1
“Y conoceréis la verdad,
y la verdad os libertará.”
(Juan 8:32)
¡LA VERDAD TE HARÁ LIBRE!
ESTUDIO DE L. BURGOS C.
Parte ...
2
ESTE ESTUDIO BÍBLICO SE HACE PARA LA HONRA, GLORIA Y ADORACIÓN DEL DIOS
VERDADERO, JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL, que es Espí...
3
“A todos los que estáis en Roma, amados de Dios,
llamados a ser santos:
Gracia a vosotros y paz,
de Dios nuestro Padre y...
4
“Estando pues Pablo en medio del Areópago, dijo:
Varones Atenienses,
en todo os veo como más supersticiosos;
Porque pasa...
5
PREFACIO.
“Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.”
(Juan 8:32)
Paz de Dios sea contigo. Bienvenido a la lectu...
6
“Amados hermanos míos, no erréis.
Toda buena dádiva y todo don perfecto es de lo alto,
que desciende del Padre de las lu...
7
PRÓLOGO
PRESENTACIÓN A MANERA DE PRÓLOGO:
EL PRESENTE ES UN ESTUDIO, no es una carta con mensaje social, ni de
cumplimen...
8
“LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO”
Por Leovigildo A. Burgos Cruz
Artículo publicado en el Diario POR ESTO!, Sección Opiniones,...
9
Lo primero, una cabeza. Creo que todos la tenemos, y según algunos
pensadores, los que hemos tenido la suerte de haber n...
10
No hay que temerle a las ideas. Es cierto que las ideas producen un efecto en los
hombres, pero sólo si el que las expr...
11
LA OBEDIENCIA RACIONAL.
Por Leovigildo A. Burgos Cruz.
Artículo publicado en el Diario POR ESTO!, Sección Opiniones, Mé...
12
¿O acaso no son muchos los que obedecen, y hacen lo que otros les dicen
que hagan, motivados por una amenaza constante ...
13
El hombre libre, debe desear obedecer; y no sólo desear obedecer sino necesitar
obedecer -que es lo sano-, que no es lo...
14
LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL
NO ES UN REINO DE ESTE MUNDO.
“COGIERON PUES, E HINCHIERON DOCE CESTAS
DE ...
15
LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL
ES MONOTEÍSTA, NO ES TRINITARIA.
La doctrina del dios trinitario no es cos...
16
LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL
NO LE RINDE CULTO A “LA REINA DEL CIELO”.
En algún momento de nuestra vida...
17
LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL
NO LE RINDE CULTO A LAS IMÁGENES.
Antes que nada: ¿Qué es realmente el cul...
18
LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL
ES COLUMNA Y APOYO DE LA VERDAD.
El servicio de la Iglesia Santa de Dios (...
19
Í N D I C E :
Páginas:
De la: A la:
CONTRAPORTADA. 1 2
DESTINATARIOS. 3 4
PREFACIO. 5 6
PRESENTACIÓN A MANERA DE PRÓLOG...
20
Í N D I C E :
Páginas:
De la: A la:
Capítulo IV. UN REINO DE ESTE MUNDO. 57 114
“La economía de salvación de la iglesia...
21
Í N D I C E :
Páginas:
De la: A la:
Capítulo V. EL MUNDO NO CONOCE A DIOS. 115 128
- ¿A quién debemos adorar? 115 117
-...
22
“Dícele Jesús: Mujer, créeme, que la hora viene,
cuando ni en este monte, ni en Jerusalem adoraréis al Padre.
vosotros ...
23
Capítulo I
UN FRAGMENTO HISTÓRICO
UN FRAGMENTO HISTÓRICO ACERCA DEL HOMBRE Y LA DIVINIDAD.
(De los intentos del hombre ...
24
El hombre sabe que existe lo alto y lo bajo, sabe también que hay el bien y el mal;
como distingue lo dulce de lo amarg...
25
LOS DIOSES DEL CIELO:
LA INTELIGENCIA DEL HOMBRE fue desarrollándose y afinó su raciocinio,
entonces dedujo e hizo uso ...
26
AL FIN Y AL CABO, en ese tiempo el emperador era quien tenía en sus manos
el destino de los hombres del imperio, su pal...
27
UN DIOS GENEROSO Y BONDADOSO con sus adoradores, a quienes ofrecía la
oportunidad de llegar hasta Él; y ser alcanzados ...
28
Aquel mensaje fue difundido en los alrededores de Jerusalem, de donde salió para
ser predicado en todo el mundo; pero n...
29
EL ESPÍRITU DEL ANTICRISTO.
(“El falso evangelio”).
La mezcla del paganismo o idolatría, con un “cristianismo falsifica...
30
“PORQUE HABIENDO CONOCIDO A DIOS,
NO LE GLORIFICARON COMO A DIOS, NI DIERON GRACIAS;
antes se desvanecieron en sus disc...
31
Lo que había ocurrido, fue que Constantino (que era un “dios” más, de aquella legión de
deidades) se encontró con grave...
32
“HE MANIFESTADO TU NOMBRE
a los hombres que del mundo me diste:
tuyos eran, y me los diste, y guardaron tu palabra.
AHO...
33
Capítulo II
EL NACIMIENTO DE LA IGLESIA ROMANA
EL CONCILIO QUE POR VOLUNTAD IMPERIAL
UNIÓ A TODAS LAS SECTAS ROMANAS.
C...
34
EL PRIMER PASO HACIA “LA CONSUBSTANCIALIDAD TRINITARIA”.
Fue en ese Concilio de Nicea patrocinado por Constantino, jefe...
35
Capítulo III
EL MITO DE LA DINASTÍA PAPAL
EL FALSO VICARIO
(“El vicario de todos los dioses”.)
ADEMÁS DE YOSHUA EL MESÍ...
36
POR ESO había decretado la libertad de cultos en todo el Imperio Romano,
cultos en los que él mismo figuraba como perso...
37
Los discípulos que en aquel tiempo se acercaron al Señor Yoshua el Ungido de
Dios, no estaban exentos de aquellos conce...
38
El señor Yoshua dijo claramente que él vino a cumplir las cosas que sobre él
estaban escritas en los libros proféticos,...
39
¿POR QUÉ ENTONCES SURGEN OTRAS CABEZAS?
Ya hemos visto cómo a través de la historia del hombre, éste ha insistido en
di...
40
¿ES POSIBLE CAER EN ERRORES TAN GRANDES Y NO DARSE CUENTA?
En el verso que acabamos de leer, el Señor Yoshua dio testim...
41
SIMÓN CEPHAS, DE SOBRENOMBRE “PEDRO” NUNCA FUE PAPA.
¿ACASO SIMÓN “PEDRO” SUPO DEL TEMA DE “LA SUPREMACÍA PAPAL”?
Conoc...
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “

1,264 views

Published on

INCANSABLE AMANTE DE LA VERDAD QUE SOLO ES POSIBLE ENCONTRAR EN LA PALABRA DE DIOS A TRAVÉS DE LA BIBLIA

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,264
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

LA VERDAD TE HARÁ LIBRE Parte I El hombre y la Divinidad. “

  1. 1. 1 “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.” (Juan 8:32) ¡LA VERDAD TE HARÁ LIBRE! ESTUDIO DE L. BURGOS C. Parte I El hombre y la Divinidad. “¿Heme pues hecho vuestro enemigo, diciéndoos la verdad?” (Gálatas 4:16)
  2. 2. 2 ESTE ESTUDIO BÍBLICO SE HACE PARA LA HONRA, GLORIA Y ADORACIÓN DEL DIOS VERDADERO, JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL, que es Espíritu Invisible, Todopoderoso Creador de todo lo visible y lo invisible, Dios y Padre nuestro y de nuestro Rey y Señor Yoshua (Yehosua, Jehoshuah, Emmanuel) el Mesías, el Cristo o el Ungido de Dios que fue engendrado por el Espíritu de Dios en el vientre virgen de una bienaventurada mujer Judía llamada Miriam (esposa de Joséf hijo de Elí), que cumplido el tiempo parió a su hijo primogénito; y su hijo que es Hijo de Dios así nació en carne, como nace todo hombre; y después murió como Cordero provisto por Dios para pagar los pecados de muchos; y que después de tres días de su sepultura, el cuerpo de Hombre del Cristo de Dios fue declarado Hijo de Dios con potencia, por medio de su resurrección de entre los muertos; porque su Dios y Padre lo ungió Rey y Sacerdote Eterno, Único Sumo Pontífice y Solo Mediador entre Dios y los hombres. Este estudio, en todas sus partes será distribuido y entregado en forma personal y gratuita a toda persona física que esté fielmente interesada en el conocimiento de la Verdad, para la honra, gloria y adoración del Solo Dios Verdadero, Jehová el Dios de Israel, por medio de Su Hijo el Cristo, El Verbo de Dios. El hombre o la mujer que lo reciba, en cualquiera de sus partes, forma y medio, lo recibe con esa única y recta intención y se compromete a su limpia y digna utilización; y si está en sus posibilidades y en su capacidad, a su sana difusión para gloria, honra y adoración del Solo Dios Verdadero, Jehová el Dios de Israel, por medio de Su Hijo el Cristo y El Verbo de Dios Omnipotente. Se autoriza su reproducción única y exclusivamente por medio del fotocopiado de cada ejemplar, para asimismo ser entregado gratuitamente a otra persona física fielmente interesada en su edificación personal, según el propósito y la voluntad del Creador y de ninguna manera para ser usado en cualquier otra forma o propósito que sean ilegales o ilícitos; y quien así procediere se hace estrictamente responsable en lo legal, lo moral y lo espiritual. Los ejemplares que sean fotocopiados, deberán incluir TODAS las páginas del estudio original o de cada una de sus partes estructurales que son cuatro; NO deberá ser excluida página alguna, NI contener montaje alguno de imágenes, o de texto o textos ajenos a la obra. Esto es, que deberá ser respetado el contenido literal del estudio original. El autor NO autoriza su reproducción por cualquier medio con fines de lucro. En la redacción de este estudio, en todas sus partes, se tomó como fuente básica de información La Santa Escritura, que hemos recibido por medio del pueblo Judío, tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo Pacto, utilizando generalmente los textos de “La Santa Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, Antigua versión de Casiodoro de Reina (1569) Revisada por Cipriano de Valera (1602) y cotejada posteriormente con diversas traducciones y con los textos Hebreo y Griego, con referencias y ayudas bíblicas”; asimismo se hizo uso de referencias publicadas en medios de comunicación masiva, para el conocimiento del público en general, dándose en todos los casos los créditos correspondientes a sus autores y las referencias editoriales. Nota: En la redacción del presente estudio bíblico, como ya se dijo, utilizamos básicamente y generalmente la versión Escritural antes identificada. En dicha versión o traducción frecuentemente NO se utilizan los nombres hebreos originales de los personajes que en ella se citan. A continuación damos algunos ejemplos: A nuestro Rey y Señor, Mediador del Nuevo Pacto, el Hijo de Dios llamado Yoshua, que nació del vientre virgen de Miriam, la bienaventurada Judía esposa de Joséf, lo refieren con el nombre griego Jesús, porque así fue traducido en la versión de la Biblia que nos sirve para nuestro estudio. Así también con el nombre de su madre a la que llaman María y no Miriam que es su nombre hebreo; y con los nombres de los apóstoles y demás, de los que NO conservaron sus nombres originales en lengua hebrea: escriben Pedro por Simón de sobrenombre Cephas; Juan por Johanán; Santiago por Jacob; Pablo por Saulo, etc. Así también usan otros nombres para referirse literariamente o escrituralmente a nuestro Rey y Señor, Mediador eterno, Verbo de Dios e Hijo del Altísimo: dicen Cristo por decir Másiáh, Maschiaj o Mesías, (que es: Ungido), etc. El Nombre del Dios Creador es impronunciable. En los antiguos textos hebreos la escritura es consonántica; entre los s. VI al X, doctores judíos, tratando de conservar la genuina ortografía, pronunciación y dicción del antiguo texto hebreo, realizaron estudios masoréticos en él (Del hebreo mássoráh, tradición) que constaban de un sistema de signos vocálicos, puntuación diacrítica y notas marginales, que resultaron en el nombre: Jehová. El Nombre de Dios, hasta entonces escrito y transcrito sin vocales: Yhwh (Yahvéh). Aquí escribiremos: Jehová (Eloí, El-Elohe-Israel/Génesis 33:20): JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL. En el presente estudio usaremos indistintamente los nombres hebreos y los nombres que aparecen en la versión hecha por los traductores de la Biblia utilizada en el escudriñamiento, según sea necesario; respetando en todo momento los nombres, hebreos o no, usados en los versículos que sean dados como referencia literaria y Escritural para este estudio. Derechos reservados. Certificado del Registro Público del Derecho de Autor número 03-2012-110711213600-14, 03/12/2012.
  3. 3. 3 “A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia a vosotros y paz, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.” (Romanos 1:7) Para Ustedes es este estudio que expone la verdad sobre las creencias que dominan el ámbito de un reino de este terrenal mundo. “Nosotros empero no tenemos más de un Dios, el Padre, del cual son todas las cosas, y nosotros en él: y un Señor Jesucristo, por el cual son todas las cosas, y nosotros por él. Mas no en todos hay esta ciencia...” (1 Corintios 8:6-7)
  4. 4. 4 “Estando pues Pablo en medio del Areópago, dijo: Varones Atenienses, en todo os veo como más supersticiosos; Porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Aquél pues, que vosotros honráis sin conocerle, a éste os anuncio yo. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, éste, como sea Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos de manos, Ni es honrado con manos de hombres, necesitado de algo; pues Él da a todos vida, y respiración, y todas las cosas; Y de una sangre a hecho todo el linaje de los hombres, para que habitasen sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los términos de la habitación de ellos; Para que buscasen a Dios, si en alguna manera, palpando, le hallen; aunque cierto no está lejos de cada uno de nosotros: Porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos; como también algunos de vuestros poetas dijeron: Porque linaje de Éste somos también. Siendo pues linaje de Dios, no hemos de estimar la Divinidad ser semejante a oro, o a plata, o a piedra, escultura de artificio o de imaginación de hombres. Empero Dios, habiendo disimulado los tiempos de esta ignorancia, ahora denuncia á todos los hombres en todos lugares QUE SE ARREPIENTAN: Por cuanto ha establecido un día, en el cual ha de juzgar al mundo con justicia, por aquel varón al cual determinó; dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.” (Hechos 17:22-31) “Y fueron éstos más nobles que los que estaban en Tesalónica, PUES RECIBIERON LA PALABRA CON TODA SOLICITUD, ESCUDRIÑANDO CADA DÍA LAS ESCRITURAS, si estas cosas eran así. ASÍ QUE CREYERON MUCHOS DE ELLOS; y mujeres Griegas de distinción, y no pocos hombres.” (Hechos 17:11-12)
  5. 5. 5 PREFACIO. “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará.” (Juan 8:32) Paz de Dios sea contigo. Bienvenido a la lectura de este estudio, en el que encontrarás información y declaraciones de algunas cosas que el hombre ha hecho inspirado por “el espíritu del hombre” que mora en todo hombre o mujer que tiene capacidad de pensar y de realizar hechos que son de llana naturaleza; así como también hallarás declaraciones e incluso revelaciones inspiradas por “el Espíritu de Sabiduría” que el Creador ha dado a los hombres y mujeres de Su pueblo para que conozcan de las cosas que son referentes al “Plan de la Creación” del Solo Dios Verdadero, Plan que Dios ha diseñado, ha llevado, lleva y llevará a los hechos para el cumplimiento de Sus Propósitos Eternos. Sabemos, los que creemos en la existencia de Un Dios Creador Todopoderoso, que los propósitos de Dios no pueden ser burlados y que lo que Él se ha propuesto eso será, sin variación ni menoscabo alguno. Dios ha querido dar a conocer al hombre por medio de las revelaciones de sus profetas y por Su Hijo Yoshua el Mesías cuál es el propósito de Su Voluntad Creadora, pues con Sus revelaciones que hace en Las Santas Escrituras nos ha hecho saber muchas cosas de Su obra, las cuales en su momento ha mostrado y mostrará para información, inspiración y guía de Su Iglesia Santa. “Porque no hará nada el Señor Jehová, sin que revele sus secretos a sus siervos los profetas.” (Amós 3:7). En el transcurso de este estudio, observaremos que en el mundo se dan hechos “al parecer contrarios a los propósitos de Dios”, porque a simple vista nos damos cuenta de su maldad y de los insanos y dañinos efectos que tienen sobre los hombres. Hechos que son perjudiciales para las personas en sus cuerpos, en sus mentes y en sus espíritus; y que al simple parecer pudieran considerarse que son fallas en la Creación, pero no es así. Las imperfecciones que “en esta fase” de la Creación tenemos, Dios ha predeterminado que así sean, porque así le ha parecido, quizá (imaginamos, porque no podemos conocer la mente de Dios) porque Él ha determinado que “en el proceso de nuestra hechura” conviene que vayamos siendo hechos de menos a más para que “sepamos que en las Manos del Creador somos semejantes a las obras del alfarero, que toma del polvo de la tierra la materia elemental para sus obras y en su tarea formadora él decide qué hacer con la arcilla: vasos para honra o vasos para vergüenza”. (Romanos 9:18-24). Con relación al Divino “proceso de nuestra hechura”, en este estudio también veremos y confirmaremos que los estudios arqueo antropológicos actuales se aproximan cada vez más a lo escrito en La Santa Biblia. De tal modo, no nos extrañe que la historia de los hombres; y particularmente en nuestra historia personal, Dios, en Su paciencia para con nosotros “haya permitido que tengamos de qué avergonzarnos” para tener ocasión de nuestro arrepentimiento; “y así continuar en el proceso de nuestra hechura” cuando humillados nos pongamos en manos del Solo Dios Creador, Jehová el Dios de Israel, Dios y Padre de Su Hijo Yoshua el Mesías. Una vez advertidos de lo que en esta Parte I de nuestro estudio encontraremos, no nos extrañe que entre las cosas que aquí se dicen, para conocimiento del pueblo de Dios y de los demás, nos enteremos de hechos que son no sólo indignos de la raza humana, sino además contrarios a Las Santas Escrituras, a la ley de Dios y a las enseñanzas que Su Hijo nos da con sus palabras. No nos turbemos, porque así como Dios creó la Verdad y la luz, también hizo las tinieblas y al padre de la mentira y anticristo. Sólo hay Un Creador.
  6. 6. 6 “Amados hermanos míos, no erréis. Toda buena dádiva y todo don perfecto es de lo alto, que desciende del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Él, de su voluntad nos ha engendrado por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardío para hablar, tardío para airarse: Porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. Por lo cual, dejando toda inmundicia y superfluidad de malicia, recibid con mansedumbre la palabra ingerida, la cual puede hacer salvas vuestras almas. Mas sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” (Santiago 1:16-22)
  7. 7. 7 PRÓLOGO PRESENTACIÓN A MANERA DE PRÓLOGO: EL PRESENTE ES UN ESTUDIO, no es una carta con mensaje social, ni de cumplimentación. Ya tendrá el lector oportunidad de confirmarlo en el transcurso de su lectura. Es posible que sea un mensaje inesperado para el que lo lee; sí, quizá le sea sorprendente, tal vez sienta que es un poco o un mucho perturbador, porque le haga cambiar el orden de sus ideas hasta aquí, pero lo cierto es, que si el lector es el apropiado, lo más probable es que diga: ¡Esto es lo que he estado esperando desde hace tiempo! No espero que pase inadvertido (a menos que lo arrincone y no lo lea), aunque debo confesar que deseo que sirva para despertar la facultad escudriñadora que hay en todo hombre -o mujer-, que siempre está en búsqueda de la verdad. Amable lector: tal vez no conozcas, o no conozcas lo suficiente, a quien te hace llegar este mensaje, por lo tanto, a manera de presentación -y porque siempre es grato saber de quién está uno recibiendo el mensaje-, a continuación encontrarás unas breves tarjetas que describen, no sólo a la persona que esto escribe, sino a todo el cuerpo místico formado por los que tenemos el mismo Espíritu, que es el Espíritu Santo de Dios que nos da por medio de Su Hijo Yoshua, Su Mesías o Su Cristo, a quien su Dios y Padre ha Ungido Rey y Sacerdote Eterno y Sumo Pontífice; de quien tomamos todo, gracia por gracia; y es establecido por su Dios y Padre como Única Cabeza de Su Iglesia Cristiana: La Iglesia Santa de Jehová el Dios de Israel. Observa el anuncio, que a manera de título, se le ha dado a este estudio: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” y considera que por sí mismo, te dice que estas páginas exigen una lectura pausada, escrutadora y un honesto e imparcial análisis. No es una lectura de entretenimiento, es una lectura importante y vital. Si posees un ejemplar de Las Santas Escrituras, o mejor aún, si tienes varias versiones o traducciones, coteja en ellas, palabra a palabra, todas las referencias escriturales que se dan como único soporte de la Verdad que aquí se te ofrece gratuitamente. “Entonces los hermanos, luego de noche, enviaron a Pablo y a Silas a Berea… Y fueron éstos más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, ESCUDRIÑANDO CADA DÍA LAS ESCRITURAS, SI ESTAS COSAS ERAN ASÍ.” (Hechos 17:10-11) Espero volver contigo y es mi deseo que recibas en tu corazón la Paz de Dios que es Su Hijo Yoshua, Emmanuel; el Ungido, el Mesías o Cristo de Jehová el Dios de Israel. Mérida, Yucatán, abril, del Día del Reposo para el pueblo. L. Burgos C.
  8. 8. 8 “LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO” Por Leovigildo A. Burgos Cruz Artículo publicado en el Diario POR ESTO!, Sección Opiniones, Mérida, Yucatán, miércoles 17 de noviembre de 1993. “¡Basta de pensamiento! ¡Retornemos a las sombras del prejuicio, para que no corran peligro la propiedad, la moral y la guerra! Es mejor que los hombres sean estúpidos, lerdos y tiránicos, y no que su pensamiento sea libre. En efecto, si su pensamiento fuera libre, podrían no pensar como nosotros. Y este desastre debe evitarse a toda costa.” “Así argumentan los oponentes del pensamiento en las profundidades inconscientes de su alma. Y así actúan en sus iglesias, sus escuelas y sus universidades.” Bertrand Russell. Distinguido Lector: ¿Debe el hombre pensar con libertad -basado en un objetivo análisis-, acerca de los diversos aspectos, ya sea de las ventajas o desventajas, que presentan las múltiples ofertas de los distintos partidos políticos, instituciones filosóficas o doctrinas religiosas? Seguramente la respuesta que en forma inmediata ha dado Usted, apreciado lector, es la de un rotundo sí. ¿Dije: seguramente? Tal vez haya pecado de optimista. Quizá hubo quien haya dado un no por respuesta... De todo hay en la viña. Es mucho lo que se podría escribir respecto a los pensamientos de los hombres, se podría escribir un libro -o varios tomos- por cada hombre que ha habido y que hay sobre la tierra, esto de cumplirse con el ideal de la realización humana que dice: “Todo hombre debe, durante su vida, sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”. Pero no, no vamos a tratar sobre los pensamientos de los hombres, sino que vamos a hacer un breve comentario sobre otro aspecto relativo: la posibilidad real de que el hombre ejerza la libertad de pensamiento. Según Bertrand Russell, hay quienes piensan que sólo ellos tienen la capacidad de pensar -y de pensar bien, por supuesto-, por lo que ellos deben pensar por los que no piensan; y no sólo por los que no piensan, sino también piensan que deben pensar por aquellos otros que tal vez piensan pero piensan mal, porque piensan distinto a como ellos piensan. ¡Esos pensamientos son como para ponernos a pensar! ¿No lo piensa Usted así? Pensemos por un momento: ¿Qué necesita el hombre para pensar? Primero, necesita tener capacidad física de pensamiento, esto es: tener una cabeza con un cerebro capaz de pensar; segundo, tener algo en que pensar; y tercero -vamos a dejarlo hasta aquí-, la libertad de pensamiento. Si ya sabemos en términos generales qué es lo que se necesita para pensar, pensemos: ¿Tenemos lo suficiente para pensar? Veamos:
  9. 9. 9 Lo primero, una cabeza. Creo que todos la tenemos, y según algunos pensadores, los que hemos tenido la suerte de haber nacido en Yucatán, hasta la tenemos más grande que los demás. Vale la pena recordar -hay muchos olvidadizos, a pesar de tener similar cabeza-, que Yucatán es toda la Península y sus anexos geográficos. ¿Un cerebro? Los hay muy brillantes, albergadores de preclaras inteligencias para orgullo de la raza humana; otros no tanto, pero piensan... y eso es suficiente. Lo segundo, tener algo en qué pensar. Se piensa en los hechos que vivimos y en los fenómenos que observamos; se piensa en lo que nos dicen que sucedió, se piensa en las ideas de los demás; pero lo más importante: se piensa en nuestras propias ideas. Lo tercero, la libertad de pensamiento. Antes aclaremos: ¿Qué es el pensamiento? El pensamiento es la facultad, que tiene todo hombre, de comparar, combinar y estudiar las ideas. Pensar es: Formarse ideas en la mente, es reflexionar. Sus sinónimos son: cavilar, deliberar, discurrir, ensimismarse, especular, meditar, etc. Aunque, pensar también es: Dar el pienso a los animales, pero esa es otra palabra. Luego concluimos: ¡Entonces todos tenemos la libertad de pensamiento! Sí, siempre que podamos conocer verazmente qué es lo que sucede en nuestro derredor y qué es lo que piensan los demás. Porque: ¿Qué pensamiento podremos realizar si no conocemos cómo piensan los demás? Si no podemos comparar entre sí las distintas ideas de los demás ¿cómo podremos estudiarlas y reflexionar sobre ellas? La libertad de pensamiento está condicionada a que el hombre tenga un conocimiento verdadero de los sucesos del medio y de las ideas de los demás. Entonces: La libertad de pensar y la libertad de expresar van indisolublemente unidas y se dan únicamente en un marco de veracidad. ¿Podrá cultivarse y crecer la libertad de pensamiento cuando falta la libertad de expresión de las ideas? ¿Podrá haber libertad de pensamiento en medio de un mar de desinformación, de verdades a medias o de mentiras? Si faltare la libertad de expresión de las ideas -sean éstas en relación a temas políticos, filosóficos o religiosos- no habrá libertad de pensamiento. Si faltare información veraz y objetiva -sobre cualquier hecho o acontecimiento en el medio del hombre- el hombre no podrá ejercer la libertad de pensamiento, puesto que si basa sus conclusiones en falsas premisas, su concepción de la vida y de todas las cosas será adulterada y su pensamiento será prisionero y esclavo de quienes así lo conduzcan hacia la mentira. Hay muchas razones por las cuales los hombres tratan de silenciar a los hombres, pero la más fuerte de ellas es el miedo al castigo -a causa de sus culpas reales o psicológicas-, ese miedo fácilmente reconocible en las palabras de aquellos que dicen: “¡Basta de pensamiento! ...para que no corran peligro la propiedad, la moral y la guerra... si su pensamiento fuera libre, podrían no pensar como nosotros...”
  10. 10. 10 No hay que temerle a las ideas. Es cierto que las ideas producen un efecto en los hombres, pero sólo si el que las expresa demuestra que las vive. Si un hombre habla de honestidad y es honesto, quienes lo oyen comprenderán cómo es la honestidad que pregona. Si un hombre habla de verdades y vive a base de mentiras, no faltará quien haga ver a los demás el engaño... siempre que haya una libre expresión de las ideas y de las verdades. Es el requisito. Siempre han habido y seguirán habiendo falsos profetas que prediquen la humildad y vivan en la opulencia; que prediquen ser servidores del pueblo y se enseñoreen de él, -aunque dirán que lo hacen como un sacrificio-, “porque representan La Gran Idea que predican”... ¡ah! y que se ocupen de pensar por el pueblo, “para descargarles esa enorme responsabilidad de ejercer la libertad de pensamiento, de reflexionar, de discurrir, para reconocer lo bueno de lo malo, la verdad y la mentira.” Hay que dejar -y más que dejar, procurar- que los hombres tengan espacios para exponer sus ideas, sus pensamientos y sus verdades. A todos se les debe escuchar; y si ejercemos nuestra plena libertad de pensamiento -recordemos que va unida a la libertad de expresión-, ya sabremos desechar lo malo y retener lo bueno. ¿Será acaso que no tuvo razón aquel que predicó aquellas palabras?: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” (Juan 8:32) Un pequeño ejemplo: “Sólo los mentirosos le tienen miedo a la verdad”...es sólo un pensamiento. Cuando se imprima y Usted lo lea, entonces será una libre expresión, un pensamiento que ha alcanzado la libertad.” “Mas temo que como la serpiente engañó a Eva con su astucia, sean corrompidos así vuestros sentidos en alguna manera, de la simplicidad que es en Cristo. PORQUE SI EL QUE VIENE, PREDICARE OTRO JESÚS QUE EL QUE HEMOS PREDICADO, o recibiereis otro espíritu, u otro evangelio del que habéis aceptado, lo sufrierais bien… ES LA VERDAD DE CRISTO EN MÍ, QUE ESTA GLORIA NO ME SERÁ CERRADA… ¿Por qué? ¿Por qué no os amo? Dios lo sabe. Mas lo que hago, haré aún, para cortar la ocasión de aquellos que la desean, a fin de que en aquello que se glorían, sean hallados semejantes a nosotros. PORQUE ÉSTOS SON FALSOS APÓSTOLES, OBREROS FRAUDULENTOS, TRANSFIGURÁNDOSE EN APÓSTOLES DE CRISTO. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz. ASÍ QUE, NO ES MUCHO SI TAMBIÉN SUS MINISTROS SE TRANSFIGURAN COMO MINISTROS DE JUSTICIA; CUYO FIN SERÁ CONFORME A SUS OBRAS.” (2ª a los Corintios 11:3-4, 10-15) “¿Heme pues hecho vuestro enemigo, diciéndoos la verdad?” (Gálatas 4:16)
  11. 11. 11 LA OBEDIENCIA RACIONAL. Por Leovigildo A. Burgos Cruz. Artículo publicado en el Diario POR ESTO!, Sección Opiniones, Mérida, Yucatán, viernes 17 de diciembre de 1993. “Todos los mártires de la fe religiosa, de la libertad y de la ciencia han tenido que desobedecer a quienes deseaban amordazarlos, para obedecer a su propia conciencia, a las leyes de la humanidad y de la razón.” Erich Fromm. No, respetable lector, no se trata de loar o de enaltecer a la desobediencia rebelde que se niega a obedecer a la autoridad legítima; o a la desobediencia arbitraria que es contraria a la justicia o a las leyes; o a la desobediencia contumaz que se obstina en el error y se niega a comparecer y acatar el justo juicio de un honesto y recto tribunal. Se trata solamente de hablar un poco sobre la desobediencia que se convierte en una virtud cuando se identifica como un auténtico acto de afirmación de la razón y la voluntad del hombre. Si hablamos de desobediencia -lo que implica hablar también de obediencia-, primero debemos entender lo que estos actos significan: se entiende por obediencia, la sumisión que uno presta a otro que representa una autoridad, sea ésta una autoridad racional o una autoridad irracional. La autoridad racional es la que existe entre un hijo y su padre, entre un empleado y su patrón, entre un ciudadano y las instancias legales de su país, entre otros. Una relación de autoridad irracional la encontramos entre un perro y su amo; y como un ejemplo afortunadamente caduco en nuestro medio, la relación que se da entre un esclavo y su dueño. Por ende, la desobediencia -que deberemos entender como una oposición a la obediencia- también tiene sus grados de racionalidad y de irracionalidad, como podrá inferirse de lo antes dicho. Pero por otra parte, dichos actos -obediencia y desobediencia-, no sólo deberán entenderse en estos exclusivos sentidos de racionalidad e irracionalidad, sino que en el sentido humanístico, podrán reclasificarse, ponderarse y diferenciarse. Por ejemplo: los actos de desacato de un ciudadano frente a los laudos de los tribunales, si los comparamos con los actos libertarios de un esclavo para separarse de su dueño, aunque ambos -genéricamente- puedan calificarse de actos de desobediencia, resultan ser a todas luces, muy diferentes. Obedecer o desobedecer, he aquí el dilema. Para dilucidar la cuestión, es bueno comenzar con un poco de razonamiento: Por principio, la obediencia se le debe al mayor, nunca al menor. ¿Y si uno que se presume mayor se conduce en detrimento del menor? De ser así, entonces se estaría ante un caso de autoridad irracional, puesto que para hacer efectivo su mandato o deseo se tendría que usar la fuerza, la coacción o la sugestión -que es influir en la manera de razonar o entender las cosas-, influencias que anulan la libertad para actuar y el libre razonamiento.
  12. 12. 12 ¿O acaso no son muchos los que obedecen, y hacen lo que otros les dicen que hagan, motivados por una amenaza constante que pende sobre sus cabezas? Se la recuerdan cada domingo: “O lo haces como te digo, o te vas al infierno.” O “Si no lo haces así, no eres digno de contarte entre los leales o fieles.” ESTA CLASE DE OBEDIENCIA, PROVOCADA POR EL MIEDO O LA COACCIÓN NO ES UNA OBEDIENCIA FIEL PORQUE CON ELLA SE CANCELA LA LIBERTAD. Cualquier sistema que hable de libertad -y puede hablar mucho de ella-, pero que induzca a la obediencia por las vías de la represión, la sugestión o la amenaza, reprimiendo así cualquier asomo de cuestionamiento a los que dicen ser sus guías o autoridades, -ya sea cancelando legalmente tal posibilidad o argumentando tener absoluta infalibilidad- carece de autenticidad y no puede ser considerado un sistema sano o equilibrado, sea éste un sistema social, político o religioso. ¡Claro que hay que obedecer! Pero obedecer la verdad y la ley, no la mentira ni la injusticia: “Pero a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino antes obedecen a la injusticia, ira e indignación, tribulación y angustia; sobre toda alma humana que obra el mal...” (Romanos 2:8-9) El mismo Creador hizo al hombre susceptible de caer en el error y la desobediencia, porque de otra forma no habría oportunidad de manifestar sobre él su misericordia y su perdón, esto cuando el hombre manifestare su arrepentimiento por sus transgresiones y errores pasados cuando conociere la Verdad libertadora: “Porque a todos los ha encerrado Dios, en la desobediencia, para que tuviese misericordia de todos. ¡Oh profundidad de las riquezas, así de la sabiduría como de la ciencia de Dios! ¡cuán inescrutables son sus juicios, e ininvestigables sus caminos!” (Romanos 11:32-33) ¿Qué sería del hombre si en un momento dado no hubiera probado del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal? Sencillamente no estuviésemos en este momento evolutivo, momento de raciocinio que es un paso más en el proceso de la creación del hombre perfecto, un paso más que nos conduce hacia el fin predeterminado por el Gran Hacedor: “Hagamos al hombre conforme a nuestra imagen...” El Gran Dios Tolerante, que no sólo permite, sino que dispone un acto de desobediencia para iniciar la marcha del hombre hacia su gran destino. ¡Cuánto más el hombre podrá substraerse de las órdenes irracionales de los hombres! (Aunque amenacen con enviar a los desobedientes al infierno, ya sea al de aquí o al de allá). La honesta obediencia se da con alegría, no con miedo.
  13. 13. 13 El hombre libre, debe desear obedecer; y no sólo desear obedecer sino necesitar obedecer -que es lo sano-, que no es lo mismo que temer desobedecer -que es lo insano-; y nunca deberá renunciar a ejercer su capacidad de dudar, su derecho de criticar y su posibilidad de desobedecer a todo aquello que conforme a las leyes humanísticas y a la verdad, amordazan su propia conciencia o amenazan con cauterizarla. “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” (Juan 8:32) A fin de cuentas, no es lo mismo desobedecer lo racional que desobedecer lo irracional. No es lo mismo desobedecer a Dios, que desobedecer al diablo. La historia de la creación del hombre comenzó con un acto de humana desobediencia, continúa hoy con una mezcla de Fe verdadera y obras de auténtico arrepentimiento -edificantes-, que conducen a un tolerante, magnánimo y misericordioso perdón, todo ello en un inmenso marco de Caridad -amor inspirado por Dios- basado en la Verdad. Y su magnífico, espléndido, eterno y glorioso final, -¡ah, la Esperanza!-, se perfila en una mañana no muy lejana, gracias a un acto de sublime obediencia... y obediencia hasta la muerte... y muerte de cruz. Y todo esto no cuesta, es gratuito. Es un don. Y para que luego no digan que se dijo lo que no se dijo: Hoy digo lo que siempre digo: Hay que obedecer a Dios y a las Honorables Autoridades. Y a cada cual, de acuerdo con su ley.
  14. 14. 14 LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL NO ES UN REINO DE ESTE MUNDO. “COGIERON PUES, E HINCHIERON DOCE CESTAS DE PEDAZOS DE LOS CINCO PANES DE CEBADA, que sobraron a los que habían comido. Aquellos hombres entonces, como vieron la señal que Jesús había hecho, decían: Este verdaderamente es el profeta que había de venir al mundo. Y ENTENDIENDO YOSHUA QUE HABÍAN DE VENIR PARA ARREBATARLE, Y HACERLE REY, VOLVIÓ A RETIRARSE AL MONTE, ÉL SOLO.” (Juan 6:13-15) “Respondió Joshua: MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO... ...Ahora, pues, MI REINO NO ES DE AQUÍ.” (Juan 18:36) El Maestro no buscó, ni aceptó que le sea dado trono en la tierra cuando él vino a cumplir su ministerio mesiánico; por lo contrario, él esquivó y rehuyó a los intentos de los hombres para entronizarlo. Él dio el ejemplo que habrá de ser seguido por sus discípulos. ¿De dónde, entonces, se tendría el pretexto para que alguien -que dijere ser su discípulo-, pretendiera ser lo que Yoshua el Maestro no quiso ser; y se sentara en trono de oro; y vistiera ropaje de lujuria; y exigiera culto, pleitesía y un trato de emperador y hasta de un dios? Si así fuere, entonces ese no es su discípulo. “PORQUE EJEMPLO OS HE DADO, para que como yo os he hecho vosotros también hagáis. De cierto, de cierto os digo: EL SIERVO NO ES MAYOR QUE SU SEÑOR, NI EL APÓSTOL ES MAYOR QUE EL QUE LE ENVIÓ.” (Juan 13:15-16) “EL DISCÍPULO NO ES MÁS QUE SU MAESTRO, NI EL SIERVO MÁS QUE SU SEÑOR. Bástale al discípulo ser como su maestro y al siervo como su señor.” (Mateo 10:24-25)
  15. 15. 15 LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL ES MONOTEÍSTA, NO ES TRINITARIA. La doctrina del dios trinitario no es cosa nueva en el mundo. Su base filosófica y doctrinal procede de los llamados textos sagrados Vedas, de origen remotísimo -los más antiguos fueron redactados hace 3,500 años-, y no surgieron de revelación divina alguna, sino de una tradición inmemorial. La creencia en la deidad trinitaria es la más antigua de las tradiciones, por lo que su influencia en los múltiples sistemas religiosos que han habido en la historia del hombre ha sido una constante universal. Actualmente se le conoce con el nombre de Hinduismo y su influencia se manifiesta en prácticamente todas las religiones practicadas: En el Brahmanismo, como en el Upanishad, se muestra en la Trimurti: Brahma, Visnú y Siva; en las religiones negras africanas del Yoruba (del Vudú, Candomblé y la Regla de Ochá) es: Olofi, Olorum y Oloddumare; en nuestro medio, cuna de la cultura Maya, está presente en la trinidad quiché: Huracán, Tepeu y Gucumatz. HOY, en este mundo moderno -y sobre todo muy bien comunicado-, plagado de sincretismos e imbricaciones religiosas cuasi obligadas para sellar pactos ecuménicos que redundan en alianzas político-económicas-religiosas, donde el poder y la riqueza material son los modernos becerros de oro de un común y generalizado culto, el trinitarismo campea en una población que se cuenta por millones. Baste decir que casi el cien por ciento de los que dicen ser cristianos profesa esa doctrina. Sin embargo, en medio de ese mar de trinidades se encuentra una muy pequeña manada -tan pequeña, que no registra estadísticas-, que adora a un solo Dios, y que confiesa tener un solo mediador entre ellos y ese Solo Dios, Creador, Inmortal, e Invisible: “NOSOTROS EMPERO NO TENEMOS MÁS DE UN DIOS, EL PADRE, del cual son todas las cosas, y nosotros en él: y un Señor Yoshua el Cristo, por el cual son todas las cosas, y nosotros por él. Mas no en todos hay esta ciencia...” (1 Corintios 8:6-7)
  16. 16. 16 LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL NO LE RINDE CULTO A “LA REINA DEL CIELO”. En algún momento de nuestra vida pasada, algunos -pues no todos- de los que hoy sólo adoramos -en espíritu y en Verdad-, al Solo Dios, Creador, Inmortal e Invisible, cometimos el error de rendir culto, no sólo a la reina del cielo (antiguamente Astarté, Ishtar o (*) Astaroth), sino a todo un ejército de imágenes. Nadie nace perfecto. Pero en un momento dado, sucedió algo que nos hizo abandonar esas prácticas y dejamos de hacer ofrendas a todo aquello, y nos volvimos para adorar al Solo Dios, Creador, Inmortal e Invisible. Fue entonces cuando supimos que ese Solo Dios, Creador, Inmortal e Invisible también es un Dios Celoso, y que ha prohibido tales cosas. Veamos un breve pasaje bíblico, que nos muestra que desde tiempos remotos ha existido pueblo de Dios que ha perdido la ruta en el camino de la adoración; y que ya desde entonces el Dios Celoso ofrecía el perdón de esos pecados, siempre y cuando hubiera un sincero arrepentimiento por haberlos cometido y NO lo hicieran más: “Y SERVIRÉIS ALLÍ a dioses hechos de manos de hombres, a madera y a piedra, que no ven, ni comen, ni oyen, ni huelen. Mas si desde allí buscareis a Jehová tu Dios, lo hallarás, si le buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. Cuando estuviereis en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, SI EN LOS POSTREROS DÍAS TE VOLVIERES A JEHOVÁ TU DIOS, Y OYERES SU VOZ; Porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá...” (Deuteronomio 4:28-31) “Entonces los hijos de Israel QUITARON A LOS BAALES Y A ASTAROTH, (*) Y SIRVIERON A SOLO JEHOVÁ.” (1 Samuel 7:4) Fue entonces, cuando conocimos que el Solo Sabio Dios, Creador, Inmortal e Invisible no sólo era Celoso, sino también Misericordioso.
  17. 17. 17 LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL NO LE RINDE CULTO A LAS IMÁGENES. Antes que nada: ¿Qué es realmente el culto a las imágenes? El culto o la honra a las imágenes se manifiesta de muy diversas formas: a) Dándoles algún tipo de servicio: cuidarlos, pasearlos, mantenerlos limpios “para que estén contentos”, etc.; b) Tenerles algún respeto “por lo que representan”; c) Llevarles algún tipo de ofrenda: quemarles incienso o veladoras, ponerles flores o adornos, llevarles alimento “para que ingieran el espíritu de la comida o de la bebida”; d) Pedirles ayuda para resolver algún tipo de problema; e) Pedirles sanación de enfermedades; f) Solicitarles que intercedan ante un ser supremo, g) Usarlas como amuletos, etc., etc. Sea cual fuere la forma del culto que se le profese a las imágenes y la frecuencia o su intensidad, éste se caracteriza generalmente en que el sujeto se inclina ante ellas, ya sea física o espiritualmente y siente por ellas algo de ésto: amor, afecto, confianza, respeto, temor o miedo. ¿Por qué La Iglesia de Dios no le rinde culto a las imágenes y esculturas? No lo hace, en primerísimo lugar, porque es algo que Dios ha prohibido que Su pueblo haga. Después de esto, podemos citar muchas más razones, todas ellas derivadas de la primera: Porque es una ofensa para Dios, porque es idolatría, porque es un acto de desobediencia a la ley de Dios, porque es una cosa vana, porque sirve para nada, porque denota falta de sabiduría, porque es cosa de personas ignorantes y supersticiosas. En resumen, porque es una práctica pagana e infiel. PERO LO CIERTO ES: QUE LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL NO LO HACE, ¡PORQUE SI LO HICIERA NO FUERA LA CONGREGACIÓN DE LOS ESCOGIDOS Y SANTIFICADOS DE DIOS!: “NO ERRÉIS, QUE NI LOS FORNICARIOS, NI LOS IDÓLATRAS, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios. Y ESTO ERAIS ALGUNOS: MAS YA SOIS LAVADOS... EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESÚS, Y POR EL ESPÍRITU DE NUESTRO DIOS.” (1 Corintios 6:9-11)
  18. 18. 18 LA IGLESIA SANTA DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL ES COLUMNA Y APOYO DE LA VERDAD. El servicio de la Iglesia Santa de Dios (Iglesia es: Asamblea o Congregación), se caracteriza porque trata con todo su corazón, y con toda su mente y con todas sus fuerzas, de hacer -lo que le ha tocado hacer-, con limpia conciencia. No busca lo tuyo, te busca a tí. No todos, en la Iglesia, hacen las mismas cosas, pues hay diversidad de dones y diversidad de ministerios según Dios quiso; así también queremos que sepas, que cuando hablemos de La Iglesia Santa de Jehová el Dios de Israel, la referiremos indistintamente como: La Iglesia Santa de Dios, o como La Iglesia de Dios, o como La Iglesia de los Santos, o como La Congregación de los Santificados en el Mesías, o como La Congregación de los Escogidos de Dios; o en cualquiera de las formas aceptas por Jehová el Dios de Israel, nuestro Dios: El Cuerpo de Yoshua o Iglesia del Cristo. Este mensaje es transcrito, porque no es un mensaje personal, sino que es parte de una tarea encomendada, con el propósito de dar a conocer las cosas que están escritas en el Evangelio de Dios acerca de Su Hijo Yoshua, Su Cristo o Mesías. Algo que es de suma satisfacción para quienes tenemos este encargo, es poder hablar cara a cara con quienes muestran interés en estas cosas espirituales, que son las cosas de Dios. No siempre alcanzamos esa satisfacción, porque son muchos los que piensan que la palabra es dura -no siendo así-, sino que sucede que escuchan la reprensión, les sacude la conciencia y la toman como si uno quisiera regañar gratuitamente; pero lo que pasa es que no son palabras que estén preparadas para ellos; aun cuando entiendan lo que escuchen o leen no mezclan fe, y la luz que reciben se apaga por falta de aceite; esto es: que la Sabiduría que llegue a ellos se apaga y se pierde por la falta del don de Espíritu Santo. Sinceramente deseamos que no suceda así; y que tengamos oportunidad de comunicarnos nuestras mutuas ansias de saber y de servir de lo que hay en nuestra mesa, que es la mesa del Señor Yoshua con su santa cena a la que HOY nos invita. La Iglesia Santa de Dios es el Cuerpo Místico del Cristo o Ungido de Dios; y en el nombre del Señor te invita a comer Pan del Cielo y a beber de La Vid Verdadera. Sólo si así lo quieres te sentarás a la mesa y se te servirá: nada es a la fuerza, todo es de buen grado y te lo damos gratuitamente y con gran amor. Con nada puedes pagar. De manera que ante esta situación, cabe prestarle al apóstol Saulo de Tarso, nuestro hermano, unas bellas palabras que escribió en su carta primera a Timoteo, otro hermano nuestro, que hoy también espera: “ESTO ESCRIBO CON LA ESPERANZA QUE IRÉ PRESTO A TÍ: Y si no fuere tan presto, para que sepas cómo conviene conversar en la casa de Dios, que es la Iglesia del Dios vivo, COLUMNA Y APOYO DE LA VERDAD.” (1ª a Timoteo 3:14-15)
  19. 19. 19 Í N D I C E : Páginas: De la: A la: CONTRAPORTADA. 1 2 DESTINATARIOS. 3 4 PREFACIO. 5 6 PRESENTACIÓN A MANERA DE PRÓLOGO. 7 18 ÍNDICE. 19 22 PRIMERA PARTE: EL HOMBRE Y LA DIVINIDAD. Capítulo I. UN FRAGMENTO HISTÓRICO ACERCA DEL HOMBRE Y LA DIVINIDAD 23 32 - La cuestión primaria. 23 24 - Los dioses elementales. 24 24 - Los dioses presentes en la naturaleza. 24 24 - Los dioses del cielo. 25 25 - Los hombres dioses. 25 26 - El Dios desconocido. 26 27 - La Nueva: Un Solo Dios y Un Solo Mediador. 27 28 - El espíritu del anticristo o “El falso evangelio”. 29 32 Capítulo II. EL NACIMIENTO DE LA IGLESIA ROMANA. 33 34 - El Concilio que por voluntad imperial unió a las sectas romanas. 33 33 - El primer paso hacia la formación del dogma trinitario. 34 34 - El dios convertido en hombre y el hombre en dios. 34 34 - El vicario de los dioses. 34 34 Capítulo III. EL MITO DE LA DINASTÍA PAPAL. 35 56 - ¿Tiene Dios un representante en la tierra? 35 36 - ¿Existe, en sustitución de Yoshua el Cristo, otro mediador ante Dios? 36 38 - ¿Por qué surgen otras cabezas? 39 40 - Simón NO fue papa, ni se enteró del tema papal. 41 41 - Los apóstoles rechazaron que les rindiesen culto. 42 42 - El culto al “vicario de los dioses”. 42 43 - ¿De dónde salió el mito del “Pedro” papa? 43 44 - El verdadero significado de lo dicho por Yoshua a Simón, de sobrenombre “Cephas” (que quiere decir “piedra”).44 51 1º.Contexto: “...te digo que tú eres Pedro...” 44 46 2º Contexto: “...sobre esta piedra edificaré…” 46 46 3º Contexto: “...a tí daré las llaves...” 47 49 4º Contexto: “...lo que ligares...y desatares...” 50 51 - Los distintos ministerios en La Iglesia Santa de Dios. 52 53 - Dios no puso papas en Su Iglesia. 53 54 - ¿Cómo crecer en la fe de Yoshua el Cristo? 54 55 - ¿Cómo identificar a las iglesias? 56 56 - ¿Sabes cuál es en Verdad La Iglesia Santa de Dios? 56 56
  20. 20. 20 Í N D I C E : Páginas: De la: A la: Capítulo IV. UN REINO DE ESTE MUNDO. 57 114 “La economía de salvación de la iglesia católica”. 57 60 a) La mundanería e impureza de la iglesia católica. 61 65 b) La formación del dogma trinitario. 66 77 1- ¿Cuándo se inició la formación del dogma trinitario?66 67 2 ¿Quiénes participaron en la formación de ese dogma?67 68 3- Las falsas referencias escriturales sobre “la trinidad”.68 77 x 2ª a los Corintios, Cap. 13, Vers. 12 al 14. 68 70 x 1ª de Juan, Cap. 5, Vers. 7 y 8. 71 73 x Mateo, capítulo 28, versículo 19. 73 77 4- ¿Y qué, si muchos no creen al Evangelio? 77 77 x Yoshua es el que murió por nosotros; Sumo Pontífice Mediador entre Dios y los hombres.73 78 c) El culto a “la reina del cielo” 79 97 1- El antiquísimo culto pagano a “la reina del cielo”. 80 81 2- La ficticia “inmaculada” concepción de Miriam. 82 84 x ¿Quién lo dice? 82 83 x ¿Qué dice La Biblia acerca de eso? 83 84 3- Sobre la supuesta “perpetua” virginidad de “María”. 85 88 x ¿Quién lo dice? 85 86 x ¿Qué dice La Biblia acerca de eso? 86 88 Miriam concibió a Yoshua siendo virgen.86 86 Yoshua abrió la matriz de su madre. 86 87 Miriam tuvo, cuando menos, otros seis hijos con su esposo Joséf 87 88 4- La supuesta “exención de pecados” de “María”. 89 91 x ¿Quién lo dice? 89 89 x ¿Qué dice La Biblia acerca de eso? 89 91 5- Sobre la fingida “entronización” de “María” como “la reina del cielo” y su imaginaria “ascensión al cielo”. 92 97 x ¿Quién lo dice? 92 93 x ¿Quién subió por encima de los cielos y bajó según La Biblia? 93 96 6- ¿Quién o qué es la “María inmaculada”? 97 97 d) La idolatría o culto a las imágenes. 98 113 1- ¿Quiénes practican y promueven la idolatría? 99 103 2-¿Qué dice La Biblia acerca de la idolatría? 103 104 3- El decálogo adulterado de la iglesia católica, que no tiene el 2º mandamiento de la Ley de Dios. 104 110 4- Testimonios bíblicos en contra de la idolatría. 110 113 e) ¡Salid de ella, pueblo mío! 114 114
  21. 21. 21 Í N D I C E : Páginas: De la: A la: Capítulo V. EL MUNDO NO CONOCE A DIOS. 115 128 - ¿A quién debemos adorar? 115 117 - El Señor Yoshua nos muestra a Quien adorar. 117 118 - A adorar al Padre en Espíritu y en Verdad. 118 121 - Yoshua el Mesías: Mediador del Nuevo Pacto. 121 122 - La Biblia identifica a los fatuos mentirosos. 122 126 - Los Gentiles NO conocen a Dios NI a Su Cristo. 127 127 - El pecado capital: la desobediencia. 128 128 Capítulo VI. UNA ADVERTENCIA. 129 134 (Contra el ecumenismo de “la octava bestia” apocalíptica). - Advertencia a las iglesias que se dicen NO trinitarias (y a todos los hombres que aman la libertad): ¡Cuidado con el “espíritu ecuménico”! 129 134 La tentación de “la gran ramera” espiritual. 130 132 La apostasía. 132 134 Capítulo VII. EL ARREPENTIMIENTO. 135 148 - El arrepentimiento según Dios. 135 144 - ¡Haced frutos dignos de arrepentimiento! 145 146 Capítulo VIII. ¡LOOR AL DIOS VIVO! 147 150 Al Dios solo sabio, nuestro Salvador. 147 147 El Dios NO conocido. 148 148 El Dios conocido por Yoshua y Su Iglesia Santa. 149 150 Capítulo IX. ¿QUÉ ES EL HOMBRE? 151 188 ¿Conoceremos a Dios y a Yoshua sin conocernos? 152 156 La formación del hombre. 157 161 El principio y el fin del hombre. 162 187 A) El hombre natural (en ánima viviente). 162 170 B) El hombre renacido espiritual (de agua y del Espíritu).171 175 C) El espiritual hombre inmortal (en Espíritu vivificante).176 187 La Redención de la Iglesia y El fin del mundo. 181 181 El Reino Milenial. 182 182 El Recibimiento del pueblo Judío. 183 184 El Día del Juicio Final. 185 185 El Día Eterno de Jubileo. 186 187 ¿Qué es el hombre? ¿Conoces a Dios y a Yoshua? 188 188 Capítulo X. ACERCÁNDOSE AL REINO DE LOS CIELOS. 189 210 El Dios Solo Sabio, nuestro Salvador. 189 190 Religiones terrenas o “las economías de salvación”. 190 191 El pago del diezmo. 191 192 Los reinos de este mundo. 192 194 El Reino de Dios y los templos de Dios. 194 202 La ramera invita “a ir a su cama de unión ecuménica”. 203 206 La Familia Divina. 207 211
  22. 22. 22 “Dícele Jesús: Mujer, créeme, que la hora viene, cuando ni en este monte, ni en Jerusalem adoraréis al Padre. vosotros adoráis lo que no sabéis; NOSOTROS ADORAMOS LO QUE SABEMOS: porque la salud viene de los Judíos. MAS LA HORA VIENE, Y AHORA ES, CUANDO LOS VERDADEROS ADORADORES ADORARÁN AL PADRE EN ESPÍRITU Y EN VERDAD; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.” (Juan 4:21-23) “AMADOS, NO CREÁIS A TODO ESPÍRITU, SINO PROBAD LOS ESPÍRITUS SI SON DE DIOS; porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: TODO ESPÍRITU QUE CONFIESA QUE JESUCRISTO ES VENIDO EN CARNE ES DE DIOS: Y TODO ESPÍRITU QUE NO CONFIESA QUE JESUCRISTO ES VENIDO EN CARNE, NO ES DE DIOS: Y ÉSTE ES EL ESPÍRITU DEL ANTICRISTO, DEL CUAL VOSOTROS HABÉIS OÍDO QUE HA DE VENIR, Y QUE AHORA YA ESTÁ EN EL MUNDO… NINGUNO VIÓ JAMÁS A DIOS. Si nos amamos unos a otros, Dios está en nosotros, y su amor es perfecto en nosotros: EN ESTO CONOCEMOS QUE ESTAMOS EN ÉL Y ÉL EN NOSOTROS, EN QUE NOS HA DADO DE SU ESPÍRITU. Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo para ser Salvador del mundo. CUALQUIERA QUE CONFESARE QUE YOSHUA ES EL HIJO DE DIOS, DIOS ESTÁ EN ÉL, Y ÉL EN DIOS.” (1ª de Juan 4:1-3, 12-15) “Dícele Jesús: Porque me has visto, Tomás, creíste: bienaventurados los que no vieron y creyeron.” (Juan 20:29)
  23. 23. 23 Capítulo I UN FRAGMENTO HISTÓRICO UN FRAGMENTO HISTÓRICO ACERCA DEL HOMBRE Y LA DIVINIDAD. (De los intentos del hombre para conceptuar a la Divinidad.) LA CUESTIÓN PRIMARIA. El hombre, lo confiese o no, tiene ante sí un dilema constante: ¿Qué hacer para acercarme a Dios? ¿Cómo quedar bien ante él? ¿Cómo obtener su favor? ¿Qué hacer para recibir sus dones, su perdón y alcanzar la felicidad, permanecer en el mundo o tener vida eterna? Pero antes de plantearse esa pregunta, el hombre tiene que “dar una respuesta” a otra “cuestión primaria” que le resuelva y le defina su concepto de “Dios”. Si quiere acercarse a quien considera la Deidad o el Dios, antes tiene que tener una idea, aunque sea vaga, de Quién, Qué o Cómo es el Dios al que pretende acercarse; no pensemos que el hombre -o la mujer- cuando habla de su Dios, lo hace como usando una ordinaria expresión, siempre tendrá en su mente un concepto muy particular de la Divinidad. Se dice; y en ello muchos estudiosos están de acuerdo, que el hombre no es una entidad simple que responda a una sola forma de ser o a una plana identidad. El hombre natural es un ser dual, no escapa a la estructura de dualidad universal: tiene un cuerpo y un espíritu; uno es exterior, el otro interior y ambos son humanos, como les toca, como partes del hombre que son; hombre exterior y hombre interior: cuerpo y espíritu, animados por un soplo de vida. El hombre es una creatura viviente, desde su principio ha sido “en ánima viviente” (“Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adam en ánima viviente: el postrer Adam en espíritu vivificante.” 1ª a los Corintios 15:45); el hombre es “un alma”, es “una ánima”, es “un ser vivo” cuya contraparte es, por acción y efecto de la muerte: la nada, la vanidad, la negación, que es parte del dilema del hombre: la inexistencia del ser… el NO ser. “PORQUE EL SUCESO DE LOS HIJOS DE LOS HOMBRES, y el suceso del animal, el mismo suceso es: COMO MUEREN LOS UNOS, ASÍ MUEREN LOS OTROS; y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia: porque todo es vanidad.” (Ecclesiastés 3:19) TODO HOMBRE SABE O AL MENOS INTUYE QUE LA DIVINIDAD EXISTE.
  24. 24. 24 El hombre sabe que existe lo alto y lo bajo, sabe también que hay el bien y el mal; como distingue lo dulce de lo amargo, también conoce la luz y las tinieblas; y aunque muchas veces lo niegue o no lo diga, sabe que hay un Creador y Su creación: Hay Dios y hay hombre. (Y en última instancia, aun y cuando el hombre lo niegue, ¡Dios existe!). SURGE LA PREGUNTA: ¿Cómo el hombre, de acuerdo a su naturaleza, resuelve la cuestión primitiva: ¿Quién, Qué, Cómo es Dios? EN PRIMERA INSTANCIA, el hombre aplica la facultad que lo hace distinto a los animales que lo rodean: lo que conocemos como el raciocinio, -que no es lo mismo que la inteligencia-; esto, para “entender” la esencia de “su” dios. Razonando de acuerdo a su estructura, esto es: de su ser, su circunstancia y sus limitaciones, el hombre llega a comprender que Dios -o la Deidad-, tiene que ser alguien superior a él mismo, que ejerce su poder y al ejercerlo afecta al hombre pero lo afecta de acuerdo al ánimo que respecto al propio hombre tenga; y que se manifiesta de modo o forma tal que el hombre lo pueda “conocer” o “entender”; ¿y por qué no?, si el hombre así lo quiere, también lo pueda “ver” y “palpar”. El hombre llega así a una conclusión natural en respuesta a su pregunta; “resuelve la cuestión” conforme a su propia naturaleza humana y primaria: ¿Quien es Dios? Un ser superior a mí. ¿Qué es Dios? Una fuerza o entidad o alguien que controla la vida del hombre, su entorno y determina su fin. ¿Cómo es Dios? Es como yo lo conozca, lo entienda o lo vea. LOS DIOSES ELEMENTALES: ASÍ, EL HOMBRE PRIMITIVO concibió primeramente a las deidades en los fenómenos y elementos que le atemorizaban por la fuerza o daños que ante ellos manifestaban: el rayo, que se hacía presente al descender a la tierra y demostraba su enorme poder cuando destruía por medio del fuego los árboles frondosos cuando no al hombre mismo; el trueno, deidad que anunciaba la presencia del primero con voz terrífica y amenazante; la lluvia, diosa unas veces bondadosa otras temible, según fuera el efecto de su presencia; los volcanes, los ríos, los mares, las montañas y muy especialmente “la madre tierra”. Una legión de dioses, cuyos designios y comportamientos señalaban su enojo o su buen ánimo hacia el hombre, que para apaciguarlos y alcanzar sus favores intentó de muchas formas congraciarse con aquellas fuerzas, mediante ruegos, ofrendas y sacrificios. LOS DIOSES PRESENTES EN LA NATURALEZA: Y CUANDO EL HOMBRE SE HIZO CAZADOR y probó las carnes de sus presas, la bondad de sus pieles y la utilidad de sus garras, huesos y cuernos, entonces alargó la lista de sus dioses, incluyendo al dios venado y al dios tigre y a otros dioses que les permitían -no sin ciertos sacrificios- ingerirlos para estar en comunión con ellos, con sus fuerzas y sus atributos. Así nacieron los cultos animistas. CUANDO LABRÓ LA TIERRA y sembró su trigo, fue menester rendir culto a aquellos medios que le proveían de sustento y vida; y pasado el tiempo, el hombre “comprendió” que no sólo los elementos naturales eran quienes lo amparaban.
  25. 25. 25 LOS DIOSES DEL CIELO: LA INTELIGENCIA DEL HOMBRE fue desarrollándose y afinó su raciocinio, entonces dedujo e hizo uso de su imaginación creativa; y sus ojos se posaron aún más alto y “decidieron” que los astros influían en su sino y que eran o representaban a dioses asimismo buenos, asimismo malos, con quienes también tendrían que congraciarse y ganar sus favores, dones y complacencias, pues ejercían sus poderes afectando el desarrollo de las ciencias, de las artes y de todo humano propósito. Así surgieron: Zeus, señor del Universo; Dionisos, que daba paz y tranquilidad a sus adoradores mediante su poder salvífico; Asclepios, dios curador, predilecto de médicos y curanderos, nieto de Zeus e hijo de Apolo, a quien también llamaban Esculapio y decían que tenía poder para resucitar a los muertos... y Afrodita, de otro nombre Astarté o Astaroth “la reina del cielo”, antecesora de otra (y la misma) reina celestial más moderna que fue recién “entronizada” por el papa Pío XII, en el año 1950 (*), como ellos mismos lo registran en su Catecismo en su párrafo 966 (Hace muy pocos años que su “María” TAMBIÉN es “reina del cielo”). Como vemos, siempre ha habido “reinas del cielo” (La Iglesia Católica tiene más de 20 mil advocaciones de su “reina del cielo”); y las tienen de todas las razas. “¿QUÉ ES LO QUE FUÉ? LO MISMO QUE SERÁ. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará: Y NADA HAY NUEVO DEBAJO DEL SOL. ¿Hay algo de que se pueda decir: He aquí esto es nuevo? (¿Esto es desde el año 1950?) (*) Ya fué en los siglos que nos han precedido.” (Ecclesiastés 1:9-10) Afrodita, “reina del cielo”, diosa griega del amor y la belleza, Venus para los romanos... para los antiguos romanos. Y todo esto se daba alrededor del año 500 antes de nuestra era, cuando los dioses tomaron forma de hombre (y de mujer). Era el tiempo de reconocer la grandeza del ser humano; y en el panteón de los dioses y las fuerzas divinas, los dioses antropomorfos se codeaban unos con otros. Venus, en forma de bella mujer, regía entonces en el reino celestial romano juntamente con hermosos dioses con forma de hombre y rodeada de otras deidades: Seia, que presidía y cuidaba la vida de los trigales cuando estaban recién sembrados, antes del brote; Segetia, que los velaba cuando las espigas se veían erguidas; Tutilina, dios de la siega. Y el grupo de los dioses Numina, que podían ser benéficos o malignos, según el ánimo que hacia el hombre tuvieren, y que ejercían su poder en todos los momentos y etapas de la vida de los hombres; por ello había que conciliarse con ellos, para que sean propicios: Cunina, que velaba al hombre cuando estaba aún en la cuna; Rumina, que enseñaba al pequeño a mamar convenientemente para crecer sano y fuerte; Statilino, a quien rogaban para que el niño llegara a la edad de los primeros pasos y de quien dependía que el niño pudiera caminar; sin olvidar a Vaticano, la deidad que lo ayudaría a pronunciar sus primeras palabras. NACE EL CULTO A HOMBRES “DIVINOS” Y A “SUS SUCESORES”: FUE EN ROMA DONDE SE INICIÓ “EL CULTO DINÁSTICO”; donde fue establecida, decretada, confirmada, aceptada e iniciada “la adoración al emperador como un dios y como a él a todos sus sucesores” que después de él ocupen el trono, que algún día dejaría vacante en la sede imperial romana.
  26. 26. 26 AL FIN Y AL CABO, en ese tiempo el emperador era quien tenía en sus manos el destino de los hombres del imperio, su palabra era infalible e inquebrantable ley; y lo más conveniente para el imperio fue que se le aceptara como un dios entre los hombres. ¡Nació el divino César!, precursor de los “papas” romanos. Pero antes, el paso de los años había dado lugar a que otras paganas formas de culto “tradicionales” de muchas gentes, penetraran las fronteras romanas. El culto ordinario en el Imperio ya se había permeado por muchas otras formas de paganismo y humanas doctrinas; “los ritos se fueron amalgamando”, las antiguas supersticiones y las distintas prácticas litúrgicas fueron imbricándose unas a otras para dar paso a sincretizadas formas de adoración a “múltiples dioses”; de todos ellos el emperador fue también representante, pues se autoproclamó ser “el vicario de todos los dioses del imperio” y el obispo de todos sus adoradores. CONSTANTINO FUE “EL PADRE DEL ECUMENISMO” (Gran Historia Universal, El mundo antiguo, Volumen IV, páginas 436- 441, Editorial Argos Vergara, S.A.). EL HOMBRE HECHO DIOS. ¡AL FIN, DESPUÉS DE CENTURIAS Y MILENIOS DE “EVOLUCIÓN RELIGIOSA” EL HOMBRE ERA ENTRONIZADO COMO UN DIOS! LAS DEIDADES O DIOSES DE LOS HOMBRES FUERON TRANSFORMÁNDOSE: elementos-animales-astros-fuerzas-deidades antropomorfas y ¡al fin el hombre! Con el hombre todo evoluciona, hasta los dioses ¿por qué no? El imperio así construido funcionó bien durante un tiempo: el emperador-dios en su trono y los súbditos-adoradores siervos tributarios, avasallados y sujetos a la infalible voluntad del dios-emperador. Todos contentos, pero había que tener en cuenta que el emperador era “uno más” de una legión de dioses. Maurice Meuleau, en el volumen IV de su Gran Historia Universal nos dice: “El palacio y todo lo que se refería a su persona era considerado sagrado; un nimbo aureolaba el rostro del emperador en sus imágenes; sus ministros permanecían ante él de pie, de lo cual tomó el Consejo Imperial el nombre de «consistorios»... La adoratio del emperador llegó a ser un rito de la vida palatina: los dignatarios se arrodillaban ante él y besaban la orla de su vestido... El emperador era absoluto, pero él solo no podía llevar un peso tan aplastante. Constantino reinó solo del 324 al 337...” (“¿Hay algo de que se pueda decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido.” Ecclesiastés. 1:10). Estaba el Imperio Romano sumergido en medio de aquella multitud de dioses y múltiples rituales que los hombres habían inventado para entablar contacto con ellos, cuando llegó hasta ellos un nuevo mensaje, hasta entonces NO escuchado. UN DIOS NO CONOCIDO: Algunos hombres viajeros, desde Jerusalem habían traído y dado a conocer una forma distinta de relacionarse con un Dios Creador completamente diferente a los que hasta entonces ellos estaban acostumbrados: POR VEZ PRIMERA oyeron de un Dios Único, Creador, Omnipotente, Espíritu Invisible, Eterno e Inmutable al que NO es posible contener en el recinto de un templo hecho con manos, por cuanto NO es hombre; UN DIOS SI BIEN CELOSO Y TEMIBLE, TAMBIÉN COMPASIVO Y AMOROSO CON SUS CRIATURAS.
  27. 27. 27 UN DIOS GENEROSO Y BONDADOSO con sus adoradores, a quienes ofrecía la oportunidad de llegar hasta Él; y ser alcanzados gratuitamente por Su Gracia y Divinidad, por medio de un Camino asimismo Único y Perfecto: Su Hijo Yoshua (Emmanuel, Josué), el Mesías, Ungido o Cristo del Dios Viviente; el Único Sumo Pontífice, Mediador Eterno para acercarnos a Dios; a quien su Dios y Padre, Jehová el Dios de Israel, le apropió cuerpo de hombre y lo envió a nosotros como Su Cordero Perfecto para salvar a los hombres. ESTO ES, POR VEZ PRIMERA ESCUCHARON El Evangelio de Dios acerca de Su Hijo, al cual, el Solo Dios le dio un cuerpo de hombre. Algunos en Roma, supieron que Su Hijo es Su Verbo o Su Palabra Encarnada; mismo cuerpo que proveyó para ser ofrecido en Sacrificio Santo Único y Perfecto, “para ser ofrecido una sola vez”, con la salvadora virtud de poder pagar por los pecados a todo aquel que se allegue a él de sincero corazón y lo acepte como el Único Medio de Salvación provisto por Dios; y así, recibir vida eterna e incorruptible, A LA SEMEJANZA DE SU HIJO, AL SER ADOPTADOS HIJOS DE DIOS. LA BUENA NUEVA: “UN SOLO DIOS Y UN SOLO MEDIADOR ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES: “EL CUAL QUIERE QUE TODOS LOS HOMBRES SEAN SALVOS, Y QUE VENGAN AL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD. PORQUE HAY UN DIOS, ASIMISMO UN MEDIADOR ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES, JESUCRISTO HOMBRE; El cual se dió a sí mismo en precio del rescate por todos, PARA TESTIMONIO EN SUS TIEMPOS.” (1ª a Timoteo 2:4-6) NO SÓLO A ROMA llegó el mensaje del Único Dios, Inmortal, Espíritu Invisible, Creador Todopoderoso; esto es, de Su Evangelio que nos habla exclusivamente acerca de Su Hijo Yoshua, el Ungido o Mesías (Másiáh); EL CRISTO DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL, MEDIADOR DE UN NUEVO Y MEJOR PACTO. EL NUEVO PACTO, dijo Dios que lo hará con “una parte” de los que están en la tierra a los que en su momento probará “como se prueba el oro” (Zacarías 13:8-9); habiendo ya perdonado sus pecados y dado en prenda como señal del Nuevo Pacto el don de Su Espíritu Santo; esto, cuando los hombres y mujeres que son de la Verdad “se hayan arrepentido de sus pecados” que cometieron por causa de la ignorancia que había en ellos; “y suscriban El Nuevo Pacto sin doblez ni engaño”, tal y como Dios lo decretó: CON LA MEDIACIÓN DE SU HIJO YOSHUA, EL HOMBRE, QUE ENGENDRÓ EN EL VIENTRE VIRGEN DE UNA MUJER JUDÍA LLAMADA MIRIAM.
  28. 28. 28 Aquel mensaje fue difundido en los alrededores de Jerusalem, de donde salió para ser predicado en todo el mundo; pero no siempre fue creído por los hombres, acostumbrados a dar culto a falsas y paganas deidades: “fantasmas”, “legiones”, “trinidades”, “dioses antropomorfos y zoomorfos (con formas de hombre, bestias y aves), “reinas celestes”, “dioses convertidos en hombres”; dioses “transubstanciados” (en alimentos, en medicinas y en drogas alucinógenas); y hasta a falsarios que dicen ser “vicarios o representantes de dioses”, COMO HOY VEMOS QUE MUCHOS HAY. “Y NADA HAY NUEVO DEBAJO DEL SOL. ¿Hay algo de que se pueda decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido.” (Ecclesiastés 1:9-10). VEAMOS A CONTINUACIÓN EL TESTIMONIO ESCRITO: “ENTONCES LAS GENTES, VISTO LO QUE PABLO HABÍA HECHO, alzaron la voz, diciendo en lengua licaónica: DIOSES SEMEJANTES A HOMBRES HAN DESCENDIDO A NOSOTROS. Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque era el que llevaba la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, que estaba delante de la ciudad de ellos, TRAYENDO TOROS Y GUIRNALDAS DELANTE DE LAS PUERTAS, QUERÍA CON EL PUEBLO SACRIFICAR. Y como lo oyeron los apóstoles Bernabé y Pablo, rotas sus ropas, se lanzaron al gentío dando voces, Y DICIENDO: VARONES, ¿POR QUÉ HACÉIS ESTO? NOSOTROS TAMBIÉN SOMOS HOMBRES SEMEJANTES A VOSOTROS, QUE OS ANUNCIAMOS que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, y la mar, y todo lo que está en ellos: EL CUAL EN LAS EDADES PASADAS HA DEJADO A TODAS LAS GENTES ANDAR EN SUS CAMINOS; Si bien no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, hinchiendo de mantenimiento y de alegría nuestros corazones. Y DICIENDO ESTAS COSAS, apenas apaciguaron al pueblo, para que no les ofreciesen sacrificio.” (Hechos 14:11-18) ¡SI HOY VIERA SAULO!, NO TENDRÍA TANTA ROPA QUE RASGAR PARA MOSTRAR SU PESAR Y DUELO POR LA IDOLATRÍA Y “EL CULTO PAPAL” DE HOY. Los romanos no fueron los únicos en aquellos afanes de “concretar” o “humanizar” a sus dioses. El “sincretismo” es una forma de pensar, filosófica o religiosa, que intenta “conciliar” doctrinas diferentes que ha estado siempre presente en las llamadas “religiones” usadas para alcanzar posiciones de señorío, cuyos jerarcas realizan “mezclas” e “imbricaciones” según convenga a sus intereses, que son: tener gran poder y control sobre la gente, grandes cantidades de riqueza material; y la complicidad con los malos gobiernos QUE LE DEN IMPUNIDAD A SUS VILEZAS.
  29. 29. 29 EL ESPÍRITU DEL ANTICRISTO. (“El falso evangelio”). La mezcla del paganismo o idolatría, con un “cristianismo falsificado”, existe desde los primeros momentos de nuestra era. Como todo en el Universo tiene su contra o su antítesis, así el Cristianismo lo tuvo desde su nacimiento. Desde el principio hay lo que es anticristo; el apóstol Johanán (don de Jehová) lo supo en su tiempo; y así lo dio a conocer: ¡CÚIDENSE DE LOS FALSOS PROFETAS DE “ESPÍRITU ANTICRISTO”! “AMADOS, no creáis a todo espíritu, SINO PROBAD LOS ESPÍRITUS SI SON DE DIOS; porque muchos falsos profetas son salidos en el mundo. EN ESTO CONOCED EL ESPÍRITU DE DIOS: TODO ESPÍRITU QUE CONFIESA QUE YOSHUA EL CRISTO ES VENIDO EN CARNE ES DE DIOS: Y todo espíritu QUE NO CONFIESA que Jesucristo es venido en carne, no es de Dios: Y ÉSTE ES EL ESPÍRITU DEL ANTICRISTO, del cual vosotros habéis oído que ha de venir, y que ahora YA ESTÁ en el mundo.” (1ª de Juan 4:1-3) “Y ESTE ES AMOR, QUE ANDEMOS SEGÚN SUS MANDAMIENTOS. ESTE ES EL MANDAMIENTO: QUE ANDÉIS EN ÉL, COMO VOSOTROS HABÉIS OÍDO DESDE EL PRINCIPIO. Porque muchos engañadores son entrados en el mundo, los cuales no confiesan que Yoshua el Cristo ha venido en carne. ESTE TAL EL ENGAÑADOR ES, Y EL ANTICRISTO.” (2ª de Juan 6-7) Desde los primeros tiempos encontramos testimonios de las adulteraciones que al Evangelio del Dios de Israel hicieron en Roma y en otras latitudes paganas -en sus corazones, en sus bocas y en sus manos- porque NO dejaron “sus antiguas y tradicionales creencias”, sino que las sincretizaron con falsificaciones de “las novedades” religiosas, aumentando el panteón de “sus deidades” y dándoles “nuevas caras y nombres” a sus mismos antiguos dioses y diosas. (v. gr. “La reina del cielo”). El apóstol Saulo, alrededor del año 62 d.C. escribió su carta a los Romanos en la que expresa su muy dura recriminación a los que se desviaron del Evangelio, por haberlo mezclado con doctrinas en las cuales habían nacido en vez de arrepentirse de ellas, (porque “por tradición familiar” estaban fuertemente atados a ellas). No dejaron sus antiguas creencias idólatras y paganas para convertirse al Evangelio del Jehová el Solo Dios Verdadero, que habla acerca de Su Hijo Yoshua:
  30. 30. 30 “PORQUE HABIENDO CONOCIDO A DIOS, NO LE GLORIFICARON COMO A DIOS, NI DIERON GRACIAS; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fué entenebrecido. Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos, Y TROCARON LA GLORIA DEL DIOS INCORRUPTIBLE EN SEMEJANZA DE IMAGEN DE HOMBRE CORRUPTIBLE Y DE AVES, y de animales de cuatro pies, y de serpientes. Por lo cual también Dios los entregó a inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos: LOS CUALES MUDARON LA VERDAD DE DIOS EN MENTIRA, HONRANDO Y SIRVIENDO A LAS CRIATURAS ANTES QUE AL CRIADOR, EL CUAL ES BENDITO POR LOS SIGLOS. AMÉN.” (Romanos 1:21-25) Transcurridos más de 250 años después de haber escrito Saulo su epístola a los romanos, ya podemos imaginar el estado de cosas que prevalecía en el ámbito religioso del Imperio Romano. Y cuánto más sincretismo y adulteración habían introducido en lo falso que predicaban “como si fuera” el evangelio de Dios. A principios del 312, el Imperio Romano había quedado dividido y era gobernado por cuatro Augustos, todos “dioses” en sus reinos: Maximino Daia, en Nicomedia, que reinaba sobre todo el oriente; Licinio, cuya sede se encontraba en Sirmio, señor de los Balcanes; Majencio, en Roma, donde reinaba sobre Italia y África; y Constantino, que gobernaba en el resto de Occidente. Unos meses después, en octubre del mismo año, Constantino derrotó a Majencio en la batalla del puente Milvio y se adueñó de Italia y de África. Licinio, poco después, en abril del 313 le arrebató a Maximino Daia el oriente, cometiendo el error de debilitar a aquella parte del imperio al realizar la matanza de todas las familias de sus rivales, convirtiéndola en zona de despojos. El Imperio Romano, entonces sólo tuvo dos amos... pero no por mucho tiempo. La Gran Historia Universal, de Editorial Argos, inicia su capítulo 3 “El Imperio cristiano”, escrito por Maurice Meuleau, de la siguiente manera: “Cuando Licinio hubo sido derribado por Constantino en 324, el mundo romano fue gobernado, a partir de entonces, por un monarca que no observó ninguno de los procedimientos usados por los emperadores de los dos primeros siglos; y que si bien recurrió a la colegialidad ello fue sin restablecer el delicado sistema de la tetrarquía. El senado no iba a desempeñar jamás otro papel en la política, ni el ejército, a pesar de sus victorias y su intervención de 306, y de sus victorias de 312 y 324. Todo el imperio quedó sometido a la implacable autoridad de un soberano rodeado de la más numerosa burocracia que la antigüedad hubiese conocido desde los tiempos del Egipto faraónico; la conversión del monarca al cristianismo y la expansión de la iglesia, si bien arrastraron al Imperio a inextricables dificultades, para el emperador fueron ocasión de aspirar al gobierno moral y espiritual de sus súbditos”
  31. 31. 31 Lo que había ocurrido, fue que Constantino (que era un “dios” más, de aquella legión de deidades) se encontró con graves problemas, sobre todo de distancia, que le impedían controlar a la totalidad de sus súbditos, quienes además de ser sujetos a la lejana presencia del nuevo “dios-emperador”, se sujetaban también y con más eficacia a las autoridades religiosas de su entorno más cercano, pues eran las jerarquías sacerdotales “de las múltiples divinidades y sectas religiosas” quienes estaban más cerca de ellos para sujetarlos bajo su potestad. SIENDO CONSTANTINO, COMO DICEN LOS HISTORIADORES, UN POLÍTICO CÍNICO, VOLVIÓ LA CARA HACIA TODAS AQUELLAS “FORMAS DE RELIGIÓN Y SUPERSTICIÓN” QUE HABÍAN PROLIFERADO EN EL ÁMBITO DEL IMPERIO ROMANO. “Adorador de Júpiter y de Hércules en su juventud, había pasado a la fe sincretista, cuyo centro era Apolo, dios solar; es a éste a quien los paganos aplicaban las expresiones en uso «divinidad» y «dios supremo» que nos aseguran que Constantino adoraba en él al señor del Universo, en quien podían fundirse todas las personas divinas. De ese dios recibió una revelación en el año 310 y la transmisión de un signo divino.” (G.H.U., Editorial Argos, página 436). El mito de la revelación hecha por el dios Apolo a Constantino, consistió en una supuesta transmisión de un “signo divino”, que habría de ser bordado en el estandarte que ampararía a su ejército en la batalla del puente Milvio; y así, vencer al tetrarca Majencio para apoderarse de Italia y África. Tal mito fue explotado durante siglos por la jerarquía de la Iglesia Católica Romana que propagó la versión de que tal signo era una cruz. LA ARQUEOLOGÍA Y LA HISTORIA DEMOSTRARON QUE TAL SIGNO NO ERA UNA CRUZ, SINO “UN SIGNO SOLAR” REPRESENTATIVO DEL “DIOS APOLO”, A QUIEN CONSTANTINO, FUNDADOR DEL SACRO IMPERIO ROMANO, ROGÓ LE DIERA SU APOYO PARA ALCANZAR LA VICTORIA. A pesar de tal comprobación histórica, eventualmente y ante ciertos sectores de sus fieles (los menos ilustrados), la Iglesia Católica todavía hace referencia del mito, calificando al supuesto signo con el nombre de “crismón”, en alusión a la supuesta y falsa “conversión” de Constantino al cristianismo; y a la inexistente cruz en su estandarte de guerra, en el que fue bordado el lema: “In hoc signo vinces”: “Con este signo vencerás”.
  32. 32. 32 “HE MANIFESTADO TU NOMBRE a los hombres que del mundo me diste: tuyos eran, y me los diste, y guardaron tu palabra. AHORA HAN CONOCIDO que todas las cosas que me diste, son de ti; PORQUE LAS PALABRAS QUE ME DISTE, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que Tú me enviaste. YO RUEGO POR ELLOS: no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son… NO RUEGO QUE LOS QUITES DEL MUNDO, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como yo tampoco soy del mundo. SANTIFÍCALOS EN TU VERDAD: TU PALABRA ES VERDAD.” (Juan 17:6-9, 15-17)
  33. 33. 33 Capítulo II EL NACIMIENTO DE LA IGLESIA ROMANA EL CONCILIO QUE POR VOLUNTAD IMPERIAL UNIÓ A TODAS LAS SECTAS ROMANAS. CONSTANTINO I EL GRANDE. Político sagaz, en el año 325 Constantino, ampliando aún más su sincretismo, convocó a un Concilio Ecuménico a realizarse en la ciudad de Nicea, en él, manifestó que habiendo abrazado también las creencias “cristianas”, era su voluntad que los obispos de “todas las iglesias que dijeran ser cristianas” en las ciudades del Imperio Romano se sujetaran a él, como “vicario general” del imperio con sede y trono en Roma. Para tal fin, Constantino procuró que las distintas formas y corrientes del pensamiento religioso llamado “de la cristiandad”, fueran “unificadas” bajo su imperial decisión dogmática; y que asimismo fueran convertidas en leyes del Imperio que serían aplicadas por funcionarios imperiales, obispos -que él mismo nombraba- y por patriarcas impuestos o restablecidos. De esta manera, todas las congregaciones o iglesias que se adhirieron a la ecuménica, católica o universal institución imperial perdieron su independencia y su autonomía, porque se integraron a la estructura burocrática de un “estado confesional”; pero lo hicieron a cambio de insertarse en el círculo del poder imperial para disfrutar las prebendas y ventajas políticas y económicas que ello conllevaba, aun cuando tuvieran que sujetarse al poderoso emperador romano: Era la irrupción de la voluntad imperial en el dominio religioso. El Concilio de Nicea fue llevado a cabo, sostenido y sufragado por el emperador Constantino, habiéndose llegado a acuerdos plagados de la influencia del emperador, quien se constituyó él mismo como juez de última instancia. (“...el emperador se definió como lugarteniente de Dios, beneficiario de gracias especiales... Era la «ley viva», que dominaba totalmente la sociedad de los otros hombres que pasaban a ser oficialmente sus «súbditos».” G.H.U., Volumen IV, página 441). Es importante tener en cuenta “las atribuciones imperiales” establecidas en el documento citado, porque son las mismas que servirían de “antecedente histórico” para instaurar “la dinastía papal”, HASTA AQUÍ INEXISTENTE.
  34. 34. 34 EL PRIMER PASO HACIA “LA CONSUBSTANCIALIDAD TRINITARIA”. Fue en ese Concilio de Nicea patrocinado por Constantino, jefe absoluto y cabeza del “sacro imperio romano”, donde por primera vez se adoptó la doctrina de “la consubstancialidad del padre y del hijo”, esto es: acordaron una llamada “declaración de fe” en la que el “Sacro Imperio Romano”, como Iglesia y Estado, decretaba, que “un dios convertido en hombre”, conocido por ellos con el nombre Griego Jesús y su dios y padre “son de la misma substancia”, declarando así que SU DIOS es dios y hombre y su presunto hijo igualmente lo es. ES IMPORTANTE ACLARAR que ellos hablan de “un dios convertido en hombre” llamado con el nombre Griego Jesús; y NO hablan del Hombre Judío Yoshua, el Hijo de Dios venido en carne, engendrado en el vientre de una mujer Hebrea virgen llamada Miriam. EL DIOS HECHO HOMBRE. Con la declaración de “la consubstancialidad” del “padre” y del “hijo” negaron al Solo Dios Creador, Inmortal e Invisible al pretender humanizarlo; y negaron a Su Hijo Yoshua que es hombre; y hasta le cambiaron el nombre. Esto es: negaron la Verdad al no confesar que el Hijo de Dios “ha venido en carne” (2ª de Juan.1:7); y negaron a Dios al “consubstanciarlo”, porque “Dios es Espíritu” Eterno e Inmutable (Juan.4:24). “Y todo espíritu que no confiesa que Yoshua el Cristo es venido en carne, NO ES DE DIOS; Y éste es el espíritu del anticristo, del cual vosotros habéis oído que ha de venir, Y QUE AHORA YA ESTÁ en el mundo.” (1ª de Juan 4:2-3) En forma “oficial” aparece por primera vez el Imperio Romano como religión de Estado, establecida por una mayoría sumisa que aprobó una doctrina impuesta por el emperador. Resulta comprensible y obvio que dicha doctrina se apartó de la doctrina sostenida por los menos, entre ellos el históricamente probado Arrio de Alejandría, quienes por no someterse fueron “inhabilitados” por el Sacro Imperio Romano para tener “representatividad” ante el Estado imperial. Es en esa ocasión cuando un grupo de hombres dan el primer paso institucional oficial hacia “la fusión trinitaria” de la deidad de la iglesia romana. Lo anterior, fue impuesto por el emperador romano y aceptado por las jerarquías clericales, que así conservaban sus bienes y adquirían “libertad de culto”, que si bien fue proclamada para todas las religiones que entonces existían, a dichas jerarquías les representaba enormes ventajas económicas y de expansión no soñadas. Algo que casi nunca se menciona; y nunca en los recintos de la Iglesia Católica, es que el emperador también ejercía como “representante o vicario de todos y cada uno de los demás dioses de sus súbditos”, pues detentaba el título de “obispo de quienes estén fuera de la iglesia” (G.H.U., Edit. Argos, Vol. IV, Pág. 437). Constantino, cambió el trono que tenía como dios-emperador (un dios entre muchos) por “la vicaría de todos los dioses” habidos y por haber en su imperio. ¡INVENTÓ EL ESPURIO TÍTULO DE: “VICARIO DE TODOS LOS DIOSES”!
  35. 35. 35 Capítulo III EL MITO DE LA DINASTÍA PAPAL EL FALSO VICARIO (“El vicario de todos los dioses”.) ADEMÁS DE YOSHUA EL MESÍAS DE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL; ¿HAY OTRO “MEDIADOR” ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES? ¿TIENE DIOS UN “REPRESENTANTE” EN LA TIERRA? En el marco histórico que ya leímos, hemos visto cómo el máximo jerarca del imperio romano, el emperador Constantino, hábil y sagazmente, por convenir a sus intereses de control gubernamental, logró reunir, si no a todas, sí a múltiples corrientes de la llamada “cristiandad” que habían en el área de su imperio, a las cuales, bajo su decisión dogmática, constituyó en una “institución imperial” con sede en su palacio de la capital del imperio, en la ciudad de Roma. Fue Constantino quien realmente fundó la primera institución de carácter religioso de la llamada “cristiandad romana”, adoptando la doctrina previamente unificada y convertida en leyes del imperio, e implantándola como “religión de Estado”, aunque de hecho todas las religiones que había en ese entonces lo fueron, para controlar al pueblo con el total dominio religioso. En realidad, Constantino no fue el primer emperador que utilizó ese recurso en favor de su gobierno para detentar con firmeza el poder político. Ya en Egipto había funcionado esa fórmula durante muchos años (la civilización Egipcia abarca casi cuatro mil años), hasta el año 500 d.C, puesto que los faraones eran considerados “seres divinos”; y eran objeto de reverencia y adoración tales, que sus palabras y actos eran considerados ser como de los mismos dioses. Nada nuevo era lo que Constantino había establecido, pero su presunta conversión a la nueva “religión sincretizada”, le impedía seguir ostentándose un “dios vivo”. No obstante, esa nueva condición religiosa que él mismo había promovido NO fue impedimento para que siguiera actuando como tal y aún con más poderes que antes, pues se autodefinió como “lugarteniente de dios, beneficiario de poderes y dones especiales”, y su ideología imbuida de paganismo que tenía, fue traspuesta fácilmente a “la nueva religión oficial romana”, pues su palabra y su gestión pasaron a ser la “ley viva”, en virtud de su responsabilidad oficial por el bien y la justicia para todos sus súbditos, sea cual sea la religión de ellos.
  36. 36. 36 POR ESO había decretado la libertad de cultos en todo el Imperio Romano, cultos en los que él mismo figuraba como personaje principal, sumo sacerdote. ¿Y EL PAPA, DÓNDE APARECE EN TODO ESTO? Siguiendo el curso de este fragmento de la Historia, que se refiere a las distintas formas en que el hombre ha tratado de relacionarse con la divinidad, nos damos cuenta de que las cosas no son como nos las han contado (a veces ni remotamente parecidas) y que las leyendas y relatos tradicionales que conocimos desde los tiempos de los abuelos y hasta la fecha, carecen de sustento y de veracidad tanto históricas como bíblicas. EL PAPA NO APARECE EN ESTA RECOPILACIÓN HISTÓRICA, SIMPLE Y SENCILLAMENTE PORQUE EL PAPADO NO EXISTÍA EN AQUEL TIEMPO. EL TÍTULO DE PAPA FUE ACORDADO EN EL CONCILIO DEL AÑO 1098, presidido por el obispo Urbano II, después que éste se apoderó en 1094 de Roma expulsando al obispo Enrique IV quien con muchas dificultades regresó a Alemania. El título de “papa”, resulta del uso arrogante de las siglas P.A.P.A., que significan: Pedro Apóstol Pontífice Augusto. Desde entonces y a los subsiguientes y aun a los anteriores “obispos de Roma”, se les designa con este “título imperial”. Y SIMÓN, DE SOBRENOMBRE CEPHAS ¿FUE PAPA? Cabe señalar, que los títulos que los jerarcas del Vaticano le atribuyen al apóstol Simón de sobrenombre Cephas (piedra), cuando “presuntamente” se refieren a él con el inexacto “apodo romano Petrus” (petra: piedra), no figuran en los evangelios, libros y epístolas de El Nuevo Testamento. Los títulos: “papa”, “santo papa”, “jefe de los apóstoles”, “jefe de la iglesia”, “cabeza de la Iglesia”, “santo padre”, “representante de dios”, “vicario de Cristo”, etc., jamás fueron aplicados a Simón “Cephas” o a alguno de los apóstoles Cristianos, porque no son aplicables conforme a Las Escrituras. ¿ACASO LEES EN LA BIBLIA QUE SIMÓN ERA “PAPA”? ¡NO! Esas no son más que falsas pretensiones de la iglesia vaticana, si acaso fue fundada en el 325 por Constantino. Fueron los obispos romanos los que usurparon el título del emperador que se auto nombró “lugarteniente de dios, beneficiario de poderes y dones especiales”; y lo usurparon, porque ese título imperial no fue creado para el obispo de Roma de entonces, sino sólo para el emperador Constantino I. Como ellos asumen para sí al “papado” como “fundamento” de su iglesia, resulta imposible que la iglesia romana vaticana haya sido fundada en el año 325 por Constantino I, sino muchos años después; porque como “papado” la estructura de la iglesia romana nació en 1098, en el “Concilio” promovido por el obispo Urbano II. ¿EXISTE, EN SUSTITUCIÓN DEL CRISTO, OTRO MEDIADOR ANTE DIOS? Consideremos los testimonios escritos en El Nuevo Testamento como única fuente auténtica y veraz, para dilucidar respecto a la supuesta supremacía de Simón Cephas en el seno de la auténtica Iglesia Cristiana; y encontraremos que lejos de avalar o corroborar lo sostenido por la iglesia católica romana, LAS SANTAS ESCRITURAS RECHAZAN CLARAMENTE TAL PRESUNTA PRIMACÍA:
  37. 37. 37 Los discípulos que en aquel tiempo se acercaron al Señor Yoshua el Ungido de Dios, no estaban exentos de aquellos conceptos de liderazgo. Ellos, acostumbrados como estaban a los sistemas jerárquicos incrustados “en todas las religiones conocidas”, al escuchar que el Maestro iba a ser separado físicamente un tiempo de la congregación, quisieron saber quién quedaría como cabeza o jefe de la Iglesia en ausencia de su Señor. ¿Quién sería el líder de los Cristianos? (Iglesia, quiere decir: asamblea, congregación.) LUCAS, MARCOS Y MATEO (SU NOMBRE ES JOHANÁN), los evangelistas, dieron sus testimonios sobre la enseñanza que a este respecto dio el Señor Yoshua: “Y HUBO ENTRE ELLOS UNA CONTIENDA, QUIÉN DE ELLOS PARECÍA SER EL MAYOR. Entonces él les dijo: Los reyes de las gentes se enseñorean de ellas; y los que sobre ellas tienen potestad, son llamados bienhechores: MAS VOSOTROS, NO ASÍ: antes el que es mayor entre vosotros sea como el más mozo: y el que es príncipe, como el que sirve.” (Lucas 22:24-26) “Y llegó a Capernaum; y así que estuvo en casa, les preguntó: ¿Qué disputabais entre vosotros en el camino? Mas ellos callaron; porque los unos con los otros habían disputado en el camino QUIÉN HABÍA DE SER EL MAYOR. Entonces sentándose, llamó a los doce, y les dice: SI ALGUNO QUIERE SER EL PRIMERO, SERÁ EL POSTRERO DE TODOS, Y EL SERVIDOR DE TODOS.” (Marcos 9:33-35) “ENTONCES YOSHUA LLAMÁNDOLOS, DIJO: Sabéis que los príncipes de los Gentiles se enseñorean sobre ellos, y los que son grandes ejercen sobre ellos potestad. MAS ENTRE VOSOTROS NO SERÁ ASÍ; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor; Y el que quisiere entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo: COMO EL HIJO DEL HOMBRE NO VINO PARA SER SERVIDO, SINO PARA SERVIR, Y PARA DAR SU VIDA EN RESCATE POR MUCHOS.” (Mateo 20:25-28) El Maestro enseñó que fuera de él o en su ausencia, no hay supremacía alguna en el seno de La Iglesia Santa de Jehová el Dios de Israel. En atención al Nuevo Pacto; el pueblo de Dios “tuvo una renovación no una fundación”, puesto que ya existía un Israel de Dios, porque Dios siempre ha tenido pueblo que le da adoración. NADIE PUEDE SUSTITUIR O TEMPORALMENTE OCUPAR EL LUGAR DEL CRISTO. YOSHUA CRISTO DE DIOS VINO A SANTIFICAR AL PUEBLO DE DIOS POR MEDIO DE SU SACRIFICIO REDENTOR; PARA EDIFICAR EN ÉL JUNTO CON NOSOTROS “UN TEMPLO SANTO PARA MORADA DE DIOS EN ESPÍRITU”, CON ESPÍRITU SANTO QUE JEHOVÁ EL DIOS DE ISRAEL NOS DA POR MEDIO DE SU MESÍAS: SU HIJO YOSHUA, SU CORDERO, SUMO PONTÍFICE, SACERDOTE ETERNO DELANTE DE SU DIOS Y PADRE; Y DIOS Y PADRE NUESTRO. AMÉN.
  38. 38. 38 El señor Yoshua dijo claramente que él vino a cumplir las cosas que sobre él estaban escritas en los libros proféticos, las cuales cosas esperaban los Judíos que fuesen cumplidas; aunque no todos lo recibieron como el Mesías -cosa prevista en El Plan Divino- ni lo identificaron como Hijo y Cordero de Dios, dado por el Padre para el Sacrificio Perfecto. Si es cierto que muchos lo negaron, también es cierto que sí fue identificado y recibido como tal por miles de Judíos y prosélitos de entre los Gentiles, que lo esperaban, lo identificaron, lo recibieron y fueron sellados en El Nuevo Pacto de Dios con Su Iglesia. Los que NO lo recibieron como el Mesías Hijo de Dios, simplemente quedaron fuera de “El Nuevo Pacto”. Yoshua vino a edificar un nuevo templo para morada de Dios en Espíritu, con “piedras vivas” tomadas entre los Judíos y los Gentiles, haciendo así de los dos pueblos uno solo: La Iglesia Santa de Dios con Yoshua el Hijo de Dios como su Cabeza. La Iglesia de Dios es un Templo Santo, con Yoshua como su Piedra de Esquina. “¿NO SABÉIS QUE SOIS TEMPLO DE DIOS, Y QUE EL ESPÍRITU DE DIOS MORA EN VOSOTROS? Si alguno violare el templo de Dios, Dios destruirá al tal: porque el templo de Dios , el cual sois vosotros, santo es.” (1ª a los Corintios 3:16-17) “EDIFICADOS SOBRE EL FUNDAMENTO DE LOS APÓSTOLES Y PROFETAS, SIENDO LA PRINCIPAL PIEDRA DEL ÁNGULO YOSHUA EL CRISTO MISMO; En el cual, compaginado todo el edificio, va creciendo PARA SER UN TEMPLO SANTO EN EL SEÑOR: En el cual vosotros también sois juntamente edificados, PARA MORADA DE DIOS EN ESPÍRITU.” (Efesios 2:20-22) “PORQUE NADIE PUEDE PONER OTRO FUNDAMENTO QUE EL QUE ESTÁ PUESTO, EL CUAL ES YOSHUA EL CRISTO.” (1ª a los Corintios 3:11) RESPECTO A QUIÉN HA SIDO CONSTITUIDO COMO ÚNICA CABEZA DE LA IGLESIA SANTA DE DIOS, LA SANTA ESCRITURA DICE: “Porque el marido es cabeza de la mujer, ASÍ COMO EL CRISTO ES CABEZA DE LA IGLESIA; Y ÉL ES EL QUE DA LA SALUD AL CUERPO.” (Efesios 5:23) Así que, de acuerdo con la Doctrina Santa Cristiana, la Única, Auténtica y Verdadera Iglesia Santa de Dios, fuera del Señor Yoshua, no tiene “otra cabeza”, “otro líder”, “otro señor” u “otra piedra fundamental” en la tierra, ni en otro lugar. Su Único Señor y Única Cabeza es Yoshua el Mesías de su Padre, el Hijo del Dios Viviente. Yoshua no ha tenido, ni tiene, ni tendrá jamás un “vicario” en la tierra; y la Iglesia Santa de Dios es el Cuerpo Místico del Cristo, es un Templo Espiritual edificado por el Señor, siendo él la Única y Preciosa Piedra Fundamental del Templo. El Señor Yoshua es La Única Cabeza de su Iglesia; nadie puede poner otra ¡porque NO hay!
  39. 39. 39 ¿POR QUÉ ENTONCES SURGEN OTRAS CABEZAS? Ya hemos visto cómo a través de la historia del hombre, éste ha insistido en diseñar él mismo “sus religiones” y en darle imagen o figura a sus dioses. El Solo Dios, durante mucho tiempo toleró esta situación, esperando el momento que había preparado para dar a conocer a Su Hijo, quien comenzaría su ministerio anunciando El Nuevo y Mejor Pacto, que sería predicado en todo el mundo porque se extendería a los Gentiles señalados por el Creador (no sólo para el pueblo Judío), exhortándolos a que se arrepientan de sus pecados; y se conviertan a Él por medio de Su Cristo. ¡Arrepentíos y creed al Evangelio! (Marcos 1:15). Una parte de los hombres ha recibido y sigue recibiendo el mensaje de salvación; pero son muchos los que no se han arrepentido de sus pecados y no se han convertido a Dios por el Evangelio. Han resistido a La Palabra de Dios o han tropezado en ella; y permanecen en su idolatría y en sus tradiciones supersticiosas. La gran mayoría de las gentes no ha querido abandonar su costumbre de tener “dioses visibles”, con “imágenes de semejanza humana y de animales”; o simplemente “dioses-hombres”, porque se sienten “cómodos” en su idolatría. Y no han dejado de practicar y aceptar la usurpación de las facultades divinas porque a las gentes se les hace más fácil “hacer arreglos o convenios” con “simoniáticos hombres que dicen representar a sus dioses”, para “obtener el perdón” de sus pecados y “borrar” de su historial sus ofensas contra sus semejantes y sus pecados contra Dios. Las iglesias universales con doctrinas de hombres, han sincretizado una doctrina extra bíblica o falsificada con “sus tradiciones”. En ellos prevalece “el anticristo espíritu de Egipto” y del romanismo con sus “ritos de sacrificio de dioses y a dioses”; con sus “idolatrías”; y el culto a “la reina del cielo”, a la “vicaría divina”, etc. Es triste ver que las gentes no sienten la necesidad de mirar a Las Santas Escrituras para conocer la Verdad, para liberarse de la mentira y acercarse a Dios por medio del conocimiento de Su Evangelio acerca de Su Hijo Yoshua el Cristo. Por lo contrario, toman la cómoda y vana posición de “ponerse en manos de hombres” con “absurda infalibilidad”, que tienen una “particular y cambiante interpretación doctrinal”. Los mentirosos sólo hablan “humanos dogmas doctrinales”; y dicen que no es necesario entenderlos, que sólo basta con “creer ciegamente” en sus “misterios”. Les exigen “fe ciega”, sin comprobación bíblica o tan siquiera histórica; y esas “instituciones de hechura humana” son encabezadas por hombres impíos, cuyo fin es el de mantener el dominio sobre sus conciencias y sus actos; y así controlar sus vidas, para tener poder, riquezas y principalmente impunidad con pretextos “pseudo religiosos” (Ejercen el control de las gentes por medio de prohibiciones, de misterios, del miedo, de la persecución inquisitorial y del terrorismo psicológico). En fin, se aprovechan de “la fe de los simples” y “los usan” para engrosar sus listas nominales, que mientras más largas son, más poder y fuerza política les dan. Sin embargo, su principio y su fin son de oscuridad; y conforme a la Verdad del Evangelio, triste es la condición de unos y otros: Son ciegos guías de ciegos y ambos caerán en el hoyo. “MAS RESPONDIENDO ÉL, DIJO: TODA PLANTA QUE NO PLANTÓ MI PADRE CELESTIAL, SERÁ DESARRAIGADA. Dejadlos: son ciegos guías de ciegos; Y SI EL CIEGO GUIARE AL CIEGO, AMBOS CAERÁN EN EL HOYO.” (Mateo 15:13-14)
  40. 40. 40 ¿ES POSIBLE CAER EN ERRORES TAN GRANDES Y NO DARSE CUENTA? En el verso que acabamos de leer, el Señor Yoshua dio testimonio de que en su tiempo, a pesar de tenerlo frente a ellos y de escuchar de su viva voz el mensaje del Evangelio de Dios, muchos no fueron capaces de entenderlo y por lo tanto no creyeron; porque no vieron la luz de la Verdad de sus palabras. Parece increíble pero así fue: viendo al Señor y Maestro Yoshua y oyendo su viva voz, tropezaron y cayeron. Y fue así, porque para eso fueron ordenados: para no ver, para tropezar y para caer. “Por lo cual también contiene la Escritura: HE AQUÍ, PONGO EN SIÓN LA PRINCIPAL PIEDRA DEL ÁNGULO, ESCOGIDA, PRECIOSA; Y EL QUE CREYERE EN ELLA, NO SERÁ CONFUNDIDO. ELLA ES PUES HONOR A VOSOTROS QUE CREÉIS: mas para los desobedientes, La piedra que los edificadores reprobaron, Esta fue hecha la cabeza del ángulo; Y Piedra de tropiezo, y roca de escándalo A AQUELLOS QUE TROPIEZAN EN LA PALABRA, SIENDO DESOBEDIENTES; PARA LO CUAL FUERON TAMBIÉN ORDENADOS.” (1ª de Pedro 2:6-8) ¿Cómo podrá parecernos increíble que hoy, cientos de años después, aún haya ciegos; y aún más, que se constituyan a sí mismos como guías de ciegos? La gran causa de la ceguera espiritual de los hombres está explicada en El Libro de los Salmos con una claridad tan fuerte como la luz del sol. La causa es claramente visible para los que no son ciegos, y para los que algo pueden aún percibir de la luz: “SUS ÍDOLOS SON PLATA Y ORO, Obra de manos de hombres. Tienen boca, mas no hablarán; TIENEN OJOS, MAS NO VERÁN; Orejas tienen, mas no oirán; Tienen narices, mas no olerán; Manos tienen, mas no palparan; Tienen pies, mas no andarán; No hablarán con su garganta. COMO ELLOS SON LOS QUE LOS HACEN; CUALQUIERA QUE EN ELLOS CONFÍA.” (Salmo 115:4-8) HE AQUÍ LA RESPUESTA: ¡CIEGOS COMO SUS ÍDOLOS! Entendemos que el Señor Yoshua es Piedra Angular del Templo Espiritual que Dios edifica en él; y por medio de él, porque es EL Verbo Encarnado o La Palabra de Dios hecha Hombre. También sabemos que es piedra de tropiezo para aquellos que no lo reciben. Esos son los que tropiezan en la Palabra; y que diciendo ser “edificadores” negaron a Dios al reprobar a Su Cristo que es Piedra Angular Única de Su Iglesia. Y muchos más hay, que tomaron como cabezas a otras “piedras de cascajo” que no son fundamentales, ni son de la Verdad; esos no son “piedras vivas”, no son de Dios: NO SON IGLESIA SANTA DE DIOS. SON ANTICRISTO.
  41. 41. 41 SIMÓN CEPHAS, DE SOBRENOMBRE “PEDRO” NUNCA FUE PAPA. ¿ACASO SIMÓN “PEDRO” SUPO DEL TEMA DE “LA SUPREMACÍA PAPAL”? Conociendo los impíos motivos de quienes pretenden usurpar al Cristo de Dios, ese atrevimiento es comprensible, pues de esa forma pretenden “legitimar” las espurias facultades y poderes que dicen tener como “lugartenientes de dios”. Esas gentes, son extrañas al Nuevo Pacto de Dios con Su Iglesia Santa; y han establecido sus propias estructuras jerárquicas y sus particulares “mandamientos de su iglesia” que no son más que imposiciones arbitrarias, desde luego “anti bíblicas y ajenas a la Verdad”, con el fin de controlar las mentes, los espíritus y los bienes de aquellos que han engañado. Han inventado y diseñado un “sistema dictatorial y dogmático” basado en la ciega idolatría que cancela la libertad de pensamiento de sus súbditos, estableciendo un sistema seudo religioso basado en el engaño, la coerción, las amenazas, los castigos judiciales-penales y los castigos infernales con los que aterrorizan a sus víctimas. Y cuando han tenido el poder y la oportunidad han ejercido la “pena de muerte” para someter a los inconformes y diferentes; y para matarlos y despojarlos de sus bienes. Así, han mantenido y aún mantienen a sus súbditos bajo dictatorial servidumbre mental y espiritual y con frecuencia también bajo esclavitud física, como es el caso de quienes tienen en encierros conventuales y monacales, donde son sirvientes sumisos y esclavizados, que no reciben salario. Los falsarios hacen de tal manera, porque son desobedientes a Yoshua el Cristo; y ejercen potestad y señorío sobre sus súbditos (a quienes falazmente llaman “fieles”); y no les reconocen posición de igualdad, ni mucho menos, porque sus jerarcas clericales se enseñorean de ellos; y les imponen su “paternidad” (*), pues a sus “súbditos fanatizados en sus idolatrías” ignorantes del Evangelio de Dios, les exigen llamarles con títulos como: “padre”, “santo padre”, “su eminencia”, etc. “Y VUESTRO PADRE NO LLAMÉIS A NADIE EN LA TIERRA; (*) Porque uno es vuestro Padre, el cual está en los cielos.” (Mateo 23:9) DESOYERON el consejo de Simón; y su sobrenombre Cephas lo usurparon (Cephas, significa “piedra”) para dárselo a su apócrifo e inexistente “primer papa”. “RUEGO A LOS ANCIANOS QUE ESTÁN ENTRE VOSOTROS, YO ANCIANO TAMBIÉN CON ELLOS, y testigo de las aflicciones de Cristo, que soy también participante de la gloria que ha de ser revelada: Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, teniendo cuidado de ella, NO POR FUERZA, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino de un ánimo pronto; Y NO COMO TENIENDO SEÑORÍO SOBRE LAS HEREDADES DEL SEÑOR, SINO SIENDO DECHADOS DE LA GREY.” (1ª de Pedro 5:1-3) “NO COMO TENIENDO SEÑORÍO”, DIJO SIMÓN. NO PODÍA DECIR DE OTRA MANERA Y CONTRADECIR AL MAESTRO, PORQUE SIMÓN ES SIERVO DEL SEÑOR. PORQUE EL QUE CONTRADICE AL CRISTO ES ANTICRISTO.

×