Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Milagros de nuestra señora (3 medio)

355 views

Published on

Lectura 3º medio

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Milagros de nuestra señora (3 medio)

  1. 1. Colegio Shirayuri Departamento de Lenguaje y Comunicación LOS MILAGROS DE NUESTRA SEÑORA. Gonzalo De Berceo EL SACRISTÁN IMPÚDICO 1 Amigos, si quisierais un poco esperar, aun otro milagro os querría contar, que por Santa María se dignó Dios mostrar, de cuya leche quiso con su boa mamar. 2 Un monje muy devoto en un convento había , –el lugar no lo leo, decir no lo sabría–. Quería de corazón bien a Santa María, cada día a su imagen su reverencia hacía. 3 cada día a su imagen su reverencia hacía , hincábase de hinojos, decía: «Ave María». El abad de la casa diole la sacristanía, por libre de locura, por cuerdo lo tenía. 4 El enemigo malo, de Belzebud vicario, que siempre ha sido y es de los buenos contrario, tanto pudo bullir el sutil adversario que al monje corrompió, y lo hizo fornicario. 5 Tomó costumbre mala el loco pecador: de noche, cuando estaba acostado el prior,
  2. 2. salía por la iglesia fuera del dormitor, para correr el torpe a su mala labor. 6 Y tanto a la salida como luego a la entrada, delante del altar caía su pasada; la reverencia y “Ave” que tenía acostumbrada, no se le olvidaba en ninguna vegada. 7 Cerca del monasterio un río bueno corría; el monje pecador que pasarlo tenía; cuando de cometer su locura volvía cayó en él y se ahogó fuera de la freiría. 8 Cuando vino la hora de maitines tocar, no había sacristán que pudiese sonar: levantáronse todos, dejaron su lugar; y fueron a la iglesia al monje a despertar. 9 Abrieron la iglesia como mejor supieron, al clavero buscaron y hallar no lo pudieron. Por arriba y abajo todos tanto anduvieron que donde estaba ahogado por fin lo descubrieron. 10 Qué podría ser eso no lo podían pensar, si murió o lo mataron no lo sabrían juzgar; era grande la basca y mayor el pesar, porque perdía su precio por eso este lugar. 11 Mientras yacía perdido el cuerpo por el río, digamos de su alma y su pleito sombrío: porque vino por ella de diablos gran gentío,
  3. 3. para llevarla al báratro, de deleites vacío. 12 Mientras los diablos iban con ella peloteando los ángeles vinieron, por ella iban bajando; los diablos los tuvieron gran tiempo querellando que esa alma era suya, que la fueran dejando. 13 No tuvieron los ángeles derecho a disputarla, porque tuvo mal fin, y debieron dejarla. No pudieron sacarles por valor de una agalla y hubieron de partirse tristes de la batalla. 14 Acudió la Gloriosa, Reína general, porque los diablos solo se acordaban del mal; mandoles atender; no osaron hacer ál, y movioles querella muy firme y cabal. 15 Propuso la Gloriosa palabra colorada, «Con esta alma, locos, -dijo- non tenéis nada. Mientras vivió en su cuerpo me estuvo encomendada, sufriría ahora daño por ir desamparada». 16 Por la parte contraria le respondió el vocero, un diablo sabedor, sutil y muy puntero: «Madre eres de Hijo, alcalde derechero, no le gusta la fuerza ni es de ella placentero. 17 Escrito está que el hombre, allí donde es hallado, sea en bien, o sea en mal, es por ello juzgado; y si un decreto tal por ti fuera falseado
  4. 4. el Evangelio todo quedará descuajado». 18«Hablas –dijo la Virgen– como una cosa necia. No me ofendo, porque eres una cativa bestia. Cuando salió de casa, de mí tomó licencia: de su pecado, yo le daré penitencia. 19 Yo no he de rebajarme hasta haceros violencia, mas apelo ante Cristo, ante Su propia audiencia, ante Él que es poderoso y lleno de sapiencia: yo de Su boca quiero oír esta sentencia». 20 El Señor de los Cielos, alcalde sabedor, decidió la contienda: nunca visteis mejor. Mandó tornar el alma a su cuerpo el Señor, luego cual mereciese recibiría el honor. 21 El convento quedaba triste y desconsolado por este mal ejemplo que les había llegado cuando resucitó el cuerpo ya pasado; espantáronse todos de verlo en buen estado. 22 Habloles el buen hombre, díjoles: «Compañeros, muerto fui y estoy vivo, podéis estar certeros. ¡Gracias a la Gloriosa que salva a sus obreros, que me libró de manos de los malos guerreros». 23 Contoles por su lengua toda la letanía, qué decían los diablos, y qué Santa María, cómo lo libró ella de su soberanía;
  5. 5. si no fuese por ella , estaba en negro día. 24 Rindieron a Dios gracias de toda voluntad, y a la santa Reína y Madre de piedad, que hizo tal milagro por su benignidad, por quien está más firme toda la cristiandad. 25 Confesose el monje e hizo penitencia, mejorose de toda su mala continencia, sirvió a la Gloriosa mientras tuvo potencia, finó cuando Dios quiso sin variar su creencia... Requiescat in pace cum divina clementia. 26 Muchos milagros tales, y muchos más granados hizo Santa María sobre sus aclamados: no serían los milésimos por mil hombres contados mas de los que supiéramos quedareis bien pagados. Actividades 1. Lee atentamente el milagro del sacristán Impúdico y luego realiza un resumen del relato. 2.Explica el argumento usa la Virgen para convencer a los demonios? 3. En algunos momentos parece que Berceo se dirige a un grupo de oyentes: señala el número de estrofa y las palabras concretas donde ocurre. 4. Explica cómo Dios aparece como juez dicta su sentencia. 5. La estrofa 10 muestra a los monjes muy tristes, pero no porque su sacristán haya muerto. ¿Por qué? 6. Berceo incluye en la actitud de los diablos con el alma del devoto un pequeño rasgo de humor: ¿cuál es? 7. Realiza una breve biografía de Gonzalo de Berceo.

×