) En caso de ausencia definitiva del Secretario, asumir sus funciones mientras no se elija uno nuevo.
  6. 6. 5 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Artículo 12. La Junta de Directores celebrará sesión ordinariamente tres veces al año y extraordinariamente cuando lo solicite el Presidente, Rector de la Universidad o tres de sus miembros. El quórum se forma con cinco de los Representantes y las resoluciones se tomarán por la mayoría de votos de los presentes; en caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad. Artículo 13. Corresponde a la Junta de Directores: a) velar para que la Universidad encarne en sus trabajos la Visión y Misión institucional. b) aprobar y modificar los Estatutos de la Universidad y suplir sus vacíos parcial o totalmente; c) nombrar los nuevos miembros de la Junta de Directores; d) conocer y resolver en última instancia, cuando lo crea conveniente, las propuestas presentadas por el Rector; e) nombrar al Rector, propuesto por la Compañía de Jesús, Vice-Rectores, Secretario General, Decanos de las Facultades y Directores de Institutos; f) aprobar la concesión de honores extraordinarios; g) crear o suprimir Vicerrectorías, Facultades, Centros, Institutos y cualquier otro órgano dependiente de la Universidad, sin que ello implique la reforma de estos Estatutos; h) controlar la administración de los bienes y dar la autorización para adquirir, disponer y gravar los bienes de la Universidad; i) autorizar inversiones y toda clase de cambios o de obras que afecten de manera trascendente el Patrimonio de la Universidad; j) aprobar la ejecución de los planes de desarrollo y realización de inversiones; k) ejercer todas aquellas atribuciones que no estén asignadas específicamente a otros órganos de la Universidad y orientar la aprobación de las disposiciones reglamentarias necesarias. Del Rector Artículo 14. El Rector es la Máxima Autoridad Ejecutiva de la Universidad y será electo por un período de tres años, pudiendo ser reelecto. Sus funciones serán las siguientes: a) dirige y coordina los Planes de Desarrollo de la Universidad; b) representar legalmente a la Universidad con facultades de apoderado generalísimo, sin perjuicio de las facultades que corresponden al Presidente de la Junta de Directores; c) nombrar a los docentes propuestos por la Vicerrectoría Académica y el Decano respectivo; d) firmar los diplomas y títulos que acreditan grados académicos, y demás documentos que expida la Universidad; e) convocar y presidir el Consejo Universitario y el Consejo de Rectoría; f) aprobar los Reglamentos internos de las Facultades y otros organismos; g) presidir los actos oficiales de la Universidad o delegar su representación en otra persona;
  7. 7. 6 Vicerrectoría Académica Digesto Académico h) representar a la Universidad en eventos nacionales o extranjeros o nombrar un Delegado que lo represente; i) promover y suscribir acuerdos y convenios de colaboración con entidades nacionales e internacionales públicas o privadas; j) administrar, implementar, y controlar los planes de desarrollo aprobados por la Junta de Directores; k) orientar, aprobar y administrar el presupuesto ordinario de la Universidad; l) nombrar a funcionarios cuya designación no corresponda a otras autoridades; m) otorgar poderes generales de administración, generales judiciales y especiales; n) velar para que todas las actividades de la Universidad tengan como fin último la formación completa de quienes integran la Universidad; o) evaluar el desempeño de los nombramientos de autoridades realizados por la Junta de Directores y presentar sus recomendaciones a la misma; p) presentar a la Junta de Directores el Informe Anual sobre la gestión de la Universidad. Artículo 15. El Rector necesitará autorización de la Junta de Directores para: a) comprar, vender, enajenar o hipotecar bienes inmuebles e instalaciones fijas de carácter permanente, que no consten en el Poder Generalísimo otorgado por la Junta de Directores; b) celebrar actos y contratos que requieran de fondos no consignados en el presupuesto anual. Artículo 16. Los Vice-Rectores, el Secretario General, Decanos y Directores de institutos serán nombrados por un período de tres años pudiendo ser reelectos. Todas las autoridades mencionadas en este artículo, pondrán su cargo a disposición del Rector, al inicio de cada periodo rectoral. Del Vice-Rector General Artículo 17. El Vice-Rector General será el principal e inmediato colaborador del Rector. Asumirá las funciones del Rector en los siguientes casos: a) por ausencia del Rector; b) por incapacidad permanente del Rector; c) por renuncia o remoción del Rector; d) por muerte del Rector. En los tres últimos casos, el Vice-Rector General asumirá la función del Rector de la Universidad hasta el nombramiento del nuevo Rector. A falta del Vice-Rector General asumirá las funciones del Rector el Secretario General. Del Secretario General Artículo 18. El Secretario General será colaborador inmediato del Rector. Sus funciones son:
  8. 8. 7 Vicerrectoría Académica Digesto Académico a) ser Secretario del Consejo de Rectoría y del Consejo Universitario, de los que redactará las Actas y notificará las resoluciones a quien corresponda; b) tramitar los asuntos que requieran certificación oficial de la Universidad; c) expedir y firmar conjuntamente con el Rector los Títulos y Diplomas que acreditan Grados Académicos otorgados por la Universidad; d) autorizar las certificaciones y hacer constancias de los actos realizados por la Universidad; e) custodiar el Archivo Académico de la Universidad; f) coordinar las Secretarías Académicas de las Facultades; g) custodiar el archivo de convenios suscritos con entidades nacionales e internacionales y resguardar la documentación legal de la Universidad; h) velar por el cumplimiento de los Reglamentos y disposiciones vigentes en la Universidad; i) promover la comunicación institucional; j) dar seguimiento a la Asesoría Legal de la Universidad. Del Vice-Rector Académico Articulo 19. El Vicerrector Académico tendrá la responsabilidad inmediata de la docencia e investigación de la Universidad. Serán sus funciones: a) en asuntos de su competencia ser el inmediato y principal colaborador del Rector; b) coordinar las políticas y actividades académicas de la Universidad y dar seguimiento a las distintas Facultades; c) coordinar las Actividades Académicas; d) cumplir y hacer cumplir los Reglamentos y disposiciones Académicas de la Universidad; e) coordinar las actividades académicas de las Facultades, Departamentos y Centros de la Universidad; f) proponer y avalar ante el Rector la contratación de los Profesores; g) velar porque los Planes de Estudio y los Programas de las Facultades estén en consonancia con los niveles de calidad que requieren las universidades jesuitas; h) velar para que las actividades de la Universidad promuevan la formación integral de los estudiantes; i) cualquier otra que le sea asignada por el Rector. Del Vice-Rector Administrativo Articulo 20. El Vicerrector Administrativo tendrá la responsabilidad inmediata de la marcha de la Universidad y serán sus funciones: a) en asuntos de su competencia, ser el inmediato y principal colaborador del Rector; b) elaborar y administrar conforme a las orientaciones del Rector el Presupuesto de la Universidad;
  9. 9. 8 Vicerrectoría Académica Digesto Académico c) cumplir y hacer cumplir los Reglamentos y Disposiciones Administrativas de la Universidad; d) coordinar las actividades administrativas; e) procurar que los medios y recursos económicos existentes en la Universidad aseguren un equilibrio entre las diversas instancias académicas; f) velar por los bienes y rentas de la Universidad; g) contratar a los trabajadores administrativos; h) responsabilizarse del mantenimiento de la Planta Física de la Universidad; i) cualquier otra que le sea asignada por el Rector De los Decanos Artículo 21. Los Decanos tendrán las siguientes funciones: a) planificar, dirigir y evaluar la marcha de la Facultad; b) presidir el Consejo de Facultad; c) cumplir y hacer cumplir los Estatutos, Reglamentos y Resoluciones de la Universidad y de su propia Facultad; d) proponer al Rector, a través de la Vicerrectoría Académica, la designación de los Docentes; e) presidir los actos oficiales de la Facultad y representar a la misma en cualquier otro acto académico en que la Facultad deba participar; f) diseñar e impulsar el desarrollo de la Facultad en docencia, investigación y proyección social; g) administrar el presupuesto de su Facultad y contribuir desde ésta al auto sostenibilidad financiera de la Universidad; h) firmar los Títulos y Diplomas y cualquier documento oficial perteneciente a su Facultad; i) informar a la Rectoría y a la Vicerrectoría Académica sobre la marcha de su Facultad y dar cuenta de la misma cuando le fuere solicitado. De los Directores de Institutos Artículo 22. Los Directores de Institutos tendrán las siguientes funciones: a) Elaborar el plan de trabajo anual y su respectivo presupuesto; b) Presentar a la Rectoría, la propuesta de suscripción de todos los convenios con organismos externos tanto nacionales como extranjeros, para su debida aprobación; c) Presentar un informe anual evaluativo y financiero de las actividades del respectivo Instituto y del personal a su cargo; d) Las demás funciones propias de su cargo, definidas en el descriptor de cargo que para el efecto aprueba la Universidad Centroamericana, a través de sus órganos competentes.
  10. 10. 9 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Del Consejo Universitario Artículo 23. El Consejo Universitario es el órgano consultivo de la Universidad y estará integrado por el Rector, Vice - Rectores, Secretario General, Decanos, Directores de Institutos, Director de Pregrado, Director de Postgrado, Director de Investigación y Proyección Social y Directores de Centros. También integrarán el Consejo Universitario un miembro de los Profesores, Estudiantes y Trabajadores Administrativos. Por resolución del Rector podrán invitarse a otros miembros de la comunidad universitaria. Artículo 24. Son funciones del Consejo Universitario: a) conocer la marcha del proceso de la Universidad; b) dar recomendaciones y proponer al Rector sobre las disposiciones generales encaminadas a la mejor organización y funcionamiento de la Universidad; Su convocatoria será realizada por el Rector, cuantas veces lo considere necesario. Del Consejo de Rectoría Artículo 25. El Consejo de Rectoría es un órgano consultivo de la organización y funcionamiento de la Universidad; funge, también, como estructura de coordinación del conjunto de las actividades de la Universidad. Está integrado por el Rector, Vice-Rectores y Secretario General y se reunirá semanalmente. El Consejo de Rectoría se ampliará mensualmente, con la participación de los Decanos de las respectivas Facultades. Por decisión del Rector, pudiera invitarse a otros miembros de la Comunidad Universitaria. Artículo 26. Son funciones del Consejo de Rectoría: a) asesorar al Rector sobre las disposiciones generales encaminadas a la mejor organización y funcionamiento técnico, docente-administrativo y metodológico de la Universidad; b) planificar, dar seguimiento y evaluar la marcha del proceso académico y administrativo de la Universidad; c) proponer a la Junta de Directores la concesión de distinciones académicas; d) analizar y proponer la aprobación de los Programas Académicos; e) designar comisiones, cuando lo considere conveniente. De los Consejos de Facultad. Artículo 27. Los Consejos de Facultad son el órgano Asesor de los Decanos y estarán integrados por: el Decano, Secretario Académico de la Facultad, Directores de Departamento, Directores de Centros y la representación de un docente y un estudiante. Podrá el Decano cuando lo estime conveniente invitar a participar en el Consejo a otros miembros de la comunidad universitaria.
  11. 11. 10 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Artículo 28. Son funciones de los Consejos de Facultad: a) asesorar al Decano en la revisión de los planes de estudio, de acuerdo a las orientaciones de las autoridades de la Universidad Centroamericana; b) conocer y evaluar periódicamente la marcha del proceso docente y los resultados del rendimiento académico, y adoptar acuerdos que contribuyan a elevar la calidad académica; c) asesorar al Decano en los ámbitos de la docencia, investigación y proyección social referentes a la Facultad y dictaminar sobre las medidas necesarias para la buena marcha y superación de la misma en el plano ético, académico y disciplinario; d) velar por el cumplimiento estricto de todos los Reglamentos y normas académicas y disciplinarias y aconsejar al Decano acerca de las sanciones pertinentes cuando esas normas y estatutos sean quebrantados; e) analizar conjuntamente con el Decano las propuestas e inquietudes presentadas por los profesores y estudiantes; f) estudiar y emitir opiniones sobre la incorporación de Docentes a las Facultades y Departamentos Académicos. Artículo 29. Los Consejos de Facultad se reunirán ordinariamente una vez al mes para planificar, dar seguimiento y evaluar la marcha académica de la Facultad. Sin perjuicio de lo anterior, cuando las circunstancias así lo requieran, el Decano podrá convocar extraordinariamente a las autoridades académicas miembros del Consejo de Facultad para abordar asuntos específicos que requieran atención inmediata. En las reuniones habrá que constatar el quórum, que se forma con la mitad más uno de los miembros integrantes del Consejo de Facultad. CAPITULO III Composición de la Universidad. Artículo 30. La Universidad Centroamericana estará constituida por las Facultades, Departamentos, Centros e Institutos que determine la Junta de Directores. Artículo 31. Las Facultades, Institutos y cualquier otro organismo dependiente de la Universidad, tendrá además de los Estatutos y Reglamentos Comunes, sus Reglamentos propios que serán aprobados por la Rectoría. De los Docentes Artículo 32. Los Docentes deberán estar dotados de la suficiente competencia científica y pedagógica y un adecuado comportamiento ético y profesional. Artículo 33. Los derechos y deberes de los Docentes serán fijados por los Reglamentos de la Universidad.
  12. 12. 11 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Artículo 34. Los Docentes que estén vinculados a la Universidad por un contrato de trabajo de naturaleza laboral, tendrán los derechos y obligaciones establecidos en el Código del Trabajo. Artículo 35. Los Docentes estarán representados en el Consejo Universitario y los Consejos de su respectiva Facultad. Artículo 36. A las Autoridades de la Universidad corresponderá el cuidado de velar para que los Docentes cumplan con las obligaciones de su cargo. Articulo 37. Las autoridades velarán por la calidad profesional de los docentes. De los Estudiantes Artículo 38. Serán estudiantes de la Universidad Centroamericana los que reuniendo los requisitos que establezcan los Estatutos y Reglamentos Académicos, consten legítimamente matriculados en el Registro Académico Estudiantil. Artículo 39. Los estudiantes tendrán los derechos y obligaciones académicas, económicas y disciplinares que se establezcan en las disposiciones y Reglamentos respectivos. Artículo 40. La Universidad reconoce el derecho de organización de los estudiantes. Artículo 41. Los Estudiantes estarán representados en el Consejo Universitario y en los Consejos de Facultad. Para ser Representante ante dichos organismos se requiere ser estudiante activo de la Universidad y haber sido electo legítimamente para asumir dicha representación. De los Trabajadores Administrativos Artículo 42. Los Trabajadores Administrativos tendrán los derechos y obligaciones establecidos en el Código del Trabajo, las disposiciones administrativas de la Universidad y del Convenio Colectivo Vigente. Artículo 43. La Universidad reconoce el derecho a la asociación de los Trabajadores Administrativos para la representación y defensa de sus intereses. Artículo 44. Los Trabajadores Administrativos estarán representados en la Junta de Directores y Consejo Universitario.
  13. 13. 12 Vicerrectoría Académica Digesto Académico CAPITULO IV Obtención de Títulos y Diplomas Artículo 45. Los Títulos y Diplomas que acreditan Grados Académicos Universitarios llevarán la firma y el sello del Rector, del Secretario General y del Decano de la Facultad que corresponda de la Universidad. CAPITULO V Bienes Materiales Artículo 46. Los recursos económicos y el Patrimonio de la Universidad se dedicarán exclusivamente para la realización de sus propios fines. Artículo 47. El Patrimonio de la Universidad estará formado por: a) los bienes muebles e inmuebles que posee; b) las subvenciones, donaciones, herencias y legados que se le hagan y sean aceptados; c) las rentas que percibe por cualquier concepto y de los bienes que adquiere. CAPITULO VI Disposiciones Finales Artículo 48. Para reformar los Estatutos o para disolver la Universidad Centroamericana se necesitará del acuerdo de los dos tercios de los miembros de la Junta de Directores. Artículo 49. En caso de disolución de la Universidad Centroamericana, la Junta de Directores dispondrá a qué fines han de aplicarse los bienes, todo ello sin perjuicio de otras obligaciones legalmente contraídas. Artículo 50. Los presentes Estatutos derogan todas las disposiciones que se opongan a lo que ellos se dispone, substituyen en su totalidad a los aprobados en Decreto No. 733 del 3 de Mayo de 1971 y sus reformas, y entrarán en vigencia a partir de su publicación en “La Gaceta “. Managua, 20 de septiembre del año dos mil seis
  14. 14. 13 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Modelo de Gestión Una renovada Mirada de país Universidad Centroamericana Vicerrectoría Académica Managua, 2008
  15. 15. 14 Vicerrectoría Académica Digesto Académico La Universidad Centroamericana es la primera universidad privada que se crea en Centroamérica. Fue fundada en Nicaragua por la compañía de Jesús y un grupo de ex – alumnos del Colegio Centroamérica de Granada el 23 de Junio de 1960, como una institución educativa sin fines de lucro, autónoma, de servicio publico e inspiración cristiana. Forma parte de de la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL), constituida por 29 universidades en 14 países e integrada a la red de instituciones de Educación Superior de los Jesuitas de Europa, Asia y Estados Unidos. Educación inspirada en la pedagogía ignaciana El quehacer educativo de la UCA está sustentado en la pedagogía ignaciana que guía e inspira el trabajo de las instituciones educativas de la Compañía de Jesús. Este modo de proceder es reconocido a nivel internacional por su enfoque en la excelencia académica, la formación integral, la educación en valores, un continuo y completo análisis de la realidad, la promoción de la fe y la justicia, y una especial preferencia por los sectores menos favorecidos, reflejado en su proyecto curricular e investigativo. La UCA, inspirada por ese espíritu y carisma ignaciano, centra su servicio en la formación de una nueva generación de nicaragüenses, profunda-mente éticos, capaces de enfrentar y resolver los problemas nacionales y de la región, en la búsqueda de una sociedad más equitativa. Una nueva generación con un desempeño profesional de calidad y una conciencia incorruptible, que responda con competencia a los requerimientos del entorno. A través de la articulación de la docencia, investigación y proyección social, la UCA promueve la consolidación de una Universidad que represente al país un laboratorio de ideas y de producción de conocimientos. Asimismo, desarrolla una plataforma para el debate y el análisis, con propuestas y apuestas para abrir el cambio hacia una sociedad más justa y, por tanto, más humana. La gestión de la UCA se fundamenta en un modelo que a través del tiempo ha ido mejorándose y reinventándose, apegado a los principios, valores, objetivos académicos y compromiso social de la Universidad. Un modelo que hoy cuenta con el apoyo y aceptación de miles de jóvenes, quienes independientemente de su condición económica, social y cultural, año con año siguen optando por la UCA. Esta confianza y preferencia también se manifiesta en la empresa privada, gobierno, so-ciedad civil, organismos no gubernamentales y la comunidad internacional, los cuales de dife-rentes maneras colaboran con nuestros progra-mas y proyectos.
  16. 16. 15 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Antecedentes A inicios de la década de los 80, como parte de las reformas del gobierno sandinista, el Consejo Nacional de Educación Superior (CNES) traspasa las carreras de ingeniería de la UCA, también terreno e infraestructura, a la nueva Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), cambiando el perfil de la Universidad e introduciendo de manera gradual un modelo subvencionado en lugar de un modelo de autofinanciamiento. Durante toda esta etapa los jóvenes ingresaron de forma totalmente gratuita a la UCA, independientemente de su situación económica. En 1990 se aprueba en la Asamblea Nacional la Ley 89, creándose el Consejo Nacional de Universidades (CNU), que integra las universidades públicas y privadas de servicio público que venían recibiendo subsidio estatal, entre estas la UCA. Con la Ley 89 de garantiza la autonomía de todas las universidades miembros del CNU con relación al Estado y entre ellas mismas. Es decir, que si bien todas comparten intereses, responsabilidades y objetivos en común, cada una por derecho elige el modelo educativo y de gestión que mejor se adecue a sus planes estratégicos, siempre y cuando estos respondan a al desarrollo económico, social y cultural del país, buscando con ello el bienestar de toda la población. La Constitución Política vigente también establece que el Estado debe asignar un 6% del Presupuesto General de la República a las universidades que forman parte del CN U. Este dinero desde 1990 hasta la fecha, se distribuye según las necesidades, numero de estudiantes y criterios de las instituciones de Educación Superior que integra dicho Consejo. En el caso de la UCA, el financiamiento obtenido por esta vía, a diferencia de los años 80e inicio de los 90, actualmente permite cubrir un 50% de su presupuesto anual de funcionamiento. Innovación ante los nuevos desafíos Las transformaciones de las últimas décadas presentan a Nicaragua y a la UCA un escenario político, social, eco-nómico y cultural con nuevos retos y oportunidades. Los lineamientos estratégicos de la Universidad que responden a estos cambios, implican un continuo proceso de actualización y evolución curricular, dirigido a mejorar la oferta académica. Las necesidades de formación y capacitación del contexto y los estándares de calidad de la educación mundial, de igual modo, demandan una infraestructura universitaria más compleja y moderna y un mayor desarrollo e incidencia de la investigación y proyección social. Para lograr todo esto, se parte de una realidad: la subvención estatal proveniente del 6% no es suficiente, por cuanto implementar unos requisitos de calidad en la labor universitaria requiere inversiones en tecnología, laboratorio, bibliotecas, capacitación del cuerpo docente, aulas de
  17. 17. 16 Vicerrectoría Académica Digesto Académico clase, auditorios, etc. Como respuesta, la UCA ha desarrollado un modelo de gestión que integra otras fuentes de financiamiento: asesorías, consultorías e investigaciones a instituciones públicas y privadas; cooperación de la comunidad internacional y otros sectores; y el aporte de estudiantes que poseen los recursos económicos para hacerlo. La viabilidad del modelo de gestión ha permitido la apertura de nuevas carreras y programas de posgrado; renacimiento de las ingenierías con novedosos perfiles académicos y profesionales; modernización de la infraestructura, laboratorios y tecnología; capacitación constante de su equipo de profesores, la mayoría con estudios de posgrado; aumento de la matrícula (más de la mitad de los estudiantes con becas y ayudas económicas) y un trabajo directo de sus Facultades, Centros e Institutos mediante la docencia, investigación y proyección Social en más del 50`)/0 del territorio nacional. El compromiso de la UCA, con el desarrollo sostenible de Nicaragua se afianza, pero ahora con una mirada fortalecida de país, cuyo reto siempre será el de mantenerse en constante renovación y aprendizaje para mejorar, siendo la realidad nacional el origen y fin de su quehacer universitario. Bases del Modelo de Gestión Para mantener y hacer viable su misión educativa, la UCA implementa un modelo de gestión universitaria transparente y eficiente de todos sus recursos. Promueve un clima institucional de solidaridad, respeto mutuo, aprecio y reconocimiento al trabajo a cada uno de sus miembros. Incentiva la comunicación de todos y cada uno de los estamentos de la comunidad educativa, según el rol y responsabilidad que en la institución les corresponde. Todo esto con el fin de generar la construcción de una cultura corporativa que facilite el complimiento de los objetivos institucionales y del compromiso que la UCA ha asumido en Nicaragua. El modelo de gestión de la UCA tiene como fin primordial el progreso y bienestar de las personas; responde a un inte-rés humano, académico y social. Ni genera dividendos, ni distribuye utilidades. Toma como punto de partida los valo-res de la fe, la justicia, la solidaridad y la equidad que caracterizan a las obras de la Compañía de Jesús en el mundo desde hace más de 500 años. Su filosofía, formulación e están guiadas por los siguientes supuestos básicos:
  18. 18. 17 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Educación donde hay mayor necesidad Uno de los principios fundamentales de las obras de la compañía de Jesús, es trabajar en función de los sectores de la sociedad donde hay mayor necesidad, donde el bien puede ser más universal. A partir de este principio, el financiamiento que la UCA recibe del Estado se canaliza en aquellos estudiantes de alto rendimiento académico que no tienen los recursos para asumir los costos de una educción universitaria. Gracias este significativo aporte, 3 de cada 5 estudiantes reciben beca u otro tipo de ayuda económica para alcanzar el sueño de cursar una carrera universitaria que les ofrezca a ellos y su familias mejores opciones de vida, contribuyendo, al mismo tiempo, con el desarrollo de Nicaragua. Responsabilidad social en el manejo de los recursos La UCA considera que el 6% del presupuesto estatal destinado a la Educación Superior debe utilizar-se con responsabilidad social, pues es un dinero que los nicaragüenses le confían a las universidades del CNU para que se invierta de la mejor manera, tomando como criterios la excelencia académica y la construcción de nuevos conocimientos que aporten al país. Por ello, en la asignación y distribución del 6%, no es equitativo que un estudiante con posibilidades económicas sea financiado por el Estado y deje fuera a otro que tiene el deseo y el talento, pero no los recursos. Justicia e igualdad En la UCA todos los estudiantes aportan a su educación; quienes tienen los recursos económicos, asumen una parte o su totalidad del costo de sus estudios. Los alumnos becados que no tienen estas facilidades, contribuyen a través del subsidio que la UCA recibe del 6%. Ambos tienen los mismos derechos y obligaciones; las mismas aulas de clase, laboratorios, bibliotecas, profesores, instalaciones, auditorios, oportunidades de pasantías y practicas profesionales, entre otros servicios. Formación universitaria de calidad La juventud nicaragüense, independientemente de su condición social, económica y cultural, merece una formación universitaria de calidad. Consecuente con esta idea y consciente de que el mejora-miento y el acceso a la educación es un requisito fundamental para sacar adelante al país, la UCA usa racionalmente y optimiza sus recursos humanos, tecnológicos y financieros para que todos sus estudiantes tengan una formación universitaria que les permita competir a nivel nacional e internacional.
  19. 19. 18 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Universidad mas allá de las aulas La función social de una universidad no se limita en becar estudiantes, formar masivamente profesionales y otorgar títulos. Por esta razón la UCA utiliza también el subsidio estatal para cubrir parcialmente el presupuesto de funcionamiento de una decena de Institutos y Centros de investigación y proyección social; la mayor parte del financiamiento se gestiona con agencias de cooperación internacional y otros organismos. A través de sus investigaciones, proyectos y capacitaciones, los Institutos y Centros apoyan a los sectores más vulnerables. Se trata entonces de dirigir los recursos humanos, tecnológicos y financieros de la Universidad a la búsqueda de alternativas integrales que contribuyan al desarrollo de la sociedad. Búsqueda constante de alternativas La UCA ha asumido el reto de mejorar su modelo de gestión y junto con los miembros de su comunidad universitaria se ha propuesto en su plan estratégico, por una parte, la búsqueda constante de alternativas de financiamiento que garanticen a sus estudiantes la educación a la que tienen derecho y que demanda el contexto nacional y regional. Por otro lado, posibilitar los estudiantes que tienen índices académicos excelentes, pero pre saberes insuficientes a causa de las limitaciones económicas que padecen sus centros escarolares de origen, cuenten con apoyo institucional y programas académicos de acompañamiento. La UCA tiene el convencimiento de que Nicaragua no se desarrollará por sus muchos recursos naturales y mano de obra barata, sino por el talento humano expresado en valores, ciencia, tecnología y organización. Formar con excelencia este talento es una tarea compleja de todos y todas; sabemos que el país enfrenta muchas limitaciones, pero también creemos que si se unen las creatividades y voluntades de los actores e instituciones responsables de la educación de nuestros jóvenes, podremos brindar desde las universidades aportes y soluciones que contribuyan a una sociedad más humana, equitativa y sostenible
  20. 20. 19 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Proyecto Educativo Universidad Centroamericana Vicerrectoría Académica Managua, 2008
  21. 21. 20 Vicerrectoría Académica Digesto Académico PRESENTACIÓN La Universidad Centroamericana (UCA) es la primera universidad privada creada en Centroamérica, fundada en Nicaragua por la Compañía de Jesús en julio de 1960. Forma parte de la Asociación de Universidades confiadas a la Compañía de de Jesús en América Latina (AUSJAL), constituida por 31 instituciones de Educación Superior en 14 países y está integrada a una red de más de 200 universidades jesuitas, en 49 países de los cinco continentes. El quehacer educativo de la UCA está sustentado en la Pedagogía Ignaciana, que guía e inspira el trabajo de las instituciones educativas de la Compañía de Jesús. Este modo de proceder es reconocido a nivel internacional por su enfoque en la excelencia académica, la formación integral, la educación en valores, un continuo y completo análisis de la realidad, la promoción de la fe y la justicia y una especial preferencia por los sectores menos favorecidos, reflejada en sus proyectos y acciones. La UCA, inspirada por ese espíritu y carisma ignaciano, centra su servicio en la formación de una nueva generación de nicaragüenses profundamente éticos, capaces de enfrentar y resolver los problemas nacionales y de la región, en la búsqueda de una sociedad más equitativa. Una nueva generación con un desempeño profesional de calidad y una conciencia incorruptible, que responda con acierto a los requerimientos del entorno. La Universidad Centroamericana, al encarnarse en Nicaragua, ha configurado su proyecto educativo conforme las necesidades del país. Apuesta por la educación como futuro de la nación, se empeña en ser una voz crítica, científica-tecnológica, social y propositiva ante los problemas referidos a la legalidad institucional, a la tecnología y sostenibilidad ambiental, al desarrollo humano, económico y social, razones por las que pone lo mejor de su quehacer al servicio de los más necesitados y excluidos. Por ello está integrada por las facultades y los distintos centros e institutos de investigación y proyección social. La UCA, siendo una universidad jesuita, entiende su educación como formación de “toda la persona”, en sus dimensiones intelectual, profesional, emocional, moral y espiritual, la que se concreta en procesos de socialización y de contacto real con las necesidades, más que con meros conceptos y teorías. Es así que cuando la experiencia directa toca el corazón de las personas, nos sentimos desafiados a cambiar y a comprometernos. (Idiáquez, 2005). En este contexto, la UCA redimensiona sus valores, los que se asientan en el afecto, en el gusto y en la inclinación al bien común. La educación en valores, como dice el P. Kolvenbach, S. J., “tiene que pasar por la cabeza, por el corazón y las manos para combinar estrechamente el pensar y entender, el sentir y el querer, el actuar y construir”. Por ello, no pretende ser solamente una universidad que haga proyección social, sino que ella misma
  22. 22. 21 Vicerrectoría Académica Digesto Académico sea proyección social, no quiere sólo hacer investigaciones, sino ser una institución investigadora, que produce ciencia, que aporta a la solución de los problemas nacionales. No desea sólo hacer docencia, sino ser una institución educativa y educadora que encarne y promueva la formación integral, aprendiendo de la realidad y de sus sujetos y enseñando la realidad para transformarla y transformarse, es decir, una universidad que se involucre y forme parte activa del desarrollo y avatares del país y de la vida de las personas. A través de la articulación de la docencia, investigación, proyección social y la gestión, la UCA dirige sus esfuerzos a la construcción y consolidación de una universidad que sea un laboratorio de ideas y de producción de conocimientos. Asimismo, desarrolla una plataforma para el debate y el análisis, con propuestas y apuestas para abrir el cambio hacia una sociedad más justa y, por tanto, más humana. (Pérez, M. 2005) I. NATURALEZA Y FINES La Universidad Centroamericana es una asociación civil de utilidad pública, sin fines de lucro, creada según la ley, y que goza de personalidad jurídica por decreto legislativo Nº 518 del 23 de julio de 1960 (“La Gaceta”, Nº 184 del 13 de Agosto de 1960). De conformidad con lo dispuesto en la ley Nº 147, Ley general sobre personas jurídicas sin fines de lucro, se encuentra debidamente inscrita en el Departamento de Registro y Control de Asociaciones del Ministerio de Gobernación de la República de Nicaragua con el número perpetuo doscientos veintidós (222) del Tomo VI, Libro I. La Universidad Centroamericana es autónoma, de gestión privada, de servicio público y de inspiración cristiana. Los deberes y derechos en el cumplimiento de su función están determinados por lo dispuesto en el Artículo 125 de la Constitución, las leyes correspondientes y sus propios estatutos y reglamentos. La Universidad Centroamericana tiene como fin colaborar en la transformación de las estructuras de injusticia y enraizar en la cultura los valores de fraternidad anunciados por el evangelio y la Compañía de Jesús. Pretende la formación de profesionales comprometidos con el desarrollo humano, equitativo y sostenible, marcados por el deseo de servicio, “hombres y mujeres para los demás”. La Universidad Centroamericana por medio de la docencia, investigación y proyección social, apoyará todos los esfuerzos destinados a procurar un desarrollo social que garantice los derechos humanos, incremente la igualdad, mejore la distribución del ingreso, reduzca la pobreza y garantice a las generaciones futuras la preservación del medio ambiente. Por ser una universidad de inspiración cristiana, autónoma y dirigida por la Compañía de Jesús, pretende realizar estas tareas desde la realidad nacional y los valores evangélicos, conjugando en la
  23. 23. 22 Vicerrectoría Académica Digesto Académico formación universitaria una alta capacitación científica y tecnológica con la ética. El carácter autónomo de la Universidad Centroamericana se expresa en la gestión, en el uso del presupuesto, en la libertad de cátedra y en su identidad jesuítica. Su gestión privada se manifiesta en el compromiso y la responsabilidad de la Compañía de Jesús y de los laicos unidos a la misión de administrar los recursos estatales y privados recibidos, con el máximo de eficiencia, transparencia y responsabilidad. Su carácter de servicio público, no lucrativo, es entendido como un ministerio para el país, del que se rinde cuenta a la sociedad y al estado. Su inspiración cristiana la lleva a colocar a la persona humana como el centro de sus objetivos. Y su compromiso social y solidaridad se fortalecen con su inspiración y la fuerza del evangelio. (UCA, Diagnóstico y Perspectivas 1999-2003) II. FUNDAMENTOS DEL PROYECTO EDUCATIVO Y PEDAGÓGICO La Universidad Centroamericana desde su fundación ha estructurado y diseñado su Proyecto Educativo tomando como base los elementos educativos claves manifestados en la experiencia fundante de los Ejercicios Espirituales, en otros escritos de Ignacio de Loyola y en la tradición pedagógica de la Compañía de Jesús (documentos corporativos y otros), componentes que refieren claramente una visión de la persona humana, del mundo, de la vida, de Dios, de la sociedad, es decir, una manera específica de ver y apreciar las cosas y a las personas. El nuevo orden internacional presentado a partir de la década de los noventa e inicios del siglo XXI, la determinación del Proyecto Educativo Común (PEC) de la Compañía de Jesús, los planteamientos tanto del Plan Estratégico de la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) como del Proyecto Apostólico Provincial (PAP 2001-2010) y ante los retos de las Universidades de Centroamérica (UCAs), se constituyeron en insumos valiosos para replantear su proyecto y modelo de educación. Los decretos de la Congregación General 35, celebrada a inicios de 2008, también nos inspiran a consolidar nuestra misión. El Decreto número 3, titulado Desafíos para nuestra misión hoy, nos llama a establecer relaciones justas a través de la reconciliación con Dios, reconciliación de unos con otros y reconciliación con la creación. La Congregación “urge a todos los jesuitas y a quienes compartan la misma misión, en particular a universidades y centros de investigación, a promover estudios y prácticas orientadas a enfrentar las causas de la pobreza y a mejorar el medio ambiente”. (Compañía de Jesús, 2008. Decreto 3: 35) En un contexto nacional, regional e internacional donde la inequidad y el desequilibrio
  24. 24. 23 Vicerrectoría Académica Digesto Académico socioeconómico campea, en el que se acrecienta cada vez más la miseria y la exclusión, la UCA aboga y apuesta en su Proyecto Educativo por el desarrollo del capital humano que requiere el país para su convivencia y sostenibilidad socioeconómica y cultural, formando profesionales universitarios integrales y creando comunidades de aprendizaje; generando y compartiendo la producción investigativa y desarrollando acciones de proyección social. La UCA sustenta la necesidad de una sólida formación humanística de sus estudiantes, para constituirse en profesionales éticos, comprometidos con su crecimiento personal y el de los demás, con las competencias para enfrentar los dilemas prácticos del desarrollo, con capacidad para interactuar con otros, aprender de los otros y ser “formadores de otros”. Esto exige procesos educativos que brinden identidad a la persona, un trabajo interdisciplinario y colaborativo arduo, un nuevo rol del profesorado y de sus estudiantes, así como de una nueva cultura y ecología institucional. (Gorostiaga, 1993) En tal sentido, la UCA asume el compromiso y la responsabilidad de “desplegar una esperanza” ante las adversidades de la historia, tomando en cuenta “las fortalezas de la tradición ignaciana”, acentuando el nuevo humanismo, que más que ensalzar al “individuo”, éste reencuentre el sentido social, la solidaridad y el servicio como definición de lo humano, sin olvidar que el humanismo no es posible sin el amor ni la libertad. (Gorostiaga 1993, Ugalde 2001, Montes 2002). También en esta formación del capital humano, la UCAasume con calidad y esmero el desarrollo de competencias profesionales específicas, construyendo su proyecto educativo sobre la base de una comunidad universitaria al servicio del pueblo y del proyecto de nación, en búsqueda constante de soluciones, sin perder la dimensión de servicio que la caracteriza, dando así coherencia a su quehacer con el sentido de su lema: “Veritas liberabit vos”. La base filosófica del proyecto educativo de la UCA retoma las características fundamentales de las instituciones educativas de la Compañía de Jesús resumidas en tres aspectos: una inmensa fe en la persona, basada más en la vocación a la que está llamada que en la gloria de sus propias obras, una actuación transformadora responsable de la historia en una creación de Dios no concluida, la que secundamos en su acción y en unos valores que vienen del único supremo valor que es el amor de Dios experimentado y vivido, que se encarna y se expresa día a día en el amor humano (Ugalde, Lección Inaugural UCA 2001 p. 10). La Universidad renueva una vez más el deseo y querer ante el pueblo nicaragüense y centroamericano. Acepta una vez más la misión encomendada y reitera su acogida a la confianza depositada en sus manos, en sus aulas, en su campus. Necesita continuar impulsando un proyecto educativo que la nutra a toda ella y al país, el cual dará perspectiva, armonía y unidad no sólo a las carreras universitarias, sino también a sus diversos niveles: técnicos,
  25. 25. 24 Vicerrectoría Académica Digesto Académico pregrados y postgrados. Al mismo tiempo, aunará la variedad y riqueza de sus institutos y le dará coherencia y fortaleza a la relación docencia, investigación, proyección social y gestión académica de la universidad, que constituyen las funciones universitarias que lo concretan. Con su proyecto educativo, la Universidad Centroamericana busca construir sujetos competentes, inventivos, disciplinados y responsables, con sentido como personas, como comunidad, como país, como región. Forma profesionales críticos, propositivos, con capacidad ética e intelectual, con amor a la verdad y con fe en el futuro. En este proyecto educativo, la UCA pretende irradiar su saber y su quehacer sobre la sociedad para contribuir a su transformación. Esta tarea es permanente, inacabada, compleja y diversa; debe partir de la identificación de los problemas claves del país que subyacen en el acontecer cotidiano de la vida social, económica, cultural y política, de un conocimiento profundo de nuestra realidad y de una inserción progresiva en ella, (trabajo permanente y articulado con instituciones gubernamentales y no gubernamentales, empresas, etc.) a través de acciones de docencia, investigación, extensión e innovación que generen y recreen el conocimiento, y que estén enfocadas desde la perspectiva de una mirada de país nueva y renovadora que todos anhelamos. Ante tales retos, la UCA asume la responsabilidad social que como institución de educación superior y jesuita le corresponde: hacer los mejores esfuerzos por contribuir universitariamente a alcanzar “la dignidad de la vida humana, la promoción de la justicia para todos, la calidad de vida personal y familiar, la protección de la naturaleza, la búsqueda de la paz y la estabilidad política, una distribución más equitativa de los recursos del mundo y un nuevo ordenamiento económico y político que sirva mejor a la comunidad humana a nivel nacional e internacional” (Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae, n.32). III. PRINCIPIOS, MISIÓN, VISIÓN, VALORES, OBJETIVOS Y POLÍTICAS La Universidad Centroamericana fundamenta su ser y quehacer en las características de la educación jesuítica y la Pedagogía Ignaciana, y establece su marco filosófico retomando lo expresado en el documento “Definición, Principios, Objetivos y Políticas de la Universidad Centroamericana” (UCA, 1993), los que recientemente fueron recreados y actualizados. A. Principios 1. La Universidad Centroamericana como institución de educación superior pretende impartir la multiplicidad de conocimientos con criterio de integración e interdisciplinariedad, desarrollar, a partir de la realidad, la investigación ligada a la
  26. 26. 25 Vicerrectoría Académica Digesto Académico generación de alternativas de solución a los problemas del país y del enriquecimiento o ampliación de los planteamientos teóricos para lograr un mejor servicio a la nación, además de la correcta y plena formación de los estudiantes. 2. La Universidad Centroamericana como institución formadora pretende construir valores que den identidad a la persona, la motiven a actuar y den sentido a su vida, siguiendo en ellos la mejor tradición humanista universitaria adaptada a la realidad de nuestros días. 3. La Universidad Centroamericana desea compartir la inspiración cristiana que considera refuerza y da trascendencia a los valores humanos, con total respeto a la libertad de conciencia. Esta inspiración cristiana orienta, además, el sentido de la selección y la oferta de su docencia, investigación, modelo de gestión y servicio al país. Así mismo, la integración y formación de su equipo humano. 4. La Universidad Centroamericana procura mantenerse inserta en la realidad nacional, estudiando de manera operativa e interdisciplinaria los grandes problemas que vive el país, produciendo conocimientos relevantes sobre ellos y presentando estrategias y alternativas para que de una manera seria y responsable se logre la construcción de una sociedad más justa. 5. La Universidad Centroamericana determina su contenido y quehacer como altamente social y formativo: formar hombres y mujeres integrales que presten un servicio profesional bien cualificado a la sociedad. “Hombres y Mujeres para los demás”, con sólidos criterios éticos y humanísticos de solidaridad y excelencia en el servicio. 6. La Universidad Centroamericana está dirigida por la Compañía de Jesús, la que asume esa responsabilidad desde una tradición universitaria multisecular, aportando el respaldo de una institución enraizada en la formación y la vida de múltiples países y culturas. La Compañía de Jesús brinda a esta tarea el valor formativo de la inspiración ignaciana, forjadora de tantos hombres y mujeres de alto valor para las diversas sociedades a través de la historia. 7. La Universidad Centroamericana busca desarrollar procesos de internacionalización universitaria, con miras a la mayor integración en la sociedad del conocimiento, a través de ambientes globalizados e interculturales que, sin perder de vista las demandas competenciales de formación para un mundo regional y global, establezca redes de colaboración e intercambio académico con otras universidades.
  27. 27. 26 Vicerrectoría Académica Digesto Académico 8. La Universidad Centroamericana implementa un modelo de gestión universitaria transparente y ético, generando un clima institucional de solidaridad, respeto mutuo, aprecio y reconocimiento al trabajo de cada uno de sus miembros. Incentiva la comunicación y participación de todos y todas, a fin de forjar la construcción de una cultura corporativa y de una cultura de rendición de cuentas sociales. B. Misión La Universidad Centroamericana declara en sus Estatutos 2006, que tiene como misión colaborar en la transformación de las estructuras de injusticia y enraizar en la cultura los valores de fraternidad anunciados por el evangelio y la Compañía de Jesús. Pretende la formación de profesionales comprometidos con el desarrollo humano, equitativo y sostenible, personas marcadas por el deseo de servicio, “hombres y mujeres para los demás”. Primordialmente su quehacer es servir al país como expresión genuina de su vocación apostólica: por medio de la docencia, investigación y proyección social, apoyará todos los esfuerzos destinados a procurar un desarrollo social que incremente la igualdad, mejore la distribución del ingreso, reduzca la pobreza y garantice a las generaciones futuras la preservación del medio ambiente. Por ser una universidad de inspiración cristiana, autónoma y dirigida por la Compañía de Jesús, pretende realizar estas tareas desde la realidad nacional y los valores evangélicos, conjugando en la formación universitaria una alta capacitación científica y tecnológica con la ética. (Arto. 3 y 4) En el Plan de Desarrollo Estratégico, correspondiente al período 2006- 2010, la UCA reitera su misión: “Contribuir al desarrollo humano equitativo y sostenible de Nicaragua y la región, mediante la actividad docente, investigativa y de proyección social de alta calidad, inspirada en los valores cristianos e ignacianos” (UCA, 2005). C. Visión “La UCA es una comunidad educativa con responsabilidad política y conciencia cristiana, con un cuerpo de profesionales competentes, una infraestructura adecuada y completa, un financiamiento sano, tecnológicamente actualizada y un desarrollo académico de alta calidad. La UCA es líder en el campo educativo con presencia social y cultural y su prestigio está acreditado por la calidad de sus funciones y servicios y por sus vinculaciones al sistema educativo nacional, regional e internacional. La UCA es un referente del desarrollo humano en Nicaragua y la región. (UCA, 2005). D. Valores Los valores que le dan soporte tanto a la misión como a la visión, son los siguientes:
  28. 28. 27 Vicerrectoría Académica Digesto Académico “Amor, en un mundo egoísta e indiferente. Justicia, frente a tantas formas de injusticia y exclusión. Paz, en oposición a la violencia. Honestidad, frente a la corrupción Solidaridad, en oposición al individualismo y a la competencia Sobriedad, en oposición a una sociedad basada en el consumismo Contemplación y gratitud, en oposición al pragmatismo y al utilitarismo. Equidad social, frente a la desigualdad de oportunidades y de impacto”. La filosofía que promueve la educación jesuítica asume los retos que implican la modernidad, toma conciencia de la responsabilidad del cambio, de la calidad e innovación, pero también de los riesgos de la incertidumbre y la ambigüedad. En consecuencia sus objetivos los explicita así: E. Objetivos 1) Servir al país contribuyendo universitariamente a la solución de sus problemas, encontrando alternativas que lo viabilicen y le den futuro, a través de una docencia pertinente y de calidad, una investigación formativa y productiva basada en la realidad, donde ésta se convierte en la gran asignatura y en el espacio de la proyección social. 2) Concretar su inspiración cristiana con el aporte del trabajo investigativo y docente- educativo a la construcción de una sociedad y un país que testimonie el Reino de Dios, mediante la formación de hombres y mujeres que sean fermento de esa transformación. 3) Formar prioritariamente a sus educandos dentro de esta escala de valores y comportamientos: mujeres y hombres creativos, críticos, libres democráticos y solidarios con las clases menos favorecidas; con amor al trabajo; eficientes y ordenados; justos y respetuosos del derecho ajeno, con una firme actitud ética, vocación patriótica y centroamericana. 4) Constituirse en factor de desarrollo, de orientación crítica y de transformación de la sociedad en que vive. 5) Construir una universidad que sea día a día un laboratorio, un espacio de aprendizaje permanente, tanto para las personas que en ella se forman y laboran, como para la sociedad nicaragüense, siendo en sí misma una institución inteligente, que aprende. 6) Propiciar espacios o plataformas para el debate y análisis de las ideas, el ejercicio del pensamiento y de la inteligencia, con propuestas y apuestas para la solución de los problemas ambientales, sociales, políticos y económicos, y para abrir el cambio hacia el futuro de una sociedad más justa y por tanto más humana.
  29. 29. 28 Vicerrectoría Académica Digesto Académico 7) Integrar equipos de académicos con un alto grado de profesionalidad, conocimientos y técnicas, y un auténtico talante universitario y sentido interdisciplinario y transdisciplinario, preocupados prioritariamente por la formación que por la información, conscientes de que el ejemplo es más educador que las palabras. 8) Formar una auténtica comunidad universitaria, con sentido de cuerpo, con identidad y cultura corporativa, expresada en el quehacer cotidiano de sus directivos, profesores, administrativos, cooperando entre todos para lograr la integración progresiva del alumnado, buscando la creación de un clima organizacional idóneo para abrir esta comunidad a otros sectores de la sociedad. 9) Impulsar el desarrollo de la investigación, la innovación y la proyección social como quehacer sustantivo de su misión y visión, orientado al descubrimiento y la dinamización de la realidad social, cultural y política del país y la región, al desarrollo de acciones interdisciplinarias de calidad y a la producción y socialización del conocimiento, etc. 10) Potenciar la calidad de sus servicios en todos los ámbitos, para lo cual revisará y cuidará permanentemente la organización académica, la calidad de la docencia y la investigación, los sistemas de evaluación, los requisitos de graduación, la eficiencia académica-administrativa, el aprovechamiento de los recursos humanos, de infraestructura y materiales, a fin de alcanzar los estándares de calidad internacional, a través de procesos de acreditación universitaria. 11) Impulsar el continuum educativo y la articulación de sus niveles de formación, mediante el desarrollo de programas de postgrado, maestrías y doctorados. 12) Integrar las tecnologías de la información y comunicación en el desarrollo de las funciones universitarias: docencia, investigación, extensión, comunicación, gestión académica y administrativa,ensus diferentes modalidades yniveles de formación, como medio para la gestión del conocimiento. 13) Construir un estilo de gestión coherente con la visión ignaciana del ser humano y de la sociedad, dando testimonio de los valores que desea promover y asumiendo gestos proféticos, como el rechazo de contratos y servicios de empresas que abiertamente violan los derechos humanos y la ecología. Para lograr estos objetivos, la Universidad Centroamericana ha declarado un conjunto de políticas que le permitan hacer viable el proyecto institucional.
  30. 30. 29 Vicerrectoría Académica Digesto Académico F. Políticas 1) La UCA orientará su servicio al país, buscando el mejoramiento de la calidad de vida de las mayorías más necesitadas. Esta política presidirá la definición de su oferta educativa tanto en pregrado como posgrado, las funciones universitarias de docencia, investigación, proyección social y el quehacer de sus institutos. 2) La UCA propiciará que en el desarrollo de su quehacer, las cuatro funciones universitarias, docencia, investigación, proyección y gestión, estén articuladas y tamizadas por el eje de la calidad, ya que éste es la garantía de su pertinencia, oportunidad, permanencia, sostenibilidad y futuro. 3) La UCA promoverá el desarrollo y aplicación de la investigación interdisciplinaria que contribuya al desarrollo humano y sostenible del país y de la región. 4) La UCA incluirá en el pensum de todas sus carreras espacios dedicado información y exposición del mensaje cristiano, respetando la libertad de conciencia de todos y todas fomentando un genuino ecumenismo. De esta manera confirma su inspiración cristiana, sin ignorar, ni negar otros principios espirituales y humanos que impulsan y enriquecen la acción de muchas personas de buena voluntad. 5) La UCA impulsará una sólida formación general en su ámbito de competencia profesional y ofrecerá alternativas para diversos niveles de educación superior, mediante una adecuada flexibilidad curricular, la aplicación del sistema de créditos, la determinación de asignaturas correspondientes a un tronco común de facultad, materias electivas y diversidad de opciones formativas. 6) La UCA establecerá un currículo flexible que contemple el uso más eficiente de la permanencia del estudiante en la Universidad, reajustando el tiempo destinado a las carreras en su duración indispensable; haciendo una adecuada selección de los contenidos, según las necesidades de formación; diseñando carreras de distinta duración; organizando planes de estudio balanceados, que integren asignaturas de formación general, básica y profesionalizarte, asignaturas electivas u optativas que favorezcan las inclinaciones e intereses vocacionales del estudiante, y facultativas que permitan el estudio, la actualización e investigación de los conocimientos y fenómenos. 7) La UCA buscará elevar la calidad del ejercicio de la docencia y de la gestión académica, mediante la conjugación y la aplicación progresiva de las dimensiones del Paradigma Pedagógico Ignaciano (PPI) y las del socio constructivismo, capacitando de manera sostenida a su personal académico, como alma e instrumento innovador de su labor educativa.
  31. 31. 30 Vicerrectoría Académica Digesto Académico 8) La UCA propiciará la elaboración y ejecución de planes, programas o proyectos de desarrollo artístico, deportivo, cultural y ecológico que apoyen, no sólo la formación integral de sus educandos, sino el desarrollo del sentido de identidad y cultura corporativa. 9) La UCA fomentará la ejemplaridad como recurso formativo y medio para el cumplimiento de su misión, la que se expresará en su organización, en la calidad de las relaciones humanas, en los niveles de exigencia académica y administrativa establecidos, en sus procesos y procedimientos. 10) La UCA establecerá procedimientos científicos y flexibles de planificación, dirección, ejecución y evaluación sistemática del trabajo académico y administrativo, técnicamente integrados en todos los niveles y programas educativos. 11) La UCA propiciará en todos sus niveles el ejercicio de la transparencia, la comunicación, la fraternidad, el respeto mutuo, el uso del diálogo, la autocrítica, la crítica constructiva y la participación como elementos fundamentales de las relaciones internas y externas. 12) La UCA prestará cuidadosa atención a la promoción de los valores, las cualidades humanas, el compromiso de servicio, las potencialidades cognitivas de las personas que quieran formarse en ella, que deriven en el desarrollo de formas de superación y promoción del talento y talante humano. 13) La UCA apostará y emprenderá sus mayores esfuerzos y recursos a la formación continua de los docentes que en ella laboran. Parte de la convicción de que el estudiante es el centro del proceso y que la calidad de la formación universitaria exige preparación y cambio del profesorado, de manera que realmente las aulas se conviertan en laboratorios de ideas, de experiencias, de potencialidades de pensar, crear, sentir, imaginar y resolver. 14) La UCA buscará también la superación humana y técnica de su personal administrativo yde servicios, mediante una capacitación y evaluación permanente de sus desempeños, procesos y productos para retroalimentar una adecuada planificación. 15) La UCAdispondrá sus haberes y saberes al servicio de la sociedad nicaragüense y propiciará el desarrollo de diversos mecanismos que posibiliten la rendición social de cuentas a la comunidad general con transparencia, veracidad y honestidad, acerca de su quehacer integral, de la calidad en la formación, del uso de sus recursos en la docencia, la investigación, la proyección social y la gestión académica. 16) La UCA creará progresivamente condiciones para la construcción de una gestión del
  32. 32. 31 Vicerrectoría Académica Digesto Académico conocimiento, propiciando el trabajo en redes, el uso y la transferencia de conocimientos, de información y comunicación en su quehacer educativo, investigativo, de proyección y gestión. 17) La UCAimpulsará procesos de internacionalización de su quehacer universitario, impulsando proyectos de colaboración con otras universidades a nivel regional y mundial. 18) La UCA forjará el sentido de cuerpo universitario, integrado por educadores, educandos y personal administrativo y de apoyo, que comparten una misma misión, trabajan juntos, desarrollan una gestión pertinente y se configuran como una red animada de relaciones bajo un mismo espíritu, con ética y responsabilidad. IV. LAS FUNCIONES UNIVERSITARIAS EN EL PROYECTO EDUCATIVO UCA Las funciones universitarias de docencia, nvestigación, proyección social y gestión, están articuladas entre sí por la Responsabilidad Social Universitaria, la que se constituye en un eje vertebrador que dinamiza tanto los procesos formativos, académicos como administrativos, promueve una ágil autocrítica, un autoaprendizaje permanente, con transparencia y espíritu de diálogo. Su propósito conlleva a superar los hábitos rutinarios para cumplir con la verdadera misión de formación integral y producción de conocimientos útiles a la sociedad y a la generación de una nueva cultura universitaria. Con la implementación de la Responsabilidad Social Universitaria se desarrollan procesos de investigación- acción y el campus universitario se convierte en el primer salón de clases y laboratorio para el aprendizaje académico. Los componentes de la Responsabilidad Social Universitaria enlaUCA Son: Gestión ética y calidad de vida institucional: procura la mejora continua del comportamiento ético y profesional cotidiano en los miembros de la comunidad universitaria, a partir de la promoción de las sanas rutinas y de valores socialmente responsables. Gestión ambiental responsable: b ús queda permanente en la comunidad universitaria de un comportamiento ecológico cotidiano, orientado hacia el uso inteligente, respetuoso y amigable con el medio ambiente. Participación social responsable: pretende que la comunidad universitaria y sus colaboradoresexternosmejorencontinuamente en su comportamiento social solidario para la promoción del desarrollo humano sostenible. Fomación académica socialmente responsable: orientada al logro del perfil del egresado, como profesional ético, comprometido, con actitudes de solidaridad y responsabilidad social y ambiental, en el marco de una verdadera formación íntegra e
  33. 33. 32 Vicerrectoría Académica Digesto Académico integral. Investigación y gestión del conocimiento socialmente útil: pretende asegurar la generación y transmisión del conocimiento multidisciplinario, congruente con el desarrollo humano sostenible. Todos estos componentes de la Responsabilidad Social se reflejan y concretan en las diferentes acciones de cada función universitaria. A. Docencia La UCA concibe la docencia como una de las funciones universitaria más sustantiva, expresa en ella y pone en marcha la dimensión pedagógica del modelo educativo determinado por la Universidad, vinculado con las políticas y procesos de planificación, ejecución, seguimiento y evaluación del currículo; así como con el perfeccionamiento de los profesores y la calidad del aprendizaje de los estudiantes. El trabajo docente constituye un elemento articulador de las otras funciones de la educación superior: investigación y proyección social (UCA, 2000 Hacia una función docente de calidad). La UCA promueve una docencia que centra su atención en los procesos de aprendizaje y convierte a los estudiantes en sujetos activos de su propio proceso educativo; fomenta el desarrollo de las habilidades y capacidades que impulsan la formación permanente de los estudiantes y propicia la aplicación de conocimientos en la solución de problemas; posibilita el desarrollo de valores que dan a los estudiantes identidad como personas y como seres sociales comprometidos con el logro de una sociedad más justa y humana. La docencia debe ser contextualizada, es decir, tomar en cuenta la realidad y necesidades de los estudiantes, sus experiencias, sus formas y ritmos de aprendizaje, así como el contexto sociocultural y político-económico en el que se desenvuelve, el ámbito global de la universidad, el aula de clase en su interacción con el educador y compañeros, el estudio individual y grupal, las prácticas de formación profesional, su participación en actividades de investigación y proyección social, entre otras. En el acto docente se ponen de manifiesto tres grandes componentes intrínsecamente imbricados: el aprendizaje, la enseñanza y la evaluación. El aprendizaje es visto como un proceso de descubrimiento, de búsqueda, de solución de problemas, no de mera repetición de conocimientos. Por tanto, el aprender a aprender, la investigación, la práctica, la búsqueda de significados, el establecimiento de vínculos entre lo que ya se sabe y lo nuevo por conocer, el aprender de otros y con otros, se convierten en ejes fundamentales de dicho proceso. Para aprender, el alumno tiene que operar sobre sí mismo, pues nadie puede hacerlo por
  34. 34. 33 Vicerrectoría Académica Digesto Académico otro, ni tampoco de la misma manera. El educando aprende en función de sus experiencias, de sus propias actividades mentales y afectivas, en relación con los objetivos de aprendizaje propuestos. A través de las diferentes actividades de aprendizaje se pretende que los educandos crezcan humanamente tanto en lo personal y social como en lo profesional, desarrollando un conjunto estructurado y dinámico de conocimientos, valores, habilidades y principios que intervienen en su desempeño reflexivo, responsable y efectivo. La enseñanza es concebida como un proceso que impulsa el desarrollo de los estudiantes, rescata la coherencia entre conocimiento y vida, propicia la acción formadora del docente, se centra en el reconocimiento de la singularidad de cada educando y en el rol protagónico que le corresponde desempeñar frente a su aprendizaje. Si el aprendizaje es el resultado de la actividad cognitiva y afectiva del estudiante, el educador no es sino un acompañante, mediador, guía o facilitador de ese proceso. Sus acciones sólo cobran sentido en la medida en que acompañan, apoyan y facilitan efectivamente el aprendizaje del alumno. Favorecer estos procesos será la intención fundamental de todo educador, reconociendo que para que su ayuda sea eficaz, debe tomar en cuenta los conocimientos y experiencias previas de que disponen los alumnos para, a partir de ellos, provocar desafíos y retos que los cuestionen e impulsen a su modificación. La evaluación se concibe como un proceso dinámico, abierto, sistémico, contextualizado e inherente al desarrollo de las acciones de aprendizaje y enseñanza. Se desarrolla a lo largo de un período de tiempo, pues no se trata de acciones puntuales o aisladas. Debe cumplir tanto la función social como pedagógica, implica el desarrollo de acciones de regulación y autorregulación, a partir de procesos autorreflexivos (tanto de los docentes, sobre su práctica educativa, como de los estudiantes acerca de qué y cómo aprenden). B. Investigación Es la función que, igual que las otras en el proyecto educativo, está en permanente construcción, contribuye a concretar el desarrollo de la misión y visión que la Universidad pretende. Es definida por la UCA como un proceso de búsqueda, de generación y producción de conocimientos, de desarrollo de habilidades y destrezas que permite a los integrantes de la comunidad universitaria analizar, criticar, interpretar, innovar y proponer alternativas de solución a los problemas de diferente índole.
  35. 35. 34 Vicerrectoría Académica Digesto Académico También es considerada como estrategia para el desarrollo del “auténtico talante y talento universitario” (Gorostiaga, 1993) y por este carácter formativo- integrador es copartícipe e inherente a la docencia, a la innovación y a la proyección social. La investigación, como estrategia, construye escenarios en el que se forman los estudiantes y se perfecciona el desarrollo profesional de los docentes. El desarrollo de esta función universitaria “ha exigido la revisión y mejoramiento del actual sistema de formas de culminación de estudios; la consolidación en las facultades de una planta docente investigativa; el desarrollo de investigaciones aplicadas con enfoque interdisciplinar y proyectos enfocados hacia el estudio de la realidad nacional con sus propuestas de solución a los problemas encontrados; la organización de Seminarios Permanentes de Investigación, como espacios privilegiados en que profesores, investigadores y estudiantes comparten, debaten y enriquecen los anteproyectos, avances y resultados de las investigaciones; la participación creciente de estudiantes en los encuentros de jóvenes investigadores de la UCA; el establecimiento de mecanismos normativos y de premiación que incrementan, en la planta profesoral, la producción intelectual destinada a alimentar las publicaciones de la UCA o su participación en congresos de investigación”. (UCA, Diagnóstico y Perspectivas 1998- 2003). La investigación en la UCA se articula con el accionar de los institutos y centros de investigación y con el trabajo de los departamentos académicos, evidenciando, a través del currículo, el carácter interdisciplinario y transdisciplinario del proyecto educativo. La UCA construyó en 2007, mediante procesos participativos, la agenda y seis líneas de investigación: Educación y cultura ciudadana; Empleo, Estado, Democracia y participación ciudadana, El agro y la situación rural, Desarrollo territorial: rural, urbano y turístico; y Medio ambiente y naturaleza, los cuales tienen como elementos integrales los siguientes temas transversales: las TIC e innovación, lo humanístico y lo ético, las políticas públicas, la gestión del conocimiento, género y etnicidad. Este proceso permitirá a la Universidad alcanzar niveles superiores de calidadypertinencia,detal forma que los docentes investigadores sean partícipes de la creación de un ambiente intelectual más estimulante, que promueva el juicio crítico, el compromiso emprendedor, innovador y ético, así como el desarrollo de una actitud y cultura institucional investigativa e innovadora. La UCA emprende su búsqueda y diseña sus caminos para impulsar esta función hacia la construcción del nuevo enfoque de su quehacer, conjugando Investigación-Desarrollo e Innovación (I+D+I), elementos que dinamizan sus procesos educativos internos, los vínculos con la realidad circundante, la generación y producción del conocimiento, dándole a la Universidad un carácter holístico y dinámico.
  36. 36. 35 Vicerrectoría Académica Digesto Académico C. Proyección Social Es la función que permite establecer una relación directa de servicio e intercambio entre la universidad y la sociedad, trasciende el aula y el campus para manifestarse en la realidad cotidiana y retroalimentar permanentemente el quehacer académico. Busca la formación de la persona humana, la elevación de la calidad de vida y el bienestar de hombres y mujeres que conforman este país. La UCA cumple su función de proyección social al asumirla como un compromiso de servicio, de construcción de conocimientos, de valores y de potencialidades para formar sujetos sociales con capacidad de autogestión; todo ello, como aporte a la transformación del país y la creación de una sociedad más justa y equitativa para todos sus habitantes, y en particular, para los más necesitados que buscan alternativas para una vida digna. La función de proyección social se evidencia en el currículo de todas las carreras y programas, a través de los valores que son desarrollados en materias o módulos de formación general y profesionalizante, en los diferentes tipos de prácticas, el voluntariado social, las formas de culminación de estudios, así como también mediante algunas asignaturas específicas, como las Cátedras Abiertas, Cátedra Jurídica, Cátedra Xabier Gorostiaga, etc.; las que permiten a los estudiantes, a los docentes e investigadores vincularse con la realidad social nicaragüense y con las posibles soluciones a los problemas planteados. Estratégicamente, la proyección social es concebida como un espacio y proceso que refuerza en el currículo el eje de los valores, enfoca las investigaciones hacia la solución de los problemas del país y de los más necesitados, permite la creación de experiencias piloto que muestran alternativas concretas para zonas campesinas, grupos migrantes, microempresas, etc., trabaja estrechamente con diversos sectores del gobierno y de la sociedad civil, comprometidos con el mejoramiento de la calidad de vida de la población. Presta un servicio a las poblaciones más vulnerables y necesitadas, a través de programas educativos y de servicio social como el Bufete Jurídico, el Consultorio Psicológico, el Voluntariado Social del Centro de Pastoral, el Servicio Voluntario Universitario, etc. D. Gestión La UCA ha elaborado su propio modelo de gestión académico y administrativo-económico, que se fundamenta en los principios, valores, objetivos y en el compromiso social de la Universidad. Tiene como fin primordial el progreso y bienestar de las personas que en ella se forman, trabajan y con las que se relacionan; responde a un interés humano, académico y social. Su filosofía, formulación e implementación están guiadas por los siguientes presupuestos:
  37. 37. 36 Vicerrectoría Académica Digesto Académico • Educación donde hay mayor necesidad. • Responsabilidad social en la formación de sus estudiantes, en el manejo de los recursos, en la sostenibilidad ambiental, etc. • Justicia e igualdad. • Formación universitaria de calidad. • Investigación para el beneficio de la sociedad. • Búsqueda constante de alternativas a problemas del país. Este modelo de gestión hoy cuenta con el apoyo y aceptación de miles de jóvenes, quienes independientemente de su condición económica, social y cultural, año con año siguen optando por la UCA. Esta confianza y preferencia también se manifiesta en la empresa privada, gobierno, sociedad civil, organismos no gubernamentales y la comunidad internacional, los que de diferentes maneras colaboran con nuestros programas y proyectos. Asimismo, se compone de dos grandes ámbitos: académico y administrativo-económico, los que se articulan en cada una de las acciones de las funciones de docencia, investigación y proyección social y se complementan entre sí, con el propósito de ofrecer el servicio de calidad que los estudiantes, docentes y sociedad en general se merecen. Gestión Académica: Para la UCA la gestión académica se expresa en: • Un servicio de calidad • Seguimiento a los procesos de evaluación y mejoría constante • Toma de decisiones compartida por los equipos responsables • Uso de las TIC para facilitar los procesos Administrativa-económica: • El uso racional y transparente de los fondos del estado El uso eficiente y responsable de los fondos propios • Manejo ético y transparente de la gestión financiera • Rendición social de cuentas El proyecto educativo de la UCA, igual que sus funciones universitarias, como ya se mencionaba en párrafos anteriores, constituyen un Pro- yecto inacabado, en permanente construcción, sirven de faro, de norte y guía al desarrollo de los procesos educativos que en esta casa de estudios se llevan a cabo y donde se confirma que: “no sólo el estudiante como individuo, el profesor, el administrador, el conserje, el consejero de la universidad, sino la universidad misma como tal, está llamada constantemente a la auto superación, es decir, a no quedarse en meros sentimientos, ni en meras afirmaciones intelectuales o deliberaciones sin término: todos hemos de llegar a una acción educativa en la que mutuamente nos ayudemos a alcanzar la libertad, a ser verdaderamente humanos y a hacer en esta acción un
  38. 38. 37 Vicerrectoría Académica Digesto Académico nuevo punto de arranque para que el proceso educativo jamás frene” (Paradigma Pedagógico Ignaciano: Un planteamiento práctico, 1993, p.50). V. METAS DEL PROYECTO EDUCATIVO A partir de los objetivos definidos, la UCA plantea las siguientes metas: 1) Contar con personal académico y administrativo-académico competente profesional y pedagógicamente. Potenciar la formación sistemática de los profesores y el desarrollo de la carrera académica. Buscar el desarrollo de la capacidad académica del profesorado yde sus competencias pedagógicas, además de crear y acentuar un ambiente de formación y crecimiento humano e intelectual de los profesores. Potenciar procesos de innovación docente y utilización de metodologías activas y colaborativas. 2) Mantener la renovación curricular y la consolidación de la oferta académica. Potenciar los programas existentes para responder a las demandas profesionales y a la formación humana integral, con un currículo basado en el desarrollo de competencias, con un enfoque interdisciplinar y flexible. Ampliar la oferta de cursos de formación continua. Abrir campo a nuevas maestrías y a los doctorados. 3) Fomentar la investigación. Profundizar la cultura de investigación para que sea un eje articulador para los programas de formación de pregrado y posgrado, mediante el desarrollo de procesos de investigación formativa. Además, la investigación estricta hacia la producción de conocimiento debe ser potenciada como función universitaria para buscar alternativas encaminadas hacia el desarrollo y la innovación. 4) Garantizar la mejoría constante del nivel académico de los estudiantes, a través de procesos curriculares y extracurriculares que respalden un mejor rendimiento académico y consoliden su formación integral. 5) Respaldar la calidad educativa institucional, a través de procesos de acreditación nacional e internacional, para patentar el reconocimiento nacional e internacional de la calidad de su formación de sus procesos y servicios, por su innovación, pertinencia y excelencia académica, homologable con universidades de prestigio en el continente y en Europa. 6) Potenciar la incorporación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en los procesos académicos y administrativos. Se deberá continuar haciendo los mejores esfuerzos a fin de mejorar los sistemas informáticos para facilitar los procesos de enseñanza y aprendizaje, la investigación y la gestión académica, administrativa y financiera. Promover nuevos ambientes cognitivos con la incorporación de las TIC.
  39. 39. 38 Vicerrectoría Académica Digesto Académico 7) Ampliar las redes de relaciones nacionales e internacionales con organismos, instituciones, empresas, universidades y otras entidades. La universidad debe ser un centro de cultura, diálogo, debate, internacionalización del conocimiento e intercambio de experiencias y proyectos, conformando redes nacionales, regionales e internacionales. Asimismo debe establecer alianzas estratégicas con empresas e instituciones de la sociedad para trabajar conjuntamente en proyectos de formación y de investigación e innovación. Debe fomentar el intercambio académico y la internacionalización de la formación. 8) Fortalecer la identidad institucional de los miembros de la comunidad universitaria. Construir una comunidad que comparta los valores expresados en el proyecto educativo de la UCA. Instancias como Desarrollo Estudiantil y el Centro de Pastoral deben contribuir de manera activa en este proceso. 9) Establecer una cultura de planificación y evaluación constante de nuestro quehacer, para lograr las metas establecidas y su mejora continua. 10) Robustecer financieramente a la universidad, incrementando la obtención de fondos y fuentes de financiamiento, optimizando los recursos existentes, haciendo un prudente manejo de posibles inversiones, así como una gestión eficaz y una rendición social de cuentas transparente. 11) Fortalecer la infraestructura de la Universidad. Esto conlleva que tengamos un plan estratégico para la conservación, desarrollo y administración del campus. Al menos en sus dos grandes líneas: el plan de desarrollo físico de la universidad y el mejoramiento de las condiciones básicas de nuestros espacios vitales. VI. MODELO EDUCATIVO Y PEDAGÓGICO “En la transformación de los métodos pedagógicos, que aún prevalecen en la práctica docente de nuestras universidades, reside una de las claves de la transformación universitaria”. “… Si no emprendemos una profunda revolución pedagógica, no redefinimos nuestros modelos educativos y académicos, no rediseñamos los currículos, no seremos capaces de formar a los universitarios que nuestros países necesitan para enfrentar las amenazas de la globalización neoliberal y excluyente, así como la creciente desigualdad científico tecnológica entre las naciones”. Carlos Tunnerman, 2006. El proyecto educativo de la UCA exige articular armónicamente, mediante el currículo, la formación humanística con la técnico profesional, la investigación, la proyección, la responsabilidad social y la gestión académica; demanda la puesta en práctica de procesos educativos que den identidad a la persona, que posibiliten un trabajo multidisciplinario y
  40. 40. 39 Vicerrectoría Académica Digesto Académico colaborativo, de manera que los profesionales egresados de esta institución sean capaces de enfrentar y resolver los dilemas prácticos del desarrollo a nivel personal, laboral y social. En consecuencia, requiere conformar un estudiantado consciente de su compromiso personal y responsabilidad social, constructor de su propio proceso de aprendizaje. Así mismo, este proyecto pretende trabajar conjuntamente con un profesorado comprometido con la excelencia y la calidad académica, que asume el rol de guía, facilitador y acompañante, que reflexiona su práctica educativa para superarla de manera permanente, a fin de construir progresivamente una nueva cultura educativa, una ecología institucional corporativa, acorde con los signos de los tiempos. Las intenciones educativas anteriormente expresadas se concretan en el conjunto de principios, misión, visión, valores, objetivos y políticas que orientan y guían el ser y el quehacer de la Universidad Centroamericana, las que aunadas al planteamiento del Paradigma Pedagógico Ignaciano, determinan una manera de proceder, de enseñar, de dar lo mejor, de servir a quién y dónde más se necesite; es decir, alcanzar el “Magis Ignaciano”, hacer siempre más, darse más. Esto implicará crear redes cooperativas educativas, comunidades de aprendizaje y solidaridad, desde el amor, la entrega, la esperanza, lo que en términos educativos equivale a la búsqueda de la excelencia académica, del espíritu emprendedor, del compromiso y la responsabilidad social, de la auto superación y de la innovación permanente. La Universidad Centroamericana en aras de cumplir con sus propósitos como institución formadora de educación superior al servicio de la sociedad nicaragüense, ha asumido un modelo educativo y pedagógico genuino en el que se articulan las dimensiones de la Pedagogía Ignaciana y las estrategias de aprendizaje, enseñanza y evaluación de paradigma socioconstructivista como eje sustantivo-cualitativo del proyecto curricular y que permite asegurar la calidad, eficiencia y pertinencia de los procesos de formación profesional. En este modelo los actos educativos se centran en el aprendizaje y en el sujeto que aprende y lo convierten en artífice de su propio proceso de desarrollo y crecimiento; favorecen la adquisición de las habilidades, capacidades y valores que impulsan la formación permanente de los estudiantes, propician la aplicación de conocimientos en la solución de problemas, tomando en cuenta la realidad y necesidades de su entorno, sus experiencias, sus formas y ritmos de aprendizaje, así como el contexto sociocultural y político-económico en el que se desenvuelve. En este modelo se retoman las dimensiones del Paradigma Pedagógico Ignaciano (PPI) en el que cada acto de la vida, momento educativo o proceso de desarrollo debería pasar por la cabeza (pensar) el corazón (sentir) y las manos (actuar). En consecuencia, la acción educativa, debe ser contextualizada, es decir, vinculando la universidad con el ámbito personal, laboral, local, nacional y global, donde el aula de clase se convierte en un espacio de interacción entre la vida, el educador y los estudiantes, mediante el aprendizaje
  41. 41. 40 Vicerrectoría Académica Digesto Académico personalizado, recíproco, situado, individual, grupal. Con esta mirada, las prácticas de formación profesional, las actividades investigativas y de servicio social cobran una nueva dimensión. Así mismo, la acción educativa, como su nombre lo indica, es educadora y socializadora, pues la persona aprende de otros y con otros. Para que las actividades de enseñanza y formación se transformen en experiencias de aprendizaje, las acciones en el aula iniciarán partiendo de los conocimientos y experiencias previas del alumno, a fin de que los educandos realicen no sólo un acercamiento cognoscitivo y psicomotriz con la realidad, sino también un acercamiento afectivo, implicando su imaginación y sentimientos. Es por medio de la experiencia y la reflexión que el estudiante alcanza el nivel cultural, técnico y científico, integrando significativamente lo aprendido en su estructura cognitiva y es capaz de lograr un proceso reflexivo más profundo al considerar el significado e importancia humana de los fenómenos, hechos o situaciones, imprimiendo a éstos una connotación ética, transparente y comprometida de lo que aprende e invitándolo a la acción, a la toma de decisiones en coherencia con sus convicciones, a la concreción de acciones que evidencien su compromiso humano, cultural y social. VII. ELEMENTOS QUE SUSTENTAN LA METODOLOGÍA • ¿Qué es aprender? En el planteamiento filosófico educativo de la UCA y en su Proyecto Curricular se expresa claramentequeelestudianteeselcentrodenuestro quehacer universitario en su formación como persona y profesional comprometido con su propia educación, concebido como un ser que se construye a sí mismo, que actúa como agente de su desarrollo para lograr la más idónea realización de sus potencialidades de pensar, de crear, de sentir, de imaginar, de actuar y de autorregularse. En esta concepción de aprendizaje, la formación integra imbricadamente a la persona, quien necesita descubrirse y operar sobre sí misma en todas las dimensiones humanas (afectiva, cognitiva, volitiva, social, trascendental), pues no se limita a lo técnico-profesional, sino que el estudiantado aprende con y para la vida, es decir, que simultáneamente puede estar construyendo y recreando conocimientos, desarrollando habilidades, valorando y mostrando actitudes y sentimientos, generando así competencias en la búsqueda de un desarrollo equilibrado y armónico. El aprendizaje es un proceso consciente de desarrollo y apropiación de competencias, entendiendo éstas como: “saberes en ejecución, es decir, que todo proceso de “conocer” debe
  42. 42. 41 Vicerrectoría Académica Digesto Académico traducirse en un “saber”, que competencia y saber hacer son recíprocos, implica saber pensar, saber desempeñarse, saber interpretar, saber actuar en diferentes escenarios”. Implica armonizar en un proceso real-concreto y situado el saber, el saber hacer con conciencia y el saber ser desde sí y para los demás. Dicho de otra manera, las competencias son procesos a través de los cuales los estudiantes realizan actividades y resuelven problemas propios del contexto profesional – investigativo, teniendo en cuenta la complejidad de la situación, mediante la articulación de los tres tipos de saberes: el conocer, el hacer y el saber ser. Se orienta a formar personas que luchen por alcanzar las metas de su proyecto de vida personal, las metas de las organizaciones donde se desenvuelvan, con un alto grado de idoneidad personal para el desarrollo social, la convivencia humana y del planeta. Esta concepción de aprendizaje y competencia incorpora el planteamiento ignaciano del discernimiento en el estudiantado, aplicando éste no sólo en las actividades cognitivas, procedimentales, sino también en las actitudinales y valorales como elementos inherentes al desempeño idóneo y comprometido con la transformación de sí mismo y de su entorno. ¿Qué es enseñar? Es un proceso en el que el/la docente juega un rol fundamental de acompañar, apoyar, estimular, mediar, facilitar y evaluar al estudiantado para que se forme integralmente. En tal sentido, en el acto educativo el/la docente rescata la coherencia entre conocimiento y vida, propicia su acción formadora, se centra en el reconocimiento de la singularidad de cada estudiante y en el rol protagónico que le corresponde desempeñar frente a su aprendizaje. Facilitar estos procesos será la intención fundamental de todo educador, reconociendo que para que su ayuda sea eficaz, debe tomar en cuenta los conocimientos y experiencias previas de que disponen los alumnos para, a partir de ellos, provocar desafíos y retos que los cuestionen e impulsen a su modificación. Para ser coherente con la concepción de aprender, el profesorado debe reflexionar –discernir sobre su práctica docente para mejorarla, recrearla e innovarla. Para ello es necesario que aprenda y aplique estrategias meta cognitivas y autor reguladoras que le permitan cuestionarse por qué enseña de esa manera, para qué lo hace así, qué repercusiones tiene en la formación del alumnado y cómo puede incidir positivamente en la modificación de su práctica y en el aprendizaje de sus estudiantes.
  43. 43. 42 Vicerrectoría Académica Digesto Académico Los procesos de enseñanza deben enfatizar la aplicación y utilidad de los conocimientos, de manera que los estudiantes no solamente conozcan la fundamentación teórica de cada situación o fenómeno, sino que vinculen la información con la realidad, la analicen, sinteticen y transfieran a la solución de problemas concretos o bien a la emisión de juicios valorativos y tomas de decisiones acertadas. Promover una visión integral del aprendizaje que privilegie la conjunción de conocimientos, habilidades, actitudes y valores en contraposición con la acumulación de datos memorísticos y fragmentados. Impulsar el uso de estrategias evaluativas inclusivas e integradoras, valorando y fomentando procesos de autorregulación de los aprendizajes y de meta cognición. Atributos del estudiantado Sujeto activo, responsable de su aprendizaje Motivado/a Selecciona, procesa, abstrae, infiere, gestiona y transfiere la información. Trabaja individualmente y en equipo Autorregulado/a y autónomo/a Se comunica y relaciona con los demás. Se estima a sí mismo, aprende a conocer, a asumir y defender sus derechos y como deberes persona. Aprende a aprender, a desaprender y a emprender. Aprende a ser ciudadano/a Atributos de la Enseñanza Contextualizada Motivadora Reflexiva-en acción Situado-transferible Significativa-transferible (cognitivo-socio efectivo y sicomotor) Reciproca Cooperativa Regulada Atributos del Aprendizaje Contextualizado Reflexivo-acción Situado-transferible Significativo-transferible (cognitivo-socio efectivo y sicomotor) Reciproco Cooperativo Autorregulado

×