Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Capitulo3

5,901 views

Published on

Published in: Technology, Business
  • System for lasting clear skin, How to get flawless complexion ex-sufferer reveals his secrets  https://tinyurl.com/ybbtmvh8
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • The Only Holistic System In Existence That Will Show You How To Cure Your Acne, End The Breakouts, Regain Your Natural Inner Balance and Achieve The Lasting Clear Skin You Deserve! ■■■ http://scamcb.com/buk028959/pdf
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here

Capitulo3

  1. 1. 1500 1500-1519 La destilación de las hierbas 1500-1519 1500. El pintor italiano Leonardo da Vinci desarrolla estudios sobre la anatomía 1500. El cirujano Hieronymus humana (-» pág. 131), Brunsehwig (h. 1450-1512/13) pu- Hieronymus Brunsehwig publica blica su primer libro (denominado un libro sobre la destilación en pequeño) sobre «el arte de la el que describe los hornos y destilación de las cosas simples» recipientes, las plantas destilables y los campos de el Liber de arte distillandi de aplicación de los destilados simplicibus. Se trata de un ma- (-* pág. 129). nual de divulgación popular diri- 1503. Gregor Reisch, teólogo gido más al público no iniciado y naturista de Friburgo, crea con que a los colegas de Brunsehwig. su Margarita philosophica un En la primera parte del libro se compendio de gramática, ciencias de la naturaleza y describen los utensilios y las téc- filosofía, la primera enciclopedia nicas empleadas en la destilación. digna de dicho nombre. Con ella Brunsehwig no pretende llevar a sustituye, entre otras, la teoría cabo experimentos de alquimia, tradicional de los tres ámbitos sino obtener medicinas. Para ello del cerebro (—* pág. 130). construye hornos, instrumentos y 1507. El famoso trabajo De recipientes, y describe con detalle abditis morborum causis (Los orígenes ocultos de las los procedimientos del arte de la enfermedades), del médico destilación: la destilación por efec- florentino Antonio Benivieni, se to del sol, en hornos, en el pan, en «•La destilación», publica cinco años después de su el interior de hormigueros, en ba- grabado en cobre de muerte. Se compone de 20 apartados y fundamenta la ños, ceniza, arena, etc. También Johann Stradan, s. XVI. tradición de la moderna ana- es posible la destilación en estiér- Los hornos y los tomía patológica (—• pág. 130). col: «Coloqúese el recipiente ro- wn ^ÍVcc«n|>mo Siu^vj3?/Süni3 «ñ oiunt) artjotfcr fajcilirtí fryf |?<Ht|7r«Éíonj. recipientes corresponden deado de estiércol caliente / en a los utensilios propios El profesor de medicina de una caja cerrada o en un establo, / de los alquimistas. Bolonia Giacomo Berengario da Carpí practica la primera cerrando bien la puerta, / y déjese De la destilación se histerectomía vaginal reposar el recipiente durante cua- obtienen medicinas (-» Pág. 134). durante la alta Edad tro semanas o más.» Media y el Renacimiento. 1513. Aparece Der swangeren Frauwen und hebammen Rosegarten (Las mujeres embarazadas y rosaleda de las Destilados medicinales comadronas), el primer tratado La mistela destilada de bayas Portada del llamado impreso de obstetricia. El trabajo blancas debe beberse por la maña- pequeño libro de del farmacéutico y médico na, a mediodía y por la noche. Re- destilación Eucharius Roesslin, por entonces médico oficial de Worms, se fuerza los pulmones cuando «al de Hieronymus von convierte en uno de los más sangrar están llenos de humedad», Brunsehwig, editado conocidos del siglo XVI y calma la tos de origen pulmonar. en Estrasburgo en 1500, ( - pág. 132). El agua de madroño debe destilar- que constituye la 1516-1519. Niklaus Manuel se «a mediados de mayo». Tomar primera entrega de una completa en el convento de los «cuatro dosis» por la mañana y serie de manuales dominicos la llamada Danza de populares para la por la noche ayuda a combatir la la Muerte de Berna. En ella se obtención y aplicación representa, entre otras, la muerte ictericia. Además, alivia el pecho, de destilados curativos de un médico debido a una limpia los pulmones y mejora la a partir de bebidas. uroscopia (—• pág. 136). conjuntivitis y la lepra. 1517. Hans von Gersdorff, de Estrasburgo, recomienda en su estimulan la jovialidad, combaten con el éter como quinto elemento Feldtbuch der wundtartzney En la segunda parte del libro se las pesadillas, la embriaguez y los (en latín, quinta essentia). La (Manual de cirugía) el empleo incluye, esquemáticamente, una terrores nocturnos. quintaesencia es «el alma, la fuer- de férulas y tornillos en la cura de contracturas de codo y lista alfabética de las plantas que En 1512 aparece el libro «gran- za, la virtud», que se extrae de la rodilla, así como el método pueden destilarse para obtener me- de» de Brunsehwig sobre la desti- materia mediante la destilación. diagnóstico de «reconocimiento dicinas. Por último, en la tercera lación (El libro del verdadero Sus libros sobre destilación tuvie- de leprosos» (-* pág. 133). parte del libro se relacionan las arte de destilar compuestos). Se ron varias ediciones en el siglo 1519-1521. Los conquistadores enfermedades y se enumeran los apoya señaladamente en anterio- XVI. Es digno de mención el The- españoles se apoderan del reino destilados eficaces para su trata- res investigadores y tiene un ca- saurus pauperum, que pretende azteca. Mientras los españoles se miento. Brunsehwig mantiene el ser un manual destinado a la po- mantienen inmunes, un 30 % de rácter más especulativo que el pri- la población indígena sucumbe orden tradicional de la cabeza a mer libro de 1500. Brunsehwig blación falta de recursos, a modo ante una epidemia de viruela los pies {a capite ad calcem) e in- compara los residuos de la desti- de «botiquín doméstico para toda ( - pág. 130). dica también las bebidas que me- lación, con los cuatro elementos: dolencia del hombre sencillo y el joran el rendimiento del cerebro, fuego, agua, aire y tierra, así como pueblo necesitado». 129
  2. 2. 1500-1519 Origen de las Las tres cavidades del cerebro enfermedades 1503. Gregor Reisch (1470-1525), prior de la cartuja de Friburgo de 1507. Se imprime en Florencia la Brisgovia, confesor del emperador t óiúí6*tw+ m i«f(hu*>; ccíluíaB : obra postuma del anatomista An Maximiliano I, publica su obra tonio Benivieni (1443-1502) Al- capital, Margarita philosophica, gunos orígenes ocultos y se que constituye una especie de en- préndenles de las enfermedad ciclopedia. En ella se incluyen y las curaciones. Contiene prot también ilustraciones y descrip- colos para la disección de cadáv ciones anatómicas basadas en el co- res, que el mismo Benivieni pra nocimiento de la escolástica medie- tico o supervisó. val. Especialmente destacable es En esta obra se describen cálcul su teoría de las tres cavidades, en biliares, estenosis intestinales e la que establece la localización de callecidas en un cáncer de intes diferentes propiedades cerebrales no grueso, obstrucciones del píl y espirituales en distintas partes ro en un cáncer de estómago, co del cerebro. Gregor Reisch consi- gulos en el corazón, perforación dera que existen tres cavidades intestinales, anormalidades cer (lat. cellulae): brales en criminales ajusticiados Primera cavidad: sentido co- lesiones óseas producidas qui mún, fantasía, imaginación. «Hombre de las por la tuberculosis. El autor car Segunda cavidad: pensamien- enfermedades» (h. 1500). ce del suficiente conocimiento to, juicio. Los compartimientos de la la normalidad para poder defir Tercera cavidad: memoria. cabeza son: «sensus la enfermedad. Según Reisch, los órganos de los communis» (sentido común), Con este informe de Benivieni, «imaginativa» (imaginación), sentidos (gusto, olfato, vista, inicia la anatomía patológica, qi «estimativa vel cogitativa vel oído) se sitúan en la primera cavi- continuará su auge, con Giovan rationalis» (pensamiento), y dad, en la que tiene lugar la capta- «memorativa» (recuerdo, Battista Morgagni (-• 1761/pá ción de la realidad a través de los memoria). 224). nervios, entendidos como canales. Entre la primera y segunda ca- La teoría de las tres vidades se encuentra una especie cavidades, según Gregor Indios de esclusa que controla el paso Reisch; los órganos de los entre ambas. En caso de bloqueo, sentidos están relacionados y epidemias cesa la actividad del pensamiento. con el sentido común, Las cavidades están rodeadas por situado en la primera 1519-1521. Durante la conquis los pliegues del cerebro. cavidad (1503). La teoría y destrucción del imperio azte Ya en la Antigüedad se considera- de Gregor Reisch tuvo por los españoles al mando i ba que el alma residía en el cere- vigencia hasta el siglo XVIII. Hernán Cortés (1485 a 1547) bro. Pero fueron los Padres de la extendió una epidemia de virue Iglesia Nemesio de Emesa y Agus- entre los indios. Aproximad tín quienes por primera vez for- mente un tercio de la población i mularon la teoría de las cavidades México pereció a causa de la er. cerebrales. El modelo estático ori- demia, mientras que los conqui ginal fue evolucionando a partir tadores permanecieron inmunes. del siglo X, hasta adoptar una Desde México, la epidemia se e concepción dinámica según la tendió al resto de Centroaméric cual en el cerebro tiene lugar toda afectando así el área más poblai una serie de procesos: las percep- del continente americano. ciones de los sentidos las recibe el Los españoles llevaron a Améri sentido común, en la primera ca- una serie de enfermedades desc vidad; se elaboran en la segunda, nocidas. En el siglo XVI tuvien en la que residen el pensamiento y lugar numerosas epidemias: ad la capacidad de juicio y, final- más de la viruela, que aparece < mente, se almacenan en la memo- los inicios de la conquista, se e ria, situada en la tercera cavidad. tendieron también epidemias i Hacia 1800 se abandona la teoría gripe, fiebre amarilla, sarampii de las cavidades del cerebro. A y cólera. Estas enfermedades, q1 partir de entonces las funciones experimentaron una gran expa espirituales parecen limitarse a la sión, acabaron con tribus enter superficie externa del cerebro (—• dé la población nativa de Améri 24.12.1801/pág. 252). La teoría de las tres cavidades, según Leonardo da Vinci (h. 1490). Latina. 130
  3. 3. 1500-1519 T ' '„.»..Sj3Nir «il»*'» "-.^ABA W» Leonardo da Vinci y la anatomía 1500. El pintor, arquitecto, natu- ralista y técnico Leonardo da Vin- ci (1452-1519) estudia la ana- tomía del corazón en el hospital de Santa Maria Nuova, en Floren- cia, y deja constancia de sus tra- bajos en sus dibujos. Ya en 1489, inicia su dedicación a la anatomía y prepara la publica- ción de un libro de texto con sus observaciones. Leonardo dedica más de 20 años a sus cuadernos de dibujos, hasta que hacia 1510 completa sus estudios, desarro- llando diversos métodos para una ilustración precisa, que se consi- deran modélicos incluso en nues- tros días. Así, por ejemplo, reco- mendaba representar una parte del cuerpo desde su interior hacia el exterior, dibujando, para una ex- tremidad, primero los huesos, después los tendones, músculos, ligamentos, nervios, vasos san- guíneos y, finalmente, la piel. Leonardo da Vinci es también el primer anatomista que concibe la idea del «hombre de cristal». En sus dibujos, el tronco aparece transparente, pudiéndose obser- var los órganos internos. Los va- sos sanguíneos pueden observarse al haber sido «eliminados» los músculos. Al dibujar tas diferen- tes capas del cráneo, por ejemplo, se puede contemplar la constitu- ción del cuerpo humano en toda su dimensión. Los cadáveres pa- recen cobrar vida, con expresión facial, actitud corporal y movi- miento. Este sistema de represen- tación es común al resto de los anatomistas posteriores del siglo XVI que, como Andreas Vesalio representaban sus hombres de car- ne y hueso posando ante un fondo paisajístico (—• 1543/pág. 145). Los dibujos de Leonardo queda- ron olvidados, desde 1570 a 1778. Por ello ha sido objeto de debate en qué medida influyó Leonardo en los estudios de ana- •c'-^i". tV>v tomía del Renacimiento. Existen, sin embargo, indicios de que sus contemporáneos tuvieron amplio conocimiento de sus trabajos, co- mo, por ejemplo, Alberto Durero. Dibujo anatómico de Leonardo da Vinci (h. 1505). 131
  4. 4. 1500-1519 Venas adecuadas para el sangrado según los signos del Zodíaco (xilografía, ¡500). Polémica en torno a las sangrías 1514. Con su crítica a la práctica mundo de la medicina y se extien- enfrentamiento con las creencias listas recalcitrantes, y los partid; habitual de las sangrías, el médi- de a los campos del diagnóstico a científicas existentes. rios de los argumentos de Briss< co francés Pierre Brissot (1478- través del pulso y la uroscopia, al Los defensores del método islámi- sostenían el renacimiento de 1522) desencadena una gran con- tomar posturas que implican un co eran considerados tradiciona- ciencia antigua. troversia científica. Su doctrina fue equiparada por Este profesor de la Facultad de Iglesia Católica con la herejía c Medicina de París se rebela contra pxtnittiüsyiSsv los luteranos. Dado que permam la práctica tradicional de la san- cer en París se hizo demasiado p< gría tal como se realiza normal- Dibujo ilustrativo de las ligroso para él, Brissot se traslad mente por parte de las autoridades sangrías, de un tratado a Portugal. También allí estalló ] islámicas medievales. Este mé- terapéutico del siglo XIV; polémica en torno a sus práctica todo consiste en abrir una vena, en los puntos Los enemigos de Brissot estaba en un punto lo más alejado posi- de sangrado se señalan vinculados a la facultad de Sal; ble de aquel en que se produce la tanto las constelaciones manca. La polémica prosigui dolencia, y extraer las materias astrológicam ente tras su temprana muerte, en 152! favorables, como breves nocivas para el organismo. con la publicación postuma c comentarios hebreos. Frente a esta práctica, Brissot, fiel Apologética disceptatio de ver Resulla típica la hipocrático, aboga por practicar representación del signo secanda in pleuritide (1525). F la sangría en las proximidades de de Aries como símbolo de nalmente, en 1529, los advers, la zona enferma. En consonancia la primavera en la cabeza rios de Brissot solicitaron del en con el espíritu humanista del Re- del hombre. Las tablas de perador Carlos V la prohibicic nacimiento, no se limita en meras sangrado pintadas de la nueva técnica de sangrad deducciones teóricas de las tesis o impresas son normales Pero el hecho de que poco anti defendidas por los textos anti- en las prácticas curativas hubiese fallecido un pariente d guos, sino que lleva a cabo expe- de los siglos XIV a XVI. emperador tras haberle sido pra riencias con sus enfermos. Las utilizan sobre todo ticada una sangría según el mét< La polémica que Brissot desata los auxiliares de cirugía do tradicional impidió la prohib con esta crítica a uno de los dog- menor, que llevan a cabo ción. La técnica de Brissot fue g mas de la medicina medieval con- las sangrías prescritas nando cada vez más partidaru por los médicos. mociona durante todo un siglo el con el tiempo. 132
  5. 5. 1500-1 Práctica de la medicina: Extracción de humores La extracción de humores como método para regular y repar- técnica terapéutica comprende tir las cantidades de sangre todos aquellos métodos median- en el cuerpo. Para ello, se ca- te los cuales se intenta eliminar lienta el aire en el interior de de los humores corporales las una ventosa (como una cam- sustancias (materia peccans) pana de cristal); al aplicarla que produzcan enfermedad. La sobre la piel y enfriarse el base teórica es el antiguo humo- aire, se produce una depre- ralismo o patología humoral ( » — sión interior de la ventosa pág. 55), que debido a la altera- que origina la succión de la da combinación de los humores sangre de los capilares de la corporales (discrasia), o el enra- piel. En las «ventosas secas» recimiento de los mismos, pro- la sangre se reparte bajo la duce enfermedad. La purifica- piel intacta; en las «ventosas ción del cuerpo de los humores húmedas» se procede prime- corrompidos o superfluos cons- ro a escarificar la piel para tituye, por lo tanto, el objetivo que la sangre y otros fluidos de los métodos de extracción. salgan. Decisiva para el desarrollo de la Las sanguijuelas se utilizan, terapéutica extractiva fue Ja ob- como las sangrías o las ven- servación de que la Naturaleza tosas, para extraer sangre. La posee fuerzas autocurativas. Ya utilización de sanguijuelas los egipcios creían que los sudo- con fines médicos se conocía res, las hemorragias espontá- ya en la Antigüedad. neas o la aparición de ulceracio- Métodos drásticos nes constituían mecanismos or- Existen técnicas para la regula- gánicos automáticos. Esto llevó ción de los humores corporales a los médicos, todavía en el si- que requieren una supuración glo XIX, a considerar que las he- artificial del cuerpo. El «cor- morragias hemorroidales -aná- dón», consistente en una cuerda logas de la menstruación- cons- de pelos o de lana, se introduce tituían una limpieza curativa del en un canal practicado bajo la cuerpo enfermo. piel en un pliegue del cogote. La Catálogo de procedimientos supuración que emana durante Dietas, que junto a otras pre- semanas o meses a través del venciones pueden combinar- Un cirujano de campaña extrae una flecha de un herido en una batalla (ilustra cordón tiene por objeto la supre- del Manual de cirugía de Gersdorff, Estrasburgo, 1540). se para alcanzar un sano ré- sión de la enfermedad que reside gimen de vida, al purificar en la cabeza. Efectos parecidos los humores corporales, evi- tando las enfermedades. Purgas y enemas facilitan la pretende el método de la «fuen- te» empleado también por los médicos. Para ello, se producen La sierra y las tenazas purificación «hacia abajo». heridas en el cuerpo mediante 1517. El cirujano estrasburgués duras, contusiones y contami Eméticos, que producen la un hierro candente y con sus- Hans von Gersdorff (llamado Schyl- ciones que conducen con mu purificación «hacia arriba». tancias corrosivas se mantiene hans = «Juan el bizco», 1450/60- frecuencia a amputaciones, Los productos diuréticos y la supuración purificadora. 1529) reúne en su Manual de ci- médico que se enfrenta a un los que producen sudoración Variantes m o d e r n a s rugía sus experiencias de tipo cíente con un brazo o pierna eliminan las sustancias noci- La extracción como procedi- quirúrgico. herida de bala, Gersdorff le re vas que se encuentran en el miento terapéutico ha experi- Gersdorff, que había vivido en mienda: «Ante todo debes min cuerpo. mentado diversas modificacio- 1 Al6111 las batallas de los confe- aparecen astillas o huesos que La sangría constituye el mé- nes técnicas. Hacia 1800 se eli- derados helvéticos contra Borgo- bas extraer con ayuda de la si< todo tradicional para la ex- minaba, mediante la introducción ña, describe en su trabajo la ciru- o las tenazas.» Gersdorff re tracción. Medíante la inci- en el cuerpo de varillas metáli- gía de guerra en particular. Su mienda, además, en el caso de; sión de una vena superficial cas, el exceso de electricidad, manual ilustra el nuevo tipo de le- putaciones, recubrir la herida (lat. venae sectio), que se en- perjudicial para la salud (Per- siones con las que se han de en- la piel y coserla. Aunque con cuentre en un lugar apropia- kismo, —» pág. 234). La extrac- frentar los cirujanos de campaña, los «somníferos», Gersdorff do para la sangría, se extrae ción desempeña hasta nuestros debido al uso creciente de las ar- niega a emplear la anestesia p sangre de la zona enferma. días un papel primordial dentro mas de fuego a partir de 1500. este tipo de intervención, c Las ventosas constituyen un de los procedimientos curativos. Las balas de plomo, fácilmente sólo él, ha hecho 102 veces en deformables, producen desgarra- trasburgo.
  6. 6. 1500-1519 Manual de obstetricia 1513. Apareció en alemán la Re saleda de mujer embarazada y i comadrona, de Eucharius Roes: lin, médico de Worms. Se trat; del primer libro de texto impres destinado a las comadronas, e cuyas manos recae la responsab lidad de los partos. Sin embargí fueron los médicos quienes sust tuyeron a estas «mujeres blancas». El autor de la Rosaleda no s basa en experiencias propias, sin en las autoridades antiguas y me dievales, sobre todo en el trabaj de Sorano de Éfeso (—• a del 13Í pág. 56) y en la reelaboración e latín de sus obras hecha por Mus cio(h. 500ddeC). Conferencia de anatomía de Berengario da Carpi con una demostración sobre un cadáver (xilografía, 1535), uno de los primeros en aportar descripciones precisas de diversas estructuras craneales. Anatomía libre de tradiciones 1507. Giacomo (o Jacopo) Beren- ción más original a la neurociru- de Galeno. Refutó la existencia de gario da Carpi (h. 1470-1550), gía hasta la fecha de su aparición. la rete mirabile (red arterial ma- extirpa por primera vez la matriz Berengario fue influyente sobre ravillosa), en la que se formaban de una mujer a través de la vagi- todo como anatomista y debió su los espíritus nerviosos (fluidos na. Berengario estaba considera- prestigio a ser el primero en apo- que circulaban por los canales do como uno de los más prestigio- yarse en los cientos de disecciones nerviosos) en la base del cerebro. sos cirujanos de su época. En su llevadas a cabo por él mismo. En Negó asimismo la existencia de tratado sobre los desgarros vagi- sus extensos comentarios sobre la un filtro o cedazo en los ríñones, nales establece la relación entre el anatomía de Mondino dei Liucci el útero de siete cámaras o la per- lugar de los daños y las lesiones (—• 1316/pág. 105), planteó una meabilidad del etmoides a los fluidos del cerebro. Berengario j(llmá3Úbi1ffPómcmfcbwArcrmf|Jli'cbrrb«w nerviosas consecuentes. postura opuesta a la tradición y •a rcr.«t>iirr tiicmir<tr»|Jcrt fo-.gtn /aii$fíí vñnoté Su trabajo constituye la aporta- cuestionó incluso los postulados ofreció explicaciones claras e, in- bcfd)icl)t/TX'ic6añSitvoii¿ínic[b£C ijt/íri.jm'i/. fTucPciiacbímrtii6cr/Q»mM6mAi>mcr<ft|olícbéf«bie cluso, las primeras descripciones iirtcbgc|cb;ibcii [latn. de diferentes estructuras cerebra- Parturienta en un silla de partos (ilus les como, por ejemplo, los ventrí- tración de la Rosaleda, de Euchariu culos cerebrales, las glándulas ce- Roesslin, 1513). rebrales, las glándulas pineales, el tímpano, los huesecillos del oído Roesslin trata los distintos aspee interno, la laringe, el timo, el apén- tos del parto. Así, describe el gir< dice cecal, las papilas renales o por los pies cuando el niño se pre las válvulas del corazón. Descri- senta de través. La comadrona tie bió la desembocadura del conduc- ne que «girarlo, orientarlo y coló to biliar en el duodeno, los tres ló- cario en el seno materno, tal com< bulos derechos y los dos izquier- había estado asentado, con el fu dos de los pulmones, así como la de facilitar su cómoda salida» diferencia entre la caja torácica y Además, describe, entre otros, 1; la pelvis de hombres y mujeres. silla de partos y los instrumento Muy significativo para la anato- para la extracción de los feto mía es el reconocimiento de Be- muertos, los analgésicos, la cesa rengario de la importancia de unas rea (en la madre muerta) y la lac ilustraciones precisas. Acompañó tancia natural (eventualmente, ui sus comentarios sobre Mondino ama de cría). dei Liucci con 21 xilografías, con La Rosaleda, que fue muy popu Ilustración de los órganos sexuales femeninos sacada del comentario de Berengario lo que se convirtió en el primer li- lar, conoció en total 100 edicione: da Carpi de la anatomía de Mondino dei Liucci (xilografía, 1521). bro de texto de anatomía ilustrado. en cinco idiomas distintos. 134
  7. 7. 1520-153" El sudor inglés ataca Europa Mayo de 1529. En Inglaterra se declara una nueva epidemia de «sudor inglés», cuyo origen sigue siendo desconocido hasta hoy. Mientras que la mortal enferme- dad había permanecido limitada a las Islas Británicas, ahora se ex- tiende rápidamente por todo el norte de Europa. En todas partes presenta la misma característica sintomatología: los afectados son hombres jóvenes, mientras que los niños y los an- cianos se mantienen inmunes. Re- pentinamente, durante la noche, aparecen escalofríos seguidos de accesos de fiebre. Dolores de ca- beza, palpitaciones, náuseas y ahogos forman también parte de los síntomas. Una extraordinaria sudoración afecta a todo el cuerpo, seguida de una erupción cutánea acompañada de manchas o llagas. En los casos leves, los síntomas de la enfermedad remiten al cabo Del Herbario, de Hieronymus BocK (edición de 1565). Xilografía de Weiditz de la portada del herbario de Otto Brunfels. de 24 horas; en los casos graves, aparecen delirios, agarrotamien- tos, somnolencia y parálisis. La Bocky la flora alemana Herbario ¡lustrado muerte es entonces inevitable, y cualquier tratamiento es infruc- 1539. Hieronymus Bock (1498-1554), en su obra 1532-1537. Otto Brunfels (h. 1488-1534) publica tuoso. En dos semanas la epide- New Kreütterbuch (Nuevo herbario), describe las el Contrafayt Kreuterbuch, que constituye un hito mia desaparece de la zona afectada. diferentes especies de plantas y muestra las dotes dentro de la historia natural de los inicios de la Esta enfermedad apareció por pri- de observación de su autor. Bock no tiene en consi- Edad Moderna. Este trabajo, reelaboración del mera vez en 1486 en Inglaterra, y deración a los autores de la Antigüedad, como por Herbarum vivae eicones, destaca especialmente por en 1551 se produjo el último bro- ejemplo su antecesor Brunfels (dcha). El herbario las ilustraciones naturalistas de las plantas debi- te hasta la fecha. continuó divulgándose hasta el siglo XVII. das a Hans Weiditz (antes de 1500-después de 1536). El sueño del rejuvenecimiento Siglo XVI. La idea del rejuveneci- La fuente de la miento a través del baño en una eterna juventud determinada fuente, que constitu- (pintura de Lucas ye el viejo sueño de la humanidad Cranach el Viejo, de alcanzar la eterna juventud, se 1546, Berlín). El representa en ilustraciones. sueño de la Ya en la literatura medieval, apa- humanidad se hace realidad: rece por ejemplo en la Guerra de viejos, enfermos y Troya, de Konrad von Würzburg, desahuciados se iniciada en 1276-78. Uno de los acercan a la cuadros más significativos que re- fuente de la eterna presenta una cura de rejuveneci- juventud, y miento se remonta a Lucas Crana- abandonan el chel Viejo (1472-1553). baño por la El motivo de la fuente de la eterna derecha juventud se refleja también en rejuvenecidos, cuentos, sagas y leyendas. Por ana- sanos y logía aparecen también el elixir fortalecidos. de la vida, pócimas y la piedra Pueden volver a filosofal. gozar de la vida. 143
  8. 8. 1500-1519 La muerte secuestra a los hombres 1516-1519. El pintor y poeta de Berna Niklaus Manuel (h. 1484- 1530) recoge en un mural del con- vento de los dominicos de Berna En el siglo XIV aparece el tem el tema de la danza de la muerte. pictórico de la danza de 1 Manuel muestra en una escena la muerte. Momias, cadáveres impotencia del médico ante la esqueletos bailan al son de 1 muerte. Ésta destroza con un hue- música que interpretan otro so el recipiente para orina que el esqueletos. médico sostiene en alto. En la Edad Media también s El pintor incluye unos versos: «A registran muestras pictóricas pesar de las alabanzas que me- literarias de la danza de 1 rezcan los médicos, / la muerte no muerte, que tiene sus orígene se volverá atrás ante vosotros. / en las supersticiones populare Nunca se ha visto, oído ni escrito sobre las apariciones de espíri / que nadie haya querido nunca tus por las noches en los ce disfrutar ante la muerte.» Del mu- menterios y en las terribles ex ral se conserva una copia de Al- periencias de muertes en masí brechtKauw (1621-1681). como en el caso de la peste ne Mientras que las representaciones gra. Éste es el caso de la tradi de la danza de la muerte más anti- ción de los poemas del pasad guas mostraban la desigual pareja La muerte o de diálogos entre el hombre (muerte y hombre) bailando en sorprende al la muerte. fila o en corro, en esta época se médico examinando Con la aparición de la xilogrg representan bailando una especie la orina (fragmento fia y la imprenta, la represente de polonesa, de moda por aquel de la Danza de la ción de la danza de la muert entonces en Alemania (como por muerte, de Berna). experimenta una notable e> ejemplo en la danza de la muerte Las parejas quedan pansión en torno a 1500. A separadas por de Basilea, de mediados del siglo mismo tiempo, cambia de foi arcadas (copia de XV). La tradición popular recuer- ma: de la danza en corro de lo Kauw). da la gran epidemia de peste de representantes de los diferente 1439 en el llamado gran baile po- Danza de la oficios, a los que la muert pular de Basilea. Un punto culmi- muerte nocturna acompaña de una forma relati nante de las representaciones de (xilografía de vamente festiva, se pasa cad la serie de xilografías de Hans Wohlgemuth en vez más al enfrentamiento de Holbein el Joven (1497/98-1543) Crónica del mundo, hombre individual con la muei tituladas Danza de la muerte, de Schedel, te enemiga. realizadas en 1526. Nuremberg 1493). Ex libris exclusivos: moda entre los médicos 1509. Lucas Cranach el Viejo CVSPINIANVS VT FVRES SI POSSET A Jdfm4 Qn! mtbuA. rrt&rt«*m 6oim CEAT.WCSVAM 1MAGINEM LOCAV1T. (1472-1553) diseña para el médi- co Dietrich Block de Wittemberg el primer ex libris que incluye un escudo de los médicos. Tras la in- vención de la imprenta, los graba- dos en madera o cobre sustituyen a los escudos pintados a mano como indicativos de propiedad en la primera página o sobre las ta- pas (supra libris) de los libros. Normalmente se adhieren en el re- verso de la tapa de los libros (ex libris = de los libros). Se pone de moda entre la gente culta, espe- Hínctfompclcc manutiene fürdícaris/ab ¡lia Qu.i ucri finiera pagina rcddk Hcri. cialmente entre los médicos, re- unir bibliotecas e indicar la pro- Ex libris con Cosme y Damián. El escu- Ex libris del doctor Johann Spiesshei- Ex libris con el retrato del doctor Ge piedad de los libros mediante ex do hace referencia al propietario (Lu- mer (lat. CuspinianusA de 1515; la nota Hobsinger (1539), cirujano del empt libris exclusivos. cas Cranach el Viejo, 1509). al pie previene a los posibles ladrones. dor Carlos V. 136
  9. 9. 1520 1520-1539 1521. El médico italiano Paracelso, umbral de la nueva era 1520-15 Girolamo Fracastoro compone un poema sobre la sífilis de Primavera de 1527. El concejo unos 1 300 hexámetros en latín de Basilea nombra médico oficial (-» pág. 140). de la misma a Philippus Aureolus 1525-1526. Aparecen Teophrastus Paracelsus y, en con- Archidoxis, la obra capital de Paracelso sobre temas químico- tra de la voluntad de los miem- farmacéuticos ( * pág. 138). — bros de la facultad de medicina, profesor en medicina. Primavera de 1527. El médico, naturalista y filósofo Paracelso es Paracelso refleja en su obra, que nombrado médico oficial de se ocupa de la medicina, la teolo- Basilea y profesor de la gía y la alquimia, un mundo a ca- universidad de dicha ciudad (—» pág. 137). ballo entre la Edad Media y los tiempos modernos. El Renaci- 1529. El franciscano español miento en Italia, el Humanismo y Bernardino de Sahagún, que había estudiado en Salamanca, se la Reforma llevan, junto a los traslada a México como nuevos descubrimientos y conoci- misionero. Realiza el trabajo más mientos, ligados a nombres como significativo que existe sobre los Johannes Gutenberg, Nicolás Co- orígenes de la cultura azteca anterior a la conquista. pérnico y Cristóbal Colón, a un punto de inflexión en el campo de 1530. Tras la pérdida de la isla la medicina, que se abre a la espe- de Rodas a manos del Imperio Otomano, la Orden de San Juan culación astrológica, la magia y la obtiene de Carlos V la soberanía preparación de medicamentos -a de Malta (-» pág. 141). partir de procedimientos alqui- Georgius Agrícola (Georg Bauer) mistas- y a la investigación empí- publica en Basilea su trabajo rica. sobre los metales {Bermanus, síve de re melalitca). Con ello se El núcleo de su doctrina está com- convierte en el fundador de la pendiado en su obra Paragra- mineralogía. En 1546 Agrícola num, de 1529/30, que se compo- publica su De re meíallica, ne de «cuatro pilares» que susten- considerado un clásico en su tan su nueva medicina: la filosofía campo. (ciencia de la naturaleza), la as- 1532-1537. El médico alemán tronomía (influencia de los cuer- Otto Brunfels, médico oficial de Hstrasburgo y de Berna a partir pos celestes en el ser humano), la de 1533, recopila por primera alquimia (preparación de medici- vez en Alemania un trabajo nas) y la virtud (entendida como global sobre botánica (Herbarum capacidad curativa de los médicos). vivae eicones o Contrafayt Su visión del mundo está impreg- wmmmmm Kreuterbuch) (-* pág. 143). Supuesto retrato de Paracelso, el díscolo médico y naturalista (pintura de Quentin Metsys, Museo nada por el pensamiento gnóstico del Louvre, París). El filósofo naturalista y óptico y neoplatónico de su tiempo, y es alemán Agrippa von Nettesheim publica su obra De occulta deudora de la magia natural {ma- Un espíritu inquieto philosophia sive de magia, un gia naturalis) y del ocultismo. En por primera vez en la ciudad de compendio de la magia medieval Luces de la naturaleza preconiza que contiene también conceptos Salzburgo. Tras sospecharse de él médicos {—* pág. 142). que hay que partir de lo constata- Theophrastus Bombastus von que estaba relacionado con las ble y visible para llegar a las fuer- Hohenheim, llamado Philippus revueltas campesinas, abandonó 1536. Aparece la Gran cirugía zas ocultas. Paracelso sigue la lla- de todas las heridas, incisiones, Aureolus Teophrastus Paracel- la ciudad y, bajo la protección disparos, quemaduras,... de mada doctrina de las signaturas, sus o Paracelso, nació probable- del erudito Erasmo de Rotter- Paracelso («-* primavera de 1527/ que establece la influencia de las mente a finales del otoño de dam, en 1527 fue llamado a Ba- pág. 137). constelaciones sobre el organismo 1493 en Einsiedeln (Suiza). Su silea en calidad de médico ofi- 1537. El médico y teólogo humano. Una aportación importan- padre, el médico Wilhelm Bom- cial de la ciudad y profesor de su español Miguel Servet combate te de Paracelso consiste en la interre- basí von Hohenheim, fue hijo universidad. La facultad de me- duramente el arabismo en su lación de la medicina interna y la ci- natural de una familia de la no- dicina, no obstante, vetó dicho escrito De syrupe ratione. rugía. Dado que para él cada en- bleza suaba, y su madre proba- nombramiento. A finales de ene- 1539. El botánico Hieronymus fermedad tiene un origen concreto, blemente una sierva del conven- ro de 1528 Paracelso huyó a Bock investiga durante se opone abiertamente a la teoría prolongadas expediciones la flora to de Einsiedeln, que murió Colmar y viajó por el sur de del sur de Alemania. Su Nuevo del equilibrio de la patología hu- siendo Paracelso aún niño. Alemania y los países limítro- herbario (New Kreütter Buch) se moral (—• pág. 55). Este concepto Paracelso estudió en Bolonia y fes. En los años que siguieron convierte en uno de los trabajos médico ontológico define la Edad Ferrara, donde se doctoró en trabajó como médico ambulante de botánica más publicados Moderna, pues atribuye los oríge- durante los siglos XVI y XVII. La medicina en el año 1515. En los y predicador laico. Murió arrui- edición ilustrada aparece en 1546 nes de la enfermedad al ambiente años siguientes viajó por Euro- nado en Salzburgo el 24 de (-» pág. 143). y a las alteraciones anatómicas lo- pa. En 1524 intentó establecerse septiembre de 1541. cales (-» 1525/26/pág. 138). i:
  10. 10. 1520-1539 «El médico interior» 1525/1526. Paracelso desarrolla en sus Archidoxis sus concepcio- nes químico-farmacéuticas. Para él, la actividad del alquimis- ta constituye un modelo para mé- dicos y farmacéuticos. Así como la alquimia asume los procesos de la Naturaleza y los lleva hasta sus últimas consecuencias, especial- mente mediante el refino de meta- les, hasta llegar al oro como má- xima expresión, así también el médico-farmacéutico tiene por mi- sión la liberación de las fuerzas curativas de las sustancias naturales. La preparación alquimista de los medicamentos tiene por objeto «eliminar la escoria de la medici- na». La sutileza e invisibilidad de los poderes curativos de la Natu- raleza proviene de su carácter di- vino. La meta de los procesos al- químicos sería, pues, obtener los «arcanos», los poderes puros y ce- lestiales. Con la metáfora de los médicos «interiores», Paracelso recurre a la vieja idea ( > hacia 400 a de C/ — pág. 36) de los poderes curativos Laboratorio de un alquimista y su ayudante (grabado en cobre según un boceto de Pieter Bruegel el Viejo, 1558). Paracelso v intrínsecos de la Naturaleza. El la actividad del alquimista un modelo a seguir por médicos y farmacéuticos. médico «externo» o real debe cui- dar este aspecto y establecer co- municación con dichos poderes. En su Labyrinthus medicorum errantium {Laberinto de los mé- dicos errantes), Paracelso escri- be: «Por ello debéis saber que, ante todo, el médico debe conocer qué camino quiere seguir la Natu- raleza. Pues ella es el primer mé- dico, y el ser humano el segundo. Allí donde actúa la Naturaleza, el médico debe contribuir a que la Naturaleza actúe como ella pre- tende. La naturaleza es mejor mé- dico que el hombre... El hombre ha nacido para tropezar. Sin em- bargo, a la luz de la naturaleza dispone de dos ayudas para levan- tarse: el médico interior con su medicina interna, que nacen con él y le son dadas... Pero el médico externo sólo empieza a actuar cuando el otro sucumbe agotado, traspasando su oficio a aquél.» Al poder curativo de las cosas natu- rales Paracelso lo llama también «virtud» (lat. virtus). Para cada enfermedad específica existe, «por voluntad divina», un reme- dio concreto, y tantos arcanos como dolencias. 138
  11. 11. 1520-153 Conceptos médicos: Curación química La yatroquímica (del gr. iatros = forma se originan piedras en el médico) parte de la base de los riñon y en la vesícula. La sal es cambios en las sustancias del or- responsable de la formación de ganismo humano. Sus raíces his- oclusiones y endurecimientos tóricas se remontan a la Antigüe- internos y de ulceraciones de la dad (metalurgia, filosofía natu- piel, lepra y verrugas. El mercu- ral, alquimia). Paracelso establece rio se sublima al ascender: en por primera vez su concepción particular se deposita en el cere- en el contexto del estudio de la bro y produce melancolía y ob- Naturaleza, en clara oposición sesiones, frenitis (fiebres y deli- con la patología humoral. Según rio) y apoplejía. Una de las cau- Paracelso, todos los procesos sas de enfermedad es el «semen», corporales están regidos por un que produce una enfermedad es- núcleo de fuerzas, el arcano, y to- pecífica. das las fuerzas vitales dimanan Los preparados químicos se uti- de dicho centro. Constituye un lizaban en cirugía desde la Anti- principio espiritual y asume güedad en aplicaciones exter- como «médico interion> la tarea nas. Paracelso fue el primero en «del herrero y del cocinero», con el utilizar ampliamente sustancias fin de transformar los alimentos en químicas en el tratamiento inter- sustancias corporales. no. Entre otros compuestos em- Paracelso funda su doctrina ya- pleó cloruro de antimonio, vi- troquímica en tres principios triolo de cobre, combinaciones que se encuentran presentes en de arsénico y bismuto y también todos los elementos de la natu- cloruro de oro y compuestos de raleza. Azufre es todo lo que plomo. Los medicamentos de arde y es combustible. La sal efectos específicos se obtienen simboliza lo fijo, lo que queda por procedimientos químicos, tras la combustión o el calenta- que liberan las fuerzas purifica- miento a los residuos sobrantes doras que han de llevar a la cu- tras la destilación. Lo que no ración de las enfermedades. arde ni tampoco queda en el sue- La concepción de la yatroquími- lo se denomina mercurio (enten- ca de Paracelso tuvo una gran dido como principio y no como influencia en los inicios de la elemento en sí), lo que asciende Edad Moderna. Entre los segui- en forma de humo y se sublima dores de Paracelso se cuentan Pasquín sobre las frías paredes. No hay tanto médicos rigurosos como conmemorativo de la que confundir estos principios charlatanes. Uno de sus segui- muerte de Paracelso con los materiales homónimos, dores más destacados fue Oswald con un retrato del los principios se encuentran Croll (hacia 1550-1608). Johan naturalista suabo: también en los elementos. Baptist van Helmont (1579- «Dio todo a los La combinación inadecuada de 1644), médico y naturalista fla- pobres, déle ahora los tres principios da lugar a la menco, fue autor de un apéndice Dios la vida eterna.» enfermedad. Al igual que sucede espiritual y religioso de la yatro- (Grabado de cobre; en la patología de los humores química, que promulgaba la exis- s. XVI). orgánicos, se recurre aquí a las tencia de un arcano situado en el analogías. Así, un contenido ex- estómago y que constituía el Detalle de la cesivo de azufre (que es amarillo centro organizativo del cuerpo. portada de la y combustible) es el origen de Los orígenes de las enfermeda- primera parte de la enfermedades tales como la fie- des son ideau (imágenes) que Gran cirugía, de bre y la peste, siendo también alteran el espíritu de la vida. Paracelso, que se causante de ictericia. Un conte- Otros seguidores notables de la publicó por vez pri- mera en 1536: el nido excesivo de sal (que retiene iatroquímica fueron el holandés cirujano practica una el agua y evita la putrefacción) Franciscus Sylvius (1614-1672) operación a un pa- es causa de hidropesía y pleure- y el británico Thomas Willis ciente sentado (edi- sía. La sal también puede coa- (1621-1675). Con los avances ción del manual pu- gularse y depositarse en el cuer- de la química en el siglo XVIII la blicado en Frankfurt po en forma de jarro. De esta yatroquímica se hizo superflua. del Main, ¡562). 13
  12. 12. 1520-1539 Poema sobre los míticos orígenes de la sífilis 1521. Girolamo Fracastoro (hacia guayaco como medicina a Europa. con el transcurso del tiempo. En mos sufren además dolores en los 1478-1553), médico, humanista y Al igual que sucede con otras en- primer plano de la enfermedad huesos. Fracastoro rehusa utilizai poeta italiano, compone su poema fermedades infecciosas, la imagen destaca en los primeros tiempos la terapia a base de mercurio y en- sobre la sífilis o «mal francés» de la enfermedad va cambiando su temible erupción. Los enfer- salza el uso de la madera de gua- {Syphilidis sive morbi gallici li- yaco como medicina, que ha sidc bri tres), en el que acuña el térmi- Tratamiento empleada hasta hoy. no de sífilis. Se publica por vez médico de la primera el año 1530. Fracastoro sífilis (xilografía muestra cómo la epidemia apare- coloreada de la Con nombre de héroe ció simultáneamente en varios portada de un «Hoy os cantaré y diré / cómo una países y explica su aparición des- libro de curas del vez, por causa de las fuerzas de] de el punto de vista astrológico siglo XV). Las destino, / cada semilla estuve por el influjo de las estrellas. erupciones sembrada / una enfermedad que Mezcla el descubrimiento de cutáneas casi nunca en los tiempos lejanos aparecen en la se vio / pero que hoy a toda Euro- América por los marinos euro- tercera semana peos con el mito del ofendido rey pa / Asia y la lejana Libia / ha tras la infección. Sol Apolo. El pastor Syphilus, arrasado, como una epidemia. Se extienden por irritado por el brillo del Sol, todo el cuerpo, Su nombre se ha tomado / de los abandona las ofrendas al dios del especialmente galos, que una vez / fieras guerras Sol y pasa a adorar a su rey Alci- por los genitales. sostuvieron, / admirando así a los thous. El pueblo se adhiere a Después se latinos... Syphilus. Como castigo, el dios inflaman los ...Syphilus fue el primero en con- del Sol envía la epidemia que ganglios linfáticos traerla. El escuálido cuerpo le va afecta a Syphilus, al rey y a toda y pueden comiendo lleno de horribles ulce- la población. Arrepentido, solici- aparecer también raciones / y con dolores en las ex- ta la ayuda de la ninfa Ammerice, lesiones en los tremidades, / de sus noches huye que le indica el «árbol guayaco» órganos internos. el sueño. como remedio. Cuando los descu- Tras una fase de Y por él nombra la humanidad / bridores comprueban que la epi- remisión se llega aún hoy esta epidemia. / Toma de al estadio de demia también se extiende en el él la dolencia / y también el nom- sífilis tardía. Viejo Mundo, traen madera de bre: sífilis.» Sintomatología: la sífilis: la reina de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) La sífilis (una ETS o enfermedad sin dolor y formando los típicos Transcurridos de tres a cinco Orígenes de la enfermedad de transmisión sexual) es una en- bubones en la región inguinal. años, la sífilis no tratada alcanza La aparición de la enfermedad es fermedad infecciosa crónica. El Hasta la octava semana, el agen- un tercer estadio: aparecen gran- algo que no está todavía bien es- agente bacteriano es una espiro- te se extiende por la sangre y los des bultos y ulceraciones en piel tablecido. Su brote epidemioló- queta (Treponema pallidum), conductos linfáticos, experimen- y mucosas, que curan dejando ci- gico data de 1500 y su propaga- que casi siempre se transmite por tando el enfermo fuertes dolores catriz. Además, aparecen nodu- ción masiva en los siglos si- el acto sexual, o también por en nervios, músculos, articula- los bajo la piel, que se reblan- guientes se atribuye, por un lado, transfusiones, heridas e incluso a ciones y huesos. decen y eclosionan formando a la transmisión de la enfermedad través de la placenta, a partir del En el segundo estadio, se produ- heridas de bordes duros. Son espe- traída desde el Nuevo mundo y, cuarto mes de embarazo (sífilis ce una erupción cutánea acompa- cialmente notables en la frente, por el otro, a las condiciones so- congénita). ñada de prurito, cubriéndose la labio superior y nariz. Se ven ciales, higiénicas y económicas Evolución de la enfermedad piel de manchas, descamaciones, afectados también los órganos de la época, que habrían fomen- Actualmente, la enfermedad con- acné y llagas. Los pliegues cutá- internos, como el sistema nervio- tado una epidemia anteriormente traída y sin eficaz tratamiento neos se llenan de pápulas húme- so central y los huesos. Transcu- existente. antibiótico evoluciona siguiendo das altamente infecciosas. Ade- rridos treinta años de la primera Hasta finales del siglo XIX no se cuatro estadios. En el primer es- más, también los órganos inter- infección, se llega al cuarto esta- hace una valoración estadística tadio, en el lugar de entrada de la nos pueden verse afectados. Tras dio: parálisis progresiva (acom- de los daños tardíos de la sífilis infección aparece el llamado cuatro a seis semanas, los signos pañada de delirios y alteración de en relación con sus fases inicia- efecto primario: una ulceración de la piel y las mucosas desapa- la personalidad), tabes dorsal les. En - • 1906 (pág. 360) se roja redonda e indolora. Trans- recen, sin dejar cicatrices. A con- (afectación de la espina dorsal) y descubre el agente de la sífilis y curridas unas cinco semanas se tinuación, sigue un estadio sin con múltiples afecciones neurológi- el —• 3 de marzo de 1910 (pág. ven atacados los ganglios linfáti- síntomas que puede durar meses, cas como la neurosífilis (lesiones de 374) se da a conocer un medica- cos más próximos, inflamándose años o décadas {lúes latens). los vasos cerebrales y parálisis). mento eficaz. 140
  13. 13. 1520-1539 Guerras de religión y enfermos 1530. La Orden de San Juan esta- blece su sede en la isla de Malta después de perder la que poseía en la isla de Rodas con la derrota frente al ejército del Imperio Oto- mano. La Orden de San Juan es la más antigua de las órdenes religiosas de caballería. Tuvo su origen en un hospital de Jerusalén, costeado en 1050 por comerciantes de Amalfi. Se fundó en 1099 tras la conquista de Jerusalén por los cruzados y en 1155 se promulgó su primera regla. Además de la misión caritativa del cuidado de enfermos, pronto el primer plano lo ocuparon las misiones bélicas contra los musulmanes. El lema de la orden rezaba: «Defensa de la fe y servicio a los pobres.» Las tareas de cuidado de enfer- mos, recogidas en los estatutos, fueron modelo para otras órdenes: para cada servicio médico es pre- ciso disponer de cuatro médicos experimentados, entre ellos dos cirujanos. Cada sala deberá dis- poner de nueve auxiliares. Las mujeres enfermas deberán ser cui- dadas por mujeres. Los enfermos son los «señores», que deberán ser atendidos con el máximo cui- Cuidado de enfermos a cargo de la dado. Dentro de la orden, los her- Orden de Malta (¡588, Biblioteca Na- manos, que constituyen la tercera cional, París). Tras su expulsión de la clase, junto con los caballeros y isla de Rodas (donde existió un hospital los clérigos, estarán destinados al de la Orden desde 1440 hasta 1489). la cuidado de los enfermos. Orden de San Juan o de Malta erige en A lo largo de su historia, la Orden 1574 un hospital en La Valetta, Malta. de San Juan trasladó varias veces su sede al Mediterráneo Oriental. Tras la conquista de Rodas en Una hermana de la Orden de San 1309, la Orden fundó un estado Juan con el primer uniforme de enfer- soberano en la isla, que, sin em- mera en tiempos de las Cruzadas, du- bargo, tuvo que abandonar en rante el asedio de Jerusalén. La cruz de 1522 tras una derrota decisiva. En ocho puntas de Malta o de San Juan, 1530, la orden recibió finalmente símbolo de las ocho bienaventuranzas la soberanía de Malta de manos del «sermón de la montaña», forma de Carlos V, a título de compensa- parte todavía del escudo del Estado maltes. En el siglo XUI existían más de ción, y pasó a llamarse Orden de 4 000 establecimientos de la que mas Malta. El hospital de La Valetta, tarde sería la Orden de Malta. construido en 1574, en Malta consta únicamente de dos salas que se unen en una capilla común. la limpieza de las salas, así como Tras la pérdida de la isla de Malta La adición de una tercera ala dio de velar por la higiene de las ca- en 1798, la orden se limita a sus como resultado una planta en forma mas de los enfermos y prepararlos obras de caridad. En Alemania de T como la que también se puede para la noche. Si es preciso la ropa coexisten en el siglo XIX la Orden encontrar en otros hospitales y sa- de las camas se cambia a diario. En Evangélica de San Juan y la cató- natorios. El hospital acoge de 700 cualquier caso, las diferentes agru- lica Orden de Malta. Ambas or- £/ caballero Ulrich von Hutten, enfermo a 800 enfermos. Los encargados paciones de enfermos se separan ganizaciones mantienen numero- de sífilis, muere en 1523. tienen la obligación de cuidar de mediante cortinajes blancos. sas instalaciones sanitarias. 141
  14. 14. 1520-1539 El «ocultismo» de Agrippa von Nettesheim 1533. La obra De occulía philo- sophia sive de magia del médico y alquimista cabalístico Agrippa von Nettesheim, nacido en Colo- nia (1486-1535), se imprime en Amberes. En el centro de la obra se tratan las influencias cambian- tes del microcosmos y el macro- cosmos, que vienen determinadas por la fuerza de la simpatía o de la antipatía. De estas relaciones de- duce Agrippa métodos para el tra- tamiento de las enfermedades. Según Agrippa, todas las cosas de la Naturaleza están interrelacio- nadas a través de las correspon- dientes radones seminales (ideas). Estas propiedades ocultas de las cosas corresponden al arquetipo de Dios: «Fluyen de la vida y el espíritu del mundo a través de los rayos de las estrellas.» A través del influjo de las estrellas circulan las emanaciones que van del espí- ritu hacia las cosas naturales, pero también artificiales (como por ejemplo: sellos, anillos, espejos, cifras, palabras), con lo que cons- tituyen sus virtutes (fuerzas). Las sustancias íntimamente rela- cionadas se atraen. «Así, el fuego l a medicina celestial (Medicina coelestis). según Agrippa von Nettesheim (1533). tiende al fuego, el agua al agua, y el osado a la osadía. Los médicos base de la curación por «simpa- mutuamente (antipatía): «Así ex- En las enfermedades relacionad saben que el cerebro cura el cere- tía», tal como surge ya en los al- pulsan la triaca el veneno, el jaspe con una constelación o plañe bro y los pulmones, los pulmo- bores de la Edad Moderna. el flujo sanguíneo, el coral los do- por ejemplo, como, cálculos, ir nes.» Este principio de similitud Existen también fuerzas ocultas lores de estómago, y las arañas tación de ojos, Agrippa recomie (casi homeopático), constituye la en la Naturaleza, que se repelen huyen de la mejorana.» da un tratamiento mágico. Conceptos médicos: Yatromagia. Métodos para curar enfermedades La yatromagia (del griego iatros ta nuestros días en la llamada Analogías fundamentadas, en- = médico) es una expresión co- medicina popular. Esto tiene que tre otras, en la teoría de la sig- mún que engloba las distintas ver con la yatrodemonología (—» natura (-» 1586/pág. 459), formas de pensamiento y actua- pág. 25) y la yatroteología (—• que son decisivas también pa- ción mágicos destinados a la ob- pág. 47). A pesar de que las ba- ra la yatromagia. Así, por tención de la salud, a la curación ses teóricas y los sistemas de la ejemplo, el coral rojo puede de las enfermedades y al refuerzo época difieren considerablemen- frenar las pérdidas de la san- de la fuerza vital. Así, a finales te, las prácticas curativas coinci- gre roja. de la Antigüedad y en el Renaci- den en varios aspectos : Típicos de las prácticas cura- miento, está lógicamente relacio- Los efectos curativos son in- tivas mágicas son los ritos nada con conceptos científicos, visibles: las fuerzas espiritua- como se practican en la medi- entre los que hay que destacar en les se transmiten sin necesi- cina popular. Han de realizar- primer lugar la astrología (-• dad de agentes intermediarios. se en determinados momentos pág. 128). Además, en la prácti- Las fuerzas curativas pueden (por ejemplo, luna llena, ca médica se da una tradición actuar a distancia, así, las de medianoche), o en determina- que se remonta a la Antigüedad y una planta aparecen tras su Agrippa von Nettesheim. principal re- dos lugares (cementerio, bajo que se ha mantenido vigente has- putrefacción en la tierra. presentante de la yatromagia. los árboles). 142

×