Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

El sol y la luna

787 views

Published on

Published in: Business, Real Estate
  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

El sol y la luna

  1. 2. El sol estaba triste desde hacia mucho, mucho tiempo. Se sentía abandonado. Sabia que su luz, aunque hermosa, era muy importante para la tierra y que debía darla . Pero, a menudo se preguntaba: -¿Por qué la luna esta siempre acompañada de sus amigas la estrellas titilantes, en cambio yo brillo muy solo en el firmamento?
  2. 3. La luna, a su vez, también se sentía triste y muy a menudo pensaba: -¿Por qué mi cielo esta siempre oscuro y me opaco durante el día, ante la luz vigorosa del sol?
  3. 4. Así era , sin embargo, la función de cada uno. El Sol debía ver a la gente por la mañana y la tarde y la Luna tenia que cuidar sus sueños por la noche.
  4. 5. Pero el Sol fastidiado y con ganas de cambiar esta situación, propuso a la Luna un trato y le mando a decir, valiéndose del viento: -Tratemos de cambiar nuestras funciones. ¡Hagamos por una vez lo contrario y veamos que pasa! Encuentrame mañana por la mañana, a la madrugada.
  5. 6. Así lo hicieron. La Luna fue a buscar al Sol, creyendo poder iluminar el día y el Sol se corrió a la oscuridad, pensando así encontrarse rodeado de estrellas.
  6. 7. No obstante, las cosas no funcionaron como ellos deseaba, pues la noche se dio cuenta de lo que pasaba y se fue despacito, despacito, a buscar a la Luna.
  7. 8. Cuando la alcanzo, le pregunto: -¿Qué estas haciendo, Lunita inquieta? ¿Por qué me quieres dejar? Y en ese instante, el cielo se volvió enteramente negro.
  8. 9. El día también busco al Sol y quejosamente, casi llorando, le rogó: -¡Por favor! ¡No me dejes sin tu luz!
  9. 10. Entonces, la Luna no pudo alumbrar a la gente durante el día, porque era de noche y el Sol no pudo estar rodeado de las estrellas titilantes, porque era de día.¡Que confusión!
  10. 11. Se dieron cuenta en un instante, que habían cometido un gran error y así, tanto el Sol como la Luna volvieron a lo de antes, pues entendieron que cada uno debe hacer lo que sabe y le corresponde.
  11. 12. Pero tanto el día como la noche no quisieron que lo que había ocurrido quedara sin recuerdo y decidieron que para mantenerlo vivo, cada tanto, la Luna y el Sol debían volver a encontrarse, para que tuvieran presente así, el error cometido.
  12. 13. De esta manera suceden los eclipses de Sol. Cuando esto pasa, el cielo se oscurece en un instante y un hermoso aro de luz se forma alrededor de la Luna. Es tan bonita su imagen, que los hombres siguen sorprendiéndose cuando esto ocurre.

×