Revista de las Fuerzas Armadas del Ecuador Mayo-2013

14,872 views

Published on

Revista de las Fuerzas Armadas del Ecuador Mayo-2013.- Entre otros artículos se describe el avance del Proyecto de Elaboración y Actualización de la Doctrina Militar Conjunta.

Published in: News & Politics
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
14,872
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
83
Actions
Shares
0
Downloads
167
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista de las Fuerzas Armadas del Ecuador Mayo-2013

  1. 1. REVISTA FUERZAS No. 149 - MAYO DEL 2013 - LXXIV ARMADAS DEL ECUADOR
  2. 2. REVISTA FUERZAS ARMADAS DEL ECUADOR 2013 “Garantía de un pueblo digno y soberano”
  3. 3. Créditos DIRECTOR GENERAL TGrl. Leonardo Barreiro Muñoz COMITÉ EDITORIAL Grad. Luis Garzón Narváez Grab. Carlos Obando Grab. Hugo Villegas Calm. Oswaldo Zambrano Grab. Carlos Egüez Crnl. E.M. Wilson Pazmiño EDITOR GENERAL Tcrn. E.M. Jimmy Espinosa Molina COLABORADORES Dra. María Fernanda Espinosa Dr. Carlos Larrea Dávila BGrl. César Ramos Pazmiño Grab. Edison Narváez Rosero Crnl. C.S.M Roberto Navarrete Crnl. E.M.T. Avc. Carlos A. Páez Crnl. E.M.C Washington Buñay Crnl. E.M. Jorge Aníbal Ortiz Cpnv. C.S.M. Yuri Fernández D. Tcrn. E.M. Avc. Jorge Chiriboga R. Tcrn. E.M. Edwin Mendoza Tcrn. E.M. Alexander Levoyer R. Tcrn. E.M. Fernando Silva Arias Mayo. I. Franz Guzmán G. Mayo. Esp. Avc. Patricia Conterón Mayo. I. Byron E. Vaca P . Capt. C.B. Flavio Luzuriaga Tnnv. Rosita Morales Dr. Edwin Cevallos Barrera COORDINADOR GENERAL Capt. I. Eduardo Borja S. CORRECCIÓN IDIOMÁTICA Sr. David Andrade Lcdo. Edwin Echeverría FOTOGRAFÍAS Archivo CC.SS. del CC.FF.AA. DISEÑO DE PORTADA Sr. Leonel Lindao A. DIAGRAMACIÓN E IMPRESIÓN IMPREVEL PÁGINA WEB www.ccffaa.mil.ec @FFAAECUADOR Los artículos publicados expresan el criterio personal de sus autores y pueden ser reproducidos citando la fuente Distribución gratuita
  4. 4. Índice 7 8 13 17 21 26 29 34 39 44 50 56 61 64 69 73 77 82 86 91 Editorial: Fuerzas Armadas actores fundamentales de la democracia Entrevista a la Señora Ministra de Defensa Nacional Las Fuerzas Armadas ecuatorianas en el contexto internacional Las Fuerzas Armadas del Ecuador y su relación con la sociedad civil La defensa y su futuro en América Latina Fuerzas Armadas y sus principios fundamentales Formación Militar, transformación o adaptación Género en Fuerzas Armadas del Ecuador La Doctrina Militar en las Fuerzas Armadas del Ecuador La educación regular en Fuerzas Armadas GEO “ECUADOR”: Una trayectoria de excelencia Nuevas amenazas para la Seguridad y la Defensa La seguridad y salud ocupacional en las Fuerzas Armadas La seguridad en el manejo de municiones y explosivos de Fuerzas Armadas Estudio de los riesgos psicosociales en las Fuerzas Armadas Nuevo arsenal y estrategias de lucha contra el cáncer El Control de Armas contribuye a la Seguridad Ciudadana Segundos Juegos Mundiales de Cadetes “Ecuador 2014” “EL NACIONAL”: la Gloria del Fútbol Galería Fotográfica
  5. 5. Fuerzas Armadas Actores fundamentales de la democracia EDITORIAL
  6. 6. a Constitución de la República del Ecuador define a las Fuerzas Armadas como instituciones de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos, que tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y la integridad territorial. La Constitución vigente, una de las más avanzadas del continente, deja de tal manera atrás el viejo concepto de una institución militar “garante de la democracia” para considerar a las Fuerzas Armadas, es decir al pueblo uniformado, como actores fundamentales de la democracia, involucrados en el desarrollo integral de los territorios y la población, brindando apoyo a la producción del país, prestando su decidido contingente en casos de emergencia, articulando su praxis bajo la visión civil de la conducción del Estado. L La decisión popular, expresada en las urnas, generó un marco constitucional que garantiza los derechos de las y los ecuatorianos, bajo un contexto social de profundo desarrollo humano. Prioriza al ser humano en cuanto actor y receptor de la gestión del Estado, lo que se refleja en todos los niveles de acción de los organismos e instituciones del sector público. En el caso de las Fuerzas Armadas, para quienes con fervor y con pasión seguimos nuestra vocación de soldados, ello implica cambios sustanciales en la habitabilidad de los cuarteles, dotación de vivienda fiscal para las familias de los miembros de Fuerzas Armadas, sustentabilidad, fortalecimiento y mejoramiento de servicios del ISSFA, ampliación de los beneficios educativos para la familia militar y reconocimiento oportuno a los héroes que se sacrificaron por la Patria; en suma, atender en forma prioritaria al ciudadano de uniforme. En lo institucional, la meta trazada revela la preocupación del mando, con el apoyo del gobierno, para alcanzar en el menor tiempo posible condiciones de alta operatividad en todas las instancias y en todo el territorio, para de esa manera cumplir con eficacia y eficiencia nuestra misión de defender la soberanía y mantener la integridad del territorio. Las adquisiciones de armamento y medios, el reemplazo de material obsoleto y, en general, los procesos de modernización en marcha, significarán, sin duda alguna, el fortalecimiento de un ejército altamente profesional, orgulloso de su historia, que construye un futuro de renovado amor por la Patria. Estamos avocados, desde hace algún tiempo, a procesos de reestructuración que permitirán la adaptación de la organización a los cambios del escenario estratégico regional y mundial, posibilitarán una inserción ordenada en la modernización del sector de la defensa, alineada al proceso de reforma del Estado que implica el cumplimiento de políticas, normas y procedimientos que permitan mejorar la calidad, la productividad y competitividad de nuestro accionar en el cumplimiento de las misiones asignadas por la Constitución. Los nuevos modelos organizacionales, en un escenario de mejoramiento continuo, se orientan a fortalecer las capacidades estratégicas de las tres fuerzas para afrontar el reto de garantizar los derechos de las y los ecuatorianos, de acuerdo a la norma constitucional. Es imprescindible recordar que la Carta Fundamental establece no solamente los derechos al buen vivir de los ciudadanos y ciudadanas, sino también los derechos de las personas y grupos de atención prioritaria y los derechos de las comunidades, pueblos y nacionalidades. Ese es uno de los mayores desafíos para el futuro. Los nuevos escenarios globales y la coyuntura interna implican también que las Fuerzas Armadas aporten a la protección de la seguridad ciudadana y de los bienes estratégicos del Estado. La seguridad es también uno de los derechos consagrados en la Constitución y es obligación de la Fuerza Pública mantenerla y salvaguardarla. Pero es en el campo del desarrollo sustentable del país, en la conservación de nuestro patrimonio cultural y natural, en el apoyo al desarrollo de comunidades y pueblos, en la prevención de riesgos y en la respuesta en casos de desastres naturales o antrópicos, en donde esta nueva visión de la defensa alcanza un desarrollo más profundo, directamente relacionado con el buen vivir de todos y todas. Estas renovadas Fuerzas Armadas enfrentan estos desafíos con la absoluta certidumbre que le otorgan sus valores históricos, su pasado glorioso de Ejército vencedor y su confianza en el futuro de la Patria, un futuro luminoso de paz y esperanza, en el cual, como siempre, las Fuerzas Armadas están al servicio de su pueblo.
  7. 7. Entrevista A LA MINISTRA DE DEFENSA NA
  8. 8. A SEÑORA NACIONAL Dra. María Fernanda Espinosa Ministra de Defensa Nacional ¿Resulta difícil aceptar un compromiso como el que usted ha asumido para manejar los hilos de la política de la defensa nacional? Nosotros asumimos los compromisos como una responsabilidad histórica y como parte del proceso de la Revolución Ciudadana liderada por el presidente Rafael Correa. El manejo de la política de la defensa nacional requiere una visión integral que permita aportar a la confluencia de los objetivos de la sociedad y de las Fuerzas Armadas en su conjunto. En este sentido, si bien se puede considerar difícil o compleja la tarea, este no es sólo un compromiso personal, estamos aquí para servir, para aportar y para construir conjuntamente. ¿Cómo se deben identificar las Fuerzas Armadas con la realidad social que vive el país? Históricamente, las Fuerzas Armadas han respondido a los diferentes momentos de la realidad social ecuatoriana. Así por ejemplo, cuando hemos visto en peligro la integridad territorial del Ecuador en los conflictos sostenidos con el Perú, las FF.AA. han respondido valientemente para salvaguardala. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 9 EDICIÓN No. 149
  9. 9. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 10 También vemos que las Fuerzas Armadas comprenden el proceso de transformación profunda del país, que implica también que se involucran en otros campos. A partir de la Constitución del 2008, las Fuerzas Armadas son una institución de protección de derechos, libertades y garantías de los ciudadanos y ciudadanas. Así, les hemos visto actuar en diversos momentos: en apoyo a la Misión Manuela Espejo para atender a las personas que viven con discapacidad; en la lucha contra los incendios forestales; en proteger la vida de personas en riesgo frente a desastres naturales; en la lucha contra la minería ilegal; en el control de armas; en la lucha contra el narcotráfico, entre otras. Fuerzas Armadas deben conjugar también un rol activo en la seguridad ciudadana. Deben actuar al servicio de su pueblo, ya que están llamadas a salvaguardar el bien público, los derechos ciudadanos y la seguridad del país. Por otro lado, nos encontramos en un momento clave para la integración suramericana, con la creación de la Unión de Naciones Suramericanas y el Consejo de Defensa Suramericano. A través de UNASUR hemos declarado a América del Sur como una región de paz, lo cual significa que nuestros Estados vecinos no pueden ser considerados como una amenaza, como tradicionalmente se ha planteado. Esto implica un nuevo escenario. Si ya no concebimos que los Estados vecinos nos pueden agredir, entonces debemos estar atentos y atentas a los problemas internos que nos afectan hoy en día. En su opinión ¿qué aspectos fortalecen las relaciones de los militares con la sociedad civil ecuatoriana? Cada día las Fuerzas Armadas Ecuatorianas asumen un rol más protagónico en temas que son vitales para la sociedad civil ecuatoriana como el buen vivir y las soberanías. Una de las aristas del desarrollo nacional en el que han contribuido es en el campo de la democracia. Las FF.AA. constituyen un vivo ejemplo de la democracia al convocar a una multiplicidad de actores de la sociedad civil para discutir sobre la seguridad y defensa del país, como ha sucedido a lo largo de esta década. Además, la tecnología desarrollada por nuestros departamentos militares está ayudando a que nuestros procesos electorales sean más efectivos y transparentes. A través del Cuerpo de Ingenieros de Ejército han contribuido a la construcción de carreteras e instalaciones educativas y otras. En el campo de las soberanías, es necesario mencionar varios aspectos. En primer lugar, consideramos que el Ecuador no podrá lograr una verdadera independencia si no desarrolla su soberanía en diferentes campos, como en materia tecnológica, energética, económica, alimenticia y ecológica. Esta práctica es, sin duda, uno de los principales vínculos con la sociedad civil. ¿Cuáles son las iniciativas o proyectos que desarrollará el Ministerio de Defensa Nacional para fortalecer las relaciones de las Fuerzas Armadas con la sociedad civil y las operaciones militares dirigidas a la seguridad, defensa y protección del territorio nacional? En este año estamos actualizando nuestra Agenda Política de Defensa, documento que plasma la política de defensa del Ecuador en cuanto a su conducción civil y al empleo conjunto de las Fuerzas Armadas. Si bien en la actualización realizada en el 2011 se planteó la construcción de la cultura de paz como una meta, en este período le daremos mucha más importancia a esta iniciativa, así como trabajaremos profundamente en la construcción de las soberanías, que constituyen el pilar básico de nuestra verdadera independencia. En este proceso de actualización no solo participamos quienes estamos vinculados a la defensa, sino que estamos convocando a la sociedad civil. Por otro lado, con los institutos de investigación adscritos al Ministerio: el Instituto Geográfico Militar, el Instituto Espacial Ecuatoriano, el Instituto Oceaonográfico de la Armada, el Instituto Antártico Ecuatoriano, estamos trabajando con la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, SENESCYT, en estudios para fortalecer la línea de investigación requerida para impulsar la soberanía tecnológica. Con la Armada tenemos un programa de Educación Ambiental Marino Costero y los ministerios de Educación, Salud y Ambiente para fomentar la educación y conciencia ambiental.
  10. 10. ¿En qué nivel considera usted se encuentran las capacidades estratégicas de las Fuerzas Armadas? Tras años de abandono, el gobierno de la Revolución Ciudadana ha generado importantes procesos de fortalecimiento operativo de las Fuerzas Armadas, con el horizonte estratégico de un cumplimiento integral de la protección de los derechos, libertades y garantías de los ecuatorianos y ecuatorianas y su misión fundamental de defender las soberanías y la integridad territorial. A ello se suma su rol en los campos de la seguridad y el desarrollo nacionales. Las operaciones conjuntas de las fuerzas bajo el liderazgo del Comando Conjunto, el fortalecimiento operativo y la planificación integral, generan procesos de mejoramiento continuo de las capacidades estratégicas, en un escenario de cooperación regional en materia de la defensa, para lograr, como lo señalé anteriormente, el objetivo de una América del Sur en paz. ¿Cómo evalúa usted la contribución de las Fuerzas Armadas a las operaciones de seguridad interna y qué escenarios prevé en el futuro sobre el combate a la violencia e inseguridad en nuestro país? La seguridad es un compromiso de todos y todas y en la esencia de ese compromiso está la participación de los y las soldados de la Patria en el proceso de garantizar de manera permanente, y con mecanismos cada vez más eficientes, la seguridad integral. ¿Cuál es el avance del proyecto para la producción en el país de los aviones no tripulados para la defensa? El proyecto se encuentra aún en la fase de investigación por lo que no podemos aventurar cuáles serán los avances a corto plazo. Sin embargo, es importante señalar que este y otros proyectos están enmarcados en la estrategia de fortalecimiento tecnológico y científico de las Fuerzas Armadas, que es una prioridad para el Ministerio de Defensa como parte de nuestra soberanía tecnológica, en la que las investigaciones realizadas por las FF.AA. están orientadas a resolver problemas tangibles de nuestra población. ¿Qué rol deben cumplir las Fuerzas Armadas en los procesos de prevención y mitigación de riesgos? Las Fuerzas Armadas contribuyen en la prevención de riesgos mediante la investigación científica que desarrollan en esta materia. A las herramientas tecnológicas, nuestras FF.AA. pueden alertar sobre inminentes riesgos naturales y dimensionar su impacto; información que le permitirá a la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos y a la propia institución militar, diseñar respuestas rápidas que eviten mayores daños. En cuanto a la mitigación de riesgos, las FF.AA. utilizan sus capacidades operativas de transporte, comunicación, provisión de alimentos y ayuda humanitaria, entre otras, para poder responder a los diferentes tipos de crisis que se presenten. pág. Por otro lado, considerando que la misión fundamental de las FF.AA. es la defensa de la soberanía y la integridad territorial, según lo establecido en la Constitución del 2008, las operaciones militares estarán necesariamente diseñadas para proteger a la población, lo cual derivará en un fortalecimiento de sus relaciones. Además, la defensa de los y las ecuatorianas no significa simplemente el cuidado físico del territorio, sino que implica también la protección de otros aspectos como el uso tradicional de algunos de sus recursos para fines económicos o medicinales, así como velar para que el uso de los recursos se de en el marco del buen vivir. Este es uno de los principales retos y considero que las Fuerzas Armadas están contribuyendo de manera significativa en las operacioines de seguridad interna, básicamente porque adoptan un carácter multidimensional. Contribuyen con el soporte logístico y están presentes en los momentos más críticos. Con la perspeciva de fortalecer este rol e instrumentalizar adecudamente las tareas que le corresponden a las FF.AA., el 23 de enero de este año suscribimos con el Ministerio del Interior un acuerdo interinstitucional, mediante el cual se conforma el Centro de Coordinación Integrado de Fuerzas Armadas y Policía Nacional, que permite la planificación y coordinación de operativos integrados. Define los campos de acción para ejecutar operaciones de resultados en varios ámbitos, incluyendo la seguridad interna y la seguridad ciudadana, en el marco de la seguridad integral. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 En cuanto a la seguridad ciudadana, ya hemos mencionado el importante rol que se está cumpliendo. 11 EDICIÓN No. 149
  11. 11. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 12 Actuamos en todo el territorio y somos un auxiliar eficaz y eficiente de apoyo a la población en caso de desastres. ¿Qué rol le cabe a las Fuerzas Armadas en el ámbito de la integración regional y la construcción de la cultura de paz? En América Latina existen varias iniciativas para la integración regional como son: la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y UNASUR. Cada una de estas iniciativas incluye a diferentes países y procura diferentes objetivos. Ecuador, como integrante de estos organismos regionales, está contribuyendo a su fortalecimiento. Como consecuencia de este proceso, quizás surja la necesidad de desarrollar nuevos acuerdos bilaterales en materia de seguridad y las FF.AA. sean llamadas a responder a este requirimiento. Además, en el caso particular de la UNASUR, estamos fortaleciendo el Consejo de Defensa Suramericano, instancia que necesariamente planteará nuevos retos para nuestras nuestras FF.AA. como el desarrollo de misiones de paz diseñadas y coordinadas políticamente por nuestra región. Por otra parte, la construcción de la cultura de paz es una tarea que nos compete a todos y todas ya que abarca muchos niveles, desde lo individual hasta el escenario regional y global. Adicionalmente, esta iniciativa forma parte de lo dispuesto en la Constitución, en la que se establece que es deber del Estado “Garantizar a sus habitantes el derecho a una cultura de paz, a la seguridad integral y a vivir en una sociedad democrática y libre de corrupción”; y responde también a la declaración de la UNASUR de América del Sur como una zona de paz, libre de armas nucleares y de destrucción masiva. En este sentido, el rol que les compete a las FF.AA. en la construcción de la cultura de paz se da en dos ámbitos. Primero, ellas aportan a mantener la paz al interior del Estado, priorizando el uso de sus potencialidades para contribuir al desarrollo de la población. Un segundo ámbito tiene que ver con nuestras espacios de integración regional, en los cuales se plantea la prevalencia de los mecanismos de cooperación y diálogo, frente a otros elementos que pueden generar algún tipo de tensión entre los países miembros. En este sentido, las FF.AA. están llamadas a participar de las actividades que realizaremos con los otros países para poner en práctica estos principios de integración, a través de operaciones militares conjuntas que contribuyan al propósito de mantener nuestra región como un espacio libre de armas nucleares y de armas de destrucción masiva y aportando en el intercambio y cooperación en lo referente a la industria de la defensa. Las misiones de las Fuerzas Armadas en el exterior, auspiciadas y solicitadas por las Naciones Unidas ¿han contribuido para fortalecer la imagen del país ante la comunidad internacional? Sí, efectivamente se fortalece la imagen del país. Sólo veamos el caso de Haití, que reconoce la ayuda del Ecuador por su eficiencia en las acciones de reconstrucción de carreteras, escuelas, viviendas, centros de salud y espacios públicos, pese a los limitados recursos existentes, enfatizando que la obra del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, a través de las Misiones MARHEC ha sido altamente positiva, inclusive en la creación de puestos de trabajo para la población de ese país, ya que la mano de obra no calificada para la ejecución de las obras es netamente de ciudadanos de Haití. Este es un tema fundamentalmente de solidaridad. Mensaje a los miembros de las Fuerzas Armadas. Ecuador vive una etapa histórica en la construcción de nuevas formas de convivencia ciudadana en la que prima el respeto en todas sus dimensiones, de los derechos y las libertades de las personas y los pueblos, que asume un futuro en armonía con la naturaleza, en un país democrático, multiétnico y plurinacional, comprometido con la integración latinoamericana, con la paz y la solidaridad con todos los pueblos, que procura el buen vivir de todos y todas. En ese marco, y en su misión de proteger los derechos, las soberanías y la integridad territorial de la Patria, las Fuerzas Armadas han tenido y tienen un rol de enorme trascendencia que les ha hecho merecedoras del aprecio y la confianza de las y los ecuatorianos. Esto nos compromete cada vez más, a todos quienes hacemos las Fuerzas Armadas, para entregar hasta nuestro último esfuerzo y ser merecedores de esa confianza, con voluntad, sacrificio y profundo amor a la Patria.
  12. 12. Las Fuerzas Armadas ecuatorianas en el contexto internacional Dr. Carlos Larrea Dávila Viceministro de Defensa Nacional E n la Constitución de 1998, los temas que conciernen a política exterior eran escasos y las relaciones internacionales aparecen enmarcadas dentro de una perspectiva básicamente normativa. La Constitución de 2008 se nutre de un enfoque social y un espíritu integracionista, y recupera para el Estado dimensiones básicas de soberanía en función del interés nacional.   Más allá de la mirada tradicional que subordina la globalización a la lógica especulativa de los mercados financieros y de los desafíos que el orden geopolítico mundial presenta, es imprescindible partir de una noción integral de soberanía para articular una política exterior moderna, operada por una diplomacia activa y dinámica, en la cual debe contemplarse el papel que desempeñan nuestras Fuerzas Armadas en el contexto interno e internacional.  El concepto de soberanía que el Ecuador promulga nos obliga a plantear nuestra integración, con y para los pueblos del mundo, de una manera amplia y solidaria, como la capacidad de los propios pueblos para autodeterminarse en sus decisiones públicas, en materias política, territorial, alimentaria, energética, económica, financiera, comercial y cultural. Los procesos de integración política internacional deben buscar, a través de un esquema de alianzas, desactivar las asimetrías de  la globalización generadas en base al eje Norte-Sur. 
  13. 13. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 14 Ello implica rebasar la visión de soberanía que se limita al control de las fronteras, para incorporar las dimensiones política, económica, cultural, alimentaria, ambiental y energética. El ejercicio de la soberanía debe darse de manera amplia, para construir justicia transnacional, como el ejercicio y la garantía, sin fronteras, de una justicia intergeneracional en el espacio global.  Los conceptos como el buen vivir, la soberanía alimentaria, los derechos de la naturaleza, la soberanía económica, son conceptos constitucionales transversales y por tanto, objetivos estratégicos que se reflejan en las relaciones internacionales que el Estado debe impulsar y promover a través de su política exterior.  Las lógicas de las relaciones internacionales deben subordinarse a aquella del desarrollo endógeno, por lo que el objetivo fundamental de la política exterior ecuatoriana es potenciar el desarrollo endógeno del país, incluyente y soberano, reequilibrando sus relaciones geopolíticas en un contexto internacional que toma en cuenta diversos actores internacionales de manera estratégica.   Esto implica replantearse las directrices convencionales e insertar al país inteligentemente en redes políticas, económicas y sociales que brinden una mirada alternativa y complementaria del esquema de integración del país a nivel global.   En este marco, las Fuerzas Armadas constituyen precisamente la encarnación del espíritu de legítima lucha por la preservación de nuestro patrimonio y, desde el momento mismo de su constitución, han cumplido y cumplen a cabalidad su misión, con una potente contribución al desarrollo nacional.  El siglo XX puso a prueba, en varias ocasiones, a las Fuerzas Armadas, dentro de una lógica de globalización de la guerra y de la influencia de emergentes ejes de poder a escala planetaria, que convirtieron al mundo en una suerte de tablero de ajedrez geopolítico para potencias hegemónicas y antagónicas.  Las Fuerzas Armadas de los países latinoamericanos, incluyendo Ecuador, no fueron ajenas a estas dinámicas pues, a lo largo y ancho de nuestro continente, afloraron conflictos bélicos por disputas limítrofes y en medio de no pocos episodios de intervención militar dentro del poder político, a lo que se sumó el aparecimiento de “enemigos internos” representados por grupos armados irregulares que, por la vía de las armas, buscaban transformar las estructuras socio económicas de sus sociedades. En este clima, no resultó extraño que la formación militar se haya orientado exclusivamente a la preparación para la guerra.  Necesario es reconocer que el Ecuador, pese a este escenario de conflictividad, promovió, como parte de su política interna e internacional, una serie de declaraciones y convenios internacionales orientados al pleno respeto de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, con énfasis en la cultura de paz, la promoción y protección de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario y otros instrumentos.  Con la firma de la paz y el establecimiento de límites definitivos con Perú, en 1998, las Fuerzas Armadas ecuatorianas cerraron un capítulo trascendental en su existencia e iniciaron uno nuevo, en función de la redefinición de su rol para los tiempos de paz.  No será sino hasta 2007 en que, producto de la vigorosa decisión de los ecuatorianos por emprender un proceso de transformaciones sociales, económicas y culturales inéditas en la vida republicana, acompañadas de la intención de mantener una posición firme en defensa de una verdadera soberanía del país frente a la comunidad internacional y a los poderes hegemónicos, en 2008 se redefinió constitucionalmente el papel de las Fuerzas Armadas. De ser anteriormente consideradas como “garantes de la democracia”, ahora son “obedientes y no deliberantes y cumplirán su misión con estricta sujeción al Poder Civil y a la Constitución”, según lo establece su artículo 159, en correspondencia con la condición de Estado de derechos y de justicia y la concepción de la Defensa Nacional como bien público.  Actualmente, el direccionamiento de la acción de Fuerzas Armadas está plasmado en la Agenda Política de la Defensa, en correspondencia con el
  14. 14. EDICIÓN No. 149 pág. No obstante, las relaciones vecinales están marcadas por un gran dinamismo, expresado en la realización de encuentros presidenciales y gabinetes binacionales que permiten contar con hojas de ruta sistémicas para el cumplimiento efectivo de los compromisos adquiridos y 15 En este ámbito, los soldados ecuatorianos destacados en Esmeraldas, Carchi, Sucumbíos y Orellana, brindan su apoyo profesional, firme y vigoroso a la Policía Nacional y otras entidades del  Estado en actividades de control frente a prácticas ilícitas, lo que, indudablemente, contribuye a reforzar las acciones gubernamentales que buscan mejorar las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de esta zona fronteriza.  REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 Plan Nacional para el Buen Vivir, ambos instrumentos de política pública en constante evolución y redimensionamiento. Las Fuerzas Armadas, en el plano internacional, defienden los intereses del país en el contexto del escenario externo a nivel mundial, hemisférico y regional, teniendo como lineamientos y objetivos la integración regional y seguridad cooperativa entre los pueblos y los Estados, la defensa de los recursos naturales, la práctica de la equidad y la solidaridad, la conservación de la soberanía nacional, la igualdad en las relaciones con los otros Estados la proyección de la megadiversidad cultural y ecológica; todo ello desde una visión antropocéntrica y bajo la concepción de que la seguridad es resultado del desarrollo de la paz entre los pueblos. El rol de las Fuerzas Armadas en el contexto internacional también ha sido influenciado por las relaciones vecinales y hemisféricas. En ese sentido, cabe mencionar los efectos del denominado “Plan Colombia” que, según plantean importantes analistas internacionales como Carlos Blanco, “…ha permeado la política colombiana hacia sus vecinos (…) y, tal vez lo más importante: ha promovido que éstos moldeen su política hacia Colombia como si fuese una respuesta también a EEUU”. Esto explica el aparecimiento en el 2007 del “Plan Ecuador”, diseñado como una respuesta integral por la defensa de los derechos, libertades y garantías de nuestras poblaciones fronterizas.   en los cuales las Fuerzas Armadas cumplen un rol determinante, en forma directa o indirecta, en temas como el desminado humanitario, el combate a la minería ilegal, el narcotráfico, el tráfico ilícito de combustibles, la trata de personas, gestión de riesgos y desastres naturales y antrópicos, entre otros.  De igual manera, cabe destacar el trabajo conjunto que se viene realizando con Perú en materia de desminado humanitario, experiencia que en tiempos de paz se ha convertido en un verdadero ejemplo a nivel regional y mundial, que implica la entrega total de los planos de minas sembradas en la frontera, así como la reducción de los plazos
  15. 15. EDICIÓN No. 149 para la conclusión de la limpieza de las áreas remanentes antes del año 2017 y la creación de la Unidad Binacional de Desminado Humanitario Perú-Ecuador. Esta exitosa experiencia binacional fue presentada durante la XII Reunión de Estados Parte de la Convención de Ottawa, que tuvo lugar en Ginebra, Suiza, entre el 3 y el 7 de diciembre de 2012.   REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 16 Por otro lado, las Fuerzas Armadas ecuatorianas participan activamente en varias misiones de paz y de asistencia humanitaria, como por ejemplo en Haití, Cuba, Sudán y Costa de Marfil.  Actualmente, el gobierno de Ecuador se halla empeñado en fortalecer la cooperación Sur-Sur, lo que se ha visto reflejado en la importante ayuda humanitaria que nuestro país viene brindando a la República de Haití, donde las Fuerzas Armadas cumplen con un papel destacado. Se debe señalar la suscripción del  “Convenio de Cooperación entre el Gobierno de la República de Ecuador y el Gobierno de la República de Haití para su reconstrucción”, en julio de 2012, que permite a Ecuador realizar trabajos de reconstrucción de vías, rehabilitación de canales, viviendas modulares; etc. En septiembre de 2012, Ecuador suscribió con Haití un Convenio de Cooperación en materia de defensa, que permite la formación militar y de ingenieros haitianos en nuestro país.  Por disposición del señor Presidente de la República, actualmente se están construyendo viviendas modulares en Cuba, con el apoyo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército.  Ecuador integra, junto a doce países, el Consejo de Defensa Suramericano (CDS), órgano regional creado dentro del contexto de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) que, entre sus objetivos, tiene la coordinación de la seguridad externa de los países miembros, la superación de diferencias en el gasto militar de las naciones que lo conforman y la constitución de una plataforma de diálogo permanente. En ese sentido, las Fuerzas Armadas, bajo la dirección del poder civil, han tenido un papel preponderante.  Nuestro país ha liderado el proyecto de creación de la Escuela Suramericana de Defensa (ESUDE), iniciativa apoyada por Argentina y Brasil que, en lo fundamental, busca erigirse como un espacio académico para la formación de cuadros civiles y militares en el ámbito de la defensa, con el propósito de afianzar una identidad regional propia - a través de la generación de un pensamiento y doctrina comunes - que respete las particularidades y aliente las potencialidades de cada Estado miembro del CDS/UNASUR.  Las Fuerzas Armadas ecuatorianas, en el contexto internacional, también se relacionan con otros países en el campo científico y del conocimiento. El personal civil y militar que labora en los institutos de investigación a cargo del Ministerio de Defensa Nacional, realiza un permanente intercambio de buenas prácticas. El Buque Escuela “Guayas” recorre los mares en busca de descubrimientos científicos para la obtención de beneficios tangibles de carácter ambiental y económico a través de la potenciación de los beneficios del mar. Lo propio se puede decir de la estación experimental que Ecuador mantiene en la Antártida, territorio considerado como el sexto continente, en el que trabajan científicos militares ecuatorianos junto a sus más connotados colegas del mundo, en la comprensión de los procesos biológicos, climatológicos, vulcanológicos y afines.  Importante será la participación de las Fuerzas Armadas en la aplicación y ejecución de la “Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos del Mar” (CONVEMAR) de la que el Ecuador forma parte y que, como Estado ribereño, le permite gozar de 200 millas de  “Zona Económica Exclusiva” con el límite  de la protección de los recursos naturales. De esta manera, la visión oceanopolítica entra en el contexto del sistema nacional de planificación y como parte fundamental de la política exterior del país.  Por todo lo afirmado, bien cabe sostener que las Fuerzas Armadas ecuatorianas, a inicios del siglo XXI, tienen una vocación cosmopolita, pacífica, integracionista hacia el hemisferio sur y soberana, cualidades que le garantizarán su continuidad como baluarte de nuestra heredad territorial y del más alto respeto en el contexto internacional.
  16. 16. Las Fuerzas Armadas del Ecuador y su relación con la sociedad civil Grab. Edison Narváez Rosero La defensa es un deber irrenunciable y permanente del Estado. Es un componente de la seguridad integral y garantiza la soberanía e integridad territorial. Preserva los derechos, garantías y libertades de los ciudadanos y ciudadanas y tiene participación activa en la unidad nacional.
  17. 17. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 18 La revolución francesa1 irradió al mundo los principios de libertad, igualdad y fraternidad, a finales del siglo XVIII, época en la que los movimientos libertarios emergían al sur del continente americano y pensamientos de los cuales se nutrieron los artífices de la liberación del yugo español y portugués: Bolívar, San Martín, O’Higgins, Sucre, pro hombres que lideraron a las huestes de patriotas que sellaron la libertad tan ansiada en las primeras décadas del siglo XIX, dando paso a las nacientes repúblicas y por tanto a la consolidación de las Fuerzas Armadas, erigidas de las entrañas de los pueblos americanos que entregaron a sus mejores hombres para integrar los ejércitos independentistas. En Ecuador, el proceso libertario no fue diferente. Las primeras ideas se fraguaron a la luz del pensamiento de los próceres y los incipientes movimientos insurrectos a la corona, que convergieron en los albores del siglo XVIII para concretar la ansiada libertad, formándose la falange quiteña con milicias extraídas del pueblo mestizo, que al mando del coronel Juan de Salinas dio paso a la integración del primer ejército nacional. Allí se forma también la verdadera semilla de integración y comunión de ideales entre la sociedad y el naciente sector uniformado. En el marco de las gestas independentistas se producen las primeras acciones navales de los legendarios buques; las goletas “Alcance” y “Guayaquileña” y el bergantín “Chimborazo” dan origen a la Armada. El Ejército y la Armada constituyen la semilla y origen de las Fuerzas Armadas, triada que se integró definitivamente con la creación de la Fuerza Aérea en octubre de 1920. Ya en las luchas de las tropas de Sucre y Bolívar en contra de los realistas, se puede avizorar el inmenso cariño que profesaba el pueblo a sus hijos armados que marchaban al llamado de la Patria. De hecho, la logística fue proporcionada a estas fuerzas por los vecinos de las comarcas por lss que pasaba la cruzada independentista. Nuestra historia es rica en relatos que muestran el fervor, la confianza y el apoyo a las tropas. 1 La construcción de la República. El siglo XIX transcurrió en los avatares políticos y la consolidación del Estado ecuatoriano, su democracia y sus instituciones. Las Fuerzas Armadas, junto con la iglesia, fungieron un papel importante en la construcción de la República y lideraron los cambios políticos, sociales y económicos. Las Fuerzas Armadas, desde sus mismos inicios, se organizaron en defensa del territorio nacional que heredó de la Gran Colombia, con la grave indefinición de límites territoriales, amargo legado de la corona española que colocó a los nacientes Estados americanos en una situación prebélica que tardó dos siglos en ser resuelta. Las participaciones en la vida política de la nación no alejaron de la cimiente social de su pueblo a las Fuerzas Armadas. La revolución marcista de 1845, la liderada por el general Alfaro, la juliana de 1925, la amarga derrota del 41 y las juntas militares de los años sesenta y setenta, son hechos relevantes que bajo diferentes interpretaciones colocan a la institución armada en un papel protagónico en la construcción de la historia de la nación. Historia que sin duda se vio marcada por la herida abierta en la frontera sur que costó En 1789 la Asamblea Nacional francesa aprobó la famosa “Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano”. Estos principios tenían como fundamento teórico la filosofía liberal del siglo XVIII y práctico en la primera Constitución liberal de los nuevos Estados Unidos de Norteamérica.
  18. 18. EDICIÓN No. 149 La institución armada inició el tercer milenio frente a una corriente de pensamiento que pedía justificación de su presencia, cuando los conflictos armados tradicionales se relegan y devienen las amenazas asimétricas que violan todo tipo de soberanía e irrumpen en la paz y la seguridad integral de los ciudadanos. Compromiso con el pueblo. La inclusión, entendida desde un punto de vista social, tiene que ver con el trabajo que diferentes personas e instituciones realizan a diario para asegurar que grandes sectores de la sociedad no queden por fuera de ésta. La inclusión social significa integrar a la vida comunitaria a todos los miembros de la sociedad, independientemente de su origen, de su actividad, de su condición socioeconómica o de su pensamiento. Bajo estas premisas, las Fuerzas Armadas, debido a su formación y participación en la vida del Estado, han asumido con el pueblo ecuatoriano un compromiso en beneficio de su desarrollo y progreso, el cual ha estado siempre presente para ayudar y tender la mano a quienes más lo La protección de los recursos naturales y del medio ambiente también es una preocupación constante que concita especial atención en todas las actividades que desarrolla la institución. En este campo, resalta el aporte del Cuerpo de Ingenieros del Ejército que construyó con altos niveles de calidad y eficiencia miles de kilómetros de carreteras, decenas de puentes y varias obras de infraestructura para el desarrollo de la nación y preservación del medio ambiente. Fundamental aporte al Ecuador de sus Fuerzas Armadas constituye el sistema educativo en el nivel básico, medio y superior que se oferta a la población a través de una universidad politécnica, 25 liceos y colegios militares, donde se imparten y se practican principios, valores y virtudes para formar los ciudadanos del mañana. La institución armada mantiene una constante preocupación por establecer una política incluyente para que ingresen a sus filas a través del servicio militar voluntario y la oferta de la profesión militar en sus institutos de formación, hombres y mujeres de todos los estratos poblacionales. Actualmente, acuden a estos centros cientos de mujeres, como una muestra del pensamiento moderno y coherente con los nuevos retos que la equidad de género determina pág. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 sangre, sudor y lágrimas para suturarla en octubre del 98, después de la reivindicación de las armas ecuatorianas en las selvas del Alto Cenepa. Para mitigar y enfrentar de manera eficiente los desastres naturales y efectos de la naturaleza, las unidades militares se han organizado con las instituciones del Estado, conformando los Centros de Operaciones de Emergencia (COE), producto del que se han obtenido resultados reconocidos por la sociedad. 19 necesitan, llegando a los más recónditos lugares de nuestro país. Este compromiso fortalece las relaciones con la población, mediante trabajos comunitarios, atención médica preventiva y varias tareas que se realizan a través de programas solidarios emprendidos por la Vicepresidencia de la República e instituciones asociadas especialmente con sectores vulnerables de la población, como es la participación en los programas “Misión Solidaria Manuela Espejo” y “Misión Joaquín Gallegos Lara”. En todos estos casos, los soldados de aire mar y tierra ponen sus mejores esfuerzos humanos y los medios aéreos y navales al servicio de la sociedad.
  19. 19. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 20 Son estos roles inclusivos, estas nobles tareas y sacrificadas misiones de los hombres uniformados, los que que han permitido que nuestra institución se inserte en el corazón del pueblo ecuatoriano, producto de lo cual se le ha considerado como una de las instituciones más respetadas, con mayor legitimidad y credibilidad en el interior del país. en la sociedad del siglo XXI. Así, se cumplen de manera evidente los artículos 1582 y 1603 de la Constitución de la República, abriendo las puertas a los ciudadanos ecuatorianos sin generar ningún tipo de discriminación, que resultaría lesiva a la integración e inserción social que impulsa la institución armada. Es importante destacar que el personal femenino militar también se ha integrado al contingente que cumple Operaciones de Mantenimiento de Paz en los diferentes territorios establecidos por la Organización de las Naciones Unidas. De igual manera, se garantiza a todo el personal el respeto a los derechos, libertades y no discriminación, lo cual implica, además, que en la parte salarial son retribuidos de acuerdo a su grado y función. De la misma forma, los ascensos y promociones son producto de procesos depurados que certifican la idoneidad de sus miembros, priorizan el reconocimiento de los méritos personales y profesionales, en base a lo que establecen las leyes y reglamentos militares, a los que tiene derecho todo el personal militar. Nuestra institución, fiel a sus principios, respeta y protege la práctica religiosa voluntaria, así como la expresión de quienes no profesan religión alguna, favoreciendo un ambiente de pluralidad y tolerancia, permitiendo la libertad de culto de sus miembros. 2 3 Es una institución que en el escenario conflictivo que genera la violencia y el crimen organizado, extiende su accionar en el territorio nacional, el espacio marítimo y aéreo, con un importante apoyo a la Policía Nacional, para preservar la seguridad de los ciudadanos mediante patrullajes de control de armas, en contra de las acciones criminales y las amenazas a la sociedad. Esta es la doctrina, sentir y actuar de una institución vencedora que se proyecta al futuro, poniendo al margen viejos conceptos paternalistas ya que hacemos realidad, desde el interior de nuestros cuarteles, las definiciones democráticas de igualdad y coparticipación en la vida nacional. Estamos conscientes de la obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su sexo, etnia, edad, identidad de género, condición socioeconómica, discapacidad u otra distinción al interior y fuera de nuestras unidades militares, estableciéndola como norma de conducta y un parámetro ineludible de nuestro accionar. El proceso de reestructuración de las FF.AA., iniciado en el año 2008, se desarrolla en concordancia con los nuevos escenarios políticos, sociales y nuevas amenazas que viven América Latina y el Caribe. Enmarcada en la nueva normatividad establecida por la Constitución de la República del Ecuador, los instrumentos internacionales aplicables y las leyes específicas para la defensa, esta restructuración se orienta a legitimar la concepción de la seguridad integral que promulga la paz, los derechos humanos y el buen vivir, con un claro pensamiento de inclusión social. Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional son instituciones de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos y que las servidoras y servidores de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se formarán bajo los fundamentos de la democracia y de los derechos humanos, y respetarán la dignidad y los derechos de las personas sin discriminación alguna y con apego irrestricto al ordenamiento jurídico. Las personas aspirantes a la carrera militar y policial no serán discriminadas para su ingreso, y la ley establecerá los requisitos específicos para los casos en los que se requiera de habilidades, conocimientos o capacidades especiales
  20. 20. La defensa y su futuro en América Latina Crnl. E.M Jorge Ortiz Cifuentes
  21. 21. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 22 EDICIÓN No. 149 El mundo vive cambios impuestos por la posmodernidad y la globalización que generan transformaciones en el empleo militar, desarrollando capacidades para contribuir en el orden interno frente a amenazas transnacionales que bulneran las sociedades; miramos a la fuerza militar cumpliendo misiones de paz ayudando a superar efectos de catástrofes naturales. Los nuevos escenarios estratégicos de los países de América Latina consideran un fortalecimiento de la paz debido a la progresiva reducción de los conflictos internos, un mayor control de amenazas como el narcotráfico, la consolidación de organismos regionales e intrarregionales y la voluntad política de los gobiernos por resolver añejas diferencias en el marco de los organismos multilaterales. En el entorno de los escenarios de seguridad y defensa en el mundo, advertimos que la Unión Europea, además de recortes presupuestarios en defensa debido a la crisis económica que atraviesa, presenta cambios dramáticos de su pie de fuerza, ejércitos que disponían de 30 o 40 brigadas, hoy no sobrepasan la docena, debido a la creencia que no hay peligros, enemigos ni amenazas que puedan intimidar a mediano plazo. La futura salida de los soldados estadounidenses, canadienses y europeos de Afganistán, puede hacer creer que los problemas deben arreglarse sin presencia de soldados; que las intervenciones militares deberían ser para rescates, apoyo en catástrofes o eliminación de alguna amenaza terrorista. Europa deberá participar bajo la 1 protección de la OTAN, organismo que se está quedando sin tropas; habrá que ver si a futuro las potencias europeas estarán en condiciones de mantener tropas en varias zonas en conflicto, como sucedió en el pasado con el Reino Unido, que fue capaz de hacerlo en Irak y Afganistán. Posiblemente Francia marque la diferencia, al poseer un nivel de disuasión nuclear y una capacidad militar verdadera, demostrada en su intervención en la república de Mali (África) su antigua colonia, que sufre el azote de grupos de islamistas radicales. China aparece como potencia emergente, aunque mantiene un litigio con Japón por la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu que albergan importantes bancos de pesca y recursos naturales y se cree que pueden contener además importantes reservas de hidrocarburos. Respecto de su consolidación, cabe recordar lo manifestado por Samuel Huntington en su libro El choque de civilizaciones: “Una fuente más peligrosa de guerra a escala planetaria entre civilizaciones es el cambiante equilibrio de poder entre las civilizaciones y sus Estados importantes, lo que ha producido guerras significativas. Si continua el ascenso de China -el mayor actor de la historia del hombre- y la creciente seguridad en sí misma, ejercerán tremenda presión sobre la estabilidad internacional1. Corea del Norte continua con ensayos nucleares y amenaza con desaparecer a Corea del Sur, incluso atacar Estados Unidos; esto a propósito Huntington, Samuel, 2001. “Orden y Guerras de civilizaciones”, en El choque de civilizaciones, Barcelona: Ed. Paidos, p.375
  22. 22. Desarrollo de la industria militar. En forma paralela, la industria militar continua con impresionante desarrollo tecnológico, nunca para de investigar y desarrollar nuevas y mejores máquinas de guerra. Especial interés existe en los drones -pequeños aviones no tripulados- capaces de lanzar misiles con precisión. Sus vuelos y el lanzamiento de los misiles son dirigidos por pilotos que los operan a control remoto. Los drones tienen la incomparable ventaja que no ponen soldados en riesgo y los misiles tienen mayor precisión que las bombas lanzadas desde aviones, sin embargo, pueden provocar daños colaterales. Estos artefactos, que renovarán la guerra en un futuro no muy lejano, ya no son exclusividad estadounidense; otros países han desarrollado esa tecnología, incluso se sospecha la transferencia tecnológica de aviones militares no tripulados a grupos terroristas. Los aviones no tripulados de ala rotatoria tienen una gran acogida comercial en los países emergentes por su facilidad de operación, su competitividad en costos de mantenimiento y su arquitectura modular. Por su parte, Rusia experimenta el avión de combate Sukhoi 35 de empuje vectorial2, que inicia el reemplazo programado de todos sus aviones de combate Su-27 y MiG-29, junto al nuevo caza PAK-FA de quinta generación. Existiría interés de China, India, Venezuela y Brasil por este caza. China desarrolla el avión Shenyang J-15 Flying Shark. Francia mejora continuamente su avión Rafale, considerado por la Fuerza Aérea del Brasil como finalista del programa FX-2, para conseguir el reemplazo de sus Dassault Mirage 2000. Las tendencias de la lucha en el aire hacen pensar que los vehículos aéreos de quinta generación serán en su mayoría no tripulados. Ello se refiere tanto a cazas como a bombarderos y aviones estratégicos. El desarrollo técnico y de tecnologías informáticas marcha a pasos tan grandes que un ser humano, sea piloto u operador, se ve obligado a actuar al límite de sus posibilidades físicas y psicológicas. El hombre simplemente no será capaz de hacer uso de todos los avances de la técnica aérea en la siguiente generación. Parte de pág. Otro campo muy disputado es la fabricación de aviones de quinta generación. Estados Unidos presenta el F-35 que es un caza polivalente monoplaza, actualmente en fase de desarrollo, para llevar a cabo misiones de ataque a tierra, reconocimiento y defensa aérea; el F-35B capaz de realizar despegues cortos y aterrizajes verticales, y el F-35C que es una variante naval capaz de operar en portaaviones. Estos cazas multifuncionales, estarían listos en el año 2015. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 de la realización de maniobras militares conjuntas entre Corea del Sur y EE.UU en el mar de Japón. Irán prosigue con su programa nuclear, pese a las advertencias y sanciones. A mediados de 2014 prevé disponer de una bomba nuclear, a pesar de las sanciones impuestas por la comunidad internacional que afectan seriamente su economía y el nivel de vida de su población. 23 EDICIÓN No. 149
  23. 23. EDICIÓN No. 149 estas funciones será delegada a máquinas, sea un intelecto artificial o una supercomputadora a bordo. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 24 En el campo de la guerra convencional, uno de los cambios más palpables se presenta en los blindados de combate, con la progresiva sustitución de los vehículos pesados por otros más ligeros, que resultan mucho más maniobrables y están bien protegidos. Especial interés existe en la gran variedad de simuladores que mejoran el entrenamiento para la guerra y ahorran recursos, como el simulador de artillería de campaña, duelo y conducción de carros de combate, de combatiente individual, compatible con los simuladores de duelo de vehículos. El mercado de submarinos militares continuará aumentando en el mundo. De igual manera el de los misiles, que tienen cada vez mayor alcance y son capaces de portar ojivas nucleares. En ciberseguridad se destaca la firma biométrica a través del reconocimiento de voz, una solución que aglutina tres factores de seguridad para la identificación y autentificación de personas físicas en entornos virtuales. En contraposición, se presentan las gafas que impiden el reconocimiento facial, permiten al usuario ser identificado a simple vista pero no ser reconocido en las imágenes grabadas por una cámara. Los creadores del invento, Isao Echizen y Seiichi Gohshi, aseguran que esta nueva tecnología, a la que han bautizado “visor de privacidad”, es una herramienta destinada a contrarrestar la vigilancia táctica llevada a cabo por la tecnología de reconocimiento facial; el riesgo es que ilegales lo utilicen. La protección de los enlaces de comunicaciones mediante el uso de técnicas avanzadas de autenticación y cifrado; el diseño e implantación de las más modernas soluciones de ciberdefensa, que incluyen soluciones de inteligencia que permiten anticiparse a la ejecución del ataque; y el diseño, implantación y explotación de CERTs/CSIRTs (Equipos de gestión y respuesta a incidentes de seguridad de la información), son avances importantes en esta materia. 2 La robótica aplicada a la guerra continúa desarrollándose, el grave peligro de esto es que desafortunadamente quienes están a cargo de dirigir dicho desarrollo son los que ponen el interés de la victoria por encima de los intereses humanos, los que dicen que en la guerra el factor humano es el más débil, cuando en realidad es y debe ser el más fuerte. Los robots tendrán un papel muy importante en las guerras del futuro. Los escenarios de la defensa en América. Los expertos mundiales en estrategia debaten el posible declive de la potencia estadounidense; sin embargo en la “Política de Defensa para el hemisferio occidental”, publicada en octubre de 2012 por la primera potencia del planeta, se manifiesta que “EE.UU. mantendrán el liderazgo mundial y su estrategia de disuasión”. Sudamérica es una región que se ha caracterizado por tener gastos de defensa modestos, pero ahora parece alejarse de recortes y ha comenzado a modernizar sus Fuerzas Armadas; aún con inversiones relativamente pequeñas, pero que marcan una tendencia por distinguirse y ser protagonistas en la región. Brasil busca ser potencia marítima mediante el desarrollo de submarinos nucleares; militar a través de convenios con Rusia para producción conjunta de vehículos blindados; y, aérea a través de un ambicioso programa de desarrollo de su industria aeronáutica. Venezuela ha adquirido gran cantidad de material ruso y chino de última generación, en el que se destacan el equipo para la defensa antiaérea y la compra de submarinos rusos; Rusia y Venezuela han acordado la compra de un lote adicional de 100 tanques T-72; tras concluir la entrega de 92 tanques T-72B1V modernizados y de sistemas lanzadores múltiples de cohetes SMERCH. Colombia adquirió tanques de guerra MBT. Ecuador incorporó a su flota militar aviones de combate sudafricanos y helicópteros Fennec, adquiridos en el marco de una modernización de las FF.AA. Argentina mantiene su disputa de las islas Malvinas con Gran Bretaña y su equipamiento y entrenamiento Es la habilidad de una aeronave u otro vehículo para dirigir el empuje de su motor en una dirección distinta a la paralela al eje longitudinal del vehículo. La técnica era originalmente pensada para proporcionar empuje vertical hacia arriba como una manera de darle a un avión la capacidad de despegues y aterrizajes verticales (VTOL) o cortos (STOL). Como consecuencia, se descubrió que usando empuje vectorial en situaciones de combate permite a la aeronave realizar varias maniobras que no son posibles con aeronaves de motores convencionales.
  24. 24. EDICIÓN No. 149 A pesar de las transformaciones derivadas de las nuevas misiones asignadas a las Fuerzas Armadas, su naturaleza no ha cambiado, se mantiene la defensa de la soberanía e integridad nacional, como su misión fundamental. “Pese a las tendencias de cambio, no es posible prever en un futuro inmediato la supresión de los ejércitos nacionales ni de los conflictos bélicos… Pero sí puede esperarse un esfuerzo sostenido en el marco de las Naciones Unidas y los países democráticos, para limitar y controlar los conflictos bélicos.”5 Esta breve vistazo a los escenarios geopolíticos y estratégicos en el planeta y en particular en América Latina, no permiten avizorar escenarios claros en el futuro inmediato, pero sí nos llevan a plantear algunas interrogantes: ¿Todas las adquisiciones y modernizaciones en FF.AA en la región, se alinean con la tendencia de búsqueda de paz o son parte de una estrategia disuasiva? ¿Existe verdadera confianza entre nuestros pueblos o se sigue preparando a los ejércitos para la guerra? Solo el tiempo dará una respuesta, pero es claro que existe una voluntad política en los estados para avanzar hacia una verdadera unión sudamericana. Revista tecnología militar N3/2012, Evolución del arma blindada en el Ejercito de Perú, Pag.24 Revista tecnología militar N3/2012, Defensa Antiaérea en Suramérica, pág. 4 5 Aguilera, Gabriel, 2010 “las misiones militares. Pasado, presente y futuro” en La reconstrucción de la seguridad nacional, p. 103. Buenos Aires: Prometeo libros. 3 4 25 A este proceso de renovación de equipos observada durante el año 2012, se suma la gran cantidad de material bélico disponible en la región. Se destacan los cañones de artillería, carros de combate, buques patrulleros oceánicos, vehículos anfibios y “la defensa antiaérea como parte de un sistema integral de defensa”, un concepto no solamente vigente sino además en boga. Estos sistemas parten de estudios y análisis de valoración de equilibrios estratégicos, capacidades, posibles escenarios y amenazas y sobre todo de disponibilidades presupuestarias4. En los escenarios políticos, mientras Bolivia mantiene su reclamo de salida al mar, como lo manifestó en la última Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la región existe gran expectativa por El papel de los ejércitos en la región. pág. Perú, por su parte, está en proceso de renovación de tanques T-55 A por tanques rusos T-90S o Leopard 2A63; también está en análisis la renovación de su flota aérea. La Fuerza Aérea de Chile (FACH), intensifica entrenamientos con múltiples aeronaves de combate F-16 Fighting Falcon, para validar las últimas mejoras realizadas a la capacidad de guerra electrónica aire-aire; adquiere un tercer avión de reabastecimiento aéreo de combustible y transporte multi rol Boeing KC-135E; y está en planes de compra de helicópteros de combate. la resolución del Comité Internacional de Justicia de la Haya, respecto del diferendo marítimo entre Perú y Chile. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 mantiene ese direccionamiento, lo que obliga a modernizar sus Fuerzas Armadas.
  25. 25. PRINCIPIOS FUERZAS ARMADAS Y SUS FUNDAMEN
  26. 26. OS EDICIÓN No. 149 NTALES Para que nuestra institución sea capaz de proyectar su potencia y solidez institucional es primordial que cada uno de nosotros guiemos nuestros actos siempre encuadrados en la ética profesional, sus valores y principios fundamentales. Para hablar de valores militares es necesario que respiremos, que sintamos, que comulguemos los más profundos ideales de la noble profesión de las armas. Es también importante que regresemos las páginas de la historia para remembrar épicas hazañas que han dado gloria a nuestro Ecuador amado, Pichincha, Tarqui, el Cenepa, victorias de ayer, hoy y siempre, que nos han dado luz y senderos libres para caminar con la frente en alto, orgullosos de ser quienes somos: herederos de una tradición triunfadora, cimentada en principios y valores propios de un soldado. Los valores militares. Entre los muchos valores militares que debe pregonar y practicar un soldado, el principal es el patriotismo, que analizado en sentido dogmático no es más que el verdadero amor a la Patria, una conducta y sentimientos propios del patriota y pág. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 Adaptarse a un mundo que cambia con tanta rapidez, especialmente en los últimos años, representa un gran desafío para cualquier institución. De allí que hoy, más que nunca, las Fuerzas Armadas ecuatorianas tienen que forjarse para el futuro con la finalidad de poder seguir cumpliendo con sus misiones y responsabilidades en tiempo de paz o de conflicto. 27 Capt. C.B Flavio Luzuriaga Freire
  27. 27. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 28 esto es precisamente lo que debemos pretender ser día a día, con el permanente entrenamiento, con el fiel cumplimiento de las normas y los reglamentos, con el fin de estar listos para en cualquier momento, entregar hasta la vida, si es necesario por nuestro terruño. Es conveniente destacar también a la lealtad, que constituye una cualidad de fidelidad al país, a la institución militar, a la unidad a la que pertenecemos, y a todos sus integrantes. Esta cualidad puede hacer mucho para atraer la confianza y el respeto de los superiores y de los subordinados, siempre y cuando aquellos también estén investidos de este noble sentir, de lo contrario podremos considerar que existe una gran distancia entre quien busca alcanzar los más nobles ideales institucionales y quienes solamente buscan beneficios personales. Luego de describir este concepto, con profunda convicción me permito afirmar que la lealtad debe practicarse en todos los sentidos, nunca entiéndase a la lealtad en una sola dirección. La lealtad se debe practicar hacia nuestros superiores, cuando cumplimos estrictamente las órdenes recibidas; hacia nuestros subordinados, cuando damos órdenes correctas, encuadradas en la disciplina militar y procurando constantemente el bienestar de aquellos que se encuentran a nuestro mando y responsabilidad; la lealtad también es hacia nuestros compañeros, en el cotidiano actuar, durante el entrenamiento para la defensa interna y externa del país. Otro de los valores militares fundamentales es la subordinación, que constituye el cimiento que sostiene la estructura de las Fuerzas Armadas. En uno de sus conceptos más simplistas significa cumplir a cabalidad las disposiciones emitidas por el superior, lo que se interrelaciona con la lealtad a la institución, a uno mismo, a nuestros subordinados y superiores, aquí es donde aparece la verdadera subordinación. Para nosotros, dejando de ser un simple concepto, la entendemos y la practicamos corno el principal componente de la disciplina que sin duda es otro importante valor militar, de tal manera que ésta no puede existir sin aquella, y consiste en la sujeción al orden y al mando, acatamiento de las órdenes emanadas de los superiores, así como el cumplimiento cabal de los deberes inherentes al grado y función que le fueren encomendados. Debemos sentirnos orgullosos de pertenecer a esta noble escuela de la vida que nos ha enseñado a obedecer y a cumplir órdenes, que nos ha capacitado para liderar hombres, manteniendo siempre la premisa de “aprender a obedecer para luego poder mandar”. En la institución militar es obligación de todos ocupar nuestro rango jerárquico y respetarnos mutuamente, es absolutamente necesario saber respetar y cumplir las órdenes que recibimos, ya que solo así la institución militar podrá seguir siendo el pilar fundamental de la integridad nacional y soberanía de la Patria, una institución que sobrevive porque sus miembros viven, piensan y actúan con criterio propio, subordinándose a las directrices de nuestros comandantes que basados en los más nobles ideales de servicio a la Patria lideran y comandan tropas. Hay que recordar que el mando es un honor y un privilegio que ha hecho fuerte a nuestra institución y que no debemos perder nunca el sentido verdadero de la subordinación, asumiéndola con responsabilidad y abnegación ya que es producto de la justicia y el deber de soldados. Nuestro orgullo institucional en donde el soldado es ejemplo en una carrera de hombres virtuosos, de hombres de honor, de hombres leales a la institución, investidos de una dignidad que puede hacer frente a cualquier amenaza. Recordemos que los principios de patriotismo, de lealtad, de subordinación, de disciplina, otorgan la capacidad para liderar, y por consiguiente para ejercer el mando jerárquico que ostentamos en todos los niveles, que es un honor y un privilegio que han hecho fuerte a nuestra institución, por lo tanto no debemos perder nunca el sentido verdadero de estos principios de identidad del militar, asumiéndolos con responsabilidad y abnegación ya que son el producto de la justicia y el deber de soldados, héroes defensores de la integridad nacional, que supieron elegir la carrera más noble para honrar a su Patria.
  28. 28. Formación militar, transformación o adaptación BGrl. César Ramos Pazmiño INTRODUCCIÓN: El Plan de reestructuración de las Fuerzas Armadas (agosto 2006), línea base para la transformación y perfeccionamiento de nuestra institución, señala de manera enfática que, “la reestructuración y la transformación significan adaptación, modernización y cambios planificados permanentes y continuos, para recuperar y consolidar las capacidades operativas, con el propósito de poder enfrentar no sólo las misiones constitucionales permanentes sino las nuevas tareas y responsabilidades de las Fuerzas Armadas”
  29. 29. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 30 EDICIÓN No. 149 A lo largo de este período, se puede apreciar cómo ha cambiado la estructura mental de los integrantes de nuestra institución: ahora se habla de competencias, no de requisitos; ahora se habla de sinergia no de trabajo individual. La transformación de los miembros de la Fuerza Aérea se basó en la aceptación y adaptación a los cambios productos de esta transformación, aceptación que se continuará dando en mayor grado debido a las altas expectativas que la sociedad ecuatoriana tiene de los miembros de las Fuerzas Armadas como elemento fundamental del Estado y de la mayor integración que tenemos ahora con las instituciones de nuestra sociedad civil, integración basada en el respeto y conocimiento de los marcos legales y ámbitos correspondientes. En ese marco, el Comando de Educación y Doctrina de la Fuerza Aérea, entregará profesionales militares formados, especializados, perfeccionados y capacitados con las competencias genéricas que las Fuerzas Armadas tienen en el manejo de las nuevas tecnologías de la informática y la comunicación y con posibilidades para desempeñarse con calidad; además del campo militar, en los campos científico, técnico, económico, social y ético. Es importante resaltar que este comando de la Fuerza Aérea tiene la dura labor de transformar a una persona ajena a nuestra institución, que no conoce el ámbito militar, en un elemento constituyente de esta entidad; esta transformación se origina desde el momento en que el individuo se inscribe en la página de reclutamiento, para poder ingresar a las diferentes escuelas de formación de oficiales o aerotécnicos, siendo un proceso exigente y demandante para los instructores militares. Al concluir este proceso, se continúa capacitando y perfeccionando continuamente a los ahora engranajes de nuestra institución militar, sin olvidar la interdependencia que tenemos con la sociedad civil. Transformación vs. Adaptación. Es importante reflexionar acerca del proceso que se produce dentro de una persona que desconoce cómo está estructurada una institución militar. ¿Se produce una transformación o una adaptación? Transformación significa dejar atrás paradigmas, dogmas, esquemas mentales y receptar en una urna vacía todos los conocimientos y normativas para que este individuo encaje en un medio diferente al que estuvo viviendo. Una adaptación significa que mantiene todos sus esquemas mentales y lo único que realiza es la aceptación de nuevos conocimientos y normativas. Es por este motivo que se habla de transformación en lugar de adaptación, cuando se refiere a la inclusión inicial de un individuo en nuestra sociedad militar, pero luego cuando este individuo ha sido transformado si requiere la adaptación, pero no a nuevas normas, sino al cambio y evolución de la sociedad militar.
  30. 30. EDICIÓN No. 149 La transformación inicial se la realiza a través de la instrucción militar, la que está acorde a los lineamientos del “Modelo Educativo de Fuerzas Armadas”. Esta transformación se basa en la formación integral del ciudadano en relación de los siguientes ejes: ciencias militares, cultura militar, cultura humanística, ciencia y tecnología, y cultura física. Alguien podrá cuestionarse cuál es el motivo para basar la instrucción militar en estos ejes, y resulta clara la respuesta a esta interrogante, pues únicamente hay que recordar que la formación integral está orientada para que los militares seamos el referente para todos los ciudadanos de nuestra nación, así como la reserva moral de la Patria. Luego de haber vivido la formación de este elemento civil en un elemento sinérgico de la institución militar, debemos tener claro que el proceso no termina, sino que continua realizando un perfeccionamiento de este elemento, para que se mantenga como un engranaje en la maquinaria militar de la Fuerza Aérea. El perfeccionamiento significa darle nuevas competencias que le permitan un mayor involucramiento con nuestra realidad, con los medios que posee la Fuerza Aérea, que está incrementando su capacidad operativa. Esta fase en la vida de los militares de la FAE, se la realiza en las aulas de la Academia de Guerra Aérea y la Escuela de Perfeccionamiento de Aerotécnicos, las cuales han sido reorientadas para evitar un método conductivista de la enseñanza y ser institutos donde se guíe al personal a ser elementos con habilidades para razonar y seguir a los lideres que comandan la Fuerza, y de igual manera ser los líderes a quienes seguirán sus hombres. pág. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 Quizá unos de los logros que más ha hecho cambiar la actitud de las personas de nuestra institución, es que ahora las tres ramas de las Fuerzas Armadas se hallan más integradas, aprovechando el pensamiento conjunto, de manera que se obtiene un trabajo integrado de sus miembros, demostrando sinergia en las tareas de seguridad en las fronteras, así como de las tareas de seguridad al interior del país (control anti delincuencial, control de armas, trabajos de inteligencia). 31 En la Fuerza Aérea se han obtenido muchos logros en relación de la formación militar. Uno de los principales es el cambio de actitud de los miembros de la institución. Otro es que al tener un modelo educativo originado por el Comando Conjunto, se tiene la seguridad que los lineamientos que estamos observando, serán los mismos que en las otras ramas de las Fuerzas Armadas. En esa misma línea, se está trabajando en forma conjunta en la elaboración de un Reglamento de Educación Militar, que servirá a las tres fuerzas y se evitará que cada una posea reglamentos diferentes.
  31. 31. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 32 EDICIÓN No. 149 Continuando con el proceso de adaptación, entramos en los campos de la capacitación y la especialización, en áreas no directamente relacionadas con su perfeccionamiento. Este fenómeno se ha dado por la falta de personal que cubra directamente ciertas necesidades. Un ejemplo claro es el campo de la seguridad de las operaciones militares, pues al ser de un tipo específico de operación, debe guiarse por normas especiales, por lo tanto necesitamos capacitar a nuestro personal en esa área, para que sean los elementos preventivos y predictivos de la seguridad de las operaciones militares. De igual manera, en la especialización se busca que nuestros elementos tengan mayores conocimientos orientados a incrementar las competencias, que permitan llegar a obtener los objetivos institucionales de forma asertiva. Futuro de la formación militar. La formación de un militar debe estar vinculada con la sociedad ecuatoriana, no deben ser elementos antagónicos y es por ello que nuestra tarea es fomentar esta vinculación para que nuestros hombres y mujeres adquieran una mayor percepción general de esta sociedad y ella a la vez se nutra de nuestros valores, para que continuemos siendo referente moral y ético de una sociedad en constante evolución. Nosotros, como institución armada del Estado, tenemos un gran compromiso social con la nación, es por ello que debemos continuar con la especialización al personal militar en los campos que sean acordes con los requerimientos del Plan Nacional del Buen Vivir impulsado por el Estado. De igual manera, debemos continuar con la capacitación de las nuevas generaciones de oficiales y aerotécnicos, que hagan suyo el pensamiento de la comunidad de las Fuerzas Armadas para un logro único e institucional y fundamentalmente hacer que la formación militar sea la transformación conceptual que debemos obtener de las personas que ingresan a la Fuerza Aérea, a fin que sean transformados en forma integral y continuar siendo la piedra angular de la sociedad.
  32. 32. EDICIÓN No. 149 La Fuerza Aérea cuenta con una Doctrina Básica, recién revisada e implementada, producto de los conocimientos y experiencias vividas por nuestro elemento humano. De igual manera, se ha Es responsabilidad de las Fuerzas Armadas proteger el cielo patrio, nuestras fronteras y espacios acuáticos, siendo imprescindible para cumplir esta misión que desde el Comando de Educación y Doctrina se implante la formación, perfeccionamiento, especialización y capacitación que permita las competencias a sus hombres y mujeres, al amparo de una doctrina clara para desempeñar los nuevos roles impuestos por la Patria y la sociedad en la defensa, seguridad y desarrollo de la nación. 33 Partamos del hecho que la doctrina no es fija, es dinámica, por ese hecho siempre está en cambio, en evolución para que sus conceptos se adapten a los cambios que se producen en la sociedad. La doctrina de hoy será caduca mañana y por ello siempre debe estar en continua revisión. Sin embargo, no se puede estar cambiando diariamente, pues la gente, el personal de la institución, perdería de vista el objetivo a alcanzar, los cambios doctrinarios se deben dar (y de hecho se han dado), pero estos cambios deben ser pautados en un tiempo. pág. “Una doctrina sin teoría resulta incompleta; pero una doctrina o una teoría sin las formas de realizarlas, resultan inútiles”. J. D. Perón. revisado la Doctrina Operacional y próximamente será aprobada e implantada la Doctrina Táctica, de tal forma que todos los niveles que mueven el aparato militar de la Fuerza Aérea tengan claro cuál es el camino que debe seguir para ser como un solo organismo, fusionado y fuerte, que no sea detenido por fuerzas contrarias, un puño que apoye los procesos actuales de cambio en nuestro país, que seamos uno de los pilares dentro de las Fuerzas Armadas, que permita una cohesión militar y que nos haga inmunes a influencias separatistas, ajenas a la institución militar. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 La doctrina como elemento basal en la formación militar.
  33. 33. GÉNERO EN
  34. 34. FUERZAS ARMADAS DEL ECUADOR Tnnv. Rosa Morales Quinatoa
  35. 35. EDICIÓN No. 149 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 36 Es necesario señalar que las primeras mujeres en las Fuerzas Armadas del Ecuador ingresaron en los años 70, como oficiales especialistas, y en el año 1999 se hizo posible el ingreso de las primeras cadetes mujeres de Servicios en el Ejército. En cuanto a la promoción de la igualdad real de las mujeres en Fuerzas Armadas, durante el año 2011 fue dada de alta la primera mujer Infante de Marina y también en el año 2011 fueron dadas de alta las primeras Soldados Especialistas de la Fuerza Terrestre, las primeras Oficiales de Arma (Pilotos) y Técnicos de la Fuerza Aérea, y la primera mujer piloto de Ala Rotativa de la Fuerza Naval. Asimismo, se abrieron las Armas de Artillería e Ingeniería para las Mujeres en el Ejército. En este mismo año, por primera vez, mujeres Oficiales de Arma participaron en el Curso de Expertos Militares de Misiones de Paz de Naciones Unidas. Para el año 2013 la Fuerza Aérea espera graduar en octubre a las primeras mujeres Infantes Aéreas. Actualmente, en las Fuerzas Armadas existe un 2,11% de personal militar mujeres, de las cuales la mediana estadística corresponde al 1,27% de la Fuerza Terrestre, 3,65% Fuerza Naval y 3,14% de la Fuerza Aérea, como se describe en el cuadro siguiente: MUJERES MUJERES FUERZA TERRESTRE NAVAL AEREA TOTAL OFICIALES 189 82 54 325 TROPA 119 240 147 506 Fuente: Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, 2012. aplicación de las Resoluciones 1325 y 1889 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Se han instituido mecanismos internos para fortalecer temas de derechos humanos y equidad de género, como la creación en el año 2009 de la Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, que depende del Viceministerio de Defensa Nacional, y tiene como misión “Gestionar la Política de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario”. En el 2011 se establecen la Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Comando Conjunto de las Fuerzas y los Departamentos de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Fuerza Naval y la Fuerza Aérea; cabe destacar que para este año ya existía el Departamento de Derechos Humanos en la Fuerza Terrestre. En el 2011 se creó la Comisión de Trabajo en Género del Ministerio de Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas del Ecuador, con Resolución Ministerial No. 084, como un mecanismo al más alto nivel para transversalizar la perspectiva de género en Fuerzas Armadas. FF.AA. DESAGREGADO FF.AA. DESAGREGADO MUJERES HOMBRES 308 23.854 322 8.479 201 6.200 831 38.533 El Ministerio de Defensa Nacional aborda los temas de género de manera continua desde el año 2010 e incorpora la visión de equidad de género en las Fuerzas Armadas mediante la Agenda Política de la Defensa, en la que se contemplan los derechos humanos como un campo de acción en la conducción política de la defensa, se promueven políticas de género y no discriminación, normativas, buenas prácticas, y se crean mecanismos internos para la participación de la mujer en pie de igualdad y la efectiva TOTAL TOTAL FF.AA FF.AA % MUJERES MUJERES 24.162 8.801 6.401 39.364 1,27% 3,65% 3,14% 2,11% En materia de avances normativos, se cuenta con el Reglamento Transitorio para Garantizar el Principio de Aplicación Directa e Inmediata de los Derechos del Personal Militar Femenino de las Fuerzas Armadas, publicado en el 2009, que tiene por finalidad determinar las normas administrativas y disciplinarias que permitan establecer aspectos legales, ocupacionales, de salud integral e infraestructura, que de alguna manera están limitando la real inclusión de las mujeres militares.  Otro avance significativo fue la publicación del Reglamento de Disciplina y de Recompensas de los/as Aspirantes en las Escuelas de Formación de las Fuerzas Armadas,
  36. 36. EDICIÓN No. 149 En materia de derechos humanos, interculturalidad y equidad de género en la educación militar, el Ministerio de Defensa Nacional, mediante la Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, implementó medidas de valoración de aplicación de estándares de derechos humanos y género en la formación militar, como las visitas in situ – En materia de políticas públicas sectoriales, la “Política de Género de las Fuerzas Armadas del Ecuador” se constituye en una política inclusiva en el ámbito de la defensa y contribuirá de manera 37 El I Encuentro de Derechos Humanos y Género en la Formación Militar: Buenas Prácticas y Desafíos, realizado del 14 al 16 de agosto del 2012, constituyó un espacio generado desde el Ministerio de Defensa Nacional para debatir las temáticas de derechos humanos y género, articuladas al proceso de cambio que vive nuestro país y la región; este evento se convierte en un indicador del avance institucional en la formación en democracia y derechos humanos de los servidores y servidoras públicas militares. pág. En el suplemento de Registro Oficial Nº. 176 de junio de 2012, se publicaron los “Protocolos para el Procesamiento, Trámite, y Seguimiento de Expedientes en Materia de Derechos Humanos y de Género en las Fuerzas Armadas del Ecuador”, con el propósito de tramitar las diversas quejas sobre posibles afectaciones a los derechos humanos y los derechos de las mujeres civiles y militares. observación, que puede estar compuesta de entrevistas, encuestas, grupos focales y análisis documental. Este mecanismos permite, a través de un análisis de triangulación cualitativa y cuantitativa, identificar parámetros sociales que puedan perjudicar la promoción o ejercicio de los derechos fundamentales en las Escuelas de Formación Militar de Oficiales y Tropa, con el objeto de garantizar un enfoque inclusivo, sin discriminación, basado en el respeto de la normativa legal e instrumentos internacionales de derechos humanos y derechos de las mujeres. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 publicado en el 2011, integra el enfoque de derechos humanos y género de manera transversal y prohíbe el empleo de lenguaje con alusiones sexuales, discriminatorias, racistas o con doble sentido en connotaciones sexuales.  En relación a la situación de maternidad, en el Reglamento se contempla un  permiso especial por dos años para la aspirante que se embarace durante su periodo de formación, a fin de que la maternidad no constituya un obstáculo o limitación para acceder a la carrera militar.
  37. 37. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 38 EDICIÓN No. 149 significativa a la integración de la mujer en los espacios castrenses, en igualdad de derechos y oportunidades, propiciando espacios de convivencia respetuosa entre hombres y mujeres militares. Asumiendo este reto, y reiterando lo señalado en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer CEDAW- “La máxima participación de la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre, en todos los campos, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país, el bienestar del mundo y la causa de la paz”, el Ministerio de Defensa Nacional presentó la Política de Género para las Fuerzas Armadas del Ecuador, como resultado de un trabajo técnico y un tributo a la lucha histórica de las mujeres por desarrollarse en los espacios culturalmente asignados a los hombres. La Política de Género inicia su construcción en el año 2010, mediante una consultoría en el marco del Convenio entre Naciones Unidas y el Ministerio de Defensa Nacional, producto del cual se obtiene un Diagnóstico sobre la situación de género en las Fuerzas Armadas. En esta etapa es importante indicar que el Diagnóstico del Personal de Oficiales Mujeres de la Fuerza Terrestre, en los campos: Ocupacional, Salud, Infraestructura, Acondicionamiento Físico y Derechos Humanos, fue un instrumento de referencia en la formulación de la política. La Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario con la Comisión de Trabajo en Género del Ministerio de Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas del Ecuador, iniciaron la etapa de formulación de la Política de Género en marzo del 2012, bajo la guía metodológica de la Subsecretaría de Defensa y Subsecretaría de Planificación. El trabajo incorporó una variedad de acciones como el proceso de levantamiento de información, tabulación, definición del FODA de Género de Fuerzas Armadas, análisis y validación de resultados que luego fueron presentados al Comandante del Comando Conjunto de las FF.AA. y a los Comandantes Generales de las Fuerzas Terrestre, Naval y Aérea, quienes emitieron sus consideraciones. Finalmente, el equipo técnico de la Dirección de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Ministerio de Defensa Nacional, consolidó el documento de Política de Género con base en los lineamientos trazados durante el proceso. Actualmente las Fuerzas Armadas del Ecuador, de modo similar que nuestras homólogas en el resto del mundo, y de forma particular en la región, se constituyen en la tercera institución militar en contar con una Política de Género, inclusiva en el ámbito de la defensa, y que contribuirá de manera significativa a la integración de la mujer en la institución militar, garantizando la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres militares.
  38. 38. Crnl. E.M.T Avc. Carlos Alberto Páez “ Soy mie mbr o de las gl orios as F uerzas Ar madas de l Ecuador : or gulloso her eder o de la historia y las gestas de nuestr os hér oes y her oínas. Mi Patria es mi razón de ser, su libertad mi honor y luchar por ella mi ideal” 2 1 Extracto del Proyecto: Manual de Doctrina Conjunta. Quito. Octubre 2012. 2 Proyecto Código de Ética para los Miembros de las Fuerzas Armadas. Decálogo. Quito. Febrero 2013.
  39. 39. EDICIÓN No. 149 INTRODUCCIÓN REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 pág. 40 Las Fuerzas Armadas se orientan, de forma permanente, a vencer desafíos presentes y avizorar los del futuro. Esta realidad exige que dentro del contexto de sus sistemas de gestión estratégica y doctrinaria, la institución considere en forma continua procesos de modernización y adaptación, que le permitan desarrollar capacidades para brindar respuestas oportunas, eficaces y sustentables a los requerimientos estratégicos que surgen del estudio del campo de batalla, así como de los entornos nacional, regional y mundial. Para permitir lo anterior nace la necesidad de evaluar, revisar, actualizar y retroalimentar en forma permanente el conjunto de normas fundamentales, que expresadas en forma de declaración, de creencias o sabiduría colectiva de las Fuerzas Armadas, describan y orienten, emitiendo las mejores prácticas para el quehacer institucional y el empleo conjunto. El Sistema Doctrinario de las Fuerzas Armadas, funciona exponiendo las mejores prácticas, aglutinando las especificidades de cada una de las fuerzas y orientando un trabajo sinérgico que permita alcanzar los objetivos estratégicos planteados, tendientes al desarrollo de la institución y al óptimo empleo operacional del elemento militar. La doctrina militar armoniza con las políticas de Estado, la teoría de la conducción, el desarrollo y aplicación de la estrategia militar, los fundamentos del empleo, las características del soporte logístico conjunto y las actividades que ejecutan las Fuerzas Armadas, en el campo de la seguridad y defensa. En un futuro, el Manual de Doctrina Conjunta se constituirá en el referente inicial, para la elaboración de un significativo grupo de manuales orientados a las operaciones para la defensa externa, las operaciones para el ámbito interno en apoyo a la gestión del Estado y las operaciones que se realizan en el ámbito internacional en apoyo a los organismos regionales. La doctrina para el cumplimiento de la misión de las Fuerzas Armadas norma la planificación, empleo y conducción conjuntos, estableciendo una
  40. 40. EDICIÓN No. 149 FASES FASES DESCRIPCIÓN DESCRIPCIÓN DE TE RMINA CIÓN DE REQUERIMIENTOS DETERMINACIÓN DE RE QUE RIMIE NTOS DI RECCI ONAMI ENTO Y DIRECCIONAMIENTO PLANIFICACIÓN P LANI FI CACI ÓN ELABORACIÓN DE PROYECTOS E LAB ORA CIÓN DE P ROYE CTOS 41 La Dirección de Educación y Doctrina Militar del Comando Conjunto, a través de su Departamento de Doctrina, es la responsable del funcionamiento del sistema doctrinario. En febrero de 2011, se instaura un proyecto doctrinario, cuyo objetivo es actualizar y mejorar la doctrina conjunta de las Fuerzas Armadas en calidad y cobertura, para alcanzar la armonía, sinergia y efectividad en el desarrollo de la institución y empleo operacional. El plazo de ejecución es de cinco años, desde febrero del 2011 hasta mayo del 2016, con un costo aproximado de 307.000 USD. El proyecto consta de dos fases, la primera con la producción de 39 manuales y la segunda de 25, en las fechas que se visualizan en siguiente la figura: SEGUIMIENTO DE P ROYE CTOS SE GUIMIE NTO DE PROYECTOS E LAB ORA CIÓN PLANES DE INVESTIGACIÓN ELABORACIÓN P LA NES DE INVES TIGA CIÓN I NV ES TI GACI ÓN Y INVESTIGACIÓN DES ARROLLO DESARROLLO CONFORMACIÓN DE COMITE S CONFORMA CIÓN DE COMITES DESARROLLO DE DOCTRINA DESA RROLLO DE DOCTRINA PLANIFICACIÓN DE LA EVALUACIÓN P LA NIFICA CIÓN DE LA EVA LUA CIÓN EVALUACIÓN EV ALUACI ÓN O EXPERIMENTACIÓN EXP ERI MENTACI ÓN EJECUCIÓN DE LA EVALUACIÓN E JE CUCIÓN DE LA EVA LUA CIÓN VALIDACIÓN DEL PROYECTO DOCTRINARIO VA LIDA CIÓN DE L P ROYE CTO DOCTRINA RIO APROBACIÓN DE L CUERPO DOCTRINARIO AP ROBA CIÓN DEL CUE RP O DOCTRINA RIO FASES EDICIÓN DIFUSIÓN EDI CI ÓN Y DI FUS I ÓN EDICIÓN DE L CUERPO DOCTRINARIO E DICIÓN DEL CUE RP O DOCTRINA RIO DIFUSIÓN DEL CUERPO DOCTRINARIO DIFUS IÓN DE L CUE RP O DOCTRINA RIO Reglamentos Militares I FASE FEB 2011 MAY 2015 39 MANUALES II FASE SEP 2013 MAY 2016 25 MANUALES TOTAL 64 MANUALES DOCTRINARIOS CONJUNTOS A partir de la segunda fase de elaboración se genera la producción de la doctrina ya que la primera establece para el direccionamiento, un diagnóstico del cual se visualizan y determinan los verdaderos requerimientos de la doctrina, dando como primer producto un mapa doctrinario, el mismo que orientará la planificación y la instauración de proyectos doctrinarios. ESTADO DEL MAPA DOCTRINARIO ESTADO DEL MAPA DOCTRINARIO FASES DE ELABORACIÓN DE LA DOCTRINA La primera fase es el direccionamiento y planificación, en la que se determinan las necesidades doctrinarias, se elaboran los proyectos de actualización y se realiza el seguimiento de los mismos. La segunda fase es la investigación y desarrollo; consta de un plan de investigación, la conformación de comités ORD ORD.. CAMPO DOCTRINARIO CAMPO DOCTRINARIO MANUALES MANUALES CÓDIGO CÓDIGO Fase Fase I Fase II Fase Parcial Parcial 1 DOCTRINA BÁSICA DOCTRINA BÁSICA 01DB 01DB 3 0 3 2 DOCTRINA DE FUNCIONES, DOCTRINA DE FUNCIONES, INSTRUCCIÓN ENTRENAMIENTO INSTRUCCIÓN O ENTRENAMIENTO 02DF 02DF 26 26 20 20 46 46 3 DOCTRINA DE EMPLEO DOCTRINA DE EMPLEO 03DE 03DE 3 1 4 4 DOCTRINA DE INSTRUCCIÓN DOCTRINA DE INSTRUCCIÓN INDIVIDUAL INDIVIDUAL 04DI 04DI 2 0 2 5 DOCTRINA COMPLEMENTARIA DOCTRINA COMPLEMENTARIA 05DC 05DC 5 4 9 39 39 25 25 64 64 TOTAL TOTAL pág. LA DOCTRINA EN LAS FUERZAS ARMADAS doctrinarios y el desarrollo de la doctrina, que concluye con un primer borrador del proyecto; la tercera fase corresponde a la evaluación o experimentación, en la que se tiene un plan de evaluación, la ejecución de la evaluación y la presentación de un segundo borrador validado. Por último, tenemos la fase de edición y difusión, que inicia con la aprobación de los contenidos del cuerpo doctrinario, para luego editarlo y en última instancia difundirlo, mediante seminarios o cualquier otro instrumento o foro de comunicación. REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 base de conocimiento, lenguaje y unidad de pensamiento, que permite la interoperatividad y la sinergia entre sus componentes. Los conceptos doctrinarios no son normas rígidas e inmutables y requieren, por lo tanto, de permanente actualización de acuerdo a la dinámica del entorno.
  41. 41. MAPA DOCTRINARIO A A DOCTRINA COMPLEMENTARIA DOCTRINA DE INSTRUCCIÓN INDIVIDUAL DOCTRINA DE EMPLEO DOCTRINA DE FUNCIONES, INSTRUCCIÓN Y ENTRENAMIENTO DOCTRINA BÁSICA 02DF10 02DF10 42 02DF04 Manual de Operac iones Conjunt as onj 02DF13 02DF13 02DF14 02DF14 Manual de Empleo de Fuerz as Armadas en el Ámbit o Int erno Manual de Operac iones Es pec iales Conjunt as onj 02DF09 02DF09 Manual de Empleo del Sis t ema de Comando y Cont rol C4 IVR del Comando Conjunt o onj 05DC04 05DC05 Dicc ionario de Fuerz as Armadas . Manual de Moviliz ac ión Milit ar 05DC03 05DC03 05DC02 05DC01 04DI02 04DI02 Manual de Téc nic a de Calc os Manual de Elaborac ión de la Doc ument ac ion Milit ar Manual de elaborac ión de la Doc t rina Milit ar Manual de Inves t igac ión de Acc ident es 04DI01 04DI01 Manual de Simbolos y Abreviat uras 03DE03 03DE03 03DE02 03DE01 03DE01 02DF08 02DF08 Manual para Apoy o de Fuegos Manual de Organiz ac ión y empleo de los CC. OO. Manual de Comando y Es t ado May or Conjunt o. Manual de Empleo del Grupo de Cont raint eligenc ia Milit ar Conjunt a onj 02DF07 Manual de Int eligenc ia Conjunt a onj Manual de DD. HH. 02DF18 02DF18 Manual de Operac iones de prot ec c ión 02DF16 02DF16 a las áreas e infraes t ruc t ura es t rat égic a. 02DF17 02DF17 Manual para apoy o en s it uac iones de ries go y c at ás t rofes . 02DF06 Manual de Defens a Aérea Conjunt a. onj 02DF15 02DF15 Manual de Operac iones Urbanas . 02DF05 Manual de Logís t ic a Conjunt a. onj 02DF03 Manual de Ges t ión del Talent o Humano Milit ar de Fuerz as Armadas Manual de Operac iones de Defens a de 02DF12 02DF12 Cos t as . 02DF11 02DF11 Manual de Doc t rina de Operac iones de Paz . 02DF02 Manual de D. I. H. 01DB03 01DB03 01DB02 01DB02 Manual de Manejo de Cris is . anej pág. Manual de Operac iones de Infomac ión 02DF01 Manual de Planific ac ión Es t rat égic a Ins t it uc ional Conjunt a onj Manual de Planific ac ión Es t rat égic a Milit ar Conjunt a por Capac idades onj Manual de Doc t rina Conjunt a onj 01DB01 REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 02DF22 02DF22 02DF25 02DF25 02DF26 02DF26 Manual de Empleo del Servic io de Sanidad Reglament o del Sis t ema de Seguridad 02DF24 02DF24 Int egral de las Fuerz as Armadas 02DF23 Manual de Operac iones de Int erdicc ión 02DF23 Manual de Ges t ión Ambient al Manual de Operac iones Civiles 02DF19 02DF19 Milit ares Manual del Proc es o de Int eligenc ia del 02DF20 02DF20 Campo de Bat alla Manual de Met odología para el 02DF21 02DF21 Levant amient o de Es c enarios Pros pec t ivos Milit ares Manual de Almac enamient o Téc nic o de Munic ión EDICIÓN No. 149
  42. 42. EDICIÓN No. 149 AVANCE DEL PROYECTO DOCTRINARIO La fase de direccionamiento y planificación se lleva a cabo en la Dirección de Educación y Doctrina Militar, en tanto que el avance de las fases de investigación y desarrollo, y evaluación o experimentación, tiene un aporte de los señores oficiales alumnos de los Cursos XXXII hasta el XXXVI de Comando y Estado Mayor Conjunto del Instituto Nacional de Defensa. En la fase de edición y difusión se cuenta con aporte de los Comandos Generales de Fuerza. Además, las Fuerzas Armadas deberán contar con una doctrina pragmática, dinámica, flexible y efectiva, que se adapte constantemente a los requerimientos del entorno dinámico, con la facultad de abstraer y adaptarse a los escenarios del empleo operacional, en constante armonía y soporte a la acción del Estado. 43 El diseño y empleo de las Fuerzas Armadas se sustentarán en una doctrina conjunta permanentemente actualizada y una concepción estratégica tendiente a contar con niveles óptimos de alistamiento y sistemas de arma modernos que permitan aprovechar al máximo el uso de la tecnología en beneficio de la defensa del territorio nacional. 1 4 2 9 3 17 4 9 TOTAL 39 INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO PLANIFICACIÓN 01 MES DESARROLLO 05 MESES EVALUACIÓN O EXPERIMENTACIÓN PLANIFICACIÓN DESARROLLO 01 MES 05 MESES EDICIÓN Y DIFUSIÓN PLANIFICACIÓN 01 MES DESARROLLO 05 MESES REVISTA FUERZAS ARMADAS • 2013 DIRECCIONAMIENTO Y PLANIFICACIÓN PROYECTOS Subfase MAPA DOCTR. 2011 2012 Duración ORD. CANTIDAD DE MANUALES Fase pág. AVANCE DEL PROYECTO Elaboración Actualización de la Doctrina Conjunta AVANCE DEL PROYECTO:: Elaboración y Actualización de la Doctrina Conjunta
  43. 43. LA EDUCACIÓN REGULAR EN FUERZAS ARMADAS Tcrn. E.M Alexander Levoyer Rodríguez
  44. 44. “Libr e, y para mi sagrado, es el der echo de pensar... La educación es fundamental para la f elicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos” Benito Juár ez.

×