LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES DE HOWARD GARDNER

Por el Psic. Fernando Reyes Baños
La teoría de las inteligencias múltiples,...
Revisemos a continuación, brevemente, de qué tratan cada una de estas inteligencias:
Lingüística. Es la capacidad para lee...
escultores, arquitectos, inventores, navegantes, geógrafos, etc. Frank Lloyd Wright,
Picasso y James Cook son algunos de l...
La importancia de la teoría de Howard Gardner sobre las inteligencias múltiples puede
apreciarse mejor si la contrastamos ...
ahora sólo hagamos mención de ello_ hace referencia, evidentemente, a estilos de
aprendizaje particulares presentes en cad...
creación de melodías, interpretación
musical, etc.
Espacial

Uso de mapas mentales y otros
organizadores visuales, gráfica...
[10]Ibid.
[11] Fuente de la imagen: Domingo, Federico A. (2008). Inteligencias múltiples. Sinergia Creativa.
[12]Gardner, ...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Las inteligencias múltiples de howard gardner

490 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
490
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Las inteligencias múltiples de howard gardner

  1. 1. LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES DE HOWARD GARDNER Por el Psic. Fernando Reyes Baños La teoría de las inteligencias múltiples, como resultado de las investigaciones hechas por el Proyecto Zero sobre el desarrollo del potencial humano en la Universidad de Harvard [1], fue propuesta por el Dr. Howard Gardner. Este autor revolucionó con su definición de inteligencia la forma tradicional con que hasta el momento se había conceptualizado este término, al decir que ésta es “la capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas”. ¿Por qué esta definición resultó ser tan “revolucionaria”? Básicamente, por dos razones: a) Al definir la inteligencia como una capacidad Gardner, sin negar el componente genético, la conceptualizó como una habilidad que puede ser desarrollada, rompiendo con ello la concepción de que la inteligencia es innata e inamovible, debido a lo cual podría considerarse que: todos nacemos con potencialidades marcadas por la genética, pero que pueden ser desarrolladas gracias a los estímulos procedentes del medio ambiente, a nuestras experiencias, a la educación que recibimos, etc.[2], y b) La teoría de Gardner explica que no existe una sola inteligencia sino varias (8 hasta el momento, según la propuesta más actual) y que todos poseemos capacidades similares, con la particularidad de que siempre somos más hábiles para hacer unas cosas que para hacer otras [3], todo lo cual se contrapone, con otras concepciones que se habían enraizado fuertemente en la psicología hasta el momento: que la inteligencia es unitaria (propiedad por la que Ch. Spearman denominó Factor general o factor "g" al componente de la inteligencia que, según sus investigaciones de 1904, justificaba la correlación positiva entre cualquier medida del rendimiento intelectual [4]), que es posible medirla por medio de pruebas estandarizadas, que es hereditaria de un 40% a 80%, etc. (concepciones recopiladas en un libro polémico de Richard J. Herrnstein y Charles Murray llamado The Bell Curve) [5].
  2. 2. Revisemos a continuación, brevemente, de qué tratan cada una de estas inteligencias: Lingüística. Es la capacidad para leer, escribir y comunicarse con palabras. Con ella, utilizamos las palabras con efectividad para procesar, con rapidez, mensajes lingüísticos, ordenar palabras y dar sentido lúcido a los mensajes. Es común encontrarla en escritores, científicos sociales, profesores de humanidades, políticos, secretarias, poetas, periodistas, etc. Shakespeare, Dante Alighieri y Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros, representan personas que probablemente desarrollaron y explotaron esta inteligencia. Lógico-matemática. A menudo conocida como “pensamiento científico” debido, principalmente, a que la persona que la posee razona y calcula para pensar de manera lógica y sistemática, representa la “capacidad para manejar números, relaciones y patrones lógicos de manera eficaz, así como otras funciones y abstracciones de este tipo” [6] Es común encontrarla en economistas, ingenieros, científicos, actuarios, contadores, administradores, etc. Albert Einstein, Galileo Galilei y René Descartes son algunos ejemplos de quienes representan mejor esta capacidad. Vale la pena citar aquí, algunas ideas que el propio Gardner ha expresado acerca de estas dos primeras inteligencias y el modo cómo han sido valoradas, históricamente, por las instituciones educativas: “(...) estoy convencido de que las siete inteligencias (actualmente ocho) tienen el mismo grado de importancia. En nuestra sociedad, sin embargo, hemos puesto las inteligencias lingüística y lógico-matemática, en sentido figurado, en un pedestal. Gran parte de nuestro sistema de evaluación se basa en esta preponderancia de las capacidades verbales y matemáticas (cuando) el objetivo de la escuela debería ser el de desarrollar las inteligencias y ayudar a la gente a alcanzar los fines vocacionales y aficiones que se adecuen a su particular espectro de inteligencias. La gente que recibe apoyo en este sentido se siente, según mi opinión, más implicada y competente y, por ende, más proclive a servir a la sociedad de forma constructiva” [7] Musical. Es la capacidad para cantar bien, ejecutar instrumentos musicales, componer; comprender y apreciar la música. Se manifiesta por la facilidad para identificar sonidos diferentes, distinguir los matices de su intensidad, captar su dirección, así como también por cantar una tonada, recordar melodías, tener buen sentido del ritmo o, simplemente, disfrutar de la música. Es común encontrarla en ingenieros de sonido, músicos, cantantes, disc jokeys, afinadores de piano, terapeutas musicales, etc. Algunos representantes famosos son: Mozart, Beethoven y Bach. Espacial. Es la capacidad para pensar en imágenes; incluye imaginación, orientación espacial y destreza para representar la realidad gráficamente. Esta inteligencia permite diferenciar formas y objetos, distinguir y administrar la idea de espacio, elaborar y utilizar mapas, plantillas y otras formas de representación, identificar y situarse en el mundo visual con precisión, transformar las percepciones, imaginar un movimiento, una escena, visualizar imágenes mentalmente, etc. Es común encontrarla en pintores,
  3. 3. escultores, arquitectos, inventores, navegantes, geógrafos, etc. Frank Lloyd Wright, Picasso y James Cook son algunos de los que mejor representan esta habilidad. Cinestésico-corporal. Capacidad para utilizar el cuerpo con destreza para resolver problemas, crear productos o presentar ideas o emociones, así como “... sus particularidades de coordinación, equilibrio, destreza, fuerza, flexibilidad y velocidad... Se aprecia en personas que se destacan en actividades deportivas, danza, expresión corporal y/o en trabajos de construcción, utilizando diversos materiales concretos. También en aquellos que son hábiles en la ejecución de instrumentos.” [8] Es una capacidad importante para escultores, cirujanos, actores, atletas y bailarines. Algunos ejemplos representativos de esta capacidad son: Michael Jordan, Charlie Chaplin, Jack Roosevelt Robinson y Rudolf Nureyev. Interpersonal. Es la capacidad para trabajar de manera efectiva con la gente, de relacionarse con ella demostrando empatía y comprensión. Esta capacidad implica “... entender a otras personas: lo que les motiva, cómo trabajan (y) cómo trabajar con ellos de manera cooperativa.” [9] Es común encontrarla en vendedores, docentes, administradores, terapeutas y personas que se dedican a las relaciones públicas, a la mercadotecnia o que realizan actividades en ministerios religiosos. Mahatma Gandhi, Martin Luther King y OprahWinfrey son algunos ejemplos que representan esta capacidad. Intrapersonal. Capacidad correlativa a la interpersonal, pero orientada hacia adentro. Es “... la habilidad de la introspección, y de actuar consecuentemente sobre la base de este conocimiento, de tener una autoimagen acertada, y capacidad de autodisciplina, comprensión y amor propio. La evidencian las personas que son reflexivas, de razonamiento acertado y suelen ser consejeras de sus pares.” [10] Suele estar presente en filósofos, psicólogos y sacerdotes. Algunos representantes de esta capacidad son: Carl Jung, Platón y Sigmund Freud. Naturalista. Es la capacidad para hacer distinciones en el mundo de la naturaleza y usar este conocimiento de manera productiva. Con ella, el sujeto se orienta al redescubrimiento del mundo natural, para develar los misterios del planeta y sus elementos. Es común encontrarla en veterinarios, biólogos, antropólogos, ecologistas, agrónomos, botánicos, etc. Algunos representantes de esta inteligencia son Edward Osborne Wilson, Charles Darwin y Gregor Johann Mendel. El mapa mental que se presenta a continuación [11] resume, gráficamente, la información que presentamos anteriormente sobre las 8 inteligencias de la teoría de H. Gardner:
  4. 4. La importancia de la teoría de Howard Gardner sobre las inteligencias múltiples puede apreciarse mejor si la contrastamos con lo que todavía ocurre en muchas de las escuelas de nuestro tiempo con lo que el mismo Gardner vislumbra como la escuela ideal para el futuro. ¿Cómo enseñamos los profesores actualmente? De forma muy parecida al pasado, con cierto apoyo de un arsenal tecnológico más o menos bien utilizado (más o menos bien comprendido), pero igual que hace años, como si nuestro mundo y las personas que transitan en él no hubieran cambiado siquiera un poco. Intentamos que todos los estudiantes aprendan los mismos contenidos, exactamente de la misma forma y que obtengan, en las pruebas objetivas que les aplicamos, resultados que reflejen un buen desempeño académico. Seguimos concibiéndonos como “transmisores” y pensando que los estudiantes son como recipientes vacíos que debemos llenar con nuestros conocimientos. Seguimos pensando, con ingenuidad, que nuestro saber puede aún representar todo lo que puede aprenderse para ejercer una profesión. La teoría de las inteligencias múltiples de Gardner se contrapone precisamente, a estas concepciones tradicionales; de hecho, al ocuparse del diseño de lo que podría ser la escuela ideal para el futuro según su perspectiva, Gardner adelanta la necesidad de trabajar, primero, de acuerdo a dos hipótesis fundamentales: a) “No todo el mundo tiene los mismos intereses y capacidades; no todos aprendemos de la misma manera” [12] (esto último _podríamos adelantarlo desde ya, aunque por
  5. 5. ahora sólo hagamos mención de ello_ hace referencia, evidentemente, a estilos de aprendizaje particulares presentes en cada individuo). b) “... en nuestros días nadie puede llegar a aprender todo lo que hay para aprender. Todos querríamos, como los hombres y mujeres del Renacimiento, conocer todo, o por lo menos, crecer en la posibilidad de llegar a conocerlo todo; sin embargo, este ideal ya no es posible. Por lo tanto, la elección se hace inevitable, y una de las cosas que quiero argumentar es que las elecciones que hacemos para nosotros mismos, y para la gente que está a nuestro cargo, pueden ser elecciones informadas.” [13] ¿Cómo sería una escuela que, habiendo trabajado ya con estas hipótesis, valorara las diferencias de sus estudiantes con relación a las inteligencias que los caracterizara individualmente? El mismo Gardner tiene la respuesta: “Una escuela centrada en el individuo tendría que ser rica en la evaluación de las capacidades y de las tendencias individuales. Intentaría asociar individuos, no sólo con áreas curriculares, sino también con formas particulares de impartir esas materias. Y después de los primeros cursos, la escuela intentaría también emparejar individuos con los diversos modelos de vida y opciones de trabajo que están disponibles en su medio laboral.” En suma, la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner tiene aplicaciones importantes para la enseñanza. Martín P. Llapa Medina, por ejemplo, en su artículo en línea La educación y la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner comenta que: “... el conocimiento de la teoría de inteligencias múltiples tiene un propósito esencialmente educativo, y por ello, la tarea de concientizar a los docentes de la existencia de otras formas de manifestación de la inteligencia humana es sumamente importante.” [14] Llapa Medina propone algunas actividades que, según afirma, podrían servir para evaluar a los estudiantes e identificar en ellos las inteligencias que poseen. Veamos a continuación, algunas de ellas (en nuestro caso, complementaremos su aportación con las actividades que la Psic. Irene Martínez Zarandona describe a propósito de la inteligencia naturalista [15], ya que Llapa Medina no menciona en su artículo qué actividades educativas se relacionan con esta inteligencia): INTELIGENCIAS ACTIVIDADES Lingüística Exposiciones orales, discusiones en grupo, uso de procesadores de texto, debates, etc. Lógicomatemática Problemas matemáticos, demostraciones científicas, resolución de ejercicios lógicos, juegos y rompecabezas, etc. Musical Uso de música de fondo, canto en grupo,
  6. 6. creación de melodías, interpretación musical, etc. Espacial Uso de mapas mentales y otros organizadores visuales, gráficas, videos, películas, modelos tridimensionales, etc. Cenestésicacorporal Excursiones, teatro en el salón, juegos cooperativos, actividades manuales, etc. Interpersonal Mediación de conflictos, enseñanza entre compañeros, clubes académicos, actividades cooperativas, etc. Intra-personal Estudio independiente, proyectos individuales, reflexión de un minuto, instrucción programada, etc. Naturalista Visita a sitios de interés, coleccionar objetos para su clasificación, identificación de objetos, investigación de sucesos naturales o históricos al aire libre, etc. Notas [1] Desarrollo Estratégico Integral y Coordinación General de Programas de Innovación e Intervención Educativa (2002). Guía metodológica del docente. México: Secretaría de Educación Guerrero. [2] Robles, Ana (2007). Inteligencias múltiples. Consultado en octubre 16, 2008. En http://www.galeon.com/aprenderaaprender/intmultiples/intmultiples.htm. [3] Martínez Zarandona, Irene (2008). Inteligencias múltiples. Consultado en octubre 16, 2008 en http://sepiensa.org.mx/contenidos/f_inteligen/intro_1.htm. [4] Andrés Pueyo, Antonio (1999). Manual de psicología diferencial. McGraw-Hill: España. [5] Colaboradores de Wikipedia (2008). The Bell Curve. Consultado en agosto 23, 2008. En http://es.wikipedia.org/wiki/The_Bell_Curve. [6]Giorgis, Nidia (2007). Perfil de inteligencias múltiples. Boletín electrónico No. 05. Consultado en octubre 23, 2008 en http://ingenieria.url.edu.gt/boletin/URL_05_BAS03.pdf. [7]Gardner, Howard (1995). Inteligencias múltiples. Paidós: España. [8]Giorgis, Nidia. Op. cit. [9]Ibid.
  7. 7. [10]Ibid. [11] Fuente de la imagen: Domingo, Federico A. (2008). Inteligencias múltiples. Sinergia Creativa. [12]Gardner, Howard. Op. cit. Pág. 27. [13]Ibid. Pág. 27. [14] Llapa Medina, Martín Pedro (2007). La educación y la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner. Consultado en octubre 24, 2008 en http://www.unjbg.edu.pe/revistas/limite6/pdf/articulo07.pdf. [15] Martínez Zarandona, Irene (2008). Inteligencia naturalista. Consultado en octubre 24, 2008 en http://sepiensa.org.mx/contenidos/f_inteligen/f_intelinatural/smarts_1.htm.

×