Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Corredores ecológicos / Ecological Corridors

7,307 views

Published on

Corredores ecológicos / Ecological Corridors, trabajo para la asignatura Gestión y Conservación de Flora y Fauna de la licenciatura de CCAA.

Published in: Education
  • Be the first to comment

Corredores ecológicos / Ecological Corridors

  1. 1. CONSERVACIÓN IN-SITU: CORREDORES ECOLÓGICOS Grupo 33 García Sierra, JM. Rodriguez Manzano, MA. Vaknin Edery, A.Photo: Nature’s pattern by lordmint Gestión y Conservación de Flora y Fauna
  2. 2. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosDefinición del Corredor Biológico Mesoamericano Un sistema de ordenamiento territorial compuesto de áreas naturales bajo regímenes de administración especial, zonas núcleo, de amortiguamiento, de usos múltiples y de interconexión; organizando y consolidando, brindando un conjunto de bienes y servicios ambientales a la sociedad centroamericana y mundial, proporcionando los espacios de concertación social para promover la inversión en la conservación y uso sostenible los recursos naturales. Fuente: XIX Cumbre de Presidentes Centroamericanos 1997Visión del Programa Nacional de Corredores Biológicos (Costa Rica) Consolidadas las estructuras participativas del Programa Nacional de Corredores Biológicos (la Red Nacional de Corredores Biológicos, los Programas Regionales de las Áreas de Conservación y los Consejos Locales de Corredor Biológico), orientarán el desarrollo y consolidación de propuestas de conectividad como áreas funcionales de conservación; que toman en cuenta e involucran la realidad social de su entorno y la articulan con los esfuerzos y dinámicas de los ecosistemas. El PNCB facilita que la sociedad costarricense en general, comparta de manera justa y equitativa los beneficios de la conservación, que la valore positivamente y que apoye las iniciativas de corredores biológicos. 2
  3. 3. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosÍndice I. Introducción!...............................................................................................4 Diversas causas de fragmentación territorial y de hábitats.!..............5 II. Corredores ecológicos!............................................................................6 Conservación In-situ! ...............................................................................6 La conectividad en las políticas de conservación de la naturaleza.!..6 Corredores Ecológicos!..........................................................................7 III. Aspectos conceptuales de los corredores ecológicos!.......................8 Metapoblaciones y Tamaño Mínimo Viable!..........................................8 La teoría del Equilibrio de Biogeografía de Islas!.................................9 Corredor Biológico!.................................................................................9 IV. Componentes estructurales de un corredor biológico.!......................9 V. Legislación! ..............................................................................................12 Diseño de una red de corredores ecológicos!.........................................12 1. Selección de hábitats y especies objetivo!.....................................12 2. Selección de espacios-núcleo a conectar! ......................................14 3. Delimitación de Corredores Ecológicos! .........................................14 Identificación de áreas críticas en los corredores ecológicos!........17 Planificación y gestión de la red de corredores ecológicos!............17 VII. Efectos potenciales de los corredores ecológicos.!.........................18 Los potenciales efectos positivos!......................................................18 Los posibles efectos negativos! ...........................................................19 VIII. Conclusiones!......................................................................................20 IX. Bibliografía!............................................................................................21 3
  4. 4. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosI. IntroducciónEn los últimos años, se ha puesto en evidencia una directa relación entre elcreciente aislamiento de los hábitats naturales remanentes en el territorio contendencias a la extinción de numerosas especies silvestres que dependen deellos (Santos y Tellería 2006). Así, en los últimos tiempos existe una crecientetoma de conciencia sobre la importancia de mantener suficientes niveles deconexión ecológica entre los espacios naturales (SINAC 2008).Los procesos de fragmentación de hábitats causan problemas de inviabilidad anumerosas especies silvestres en paisajes humanizados. Las poblaciones deespecies afectadas por su sensibilidad a los procesos de fragmentación,además de verse mermadas por la reducción del hábitat del que dependen,deben afrontar la dificultad añadida de atravesar espacios transformados de lamatriz territorial que les son hostiles para moverse entre las teselas conrecursos (Gurrutxaga 2008). Dentro de su dominio vital, un taxón dado debeser capaz de acceder a sus lugares de alimentación, refugio o cría y, en sucaso, de realizar los desplazamientos estacionales que requiera. Asimismo hade ser capaz de realizar desplazamientos dispersivos, con los que mantenerciertos niveles de intercambio genético interpoblacional, y con los queeventualmente ocupar territorios adecuados en los que asentarse (Haddad etal. 2003).La fragmentación de hábitats y poblaciones se perfila como una de lasprincipales causas de pérdida de biodiversidad, actuando de manera sinérgicacon otros factores como la contaminación del medio o la presión directa sobreespecies con poblaciones reducidas (Santos y Tellería 2006).Los procesos de fragmentación del territorio equivalen a la paulatina reduccióny división espacial de la biodiversidad, y están directamente relacionados conla fragmentación de poblaciones de numerosos organismos silvestres que lashabitan. En primer lugar, la reducción del hábitat disponible, inherente a losprocesos de fragmentación, se relaciona con una disminución demográfica delos organismos asociados al mismo. (Gurrutxaga 2006) Paralelamente, losefectos acumulativos derivados de un creciente aislamiento de las(sub)poblaciones entre sí se traducen en tendencias a la inviabilidad genéticade las mismas. (Gurrutxaga 2006) La fragmentación de las teselas de hábitatcon recursos afecta de manera especialmente significativa a aquellas especiesespecialistas que dependen de tipos concretos de biotopos, comenzando losprocesos de extinción local en los fragmentos de hábitat más pequeños.(Gurrutxaga 2006). La sensibilidad de los organismos a la fragmentación nodepende sólo de su grado de especialización de hábitat y de sus 4
  5. 5. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosrequerimientos ecológicos, sino también de la capacidad de desplazamiento dela especie, constituyendo un factor clave en su accesibilidad a los recursos quenecesita. Dentro del dominio vital de las especies, éstas deben ser capaces deacceder a sus lugares de alimentación, refugio o cría y, en su caso, de realizarlos desplazamientos estacionales que requieran. Asimismo la especie ha deser capaz de realizar movimientos extraterritoriales como los que realizanindividuos juveniles para acceder a nuevos territorios adecuados en los queasentarse. Estos movimientos exploratorios de dispersión resultanfundamentales de cara a mantener el intercambio genético entre distintas(sub)poblaciones y de cara a permitir la colonización o recolonización debiotopos adecuados disponibles (Gurrutxaga 2008).Diversas causas de fragmentación territorial y de hábitats.(SINAC 2008)- Construcción de infraestructuras viarias:En especial aquellas con vallado perimetral, como carreteras de grancapacidad y líneas de tren de alta velocidad, y/o con elevada intensidad detráfico, llevan asociado un importante efecto-barrera sobre la fauna silvestre.Asimismo las infraestructuras causan mortalidad por atropello en la fauna.- Urbanización:La urbanización del suelo con fines fundamentalmente residenciales eindustriales conlleva la destrucción y seccionamiento de hábitats y por tantoafecta de manera significativa a la conectividad ecológica del territorio. Encomarcas con elevada densidad poblacional es habitual una notable presenciade zonas urbanizadas en torno a las principales vías de transporte, formandobarreras de gran magnitud.- Intensificación de la agricultura:Supone la eliminación de sistemas tradicionales de delimitación de parcelas,como setos y muros de piedra, la tala de bosquetes y árboles dispersos y laampliación de las tierras cultivadas hacia los cursos fluviales. Todo ello haprovocado la simplificación del paisaje agrícola tradicional y la pérdida deconectividad tanto entre los elementos de vegetación natural inmersos en elmismo como entre los situados en espacios circundantes.-Asimismo existen otros factores que afectan a la conectividad, como laconstrucción de presas en los cauces fluviales, la instalación de vallados pocopermeables para la fauna entre fincas, etc. 5
  6. 6. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosII. Corredores ecológicosConservación In-situLa conservación in-situ es la que se realiza en el mismo lugar que se pretendeconservar (Henson. 1992.). Es el proceso de proteger una especie en peligrode extinción planta o animal en su hábitat natural, con o sin proteger o limpiarel hábitat en sí mismo, o defendiendo a esas especies de predadores (Henson1992). Lo mejor de la conservación in-situ es que las poblaciones a conservarse van a mantener en el propio ambiente donde se desarrollan sus ciclos devida. En ocasiones se hace imposible la conservación in-situ, con lo que laconservación ex-situ es muy importante para determinadas situaciones en lasque no hay más remedio que extraer a ciertos individuos o poblacionescompletas para poder realizar una gestión de la conservación adecuada.La mayor parte de la conservación, tal y como la entendemos, que se hace esex-situ. Normalmente se crean reservas naturales lo suficientemente grandescomo para contener no solo individuos de unas pocas especies, sino hábitatscompletos. El tamaño poblacional de las especies implicadas debe ser losuficientemente grande como para almacenar una variabilidad genética quepermita una correcta evolución tanto de las poblaciones como de lassubpoblaciones que se creen. Así nos aseguraremos también una mejoradaptación de los individuos a los cambios ambientales que se puedanproducir.La conectividad en las políticas de conservación de la naturaleza.Las estrategias clásicas de conservación basadas en la protección de espaciosnaturales concebidos como unidades territoriales discretas y segregadas entresí no resuelven la necesidad, asumida ya con gran consenso, de tomar enconsideración los flujos y procesos ecológicos que ponen en relación losdiferentes elementos de la malla natural del territorio. Así, existe una crecientetoma de conciencia sobre la importancia de mejorar la integración territorial yla conectividad entre los espacios naturales protegidos de cara a garantizar laconservación del patrimonio biótico que éstos sustentan. (Sastre et al. 2002)El desarrollo de redes funcionales de espacios naturales con una suficientecoherencia ecológica es aún incipiente requiriendo, su puesta en práctica, de lacoordinación de diferentes instrumentos y programas sectoriales eintersectoriales con incidencia territorial. Así, resulta primordial fomentar laincorporación e integración de criterios específicos de prevención y corrección 6
  7. 7. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosde los fenómenos de fragmentación y pérdida de conectividad ecológica delpaisaje en las políticas, instrumentos y procesos de toma de decisionesreferidos a la planificación y gestión territorial.Esto supone un nuevo reto al que se enfrenta la ordenación territorial en suconjunto, ya que la conservación de la integridad ecológica del territoriorequiere de una política ambiental y territorial con elevados niveles deinfluencia sobre las políticas sectoriales verticales responsables de la gestiónde los principales agentes que fragmentan el medio. Como se ha apuntadoanteriormente, éstas son principalmente las políticas de obras públicas (enespecial de transportes), urbanística, agrícola y forestal.Para ello es preciso en primer lugar establecer áreas prioritarias donde, por suespecial interés en la conexión e integración territorial de espacios naturales,aplicar con especial atención las regulaciones pertinentes. La identificación dedichas áreas prioritarias desde el punto de vista de la conectividad ecológicaterritorial, así como el establecimiento de las pautas de gestión en las mismas,constituyen los objetivos del diseño de una Red de Corredores Ecológicos. Deesta forma se pretende evitar que los espacios naturales protegidos funcionencomo “islas” ecológicamente desconectadas, en las que no sea factible laconsecución de los objetivos de conservación que motivaron su declaración.Corredores EcológicosUn Corredor Ecológico se puede concebir como un enlace de hábitatmodificado, en el cual las actividades que se desarrollan están orientadas afavorecer la movilidad de individuos entre los distintos fragmentos de hábitatsnaturales (SINAC 2008).Se define como corredor ecológico, aquel ámbito territorial cuya funciónprimordial es la de conectar dos o más sectores con característicasambientales similares, de forma que resulte transitable y sirva como conducto alos desplazamientos de la biota. De esta manera, los corredores ecológicos secorresponden con sectores de la matriz territorial que presentan un especialinterés para mantener la conectividad ecológica, entendida como la capacidaddel territorio para permitir los desplazamientos de las especies silvestres entrelas teselas con recursos, de forma que los individuos puedan acceder a losrecursos y las poblaciones puedan mantener un intercambio genético y deindividuos (Taylor et al. 1993). Las características de un corredor vendrándeterminadas, en gran medida, por los requerimientos ecológicos y lacapacidad de desplazamiento del taxón o taxones cuya movilidad pretendegarantizar. Los corredores pueden plantearse, fundamentalmente, entre losnúcleos de población de un taxón, entre éstos y zonas aptas desocupadas o,desde una perspectiva de mayor integración, entre espacios de características 7
  8. 8. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosambientales similares que albergan grupos funcionales de especies conanáloga ecología espacial.III. Aspectos conceptuales de los corredoresecológicosLos corredores ecológicos fueron propuestos por Wilson y Willis en 1975 apartir de la Teoría del Equilibrio de Biogeografía de Islas postulada porMacArthur y Wilson en los años 60. Los corredores biológicos están basadosen el supuesto de que los fragmentos unidos o conectados por un corredor dehábitat adecuado disminuye la tasa de extinción y tienen un mayor valor para laconservación que los hábitats aislados.La finalidad de estos corredores biológicos es permitir la dispersión de plantasy animales de una reserva a otra o de un fragmento de bosque a otro,facilitando el flujo de genes y la colonización de sitios adecuados. De igualforma, facilitan las migraciones estacionales y diarias entre una variedad dediferentes hábitats.Metapoblaciones y Tamaño Mínimo ViableUna metapoblación es básicamente un conjunto cambiante de poblacionestemporales relacionadas entre sí por la dispersión y el flujo de genes, lascuales ocupan parches discretos de hábitat que están interconectados (SINAC2008). Las metapoblaciones se caracterizan por estar formadas por un grupode subpoblaciones en las que se pueden distinguir dos tipos las fuentes onucleares y los sumideros o satélites. Las fuentes o nucleares generalmenteestán situadas en un hábitat favorable que propicia un exceso de individuos.Mientras que los sumideros o satélites se asocian a un hábitat desfavorable enel cual los tamaños poblacionales no pueden ser mantenidos sin la inmigraciónde los hábitat fuentes. De tal manera, que las poblaciones satélites puedenllegar a extinguirse en años desfavorables, pero estas son recolonizadas porlas migraciones desde una población nuclear más permanente, cuando lascondiciones se tornen más favorables. 8
  9. 9. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosLa teoría del Equilibrio de Biogeografía de IslasEsta teoría postula que la cantidad de especies que están presentes en unaisla tiende a un nivel de equilibrio entre la tasa colonización de especiesnuevas y la tasa de extinción de las especie de residentes en la isla (SINAC2008). A su vez, la tasa colonización es determinada por el grado deaislamiento de la isla con respecto al hábitat donador de especies en tierrafirme, mientras que la tasa de extinción en la isla es determinada por su área.Corredor BiológicoOriginalmente, un corredor biológico se concebía como un hábitat lineal, quedifiere de la matriz y que conecta dos o más fragmentos de hábitats naturales.Sin embargo, el concepto ha evolucionado hacia una tendencia más integral,hasta transformarse en un mosaico de diferentes tipos de uso del suelo y quees manejado para conectar fragmentos de bosque a través del paisaje.El CBM (Corredor Biológico Mesoamericano) dentro de este enfoque másamplio, definió a un corredor biológico como un espacio geográfico delimitado,generalmente de propiedad privada y cuya función es proporcionarconectividad entre las Áreas Silvestres Protegidas, los paisajes, ecosistemas yhábitats naturales o modificados, para hacer posible la migración y dispersiónde la flora y fauna silvestre, asegurando la conservación y el mantenimiento dela biota y sus hábitats, además de los procesos ecológicos y evolutivos.IV. Componentes estructurales de un corredorbiológico.(Bennett y Mulongoy, 2006)Áreas núcleo: son áreas naturales protegidas cuyo propósito es que losecosistemas continúen manteniendo la biodiversidad y la provisión de bienes yservicios ecosistémicos para la sociedad. Las condiciones favorables de hábitatque esperaríamos encontrar dentro de estas zonas, determinan sufuncionalidad dentro de la dinámica del corredor ecológico, como zonas depoblaciones.Rutas de conectividad: son propuestas de enlace entre dos o más zonasnúcleo, que surgen del paso entre los diferentes usos del suelo y que proveenuna menor resistencia al movimiento de especies; así como, la adaptación a loscambios y presiones del ambiente y del clima, se demostró que el 10% de unapoblación fuente puede llegar a ser responsable por el mantenimiento del 90%de las poblaciones sumideros. 9
  10. 10. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosPor su parte, Shaffer (1981) propuso criterios para estimar cual debía ser eltamaño mínimo viable de individuos dentro una población a fin de lograr lasupervivencia de las especies en el largo plazo. El planteo que una poblaciónmínima viable de una especie en determinado hábitat corresponde con lapoblación aislada más pequeña que tiene el 99% la probabilidad depermanecer viva durante mil años, pese a posibles desastres naturales,genéticos y demográficos. En el caso de vertebrados, se ha estimado que entreun mínimo de 500 y un máximo de 5000 individuos preservaránadecuadamente la variabilidad genética y permitirán la supervivencia de unnúmero mínimo de individuos en años de catástrofes.Por esta razón, si las poblaciones satélites están aisladas de las nucleares y eldesplazamiento entre ellas es limitado, la probabilidad de que seanrecolonizadas después de eventos de extinción local será más baja. Eldesplazamiento de animales entre cada una de estas poblaciones a través delpaisaje es crucial para la dinámica de la metapoblación. Si las condiciones delpaisaje favorecen el desplazamiento de los individuos, las extinciones seránmenos frecuentes y la recolonización a nivel regional será más rápida.Conectividad: el grado en el que un paisaje en particular facilita o impide losdesplazamientos de la fauna silvestre entre hábitats naturales favorables seconoce como conectividad. Un paisaje con alta conectividad es aquel en el cuallos individuos pueden desplazarse con libertad entre hábitats naturalesadecuados; por el contrario, un hábitat con baja conectividad corresponde conun paisaje en el cual los individuos se encuentran altamente limitados en sudesplazamiento.Hay dos tipos de conectividad, la estructural y la funcional. La primera, estádeterminada por la distribución espacial de los diferentes tipos de hábitat en elpaisaje e implica la distancia que deben atravesar las especies paratrasladarse de un fragmento a otro y la presencia de redes por las cual puedandesplazarse los individuos. El segundo tipo de conectividad hace referencia alas diferentes respuestas conductuales por parte los individuos a la estructurafísica del paisaje. La escala en que una especie percibe y es capaz dedesplazarse dentro de la matriz, sus requerimientos de hábitat y su grado deespecialización, su nivel de tolerancia ante los cambios del medio, los tipos dedesplazamiento y la respuesta de esta ante los depredadores y competidores.Zonas de amortiguamiento: son zonas de transición entre las áreas núcleo yla matriz del corredor biológico. Su función es que a través del manejosostenible de los recursos naturales se reduzca y controle los impactos a lasáreas núcleo, provenientes de la matriz.Hábitats sumideros: son fragmentos del ecosistema original. Por suscaracterísticas en cuanto a tamaño y salud del ecosistema en sí, no soncapaces de mantener poblaciones viables de especies, por lo que necesitan de 10
  11. 11. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosla inmigración de individuos provenientes de las zonas núcleo. Sin embargo,estas son áreas fundamentales para restablecer la conectividad en el paisaje.Matriz del corredor ecológico: área dedicada a usos múltiples (actividadesagropecuarias, asentamientos humanos, aprovechamiento forestal, ecoturismo,otros). A pesar de que generalmente, la matriz está dominada por hábitatsabiertos, la presencia de pequeños parches de bosque que sirven comorefugios temporales, facilitan el movimiento de las especies a través delcorredor ecológico.Componentes estructurales de un corredor biológico (Bennett y Mulongoy,2006). 11
  12. 12. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosV. LegislaciónA nivel legislativo, en Europa, la importancia de garantizar la conectividadecológica entre los espacios naturales está recogida de forma explícita en elArtículo 10 de la Directiva 92/43/CEE o Directiva Hábitats, que regula elestablecimiento de la red ecológica europea Natura 2000. En él la Directivainsta a los Estados miembros de la Comunidad Europea a esforzarse porfomentar la gestión de los elementos del paisaje que revistan primordialimportancia para migración, la distribución geográfica y el intercambio genéticode las especies de fauna y flora silvestres.Asimismo la Estrategia Paneuropea para la Diversidad Ecológica y Paisajística(Consejo de Europa, UNEP y ECNC 1995), aprobada por los ministros demedio ambiente de los estados europeos y planteada para dar cumplimiento alConvenio sobre Diversidad Biológica de 1992, contempla el establecimiento deuna Red Ecológica Paneuropea vertebrada por zonas-núcleo, corredores deconexión, lugares de escala, zonas de amortiguación y áreas de restauración.VI. Diseño de una red de corredores ecológicos(SINAC 2008)1. Selección de hábitats y especies objetivoEn primer lugar, se ha estudiado qué tipo de hábitats han sufrido y sufren unaproblemática importante de fragmentación (aproximación a nivel de hábitats),valorándose el grado de amenaza de las especies que dependen de ellos y laevolución del nivel de disgregación en la distribución de sus poblaciones(aproximación a nivel de especies). Seguidamente se ha determinado qué tipode hábitats pueden ver favorecida su conectividad mediante una Red deCorredores Ecológicos a escala regional (hábitats-objetivo). Estos hábitatsdeben presentar en la comunidad biológica asociada especies sensibles a lafragmentación que operan a escala regional, las cuales constituyen lasespecies-objetivo.Experiencias con grandes y medianos mamíferos de vocación preferentementeforestal han demostrado que estas especies presentan dominios vitales deentre decenas y centenares de hectáreas y poseen capacidades de dispersiónde entre decenas y centenares de kilómetros, de forma que operan a unaescala regional o suprarregional.Por otro lado es destacable el número de especies amenazadas ligadas azonas húmedas, si bien los humedales son hábitats azonales dispersos por 12
  13. 13. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosnaturaleza y cuyas especies asociadas operan a escalas de desplazamientomayores que la regional (aves) y menores (anfibios). De esta forma, lassoluciones a la pérdida de conectividad de los humedales por reducción de losmismos ha de abordarse a las escalas adecuadas.Tras el análisis de la problemática de fragmentación a nivel de hábitats yespecies, se seleccionan en concreto qué taxones van a verse especialmentefavorecidos por el establecimiento de la Red de Corredores Ecológicos. Comose ha apuntado anteriormente, los mesomamíferos de vocación forestal seeligen como especies-objetivo al operar a escalas regionales dedesplazamiento y estar ligados a hábitats fragmentados conectables porcorredores. En el caso de los mamíferos semiacuáticos, en España (nutria yvisón europeo), la situación de sus poblaciones parece estar condicionada porla fragmentación y pérdida de bosques de ribera, ya que ésta constituye una delas principales causas de su dinámica espacial. El establecimiento decorredores que aumenten la permeabilidad del paisaje entre los diferentescursos fluviales y cuencas hidrográficas favorece la distribución de estasespecies, ya que en sus desplazamientos dispersivos muestran preferencia porhábitats forestales bien conservados. Al ser especies que operan a una escalaregional, se seleccionan como especies-objetivo.A diferencia de los mamíferos medianos y grandes, los micromamíferos y,especialmente, los anfibios forestales se ven afectados por la fragmentación auna escala más localizada, de forma que el diseño de corredores ha deafrontarse a nivel de micropaisaje. Si bien estas especies que operan a escalalocal no se consideran especies-objetivo de una Red de Corredores Ecológicosa escala regional, micromamíferos y anfibios forestales, por este orden, seincluyen como especies beneficiarias de la misma, a un nivel inferior que losgrandes y medianos mamíferos ligados a medios boscosos.También los quirópteros y aves forestales se consideran especies beneficiariasen un nivel de importancia menor al de micromamíferos y anfibios, ya que apesar de verse beneficiados en menor medida por el establecimiento decorredores por su capacidad de volar, encontrarían en ciertos elementosboscosos del corredor con suficiente envergadura puntos que favorecen elpaso entre núcleos de población, a modo de stepping stones o puntos deescala.Por otro lado, los paisajes agrícolas bien conservados o con elementosintersticiales o con vegetación marginal espontanea pueden ofrecer un notablegrado de permeabilidad para las especies ligadas a bosques, en la medida enque los elementos vegetación espontánea les dotan de lugares de paso,refugio y alimentación. Al mismo tiempo, estos mosaicos favorecen ladistribución de aquellas especies que los utilizan no como biotopos temporalessino que desarrollan todas sus funciones en su seno. Estas especies ligadas a 13
  14. 14. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosmosaicos y que dependen en gran medida de la presencia de parcelas yelementos lineales no cultivados constituyen por ello especies beneficiarias dela Red de Corredores Ecológicos. Estas especies asociadas a mosaicosmuestran una tolerancia relativamente elevada hacia espacios con limitadacobertura de vegetación leñosa, si bien es en las formaciones arbóreas yarbustivas donde encuentran refugio y por donde se desplazanpreferentemente.2. Selección de espacios-núcleo a conectarEl diseño de la Red de Corredores se basa en la selección de los espacios-núcleo a conectar en una tabla, para la cual se han manejado variasinformaciones y criterios. Principalmente se han seleccionado aquellosespacios de la Red Natura 2000 poseedores de hábitats objetivo, debido a quelos objetivos de conservación a escala regional y suprarregional se centran endicha red ecológica europea. Con objeto de dar una suficiente coherenciaespacial al conjunto de áreas a conectar, se seleccionan asimismo otrosespacios, en la ausencia de espacios Natura 2000 en la zona a estudiar, comoeslabón entre los espacios existentes. Asimismo se completa la representaciónde bosques-isla situados en zonas agrícolas como elementos remanentes deprocesos de fragmentación forestal.Ejemplo de elementos a incluir en la tabla de Espacios-núcleo a conectar•Lugares de Interés Comunitario (L.I.C.) (Red Natura 2000)•Zonas de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.) (Red Natura 2000)•Áreas de Interés Naturalístico de las Directrices de Ordenación del Territorio(D.O.T.)•Otras Áreas de Interés Naturalístico3. Delimitación de Corredores EcológicosDe cara al diseño de los corredores, se elabora un mapa de resistencias de losusos del suelo al movimiento de las especies-objetivo, en base al cual seestablecen aquellas rutas de mínimo coste de desplazamiento entre losespacios-núcleo (rutas de máxima conectividad) y se obtiene mediante lautilización de las siguientes informaciones:– Inventario Forestal y zonas limítrofes.– Suelo residencial e industrial del planeamiento municipal.– Red viaria y ferroviaria.– Intensidad Media Diaria de vehículos de la red viaria.– Pasos superiores e inferiores en autopistas y autovías. 14
  15. 15. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosEl cálculo de rutas de mínimo coste de desplazamiento entre los espacios-núcleo (rutas de máxima conectividad) se realiza mediante un modelo SIG decosto-distancia, en base al mapa de resistencias elaborado.En torno a las rutas de mínimo coste de desplazamiento obtenidas se trazanlos corredores de enlace, bandas de una anchura variable (4 km de máxima)que conectan los espacios-núcleo. Se identifican, entre los espaciosatravesados por los corredores de enlace, áreas de mayor o menor tamañoformadas por territorios de interés natural que presentan masas boscosasautóctonas de cierta extensión, de forma que actúan como lugares de escalaentre los espacios-núcleo.En torno a los corredores de enlace y espacios núcleo a conectar, se delimitanáreas tampón o de amortiguación, destinadas a mitigar los efectos de bordeprocedentes de las actividades antrópicas. Al igual que los corredores deenlace, las áreas de amortiguación corresponden fundamentalmente a paisajesagrícolas y/o agroforestales manejados.Como elementos lineales que favorecen la coherencia de la red se incluyentramos fluviales de especial interés conector, tanto los Lugares de InterésComunitario fluviales como otros tramos fluviales que contribuyen de maneraespecial a la conexión del resto de los elementos estructurales de la red, envirtud de su disposición geográfica, estado de conservación y posibilidad derehabilitación y mejora de sus bosques de ribera.Ejemplo: Elementos estructurales de la Red de Corredores Ecológicos(Gurrutxaga et al. 2006) 15
  16. 16. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosLa superficie útil se calcula ponderando el valor como hábitat de las diferentesteselas de cada mancha continua en un programa SIG, por ejemplo: losbosques se consideran hábitats óptimos y en orden decreciente matorrales,pastizales y roquedos. Sefectiva= Sbosque + (Smatorralx0,5)+ (Spastizalx0,2)+ (Sroquedox0,1).Se categorizan las conexiones en función de su importancia geográfica en tresclases: suprarregional, regional y comarcal.• Los corredores supra-regionales se caracterizan por conectar áreas dehábitat con gran superficie útil.• Los corredores regionales se caracterizan por conectar espacios núcleo ynúcleos de hábitat con valores medios del gradiente de superficie efectiva. Sediferencian de los corredores comarcales porque éstos conectan bosques-islade reducida extensión (valores inferiores en el gradiente de superficie efectiva).• Los corredores comarcales corresponden a enlaces entre bosques-isla demodesta extensión, a conexiones existentes entre éstos y espacios-núcleo decorredores regionales o supraregionales, y a tramos fluviales situados en elárea de influencia de los conjuntos de bosques-isla. Ejemplo: Categorías de importancia de los corredores ecológicos en el contexto geográfico (Gurrutxaga et al. 2006). 16
  17. 17. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosEn una se señala el número de elementos estructurales de las conexionesdiseñadas perteneciente a cada categoría. Ejemplo:Identificación de áreas críticas en los corredores ecológicosUna vez diseñada la Red de Corredores Ecológicos, y dada la importancia dediagnosticar las zonas de interacción con el sistema de infraestructuras, seidentifican áreas críticas de los conectores que corresponden a lugares dondela funcionalidad de los mismos se encuentra especialmente comprometida.Concretamente se identifican zonas de interacción de la Red de CorredoresEcológicos con las carreteras de gran capacidad (autopistas y autovías), con elsuelo urbano y urbanizable, y con las vías del tren.A las zonas de interacción con carreteras de gran capacidad se les denomina“tramos de tensión”. Se estudian las características de los pasos transversalesinferiores y superiores existentes en dichos tramos (viaductos, túneles,drenajes, etc.), y se realiza una valoración de la permeabilidad potencial de losmismos. En base a los datos obtenidos, se proponen medidas de mejora de lapermeabilidad de ciertos pasos inventariados.Planificación y gestión de la red de corredores ecológicosEn primer lugar, con el fin de analizar posibles marcos de implementación de laRed en la planificación territorial, se realiza una revisión del marco legal yestratégico existente en relación al establecimiento de redes de corredoresecológicos, tanto a nivel internacional, europeo, estatal y autonómico.Seguidamente, en base a la delimitación de los diferentes elementosestructurales y áreas críticas de la Red de Corredores, se proponen medidasconcretas de planificación y gestión para el desarrollo de los mismos, tanto anivel de prevención de impactos, de conservación y restauración ecológica. Elgrado de atención al cumplimiento de las medidas de planificación y gestión serelaciona con la zonificación de elementos estructurales de importancia en elcontexto geográfico de los mismos, en este orden: áreas y corredores de 17
  18. 18. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosenlace supra -regionales, regionales, y comarcales, y áreas de amortiguación.Los diferentes tipos de medidas se dividen en varias líneas de actuación,complementarias entre sí: prevención y minimización de nuevos impactos;restauración vegetal y mejora del hábitat; control de poblaciones de faunasilvestre; permeabilización de barreras y reducción de mortalidad faunística;regulación del uso público del espacio; investigación; seguimiento y evaluación.Finalmente se realizan propuestas para dotar a la Red de CorredoresEcológicos de un marco integrado de implementación y desarrollo, tanto a nivelnormativo, de planificación territorial y de programas de medidas y actuaciones.VII. Efectos potenciales de los corredoresecológicos.Se han identificado los posibles efectos positivos y negativos que loscorredores ecológicos pudieran tener (Noss 1993; McEuen 1993; Bennett1999; Roe y Georges 2007; Öckinger y Smith 2008; Rodríguez-Freire yCrecente-Maceda 2008)Los potenciales efectos positivos1.Facilitan los desplazamientos de la fauna a través de paisajes transformados.2.Benefician a gran diversidad de especies, como las que presentan grandesáreas de campeo, las migratorias o las multihábitat.3.Aumentan las tasas de inmigración de individuos de especies sensibles a lafragmentación los fragmentos de hábitat.4.Disminuyen el aislamiento de las poblaciones locales.5.Favorecen así el intercambio genético interpoblacional y la variabilidadgenética, al tiempo que previenen fenómenos de endogamia y deriva genética.6.Facilitan la suplementación de poblaciones pequeñas en declive, de formaque se frenan las tendencias a la extinción local.7.Permiten la recolonización de hábitats y el restablecimiento de poblacionestras episodios de extinción local.8.Favorecen el mantenimiento de mayor riqueza y diversidad de especiesnativas en los fragmentos de hábitat.9.Proveen de hábitat, refugio y otros recursos necesarios a numerosasespecies silvestres.10.Aumentan la diversidad paisajística.11.Enriquecen texturalmente la matriz territorial. 18
  19. 19. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosLos posibles efectos negativos1.Sirven de conducto para los movimientos de especies oportunistas, taxonesintroducidos por el hombre y de enfermedades, parásitos y plagas, facilitandosu propagación a través del paisaje y su acceso a los fragmentos de hábitat.Esto perjudica a las especies nativas, especialmente a aquellas sensibles a lafragmentación, debido a que se incrementa la competencia interespecífica y laincidencia de perturbaciones sobre el hábitat procedentes del exterior.2.Impiden adaptaciones locales por aislamiento, al favorecer el intercambiogenético y dificultar los fenómenos de deriva genética.3.Favorecen la hibridación de formas taxonómicas diferenciadas.4.Facilitan la propagación de incendios y otras perturbaciones abióticas entrediferentes manchas de hábitat.5.Dotan de hábitat, refugio o alimentación a especies perjudiciales.6.Si el corredor es frecuentado por depredadores procedentes de la matriz oasociados a hábitats de borde, las especies sensibles que potencialmente sedesplazan por él pueden ver incrementada su exposición a los mismos y portanto sus tasas de mortalidad por depredación verse, de la misma manera,aumentadas.7.Pueden ser habitados por especies que dañan los cultivos, con elconsiguiente rechazo de los productores agropecuarios.8.Aumentan la exposición al furtivismo de las especies que los utilicen, ya quepueden tender a seguir rutas relativamente fijas.9.Sincronizan las fluctuaciones demográficas entre las poblacionesconectadas, dificultando su regulación natural. 19
  20. 20. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosVIII. ConclusionesSin duda los corredores ecológicos forman parte importante dentro de lagestión de la conservación de hábitats. Sin embargo, tal y como hemoscomprobado a lo largo del texto, no todos los estudios avalan su efectividad enrelación con el coste-beneficio a la hora de la implantación de los mismos. Esposible que hagan falta todavía unos años para comprender más a fondo lasdinámicas que se están estableciendo gracias a la instauración de multitud decorredores que se han venido implantando a lo largo del planeta en los últimosaños.Un aspecto importante para el éxito o el fracaso de un corredor ecológico es elestudio previo que se realice de la zona y del hábitat a conservar, además de loadaptado del proyecto a cada caso concreto. Como hemos visto, para crear uncorredor ecológico exitoso no se trata simplemente de interconectar doshábitats semejantes. Puede que además sea necesaria la incorporación alcorredor de determinadas zonas adyacentes, o que los hábitats conectadosaparentemente sean los correctos pero no en el fondo.Por último, un tercer factor clave consiste en saber implicar a la sociedad en ladefensa del medioambiente, factor cuya importancia no varia cuando hablamosde la implantación de corredores ecológicos. Para ello será necesaria una granlabor educativa, tanto en los más pequeños como en la población en general,enseñándoles a comprender los beneficios de la conservación, haciéndolasuya, hasta conseguir que le den un alto valor. No podemos olvidar que cuidarel medioambiente es cosa de todos, y sólo juntos podremos alcanzar unaadecuada gestión de los recursos naturales de nuestro planeta. 20
  21. 21. Conservación In-Situ: Corredores ecológicosIX. Bibliografía- Elizabeth L. Henson. 1992. In situ conservation of livestock and poultry. Food and Agriculture Organization of the United Nations and the United Nations Environment Programme.- Graham Bennett 1999. Linkages in the Landscape. The role of corridors and connectivity in wildlife conservation. IUCN, Gland, Switzerland and Cambridge, UK.- Graham Bennett and Kalemani Jo Mulongoy 2006. Review of experience with ecological networks, corridors and buffer zones. CBD Technical Series No. 23.- Juan Delgado García, et al. 2007. Road edge effect on the abundance of the lizard Gallotia galloti (Sauria: Lacertidae) in two Canary Islands forests. Biodiversity and Conservation 16:2949–2963.- Mikel Gurrutxaga et al. 2006. Network of ecological corridors of the Basque Autonomous Community. XVI Congreso de Estudios Vascos: Garapen Iraunkorra-IT. etorkizuna. 169-178.- Mikel Gurrutxaga and Pedro J. Lozano 2008. Evidencias sobre la eficacia de los corredores ecológicos: ¿Solucionan la problemática de fragmentación de hábitats? Observatorio Medioambiental, vol. 11 171-183.- Nick M. Haddad et al. 2003. Corridor use by diverse taxa. Ecology, 84(3), pp. 609–615.- McEuen, A. 1993. The wildlife corridor controversy: a review. Endangered Species Update 10: 1-7- Noss, R. F. 1993. Wildlife corridors. Smith, D.S. y Hellmond, P.C. (eds)- Ecology of greenways. Design and function of linear conservation areas. University of Minnesota Press, Minneapolis: 43-68.- Erik Öckinger, and Henrik G. Smith 2008. Do corridors promote dispersal in grassland butterflies and other insects? Landscape Ecology 23: 27-40.- Mónica Rodríguez-Freire and Rafael Crecente-Maceda 2008. Directional Connectivity of Wolf (Canis lupus) Populations in Northwest Spain and Anthropogenic Effects on Dispersal Patterns. Environmental Modeling and Assessment 13:35-51.- John H. Roe and Arthur Georges 2007. Heterogeneous wetland complexes, buffer zones, and travel corridors: Landscape management for freshwater reptiles. Biological Conservation 135: 67-76.- T. Santos, J. y L. Tellería 2006. Pérdida y fragmentación del hábitat: efecto sobre la conservación de las especies. Ecosistemas 15 (2): 3-12.- Sastre, P., de Lucio, J.V. y Martínez, C. 2002. Modelos de conectividad del paisaje a distintas escalas. Ejemplos de aplicación en la Comunidad de Madrid. Ecosistemas 2002/2.- Sistema Nacional de Áreas de Conservación SINAC. 2008. Guía práctica para el diseño, oficialización y consolidación de corredores biológicos en Costa Rica. San José, C.R. XX p. 21
  22. 22. Conservación In-Situ: Corredores ecológicos- Taylor et al. 1993 Connectivity is a vital element of landscape structure. Oikos 68: 571- 573. 22

×