El suicidio

937 views

Published on

El suicidio, sus caracteristicas, criterio psicologico y su reseña historica.

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
937
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El suicidio

  1. 1. EL SUICIDIO"Las personas que se suicidan se sienten perseguidos por supropia tortura. Es su culpa la que les hace no estar en pazconsigo mismos."IntroducciónPara considerarse suicidio, la muerte debe ser un elemento carnal yel motivo del acto, y no solo una consecuencia casi ineludible. Así losmártires no son considerados suicidas, dado que se sacrifican ennombre de una creencia. Tampoco son suicidas los que se sacrificanpor otros en caso de emergencias ni los soldados que mueren en unaguerra y, en estos casos, los muertos no son proscritos por la ley.En el caso de que el suicidio tenga consecuencias legales, la leyrecoge que debe haber prueba de intención de morir, así como lapropia muerte para que el acto sea considerado un suicidio. Puedeque dicho proceso sea costoso en caso de minusvalía y tenga quedepender de alguien más, que entraría entonces en una dinámica decómplice de suicidio. Según Guillon y Le Bonniec (1982) “el cómplicees todo aquel que, sin llevar a cabo personalmente los elementosconstitutivos de la infracción imputable del autor, solamente hafacilitado o provocado la acción principal por medio de actuacionesde una importancia material secundaria: ayuda, suministro demedios o instigación”6 figura del derecho penal donde sería posibleuna sanción penal.La Psicología y la Psiquiatría se revelan como las principales cienciasde la salud para prevenir el suicidio.Valoraciones moralesLlamamos Suicidio a aquella acción por la cual una persona acaba consu propia vida. La clasificamos como conducta autodestructivaporque esa acción puede conducir directamente a la muerte o puedeser un intento pero siempre existe una intención letal en su misma
  2. 2. esencia.En este artículo trataremos de revisar las características humanasque predisponen más hacia dicha tendencia, los factores de riesgo ylos tipos de suicidio que se conocen.Partimos de la base de que el suicidio no puede prevenirse, sólopodemos clasificar a determinadas personas o situaciones en lacarpeta de "alto riesgo" pero su escasa prevención despertará enfamiliares y amigos sentimientos de culpa u hostilidad.Conductas autodestructivas en el ser humanoEl ser humano continuamente lleva a cabo acciones autodestructivascomo por ejemplo fumar, beber en exceso, practicar deportes deriesgo pero la intención habitualmente no es la de acabar con lapropia vida sino experimentar determinado placer.Cuando una persona tiene una intención de suicidio no buscan eldeleite sino acabar con el sufrimiento porque su visión de túnel nopermite ver otras posibles salidas.La jerga suicida más conocida es la siguiente: • Suicidio consumado: Conducta autodestructiva y autoinfringida que acaba con la muerte de la persona que lo lleva a cabo. • Suicidio frustrado: Suicidio que no llega a consumarse porque un imprevisto (algo con lo que no contaba el sujeto) lo interrumpe. • Intento de suicidio: Daño autoinfringido con diferente grado de intención de morir y de lesiones. • Ideación suicida: Pauta de afrontar los problemas que tiene cada persona. • Gesto suicida: Amenaza con hechos sobre una conducta autodestructiva que se llevará a cabo. Suele estar cargada con simbolismos.
  3. 3. • Amenaza suicida: Lo mismo que el anterior pero con palabras. • Equivalentes suicidas: Son las automutilaciones que puede hacerse una persona. • Suicidio colectivo: La conducta autodestructiva la llevan a cabo varias personas a la vez. En este tipo de suicidios lo normal es que una persona del grupo sea la inductora y el resto los dependientes. • Suicidio racional: Una persona que tras una larga enfermedad por ejemplo incapacitante, llega a la conclusión de que lo mejor que puede hacer es suicidarse.Hay que diferenciar las tentativas de suicidios de los suicidiosconsumados, los primeros suelen ser llamadas de atención pero hayque controlarlos muy de cerca porque dichas tentativas suelenrepetirse con bastante asiduidad durante las primeras semanas quesiguen a la tentativa y existe el riesgo finalmente de consumarlo.Para explicar el Sucidio diferentes modelos han dado su propiaversión, de los cuales analizaremos 4: biológico, genético,psicológico y sociológico.Modelo BiológicoLas personas que parecen tener cierta vulnerabilidad hacia elsuicidio presentan un descenso en los niveles de Serotonina(neurotransmisor) en el Líquido cefalorraquídeo.También se ha encontrado un descenso en la actividaddopaminérgica.Modelo GenéticoEl estudio de los árboles genealógicos confirma cierta transmisióngenética.Modelo PsicológicoSegún el Psicoanálisis, el suicidio es un homicidio contra uno mismo a
  4. 4. causa del abandono vivido por los demás. La agresividad que sientohacia el entorno la dirijo hacia mi y por ello me suicido.Los datos que nos parecen más acertados son algunos de lospostulados por Sneiman: 1. El suicidio es la búsqueda de solución a un problema que genera sufrimiento. 2. Es una manera de cesar la conciencia, no necesariamente la vida. 3. El dolor que no controlamos es un riesgo de suicidio para acabar con ese dolor incontrolable. 4. Para el suicida, el acto siempre es lógico. 5. La emoción del suicidio es la desesperanza y el desamparo. 6. Su actitud: la ambivalencia. Vivir y morir a la vez pero uno de los sentimientos surge con más fuerza. 7. El estado cognitivo es la "visión de túnel" antes nombrada. 8. El suicidio es un acto de comunicación interpersonal con "pistas" a modo de señales que ha ido dejando el ejecutor.Modelo SociológicoA cada sociedad le corresponde un número X de suicidios. Los hayde tipo altruista, egoísta, anómico (sociedad cambiante en la que sepierde el control social) o incluso ritualista.Una mirada a los principales factores de riesgoAntes podíamos decir que la mayor proporción de suicidiosconsumados es a partir de los 65 años pero ahora la tasa de suicidiojuvenil se ha incrementado considerablemente entre los 15 y los 25años. El desencadenante más frecuente de tentativa de suicidio esel fracaso en la relación amorosa. El 98% de los pacientes suicidasconsumados tienen sintomatología de trastorno mental.
  5. 5. La enfermedad psiquiátrica con más riesgo es la depresión. Losmomentos con más riesgo es cuando disminuye la inhibición y lamelancolía, es decir, el paciente deprimido parece empezar amejorar, o bien cuando se inicia el cuadro depresivo y todavía nonos hemos enterado. Los tres síntomas de la depresión relacionadoscon el suicidio son: 1. + insomnios 2. + abandono del cuidado personal 3. + deterioro cognitivoLa segunda enfermedad con mayor riesgo es la esquizofrenia y latercera, el abuso de sustancias (alcohol y otras toxicomanías).Es la ausencia de vida la que lleva más al suicidio que los "lifeevents" (acontecimientos de la vida) que sólo se relacionarían conintentos. Las situaciones de cambio, ruptura y desarraigo sontambién factores de riesgo suicida.La vida avanza inexorablemente como el agua de un río arrastrandoal ser humano con su corriente. El hombre con su equilibrio ha deser capaz de afrontar las circunstancias adversas que le salen alpaso. La vida no es más o menos justa, más o menos injusta, mala obuena, podríamos decir que la vida tan solo ES.La vida es posible que les parezca dura o implacable a losfracasados, a los débiles o a los deprimidos, que en vez de afrontarlos obstáculos se sientan a lamentar su fracaso. Una y otra vezrepiten los mismos errores sin llegar a pensar como evitarlos por loque el círculo se cierra sobre ellos fracasando de nuevo.Es inútil maldecir a la suerte, para luchar se necesita saber como esel adversario si no lo haces ya has perdido la batalla de antemano.Si eres fuerte y estás equilibrado tienes mucho ganado y adaptartea las circunstancias es coser y cantar. Cuando el interior alcanza el
  6. 6. equilibrio es difícil que llegado el fracaso nos afecte porque nosencontraremos ante un adversario al que conocemos y contra el quepodremos combatir todavía si cabe más fuerte.El suicidio y la leyEn España la relación de terceros respecto al suicidio es discutida.El caso de no evitarse un suicidio, pudiendo hacerse, podría serconsiderado como una omisión del deber de socorro, lo que estátipificado como delito en diversas legislaciones. Este hecho esjustificado en que un intento de suicidio podría ser debido, porejemplo, a un estado de locura transitorio, a unestado depresivo muy grave u otras situaciones análogas. Noobstante, si el acto de suicidio se toma con el supuesto ejerciciopleno de las facultades mentales nadie podría impedirlohipotéticamente, ya que lo contrario podría tratarse de un delitode coacción, que castigaría al que «sin estar legítimamenteautorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley noprohíbe» (art. 172 del CP). Hay que hacer notar, a este respecto,que el suicidio «es un acto que la ley no prohíbe», como ha señaladoel Tribunal Constitucional de España. Aunque el TribunalConstitucional Español señala que no existe en el ordenamientojurídico de este país el «derecho al suicidio», «ello no impide, sinembargo, reconocer que, siendo la vida un bien de la persona que seintegra en el círculo de su libertad, pueda aquélla fácticamentedisponer sobre su propia muerte, pero esa disposición constituyeuna manifestación del agere licere, en cuanto que la privación de lavida propia o la aceptación de la propia muerte es un acto que la leyno prohíbe» (Fundamento Jurídico 7.º). En todo caso, inducir a otrapersona para que cometa suicidio, o cooperar con actos necesariosen un suicidio o en una eutanasia sí que son delitos, aunquecastigados con penas distintas (artículo 143 del CP).
  7. 7. De igual manera, en legislaciones como la chilena, el auxilio alsuicidio es punible según señala el art. 393 del Código Penal: «El quecon conocimiento de causa prestare auxilio a otro para que sesuicide, sufrirá la pena de presidio menor en sus grados medio amáximo, si se efectúa la muerte». Aquí la muerte opera comocondición objetiva de punibilidad; es decir, sólo será culpable laconducta en la medida que se verifique el resultado de muerte; ysiendo así, incurrirá el autor en la pena señalada (541 días a 5 años).No está de más mencionar que además hay leyes que protegen a lasaseguradoras de vida. Según Guillon y le Bonniec (1982) “el segurode vida en caso carece de efecto, si el acta de defunción delasegurado demuestra que el asegurado ha muerto por suicidio, apesar de que algunas aseguradoras ignoran dicha ley y hacen el pagoa los beneficiarios de todas formas”.PsiquiatríaEl suicidio puede ser efecto de trastornos psiquiátricos, quecomúnmente se acompañan de depresión o ansiedad, como eltrastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico,el trastorno bipolar, la esquizofrenia y todos los trastornosde depresión. En estos casos es principalmente la enfermedad loque provoca el suicidio y no el análisis lógico del individuo. Antes quela acción, el suicidio comienza en el pensamiento. Ya sea porproblemas personales y/o emocionales, las personas suicidas debenser evaluadas como individuo para entonces entender el suicidio anivel social. Estos individuos poseen un sentido de indefensión ydesesperanza ante las situaciones que los afectan. Las personassuicidas exhiben algunas características tales como depresión,impulsividad, baja tolerancia a la frustración y son personas sinespíritu de lucha. Suelen ser pacientes más agresivos, exigentes,dependientes e insatisfechos que los demás. Teniendo en cuenta elperfil de la persona suicida se podrían prevenir algunos suicidioscon psicoterapia, farmacoterapia y hospitalización en casos
  8. 8. extremos. Los indicadores y comportamientos varían dependiendode la persona. Según la cuarta versión de El Manual diagnostico yestadístico de los trastornos mentales, los pensamientosrecurrentes (no solo el temor a la muerte), ideación suicidarecurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o unplan específico para suicidarse son síntomas de personas condepresión mayor.El proyecto suicida nunca es improvisado, aunque la realización aveces sea impulsiva. El suicida lo venía pensando desde tiempoantes, y en la mayoría de los casos se lo había comunicado a alguiencon anterioridad. La idea de que alguien que habla de suicidarse nolo hará es falsa, toda amenaza debe ser tomada seriamente.2Para algunos psiquiatras y psicólogos no existe un único factordesencadenante de un suicidio, sino que éste es una acciónmultideterminada por diversos factores intervinientes que alconjugarse se potencian.2En un estudio realizado en Buenos Aires, con suicidas que tenían unhistorial de internaciones psiquiátricas, aparecieron como factoresdestacados2 Aislamiento y soledad, con pérdida de apoyo y lazos sociales. Presencia de conductas suicidas (fantasías, ideación, amenazas, intentos y/o equivalentes). La heteroagresividad demostró ser una característica tan marcada como cualquier elemento depresivo (fantasías de homicidio, conductas agresivas y violentas hacia otros). Cuando la manifestación externa se ve bloqueada de alguna forma, estos impulsos destructivos se vuelven contra sí mismo. Dificultades familiares serias (abandono, rechazo, etc.). Los familiares mostraron escasa empatía con el paciente, poca comprensión y conciencia de la situación de peligro y serias dificultades para contenerlo emocionalmente.
  9. 9. No evolución favorable de la enfermedad psiquiátrica (cronicidad). Estados depresivos.Todas éstas resultaron ser variables de altísimo potencial suicidapero en ningún caso la existencia de una sola fue suficiente paradesencadenar un suicidio.Existe mayor riesgo cuando los síntomas de ansiedad, insomnio,angustia, desesperanza o son acompañados por síntomas psicóticose ideas delirantes paranaoides o melancólicas. En muchos casos elacto suicida se lleva a cabo luego de una engañosa mejoría de lossíntomas ya que algunos se tranquilizan cuando ya tienen tomada ladecisión.2La idea de muerte puede surgir por muchos motivos diferentes: Como expresión de pensamientos acerca de la inutilidad de la existencia y el vacío Como escape a la tortura de los perseguidores internos en los cuadros paranoides Como deseo vengativo hacia otra persona, de control hostil del otro, de castigo del otro o una búsqueda de impacto en los otros Como el deseo de promover cambios en las actitudes o sentimientos de los demás, o buscar averiguar póstumamente si se es querido por los otros Como fantasía de evasión, de escaparse del conflicto, un deseo de liberación, una fantasía de paz eterna Como deseo de expiación por alguna culpa o pecado Como deseo de recomenzar una vida nueva acompañado por la fantasía de renacer después de la muerte Como deseo de rehabilitación del prestigio y el honor con fantasías de gloria Como caída de la autoestima unida a una sensación de impotencia extrema después de una injuria narcisista
  10. 10. Como búsqueda de tranquilidadComo deseo apasionado de reunión erótica con un objeto(persona amada) amado muertoComo deseos de reconquista o de reivindicaciónComo deseo de lograr el amor de un objeto (persona amada) vivoComo deseo de aniquilación del YoComo deseo de conmover a otros o generarles culpabilidad operjudicarlos de alguna manera y hacerlos sufrir

×