COLECCIÓN DECANCIONES POPULARES ESPAÑOLAS     RECOGIDAS, ARMONIZADAS E INTERPRETADAS POR  FEDERICO GARCÍA LORCA           ...
“ L A A RGENTINITA”, G ARCÍA L ORCAY L AS C ANCIONES P OPULARES A NTIGUASPor PEDRO VAQUERO  ENCARNACION LÓPEZ JÚLVEZ,  La ...
enriqueciéndolo y depurándolo mediante un esfuerzo         interpretó estas canciones a partir de entonces en laconsciente...
de Gustavo Pittaluga con argumento de García Lorca         mucho que hablar, después de una prolongaday Rivas Cherif.     ...
El 24 de septiembre de 1945, murió en Nueva York,       convecinos de Fuente Vaqueros. Muy claro fue eldonde estaba hacien...
Lorca. En 1922, ambos organizan en Granada el             populares de toda España, lo que será uno de losConcurso del Can...
bulerías y romeras. Todas las tardes vienen a           nacen y mueren de modo perpetuo y alzan susenseñarnos el Lombardo ...
Siguiendo una tradición que se remonta al teatro         Canción de las niñas, de Mariana Pineda: La señoraespañol del Sig...
Los discos de gramófono de un diámetro de 25 cm.        las de Anda jaleo y Los cuatro muleros, pero cony de 78 revolucion...
6.- Federico y su mundo p.424  7.- Obras Completas, III p.546  8.- Revista Hispánica Moderna, Año VI, numero 3-4.  Nueva Y...
GARCÍA LORCA,                                                 Criado Lorca en Granada y teniendo su familia               ...
veces de importaciones americanas, fue objeto de        hecho, la música de ciertas provincias españolas.la interpretación...
originalidad, perfección y belleza. No utilizó como   profesional era esta labor musical suya, que, aen la poesía, esta in...
LA VOZ DE SU AMO                                      hacia la sensiblería populachera. Son deliciosas UN CANCIONERO VIVIE...
A la hoja, la hoja de la lechuga. Tengo a mi amante malo con calentura.                  El tono de grabado antiguo, de Se...
LETRAS DE LAS CANCIONES (*)ZORONGO GITANO                 ¡vivan los sevillanos             Y la pelegrinita,             ...
Antes de las cuatro y media.        A la mitad del camino            Que no tiene rapaciños,Al dar las cuatro en la calle ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Libreto canciones popularesenespañol.13canciones antiguas españolas de F.García Lorca

1,682 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,682
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
11
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libreto canciones popularesenespañol.13canciones antiguas españolas de F.García Lorca

  1. 1. COLECCIÓN DECANCIONES POPULARES ESPAÑOLAS RECOGIDAS, ARMONIZADAS E INTERPRETADAS POR FEDERICO GARCÍA LORCA (PIANO) LA ARGENTINITA (VOZ)
  2. 2. “ L A A RGENTINITA”, G ARCÍA L ORCAY L AS C ANCIONES P OPULARES A NTIGUASPor PEDRO VAQUERO ENCARNACION LÓPEZ JÚLVEZ, La Argentinita Castellana ante todo, se inspiró en la danza y en el cante gitano-andaluz, pero sin dejar de valorar el Conserva Pilar López, en su piso de la calle del folklore de otras zonas de España. Con base en laGeneral Arrando, en Madrid, la estancia intacta, con danza y la canción tradicional, creó un espectáculoel piano, en que García Lorca ensayó con La nuevo, moderno y personal, con un arte tan depuradoArgentinita las canciones populares que los que fue universal, pero, al mismo tiempo,convirtieron en 1931 en artistas discográficos de profundamente enraizado en lo popular español. Eléxito. La casa de Pilar López, bailarina excepcional teatro de variedades alcanzó con La Argentinita unasella misma, es la que su hermana Encarnación cotas de dignidad y de calidad hasta entoncesconstruyó en los primeros años veinte, siendo ya una desconocidas en nuestro país. De los escenariosjoven celebridad artística como bailarina y cantante. españoles pasó a los de Europa y América, igualmente con gran éxito. Encarnación López Júlvez había nacido en el año1895, en Buenos Aires. Hija de españoles, Federico de Onís, gran amigo de Encarnación, aprofesionales del teatro en gira artística por quien tuvo por comadre desde que ésta, junto conLatinoamérica, de este nacimiento fortuito apenas le García Lorca, apadrinara a un hijo suyo, hizo de ellaquedaría algo más que el nombre artístico: La un emotivo semblante artístico, cuando murióArgentinita. prematuramente en Nueva York. En él se puede leer que La Argentinita “Cantaba, hablaba, remedaba a Debutó muy joven en San Sebastián e artistas conocidos, bailaba; en nada era maestra,inmediatamente pasó a Madrid, en donde no tardó en pero en todo era única. Delgada como un hilo, sutriunfar. Artista muy completa, aunque su principal encanto y originalidad estaban totalmente en suactividad fue el baile, también tuvo gran aceptación expresión en el gesto, en las inflexiones de la voz, encomo cantante y actriz. ese algo puro, sencillo y radical que los españoles dicen “tener ángel”, o mejor aún “tener aquél”. El Se interesó por la danza popular española, que público veía en este arte tan personal de Laestudió a fondo, recogiendo bailes tradicionales en Argentinita algo muy suyo, que se distinguía de tododiversas zonas de España, para su posterior lo demás que constituía por entonces el teatro deadaptación y recreación. Fruto de este trabajo- La variedades (...) Su personalidad original estaba sinArgentinita escribió un libro sobre bailes españoles, duda presente en todo lo que hacía (...) buscaba ytodavía inédito. lograba renovar lo que le era propio, (...)
  3. 3. enriqueciéndolo y depurándolo mediante un esfuerzo interpretó estas canciones a partir de entonces en laconsciente en busca de lo tradicional y lo esencial. mayoría de sus espectáculos, lo que contribuyóPor eso, para formar sus grupos artísticos acudió decisivamente a su popularización.preferentemente a las bailadoras y cantadorasgitanas, cuanto más viejas mejor, depositarias e En Junio de 1933, La Argentinita montó con suintérpretes del arte popular, en sus formas Compañía de Bailes Españoles, El amor brujo, detradicionales puras y antiguas, que contienen la Falla. La obra se estrenó en Cádiz, en homenaje alesencia permanente de los ritmos y el carácter autor y con presencia de García Lorca, que se mostróespañoles” (1) entusiasmado por el éxito de sus dos entrañables amigos. Días después, el estreno en Madrid también La Argentinita había conocido a García Lorca nada fue un rotundo éxito. La prensa habló de unmás llegar éste a Madrid, en 1919. Poco después, en verdadero descubrimiento de Falla por parte de Lamarzo de 1920, siendo ya una bailarina de éxito Argentinita, y de una resurrección del auténtico bailereconocido, participó en el primer estreno teatral del gitano a cargo de tres abuelas que la acompañan: lanovel García Lorca: El maleficio de la mariposa El Macarrona, la Malena y la Fernanda. Tambiénestreno fue un fracaso, ni siquiera paliado por el baile bailaban en este espectáculo el gitano Rafael Ortegade la mariposa, que interpretó La Argentinita; pero la y Pilar López. Adolfo Salazar fue rotundo en Elamistad que estaba naciendo entre ambos artistas Sol:”Hay que decir enseguida que el españolismosería definitiva. más neto, el de más recia fibra, el de más amarga raíz, más áspera y más dura, es el españolismo que Aparte de su enorme capacidad y sensibilidad ayer se vio en el espectáculo de danzas organizadocomo bailarina y cantante, Encarnación López Júlvez por La Argentinita. Tanto en “El amor brujo” comomostró grandes dotes de organización y dirección. En en la espléndida sucesión de danzas sueltas que1927, fundó en Madrid La Compañía de Baile siguieron en la segunda parte del programa y queAndaluz; en 1932, el Ballet de Madrid; poco después, terminaron con algo tremendo: las “Alegrías” de lasla Gran Compañía de Bailes Españoles. tres viejas maestras de la danza: la Macarrona, la Malena, la Fernanda, a las que se añadió Rafael En cuanto a la colaboración artística con Federico Ortega (...)Ella, La Argentinita, es la artista genialGarcía Lorca, en la primavera de 1931 llegaría el que ha sido capaz de concebir “El amor brujo” comotrabajo de más trascendencia: La Argentinita grabó una sucesión ininterrumpida de danzas”(2.)en discos gramofónicos, para La Voz de su Amo, dieztemas de la Colección de Canciones Españolas La escenificación de danzas sobre músicas de raízAntiguas, recogidas y armonizadas por el poeta, popular de los más celebrados autores españoles,acompañada por él mismo al piano. Previamente, como Albéniz, Falla, Granados o Bretón, será la baserecuerda Pilar López, su hermana y Federico habían de los espectáculos de La Argentinita en los mejoresensayado las canciones en el salón de su casa, el teatros del mundo, siempre con gran éxito.mismo en que el dramaturgo leería en privadoalgunas de sus obras. Los discos tuvieron un gran El 8 de noviembre de 1933, estrenó en Madrid otraéxito de público y de crítica, y La Argentinita obra lorquiana: La romería de los cornudos, un ballet
  4. 4. de Gustavo Pittaluga con argumento de García Lorca mucho que hablar, después de una prolongaday Rivas Cherif. ausencia. No es, por supuesto, que nadie prevea las fatales consecuencias del viaje a Granada; es, Unida sentimentalmente a Ignacio Sánchez Mejías, simplemente, el afán de disfrutar de su presencia. Sinla bailarina vuelve a coincidir con el poeta en el dolor embargo, Federico insistió en que quería desplazarsepor la trágica muerte del torero, el 13 de agosto de a Granada para trabajar, pues en la Huerta era donde1934. Meses después, cuando Garcia Lorca escribe realmente escribía a gusto. Fue el adiós definitivo:su Llanto por Sánchez Mejías, la dedicatoria no podía semanas después, el poeta sería asesinado enestar destinada más que “A mi querida amiga Granada.Encarnación López Júlvez”. En el otoño de 1936, ante una guerra que adivina El 10 de Julio de 1936, Encarna y Pilar duradera. Encarnación decide abandonar Madrid,desembarcaron en Santander, de regreso de una de juntamente con Pilar. Según cuenta esta última, salensus giras. Días después, ya en Madrid, reciben a para Alicante hacia Argel, en donde se ganan la vidaFederico en su casa. Como tantos otros amigos del haciendo lo único que saben: bailar. Casablanca.poeta, recuerda Pilar López, Encarna retiene a Paris y Nueva York, siempre trabajando, serán escalasFederico todo lo que puede, argumentando que tienen de un viaje sin retorno para La Argentinita. La Argentinita, su hermana Pilar y las “bailaoras” y “bailaores” de su Compañía, en un momento de El amor brujo, la noche del estreno en el Teatro Español de Madrid, visto por Ribero-Gil. El Sol, Madrid, 16 de Junio de 1933
  5. 5. El 24 de septiembre de 1945, murió en Nueva York, convecinos de Fuente Vaqueros. Muy claro fue eldonde estaba haciendo El amor brujo, una de sus poeta al respecto cuando, refiriéndose a la tristeza yobras de más rotundo éxito, en plenitud de facultades melancolía de las nanas españolas, dijo “son lasartísticas. pobres mujeres las que dan a los hijos este pan melancólico y son ellas las que lo llevan a las casas FEDERICO GARCIA LORCA ricas. El niño rico tiene la nana de la mujer pobre, que le da el mismo tiempo, en su cándida leche García Lorca había nacido en 1989, en Fuente silvestre, la médula del pais”.Vaqueros, un pueblo de la fértil vega granadina delrío Genil. Toda su obra literaria estará impregnada Viene después una segunda etapa, ya depor la cultura popular del mundo rural en que se crió adolescencia, en que las influencias de la músicay, muy particularmente, por la música tradicional. popular dan paso a las de la música culta. La familia se ha trasladado a Granada y todos los hermanos A través de lo escrito por su hermano Francisco, (3) estudian música y piano sistemáticamente, conse aprecia un proceso en el que se distinguen tres profesores. De ellos, Antonio Segura ejercerá granetapas bien distintas en cuanto a la influencia de la influencia sobre Federico y , vistas las aptitudesmúsica en la formación humana e intelectual de musicales del joven, recomienda a sus padres que seaFederico García Lorca. enviado a París para ampliar estudios. La muerte del músico en 1917, terminó por enfriar el asunto; de lo En la primera hay una clara asimilación de contrario, Federico podría haber iniciado una carreraelementos musicales y poéticos tradicionales, sobre musical que a saber si no le hubiera apartadotodo a través de las canciones y juegos infantiles. Es definitivamente de la literatura. Su hermanola época de la niñez, vivida en un medio rural y en un Francisco ha dicho que, en esta época, la vocaciónambiente familiar en que la música, tanto la popular musical de Federico estaba muy por encima de lacomo la culta, tiene una presencia notable. En su literaria, y que su acercamiento a la música cultafamilia paterna, los García, había habido varios también le había alejado notablemente de la popularmúsicos aficionados. Su madre era gran amante de la (6). Es el momento del descubrimiento de Beethoven,música clásica e inculcó esta inclinación a todos sus Mozart o Schumann, primero y, posteriormente, delhijos. “Mi infancia es aprender letras y canciones nacionalismo y el impresionismo musical, concon mi madre, ser un niño rico en el pueblo, un Glinka o Debussy, lo que le devolverá el interésmandón”, recordaría años después el propio Federico definitivo por el folklore musical.(4). En la casa de los García Lorca, el gramófonosonaba cotidianamente. El tío Luis García tocaba el Llegamos así a la última y decisiva etapa, marcadapiano, y la familia llegó a representar una zarzuela en por la relación con Manuel de Falla. Establecido encasa. Federico, con nueve años, hizo uno de los Granada desde el año 1920, don Manuel no tardarápapeles. No obstante, lo más genuinamente popular y en convertirse en ídolo y maestro del joven Garcíade más decisiva influencia en toda su obra, le llegaría Lorca: “Falla es un santo...Un místico...Yo no venerosegún él mismo se encargaría de recordar en a nadie como a Falla...”(7) Manuel de Falla es elmúltiples ocasiones, a través de sirvientes, criadas y nexo entre la música culta y la popular para García
  6. 6. Lorca. En 1922, ambos organizan en Granada el populares de toda España, lo que será uno de losConcurso del Cante Jondo, de amplias repercusiones. fundamentos de su arte creativo y de su personalidadEl acercamiento al nacionalismo musical en general arrolladora, tan profusamente evocada por quienesy a la obra de Falla en particular, tan profundamente tuvieron el privilegio de su trato. De ellos, Angel delenraizada en la música popular española, así como la Río, fue singularmente elocuente en textos como losobra de Felipe Pedrell, al que también reconoce como siguientes:maestro, marcan la definitiva actitud de García Lorcafrente a la música. Lo popular vuelve a centrar su “La espontaneidad de su gracia y de su simpatía,atención y tendrá influencia decisiva tanto en su la diversidad alegre de dotes, prodigadas entrecreación literaria como musical. Llegada la madurez círculos de amigos cada vez mayores, crea a sucreadora, es claro que está muy lejos de contar con la alrededor la leyenda del artista juglaresco(...)preparación idónea en el terreno musical y que, por Entretanto se afirma el fondo básico de su arte entanto, éste ya no será el objeto primordial de su arte, una captación especial del rico sentido poético quepero el folklore musical español será un existe en la tradición (...).complemento fundamental de sus creacionesliterarias. “Su instinto artístico encuentra esa sustancia soterraña de lo español donde quiera que se A partir de ahora, con la perspectiva de un buen encuentre: en los cantos del pueblo, en el teatroconocimiento de la música culta y de los rudimentos clásico o en la obra de un poeta moderno comode la técnica y de la teoría musical, la música popular Antonio Machado(...).cobra un valor que antes no había tenido. Renacen losrecuerdos del entorno popular granadino y recoge “Tradición popular, tradición literaria y artedirectamente de la tradición oral canciones y personal se confunden en un lirismo de simplicidad yromances, pero también estudia todo lo que belleza perfectas, comparable sólo al de los mejoresencuentra publicado sobre folklore. El Cancionero clásicos como Gil Vicente o Lope”.popular español, de Felipe Pedrell; el Cancionero deSalamanca, de Dámaso Ledesma; el Cancionero de EL POETA-MUSICOBurgos, de Federico Olmeda; el Cancionero deAsturias, de Eduardo Martínez Torner, el Cancionero Las facultades musicales de García Lorca sonAndaluz, de Eduardo Ocón; el Cancionero de sobradamente conocidas. Especialmente dotado paraPalacio, o el de Upsala no tendrán secreto para la música, se sabe que antes de hablar ya tarareabaGarcía Lorca. A ello une la experiencia madrileña de aires populares o podía seguir el ritmo de unala Residencia de Estudiantes, el trato directo con canción. De mayor tocó la guitarra y sobre todo elresidentes de distintas zonas de España que, en un piano. En una carta de 1921, muestra granambiente en que lo popular se tiene en muy alta entusiasmo como instrumentista de guitarra:”estoyestima, no deja de aportarle nuevos conocimientos aprendiendo a tocar la guitarra. Me parece que losobre cantos tradicionales de procedencia diversa. flamenco es una de las creaciones más gigantescasEsto, unido a una memoria prodigiosa, convierte a del pueblo español. Acompaño ya fandangos,García Lorca en un verdadero archivo de canciones peteneras y “er cante de los gitanos”: tarantas,
  7. 7. bulerías y romeras. Todas las tardes vienen a nacen y mueren de modo perpetuo y alzan susenseñarnos el Lombardo (un gitano maravilloso) y contornos sobre un presente exacto” –diría en laFrasquito er de La Fuente (otro gitano conferencia Juego y teoría del duende. (11) Y en elespléndido)Ambos tocan y cantan de una manera artículo Divagación., Las reglas de la música,genial, llegando hasta lo más hondo del sentimiento insiste: “Con las palabras se dicen cosas humanas;popular”(9). con la música se expresa eso que nadie conoce ni lo puede definir, pero que en todos existe en mayor o En cualquier caso, su instrumento definitivo como menor fuerza. La música es el arte por naturaleza.intérprete fue le piano. Apenas tocó en público, pero Podría decirse que es el campo eterno de las ideas”entre sus íntimos era muy frecuente que se sentara al (12).piano para acompañar a otras voces mejor dotadasque la suya o, más raramente, para cantar él mismo. LA MUSICA EN LA OBRASe sabe que utilizaba con cierta frecuencia el piano DE GARCIA LORCA.en la Residencia de Estudiantes, así como en lapreparación de los montajes de sus obras o en las Consecuentemente, toda la obra de García Lorcagiras de La Barraca. estará impregnada de lo musical. El primer libro que publicó, Impresiones y paisajes, está dedicado a su Sus conferencias sobre temas de folklore musical maestro de música. Antonio Segura.las acompañó normalmente de interpretaciones alpiano. “Mañana doy la del cante jondo con Una mera ojeada a los títulos de sus poemasilustraciones de discos de gramófono. La de las evidencia que nos encontramos ante una obracanciones de cuna resultó un éxito enorme. Yo toqué fundamentalmente musical. Ningún término se repiteel piano, y cantó las canciones de un modo admirable tanto como canción, pero también abundan otros tanla joven actriz española María Tubau” (10). sonoramente musicales como madrigal, villancico, suite, concierto, nocturno, serenata o danza. También hubo una ocasión en que García Lorcatocó sobre un escenario. Fue en el Teatro Español, en Con Falla, no solamente organizó el Concurso delMadrid, el 6 de Mayo de 1933. Rafael Alberti daba Cante Jondo, sino que también montó, en 1923, conuna conferencia sobre La poesía popular en la lírica motivo de la Fiesta de los Reyes Magos, un teatro deespañola y pidió a su amigo y a La Argentinita que le muñecos para niños. La obra se tituló La niña queacompañaran interpretando las Canciones populares. riega la albahaca y el príncipe preguntón, y el propio don Manuel tocó el piano. Ahora bien, la alta estima que tenía del arte de lamúsica estaba muy por encima de sus limitadas Entre las conferencias de García Lorca abundanfacultades de intérprete: “Todas las artes son igualmente las de tema musical. El cante jondo. –Primitivocapaces de duende, pero donde encuentra más canto andaluz, Arquitectura del cante jondo, Canciones decampo, como es natural, es en la música, en la danza cuna españolas, Juego y teoría del duende y Cómo cantay en la poesía hablada, ya que estas necesitan un una ciudad de noviembre a noviembre fueron conferenciascuerpo vivo que interprete, porque son formas que que normalmente ilustró con interpretaciones musicales.
  8. 8. Siguiendo una tradición que se remonta al teatro Canción de las niñas, de Mariana Pineda: La señoraespañol del Siglo de Oro, García Lorca se sirvió de la zapatera, de la zapatera prodigiosa: Canción de lasmúsica popular en sus obras y utilizó con frecuencia hilanderas, Coplas de la criada, Copla del cortejo decanciones y romances populares en su teatro. Para el bodas, Viejo romance infantil, Cantar de boda ymontaje argentino de La zapatera prodigiosa, de Canción de cuna, de Bodas de sangre; y Nana,1933, preparó un fin de fiesta con la escenificación de Canción del pastor, Seguidilla de las lavanderas ytres canciones populares: Los cuatro muleros, el Coro de la romería de Yerma.Romance de los peregrinitos y Canción de otoño enCastilla. Además de los temas enumerados, esta última Sin embargo, de acuerdo con su conocida opinión edición de las Obras Completas incluye cumplidade que es muy difícil encerrar en el pentagrama toda información tanto sobre bibliografía musical comola riqueza de la música popular. García Lorca apenas sobre otros temas musicales de García Lorca. Ladejó escritas partituras. Si su obra musical está siendo Fundación García Lorca, por su parte, conservaconocida, es gracias a las grabaciones y al testimonio varias partituras inéditas del poeta-músico. Todo ellodirecto de quienes conocieron o interpretaron este da una idea cabal de la amplitud de la obra musicalrepertorio musical en vida del poeta, y que han hecho de Federico García Lorca.posible las transcripciones musicales, casi todas ellaspóstumas. LAS CANCIONES POPULARES ANTIGUAS No es extraño, pues, que la obra de García Lorcacontenga un apartado de música que aumenta Procedentes de los distintos cancioneros queconstantemente, a medida que salen a la luz más conocía o recogidas por él mismo. García Lorcainéditos. La última edición de las Obras Completas, había armonizado para piano varias cancionesde 1986, está sustancialmente enriquecida en este populares españolas, que interpretaba en muyaspecto. Dividido en tres epígrafes, este amplio diversas ocasiones. Diez de estas canciones fueroncapítulo musical empieza por las Canciones grabadas para la firma La Voz de su Amo y editadaspopulares españolas, de las que contiene quince: las en discos gramofónicos. El propio García Lorcadiez que grabó en discos gramofónicos más el interpretó el piano en este registro, acompañando aRomance de don Boiso, Los reyes de la baraja. La La Argentinita, que cantó y tocó los palillos. ElTarara, Duérmete, niñito mío y Canción de otoño en acompañamiento instrumental se reduce al piano yCastilla. los palillos, más algún taconeo, excepto en Anda jaleo, que hay acompañamiento de orquesta. Esta Un segundo grupo, dedicado a las músicas del grabación, de la que no quedó más soporte que losRomancero gitano, incluye dos temas: Prendimiento propios discos, por estar realizada antes de la era delde Antoñito el Camborio y Muerte de Antoñito el magnetófono, es el documento sonoro más personalCamborio. que se ha conservado del genial poeta granadino. El tercer grupo, por último, dedicado a la músicapara el teatro, contiene doce temas de distintas obras:
  9. 9. Los discos de gramófono de un diámetro de 25 cm. las de Anda jaleo y Los cuatro muleros, pero cony de 78 revoluciones por minuto, contenían un tema textos alusivos a la contienda.por cada cara, y salieron cinco, lo que totalizaba diezcanciones: Zorongo gitano. Los cuatro muleros, En la postguerra, proscrita toda la obra de FedericoAnda jaleo. En el Café de Chinitas, Las tres hojas, García Lorca, estos discos desaparecieronLos mozos de Monleón, Romance de los Pelegrinitos, prácticamente de la circulación. Los vencedores ibanNana de Sevilla, Sevillanas del siglo XVIII y las a demostrar que con el asesinato de Víznar, uno demorillas de Jaen. los más significativos y brutales atentados que se hayan cometido contra la libertad personal y de Los discos se pusieron a la venta a lo largo del año creación artística se buscaba algo más que la1931 y tuvieron una gran aceptación. Las canciones, desaparición física del poeta; también se perseguía latodas de origen tradicional, alcanzaron con esta aniquilación total de su obra.versión una popularidad extraordinaria. A partir deeste momento, La Argentinita las convirtió en piezas En los años cincuenta, desbancado ya el discofundamentes de su repertorio y las difundió no sólo gramofónico por el microsurco. La Voz de su Amopor los escenarios españoles, sino también por los de reeditó, en microsurco de 19 cm. y 45 revolucionesEuropa y América. García Lorca también las incluyó por minuto, cuatro temas extraídos de los discosen sus montajes teatrales y las interpretó en privado y originales: En el Café de Chinitas, Zorongo gitano,en público, tanto solo como acompañando a La Sevillanas del siglo XVIII y Los cuatro muleros.Argentinita o a otras cantantes. Inencontrable ya este disco en las últimas décadas, son, sin embargo, innumerables las versiones que han Federico García Lorca ponderó muy positivamente circulado de estas canciones para todo tipo deen varias ocasiones las posibilidades del gramófono agrupaciones instrumentales y vocales. Segundopara registrar la música popular, pero apenas Pastor, Paco de Lucía, Narciso Yepes, Teresasabemos nada sobre las circunstancias en que realizó Berganza, Talegón de Cordoba, Joaquin Díaz o Laesta grabación. Únicamente gracias a las referencias Niña de los Peines son algunos de los artistas que lasde Pilar López, podemos decir que las canciones se han interpretado con sus distintos estilos. Todasensayaron para la grabación en la casa de su hermana juntas y en su versión original, en grabación extraídaEncarnación, en General Arrando. También sabemos de las placas primigenias, no se reeditaron hasta elque Federico quedó muy satisfecho del resultado; en primer lanzamiento en LP de Sonifolk en el añocarta dirigida a La Argentinita, calificó los discos de 1989.“estupendos”. Las versiones que contienen de estas canciones no Notas:sólo son las que podemos considerar genuinas de 1.- Revista Hispánica Moderna. Año XII, número 1-2.estos dos artistas únicos, sino también las que se Nueva York, enero-abril de 1946,p.180-181.popularizaron hasta convertirse en piezas claves del 2.- El Sol, Madrid, 16 de Junio de 1933.cancionero popular español de la República y de la 3.- Federico y su mundo p.423 y sigtes.Guerra Civil. Sobre todo en el bando republicano, 4.- Obras Completas, III, p.497fueron muy utilizadas algunas de las melodías, como 5.- Ibid.p.206
  10. 10. 6.- Federico y su mundo p.424 7.- Obras Completas, III p.546 8.- Revista Hispánica Moderna, Año VI, numero 3-4. Nueva York, julio-octubre de 1940, p.200, 234 y 235 9.- Carta a Adolfo Salazar, de 2 de agosto de 1921. Obras Completas III, p. 776 10.- Carta a su familia. La Habana, 5 de abril de 1930. Ibid. P.776 11.- Ibid. P. 311 12.- Ibid. p. 369 BIBLIOGRAFIA -Obras Completas. Recopilación, cronología, bibliografía ynotas de Arturo del Hoyo, 3 vols. Aguilar. Madrid, 26º edición 1986. García Lorca, Francisco, Federico y su mundo. Edición yprólogo de Mario Hernández. Madrid. Alianza Editorial, 1980. Gibson. Ian, Federico García Lorca, I. De Fuente Vaqueros aNueva York (1898-1929) Grijalbo. Barcelona 1985. -Federico García Lorca. II de Nueva York a Fuente Grande(1929-1936). Grijalbo. Barcelona. 1987. Hernández, Mario. Federico García Lorca. Primeras canciones.Seis poemas galegos. Poemas sueltos. Canciones populares.Alianza Editorial. Madrid, 1981 Tinnell, Roger. Federico García Lorca, catálogo discográfico delas “Canciones españolas antiguas” y de música basada en textoslorquianos. University of New Hampshire. - Plymouth State Collage, 1986
  11. 11. GARCÍA LORCA, Criado Lorca en Granada y teniendo su familia posesiones en el campo, tuvo ocasión, desde niño,FOLKLORISTA de vivir en contacto directo con los campesinos y conocer allí sus canciones y bailes populares. Lo Por FEDERICO DE ONIS (*) que aprendió de ellos en su infancia constituye el fondo más íntimo y auténtico de su conocimiento La actividad más importante en la vida de de la música popular española. Después loFederico García Lorca, fuera de la literaria, fue la ensanchó mucho, mediante el estudio de lasmusical. Las dos están estrechamente unidas, y la colecciones de canciones populares publicadas porpoesía lírica o dramática de Federico García los folkloristas e investigadores y mediante susLorca está llena de inspiración musical, no sólo en viajes a otras partes de España; pero las cancioneslos temas y en las formas de expresión, sino en la que podemos reputar como más suyas y aquellasestructura, el estilo y la emoción. No me propongo que han logrado una mayor difusión hasta llegarestudiar el carácter musical de su poesía, que a ser popularizadas de nuevo en toda España, sonequivaldría a estudiar el problema de su estética. las mismas que había aprendido de niño enQuiero solamente dar cuenta de la actividad Granada y eran allí conocidas por todo el mundo.musical de Federico García Lorca tal como la A esta clase pertenecen Los cuatro muleros, Si tupracticó en su vida separadamente de su actividad madre quiere un rey, Los Pelegrinitos, La tarara,literaria. Las tres hojas, En el café de Chinitas, Entre usted, mozo, la canción de Mariana Pineda, y otras. Desde niño estudió música y parece que por un Todas ellas son auténticamente populares ytiempo fue su vocación precoz principal. En su proceden del fondo común de la tradiciónadolescencia la música y la literatura se granadina. Muchas de ellas son canciones deldisputaron la primacía, venciendo por fin la corro que cantaban las niñas en la ciudad mismaúltima. Al principio su educación musical se de Granada. Las hemos podido recoger en discosdirigía por el camino de la música culta, y si fonográficos, de personas ancianas que no podíanhubiera predominado en él esta tendencia, Lorca tener conocimiento de la labor musical de Lorca.hubiera llegado a ser un compositor moderno y un Muchas de estas canciones tienen carácterdiscípulo más de su amigo y maestro Manuel de andaluz, especialmente en su estilo y en su formaFalla. Cuando abandonó la vocación musical rítmica; pero pertenecen muy definidamente alquedó ésta supeditada a la literatura y se fondo general de la poesía popular española yrestringió cada vez más al campo popular tienen variantes en las regiones del norte defolklórico. Era por el mismo tiempo en que su España.poesía juvenil, después de los ensayos románticosy modernistas, empezaba a inspirarse también en El canto flamenco, tan difundido en Granada yla poesía popular de entonces. Los compositores que, de otra manera, interesó a Lorca, quedóde aquel tiempo, como Falla o Stravinsky, fuera de su actividad folklórica. Muchas de estasempezaban a interesarse de un modo nuevo en los canciones populares granadinas son muy antiguasritmos de la música popular andaluza. De todo y la influencia en ellas de lo que solemosesto nació el interés creciente de Lorca por la considerar como típicamente andaluz, es muymúsica popular, que vino a ser el objeto único de escasa. En algunas, sin embargo, como Las tressu actividad musical en el resto de su vida. hojas o En el Café de Chinitas, el carácter andaluz que se fija y difunde a fines del siglo XVIII y principios del XIX, es muy patente. Esta música (*)Revista Hispánica Moderna, Año VI, nºs. 3 y 4, Julio andaluza, producto refinado y de gran riquezay Octubre de 1940, pags. 369-371. Hispanic Institute rítmica, en la que las supervivencias de unaColumba University. Este trabajo se publica por cortesía tradición antigua llegan a adquirir un máximunde la Revista Hispánica Moderna. de gracia y de complejidad, bajo la influencia a
  12. 12. veces de importaciones americanas, fue objeto de hecho, la música de ciertas provincias españolas.la interpretación de Federico García Lorca, y Del cancionero de Olmeda, de la provincia dehasta era de lo que mejor sentía y lograba Burgos, que también sabía de memoria,reproducir con más efecto. A esa clase pertenecen contribuyó a popularizar la canción Yo no quierocanciones que solía tocar o introducir en sus obras más premio. Del cancionero de Ledesma, de ladramáticas, como las Sevillanas del siglo XVIII, la provincia de Salamanca, sacó varias cancionesCachucha gitana, el Zorongo de La zapatera que han llegado a popularizarse a través de suprodigiosa. A Buenos Aires me voy, las Sevillanas interpretación, entre ellas el romance de Losdel gato. El correo de Vélez, El contrabandista, etc. mozos de Monleón, el fandango Ahí tienes miLe interesaba igualmente la música de las corazón, y el romance de El Conde de Alba. Tocabazarzuelas del Siglo XIX en todo lo que tenía de también constantemente canciones salmantinasinspiración folklórica y, a veces, irónicamente, por como La Clara, El tio Vicente, El burro de Villarino,todo lo que en ella era característico del siglo XIX. Segaba la niña y otras, que habían sido ya popularizadas por el mismo Dámaso Ledesma. Por aquí se alejaba de lo popular tradicional, También sacó muchas canciones asturianas delpara entrar en lo popularizado y de época; pero cancionero de aquella provincia hecho porpor otros caminos fue adentrándose más y más en Eduardo M. Torner.lo popular antiguo y auténtico. Estudió a fondo loscancioneros publicados de música popular, sobre Esta labor de selección entre los centenares detodo el de Felipe Pedrell, que le daba a conocer, no melodías contenidas en estos cancioneros es, ensolo la música popular conservada en la tradición cierto modo, más difícil y original que la quede otras partes de España, sino la música antigua había hecho antes al escoger las canciones quetranscrita de los manuscritos y libros de la Edad había oído cantar y había cantado él mismo enMedia y de los siglos XVI y XVII. Estudió también Granada. Para la selección en los cancionerosel cancionero de Barbieri y los demás de música contaba solamente con la notación musical, sinantigua que en su tiempo se iban publicando. acompañamiento alguno, de melodías nunca oídasUtilizó con gran instinto y acierto música de estos por él y a las que no estaba acostumbrado. Nocancioneros antiguos en las obras dramática del tuvo muchas ocasiones de oír cantar a losteatro clásico cuya representación dirigió en La campesinos de Castilla o del norte de España, yBarraca y en otras ocasiones. También cantaba tuvo que basarse para conocer su música en elalgunas de las canciones del siglo XV publicadas conocimiento que de ella tenían aficionadospor Pedrell y difundió en esta forma Las tres folkloristas de esas regiones. Pero su gran instintomorillas de Jaén. musical y popular hacía que en un momento pudiera adivinar lo característico de ellas y Tocaba al piano muchas de las canciones recoger así un número de canciones que ibapopulares publicadas en el libro de Pedrell, como añadiendo a su repertorio favorito. Entre éstasel cantar gallego Campanas de Bastabales, una estaban El tío Babú, de Zamora; Señor San Juan,canción de cuna de Badajoz, el romance gallego Pastor que estás en el monte, Por el aire van losEstando cosendo, y muchas otras que no es suspiros de mi amante, La casa del señor cura, denecesario enumerar, pues realmente conocía al Asturias, Las Agachadas, de Segovia, y muchasdedillo todo el cancionero y su instinto le hacía otras más.detenerse con seguro acierto en las canciones másbellas sin prejuicio alguno regional o de ninguna Todo lo dicho muestra que la labor de Federicootra clase. García Lorca en el campo folklórico musical no fue la obra sistemática y metódica de un Estudió también muy a fondo los cancioneros especialista, sino la de un artista que buscaba en loprincipales dedicados a coleccionar, de manera popular el placer del descubrimiento emucho más completa y exacta que Pedrell lo había interpretación de un arte distinto, lleno de
  13. 13. originalidad, perfección y belleza. No utilizó como profesional era esta labor musical suya, que, aen la poesía, esta inspiración de la música propia. pesar de su éxito en los círculos íntimos que laSe limitaba a cantar sus amadas canciones solo, conocían, nunca se logró que escribiera la músicapara su propio placer, acompañándolas al piano. de las canciones que tocaba de memoria con tantoEl mismo decía: Soy el loquito de las canciones. entusiasmo. Conocemos la armonización deLas cantaba ordinariamente en la intimidad algunas de sus canciones por los discosfamiliar o con un grupo de amigos. Al principio fonográficos que hizo con Encarnación López, Lanunca se aventuró a cantarlas en público. Su voz Argentinita, bajo el título de Colección deno tenía nada de extraordinario para el canto; canciones populares antiguas. En estos discos,más bien era una voz defectuosa, un poco ronca y cantados por La Argentinita, Lorca mismo laapagada, aunque, como cuando hablaba o leía, acompaña al piano. La Argentinita fue la granestaba llena de fuerza expresiva y timbre colaboradora que García Lorca tuvo para lapersonal. Pero por eso mismo carecía de todo difusión de algunas de sus canciones popularesvirtuosismo incompatible con la sencillez popular. que ella ha incorporado a sus programas desdeSólo alguna vez, en el ambiente íntimo de la entonces. La Argentinita tampoco logró queResidencia de Estudiantes de Madrid, cantó en García Lorca se decidiese a escribir su música;público canciones populares para ilustrar una pero hizo que un músico la transcribiese y por esoconferencia sobre la canción de cuna. Tenía otra podemos publicarla en estas páginas. Otrasconferencia, que no sé si llegó a pronunciar, sobre canciones han sido armonizadas por músicos quelas canciones de toros. Creo que fue durante su se las habían oído.estancia en Nueva York cuando por primera vezdirigió un coro informal de estudiantes. Le De esta manera, hemos podido salvar gran partegustaba mucho enseñar las canciones a los de esa labor de puro placer e improvisación queestudiantes de Columbia University y cantarlas Lorca cultivó con intensa pasión durante toda sucon ellos; pero todavía recuerdo que mostraba vida. Falta, sin embargo, en estas páginastimidez al tener que dirigir aquel coro ante el musicales escritas, aquel algo sutil e impalpablepúblico. Más tarde dirigió la parte musical que que había en su canto y que recordamos los que leponía como fondo de sus obras dramáticas, tales oímos como una de las impresiones más hondas ecomo Bodas de sangre o la Zapatera prodigiosa. imborrables de arte sencillo y eterno: la de haberTambién enseñaba a los actores de La Barraca la oído a través de un temperamento inconfundiblementemúsica que había escogido para las personal la música popular en toda su verdad yrepresentaciones clásicas del teatro español. A belleza.veces estas representaciones fueron dirigidas porél para un gran público como la de La dama boba,en Buenos Aires. Las armonizaciones con que acompañaba suscanciones eran suyas y dentro de su sencillez erande gran efecto, porque acertaban a descubrir laarmonía y el ritmo implícitos en la canción.Afortunadamente para la calidad de suinterpretación artística de las cancionespopulares, no era un músico profesional. Suinterpretación tenía un valor único y supremoporque poseía un mínimun de técnica musical yun máximun de genialidad artística y decomprensión de la música popular queinterpretaba. Tan ajena a toda finalidad
  14. 14. LA VOZ DE SU AMO hacia la sensiblería populachera. Son deliciosas UN CANCIONERO VIVIENTE páginas de música inocente y candorosa que se dirigen a los limpios de corazón y a esas gentes de Por ADOLFO SALAZAR (*) buen gusto depurado que saben encontrar el oro más puro en algunas muestras del arte del pueblo, Los últimos catálogos de esta marca anuncian del arte folklórico, sea en música, en poesía o enuna gran cantidad de novedades de alto interés otras artes menores; menores esta vez; peropara los aficionados de calidad. Vamos a reseñar dotadas de un acento y de un sabor incomparablesalgunos recién recibidos, aunque no sean los para quienes saben gustar de ellas.últimos publicados. Esperamos poder reseñaréstos a la mayor brevedad en beneficio de los No son aromas para todos los olfatos, ni su sazónaficionados a la música gramofónica y en es para todos los paladares. Por eso, aunqueparticular de los discos tan notables de esta aparentemente fáciles, son de un género difícil,editorial. por la necesidad de selección que inconscientemente, inocentemente, exigen en su modestia. La casa En los catálogos de febrero y marzo aparecen editorial haría bien en coleccionarlas en undos discos de 25 cms., que son los primeros de una álbum, porque constituyen , en realidad, el primerserie de seis impresionados por La Argentina caso de un cancionero donde el documento se(**).Estos discos forman una colección de convierte en arte vivo de la más rara especie. UnCanciones populares antiguas, que Federico estudio de García Lorca sobre las canciones queGarcía Lorca, tan fino músico como gran poeta, presenta y sus variedades sería en extremoha recogido de la boca del pueblo, unas veces y importante. Recuérdense para formar idea deque otras ha encontrado con sagaz instinto en el ello, sus conferencias sobre las Nanas y sobre lacentón de los cancioneros donde dormían, sin que Arquitectura del cante jondo. Amantesu intensa belleza hiciese señas a los ojos que apasionadísimo del pueblo, García Lorca hadesfilaban por sus páginas. Armonizadas de un encontrado en él tesoros de belleza que pasabanmodo sencillo, estrictamente popular, pero con un inadvertidos para el auditor, aún especializado;buen gusto infalible y un sentimiento exacto de lo tanto más cuando el caso ocurría en rinconesque corresponde a ese estilo popular, estas andaluces de raro o difícil acceso. Un ejemplocanciones, que provienen de varias regiones aparece en la canción de Las tres hojas, a la que yoespañolas, y principalmente de Andalucía, forman creo que García Lorca llama Las tres hojuelas,un tipo nuevo y extraordinario del cancionero vivo porque de hojillas menudas se trata; de la hoja dede lo que deberían ser los cancioneros para que la verbena, de la hoja del perejil. También de lallegasen al alma de las gentes. La colección, que hoja de la lechuga, es verdad; pero quizá éstaconocemos en detalle, contiene doce joyas del arte aparece traída por la fuerza del consonante:popular, casi todas ellas pertenecientes a loscomienzos del siglo XIX, algunas con influencia de A la hoja, la hoja de la verbena.las canciones de Manuel García, y aún de sus Tengo a mi amante malo; Jesús que pena.textos; otras, quizá algo posteriores; más todasellas de una belleza que no dudamos en calificarde prodigiosa. Cantadas por La Argentinita de unmodo llano y natural, muy en el estilo de una (*) El Sol, 13 de marzo de 1931.Madridmocita del pueblo, y acompañadas por García (**) En realidad, La Voz de su Amo no llegó a publicarLorca al piano de un modo curioso que hace de más que cinco discos, que contenían un total de diez temaseste instrumento el típico piano del salón familiar, de la Colección de Canciones Antiguas. No hay ningunay aún a veces un sustituto de la guitarra, la constancia de que García Lorca grabara másinterpretación tiene una gracia especialísima, canciones.Cuando Adolfo Salazar habla de seis discos, talpara saborear la cual es preciso dejar aparte toda vez esté contando con el que grabó La Argentinita sola enpreocupación de arte elevado y toda proclividad Sones de asturias y Aires de Castilla.
  15. 15. A la hoja, la hoja de la lechuga. Tengo a mi amante malo con calentura. El tono de grabado antiguo, de Semanario Pintoresco o de Recuerdos de un viaje por España, A la hoja, la hoja del perejil. es encantador en esta versión, que fija Tengo a mi amante malo; no puedo ir exactamente la época y el lugar. Según otra copla, los pelegrinitos son: ella, de Cabra, y él, de La melodía es deliciosa y de un tipo rara vez Antequera. De poco tienen que acusarse: él, que leencontrado en la canción española del XIX. En su había dado un beso a ella. Pero el Papa lesdesinencia final parece aproximarse a fórmulas pregunta cuántos años tienen, y... ella dice que quince y él diez y siete. El buen Padre Santo secarenciales del siglo anterior. García Lorca lo enternece: el chico es gracioso y la mozuela es unacataloga como Villancico popular. Parece ser que rosa...proviene de la sierra de Málaga y acaso allí sellame de ese modo. Y el Papa ha respondido Desde su cuarto: Al otro lado, este disco (AE 3.402), el único que ¡Quién fuera peregrinoahora tenemos a la vista, contiene un romance que para otro tanto¡procede de Granada, si no me equivoco, y en elque hay una alusión a la procedencia andaluza de Preciosa muestra de sentido popular ese desdelos protagonistas; pero este romance se encuentra su cuarto, en que vive el Papa, mientras que enen otras regiones, por ejemplo, en Salamanca, Ledesma se lee:figurando en el Cancionero de Ledesma. Es elfamoso Romance de los peregrinitos, dice el disco; Mirándola, dicepero la canción pronuncia pelegrinitos, con l, y un El Padre Santo:ejemplo del cancionero de Ledesma se llama La ¡Quién tuviera licencia para otro tanto!pelegrina, mientras que titula Otra pelegrina alactual romance: No es menester insistir. La superioridad de la parte musical no puede demostrarse aquí, pero no Para Roma caminan cabe la más simple comparación. Quizá Ledesma Dos pelegrinos, padeció un error al decir que los pelegrinitos se cantaba con la música de la pelegrina, o ignoraba El cual trata de la deliciosa historia de dos que tenía música propia. O bien ésta esmocitos primos hermanos que solicitan dispensa desconocida en Castilla, y procede de Andalucía,del Padre Santo para casarse. Los aficionados a la aunque no tenga un carácter andaluz muypoesía popular se deleitarán con la comparación pronunciado (quizá aparece tocándola en undel texto de Ledesma y el que García Lorca ha movimiento vivo). Pero la exquisita inflexión orecogido, afinado, de un buen gusto muy superior, variante en menor hacia el centro del romance escon detalles de color impagables. Por ejemplo, el quizá un testimonio de arte cultista, notexto del gran coleccionador salmantino dice: estrictamente popular. Este es el caso frecuente en las canciones de fines del XVIII y principios del XIX, y pudiera ser que Los pelegrinitos se Dos plumas y plumajes, encontrasen en este caso. Añadiremos, Lleva el sombrero, únicamente, que la melodía de este romance es la Y la pelegrinita que ha sido utilizada por Manuel de Falla para la De terciopelo sexta de sus Siete canciones populares españolas, Pero en la versión de García Lorca se dice: que comienza: Sombrerito de hule Por traidores tus ojos Lleva el mozuelo, Voy a enterrarlos, etc. Y la pelegrinita De terciopelo
  16. 16. LETRAS DE LAS CANCIONES (*)ZORONGO GITANO ¡vivan los sevillanos Y la pelegrinita, y sevillanas¡ De terciopeloTengo los ojos azules,Tengo los ojos azules, Lo traigo andado, Al pasar por el puentey el corazoncito igual La Macarena y todo De la Victoria,Que la cresta de la lumbre. Lo traigo andado Tropezó la madrina, Lo traigo andado Cayó la novia.De noche me salgo al patioY me jarto de llorar Cara como la tuya Han llegado a PalacioDe ver que te quiero tanto No la he encontrado Suben arriba,y tú no me quieres ná. La Macarena y todo Y en la sala del Papa Lo traigo andado Los desaminan.Esta gitana está loca,Loca que le van a atar, ¡Ay río de Sevilla, Le ha preguntado el PapaQue lo que sueña de noche qué bien pareces, Cómo se llaman.Quiere que sea verdad. lleno de velas blancas El le dice que Pedro y ramos verdes¡ Y ella que AnaANDA JALEO LOS CUATRO MULEROS Le ha preguntado el PapaYo me arrimé a un pino verde Que qué edad tienenPor ver si la divisaba De los cuatro muleros Ella dice que quinceY sólo divisé el polvo Que van al agua, Y él diecisieteDel coche que la llevaba. El de la mula torda, Me roba el alma. Le ha preguntado el Papa¡Anda, jaleo, jaleo¡ De dónde eran.Ya se acabó el alboroto De los cuatro muleros, Ella dice de CabraY vamos al tiroteo. Que van al río Y él de Antequera El de la mula torda,No salgas, paloma, al campo, Es mi marío Le ha preguntado el PapaMira que soy cazador, Que si han pecadoY si te tiro y te mato ¿A que buscas la lumbre, El le dice que un besoPara mi será el dolor, la calle arriba, Que le había dadoPara mí será el quebranto. si de tu cara sale, la brasa viva? Y la pelegrinita,¡Anda, jaleo, jaleo¡ Que es vergonzosaYa se acabó el alboroto NANA DE SEVILLA Se le ha puesto la caraY vamos al tiroteo Como una rosa. Este galapaguitoPor la calle de los Muros No tiene mare. Y ha respondido el PapaHan matado una paloma. Lo parió una gitana, Desde su cuarto:Yo cortaré con mis manos Le echó a la calle. ¡Quién fuera pelegrinoLas flores de su corona. para otro tanto¡. Este niño chiquito¡Anda, jaleo, jaleo¡ No tiene cuna: Las campanas de RomaYa se acabó el alboroto Su padre es carpintero Ya repicaronY vamos al tiroteo Y le hará una Porque los pelegrinos Ya se han casadoSEVILLANAS DEL SIGLO XVIII ROMANCE PASCUAL DE LOS PELEGRINITOS EN EL CAFÉ DE CHINITAS¡Viva Sevilla¡Llevan las sevillanas Hacia Roma caminan En el café de Chinitasen la montilla Dos pelegrinos Dijo Paquiro a su hermano:un letrero que dice: A que los case el Papa, mamita, Soy más valiente que tú,¡Viva Sevilla¡ Porque son primos, niña bonita Más torero y más gitano.¡Viva Triana¡ Sombrerito de hule Sacó Paquiro el reló¡Vivan los trianeros, Lleva el mozuelo, Y dijo de esta manera:los de Triana¡ Este toro ha de morir
  17. 17. Antes de las cuatro y media. A la mitad del camino Que no tiene rapaciños,Al dar las cuatro en la calle El mayoral se encontraron Por el ojo de la llaveSe salieron del café -Muchachos que vais al toro, Vi yo los bien chiquitus.Y era Paquiro en la calle mirad que el toro es muy malo,Un torero de cartel que la leche que mamó El señor cura non baila se la di yo por mi mano. Porque diz que ten corona;LAS MORILLAS DE JAÉN Se presentaron en la plaza Baile, señor cura, baile,(Canción popular del siglo XV) Cuatro mozos muy gallardos. Que Dios todo lo perdona.Tres morillas me enamoran Manuel Sánchez llamó al toro: Los vaqueiros vanse, vanse,En Jaén: ¡nunca lo hubiera llamado¡ Ya queda la braña oscura,Axa,y Fátima y Marién. por el pico de una albarca Ya se acabó la parola toda la plaza arrastrando. Y el cortexar a la luna.Tres moricas tan lozanas, Cuando el toro lo dejó.Tres moricas tan lozanas, Ya lo ha dejado sangrando. AIRES DE CASTILLAIban a coger manzanasEn Jaén: -Amigos, que yo me muero; Segaba la niñaAxa,y Fátima y Marién amigos, yo estoy muy malo; Y ataba, tres pañuelos tengo dentro A cada manaditaDíjeles: ¿Quién sois, señoras, y éste que meto son cuatro. Descansaba.De mi vida robadoras? -Que llamen al confesorCristianas que éramos moras pa que venga a confesarlo. Dicen que no me quieresEn Jaén: Cuando el confesor llegaba, Porque no tengoAxa,y Fátima y Marién Manuel Sánchez ha expirado Vacas en la vacada, “bues” en rodeo.Tres morillas me enamoran Al rico de MonleónEn Jaén: Le piden los bueis y el carro Segador, no sieguesAxa,y Fátima y Marién Pa llevar a Manuel Sánchez, Deprisa, Que el torito lo ha matado. Que la que está atandoTres morillas tan garridas Es mi niñaIban a coger olivas, A la puerta la veñudaY hallábanlas cogidas Arrecularon el carro. Con mi yunta de vacasEn Jaén: -Aquí tenéis vuestro hijo, Labro mis tierras,Axa,y Fátima y Marién como lo habéis demandado. Nadie me da más oro Que me dan ellas.Y hallábanlas cogidas LAS TRES HOJASY tornaban desmaídas Pasaste por mi puerta,En Jaén: Debajo de la hoja Diste un jipío:Axa,y Fátima y Marién De la verbena, ¿dónde dijiste nada, Tengo a mi amante malo, “recandidío”?ROMANCE DE LOS MOZOS DE ¡Jesús, qué pena¡MONLEÓN Morena, ay morena, Debajo de la hoja Tienes el olorLos mozos de Monleón De la lechuga, De la yerbabuena.Se fueron a arar temprano, ay, ay Tengo a mi amante maloPara ir a la corrida Con calentura.Y remudar con despacio Debajo de la hojaAl hijo de la veñuda Del perejilEl remudo no le han dado. Tengo a mi amante malo,-Al toro tengo de ir, No puedo ir.manque vaya de prestado.-Permita Dios, si lo encuentras, SONES DE ASTURIASque te traigan en un carro, Todos los temas son tradicionales,las albarcas y el sombrero recogidos y armonizados por Federico Tengo de cortar un roble García Lorca, excepto Sones dede los siniestros colgando. En el alto Cabroñada,Se cogen los garrochones, Que con les rames bandea Asturias, arreglado por I. López ySe van las navas abajo, Los mis amores del alma. Navarro y Aires de Castilla, arregladoPreguntando por el toro por Gerardo Gombáu y Guerra.Y el toro ya está encerrado. El señor cura nos dice

×