Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Colombia necesita el grado 12 de educación

562 views

Published on

Se precisa mejorar la calidad de la educaión secundaria y primaria, los Bachilleres se estan graduuando con desempeños muy bajos en Lenguaje y <matemáticas

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Colombia necesita el grado 12 de educación

  1. 1. ¿Colombia necesita el grado 12 deeducación?Por: Redacción VivirMientras rectores universitarios dicen que se reduciría la deserción de los pregrados, otrosacadémicos creen que más que extender los ciclos se necesita repensar los modeloseducativos. Mineducación estudia tres alternativas para incluir este un año extra. ISegún Banco Mundial, los bachilleres colombianos llegan mal preparados a las universidades./ ArchivoLa propuesta de que los colegiales del país cursen un año más de bachillerato y así lleguen máspreparados a las instituciones de educación superior, que el Banco Mundial (BM) hizo la semanapasada al Gobierno, ha sido bien recibida por los maestros de colegios privados que trabajan bajoese ciclo y por la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), que asegura que la medidadisminuirá la deserción en las instituciones de educación superior.El documento Evaluaciones de políticas nacionales de educación: la educación superior enColombia, presentado por el BM, en conjunto con la Organización para la Cooperación y elDesarrollo Económico (OCDE), les recomienda a los gobernantes del país introducir un grado extrade escolaridad o un “año puente” opcional entre los estudios secundarios y superiores,argumentando que la mayoría de bachilleres colombianos se gradúan a los 16 años (con dos yhasta tres años menos que el promedio de sus homólogos internacionales), sin tener aún clarassus aspiraciones, por lo cual “la deserción en las universidades es costosa para los estudiantes ypara la sociedad”.De acuerdo a la ministra de Educación, María Fernanda Campo, “el sistema educativo colombianonecesita aumentar en un año la escolaridad”, por eso desde 2012 el Ministerio está evaluando tresalternativas: incrementar en un año la primaria, la básica media o anticipar el inicio del periodoescolar por el mismo tiempo. La evaluación se está desarrollando sobre el impacto financiero, eninfraestructura y en calidad del aprendizaje, y se espera que en este año ya esté definido cuál seríala más viable.El país ya había conocido una propuesta similar de parte de la Alcaldía Distrital de Bogotá, cuandohace un año anunció que trabajaría en la implementación de un grado 12 opcional que losestudiantes podrían tomar a manera de preuniversitario, creando distintos énfasis en ciencias,
  2. 2. humanidades y formación técnica. El proyecto, sumado a la reestructuración de la UniversidadDistrital, se presupuestó en $2 billones.Todavía no es una realidad, pero la Secretaría de Educación explicó que desde 2011, y enconvenio con el Sena, se pusieron en práctica programas piloto para evaluar la viabilidad de lapropuesta en 27 colegios, capacitando a 5.000 jóvenes en programas técnicos y tecnológicos.Para el secretario general de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), CarlosHernando Forero, no hay duda de que el grado 12 disminuiría la deserción en las universidades:“Los estudiantes comienzan sus carreras a los 15 años, con problemas de adaptación y sinperspectiva de vocación profesional. Eso hace que muchos no terminen el pregrado. Si se cursa elgrado 12 podría pensarse en acortar el tiempo de las carreras, ya que los estudiantes vendríandesde el colegio con más fortalezas. Eso sucede en países como Gran Bretaña”.Pero, según Forero, no bastaría con extender el currículo tradicional en los colegios. La propuestase convertiría en una oportunidad para que los jóvenes que quieran incursionar en la vida laboralreciban competencias para este desempeño y el trabajo en equipo, así como capacidadestécnicas.También apoyan la propuesta quienes desde 17 colegios bilingües privados, con metodologíasinternacionales, han aplicado en Colombia (algunos desde hace más de cincuenta años) laformación en ciclos de escuela secundaria media y alta, completando 12 o 13 años de estudios.Es el caso de Yvette Jaspers, coordinadora de bachillerato internacional del Colegio Alemán deMedellín, quien afirma que gracias a que los estudiantes cursan hasta el grado 12, la mayoría vana la universidad seguros de la carrera que quieren y se mantienen hasta el fin del pregrado.En su trayectoria como docente, Jaspers ha observado que un grado más permite adquirir unaexperiencia académica y personal que favorece el ingreso a la universidad: “A medida que se vaavanzando en la parte educativa, se consiguen más habilidades para la vida adulta; de esa formaellos podrán resolver mejor sus problemas y tomar decisiones con más determinación”.A Jaspers, que se educó en Alemania, le sorprende que en Colombia los padres quieran que losniños aprendan a leer a los 3 años y terminen el colegio a los 15, cuando en su país el procesotarda más, pero da mejores resultados: “Tenemos más años de escolaridad, pero mayor númerode profesionales que están en el mundo laboral”, señala.Un minuto para pensar la propuesta
  3. 3. Para el presidente de la Asociación Distrital de Educadores de Bogotá, William Agudelo, valdría lapena tomarse unos minutos y pensar bien en lo que podría implicar esta propuesta, frente a la quese declara en desacuerdo.Agudelo afirma que hay que tener en cuenta que la infraestructura disponible no alcanzaría paraubicar a todos los jóvenes, pues “muchos colegios no tienen la capacidad física para acoger por unaño más a los estudiantes de once y se estaría corriendo el riesgo de que no haya cupos paranuevos alumnos”.Además, “muchos estudiantes quieren salir pronto del colegio porque necesitan trabajar. Otrosquieren ingresar rápido a la educación superior, de manera que no es justo que deban hacer otroaño”, argumenta el docente, y añade que no entiende cómo el Ministerio de Educación podríarealizar ese cambio en el sistema, cuando en la Ley General de Educación (115 de 1992) no secontempla el grado doce.Agudelo propone que el Gobierno fortalezca a la universidad pública estatal y articular el grado 11con centros de educación superior, así se podría crear una especie de preuniversitario que permitaa los jóvenes iniciar una carrera teniendo conocimiento lo que van a enfrentar, “así podrían atacarla deserción”, agrega.Manuel Mejía salió a los 16 años del Colegio Ferrini en Medellín. Un año después es el alcaldejoven de la ciudad. Respecto a la propuesta de un grado más en el bachillerato cree que “no sejustifica”, ya que “teniendo en cuenta la baja calidad del sistema educativo actual, sería repetir losmismos errores”, aunque espera que una vez las condiciones de los colegios mejoren, la medidase pueda implementar.Colombia Hernández, investigadora y docente de la Facultad de Educación de la Universidad deAntioquia y quien ha concentrado parte de sus estudios en analizar la deserción en lasuniversidades, se toma también unos instantes para pensar en la propuesta y concluye: “Se correel riesgo de hacer un cambio injustificado. No es hablar de extender el ciclo académico, sino de lamanera como se piensa trabajar en ese tiempo extra. Si no se hace un análisis crítico y detalladode este propósito no se va a beneficiar sino a agravar la situación”.Al preguntarle si está de acuerdo con la afirmación de que a los 16 años no se tiene clara lavocación profesional, responde: “La edad cronológica no garantiza la edad mental, y viceversa, asíque más que la edad en que se gradúan sus bachilleres, lo que debe cuidar el país es que sussistemas educativos, en todas las áreas, se desarrollen plenamente”.

×