Comunicado de brito

440 views

Published on

Published in: Education, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
440
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
72
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Comunicado de brito

  1. 1. COMUNICADO Organizaciones, asociaciones e instituciones que firman este comunicado, lo respaldan y se expresan unidos en una sola voz: Federación de Psicólogos de Venezuela Escuela de Psicología, Universidad Católica Andrés Bello Escuela de Psicología, Universidad Metropolitana Instituto de Psicología, Universidad Central de Venezuela Centro de Investigaciones Psicológicas, Universidad de los Andes Departamento de Ciencia y Tecnología del Comportamiento, Universidad Simón Bolívar Programa de Especialización en Psicología Clínica Comunitaria, Universidad Católica Andrés Bello Postgrado en Psicología de la Universidad Simón Bolívar Sociedad Venezolana de Psicología Sexológica, Sovepsex Asociación Venezolana para el Avance de las Ciencias del Comportamiento Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud- ALAPSA Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud-Sección Venezolana ALAPSA-VZLA Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud- ALAPSA Asociación Psiquiátrica de América Latina- APAL Colegio de Psicólogos del Distrito Capital Colegio de Psicólogos del Estado Lara Colegio de Psicólogos del Estado Miranda Psicólogos en Acción COMUNICADO Un nutrido grupo de instituciones de la psicología y de la psiquiatría, además de psicólogos y psiquiatras de Venezuela, todos sin distinción de culto, religión o ideología política, ha propuesto pronunciarse frente al riesgo de una utilización indebida de los recursos profesionales de la medicina, la psicología y la psiquiatría con fines e intereses distintos al objetivo de asistir a la persona en la preservación de sus derechos humanos fundamentales y la promoción de salud física y mental. Específicamente nos alarma el uso sistemático del lenguaje y los procedimientos de la psicología y de la psiquiatría para justificar medidas y decisiones oficiales. Nos preocupan actualmente las informaciones obtenidas sobre la situación del ciudadano Franklin Brito quien fue llevado por fuerzas del orden público en “contra de su voluntad”, según él mismo expresa, al Hospital Militar “Dr. Carlos Arvelo” el 13 de diciembre de 2009, donde se encuentra retenido.
  2. 2. Llaman la atención las declaraciones de la Fiscal General de la República quien afirmó el 14 de enero de 2010 que Franklin Brito “tiene una disminución de su capacidad mental por lo que está inhabilitado”, “tiene conductas no ajustadas a la normalidad a lo que clínicamente se considera una persona normal”. Es lamentable, en consecuencia, el hecho de que el Sr. Brito continuó hospitalizado en el servicio de oftalmología -en este momento está en terapia intensiva debido a lo delicado de su condición- una vez recuperado el rango normal del peso para un individuo de su talla y edad, sin un diagnóstico claro establecido, sin recibir tratamiento ni médico ni psicológico, sin recibir permiso para salir del hospital, con presencia de efectivos de la Guardia Nacional apostados en la entrada del servicio, negándosele además el derecho de consultar a su propio equipo médico, todo esto en contra de su voluntad y la de su familia. La Organización Mundial de la Salud contempla diversos procedimientos establecidos para manejar circunstancias como éstas. Por ejemplo, en el caso de “ingreso y tratamientos involuntarios” se dictan procedimientos que, aplicados correctamente, garantizan los derechos humanos de las personas, su libertad de pensamiento, conciencia y religión en circunstancias críticas. Demandamos que se le atienda en su situación conforme a lo establecido por los principios internacionales de Salud Mental y Derechos Humanos, siguiendo la normativa legal de nuestro país y las normas de la ética profesional de la medicina, la psiquiatría y la psicología. Exhortamos a las autoridades correspondientes y a los profesionales involucrados a aclarar los criterios bajos los cuales se está reteniendo al Sr. Brito y a atenerse a los procedimientos éticos antes mencionados. Exhortamos igualmente a los gremios de la salud mental a mantenernos activos vigilando el uso ético de nuestras profesiones. En Caracas, a los 2 días del mes de junio del 2010

×