Postestructuralismo

40,016 views

Published on

Presentación sumaria de algunas ideas entorno al postestructuralismo.

Published in: Education
  • Be the first to comment

Postestructuralismo

  1. 1. Teorías postestructuralistas Miércoles, 2 de junio de 2010
  2. 2. ÍNDICE <ul><li>Roland Barthes: el texto plural </li></ul><ul><li>Julia Kristeva: lenguaje y revolución </li></ul><ul><li>Jacques Derrida: desconstrucción </li></ul><ul><li>Desconstrucción norteamericana (Man, White, Bloom, Hartman y Miller) </li></ul><ul><li>Discurso y poder: Michel Foucault y Edward Said </li></ul>
  3. 3. Roland Barthes: el texto plural 12 DE NOV. 1915 25 DE MARZO 1980
  4. 4. Jacques Derrida: desconstrucción Jorge Luis Borges y Jacques Derrida 1971 John Hopkins
  5. 5. Uso científico y filosófico del término “estructura” Científicamente era común definir: “Una estructura, en esencia, es un conjunto de leyes que definen (e instituyen) un ámbito de objetos o de entes (matemáticos, psicológicos, jurídicos, físicos, económicos, químicos, biológicos, sociales, etc.) estableciendo relaciones entre ellos y especificando conductas y/o sus formas de evolución típicas”. Giovanni Reale y Darío Antiseri Historia del pensamiento filosófico y científico . Barcelona, Herder, 1988, (pág. 824)
  6. 6. <ul><li>“ No existen por un lado las ciencias exactas y naturales, y por lo tanto las ciencias sociales y humanas. Hay dos modos de enfoque y sólo uno de ellos posee carácter científico: el de las ciencias exactas y naturales que estudian el mundo, y en el cual las ciencias humanas tratan de inspirarse cuando estudian al hombre en la medida en que forma parte del mundo. El otro enfoque, el de las ciencias sociales, emplea sin duda técnicas procedentes de las ciencias exactas y naturales; pero las relaciones que vinculan las unas a las otras son extrínsecas, no intrínsecas. En comparación con las ciencias exactas y naturales, las ciencias sociales se hallan en condición de clientes, mientras que las ciencias humanas aspiran a convertirse en alumnas”. </li></ul><ul><li>Claude Lévi-Strauss </li></ul><ul><li>“ Criterios científicos en las disciplinas sociales y humanas” (1964) </li></ul><ul><li>“ El estructuralismo, en efecto, no se presenta como un conjunto compacto de doctrinas (no existe una doctrina estructuralista); se caracteriza más bien por una polémica colectiva que los estructuralistas (usos filosóficos del concepto de estructura en pensadores como Lévi-Strauss , Althusser , Foucault y Lacan ) mantienen contra del subjetivismo, el humanismo, el historicismo y el empirismo. El estructuralismo filosófico (…) halla su unidad en una protesta común contra la exaltación del “yo” y la glorificación del finalismo de una historia humana llevada a cabo, guiada o concretada por el hombre y por su esfuerzo ”. </li></ul><ul><li>(HPCF: 825) </li></ul>
  7. 7. Cómo definía la naturaleza humana el positivismo IDEOLOGÍA POSITIVISTA INDIVIDUO O HECHO INDIVIDUAL SUSTANCIA EVOLUCIONISMO NATURALISMO El investigador se concentra en cada hecho particular Lo que es para la experiencia física y no por lo que hace. Evolución de los hechos Está predeterminada. Los hechos están sujetos a la causalidad y la necesidad.
  8. 8. Cómo definía la naturaleza humana el antipositivismo IDEOLOGÍA ANTIPOSITIVISMO SISTEMA DE HECHOS FORMA - FUNCIÓN ESTADO DE COSAS CULTURA El investigador se concentra en el SISTEMA El “ser” de los objetos se manifiesta en lo que hacen. Descripción de los hechos. No se necesita recurrir al origen y desarrollo de las cosas. Los hechos no están sujetos a la ley de necesidad empírica. Objetos son creados con una Finalidad.
  9. 9. <ul><li>“ La idea de que la lingüística ha de ser útil para estudiar otros fenómenos culturales se basa en dos concepciones fundamentales: primero, la de que los fenómenos sociales y culturales no son objetos o acontecimientos simplemente materiales, sino también objetos o acontecimientos con significado y, por tanto, signos ; y segunda, la de que no tienen esencia, sino que los define una red de relaciones, tanto internas como externas . Puede ponerse el acento en una u otra de esas proposiciones – así es como se podría distinguir, por ejemplo, semiología y estructuralismo- , pero, de hecho, son inseparables, pues al estudiar los signos hay que investigar el sistema de relación que permite la producción del significado, y, recíprocamente, la única forma de determinar las relaciones pertinentes entre los especímenes concretos es la de considerarlos signos” </li></ul><ul><li>Jonathan Culler </li></ul><ul><li>“ La poética estructuralista. El estructuralismo, la lingüística y el estudio de la literatura”. Barcelona, Anagrama, 1978 (pág. 17) </li></ul>
  10. 10. Entonces, cómo “surge” el postestructuralismo <ul><li>“ Podría hablar más sobre los modos en que este término (Postestructuralismo) induce en error, pero, a pesar de eso, todavía está aquí; la gente lo usa; y el que yo hable sobre su inexactitud no hará que se marche. Hacemos mejor invirtiendo nuestro tiempo en someterlo a un uso razonable. Ahora bien, lo que generalmente se designa mediante ese término es un cuerpo amorfo de teoría y crítica, pero los elementos de ese cuerpo parecen ser lo que se llama desconstrucción y cierta cantidad de crítica psicoanalítica moderna. (…) creo que un buen modo de abordar el problema de dar el sentido a esta noción de postestructuralismo es examinar el estudio de la narrativa, en el cual tiene algún sentido distinguir entre estructuralismo y postestructuralismo, y extraer de eso una idea de lo que podría hacer que una crítica fuera postestructuralista. </li></ul><ul><li>Jonathan Culler </li></ul><ul><li>“ La crítica postestructuralista” En: Criterios , La Habana, Nº 21-24, enero 1987 – diciembre 1988 (pág. 34) </li></ul>
  11. 11. Presupuestos narratológicos Narración Discurso Historia (Contenido) (Expresión) Existentes Sucesos Estructura de la transmisión narrativa Manifestación Acciones Acontecimientos Personajes Escenarios Forma del contenido Sustancia de la expresión Forma de la expresión Gente, cosas, etc. ya trans- formados por los códigos culturales del autor. Sustancia del contenido
  12. 12. Crítica postestructuralista Narración Discursivo No discursivo (Contenido) (Expresión) Existentes Sucesos Estructura de la transmisión narrativa Manifestación Acciones Acontecimientos Personajes Escenarios Forma del contenido Sustancia de la expresión Forma de la expresión Gente, cosas, etc. ya trans- formados por los códigos culturales del autor Sustancia del contenido 1. Interacción tensa e insintetizable 2. ¿Quién estructura la estructura? 3. ¿Existe un metalenguaje? 1 2 3
  13. 13. <ul><li>“ Los postestructuralistas descubrieron la naturaleza esencialmente inestable de la significación . Según ellos, el signo ya no es tanto una unidad con dos lados, como una “fijación” momentánea entre dos capas en movimiento. (…) Los postestructuralistas han unido de varias maneras estas dos mitades”. </li></ul><ul><li>Raman Selden </li></ul><ul><li>Teoría literaria contemporánea . Barcelona, Ariel, 1987, (pág. 90) </li></ul><ul><li>“ El postestructuralismo ha dedicado buena parte de sus energías a seguir la pista de la insistente actividad del significante al formar cadenas y contracorrientes de sentido con otros significantes y desafiar los disciplinados requisitos del significado” </li></ul><ul><li>Op. Cit . Pág.91 </li></ul>
  14. 14. <ul><li>“ Término general en la historia del pensamiento de finales del siglo XX que se usa para designar, a menudo peyorativamente, un amplio haz de pensadores, que incluye a BARTHES, DELEUZE, DE MAN, DERRIDA, FOUCAULT, GIRARD y SAID. La palabra fue acuñada para referirse a los movimientos intelectuales que emergieron del Coloquio Internacional sobre Lenguajes Críticos y Ciencias del Hombre, que se llevó a cabo en la Universidad Johns Hopkins en 1966”. </li></ul><ul><li>Michael Payne </li></ul><ul><li>Diccionario de teoría crítica y estudios culturales . Buenos Aires, Paidós, 2002, (pág. 533) </li></ul><ul><li>“ El postestructuralismo no es un abandono de la estructura, sino más bien una reflexión crítica sobre su dinámica . Tampoco entraña el FIN DE LA FILOSOFÍA ni intenta trabajar fuera de ella. </li></ul><ul><li>Si bien se opone de forma sistemática a una estructura rígida, opresiva, monolítica, el postestructuralismo no es una invitación a una informidad irresponsable. Antes bien, la crítica postestructuralista celebra el potencial liberador dentro de las formas humanas y acepta la responsabilidad de reflexionar sobre ellas. En este sentido, es un tipo de lectura crítica que exalta la ESCRITURA, aunque sus procedimientos pueden extenderse, al menos por analogía, a todas las actividades humanas” </li></ul><ul><li>Op. Cit. pág. 533 - 534 </li></ul>
  15. 15. <ul><li>“ El significado se deriva del juego potencialmente interminable de los significantes; no es propiamente un concepto firmemente atado como apéndice de un significante en particular. El significante no nos presenta directamente un significado, a la manera en que un espejo entrega una imagen. No existe en el lenguaje un armonioso conjunto de correspondencias – que vayan de uno en uno- entre el nivel de los significantes y el de los significados. Para complicar aún más las cosas, tampoco existe una distinción fija entre significantes y significados. Si usted desea conocer lo que quiere decir (el significado) un significante, puede consultar el diccionario, pero sólo encontrará más significantes cuyos significados también pueden consultarse en el diccionario, y así sucesivamente. El proceso que estamos discutiendo no es sólo infinito en teoría, también es, en cierta manera, circular: los significantes continúan transformándose en significados y viceversa; jamás se llega a un significado final que a su vez no sea un significante. Si el estructuralismo separa el signo del referente, el proceso al que ahora nos referimos – con frecuencia denominado “postestructuralismo”- da otro paso adelante, pues separa al significante y al significado ” (…) </li></ul><ul><li>“ El significado no está inmediatamente presente en el signo” </li></ul><ul><li>Terry Eagleton </li></ul><ul><li>Una introducción a la teoría literaria . 2ª ed. México, FCE, 1998, (pág. 155 – 156) </li></ul>
  16. 16. Críticas de Jacques Derrida TEORÍA DEL SIGNIFICADO Y LA TEXTUALIDAD METAFÍSICA DE LA PRESENCIA LA VIOLENCIA DEL DISCURSO METAFÍSICO LOGOCENTRISMO Y FONOCENTRISMO EL LENGUAJE Y LA MARGINACIÓN DE LA ESCRITURA
  17. 17. La violencia del discurso metafísico <ul><li>“ Un texto no es un texto más que si esconde a la primera mirada, al recién llegado la ley de su composición y la regla de su juego. Un texto permanece además siempre imperceptible. La ley y la regla no se esconden en lo inaccesible de un secreto, simplemente no se entregan nunca, en el presente, a nada que rigurosamente pueda ser denominado una percepción” </li></ul><ul><li>Jacques Derrida </li></ul><ul><li>La diseminación . Madrid, Fundamentos, 1997, (pág. 93) </li></ul><ul><li>Significante / significado </li></ul><ul><li>Escritura / voz </li></ul><ul><li>Irracional / racional </li></ul><ul><li>Asistemático / sistemático </li></ul><ul><li>Habla / lengua </li></ul><ul><li>No serio / serio </li></ul><ul><li>Imitación / original </li></ul><ul><li>No literario / literario </li></ul><ul><li>Físico / metafísico </li></ul>Jerarquías impuestas Estabilidad intelectual
  18. 18. Logocentrismo y fonocentrismo <ul><li>“ Hay, por lo tanto, una escritura buena y una mala: la buena y natural, la inscripción divina en el corazón y en el alma; la perversa y artificiosa, la técnica, exiliada en la exterioridad del cuerpo. Modificación interior al esquema platónico, escritura del alma y escritura del cuerpo, escritura del adentro y escritura del afuera, escritura de la conciencia y escritura de las pasiones, así como existe una voz del alma y una voz del cuerpo” </li></ul><ul><li>Jacques Derrida </li></ul><ul><li>De la gramatología . Buenos Aires, Siglo XXI, 1971, (pág. 24) </li></ul>SABER OCCIDENTAL ESCRITURA VOZ METAFÍSICA DEPOSITARIA ÚNICA DEL PODER DEL SENTIDO TÉCNICA AUXILIAR FONOCENTRISMO LOGOCENTRISMO
  19. 19. El lenguaje y la marginación de la escritura <ul><li>“ La evidencia tranquilizadora en que debió organizarse y en la que debe aún vivir la tradición occidental es la siguiente. El orden del significado nunca es contemporáneo del orden del significante; a lo sumo es su reverso o su paralelo, sutilmente desplazado – el tiempo de un soplo-. Y el signo debe ser la unidad de una heterogeneidad, puesto que el significado (sentido o cosa, noema o realidad) no es en sí un significante, una huella : en todo caso no está constituido en su sentido por su relación con la huella posible. La esencia formal del significado es la presencia , y el privilegio de su proximidad al logos como phoné es el privilegio de la presencia. Respuesta ineluctable desde el momento en que se pregunta “¿qué es el signo?”, es decir, cuando se somete al signo a la pregunta por la esencia, al “ ti esti ”. La “esencia formal” del signo no puede determinarse sino a partir de la presencia. No es posible evitar esta respuesta, salvo recusando la forma misma de la pregunta y comenzando a pensar que el signo es esa cosa mal nombraba, la única que escapa a la pregunta institutora de la filosofía: “¿Qué es …?” </li></ul><ul><li>Jacques Derrida </li></ul><ul><li>De la gramatología . Buenos Aires, Siglo XXI, 1971, (pág. 25-26) </li></ul>x x
  20. 20. Desconstrucción norteamericana (Man, White, Bloom, Hartman y Miller) <ul><li>Escuela de Yale (especialistas en el Romanticismo) </li></ul><ul><li>Los poetas románticos están muy relacionados con las experiencias de las iluminaciones atemporales (“epifanías”) ocurridas en algún momento privilegiado de sus vidas. </li></ul><ul><li>Invitación abierta a la descontrucción. </li></ul>
  21. 21. Paul De Man: “Visión y ceguera” (1979) <ul><li>Algunos críticos logran ver sólo a través de cierta ceguera. </li></ul><ul><li>La teoría se contradice con las percepciones a las que llegan. </li></ul><ul><li>La Nueva Crítica: concepción del poema como forma orgánica. Sin embargo, llegan a percibir formas ambiguas. El ambiguo lenguaje contradice la idea de un objeto parecido a la totalidad. </li></ul><ul><li>La crítica debe ignorar la percepción que produce. </li></ul>
  22. 22. <ul><li>Modo retórico de descontrucción. </li></ul><ul><li>Los tropos de extienden por el lenguaje desestabilizando el imperio del argumento lógico y racional. </li></ul><ul><li>La lectura siempre es necesariamente una “mala lectura”, porque los tropos se interponen inevitablemente entre los textos literarios y los críticos. </li></ul><ul><li>La crítica es una “alegoría”, es una secuencia de signos que está a cierta distancia de otra secuencia de signos y que intenta colocarse en su lugar. </li></ul><ul><li>La crítica o su metalenguaje es textualidad común a la literatura. </li></ul><ul><li>Todos los lenguajes son autodeconstructivos. </li></ul><ul><li>“ Un texto literario afirma y niega al mismo tiempo la autoridad de su propio modo retórico” </li></ul>Paul De Man: “Alegorías de la lectura”
  23. 23. TEXTUALISMO IDEALISMO DEL XIX TEXTUALISMO DEL XX TEXTUALISTA NATO TEXTUALISTA DÉBIL EL TEXTO LO ES TODO “ FORMALISMO” EL TEXTO NOS LLEVA DENTRO Y FUERA DE ÉL “ MATERIALIDAD” DERRIDA DE MAN BLOOM FOUCAULT SAID
  24. 24. Discurso y poder: Michel Foucault y Edward Said <ul><li>HIPÓTESIS </li></ul><ul><li>“ En toda sociedad, la producción del discurso está a la vez controlada, seleccionada y redistribuida por un cierto número de procedimientos que tienen por función conjurar los poderes y peligros, dominar el acontecimiento aleatorio y esquivar su pesada y temible materialidad” </li></ul><ul><li>Michel Foucault </li></ul><ul><li>El orden del discurso . Barcelona, Tusquets, (1980:11) </li></ul>
  25. 25. ¿Cuál es el ”origen” de los discursos? <ul><li>Los discursos no surgen del individuo, sino hay ciertas condiciones de posibilidad de emergencia de los discursos. </li></ul>TRES PROCEDIMIENTOS DE CONTROL Y DE SELECCIÓN EXCLUSIÓN CONTROL DE CONDICIONES DE UTILIZACIÓN CONTROL INTERNO
  26. 26. Filósofos estructuralistas Claude Lévi-Strauss Louis Althusser Jacques Lacan Michel Foucault

×