Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Cómo debe ser el maestro actual

como debe de ser el buen maestro

  • Login to see the comments

Cómo debe ser el maestro actual

  1. 1. ¿Cómo debe ser el maestro actual?En primer lugar el maestro debe ser una persona abierta, serena ytolerante, que asuma ante sus alumnos el papel de mediador yconsejero, que domine las nuevas tecnolgias, que sea un buenpedagogo, que tenga capacidad para el trabajo en equipo, que seacapaz de orientar personalmente y profecionalemente a losalumnos, que tenga un alto grado de adaptabilidad a las situacionesconflictivas y cambiantes del aula y del contexto social; y, sobretodo, debe poseer tres cualidades: la ejemplaridad, la autoridadmoral y la madurez afectiva.La velocidad con que se producen los cambios en los hechossociales y las complejas formas de aproximarnos al conocimientoen el siglo XXI nos presentan una nueva visión de la educación parauna sociedad tambien nueva, que exige un elitista, se impone unaeducación basada en la investigacion. Ello requiere de un educadorque no sólo investigue sino que tambien eduque en la vida y para lavida, que enseñe lo académico y lo vital.La sociedad de hoy demanda una educación más dialogica ycomunitaria más crítica y transformadora, más solidaria y social.Que investigue la realidad y se comprometa con ella a la luz de losderechos humanos.Que ponga investigación y docencia al servicio de la sociedad. Quecontribuya a la construcción del conocimiento desde la perspectivade la solidaridad.
  2. 2. Ahora, la calidad de la educación depende principalmente de laformación y entrega de su profesorado.Por ello, la nueva escuela exige un profesor comprometido con sutriple misión: educadora, docente e investigadora.Un profesorado capaz de enganchar a los estudiantes al placer delconocimiento, y de hacerles vivir la escuela como un espacio nosólo para investigar, sino también para enseñar y aprender. Paraaprender a conocer y a hacer. También a convivir y a ser.Profundizar el ‘‘Ser docente hoy´´ significa reflexionar en torno alrol docente, el saber pedagógico y didactico en su relación con lasociedad del conocimiento y con la responsabilidad ética eineludible que los docentes tienen hoy en la formción deciudadanos capaces de contribuir a la ‘‘ciudadanización’’ de lademocracia.El maestro actual debe de tener la capacidad de observar al alumnocomo desarrolla sus capacidades, actitudes, destrezas, y la formaen que resuelve los problemas sencillos donde utilicen elrazonamiento.Debe expresar y sentir cariño, ternura hacia los alumnos, estarsiempre al pendiente de ellos, y no solo ser un profesor sino servarias cosas al mismo tiempo, un buen amigo, psicologo, consejero,doctor y asi entre otras cosas mas, transmitir en la experiencia deenseñar el goce del conociemiento, contagiarles actitudes derespeto hacia ellos mismos, entusiasmo y calidez en su relación conlos otros, de autoconfianza y valoración de sus posibilidades.
  3. 3. El maestro dentro del aula debe ser mas lúdico en sus clases, a quelos alumnos socialicen con sus compañeros en equipo para larealización de la clase, ahora el alumno tiene qe ser el queinvestigue el tema que se abordara en el aula, el maestro solo seráun guía entre ellos para aclarar las dudas que se presenten.La pregunta central es, por un lado, si los docentes hoy estáncapacitados para actualizarse y renovarse con la velocidad yprontitud que exige la sociedad del conocimiento. Y, por el otro, sitienen dominio pedagógico y didáctico para desarrollar en losestudiantes las competencias ciudadanas referidas a objetivos ytemas transversales como los derechos humanos, la tolerancia, lano discriminación, la deliberación democrática, el respeto a ladiversidad social y cultural, al reconocimiento del otro(a) comoun(a) legítimo(a). La investigación ha mostrado que los docentes,desafortunadamente, no están plenamente preparados paraasumir estos desafíos. Necesita dar mas hoy el maestro acual.Ser docente ayer, hoy y en el futuro ha sido, es y será una enormeresponsabilidad la que, a la vez, se construye en un privilegiosingular que todos los que ejercemos la docencia conocemos. Laposibilidad de contribuir a la formación de personas es, sin duda,una tarea ardua y, por qué no decirlo, envidiable, que hoy tieneposibilidades reales de tener alcance global. Una nota futura sededicará a relatar algunos de los logros ya obtenidos en esteambito y sus posibles proyecciones.La situación actual tiene características que hacen indispensableimpulsar nuevas y variadas maneras de ejercer la docencia.
  4. 4. Una de ellas, la disponibilidad de conocimientos nuevos que nosimpactan con una velocidad jamás antes experimentada, produce larápida obsolescencia de algunos contenidos tanto en el ámbitotecnológico como en otros, y obliga a enfatizar el aprendizaje dehabilidades, destrezas y competencias cuya vida útil supere la deaquellos.Por otro lado, las posibilidades casi ilimitadas (tanto en el tiempocomo en el espacio) de intercominicación, la enorme oferta deinformación de diversa índole, en variado formato, y disparcalidad,la facilidad para el establecimiento de redes de distintos tipos,entre otras novedades, nos impulsa (o debería impulsarnos)a crearnuevas estrategias docentes que, lejos de combatir este nuevoescenario ( que ha llegado para quedarse), lo aproveche enbeneficio de la formación de las personas.
  5. 5. ConclusiónEl que escoge la profeción docente, comienza un camino que estáprofundamente marcado por el fin último y primera prioridad queincluye su práctica: que los estudiantes aprendan y desarrollen. Esaprioridad involucra una responsabilidad enorme, y requiere depersonas que tengan grandes capacidades, dificiles de enumerar endos párrafos. De lo que no hay duda es que esas capacidadesinvolucran una gran exigencia, a la que en el día a día los profesoresdeben dar respuesta. Tenemos la opción de dejar que esa exigenciasea algo externo, en ocasiones molesto, o asumirla como propia.Que un profesor deba estar al tanto de cómo se divierten susalumnos, de qué lugares obtienen la información, qué es lo que lesinteresa, cómo aprenden mejor… ese es el desafío. Conocer a losalumnos, hoy como anates, pero también hoy más que nunca,cuando avance en la diversidad de opciones para acceder alconocimiento es muy rápido y es necesario estar al día. Conocer loque hacemos, significa actualizarse, no sólo con lo que está en unlibro, también con lo que hacen otros en mi tema, con lo que seestá descubriendo, hoy están las vías para acceder a esainformación. Conocer como hacemos, estando abiertos a mirarnosy escrutarnos, permitiendo que otros nos miren y nos apoyen en elproceso de mejorar.

×