Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

La cuestión del presupuesto nacional para educación 2013

561 views

Published on

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

La cuestión del presupuesto nacional para educación 2013

  1. 1. La cuestión del presupuesto nacional para educación 2013: Sigue vigente el modelo de los 90 Laura Marrone1 laura.marrone88@gmail.comCuando se aprobó la Ley del Presupuesto Nacional 2013 en noviembre de este año, poco se dijosobre educación. El hábil discurso de la Sra. Presidente y la colaboración silenciosa de CTERA hadejado flotando la sensación de que en los últimos años el aumento a educación es sustancial yque, el reclamo docente es, esta vez, un injusto y corporativo. Durante el año que pasó pocosgremios sufrieron tantos ataques de la Presidencia de la Nación como lo fue la docencia.En cada jurisdicción, en cambio, hubo cuestionamientos a la distribución de los presupuestoslocales para educación que, en general, fueron inferiores a la inflación. A tal propósito,colaboraron las direcciones sindicales locales afines a la dirección de CTERA que operan contraalgunos gobiernos locales según sean sus vínculos con el Gobierno Nacional. Sin embargo,discutir la cuestión del financiamiento educativo en los marcos de cada jurisdicción, sin mirar loque ocurre con el presupuesto educativo nacional, es esquivar los problemas. El derecho a laeducación es responsabilidad tanto de los Gobiernos jurisdiccionales como de la Nación.La existencia de un Ministerio Nacional sin escuelas, que solo destina fondos para lasuniversidades, el Fondo de Incentivo Docente y las políticas educativas centralizadas, es unaherencia de las reformas neoliberales de los 90 que la nueva Ley de Educación Nacional Nº 26206(2006) no modificó. La transferencia de escuelas medias a las jurisdicciones en el año 92completó el ciclo iniciado por la Dictadura en el 78 que transfirió las escuelas primarias. De estemodo, el estado nacional se ajustó al diseño del FMI que exigía que éste se desentendiera delfinanciamiento educativo para así poder pagar la deuda externa. Ese esquema continúa aún hoy. Cuando la Presidenta habla de que se llegó al 6,4%2 del PBI paraeducación, superando la meta propuesta del 6% para el 2010, olvida decir que no lo aporta Naciónya que ésta sólo destinó 5,7% de su presupuesto al sistema educativo formal que maneja elMinisterio de Educación en el 2012 y que aportaría solo 5,5% en el 20133. Estos montos rondanapenas el 1,45% del PBI. Si hablamos de fondos destinados por la Nación a la finalidad educación,lo que incluye lo destinado por cada ministerio nacional a educación (planes de capacitación depersonal, cursos de formación profesional que organiza Ministerio de Trabajo y los sindicatosafines, entre otros), el monto asciende a poco más del 2,2%.del PBI4. Si consideramos que lainflación está subestimada ya que se prevé poco más del 10,8 % en la nueva Ley de Presupuesto yque, en términos porcentuales, hay una reducción del 0,2% para educación, en el 2013 habrámenos plata para educación desde el Gobierno nacional.1 Docente. Secretaria de Asuntos Pedagógicos de Ademys (Asociación Docente Ciudad de Bs As)2 6,2% según otras fuentes como CIPPEC3 Ver Proyecto de Presupuesto Nacional 2013. Pág. 1004 Nótese que estos fondos son casi la mitad de lo que maneja el propio Ministerio de Educación, una cifrarécord por fuera de cualquier concurso público docente y regulación desde el Ministerio de Educación.
  2. 2. En el 2006, antes de la nueva Ley de Educación, el G.E.C. (Gasto Educativo Consolidado: Nación +Jurisdicciones) se repartía de la siguiente manera: 26% lo aportaba la Nación y 74% las provincias yC.a.B.A. La Ley de Financiamiento anunció que modificaría esta relación para el 2010, haciendoque Nación aportara el 40% y las provincias y capital, el 60%. No se cumplió. En el 2012 Naciónaportó el 30% y las jurisdicciones siguen siendo las que deben sostener la educación con el 70%.Esto lleva a situaciones de enorme desigualdad de hasta 1 a $ 5 por alumna/o según el lugar deresidencia. Por ejemplo, Provincia de Bs As destina hasta 38% de su presupuesto a Educación yJujuy el 43,8%! A pesar de este esfuerzo en estas provincias, sin embargo, la inversión poralumna/o en el 2010 fue de las más bajas, después de Salta, las más baja: $3,276. Provincia deBs As destinó apenas $6.520 en tanto que Ciudad de Bs As, al otro lado dela General Paz, invirtió$10682 aunque con un esfuerzo financiero menor: apenas 27% de su presupuesto para educaciónese mismo año5.(ver Gráfico 1) Inversión por alumno por año 20000 17213 2010 15000 10.682 10000 6.520 7.520 5000 3.276 0 Gráfico 1 Fuente: Elaboración propia en base a datos de CIPPEC tomados de CGECSE y DINIIECEPero además de la desigualdad en el cumplimiento del derecho que significa que cada estudiante,reciba diferente inversión en educación según los recursos de su lugar de residencia, persiste elproblema del monto total. Si medimos en términos de porcentaje del G.E.C., en el 2004 se invirtióel 13,8%, casi lo mismo que hace 50 años: 14%. (ver Gráfico 2) O sea que, a pesar de la extensióndel sistema, el incremento de la matrícula y el aumento de los años de escolaridad, se destina casila misma proporción de los recursos fiscales totales del país, lo que significa que por alumna/o,salario docente, gastos edilicios o de material son menores en proporción. Posteriormente al 2004la inversión por alumno solo aumentó el 10%6.5 CIPPEC. (2012) Monitoreo de la Ley de Financiamiento educativo. Pág.256 CIPPEC. Monitoreo de Financiamiento educativo en base a datos de Mecon
  3. 3. % G.E.C.: 15 Nación+Cap+Provincias 14 14 13,8 12 10 10,4 8,5 5 0 1960 1983 1988 1992 2002 2004 Gráfico 2 Fuente: Elaboración propia en base a datos de CIPPECSi nos atenemos al porcentaje del PBI, lo que siempre resulta dificultoso pues depende de criteriosdiversos de medición, observamos que durante el gobierno de De La Rúa, se invirtió 4,9% del PBI.Dado que estamos en 6,4%, resulta que sólo aumentó el 1,5%. (ver Gráfico 3). Pero además deque el incremento es bastante menor de lo que los medios oficiales y la propia Presidentepregonan, la cifra sigue sin alcanzar. Brasil se plantea llegar al 10% del PBI en los próximos años, entanto que Argentina no habla de mejorar. Incluso se reduce pues solo aumenta 18,5% en valoresnominales respecto del 2012, por debajo de la inflación estimada en 24%.Por su parte UTE-CTERA sólo reclama en Ciudad de Bs As que Macri aumente de 27 a 30% lodestinado a educación. Su política de cogobierno con la Nación la lleva a no cuestionar la miseriadel 5,5% del presupuesto para el 2013 y acomoda el reclamo en Capital a lo que ya existe en elpaís: 30% promedio de los presupuestos provinciales. ¿Qué queda para Jujuy o Bs As que superanampliamente ese porcentaje? %8 G.E.C. sobre el P.B.I. 6 6 6,4 4,9 5 4 4,1 2 0 2001 2202 2007 2010 2011 Gráfico 3
  4. 4. Fuente: Elaboración propia en base a datos de CIPPECEsta lectura de la cuestión estadística no hace sino confirmar lo que cada docente vive y siente ensu escuela y en su bolsillo. Por eso, a 6 años de la Ley de Educación Nacional y de finalización de lavigencia de la Ley de Financiamiento Educativo (metas 2010), es necesario reabrir el debate sobrela cuestión del presupuesto de la educación.Necesitamos derogar el actual sistema de financiación. El Estado nacional tiene que volver ahacerse responsable de la educación en todos sus niveles y no sólo en el universitario. El G.E.C.debe ser producto de un esfuerzo compartido entre la nación y las jurisdicciones al menos enpartes iguales. Al mismo tiempo se debe exigir el incremento del monto total llegando al 25% delG.E.C. o al 10% del PBI. En ambos casos estaríamos logrando aproximadamente 40% de aumentodel presupuesto para educación, y recomponiendo la igualdad del Derecho a la educación en todoel país. Al mismo tiempo, se debe señalar de donde sacar estos mayores fondos. Es menesterreplantear la política impositiva de modo que se incrementan los impuestos a las grandesempresas, y se deje de pagar la usura de la deuda externa.Bs As, 23 de diciembre de 2012

×