Examen jhoelchu

3,731 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,731
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Examen jhoelchu

  1. 1. CAPITULO IV la Sociología Jurídica 4.1 Definición de la Sociología Jurídica: A menudo se le otorga al concepto de Sociología Jurídica unatrascendencia más dilatada que al de Sociología del Derecho. Según estaidea, la Sociología del Derecho se circunscribe en analizar lo queconstituye el Derecho mismo, es decir, las reglas y las instituciones,mientras que la Sociología Jurídica engloba todos los fenómenos de loscuales el Derecho puede ser causa, efecto u ocasión, incluidos losfenómenos de violación, de inefectividad o de desviación. Sin embargo,nos parece científicamente útil tener un campo de estudio que sea lo másamplio posible, pues no hay reflejos del Derecho, aunque sean lejanos odeformantes, que no puedan contribuir a su conocimiento. A este campode estudio le aplicaremos, en virtud de una convención que quedaestablecida desde ahora de una vez por todas, indistintamente una u otrade las dos denominaciones: Sociología del Derecho o SociologíaJurídica.La Sociología del Derecho o Sociología Jurídica, puede precisarse comouna rama de la Sociología en General o, diremos, en relación de la nuevaconvención, de la Sociología General. Es una rama de la SociologíaGeneral, con el mismo título que lo es, por ejemplo, la SociologíaReligiosa, la Sociología Económica, la Sociología del Conocimiento o laSociología de la Educación.
  2. 2.  Es aquella especialidad de la Sociología General que tiene por objeto una variedad de fenómenos sociales: los fenómenos jurídicos o fenómenos de Derecho. La palabra fenómeno es capital, ya que marca de golpe la intención de mantenernos dentro de las apariencias y de renunciar a alcanzar sus atributos. Es decir los de fenómenos jurídicos. Como el Derecho sólo existe en virtud de la sociedad, se puede permitir que todos los fenómenos jurídicos sean, de alguna manera o al menos, fenómenos sociales. La premisa reversa, empero, no es cierta. No todos los fenómenos sociales son fenómenos jurídicos. Existe lo social no jurídico, formado por lo que se denomina los fenómenos de costumbres o usos sociales. La persona que, en un comedor, comienza por la sopa y termina con el postre y que luego de su consumo pide la cuenta, brinda repetidamente el espectáculo de un fenómeno de costumbres (primero al ingerir lo salado antes que lo dulce ha observado una regla no escrita de las sociedades occidentales) y después un fenómeno de Derecho (se ha sentido obligada en virtud de un contrato a pagar lo consumido). En efecto, la distinción entre las dos Sociologías no siempre es tan diáfana.
  3. 3.  4.2 Objeto de la Sociología Jurídica: Partimos nuestro análisis con la alocución de Jean Carbonier: “Si en su sentido más claro, el objeto de una ciencia es aquello sobre lo que recae la observación científica, vale decir, la materia propia de la investigación, entonces no hay mayor dificultad en afirmar que el objeto de la Sociología Jurídica es el Derecho; en cambio, ello no supone un gran anticipo, ya que el derecho es también, el objeto de la Dogmática Jurídica. Rastra imperioso, pues, precisar aún más”. (1972:15) De otro lado, Rafael Márquez agrega lo siguiente: “Aunque tanto la Sociología Jurídica como la Dogmática Jurídica tienen por objeto el Derecho (y ello sería extensivo a otras disciplinas), su observación y estudio serán realizados desde diferentes ópticas. La Dogmática Jurídica vislumbrará el Derecho como una entidad armónica, coherente y monolítica, mientras que la Sociología lo verá como un fenómeno jurídico, pero que presenta, sin embargo, todas las particularidades de un fenómeno social”. (1992:45) ¿Qué quiere decirse con esto? Simplemente, que la realidad postrema no es el fenómeno jurídico encerrado sino el fenómeno jurídico encuadrado en el campo espacial y temporal (tópico y crónico) que le es propio.
  4. 4.  Lo que ocurre es que para el hombre de leyes, el Derecho se exhibe como un conjunto de normatividades simbólicas y como tal es cultivado por la ciencia jurídica en sentido estricto; en cambio, para el Sociólogo el Derecho se expone como un hecho social, como forma agrupada efectiva en sus vinculaciones de causalidad interhumana. Ergo, el Derecho, sociológicamente dialogando, aparece como un Hecho social que es efecto de otros hechos sociales y que se halla en relación con otras formas combinadas. Pero hay más: una vez establecido, el Derecho se presenta como una fuerza social que procede a modo de factor pedagógico de la colectividad y que produce secuelas sobre la vida social en sus disímiles expresiones. Puede alegarse, por consiguiente, que el Derecho, autónomamente de estar coronado por normatividades características, desde el punto de vista del Sociólogo es igualmente un conjunto de fenómenos que se originan en la vida social.
  5. 5.  Emili Durkheinm señalaba esta dualidad cuando expresa que la Sociología del Derecho debe investigar de un lado, cómo las reglas jurídicas se han formado real y positivamente, o sea, las causas que las han ocasionado y las parvedades que tienden a satisfacer; y de otro, su ejercicio en la sociedad. Al respecto Luis Recasens indica visiblemente dos cosas: a) Que el Derecho, en un momento determinado, es el resultado de un complejo de factores sociales; b) Que el Derecho, desde el prisma sociológico, es un tipo de hecho social que actúa como una fuerza formativa de las conductas, bien moldeándolas, bien interviniendo en ellas como auxiliar o como palanca, o bien preocupando, de cualquier manera, al sujeto agente. De ahí deduce la asignación de la Sociología del Derecho de dos series de temas posibles: a) El estudio de cómo el Derecho, en tanto que hecho, representa el producto de procesos sociales; b) El examen de los efectos que el Derecho (cualquiera que sea la cualidad de éste) ya emanado ocasiona en la sociedad. Estos efectos pueden ser de varias clases: positivos, de configuración de la vida social; negativos, de frustración; de interferencia con otros factores (económicos, religiosos, etc.), que dan lugar a combinaciones muy disímiles, e inesperadas ciertas veces; de reacción, que ayudan a establecer estándares hostiles contra las normas vigentes, para derogarlas, abrogarlas y/o subrogarlas.
  6. 6.  En consecuencia, la Sociología Jurídica estudia las conjugaciones de factores que influyen tanto en la génesis como en la configuración del Derecho. Por consiguiente, George Gurvitch tiene razón al afirmar: “Que el fenómeno jurídico es sumamente complejo, y que su estructura llega a ser antinómica. Dentro de él están juntas antinomia y heteronomia, elementos ideales y elementos reales, estabilidad y movilidad, orden y creación, poder y convicción, necesidades sociales e ideales sociales, experiencia y especulación y, por último, ideas lógicas y valores morales. Esta complejidad ha propiciado la aparición de numerosos equívocos”. (1962:143) Prosigue, el profesor de la Universidad de Estrasburgo, al sentenciar que el Derecho puede ser reconocido por muy diversos procedimientos técnicos que, asimismo libran distinto papel en los disparejos sistemas de Derecho y en los múltiples instantes de su existencia: costumbre, ley, tipos flexibles y usos, procedimientos judiciales y extrajudiciales, convenios y declaraciones colectivas, etc., para finiquitar en la intuición directa de las partes interesadas.
  7. 7.  Extracta su despliegue imprimiendo que la Sociología del Derecho ha de canalizar sus energías al estudio, análisis e investigación de la "realidad social plena del Derecho", en todos sus planos de profundidad y en la pluralidad casi infinita de sus tipos. Y ultima que la Sociología Jurídica nunca puede esquivar el argumento de la intrepidez del hecho jurídico. La realidad social del Derecho no es ni un dato de la intuición ni un implícito de percepción sensible, sino que es más bien una edificación de la razón, desasida de la realidad social como fenómeno general. Finalmente, sella que la Sociología del Derecho, debe empezar por apuntar los hechos jurídicos de los hechos sociales que, al estar reseñados a la par de valores espirituales, se hallan entrañablemente conexos con el hecho jurídico
  8. 8.  4.3 Concepción estricta y Concepción amplia de la Sociología Jurídica: Ante tal cuestionamiento Jean Carbonier afirma: “Dentro del inundo de los fenómenos sociales, hay algunos cuyo carácter jurídico es evidente. Ocurre así, en las sociedades modernas, con la Ley, el juicio o la decisión administrativa. Son los fenómenos jurídicos primarios. Son jurídicos con toda evidencia, porque crean Derecho o, mejor, porque se identifican con el Derecho. Así con una concepción estricta, la Sociología Jurídica debería limitarse a este terreno indiscutible. Y esta concepción no ha dejado de tener influencia en la orientación que se le ha dado a las investigaciones. De hecho, los temas que la Sociología Jurídica ha explorado más, han estado, durante mucho tiempo, relacionados con el Derecho en sí mismo considerado, en lo que, tiene de más general, esto es, el Derecho contemplado a la altura de lo que los juristas llaman la Teoría General de Derecho o la Teoría de las Fuentes. Así se explica una relativa abundancia de trabajos sobre las funciones de la ley, su prestigio, la difusión de su conocimiento, la imagen de los jueces entre el gran público, su origen social, la lentitud de la justicia, etc”. (1972:16) En la distinción que ciertos autores siguen concediendo al vocablo Sociología del Derecho pudiendo estar presente esta intención restrictiva.
  9. 9.  No obstante, de manera inversa, cabe asimismo una concepción amplia de la Sociología Jurídica que la desarrolle a todos los fenómenos sociales en los. cuales se acierte algún elemento del Derecho, aunque este dispositivo se halle surtido con otros y no en estado puro. Así pensada, la Sociología Jurídica no tiene que restringir sus indagaciones a los fenómenos primarios, sino que puede comprender fenómenos secundarios y derivados, tales como la familia, la propiedad, el contrato, la responsabilidad, etc. El hecho de que en estos fenómenos existan contribuciones de la sociedad que no pasan a través del Derecho, no es requisito capaz para declarar ineficaz respecto de ellos a la Sociología Jurídica y competente, por el contrario, a la Sociología General o a cualquier otra especialidad separada de esta última. Es legítimo colegir de la pluralidad de efectos unas capacidades asistentes. No intimamos deducir que la Sociología Jurídica haya de cortar para ella sola la cara que le interese y renunciar a las otras (las costumbres, la ética, la economía, etc.) a la Sociología General. Un desmembramiento similar del fenómeno social sería algo adulterado.
  10. 10.  Las dos Sociologías, la general y la particular, tienen una aptitud semejante para aprisionar el fenómeno íntegramente. En suma, se deberá aprehenderlo en el orden que le es propio. Verbigracia, en el caso del matrimonio, la Sociología General indagará primero las relaciones de costumbres, los factores económicos, entre otros, y hallará las reglas jurídicas singularmente en el perímetro, como una causa eventual de tirantez, mientras que la Sociología Jurídica partirá de las pautas y sólo inmediatamente inquirirá la forma en que las reglas resultan sustentadas, o por lo inverso, evacuadas de su intríngulis por los usos sociales, por la economía, etc. La variedad misma de las maneras debe admitir una dominante penetración del fenómeno. La Sociología Jurídica respecto al Derecho y para serle útil a este, debe tratar de cumplir una doble finalidad, una función científica y una función práctica.
  11. 11.  4.4 Métodos de la Sociología Jurídica: En relación al presente acápite Gerson Chávez enseña: La Sociología Jurídica utiliza similares métodos al la Sociología General estos son: (2003:137) a) La Observación. Método utilizado para obtener información escrita, como: Textos de leyes, Archivos notariales. Tablas estadísticas etc., b) La Interpretación.- Significa extraer de un texto toda la información que sea posible, sin cambiar el sentido de las palabras ni del texto. c) Comparación.- Lograr a través del método de comparación de las diferentes instituciones jurídicas, una tipología de los sistemas jurídicos. d) El método Histórico.- Comparativo. Utilizado largamente para estudiar la Historia. Logrando a través de este método, obtener un conocimiento racional de los fenómenos Jurídicos.
  12. 12. A.- Métodos de Análisis:a) Método de Análisis de Contenido:Este método se ajusta a los hábitos mentales de los juristas y al derecho mismo, representadoen forma de textos.El análisis de contenido se descompone en: Análisis cualitativo y análisis cuantitativo.b) Análisis de Documentos Jurídicos:Estudia documentos relacionados con el derecho, Ejemplo: Una diligencia de la práctica judicial,un acta notarial, o un documento de carácter privado.Ahora bien, debemos tener en cuenta cuando se estudia un documento jurídico lo siguiente:El documento jurídico debe ser leído con ojos de sociólogo del derecho y no como juristadogmático, buscando en él la manifestación de un fenómeno jurídico.Debe ser considerado como un documento, o sea, como un conjunto de signos, y en modoalguno como equivalente objetivo de la realidad que trata de expresar.c.- Análisis Sociológico de la Jurisprudencia:Es el análisis de contenido, efectuado sobre un documento jurídico de naturaleza peculiar,como serían los repertorios de los fallos judiciales de los altos Tribunales de Justicia.B.- Técnicas Cuantitativas:Estas son: La Estadística, que buscar cubrir la totalidad de los fenómenos observados y ElSondeo, que toma muestras representativas aleatoriamente de de una facción de losfenómenos observados.
  13. 13. Relaciones existentes entre la Sociología Jurídica y la Sociología General:Aunque hoy aparezcan como disciplinas diferentes, no dejan de existir relaciones de intercambio entreambas. La Sociología Jurídica ha recibido cuantioso caudal filosófico de la Sociología General, de la que esdescendiente. Sus métodos, en su mayor parte no son otra cosa que una adaptación de losmétodos puestos a punto en otros campos sociológicos (el Método Histórico-Comparativo, la Estadística, elSondeo de Opinión, etc.). Muchos de los conceptos de los que se sirve la Sociología Jurídica (coacción socialy control social, conciencia colectiva, rol y estatuto, aculturación, etc.) no son otra cosa que conceptos de laSociología General, sobre los cuales se ha puesto escuetamente una entonación de Derecho. Inclusive denumerosos rudimentos que parecen incumbir a fenómenos propiamente jurídicos; la familia conyugal, ladistinción entre propiedad y poder (en la sociedades anónimas, etc.), se puede indicar que son losSociólogos de la Sociología General quienes las han subrayado.En efecto, la Sociología General examina fácilmente lo que le viene o lo que puede venirle de la SociologíaJurídica. En buen romance, lo que está en discusión, por intermedio de la Sociología del Derecho es laaportación del Derecho mismo. Recordemos que Emili Durkheinm sugería a los Sociólogos que pongan en lamira las reglas de Derecho, pues veía en ellas, por excelsitud, un manifiesto imparcial de los hechos socialesen general. Sin embargo, es una exhortación que a menudo se ha relegado (inclusive en la Sociologíajurídica).Probablemente, a través de la Teoría de la Prueba como el Derecho acaeciera a la Sociología susperturbes más útiles. Por lo demás, la pesquisa de la verdad judicial tiene como muelle el principio decontradicción, que es un conflicto organizado de parcialidades.El ejercicio del derecho de acción y contradicción son algo que el Derecho conoce. La Sociología no tiene hoyuna preocupación de objetividad tan rigurosa como en los tiempos Durkheinmnianos, y a menudo se instituyela parcialidad en el método. No obstante, se frecuenta de una parcialidad unilateral. Por ello, introducir unprocedimiento contradictorio en la administración de la prueba científica fulminante, podría ser el regalo que elDerecho le hiciera a la Sociología.En suma, toda intención de pesquisa debería hacerse por partida doble, de manera que a cada equipo de
  14. 14.  4.6 Vinculaciones entre la Sociología Jurídica y la Filosofía del Derecho:Dicha semejanza fue explicada con acierto por James Godschmidt:“En el curso del siglo XX, la situación de los filósofos respecto al Derecho ha variadosustancialmente. Si bien es cierto que los intelectuales no se preocupan del Derecho y susproblemas fundamentales en trabajos integrantes de sus sistemas a la manera como lo hicieron losfilósofos del siglo XVIII y principios del XIX, no es lo menos que el problema de la realidad jurídicaocupa un rango significativo en las construcciones filosóficas de la actualidad”. (1947:4)Además, Antonio Truyol señala:“La historia de la Filosofía del Derecho y del Estado, por una parte, a sucesión de las concepcionesfundamentales acerca del Derecho y el Estado y sus problemas últimos, de la consideración legal yla sociedad jurídicamente organizada en su universalidad y en función del conjunto de la realidadsocial son por otra parte, su exposición y conocimiento”. (1070:3)Asimismo, en el campo de la educación y de la investigación la Sociología se ha constituido por logeneral a través de una diferenciación originada en el interior de la Filosofía. Principió siendosingularmente un capítulo privativo de esta último, aunque más tarde su desarrollo hizo evidente lacarestía de distinción. Recordemos que simultáneamente la Psicología y la Lógica se independizaronigualmente, de modo que a la Filosofía pura no le quedó como materia propia más que la Moral (yaun esto es debatible) y, sobre todo, la Metafísica. Un asunto semejante se patentiza en lasdisciplinas filosóficas del Derecho.En cambio, la Filosofía del Derecho, en un primer momento, lo abrazó todo. Después, consintió quese apartasen de ella la Sociología, la Psicología, y la Lógica Jurídica, guardando lo que podríadiscurrirse como la superposición de la moral y sobre todo de la Metafísica al Derecho.En suma, las especulaciones sobre los derechos y los deberes individuales, constituyen la esenciade la justicia y del Derecho natural.Por lo tanto, alude Jean Carbonnier:
  15. 15. “La Sociología Jurídica, después de haber sido solo una parte de la Filosofía delDerecho, ha conquistado su autonomía. La unión fue posible mientras losSociólogos se conformaron con un tipo de actividad intelectual que no eraradicalmente diferente de la de los filósofos, razonando y meditando sobre loshombres en sociedad a partir de la experiencia personal.La escisión fue inevitable cuando la Sociología adoptó unos nuevos métodos, talescomo la observación de las masas o la experimentación, esto es, los métodos de laSociología llamada empírica. Sin embargo, la independencia recíproca, en lacualviven desde entonces las dos disciplinas, no excluye la existencia de relacionesentre ellas”. (1972:19)Por su parte, la Filosofía del Derecho tira atenta a las diligencias de la SociologíaJurídica. Con un celo a menudo impaciente. El agnosticismo que profesa laSociología hacia todo sistema de valores aunque sea puramente metodológico ¿nomarcha en el peligro de transgredir la solvencia que las reglas de Derechoexigen ante los ciudadanos?. Entre ciertos filósofos jurídicos, no se reflexiona a laSociología jurídica como una ciencia distinta sino como una doctrina entre otrasinnúmeras, una doctrina filosófica que se determina por ubicar en las honduras de lavida social la única fuente del Derecho. De esa forma, los defensores del derechonatural admiten que tienen un provecho común con el sociologismo, elantipositivismo, la privación de que laeterna riqueza del derecho pueda encerrarse en la ley de origen gubernativo.Empero, las discrepancias vuelven; y mientras que el sociologismo se comportacomo si no viviera ningún valor eminente a los hechos, el derecho natural pregona
  16. 16.  En conclusión, lo que ha podido contribuir a hacer que la Sociología Jurídica se discurra como una Filosofía, es que, entre los Sociólogos del Derecho, incluso en el siglo XXI, sigue cobrando un estándar cardinal, cuya disposición es más teórica que empírica, que tropieza sus temas en lo que el derecho tiene de más general, verbigracia: Las fuentes, con distinción a las instituciones concretas, y busca sus herramientas de trabajo en las bibliotecas e internet, o incluso en la inteligencia personal, más que sobre el terreno. Sociólogos como Max Weber, Gurvitch y Geiger ilustran extensamente el carácter de esta Sociología Teórica del Derecho, que es un género de Filosofía de la Sociología Jurídica.
  17. 17.  4.7 Limitaciones de la Sociología Jurídica: Nuestro país, es una de las sociedades en donde las distancias entre el Derecho formal abstracto, normativizado en la ley y la realidad social son tan extensas y disímiles, se diría que a la mayoría de nuestros conciudadanos le preocupa muy poco la fortaleza del derecho y sólo se inquietan por éste cuando son perturbados por efecto de sus quebrantamientos y flaquezas. El Perú no es un país litigioso estricto sensu, ni constituye un edén para los abogados, porque la población desconfía de la justicia formal, suspicacia que brota en los dominios de la policía, que se desencadena en acusada con pruebas no desmentidas y a menudo de estar alejada del derecho y la justicia, situación que la verificamos comúnmente. Además, el legislador nacional al proponer sus leyes por lo general soslaya el ingrediente particular y sui géneris de la realidad concreta observable, contrastándose nuestra premisa en que el ciudadano de a pie no se identifica con el corpus juris. Proclamado por la metrópoli, de allí la necesidad ineluctable que la ley peruana se elabore de acuerdo a nuestras propias exigencias en el marco de una investigación prolija que demande estudios jurídico- sociológicos sobre la variopinta problemática que se muestra día a día y que exige desde ya su avocación inmediata, para después no lamentarnos sobre hechos de grupos sociales que optan por ejercer el Derecho Primitivo, petando el tablero del Estado de Derecho.
  18. 18.  CONCLUSIONES Final mente los integrantes del grupos optamos por una sola conclusión con respecto al proceso que hemos seguido al hacer el trabajo monográfico sobre la evolución histórica de la sociología y la problemática social. Desdés los tiempos antiguos hasta la actualidad la sociología ha evolucionado en la vida del hombre y de la sociedad humana, gracias a los trascurrido de su historia ha ido encontrando las soluciones más actas para el comportamiento humano que hoy en día se ve en la actualidad. Hoy en día la problemática social se presenta en diferentes situaciones las cuales no son fáciles de manejar y no necesariamente necesitan de una persona especializada en la materia sino a un grupo especializados de sociólogos los cuales estudian a fondo los problemas que se dan hoy en día para encontrar soluciones con respecto a cada situación que se presente.

×