Acesso 2011.2 texto 08

188 views

Published on

Published in: Education, Career
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
188
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Acesso 2011.2 texto 08

  1. 1. La lucha de Ángeles de la Blancapor la eliminación de barrerasUna experiencia desde el ámbito del derechoPor Ángeles de la Blanca. Fiscal. Espero que mi experiencia sirva para que las personas con discapacidad salgan de su círculo de protección y que sepan que, aunque con mucha lucha y perseverancia, pueden conseguir gran parte de lo que se propongan .La verdad es que muchas veces me he sentido como los buques rompehielos,abriendo camino, cuando empecé en el colegio, instituto no había los sistemasde apoyo ni la legislación actuales, de modo que en muy pocos años ha habido
  2. 2. Ángeles de la Blancaun gran cambio en la concienciación de la sociedad motivado en gran parteporque las personas con minusvalía ya no se quedan encerradas en sus casas yhan decidido participar cada vez más activamente en todas las actividadessociales.Como experiencia personal en mi lucha por la eliminación de barrerasarquitectónicas, puedo contar que cuando llegué al instituto, era un edificiomoderno, con una gran rampa de entrada pero curiosamente con todas lasclases en planta alta, así que adaptaron como aula en planta baja lo quehabía sido la biblioteca, pero el problema era que para determinadas clasesque no podían bajar como laboratorios, audiovisuales o música, me tenían quesubir dos tramos de escaleras mis compañeros de clase y como todavía eranchicos muy jóvenes y mis padres temían que peligraba mi integridad física,mi madre iba a cada una de estas clases para subirme ayudada por ellos,esperar una hora por allí , para luego bajarme. Como el director del institutovio, me imagino, la vergüenza que esto para ellos suponía, solicitaron poneruna plataforma elevadora, proyecto que fue aprobado pero que a mitad de lasobras se quedó sin presupuesto, así que estuvieron todos los aparatajes,incluida la plataforma en un rincón al pie de las escaleras hasta que al finaldel cuarto curso, unos veinte días antes de acabar el instituto, terminaron lasobras, así que bueno, la pude probar al menos una vez o dos. Te queda comosatisfacción que aunque tú no lo hayas podido disfrutar quedó ya instaladopara otras personas. 2
  3. 3. Ángeles de la BlancaPero, aunque no se crea, lo peor vino en la Universidad, como en Toledoentonces no había campus y las facultades estaban en edificios históricos,conociendo cual era la de derecho, antes de iniciar el curso, mandamos doscartas informando que el siguiente año iba a ir una persona con minusvalía yque lo tuvieran en cuenta a la hora del reparto de las clases, pues, cual fuemi sorpresa cuando al llegar, ví que mi clase era lo que había sido la criptadel antiguo convento entonces convertido en facultad, incluidos los agujerosde los nichos en las paredes, con tres tramos de largas escaleras hasta llegar ala clase, a la cual no podía bajar porque los bancos llegaban hasta el borde delas escaleras y el pasillo era tan estrecho que no entraba la silla de ruedas, asíque me tenía que quedar en lo alto de un descansillo, anotando con lacarpeta sobre las piernas y agudizando de gran manera el oído porque lapizarra y el profesor estaban como a unos veinte metros. Ante esta situación,mis padres decidieron hablar con el Decano, el cual les dijo que como laasistencia a clase no era obligatoria, me quedara en mi casa estudiando.Como yo seguía yendo todos los días, con todos los profesores y alumnossaltando para bajar al aula por encima de mis reposapiés, decidieron iniciarlas gestiones para poner una plataforma elevatoria hasta las aulas de laprimera planta. Entre tanto, mis padres, buscando una solución, observaronque desde una de las ventanas que daba a la calle, se accedía directamente auna de las aulas, por lo que sólo habría que transformarla en puerta y yoentraría directamente a la clase, pero apareció otro obstáculo, se necesitaba 3
  4. 4. Ángeles de la Blancaun permiso de Patrimonio Histórico que no estaba en principio dispuesto aconceder, de modo que tras varias conversaciones, finalmente lo concedióimponiendo como condición que cuando yo terminara se debía dejar todo ensu estado anterior. Pues bueno, a mitad del curso nos cambiaron a esa clase ytodavía al pasar ahora por esa calle, casi doce años después puedo observarque todavía sigue la puerta en ese lugar. El año siguiente, nos trasladaron aotro edificio, unión de varios conventos que rehabilitaron y en el que hay quereconocer que el arquitecto nos pidió opinión para que fuera lo más accesibleposible y tras varias adaptaciones que consistieron fundamentalmente en lainstalación rampas, colocación de barandillas en las mismas y una mesa enclase, no tuve problemas de movilidad, lo cual me vino fenomenal para poderir a la cafetería de la facultad y conocer el ambiente universitario, incluida latuna.Cuando terminé derecho, un amigo Fiscal me animó que hiciera oposicionespara Jueces y Fiscales. Durante las oposiciones, los primeros años, no mepresenté por el turno para discapacitados ante el temor que me pusieranalguna pega, creo recordar que al principio, la instancia especificaba que laspersonas con discapacidad debían aportar un informe médico. Unos añosdespués, mi preparador, me explicó que era mejor indicar en la instancia laclase de discapacidad que tenía, por si necesitaba algún tipo de adaptación enlos exámenes, así me refirió que sería conveniente que solicitara lainstalación en la mesa del examinado de un micrófono, porque a lo largo del 4
  5. 5. Ángeles de la Blancaexamen, hora y cuarto de exposición, iba bajando progresivamente el nivel devoz. Creo que a partir de entonces lo hacen siempre.Cuando ya aprobé vino la lucha para quedarme en una plaza de Toledo, yaque al final de la época de las prácticas que hice allí, hubo un concurso yquedaron plazas desiertas que iban a ser cubiertas por sustitutos. Yo estoy ensilla de ruedas con los condicionamientos que ello conlleva, dependenciapersonal a la familia, dificultades de desplazamiento, entorno adaptado a misnecesidades, con la consiguiente eliminación de barreras arquitectónicas en lavivienda personal, con ascensor, rampa de entrada, mobiliario y ayudastécnicas que facilitan el desarrollo de la vida diaria. Junto a esta razón parasolicitar plaza en Toledo, estaba el nuevo edificio judicial, en el que habíahecho las prácticas, y ya había ido solicitando alguna adaptación como lacolocación de rampas en estrados, en lo demás cumplía con las normas deaccesibilidad. De modo que, con el asesoramiento de profesores y amigos, meinformaron que tenía apoyo legal en el artículo 9 del Real Decreto 2271/2004de 3 diciembre, por el que se regula el acceso al empleo público y la provisiónde puestos de trabajo de las personas con discapacidad. Así lo hice y traspresentación de escritos y conversaciones con la Inspección Fiscal, en miconvocatoria de plazas, por primera vez en el BOE, se incluyó la cláusula delart. 9, sobre preferencia en la elección de plazas sin alterar en ningún otroaspecto el orden del escalafón. Pues bien éste fue un hecho pionero, hasta elpunto que luego el Ministerio de Justicia me mandó una carta diciendo que a 5
  6. 6. Ángeles de la Blancapartir de ese momento, la citada cláusula se incluiría en todas las futurasconvocatorias, para mí algo así como que había creado jurisprudencia.Pero como a cada sitio que llego necesito adaptaciones, el estar ya deAbogada Fiscal en Toledo era un nuevo reto. Lo primero que se hizo, con elapoyo del Fiscal Jefe, mis compañeros y mi colaboración, fue solicitaradaptaciones para el despacho, para lo cual se quitaron todas las estanterías yse puso una balda a lo largo de todo el perímetro del mismo, de modo que yo,a mi altura, voy cogiendo y dejando los expedientes. También hubo queadaptar la mesa del ordenador, así como la impresora. Se fueron instalandorampas en estrados y me auxilio bastante de la videoconferencia y fax.Estas son mis experiencias, sólo espero que alguna idea pueda ayudar a otraspersonas y se fomente el valor de la integración.Toledo, diciembre de 2009Ángeles de la Blanca 6

×