Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Quijote fue,mi amigo Sancho de Evaristo Orovio Talavera

7,264 views

Published on

Este libro de Evaristo Orovio Talavera está construido con 200 dichos nunca puestos en sitio ni libro alguno, siendo de originalidad propia, para dar cabida a las emociones, miedos, quebrantos, contentos…..y toda suerte de vida y de cuentos, contados desde la experiencia y maduración que le empresa de la vida te va aplicando. todos ellos decorados de buen adorno con gentío de grabados de Gustavo Doré, estampador mas cercano a la imaginación de tanta aventura aplicada

Published in: Entertainment & Humor
  • Be the first to comment

Quijote fue,mi amigo Sancho de Evaristo Orovio Talavera

  1. 1. Quijote fue, mi amigo Sancho Dichos e Grabados Son 200 los dichos de esta inédita aparición, con otros tantos grabados de ya significada reputación. Evaristo Orovio Talavera
  2. 2. © Evaristo Orovio Talavera, 2015 © Fotografía, diseño y composición: Mª Isabel Laporta Delgado Grabados de Paul Gustave Doré Imagen portada: Morada de Don Quijote Imagen contraportada: Venta de Paco Quijote fue, mi amigo Sancho Primera Edición: 2015 © Editorial ….. ISBN: Depósito Legal: Reservados todos los derechos. No se permite la reproducción total o parcial de esta obra, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otros) sin autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. La infracción de dichos derechos puede constituir un delito contra la propiedad intelectual.
  3. 3. Dedicatoria: A mi mujer María Isabel por su santa paciencia. Y a mis hijos Rubén y Nazaret.
  4. 4. Humildísimo homenaje a un sin par Don Miguel de Cervantes. Conmemoración de la publicación de la Segunda Parte del Quijote en el año de 1615. Así como del 400 Aniversario de su partida en el año de 1616.
  5. 5. Prólogo: El Quijote. Don Miguel de Cervantes Ocupado lector, leello con más paciencia del tiempo que os deje vos, leed lento y sosegado dándole satisfacción tanto al tiempo como al lector. Es el libro sin tiempo, sin medida y sin razón, de gusto tan exquisito y de sabor tan intenso que sería de grande aventura desvelar todos sus aquellos secretos, por más que goces de leer y te empeñes comprender. Texto de maestros y desventurados de almas en pena y recias voluntades de cerebros claros y vanos ilustres. Procurad, leyendo estos dichos, como don Quijote decía: “…el melancólico se mueva a risa, el risueño la acreciente, el simple no se enfade, el discreto se admire de la invención, el grande no la desprecie, ni el prudente deje de alabarla…” No son versos ni sonetos, son dichos sin orden ni más concierto,
  6. 6. sacados de la misma vida y de otros tales sentimientos, escritos en la oscuridad de la noche que es escritura más clara, con la humilde pretensión, sencilla como la lógica cuando es razón, en dar ganado homenaje a la obra que superó a su maestro, el libro que nunca se podrá escribir.
  7. 7. Prefacio: Don Quijote y Sancho van hablando Venturoso lector, degustar estos dichos con la tranquilizada desocupación que requiere tal empresa, abusando del interés que en uno mismo despierta, para tan pintada ocasión es menester haber leído y disfrutado de este libro, que obra con el poder de envolver cada palabra como un regalo para darle el sentido del que al final será su destino: Don Quijote de La Mancha. Leedlos con la sosegada tranquilidad que requiere la empresa, parad en cada tramo y palabra, pensad en lo oculto de su ironía y en lo real de su mensajería, dadle la prudencia que escribe el sentido común y avanzad de a poco, como ese camino por el que van trazando su sino Don Quijote y Sancho cuando van cabalgando, y que el de la Triste Figura con el sol en la frente cosas de vida le va contando.
  8. 8. De esto trata esta historia, de dichos de vida, de esperanzas, de risas y de tantos llantos, de hechos que comparten camino y van enseñando destino junto a su rocín y su asno, así desta manera Don Quijote dichos le va enseñando, cabalgando el camino, a su Amigo Sancho.
  9. 9. Dichos e grabados 16
  10. 10. Quijote fue, mi amigo Sancho 17 Quijote fue, mi amigo Sancho Dichos e Grabados 1. En un lugar de La Mancha ... Amigo Sancho, En este lugar de la Mancha, donde me abre el sol cada día y donde encuentro la paz en la calma, donde sufro mis descontentos y recibo mis alegrías, sitio que la imaginación interviene con dichos y hechos que me consumen el día, aquí, que se desgasta el tiempo viviendo del todo completo, donde se sientan mis huesos, las más de las veces de puro contentos, que viajan ideas y se inspiran momentos, arruinando las iras y embelleciendo lo bueno, comiendo lo medio y durmiendo lo entero, descubrí una grande batalla de enemigos son fantasmas, de molinos de gran aspa y de cruzadas y amadas. Todo vivido en un libro de menesterosas contadas, hojas de dichos de vida y de una larga enseñanza, con tan humildada pretensión y pretendiéndola ser, que no seré mejor satisfecho si no dejas de leer.
  11. 11. Dichos e grabados 18 2. Pasa la vida Amigo Sancho, Va pasando la vida entre sigilos y espantos, tanto de amarguras como de encantos, somos caminos cortos, pertenecemos a un llanto, los placeres y las penas juntos ya van hablando, las sonrisas y tristezas a veces te matan y otras te van amando, en lo que nos dura un suspiro, la vida se va pasando. 3. Don Quijote Amigo Sancho, A qué tu amo de figura estrecha, semblante tieso, costillares tersos y nervios de infierno, de escurrido tiesto, alambres por andas, brazos en ristre y cara de espanto, no dejan de ser reparos de un sublime valor y de una adarga sin miedo ni conocer el temor.
  12. 12. Quijote fue, mi amigo Sancho 19 4. Querer, ese hermoso sufrimiento Amigo Sancho, Se quiere si tu corazón va sufriendo todo lo que vas queriendo, se mezclan sonrisa y llanto a partes de grito y canto, nunca sabes bien de cierto si estarás triste o más estarás contento, mas aunque se desvele tu alma sigue querer queriendo, volverás a sonrisa y a un alegrado contento. 5. De respeto y ser respetado Amigo Sancho, Los respetos se ganan, no se amenazan. El respeto se va ganando cuando el del otro vas respetando, si lo pisas se lo envileces, si lo falacias, el tuyo nunca será altura de su eficacia, tendrás respeto inaudito cuando el otro sienta procurado tu afecto, cuando no te jactes de su ignorancia, cuando no hagas burlas de sus desgracias y al tenderle tu mano cuando su vida no anda.
  13. 13. Dichos e grabados 20 6. ¿Dormir o no dormir…? ¿Qué hacer, qué decir…? Amigo Sancho, Dormir escasamente menudea la vida y dormir largamente te pasas sin vivirla, si bien lo vas durmiendo feliz seguirás siendo, si duermes con decadencia es disgusto de cuerpo, mente y hasta de conciencia, duerme con la decencia que la tranquilidad te presta, abraza los sueños con el trabajado cansancio que los repara, baja el telón de los ojos con maña hasta levantar otro día, despierta en el sueño del que no quieres irte, agárrate al día, repara en la noche, disfruta el momento a oscuras o a media luz, pero descansa en el sueño más quieto y quítale la inquietud. 7. Caminos de La Mancha Amigo Sancho, Por los caminos manchegos que van retorciendo el alba, de terruños secos que en tu boca se atragantan, placando el sol sobre ellos y arrastrando las albarcas, caminamos dignamente donde el destino llevara.
  14. 14. Quijote fue, mi amigo Sancho 21 8. El “interesao” Amigo Sancho, No está si no es por algo, no respira si le cuesta, no da puntadas sin hilo y si le vale te presta. En pagos de trabajo no excusa ni tanto un retraso, en el cobro de lo hecho, si no cobra remata pecho, de tal razón interesado, que si la razón costase se arrastraría y humillase. 9. Cielo e infierno Amigo Sancho, El cielo se gana sumando y el infierno si vas mermando, suma brazo que arrimar al pobre sin pago, resta interés a la discusión que te vendrá después, añade ilusión al trabajo del que haces fervor, quita importancia al que niega saludo que viendo te ve, dale confianza al que te demuestra poca fe, merma tus méritos que ya te los harán reconocer, amontona amigos que son los que hacen camino y abandona la tristeza, porque eso hasta da pereza.
  15. 15. Dichos e grabados 22 10. El testarudo y más cabezón Amigo Sancho, Es de cabeza dura y de fijo inconveniente, no tuerce idea, no requiere consejo, es de testa de tan impenetrable cerco y racionamiento preso que es más mulo y hecho de terco. 11. Mal destino es el rencor Amigo Sancho, Mal trazado es el rencor, va caminando junto a ti, atinando en tu corazón, retorciendo tu destino y ocultando tu razón. 12. No busques amor, se encuentra en buena ocasión Amigo Sancho, No urge el amor, se halla sin saber la razón, un día lo encuentras sin saber cómo pasó, aquella que mal parecía al tiempo fue la ocasión, aquél que no podía ser llegaste a darle el alma y hasta le encomendaste tu ser.
  16. 16. Quijote fue, mi amigo Sancho 23 13. De recatada dignidad Amigo Sancho, No menoscabes tu dignidad pretendiendo ufanidad, procura que viva en la modestia y no acercarla a bestia, se digno en lo preciso y algo más, sin caer en malos juicios que son más indignos de llevar. 14. De honestidad se vive más Amigo Sancho, No escatimes ser honesto, no escondas hacer legal, permite ser más afecto, mas nunca llegues a hacer mal. 15. Mi perro, mi amigo Amigo Sancho, A cuatro patas me mira de abajo mi compañero, pocas carnes mi pulgas tiene, en el esqueleto está el cuerpo, con cara triste camina y en el semblante está serio, es mi amigo, es mi paz y mi consuelo.
  17. 17. Dichos e grabados 24 16. El culo, que gran asiento Amigo Sancho, El mejor asiento es tu posadera cuando es más contento, bizarro por fuera y mullido por dentro. Por la trasera es de más admirar, por delante la imaginas importante, hay de redondos comedidos que caben en un bolsillo, otros de extremada rareza que tienen picos como fortalezas, algunos son de anchura sobrante saliendo de silla para dar el cante, los más imaginados son los que bien están colocados, los más repelentes auguran aires sin ser turgentes, posaderas bien apretadas son de gusto y mejor miradas, los que se dejan escapar, ni dejan rastro ni los miras más. 17. Música es mi paz Amigo Sancho, Oye Sancho cómo sigilan el corazón esas músicas, sonidos que me saben a paz, que me adulan los oídos de bien acogidos hurtando los ruidos de mal paridos, me hacen florecer la calma, me sensaciona el cuerpo y me implanta el espíritu enamorado de mi amada.
  18. 18. Quijote fue, mi amigo Sancho 25 18. Maltratador, mal hombre en mala ocasión Amigo Sancho, Maltratador y mal trato son hermanos del mismo parto, desgraciando a mujer que lo sufre hasta lo más harto. Por ella no pasan los días, se estancan como agua perdida, los minutos se clavan como pinchos que horadan el alma, de estrépito son sus tiempos que anuncian campanas de eterno tormento, cuando en llegando el verdugo armado en palabras con punta de acero, los gestos preñados de odio y los puños sobrados de infecto, ese que cambia caricias por lenguajes del miedo, supuesto hombre que de lo mismo no tiene tamaño ni a nunca tenerlo, maltratando ilusiones y desgarrando el afecto con humillantes palabras con clavos al hierro, quebrando los cuerpos, rompiendo lo hecho y destrozando lo nuevo… maltrato que de injusto está hecho!!
  19. 19. Dichos e grabados 26 19. Hombre justo y cabal Amigo Sancho, Hombre de justicia tan adquirida y de concepto valiente que reparte en lo justo y va siempre de frente. Cuando el problema se acarrea en lo justo lo plantea, si el conflicto se revierte, busca remedio solvente, si la situación se agrava, trata con tino, maneja con arte, pero no descalabra, su justa cabalidad le hace considerar para establecer equidad, como valiendo de hombre y más que es capaz. 20. Entrometerse es liar Amigo Sancho, No hurgues donde no debas, no huelas donde ya hay nariz, no cruces destinos marcados y tampoco hables demasiado, es posible que la recompensa es llover estacazos hasta en la conciencia.
  20. 20. Quijote fue, mi amigo Sancho 27 21. Aparentar no es mejorar Amigo Sancho, Valora escaso lo aparente, concede valor a la duda, escucha mejor al ofente y seguro ganarás en cordura. 22. Maritornes. Criada de venta encantada Amigo Sancho, Mujer de condición fácil, agreste de cuerpo, cabeza de adobo y cara explanada, llana de cogote, de nariz inacabada, de un ojo tuerto y del otro poco sano. De cargadas espaldas que le empujan al suelo sin que tenga intención y sin ella querello, más ligera de hombres que de cuerpo, de cargados rudimentos más cercanos a rudeza que a fino concierto, pero, de cercano corazón y graciosas armas de ingenio.
  21. 21. Dichos e grabados 28 23. Rocinante Amigo Sancho, No se conoce mayor valentía, arrojo y poco conocimiento, Rocinante no es caballo, no es jamelgo, es pura desarmonía en todos sus movimientos, veloz acomete empresas y desface los entuertos mas, nunca requiebra trabajo y me acompaña en los sueños, nunca buscando queja, nunca pidiendo argumento. 24. Mejor cumpliendo años Amigo Sancho, Contento has de ser porque cada año estés, vive y alegra tu cuerpo con algo de entretener, y aún sea de revés, con algún que otro entremés. Vive y consuela tus años, ellos te quieren tanto que te lo agradecerán con risas y encantos.
  22. 22. Quijote fue, mi amigo Sancho 29 25. Cuando el amor se parte el alma se guarda Amigo Sancho, Cuando el amor se rompe el corazón se escapa, tu mente se borra y el alma se espanta, no existe ni cabe consuelo, ni el llorar ya te basta, todo pierde importancia, mi mundo se acaba en la menor esperanza. No aparece futuro, la existencia me niega su palma, mis recuerdos ahora son lanzas que me atraviesan la calma, el aire me niega su entrada, respiraba por ti, vivía si te amaba, no es vivir si tu amor niega mi alma. 26. Salud del cuerpo Amigo Sancho, Lo primero y principal es la cabeza asentar, mas, la salud del cuerpo es con mucho de guardar. Refugia tu cuerpo de enredos que le puedan perjudicar, que en ocasiones acechan males del cuerpo sin avisar enfermedad, que son requeridos por otros arrimando la maldad o aún sólo por fastidiar.
  23. 23. Dichos e grabados 30 27. Odios y perdones Amigo Sancho, Odia lo que tengas que odiar, perdona aquello que lo merezca, más, no lo sujetes colgado en el tiempo hasta que fallezca. 28. De saber esperar Amigo Sancho, La espera desespera, mas no le des prestancia mayor sin hallar lo que ocurrió, restará enfado a tu cuerpo y un amargo sinsabor.
  24. 24. Quijote fue, mi amigo Sancho 31 29. Los gigantes son molinos Amigo Sancho, Gigantes son, armados están e grandes voladas dan, enemigos van a ser en verdad. A vueltas raspan los vientos en impetuosa tempestad, que los arrestos no se queden atrás, vayamos a la carga sin tardanza, aún con lanzadas y estruendos nos puedan acarrear, esos gigantes son de grande honra para dar, por ser la recompensa mayor de la más grande batalla que pudiese librarse jamás. 30. Prudencia es virtud Amigo Sancho, La virtud está en no alargarse de listo ni quedarse de corto. 31. De saber sin demostrar Amigo Sancho, Adorna con modestia tu discurso y date siempre en recordar que, cuanto más sabes, más por saber te ha de faltar.
  25. 25. Dichos e grabados 32 32. Demuestra lo que pudieres y no lo que supieres Amigo Sancho, Si demuestras lo que sabes buscando de otro el beneficio acabarás en perjuicio, no es buena razón mostrar toda tu condición, puede ser lugar y ocasión de más que “aprovechao” resulte aprovechón. Calcula con quién te quieres, ajusta su conocimiento y aplica según te diga tu lógica y razonamiento, será ahorro de disgusto y de recuperado tiempo. 33. Aires deshonestos, eso son pedos o es indigesto Amigo Sancho, No procures retención de los aires indispuestos, son presagio de mal fario si se alargan en el cuerpo, tus narices pudieran cargar sus poco agraciados destellos, causando desarmonía y rematando con estruendos, si por ello flota ambientación de tufillo y mal olor, lo sentirá un sentido tan sentido como es el de tu honor.
  26. 26. Quijote fue, mi amigo Sancho 33 34. Santa paciencia Amigo Sancho, Santo tienes que ser para paciencia poder tener, no se compra, no se presta, en el cuerpo ya va puesta, es arma de comedidos y valor de buenas testas. 35. El representar es artilugio banal Amigo Sancho, Si por representar más dejas al otro en el peor lugar, a poco vas a ganar el sumar un enemigo de vida más. 36. Camino de luna y de mar Amigo Sancho, Cuando la tarde cae y se empieza a acostar, la luz de luna empieza a marcar un camino sobre el mar, sendero de mi ilusión, estela de mi sentimiento, sigo camino, mi amada me espera al final, dos amores, un encuentro.
  27. 27. Dichos e grabados 34 37. Las prisas apuntan más apuros Amigo Sancho, Sin hora estoy, sin hora vengo, estoy así, estoy contento, son esas cosas del tiempo, a muchas priesas, mayores son los lamentos. 38. Del mar y más inmenso Amigo Sancho, Vimos cosas grandes, vimos cosas mayor, mas nunca vimos algo de tan majestuoso esplendor, inmenso es poco acertado, infinito se acerca mejor, mas, solo se adivina su azul, fermoso color, algo tan grande es, que solo puede ser cosa de Dios. 39. Pelea, si hiciera falta Amigo Sancho, No fullas de riñas si con razón tienes, mas si con ella no comieres, huida a tiempo será resta de coscorrones y ahorro de palos, será la ganancia de cuerpo abrumado de tanto asustado.
  28. 28. Quijote fue, mi amigo Sancho 35 40. Sancho Panza Amigo Sancho, Tú, sazonado de poca sal en la mollera, de hechumbres recias y de recintos anchos, amansado en luchas y con espíritu lastimoso, cargado de hambres y menguado de alcances, pasicorto y escaso de alturas, de respetables atributos si olfateas o indagas escuchar, que atrapa palomino con cuchillo y poca ciencia a la hora de almorzar, Mas que vos sois, precavido en su sereno, razonado en su cerebro, fiel con las obediencias y servidor de su amo aunque hasta el extremo sea llevado.
  29. 29. Dichos e grabados 36 41. Libros de caballerías Amigo Sancho, Son libros que enloquecen, son libros que corduran, son libros de sin igual aventura. Libros son de caballerías, de malandrines y andantes, aquellos que con nosotros batallan juntando lanza y semblante, guía y santo de nuestro ser, esencia de nuestra vida y de cada día renacer. 42. Hombre de desconfiar, poco crédito le das Amigo Sancho, Hombre que busca el rebusque hasta encontrar interés, te aturulla en un terrón para deshacerte en mal solución, es de tan poco fiar, que si la empresa juntas tira más hacia negro y a pintar mal, si dinero le dejas te acerca a la pobreza y si le vas a prestar, seguro que no lo ves más, para mejor seguridad es no hacer trama ni trato, tampoco a esperarlo ni juntarte jamás.
  30. 30. Quijote fue, mi amigo Sancho 37 43. De buen gobierno Amigo Sancho, Mal gobernante has de ser si tu cabeza piensa al revés, contenta tiene que ser si el yantar acaece a su vez, que no gobiernen tus tripas, tampoco el ansia de ser, modera tus pretensiones e reparte justicia después. 44. La mejor riqueza Amigo Sancho, No busques riquezas terrunas, no añores tesoros mayor, cultiva amores de serio y siembra amigos de a dos. 45. Calcula tu razón Amigo Sancho, La fuerza de la razón empuja tu mano y aprieta tu corazón, pero si ella te faltara, conviene con mucho que recularas.
  31. 31. Dichos e grabados 38 46. Don Quijote, de cara triste y escueto rostro Amigo Sancho, Triste de cara es la figura, de muelas y dientes desbandados, de ojos en cuencas en abismos, de nariz rota de en medio, con boca sin punto de reposo y quijadas poco trabajadas en el comer, retrato de una cara de larga tristeza que no conoce miedo ni asusta la flaqueza.
  32. 32. Quijote fue, mi amigo Sancho 39 47. Del más allá Amigo Sancho, Es sospecha de dudas e premura de inciertos, de sufrido acometer y misterioso acontecer, mas comporta toda esperanza que cada día debe ser cierto, a que la muerte es la vida del alma y la esencia del mismo cuerpo. 48. De sumar cosa mejor, cada día buena acción Amigo Sancho, Procura de un buen hacer cada día y si son dos mejor, será alimento de tu espíritu, satisfacción del extraño, de orgullo en el pecho prestando la mano, quitando fatigas y en precisa ocasión, llenar tu barriga. 49. De hombre bueno Amigo Sancho, Tan sazonado es en su virtud y recio en su entendimiento, que era primero en todo lo que es ser bueno y sin segundo en todo lo que fue ser desdichado.
  33. 33. Dichos e grabados 40 50. No apliques rotundidad, antes mejor pensar Amigo Sancho, No afirmes nunca que no vas a hacer, no asegures que nunca lo harás, el viaje es luengo y será, pudiendo el mismo obrar el cambiar. 51. Peleas de amores que acaban en soles Amigo Sancho, No es de importante respeto ni causa mayor de aquellas peleas que son del amor, riñas de mucho tumulto y holgada vociferación que cuando acaban son asuntos del mejor amor. 52. Apariencias engañosas Amigo Sancho, Valora escaso lo aparente, concede valor a la duda, escucha mejor al ofente, seguro ganarás en cordura.
  34. 34. Quijote fue, mi amigo Sancho 41 53. Dulcinea Amigo Sancho, No la alcanzo, no la llego, de insoportable belleza, cabellos que lucen de oros, ojos que ciegan como el sol, las rosas se espejan en sus mejillas, rebosando sus labios ardor. Sus besos son cura del alma, su abrazo remedio de lo peor, sus manos acariciando como cielos, enternecen como al que nuevo al mundo llegó, sus andares se sustentan con graciosos movimientos capaces de parar el tiempo, dejando un rastro de olor que riñe con la mejor flor. Envuélveme un instante de tu sonrisa para mirarla cuando la mía esté triste y quedarme en tu vida. Por ella batiría con el mismísimo infierno, es dueña de mi alma, me está mandando en el cuerpo, cuando me mira por fuera y la voy sintiendo por dentro… Dulcinea es eterna en mi tormento.
  35. 35. Dichos e grabados 42 54. De honor y de amigo Amigo Sancho, No es honor la priesa de desfacer entuertos ni la soberbia pretendida de resobellos, es la ayuda a un amigo e la prestanza de hacello. 55. La Torralba, despechada extremeña Amigo Sancho, Es moza de rica herencia aunque poco agraciada del cielo, rolliza en más de sus partes, difícil de abarcar si no llegan más de dos amantes, acercándose más a hombruna que a delicada lozana, con bigotes felinos tirando a más gruesos que finos, zahareña de escaso gusto e brava de recias maneras, encantada con cualquier mozo y desdeñadora de pocos, que culmina pagando en justicia cuando se siente lo propio acabando desdeñada por otros.
  36. 36. Quijote fue, mi amigo Sancho 43 56. Grisóstomo. Pastor enamorado Amigo Sancho, Rico es de cuna, pastor de su voluntad, único en el ingenio, sin enemigo en la cortesía, de larga gentileza y amistad de ser el primero. Sin presunción ni bajeza se enamora en desgracia de moza de tan bella presencia y don hablador, que clava en su alma la indiferencia con insoportable dolor, hasta que encuentra la muerte, buscando el descanso con desespero de amor.
  37. 37. Dichos e grabados 44 57. La malicia, mala de hombre, peor de escogida mujer Amigo Sancho, La maldad más fina viste de faldas, desea lo que no alcanza, odia lo que no puede tener, es requiebra, toma ojeriza, capaz de arruinar una y dos vidas a la vez. Puede hacer que pierdas tus días, puede conseguir hacerlo otra vez, aunque malgaste los propios, los tuyos y los de aquel. 58. Discutir, de inútil y no insistir Amigo Sancho, Cuando vives adolescente es una prima para ser más fuerte, cuando vas creciendo un poco, la discusión tiene brotes de fuerza bruta que acaba siendo meloso, cuando llegas a ser maduro, una veces se discute con aire y otras sin valer un duro, y cuando te haces mayor las cuentas no te salen por ninguna discusión.
  38. 38. Quijote fue, mi amigo Sancho 45 59. Malas compañías son peores amistades Amigo Sancho, Compañero debe ser el que contigo vaya, mala compañía es si tu cabeza aturulla, metiendo ruidos y pendencias para hacer de amistad una sentencia, que amasará fechorías y te dejará en evidencia. 60. Huir a tiempo, es mayor contento Amigo Sancho, Que el huir no es cobardía ni el atacar es razón, cuando el peligro es la suma de un mal que será mayor. 61. De políticos y tragaderas Amigo Sancho, Mírate si gobernante de ínsula quisieras ser, debes tragar más que comer, representar tienes que hacer, aparentar no poco es y prometer de continuo también.
  39. 39. Dichos e grabados 46 62. Cuernos de amor. Cardenio Amigo Sancho, Aquello que brilla tanto y resplandece como el sol, no es la bacía del barbero, tampoco yelmo de Mambrino, son sus cuernos, que son dos. Cardenio se llama el propuesto, su mejor amigo el ejecutor, va por Sierra Morena desgastando camino y calzas, soportando peso tan afilado con disimulado pavor de atributos tan funestos que los lleva sin fervor, con tal bulto y ornamento que se clavan con dolor. 63. De beber y saciar la sed, el botijo que lo es Amigo Sancho, Es artilugio de buen servicio aún con aspecto poco propicio, con el pitorro salido y una boca de albercón, ofrece su chorro con gusto, sin gasto y consolando el frescor, que será calma de tus adentros y medicina de tu ardor.
  40. 40. Quijote fue, mi amigo Sancho 47 64. Hueso de jamón, escaso de carnes y condición Amigo Sancho, Triste figura le quedó al jamón que fue acometido como faltando razón, desnudo en sus carnes y con el esqueleto en vergüenza quedó de tan desigual acometida sin dignidad ni pudor, ahí queda en paños menores, ahí se halla sin tripas ni corazón, mas, aún le queda el consuelo de gustarse haciendo el caldo mejor, ofreciéndose al ostentoso hidalgo o al humilde trabajador. 65. La siesta, cosa bendita Amigo Sancho, Bendito milagro que cae al mediodía, cama de cielo que huye el cansancio acunando el esfuerzo que inunda ese cuerpo, reposo de huesos y asiento de carnes, que aún corto de vida da larga alegría, restaurando el día.
  41. 41. Dichos e grabados 48 66. De alegre comer Amigo Sancho, Con queso, vino y jamón, se alegra la cara, el culo y el corazón. 67. No hurgues, que encuentras Amigo Sancho, No hurguen vuestras mercedes, no tienten las propias suyas, miserias son de aflorar y la mano mal la podrás sacar, infundios se pueden sumar y las narices te pueden tocar. 68. Si no vas callando, vas cansando Amigo Sancho, Más conviene hombre de escasez hablando a otro que no requiere estarse callando, le falta tiempo y le sobran ganas de ponerte la testa como una campana.
  42. 42. Quijote fue, mi amigo Sancho 49 69. La prudencia por boca Amigo Sancho, La boca, puerta del estómago, agujero de problemas o de beneficiados parabienes, debe ganar en prudente y ser la primera en defensa, locuaz y comedida, atrevida y recatada, mas ante todo, más guardada y no escapada, porque la lengua sin atar procura tropiezos, retuerce discusiones, ensalza las maldades, para, al final, palabras que se ha de tragar. 70. De tacaños se viven pobrezas Amigo Sancho, Su universo son dineros, su vida el amasar, no gasta ni tiene prisa, no paga ni la tendrá. Precio alto tiene en su parecer, barato nada lo es, riñe y discute los reales y siempre paga después.
  43. 43. Dichos e grabados 50 71. A más halagos, más pecados Amigo Sancho, Los halagos excesivos son como el comer obsesivo, tu ego tanto puede engordar que pudiese reventar, empachando sin necesidad aquello que se hubo de alabar. 72. De comer y no tragar Amigo Sancho, En el comer discreto tienes que ser, ordena maneras, modera tu gusto y distrae tu gula. 73. Con o sin razón, el caso es ser protestón Amigo Sancho, Es de normalidad que desatine razones sin miramientos protestando situaciones sin pedir requerimientos, resta la atención, no calcula juicios ni reconoce la proporción, el caso es llevar razón, aún sin razonamiento, a base de ser protestón.
  44. 44. Quijote fue, mi amigo Sancho 51 74. De humilde morada, la cama Amigo Sancho, Santo y seña del cansancio, refugio de horas exhaustas, reposo del cuerpo usado, bendición de huesos y alivio de carnes gastadas, ritual de cuerpo plácido y trinchera de cuerpo guerrero, ensueño de espaldas cansadas y de costillares tensos, asentamiento del espíritu maltrecho y, al final, camino de sueño bien hecho. 75. De merecer o no serlo Amigo Sancho, Cuando algo merecidamente no desmerece es que merecidamente no lo envilece, si por causa de fuera no fuese merecimiento, sería de lo menos merecido y de nulo argumento.
  45. 45. Dichos e grabados 52 76. El glotón que no se llena Amigo Sancho, Pensador de estómago ofrecido, de los primeros en gusto y de nariz arrimada, desgastador de muelas y afilador de dientes, su agrado en el beber, va primero, siempre después del comer. No desanima nunca la batalla de las tripas, no se achica en mesas hartas de platos al colmo, es su mejor dicha, ya sean cocidos de carnes sin más de estas o que sean desdichas. 77. Tontito de justo Amigo Sancho, Es de justa medida en eso de pensar, somero de entendimiento y corto de luces ya sin empezar a hablar, con cuerpo de agilidad espantada y movimientos como su igual pensar, más hondo de entendederas que espeso del expresar.
  46. 46. Quijote fue, mi amigo Sancho 53 78. Modesto por no pecar Amigo Sancho, No habla por no hacerse sonar, no inquieta por no hacer molestar, se reduce a sí mismo a punto de hacerse pisar, con exceso de más que buena voluntad y férrea intención de no alardear. 79. Es chulo y no se cae Amigo Sancho. Impuesto de cara, subido de rostro, rápido de boca y lento de movimiento, proclamado de sí mismo, vitoreado por su ego y marcando paso fanfarria, de fanfarrón escogido y enaltecido en exceso. 80. De chapuza y mal arreglo Amigo Sancho, Es disgusto de encargos, de no rematar seguro, de poco funcionar y de hacer grande al burro.
  47. 47. Dichos e grabados 54 81. En el camino está el gusto Amigo Sancho, En el proceso está el gusto. De tanto es gusto y deseo de aquello, que cuando lo consigues ya te parece no querello, de más gusto y satisfacción es el camino que lleva a tal ilusión, si es de más costoso trabajo, se agudizan astucia y mente con el mismo desparpajo, no cuentas tajo, vas disfrutando con cada paso, mas cuando ya llega el alborozo y tienes en cazuela el antojo, se desinfla el gusto y se rompe el gozo. Pero esta historia aquí no termina, sigue hasta otro que le pidas, volviendo con renovado interés a estrenar nuevo gozo con mas hinchado alborozo.
  48. 48. Quijote fue, mi amigo Sancho 55 82. Sin ser más que otro Amigo Sancho, Un hombre no es más que otro ni pretendiéndolo ser, la valía y entendimiento se logran del buen hacer, se reconoce y valora sin llegar a conocer, más vale cuánto vale el que se hace valer. 83. De gorduras y gordos Amigo Sancho, Con muros imitando espalda y piernas de espesada anchura, de carnes que se pelean con estrechuras, y barriga que es aumento de su añorada figura. Reto es llegar a los pies, más que a la misma cabeza, no llegando a abarcar ni a su misma o extraña pareja, los pies son terror de albarcas y la barriga pánico de botones, ogro de cama en ruinas, siendo la más pesadilla de las pobres y desconcertadas sillas.
  49. 49. Dichos e grabados 56 84. Guardando y aprovechando Amigo Sancho, Si hoy guardas, mañana encuentras, mas, si te ha de faltar, no guardes hoy lo que mañana has de encontrar. 85. Oye a tu estómago Amigo Sancho, Cuando la barriga te chille tu boca se pille. 86. El imbécil sin freno Amigo Sancho, Tiene de habitual el destiempo para decir y hablar de otro del que se está diciendo. Desfigura cara y asesina gestos de los que cerca tiene, no desatina intenciones más que da explicaciones, sin más conocimiento que la falta de vergüenza le va imponiendo, mas sigue con su pensar sin miedo ni riesgo de lo que es empeorar.
  50. 50. Quijote fue, mi amigo Sancho 57 87. Peregrinos, un camino Amigo Sancho, Movidos por el corazón, solicitados por su cabeza y de sus piernas andando, recorren tierras y campos entre negruras y llantos, mas siguen destino y camino entre alegrías y cantos. Tratan con gentes del mundo, igualan los días con las noches de encanto, arrastrando penas prestadas y propias, mas, amasando amores y ganando corazones. Sienten de importante destino su alma, alargando su espíritu a la grandeza más alta, sin descanso en valor y de tan grande esperanza, ni desfallece ni su cuerpo protesta, cargando su duda y su vida, a veces ya impuesta, soñando en llegar, a más de cambiar, para poco pedir y más a otros de dar.
  51. 51. Dichos e grabados 58 88. Despedida a un amigo Amigo Sancho, Cómo poder explicar este gran tiempo de atrás, es más fácil decir y no pararse a pensar. Cuando una puerta se abría al filo empezando el día, un amigo aparecía, no venía solo, eran dos, juntándose al compañero, de esos de la verdad que son los más difícil de encontrar. Tantos años abriendo la puerta, cuantos años son de amistad, son tantos que igualan su humanidad dejando una huella marcada en silencio que es alta de valorar. De trabajador en lo más arriba, entero y de lo más cabal, hasta con el corazón “partío” y la rodilla “machacá”. Es tiempo de cambiar el rumbo orquestado con autoridad, buscando la paz y el sosiego de una batalla desigual, aún, más que se vaya un amigo, un amigo quedará.
  52. 52. Quijote fue, mi amigo Sancho 59 89. El vago recansado Amigo Sancho, No desgasta zapato por no malgastar el paso, no por dar trabajo a sus pies, más bien por no querer, pensar es sacrificio tan fiero que cansa hasta si es primero, se le va tostando cabeza si piensa en tener que contar dos ovejas. Si le hablan de trabajar malo se pone de pensar, y si le dicen de ayudar hasta desmayo le puede dar, ya es difícil entender que ni comer es cosa que quiera hacer, porque es compromiso de dientes moverlos para trabajar eficientes. 90. De mejorar y comer Amigo Sancho, Para mayor delgadez, agrandar el correr y menguar el comer.
  53. 53. Dichos e grabados 60 91. Agarrando el tiempo Amigo Sancho, Oportunidad pasada es ocasión que se cuelga en el tiempo, de nombre no pasa y se agarra en lo eterno, impasible te mira, pasando en huida si lo agarro o lo pienso, se escapa y no puedo, resbala en los dedos. Quisiera dejarlo y tenerlo, que ocurriera al mismo tiempo, me faltan las horas de puro contento si la alegría acompaña el intento, cuando las horas se sufren se hacen de largas y se mueren en lento, los días se arrastran de luengos luchando sangrientos. Tiempo corto para el amor y largo para el lamento, tan ancho si es alegría como estrecho para el tormento, tan suave para el cariño y tan tosco para los celos, tan cerca para el más amigo como huido para el mal compañero, sufrido en las malas artes y ganado cuando lo compartes, llorado por haberlo gastado y reído por haberlo querido. Quiero abrazarte, es mi tiempo, quiero que sigamos contentos, eres algo mío, serás algo nuestro.
  54. 54. Quijote fue, mi amigo Sancho 61 92. La paz del silencio Amigo Sancho, Son silencios de la nada, ecos de una tranquilidad buscada, son sonidos del agua, de los susurros que te hablan, de las palabras que callan, es el silencio del alma cuando encuentra la paz en la calma y de un corazón callado en espera de aquella que ama. 93. Vino medido, que grande de alivio Amigo Sancho, Un escanciado vino con luquete te hace chispear hasta el membrete, si le atizas con recorte de un suspirado jamón te espabila piernas y te agranda un poco más el corazón, y si lo colmas con regusto de buena gente es del más alto placer que en el día se presente. Vino en justicia te hace alegría, en demasía te consigue agriar el día, en atracón te revuelve la noche, te revuelca lo dispuesto y tu cuerpo se sale del tiesto.
  55. 55. Dichos e grabados 62 94. Comer para vivir y no vivir para comer Amigo Sancho, Que es de más necesidad del cuerpo comer con cabeza y no con la mano desguazando alimento, es de agradecimiento comer en concertado argumento que en tormento de ganas y tiempo, que si llenas barriga con priesas quedando en suspenso y al punto reventar de puro apretada en sustento. Cambia el comer disfrutando con gusto y con procurado descanso, y no maltratar en asalto ocupando con descaro estómago y sus aledaños, incluso perder dinerillos para ganar revoltijo de tripas y un fuerte dolor de bolsillo. El comer que asalta barriga y ocupa lugar tiende a explotar, descalza tu estómago y alegra tus tripas, a ellas procura holgura y a tu cuerpo cordura en soltura, Destas, irás comiendo para ir viviendo y no para morir comiendo.
  56. 56. Quijote fue, mi amigo Sancho 63 95. Pensar en lógica Amigo Sancho, Cuando la lógica es la razón, acabose el problema y la sensación. 96. Amigo y compañero Amigo Sancho, De fácil es otro extremo ser amigo y además compañero, ellos han de guardarse como madre a su pequeño, abre el día, vas con él, es como de nuevo amanecer, el espíritu no repara en gustos, a cada paso un placer. Cuando tu razón se nubla la suya no la oscurece, cuando el pensamiento se agrava él nunca lo envilece, es apoyo de las mejores dichas y de malvadas desdichas, estando en lo más alegre y quedando en los negros momentos que son mejor alimento, no fulle ni escapa ni de aquellos ni destos, es apoyo del día y ayuda corriente, es tan alto de amigo como compañero de siempre.
  57. 57. Dichos e grabados 64 97. Arranque de muela Amigo Sancho, Con la cara más allá de la caja, la boca en huida más clara, un miedo negro que de hondo se le clava, es retrato enmarcado del que una muela le sacan. De barbero sacamuelas y en prestanza de verdugo, hay amago de estropicio y de afrentosa amenaza, viene armado hasta las trancas con alambre y recias mazas, el reo no es que no acierte, es que no traga, con semblante retorcido espera ya la trancada, y cuando llega el tirón hasta los ojos le cantan, ya no sabe si el disgusto es más de ello o que descansa. 98. De honor y deshonor Amigo Sancho, Si el honor has de salvar demuéstrate que eres capaz, a veces es mejor rodear que ir de recto a devorar. Si el honor es secundario, no lo salves que hace daño, si el honor quieres salvallo, dale en justa medición y no arremetas contra él como si fuera traición.
  58. 58. Quijote fue, mi amigo Sancho 65 99. Por el gusto de escribir Amigo Sancho, Escribir es regatear palabras para crear sentimientos, de tanto gusto es escribir que la pluma no te deja dormir, te habla y te despierta para apuntar letra recta, la pluma no se envilece si en la cabeza se mece, el tintero no se agota si la cabeza no explota. Es un arte acercándose al amante, es un juego que divierte para vivir buena gente, tal fuerza ejerciera que si la pluma apuntara a lanza el odio acabaría en desgracia, la maldad huiría con prestancia y el miedo cambiaría a ser gracia. El buen escribir consigue su fin si la mano se deja guiar del pensamiento, los dedos son guías del corazón, gastando ideas con encontrada emoción, escribir es de lo humano, ejerce ilusiones, práctica la mente y sueña cabeza moviendo la mano.
  59. 59. Dichos e grabados 66 100. Juan Manuel, músico y Bachiller Amigo Sancho, De casta le viene al galgo, de esta que bien le tiene, de encantos llenos de vida, de todos que bien le ven aunque le pese algún que otro revés. Sagaz y más compañero, tocado de poder tocar cualquier otro de instrumento sea de cuerda o sea de viento, a otras virtudes sumar, ser maestro de la música y del concierto. De andante y más caballero recorre pueblos y escuelas, dejando rastro y estudio con agradables secuelas, luchando en viles momentos contra el viento y la marea y contra los negros molinos de una maldad deshonesta. Mas con agilidad de pluma, robusto de idea, de extendida gracia y de locuaz pensamiento, burla de justo comedio y con de larga esperanza el remedio más contento, porque es cosa averiguada que el andante caballero, siempre antepone el alma aun a costa de su cuerpo.
  60. 60. Quijote fue, mi amigo Sancho 67 101. El dormilón Amigo Sancho, Huye la cama y sale corriendo cuando el dormilón se acerca a medio caer y medio durmiendo, corre la noche, ya va soplando, alumbra el día y sigue roncando, con el sol por montera va despertando aún aturdido y con cara de espanto. 102. Andando y leyendo Amigo Sancho, El leer y el andar van dando a entender y a sanar, el que va leyendo va sabiendo, el que va andando va mejorando de espanto. Las letras y los pasos de sencillos son hartos, cuando son de dar son de lo alto, anda los libros y lee los caminos, te aforan el alma y te marcan destino.
  61. 61. Dichos e grabados 68 103. De inútil y poco acertado Amigo Sancho, No acierta a rematar el clavo si con la cabeza o con la mano, de remendar el calzón con la aguja o el escoplón, de apretar tornillo con llave o con martillo, ajustar la rienda a sus medidas o sin consciencia, sembrar tierra o alimentar lindes, arar campo o asaltar surcos, estar con buen acompañante o batirse con caballeros andantes. 104. El sinvergüenza Amigo Sancho, Es contrario a la vergüenza, no teme ser descubierto ni preocupalle por ello, ruin de cabeza y pensar de bajeza. Atropella respetos sin reparar rematallos, sin ajustarse a norma ni apegarse a razones, siempre hace lo que le sale de los… calzones.
  62. 62. Quijote fue, mi amigo Sancho 69 105. Cagón con priesas Amigo Sancho, Va con priesas, tiene tales, se desagua por entrambas canales, con tantas dellas que no llega a los orinales, deja rastro tan rotundo y claro que podría seguirse con sabueso ya retirado, de tanto y generoso olor que pudiera rastrearse aún resfriado. Al trono sin reino llega ya desmesurado, con los calzones bajando y arrancando los cabos medio atinando, con el tiempo gastado abre excusado, sin más que perder se tira y se sienta, rayos y truenos empiezan la cuenta, comienza la gran tormenta, mas, de tanto gusto y descanso que se le aclara el culo y hasta la conciencia.
  63. 63. Dichos e grabados 70 106. Una madre Amigo Sancho, Aquella blanca mano que meció tu cuna, esos ojos que enternecían tu llanto, aquel corazón que por tu latido merecía, lo más cercano a tu ser, lo más parecido a tu vida, no la busques, siempre está, alegrando tus anhelos, arrullando tus desgracias, sin determinar tiempo, sin suponer condiciones, es regazo de una madre, es la mano que acaricia, y los abrazos que te quieren. Le duele de querer tanto, de cariño es sobrante sin esperar nada en parte, no duerme si tu no descansas, es amparo de tu desgracia, siempre encontrando remedio de tus horas más bajas, no vive en ella si algún daño te infama, partiéndose brazo y espalda sin ser a cambio de nada, su dolor es más que tuyo, tus penas las sufre llanas, tu frustración la calma, haciendo la oscuridad más blanca. Siempre esperando en la puerta, siempre esperando despierta, no desanima momentos, te roba y se lleva tus malos pensamientos, te regala sonrisa y te alimenta el contento, enciende tu oscuridad, descorre tus tinieblas,
  64. 64. Quijote fue, mi amigo Sancho 71 lava tus dudas, seca tus llantos y aclara tristezas, te regala su vida, compañera de tu sufrimiento y amiga de tu dolor, la que no rinde plaza ni puesto si en ello le vaya la vida y esta requiera sustento. Qué grande es llorar por alguien que te quiere a más, sean lágrimas de amargor o de sentida emoción, no estas solo, sus ojos lloran tus lágrimas para no ahogar tu corazón, madre no hay más que una que se suman por dos, para poder ofrecerte más cariño y tanto amor.
  65. 65. Dichos e grabados 72 107. Envejecimiento, estás vivo, no muerto Amigo Sancho, No temas envejecer esto ya supone que estás y estés, si sigues envejeciendo es que todavía estás yendo, es palabra de tirar a abatimiento más que de alegría y de contento, mejora y dale la vuelta por seguir la vida estirando el tiempo. Mira que gratitud da la vida sin contar años ni tiempos, déjate en seducimiento por pisar el suelo y acariciar el soplo que mima el viento, toca las nubes con las manos, reporta el camino y moja tu cara con las aguas que te presta ese río amigo, agarra sin temer y sin tino lo que de cerca te ha puesto el destino, sigue la vida, ama a los tuyos, vive de cerca, quiere a ti mismo. No añores lo que pasó, sea bueno o “a lo mejor”, saca enseñanza, extrae beneficio, apunta la forma de mejorar el servicio. Quiere como lo último, ama como lo primero, vive como si fuera siempre, existirás como siempre eterno.
  66. 66. Quijote fue, mi amigo Sancho 73 108. Modestia, cuna de ser grande Amigo Sancho, Grande virtud es de reconocer lo ajeno, de humildad y no de humillante, que concede al modesto la gratitud y el respeto. Es su saber valorado y su enseñanza probada, elevando su grandeza a la modestia más baja. 109. El hombre que hacía feliz hasta su sombra Amigo Sancho, Hombre derrochado en gracias e impuesto de salud, prevenido de cóleras y maldades, con adornos de encanto y sonrisa sin presa, con deseos de querer bien sin juzgar conciencias ni rebuscar otros cien. Le sonríe su sombra sintiendo orgullo de quien le quiere, es de tan alto su dicha que comulga con los más de extrañar, es tan de gusto interior y modo al hablar, que aquel queda más contento antes de comenzar. Reguño de entrañable ternura, hombre que regala felicidad, en aquello que va tocando y sin llegando a tocar.
  67. 67. Dichos e grabados 74 110. Las bodas de Camacho Amigo Sancho, Vive siempre el amor aun sea desesperado. El pobre Basilio de cuna humilde y vacío de dineros, y la hermosa Quiteria con los mismos fundamentos, crecieron y se enternecieron con prometidas esperanzas, juntaron aventuras de unos mozos nuevos, mas el impropio destino cruzó al rico Camacho en mitad del camino, quedando sumido de tanta belleza que ilustraba a la bella, y ella sin ascos de orgullos, con iluminado futuro, arrimada al querer de la abundancia y pisando de paso la boca en panza, se dio por tan prometida en elegante y nueva danza. Los esponsales se prepararon con mayor boato y desmedido tramo, con tanto dispendio que Sancho se puso hasta lleno espumando corderos y una mano de pavos. Pero el triste Basilio no se ha entregado, no rinde plaza ni entrega mano, e hincando rodillas suplicando a su engarzada amada,
  68. 68. Quijote fue, mi amigo Sancho 75 clavó en su orgullo y más en su pecho la espada que le robaba la vida y sacudía su despecho, se le iba el aliento, se lo tragaba el suelo, pidiendo con tal devoción su último deseo de ser desposado porque rozaba la muerte, Quiteria así consintió mirando más a compasión que a su arrinconado amor, dales el cura su bendición, y al punto y sin vacilación Basilio se alzó con tal brinco y escorzo que a todos pasmó y admiró, habíase previsto el ardid de envainar en tubo la espada que le había de morir, con la astucia entramada entre ropajes y cuerpo y añadiendo la sangre de otro que le fue prestada, quedando los invitados sumidos en trance mientras a otros las ideas se les nublaron, perdiendo el gusto y con los ánimos volados. Aún peor era la cara del fullado y previsto esposado, dejando desta manera el alegrado Basilio y la reconfortada Quiteria que entraron a boda propia para correr de boda ajena, más contentos y casados por hilo de treta ingenua.
  69. 69. Dichos e grabados 76 111. Son hermanos, el estornudo y el resfriado Amigo Sancho, Cual instrumento de percusión sus dientes repican como un tambor, carnes y huesos se mueven como conciencia que debe, con terremoto de cuerpo entero y calenturas de fuego pasa el día el friolero, se baña por las narices cuando el estornudo lo dice, y si en un descuido le pilla, se moja hasta la barbilla, no encuentra cómo parar una batalla tan desigual, con tiemblos y de estremeces que ni con botica venciese. 112. De intentos se gana Amigo Sancho, La vida entierra esperanzas y otras tantas las revive, alguna que otra las finge y a más de una consigue, lo de probar es orgullo de generoso intento, aun de quedar trasquilado y más matado que contento. Por otras y tales razones, baste mejor facer, el hecho que yo organice, como, más vale me equivoqué a por qué no lo hice.
  70. 70. Quijote fue, mi amigo Sancho 77 113. De pícaro y picaresca Amigo Sancho, Con chascarrillos y jeringonzas usa la cabeza y las demás cosas, de avispado y en avispero se cuela de cuerpo entero, dando en resolver casa, comida y algún que otro menester. Con curas, nobles y ciegos se juega salud, armas y dineros, a confusión de artimañas y a engaños de poco empeño, desta manera y destas formas: el queso engulló que el ciego ni notó, el vino empinó que el cura ni se enteró y del noble se guardó los escudos que le burló. Mas no es una vida de alargar sino más de acortar, ya que el acto final lo hacen más que de obrar el cura, el noble y el ciego con unas palizas ganadas de ensueño.
  71. 71. Dichos e grabados 78 114. La soledad y un amigo Amigo Sancho, Nadie te ve, no ves a nadie, camina arrastrando y penando su estrella, sin más destino del que no existe y sin otro consuelo que un frustrado desconsuelo. Sigue el camino, va en adelante, esperando cariño de algo o de alguien, soñando poder encontrar algo que le robe la soledad. Encadena tristeza y desconsuela esperanza, mas no encuentra la suerte, ni le viene en alza, acompaña a su sombra pisando ilusión sin darse de ver que alguien le sigue, mirándole con amor, es galgo y no podenco, de tristes ojos a modo de cuencas y mirada de enlutada tristeza, con estrepitoso semblante y costillar desierto de carnes, mas de agradecida ternura por el encuentro, abandonado a su suerte por un amo de corazón enterrado, con malas formas y peores sentimientos, por la excusada razón de su lento correr ya triste y mas cansado. Dos caras en lástima se han encontrado, y sin palabra ni obra se ven juntos y arropados... tengo amigo... tengo amo.
  72. 72. Quijote fue, mi amigo Sancho 79 115. Rucio, asno y fiel compañero Amigo Sancho, Con cara de bonachón, orejas con oído en ristre y una prudencia de a dos, carga con amo y su grande ilusión, el lomo quedara en el empeño por su ínsula, por su dueño y por sus sueños. Carreras, estacazos y palos le llueven como sin gasto, a más que gruñe diciendo, no vaya vos, nos atizarán la cabeza, nos doblarán espinazo y hasta podemos perder el calzón, mas, embragado de raza, terco de resolución y tozudo en su sentir, avanza cargando con Sancho a su destinado fin.
  73. 73. Dichos e grabados 80 116. De profesión: Feo Amigo Sancho, De feo se gana a si mismo, sin rival ni segundo que contar en desigual batalla de rasgos y en general. No se sabe con certeza si las narices le acompañan o le están tristemente pegadas, de esos ojos, no es seguro, ni es de ciencia si te miran más de dos o con pendencia. La boca ostenta tal desencaje que espanta hasta los brebajes, siendo de estar estampada que lejos de ser encantada, con sus vecinos los dientes está en huida permanente y en retirada urgente, las cejas son solo una y las orejas veintiuna, luciendo negro entrecejo de solo un tramo y de trazo recto, el techo de la cabeza se le deshabitó de maleza, rematando como adorno una verruga tan fresca que a modo de cuerno y grano asoma como entre el culo y el ano.
  74. 74. Quijote fue, mi amigo Sancho 81 117. Como diluvio, un estornudo Amigo Sancho, Más feo no se puede poner cuando amenaza estornudo y empieza a retroceder, testa y cabeza se le van suspendiendo amenazando diluvio sin aplazamiento, cara que se compunge a cosa de poco dulce, ojos que se desaguan como si fueran cascada, boca que disloca un retuerce como si muriendo estuviese, las narices guardan metralla preparando la batalla, y cual si fuera un cañón, con cosquillas por ser mechas y con estrepitosa explosión, ya ha empapado a más de dos…pero, ¡qué descanso me hago yo! 118. El comer que alarga la vida Amigo Sancho, Si tu vida quieres estirar y en más de alargar, de temprano almuerza como si fuera el final, con el sol por bandera come de discreta manera, y cuando caiga la noche da por cuenta que ya cenaste anteanoche.
  75. 75. Dichos e grabados 82 119. El más pobre y no lo es Amigo Sancho, Andaba errante, como única riqueza la cara se adornaba con un triste semblante, pensaba y se convencía de ser el más pobre que había, como escasa posesión comía frutos que de casual encontró, mas, al volverse a su sombra a vueltas de cuenta se dio, que otro iba recogiendo las sobras que él ya no iba queriendo. 120. Tu roncando y yo desesperando Amigo Sancho, El roncar es como el estrellar, cuanto más lo quieres agarrar más ligero se hace escapar, tú roncando a pleno pulmón y mi cabeza entera como en percusión, atruena roncando en redoble como en batallón de mandobles, sin pedirlo ni pensar ahora se pone a ronronear haciendo pareja al roncar, mi cabeza se asusta y mi cuerpo en terremoto se pone a temblar, y para ir rematando, más que roncar se pone a soplar, silbando de aquella manera que ni duermes ni lo puedes matar.
  76. 76. Quijote fue, mi amigo Sancho 83 121. Alguien se muere, alguien te quiere Amigo Sancho, Mis ojos se van enlutando de una tristeza que a poco me va matando, en la cara se van surcando pequeños ríos que de ellos van aflorando, en el mismo día y hora mi alma del cuerpo se va escapando. Busca perdido, no encuentra, suplica alguna respuesta, responden solo vacíos llenos de dudas muy negras, ¿cómo hallar posible consuelo a este imposible desvelo? nadie te ayuda, nadie puede hacerlo, ¿cómo tan grande dolor? ¿es posible? yo lo tengo, se me agarra de adentro, lo siento como ya eterno. Me falta el aire, me sobra el cuerpo, estoy perdido, ya nada encuentro, me voy contigo, arráncame este sufrimiento, no quiero a más de vivir si no es contigo, los dos contentos.
  77. 77. Dichos e grabados 84 122. El saber que siempre falta Amigo Sancho, Decía aquél sabio: cuanto más sabes, debes entender, que más te falta por saber. Y es de sabios reconocer, la gran humildad del escaso entendimiento que tiene el de más conocimiento, siendo de considerar y de más sabiduría ir enseñándose cada día, con la sencillez del que no sabe y del que le falta por entender y más conocer. Aun y más allá de que los demás te quieran considerar hombre de culto y locuaz, sigue con la sencillez que aporta en cada instante la magia del aprender.
  78. 78. Quijote fue, mi amigo Sancho 85 123. Venta o castillo encantado Amigo Sancho, No se sabe si es venta o castillo que se inventa, donde suceden los hechos y más de otras pendencias, que ni el tonto da crédito ni el cuerdo las evidencias. Don Quijote cree encantado, es famosa fortaleza con rey, siervos y amas que disponen en llegando, el castillo es arrugado a venta con ventero, criada y una eficiente sirvienta. Sancho es primero en elevarse a la palestra, dando aires a su cuerpo con la manta por cabeza, sin señor que le costee ni brazo que le dé firmeza. El de la Triste Figura quedó para ensartar cueros y tintos, en confusión de sangres de gigantes y malignos, encuentros y desencuentros encuentran los más de inquilinos, que a razón de amores y cuernos ni para ni está tranquilo. El cura y el barbero disimulan de cuerpo entero, buscando ya de salvar lo que del caballero se pudiese hallar, mas como famosa venta en castillo así debe quedar, añadiendo a esta historia otra batalla singular.
  79. 79. Dichos e grabados 86 124. Estómago asaltado, dolor de barriga atacando Amigo Sancho, Si no determinas parada en colmo de buche, la boca no traga, rebosa y ves luces, no entrando garbanzo ni aun procurando porque va estando y sobrando. Comienzan retortijones juntando estertores y clamando del cielo un cierto consuelo, las tripas que se van cruzando acarreando indispuestos y con severa protesta, barriga que se va inflando armando el ombligo para disparo sin fallo, qué retazo de tiempo tan malo por tanto insuflado y por más cargarlo, por desproporcionar lo que es demandado tu estómago se siente afrentado, de tales trabajos y de tanto apretados se busca un escape por la boca o por el ano, cosa que truena la dignidad del amo y narices del que no lo ha buscado.
  80. 80. Quijote fue, mi amigo Sancho 87 125. La razón Amigo Sancho, Buena razón es razón de tenerla ya contigo, deja la sinrazón que a males razones sin tino. 126. El curioso impertinente Amigo Sancho, Malo es tentar la suerte ya echada, buena es la razón lo alta que antes ya estaba, de alto valor se tenían y amigos de conjunción de grande y buen compañero, pero de curioso impertinente uno de ellos pecó, haciendo compromiso del otro que así le llegó y convenció, entregando a su mujer de prueba como que la prestó. De esperanza esperaba de ella acatamientos y para ella de ser solo yo, hasta que el diablo le instó, y llegó, ocurriendo y ocurrió, que después de arrullos y disimulos a las tornas un vuelco se dio, así, con disimulo de amigo y fingido de ella el impertinente con los cuernos se quedó.
  81. 81. Dichos e grabados 88 127. Dolor de gota Amigo Sancho, Aquel dedo que por morcilla es, puesto en el pie del revés, más presto de explotar que de volver a su ser, tan ancho y pinchado de cara que culo sería mejor ver, las carnes hace sufrir, reclama y remata dolores, mas no descansa el herir ni sacarte los... cajones. 128. Vecinos, la sinrazón de la discusión Amigo Sancho, Vivir acercados y no discutir es cosa de no atreverse a decir, de tanto es el roce y tan justo el hablar, que las cosas tiran a colocarse mal, desta manera consumen el tiempo, corriendo los días y gastando momentos, tan de pronto te miro y no me ves que justo me miras y no te veo, mirando de huidas y escapando al través, te hablo…mejor otra vez, me hablas…lo mismo después. Desta guisa, de más cabezón y confusas maneras la vecindad se retuerce y desmembra sin saber ni como y porqué, y cada uno preguntándose…¿qué cosa abréchole?
  82. 82. Quijote fue, mi amigo Sancho 89 129. Envidia, enfermedad del alma Amigo Sancho, De rabia le colma su envidia, cambiando a colorada cuando la sangre se le abre por la cara. Ira de tiesos y esperada ponzoña que corroe, pesadilla de lo que no llegas, látigo de lo inalcanzable, premio a su misma inutilidad. Vida que muere de envidioso, que no vive y que es de destrozo, tan poca es la ocasión que necesita, que lo que oye y ve, lo quiere de sí para él, mas sin poder llegar, lo sufre y lo pena, ¡que pena me das!
  83. 83. Dichos e grabados 90 130. Cuanto más tonto, menos se entera Amigo Sancho, Enterados estamos todos, su idiotez y fullerías están en reconocimiento del resto, el único que no se entera es el desenterado sujeto, es risa y burla de los demás, mas asegura su nunca yerrar, no sabe de su ignorancia, ni de tantas falsedades, que hasta inventa su importancia. De educados peca el resto, no le dicen ni le alaban, mas el sigue creyendo ser el único con palabra. 131. Tiran más dos…testas que dos carretas Amigo Sancho, Como dos montes sagrados que enarbolan palo y bandera, yerguen en cuerpo y punta junto a mi dichosa espera, cuerpo y sangre que se alteran ante glorioso escenario, esperando impaciente obra de gran tamaño. De gozo y satisfacción se maravilló el espectador, de tan elevada representación y mejor actuación, que de tan buen y exquisito gusto exhausto así se quedó.
  84. 84. Quijote fue, mi amigo Sancho 91 132. Prisas, malas de aconsejar Amigo Sancho, Prisas que quieres hacer son asuntos sin resolver. Si acaso pretendes estar, déjalas en reposar, no aturdas nervios ni sentimientos, procura serenidad, seguro ganas en tiempo y en disposición de llegar. 133. Creída y estirada Amigo Sancho, Aquella que solo tiene preferencias de sí misma, sin que nadie bien valore y de estrecho conocimiento. Se va creyendo lo que va suponiendo, se va enterando de lo que se va murmurando, se va imaginando que ya es lo más alto. Su consistencia no es más que su apariencia, sin saber que es la modestia y de acartonado embozo, desimpartiendo y dislocando discursos y sembrando destrozos, tanto se llega a estirar que ni tanto medio se llega a abarcar, tan grande es la bola ya que ni es bola ni es redonda sino cabeza “cuadrá”.
  85. 85. Dichos e grabados 92 134. De sueño profundo Amigo Sancho, De buen dormir sería injusticia de un despertar que no puedo, el sueño es de lo más abajo que no despierta con tiros ni a garrotazos. Pasan ovejas gruñendo, un tropel de almas más alto que hablando, los parientes que de tanto empujar le van socavando, mas ni el mundo se entera ni le va preocupando. 135. Traidor, enfermo sin compasión Amigo Sancho, Es escombro del mundo, escupidera de los suyos y odiado por todos, sin peor situación que ser traidor de mal nación. Vende a su gente por cuatro cuartos de más corrientes, traicionando lo más querido por mendrugo duro y agrio vino, aun siendo la mayor humillación, perder personas, quitar amigos y enterrar toda condición.
  86. 86. Quijote fue, mi amigo Sancho 93 136. Un mal sueño, peor pesadilla Amigo Sancho, Hasta el infierno interviene en mal sueño que hiere, te mata y te tortura sin piedad y sin mesura, te angustia y lo vas sufriendo sin poder más, ni haciendo. Ideas de infierno negro, de peste infecta y de retorcido empeño, maltratando terrores y procurando temores, abriendo carnes y crujiendo huesos, sin desatinar en ello y sin desestimar intentos, mas el mejor de los contentos cuando, cantando el gallo, se despiertan libres cabeza y cuerpo. 137. Perseverancia, éxito de trabajo y constancia Amigo Sancho, El que persevera y lo trabaja da gusto a su mortaja, perseverar e insistir suele llegar a buen fin, más si lo que has de conseguir está en buen valor y destino de tal perseguido fin.
  87. 87. Dichos e grabados 94 138. Espantapájaros, de remiendos y otros trapos Amigo Sancho, Es personaje de poco constar y de menos quejar, su discreción es de tal que ni se hace notar, se conforma con remiendos de este y de más allá, no pide paga ni sueldo, es contento con su libertad. De reposado está quieto, es precavido en no hablar y su vocación es no molestar, que poco consume, menos que gasta y más que le luce. Vive colgando del cielo con cuerpo erguido en estaca, con hombros al techo y manos cayendo en rostro mal hecho. No entiende si es día ni comulga con la noche, en la quietud de su puesto guarda sitio y guarda campo, con ilusoria munición da batallas al cuervo y al gorrión, sintiendo el orgullo de su amo por un trabajo tan bien afinado.
  88. 88. Quijote fue, mi amigo Sancho 95 139. Buen sueño, ideas de cielo Amigo Sancho, Grato sueño es el que te concede el cielo, cuando tu alma goza con soñar y tu cabeza da vueltas de buen fin que te ha de pasar, mas sea efímero y volátil ello te reconfortará. Tal es el gusto y la calidad que no es requerido despertar, aunque a resultas y sin acabar del gusto, el sueño termina sin llegar al final, despertando de tal placentero y añorando poder continuar. 140. De nacimiento: cansado Amigo Sancho, Es de tan poco movimiento que se cansa con el pensamiento, es de tan pocos pasos que si se mueve lo hace al revés. Cuando se acerca el trabajo ya está huyendo a destajo, si faena hay que hacer, espérate que ya lo hago después, es de tal agotamiento que una tortuga le parece un jumento. Por tal, es su mejor alegría y su mayor consuelo, tumbarse en la cama como el más grande sueño.
  89. 89. Dichos e grabados 96 141. Optimista y ya se sale Amigo Sancho, Tan buen ánimo tiene de pensamiento que en la tempestad solo encuentra suave brisa o calmado viento, es de tan buen pensar que no encuentra defecto ni buscando en los demás, sin llegar a reparar que no siempre pensar es igual. Cuando un mal hecho sucede asegura que algún bien viene, el ánimo lo tiene ajustado en punto, no retrasa ni adelanta maldad, vive con tal gratitud, que solo vive para no encontrar mal. 142. Suponer no es seguro de acertar Amigo Sancho, Suponer y acertar son asuntos que no se acercan a igual, cuanto más vas suponiendo más te lo vas creyendo, si sigues en suponer, rematando…te lo acabas de creer.
  90. 90. Quijote fue, mi amigo Sancho 97 143. Ladrón y más mangante Amigo Sancho, Más amigo de lo ajeno que de lo propio por ser trabajo menor, gasta su tiempo en pensar más en deshonesto que en legal. Machaca las horas pensando en encontrar algo que no sea de su propiedad, consume los días, a ver qué me valdría, retoma y repiensa que llevarse a la despensa, aunque dale igual, todo se ajusta a buena presa. No tiene reparos ni se para en ello, les quita y sustrae hasta los plebeyos, escabulle la ley sin ver miedo en ello, aunque tanto confía de su fuerza y su celo, que acaba prendido a grilletes adornando su cuello.
  91. 91. Dichos e grabados 98 144. El Contrahecho, de construcción traicionado Amigo Sancho, De nacimiento al revés, agarrado de manos y con el culo en los pies, las cejas son solo una cual camino arbolado, las orejas son solo dos haciendo una de hermano mayor, de narices huele un poco mejor, aun de cuevas con lombrices como apareciendo un mojón, por boca sostiene hueco con despoblado de apriete, con más salvas que cañones que disimulan sus dientes. Tan confuso es de andar, que no se sabe si avanza o va más bien hacia atrás, con piernas sin aritmética y acercándose al ocho, más parecen en redondo que la recta sin reprocho. De colmos sujeta en espalda bulto de apero en camello, y para más rematallo y peor vista tener, diez dedos tiene, que no es cosa de querer, si no fuera por tener cuatro en una y en la otra seis de merecer, provoca un conflicto cuando la nariz se afana en hurgar, que no sabe si es de centro o es de la otra el lateral, no acabando aquí las desgracias de tan traicionera obra, que remata con ensaño, porque no habla y tampoco oye de sobras.
  92. 92. Quijote fue, mi amigo Sancho 99 145. De aburrimiento perdido Amigo Sancho, No sabe si matar moscas con la mano o contar ovejas en el prado, es de tan pocos requisitos que es martirio de mosquitos, es de tan sin saber qué hacer y de tan justo pensar, que el tiempo le dura una eternidad y más. Tan recortado es de conocimiento y justo de idea, que si un día lo hace, su cabeza se pelea, se espanta y se apea, solo piensa en no pensar, porque lo contrario es cansar. 146. Criticar con criterio Amigo Sancho, Criticar sin saber, es disgusto del otro y ponerlo al revés, criticar de buen grado no supone varapalo, incluso es mejora por poner el enemigo a tu lado.
  93. 93. Dichos e grabados 100 147. Llanto Amigo Sancho, Ojos de estrenada tristeza que apuntan vidriosos desatando la rabia que arrastra la pena causando destrozos, lágrima que agua la cara librando batalla contra el sufrimiento que ataca su calma, gota que desliza su cuerpo hasta clavar en el suelo su pena y su apego, llanto que acaba surcando los ríos buscando la calma y ahogando sus penas en las aguas que emana, librando al tormento que de tal peso le arrastra y le aplasta cualquier sentimiento, camino de lágrimas que estremecen el rostro brotando gemidos que caen como flechas hincando de rabia jugando a tormento, llanto que busca refugio en pañuelo que seque su pena en mano prendida de amigo, que sufra delante, que sufre conmigo. 148. Quiere la vida Amigo Sancho, Ama y aprecia la vida a peor que solo estés, se quiere de mil maneras y solo se muere una vez.
  94. 94. Quijote fue, mi amigo Sancho 101 149. Falsedad, si de mala mujer puede ser más Amigo Sancho, Melindrosa mujer de tan solo apariencias, de trajes por doquier y de joyas recubierta, de falsedad está llena, sabiendo solo atender a quienes reverencias le saben hacer. 150. Teresa Panza Amigo Sancho, Mujer de altura menguada en más redondo que cuadrada, de hechuras a su consorte con cabeza firme a modo de estrategia y soporte, raspadas tiene las manos de no amilanar trabajo, aun sin rechazar cariño ni tempranero tajo. Sanchico y Marisanchica son sus perlas que enternece, por ellos tira del mundo aguantando aun si muriese, siendo Sancho vela y guía que la quiere y la protege. Hombre y mujer se merecen, una asienta y piensa, otro trabaja y de imaginación crece, mas son los cuerdos desta historia que de tal poder les ejerce.
  95. 95. Dichos e grabados 102 151. Penas de una cebolla Amigo Sancho, Qué olor tan intruso y qué sabor con tanto arresto, cuántas batallas ganadas con tan oloroso armamento, qué cuantiosos lloriqueos con tan poco condimento, qué sabores regala con tan pocos fundamentos. Son suaves caricias sin ojos y sin mirar buscando los tuyos para dejarles llorar, lágrima que se alarga aforando perdida en tu cara que escuetando se queda según la decapa, subiendo en caudal va siendo más lagrimón con aspiración de catarata según vas recortando sus capas, los ojos son más que agua, ni siquiera ya delatan, atacando olorcillo son ciento y el saborcillo que estalla, por estos trances, esto no es cara, tiende más a volcán que ya se sabe hirviendo con lava, de tal persuasión y argumento que no escapas ni faltándote tiempo. Es humilde cebolla, tierna de cariño y brusca en sus conceptos que sin saber de daño es su sufrimiento, blanca de cara cuando despoja su velo, ajustando sus capas y adornando su cuerpo, redonda de lustre y con buen sentimiento,
  96. 96. Quijote fue, mi amigo Sancho 103 su mirada los ojos encandilan, son sollozos cuando tocas su cuerpo gozoso, si la desnudas te encharca la cara con alborozo de penas que del todo se convierten en gusto y en mejores gozos.
  97. 97. Dichos e grabados 104 152. Tartamudo, que no ensarta Amigo Sancho, Tanto le cuesta empezar que cuando empieza ya va marcha atrás, cuando amenaza el ronroneo te empieza a entrar el sesteo, y si la cosa se alarga hasta se duerme la adarga. Es costoso de arrancar y cuando le salta la chispa encuentra otra erre y se va, no consiguiendo ensartar dos palabras por igual, atascando boca y gaznate como si fuera el remate, mas, él sigue porfiando aunque la siguiente palabra todavía la esté rebuscando. 153. Defendiendo con ser justo Amigo Sancho, Lucha con fiereza cuando se procure, mas no gastes tu salud en infundadas situaciones y otras absurdas tribulaciones. Todo no es de defensa si la justicia no encuentras, pero si de justo se tiene que defender, puedes y debes poder.
  98. 98. Quijote fue, mi amigo Sancho 105 154. Inspiración, de divina y terrenal Amigo Sancho, Efluvios de la imaginación, perseverancia de la curiosidad, con algo de divino y un poco terrenal. Candela que te ilumina, idea que te traspasa y mano que ya lo pasa, torrente de sensaciones que no entienden de tiempos ni esperan las ocasiones, te puede iluminar con la pluma apuntando o estando a medio almorzar, siempre traen priesas buscando enseguida reflejo, no tienen tiempo, has de apuntar sin mucho cortejo. Son de tanto gusto y de contar, que esperas ser inspirado con la pluma en la mano en cualquier sitio y lugar.
  99. 99. Dichos e grabados 106 155. Cuando una mujer dice sí es no… o es sí? Amigo Sancho, Cuanto una mujer más bien te quiere más difícil de entender se tiene, por ser de sesera más fuerte produce un fijo inconveniente pensando que tu piensas lo que su cabeza recomienda, pero que en ello si no aciertas enfado ganado se encomienda. Cuando es un sí claro pudiera ser lo contrario, cuando es un sí negado tendría que ser mejor testado, mujer que de sesos es más inteligente es difícil clarearle el continente, porque si retuerzo el no el sí no es de derecho, si enderezo el sí con el no ya no se lo que he hecho, aunque la más clara solución es terminar por saber que en el mejor remate es siguiendo en más querer.
  100. 100. Quijote fue, mi amigo Sancho 107 156. Pasos va dando la vida Amigo Sancho, La vida es un transcurrir de un lúcido nacimiento a un desgastado fin. El niño más pequeñín se conforma con teta y va estando feliz, el niño que empieza a correr no conoce cansancio y tampoco lo ves, ya de más mozalbete requiere la paga y no excusa un besete, cuando se llega a muchacho empuña las armas y pierde el recato, ha llegado ser padre, empieza lo serio, terminan las juergas y tapar adulterio, avanzando hasta adulto, le crecen los niños, se suman problemas y también los disgustos, uno ya se hace mayor y empiezan dolores. Sin otra causa ni condición uno se hace viejo, le tiemblan las piernas, los huesos le ríen como estando contentos, y juntando a la vez se pierden complejos. En conclusión, casi es mejor no ver lo que se avecina después, no te duele nada, no estás contento, por ser más seguro, que justo estás muerto.
  101. 101. Dichos e grabados 108 157. Alcaldillo, que gran creidillo Amigo Sancho, De imaginada profesión algún alcaldillo son, hazle creer que es alcalde y creerá que ya es grande, dale vara de mando y pensará que eres blando, préstale algo de poder y pronto te llegará a joder. Su consecuencia es clavarse en el poder, para tal, si hace falta y es preciso, se alarga lo que diga el oficio, aun en contra de vientos y mareas que contra él se menean, pensando que en su barriga se pesan molinos gigantes que su imaginación crea, mas, siguen sin enterarse que ni falta que hacen. De su mejor gusto está el procesionar antes que humildad demostrar, tanto les gusta perpetuarse como de estatua monumentarse, esto que se lo aplique a quién los oídos le piten, si esto no le ocurriese de alcaldeso o alcaldesa se merecen.
  102. 102. Quijote fue, mi amigo Sancho 109 158. Seguir comprando y no saciando Amigo Sancho, El que compra por impulso no hace temblar pulso, aunque falten dineros amueblas el cuerpo entero, mas, sigue sin estar satisfecho ni por de frente ni por derecho, continua saciando su ego y comprando sin detenello. Historia de confuso destino con mayores y sobrados desatinos, acumulando sus presas aunque sean de inútil presteza, llegando a tal acúmulo que ni te dan gusto ni te sirven un duro. 159. Mi perro Amigo Sancho, Mi perro es mi compañía y en justicia compañero, no es galgo ni llega a podenco, es mi amigo de por dentro.
  103. 103. Dichos e grabados 110 160. De profesión: estar quieto Amigo Sancho, Que cuantioso es moverse cuando el cuerpo y más la mente de esforzarse se tuviesen, su más gustosa profesión es de estar quieto sin reparar situación,
  104. 104. Quijote fue, mi amigo Sancho 111 tal empresa requiere de formas y condimentos tales como estos sugeridos elementos: El sujetaesquinas: soporta carga y cimiento sin brazo ni movimiento. El sientaescalones: su culo hace forma en el tiesto, que además es de portento. El calientasillas: dales tal calentón que si fuera por ellas cambiarían amo y patrón. El aburrebancos: les aploma de tales discursos con más hueco que sustancia que hasta la madera se les pone rancia. El cansacamas: de tantos sobos y asaltos en masa ya se le queda justa y escasa. El espantamoscas: de tanto homicidio y otros martirios acaba sufriendo de tristes delirios. El escurrebultos: no encuentra motivos para mover brazo si no es para menear cuchara y tragar garbanzo. El auyentatajos: este del trabajo huye como enemigo a destajo. El aguantahoras: en las esquinas cose el tiempo consumiendo momentos, mas lo hace de imaginario para no dar trabajo a la mano. Por fin, el terminadías: le vuelan las horas, le pasan los días, le corren semanas, se igualan sus años, y sigue estocado en estatua sin vida ni apaño.
  105. 105. Dichos e grabados 112 161. De chismosos, chismes y correrías Amigo Sancho, Es de un goce placentero saber cosa de ellos, dichos, asuntos y correrías son de habitual cada día, no lo puedes vivir si no los puedes seguir. De hablador y chismoso es trabajo gozoso, regocijo de uno mismo es si se deja entrever que ocurre alguna desgracia o que ocurrida ya fue, de tantas priesas que le ocurren por contar el suceso que ya ni le urge el sustento ni lo requiere presto, de tan ocurridas nuevas y de ansias por decir, que están contadas de vano y peor entendimiento fabricando de un menor hecho uno como grande acontecimiento, pero de buscado entretenido y mayor divertimento. 162. La salud del comer Amigo Sancho, Guarda tu sanidad lo más limpia que se pueda, comiendo de lo que más lo que menos de tu gusto sea, y bebiendo en más caudal lo menos que tu cuerpo desea.
  106. 106. Quijote fue, mi amigo Sancho 113 163. Imaginación, recreo de la vida Amigo Sancho, Soltar imaginación y volar la cabeza es fábrica de deseo y buena marcha de empresa, es ensanche de conocimiento, pretensión de algo nuevo y adquisición del estreno. De imaginar es vivir aventuras imposibles, cuando el cuerpo duerme y los ojos salen para aventurar la ilusión de ver aquello que no podía ser y que ahora lo puedes ver. La cabeza remueve aventura, el corazón corre como en batalla, imaginación algo divino y tú que vuelves a ser niño.
  107. 107. Dichos e grabados 114 164. Ser agradecido es detalle correspondido Amigo Sancho, Agradecer es corresponder a la ayuda y favor que alguien hizo por vos, de agradecido es bien nacido, agradecer es de buen hacer, porque agradecimiento que solo consiste en deseo, no lo agradeces y hasta puedes perder en el empleo. Dale detalle ajustado, que el sentimiento se procura más con el deseo de dar justicia al hecho que el valor que sea de derecho, es bellaquería no agradecer lo que a tu favor otro te quiere hacer de bien, es natural condición de hombre cabal y honesto dar razón de gracias y de justo agradecimiento.
  108. 108. Quijote fue, mi amigo Sancho 115 165. Pide perdón y arregla equivocación Amigo Sancho, Cabeza testaruda y de orgullo fondón son los más enemigos de acercarse y pedir perdón, de tan tercos son y de tan poca aceptación que no entienden arreglar equivocación, piensan que están por encima aun sea peor su radical interpretación. Pide y ruega perdón, libertarás a tu mente de esa ardorosa desazón, o tan llano como es sencillo, pídeselo con corazón, serás contento, habrás ganado y al tanto alegrarás a los dos. 166. No saques chulería Amigo Sancho, No atentes hacer demostración de poderío, encontrar puedes pobrerío, no hagas alarde de lo que no puedes, que lo mismo encuentras tus deberes, no intentes hacer de chulo porque pueden darte por el… recto.
  109. 109. Dichos e grabados 116 167. El que da, que sea sin conocer ni hablar Amigo Sancho, Si un favor quieres hacer, hazlo sin merecer, no pidas otro de vuelta porque sería cosa muerta. Cuando hagas beneficio de otro hazlo sin vista ni oído, mira que no sea enterada una mano de hacer algo la otra, sin otra calculada intención ni otro acordado destino, ampara en lo que pudieses al que menos tuviese, con la discreción del que no conoce, con corazón grande y de inundado goce, sin intenciones de famas para dar lo que sobrado tienes, ganarás orgullo de pobre sin lustre ni bendiciones. 168. El precio de cosa querida Amigo Sancho, Cuando el precio obedece al cariño es que vender no es preciso, mas, si se vende al precio obedecido es regusto de dinero y más disgusto de perderlo.
  110. 110. Quijote fue, mi amigo Sancho 117 169. Prestar y perder están cerca de ser Amigo Sancho, Lo prestado y más dejado con alegría e más confiado resulta como regalado, si tuvieras que prestar mira bien quién hay detrás, asegura que devuelve y que es de confiar, si te asaltan dudas y temes por el olvido, no procures ofrecimiento ni hagas ostentación de decillo, mas, si es preciso y con persona en cabales, engrasada y bien ajustada, dale favor y confianza y préstalo sin fianza. Aún, con todo ello: presta lo justo, hazlo en estrecho, calcula de lento, pero presta contento.
  111. 111. Dichos e grabados 118 170. Recuérdame y no me llores Amigo Sancho, ¡No llores en mi tumba! ¡No me desgarres el alma! ¡Recuérdame cada mañana! Abraza el cariño, reposa el consuelo, no rompas silencios, no musites palabras que ya no hablan, haz de tu pensamiento recuerdo de quien te ama. Que tus lágrimas no caigan vacías, que rieguen tierra y flores allá donde descanse mi alma, recuérdame y no me llores, llévame de tu mano, y abraza la vida tan hermosa que disfrutamos. No te hinques en el suelo, levántame la mirada, que quiero ver en tus ojos la alegría que me da alas, que no corran ríos, que no los surque el agua, que se aparten las nubes, que a tus ojos les llegue la luz de aquellas miradas, será mi contento y la alegría de mi cara. A más te recuerdo, veo por tus ojos, te pienso en silencio, te escucho y no callas, me habla el sentido, te llevo tan dentro que tocas mi alma que se retuerce entre el amor y la rabia. Quiero tenerte cerca, no estás, te me escapas,
  112. 112. Quijote fue, mi amigo Sancho 119 no puedo cogerte, no quiero soltarte, hasta me claven las entrañas, mis gestos no paran, no entiendo pensar, no entiendo nada, se hacen un nudo las tripas y el alma, mas, mi corazón me habla y me susurra palabras, no llores mi vida, no mates mi calma, recuerda que son dos vidas de juntas y amadas, una de tanto cariño y de tan sobrado amor y otra de eterna esperanza.
  113. 113. Dichos e grabados 120 171. Lo mucho cansa y lo poco no descansa Amigo Sancho, Para ajustar el ánimo no hay que abusarlo ni procurarle desconsuelo, quedará bien ajustado cuando se mida en contento sin ser sobrepasado ni faltarle el alimento. Si amigo de alguien quieres ser, no abuses ni lo dejes oscurecer, si quieres mantener amistad, no estires tanto della que hasta se romperá, mas tenla siempre caliente para que no se enfríe y siga de frente. Si conocidos quieres tener, ajusta el saludo y no lo olvides hacer, repara en justo equilibrio amistades, trato y brindado vino, tanto que no le falte a unos o abusarle en otros, si te pasas en gozos, acabarás con solo la bota y en enlutado responso.
  114. 114. Quijote fue, mi amigo Sancho 121 172. Arreglando desventuras Amigo Sancho, He aquí, estos somos, desarmando entuertos y armando voluntades. No pretendemos pecunios, ni tan siquiera nobleza, no ansiamos títulos, ni representarnos cortes, con arreglar desvalidos, la paga será suficiente, será tener un amigo. 173. Afán de inaugurar, cosa es de olvidar Amigo Sancho, Cosa inaugurada con interés pretendido, es cosa de ser guardada como en el eterno olvido. Si algo es de estrenar y pretendiéndolo conservar, suyo es de mantener y más de preocupar, si esa no es la intención, mejor no gastar en algo que luego será descontrol, asegura que lo estrenado no se deje de la mano y lavarle la cara para que siga siendo bien halla.
  115. 115. Dichos e grabados 122 174. Llorar, chorros de sentimiento Amigo Sancho, Llorar es sintiendo cosa que uno va requiriendo por pena del que se fue o por el que no está que es sufrimiento, lloro que nace con el acuerdo de la voluntad o ante el silencio de sentir a alguien que quieres feliz, son las lágrimas del cielo que remansan por tu cara y surcan buscando el suelo. Llorar es aquello tierno que lava moco de niño nuevo untando con la mano desde la nariz hasta el pelo. Llorar no es llorar por no ser capaz de amar ni de ser tan dichoso que no se cabe en el gozo, es un torrente de aguas bravas sin camino ni consuelo que no requiere motivo ni va necesitando tenerlo, porque llorando es llorar para arrullar el alma y calmar el cuerpo.
  116. 116. Quijote fue, mi amigo Sancho 123 175. Cuando algo no quieres hacer... Amigo Sancho, Buscas la excusa o le das al correr buscando con desespero ocasión que te libre de él. De grande coste es hacer lo que no te pide el cuerpo, ni lo que te viene de impuesto y menos lo de no agradecer, cuando el lance no quita remedio hay que hacerlo sin comedio, si la empresa fuera impuesta será estudio de la testa, sea para engordar bolsillo y no para un “gracias amigo”, cuando no fuera de tu gusto y no hubiera más remedio, como acaso tu mujer, hazlo ágil y sin remover.
  117. 117. Dichos e grabados 124 176. Desprecio de madre, injusto de hijo Amigo Sancho, Mal desagradecido y con peor nacimiento es el que desprecia a su madre con mayor y claro conocimiento, por sinrazones de ideas perdidas o por sentimientos de vano aturdimiento, y en mala ocasión por el influjo maligno de otros causando más perversión, como demonios que mezclan atizando la maldad y procurando avivar confusión,
  118. 118. Quijote fue, mi amigo Sancho 125 trizando la mente y razón a quien la vida le dio, que le envolvió de amor, le arropó de cariño, pagándole con la muerte en el más oscuro olvido. Desconsuelo de una madre en el vacío más hundido, sin encontrar explicación ni atender a razón de tal desatino, nada le dio, ni un gesto cercano ni una robada atención, arrancando de quien más le quería entrañas y su amigo el corazón, la significó en la oscuridad, la trató en la ignorancia, la abandonó en la angustia, la ahogó en la distancia, no quiso saber, no quería entender, nunca trató de hacer, culpó a quien le ayudaba, acortando su ennegrecido corazón al amparo de sus miserias y de su avaricia mostrada, acabando en poco y sufriendo en mucho a aquella que le seguía queriendo aunque lo hiciera sufriendo, mas que le partiera el alma y le arrancara los trozos del cuerpo, y sabiendo que así sería, sufrió por su hijo tan dentro.
  119. 119. Dichos e grabados 126 177. El tonto de los… cajones Amigo Sancho, Cuando los…cajones salen a relucir la cabeza se resiente de sentir, el que por creído derecho saca los huevos a pecho ni es creído ni es derecho, el que piensa tan de abajo solo mueve como badajo, son más de culo pensar que de pensamiento hablar, suya es tal tontería que le faltarían dos vidas más dos días. Son tales sus razones que no oye ni entiende parte y le sudan los…canjilones, es de tan ajustada sustancia que le falta vida, le sobra estaca y para colmo no se percata, no sabe dar sentimiento, nació para pocos, fracasó los intentos y los perdió con el tiempo. Su camino se retuerce porque el itinerario no encuentra, en vez de trazar plano lo piensa con el urinario, el culo se le suspende si cree que alguien le miente, la cara se vuelve infierno cuando se escapa argumento que nunca tuvo ni tiene en cierto, las manos trabajan como molinos de viento, siempre a la defensiva, siempre agrediendo al contento y en todo organizando entuertos. Derrochador de vida, frustrado de nacimiento,
  120. 120. Quijote fue, mi amigo Sancho 127 fantasma que ahoga los días con más pena y sin concierto, desagradecido de lo más completo, no entiende favores y no corresponde momentos, pretende tal alta su estima que a él no le sopla ni el viento, a él ninguno le engaña, exige reverencia aun descargue patadas, su boca escupe palabra que en su cabeza retuerce cuando su escurrida mente no encuentra salida sin saber como hacer frente. Todos lo apartan y lo escasean, no echa raíz, no alegra cara, afea los gestos, es de tal perdido y tan mal compuesto que se arrastra solo, nadie le sigue, no tiene vida, medio está muerto. 178. Come con salud Amigo Sancho, Por la mañana come sin tino al mediodía come atinando y por la noche ni lo vas probando.
  121. 121. Dichos e grabados 128 179. El que abandona familia y sangre Amigo Sancho, Abandono es su palabra, desprecio su sentimiento, difícil es ser más cruel con tu sangre y con sus cuerpos, malas formas tenía, unas iban y venían, otras estaban y hacían, todas se estaban sintiendo, los daños machacaban los años, los tiempos se escurrían descontentos, todo pasaba tan lento que iba comiendo por dentro, con vileza en pensamiento acompañando al tormento, buscando con desespero algo más llevadero, a resultas de tiempo más enteros, dos caminos se abrieron para futura esperanza que se juntaran de nuevo, lo que nunca ocurrió para llegar el olvido más negro. Hijos y compañera dejó en un limbo de incierto con la vana promesa de estar y ya de ir viniendo, mas, nunca fue su deseo, clavando un desprecio tan grande y olvidando por siempre su sangre, no se puede caer más bajo que abandonar tus propias almas por cobarde, indecente y mala gente, no hay ruindad mayor que despreciar tu sangre, aquella podrida alma les negó gesto, cobijo y gozo dejándolos en la nada, en la soledad pertrechada y en el abandono más solo,
  122. 122. Quijote fue, mi amigo Sancho 129 rematando de grave palabra hermosa como ser padre. Castigo le caiga de los infiernos y desprecio le vaya propinando el tiempo, maldad le lluevan los días y pese la losa que sujete su cuerpo, hay que tener el alma de plomo y el corazón de hielo, por entrañas alambres, por sentimientos espinas y por recuerdos gruesos velos, para no recordar y no echar a los suyos de menos. No se puede ser más vil matando almas y sentimientos, olvidar afecto y recuerdos, y aquello que más se quiere, mujer, hijos y sus cariños pequeños.
  123. 123. Dichos e grabados 130 180. Persona mayor, haz las cosas despacio pero con más amor Amigo Sancho, A cabeza asentada y a los años recostada le confunden gritos, aclama calma y le sobran palmas. Tranquila y en condimento con sosegado divertimento y con alumbrado entendimiento es de persona mayor que está llena de más enteros argumentos, con esperado respeto concede sabios consejos que de verdaderos son recios, con estimada ilusión vive trecho adornando emoción, humildando en lo correcto y administrado en lo tierno. De abultado conocimiento y ajustado en razones, bueno es aprovechar de él hasta los calzones, ya que con aventajada vejez es sabio y viejo a la vez, come de su experiencia, evita los errores por suficiencia, va aprendiendo de su vida y de paso explica ciencia, no intenciona revueltos ni procura inciertos, solo requiere la paz para buscar el concierto.
  124. 124. Quijote fue, mi amigo Sancho 131 181. Remanso en la noche Amigo Sancho, Escurre el día y amansa la noche, sigilan las sombras y el sonido se rompe, el ruido se envuelve en silencio y las prisas se paran en calma, el bullicio se espesa y las carreras no corren, se paran. Los gestos que se imaginan, las caricias que se sienten, las palabras se susurran, ya no hablan, mezclándose dos labios que de cerca se separan, corre la ternura a sus anchas abrazada a su confianza, los sentidos que se pierden cuando se rozan cariños, pero agrandan cuando tocan con esperada ansia. Que negrura en calma y que claridad queda en el alma, cuando ya cierras los ojos y recuerdas aquello que mas amas. 182. De vida Amigo Sancho, La vida es tan difícil como la quieras hacer y tan sencilla como la quieras vivir.
  125. 125. Dichos e grabados 132 183. El cariño Amigo Sancho, Es amparo del más pequeño, cuidado del más cercano, orgullo del ayudado y el mayor deseo del ser amado. Medicina del convaleciente, asilo del abandono, ánimo del “desamparao”, dulzura del “condenao” y no cuesta,...y es “regalao”. 184. Algo que se cae, cosa que no encuentras Amigo Sancho, Por increíble que parece, lo que se cae ya perece, no busques donde ha caído ni donde tu cabeza dice, lo que sigue es blasfemar y sonarse las narices. Cuando algo se cae se esconde de tales formas, que no hay voluntad ni norma que se ajuste a caída tan tonta, de magia mas retorcida es caerse y ya estar perdida, siendo cosa de brujería no encontrar lo que a tus pies se caía, mas, apareciendo de burla al otro y siguiente día.
  126. 126. Quijote fue, mi amigo Sancho 133 185. El tonto que más alto crece aunque no coma Amigo Sancho, De tonto no nace y según va naciendo más tonto va siendo, a poco que la tontería le va subiendo hasta la punta del cuerpo le va creciendo ganando de tonto y sumando de inepto. Pasan los años, gana en anchuras y aquello sigue en aumento, flojo de ideas y descalzo por dentro, tiene tan pocos dones, que si dona, no sabe si son pares o nones, es de tan menguada virtud, que aún sea sin reproches, hace cuesta aunque en ella rebote. Qué dureza es ser tan tonto que de lo mismo no se entera, que aunque se lo digan, volvería a ser tonto si otra vez naciera.
  127. 127. Dichos e grabados 134 186. Aquel que peor huele Amigo Sancho, Por enemiga tiene el agua y el jabón ya le intimida, tiene costras en relieve con tanto olor que no puede, guarro es palabra más limpia para tal personaje desperfumado, sueña que le persiguen toallas y se sumerge en los baños, sus olores son de tan contraria exquisitez y baja profundidad, que junto a los cerdos todos serían majestad, de tal catadura son sus desmembrados olores, que si te acercas serás siniestro por tan oloroso armamento. No conoce aglomeraciones, ya los demás corren por desolores, va efluviando tal tufillo que lloran perros y gansos sin encontrar un destino, llegando aún lo peor si su cuerpo le pide expulsión, que si por detrás se produce la tierra se abre y se tapa narices, cuanto apestoso tormento, que si te alcanza olores, de pronto estás muerto.
  128. 128. Quijote fue, mi amigo Sancho 135 187. De mucho esperar… Tarde es ya¡! Amigo Sancho, Lo que tienes que hacer no lo dejes perecer, si algo se queda en tintero la tinta no escribe o mancha el intento, lo que a tiempo no se dice un futuro lo maldice, lo que ahora no arregles más adelante se revuelve. Es de mejor negocio decir aunque cueste trabajo o casi parte del ojo, es mejor ganancia resolver ahora que después te cueste dineros y algo de la honra, no retengas el decir si la ocasión lo requiere, no obstruirás la cabeza ni empeñarás tu pensamiento reteniéndolo en el tiempo, será libertad de conciencia y desatasco del más todo cierta.
  129. 129. Dichos e grabados 136 188. Aprender de perder Amigo Sancho, No siempre es ocasión pero de una derrota se puede alcanzar una segura lección, ya que las derrotas suelen ser maestras de las victorias, éstas crean tal euforia que les sigue la pérdida más seria, mas, si aprendes cuando pierdes ganas en consecuente y que tus ganancias aumenten, y no solo en reales, también de serio y decente. 189. Normas del buen amigo Amigo Sancho, Buen amigo es el que no te pide, mas, al que tampoco has de pedir. Los amigos no cansan ni te marean, están al tanto por si falta te hicieran. Es compromiso de uno no comprometer a un amigo, a más que hacer un favor le pones en un apuro. Gran amigo fuera el que favor te hiciera que no esperase y devolviera, mas el favor no se hiciera porque por no pedirlo se resistiera. Amigos son los que son y no los que quieren estar.
  130. 130. Quijote fue, mi amigo Sancho 137 190. No hundas a tu enemigo Amigo Sancho, Si un enemigo ves, lucha, vence, pero no lo humilles después, si respetas a tu enemigo estarás ganando otro amigo, si por contrario lo humillas sembrarás doble rencilla, una del humillado y otra de su conciencia, que no contemplará descanso hasta obtener consecuencias. Sé noble en la victoria, sé preciso en la ganancia, sé más justo y ten templanza, serás vencedor de batallas y ganarás del contrario respeto, del que conserva su orgullo y no pierde dignidad por ello.
  131. 131. Dichos e grabados 138 191. Pensar, hablar y escuchar Amigo Sancho, Según piensas así hablas, pensar y hablar es signo de cuerda identidad, según vas pensando así vas hablando, unas veces acordando y otras pegando y soltando, lo que con ello te llevas bien prudencia o una mala pendencia. Mejor escucha al que habla y habla menos al que escucha, Para tales consecuencias Dios nos dispuso dos orejas y una boca, para ir oyendo al otro mejor y menguando la voz en beneficio de vos.
  132. 132. Quijote fue, mi amigo Sancho 139 192. El Buscapeleas Amigo Sancho, Con cara de poco encargo y manos dispuestas al uso encara las situaciones con malas disposiciones, sin ahorro de disgusto y con la sensatez de un mulo, de tan mal tejido talante a poco que te adelantes, con tan escasos menesteres, que piensa que tú, poco menos que no eres. Si no encuentra, busca y halla trifulca sin excusa ni condición apretando el puño como pesado azadón, no comporta maneras, es sordo de cabezón, no aguanta ni calcula gestión, empieza pelea antes que su imaginación, la cara se le enrojece, se le revientan las venas, por más que le dices, te espera y te enteras.
  133. 133. Dichos e grabados 140 193. Guerrear, palabra a crucificar Amigo Sancho, Guerra, palabra a derrotar, odiada por ellos, por estos y por los demás, manejada por los cobardes escondiéndose en ella detrás, buscando satisfacción, amasando odios, acumulando rencores y creando desamor, matando las esperanzas, desesperando lo tierno, sufriendo su propia idea de condenado eterno, maquinando perversión, deshaciendo vidas sin alterar gesto, buscando solo ambición. Guerra, palabra sucia, excusa en la que se refugian seres de infame color, para regalo de sus grandezas jugando con lo divino y abusando de lo humano con descarada presteza, de cascarón vano y hueco por dentro, ni el alma encuentra su hueco, su corazón está en entierro de negro, no saben como se llora, no soportan el amar. Guerra, oscura de condición, arma de guión escrito para destrozar la razón, para seguir llenando bolsa aunque su bolsillo rebose por más que rebose, para ocultar frustración que nunca reconoció.
  134. 134. Quijote fue, mi amigo Sancho 141 Que injusticia de palabra, que inútil la muerte por merecer a un cobarde, un infierno debe haber, un infierno les espera, a esa mala gente para que paguen sus deudas, que negrura,...que van y están dando pena 194. De cruel y vil dictador Amigo Sancho, Desahuciado de mente y demente, es claro, vacío de su propia virtud, desecho de su misma lástima, cobarde de su soledad, con su virtud estancada y altos complejos, insoportable de sí mismo y arropado entre tinieblas negras, de razones encerradas en su propia inutilidad, con ideas de encarcelar antes que pudieran actuar, adornado de rabia que contagia a los demás, de mucho ademán y más vocear. Demonios del mundo, terror de lo humano, pesadilla de gentes de un ser inacabado.
  135. 135. Dichos e grabados 142 195. Despedida del trabajo de una vida Amigo Sancho, Se levanta el día para vestirse de despedida, le espera el último trabajo con el orgullo como abrazo, me urgen los estados del cuerpo Sintiendo que algo se pierde y algo que nace de nuevo, me despuntan los nervios y la cabeza me confunde, no sabe si es de incierta o si al revés ya se hunde. Modesta es esta enseñanza que hoy llega a su fin, que recorrido en tamaño, cuantos tiempos son luchando, trabajo de largo trecho de más dulce que poco hecho, cuantas pizarras llenando tirando de tiza y mano, cuanta polvareda formando buscando el camino más blando, un recorrido con los sentimientos andando y vosotros que vais a su lado, más escasos de tristezas que los demás de encontrar siempre una mano. La satisfacción es larga a bien siempre disponiendo, que grande aventura, que luengo el concierto, para buscar línea recta a hombres que todavía no lo van siendo, que significado esfuerzo y que eficaz entendimiento, educando, acompasando, arreglando, asentando,

×