La constitución del 1966 República Dominicana

16,544 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
16,544
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
55
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La constitución del 1966 República Dominicana

  1. 1. La Constitución del 1966 en la República Dominicana
  2. 2. La Constitución Es Ley fundamental, escrita o no, de un Estado soberano, establecida o aceptada como guía para su gobernación. La constitución fija los límites y define las relaciones entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial del Estado, estableciendo así las bases para su gobierno. También garantiza al pueblo determinados derechos.
  3. 3. La Constitución del 1966 En el año 1966 otra vez se enfrenta al país a una nueva reforma constitucional. Entre otras razones, porque había que resolver el problema constitucional que quedo producto de la guerra civil de 1965, donde el país se estaba rigiendo por un Acto Institucional. En esta oportunidad, fungía como presidente de la República el Dr. Joaquín Balaguer. La mayoría de lo miembros de la constituyente eran del partido en el poder (el Reformista), esto motivo que las reformas propuestas por los legisladores opositores no fueran tomadas en cuenta a la hora de las decisiones.
  4. 4. La nueva constitución conto con a24 artículos distribuidos en 14 acápites. Entre otros aspectos contempló lo referente a: La nación. Soberanía y gobierno. Consagro los derechos a la ciudadanía. Derechos a la propiedad. Los tres Poderes del Estado. Instituyo por separado la celebración de la elecciones presidenciales y la municipales. Se restableció la reelección
  5. 5. La Nación Artículo 1. El pueblo dominicano constituye una Nación organizada en Estado libre e independiente, con el nombre de República Dominicana.
  6. 6. La soberanía Artículo 2. La soberanía nacional corresponde al pueblo, de quien emanan todos los poderes del Estado, los cuales se ejercen por representación.
  7. 7. La soberanía Artículo 2. La soberanía nacional corresponde al pueblo, de quien emanan todos los poderes del Estado, los cuales se ejercen por representación. Artículo 3. La soberanía de la Nación dominicana como Estado libre e independiente es inviolable. La República es y será siempre libre e independiente de todo Poder extranjero. Por consiguiente, ninguno de los poderes públicos organizados por la presente Constitución podrá realizar o permitir la realización de actos que constituyan una intervención directa o indirecta en los asuntos internos o externos de la República Dominicana o una injerencia que atente contra la personalidad e integridad del Estado y de los atributos que se le reconocen y consagran en esta Constitución. El principio de la no intervención constituye una norma invariable de la política internacional dominicana. La República Dominicana reconoce y aplica las normas del Derecho Internacional general y americano en la medida en que sus poderes públicos las hayan adoptado y se pronuncia en favor de la solidaridad económica de los países de América y apoyará toda iniciativa que propenda a la defensa de sus productos básicos y materias primas.
  8. 8. El gobierno Artículo 4. El gobierno de la Nación es esencialmente civil, republicano, democrático y representativo.
  9. 9. Se divide en Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial. Estos tres poderes son independientes en el ejercicio de sus respectivas funciones. Sus encargados son responsables y no pueden delegar sus atribuciones, las cuales son únicamente las determinadas por esta Constitución y las leyes.
  10. 10. La constitución de 1966 representa el proceso de evolución de nuestro ordenamiento sustantivo de la de mayor tiempo de vigencia de las 34 enmiendas que le presidieron, al regular la actividad el estado dominicano y sus administrados por espacios de casi 3 décadas. Sin embargo su conformación política jurídica y administrativa resultaba meno que otras que le antecedieron, como el 6 de Nov. De 1984 y la del 29 de abril de 1963. Sus postulado y la misma organización de las instituciones superiores, no respondieron a la concepción de la escuela de pensamiento en boga sostenedora de la reconstitución funcional del estado que como un imperativo histórico demanda nuestro pueblo en busca del afianzamiento de la institucionalidad democrática y de un porvenir excluyente de la irritantes distorsiones sociales económicas existentes en la comunidad nacional.
  11. 11. El 16 de mayo de 1996, se celebró la elección presidencial, con la participación de candidatos y partidos de diferentes tendencias ideológicas, en un marco de libertad y transparencia que fue reconocido por la comunidad internacional. Como resultado de esas elecciones, asumió la presidencia el Dr. Leonel Fernández, del Partido de la Liberación Dominicana, sustituyendo al Dr. Joaquín Balaguer, quien en diferentes períodos ocupó la presidencia por un total de 22 años. La Constitución de la República Dominicana de 1966, fue reformada después de 28 años de vigencia. Las reformas fueron promulgadas el 14 de agosto de 1994, por el entonces Presidente de la República, Joaquín Balaguer. Entre las principales reformas se encuentra la creación del Consejo Nacional de la Magistratura. Dicho Consejo está compuesto por siete miembros: el Presidente de la República y cuatro legisladores incluyendo a los presidentes de las cámaras, así como al Presidente de la Suprema Corte de Justicia y un segundo Magistrado de este órgano.
  12. 12. Participación de los ciudadanos en la constitución La participación política puede definirse como toda actividad de los ciudadanos dirigida a intervenir en la designación de sus gobernantes o a influir en la formación de la política estatal. Comprende las acciones colectivas o individuales, legales o ilegales, de apoyo o de presión, mediante las cuales una o varias personas intentan incidir en las decisiones acerca del tipo de gobierno que debe regir una sociedad, en la manera cómo se dirige al Estado en dicho país, o en decisiones específicas del gobierno que afectan a una comunidad o a sus miembros individuales.
  13. 13. Derechos Individuales y Sociales Se reconoce como finalidad principal del Estado la protección efectiva de los derechos de la persona humana y el mantenimiento de los medios que le permitan perfeccionarse progresivamente dentro de un orden de libertad individual y de justicia social, compatible con el orden público, el bienestar general y los derechos de todos. Para garantizar la realización de esos fines se fijan las siguientes normas: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. La inviolabilidad de la vida. La seguridad individual. La inviolabilidad de domicilio. La libertad de tránsito. A nadie se le puede obligar a hacer lo que la ley no manda ni impedírsele lo que la ley no prohíbe. La libertad de trabajo. La libertad de enseñanza. Entre otros.
  14. 14. Deberes Artículo 9. Atendiendo a que las prerrogativas reconocidas y garantizadas en el artículo precedente de esta Constitución suponen la existencia de un orden correlativo de responsabilidad jurídica y moral que obliga la conducta del hombre en sociedad, se declaran como deberes fundamentales los siguientes: a. Acatar y cumplir la Constitución y las leyes, respetar y obedecer las autoridades establecidas por ellas. b. Todo dominicano hábil tiene el deber de prestar los servicios civiles y militares que la Patria requiera para su defensa y conservación. c. Los habitantes de la República deben abstenerse de todo acto perjudicial a su estabilidad, independencia o soberanía y estarán, en caso de calamidad pública, obligados a prestar los servicios de que sean capaces. d. Todo ciudadano dominicano tiene el deber de votar, siempre que esté legalmente capacitado para hacerlo. e. Contribuir en proporción a su capacidad contributiva para las cargas públicas. f. Toda persona tiene la obligación de dedicarse a un trabajo de su elección con el fin de proveer dignamente a su sustento y al de su familia, alcanzar el más amplio perfeccionamiento de su personalidad y contribuir al bienestar y progreso de la sociedad. g. Es obligación de todas las personas que habitan el territorio de la República Dominicana, asistir a los establecimientos educativos de la Nación para adquirir, por lo menos, la instrucción elemental. h. Toda persona está en el deber de cooperar con el Estado en cuanto a asistencia y seguridad social, de acuerdo con sus posibilidades. i. Es deber de todo extranjero abstenerse de participar en actividades políticas en territorio dominicano.
  15. 15. Nacionalidad Artículo 11. Son dominicanos: 1. Todas las personas que nacieren en el territorio de la República, con excepción de los hijos legítimos de los extranjeros residentes en el país en representación diplomática o los que estén de tránsito en él. 2. Las personas que al presente estén investidas de esta calidad en virtud de constituciones y leyes anteriores. 3. Todas las personas nacidas en el extranjero de padre o madre dominicanos, siempre que, de acuerdo con las leyes del país de su nacimiento, no hubieren adquirido una nacionalidad extraña, o que, en caso de haberla adquirido, manifestaren, por acto ante un oficial público remitido al Poder Ejecutivo, des-pués de alcanzar la edad de diez y ocho años, su voluntad de optar por la nacionalidad dominicana. 4. Los naturalizados. La ley dispondrá las condiciones y formalidades requeridas para la naturalización. Párrafo I.-Se reconoce a los dominicanos la facultad de adquirir una nacionalidad extranjera. Párrafo II.- La mujer dominicana casada con un extranjero podrá adquirir la nacionalidad de su marido. Párrafo III.- La mujer extranjera que contrae matrimonio con un dominicano seguirá la condición de su marido, a menos, que las leyes de su país le permitan conservar su nacionalidad, caso en el cual tendrá la facultad de declarar, en el acta de matrimonio, que declina la nacionalidad dominicana. Párrafo IV.- La adquisición de otra nacionalidad implica la pérdida de la nacionalidad dominicana, salvo acuerdo internacional en contrario.
  16. 16. La Ciudadanía Artículo 12. Son ciudadanos todos los dominicanos de uno y otro sexo que hayan cumplido 18 años de edad, y los que sean o hubieren sido casados, aunque no hayan cumplido esa edad. Artículo 13. Son derechos de los ciudadanos: 1. El de votar con arreglo a la ley para elegir los funcionarios a que se refiere el artículo 90 de la Constitución. 2. El de ser elegibles para ejercer los mismos cargos a que se refiere el párrafo anterior. Artículo 14. Los derechos de ciudadanía se pierden por condenación irrevocable por traición, espionaje o conspiración contra la República, o por tomar las armas, prestar ayuda o participar en cualquier atentado contra ella. Artículo 15. Los derechos de ciudadanía quedan suspendidos en los casos de: a. condenación irrevocable a pena criminal, hasta la rehabilitación; b. interdicción judicial legalmente pronunciada, mientras ésta dure. c. por admitir en territorio dominicano función o empleo de un gobierno extranjero sin previa autorización del Poder Ejecutivo.

×