Cuento

158 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
158
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
50
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cuento

  1. 1. Erase una vez un príncipe llamado Robert, de cabellonegro azabache, piel blanca y labios rojos como lasamapolas. Este príncipe vivía en una casa en mitaddel campo donde vivía encerrado en una pequeñahabitación en el sótano. Su hermano mayor Johnsolo le dejaba subir arriba desde las cinco hastalas siete. En ese tiempo se dedicaba a limpiar lacasa.
  2. 2. De repente, un día a las cinco y media de latarde su hermano llegó, vestido con susmejores galas, con una joven de cabellopelirrojo muy largo. Parecía un poco malcuidada, con los ropajes rotos y desgastados.
  3. 3. Él con miedo a preguntar de dónde venía aquellamuchacha que se alojaba en su casa, siguió consu tarea diaria.Pasadas unas semanas, un día Robert sedespertó de repente por un sonido extraño.¿Qué podría ser? Se sentó en el borde de lacama, y allí vio arriba de las escaleras un largomechón pelirrojo. Inmediatamente supo dequién se trataba.Se quedó callado mientras la chica bajaba lasescaleras. Si su hermano se enteraba de queella había bajado...
  4. 4. -Hola, ¿vives aquí abajo?-Si, no creo que debas hablar conmigo.-Tranquilo, tu hermano ha ido a la ciudad. Mellamo Alice, pero puedes llamarme Lis.-Encantado. Mi nombre es Robert.-He venido a contarte como he llegado aquí.
  5. 5. “Yo vivía con mi madre, aunque ella no mecuidaba. No me dejaba salir de casa y elladecía que era por mi bien, para no caer en lasrealidades del mundo. Llegó hasta a ponermecadenas por intentar escaparme.
  6. 6. Pero un día llego un apuesto príncipe arescatarme. Ese era tu hermano. Gracias a élsentí la libertad.”-Si te sientes así no te lo guardes para timismo. La libertad es mejor.-¿Y qué podría yo hacer? No sabría sobreviviryo solo.-Sí podrías, es la naturaleza del ser humano.Sólo tienes que confiar en ti mismo.
  7. 7. Y así fue como empezaron a planear su huida.Lis se encargaría de coger la llave de la casa,que estaba en el baúl que guardaba suhermano en su habitación. Después, cuandoJohn fuese a la ciudad, ella le diría queestaba enferma y se quedaría en casa.Entonces ella le bajaría la llave y le cortaríael pelo para que no lo reconocieran.Una vez preparado lo pusieron en marcha.
  8. 8. El fallo estaba en que no habían pensado en lallave para abrir el baúl. Lis se retrasó mas dela cuenta aunque al final la encontró dentrode un libro. Pero esto podría suponer un hechocrucial.
  9. 9. Ya todo listo, Robert iba a salir, pero antes...-Lis, yo... te querría pedir que te vinieses conmigo.Si tu quieres claro.-¿Sólo eso?-No. También te quería decir que te quiero.Y en ese bonito momento se dieron un beso.
  10. 10. Pero de repente entró John en la casa.-¿Qué está pasando aquí?-Eh... -dijo Lis sorprendida.-Hermano, lo siento mucho, pero ya no voy aseguir soportando eso. Lis y yo nos vamos, yno volveremos.John se quedó mirando fijamente a Robert y aLis. Entonces se echó a un lado, apartandosede la puerta. Robert sabía lo que significabaeso. Le dejaba libre.Lis salieró de la casa, pero Robert antes dehacerlo también, se volvió y le dijo:-Te quiero, hermano.
  11. 11. Y se fueron a vivir supropia vida.

×