Aparatología RNO 3: Equi-Plan & Equi-Plano

4,216 views

Published on

Introducción, Construcción y Colocación.

Published in: Health & Medicine
0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,216
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
76
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Aparatología RNO 3: Equi-Plan & Equi-Plano

  1. 1. RESORTES DORSALES TELESCÓPICOS, RETENEDORES O ESTABILIZADORES DE EQUILIBRIO (EQUILIBRADORES): 1. Equilibrador Planas, Equi-Plan. 2. Equilibrador con Plano anterior, Equi-Plano. 3. Equi-Plan o Equi-Plano invertido. 1) EL EQUI-PLAN, 1961. Definición. Placa de acero inoxidable de 3 ó 4 décimas de mms. de espesor, de 2,5 cm de largo por 1,5 cm. de ancho con una ligera curva y un escalón de 1,5 mms. Posee unas retenciones en su parte posterior para sujetarse al acrílico. Sólo es aprehendido por los incisivos. Fig.1. Equi-Plan. Fig. 2. Estabilizador de Equilibrio con Equi-Plan o Equi-Plan. Funciones. -Libera de la sobremordida y mantiene el escalón en un valor de 1,5 mm. -Permite a través de los resortes dorsales la corrección de la distoclusión. -Permite el crecimiento de premolares y molares inferiores de forma equilibrada disminuyendo la curvatura oclusal y permitiendo la situación fisiológica del plano oclusal.
  2. 2. Indicaciones. Requisito indispensable: tener escalón y resalte de los incisivos suficientes para aumentar la dimensión vertical en céntricas y que en el claro oclusal haya espacio para que los movimientos mandibulares de lateralidad funcional sitúen el plano oclusal de forma equilibrada. -Sobremordida: escalón y resalte aumentados siempre que la línea media del entrecruzamiento vertical esté situada en el plano oclusal o mas baja. -Sobremordida y y distoclusión, uni o bilateral. Sin limitación de edad. Fig. 3. Sobremordida. 4 años Fig. 4. Equi-Plan Fig. 5. Sobremordida. 51 años. Fig. 6. Equi-Plan Método de construcción. -Materiales: acrílico (monómero y polímero), alambre, tubo de acero y el Equi-Plan. -Instrumental: oclusor, alicates y olla a presión. En clínica. Es conveniente regularizar los bordes incisales y caninos inferiores de tal forma que eliminemos todo aquello que nos altere la horizontalidad porque nos facilitará la colocación del Equi-Plan. Utilizamos godiva para tomar la articulación en céntricas. Tenemos que calcular a ojo la cantidad de godiva necesaria para hacer unas “tiras” que ocupen el claro oclusal resultante de la nueva dimensión vertical aumentada para que quepa el Equi-Plan . Conviene envolver las tiras de godiva con un poco de vaselina para evitar que se peguen en los dedos y en los dientes. Se colocan en caliente a lo largo de toda la cresta vestibular desde el último molar al primer premolar. Se deben de hacer tan sólo de un grosor suficiente que no desborde las mesetas oclusales superiores para evitar retenciones.
  3. 3. Fig. 7. Tiras de godiva. Fig. 8. Articulación. Con las tiras de godiva en las zonas de sostén le pedimos al paciente que vaya cerrando y nosotros guiando su mandíbula para mantenerla en el arco de giro de relación céntrica, hasta calcular que llegue a una dimensión vertical que quepa el Equi-Plan entre los incisivos superiores e inferiores. La nueva posición mandibular será sin perder la relación céntrica procurando desviarnos lo menos posible de la línea mediana de la céntrica, disminuyendo el escalón y resalte que tiene el paciente y con aumento de la dimensión vertical. La mayoría de las veces necesitamos practicar antes varias veces para que el paciente reconozca la nueva posición mandibular con mayor dimensión vertical que la normal. Antes que endurezca conviene asegurarse que es correcta la articulación abriendo y cerrando y, además, para eliminar las posibles retenciones que haya hecho la godiva antes de enfriarse. Cuando estén duras se sacan con mucho cuidado de no deformarlas ni romperlas y se ponen dentro de un vaso con agua fría. Se toman unas buenas impresiones y se vacían en yeso. Las zonas de mucosa oral que mas no interesan son la palatina superior y la lingual inferior ya que con ellas entrarán en contacto las placas. En laboratorio. Se vacían las impresiones con yeso duro y se hacen una copias que se vaciarán con yeso mezclado y que son en las que haremos el Equi-Plan. Los modelos de yeso hay que “limpiarlos” bien, quitarle las burbujas, etc., y entonces probar a colocar una a una las dos tiras de godiva en un modelo, con mucho cuidado, asegurándonos que entran correctamente y sin oscilar; después se prueban en el otro modelo de la misma forma.
  4. 4. Figs. 9 y 10. Modelo inferior y superior con las tiras de godiva. Una vez estemos seguros de que las tiras se posicionan bien en los dos modelos por separado, procederemos a ponerlos con la articulación de godiva. Este paso es crucial para situarlos adecuadamente en el oclusor. Figs. 11 y 12. Vista lateral derecha e izquierda de los modelos articulados con las tiras de godiva. Fig. 13. Vista frontal de los modelos articulados con las tiras de godiva.
  5. 5. Fig. 14. Oclusor. Abrimos el oclusor, preparamos yeso y colocamos sobre un papel una cantidad que atravesaremos con el brazo inferior del oclusor. Depositamos mas cantidad de yeso sobre el brazo inferior, suficiente para situar los modelos articulados a una altura media en el oclusor y a continuación ponemos yeso encima del modelo y brazo superior. Repasamos el yeso y esperamos a que fragüe. Fig. 15. Oclusor con los modelos montados y articulados con la godiva. Antes de abrir el oclusor subiremos el tope, al máximo, contra el brazo superior y lo apretamos bien: será la nueva dimensión vertical de la articulación. Abrimos el oclusor y sacamos las tiras. El Estabilizador de Equilibrio con Equi-Plan consta de placa superior e inferior unidas por un resorte dorsal en cada lado, que partiendo desde la placa superior a nivel de los últimos molares y describiendo una curva de concavidad anterior, se introducen como alambres “machos” en unos tubos situados a cada lado en la placa inferior a nivel de la cresta lingual de la meseta oclusal de premolares y molares, actuando en forma de biela.
  6. 6. Fig. 16 Estabilizador de Equilibrio con Equi-Plan o Eq-Plan. Fig. 17. Placa superior con resortes dorsales y estabilizadores. La placa superior se extiende por todo el paladar hasta los últimos molares y lleva estabilizadores en los caninos. Fig. 18. Placa inferior con Equi-Plan, estabilizadores y tubos.
  7. 7. La placa inferior se extiende hasta el primer molar temporal o el segundo premolar y lleva estabilizadores en mesial de los caninos, tubo y Equi-Plan. El orden que seguiremos en la colocación de los aditamentos en la construcción será el siguiente: primero colocaremos los estabilizadores superiores e inferiores, después el tubo y a continuación el Equi-Plan. Pondremos los resortes dorsales al final, después de confeccionar el acrílico de las placas. Estabilizadores. En los modelos fabricamos y pegamos con cera los estabilizadores superiores e inferiores. -de alambre semiduro de 0,7 ó 0,9 mm para caninos, premolares o molares; no de alambre extraduro. -tienen su parte retentiva en lingual y contornean hacia vestibular por el espacio proximal hasta contactar con la papila. -en general se colocan entre lateral y canino; otras entre canino y primer premolar, etc. -no impiden el crecimiento vertical de ningún diente. -no sirve para retener la placa. -sirve para dar mas estabilidad a la placa. -puede servir para frenar movimientos mesiales o distales de algún diente o de toda la placa. Fig, 19. Placa superior con estabilizadores.
  8. 8. Fig. 20. Equilibrador con estabilizadores, resortes dorsales, tubos y Equi-Plan. -se colocan en el modelo pegándolos con cera en su extremo vestibular, procurando que el extremo retentivo lingual quede separado del modelo, por lo menos en ½ mm para que quede retenido en el acrílico, y en los estabilizadores inferiores el extremo retentivo lingual no puede llegar mas allá del primer premolar inferior. Tubo. Cortamos un trozo de tubo calculando sobre el modelo inferior toda la longitud necesaria. -de 1 mm de diámetro interior. -lo doblamos contorneando la cresta lingual de las mesetas oclusales de los molares inferiores, pero procurando que desde la parte distal de los caninos hasta el último molar de cada lado esté en línea recta y llegue sin doblez alguno hasta la cara distal de los últimos molares. -los extremos se fijan con cera al modelo procurando tapar bien el agujero del tubo para que no se introduzca acrílico en él. Fig. 21. Modelo superior en el oclusor preparados con los aditamentos.
  9. 9. Fig. 22. Modelo inferior en el oclusor preparado con los aditamentos. El Equi-Plan. Lo situamos de forma horizontal sobre los incisivos inferiores del modelo inferior ayudándonos del oclusor y que toque lo mejor posible con los dientes superiores, pegándolo vestibularmente con cera de tablilla de dientes asegurándonos que quede horizontal y que no pase la cera entre el Equi-Plan y los dientes. Fig. 23. Colocación del Equi-Plan.
  10. 10. Placas. Se construyen en acrílico empleando la técnica de monómero y polímero gota a gota autopolimerizable a presión. Los modelos se ponen de remojo en agua sin cubrirlos durante 15 minutos para que no aparezcan poros en el acrílico. Gota a gota: se empieza poniendo líquido sobre un lado del modelo inclinándolo y después se la añade una buena cantidad de polvo; sobre el polvo se hace el gota a gota hasta que desaparezca y se alisa extendiéndolo con una espátula; se le vuelve a añadir algo de polvo y esperamos a que fragüe un poco este lado antes de pasar al otro para que no nos camine el acrílico. Se mete en la olla a presión con agua caliente durante 15 minutos. Figs. 24 y 25. Placa superior e inferior al sacarlas de la olla. Con una fresa se rebaja toda la placa dejándola de un grosor uniforme y respetando su contacto con la mucosa y el cuello de todos los dientes. Se pule y abrillanta. Resortes dorsales. Alambre de 0,9 ó 1 mm. Fig. 26. Resortes dorsales.
  11. 11. Se corta un trozo de alambre del doble de largo que el tubo donde entrará. Se pone recto el alambre y se le afila el extremo para que entre y salga bien. Se mete el alambre a tope, hasta el fondo del tubo. Dejando 1 ó 2 mm. de alambre recto a la salida del tubo, se hace una pequeña doblez y se empieza la curva. Lo curvamos probándolo en el oclusor y lo cortamos por la mitad de la rama superior del alambre dándole unos dobleces en el extremo para la retención en el acrílico de la placa superior. Pegamos en el oclusor las dos placas con cera a los modelos. Ajustamos los resortes lo mas posible a la placa para evitar el daño en la lengua. Señalamos con un rotulador la zona de retención que haremos en la placa superior. Fabricamos el resorte dorsal del otro lado. Abrimos el oclusor y sin soltar la placa superior rebajamos el acrílico para darle sitio al resorte dorsal. Le ponemos el acrílico; el oclusor completo a la olla; repasar y pulir. Fig. 27. Resortes dorsales. Fig 28. Resortes dorsales.
  12. 12. Método de colocación. -Comprobar que se adapta bien cada placa por separado. -Cortar, ajustar y redondear el extremo libre de los estabilizadores. -Comprobar que los estabilizadores no interfieren en la oclusión. -Eliminar todos los bordes cortantes en la unión con el cuello de los dientes del acrílico de las placas. -Eliminar las asperezas de la entrada de los tubos. -Redondear los dos ángulos del Equi-Plan para evitar roces con los labios. -Redondear bien todo el borde posterior palatino de la placa superior. -Asegurarnos que la placa inferior no impide el crecimiento vertical de los premolares, para lo que deben estar libres de retención por el acrílico. Advertencias. -Advertir al paciente que los resortes dorsales tienen que estar introducidos a tope dentro de los tubos ya que a veces se escapan algo fuera de su sitio y podrían mantener a la mandíbula en una protrusión que no nos interesa porque malposicionaría el Equi- Plan. -Si vemos que no hay respuesta en el tratamiento debemos asegurarnos, primero, que no se lo quita nada mas que para masticar y se lo pone inmediatamente y, segundo, si cumple con lo anterior, añadirle unas aletas laterales para que no interponga la lengua entre las arcadas dentarias. -Guardar el Estabilizador de Equilibrio con Equi-Plan en su estuche y no en el bolsillo, etc. -Tener cuidado al limpiarlo con un cepillo no doblar los alambres o los tubos. -No intentar sacar los resortes dorsales de los tubos para separar las placas. -Quitárselo solamente para masticar y reponerlo en la boca inmediatamente. -No introducir la lengua entre el Equi-Plan y la placa superior para no abrir el Estabilizador. -Para limpiarlos: usar agua fría, cepillo y cualquier antiséptico o pasta dentífrica y no ponerlos a hervir ni someterlos a altas temperaturas. -No dejarlo en sitio cerrados donde alcancen alta temperaturas, como guantera del coche, al sol, etc., porque se pueden llegar a deformar. -Quitárselo en la playa, piscina, etc. Mantenimiento Si durante la construcción hay dificultad para colocar correctamente el Equi-Plan porque interfieren los incisivos y no se pueden situar en el lugar que les corresponden, es conveniente terminar de construir la placa inferior con el Equi-Plan y la superior si los resortes dorsales y a continuación, en la boca del paciente, se le toma la articulación correcta con tiras de godiva y las dos placas en la boca para situar adecuadamente la posición mandibular, para que los incisivos queden bien colocados en el Equi-Plan. Si al paciente le faltan dientes inferiores, frecuentemente premolares o molares, y aparecen espacios edéntulos interdentarios, como la lengua está acostumbrada a ocupar dicho espacio, es conveniente proteger todo el tubo con el protector de arcos para labios de silicona. Si hay que retrasar la parte inferior del aparato se puede o bien cortar los resortes por la punta o bien cortar los tubos si la curva de los resortes dorsales entra sin ningún tramo recto en los tubos. Posición del Equi-Plan en la boca: dejar 1 mm. de espacio libre.
  13. 13. Estabilizadores: tener en cuenta que los superiores tienen que bajar por palatino dentro del espacio interproximal entre lateral y canino y después separarse para entrar en la resina. Antes de empezar a echar la resina hay que encerar los modelos para que no se desperdicie resina y tengamos menos que desgastar. 2) EQUILIBRADOR CON PLANO ANTERIOR, El EQUI-PLANO. Fig. 29. Equi-Planos. Definición. Plano anterior. Placa de acero inoxidable de 0,6 a 1 mm. de grosor, plana, de longitud y anchura variables, adaptada a las necesidades de puntos de contacto dental y con retenciones en el borde posterior para el acrílico. Funciones. -Además de las del Equi-Plan -Permite equilibrar incisivos y caninos nivelándolos en el plano oclusal. -Apoyarnos en caninos o premolares superiores en ausencias de incisivos por lo que previene o evita la intrusión de incisivos superiores. Indicaciones. -En sobremordidas que no nos interese que haya elevación, intrusión, de los incisivos superiores. -En sobremordidas altas, en las que hay elevación de incisivos y/o caninos superiores y que nos interese que bajen al plano oclusal.
  14. 14. Fig. 30. Niña de 5 años. Plano oclusal anterior alto: elevación de incisivos. Fig. 31. Oclusión céntrica funcional. Sobremordida alta debida a la elevación de incisivos superiores que levantan de delante el plano oclusal. Figs. 32 y 33. Movimiento de lateralidad derecho e izquierdo desequilibrados como consecuencia del escalón bilateral.
  15. 15. Fig. 34. Modelos de yeso con el Equilibrador de Plano Anterior, el Equi-Plano, separadas las placas, la superior con los resortes dorsales y la inferior con el Plano Anterior y los tubos. Fig. 35. Vista desde craneal del Equi-Plano situado en la arcada inferior.
  16. 16. Fig. 36. Visión frontal del Equi-Plano con boca cerrada para comprobar los puntos de contacto dental y la horizontalidad. 3. EQUI-PLAN Y EQUI-PLANO INVERTIDOS. Definición. Se caracteriza y diferencia del normal porque los resortes dorsales parten de la placa inferior y se introducen como alambres “machos” en los tubos situados en la placa superior a nivel de l cuello de premolares y molares superiores. Fig. 37. Equilibrador invertido. Niña 5 años. Fig. 38. Equi-Plan invertido.
  17. 17. Funciones. Al impedir avanzar la mandíbula va eliminando el componente protrusivo al masticar, hablar, deglutir, hacer fuerza, etc., cuestión que comprobaremos por aumentar el valor angular de los ángulos góticos, ya que se abren al lateralizar mas la mandíbula. Fig. 39. Equi-Plano invertido. Fig. 40. Equi-Plano invertido en boca. Indicaciones. -Tratamiento del CAT. -Tratamiento de las cruzadas laterales y anteriores. -Tratamiento prognatismo mandibular, Clase III. Construcción. Como la construcción del normal excepto que los resortes dorsales parten de la placa inferior y se introducen como alambres machos en los tubos ahora situados en la placa superior a nivel del cuello de premolares y molares. Además para facilitar la corrección del plano oclusal, que suele estar situado a menos de 15º con Franckfort, cubrimos con la resina de la placa superior las cúspides palatinas de los molares superiores para evitar que “bajen” y de esta manera aumentar la posibilidad
  18. 18. de corregir al máximo la inclinación del plano oclusal al permitir “subir” todo lo posible los molares inferiores. Control. Una de las grandes ventajas de estas placas es la posibilidad de ajustar al máximo la presencia antiprotrusiva de los resortes dentro de los tubos, ya que cuando viene el paciente a las revisiones le sacamos la placa con mucho cuidado de no cambiar la situación de relación entre la placa superior y la inferior con la finalidad de comprobar que los resortes están a tope introducidos en los tubos en los dos lados, que es lo normal. Si vemos que existe un pequeño recorrido del o de los resortes en el o los tubos, cortaremos esa o esas longitudes de alambre del 0,8 e introduciremos esa o esas pequeñas “puntas” en los tubos y volveremos a colocar a tope los resortes. Entonces se la ponemos al paciente y le pedimos que degluta varias veces y que diga cualquier frase para que se “acople” la placa en la boca con el fin de comprobar que hemos eliminado la franquicia de movimiento de los resortes dentro de los tubos. Este control es fundamental para la comodidad del paciente al llevar la placa.

×