Lenguaje no verbal

6,277 views

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
6,277
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
72
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lenguaje no verbal

  1. 1. Luego encontré este libro de unas 31 hojas, yo ya lo leí, y lo subo para quien quiera descargarlo. Está bastante bueno y es cortito. Dejo algunas citas:
  2. 2. dijo: Introducción La lista de definiciones de “comunicación” es muy larga, prácticamente cada autor propone la suya. Podemos denominar comunicación al proceso por el cual, unos seres, unas personas asignan significados a unos hechos producidos y, entre ellos muy especialmente al comportamiento de los otros seres o personas. La primera condición para que haya comunicación es la presencia de un emisor y un receptor. El estudio de los signos siempre ha estado relacionado con el concepto de comunicación. Como es natural, la expresión corporal que abarca los movimientos del cuerpo y la postura, está relacionada con las características físicas de la persona. Hay tres clases de movimientos observables: los faciales, los gesticulares y los de postura. Aunque podamos categorizar estos tipos de movimientos, la verdad es que están fuertemente entrelazados, y muy frecuentemente se hace difícil dar un significado a uno, prescindiendo de los otros. Y algo de lo que más me causó gracia: dijo: Gestos de coquetería El éxito de algunas personas en encuentros sexuales con el sexo opuesto, está en relación directa con la capacidad para enviar las señales del cortejo y para reconocerlas cuando deben recibirse. Las mujeres reconocen enseguida las señales del cortejo, así como todos los gestos, pero los hombres son mucho menos perceptivos y a menudo son totalmente ciegos al lenguaje gestual. ¿Qué gestos y movimientos del cuerpo usan las personas para comunicar su deseo de tener una relación? A continuación se menciona una lista de las señales utilizadas por los dos sexos para atraer a posibles amantes. Se dedica más espacio a las señales femeninas que a las masculinas. Ello se debe a que las mujeres tienen muchas más señales que los hombres. Cuando una persona se encuentra en compañía de alguien del sexo opuesto, tiene lugar ciertos cambios fisiológicos: el tono muscular aumenta como preparándose para una posible encuentro sexual, las bolsas alrededor del rostro y de los ojos disminuyen, la flojedad del cuerpo también disminuye, el pecho se proyecta hacia adelante, el estómago se entra de forma automática y desaparece la postura encorbada. El cuerpo adopta una posición erguida y la persona parece haber rejuvenecido. Gestos masculinos de coquetería Como los machos de todas las especies, el hombre se comporta con coquetería cuando se acerca una mujer: Se llevará una mano a la garganta para arreglarse la corbata. Si no usa corbata, puede que alise el cuello de la camisa, se quite alguna mota de polvo imaginaria del hombro, o se arregle los gemelos, la camisa, la chaqueta o cualquier otra prenda. También es
  3. 3. posible que se pase una mano por el cabello. El despliegue sexual más agresivo es adoptar la postura con los pulgares en el cinturón, que destaca la zona genital. También puede girar el cuerpo hacia la mujer y desplazar un pie hacia ella, emplear la mirada íntima y sostener la mirada durante una fracción de segundo más de lo normal. Si realmente está interesado, se le dilatarán las pupilas. Con frecuencia adoptará la postura de las manos en las caderas para destacar su dimensión física y demostrar que está listo para entrar en acción. Si está sentado o apoyado contra una pared, puede ocurrir que abra las piernas o las estire para destacar la región genital. Las mujeres tienen más recursos y habilidades para la seducción que los que cualquier hombre pueda llegar a adquirir. Señales y gestos femeninos de coquetería Las mujeres usan algunos de los gestos de coquetería de los hombres, como tocarse el cabello, alisar la ropa, colocar una mano, o ambas, en las caderas, dirigir el cuerpo y un pie hacia el hombre, las largas miradas íntimas y un intenso contacto visual. También pueden adoptar la postura con los pulgares en el cinturón que, aunque es un gesto agresivo masculino, es empleado también por las mujeres con su típica gracia femenina: la posición de un solo pulgar en el cinturón, o saliendo de un bolso o de un bolsillo. La excitación les dilata las pupilas y les enciende las mejillas. Comunicación no verbal Comunicación en las Organizaciones Sacudir la cabeza: Se sacude la cabeza para echar el pelo hacia atrás o apartarlo de la cara. Hasta las mujeres con el pelo corto usan este gesto. Exhibir las muñecas: La mujer interesada en un hombre exhibirá, poco a poco, la piel suave y lisa de las muñecas al compañero en potencia. Hace muchísimo tiempo que se considera la zona de la muñeca como una de las más eróticas del cuerpo. Las palmas también se exhiben al hombre mientras se habla. Para las mujeres que fuman, resulta muy fácil hacer el gesto seductor de exhibir la muñeca y la palma. Las piernas abiertas: Cuando aparece un hombre, las piernas femeninas se abren más que cuando él no está presente. Esto ocurre tanto si la mujer está sentada como de pie, y contrasta con la actitud femenina de defenderse del ataque sexual mediante el cruce de piernas. La ondulación de las caderas: Al caminar, la mujer acentúa la ondulación de las caderas para destacar la zona pelviana. Algunos de los gestos femeninos más sutiles, como los que siguen, se han usado siempre para hacer publicidades y vender productos y servicios. Las miradas de reojo: Con los párpados un poco bajos, la mujer sostiene suficientemente la mirada del hombre como para que éste se de cuenta de la situación; luego, ella desvía la mirada. Esta forma de mirar proporciona la sensación seductora de espiar y de ser espiado. La boca entreabierta y los labios húmedos: Los labios pueden humedecerse con saliva o cosméticos. La mujer adquiere así un aspecto que invita a la sexualidad. Los gestos del cruce de piernas femenino: A menudo, los hombres se sientan con las piernas para exhibir en forma agresiva la zona genital. Las mujeres usan diversas posiciones básicas del cruce de piernas para comunicar la atracción sexual: Señalar con la rodilla: En esta posición, una pierna se dobla debajo de la otra y con la
  4. 4. rodilla de la pierna cruzada se señala a la persona que ha despertado el interés. Es una postura muy relajada que quita formalidad a la conversación y en la que se exponen un poco los muslos. Acariciar el zapato: Esta postura también es relajada y tiene un efecto fálico al meterse y sacarse el pie del zapato. Algunos hombres se excitan con ello. Casi todos los hombres coinciden en que las piernas cruzadas hacen más atractiva a una mujer sentada. Es una posición que las mujeres usan conscientemente para llamar la atención. Otras señales que usan las mujeres son: cruzar y descruzar las piernas con lentitud frente al hombre, acariciándose suavemente los muslos: indican así el deseo de ser tocadas. A menudo se acompaña este gesto hablando en voz baja o grave. La Oratoria - El Arte de saber hablar "Un hombre de fuerza e inteligencia extraordinaria puede no ser más que un cero en la sociedad si no sabe hablar" (William Channing) Hablar menos y decir más
  5. 5. El mundo moderno exige gente que se comunique con mayor precisión y claridad, solo aquellos que son capaces de hacerlo tienen todo el éxito a su favor. La comunicación es la habilidad más importante en la vida, así lo afirma Stephen Covey, autor del bestseller “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”. Por otra parte, Zig Ziglar, autor y orador muy conocido en el campo del liderazgo y la motivación, cita investigaciones que demuestran que el 85% de nuestro éxito depende de nuestras habilidades de relación y comunicación; de lo bien que conocemos a la gente e interactuamos con ella. Por esta razón, cada vez más personas se están preocupando por comunicarse mejor con sus semejantes, herramienta indispensable para todo aquel que desee alcanzar el éxito en esta competitiva sociedad moderna. El Profesor Mike Cellamare, uno de los principales instructores de oratoria moderna del centro del país, afirma que “En la actualidad, la mayoría de las personas habla demasiado y dice muy poco. Una cosa es hablar bonito o tener buena labia y otra muy diferente es saber comunicarse con claridad y asertividad para ser entendido”. La oratoria es el arte de hablar elocuentemente, de persuadir y mover el ánimo mediante la palabra. Timón, un antiguo autor griego, dijo que la elocuencia es la habilidad de conmover y convencer. Aquí usamos el término oratoria en su acepción y uso más amplio, no meramente el de hablar ante grandes auditorios, sino estableciéndolo como sinónimo de expresión oral de una persona. Historia de La Oratoria La oratoria nació en Sicilia y se desarrolló fundamentalmente en Grecia, donde fue considerada un instrumento para alcanzar prestigio y poder político. Había unos profesionales llamados logógrafos que se encargaban de redactar discursos para los tribunales. El más famoso de
  6. 6. estos logógrafos fue Lisias. Sin embargo, Sócrates creó una famosa escuela de oratoria en Atenas que tenía un concepto más amplio y patriótico de la misión del orador, que debía ser un hombre instruido y movido por altos ideales éticos a fin de garantizar el progreso del estado. En este tipo de oratoria llegó a considerarse el mejor en su arte a Demóstenes. De Grecia la oratoria pasó a la República Romana, donde Marco Tulio Cicerón lo perfeccionó. Sus discursos y tratados de oratoria nos han llegado casi completos. Durante el imperio, sin embargo, la oratoria entró en crisis habida cuenta de su poca utilidad política en un entorno dominado por el emperador, aunque todavía se encontraron grandes expertos en ese arte como Marco Fabio Quintiliano; los doce libros de su Institutio oratoria se consideran la cumbre en cuanto a la teoría del género. Sin embargo, como ha demostrado Ernst Robert Curtius en su Literatura europea y Edad Media latina, la Oratoria influyó poderosamente en el campo de la poesía y la literatura en general pasándole parte de sus recursos expresivos y retorizándola en exceso.
  7. 7. La importancia de la oratoria Entre los grandes jefes que condujeron pueblos o dejaron su impronta en la historia de la humanidad, ha habido algunos ciegos y algunos sordos; pero nunca un mudo. Saber algo no es idéntico a saber decirlo. Esta es la importancia de la comunicación oral. En los negocios o cualquier otra actividad de interrelación, la forma en que hablemos, en que nos comuniquemos, será el patrón por el cual se nos juzgará, se nos aceptará o rechazará. Hablar con orden, con claridad, con entusiasmo, con persuasión; en resumidas cuentas, con eficacia, no es un lujo sino una necesidad. El 90% de nuestra vida de relación consiste en hablar o escuchar; sólo el 10% en leer o escribir. Si la imagen que usted quiere dar de sí mismo/a es la de una persona que sabe adónde va, que tiene una actitud positiva hacia la vida, ideas dinámicas y don de gentes, el lenguaje es el
  8. 8. principal instrumento que deberá utilizar para transmitir esa imagen a quienes le rodean. Otro aspecto importante de la oratoria es que también hay que saber hablar para ser escuchado. Lo notable es que el hecho de tener que hablar ante extraños, o en una simple reunión de trabajo, no parece ser una tarea sencilla, a la que la mayoría de las personas considere como fácil. En una encuesta realizada en los Estados Unidos, investigando las diez cosas que más temor le producen a la gente, se obtuvo el siguiente resultado (en orden ascendente): los perros, la soledad, el avión, la muerte, la enfermedad, las aguas profundas, los problemas económicos, los insectos, las sabandijas, las alturas y, el primero de la lista, hablar en público. El buen discurso es un medio de servicio para los semejantes, y es una tarea ardua. Hay que reconocer que quien dice un discurso asume una gran responsabilidad. Al margen de otros aspectos, conviene tener presente que una perorata de 30 minutos ante 200 personas desperdicia sólo 30 minutos del tiempo del orador; en cambio, arruina 100 horas de sus oyentes –o sea, más de cuatro días–, lo cual debería generar más responsabilidad que la que usualmente se advierte.
  9. 9. Clases de discursos Se considera que hay tres tipos diferentes de discursos, según su finalidad: 1) Discursos destinados a informar. 2) Discursos destinados a la acción. 3) Discursos destinados a entretener. ... y tres clases de oradores Hay tres clases de oradores: aquellos a quienes se escucha; aquellos a quienes no se puede escuchar; y aquellos a quienes no se puede dejar escuchar. Las tres partes básicas de un discurso 1) Introducción o Presentación 2) Desarrollo del tema 3) Conclusión (parte en que se "remacha" el objetivo y se lo deja perfectamente fijado). Dramatizar lo que se comunica Dramatizar algo es darle acción. Y eso puede hacerse de distintos modos. Se puede dramatizar mediante el uso de un diálogo, imaginario o real (con el público o un interlocutor). También haciendo una cita de alguna figura muy famosa, o efectuando una narración, o dando un ejemplo personal, mostrando un objeto, formulando una pregunta impresionante, o realizando una afirmación sorprendente... La dramatización, como otros recursos, está dirigida a despertar la curiosidad del público. Características de la voz * El tono: suave, duro, dulce, seco, autoritario, etc. * La altura: grado entre agudo y grave. El primero suele asociarse con un estado de agitación o alteración, el segundo con climas de mesura y afecto. * El ritmo: la velocidad con la que nos expresamos.
  10. 10. * El volumen: con él demostramos si permanecemos tranquilos y controlados o hemos perdido la serenidad. * Evitar la monotonía. La inflexión inadecuada al comenzar o terminar una frase. El modo de hablar El modo de hablar incluye el tono, la enunciación, la pronunciación, el volumen y la corrección de las palabras que se usan. También influyen el aplomo con el que hablamos, el control que tenemos de nuestros ademanes, y el contacto ocular que mantenemos con los interlocutores o el público. La preparación “Todo discurso bien preparado está ya pronunciado en sus nueve décimas partes” (Dale Carnegie) Si se quiere hablar bien hay que pagar el precio debido. Hay que trabajar, pensar y practicar. Nadie ha encontrado nunca un sustituto satisfactorio para la inteligencia, ni para la preparación. “Si tengo que dirigir un discurso de dos horas, empleo diez minutos en su preparación. Si se trata de un discurso de diez minutos, entonces me lleva dos horas...”. Así se expresaba nada menos que Winston Churchill. Además del qué se dirá, es enorme la importancia del cómo habrá de decirse. Y aquí interviene lo más importante que puede esgrimirse en un diálogo o un discurso: el arte de interesar. En la preparación de una clase o discurso hay que dar mucho más tiempo a buscar medios de suscitar el interés que el que se dio al estudio del tema. La buena preparación también aumenta la claridad de nuestro pensamiento y de nuestra expresión. Recordemos el viejo aforismo que dice: “Si la fuente nace turbia, no irán claros los arroyos”.
  11. 11. Las pausas Considere el uso de la pausa como un arma de gran importancia en el arsenal que representa el dominio del ritmo. El espacio entre palabras, frases o pensamientos, no se debe “emborronar” con sonidos tan desagradables como "eee...". Utilizar "eee..." o "mmm...", es humano; pero utilizar la pausa, desnuda de todo sonido, es divino. El elemento más difícil, de mayor utilidad y menos apreciado en el arte de la oratoria, es el silencio. La pausa correctamente medida, demuestra confianza y reflexión. A la inversa: los presentadores de cualquier medio que se despachan con demasiada velocidad, llegarán los últimos. Las pausas son un excelente recurso para enfatizar. Permiten también mantener y controlar la atención. Algunos consejos a tener en cuenta * No distraiga al auditorio con algún detalle de atuendo, movimientos excesivos o al jugar con algún objeto. * No diga absolutamente todo lo que se sabe, para permitir al público hacer preguntas y participar.
  12. 12. * En una conversación múltiple, ligar lo que se va a decir con lo último que se dijo. * No olvide que la articulación o pronunciación es de capital importancia. Si advierte dificultades en esto, procure escucharse en una cinta para precisar sus defectos. * Tenga cuidado con las muletillas, los términos de relleno trillados, las expresiones restrictivas o negativas ("puede que no esté de acuerdo conmigo", "puede que no sea lo que usted esperaba", etc.). * El mejor lenguaje es el directo y afirmativo. También el coloquial. * Use un estilo inclusivo, haciendo participar al o a los interlocutores. * Si es de su conocimiento, vincule el tema del que va a hablar con aquello por lo que los oyentes sienten mayor interés. Hacer pensar y hacer sentir Todos nosotros emitimos una aureola, aura o halo, impregnado con la verdadera esencia nuestra; las personas sensibles lo conocen; también lo producen nuestros perros y otros animales domésticos. Algunos de nosotros somos magnéticos, otros no. Algunos de nosotros somos ardorosos, activos, atractivos, inspiramos amor y amistad, mientras otros son fríos, razonadores, intelectuales, pero no magnéticos. Que un hombre sabio de este último tipo se dirija al público y éste no tardará en cansarse de su discurso intelectual, y manifestará síntomas de sueño. Les hablará, pero no los interesará; los hará pensar, pero no sentir, y pensar es lo más fastidioso para la mayoría de las personas, y pocos son los oradores que triunfan haciendo pensar únicamente a las personas, pues lo que necesitan es que los hagan sentir. La gente paga con liberalidad a los que les hacen sentir o reír, mientras que es avara con quien, aunque sea para instruirla, la hace pensar. Poned frente a un sabio del tipo mencionado a un hombre de mediana cultura, pero amable, dulce y meloso, sin la décima parte de la lógica y erudición del otro; sin embargo éste se adueñará con facilidad de su auditorio y todos esperarán con avidez a que broten las palabras de sus labios. Las razones son claras y palpables. Es el corazón contra la cabeza; el alma contra la lógica; y el alma es lo que siempre prevalecerá.
  13. 13. Exprésese siempre en forma positiva El Dr. Herbert Clark, psicólogo de la Universidad John Hopkins, hizo el sorprendente descubrimiento de que a una persona común le lleva un 48 por ciento más de tiempo comprender una frase en forma negativa que en forma positiva. Por lo tanto, se confirma científicamente algo que se sabía en forma empírica: la más eficaz comunicación consiste en hacer afirmaciones positivas. Visto esto, comenzar una exposición siempre con frases positivas. Y si es necesario dar un mensaje negativo a una persona, para amortiguar su impacto rodearlo con frases positivas.
  14. 14. El valor del silencio Las actividades retóricas en torno al silencio permiten trabajar un ámbito liminar de la comunicación. Favorecen la creación de un entorno específico. Estimulan el trabajo cooperativo de los participantes. Vinculamos este tipo de trabajo a prácticas oratorias que se apartan del modelo de la erística y la confrontación de las partes en debates. Y consideramos aspectos de la comunicación grupal, el espacio ocupado y sus usos simbólicos, la comunicación no verbal y los rituales observados. Un escritor chino, Kung Tingan, dijo: "El sabio no habla, los talentosos hablan, y los estúpidos discuten". Lee Los Gestos:Comunicación no verbal (Como : Lie To Me) Comunicación no verbal. La importancia de los gestos.
  15. 15. Aunque el hombre lleva más de un millón de años utilizando este tipo de comunicación, ésta no se ha empezado a estudiar nada más que hace sólo unas décadas. El investigador Albert Mehrabian descompuso en porcentajes el impacto de un mensaje: 7% es verbal, 38% vocal (tono, matices y otras características) y un 55% señales y gestos. El componente verbal se utiliza para comunicar información y el no verbal para comunicar estados y actitudes personales. Este investigador, Albert Mehrabian, afirma que en una conversación cara a cara el componente verbal es un 35% y más del 65% es comunicación no verbal. Muchos gestos utilizados son comunes en la mayoría de los países, aunque otros pueden significar cosas distintas dependiendo de donde estemos. Los gestos básicos suelen ser los que más universalizados están: mover la cabeza para afirmar o negar algo, fruncir el ceño en señal de enfado, encogerse de hombros que indica que no entendemos o comprendemos algo, etc. Otras veces, hay gestos que vienen heredados del reino animal, como puede ser enseñar los dientes en señal de enfado (agresividad). Aunque sepa que puede significar un determinado gesto, no caiga en el error de interpretarlo de forma aislada; es fácil que pudiera equivocarse. Los gestos se pueden fingir, pero no todo el cuerpo actúa de la misma manera. Las cejas, la risa, la pupila de los ojos y otros pequeños detalles seguramente nos delaten. Por regla general, cuando estamos mintiendo o forzando una situación, el cuerpo nos delata. Por eso las situaciones personales, se resuelven mejor cara a cara, que por teléfono y otro medio donde se puede esconder el cuerpo y perder una importante parte del mensaje ( la parte no verbal). Aunque el tema es amplio y daría para cientos de páginas, vamos a exponer los principales gestos y actitudes que nos pueden ayudar en nuestra vida cotidiana y en los negocios. La mayoría de los gestos y movimientos que utilizamos habitualmente, nos vienen condicionados por el entorno en el que nos hayamos criado. Los matices culturales, son de gran importancia en el lenguaje corporal. También el entorno familiar, tiene una clara influencia en nuestro comportamiento y en nuestra manera de "hablar con el cuerpo". Hay algunos gestos que se utilizan de forma universal (con sus excepciones) para significar lo
  16. 16. mismo. El signo de "OK", con varias teorías sobre su origen, aunque la más aceptada según nos informa uno de nuestros amables visitantes es una deformación de la expresión "all correct" en "oll korrect" que apareció en algunos periódicos estadunidenses y canadienses durante el siglo XIX. Otra teoría es que procede de la oposición al significado de "KO" (Knock Out). Significa que todo está correcto, aunque en determinados países se hace referencia a la homosexualidad por similitud del círculo formado con los dedos, y en otros países se utiliza para indicar algo nulo, inválido, cero o nada de nada. El conocido signo de la "V, como símbolo de la victoria o el triunfo, popularizado por Winston Churchill, en la Segunda Guerra Mundial, no significa lo mismo, si se hace con la palma de la mano hacia afuera, que significa victoria, que con la palma de la mano hacia adentro que significa un insulto obsceno. Otro conocido gesto, el dedo pulgar hacia arriba o hacia abajo, que indica el acuerdo o desacuerdo. Pero en algunos países se utiliza para insultar, como en Grecia, y en otros solamente significa el número uno , como en muchos países de habla Inglesa (USA, Nueva Zelanda, Australia, etc). Hay muchas variantes de gestos con este dedo, como la conocida forma de la mano para hacer "auto-stop", pero no alargaremos más el tema. Sabemos realmente hasta donde acercarnos a una persona para charlar, para presentarla, etc. Todas las personas, según estudios recientes y según Allan Pease, tenemos nuestros territorios muy bien delimitados: la zona íntima, de hasta 50 cms. de distancia, donde se acercan las personas más allegadas (familia, amigos íntimos, etc). La zona personal hasta 125 cms. aproximadamente, distancia utilizada en reuniones, entorno laboral y social. La zona social, hasta los 2 ó 3 mts. más o menos, que es utilizada con personas ajenas a nuestro entorno (el cartero, un electricista, etc. y gente en la vía pública). El tema de las distancias es de gran importancia a la hora de entablar un contacto o conversación con otra persona. Hay muchas personas que no les agrada que otros "invadan" su territorio o zona personal. Nunca le ha ocurrido que una persona se echa hacia atrás para mantener una distancia cómoda para ella. Este tipo de situaciones son muy variables en función del entorno (rural o urbano) y en función de la situación. Los que han crecido en zonas poco pobladas (núcleos rurales), suelen tener unas distancias más amplias en sus zonas (tanto íntimas, personales y sociales) que aquellas personas que han nacido en entornos con mayor densidad de población (generalmente núcleos urbanos).
  17. 17. Quien no ha oído la expresión "hablar con las manos". Son fundamentales en la comunicación no verbal. Generalmente: palmas hacia arriba y abiertas, indican sinceridad, honestidad. Palmas hacia abajo, abiertas, significan una posición dominante y en ocasiones, poca honestidad (cuando se quiere mentir). Si cerramos la mano y apuntamos con un dedo, suele indicar una posición dominante y algo agresiva. En cuanto a los apretones de manos: cuando las manos están verticales, significa igualdad. Si nuestra mano está por encima, significa dominio, control, y si está debajo, sumisión, recato. Si se hace con fuerza significa seguridad. El apretón de manos puede ir acompañado de otras acciones, como poner la otra mano encima haciendo un bocadillo a la mano de la persona saludada. Si se utiliza con gente conocida demuestra confianza; con gente desconocida el efecto es el contrario. Dar la mano y coger la muñeca o coger el codo, solo se debe hacer con personas conocidas o del entorno cercano. Dar la mano y coger el brazo o el hombro, solo debería hacerse en casos de gran amistad o relaciones muy personales, al tener que invadir la zona íntima de una persona. Estos gestos son interpretados como símbolo de honestidad y sinceridad en personas cercanas y el efecto contrario en personas desconocidas o recién presentadas. Entrelazar las manos: puede ser a la altura de la cara, apoyados en la mesa, o de pié en la parte baja de la cintura. Según algunos estudios, parece ser que existe relación entre la altura de las manos entrelazadas y la actitud negativa. A mayor altura, mayor negatividad. Frotarse las manos: tiene un significado positivo, se espera algo bueno, una expectativa positiva, un buen entendimiento entre las partes. Juntar las yemas de los dedos de ambas manos, significa un alto grado de confianza en uno mismo, y una seguridad. Hacia arriba se utiliza cuando se opina sobre algo; hacia abajo se suele utilizar cuando se está escuchando. Cuando cruzamos y agarramos nuestras manos por detrás de la espalda, denota un alto grado de seguridad en nosotros mismos y una clara posición dominante. En cambio si lo que cogemos por la parte trasera son nuestras muñecas es signo de intranquilidad e inseguridad. Dicen que los pulgares representan la fuerza del carácter, por eso son utilizados para destacar ciertos gestos. Meterse las manos en los bolsillos dejando los pulgares fuera es signo de
  18. 18. poderío , de dominación, de seguridad. Lo mismo pero más disimulado, si se meten en los bolsillos traseros. También cruzar los brazos dejando los pulgares fuera, es signo de actitud dominante. Se dice, que la cara es el espejo del alma. Pero es mucho más que eso. Cuando la mano tapa la boca, es señal de mentira. Tocarse la nariz de múltiples formas es indicativo de que se está contando algo falso, así como frotarse los ojos, indica lo mismo. Otros gestos que denotan mentira, o al menos que no se está siendo sincero son: rascarse el cuello, tirarse del cuello de la camisa, apretar los dientes, reirse con la boca muy cerrada y los dientes apretados, etc. No obstante, como se ha dicho anteriormente, los gestos no se pueden interpretar por separado para no obtener conclusiones erróneas. Si se muerde las uñas, chasquea los dedos, o repica con ellos sobre la mesa, está dando muestras de inseguridad y de nerviosismo. Si apoya su barbilla sobre su mano, significa aburrimiento. Pero si apoya su mano con un dedo sobre la sien denota interés por el tema que se está tratando. También si pone su dedo sobre la mejilla denota un alto interés por el tema. Acariciarse la barbilla o apoyar el pulgar e índice en la barbilla, denota pensamiento, evaluación de la situación, toma de decisiones. Frotarse la cabeza o darse palmadas en ella denota enojo, enfado y otras veces un simple olvido. Cruzar los brazos, es un signo inequívoco de actitud defensiva. Pero si lo hacemos con los puños cerrados, significa además una actitud hostil. Si los cruzamos dejando los pulgares fuera, entonces queremos demostrar superioridad. Si solo nos agarramos un brazo, es signo de estar pendientes, expectantes. Duda entre cruzar los brazos y crear una barrera o soltar el brazo cogido demostrando confianza en nuestro interlocutor. Otras maneras de formar una "barrera", es sujetando algún objeto contra nuestro pecho (un bolso, un libro, una carpeta, etc). El cruce de piernas, al igual que los brazos, denota una actitud defensiva o de cierta desconfianza. Si los brazos, además, sujetan la pierna, significa una actitud cerrada, de terquedad, de inmovilismo. El cruce de piernas estando de pie denota actitud a la defensiva, pero si las mantenemos ligeramente abiertas denota actitud cordial, talante negociador y abierto. Si cruzamos los tobillos la actitud intermedia entre pasar a la defensiva (cruzar las piernas) y actitud de confianza (separar las piernas). Lo mismo puede significar colocar el pie en una varilla de la silla o en algún lugar semielevado (una actitud intermedia).
  19. 19. Los ojos muy abiertos, denotan sorpresa, admiración, mientras que los ojos más cerrados o forzadamente cerrados denota desconfianza, seriedad, desaprobación. Las personas que miran a los ojos suelen inspirar más confianza y ser más sinceras que las que rehuyen la mirada. Según Allan P., la mirada puede ser: de negocios, la franja comprendida entre los ojos y la frente. Mirada social, que comprende la franja entre los ojos y la boca. Y la mirada íntima que comprende la franja situada entre los ojos y el pecho, pudiendo llegar a recorrer prácticamente todo el cuerpo. Las miradas de reojo suelen demostrar complicidad o una duda, en espera de analizar otro gesto o actitud. Cuando fumamos, también se envían señales a nuestros interlocutores. Cuando se echa el humo hacia arriba, está demostrando un alto grado de seguridad y una actitud positiva. Cuando se echa al frente denota una actitud de entendimiento, de acuerdo con nuestro interlocutor. Y cuando se echa hacia abajo, denota una actitud negativa, de rechazo. Si se golpea muchas veces el cigarrillo contra el cenicero, es signo de inseguridad, de falta de confianza. También si se enciende un cigarrillo, y se apaga muy pronto a las pocas caladas, significa un deseo de terminar la conversación. Los fumadores de pipa, según algunos estudios, son más cautelosos y reposados para tomar las decisiones, que los fumadores de cigarrillos. En determinadas ocasiones podemos observar que en algunas reuniones se imitan gestos seguramente de forma involuntaria. Esto significa que pensamos de la misma manera que la persona a la que estamos imitando algunos gestos. Es un signo de concordancia con las posturas, o también puede significar un paso de acercamiento a las posturas de su interlocutor. Es una manera de tratar de ganarnos la confianza de nuestro interlocutor. Hay que procurar no imitar de forma voluntaria todos los gestos, ya que podría volverse contra nosotros, y entrar en actitudes más desafiantes y negativas, lo que no sería nada bueno. Aunque sería tema para cientos de páginas, los gestos son tan variados como las personas, y como las situaciones en las que nos encontremos. Por ejemplo, apoyar la patilla de las gafas
  20. 20. en la boca, significa que estamos pensando o evaluando una determinada propuesta, o que necesitamos más tiempo para evaluarla. Mirar por encima de las gafas, puede interpretarse como una actitud de incertidumbre o desconfianza, como si deseáramos un análisis más profundo de la situación. Las actitudes no verbales, como hemos visto pueden darnos unas buenas pistas a la hora de saber que actitud tienen nuestros interlocutores en muchas conversaciones y reuniones. Una revisión rápida del luenguaje corporal Comenzaremos repasando gestos comunes y aprendiendo qué significan. :::: Una persona segura de sí misma da una apariencia relajada. Las piernas sin cruzar, los movimientos faciales tranquilos y tiene un buen contacto visual pero no mantiene una mirada fija. No tiene miedo de apropiarse del espacio que está a su alrededor. Se sienta derecho, pero de una manera relajada y con sus hombros bien cuadrados en recto. Se inclina hacia la persona con la que está hablando, pero no demasiado. Otros hábitos pueden incluir la exhibición de las palmas de la mano abiertas, o las palmas hacia arriba. Puede desabrocharse el saco, en el caso de un hombre. :::: La persona segura de sí misma y relajada mantiene sus manos lejos de su cara. Generalmente, los pies se mantienen separados. Mantendrá su cabeza hacia arriba. En un restaurante, bajará su bebida y la guardará al lado. Cuando está de pie, se colocará derecha y con buena postura. :::: Una persona segura de sí misma no teme al contacto físico, pondrá su mano sobre el brazo de la otra persona para acentuar un punto. Utilizará cabeceos afirmativos durante la conversación para mostrar interés. Sus manos estarán ocasionalmente detrás de la cintura o, en el caso de un hombre, el pulgar estará en su cinturón. :::: Una persona deshonesta típicamente tiene prisa y hace mínimo contacto visual. Además, a menudo exhibirá gestos de ansiedad, tales como un vistazo oblicuo o una mirada arrebatada, o quizás una mirada al piso. Observa los gestos de la cara, tales como el cubrirse la boca, el frotar de la nariz, rascar la cabeza. El comer frecuentemente, tener seca la garganta o los labios muy húmedos pueden ser síntomas de engaño. Busca también detalles que sí pueden ser controlados, tales como la sonrisa forzada, cambos entre el lenguaje corporal abierto y el lenguaje corporal defensivo. Cambios de temperamento, ya sea estar sobresaltado o sobreactuar. Una expresión de estar a la expectativa, las piernas o los brazos cruzados pueden proporcionarte otras pistas.
  21. 21. :::: El aburrimiento y la indiferencia se demuestran por gestos tales como el bostezo o la cara apoyada sobre la mano. :::: Una persona aburrida mira hacia todas partes, pero muy poco hacia la persona que está hablando. Una persona aburrida se muestra inquieta, mirará su reloj o el reloj en la pared constantemente. Estará en constante movimiento; en el caso de las mujeres, moverá los pies. Una persona que está aburrida repetirá a menudo acciones como golpear ligeramente sus pies. La mirada hacia la salida es a menudo una muestra clara del aburrimiento. Exhibirán, a veces, una cara en blanco. lenguaje no verbal No se necesita aprender a hacerlo al estilo de “Lie To Me” pero me imagino que quiza les sirvan estas tecnicas usadas por personas a decir tanto mentiras compulsivas como mentiras blancas. - El 93% de lo que se comunica se realiza sin palabras - Las personas normales dicen entre 4 y 20 mentiras por dia - El varon gesticula mucho mas que la mujer al decir una mentira - Se tarda un 30% mas de tiempo en elaborar una mentira que en recordar un echo verdadero - Las mentiras son reconocidas por los otros en solo un 47% de las ocaciones; las verdades en un 60% - Las mujeres tienden a mentir para agradar al otro, el hombre lo hace para lucirse o ganar poder - Existen mas de 2000 expresiones faciales distintas. Se reconocen 78 en los mentirosos
  22. 22. Manipulaciones del rostro. El comportamiento no-verbal proporciona información más valiosa cuando lo que se dice con palabras no es del todo confiable, ya sea porque quien habla se propone engañar intencionalmente, o porque ha reprimido cierta información por motivos psicológicos. Las investigaciones han revelado cómo la conducta no-verbal puede translucir los intentos de engaño al proporcionar indicios que revelan la existencia de información falsa o retenida. El aumento de las manipulaciones del rostro, nos ofrece una pista. Las manipulaciones del rostro son las diferentes formas de tocarnos, rascarnos, frotarnos a acariciarnos la cara con las manos. Puede ser que alguien se rasque la punta de la nariz con el dedo índice. O se rasque el cuello detrás de la oreja, o se frote una ceja. Estos actos pueden ocurrir en medio de una frase que la persona en cuestión está diciendo o escuchando. Pueden producirse en conexión con lo que se está viendo, o con una asociación libre suscitada por cualquiera de los estímulos mencionados. Cuando observamos este tipo de gestos, y sobre todo si se repiten, debemos aprender a hacer sonar una alarma en nuestro registro interno. La estrategia que sigamos a partir de esta alarma dependerá de la certeza a la que hayamos llegado y a nuestros objetivos e intereses personales en la cuestión. Si se trata de un tema que no es algo importante para nosotros, o algo del campo de la intimidad ajena, yo opto por no inmiscuirme. Pero si se trata de algo más complejo, nunca actúo por impulso, planteo preguntas que lleven al otro a tener que explayarse y me tomo mi tiempo para reflexionar y generar diferentes hipótesis, de modo de llegar a conclusiones y acciones más acertadas.
  23. 23. ¿Qué son las microexpresiones? Cada vez que una persona miente o trata de ocultar sus emociones, se producen pequeños movimientos involuntarios de sus músculos faciales que pueden dejar al descubierto la mentira. Estos pequeños movimientos, que están ahí por mucho esfuerzo que hagamos por ocultarlos, se conocen como microexpresiones. Hay siete tipos de microexpresiones universales: sorpresa, desprecio, asco, pena, terror, ira y placer. Estos gestos, pequeñas traiciones de nuestro semblante que pueden sacar a la luz nuestros sentimientos ocultos, están siempre ahí, por más que intentemos reprimirlos. De hecho, estos cambios tan sutiles del rostro aparecen ya antes de que la persona empiece a comportarse de un modo emotivo o emocional. A pesar de todo esto no siempre son fáciles de detectar, ya que se trata de gestos que aparecen y desaparecen en una fracción de segundo y solo quienes tengan una buena capacidad de observación y hayan entrenado su ojo clínico de una forma u otra serán capaces de descifrarlos. Además, incluso si conseguimos detectarlas, las microexpresiones nos permitirán saber que alguien está mintiendo, pero no nos dirán el cómo ni el por qué. Por ejemplo, no podríamos saber si el embustero nos oculta algo voluntariamente o si está reprimiendo un sentimiento o una emoción de modo inconsciente sin ni siquiera darse cuenta.
  24. 24. La ciencia detrás de Lie to Me La lectura del pensamiento, o mejor dicho, la interpretación de las emociones, los juicios de valor y las intenciones de las personas a través de los gestos es una posibilidad concreta. Más allá de lo que decimos verbalmente, los estudios científicos han demostrado que los gestos y las posturas expresan nuestro carácter y estados de ánimo, indican aceptación o rechazo, y reflejan tanto la sinceridad
  25. 25. como los intentos de engaño. La especialidad del protagonista de la serie Lie to Me se llama comunicación no- verbal (CNV), en inglés, nonverbal communication (NVC). Es un campo multidisciplinario en el que confluyen la psicología, la antropología, la biología, la comunicación social y otras ciencias. La principal autoridad del campo es el Dr. Paul Ekman, quien desde hace más de cuarenta años estudia la expresión facial de las emociones llamadas básicas: sorpresa, alegría, tristeza, temor, ira, asco y desprecio. Charles Darwin, fue el primero en postular que estas expresiones eran universales para toda la humanidad, y por lo tanto, parte de nuestra herencia biológica. Los estudios etnográficos y las pruebas de laboratorio han demostrado que Darwin estaba en lo cierto. Estos estudios han sido fundamentales para la ciencia y el arte de la detección de la mentira a través del lenguaje corporal, dado que una de las estrategias para dicha detección es la observación de la falta de coincidencia entre lo declarado con palabras y las emociones expresadas por el rostro. Por ejemplo, si alguien declara sentir tristeza, pero observamos que en su rostro aparece fugazmente una sonrisa, no hay coincidencia entre las palabras y los gestos, y habremos detectado una mentira.
  26. 26. No necesitas ser un detective profesional para saber si una persona está diciendo la verdad o está incurriendo en una mentira. Lo único que necesitas es saber cuáles son las señales que debes buscar y, sobre todo, ser muy observador con los movimientos y la forma de actuar de la otra persona.
  27. 27. La mentira es una herramienta que casi todas las personas usan alguna vez en su vida, ya sea para perjudicar o, aunque suene extraño, para beneficiar a una persona. Por eso, saber leer las mentiras en las demás personas no siempre puede resultar en beneficios porque a veces se descubren cosas que no era necesario saber. Si aún así quieres contar con herramientas para desentrañar la verdad en la gente de la que sospechas, sigue leyendo y utiliza esta información para bien y no para mal. - GESTOS EMOTIVOS Y CONTRADICCIÓN Además del cuerpo, en la cara también hay señales que puedes detectar fácilmente y atrapar las mentiras. Algunas son: • La duración de los gestos y emociones son anormales. La expresión de una emoción se da de forma tardía, dura más de lo natural y se detiene súbitamente. • El manejo de los tiempos al demostrar las emociones, también es poco común. Por ejemplo, alguien honesto puede gritar que le gustó mucho el regalo y luego demostrar una sonrisa, mientras que un mentiroso tiende a concentrar la sonrisa y el comentario en el mismo tiempo. • Las expresiones y los gestos no concuerdan. Si alguien te dice que te quiere pero muestra una cara de indiferencia o de enojo, es obvio que lo que sale de su boca no es congruente con lo que siente en su interior. • La expresión de emociones de todo tipo, desde felicidad y sorpresa hasta tristeza y enojo, se limitan al área de la boca en vez de toda la cara. Por ejemplo, alguien que sonríe naturalmente implica todo su rostro, incluyendo movimientos en mandíbulas, mejillas y ojos. REACCIONES La forma de actuar ante las acciones también es una forma de averiguarlo. A continuación algunas señales: *Una persona que se sabe culpable de una mentira adopta una postura defensiva. Mientras que una inocente va al ataque al sentirse ofendida y cuestionar tus sospechas, un mentiroso se limitará a decir que no a todo con pocas palabras. *Se siente incómodo al encarar a quien lo cuestiona y, por lo tanto, tiende a voltear la cara o su propio cuerpo a otros lados que no sean hacia enfrente. *Es posible también que ponga inconscientemente objetos que tenga a la mano como libros, saleros o tazas entre él y quien le hace preguntas. *Un mentiroso adoptará otra forma de ser y de actuar en cuanto el tema peligroso se vaya. Es decir, una buena estrategia es cambiar el tema súbitamente y ver algo sospechoso en su reacción. De repente, parecerá más tranquilo y de vuelta a la espontaneidad que le caracteriza. LENGUAJE CORPORAL No todo se dice con las palabras, en ocasiones incluso, se dice mucho más con la forma en que se mueve el cuerpo. Toma nota de las siguientes señales de los mentirosos: • Expresión física muy limitada y rígida. Quien te miente hará pocos movimientos con las
  28. 28. manos, brazos y piernas. • Evasión de contacto visual. Los que mienten evitan mirarte a los ojos directamente. Generalmente, miran hacia su derecha para buscar respuestas falsas en esa dirección. También suelen parpadear con más frecuencia de lo común. • Tendencia a tocarse el área facial. La cara, la garganta y la boca son los objetivos más comunes. Entre los signos clásicos está tocarse o rascarse la nariz o detrás de las orejas. LENGUAJE VERBAL Éste es simplemente el que se usa con las palabras, así que debes revisar tanto en sus mensajes como en la forma en que los dice. Entre las señales que te indican una mentira están: • Utilizar tus palabras para responder una pregunta. Por ejemplo, cuando tú le preguntes a alguien: “¿Saliste con Laura anoche?”, un mentiroso respondería de esta forma: “No, no salí con Laura anoche”. • Evadir la argumentación directa para no mentir del todo, es decir, en vez de dar respuestas directas, implican respuestas que se salen por la tangente o que aligeran la carga. • Tratar de convencer demasiado. Una persona con sentimiento de culpabilidad hablará de una forma que va más allá de la naturalidad, añadiendo detalles innecesarios para convencerte, debido a que no se sienten cómodos con el silencio ni con las pausas en la conversación. • Hablar en un tono monótono todo el tiempo. Generalmente, cuando una frase verdadera es dicha, el hablante enfatiza algunas palabras, sobre todo, los pronombres, diferenciándolas del resto de las palabras en la conversación. Un mentiroso le dará la misma importancia y el mismo tono a las palabras, incluso puede dejar fuera los pronombres como “él”, “ella”, “eso”, etc. • Utilizar un lenguaje muy forzado y sofisticado. Un mentiroso usa palabras largas, una gramática sumamente correcta y versiones largas de palabras o frases que normalmente serían cortas. En caso de que esté mintiendo, notarás como si ya hubiera preparado un discurso con anterioridad y no tanto una discusión natural y espontánea. • Hablar en un tono humorístico y sarcástico para evadir el tema de conversación principal. La función de esto es tratar de ridiculizar tus sospechas para que dejes de tenerlas o, simplemente, cambiar el tema y dejar que se olvide en el transcurso. BIENESTAR Ten cuidado Manejar este tipo de técnicas de detección de mentiras implica varios riesgos y debes usarlas de forma positiva y con la conciencia de que las consecuencias son negativas. Toma en consideración los siguientes tips. • Si uno o varios de los aspectos se cumplen en alguna persona, no debes dar por hecho que miente. Antes de juzgarlo, debes comparar su comportamiento presuntamente mentiroso con su comportamiento anterior y, si hay grandes diferencias y estas señales son nuevas en esa persona, entonces sí es muy probable que no esté siendo honesto. • Varios de los comportamientos que caracterizan a los mentirosos, también pueden presentarse en las personas tímidas. Debido a su falta de confianza y seguridad en sí mismos pueden cometer errores en cómo hablan, parecer ansiosos o, simplemente, desviar la mirada para no
  29. 29. sonrojarse. Ten cuidado con juzgarlos mal cuando no tienen ninguna culpa. • Aunque algunas personas tengan reputación de mentirosos, no des por hecho que lo están siendo esta vez ni busques a toda costa signos de mentiras por doquier. Deshazte de las opiniones externas y comprueba, por tu habilidad e intuición, si miente o no. • Recuerda que el contacto visual es visto como grosero en algunas culturas, por lo que debes tener cuidado en decidir si esa persona te está diciendo mentiras sólo por esa señal, sobre todo, si es una persona de algún país o religión distintos. • Ten cuidado cómo y cuándo usas estas técnicas con tus amigos. Si siempre estás buscando mentiras, probablemente te quedarás sin ellos. La imagología Milan Kundera El político depende del periodista. ¿Pero de quién dependen los periodistas? De los que pagan. Y los que pagan son las agencias publicitarias, que compran de los periódicos el espacio y de la
  30. 30. televisión el tiempo para sus anuncios. A primera vista se diría que se dirigirán sin vacilar a todos los periódicos que se venden bien y que pueden, por lo tanto, incrementar la venta del producto ofrecido. Pero ésa es una visión ingenua del asunto. Vender el producto no es tan importante como creemos. Basta con fijarse en los países comunistas: no es posible afirmar que los retratos de Lenin que colgaban por todas partes pudieran incrementar el amor por Lenin. Las agencias de publicidad de los partidos comunistas (los llamados departamentos de agitación y propaganda) olvidaron hace ya mucho tiempo el objetivo práctico de su actividad (hacer que el sistema comunista sea amado) y se convirtieron en un fin en sí mismas: crearon su idioma, sus fórmulas, su estética (los directores de estas agencias tenían antes un poder absoluto sobre el arte en sus países). ¿Objetarán ustedes que la publicidad y la propaganda no pueden compararse, porque una está al servicio del comercio y la otra al de la ideología? No entienden ustedes nada. Hace unos cien años, en Rusia, los marxistas perseguidos comenzaron a reunirse en secreto en pequeños círculos para estudiar el Manifiesto de Marx; simplificaron el contenido de esta sencilla ideología para difundirla a nuevos círculos cuyos miembros, simplificando aún más esta simplificación de lo sencillo, la transmitieron a otros y éstos a otros, de modo que cuando el marxismo se hizo conocido y poderoso en todo el planeta no quedaba de él más que una colección de seis o siete consignas, tan deficientemente ligadas entre sí que es difícil llamarlas ideología. Y porque lo que quedó de Marx hace ya tiempo que no constituye un sistema lógico de ideas, sino apenas una serie de imágenes y consignas sugerentes (un obrero que sonríe con un martillo, un hombre negro, uno blanco y uno amarillo que se dan fraternalmente la mano, la paloma de la paz que echa a volar hacia el cielo, etcétera), podemos hablar de la gradual, general y planetaria transformación de la ideología en imagología. Imagología. ¿Quién inventó primero este magnífico neologismo? ¿Paul o yo? Al fin y al cabo eso no es lo que importa. Lo importante es que esta palabra nos permite unir bajo un mismo techo lo que tiene tantos nombres: las agencias publicitarias, los asesores de imagen de los hombres de Estado, los diseñadores que proyectan las formas de los coches y de los aparatos de gimnasia, los creadores de moda, los peluqueros y las estrellas del show bussines, que dictan la norma de belleza física a la que obedecen todas las ramas de la imagología. Claro que los imagólogos existían antes de que hubieran creado sus poderosas instituciones, tal como las conocemos hoy. Hasta Hitler tenía su imagólogo personal, que se ponía ante él y le enseñaba pacientemente los gestos que debía hacer durante sus discursos para fascinar a las masas. Sólo que si entonces aquel imagólogo hubiera dado a los periodistas una entrevista en la que hubiese divertido a los alemanes contándoles que Hitler no sabía mover las manos, no
  31. 31. habría sobrevivido más de medio día a su indiscreción. Hoy, en cambio, el imagólogo no sólo no oculta su actividad sino que con frecuencia habla en lugar de sus hombres de Estado, le explica al público lo que les ha enseñado y lo que ha logrado que olvidaran, cómo van a comportarse, de acuerdo con sus instrucciones, qué fórmulas utilizarán y qué corbata llevarán puesta. Y no debe extrañarnos su autosuficiencia: la imagología ha conquistado en las últimas décadas una victoria histórica sobre la ideología. Todas las ideologías fueron derrotadas: sus dogmas fueron finalmente desenmascarados como simples ilusiones y la gente dejó de tomarlos en serio. Los comunistas, por ejemplo, creían que durante el desarrollo del capitalismo el proletario iba a empobrecerse cada vez más, y cuando un buen día se demostró que en toda Europa los obreros iban a su trabajo en coche, tuvieron ganas de gritar que la realidad les estaba haciendo trampas. La realidad era más fuerte que la ideología. Y precisamente en este sentido la imagología la superó: la imagología es más fuerte que la realidad, que por lo demás hace ya mucho que no es lo que era para mi abuela, que vivía en un pueblo de Moravia y lo conocía aún todo por su propia experiencia: cómo se hornea un pan, cómo se construye una casa, cómo se mata a un cerdo y se hacen con él embutidos, qué se pone en los edredones, qué piensan del mundo el señor cura y el señor maestro; todos los días se encontraba con todo el pueblo y sabía cuántos asesinatos se habían cometido en los alrededores en los últimos diez años; tenía, por así decirlo, un control personal sobre la realidad, de modo que nadie podía contarle que el campo moravo prosperaba cuando en casa no había qué comer. Mi vecino de París pasa su tiempo en una oficina en la que está ocho horas sentado frente a otro empleado, después coge su coche, vuelve a casa, enciende el televisor, y cuando el locutor le informe del sondeo de opinión pública según el cual la mayoría de los franceses ha decidido que su país es el más seguro de Europa (no hace mucho leí semejante sondeo), abrirá de pura felicidad una botella de champagne y jamás sabrá que ese mismo día se cometieron en su calle tres robos y dos asesinatos. Los sondeos de opinión pública son el instrumento decisivo del poder imagológico, que gracias a ellos vive en total armonía con el pueblo. El imagólogo bombardea a la gente con preguntas: ¿cómo evoluciona la economía francesa? ¿Habrá guerra? ¿Existe en Francia el racismo? ¿Es el racismo bueno o malo? ¿Quién es el mejor escritor de todos los tiempos? ¿Está Hungría en Europa o en Polinesia? ¿Cuál de los hombres de Estado es más sexy? Y como la realidad es para el hombre de hoy un continente cada vez menos visitado y menos amado, para lo cual tiene motivos suficientes, los veredictos de los sondeos se han convertido en una especie de realidad superior o, por así decirlo, se han convertido en la verdad y, aunque sé que todo lo humano es perecedero, no soy capaz de imaginar qué es lo que podría acabar con este poder. En cuanto a la comparación entre la ideología y la imagología, querría añadir lo siguiente: las
  32. 32. ideologías eran como enormes ruedas tras el escenario que daban vueltas y ponían en movimiento las guerras, las revoluciones, las reformas. Las ruedas de la imagología dan vueltas, pero esto no incide sobre la historia. Las ideologías luchaban unas contra otras y cada tanto una de ellas era capaz de llenar con su pensamiento toda una época. La imagología organiza ella misma la alternancia pacífica de sus sistemas al ritmo veloz de las temporadas. Dicho con las palabras de Paul: las ideologías pertenecían a la historia, mientras que el gobierno de la imagología comienza allí donde termina la historia. La palabra cambio, tan querida para nuestra Europa, ha adquirido un nuevo significado: no significa un nuevo estadio de una evolución continua (como lo entendían Vico, Hegel o Marx) sino un desplazamiento de un sitio a otro, de un lado a otro, de aquí hacia atrás, de atrás hacia la izquierda, de la izquierda hacia adelante (tal como lo entienden los sastres que inventan un nuevo modelo para la nueva temporada). Si los imagólogos han decidido que en el club de gimnasia al que va Agnes todas las paredes estarán recubiertas de enormes espejos no es porque los que hacen gimnasia necesiten observarse durante sus ejercicios sino porque en la ruleta imagológica el espejo en este momento se ha convertido en un número afortunado. Si en el momento en que escribo estas páginas todos han decidido que Martin Heidegger debe ser considerado un delirante y un perro sarnoso no es porque su pensamiento haya sido superado por otros filósofos, sino porque en la ruleta imagológica se ha convertido en un número desafortunado, en un antiideal. Los imagólogos crean sistemas de ideales y antiideales, sistemas que tienen corta duración y cada uno de los cuales es rápidamente reemplazado por otro sistema, pero que influyen en nuestro comportamiento, nuestras opiniones políticas y preferencias estéticas, en el color de las alfombras y los libros que elegimos, tan poderosamente como en otros tiempos eran capaces de dominarnos los sistemas de los ideólogos. Tras estos comentarios puedo volver al comienzo de la reflexión. El político depende del periodista. ¿De quién dependen los periodistas? De los imagólogos. El imagólogo es un hombre de convicciones y de principios: exige del periodista que su periódico (canal de televisión, emisora de radio) responda al sistema imagológico de un momento dado. Y eso es lo que los imagólogos controlan de tanto en tanto, cuando deciden si van a apoyar a este o a aquel periódico... Fuente: La inmortalidad, Milan Kundera, 1989
  33. 33. ----------------------------------------- La imagología según Wikipedia: La Imagología se define como el saber científico necesario para crear, desarrollar y mantener una imagen pública. En otro contexto, la imagología es considerada como una rama de la Filología, Comparatística y de la Lingüística que estudia las imágenes mentales o imagotipos. Imagología y Hermenéutica Intercultural son la misma cosa. “El poder de las imágenes –no importa si están en sintonía con la ‘realidad’– es indiscutible y de fácil percepción, como podemos constatar en el trato mutuo entre pueblos. Estereotipos, mentalidades, prejuicios, actitudes, imágenes y otros conceptos afines pueden ser sintetizados a través del abarcador concepto de ‘imagen’ hoy usado corrientemente. La investigación de las imágenes mentales es conocida entre tanto con el nombre científico de imagología, y se ha constituido en una rama joven de la comparatística o la literatura comparada. Las ‘imágenes en nuestra mente’ pueden ser llamadas ‘imagotipos’, que a su vez pueden ser diferenciados en ‘autoimagotipos’ y ‘heteroimagotipos’ (las imágenes que proyectamos en los demás). Los imagotipos son clichés sobre los pueblos y han sido materia de innumerables anécdotas itinerantes. Han cuajado, por ejemplo, en los imagotipos relacionados con la virilidad (Don Juan, Casanova, etc.). Hay, claro está, casi una infinidad de imagotipos, que pueden ser estudiados por la ciencia de la imagología sensu lato [...] Una de las características más sorprendentes e incluso relevantes de la literatura española es su capacidad de generar personajes y tipos y elevarlos a categorías simbólicas. Don Juan y don Quijote, la Celestina y la Judía de Toledo, el pícaro y don Carlos son los más conocidos, pero no los únicos. Unos son fruto de la capacidad creadora de un individuo concreto, otros tienen su origen en leyendas y algunos pocos en personajes históricos. Con el pasar del tiempo, estos personajes se han convertido en referencias culturales ineludibles, en iconos y emblemas identificatorios de la cultura española (don Quijote, don Juan, Carmen, el pícaro, el torero, el bandido, por ejemplo). Son, en suma, personajes seminales y esenciales que
  34. 34. en cierto modo caracterizan la cultura y dan forma visible a determinados rasgos culturales que pueden plasmarse en imágenes e imagotipos.” El término imagología también se ha utilizado para tratar imágenes de la cultura iberoamericana, como es el caso de: Juan A. Ortega y Medina (1987). Imagología del bueno y del mal salvaje. México, UNAM. Refiriéndome a esta rama de la Filología, he comentado (Ruano, 2003a): Creemos necesario recordar que, también y además, existen contextos sociales, grupos sociales, situaciones sociales, estratos sociales y hasta pueblos completos en donde las “alteraciones de la realidad” (?) son parte del modus vivendi habitual, cotidiano. Este es el caso de las culturas o sociedades utópicas y de las culturas o sociedades distópicas o cacotópicas, en las cuales, para bien o para mal –generalmente para mal–, la realidad siempre está alterada, siempre está distorsionada, y los lenguajes verbo-corporales no hacen otra cosa que expresar esa alteración, esa distorsión. Justamente por estas cuestiones anteriormente señaladas, es que tenemos que distinguir entre las imágenes sociales representadas en las culturas utópicas o “culturas con una vida tendiente al bien” y en las culturas distópicas o “culturas con una vida tendiente al mal”. Los términos utopía y distopía a veces se confunden, y ese es, justamente, un gran error imagológico. Aquí lo primero que haremos es recordar que la imagología, a través de los años, ha sido y sigue siendo, sin duda alguna, una rama trascendental de la Filología, de la Comparatística y también de la Lingüística, que ha ayudado y sigue ayudando, y mucho, de manera multidisciplinaria, a muy variadas otras ciencias sociales y ciencias humanísticas o ciencias humanas, independientemente de que con el término “imagología” se hayan creado y recreado en la actualidad muchos nuevos conceptos y subramas científicas del tratamiento de la imagen. De tal manera, mediante los análisis imagológicos, podemos hacer distinciones muy precisas entre “lo realmente bueno” a través de una imagen social, de una conducta comunicativa verbo-corporal, y “lo realmente malo” a través de una imagen social, de una conducta comunicativa verbo-corporal. Pasemos a ver estos detalles; pero ya en el plano de la literaturología, de la cinematografía, de la comunicología y de la producción televisiva en el continente americano, en donde se refleja “lo bueno” y “lo malo” de la historia y la actualidad de las tres grandes culturas en contacto en el área: mongoloides, caucasoides y negroides, además de la posible presencia australoide en nuestro continente, concretamente en la América del Sur, y más concretamente en el área del actual Perú y Chile. Actualmente esta rama del conocimiento se ha formalizado dando incluso lugar a la creación de estudios a nivel licenciatura y maestría por una institución educativa en México. Etimología La palabra "imagología" parte de la raíz latina Imago, que significa imagen, y se define como la figura, representación, semejanza y apariencia de una cosa, y de logia, que es el estudio, la ciencia, la expresión de algo, término que a su vez se desprende de logos, que significa palabra. La Imagen Pública La imagen pública se define como una percepción compartida que provoca una respuesta colectiva unificada. La imagen pública puede considerarse para una persona física (imagen personal) o para una persona moral (imagen institucional). Cada una de éstas se construye sobre la base de una serie de imágenes "subordinadas": * La imagen física
  35. 35. * La imagen profesional * La imagen verbal * La imagen visual * La imagen audiovisual * La imagen ambiental La imagología se apoya en conocimientos de ciencias como la psicología, comunicación, antropología biológica, semiología, diseño y otras para estudiar y controlar los estímulos que una persona o institución emite y dan forma a estas imágenes subordinadas ante su público objetivo. La imagología en el campo profesional Los expertos en imagología (llamados imagólogos) suelen desempeñarse haciendo labores de consultoría, capacitación y coaching para empresas o individualmente. Este trabajo se enfoca principalmente a empresas y personajes del ambiente artístico y político, ya que estos grupos son los que de manera más común requieren transmitir un mensaje claro y definido a los segmentos de mercado o audiencias cuya atención buscan atraer. Los imagólogos transmiten a sus clientes conocimientos en torno a forma de vestir y arreglo personal, lenguaje corporal, protocolo, expresión verbal, mercadotecnia, relaciones públicas, etc. http://es.wikipedia.org/wiki/Imagolog%C3%ADa (Esta entrada de Wikipedia fue editada por una persona que evidentemente estaba en pedo, pero sirve para darse una idea. De todos modos es mucho más ilustrativo el texto de Kundera) El lenguaje corporal EL LENGUAJE CORPORAL Cuando nos comunicamos, utilizamos siempre dos tipos de comunicación: Verbal o lógico y no verbal o analógico. La comunicación verbal es el contenido de la comunicación, lo que decimos. La comunicación no verbal alude al lenguaje del cuerpo, o sea, a cómo, cuándo, dónde y de qué manera lo decimos. El nivel de importancia de los dos tipos de comunicación se puede expresar en el siguiente porcentaje: Verbal.............................30%
  36. 36. No Verbal.......................70%[/b] El hombre siempre envía mensajes, aunque no tenga conciencia de ello, o aunque voluntariamente no quiera comunicarse. Y esto es porque el cuerpo habla otro lenguaje que el de las palabras. Por ejemplo: cuando están dos individuos en su casa, y uno está leyendo atentamente el periódico, este último está decidiendo 'ahora no quiero hablar, prefiero leer el periódico', y cuando el compañero de butaca del teatro bosteza continuamente, y de vez en cuando mira el reloj, entendemos 'está aburrido, la obra no le gusta'. Cuando tenemos un perro en casa, y decimos que 'comprende' lo que decimos, es claro que no entiende el significado de las palabras, pero sí toda la comunicación no verbal que las acompaña: el tono de voz, el ritmo y secuencia de las palabras, los gestos, etc. Si estamos a disgusto en una reunión, es fácil decir que estamos cómodos, pero más difícil que nuestra cara no refleje en algún momento el disgusto, y nuestro cuerpo, a través de cambios constantes y de la tensión muscular existente, no nos delate. La complejidad de la comunicación humana, la polisemia de los mensajes (cada mensaje no tiene un solo significado, sino varios) hace que podamos incurrir en error al interpretar el mensaje, dando lugar a malentendidos, con importantes repercusiones en las relaciones humanas. Interpretar como desprecio una señal que no lo es, malentender un comentario crítico que no era personal, permitirnos iniciativas amorosas cuando no hay razón para ello, puede ponernos en situaciones difíciles. Sin embargo, estando muy atentos o empleando ciertas técnicas, puede suceder que descifremos correctamente el mensaje, aun éste sea contradictorio, confuso o paradójico. La historia de la comunicación humana es significativa. Cada uno de nosotros, como individuo, repite el proceso que realizó la especie, la ontogénesis (desarrollo del individuo) repite la filogénesis (evolución de la especie). Del lenguaje de los gestos y del lenguaje de acción, de los actos, a la posterior adquisición de la palabra, para pasar con la escolarización al aprendizaje de la lectura y la escritura.
  37. 37. Fuente:http://www.inteligencia-emocional.org/articulos/ellenguajecorporal.htm EL LENGUAJE CORPORAL Cuando nos comunicamos, utilizamos siempre dos tipos de comunicación: Verbal o lógico y no verbal o analógico. La comunicación verbal es el contenido de la comunicación, lo que decimos. La comunicación no verbal alude al lenguaje del cuerpo, o sea, a cómo, cuándo, dónde y de qué manera lo decimos. El nivel de importancia de los dos tipos de comunicación se puede expresar en el siguiente porcentaje: Verbal.............................30% No Verbal.......................70% El hombre siempre envía mensajes, aunque no tenga conciencia de ello, o aunque voluntariamente no quiera comunicarse. Y esto es porque el cuerpo habla otro lenguaje que el de las palabras. Por ejemplo: cuando están dos individuos en su casa, y uno está leyendo atentamente el periódico, este último está decidiendo 'ahora no quiero hablar, prefiero leer el periódico', y cuando el compañero de butaca del teatro bosteza continuamente, y de vez en cuando mira el reloj, entendemos 'está aburrido, la obra no le gusta'. Cuando tenemos un perro en casa, y decimos que 'comprende' lo que decimos, es claro que no entiende el significado de las palabras, pero sí toda la comunicación no verbal que las acompaña: el tono de voz, el ritmo y secuencia de las palabras, los gestos, etc. Si estamos a disgusto en una reunión, es fácil decir que estamos cómodos, pero más difícil que nuestra cara no refleje en algún momento el disgusto, y nuestro cuerpo, a través de cambios constantes y de la tensión muscular existente, no nos delate. La complejidad de la comunicación humana, la polisemia de los mensajes (cada mensaje no tiene un solo significado, sino varios) hace que podamos incurrir en error al interpretar el mensaje, dando lugar a malentendidos, con importantes repercusiones en las
  38. 38. relaciones humanas. Interpretar como desprecio una señal que no lo es, malentender un comentario crítico que no era personal, permitirnos iniciativas amorosas cuando no hay razón para ello, puede ponernos en situaciones difíciles. Sin embargo, estando muy atentos o empleando ciertas técnicas, puede suceder que descifremos correctamente el mensaje, aun éste sea contradictorio, confuso o paradójico. La historia de la comunicación humana es significativa. Cada uno de nosotros, como individuo, repite el proceso que realizó la especie, la ontogénesis (desarrollo del individuo) repite la filogénesis (evolución de la especie). Del lenguaje de los gestos y del lenguaje de acción, de los actos, a la posterior adquisición de la palabra, para pasar con la escolarización al aprendizaje de la lectura y la escritura. La Kinésica Hola amigos acá les dejo un poco de información sobre la kinésica, lo puse a pedido de un amigo que me preguntaba que es la kinésica. La kinésica o quinésica estudia el significado expresivo, apelativo o comunicativo de los movimientos corporales y de los gestos aprendidos o somatogénicos, no orales, de percepción visual, auditiva o táctil, solos o en relación con la estructura lingüística y paralingüística y con la situación comunicativa. También es conocida con el nombre de comportamiento kinésico o lenguaje corporal. También puede definirse como el término amplio usado para las formas de comunicación en los que se intervienen movimientos corporales y gestos, en vez de (o además de) los sonidos, el lenguaje verbal u otras formas de comunicación. Junto con la proxémica y la paralingüística, forma parte de los tres aspectos más sobresalientes de la comunicación no verbal. Los movimientos corporales que aportan significados especiales a la palabra oral, durante un evento comunicativo, a veces pueden tener una intención o no tenerla. Estos movimientos son estudiados por la kinésica o quinésica. A veces usamos un texto en lugar de una palabra o de un enunciado o dibujamos algo con las manos para complementar lo que decimos oralmente. Por ejemplo, hacemos con los dedos índices y del corazón de las dos manos la señal de lo que decimos va entre comillas. Por ejemplo: para indicar que llego tarde le damos golpecitos al reloj.
  39. 39. Pertenece a la categoría de los paralenguajes, que describen todas las formas de comunicación humana no verbal. Esto incluye los movimientos más sutiles e inconscientes, incluyendo el guiño y los movimientos leves de cejas. Además, el lenguaje corporal puede incluir la utilización de expresiones faciales y postura. El paralenguaje (incluyendo el lenguaje del cuerpo) ha sido extensamente estudiado en psicología social. En el discurso diario y la psicología popular, el término suele aplicarse al lenguaje corporal considerado involuntario, aunque la diferencia entre lo considerado lenguaje corporal voluntario e involuntario suele ser controvertida. Por ejemplo, una sonrisa puede ser provocada consciente o inconscientemente. La postura corporal La postura del cuerpo o sus partes en relación con un sistema de referencia, ya sea la orientación de un elemento del cuerpo con otro elemento o con el cuerpo en su conjunto, o bien en relación a otro cuerpo. En este apartado se distinguen las posiciones corporales abiertas y las cerradas. Una posición abierta es aquella que implica la no separación de un interlocutor de otro mediante brazos y piernas. La cerrada, por el contrario, es la que implica la utilización de piernas y brazos para proteger el cuerpo o para servir de barrera para que el otro individuo se introduzca en una interacción que se mantiene. Por ejemplo, cruzar los brazos, sentarse para hablar con alguien, etc. Los gestos Un gesto es una forma de comunicación no verbal ejecutada con alguna parte del cuerpo, y producida por el movimiento de las articulaciones y músculos de brazos, manos y cabeza. El lenguaje de los gestos permite expresar una variedad de sensaciones y pensamientos, desde desprecio y hostilidad hasta aprobación y afecto. Prácticamente todas las personas utilizan gestos y el lenguaje corporal en adición de palabras cuando hablan. Existen grupos étnicos y ciertos lenguajes de comunicación que utilizan muchos más gestos que la media. Ciertos tipos de gestos pueden ser considerados culturalmente aceptables o no, dependiendo del lugar y contexto en que se realicen. Se distinguen cinco categorías de gestos, propuestas por Paul Ekman y Wallace Friesen: • Gestos emblemáticos o emblemas: son señales emitidas intencionalmente y que todo el mundo conoce su significado. (pulgar levantado)
  40. 40. • Gestos ilustrativos o ilustradores: son gestos que acompañan a la comunicación verbal para matizar o recalcar lo que se dice, para suplantar una palabra en una situación difícil, etc. Se utilizan intencionadamente. Este tipo de gestos son muy útiles en los discursos y cuando se habla en público. • Gestos reguladores de la interacción o reguladores: Con ellos se sincroniza o se regula la comunicación y el canal no desaparece. Se utilizan para tomar el relevo en la conversación, para iniciar y finalizar la interacción, para ceder el turno de la palabra… (dar la mano). • Gestos que expresan estados emotivos o muestras de afecto: este tipo de gestos reflejan el estado emotivo de la persona y es el resultado emocional del momento. Como ejemplo podemos mencionar gestos que expresan ansiedad o tensión, muecas de dolor, triunfo, alegría, etc. • Gestos de adaptación o adaptadores: son aquellos gestos que se utilizan para manejar emociones que no queremos expresar, para ayudar a relajarnos o tranquilizarnos, etc. Aquí podemos distinguir los signos dirigidos a uno mismo (como por ejemplo, pellizcarse), dirigidos hacia los objetos (bolígrafo, lápiz, cigarro, etc.) y los dirigidos a hacia otras personas (como proteger a otra persona). Los adaptadores también pueden ser inconscientes, unos ejemplos muy claros son el de morderse una uña o chuparse el dedo, muy común en los niños pequeños. La expresión facial Con la expresión facial expresamos muchos estados de ánimos y emociones. Básicamente se utiliza para regular la interacción y para reforzar o enfatizar el contenido del mensaje dirigido al receptor. Nosotros utilizamos la expresión facial para: expresar el estado de ánimo, indicar atención, mostrar disgusto, bromear, reprochar, reforzar la comunicación verbal, etc. Paul Ekman elaboró un método para descifrar las expresiones faciales mientras trabajaba con Wallace Friesen y Silvan Tomkins. Es una especie de atlas del rostro que recibe el nombre de FAST (Facial Affect Scoring Technique). El FAST clasifica las imágenes utilizando fotografías (no descripciones verbales) y dividiendo el rostro en tres zonas: la frente y las cejas, los ojos y el resto de la cara, es decir, la nariz, las mejillas, la boca y el mentón. La mirada La mirada se estudia separadamente por la importancia que conlleva, aunque forme parte de la
  41. 41. expresión facial. La mirada cumple una serie de funciones que mencionaremos a continuación: • La regulación del acto comunicativo • Fuente de información • Expresa emociones • Comunica la naturaleza de la relación interpersonal El estudio de la mirada contempla diferentes aspectos, entre los más importantes podemos mencionar: la dilatación de las pupilas, el contacto ocular, el acto de parpadear y la forma de mirar: • La dilatación de las pupilas indica interés y atractivo, se dilatan cuando se ve algo interesante. • El número de veces que se parpadea por minuto se relaciona con la tranquilidad y el nerviosismo. Si se parpadea mucho, es símbolo de nerviosismo e inquietud y cuanto menos se parpadee más tranquilo estará uno. • El contacto visual consiste en la mirada que una persona dirige a la mirada de la otra. Aquí debemos mencionar la frecuencia con la que miramos a la otra persona y el mantenimiento del contacto ocular. • La forma de mirar es una de las conductas más relevantes para distinguir a las personas de estatus alto, dominantes y poderosas, de aquellas de bajo estatus que no son poderosas. La sonrisa Aunque la sonrisa se incluye o puede incluirse en la expresión facial, merece ser explicada detalladamente. Se utiliza para expresar felicidad, alegría o simpatía. La sonrisa incluso puede utilizarse para hacer las situaciones más llevaderas. Puede tener un efecto terapéutico en las personas pesimistas o deprimidas. • Sonrisa sencilla: con este tipo de sonrisa se trasmite un mensaje inseguro, dudoso, de falta de confianza. Debe evitarse si se quiere dar una impresión de firmeza y confianza. • Sonrisa sencilla de alta intensidad: esta sonrisa se produce con una separación más acentuada de las comisuras de la boca y éstas suben más. Se puede ver una pequeña parte de los dientes superiores. Transmite confianza y calor.
  42. 42. • Sonrisa superior: el labio superior se retrae de tal manera que se pueden ver casi o todos los dientes. Se transmite un mensaje de cierta satisfacción por ver a alguien. • Sonrisa superior de alta intensidad: se abre más la boca y se ven más los dientes. Se suele acompañar con el cierre ligero de los ojos. Aparte de transmitir felicidad, se suele utilizar para decir una duda alegre o para representar una sorpresa divertida. Se utiliza muchas veces de forma engañosa, por este motivo, hay que tener cuidado. • Sonrisa amplia: es aquella en la cual la mirada se estrecha levemente. Los dientes superiores e inferiores se descubren al completo. Este tipo de sonrisa expresa la más alta intensidad de alegría, felicidad y placer. • Carcajada: es la que va más allá que la amplia. Es la más contagiosa y se produce en un grupo de personas. El lenguaje corporal (Aprendé lo básico para reconocerlo) Esto no es nada importante, pero es bueno saber al menos lo que hay casi al final. Van a poder saber claramente qué es lo que dice y piensa la otra persona, por más que intente hacer lo contrario o mentirles.
  43. 43. Si les preocupan más las pirañas, saltéense el tema
  44. 44. Tengan lo siguiente en cuenta en sus relaciones interpersonales, esto es el arte de la comunicación, devorenlo mentalmente. No hace falta ser psicólogo o experto en comunicación no verbal para comprender el significado de ciertas miradas y gestos. Todos somos capaces de interpretar el lenguaje corporal más evidente, como una mirada de cariño, un puño cerrado en posición amenazante o un gesto ostensible de desprecio. Pero el lenguaje corporal es mucho más complejo, porque todo nuestro cuerpo habla en todo momento. Lo queramos o no, el cuerpo transmite mensajes permanentemente, y a menudo contradice lo que la persona está diciendo con palabras. Si usted está familiarizado con los fundamentos de la comunicación no verbal, percibirá claramente estos mensajes. Si no lo está, los percibirá también, aunque sea de manera inconsciente. Y no debe olvidar que su cuerpo también habla. Vuelve a cumplirse la máxima según la cual no es posible no comunicar. Huelga explicar, por tanto, la importancia de controlar nuestro lenguaje corporal y saber leer el de los demás cuando estamos en un contexto laboral: desde una entrevista de selección hasta una reunión de trabajo o un proceso de negociación salarial.
  45. 45. Es importante tener claro que no hay verdades absolutas. Que alguien se acaricie la barbilla no siempre significa que está reflexionando, al igual que taparse la boca al hablar no es un síntoma inequívoco de falsedad. Por otro lado cada gesto debe leerse en su contexto, porque puede significar cosas muy distintas según cuándo, dónde y cómo se produzca. Aun y así, multitud de libros y estudios han tratado de construir un “diccionario” de la comunicación no verbal. Hay que tomar estas indicaciones con reservas, nunca como fórmulas magistrales, pero sin duda pueden servir como orientación. Veamos algunas “entradas” de ese posible diccionario: [ La mirada ] Cuando nos encontramos con alguien, le miramos unos segundos a los ojos para detectar sus sentimientos e intenciones, y luego bajamos brevemente la mirada para mostrar nuestra intención de cooperar. No hacer esa pausa y mantener fija la mirada podría interpretarse como una actitud desafiante. Durante una conversación, desviar la mirada justo antes de empezar a hablar indica que lo que vamos a decir es fruto de una reflexión meditada, mientras que mirar a derecha e izquierda cuando nos hablan suele ser una demostración de desinterés. Mirar directamente a los ojos de quien nos habla demuestra interés y atención, pero mantener esa mirada durante todo el tiempo sería demasiado agresivo. En una entrevista de trabajo, por ejemplo -en la que el candidato ha de mostrar el máximo interés-, es comprensible que mire a los ojos del entrevistador más tiempo del que sería normal en otro contexto. [ La posición del cuerpo ] La norma fundamental es la que distingue entre cerrazón y apertura. Los brazos cruzados protegiendo el cuerpo son una posición defensiva bastante obvia, mientras que las posturas abiertas demuestran relajación, hasta el punto -cuando son exageradamente abiertas- de transmitir desinterés y mala educación. [ Los movimientos de la cabeza ] Si nuestro interlocutor asiente repetidamente mientras nos escucha puede significar que nos entiende y está de acuerdo con nosotros o que quiere que acabemos lo antes posible para responder.
  46. 46. Una ligera inclinación hacia adelante indica que la persona está escuchando, y escuchando con interés si al mismo tiempo inclina la cabeza ligeramente hacia un lado. [ Las manos ] Es frecuente que no sepamos qué hacer con ellas, pero lo cierto es que ellas siempre acaban haciendo algo. Por ejemplo: • Juguetear con objetos (síntoma de nerviosismo e inseguridad). • Entrelazar los dedos (un gesto que expresa autoridad y rigor, pero también voluntad de entendimiento y espíritu constructivo). • Frotarse entre sí (síntoma de impaciencia). • Girar para mostrar las palmas (transmitiendo sinceridad y franqueza). • Tocar levemente el brazo de nuestro interlocutor (para pedirle que confíe en nosotros y crea lo que le estamos diciendo). - Acariciarse la quijada -> Toma de decisiones - Entrelazar los dedos -> Autoridad - Dar un tirón al oído -> Inseguridad - Mirar hacia abajo -> No creer en lo que se escucha - Frotarse las manos -> Impaciencia - Apretarse la nariz -> Evaluación negativa - Golpear ligeramente los dedos -> Impaciencia - Sentarse con las manos agarrando la cabeza por detrás -> Seguridad en sí mismo y superioridad - Inclinar la cabeza -> Interés - Palma de la mano abierta -> Sinceridad, franqueza e inocencia - Caminar erguido -> confianza y seguridad en sí mismo - Pararse con las manos en las caderas -> Buena disposición para hacer algo - Jugar con el cabello -> Falta de confianza en sí mismo e inseguridad - Comerse las uñas -> Inseguridad o nervios - La cabeza descansando sobre las manos o mirar hacia el piso -> Aburrimiento - Unir los tobillos -> Aprensión - Manos agarradas hacia la espalda -> Furia, ira, frustración y aprensión - Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie -> Aburrimiento - Brazos cruzados a la altura del pecho -> Actitud a la defensiva - Caminar con las manos en los bolsillos o con los hombros encorvados -> Abatimiento - Manos en las mejillas -> Evaluación - Frotarse un ojo -> Dudas
  47. 47. - Tocarse ligeramente la nariz -> Mentir, dudar o rechazar algo Fuente: http://www.habbo.es/groups/Clan-X PD: sí, soy usuario de esa truchada de Habbo, pero sólo por los foros, los pocos buenos foros. Consejos para ligar La mirada Cada vez que nuestros ojos se encuentran con los de otra persona, aunque sea durante un segundo enviamos un mensaje. Como el primer contacto es visual, es muy importante que estos mensajes sean positivos. Este contacto visual debe ir acompañado por una sonrisa amable. La mirada no puede ser breve. Tampoco podemos permitir que las miradas largas duren demasiado. El contacto visual deberá mantenerse el tiempo que necesitamos para pronunciar esta frase: "Hola. Te he visto" Los buenos ligones sólo miran a los ojos. ¿Por qué? * Ser analizada de arriba abajo, provoca que una mujer se sienta menos persona. * Unos pechos, un trasero, pueden llamar tu atención pero no pueden mantener una conversación contigo. Aprenderos bien este primer paso porque esta es la principal arma de los buenos seductores. Las señales De ella
  48. 48. * La sonrisa: la sonrisa de ella será cálida y te hará sentir a gusto. * Miradas cortas y repetitivas: esto significa que tú le interesas.Cuando ella te mire, sonríe. * La mirada fija: Si ella sostiene su mirada mientras habla contigo, quiere transmitirte que le gusta lo que oye… y lo que ve. * Sacudir el pelo, mover suavemente la cabeza y humedecer los labios.Te encuentra atractivo y espera que te sientas intrigado por ella. * El susurro y la inclinación. Si ella se inclina hacia ti durante la conversación, o si te susurra para inducir a que te inclines hacia ella, te está invitando a compartir su espacio natural. Acércate a ella pero no realices movimientos físicos evidentes. El roce es un tema espinoso para muchas mujeres. De él Es más difícil en los hombres que en las mujeres. Esto se debe a que son las mujeres las que inician la comunicación no verbal. * Apretarse el nudo de la corbata o ponerse bien las solapas. * Elevar las cejas.Si quieres saber como piensa un hombre, mira sus cejas. Si están relajadas, no eres de su agrado. Si tiene los ojos abiertos y las cejas alzadas, le has cogido por sorpresa… y estará realmente contento con ello. * Ofrecer el brazo. Un hombre que ofrece su brazo, no quiere perderte de entre los demás asistentes del acto social. También es un hombre que desea que los otros candidatos interesados, sepan que él cuida de ti, y que no disponen de ninguna posibilidad. La autoconfianza
  49. 49. No tengas miedo a que el primer paso haga que parezca desesperado o sexualmente agresivo. No tengas miedo a que no te encuentre atractivo. No tengas miedo a decir algo estúpido. No tengas miedo a ser rechazado o que la persona con la que estás ligando no sea tu tipo. Mujeres y hombres atractivos son rechazados cada día, y no por que haya algo que no está bien en ellos, sino por culpa de los prejuicios de la otra persona. Si se aparta de ti porque le recuerdas a alguien, es su problema, no el tuyo. Y si deja pasar una oportunidad de entablar una conversación, simplemente excúsate y ve a terrenos más fértiles. Sus razones para ignorarte pueden decir más sobre sus problemas que sobre los tuyos. ¡El rechazo es un favor! Cierto, los rechazos duelen, pero te evitan la agonía de pasar un solo segundo más en la dudosa compañía de la persona equivocada. Y te ofrecen la oportunidad de continuar tu vida y de seguir ligando. Por último. No arriesgar, es perder oportunidades. Esto no quiere decir "tirarse a la piscina", sino valorar estratégicamente las posibilidades y atacar por el flanco. Después de saludar Haz preguntas que exigan respuestas abiertas. Descubre de qué le gusta hablar: ¿De sus hobbies? ¿De su trabajo? ¿De la amistad? ¿Del amor? Y háblale de lo que a él/ella le gusta, no de lo que te gusta a ti. A él/ella no le importa si has estado de compras, en el fútbol, ...
  50. 50. Céntrate en las áreas que manifiestan un interés común: crearás un vínculo instantáneo. Si olvidastes el nombre de la otra persona, recuérdale lo mucho que te gusta/gustó su conversación diciéndole: - "¡No me puedo creer que no recuerde tu nombre!". No acabes las frase de alguien. Interrumpir a alguien es desagradable y aniquila la posibilidad de descubrir lo que realmente piensa y sienta quien habla. Describe tu profesión de modo que resulte interesante a los demás. Si estás hablando con alguien que ya conoces, haz referencias a vuestra conversación anterior. Así sabrá que valoras sus opiniones. Si tus sentimientos sobre un determinado tema no se pueden expicar en unas pocas frases, olvídalo. La afirmación breve de una opinión siempre resulta más interesante, mientras que si te extiendes parece que estarás impartiendo una clase. No centres demasiado la conversación en tu propia vida. Si empiezas cada frase con un "yo", es poco probable de que acabes utilzando un "nosotros". El lenguaje corporal A tener en cuenta: * Si te inclinas demasiado hacia la persona que acabas de conocer o invades su espacio personal, parecerás demasiado agresivo. * Los brazos cruzados son una señal. Puede estar sonriendo pero si mantiene los brazos cruzados,
  51. 51. lo mejor será que te vayas. Estás entrando en terreno peligroso. * Su posición también te da información. Si se encoge, significa que le estás aburriendo. * Si se cubre la boca mientras habla o si se toca la nariz despues de afirmar algo, tu interlocutor puede estar jugando con la verdad. Presta atención. Los trucos Habla, no te cortes. No escatimes hablar, es lo más importante para cualquier seductor. Sobre todo, y al principio, no hables de cosas profundas, ni difíciles, excepto que compruebes que la otra persona es una intelectual sin remedio. No hables de ti, o hazlo con mucha moderación y sentido del humor. Sentido del Humor Hazle reír, el humor es un buen afrodisiaco. Ríete de ti mismo. Los piropos. a) Personaliza el piropo. Dile algo hermoso que no pudieras decir a cualquiera. b) Los piropos exagerados o que resultan poco sinceros son una proposición dudosa.¿Mi consejo? Sé honesto.Si no encuentras nada hermoso que decirle, no le digas nada. c) Piropea sobre todo aquello que el dinero no pudiera comprar. No adules lo que lleva puesto una persona; háblale de cómo lo lleva puesto. Ten cuidado con los comentarios sobre sus joyas o su reloj, ya que puede pensar que estás mas interesado en su potencial económico que en otros aspectos más significativos. Tiempos muertos Para una seducción en punto muerto, pero que ya promete, recuerda que el primero de los
  52. 52. afrodisiacos menores es el alcohol. Autocontrol ¡IMPORTANTISIMO! Mantén la cabeza fría (aunque todo lo demás se te caliente). La situación en que nos hallamos cuando todavía no se han desarrollado en nuestro ánimo la alegría, el placer, la cólera o la tristeza, se denomina "centro". En cuanto empiezan a desarrollarse tales pasiones sin sobrepasar cierto límite, nos hallamos en un estado denominado "armónico" o "equilibrado". El camino recto del universo es el centro, la armonía es su ley universal y constante. Hacer ofertas que no se puedan rechazar Nunca le des la oportunidad de decir no (para que no se mal acostumbre), ve haciendo las propuestas poco a poco, de forma que no las pueda rechazar. Ocultar el juego No enseñes todas las carta de tu baraja de una sola vez. Suspense Muestra al principio algo de indiferencia, pero hazte notar (nadie ama lo que ignora). Hacerse indispensable Hazte indispensable y luego quita de golpe todo el interés, cuando menos lo espere. Tras eso, aplica paulatinamente la regla anterior. "Hacerse indispensable. Más se saca de la dependencia que de la cortesía; el satisfecho vuelve inmediatamente la espalda a la fuente. La primera lección de la experiencia debe ser entretenerla, pero no satisfacerla; así se conserva la
  53. 53. dependencia que los demás tienen; incluso la del Rey." El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián) Romper el ritmo Utiliza la técnica del estímulo intermitente: un día dale cuerda y toda la atención del mundo y al siguiente ninguna, así en forma alterna: atención-indiferencia. No lleves ritmo en nada de esto. "No obrar siempre igual. Así se confunde a los demás, especialmente si son competidores. No hay que obrar siempre de primera intención, pues nos captarán la rutina y se anticiparán y frustrarán las acciones. Tampoco hay que actuar siempre de segunda intención, pues entenderán la treta cuando se repita". El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián) Ser impredecible Nunca mantengas un comportamiento predecible y siempre amable, tienes que ser cambiante e impredecible. "Confundir a los contrincantes significa actuar de tal manera que les impida mantener la mente en calma. Intenta varias maniobras según la oportunidad del momento, haciendo pensar al contrincante que ahora vas a hacer esto, después lo otro, y a continuación algo distinto, hasta que veas que empieza a estar desconcertado, y así ganar a voluntad". El Libro de los Cinco Anillos (Miyamoto Musashi) Misterio Emplea cierto misterio (pero no te hagas el misterioso). A todos nos atrae el misterio, es bueno emplearlo. Amagar una retirada Cuando veas que empieza a mostrar interés simula una retirada y finge indiferencia. Este truco lo suelen emplear también ellas. La ausencia disminuye las pequeñas pasiones e inflama las grandes, al igual que el viento apaga una vela y atiza un fuego. M. de la Rochefoucauld. Paciencia
  54. 54. Sé paciente, aprende a esperar y recoger la cosecha a su tiempo. Precipitarse puede llevarnos al fracaso. Hay que seguir los ritmos y los tiempos del amor. No poner todos los huevos en la misma cesta. Trabájate por lo menos dos o tres ligues a la vez, por si alguno te falla. Esto no es muy ético, pero es muy práctico, que le vamos a hacer. Constancia No desprecies ninguna ocasión, recuerda que todas las conquistas son horas vuelo que entran en tu currículum. Con un buen prestigio de seductor, las conquistas son más fáciles. "Hay que ingeniárselas, por encima de todo, para que cada una de nuestras acciones nos proporcionen fama de hombres grandes y de ingenio excelente". El Príncipe (Maquiavelo) Ser realista Más vale conquista en mano que cien proyectos... A lo mejor nos es inalcanzable la persona de nuestros sueños, pero otra persona de buen ver si que es posible el seducirla. No perder el tiempo Inténtalo en todo momento, en todas partes, con cualquier ocasión. Nunca se sabe ... Al final; el que la sigue, la consigue Aplica la estadística: de cada cien intentos por lo menos diez tienen que ser un éxito. Con el tiempo, subirán los resultados. Atrevimiento
  55. 55. Sé atrevido: si lo pensaste, hazlo. No le digas: "¿te puedo besar?" ¡Bésala! ¡Mejor arrepentirse de haberlo intentado que nunca haberse atrevido! "Creo que es mejor ser impetuoso que prudente, porque la fortuna es mujer, y se si desea dominarla, se puede ver que se deja conquistar por el audaz más que por aquellos que actúan fríamente." El Príncipe (Maquiavelo) Amante y bandido Es mejor tener cierto punto de sinvergüenza o pícaro que pasar por un tonto. No ser empalagoso. En relación con las mujeres, tengo que decirte que no existe ninguna de nosotras que no prefiera un poco de trato áspero a una excesiva consideración. Ninon de Lenclos, cortesana. Retirada Cuando nada te resulte, aprende a perder y a retirarte a tiempo sustituyendo este contacto con algún nuevo proyecto. "Si puedes ganar la batalla, lucha; si no, retírate". Mao Tse Tung (estrategia y táctica) Buscar el punto débil Toda persona tiene una debilidad, encuéntrala y explótala. La mayoría de ellas sólo buscan el reconocimiento y el cariño como personas. Exactamente como tu y como yo, querido/a lector/a. "Encontrar el punto débil de cada uno: este es el arte de mover las voluntades. Es más una destreza que determinación. Es saber por dónde se ha de entrar a cada uno. Primero hay que conocer el carácter, después tocar el punto débil, insistir en él, pues infaliblemente se quedará sin voluntad". El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián) Para casados/as Si eres un seductor casado, no recurras al viejo truco de que te llevas mal con su mujer. El seductor declara que es todo un éxito y su matrimonio perfecto, pero que ella tiene algo que ninguna tiene. También funciona con las seductoras casadas.
  56. 56. Un poco de ética Recuerda que el seductor tiene su ética y ellas un atávico pudor: nunca cantes a una conquista, ni hagas gala de tus proezas. Sorpresa Ten detalles inesperados pero no la agobies con obsequios. Ser humilde IMPORTANTE: No presumas de conquistador. Con el tiempo entenderás el por qué de esta afirmación. Romanticismo Aparenta ser moderadamente romántico, pero nunca estúpidamente romántico. "Un hombre razonablemente enamorado puede actuar como un loco, pero no debería ni puede actuar como un idiota." M. de la Rochefoucauld. Celos Dale celos de vez en cuando, pero no te excedas. Anticiparse a la ruptura Si tienes buenos indicios de que él/ella va a cortar la relación, anticípate y actúa tú antes. Recuerda que es la práctica la que hace al maestro y que el secreto del amor es el misterio. Seducir es mantener cierto misterio, es dejar expectante al otro. Hay que mantener cierto
  57. 57. magnetismo que provoque en la otra persona la curiosidad por saber más de tí. Es bueno dar al otro información de nosotros, pero no debemos contarle toda nuestra vida con pelos y señales, ni estar a su entera disposición siempre. Si cometemos estos errores no le hará falta irnos descubriendo poco a poco, no despertaremos de esa forma mucho interés. La gente valora lo que le cuesta obtener, por lo que hay que mostrarse inaccesible, pero no inalcanzables. En este caso el otro abandonará el campo de batalla y nos quedaremos solos y con nuestro misterio por descubrir. Y recuerda esto: "Cuando dos personas desean realmente algo, el Universo entero conspira para que puedan realizar su sueño. Basta con aprender de los dictados del corazón y a descifrar un lenguaje que está mas allá de las palabras" Paolo Coelho. Comunicación Sexual con la Mujer Comunicación Sexual con la Mujer ¿Y si yo fuera a decirte que hay un lenguaje "secreto" que los hombres y las mujeres utilizan para comunicar "interés sexual" los unos a los otros…? Si no sabes hablar este idioma, (tal como la mayoría de los hombres no lo sabe...), la mujer al instante "Se cierra ", y nunca suele dar una segunda oportunidad. ¿Vas entendiendo el punto? ¿Ves la importancia de conocer bien las bases de la comunicación sexual? Como ustedes saben, la verdad a menudo supera a la ficción… Y me sucedió algo que la superó con creces. Algo que me hizo descubrir la “comunicación sexual de la peor manera”. Cuando empecé a aprender la manera de "atender a las mujeres", decidí que sería una buena idea leer todo lo que uno puede encontrar sobre el tema. Así que fui a las librerías, busqué en la Internet, y compré todos los libros que pude. También fui a seminarios, y recurrí a casi todas las otras fuentes en existencia para recopilar más información. Aquí van algunos ejemplos de lo que encontré: "Si una mujer juega con su pelo mientras ella está hablando con usted, es una señal de que

×