Siete Afirmaciones Y Evidencias Del Libro De Mormon

8,431 views

Published on

Published in: Spiritual
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
8,431
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3,746
Actions
Shares
0
Downloads
166
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Siete Afirmaciones Y Evidencias Del Libro De Mormon

  1. 1. 1 http://bibliotecasud.blogspot.com
  2. 2. SIETE AFIRMACIONES Y EVIDENCIAS DEL LIBRO DE MORMÓN POR JOHN A. WIDTSOE Y FRANKLIN S. HARRIS, TR. 2 http://bibliotecasud.blogspot.com
  3. 3. Copyright, 1937 por John A. Widtsoe y Franklin S. Harris Reconocimiento El Comité de Literatura y Publicidad de la Misión Argentina desea expresar su profundo agradecimiento a Fermín C. Barjollo, traductor de la obra, por su generosidad en ponerla a disposición de la Misión, Asimismo se deben gracias a Harold Brown, presidente de la Misión Argentina, por su aporte en la producción de este libro, a M. Lyman Wilson (h), segundo consejero de la Misión Argentina y representante del Comité, por su labor de preparar esta primera edición española, y a los que de alguna manera han contribuido en la producción del volumen. 3 http://bibliotecasud.blogspot.com
  4. 4. Prefacio El siguiente estudio forma parte de un proyectado tratado de mayor amplitud sobre las evidencias de la veracidad del "Mornionismo". Está destinado particularmente a las necesidades de los misioneros y de otros que buscan sumarios breves y comprensivos del conjunto de evidencias de la veracidad de la obra establecida por el profeta José Smith. Durante el siglo pasado muchos estudiantes capacitados han presentado numerosas evidencias en apoyo de las afirmaciones mormonas. Estos tratados se encuentran distribuidos por un campo extenso de literatura mormona y por consiguiente inasequibles muchas veces a los estudiantes y defensores del Evangelio que no pueden llevar consigo en sus viajes los libros indicados. Este libro fue preparado en Londres con fácil acceso a la biblioteca del Museo Británico, haciendo posible verificar con la fuente original la exactitud de cada una de las referencias citadas. Para mayor facilidad, se citan además de la obra original, otros libros que puedan ser más asequibles al lector y que se guien por ella. Los autores deben gran reconocimiento a muchos amigos por la ayuda prestada, en especial a los élderes Stephen L. Richards, Melvin J. Ballard y Alonzo A. Hinckíey del Concilio de los Doce y a los Doctores George H. Hansen y Sidney B. Sperry de la Universidad de Brigham Young. 4 http://bibliotecasud.blogspot.com
  5. 5. CONTENIDO Introducción 1. Una Evidencia para el Mormonismo 2. Qué Contiene 3. La Historia de su Origen 4. Probando sus Afirmaciones 5. Armonía con las Predicciones Bíblicas 6. El Testimonio del Libro de Mormón Primera Afirmación: El Libro de Mormón Tíene un Origen Milagroso 1. José Smith Carecía de Instrucción Escolar 2. Producido por José Smith 3. Conocimiento Común de la Traducción 4. Testimonio de sus Secretarios y Asociados 5. Tiempo de Composición 6. Prefacio 7. Testigos Segunda Afirmación: El Libro de Mormón fué Escrito en Planchas de Oro en Idioma Egipcio Reformado, por una Serie de Historiadores 1. Uso Primitivo de Planchas 2. Peso de las Planchas 3. Capacidad de las Planchas 4. Idioma Original del Libro de Mormón 5. Egipto en América 6. El Idioma de los Diferentes Historiadores 7. El Idioma Inglés del Libro de Mormón Tercera Afirmación: Existió en la Antigüedad una Populosa Civilización Americana 1. Desarrollo de la Arqueología y Antropología Americana 2. Ciudades, Templos y Otras Estructuras 3. Un Alto Grado de Civilización 4. Desarrollo Industrial 5. Guerras 6. Civilizaciones Sucesivas Cuarta Afirmación: Los Aborígenes Americanos son en Parte de Descendencia Hebrea 1. Teorías del Origen 2. Elementos Hebreos en los Idiomas Nativos 3. Conocimiento de Caracteres y Acontecimientos Hebreos 4. Prácticas y Creencias Religiosas Hebreas 5 http://bibliotecasud.blogspot.com
  6. 6. 5. Varias Semejanzas Hebreas Quinta. Afirmación: Jesucristo Visitó el Continente Americano 1. La Historia de Cristo en la América Antigua 2. El Nacimiento Virginal 3. Ordenanzas y Creencias Cristianas 4. Crucifixión de Cristo y la Vida Futura Sexta Afirmación: El Contenido del Libro es Inspirado 1. General 2. Liquidación de Controversias Religiosas 3. Un Mensaje Terminante. 4. Armonía Doctrinal 5. Sumario de Doctrinas del Libro de Mormón, por B. H. Roberts 6. Elaboración de Doctrinas Bíblicas: Sumario de J. M. Sjodahl 7. Sumaro de Doctrinas del Libro de Mormón por Willtam A. Hyde 8. Manifestaciones Notables 9. Profecías Séptima Afirmación: El Libro Ofrece una Prueba Evidente de su Autenticidad 1. La Prueba 2. Resultados de la Prueba 3. Naturaleza de la Prueba Conclusión 1. Primera Afirmación: El Libro Tuvo un Origen Milagroso 2. Segunda Afirmación: El Libro fué Escrito en Planchas de Oro en Egipcio Reformado por una Serie de Historiadores 3. Tercera Afirmación: Existió en la Antigüedad una Populosa Civilización Americana 4. Cuarta Afirmación: Los Aborígenes Americanos son en Parte de Descendencia Hebrea 5. Quinta Afirmación: Jesucristo Visitó el Continente Americano 6. Sexta Afirmación: El Contenido del Libro de Mormón es Inspirado 7. Séptima Afirmación: El Libro de Mormón Ofrece una Prueba Evidente de su Autenticidad. 6 http://bibliotecasud.blogspot.com
  7. 7. "Tú, necio, que dirás: Una Biblia, tenernos una Biblia, y no necesitamos más Biblia, ¿Habéis obtenido una Biblia a no haber sido por los Judíos? "¿No sabéis, acaso, que hay más de una nación? ¿No sabéis, que yo, el Señor, vuestro Dios, he creado a todos los hombres, y me, acuerdo de los que viven en las islas del mar; y gobierno en los cielos arriba, y en la tierra abajo; y llevo mi palabra a los hijos de los hombres, sí, aun a todas las naciones de la tierra? "¿Por qué murmuráis por tener que recibir más de mis palabras? ¿Acaso no sabéis que el testimonio de dos naciones os es un testigo de que yo soy Dios, y que me acuerdo tanto de una, como de otra nación? Porque hablo las mismas palabras, tanto a una corno a otra nación. Y, cuando las dos naciones vayan juntas, su testimonio irá también junto con ellas, "Y hago esto para poder probar a muchos que soy el mismo ayer, hoy y para siempre; y que pronuncio mis palabras según me place. Y no supongáis que porque hablé una palabra, no pueda yo hablar otra; pues que aún no se ha concluido mi obra, ni sé acabará hasta el fin del hombre; ni se terminará jamás. "Ahora, no porque tenéis una Biblia debéis suponer que contenga todas mis palabras; ni creer tampoco que no haya hecho yo escribir otras más, "Porque mando a todos los hombres tanto en el Este, como en el Oeste, y en el Norte, y en el Sur, y en las islas del mar, para que escriban lo que yo les hable, porque, según los libros que se hayan escrito, juzgaré al mundo: a cada cual según sus obras, conforme a lo que se haya escrito. "Porque, he aquí, lo que hablaré yo a los Judíos, por ellos será escrito; y los Nefitas escribirán lo que les hablaré; y también hablaré a las demás tribus de la casa de Israel, que he llevado afuera, y ellas lo escribirán; y también hablaré a todas las naciones de la tierra, y ellas lo escribirán''. II Nefi 29:6—12. 7 http://bibliotecasud.blogspot.com
  8. 8. INTRODUCCIÓN 1. Una Evidencia para el Mormonismo. El Libro de Mormón fué publicado, para el mundo, en 1830, pocas semanas antes de la organización de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (abril 6 de 1830). Durante el siglo siguiente el Libro ha sido examinado repetidamente por amigos y enemigos. Centenares de libros y folletos han sido escritos por doctos e indoctos acerca de él; pero, sin llegar a una unanimidad de opinión en cuanto a su origen, a excepción de que José Smith debió haber sido ayudado por alguien en su composición. Mientras tanto, el cuerpo de evidencias de la verdad del alegato del Libro ha crecido firmemente con el desarrollo del conocimiento humano. El Libro de Mormón continúa siendo un incesante y desconcertante misterio para aquellos que no aceptan la historia de su origen tal como fué dada por José Smith. Es hoy una de las más fuertes evidencias de la verdad del mormonismo. 2. Qué Contiene. El Libro de Mormón es la historia de algunos de los antiguos habitantes del con tinente americano. Registra tres emigraciones del Asia a América, la primera de ellas ocurrió al tiempo de la Torre de Babel; la segunda y tercera poco antes de la caída de Sedecias, rey de Judá, cerca del año 600 A. C. La historia de estos pueblos en el continente americano, contenida en el Libro de Mormón es, mayormente, una condensación de un volumen mayor, sin embargo, expone con importantes detalles mucho de la historia política y muchas de las prácticas y creencias religiosas de la gente que descendió de las tres migraciones. La historia termina cerca de 400 años después de Cristo, cuando a través de una serie de guerras civiles la mayoría del pueblo fué destruida. 3. La Historia de su Origen. José Smith declaró que un visitante celestial, de nombre Moroni, le apareció durante la noche del 21 y la mañana y medio día del 22 de setiembre de 1823, y, entre otras cosas, le habló de la existencia de una colección de planchas de oro. enterradas en un cerro no muy lejos de la casa de José Smith, en cuyas planchas había sido grabada la historia de los primitivos habitantes de América, por una sucesión de historiadores. José Smith declaró que él había sido guiado divinamente al lugar donde las planchas estaban enterradas en el Cerro Cumórah, y que después de repetidas visitas anuales, que cubrieron un período de cuatro años, le fué permitido, el 22 de setiembre de 1827, tomar posesión de las plan-chas con el propósito de traducir parte, de ellas. La traducción fué llevada a cabo por medio ''del don y poder de Dios". José Smith no alegó, en manera alguna, ser docto en idiomas o conocer el lenguaje en el cual el libro estaba escrito. Nótense sus propias palabras: "Esta historia estaba grabada en planchas que tenían la apariencia de oro, cada plancha era de seis pulgadas de ancho y ocho pulgadas de largo, y menos gruesas que la lata común. Estaban llenas de grabados en caracteres egipcios y encuadernadas en un volumen, como las hojas de un libro, con tres anillos que sujetaban el conjunto. El volumen era algo así como de seis pulgadas de espesor, una parte del cual estaba sellada. Los caracteres de la parte no sellada eran pequeños y hermosamente grabados. Todo el libro exhibía muchas marcas de antigüedad en su construcción y mucha habilidad en el arte del grabado. Con los anales fué encontrado un curioso instrumento, que los antiguos llamaban "Urim y Tumim", el cual consistía de dos piedras transparentes montadas en un arco ligadas a un peto. Por medio del Urim y Tumim traduje los anales por el don y poder de Dios''. 8 http://bibliotecasud.blogspot.com
  9. 9. 4. Probando sus Afirmaciones. Ciertamente, lo que afirma el Libro de Mormón debe ser confirmado por pruebas aceptables. Cientos de miles de personas después de un sincero examen se han convenido a la genuinidad del Libro y a la verdad de lo afirmado por el profeta José Smith con respecto a él mientras que sus enemigos han sido desconcertados en sus intentos para desacreditar la historia de José Smith. El Libro está hoy más firmemente asentado sobre su historia original, que en cualquier otro tiempo anterior. Siete afirmaciones mayores son hechas o sobreentendidas por el Libro de Mormón en su historia y contenido. La comprobación de estas afirmaciones mayores, da a numerosas pruebas menores dé autenticidad el lugar de evidencias confirmatorias. Si se prueba una de estas afirmaciones, convincentemente, la probabilidad de que las otras sean verdaderas se ve también grandemente aumentada. El sumario de las evidencias de este Libro está confirmado a la consideración de estas siete afirmaciones mayores. 1. El Libro tuvo un origen milagroso 2. El Libro fué escrito en planchas en idioma egipcio reformado, por una sucesión de historiadores. 3. En la antigüedad hubo una populosa civilización americana. 4. Los aborígenes americanos son en parte de descendencia hebrea. 5. Jesucristo visitó el continente americano. 6. El contenido del Libro es inspirado. 7. El Libro ofrece una prueba segura de su autenticidad. 5. Armonía con las Predicciones Bíblicas. No debe sorprender a los estudiantes de la Biblia que otros volúmenes de escrituras sean revelados, porque los libros perdidos de las escrituras han sido discutidos a menudo por estudiantes de la Biblia. Ni tampoco les puede sorprender que revelaciones como las conteni- das en la Biblia pueden ser dadas a otros, además de Israel. En efecto, las predicciones y citas en la Biblia parecen significar claramente que pueden esperarse otros libros. Nótense los siguientes ejemplos: "Y vi otro ángel volar por en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que moran en la tierra, y a toda nación, y tribu y lengua y pueblo". (Apoc. 14:6). Esto pudo muy bien haber sido cumplido cuando el ángel Moroni reveló el Libro de Mormón, siguiendo la organización de la Iglesia, con la restauración de la autoridad y ordenanzas del evangelio puro. "La verdad brotará de la tierra; y la justicia mirará desde los cielos". (Salmos 85:11). Esto parece señalar un evento igual al desenterramiento del Libro de Mormón del Cerro Cumórah. "Y fué a mí palabra de Jehová, diciendo: Tú, hijo del hombre, tómate ahora un palo, y escribe en él: A Judá, y a todos los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: a José, palo de Ephraim, y a toda la casa de Israel sus compañeros. Júntalos luego el uno con el otro, para que sean en uno, y serán uno en tu mano". (Ezequiel 37: 15-17). El registro del palo de Judá es la Biblia y el registro del palo de Ephraim es el Libro de Mormón. Ellos son ahora uno en las manos de la Iglesia restaurada. "Y os será toda visión como palabras de libro sellado, el cual si dieren al que sabe leer, y le dijeren; Lee ahora esto; él dirá: No puedo, porque está sellado". (Isaías 29: 11-12). Una 9 http://bibliotecasud.blogspot.com
  10. 10. copia de algunos caracteres de las planchas del Libro de Mormón fué llevada al Profesor Carlos Anthon, un caballero célebre, por sus conquistas lingüísticas. Este señor le dijo a Martín Harris, quien le presentó la copia de los caracteres, que le trajera las planchas de las cuales fueron copiados, y que él las traduciría. Martín Harris le respondió que parte de las planchas estaban selladas. A esto el Profesor Anthon respondió: "Yo no puedo leer un libro sellado", cumpliendo así la profecía. (Perla de Gran Precio, José Smith 2:63-b5). José Smith no era un hombre docto cuando las planchas le fueron dadas a él. Tal armonía con las predicciones bíblicas es ciertamente una contribución a la evidencia de la verdad del Libro de Mormón. 6. El Testimonio del Libro de Mormón. El Libro de Mormón es otro testigo de Jesucristo. Esto se evidencia a través del Libro desde la primera hasta la última página. En verdad, su mensaje se refiere al plan de la felicidad humana en el cual Jesús es la figura humana central. Hay necesidad en esta época como en épocas anteriores de testigos adicionales para Cristo. Aquellos que leen el Libro con el verdadero espíritu, recibirán una creciente seguridad de la divina naturaleza y misión de Jesús de Nazaret. La aparición del Libro también fué un testimonio a todo el mundo que el Señor es cuidadoso de sus hijos en todas partes. El Señor dijo que El tenía "otras ovejas" (Juan 10:16) a quienes debía ir. Las gentes de las Américas, descendientes del pueblo escogido, estaban entre esas ''otras ovejas". La forma del trato de Dios con la humanidad está más aclarada con la aparición y contenido del Libro de Mormón. El Libro, además, sirve como un poderoso testigo de la verdad del mormonismo. Venir a la tierra por medios milagrosos, requiere una vigorosa e inteligente fe para su aceptación; y, en tanto que la exactitud de las evidencias de sus afirmaciones se acumulan, se convierte en una creciente prueba de la verdad de todo el sistema instituido por medio de la instrumentalidad de José Smith el Profeta: La fe es aumentada y hecha más racional por la posesión del Libro de Mormón. 10 http://bibliotecasud.blogspot.com
  11. 11. Primera Afirmación: El Litro de Mormón Tiene un Origen Milagroso "Encontrándome así en el acto de suplicar a Dios, vi que se aparecía una luz en mi cuarto, y que siguió aumentándose hasta que el cuarto quedó más iluminado que al medio día; cuando repentinamente se apareció un personaje al lado de mi, cama, de píe en el aire, porque sus pies no tocaban el suelo... "Dijo que se hallaba depositado un libro, escrito sobre planchas de oro, que daba una relación de los antiguos habitantes de este continente, así como del origen de su procedencia. También declaró que en él se encerraba la plenitud del evangelio cual el Salvador lo había entregado a los antiguos habitantes; "Asimismo, que junto con las planchas estaban depositadas dos piedras en aros de plata, las cuales aseguradas a una pieza que se ceñía alrededor del pecho, formaban lo que se llama el Urim y Tumim; que la posesión y uso de estas piedras era lo que constituía a los 'Videntes" de los días antiguos o anteriores, y que Dios las había preparado para la traducción del libro... "Cerca de la aldea de Mánche'ster, Distrito de Ontario, Estado de Nueva York, se levanta una colina de tamaño regular, y la más elevada de todas las de la comarca. Por el costado occidental del cerro, no lejos de la cima, debajo de una piedra de buen tamaño, yacían las planchas, depositadas en una caja de piedra. En el centro, y por la parte superior, esta piedra era gruesa y redonda, pero más delgada hacia la orilla; de manera que se podía ver la parte céntrica sobre la superficie del suelo, mientras que las orillas estaban cubiertas de tierra. .. "De acuerdo con lo que se me había mandado, iba al fin de cada año; y en cada ocasión encontraba allí al mismo mensajero, y en cada una de nuestras entrevistas recibía de él instrucciones y conocimientos concernientes a lo que el Señor iba a hacer; y cómo y en qué manera se conduciría su reino en los últimos días... "Por fin llegó el tiempo para obtener las planchas, el Urim y Tumim y el peto. El día veintidós de septiembre de mil ochocientos veintisiete, habiendo ido al fin de otro año, como de costumbre, al lugar donde estaban depositadas, el mismo mensajero celestial me las entregó con esta advertencia: que ya sería responsable de ellas; que sí permitía que se extraviaran por algún descuido o negligencia mía, sería destruido; pero que si me esforzaba para preservarlas hasta que él (el mensajero) viniera por ellas, entonces serían protegidas... "Mediante esta ayuda tan oportuna, pude llegar a mi destino en Peansylvania; e inmediatamente después de llegar allí, comencé a copiar los caracteres de las planchas. Copié un número considerable y traduje algunos por medio del Urim y Tumim, efectuando dicha obra entre los meses de diciembre, fecha en que llegué a la casa del padre de mi esposa, v febrero del siguiente año". (Perla de Gran Precio, José Smith 2:30, 34, 35, 51, 54, 59, 62.) 1. José Smith Carecía de Enseñanza Escolar. La producción del Libro de Mormón es asombrosa teniendo en cuenta la poca educación escolar que José Smith recibió en su niñez. Las condiciones económicas de la familia hacían imposible su asistencia a la escuela, fuera de las que había en la pequeña ciudad de Palmira, Nueva York. Tres de sus libros escolares, aun existentes, indican que él asistía a la escuela cuando tenía trece años de edad, pero quizás no después de dicha edad. Es bien conocido también que, desde temprana edad, estaba obligado a trabajar en la granja de su padre o bajo el 11 http://bibliotecasud.blogspot.com
  12. 12. empleo de otros. Estaba lejos de ser analfabeto; pero no equipado educacional-mente, como para producir una obra del valor literario como el Libro de Mormón. En su juventud, aprove- chaba toda oportunidad que se le presentaba para corregir sus deficiencias en la educación técnica y, a su muerte, era versado en el campo de idiomas, leyes, historia y gobierno. (José Smith. J. H. Evans, p. 36; Róberts 1:96; Jose Smith como científico, Widtsoe, pág. 149). 2. Producido por José Smith. La primera y quizás una de las más fuertes evidencias de la autenticidad del Libro de Mormón es el hecho que los estudiantes del mormonismo han llegado, casi sin excepción —ya sean amigos o enemigos-— a la conclusión que el Libro, su contenido y estructura, es de tal carácter que un joven indocto, como era José Smith al tiempo de su traducción, no pudo producirlo sin la ayuda de alguien mejor informado y más educado que él. Para sostener este punto de vista, hay dos teorías instituidas por aquellos que no aceptan la explicación dada por José Smith Primero, que el Libro fué escrito por otro, quien usó a José Smith como instrumento, y segundo, que José Smith padecía de crisis nerviosas, tales como epilepsia, etc., y que escribió el Libro bajo la influencia automática de tales ataques. Ambas teorías han sido demostradas como insostenibles. No ha sido descubierto otro escritor del Libro o de uno similar en una búsqueda de algo más de un siglo. Por muchos años circuló la historia que Sidney Rigdon (nacido el 19 de febrero de 1798, fallecido el 14. de julio de 1876), obtuvo el manuscrito de un libro escrito por el Rev, Salomón Spauldlng, y que, después que este manuscrito fué modificado en partes, Sidney Rigdon lo puso en las manos de José Smith, para que éste lo publicara como el Libro de Mormón. Investigaciones históricas han probado que Sidney Rigdon no había oído del mormonismo o del Libro de Mormón hasta tiempo después que el Libro había sido publicado y la Iglesia establecida. El aceptó el evangelio y se hizo miembro de la Iglesia el 14 de noviembre de 1830, ocho meses después de la publicación del Libro. Declaró, firmemente, hasta el fin de su vida, aunque fué separado de la Iglesia en su vejez, que él no sabía nada del Libro de Mormón hasta después que éste había sido publicado. El testimonio de los hijos de Rigdon; en ese tiempo no miembros de la Iglesia, ofrecen esta manifestación: En 1865, Juan W. Rigdon regresó de un viaje a Utah y preguntó a su padre acerca del origen del Libro de Mormón. Sidney Rigdon respondió: Hijo mío, puedo jurar ante los cielos que lo que os he dicho acerca del Libro es la verdad. Vuestra madre y hermana, la señora Athalia Robinson, estaban presentes cuando me fué ofrecido ese libro en Mentor. Ohío, y todo lo que supe del origen del mismo fué lo que me dijeron Parley P. Pratt, Oliverio Cowdery, José Smith y los testigos que afirmaban haber visto las planchas; y en mi intimidad con José Smith, nunca me dijo más que la única historia, es decir, que él lo encontró grabado en planchas de oro en un cerro cerca de Palmira, Nueva York, y que un ángel le apareció y le dirigió para encontrarlas, y nunca os he dicho a vosotros o a cualquier otra persona nada más que la única historia, y es la que os repito ahora". (Vida de Sidney Rigdon, por su hijo Juan W. Rigdon, Ms. pág. 188- 195; citado en Historia de la Iglesia 1:122-123). Juan W. Rigdon menciona también, en su bosquejo de la historia de su padre, un certificado que le fué dado por su hermana Athalia Robinson, al mismo efecto de la manifestación de Sidney Rigdon y su esposa, con relación a la llegada de Parley P. Pratt y Oliverio Cowdery a su hogar en Mentor, Ohío, presentándole a su padre una copia del Libro de Mormón. (Ibid., p. 123). El descubrimiento del manuscrito de Spaulding en 1822, por el Presidente del Colegio Oberlin, con firma la manifestación de Rigdon. Este manuscrito, una novela que trata de los 12 http://bibliotecasud.blogspot.com
  13. 13. primitivos habitantes de América, ahora en poder del Colegio Oberlin, ha sido impreso y puesto en circulación extensamente. El Libro de Mormón y el manuscrito de Spaulding no tienen similitud. El presidente Fairchild dice lo siguiente; "La teoría del origen del Libro de Mormón basada en el tradicional manuscrito de Salomón Spaul-ding tendrá probablemente que ser abandonada. Este manuscrito está ahora sin duda en poder del Sr. L. L. Rice, de Honolulú, Islas de Hawai.., No hay razón aparente para dudar que esta es la historia perdida. El mismo señor Rice y otros la compararon con el Libro de Mormón y no pudieron encontrar parecido entre ellos, en general o en detalles". (James H. Fairchild, en Roberts 3:375-370). Los críticos sugirieron que había otro manuscrito de Spaulding del cual fué sacado el Libro de Mormón. Esto es muy improbable. Spaulding no escribiría dos novelas sobre el mismo tena. Además, el estilo literario de Spaulding está revelado en el manuscrito encontrado y no tiene similitud al estilo del Libro de Mormón. Varios libros fueron publicados, antes que el Libro de Mormón, llamando la atención a la existencia de costumbres y doctrinas hebreas entre los indios americanos, y sugiriendo que los aborígenes americano, descendían de las tribus perdidas de Israel. Los enemigos de la Iglesia han sugerido que José Smith obtuvo de estos libros las ideas que contiene el Libro de Mormón. Dado que el propósito, material, lenguaje, dicción y el contenido general del Libro de Mormón difieren enteramente de los libros sobre los indios americanos, esta teoría del Libro de Mormón nunca ha sido lomada en cuenta. Un breve examen de estos libros es suficiente para convencer a cualquier persona que, esta, conclusión es correcta. En verdad estos libros antiguos que muestran el hebraísmo de los indios americanos, dan fuerzas a una de las afirmaciones del Libro de Mormón, y en tal sentido son usados en este tratado. La teoria que el Librobro de Mormón fue escrito bajo la influencia de ataque epileptico o condiciones similares es igualmente insostenible, José Smith era un hombre de gran vigor físico, particularmente libre de enfermedades. El testimonio, de sus contemporáneos es unánime en este punto. "El presidente José Smith era en persona, alto y fornido, fuerte y activo. Poseía determinación e independencia de carácter; sus modales reposados y familiares; su reprimenda terrible como la del león''. (Autobiografía de Parley P. Pratt; pág. 47). "El (José Smith) tenía ESO metros de alto, fornido, y extraordinariamente musculoso. Sin duda, él debía mucha de su influencia, sobre un pueblo ignorante, a la superioridad de su vigor físico, como a su gran astucia e intelecto". (Ford, Historia de Illinois, citado en Hist. de la Iglesia por Roberts 2:347). Josiah Quincy, Alcalde de Boston, U. S. A., declaró que, de todos los hombres que él conocía, José Smith era uno que "parecía mejor dotado con esa facultad real que dirige, por derecho intrínseco, a las almas débiles y confusas que están buscando un guía". (Figuras del Pasado, pág. 381.) Un oficial de artillería de los Estados Unidos declaró en su informe que, "José Smith, el Jefe, era un perfecto caballero, un Mahoma, en cada centímetro de su estatura". Además de tales evidencias contemporáneas, la obra llevada a cabo por José Smith refuta la teoría de que era el producto de una mente desordenada o de un cuerpo físico débil. El mormonismo está caracterizado por todos aquellos que lo conocen, como un ordenado sistema de doctrinas, prácticas y organización. En verdad, la organización dentro de la Iglesia ha sido catalogada como la mejor. El orden no nace del desorden; la razón no es hija de la locura. La teoría que el Libro de Mormón fué producto de la epilepsia o algo similar debe ser dejada de lado por los irrecusables hechos del magnífico vigor físico de José Smith, como también del espléndido orden del sistema del cual fué instrumento en su fundación. 13 http://bibliotecasud.blogspot.com
  14. 14. 3. Conocimiento Común de la Traducción. No era secreto para nadie el hecho que José Smith había recibido las planchas y estaba ocupado en la traducción de ellas. De cuando en cuando, hablaba con sus padres sobre las varias visitas celestiales. También había relatado su visita al Cerro Cumórah para ver las planchas. No vacilaba en hablar con sus amigos y vecinos de la obra en que estaba ocupado. Los diarios locales escribían de ello. Francisco W. Kírkham da muchas citas de periódicos antiguos: "Rochester Telegraph", 1829; "Brookville Enquirer" 1827: "Palmyra Reflector", 1829-30; "Wayne Sentine'', 1831, etc.; y libros como ''El Mormonismo al Descubierto'' de Howe, publicado en 1834, contenían manifestaciones de mucha gente que conocía a la familia Smith desde 1816 a 1830. El concluye; "Esto muestra claramente que era conocimiento común en Palmira, dos o más años antes que el libro apareciera, que José Smith afirmaba tener en su poder planchas de oro las cuales traduciría con ajuda divina, y que su contenido era de suma importancia para el mundo religioso". (Dese-ret News, enero 26 de 1935). Sus familiares supieron bien cuando él empezó la traducción de las planchas. En efecto, al principio de la traducción envió a Martín Harris al Profesor Anthon de la Universidad de Co-lumbia con una copia de los caracteres copiados de las planchas. Aun las publicaciones más antimormonas no vacilaron en publicar que en la comunidad en que José Smith vivía estaban al corriente de sus pretensiones y supuesta obra de traducción. Esta franqueza de procedimiento, esta obra hecha tan abiertamente, forma una fuerte evidencia de la honestidad del joven. El deshonesto y engañador trabaja usualmente en la obscuridad. Muy pocas veces el mentiroso llama la atención pública mientras se urde la mentira. 4. Testimonio de sus Secretarios y Asociados. El Libro de Mormón no fué escrito por José Smith. Fué dictado por el Profeta desde las planchas. Los amanuenses escribían las palabras al tiempo que éstas salían de los labios de José Smith. Tres secretarios, en tiempos diferentes, tomaron parte en la obra: su esposa, Martín Harrís y Oliverio Cowdery. Estos tres estaban todos convencidos de la autenticidad de la traducción y que José Smith produjo el Libro, y permanecieron así convencidos hasta el fin de sus días. Oliverio Cowdery estuvo un tiempo apartado de la Iglesia y tiempo después volvió a ella. A su regreso, en 1848, en una arenga, ahora famosa, declaró que él mismo escribió todas las palabras del Libro de Mormón, menos unas pocas páginas, al tiempo que el profeta José Smith lo dictaba. He aquí sus palabras: "He escrito, con mi propia pluma, todo el Libro de Mormón (menos unas pocas páginas), tal como salía de los labios del Profeta al tiempo que lo traducía por el Don y Poder de Dios, por medio del Urim y Tumim. ...He visto con mis ojos y tocado con mis manos las planchas de oro del cual fué transcripto... Ese libro es verdadero". (Roberts, Hist. de la Iglesia, 1:1.39). Es muy difícil engañar al propio secretario. Los amanuenses que trabajaron con José Smith, difícilmente podían ser engañados sobre la existencia de las planchas. Aquellos más allegados al Profeta al tiempo de la traducción, creyeron en él. Esto, de sí mismo, es una evidencia de gran valor, de la verdad del Libro de Mormón. 5. Tiempo de Composición. Una de las muchas cosas notables acerca de la producción del Libro de Mormón es que éste fué dictado por el Profeta en el curso de sesenta días, más o menos, desde el 7 de abril de 1829, hasta la primera semana de junio de 1829. (José F. Smith, Improvement Era, 30:946- 948). Es un libro de más de 500 págs. (en inglés, 479 en castellano) tratando de una multitud de hechos y principios. La composición de una novela de ese tamaño, dificilmente podria 14 http://bibliotecasud.blogspot.com
  15. 15. hacerse, aun por el escritor mas experimentado, en dos meses. Sin embargo, el Libro de Mormón fué terminado en dicho tiempo. El tiempo de su composición sin correcciones o adiciones después de dictarlo, muestra que la obra está más allá de los poderes comunes del hombre. Esta es otra evidencia de la verdad del Libro. 6, Prefacio. En el prólogo. El Libro de Mormón lleva un breve relato del contenido del Libro, traducido de las planchas. Además, el nombre de José Smith (hijo), aparece en la primera edición como autor y propietario. En ediciones posteriores, el nombre de José Smith aparece como traductor. El título en la primera edición y el cambio subsiguiente ha producido muchos comentarios por críticos poco amistosos. Sin embargo, y en verdad, es ésta una tuerte evidencia de la verdad y sinceridad del joven. José Smith en ningún momento dijo ser algo más que el traductor del Libro de Mormón. Si él hubiera dicho que había inventado el Libro como una obra de ficción, habría ganado el aplauso universal. Fué el elemento milagroso en la obtención y traducción de las planchas lo que daba ofensa. El permitió que su nombre apareciera en el prefacio de la primera edición como "autor y propietario'' porque así lo requería la ley de propiedad literaria. Si hubiese sido deshonesto habría tratado por todos los medios de encontrar la forma para evitar la tormenta de malentendidos que le traería la manifestación formal de autor de un libro que declaraba ser de origen divino. 7. Testigos. José Smith no fué la única persona que vió las planchas de las cuales fué traducido el Libro de Mormón. Dos grupos de testigos, que testifican haber visto y tocado las planchas, son de especial importancia. Una tarde de junio de 1829 en Fayette, estado de Nueva York, José Smith llevó tres hombres, David Whitmer, Oliverio Cowdery y Martín Harris, a un bosquecillo cercano, donde después de intensa oración vieron a un mensajero celestial quien tenía las planchas en sus manos y les declaró que ellas fueron traducidas por el don y poder de Dios. El testimonio de estos testigos de la realidad de esta apariencia aparece en todos los ejemplares del Libro de Mormón. Estos tres hombres, aunque dos de ellos fueron separados de la Iglesia por muchos años, y uno de ellos por toda su vida, nunca se desviaron de este testimonio, sino que testificaron su verdad en toda ocasión apropiada. Los tres murieron con el testimonio de la legitimidad de esta experiencia. Tales testimonios no son fácilmente impugnados o cargados a alucinaciones porque estos, hombres vivieron vidas respetables y fueron apreciados en sus comunidades y en ningún tiempo mostraron evidencias de enfermedades mentales. Y, en verdad, sería notable, si tres hombres de diferente sangre, educación y temperamento pudieran ser engañados al mismo tiempo y exactamente de la misma manera. Poco después fueron, mostradas las planchas en la misma forma a ocho hombres más. Estos hombres no sólo testifican que vieron las planchas sino que las palparon. El testimonio escrito de estos ocho hombres también aparece en todos los ejemplares del Libro de Mormón. Los ocho testigos, aquellos que permanecieron en la Iglesia y los que fueron excomulgados de ella, permanecieron fieles a su testimonio hasta el fin de sus días. Ellos parecían sentir como Hyrum Smith, uno de los ocho testigos, quien escribió una vez: "Se ha abusado de mí y he sido arrojado a un calabozo y encerrado por varios meses por motivo de mi fe y el testimonio de Jesucristo. Sin embargo, doy gracias a Dios que he sentido la determinación de morir antes que negar las cosas que mis ojos han visto, que mis manos han palpado y de las cuales he dado testimonio donde quiera que he pudido, y os puedo asegurar, queridos hermanos, que he dado 15 http://bibliotecasud.blogspot.com
  16. 16. un fuerte testimonio, cuando nada más que la muerte se presentaba, como siempre lo he hecho en mi vida". (Tiempos y Sazones, 1: 25). Los tres y los ocho testigos, con José Smith, hacen doce personas que dan testimonio de la realidad de las planchas de las cuales fué traducido el Libro de Mormón. Quizá habrá otros más que vieron las planchas; pero, quienes no aparecen como testigos oficiales. Si el testimonio de hombres honestos y dignos de confianza puede ser aceptado como teniendo valor para establecer la verdad de un acontecimiento, por. cierto, entonces, el testimonio de estos doce hombres de reputación sin mancha y de vidas íntegras, muchos de los cuales vivieron hasta la ancianidad arreciados y respetados en sus comunidades, deben pesar en el establecimiento de la verdad del Libro de Mormón. 16 http://bibliotecasud.blogspot.com
  17. 17. Segunda Afirmación: El Libro de Mormón fué Escrito en Planchas de Oro en Idioma Egipcio Reformado, por una Serie de Historiadores. Entre las numerosas referencias que hay en el Libro de Mormón sobre las planchas en las cuales fué escrito originalmente el Libro, son tínicos los siguientes extractos: "Todas estas cosas mi padre vió, oyó y dijo durante el tiempo que vivía en Una tienda en el valle de Lemuel, como asimismo otras muchas cosas, que no se han podido escribir sobre estas planchas. (1 Nefi 9: 1). "Y ahora yo, Mormón, procedo para acabar mis anales que tomo de las Planchas de Nefi; y lo hago según el saber y la inteligencia que Dios me ha dado. (Palabras de Mormón 1: 9). "Y ahora, he aquí, que hemos escrito estos anales según nuestro conocimiento, y los hemos escrito con caracteres que son llamados, entre nosotros, en el egipcio reformado, los que nos han sido transmitidos, y que hemos alterado según nuestra manera de hablar. "Y, sí nuestras planchas hubiesen sido de una extensión suficiente, hubiéramos escrito en el hebreo; pero el hebreo ha sido también alterado por nosotros; y si hubiésemos podido escribir en el hebreo, he aquí, que no hubiera habido imperfección en nuestros anales, "Pero el Señor sabe las cosas que hemos, escrito, y también que ningún otro pueblo tiene conocimiento de nuestra lengua, por lo tanto, El ha preparado los medios para su interpretación. (Mormón 9:32-34). 1. Uso Primitivo de Planchas. Las menciones sobre el uso de planchas de metal u otras substancias para la confección de anales, no son desconocidas en la historia escrita. Informaciones importantes; tratados, conocimiento sagrado e historia, fueron preservados por los antiguos en pergaminos, madera, arcilla y piedra; pero, en países de muchas lluvias o frecuentes cambios de temperatura, los grandes pensamientos y acontecimientos fueron preservados en algo más durable —planchas de metal. En el Museo Británico hay veinticinco planchas de plata de 18. por 2 pulgadas aproximadamente, encuadernadas con tiras de cuero; un manuscrito Pali el cual está hermosamente grabado con caracteres Singaleses, y, de acuerdo a leyendas, es el primer sermón predicado por Buda en Henares, India, También está en exposición, contigua a las planchas de plata, una plancha de oro muy delgada de 2x91/2 pulgadas, estando grabada en ambas caras en caracteres Javaneses, probablemente una carta de uno de los príncipes nativos. En el Museo Evkaf, de Estambul, Turquía, hay algunas, planchas de plata de poco más o menos una pulgada de grueso por 41/2 por 3 pulgadas," en las cuales están grabadas partes del Corán, en escritura muy hermosa. (Número del Museo 1440.) Cerca del año 1254 A. C, después de una larga guerra entre los Hititas, cuya tierra estaba al Norte de Palestina, y los Egipcios, fué celebrado un tratado entre Ramses II de Egipto y Khattusil, rey de los Hititas, Una traducción de la copia egipcia de este tratado, empieza así: "Esta es una copia del contenido de la plancha de plata que el gran Rey de los Hititas, Khattusil, ha ordenado hacer la cual fué presentada al Faraón por la mano de su embajador 17 http://bibliotecasud.blogspot.com
  18. 18. Tal-tesub y su embajador Re-mes, proponiendo amistad al rey Ramessu-Miamun (Ramses II)". (A. H. Sayce, Los Hititas, 1925, pág. 41.) Esto no era una cosa rara en aquel tiempo de acuerdo con Sayce, famoso escolar, "Podemos inferir que el material de escritura más antiguo de los Hititas, consistía. en planchas de metal, en cuyas superficies los caracteres eran grabados desde el reverso". (Saycc, Los Hititas, pág. 170). "Los reyes de Egipto empleaban planchas de plata y oro, grabadas para rendir homenajes a sus dioses". (Seck; Desde las pirámides hasta Pablo, pág 224), Ramses II dice: ''He hecho para ti grandes planchas de oro repujadas y grabadas con el nombre de vuestra majestad, portadoras de mi reconocimiento. He hecho para ti grandes planchas de plata repujadas, grabadas con las herramientas del grabador, llevando los decretos y las invenciones, de las casas y templos que he hecho en Egipto", (Breasted, Registros Antiguos, párrafo 202). Desde tiempo inmemorial los documentos legales en general, lo mismo que los tratados han sido inscriptos en planchas metálicas, tales como el bronce. Polibio menciona (III, 28) que los tratados entre Roma y Cartago escritos en planchas, estaban aun en su época preservados en Roma. (Biblia de Cambridge, nota en I Macabeos 8: 22). Las crónicas griegas más antiguas son inscripciones esculpidas en piedras o grabadas en superficies metálicas; y los tratados entre estados griegos eran frecuentemente grabados en bronce y adheridos a las paredes de los templos. (Enciclopedia Chambers, 1927, vol. 10, pág. 755-756). Tales planchas de bronce se encuentran ahora en el Museo Nacional de Atenas. Pero, las más interesantes de todas las referencias a anales e inscripciones en metal, están en la Historia Hebrea. "Hicieron asimismo la plancha de la diadema santa de oro puro, y escribieron en ella de grabadura de sello, el rótulo, "'SANTIDAD A JEHO-VÁ" (Exodo 9:30). "El pecado de Judá escrito está con cincel de hierro, y con punta de diamante: esculpido está en la tabla de su corazón''. (Jeremías 17:1). Refiriéndose a estos dos pasajes el élder J. J. Sjodahl, finaliza: "Esto prueba, fuera de duda, que los israelitas estaban familiarizados con las planchas grabadas, porque de otra manera las palabras del Profeta habrían sido ininteligibles para ellos". (Introducción al estudio del Libro de Mormón, página 46). Isaías, al registrar instrucciones que el Señor le diera, dice: "El Señor me dijo: Tómate una plancha grande y escribe en ella en fáciles y legibles caracteres. Date prisa a quitar despojos, apresúrate a la presa. Toma testigos fieles para justificar el escrito, a Urías, el Sacerdote y a Zacarías, hijo de Jerebechias". (8: 12; traducción de Smith y Goodspeed). Sobre este pasaje el Dr, Adam Clarke, en su "Comentario", dice: "Yo tengo un espejo metálico encontrado en Herculano, el cual no tiene más de tres pulgadas cuadradas. El Profeta es mandado tomar un espejo, o chapa de bronce pulida, no iguales a esos pequeños espejos de mamo, sino uno grande, lo suficientemente grande para poder grabaren él en profundos y perdurables caracteres.., con herramientas de grabador, las profecías que tenía que comunicar". En el libro apócrifo: Macabeos 8: 22, dice : "Y éste es el rescripto que hicieron grabar en tablas de bronce, y enviaron a Jerusalem para que lo tuviesen allí como un monumento de alianza y paz". Más adelante, en el capítulo 14, versos 16 al 18, está inscripto que los espartanos escribieron a Simón, en planchas de bronce, para renovar la amistad que ellos tuvieron con judas y Jonatán sus hermanos. Ricardo Watson en su Diccionario Bíblico y Teológico, en el artículo sobre escritura, dice: "Los hebreos adelantaron tanto como para escribir sus libros sagrados en oro, como 18 http://bibliotecasud.blogspot.com
  19. 19. podemos verlo en Josefo comparado con Plinio". De acuerdo con Juan Kitto, también fueron usadas planchas de piorno. (Enciclopedia de Litératura Bíblica, art. Plomo). El litigio que también debía encontrarse en el Nuevo Mundo, escrito en planchas, está apoyado por evidencias, mayormente disponibles desde la publicación del Libro de Mormón. En el Nuevo Mundo se han usado varios metales como material para escritura. A menudo ha sido usado cobre puro o mezclado con otros metales. Recientemente fueron encontradas plan- chas de cobre; en "el Estado de Georgia por el Dr. Moorhead. (Improvement Era 30:531). En su libro sobre "La historia de los indios norteamericanos", Adair había de cinco planchas de cobre y dos de bronce entre los indios Tuccabatchey. Old Bracket, un indio, dió la siguiente descripción de ellas: "La forma de las cinco planchas de cobre: una es de un pie y medio de largo por siete pulgadas de ancho; las otras cuatro son más cortas y estrechas. La figura de las dos planchas de bronce es circular, cerca de un pie y medio en diámetro". (Improvement Era 30:531), Estos registros, de acuerdo con la tradición, "les fueron dados a ellos por el hombre llamado Dios". (Roberts, 3:64, 65). Las planchas del Libro de Mormón eran de oro. El oro se encontraba en abundancia en la América antigua, especialmente en las civilizaciones grandemente desarrolladas de México y Perú, En efecto, el Inca de Perú compró su rescate a los españoles lle-nando de oro un salón de 17 por 22 pies, hasta una altura de 9 pies. El valor de este oro fué calculado en 3.500.000 libras esterlinas. (Prescott, Conquista del Perú, páginas 205, 221.) Moctezuma, el gobernante nativo de México, al tiempo de la llegada de los españoles, comía de "una fuente de oro primorosamente trabajada; tan grande como un escudo". Marshall H. Saville en su libro, El arte joyero en el México antiguo, habla de la buena calidad de la mano de obra del trabajo en oro y menciona muchos de los artículos de oro que han sido encontrados, incluyendo varias referencias sobre planchas de oro (pág. 44, 115, etc.)- Como un ejemplo de la excelencia del arte y artesanía en metal de los indios, los Chimúes del Perú, son especialmente destacados. Eran expertos en el repujado, fundición, soldadura, plateado, estampado, etc. A. Hyatt Verrill, dice: "Ellos trabajaron grandes vasos de oro puro y tambien de oro mezclado con plata y cobre, objetos de gran belleza magníficamente cincelados, estampados, grabados y calados". (Bajo Cielos Peruanos, pág. 27). Tal habilidad permitió a los antiguos americanos trabajar planchas delgadas de oro adecuadas para grabar caracteres en ellas, cuya calidad es atestiguada por Rivero y Tschudi. quienes dijeron: "Los jeroglíficos de los mexicanos eran muy claros y grabados en piedra o metal". (Tschudi, pág. 105). Durante el curso de una excavación para una cisterna cerca de Cincinati, Ohío, en 1847, fué descubierta una plancha de oro de tres o cuatro pulgadas de largo, tres cuartos de pulgada de grueso con los bordes festoneados. Encima de ésta estaba montada otra plancha del mismo material sujetada por dos pernos que atravesaban a ambas. Esta última plancha estaba llena de caracteres antiguos en relieve bonitamente grabados en la superficie; exhibiendo una magnífica mano de obra. La plancha fué examinada por el Dr. Wise, un erudito Rabino de la Sinagoga Judía en Cincinati, editor del diario hebreo, quien declaró que los caracteres eran, en su mayoría, en idioma egipcio antiguo. (Millennial Star, vol. 19, página 103, facsímil de la plancha en pág. 632). El Padre Gay menciona (Historia de Oaxaca, vol. 1, cap. 4, página 62) que los indios mexicanos "vendieron a algunos anticuarios europeos, planchas de oro muy delgadas, trabajadas evidentemente a martillo, y que sus antecesores habían preservado, en las cuales 19 http://bibliotecasud.blogspot.com
  20. 20. habían grabado jeroglíficos antiguos". (Saville, El arte joyero en el México antiguo, 1920, pág. 175). "Sus tumbas (indios de Colombia) contenían planchas de oro y ladrillos de tierra (arcilla) con varios caracteres curiosos, los cuales probablemente, entre ellos tendrían significado convencional". (Geografía y compendio histórico del Estado de Antioquia en Columbia, Paris, 1885, pag. 517) Aunque muchos de los artículos de oro han encontrado su destino en el crisol, hay aun algunos que han sido preservados hasta nuestros días, como por ejemplo, en el museo Fieíd de Chicago, y museo Británico, en Londres. El élder Melvin J. Ballard describe así, algunas de las planchas que él vió: "El élder Pratt y yo vimos en Un museo en Lima, Perú, una pila de planchas de oro casi idénticas a la medida de las hojas del Libro de Mormón, aproximadamente ocho pulgadas de largo por siete de ancho, tan finas como el papel. Toda la pila tenía cerca de una pulgada de grueso, sin nada en ambos lados, sino justamente planchas de oro preparadas para un trabajo tal como las planchas del Libro de Mormón". (Deseret News, abril 30, 1932). 2. Peso de las Planchas. Las planchas sobre las cuales fué grabado el Libro de Mormón eran de oro y han sido descritas como de seis pulgadas de ancho por ocho pulgadas de largo y seis pulgadas de espesor aproximadamente. Un cubo de oro sólido de esa medida, siendo de oro puro, pesaría doscientas libras (90 Kgs. 720 gr.), lo cual sería algo pesado para ser nevado por un hombre, aunque fuera del tipo atlético de José Smith. Esto ha s:do usado como una evidencia en contra del Libro de Mormón, dado que es sabido que en varias ocasiones el Profeta llevaba las planchas consigo. Es improbable, sin embargo, que las planchas fueran de oro puro. Ellas habrían sido muy blandas y con peligro de ser retorcidas o destruidas. Para el propósito de confeccionar registros, las planchas de oro mezcladas con cierta cantidad de cobre serían mejores, porque tales planchas serían más firmes, más durables y, generalmente, más adaptables a la obra en cuestión. Si las planchas hubieran sido de oro de ocho kilates, el cual es el más frecuentemente usado en nuestros tiempos en joyería, y tomando en cuenta un diez por ciento de espacio entre las láminas, el peso total no sería mayor de 117 libras (53 kilos 71 gramos), peso que fácilmente podría ser llevado por un hombre fuerte como José Smith. El élder J. M. Sjodahl, basando sus conclusiones en un experimento con monedas de oro, llega a la determinación de que las planchas pesaban menos de 100 libras (45 kilos 360 gramos), Él peso probable de las planchas aparece también como evidencia de la veracidad del Libro de Mormón. 3. Capacidad de las Planchas. A primera vista, "uno que desconozca el asunto, pone en duda la posibilidad de escribir 522 páginas (479 en la versión en castellano) del Libro de Mormón en una serie de planchas de oro de un espesor aproximado de dos pulgadas (un tercio de todo el volumen de planchas). Este asunto ha sido investigado a fondo y las afirmaciones de José Smith probadas como verdaderas. "La cuestión ante nosotros es: ¿Podía un tercio (dos tercios estaban sellados) de un volumen de hojas de metal de seis por ocho por seis pulgadas (según José Smith, u ocho por siete por cuatro pulgadas (según Martín Harris), u ocho por siete por seis pulgadas (según Orson Pratt) contener un número suficiente de planchas, cada una del espesor del pergamino u hojalata, para dar el espacio necesario para el texto íntegro del Libro de Mormón? Siendo así, ¿qué se puede decir en cuanto a su inmenso peso?'' Sobre "una hoja de papel, de ocho por siete 20 http://bibliotecasud.blogspot.com
  21. 21. pulgadas ha sido escrita una traducción hebrea de catorce páginas del texto americano (en inglés) del Libro de Mormón en letras hebreas modernas de uso común... Está demostrado en esta hoja dé papel que, el texto íntegro del Libro de Mormón, como lo tienen los lectores americanos, puede haber sido escrito en hebreo en cuarenta páguias y tres séptimas, veintiuna planchas en total. (Sjodahl, Introducción al Estudio del Libro de Mormón, pág. 39). Si hubiesen usado caracteres fenicios —los caracteres conocidos por Lehi y sus contemporáneos— y concediendo para la pérdida de una parte del primer manuscrito, se necesitarían cerca de cuarenta y cinco planchas. "El señor Lamb admite cincuenta planchas por pulgada, o doscientas planchas por cuatro pulgadas (el número menor). Sólo fué traducido un tercio, es decir, sesenta y cinco planchas y una fracción. Pero nosotros hemos demostrado que el libro íntegro, incluyendo las páginas perdidas, pudo haber sido escrito en cuarenta y cinco planchas; Si concedernos sesenta y seis, o aun cincuenta, tenemos amplio espacio para un texto grabado en caracteres grandes y legibles". (Sjodahí, páginas 42-43), 4. Idioma Original del Libro de Mormón. Es declarado varias veces en el Libro que éste fué escrito en egipcio reformado (Mormón 9: 32-33). No tenemos la certidumbre, por la lectura, si los caracteres usados eran solamente en "egipcio reformado". Es posible que el lenguaje del Libro fuera una forma de hebreo corrupto, escrito para economizar espacio en los caracteres del "egipcio reformado".- Este alegato fué usado una vez para echar sombras sobre la autenticidad de! Libro. Descubrimientos recientes han dado mucha información en cnanto a los modales, costumbres y lenguaje de la gente antigua de la Palestina. Particularmente ha salido a la luz la estrecha afinidad de la Palestina con Egipto y con el valle de Mesopotamia. La Palestina ha estado siempre en el camino entre estos dos lugares de colonización. Los restos de la ocupación egipcia están siendo descubiertos en varios lugares de la Palestina moderna. Hay pocas dudas que los hebreos educados conocían el idioma egipcio y que los escritos y forma de escritura usados por los egipcios Rabian sido adoptados, para su uso, en muchos otros países, "1. Los patriarcas llevaron con ellos de Babilonia a Canaan, un dialecto arameo fuertemente salpicado con elementos arcadios. Este influyó en el dialecto canaanita que ellos entonces adoptaron en vista de que tanto las reminicencias de mitos babilónicos como las expresiones arcadias, que reflejaban condiciones babilónicas, pasaron al canaanita. Este fué el tiempo cuando el dialecto canaanita por medio de la asimilación de los patriarcas en su lenguaje arameo —el cual bajo la influencia de lenguas cultas de la Mesopotamia había alcanzado un alto grado de desarrollo—comenzó a levantarse sobre el nivel de las expresiones primitivas. Este fué el momento cuando los hebreos y canaanitas tomaron sus propios caminos y, fuera del alcance de los canaanitas, comenzó a desarrollarse un dialecto' separado entre los hebreos. 2. Este lenguaje ya modificado y desarrollado más allá del canaanita primitivo fué retenido por los hebreos en Egipto y, bajo la influencia del idioma egipcio, fué ensanchado, enriquecido y embellecido lo suficiente para crear las condiciones necesarias bajo las cuales el idioma literario, que nosotros llamamos, el lenguaje del Pentateuco, fué madurado y llevado a la perfección". (A. S. Yahu-da, El Lenguaje del Pentateuco en su relación con el Egipcio, pp; 35-36). Posiblemente, también, el egipcio fuese uno de los idiomas posteriormente hablado en Palestina igual que varios otros idiomas son allí hablados ahora. El hecho histórico que Israel permaneció algunos siglos en Egipto, sería suficiente para explicarla existencia del idioma 21 http://bibliotecasud.blogspot.com
  22. 22. egipcio en la tierra prometida. Es aún más probable que cualquier idioma que se hablase en Palestina podía ser escrito en símbolos y caracteres usados en Egipto. La manifestación que las planchas fueron grabadas en "egipcio-reformado", en vista de los descubrimientos modernos, llega a ser una evidencia de la veracidad del Libro, ''Los hebreos estuvieron en Egipto durante doscientos quince años. Las relaciones entre los esclavizados israelitas y sus opresores egipcios hacen lógicamente cierto que allí fué establecido, de alguna manera, un medio fácil de comunicación para las necesidades mercantiles; y es increíble que por más de dos centurias los egipcios hiciesen conocer sus deseos y mandatos a sus esclavos por intermedio de intérpretes hebreos. ¿Cómo podía Moisés, que fué criado como hijo de la hija de Faraón, vivir con su madrastra los días que vivió en su hogar, si no tenía un conocimiento del idioma egipcio? Una de las esposas de Abraham, Agar, era mujer egipcia (Génesis 16:1-4:), también Salomón se casó con una egipcia. ¿No es más probable que estos dos israelitas famosos adquirieron familiaridad con el idioma nativo de sus respectivas esposas? José tenía ciento diez años, de edad cuando murió, en Egipto. Tenía diez y siete años de edad cuando fué vendido a Potiphar... por lo tanto, estuvo en Egipto noventa y tres años. Gobernó en toda la tierra durante ochenta años. . . A la edad de treinta años José se casó con la hija de un sacerdote egipcio, y considerando todas las circunstancias, relacionadas con la vida de José, el egipcio era el idioma de aquel nuevo hogar. Dentro de los cuatro años del casamiento de José, nacieron Manases y Efraim, hijos de padre hebreo y de madre egipcia: y puede haber alguna duda que en la intimidad de aquel hogar los muchachos recibieron el idioma nativo prácticamente con exclusión del hebreo... Cuando los hijos llegaron a una edad adecuada para ser puestos en manos de instructores, sus maestros serían nativos por la sencilla razón de que, excepto José y sus hijos, no había otros hebreos en Egipto". (Brookbank, Concerniente a las Planchas de Bronce, pp. 19-21). Nefi ha escrito: "Sí, lo que hago en el lenguaje de mi padre, que consiste en la ciencia de los judíos y el idioma de los egipcios'' (I Nefi 1:2). Puede inferirse de esta manifestación que, aunque el lenguaje era hebreo, sin embargo, los caracteres eran "egipcio-reformado". Tal expresión de las palabras de un idioma en los caracteres o alfabeto de otro es una práctica muy común, llamada transcripción. Siglos antes de Cristo, cuando se escribía poco, fué desarrollado el alfabeto semítico del norte. Fué usado primeramente para escribir varios idiomas, fenicio, moabita, hebreo y arameo (Enciclopedia Internacional, 1914, artículo sobre Alfabeto), pero después se desarrolló en un alfabeto separado para cada idioma. El alfabeto semítico del norte es usado hoy por los samaritanos en su Pentateuco, aunque es un idioma hebreo. (Enciclopedia Británica, artículo Samaritanos). También usaron ellos este alfabeto para escribir ara-meo y aun árabe, aunque en uso secular ordinario ellos escriben en caracteres arábigos. (Isaac Taylor, Historia del Alfabeto, 1:242). El Pentateuco samaritano también ha sido transcripto en caracteres árabes y griegos. (Moisés Gaster, Los Samaritanos, pp. 120-121). Durante los siglos cuando los alfabetos se estaban desarrollando y el uso de ellos extendíase entre los pueblos de diferentes idiomas, era común para un pueblo adoptar un nuevo alfabeto para su idioma, lo cual necesitaba la transcripción de sus escritos al nuevo alfabeto. (Taylor, "Historia del Alfabeto"). En el imperio de Genghis-Khan, se usaron los caracteres mongoles, sin embargo, después de la expansión del mahometismo fueron adoptados los caracteres árabes. (''Enciclopedia Chamber", artículo alfabeto; Taylor, "Historia del Alfabeto", 1: 268-269). Los judíos usaron primeramente, el alfabeto semítico del norte, sin embargo, después de su regreso de la cautividad de Babilonia adoptaron los caracteres árameos, que después se desarrollaron en el hebreo moderno. 22 http://bibliotecasud.blogspot.com
  23. 23. Recientemente el Sr. Flinders Petrie, excavando en el alto Egipto encontró un papiro que resultó ser una copia antigua del Evangelio según San Juan, que es segunda en antigüedad después del Código del Vaticano. El texto está en copto, un lenguaje antiguo de Egipto, derivado del idioma jeroglífico, pero escrito en caracteres griegos con algunas letras adicionales peculiares del copto, (Hilda Petrie. "Nocas Marginales de la Biblia", pp. 36-41). En tiempos modernos es una práctica común escribir un idioma con los caracteres de otro, Por ejemplo: La Sociedad Británica y Extranjera ha publicado partes de la Biblia en más de seiscientos idiomas y dialectos diferentes, pero no en tantos caracteres diferentes, habiéndose usado cerca de ochenta y cuatro formas. Los idiomas de los indios americanos maya y azteca, la mayoría de los europeos, africanos, oceánicos y varios asiáticos están en caracteres romanos de la misma clase que usamos nosotros. Aun el chino está transcripto. Un idioma puede ser dado en un número de diferentes clases de caracteres; como el sánscrito, idioma antiguo de los hindúes que es dado en seis diferentes clases y el sirio antiguo en tres. Aun el Libro de Mormón, desde su publicación, ha sido transcripto por lo menos dos veces, una vez en idioma inglés pero usando el alfabeto ''Deseret'' y otra en turco usando el alfabeto armenio. En 1928. la Asamblea Nacional Turca decretó que en todos los documentos oficiales el idioma turco debía ser escrito en caracteres o alfabeto romano. Además de las evidencias dadas, en estos últimos años se ha hecho un descubrimiento notable, el cual está muy cerca de ser una prueba concluyente de la posible transcripción de los escritos en las planchas de las cuales fué traducido el Libro de Mormón. En 1905, el señor Flinders Petrie, dirigió una expedición a la península de Sinaí, el desierto donde Israel caminó cuarenta años antes que Jericó fuera tomada. En medio de este desierto, en "Serabit", el señor Flinders encontró y examinó un templo antiguo. Allí se encontró, de lado a lado, con jeroglíficos egipcios, otra forma de escritura en una clase de egipcio aparentemente escrito por alguien que conocía ambos idiomas; como lo hicieron los historiadores del Libro de Mormón. Expediciones subsecuentes encontraron allí más de esta escritura y trabajaron para descifrarla. Finalmente, en 1923, las conclusiones del Profesor Hubert Grimme —Profesor de idioma semítico en la Universidad de Munster— fueron publicadas en "Althebraische Inschriften vom Sinai". Según el profesor Grimme, la escritura sinaítica fué adoptada de la escritura hierática- egipeta cerca del año 1500 A. C. El idioma es "hebreo puro" pero escrito en caracteres hierático egipcios algo cambiados. Y en América los "mayas e incas... usaron la escritura hierática-egipcia ligeramente alterada, o parcialmente glifos". ("Churchward", Pág. 143). "El idioma egipcio está relacionado no sólo a la lengua semítica (hebreo, árabe, arameo, babilonio, etc.) sino también a los idiomas del este africano (somalí, etc.) y los idiomas berberiscos del África del Norte. Su conexión con los grupos posteriores conocidos como de la familia "Camita" (Cam, segundo hiio de Noé) está poco estudiada todavía, pero, la relación a las lenguas semíticas puede ser bien definida. En su estructura general la similitud es muy grande,- el egipcio participa de la principal peculiaridad del semítico en que sus palabras consisten de combinaciones de consonantes, tres en número corno regla, las cuales son teóricamente por lo menos, invariables. Las inflexiones gramaticales y variaciones menores de significado son arbitradas mayormente cambiando las vocales internas, aunque para el mismo propósito, se usan afijos terminales; se han creado más diferencias impórtantes de significados por la reduplicación total o parcial, o en uno o dos casos especiales, por consonantes prefijadas". (Alan H. Gardiner, "Gramática Egipcia". 1927. p. 2). 23 http://bibliotecasud.blogspot.com
  24. 24. "Que la conexión egipcia no era simplemente la de los hiesos semíticos, llamados entonces egipcios, es mostrada por el hecho curioso de que el idioma egipcio parecía haber sido usado en Gerar al sur de la Palestina. El general del Príncipe Semítico era llamado "Phichol''. Este es un nombre egipcio bien conocido "Pa-Khal", que significa "el Sirio". La simple deducción es que un "Khali" o sirio era visto como de una raza diferente en Gerar y que el idioma egipcio era comúnmente conocido o hablado allí". (Flinders Petrie "Egipto e Israel", pág. 21). "La relación entre el egipcio y el hebreo es libremente reconocida por los eruditos. (Champollion, "Precis do Systeme Hieroglyphique des anciens Egyp-tians", pág. 59). La fuerte indicación de esa relación en el Libro de Mormón, donde es aceptada como un hecho, es una evidencia de importancia más que ordinaria de la autenticidad del volumen". (Sjodahl, pág. 18.) Estas evidencias y otras que pueden ser citadas confirman la justicia de la declaración en el Libro de Mormón que, el hebreo de las planchas fué escrito en caracteres "egipcio reformado". 5. Egipto en América. La historia del Libro de Mormón nos hace esperar que restos del idioma y caracteres egipcios y aun su civilización pueden ser encontrados en América. En verdad han sido hallados. Como fué citado previamente, algunos eruditos han encontrado una estrecha relación entre la escritura hierática-egipcia y la de los mayas e incas. ("Church-ward", pág. 143). El ojo ha sido encontrado y usado similarmente en las proas de las embarcaciones en Egipto y en América; y la similitud en la construcción naviera ha sido demostrada por C. Darrell Ford en su "Marineros Antiguos". La momificación, ha sido practicada igualmente en Egipto y en América. Figuras muy parecidas a las egipcias y sorprendentes obras arquitectónicas han sido encontradas en varias partes; dibujos cuyas reproducciones pueden verse en las obras de Dupaix, Waldeck y Catherwood han sido después confirmados por fotografías. La "crux ansata" o cruz egipcia y otros signos característicos de los egipcios han sido encontrados en muchos lugares. "En la revista "Londres" (1910) fué publicada la fotografía del interior de un templo en Yucatán. Si esta fuera puesta al lado de la fotografía de un antiguo templo egipcio, en la obra "Egipto" de Wilkinson, los dos edificios serían vistos como exactamente iguales. Hay idéntico estilo en las columnas y soportes; las mismas curvas y enroscamiento de la serpiente sagrada. (Es aceptado en todas partes que el Culto de la Serpiente era común en Egipto v en la América Tropical)". (Lee, pág. 126.) J. Fitzgerald Lee, dice: "Durante el último siglo un número grande de viajeros, exploradores, arqueólogos y etnólogos han adelantado varias explicaciones para demostrar la sorprendente semejanza entre estas dos partes de la tierra; entre la antigua arquitectura, cultura, costumbres, folklore y leyendas que son comunes al Valle del Nilo y a la América Tropical. La abundancia de evidencias para tan estrecho parecido y perfecta analogía como se ha encontrado que existe, aun la misma identidad de las leyendas, es irresistible, irrefutable y desafiante", (Lee, pp. 25-26). "Humboldt, dice: 'Las ruinas de este país (México) prueban que los antepasados de Moctezuma debieron haber vivido en las orillas del Nilo'. (Viajes). Después describe esos enormes montículos antiguos que todavía hoy son enigmas para los arqueólogos y de los cuales está lleno todo México, cuyas ruinas él sugiere fueron plazas fortificadas, diciendo: 'todos estos montículos y edificios tienen sus lados enfrentando los cuatro puntos cardinales exactamente igual que las pirámides de Egipto' ". (Lee, p. 28). Entre los mayas las personas de 24 http://bibliotecasud.blogspot.com
  25. 25. rango superior, eran a menudo enterradas al pie de las pirámides. (Gann y Thompson, página 173). "Ejemplares (Jeroglíficos Toltecas) muy buenos y bien conservados pueden ser vistos en la Biblioteca Real de Dresden. Son notablemente parecidos a los escritos sumerios encontrados en los cilindros babilónicos más antiguos reproducidos por De Clerq". (Lee, nota al pie, p. 15S). "Ha sido mencionado en capítulos anteriores que la arquitectura de la Serpiente Totem, en su tierra original, México, recordaba fuertemente a Humboldt, los templos egipcios y el ritual judío. Humboldt com-para las pirámides de México con el templo de ''Belus"; las cabezas de los ídolos en las ruinas de Mitía, México, con las cabezas de Isis; la "mujer serpiente" de las esculturas mayas con Eva del Libro de Génesis, (Humboldt, "Reisen", vol. 6)". (Lee, pp. 215-216). "La caverna de Ataruipe... es la tumba de una raza antigua. Hemos contado cerca de seiscientos esqueletos bien conservados en canastas de hojas de palmeras trenzadas. Los huesos estaban preparados en tres maneras diferentes: por blanqueamientos, pintados con una substancia colorada o envueltos con especías olorosas igual que las momias de Egipto. Cerca de las canastas fueron encontradas urnas de arcilla a medio cocer, ornamentadas con figuras de cocodrilos y serpientes igual que las figuras de las paredes del palacio de Mitla en México". Humboldt, "Ansichten der Natur", p. 224; Lee, p. 65). Orbigny, describiendo las pirámides americanas dice: "Encontramos aquí una gran pirámide que en sus paredes tiene aun grandes trozos de piedra. Era ésta una pirámide cuadrada, teniendo cada lado de su base sesenta y seis pies de largo. Tenía cuatro puertas y ocho departamentos. Las puertas eran más estrechas arriba que en la base. La simetría y regularidad de toda la estructura, tanto como el peculiar labrado de la piedra, me recordaba la arquitectura egipcia en su etapa más desarrollada", ("Picturesque Journey through North and South América", 2: 95, citada por Lee, p. 30). Muhlenpfordt vió en Tututepec una gran pirámide del sacrificio que él describe así: "Me sorprendía mucho escuchar a los nativos llamarla "Teo-Kalli" siendo este nombre tan parecido al griego "Theo-Kalia", la casa de Dios. Cerca de la pirámide había dos imágenes altas de piedra exactamente iguales a las que había visto en Egipto. . . En una tumba cercana muy antigua, encontré la momia de una serpiente, la cual con las figuras, me indujeron a creer que los antiguos habitantes de estas regiones habían venido originariamente de Egipto''. (Muhlenpfordt, "Reise", 3:76; Lee, páginas 31-32). En su libro sobre México, el crítico e historiador alemán J. S. Vater, dice: "Es sorprendente ver cuan exactamente los mexicanos antiguos deben haber copiado el estilo egipcio en sus cuadros y estatuas. Tienen idéntica expresión y las proporciones físicas correctas encontradas en el arte egipcio". (Vater, página 13). Estas evidencias de un conocimiento de la cultura egipcia entre los americanos prehistóricos, confirman las manifestaciones del Libro de Mormón en cuanto al origen asiático del pueblo del Libro de Mormón y de su conocimiento, a lo menos, de la escritura egipcia, (1) 6. El Idioma de los Diferentes Historiadores. El Libro de Mormón está compuesto de un número de libros, escritos por diferentes manos y en varios tiem-pos. Estos libros en su mayoría han sido condensados por el profeta Mormón en el presente volumen, de ahí su nombre de Libro de Mormón, Aun cuando tal con- densación ha tenido lugar, sería probable que los varios estilos literarios de los diferentes autores se mostraran a través de la condensación. Es virtualmente imposible para dos hombres 25 http://bibliotecasud.blogspot.com
  26. 26. escribir exactamente de la misma manera, usando el mismo vocabulario y los mismos métodos de expresión. Esto ha sido examinado en el Libro de Mormón con sorprendentes resultados. Los diferentes estilos son perceptibles al cambiar los diferentes autores de los libros del Libro de Mormón:- "Los escritores cuyas obras fueron grabadas en las planchas menores de Nefi emplearon el estilo más directo y manifiestan lo que tienen que decir en primera persona; sin explicaciones o interpolaciones de editores o comentadores o alguna evidencia de conden- sación; aunque, por supuesto, ellos hacen de vez en cuando algunas citas de las escrituras hebreas que la colonia nefita trajo de Jerusalén. (Léase I Nefi 1; Jacob 1: 1-3; Enos 1: 1-3). Nótese cuán marcada es la diferencia cuando llegamos al resumen que hizo Mormón del registro nefita, el cual empieza con el libro de Mosíah, como así también en el compendio del libro de Alma. (Léase Mosíah 1:1-2; Alma 1:1-2). (1) Otra evidencia que apoya esta afirmadla es la estrecha relación qtse existe entre los idiomas egipcio y gruamati-tapí de América del Sur. Para una comparación de ambas lenguas, xh%.ie nota editorial en la pág. IT9. El estilo de Mormón y la parte de Moróni son estilos pronunciados de una condensación, El cuerpo de la obra es el resumen de Mormón de los eventos principales de los anales nefitas, con citas verbales ocasionales de esas obras y sus propios comentarios sobre los mismos. Cuando encuentra un período en el cual hay pocos eventos de importancia registrados en los anales, pasa sobre ellos ligeramente. (Léase Alma 4: 15; 1:23-24; Helamán 3:32-33; 11:21-24. 35-38). La condensación del registro jaredita por Moróni —el Libro de Ether, no exhibe la característica particular de un compendio, debido sin duda, a la pequeñez del registro original que él condensó— había solamente 24 planchas en el registro de Ether y "no he escrito la centésima parte'', dijo Moroni; (Ether 15: 33) aunque de otra manera el libro de Ether lleva todas las marcas de ser un resumen igual que la obra de Mormón, exceptuando, quizá, que los comentarios de Moroni son más frecuentes que los de Mormón". (Extractado de Roberts 3: 124-134). "Hay diferencias (en el Libro de Mormón) que, no obstante los efectos del pulido del traductor, aparecen, lo suficientemente claras para sugerir los diferentes autores originales. Léase, por ejemplo, la siguiente rendición literal de los versículos 2 y 3 del capítulo inicial de I Nefi: 'Sí, lo hago en el lenguaje de mi padre, que consiste en la ciencia de los hebreos y el idioma de los egipcios. Y yo sé que la relación que hago es verdadera; y la hago por mi propia mano, y la hago con arreglo a mis conocimientos'. Nótese la tendencia a la repetición. Tomemos otro pasaje al azar: 'Y aconteció que me lo mandó el Señor, por lo tanto hice unas planchas para que se grabara sobre ellas la historia de mi pueblo. Y sobre las planchas que hice, grabé los escritos de mi padre y también nuestros viajes en el desierto, y las profecías de mi padre, etc.'. (I Nefi 19:1). En la sinopsis por Mormón, esta tendencia a la repetición está casi enteramente ausente. Esta peculiaridad de estilo era con toda probabilidad, aun más sobresaliente en el original que en la traducción inglesa. "Además, Mormón emplea expresiones que no son usadas por Nefi. Una de éstas es "Ligadura de la muerte" otra "Aguijón de la muerte". (Mosíah 15: 8-9, 20, 23; 16: 7-8; Alma 4: 14; 5: 7, 9, 10; 7; 12; 11: 41 ; 22- 14) Nefi usa la expresión "cosa dura" por difícil de comprender o aguantar pacientemente (I Nefi 3: 5; 16: 1, 2, 3: II Nefi 9: 40; 25; 1) y esta expresión es característica a esa parte del volumen. "Otra vez, 'Gran Espíritu' como nombre para Dios es peculiar en el compendio del Libro de Alma por Mormón, (Alma 18: 2, 5; 19: 25, 27; 22: 9, 11) mientras que ''monstruo'' y 26 http://bibliotecasud.blogspot.com
  27. 27. "terrible monstruo" son peculiares a Nefi refiriéndose al adversario o muerte, y a la tumba. (II Nefi 9 :10, 19, 26). Mormón usa esa palabra en un sentido diferente (Alma 19:26) y así lo hace Moroni (Ether 6:10). Tales diferencias —y ellas son numerosas— indican que el Libro es la obra de diferentes autores, como ha sido afirmado". (Sjodahl, Mili. Star 77:482-483). 7. El Idioma Inglés del Libro de Mormón. Aumtfe mayor interés para establecer la verdad del Libro de Mormón es el idioma usado. José Smitfi era un joven ineducado. Su vocabulario y lenguaje era el de aquellas comunidades en las cuales vivió. La falta de un aprendizaje técnico es evidente en los errores gramaticales de la primera edición. Esto hace aun más notable el lenguaje usado en el Libro de Mormón. El idioma inglés del Libro de Mormón mostrará, por consiguiente, primero: la ausencia de modernismos y segundo una reflexión de palabra y estructuración de sentencias hebreas.. Ambas son muy evidentes en la siguiente selección de una extensa literatura. l°) Las contracciones "can't", "couldn't", "don't", y otras del mismo carácter usadas entre la gente de habla inglesa, no ocurren en el Libro de Mormón... Tales formas son ajenas al antiguo idioma sagrado de los judíos, 2°) Títulos tales como "Mr." (Sr.), "Mrs." (Sra.), "Miss" (Señorita), "Prof." (Prof.), "Dr." (Dr.), "D. D." (Teólogo), "Ll. D." (Dr. en Leyes), "M. A." (Prof. de B. Artes), "B. A." (Bachiller), "Hon." (Honorable), "Ph. D." (Dr. en Filosofía), "Ladv" (Dama), "Gentleman" (Caballero), "Sir" (Señor), "Madam" (Señora), "Esquite" (Don), "Excellency" (Excelencia), "Highness" (Alteza), "Gracc" (Su Merced), "Peer"' (Par), "Lord"' (Lord), "Barón" (Barón), "Count" (Conde), "Earl" (Conde), "Reverend" (Reverendo) o sus plurales, juntos con muchos otros que pueden ser citados, no son encontrados en el libro. No obstante, ocurren algunos para designar oficios como, por ejemplo "King" (Rey), "Cap-tain" (Capitán) en general. 3°) No hay apellidos en el Libro de Mormón —una sabia y profunda omisión-— dado que los apellidos empezaron a usarse cerca del ano 1040 D. C. 4°) En ningún caso están las letras "q", "x", o "w" en un incorrupto nombre propio en el traducido, registro nefita. Ni tampoco se encuentran en un nombre propio hebreo incorrupto en los encontrados en la Biblia. Ninguna de estas letras ocurre en el alfabeto hebreo bajo ningún nombre, y los nefitas como los israelitas o hebreos no podrían, por lo tanto, hacer uso de ellas. 5°) El Libro de Mormón no hace uso de nombres modernos de paños, tales como "calicó" (calicó), "muslin" (muselina), "delaine", "linsey", "broadeloth", y muchos otros. 6°) No aparecen en el libro nombres modernos para muchos artículos de vestir, tales como "skirts" (polleras), "pantaloons" (pantalones), "waistcoats" (chaleco), "collars" (cuellos), "cuff" (puños), "gloves" (guantes), "boots" (botas), "shirts" (camisas). 7°) Ninguno de los nombres de los intoxicantes de los tiempos y gentes modernos son usados en el libro. No hace mención de whisky, ginebra, cerveza, cognac, "punch", etc., en cambio ocurre la antigua palabra "vino". 8°) El libro no habla de colegio, universidades, 'ni tampoco se refiere directamente a tales locales de enseñanzas. 9°) Bibliotecas, colecciones artísticas, museos o instituciones análogas no son mencionadas, ni su existencia es sobreentendida en forma alguna. 10°) Varías palabras simples y términos que son de uso común entre los autores 27 http://bibliotecasud.blogspot.com
  28. 28. modernos, ingleses, faltan totalmente en las páginas de esa obra. Para mencionar algunas de ellas tenemos "namely" (es decir), "as follovvs" (como sigue), "the following" (lo siguiente), "for ínstance" (por ejemplo), "to recapitúlate" (recapitular), "to wit" (verbigracia), "the fore- going" (lo anterior), "the above" (lo superior), "to sum up" (resumir), y muchas otras. Aun el uso raro de tales palabras era extraño al uso del habla hebrea antigua. 11°) Nombres de denominaciones cristianas en uso hace un siglo en todo el mundo no son encontrados en el registro Nefita traducido; ni se habla del mahometismo, y puede decirse lo mismo de todos los 'ismos' de uno u otro carácter que han brotado entre los hombres durante los últimos siglos. También están excluidos del libio los nombres de órdenes religiosas cristianas como: jesuítas, franciscanos y muchas otras. 12°) Ningún principio de ciencia es mencionado bajo un nombre moderno; ni tampoco es referido, en forma alguna, principio cuyo ulterior desarrollo no haya sido mantenido como enseñanza científica, 13°) No se observan preguntas sobre tarifas o comercio libre. 14°) No se habla de diarios o revistas, ni es sugerida su existencia. 15°) Cuando son dados los valores relativos en el sistema monetario (Véase Alma 11) cualquier declaración concerniente o involucrando un principio decimal, sería fatal para la afirmación que el Libro de Mormón es una traducción de registros históricos antiguos. Los decimales, como los comprendemos y usamos, no fueron inventados hasta después del principio de la era cristiana. 16°) El Libro de Mormón no da ni ana insinuación del valor relativo de cualquier pieza de dinero nefita comparado con algunas monedas específicas de América o Inglaterra- - 17°) No se mencionan nombres de días de la semana en el libro en cuestión. Ninguno de los nombres de los días de la semana como son usados hasta ahora se pueden descubrir en una fuente original hebrea, 18°) Los nombres de los meses no son dados en el registro nefita. El nombre de ellos era desconocido para los israelitas antiguos. 19°) Días especiales o temporadas de observancia de la Iglesia Cristiana son todos pasados por alto. Pascua, Cuaresma y muchos otros no son mencionados. 20°) No se hace referencia a relojes de pared o bolsillo; ni tampoco las horas del día son medidas con tales instrumentos. 21°) No se hace mención de rifles, cañones, mosquetes, balas, municiones, etc. 22°) No se hace referencia a las prácticas médicas modernas. No se habla de enfermedades bajo nombres modernos ni tampoco son mencionadas las drogas modernas. 23°) No ocurren nombres de brebajes modernos, tales como: té, cafe, chocolate, etc. 24°) No se usan nombres geográficos modernos... ¿Por qué, si José Smith era un impostor, no se refirió al "estrecho paso", como Panamá? 25°) Ningún lugar es localizado por medio de la latitud y longitud. Este sistema exacto, entró primeramente en uso más o menos en. el año 382 D. C. 26°) Escribiendo extensamente como lo hizo sobre los "lamanitas", quienes por siglos han sido conocidos como "indios", y a quienes él en su juventud no conocía por otro nombre. ¿Cómo es que si el Libro de Mormón fuera ficticio, José Smith nunca substituyó el nombre de 28 http://bibliotecasud.blogspot.com
  29. 29. "lamanitas" por "indios"? 27°) La hora del día cuando Cristo fué crucificado está correctamente dada en el Libro de Mormón. Dando la diferencia de tiempo, entre Palestina y la tierra nefita, el Salvador fué asesinado por la mañana. Así está el hecho registrado por Nefi. 28°) No se hace referencia a juicio por jurado. 29°) Hay otro punto de vista bajo el cual se debe considerar lo que ha sido omitido del Libro de Mormón. Se hace referencia a cosas y asuntos que con una consistencia perfecta pueden ser referidas en una parte del libro mientras que su mención, aunque sea indirecta, en otra sería un grave error. Encontramos que el libro de Ether no pretende dar una reseña de la historia de un pueblo israelita, sino de una colonia babilónica. Algunas de las omisiones que tendrían que observarse en el compendio de la historia ethérica son: a) Referencia a la Ley de Moisés; a los diez mandamientos y la manera en que fueron escritos por el dedo del Señor; a su aparición en el Monte de Sinaí; o a cualquiera de sus obras maravillosas a favor de los israelitas, b) No pudo mencionarse a Abrahán y su bendición como padre de los fieles; ni podía relatarse historias relacionadas con Isaac, Jacob, José, Moisés, Josué, David, Salomón y otros innumerables siervos renombrados de Dios. c) No se podía decir nada con respecto al Sacerdocio de Aarón ni el de Melquisedec; ni los levitas: ni del tabernáculo o de dónde se encontraba. d) Jerusaíem, Canaán, Palestina, Egipto, el Mar Muerto, el Mar Rojo, el Jordán, Nazaret, etc., con todas sus sagradas memorias no podían ser mencionadas con seguridad sin antes dar razón del origen divino de este conocimiento. (T. W. Brookbank, Mili. Star 86:36-39, 52-55, 59-60). La eliminación de palabras comunes al idioma inglés en el vocabulario del Libro de Mormón es evidencia de que ningún escritor moderno escribió originalmente el libro. Otra evidencia es el uso frecuente de "exceeding" (en extremo) y "exceedingly'' (extremadamente) cuando en la mayoría de los casos se podría substituir por "very" (muy) usada como una frase o la palabra sola. "Very" (muy) no es usada como un modificante advervial hasta el final del segundo libro de Nefi. "Quite" (bastante) es un término de uso diario entre gente de habla inglesa, sin embargo no es usado en el Libro de Mormón (en la primera mitad por lo menos). "Just" (justamente) en combinaciones tales como "just now" (ahora mismo) o "just come" (acaba de llegar), etc., no es usada por Nefi y es probable que no aparezca en ninguna parte del Libro de Mormón. "Guess" (adivinar) es una palabra que José Smith, un nativo de Vermont, hubiera usado, bajo condiciones naturales, con frecuencia, no obstante aparece una sola vez en el libro (Helamán 16: 16). "Namely" (a saber) es una palabra común, sin embargo no es usada como una palabra original en los registros' nefitas. (Thomas W. Brookbank, Imp. Era 14:500-505). Hay también muchas frases y expresiones que llaman la atención por ser traducciones de expresiones ídiomáticas hebreas del texto original. "El inglés del Libro de Mormón a menudo refleja una traducción demasiado literal de un original aparentemente hebreo. Llamémoslo hebreo-inglés. "Jacob. 5: 2. 'Hearken, O ye house of Israel, and hear the words of me, a Prophet of the 29 http://bibliotecasud.blogspot.com
  30. 30. Lord'. (Traducción literal: Oíd, oh casa de Israel, y escuchad las palabras de mí, un Profeta del Señor). "La segunda cláusula es aparentemente una traducción demasiado literal de un substantivo hebreo en el plural con un sufijo posesivo. Traduzca 'y escuchad mis palabras'. El profeta José Smith acertó en la idea mas estaba desacostumbrado a la traducción, junto con su falta de instrucción formal en inglés. "El Libro de Mormón sigue generalmente la costumbre hebrea de escribir, los números en la forma más extendida. Jarom 13: 'And it carne to pass that two hundred and thirty and eight years had passed away' (traducción literal: Y aconteció que dosscientos y treinta y ocho años habían transcurrido); Omni 3: 'And it carne to pass that two hundred and seventy and six years had passed away' (Y sucedió que doscientos y setenta y. seis años habían transcurrido); IV Nefi 40: 'And it carne to pass that two hundred and forty and four years had passed away' (Y aconteció que dos cientos y cuarenta y cuatro años habían transcurrido). Véase el capítulo 5 de Génesis donde se puede notar esta misma construcción. "El estado constructo según se presenta en gramáticas hebreas es aparente en la sintaxis del Libro de Mormón. "El estado constructo corresponde más estrechamente a las relaciones expresadas por "of" en inglés (o por de en español) en todos sus variados sentidos: por ejemplo, 'the palace of the king' (el palacio del rey), 'the son of the father' (el hijo del padre), 'a ring of gold' (un anillo de oro) . . . Esta relación, aunque generalmente se expresa por "of" (de), no siempre sigue esta regla: El punto principal es que... las palabras juntas expresan una sola idea'. (Davidson- McFadyen, Hebrew Grammar, pp. 58, 59). "Ejemplos del Libro de Mormón: I Nefi 4:24, 'the plates of brass' (las planchas de bronce) en vez de 'the brass plates' (ésta sería la construcción más directa en ingles) Moisah 21:27, 'plates of ore' (planchas de metal); Alma 37:2, 'plates of Nephi' (planchas de Nefi). En Mosíah 20:15 tenemos 'the daughters of my people' (las hijas de mi pueblo). "La expresión 'daughters of my people' aparece en el Antiguo Testamento pero no exactamente como está en el Libro de Mormón. En Mosíah 12:33 tenemos 'the mount of Sinai' (el monte de Sinaí) donde sería más bien 'Mount Sinai' si el Profeta estaba guiándose por la versión Autorizada de la Biblia. El Profeta rinde la expresión en el estado coastructo (y correc- tamente) mientras que la versión Autorizada nunca lo hace. II Nefi 4: 32, 33 'the gates of thy righteousness, (las puertas de tú justicia), 'the robe of thy righteous-ness' (la túnica de tu justicia). "Es cierto que muchas de Jas expresiones que aparecen en el estado constructo en el Libro de Mormón son casi idénticas en la Biblia. Este por supuesto, no debilita de ninguna manera el argumento general que es cumulativo desde el principio hasta el fin, porque ninguna demostración aislada de construcción hebrea en el Libro de Mormón comprueba el caso. Pero cuando se encuentran muchos casos exactos de construcciones gramaticales hebreas se hace más evidente que el Libro de Mormón es algo más que un 'libro de oraciones' o 'medio- semítico'. En 1 Nefi 17: 51 tenemos la rendición demasiado literal 'how is it that he cannot instract me, that I should build a ship?' (traducción literal: ¿cómo es que El no podrá ins- truirme, para que yo pueda construir un barco?). Tradúzcase, 'how is it that he cannot instruct me to build a ship?' (¿por qué, pues, no podrá enseñarme a construir un barco?). Otros ejemplos: I Nefí 1:11; 2:2; 3:24; 8:8, 13; 14:28; 17:36; III Nefi 19:16; Alma 11:2, etc." (Dr. S. B. Sperry, Improvement Era, 38:187-88). ''La terminacion 'ah' es muy comun entre los nom-bres propios de los judíos, y casi 30 http://bibliotecasud.blogspot.com
  31. 31. siempre implica la idea de alguna cíase de relación con Jehov-ah. Por ejemplo: Abijah, significa aquel que tiene por padre a Jehov-ah. El Dr. Adán Clarke en sus notas sobre Mateo 23:7, 8 dice: 'Hay tres palabras usadas entre los judíos como títulos de honor, los cuales son aplicados a sus doctores —Rabh, Rabbí y Rabbán; cada una de éstas tiene su significado particular: Rabbán implica mucho más que Rabbí, y ésta mucho más que Rabh'. Rabbánah (Alma 18:13) es un ejemplo del Libro de Mormón. De acuerdo con los hechos que se relacionan con este asunto, es evidente que Rabbán-ah debe tener algún significado asociado con las más elevadas posiciones entre los hombres por un lado, y con el poder, sabiduría y los otros atributos de Jehovah por el otro. El Libro de Mormón, por lo tanto, al dar al nombre de Rabbán-ah el significado de 'poderoso o gran rey', es correcto hasta el último detalle. Des- prendemos del contenido de Alma 18:13, donde el nombre aparece, que Lamoni, un rey lamanita, y su pueblo no consideraban que este último menospreciaba al Gran Espíritu, que ellos imaginaban ver en su presencia vestido con un cuerpo de carne y huesos. "Otras de las aparentes similitudes entre nombres de la Biblia y el Libro de Mormón se detallan a continuación: Biblia Libro de Mormón Abinad-ab Abinad-í Abinad-om Eiam He-lam-an Shiloh Shilom Gosh-en (Gosén) A-gosh Tubal Tubal-oth Melech Melek Mosol-lamon Laman Las diferentes terminaciones de los nombres propios nefitas, haciendo caso omiso de aquellos que se aplican a Dios, Cristo y el Espíritu Santo —muchos de los cuales son términos traducibles— son más de sesenta; pero más de cuarenta de éstas pertenecen a nombres que se encuentran en forma idéntica en ambos, la Biblia y el Libro de Mormón, así que éstas se reconocen inmediatamente como judías. De las restantes encontramos todas con la excepción de dos entre nombres bíblicos como aquí se detallan: Terminación de Nombres Nefitas Español. Nombres Bíblicos osh Rosh Ros or Beth-peor Beth-peor hu Elihu Eliu um Shallum Sallum Rheum no Adino Adino oth Aioth Aioth ath Gath Gath le Baale Baal ib Chezib Chezib ag Abishag Abisag 31 http://bibliotecasud.blogspot.com

×