Proceso 1904

1,273 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,273
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
184
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Proceso 1904

  1. 1. ÍndiceCISA / Comunicación e Información, SA de CVCONSEJO DE ADMINISTRACIÓN: Presidente, Julio Scherer García; Vicepresidente, Vicente Leñero;Tesorero, Enrique MazaDIRECTOR: Rafael Rodríguez CastañedaSUBDIRECTOR DE INFORMACIÓN: Salvador CorroSUBDIRECTORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer IbarraSUBDIRECTOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto HerreroSUBDIRECTOR DE FINANZAS: Alejandro RiveraASISTENTE DE LA DIRECCIÓN: María de los Ángeles Morales; ayudante, Luis Ángel CruzASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN DE INFORMACIÓN: Graciela ZepedaCOORDINADORA DE FINANZAS DE REDACCIÓN: Beatriz GonzálezEDICIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez,Sergio Loya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo MartínezREPORTEROS: Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz,Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Santiago Igartúa, Arturo Rodríguez, Marcela Turati, Rodrigo Vera,Rosalia Vergara, Jenaro VillamilCORRESPONSALES: Campeche, Rosa Santana; Colima: Pedro Zamora; Chiapas, Isaín Mandujano;Guanajuato: Verónica Espinosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Felipe Cobián;Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Tabasco,Armando Guzmán; Tamaulipas, Ma. Gabriela HernándezINTERNACIONAL: Homero Campa, coordinador; Corresponsales: Madrid: Alejandro Gutiérrez;París: Anne Marie Mergier; Washington: J. Jesús EsquivelCULTURA: Armando Ponce, editor; Judith Amador Tello, Javier Betancourt, Blanca González Rosas,Estela Leñero Franco, Isabel Leñero, Rosario Manzanos, Samuel Máynez Champion, Jorge MunguíaEspitia, José Emilio Pacheco, Alberto Paredes, Niza Rivera Medina, Raquel Tibol, Florence Toussaint,Rafael Vargas, Columba Vértiz de la Fuente; cultura@proceso.com.mxESPECTÁCULOS: Roberto Ponce, coordinador. espectaculos@proceso.com.mxDEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz PereyraFOTOGRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Germán Canseco, Miguel Dimayuga,Benjamín Flores, Octavio Gómez, Eduardo Miranda; ; asistente, Aurora Trejo; auxiliar, Violeta MeloAUXILIAR DE REDACCIÓN: Ángel SánchezAYUDANTE DE REDACCIÓN: Damián VegaANÁLISIS: Colaboradores: John Ackerman, Ariel Dorfman, Sabina Berman, Jesús Cantú,DeniseDresser, Marta Lamas, Rafael Segovia, Javier Sicilia, Enrique Semo, Ernesto Villanueva, Jorge Volpi;cartonistas: Gallut, Helguera, Hernández, Naranjo, RochaCENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Rogelio Flores, coordinador; Juan Carlos Baltazar, Lidia García,Leoncio RosalesCORRECCIÓN TIPOGRÁFICA: Jorge González Ramírez, coordinador; Serafín Díaz, Sergio DanielGonzález, Patricia PosadasDISEÑO: Alejandro Valdés Kuri, coordinador; Fernando Cisneros Larios, Antonio Fouilloux Dávila,Manuel Fouilloux Anaya y Juan Ricardo Robles de HaroCOMERCIALIZACIÓNPUBLICIDAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ángeles, Rubén Báez ejecutivos decuenta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062VENTAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, NormaVelázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernandosemanario de información y análisisNo. 1904 • 28 de abril de 2013JUSTICIA6 Regina Martínez: “Sé que me van a matar...”/Anne Marie MergierNARCOTRÁFICO14 El Blog del Narco y la veinteañera quelo maneja /Homero Campa18 Gobierno y narco, unidos contra Valorpor TamaulipasPOLÍTICA / PACTO POR MÉXICO22 La historia del frágil “Pacto de los Cuates”/Álvaro DelgadoVIOLENCIA28 Campus minado /Santiago IgartúaECONOMÍA Y FINANZAS32 Mexicana: Quiebra por consigna/Rosalía VergaraRELACIONES EXTERIORES36 Un nombramiento conflictivo /J. Jesús EsquivelANÁLISIS38 Cultura de la trampa /Jesús Cantú39 Experredista /Naranjo40 La fuerza de la UNAM /Axel Didriksson41 Chanchullo jarocho /Héctor Tajonar42 El costo de la libertad de expresión/Ernesto Villanueva43 El poder ya no es lo que era /Sabina Berman44 Congreso, reforma y poderes fácticos/Jorge Luis Preciado Rodríguez45 Otro desafío para el PRI /Marta LamasINTERNACIONAL / PERÚ46 Los Fujimori, atados a un negro historial/Ángel Páez61822
  2. 2. Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Ulisesde León.ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García.ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadoraTECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro,Betzabé Estrada, Javier VenegasALMACÉN y PROVEEDURÍA: Mercedes Guerra, coordinadora; Rogelio ValdiviaMANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor RamírezFINANZAS. CONTABILIDAD: María Concepción Alvarado, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, RaquelTrejo TapiaCOBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl CruzOFICINASGENERALES:Redacción:Fresas13;Administración:Fresas7,Col.delValle,03100México,DFCONMUTADOR GENERAL: Karina Ureña; Flor Hernández; 5636-2000FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción.AÑO 36, No. 1904, 28 DE ABRIL DE 2013IMPRESIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700.México, DFDISTRIBUCIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel.5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y LocalesCerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000.EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Concepción Villaverde;asistente: María Elena Ahedo; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mxCorreo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez,Juan Pablo Proal y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010Certificado de licitud de título No. 1885 y licitud de contenido No. 1132, expedidos por la ComisiónCalificadora de Publicaciones de Revistas Ilustradas el 8 de septiembre de 1976. Proceso es unaReserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho deAutor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102.Registro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309Circulación certificada por el Instituto Verificador de MediosRegistro No. 105 / 21Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterreyy Puebla: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00. Servicios informativos yfotográficos: AP, Notimex, Reuters.Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier capítulo, fotografía o información publicados sin autoriza-ción expresa de Comunicación e Información, S.A. de C.V., titular de todos los derechos.agencia proceso de informaciónagencia de fotografíaSiguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaprocesoHISTORIA50 Las batallas de Churchill /Lucía Luna55 Entre el rechazo y la añoranza /Patricia Lee58 Mexicanos que pelearon por Hitler/Juan Alberto CedilloCULTURA60 Eduardo García Barrios: “Combatir la violenciacon música” /Judith Amador Tello64 Cristina Pacheco, 35 años de Aquí nos tocó vivir/Columba Vértiz de la Fuente66 Páginas de críticaArte: ¿Existe una nueva escultura en cerámica?/Blanca González RosasMúsica: María Alejandres en La Traviatade Florida /Raúl DíazTeatro: El que dijo sí y el que dijo no/Estela Leñero FrancoCine: El Fausto de Sokurov /Javier BetancourtTelevisión: Novedades en Canal Once/Florence ToussaintLibros: La esperanza en la calle/Jorge Munguía EspitiaESPECTÁCULOS72 El cineasta enmascarado del FestivalRiviera Maya /Columba Vértiz de la FuenteDEPORTES74 LEVANTAMIENTO DE PESAS:México la abandonó /Beatriz Pereyra77 LA CAPITAL: El deporte del DF, en laindefinición /Raúl Ochoa80 Palabra de Lector82 Mono Sapiens /Veracruz interpretada porel “Gordo de Oro” /Helguera y Hernández28 5060 74
  3. 3. 6 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013En el primer aniversario del asesinato de Regina Martínez,corresponsal de Proceso en Veracruz,confluyenlos peores males que pueden afectar a unasociedad: la corrupción, la mentira, la indo-lencia, el cinismo, la inseguridad más atrozno solamente para los periodistas sino paralos ciudadanos, la zozobra, la impunidad…La corresponsal de este semanario en París,Anne Marie Mergier, recabó testimonios dequienes compartieron con Regina la dura in-fancia, los años de aprendizaje, los rigores deloficio periodístico. En ese retrato se reconocea una informadora de vocación que combatióel silencio en Veracruz, estado que hoy gozade fama mundial por ser extremadamente peli-groso para el ejercicio del periodismo.“Sé que me vanRegina Martíneza matar...”6 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
  4. 4. JUSTICIA1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 7JUSTICIAANNE MARIE MERGIERXALAPA/CIUDAD DE MÉXICO/PARÍS.- Las dos fotografías fue-ron tomadas en la plaza Ler-do en 2008. El corazón de Xala-pa aparece envuelto en neblina.Campesinos empapados por lallovizna están sentados de espalda a lasescalinatas de la catedral y frente al Pa-lacio de Gobierno. Enarbolan carteles deprotesta.En la primera foto, la corresponsal Re-gina Martínez entrevista a uno de los ma-nifestantes. Le tiende la grabadora con lamano derecha. En la izquierda tiene unejemplar de Proceso, con el cual intentaprotegerse de la lluvia.En la segunda imagen, los campesinospermanecen sentados. Regina se aprestaa alejarse. El fotógrafo la sorprende justocuando ella se da la media vuelta y lo mi-ra. Regina sonríe.Su entrevistado de aquella ocasiónse llamaba Ramiro Guillén Tapia y era di-rigente del Comité Regional Pro Defensade los Derechos Humanos del sur de Ve-racruz. Semanas más tarde, el 30 de sep-tiembre, se roció de gasolina en la mismaplaza y se prendió fuego. Algunos de suscompañeros dicen que antes de convertir-se en antorcha humana Guillén alcanzó adecir: “Lo hago porque no sirve el gobier-no, sólo son engaños, y yo tenía que res-ponder a mi pueblo popoluca”. Murió aldía siguiente en el hospital.Sentado en un café parisino, AndrésTimoteo Morales se esfuerza por contro-lar su emoción mientras contempla esasfotos de su amiga:“Ramiro Guillén Tapia encabezaba ungrupo de ejidatarios del municipio de So-teapan que habían sido despojados de sustierras. A lo largo de dos años el goberna-dor Fidel Herrera les canceló 67 citas. Ra-miro no aguantó más desplantes y se in-moló. Estos campesinos se trasladaron 67veces a Xalapa y las 67 veces Regina losentrevistó. Para ella era un compromisoineludible.”En aquel tiempo Andrés era corres-ponsal de La Jornada en Xalapa y colum-nista en el diario Notiver. Al igual que unatreintena de reporteros, fotógrafos y cari-caturistas, tuvo que huir de Veracruz des-pués del asesinato de Regina Martínez, el28 de abril del año pasado.A causa de las alarmantes amena-zas contra ellos, la organización Reporte-ros sin Fronteras, la Asociación Mundialde Periódicos y Editores de Prensa (WAN-IFRA, por sus siglas en inglés) y la embaja-da de Francia en México facilitaron su sa-lida del país.“Estas fotos tienen tanto sentido… soncasi metáforas –murmura Andrés–. Esainquietante neblina, que lo oscurece to-do, simboliza el miedo y el silencio que so-focan a Xalapa. Me llama la atención vercómo Regina se protege la cabeza con unejemplar de Proceso. Es otro símbolo. Re-gina vivía vigilada, hostigada, amenaza-da, pero pensó que trabajar para Proceso laresguadarba de lo peor. Se equivocó.Todosnos equivocamos. Por eso salimos dispara-dos deVeracruz después de que la asesina-ron. Entendimos que les valía madre todoy que podíamos ser sus próximos blancos”.Sigue, conmovido:“Veo un tercer símbolo en estas fo-tos: en ellas queda plasmada la preocupa-ción de Regina por dar voz a los campesi-nos, a las comunidades indígenas, a todaslas víctimas del sistema político corruptoque impera en Veracruz. Esa fue su cruza-da personal.Vivió el periodismo como unamisión que dio sentido a su vida pero quetambién la condenó a morir en esa formatan atroz.”En los seis meses que ha vivido en Pa-rís, Andrés se ha negado a dar entrevistassobre su caso personal.Aceptó, sin embar-go, hablar de La Regis en vísperas de su pri-mer aniversario luctuoso.Ángel Martínez, hermano de Regina,y Elfego Riveros, director de Radio Teoce-lo, decidieron ofrecer su testimonio abier-tamente. Las personas entrevistadas enla Ciudad de México se limitaron a to-mar medidas elementales de seguridad,EspecialEn Plaza Lerdo. Reporteando
  5. 5. 8 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013DE ABRIL DE 2013como sacar la batería de su celu-lar al principio del encuentro. Losque aún radican en Xalapa eligie-ron cuidadosamente el lugar de lacita, evitando lugares públicos, co-mo cafés y restaurantes.Sus testimonios revelan aspec-tos desconocidos de la vida de Re-gina Martínez, cuya discreción eralegendaria.Compromiso férreoRegina no se definió nunca comoperiodista porque le parecía “pre-tencioso”. Se asumía como reporte-ra y asestaba: “Un reportero es só-lo el mensajero, nunca debe ser elmensaje”.Su círculo de amistades más cer-canas califica de “farsa obscena” ladetención, confesión y condena a 38años de cárcel de José Antonio Her-nández Silva, a quien las autoridadesjudiciales del estado de Veracruz pre-sentaron como el asesino.Al unísono denuncian un asesina-to político. Sin embargo, cuando evo-can a su amiga cuidan de no exagerar.No quieren convertirla en “mártir”de lalibertad de expresión ni en un mito. Só-lo buscan retratar a una mujer delgada,de apariencia frágil, pero de armas to-mar, “muy macha” y a la vez sensible.Entre sonrisas emocionadas y lágri-mas atragantadas, recuerdan sus fuer-tes convicciones: “Era muy difícil dis-cutir con ella. Costaba trabajo hacerleaceptar opiniones distintas de las su-yas”. Su voluntad inquebrantable “laheredó de nuestro padre”, confirma suhermano.Reconocen que tenía un carácter di-fícil: “Cuando la veía mal geniada, meapartaba y esperaba otra oportunidad pa-ra saludarla y platicar con ella”. Insistenen que desconfiaba de mucha gente y quesiempre estaba a la defensiva.“Temía trai-ciones porque había sufrido varias, entreellas las de un novio que resultó ser un vilinformante del gobernador”. Para Elfego Riveros, “le sobraban razo-nes para desconfiar. La hostilidad era suámbito natural: hostilidad de todos los go-bernadores a los que le tocó reportear yde sus secuaces, hostilidad de la élite eco-nómica del estado y hostilidad del gre-mio periodístico jarocho, que en su am-plia mayoría está cooptado, comprado, yes servil. En ruedas de prensa sus colegasla agredían verbal y a veces físicamente”.Andrés Timoteo Morales coincide:“Éramos las ovejas negras. A menudo nonos dejaban entrar al Palacio de Gobier-no, nos tiraban la puerta en la cara. Esta-bamos excluidos de los eventos oficiales”.La corresponsal de Proceso en Vera-cruz nunca hablaba sobre su infancia.“Sospecho una niñez difícil que quizá laendureció”, arriesga una amiga. Su her-mano Ángel explica:“Por razones de seguridad, Reginasiempre quiso mantener a nuestra fami-lia totalmente alejada de su trabajo. Medijo que nunca hablaba de nosotros con lagente que frecuentaba. Se sabía en la mi-ra de los que denunciaba. No nos platica-ba de sus investigaciones, pero todos éra-mos conscientes de que corría peligro. Ennuestra familia nadie cuestionó su com-promiso. Nos preocupaba pero respetá-bamos su independencia. Mis padres seveían muy inquietos, sobre todo cuandoempezó la ola de asesinatos de periodis-tas, pero jamás le pidieron que renunciaraa su profesión.”Ángel tiene cinco años menos que Re-gina y se parece mucho a ella: de baja es-tatura, delgado, cauteloso, determinado,inteligente e intuitivo. Es el único de la fa-milia que aceptó hablar con Proceso. Noquiere comentar el desenlace judicial delasesinato en la entrevista. Sólo confirmaque su familia no apelará.“Mi padre tiene 85 años, mi madre unpoco menos. Ambos siguen desgarrados ydesconsolados. El trauma del resto de lafamilia es inmenso. Respetamos la volun-tad de Regina de mantenernos apartadosde todo. Yo sólo me encargo de asuntosadministrativos ligados a su fallecimien-to”, recalca.Es un poco más elocuente al recordarsu niñez en su pueblo natal, Rafael Lucio,en la zona montañosa central deVeracruz.Ángel fue el séptimo de 11 hermanos y Re-gina, que nació el 7 de septiembre de 1963,era la tercera.Escaseaba el dinero en la casa. Floren-cio Martínez Romero, el padre, era em-pleado de una empresa. María Lorenza Pé-rez Vásquez, la madre, crió a los hijos.“Mi señor padre nos impuso una dis-ciplina muy estricta –enfatiza Ángel Mar-tínez–. Todos teníamos que ayudar en lacasa. Llovían castigos para quienes noobedecían. También nos inculcó la ideadel trabajo y de la honestidad. Nos enseñóa valernos por nosotros mismos y a odiarel dinero mal habido. Nos incitó a estu-diar. Nos decía: ‘La única herencia queles dejo es el estudio’. Nuestro padre nosbrindó techo y comida, pero los gastos dela escuela corrieron por cuenta nuestra.” Al cumplir los cinco años, los mucha-chos salían a vender chicles y lustrar za-patos en las calles. Después trabajaron encarpinterías o fabricaron sillas de montar.Las muchachas conseguían empleo en lastiendas del pueblo. Los mayores protegíana los menores. Regina tomaba muy a pe-cho su papel de hermana grande.Ángel la recuerda rebelde, no con suspadres sino con el destino:“Ella siempre quiso superarse, salir delpueblo, construir su propia vida. En el lu-gar donde vivíamos había una radioemi-sora con la que colaboró siendo aún muyEspecialCoatzacoalcos. Regina en un foro sobre migrantes
  6. 6. JUSTICIA1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 9JUSTICIA1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 9jovencita. Creo que fue allí donde agarróel virus del periodismo. Después se fue alpuerto a estudiar esa carrera en la Univer-sidad Veracruzana.“Seguí su ejemplo y también salí delpueblo con la intención de estudiar edu-cación física. La alcancé en el puerto. Te-nía 50 pesos en el bolsillo y la colegiaturacostaba 500. Renuncié a mi sueño y bus-qué cómo ganarme la vida. Luego Reginase fue a trabajar a Tuxtla Gutiérrez comoperiodista. Me dejó su departamentito.Nos perdimos de vista durante el tiempoque vivió en Chiapas y nos volvimos a en-contrar cinco años después, en Xalapa.”Regina impresionó a su hermanocuando regresó de Chiapas más templa-da, apasionada por su profesión y com-prometida “hasta el tuétano” con las cau-sas sociales.En Xalapa se movió mucho para en-contrar trabajo. Al principio consiguiócontratos con medios oficiales, pero noduró mucho con ellos. Aguantó un mes enComunicación Social del gobierno del es-tado y su colaboración con el canal estatalCuatro Más fue efímera.Una de sus amistades de varias déca-das recuerda:“Poco tiempo antes de que la mata-ran me hizo una confidencia muy perso-nal, lo cual me asombró porque casi nun-ca hablaba de ella misma. Me contó queuno de sus jefes en Cuatro Más la discri-minaba por su origen indígena y que noquería que saliera al aire. Se indignó y dejóesa chamba. Me dijo: ‘Mi madre es indíge-na, yo soy indígena, y por lo tanto siemprevoy a estar al lado de ellos. Es mi gente’.”“El gobernador no te quiere”A mediados de los años ochenta empezóuna etapa importante en la vida profesio-nal de Regina Martínez: entró a trabajaren el diario Política, fundado y dirigido porÁngel Leodegario Gutiérrez Castellanos,Don Yayo, un priista atípico que, según ex-colaboradores de ese periódico, destacabapor su apertura, su deseo de ejercer un pe-riodismo crítico y la libertad con que tra-bajaban sus reporteros.Sin embargo, dicen estas mismasfuentes, que a partir de 2001, después delfallecimiento de Don Yayo, sus sucesoresse dejaron cooptar por el poder y convir-tieron en “fuente de negocios” un espacioperiodístico “único en la historia de Vera-cruz por sus denuncias y su libertad”.Recuerda Andrés Timoteo Morales:“Regina Martínez y Guadalupe López eranlas dos reporteras estrellas de Política. Sedisputaban la primera plana con reporta-jes de fondo sobre la vida política de Ve-racruz y sus problemas sociales. Reginarecorrió todo el estado, se metió en las co-munidadas más alejadas. Se adentraba ydenunciaba. Hizo eco de múltiples reivin-dicaciones, atropellos, catástrofes natura-les y epidemias”.Confía Ángel Martínez: “Don Yayo laapoyaba mucho. A pesar de su decisión deno mezclar la familia con sus asuntos detrabajo, de vez en cuando Regina me pe-día llevarla en mi coche a zonas de difícilacceso. Después reporteó con un fotógrafoque tenía vehículo, volvió a su regla de se-guridad y me apartó de su trabajo”.Varios reporteros que entraron muyjóvenes a trabajar en Política se forjaronen el oficio bajo las órdenes de Regina ycon el paso de los años se volvieron susmejores amigos.Ellos la describen como una jefa in-transigente que los mandaba a rehacer 10veces sus notas, les exigía mucho cuandoreporteaba con ellos y les encargaba fuen-tes difíciles. En suma, una jefa “cabrona” y“mañosa para cuestionar a sus entrevista-dos”, y a ellos les enseñó a amar y respe-tar su trabajo.Insiste otro colega: “Regina era terca,obstinada, no soltaba presa. Nunca se da-ba por vencida. Nunca dejaba un tema an-tes de haberlo agotado. Destaca entre mu-chos otros el caso de Ernestina AscencioRosario, anciana indígena nahua viola-da por militares en Soledad Atzompa, queRegina investigó durante meses. Acabódesafiando al propio Felipe Calderón, querespondió a sus denuncias con mentirasgrotescas. El entonces presidente se cu-brió de ridículo al asegurar que la ancianahabía fallecido a causa de una gastritis”.Uno más destaca: “Regina tenía un ar-chivo que valía oro sobreVeracruz, sus po-líticos y sus movimentos sociales.Ademásestaba dotada de una memoria prodigio-sa. Era capaz de retratar con detalles a ca-da uno de los políticos del estado. Lo mis-mo podía hacer con todos los periodistas.Sabía quién era honesto, quién cobraba,quién era soplón o espía”.Y Andrés Timoteo Morales afirma: “Lalínea editorial de Política empezó a cam-biar después de la muerte de Don Yayo. Serestringió su libertad de tono. Poco a pocolas dos estrellas, Regina Martínez y Gua-dalupe López, empezaron a convertirse enreporteras incómodas. Sufrieron presio-nes fuertes de los nuevos directivos paraque se salieran del diario. Guadalupe re-sistió unos años y acabó renunciando en2005.“Regina no renunció y se enfrascó enuna larga demanda laboral. Llegó un mo-mento en el que no le publicaban ni unasola nota. Ella se hacía la brava pero en elfondo esos problemas la desgastaban mu-cho. Finalmente obligó a los herederos deDon Yayo a negociar su salida.“Ella misma me confió que el enton-ces gobernador Fidel Herrera había exigi-do a los directivos de Política que la despi-dieran. Me contó que el director le habíadicho: ‘El gobernador no te quiere y noquiere que estés acá’. Lo que enfadaba aHerrera no era tanto lo que Regina escri-bía en Política como lo que publicaba enProceso.”La reportera empezó a colaborar conla agencia Apro en 2001 y al año siguientepublicó sus primeros reportajes en Proce-so. En la edición de este semanario corres-pondiente al 6 de mayo de 2012, VerónicaEspinosa hizo hincapié en la amplia laborde Regina Martínez, que firmó 63 reporta-jes individuales y una decena en coauto-ría durante una década.Elfego Riveros comenta: “Radio Teoce-lo y el periódico Altavoz, que creamos en2007, difundieron las notas y los reporta-jes de Regina que Política congelaba. Era lomenos que podíamos hacer por una com-pañera que siempre se portó muy solida-ria con nosotros”.Su relación fue duradera: “Nos cono-cimos a mediados de los ochenta, cuan-do Radio Teocelo había dejado de ser unaradioemisora cultural para convertirse enradio popular participativa. Nuestra ex-periencia la entusiasmaba. Le encanta-ba esa radio hecha por y para la gente,en la que se planteaba todo tipo de pro-blemas: las mujeres denunciaban el ma-chismo; los trabajadores cafetaleros, susituación laboral; los jóvenes, su falta deperspectivas… Poco a poco la gente em-pezó a cuestionar la forma en que los al-caldes se enriquecían y a denunciar mu-chos abusos.“Entonces empezaron también laspresiones contra nosotros. Batallamosaños para salvar a Radio Teocelo, que loscaciques querían cerrar. Regina siempreestuvo pendiente de los ataques que su-frimos. Los denunciaba a nivel estataly nacional. Su apoyo fue capital. Sin eleco que dio a nuestros esfuerzos por se-guir existiendo hubiera sido bastante fá-cil callarnos.” La colaboración de Regina con esa ra-dio comunitaria que cubre toda la regióncafetalera del centro de Veracruz fue aúnmás amplia. Explica Elfego Riveros:“Creamos una gran red de ‘corres-ponsales’ en toda la región. En reali-dad se trata de campesinos que nos in-forman lo que pasa hasta en las aldeasmás retiradas. Al principio no sabían có-mo procesar su información. Nos envia-ban mensajes muy confusos. Además seinhibían cuando los presidentes mun-cipales se quejaban. Regina les dedicómucho tiempo: los visitó, les explicó laforma de enfrentar las presiones y cómosintetizar sus datos. Estrechó lazos conellos y se hizo, como de paso, de una redde informantes que no tenía ningún otroperiodista del estado.” Concluye: “Cuando le era posible, Re-
  7. 7. 10 1904 / 28 DE ABRIL DE 20138 DE ABRIL DE 2013gina acudía al aniversario deRadio Teocelo, donde convivíacon la gente, platicaba, se reía.Se sentía en confianza, entreiguales”.Crítica hasta el finA sus amigos les cuesta trabajoimaginar a Regina en una fies-ta. Insisten en que llevaba unavida sumamente austera. Desdeaños antes del asesinato pasabamucho tiempo escribiendo en sucasa, enviaba notas diarias a laagencia Apro y trabajaba en susinvestigaciones para Proceso.Casi todos los días comía conotros periodistas en Los Alcatra-ces, una fonda muy sencilla ubi-cada al lado del parque Juárez.Nunca salía de noche. No iba al ci-ne. No invitaba nadie a su casa. Secuentan con los dedos de una ma-no las ocasiones en que tomó unascervezas con amigos.Sólo dos de sus amigos más cer-canos visitaron su casa. Uno de ellosla describe: “Se veía como su ofici-GLORIA LETICIA DÍAZLa Asociación Mundial de Periódi-cos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Instituto Internacionalde Prensa (IPI), con sedes en Francia yAustria, respectivamente, emplazaron alpresidente Enrique Peña Nieto a investi-gar a fondo las amenazas contra el pe-riodista Jorge Carrasco Araizaga y ga-rantizar su integridad.Con copia para la Relatoría Especialde Libertad de Expresión de la ComisiónInteramericana de Derechos Humanos,las embajadas de México en Francia yAustria, la Subsecretaría de Normatividadde Medios de la Secretaría de Goberna-ción y el gobierno de Veracruz, en carta fe-chada en Viena el lunes 22, las organizacio-nes de defensa de la libertad de expresiónmanifestaron a Peña Nieto su preocupa-ción por la actitud “hostil” del gobierno dena en Política, llena de periódicos, recortesde prensa,libros,carpetas y grabadoras.Ha-bía dos televisores. Su casa era como su vi-da: invadida por el periodismo”.Ángel Martínez confirma: “Sólo invi-taba a la familia a su casa. Llevaba a mishijos y los mimaba mucho. También invi-taba a nuestros padres, los consentía, losllevaba al médico. En realidad Regina sedesvelaba por nuestros padres, era su sos-tén moral y económico. Pasaba la Navidady el Año Nuevo con ellos y el resto de lafamilia en (el municipio de) Gutiérrez Za-mora. Eran los únicos momentos en quese relajaba”. Explica uno de sus amigos de variasdécadas: “El fin de semana se encerrabaen su casa. Yo vivía relativamente cerca ynunca me la encontré en la calle un sába-do o un domingo. Quienes la mandaron amatar conocían su rutina. Sabían que seaislaba desde las seis de la tarde del vier-nes hasta el lunes por la mañana”.La casa de Regina Martínez aún teníalos sellos del Ministerio Público el 3 deabril, cuando esta corresponsal se aso-mó a verla. Es una vivienda pequeña ymodesta, escondida al final de un calle-jón que se está asfaltando. Está en el ba-Veracruz, encabezado por JavierDuarte, contra la prensa.Según sus documentosconstitutivos, WAN-IFRA es unaorganización a la que están aso-ciadas más de 18 mil publica-ciones, 15 mil sitios de inter-net y más de 3 mil empresas de120 países, y tiene como misión“defender y promover la liber-tad de prensa, el periodismo decalidad y la integridad editorial,fomentando asimismo el éxitoempresarial”.El IPI es una red mundial deeditores, ejecutivos de mediosy periodistas interesados en la“promoción y salvaguardia dela libertad de prensa, la protec-ción de la libertad de opinión yexpresión, la promoción de lalibre circulación de noticias errio de El Dique, antaño tranquilo y hoyfamoso por sus pandillas y sus broncas.Un jardín minúsculo con una palmeramuy alta antecede la puerta principal dela morada.Dice Andrés Timoteo Morales: “Pocoantes de su asesinato Regina me comen-tó que buscaba vender o rentar su casa.Ya no se sentía a gusto en ese barrio, quehabía cambiado mucho; quería estar máscerca del centro. Se sentía vulnerable enesa casa, sobre todo después del extrañorobo del que fue víctima a finales de di-ciembre de 2011, cuatro meses antes deque la mataran”.Narra el reportero que Regina estabade vacaciones en casa de sus padres cuan-do Proceso le pidió un trabajo urgente. Seregresó con rapidez a Xalapa para hacer-lo. Cuando se metió a su casa se dio cuen-ta de que alguien había utilizado su cuartode baño porque el piso todavía estaba hú-medo. Buscó un sobre con dinero que ha-bía escondido en un cajón de su escritorioy lo encontró, pero vacío. Las chapas de lacasa no habían sido forzadas…La reportera se preocupó. “Más que unacto delictivo, el robo le pareció una señal.El cerrajero que fue a cambiar las chapasApoyo internacionala Jorge Carrasco
  8. 8. JUSTICIA1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 11JUSTICIA1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 11le comentó que el o los intrusos eran ‘pro-fesionales’”, señala Timoteo Morales.Regina consultó a Proceso, a sus ami-gos. Uno de ellos revela: “Tenía miedopero no quería dejar Xalapa –afirma unode sus amigos cercanos–. Me comentóque un colega de Proceso le había pro-puesto pasar un tiempo en una casa quetenía en Veracruz pero que no lo habíaaceptado”.“Nunca me dijo que quería alejarsede Xalapa”, asegura Jorge Carrasco, quientrabajaba en estrecho contacto con ella.“Proceso debió obligarla a irse de la capi-tal veracruzana”, insinúan varios. “Nadiehubiera podido imponerle esa decisión aRegina”, aseveran otros. Regina se quedóen Xalapa.Las opiniones de sus amigos vuelvena chocar cuando se les pregunta sobre suestado de ánimo en los meses que prece-dieron al asesinato.Varios dicen que no se veía más tensaque de costumbre. Otros, que dos mesesantes tuvo muchos problemas con la co-nexión a internet en su casa, igual que consu teléfono fijo y su celular. “Eso la angustiaba –confía un colega–.Pasaba días enteros totalmente incomu-información y la mejora de las prácticas deperiodismo”.Se transcribe íntegra la carta enviadapor WAN-IFRA y el IPI a Enrique Peña Nieto.Carta de protestaViena y París, 22 de abril de 2013.Su Excelencia:Le escribimos en nombre del InstitutoInternacional de Prensa (IPI) y la Asocia-ción Mundial de Periódicos y Editores deNoticias (WAN-IFRA) para expresar nues-tra preocupación por las denuncias de queex y actuales funcionarios del estado deVeracruz podrían estar planeando secues-trar o dañar al periodista Jorge CarrascoAraizaga.El periódico semanal Proceso, para elcual trabaja Carrasco, ha denunciado queagentes de seguridad en Veracruz han parti-cipado en esfuerzos de vigilancia y recolec-ción de antecedentes sobre la identidad deCarrasco, con la intención de secuestrar oatacar al periodista. El semanario indicó queCarrasco podría estar enfrentando las con-secuencias de sus investigaciones sobrela muerte de otro de los corresponsales deProceso, Regina Martínez.Estamos profundamente preocupadospor estas denuncias e instamos a las autori-nicada. Llamaba a los técnicos de la com-pañía y se normalizaba la situación, peromuy pronto se volvía a descomponer todo.Unos contactos que tenía en la legislaturale prestaban una oficina. Se instalaba condades a investigar de inmediato la situacióny tomar todas las medidas necesarias paragarantizar la seguridad de Carrasco.En febrero de este año una delegaciónconjunta del IPI y WAN-IFRA visitó Méxicopara reunirse con funcionarios públicos y dis-cutir sobre la seguridad de los periodistas.La visita incluyó una reunión con repre-sentantes del estado de Veracruz, que noinspiró ninguna confianza en el compromisode las autoridades para proteger a los profe-sionales de los medios.Con el debido respeto, nos permitimosrecordarle que el Estado mexicano estáobligado por el derecho internacional a pro-teger a los periodistas que llevan a cabo sufunción de informar al público. Por lo tanto,las denuncias presentadas contra las auto-ridades de Veracruz deben ser investigadascon prontitud y seriedad.La delegación también se reunió conEduardo Sánchez Hernández, subsecretariode Normatividad de Medios de la Secretaríade Gobierno (Sic), expresando su preocupa-ción por casos como el de Veracruz, dondelas autoridades estatales han adoptado unaactitud particularmente hostil hacia los pe-riodistas críticos.Sánchez garantizó que “el gobierno fe-deral utilizará todos los instrumentos legalesdisponibles para asegurarse de que los es-su laptop y desde allá enviaba sus notas.Al final acudía a un internet público. Des-de uno de esos negocios envió su últimoreportaje a Proceso el 27 de abril de 2012”.En la edición de Proceso del 6 de mayotados no cometan abusos, independiente-mente de su partido político”.WAN-IFRA e IPI llaman al gobiernomexicano a cumplir este compromiso.El 15 de abril nuestras organizacionespublicaron un informe que reveló que algu-nas autoridades estatales se habían conver-tido en un serio obstáculo para la libertadde expresión en el país. Durante los últimosseis años México ha sido uno de los paísesmás peligrosos del mundo para los periodis-tas. Se requerirá un esfuerzo concertado porlos estados individuales y el gobierno fede-ral con el fin de mejorar la situación de se-guridad de los medios de comunicación –yentendemos que las denuncias de que lospropios funcionarios puedan estar involucra-dos en las amenazas de muerte a los perio-distas, deberían ser consideradas por la ofici-na como una cuestión de suma urgencia.Quedamos a su disposición y en esperade su respuesta.Agradeciendo de antemano su interés,se despiden muy atentamente;Galina SidorovaPresidente de la Junta Ejecutiva,Instituto Internacional de Prensa (IPI)Jacob MathewPresidenteAsociación Mundial de Periódicos y Edi-tores de Noticias (WAN-IFRA).Procesofoto/MiguelÁngelCarmonaXalapa. Indignación gremial
  9. 9. 12 1904 / 28 DE ABRIL DE 20138 DE ABRIL DE 2013NOÉ ZAVALETAXALAPA, VER.- El gobierno de Ja-vier Duarte de Ochoa es pro-clive a la opacidad en cuanto acomunicación se refiere. El expedien-te de Regina Martínez Pérez, asesina-da hace justo un año, los conveniospublicitarios con medios de comuni-cación y el desglose de la Coordina-ción General de Comunicación Socialson tan sólo algunos ejemplos de esamanera de ejercer el poder.En noviembre de 2012, Proce-so solicitó de manera formal por me-dio de Jorge Carrasco –coadyuvantede este semanario en las investigacio-nes del asesinato de Regina– copiasdel expediente al Juzgado Tercero dePrimera Instancia del distrito judicial deesta ciudad y a la Dirección de Investi-gaciones Ministeriales de la Procuradu-ría General de Justicia estatal. Las titula-res de las dependencias, Beatriz RiveraHernández y Consuelo Lagunas Jimé-nez, respectivamente, sólo enviaron unaescueta respuesta.El gobierno del priista Duarte deOchoa también ha sido renuente a trans-parentar sus gastos en materia de Comu-nicación Social, que catalogó bajo el rubro“reservados”.Tras la solicitud 00439511 interpues-ta por el reportero y en un recurso de revi-sión rotulado en el Instituto Veracruzano deAcceso a la Información (IVAI) con el folioPF00019112, tanto la Coordinación Generalde Comunicación Social como el mandatariose negaron a desglosar sus gastos e insercio-nes publicitarias en medios de comunicación.En contraste, la represión contra perio-distas de Veracruz ha sido la constante. Ve-rónica Danell, conductora del noticiario Me-ga noticias de la empresa Megacable, fuedespedida hace varias semanas a solicitud,dice, del gobierno estatal.Argumentos similares esgrimieron Ma-ri José Gamboa –hoy candidata a diputadapor el PAN–, quien salió de la empresa en ju-nio de 2012, y Hugo Figueroa, despedido el27 de septiembre de 2011.Las notas positivas de turismo y de losactos del gobernador Duarte –entre ellos elChayopremio, popularizado así por perio-distas locales luego de que el mandatariofuera premiado supuestamente por “prote-ger” a los reporteros veracruzanos–, ahorason incluidas en el noticiario nacional que setransmite desde Guadalajara.Reporteros como Andrés Timoteo, exco-rresponsal de La Jornada, y Rafael Pineda,Rape, tuvieron que salir de Veracruz por con-siderar que no hay garantías de seguridadmínimas para ejercer el periodismo. El casomás reciente es el del fotógrafo de la agenciaCuartoscuro Félix Márquez, quien abandonóla entidad durante algunas semanas luego deque el secretario de Seguridad Pública, Artu-ro Bermúdez, “sugirió” que debería estar pre-so por publicar las fotos de un grupo de auto-defensa que opera en Tlalixcoyan.Expediente Regina: El silencioEn el caso de Regina Martínez, corresponsalde Proceso en Veracruz, el gobierno de Ja-vier Duarte se negó sistemáticamente a en-tregar copias de la investigación ministerialsobre su asesinato, pese a estar obligado aello por la ley, aun cuando se le mostraron losacuses de recibo sellados de la ProcuraduríaGeneral de Justicia del Estado de Veracruz(PGJE) y del Poder Judicial del Estado.Firmados por el periodista Jorge Carras-co –hoy amenazado presuntamente por cola-boradores de Duarte–, los escritos tenían co-mo destinatarias a la titular de la Dirección deInvestigaciones Ministeriales, Consuelo La-gunas Jiménez, y a la juez tercero de PrimeraInstancia, Beatriz Rivera. Han pasado más de170 días y la respuesta aún no llega.Silencio y opacidadde 2012, Marcela Turati dio aconocer el testimonio que Re-gina Martínez entregó a unaorganización de proteccióna los periodistas el 27 de sep-tiembre de 2011. Escribió la re-portera: “Vivo el peor clima deterror, cierro con llave toda lacasa, no duermo y salgo a la ca-lle viendo a un lado y otro paraver si no hay peligro…”.Al respecto comenta Timo-teo Morales: “Leí lo que publicóMarcela Turati. Regina no les ha-bló de su terror a sus amigos para no pre-ocuparlos. En realidad nos pasó lo mis-mo a todos. Estábamos aterrados, peronos guardábamos ese miedo. Por pudor.Por precaución. Por no angustiar más a losnuestros. Por tantas otras razones que hoysiguen escapando a mi entendimiento”.Dos semanas antes de su asesinatoRegina sostuvo una larguísima conversa-ción con un buen amigo suyo, también re-portero. Éste la describe:“Se veía cansada y por primera vez laoí cuestionar nuestro trabajo. Se pregun-taba si valía la pena sacrificarle tanto alperiodismo para tan pocos resultados. Ladesesperaba ver que la situación en Vera-cruz y en el país iba de mal en peor. Me de-cía que no había podido tener vida de pa-reja ni hijos… La Regina que conocía, sinllegar nunca a ser prepotente, tenía ple-na conciencia de su valor como periodis-ta, pero esa noche me dolió oírla dudar detodo. Me dolió tanto más cuanto compar-to sus interrogantes.”¿Presintió Regina su fin trágico? Otrode sus amigos muy cercanos relata:“Algún tiempo antes de su muerte, Re-gina aceptó dormir en casa de mi familiaProcesofoto/YahirCeballosDuarte. Estilo de gobernar
  10. 10. JUSTICIA1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 13Y cuando este reportero solicitó infor-mes sobre el avance de las indagatorias através del Instituto Veracruzano de Acceso ala Información (IVAI) en torno al caso Reginay de otros ocho comunicadores asesinadosen el estado durante la gestión de Duarte, larespuesta de la procuraduría fue sucinta:“El Comité de Acceso Restringido de laProcuraduría General de Justicia del Estadode Veracruz de Ignacio de la Llave emitió elacuerdo CIAR/SE/02/02/06/2008 en el cualclasifica como ‘información reservada’, entreotras, las investigaciones ministeriales que seencuentran en trámite y que se encuentra de-bidamente publicado en la Gaceta Oficial delEstado de Veracruz bajo el número extraordi-nario 195 de fecha 17 de junio del 2008.”En el oficio PGJ/UAI/260/2012, la procu-raduría admite que el crimen de la periodistano está resuelto y que la investigación minis-terial, junto con la de los otros ocho colegasasesinados, “se encuentran en trámite”.Con respecto a la solicitud de informa-ción 00403512, dirigida a la misma depen-dencia a través de la Ley de Transparenciay Acceso a la Información Pública del Esta-do de Veracruz, declinó informar sobre losavances en la investigación del asesinato deRegina Martínez, así como del número dereporteros que han sido citados a declarary el número de ciudadanos ajenos a los me-dios de información que han tenido que ren-dir declaración en torno al caso.La Comisión Estatal para la Atención yProtección de Periodistas (CEAPP), creadaa petición del gobernador Duarte y dirigidapor Namiko Matzumuto, también negó al re-portero las “fichas técnicas” de la procura-duría con el argumento de que “son de con-sumo interno”.Sin embargo, el comisionado JorgeMorales, periodista de El Heraldo y El Dic-tamen, entregó copias del resumen delas indagatorias y lamentó que la propiaCEAPP, órgano gubernamental, siga hundi-da en la opacidad.El resumen escueto de la PGJEdetalla que las investigaciones644/2011, 890/2011, 519/2012/5,029/2012/PC, 19/2012/PC yJAIT/077/2011 continúan abiertas; to-das fueron enviadas a la Fiscalía Es-pecial para la Atención de DelitosCometidos Contra la Libertad de Ex-presión (FEADLE), dependiente de laProcuraduría General de la República.Otros columnistas se han quejadode la “nula transparencia” de la oficinade prensa del gobierno estatal; inclusohan detallado que, aunque en el discur-so las autoridades hablan de rendiciónde cuentas y transparencia, tales cosasno se cumplen.En las solicitudes hechas ante laCoordinación General de Comunica-ción Social (CGCS) –folios 00494212,00086512, 0047211, 00052011, 083511y 0125511– en las cuales se solicita asu titular, Gina Domínguez, informaciónrelativa a la lista de convenios mensua-les de servicio informativo y publicitario,alianzas editoriales y viáticos que pagadicha oficina a medios impresos, elec-trónicos y digitales, la respuesta simple-mente no llega.El expediente de Regina Martínezfue turnado a la Quinta Sala del Tribu-nal Superior de Justicia y, después deuna suerte aleatoria, fue asignado almagistrado Edel Álvarez Peña, un anti-guo líder del PRI en la entidad y exfun-cionario del Registro Público de laPropiedad. Hoy, Álvarez Peña es pro-pietario de ocho rotativos que se impri-men en Veracruz.El reportero buscó a Gina Domín-guez en varias ocasiones para una en-trevista, pero su director de Informa-ción, Miguel Valera, respondió: “Lalicenciada Gina dice que no quiere en-trevista… No hay las garantías mínimasde objetividad. Sorry”.después de un reportaje que ha-bíamos hecho juntos en un lugarun poco alejado de Xalapa.Todoel mundo la trató como si fue-ra de la familia. Eso la conmoviómucho. Por la mañana desayu-nó a solas con un pariente mío.Platicaron. De repente Regina lesoltó: ‘Sé que me van a matar’.Según me contó ese familiar, lodijo con una extraña sencillezy luego, sin darle tiempo de re-accionar, La Regis empezó a ha-blar otro tema”. 
  11. 11. El “Blog del Narco” y la veinteañeraEscribir de la lucha contra el narco y hacerlo con toda la cru-deza que el tema requiere –sin censura, sin omitir los detallesmás escabrosos– no es fácil.Quien lo hace concita odios de lossicarios y hasta de las autoridades. En esos casos las amena-zas de muerte deben ser tomadas en serio. Y “las amenazasmás constantes vinieron de Calderón”, afirma a Proceso quiense presenta como autora del Blog del Narco, sitio en internetdedicado precisamente a eso,a narrar e ilustrar el infierno de laviolencia asociada a la guerra de las drogas en México. Desdela clandestinidad Lucy defiende su trabajo, habla de sus mie-dos,se desmarca de cualquier mafia y sentencia: hasta con loscárteles hay que ser objetivos.HOMERO CAMPAPoco después del mediodía del 13de abril de 2010 un grupo arma-do secuestró a Clara Elena La-borín Archuleta afuera de unade sus casas en Hermosillo, So-nora. La vivienda, aún en cons-trucción, se localizaba a pocos metros delcuartel general de la Policía Estatal.La mujer se hallaba con sus dos hijaspequeñas cuando “varios hombres llega-ron en camionetas lujosas y se la llevaron.De nada le sirvió estar escoltada por treshombres armados que, se dijo, pertene-cían a una corporación policiaca. Sin em-bargo, de ellos ya no se supo nada”, relatóel Blog del Narco.El secuestro de Clara Elena Laborín noera como cualquier otro: Ella era esposade Héctor Beltrán Leyva, El H, líder del cár-tel de los Beltrán Leyva.El siguiente 26 de abril la liberaron: ladejaron tirada en la banqueta a un costa-do de la Universidad de Sonora. “Atada depies y manos, la mitad de su rostro esta-ba cubierto por una venda, vestida con ro-pa deportiva de color negro y visiblementeafectada”. Junto a ella, una cartulina conun mensaje:“Pero los responsables de los hechosquerían que el mensaje fuera claro paraBeltrán Leyva. Fue así que antes de libe-rar a la señora hicieron que posara juntoa otro narcomensaje y tomaron una foto-grafía que llegó al Blog del Narco.”El mensaje decía: “Nosotros te vamos aenseñar a ser hombre y respetar a las fami-lias...Asesino de niños Héctor Beltrán Leyvaaquí está tu esposa por quien no quisisteresponder.Te la entregamos viva y sana pa-ra que aprendas que para nosotros la fami-lia es sagrada, poco hombre culero”.Así a través del Blog del Narco –sitio eninternet que difunde imágenes e historiasde la violencia derivada de la guerra de lasdrogas en México– un cártel del narcotrá-fico le envió un mensaje a otro.que lo maneja“Morir por la verdad”. Libro del blog
  12. 12. –¿Es válido convertirse en un foro demensajes cruzados entre cárteles o en unreplicador o en correa de transmisión delo que los narcotraficantes quieren difun-dir? –se le pregunta a la mujer que se pre-senta como responsable de manejar elBlog del Narco y que para mantener el ano-nimato utiliza el seudónimo Lucy.–Te voy a contestar con otra pregun-ta: ¿Es válido que los medios de comuni-cación también intercambien este tipo demensajes de los políticos? A mí no me pa-gan, a ellos sí. A ellos les paga un políticopara denunciar y contraatacar a otro y de-cirle que es un estúpido. ¿Entonces es éti-co que los partidos políticos paguen a losperiódicos y a las radiodifusoras para po-ner mil spots que digan: “No voten por esepolítico porque es ratero”? Eso es inmoral.Los medios de comunicación tradiciona-les están recibiendo dinero cuando se su-pone que tienen la obligación de informarcon objetividad.Lucy defiende el tipo de informaciónque difunde el Blog del Narco. Son “situa-ciones reales que están sucediendo”, afir-ma. Además “hay que ser objetivos”, esdecir publicar sin distingos tanto lo quedice un cártel como lo que dice otro.–¿Si usted publica una narcomanta deun cártel, tiene que publicar las de todos?–Exactamente. Hay que ser objetivos.O sea, también con los narcos hay que serobjetivos.Lucy salió a la luz pública el jueves 4 deabril cuando el diario británico The Guar-dian reveló que el Blog del Narco es maneja-do desde el anonimato por una joven mu-jer mexicana, quien es la autora del libroMorir por la verdad: Encubiertos dentro de laviolenta guerra contra las drogas en México,publicado en inglés y español por la edito-rial estadunidense Feral House y que em-pezó a circular el martes 16.“¿Quién soy yo? Soy veinteañera, vivoen el norte de México, soy periodista, soymujer, soltera, no tengo hijos y amo a Méxi-co”,dijo quien en la entrevista con The Guar-dian también utilizó el sobrenombre Lucy.“No creo que la gente se hubiera ima-ginado que una mujer hace esto (…) Es unduro golpe para el machismo mexicano ypara la idea de que las mujeres son débi-les, más delicadas”, añadió.The Guardian señaló que el Blog del Nar-co se ha convertido en una “sensación eninternet” que pone a sus lectores “en pri-mera fila” de la guerra contra las drogasque se libra en México. Sostuvo que es lec-tura obligada para autoridades, cárteles yciudadanos comunes pues “pone al des-cubierto, día tras día, la terrible violenciaque es censurada por los principales me-dios de comunicación”.El diario también afirmó que la admi-nistración del blog “podría costar la vida” aLucy y a un analista de sistemas que le ayu-da en la parte técnica. Refiere que ambos“viven diariamente con temor de represa-lias tanto de los cárteles de las drogas co-mo de las fuerzas gubernamentales”, porlo que están en la clandestinidad. “Nosmudamos de vivienda cada mes. Hemosestado en sótanos. Es muy difícil. Esconde-mos nuestro equipo en lugares diferentes.Si las autoridades se acercan, huimos”, di-jo la bloguera a The Guardian.Millones de visitasEl jueves 11 llegó a la redacción de Proce-so un ejemplar del libro Morir por la ver-dad. La imagen en cautiverio de la esposade Beltrán Leyva ilustra la portada del li-bro. Una fajilla amarilla, parecida a las queutiliza la policía para acordonar una zona,previene: “¡Advertencia! Fotos de la esce-na del crimen en el interior. No apropiadopara menores”.El libro de 380 páginas recupera “ver-siones editadas y actualizadas de infor-mes” que aparecieron en el Blog del Nar-co del 2 de marzo de 2010 al 25 de febrerode 2011.Tales informes los alterna con fo-tografías de ejecutados, decapitados, des-membrados, quemados y destazados, ycon imágenes de videos de torturas o in-terrogatorios a sicarios o policías.Junto con el libro llegó una carta de Lu-cy en la que advertía que permanecerá enel anonimato, pero que estaría dispuesta aofrecer entrevistas.Proceso la entrevistó el domingo 14 através de Skype. Ella utilizó un distorsio-nador electrónico de voz y las pantallasdel entrevistador y de la entrevistada per-manecieron sin imagen.Durante la entrevista Lucy relata que elBlog del Narco surgió en marzo de 2010 enrespuesta a una campaña lanzada por elgobierno de Felipe Calderón y los mediostradicionales para minimizar la violenciaque se disparó en varias partes del país.“Decían que no estaba pasando na-da, que la gente estaba cayendo en psi-cosis, que imaginaba cosas, que estabasiendo mentirosa, que querían llamar laatención. Obviamente eso era indignanteporque no eran personas que querían lla-mar la atención, eran víctimas. Entoncesel blog fue como una ventana de informa-ción y un mecanismo para que la gente nose sintiera sola”, expresa.En la introducción del libro Lucy sostie-ne que “en secreto”, ella y su colega comen-zaron “a invertir tiempo y dinero en el bloghttp://www.arietecaborca.comEl caso LaborínNARCOTRÁFICO1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 15
  13. 13. sin esperar ninguna remuneración. Simple-mente queríamos publicar noticias sin fil-tro ni censura sobre la guerra del gobiernocontra los delincuentes del crimen organi-zado; sobre las balaceras, las decapitacio-nes y tantos otros actos sangrientos.“Pero jamás imaginamos la respues-ta que tendríamos: Millones y millones devisitas”, dice a Proceso la bloguera.Según el libro, el Blog del Narco tuvo en2012 un promedio de 25 millones de visi-tas por mes y Alexa, empresa que mide lasvisitas en internet, lo ubicó dentro de los100 sitios más visitados en México.Lucy sostiene que el compromiso pormantener el anonimato de sus fuentesprovocó que el blog recibiera cada vez másrelatos,fotografías y videos de las atrocida-des cometidas por narcotraficantes y auto-ridades. Las enviaban ciudadanos, perio-distas, policías, militares, funcionarios ytambién sicarios.“A medida que este flujo constantede información exclusiva fortalecía elvínculo de confianza con nuestro pú-blico, también se fortalecía la crueldadde nuestros enemigos. Esta gente nobuscaba establecer un diálogo: Que-rían matarnos. Estos son individuosacostumbrados a deshacerse de cual-quier problema que les estorbe. Y no-sotros nos habíamos convertido en elproblema. Con este blog habíamos fir-mado nuestras sentencias de muer-te”, apunta Lucy en el libro.Cuenta que el blog ha sido objetode ataques virales y que ella y su com-pañero han recibido amenazas demuerte. Refiere que antes de termi-nar de escribir el libro “dos personas–un joven y una joven que trabaja-ban con nosotros– fueron descuarti-zadas y colgadas de un puente enTa-maulipas. Unas narcomantas juntoa sus cuerpos mencionaban nuestroblog y declaraban que eso es lo queles ocurría a los soplones de inter-net. El mensaje concluía advirtién-donos que los próximos seríamosnosotros”.Sostiene que unos días más tar-de de esos hechos “ejecutaron aotra periodista en Tamaulipas, al-guien que con frecuencia nos en-viaba información. Los asesinosdejaron teclados, un ratón y otraspartes de computadora esparci-das encima de su cuerpo, así co-mo una nota que, una vez más,mencionaba nuestro blog”. Poste-riormente recibieron “fotografíasde nueve personas muertas conmensajes en la piel que decían:‘Siguen ustedes BDN’”.Durante la entrevista con es-te semanario Lucy afirma que, sinembargo, las amenazas más constantesvinieron del gobierno de Calderón. Sostie-ne que mediante herramientas tecnológi-cas era posible detectar “las huellas” quedelatan el origen de los mensajes electró-nicos con dichas amenazas. Las “huellas”remitían a alguna dependencia de la ad-ministración federal.Comenta que ella y su colega tenían“un contacto” dentro de las áreas de in-teligencia del gobierno que les avisaba delos intentos de éste por encontrarlos.“Nosdecía: ‘¡Muévanse porque ya los están ubi-cando. Muévanle y córranle’”.“Éramos muy importantes para el go-bierno de Calderón porque éste queríatener toda la información que nosotrosrecibíamos, pero sin que la sociedad lo su-piera”, afirma.Señala incluso que “grandes medios decomunicación mexicanos” le han ofreci-do “millones de pesos” por el blog. Se nie-ga, sin embargo, a ofrecer nombres y a pre-cisar montos. “No hemos accedido (a esasofertas). No somos tontos”, dice. Y es queconsidera que dichos medios podrían ce-rrar el blog, manipular la información o ex-poner a los informantes anónimos.La venganza del “Chapo”Morir por la verdad relata episodios de laguerra entre cárteles y de las fuerzas gu-bernamentales contra éstos, en los queaparecen datos reveladores. Es el caso delsecuestro de la esposa de Beltrán Leyva ola supuesta orden del capo Ismael El Ma-yo Zambada de realizar matanzas en ven-ganza por el robo de un cargamento de134 toneladas de mariguana que le ha-brían hecho perder al Cártel de Sinaloa400 millones de pesos.O la supuesta presencia de HeribertoLazcano, líder de Los Zetas, en la embos-cada en la que asesinaron a Rodolfo TorreCantú, candidato del PRI al gobierno de Ta-maulipas, el 28 de junio de 2010. “De unacamioneta bajó Heriberto Lazcano y super-visó toda la acción. Torre Cantú fue masa-crado frente a los ojos del narco”, apuntael relato.Otro ejemplo: La venganza de El ChapoGuzmán, líder del Cártel de Sinaloa, por elasesinato del hijo de un amigo suyo.A continuación se reproducen frag-mentos de ese relato:“Durante la madrugada del 29 de agos-to, un grupo de sicarios se dirigió a la colo-nia Las Quintas en la ciudad de Culiacán,Sinaloa. Tenían la encomienda de ejecutara Alfredo Guzmán, hijo de Joaquín El ChapoGuzmán. Observaron a lo lejos a un jovenque conducía un vehículo de lujo en colorblanco, se dirigieron a él y lo acribillaron deuna forma brutal (…) Pero se habían equi-vocado: el hijo del El Chapo estaba vivo. Seconfundieron con Marcial Fernández, hijode un socio del líder del Cártel de Sinaloa,es decir Manuel FernándezValencia, mejorconocido como El Animal (…) La operaciónhabía sido un fracaso. El sicario responsa-ble era Israel Rincón Martínez, alias El Gua-cho, miembro de los Beltrán Leyva.“Al día siguiente de que muriera Mar-cial, El Animal recibió una llamada de ElChapo, en donde le demostraba su aprecioy además le expresaba su apoyo, brindán-dole la seguridad de que el responsablepagaría dos veces, por matar injustamen-te al joven y por intentar matar a su hi-jo, quien, por fortuna como así lo expresó,se encontraba bien, aunque enojado por lasituación, ya que el ejecutado era su ami-go y también quería venganza. El Animalse tranquilizó y dejó en manos de su so-cio la cuestión.“El día 1 de octubre, un grupo armadode El Chapo Guzmán llegó hasta un domi-cilio del fraccionamiento Villas del Río, enCuliacán, lugar donde se registró una in-tensa balacera. Los sicarios lograron cap-16 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
  14. 14. turar a Israel Rincón Martínez, llamaron yle dijeron a su jefe, ‘ya tenemos al Guacho’.El Chapo llamó a El Animal y le mencionóque tenían en su poder al asesino de su hi-jo; sin duda se haría venganza.“Blog del Narco dio a conocer un video eldía 5 de octubre, que llegó mediante un co-rreo electrónico de forma anónima y quemostraba a Israel Rincón Martínez despuésde ser capturado. Permanecía esposado delas manos, visiblemente golpeado, pero sinmiedo.Confesó haber sido partícipe de unajunta donde se le informó que El Chapo ha-bía sido el responsable de la caída de Alfre-do Beltrán Leyva. El hombre confiesa quese sintió obligado a contestar a favor de losBeltrán Leyva, pensó que si no participabasería asesinado, aunque comentó que pa-ra él todo se trataba de una confusión, yaque no creía que El Chapo fuera el verdade-ro responsable de la muerte de Alfredo Bel-trán Leyva, porque conocía su relación deamistad y compadrazgo.“La mañana del 8 de octubre, un grupode hombres encapuchados se hizo presen-te en el Libramiento Antonio Toledo Corro,en Navolato, Sinaloa. Los pistoleros baja-ron de sus vehículos de lujo a dos hombresque se encontraban maniatados y acto se-guido los ejecutaron (…) uno de ellos de tezblanca, barba cerrada, cabello castaño, conun tatuaje de un dólar en la pierna. Se tra-taba de Israel Rincón, El Guacho.”–¿Cómo pudo saber detalles de esa his-toria? Eso implica tener información de al-to nivel y desde adentro de las organizacio-nes delictivas –se le comenta a Lucy.–Son detalles que no te puedo com-partir. No los he compartido ni los voy acompartir con nadie. Debo guardar misfuentes, mis maneras y mis procesos. Se-ría darte la Biblia y no te la voy a dar –con-testa la mujer.Cuestión de éticaDurante la entrevista se le pregunta a Lu-cy sobre los criterios que establece paradifundir información e imágenes: ¿Sóloagrega al blog la información que recibe ola reportea y hace entrevistas? ¿Cómo dis-tingue cuando la información que le en-vían es falsa o verdadera?Lucy evade las preguntas. Sostiene quepor “motivos de seguridad” no hablará delos “procedimientos internos” del blog. Sinembargo afirma que con el paso del tiem-po ha creado una lista de contactos y unprocedimiento para cotejar la información.Explica que éste consiste en confrontar losnuevos datos que recibe con hechos ante-riores que tiene registrados; si concuerdano son coherentes en el tiempo, la informa-ción adquiere para ella veracidad.Reconoce que al Blog del Narco ha lle-gado “información falsa con intención deimplantarla para crear cortinas de humo”.Señala que ello sucedía con el gobierno deCalderón. “Fue un experto en crear corti-nas de humo”, acota.En la introducción del libro Lucy apun-ta: “La gran mayoría de la prensa mexica-na nos dio la espalda. Algunos periodistasdifundieron mentiras diciendo que gru-pos del crimen organizado escribían elBlog del Narco; otros decían que financia-ban el sitio. Jamás hemos ni favorecido ninos hemos opuesto a ningún grupo crimi-nal. Simplemente hemos contado la ver-dad de la mejor manera posible”.–¿Cómo sabemos que realmente ustedmaneja el Blog del Narco? ¿Cómo sabemosque detrás de ese blog no se encuentra al-guien de un cártel del narcotráfico?–No creo que alguien de un grupo de-lictivo tenga el tiempo para escribir un li-bro o tiempo para darte una entrevista a tiy a otros medios. No creo que tenga tiem-po para muchas cosas. Son personas muyocupadas –responde.Luego rechaza que esté vinculada concárteles del narcotráfico. “Te lo digo tantranquila porque no lo estoy. Es muy respe-table que tú pienses eso y cada quien puedepensar lo que quiera, pero yo estoy tranqui-la porque no lo estoy. No he recibido ningúncentavo ni del gobierno ni de nadie”.Ante la insistencia del reportero Lucyresponde: “No sé qué quieres… ¿Venir ami casa? ¿Conocer a mi familia? Eso no lovoy a hacer. O sea, es tu problema creer sisoy o no soy (quien administra el blog); eseno es mi problema…”.–¿Lo que me dice es que tenemos queconfiar en su palabra?–Yo confío mucho en la palabra de lagente; para mí vale más que el dinero (…)–¿Es ético y periodísticamente válidotransmitir rumores de fuentes anónimas?–Las fuentes son fuentes. Tal vez seanrumores para ustedes, pero cuando difun-dimos una información, tenemos otrosdatos que la validan.Comenta que se ha abstenido de su-bir al Blog del Narco imágenes que hacen“apología del narco”. Por ejemplo: fotos yvideos de artistas y políticos departien-do con narcotraficantes que se encuen-tran “enjoyados hasta los codos”. En el ca-so de los artistas dice que éstos a vecesacuden a esos lugares porque son contra-tados, sin saber que se trata de narcos. Enel caso de los políticos “la apología al nar-co sería peor, porque se trata del poder, yaque si los jóvenes ven esas imágenes noRetratos de una realidad incómodaNARCOTRÁFICO1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 17
  15. 15. Gobierno y narco,Durante poco más de un año Valor por Tamaulipas in-formó a los ciudadanos de este estado acerca de losriesgos inminentes: retenes del crimen organizado,olasde levantones y secuestros, tiroteos entre bandas riva-les... Se volvió un referente obligado. Pero a principiosde este año un grupo del narcotráfico le puso precio ala cabeza del administrador de la página virtual. Y nofue el único embate en su contra: El gobierno de EgidioTorre Cantú también quiso desprestigiar y eliminar esemedio ciudadano presuntamente porque no soportabaque todos los días quedara demostrado ahí que su enti-dad no la gobierna él, sino los cárteles de la droga.van a querer ser presidentes sino narcos,pues verían a los políticos como sirvientesde los capos”.También refiere que se ha abstenidode subir al blog imágenes aún más atro-ces que las que ya ha difundido. Sobre es-te punto se le pregunta si para informar esnecesario exhibir fotografías de cuerposdescuartizados.Lucy explica que es fácil negar la in-formación de un testimonio escrito. Sepuede afirmar que es inventado. Con unaimagen ya no se puede decir “no es cier-to”. Sostiene que las imágenes fueron par-ticularmente útiles en el gobierno de Cal-derón, cuando éste lanzó una campañapara decir “aquí no pasa nada”.Comenta que las imágenes tambiénhan servido para que muchos jóvenes seden cuenta de los riesgos que corren cuan-do se involucran con el narcotráfico. “Herecibido miles de e-mails en los que chavi-tos me dicen que se van a alejar de la delin-cuencia porque no quieren acabar así (co-mo en las fotos de los muertos) o que a sufamilia les suceda algo”, comenta.Asegura incluso que gracias a esas fotosde muertos muchas personas han podidoreconocer a hermanos o hijos que “habíandesaparecido”, pero que en realidad “ha-bían sido reclutados por los cárteles”.A Lucy se le expone una tesis recurren-te: Difundir imágenes de personas –inclui-dos mujeres y niños– asesinados de ma-nera cruenta, más que informar siembraterror y provoca parálisis social, lo cual sir-ve a los propósitos de los narcotraficantes.“Esa es una opinión de un ciudadanoagachón, impulsada por grandes perso-najes que no les conviene que se sepa loque está pasando. Son expertos que tie-nen maestrías y doctorados y que tam-bién reciben un sueldo”, afirma sin preci-sar a quién se refiere.Durante la entrevista Lucy dice que nopuede emitir una opinión sobre el gobier-no de Peña Nieto porque, a diferencia delde Calderón, no ha intentado “censurar”alBlog del Narco. Dice incluso que ahora sesiente “un poco más tranquila”, aunquereconoce que casi no duerme y aún tie-ne miedo de morir. “Uno aprende a vivircon miedo”, comenta. Dice que ha obteni-do un empleo y que trata de llevar “una vi-da normal”.–¿Qué es una vida normal?–No sé, ver a mis amigos, visitar a misfamiliares, salir al supermercado, sentar-se en la placita a las ocho de la noche y co-merme una nieve... Suena raro para mí, nolo he hecho en mucho tiempo.Luego comenta que considera la posi-bilidad de salir del país y una vez en el ex-tranjero dejar de ser anónima y presen-tarse públicamente. “Sería una forma deliberarme. Decir: ‘Yo soy Lucy. Existo. Nosoy un invento’”.unidoscontra “Valor por Tamaulipas”BenjamínFloresTorre Cantú. PerseguidorNARCOTRÁFICO18 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
  16. 16. REYNOSA, TAMPS.- Los intentos dedesprestigiar y cerrar Valor porTamaulipas –la página en Face-book que informaba sobre lasacciones del narco en esa en-tidad y que ya anunció su cie-rre definitivo– fueron de los grupos del cri-men organizado que operan en el estadopero también del gobierno del priista Egi-dio Torre Cantú.El creador del sitio –quien por seguri-dad pide el anonimato– afirma lo anterioren conversación vía correo electrónico conProceso y agrega: “Nunca pude identificarel departamento o el área de la que se teníaesa intención de boicotear Valor por Tamau-lipas. En varias ocasiones intentaron ge-nerar reportes con información falsa paraque perdiera credibilidad, pero en su mo-mento logré sortear esos retos”.Fuentes cercanas a la Procuraduría Ge-neral de Justicia de Tamaulipas denuncia-ron anónimamente a Proceso que personalespecializado de esa dependencia tambiénse dedicó a identificar y neutralizar loscontinuos reportes que los ciudadanos es-cribían en esa página.Añaden que Torre Cantú quería sabo-tearla porque Valor por Tamaulipas se ha-bía convertido “en el principal medio queinformaba en México y el mundo que ensu estado manda el crimen organizado yno él”.En Tamaulipas la televisión, los dia-rios, la radio y los demás medios tradicio-nales ya no informan sobre la permanen-te inseguridad y violencia en la entidad.Es el sitio en internet másconfiable para conocer la tra-gedia que se vive en esa en-tidad fronteriza, como loscontinuos secuestros y levan-tones. “Las desaparicionesque se reportan son una frac-ción de lo que realmente hay.En Ciudad Victoria en un díapuede reportar hasta cincomujeres desaparecidas”, ase-gura el administrador de Valorpor Tamaulipas.Esa página de Facebook te-nía 214 mil 850 seguidores y lacuenta relativa enTwitter, 33 mil481, superando con creces a losmedios regionales que tienenespacios en las redes sociales.Valor por Tamaulipas se fundóel 1 de enero de 2012 para aler-tar a la población acerca de lassituaciones de riesgo, como losenfrentamientos entre gruposrivales o de estos contra el Ejér-cito, que cotidianamente suce-den en las calles de las principa-les ciudades tamaulipecas.Durante más de un año cien-tos de colaboradores advirtie-ron en cuáles carreteras se colocaban re-tenes de delincuentes, alertaron sobre lapresencia de hombres armados, dijerondónde se levanta o secuestra a ciudada-nos, informaron sobre los negocios extor-sionados y en general hablaron de todotipo de acciones de los criminales, paraque los habitantes de esas zonas toma-ran precauciones.En muchos casos los reportes veníanacompañados de fotografías tomadas conel teléfono celular pues las cámaras pro-fesionales prácticamente están proscritasen Tamaulipas. Quienes se atreven a usar-las corren el riesgo de ser denunciados porlos miles de “halcones”, “guardias” o “pan-teras” que vigilan para Los Zetas o para elCártel del Golfo.En la sección de fotos de Valor por Ta-maulipas se mostraban automóviles in-cendiándose después de un enfrenta-miento o casas con decenas de orificiosde bala de AK-47 o AR-15. Además, imáge-nes de los continuos narcobloqueos y delas narcomantas de los grupos crimina-les o videos de los choques armados en-tre grupos rivales.Durante este año los usuarios denun-ciaron decenas de lugares donde se loca-lizaban narcofosas, sitios de ejecucionesmúltiples o los incendios provocados enviviendas y propiedades diversas para in-timidar a sus propietarios. Alertaron so-bre el éxodo en poblados, como Güémez,de donde los habitantes huyeron por losenfrentamientos entre el Cártel del Golfoy Los Zetas.El portal ciudadano1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 19
  17. 17. Muchas veces Proceso pudo confirmarcon autoridades militares, cuerpos de so-corro, la Policía Federal e incluso con au-toridades estadunidenses la veracidadde esos anuncios sobre narcobloqueos ycombates en ciudades fronterizas, comoMatamoros, Reynosa o Nuevo Laredo.Uno de los cárteles que operan en elestado decidió callar a Valor por Tamaulipas.A principios del pasado febrero, como lopublicó este semanario (Proceso 1894), ungrupo ofreció una recompensa de más demedio millón de pesos a quien identifica-ra al administrador del sitio de Facebook.“Para callarles el hocico a estos pen-dejos”, rezaba un volante que comenzó aser distribuido en Victoria y otras ciuda-des del estado.“600.000 mil pesos para el que aportedatos exactos del dueño de la página deValor por Tamaulipas o en su caso familia-res directos ya sean papás, hermanos o hi-jos o esposa”, agregó el texto.Pese a las amenazas, que fueron difun-didas internacionalmente, ninguna autori-dad mexicana tomó acciones para protegeral administrador de Valor por Tamaulipas.Sólo el senador tamaulipeco Javier Gar-cía Cabeza de Vaca condenó en el pleno delSenado esas amenazas:“Se ha puesto precioa su cabeza y se ha ofrecido una recompen-sa a quien revelara sus identidades amagan-do con dañarlos a ellos o sus familias”, dijo.“La frustración de temer”–¿Qué significó manejar durante más deun año la página? –se le pregunta, vía co-rreo electrónico, al administrador de Valorpor Tamaulipas.–Significó la oportunidad de poder cum-plir con mi estado al hacer frente a quienesle hacen daño. Una oportunidad de sacar-me del pecho la frustración de temer y nopoder hacer nada sin colocar en riesgo di-recto a mi familia. La contrariedad es queluego de esa etapa, al final regresé a la mis-ma frustración que sentía cuando no cola-boraba en las redes sociales.–¿Tamaulipas es un narcoestado, co-mo lo consideran muchos analistas?–Sí. El narcotráfico gobierna y actúacon impunidad, sin haber justicia ni auto-ridad que les pueda o quiera hacer frente;ellos toman las decisiones por todos y eli-jen quién vive o muere... creo que sí es unnarcoestado.AVISO A LOS LECTORESLos cárteles del narcotráfico continúan imponiendo su ley en prácticamente todoel país. Proceso asume la política de proteger a sus reporteros y corresponsalespresentando –de manera excepcional— ciertas notas y reportajes relacionadoscon el narcotráfico sin su firma. Del contenido de esos trabajos se hace responsa-ble nuestra casa editorial.–¿En este periodo que tuviste oportu-nidad de interactuar con todas las regio-nes, cuál crees que es la más violenta delestado?–Si es por secuestros, Tampico. Si espor presencia de gente armada y enfren-tamientos, Reynosa. Si es por ejecucionesen zonas urbanas, Ciudad Victoria y Nue-vo Laredo. Si es por control absoluto delcrimen organizado, Matamoros y Tampi-co. Si es por ejecuciones en zonas rura-les, Hidalgo o Llera. Cada fenómeno delcrimen organizado se presenta en algu-na ciudad en mayor o menor medida. Se-ría injusto decir que una ciudad es la másviolenta si todas las poblaciones necesi-tan recuperar la libertad.–La mayor tragedia de Tamaulipas esla de los continuos secuestros y levanto-nes. Después de reportar estos delitos ca-si de manera permanente, ¿tienes idea de acuántas personas en promedio privan dia-riamente de su libertad en el estado?–Imposible decir una cifra. Las desapa-riciones que se reportan son una fracciónde lo que realmente hay. Ciudad Victoriaen un día puede tener hasta cinco mujeresdesaparecidas. Tampico, que tiene la es-tructura criminal que más secuestros rea-liza, ni siquiera puedo llegar a imaginarla cantidad de privaciones de la libertadque comete. En Miguel Alemán desapa-recen familias completas. Pensar siquie-ra en una estadística en este sentido pa-rece algo irreal.–¿Tuviste contacto con otras páginassimilares? ¿Te propusieron hacer alianzaspara difundir situaciones de riesgo?–Del Blog del Narco me contactaron, pe-ro no accedí; apenas me alcanzaba el tiem-po para la página. Tuve relación con pági-nas similares, como Nuevo Laredo en vivo oEnlace Victoria.“Antes he tenido algunas relacionescon otras páginas, pero se han ido apa-gando conforme detectamos incompati-bilidad de opiniones o criterios.”–En Ciudad Victoria se denunció queel gobierno de Torre Cantú era uno de losmás interesados en cerrar tu página.–Escuché de eso por medio de usua-rios de Twitter, aunque nunca pude iden-tificar el departamento o el área de la quese tenía esa intención de boicotear. Variasocasiones intentaron generar reportescon información falsa para que perdieracredibilidad.“Las personas que detecté que en al-gún momento intentaron boicotearnos es-taban relacionadas con usuarios deTwittervinculados con el Cártel del Golfo.”–¿Qué le recomendarías a las personasque intentan seguir tu ejemplo?–Que sean prudentes, que no venti-len con nadie, ni con su propia familia, loque hacen. La presión más grande y con-tra la que no se puede luchar es la que vie-ne por ahí. Nunca compartan su identidadcon ningún otro usuario de redes socialespor más que confíen en él. Comprométan-se con la gente de bien del estado y recha-cen a los criminales y a los que colaborancon ellos.“Sobre todo no dejen de publicar situa-ciones de riesgo y coloquen en evidenciala impunidad del crimen organizado.”EspecialAlerta en redes sociales20 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013NARCOTRÁFICO
  18. 18. 22 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013ÁLVARO DELGADOEl Pacto por México, que viveuna severa crisis por las quejasdel uso electoral de los progra-mas sociales –cuya erradica-ción no existe en la agenda dereformas–, nació de una pláticade dos viejos amigos: El perredista JesúsOrtega y el priista José Murat.La idea la concibió Ortega y Murat sela planteó a Enrique Peña Nieto, a travésde Luis Videgaray, en medio de la disputaposelectoral del 2 de julio de 2012, cuandoemergían evidencias de la triangulaciónde dinero presuntamente ilícito usadopara comprar votos a favor del priista.La reunión fue a finales de julio, unmes antes de que el Tribunal Electoral delPoder Judicial de la Federación (TEPJF) de-claró válida la elección, el 31 de agosto, yel argumento de Ortega fue que Peña Nie-to y el Partido Revolucionario Institucio-nal (PRI) no podrían gobernar solos.“Como en Sudáfrica, se necesita unacuerdo nacional”, ilustró Ortega al priis-ta, quien defendió el triunfo de Peña Nie-to, aunque aceptó que no se cumplió elobjetivo de ganar la mayoría del Congreso.“¿Por qué no se lo platicas a Videgaray?”,le propuso el perredista.Tras una cena a la que se sumó JesúsZambrano, presidente del Partido de laRevolución Democrática (PRD) y miem-La historia delfrágil“Pacto de los Cuates”bro de la corriente Nueva Izquierda –quecoordina Ortega a nivel nacional–, Muratreunió a Videgaray con ellos.El encuentro fue en casa de Murat –polí-tico controvertido desde que fue propagan-dista de Luis Echeverría,tres veces diputadofederal, senador y gobernador de Oaxaca–,que desde entonces fue sede del conciliá-bulo que duró cuatro meses.Videgaray, coordinador de campaña dePeña Nieto que luego lo sería del equipo detransición y ahora secretario de Hacien-da, se entusiasmó, aceptó que habría pocomargen de maniobra para gobernar y coin-cidió con la situación del país que le descri-bieron Los Chuchos: Un Estado sin control deterritorios, con instituciones en crisis y losmonopolios controlando la economía.OctavioGómez
  19. 19. 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 23POLÍTICA / PACTO POR MÉXICOHablaron de los pactos que ha habidoen otros países, como en España, Chile,Sudáfrica y aun México, como los convo-cados por Ernesto Zedillo, en 1995 –quepronto se frustraron por el caso Tabasco,en ese año, aunque se logró la reformaelectoral al año siguiente–, y el de VicenteFox, en 2000, que tampoco prosperó.En la reunión con Videgaray, Los Chu-chos insistieron en que, dadas las condi-ciones del país y la correlación de fuerzas,era imperativo un acuerdo político. Ortegapuso a Videgaray el ejemplo del que huboentre Vicente Guerrero y Agustín de Itur-bide, en febrero de 1821: “¿Cómo se logróla independencia de México? Fue con elabrazo de Acatempan. ¿No platican losrealistas con los insurgentes? Ese fue elprimer pacto en México”.De acuerdo con versiones recogidaspor Proceso entre participantes en las ne-gociaciones en diferentes momentos, Vi-degaray se comprometió a consultarlo deinmediato con Peña Nieto, cuya respuestallegó en horas: “Le parece muy bien –lesdijo–. Instalemos la mesa”.Ortega ya había platicado con GustavoMadero, presidente del Partido Acción Na-cional (PAN), quien se mostró anuente y sehizo acompañar –desde el principio– porSantiago Creel, secretario de Gobernacióncon Fox y que no pudo lograr acuerdos.Creel era amigo de Los Chuchos y le te-nía confianza a Murat desde que le ayudóa desactivar el primer conflicto que tuvocomo secretario de Gobernación, en 2001,con el gobernador de Yucatán, Víctor Cer-vera Pacheco. “¿Quieres sentarte con él?Yo me encargo”, le ofreció el exgoberna-dor de Oaxaca y cumplió.Dos veces aspirante a la candidaturapresidencial del PAN, rescatado por Made-ro como secretario técnico de la ComisiónPolítica Nacional, Creel se sumó a las nego-ciaciones con convicción por haber padeci-do un gobierno dividido.“El PRI solo no va apoder gobernar. Es un sistema muy perver-so, porque no produce mayorías estables”.A la mesa se sumaron también PedroJoaquín Coldwell, entonces presidente delPRI y luego secretario de Energía; MiguelÁngel Osorio Chong y Aurelio Nuño, coor-dinadores Político y de Educación en elequipo de transición y actuales secretariode Gobernación y jefe de la Oficina de laPresidencia.También se incorporaron otros dospersonajes: Carlos Navarrete, miembrode Nueva Izquierda y actual secretario delTrabajo en el gobierno del Distrito Fede-ral, y Juan Molinar Horcasitas, asesor deMadero.Murat se convirtió en el coordinadorejecutivo del Pacto por México, a pedidodel propio Peña Nieto que, según ha con-fiado el oaxaqueño, le había ofrecido unasecretaría de Estado. Su hijo, AlejandroMurat Hinojosa, sí entró en el gabinete: Esdirector general del Infonavit.Fue un elenco de 12 políticos al quemuy pocos se incorporaron. Uno de ellosfue el panista Javier Corral, quien asesoróal PRD en la reforma en telecomunicacio-nes y que, como senador, introdujo refor-mas a pesar del desacuerdo de sus amigosRaúl Trejo Delarbre y Aleyda Calleja, fun-dadores con él de la Asociación Mexicanade Derecho a la Información (Amedi).Al gusto de Peña Nieto: AMLOLa necesidad de un pacto nacional Zam-brano se la había planteado, antes, al dosveces candidato presidencial de la iz-quierda, Andrés Manuel López Obrador,con el argumento de no “aislarse” comoen el 2006 y consolidarse como segundafuerza electoral.En una reunión poco después de la elec-ción, a la que asistió también el entoncesjefe de Gobierno del Distrito Federal, Marce-lo Ebrard, le dijo que probablemente elTEPJFEl Pacto por México, esa iniciativa que ha querido rece-társele a los mexicanos como el gran acuerdo nacionalque sacará al país de sus gravísimos problemas,se ori-ginó en una serie de contactos políticos entre cuates.Elmétodo: reuniones subrepticias, con el aval de EnriquePeña Nieto. Fuentes consultadas por Proceso permitenreconstruir la trama y contenido de esos cónclaves se-cretos. Dos nombres sobresalen en ésta: los del perre-dista Jesús Ortega y el priista José Murat.fallaría en contra de la izquierda y que eranecesario evitar otro cogobierno PRI-PAN.–Ponte por delante –le dijo Zambrano–.Es más, tú has dicho que México necesita ungobierno de reconciliación nacional.Mánda-le al país, no a Peña Nieto, un mensaje antesde que se califique la elección y avanza enuna agenda política.Te vas a convertir en elpolítico más influyente de México.Según esta versión, Ebrard coincidiócon el planteamiento, pero López Obradorlo rechazó porque implicaba convalidartodas las ilegalidades y abusos en la cam-paña de Peña Nieto y porque sería neutra-lizarse como oposición.–No voy a modificar mi posición y nocomparto con ustedes ese punto de vista.Eso es lo que quiere Peña Nieto.GermánCansecoMurat. Anfitrión
  20. 20. 24 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013Mientras negociaba con personeros dePeña Nieto, en casa de Murat, Zambranodecía que no dejaría solo a López Obrador,como lo dijo el 13 de agosto:“Estamos del lado de Andrés ManuelLópez Obrador. Había quienes pensabanque nos íbamos a alejar, que lo íbamos adejar solo, y Andrés Manuel no está solo,aquí está el PRD y aquí está la izquierdamexicana y seguirá con él a defender lademocracia y la dignidad de nuestro país,y lo hacemos porque estamos conven-cidos de que tenemos razón en nuestroreclamo, porque cuando arrancamos lacampaña dijimos que si le iba bien a élnos irá bien a la izquierda mexicana, alPRD, y así ha sucedido”, subrayó.Tras el rechazo de López Obrador, queterminó por irse del PRD para fundar elMovimiento de Regeneración Nacional(Morena), Ortega y Zambrano se entre-garon por completo a la negociación conel PRI, el PAN y el equipo de Peña Nieto,sobre todo después de que el TEPJF conva-lidó el triunfo de éste.Bajo el más completo sigilo, y siem-pre en el domicilio particular de Murat, sesucedieron las reuniones –más de 30–, enocasiones tres veces por semana, hasta lavíspera de la firma del Pacto por México, el2 de diciembre, al día siguiente de la tomade posesión de Peña Nieto.Hubo muchos borradores y el documen-GermánCansecoJESUSA CERVANTESEl “cinismo” del grupo del PRI enel poder, el “no te preocupes, Ro-sario” de Enrique Peña Nieto y lalucha de poder dentro del PAN pro-vocaron un atorón en el Pacto por México.La crisis alcanzó a la Cámara de Dipu-tados, donde ambos partidos se enfrenta-ron condicionando su trabajo legislativo.Aunque el PRI logró sumar a diputados deizquierda para aprobar de último momentoreformas recaudatorias como las del Insti-tuto Mexicano del Seguro Social y las delsector minero, tuvo que ceder ante el PANy modificar la Ley de Telecomunicaciones.Considerada como la gran reforma sur-gida del Pacto por México, la de teleco-municaciones pende de un hilo; su suertedepende ahora del grupo que logre impo-nerse el lunes 29 en el Consejo Político delPAN: la llamada oposición democrática olos “entreguistas”.Los reclamos y acusaciones electora-les por el caso Veracruz también atoraronla reforma financiera que el secretario deHacienda, Luis Videgaray, tenía programa-do anunciar el martes 23, asimismo dentrodel Pacto por México, y que Peña Nieto ibaa detallar ante los dueños del dinero en laConvención Nacional Bancaria.Por si fuera poco, diputados panistasadvierten en entrevista que si el PRI con-tinúa “maltratándolos” y violentando lasreglas parlamentarias, no apoyarán las re-formas energética y hacendaria en el si-guiente periodo legislativo.El lunes 22, presionado por sus legis-ladores federales que pedían accionesfirmes contra “el cinismo” del PRI, el presi-dente nacional del PAN, Gustavo Madero,anunció que se abstendrían temporalmen-te de participar en los actos públicos delPacto por México.Esto obligó al gobierno federal a cance-lar el anuncio de la reforma financiera, pro-gramada para las 10 de la mañana de esedía. En tanto, en la Cámara de Diputadosel PAN difundió que demandaría juicio po-lítico en contra del gobernador priista deVeracruz, Javier Duarte, y la secretaria deDesarrollo Social, Rosario Robles. Maderose reunió con los 114 diputados de la ban-cada panista y les aseguró que se manten-dría firme en su postura.Ese día el coordinador de los diputadospriistas, Manlio Fabio Beltrones, aseguró ala agendaDinamitada,
  21. 21. 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 25POLÍTICA / PACTO POR MÉXICOto final sólo quedó completo la víspera delanuncio, cuando se definió llamarlo Pactopor México. “El brindis final se pospuso va-rias veces”, contó un panista al reportero.De hecho, el 29 de noviembre, cuan-do se acordó que cada partido emitiría uncomunicado para dar a conocer el acuer-do que permitió a Peña Nieto una tomade posesión tersa, tanto el PAN como elPRD lo llamaron sólo “Acuerdo PolíticoNacional”.No me conocen: Peña NietoPeña Nieto no participó en una sola reu-nión de los negociadores de los partidospolíticos, según participantes, y sólo seencontró con ellos el 2 de diciembre, en elCastillo de Chapultepec, en una ceremo-nia que el nuevo gobierno presentó comoun fastuoso acto de unidad nacional.En esa ceremonia, según dos de lostestigos, uno de los negociadores perre-distas se acercó a Peña Nieto y le aclaró:–Vengo no porque esté convencido,sino porque le doy el beneficio de la duda.–No me conocen –le respondió PeñaNieto.Desde entonces, Zambrano y Maderose convirtieron en asiduos acompañantesde Peña Nieto –“chambelanes”, les llamanaún hoy– y desoían las advertencias de queen los estados los gobernadores tramabanarrasar en las 14 elecciones de 2013.Proceso que la crisis del pacto no afecta-ba ni afectaría los trabajos del Legislativo.Sin embargo, en ese momento su principaloperador e integrante del Consejo Consul-tivo del pacto, el diputado Héctor Gutiérrezde la Garza, se enfrentaba a la negativa delPAN para aprobar en sus términos la minu-ta de la Ley de Telecomunicaciones llegadadel Senado de la República.El trabajo en San Lázaro se habíacontaminado.El miércoles 24 los diputados del PRIfueron alertados de que ese día se votaríanla minuta de telecomunicaciones y la Leydel IMSS. Sorpresivamente ambas votacio-nes fueron “bajadas” del orden del día. Lacrisis en el polémico Pacto por México su-bía de tono.De acuerdo con el diputado panis-ta Homero Niño de Rivera, Beltrones fre-nó la discusión de la Ley del IMSS “porquevio que iba a tener que ser de forma muyatropellada. Supongo que a los diputadosdel PRI les dijeron desde el gobiernoque no era el momento de entrar en unaconfrontación”.Al filo de las 15:00 horas, con ambostemas ya fuera del debate, el PRI sorpren-dió a los panistas con un intento de modifi-car el orden del día para incluir la discusiónde la Ley Minera, otra ley recaudatoria queautoriza el cobro de 5% sobre utilidades alos concesionarios mineros.El diputado panista Rubén Camarillo yRicardo Monreal, de Movimiento Ciudada-no, recriminaron desde tribuna que se lespretendiera imponer la discusión y aproba-ción de una ley que ningún legislador cono-cía. Beltrones operó rápidamente y, juntocon sus legisladores, aceptó posponerla.Sin embargo, el jueves el PRI regresócon mayor fuerza; aprovechó las bondadesde la Ley del IMSS para la clase trabajado-ra y las de la ley minera para los habitantesde la zona explotada, con el fin de con-vencer a la izquierda de que votara a favorde ambas reformas. Con esa maniobra re-sarció los votos que el PAN le retiró por suconflicto en el Pacto por México.Del otro lado, los panistas seguían pre-sionando a Héctor Gutiérrez de la Garzapara que el PRI aceptara la modificación ala minuta de telecomunicaciones. Era el úl-timo día que tenían los priistas para votarlade modo que el Senado pudiera ratificar-la, pues el periodo ordinario concluye elmartes 30.Justo cuando el PRI cedía y Gutié-rrez de la Garza llegaba a San Lázaro paraanunciar el acuerdo con el PAN en esos te-mas del pacto, el coordinador panista en laCámara de Diputados, Luis Villarreal, acu-saba al tricolor de “estar poniendo en ries-go la estabilidad política (…) social del paísy al Pacto por México”.Irresponsable, antidemocrático, pillo,falto de palabra, tramposo, autoritario, so-lapador y autoritario fueron algunos de loscalificativos que el coordinador de los pa-nistas vertía sobre el PRI en su conferenciade prensa. Sin embargo, se negó a confir-mar si eso era motivo suficiente para aban-donar el pacto.La reportera le preguntó al diputadoMax Cortázar, quien observaba la confe-rencia de Villarreal, cuál era entonces elmotivo de tanta virulencia. Cortázar res-pondió: “Es sólo para presionar a la diri-gencia y que vean nuestra fuerza antesde que se realice la comisión política dellunes”.En el salón de sesiones, operadores deBeltrones revelaron a Proceso que en lostres días que discutieron la minuta de tele-comunicaciones el PAN estableció que lavotaría a favor en el pleno sólo si se acep-taba una modificación. El PRI cedió, y acambio el PAN ofreció respaldar totalmen-te la minuta cuando llegara al Senado, afin de evitar que esa ley, incluida en el Pac-to por México, se quedara en el cajón unaño más.Los mismos priistas opinaron que “es-to es un tema de las broncas internas delPAN; ellos definirán su actuación en el pac-to el lunes (29), por eso el Senado convo-có a sesión a las siete de la noche, para verqué es lo que deciden y saber cómo votaráel PAN en la Cámara de Senadores”.Cuando Villarreal ingresó al salón desesiones después de su conferencia, es-peró la llegada de Beltrones. Minutos des-pués votaron juntos a favor de la minuta detelecomunicaciones.“No puede salirles tan barato”Legisladores federales panistas que sehan mostrado críticos hacia su coordina-dor parlamentario y su dirigencia nacionalaceptan que el caso de Veracruz los motivóa unirse para condicionar su participaciónen el Pacto por México.Por ejemplo, el diputado Fernando Ro-dríguez Doval advierte que si el PRI los sigue“maltratando” en San Lázaro, “están en ries-go” las reformas energética y hacendaria.Coincide con Rubén Camarillo y Home-ro Niño de Rivera en que las discusiones delas reformas al IMSS, la minera y de teleco-municaciones fueron afectadas por la cri-sis en el acuerdo partidista: “Claro que estoes rebote de los problemas del pacto. Esaquí donde se procesa el Pacto por Méxi-co. Ese es un conjunto de buenas intencio-nes que se materializan legislativamente enlas cámaras. Y por supuesto que si no haycondiciones para procesar eso, pues el pac-to está condenado a que no siga avanzan-do con éxito”.–¿Si el PRI y el gobierno federal no mo-difican su actuación en los procesos elec-torales el PAN no dará su apoyo a lasreformas energética y hacendaria?–Cuando uno se sienta a negociar unareforma, espera buena voluntad, que (el in-terlocutor) se conduzca con la verdad, quecumpla los acuerdos. Pero si nos sentamoscon uno que dice una cosa y hace otra,pues no existen condiciones para pensarque se respetarán los acuerdos. El PRI, conestas actitudes, está dinamitando la agen-da del pacto. Desgraciadamente vemosque el doble discurso del PRI está hacien-do que estos temas (energético y hacenda-rio) no vayan a salir airosos.El reclamo de Rodríguez Doval es elmismo que hacen Camarillo y Niño de Ri-vera al PRI: haber buscado la mayoría pa-ra votar la Ley Minera y la del IMSS cuando,según la agenda del Pacto por México, am-bos temas se abordarían en septiembrepróximo.

×