Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Crónica18-XII-2011

488 views

Published on

Crónica del Homenaje de la Juventud Carlista de Pamplona a la Inmaculada Concepción el diciembre del año 2011

  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Crónica18-XII-2011

  1. 1. CRÓNICA Y APRENDIZAJE EN EL ACTO CARLISTA EN PAMPLONA por José Fermín de Musquilda Pamplona, 19-XII-2011 Los carlistas siguen activos mientras otros sectores sestean. Cualquiera queconozca verdaderamente el Carlismo apreciará con facilidad que la tradiciónespañola, el Carlismo, no es un temor, sino que es una esperanza. Y ello, sabiendono obstante que sus contrarios –este es un hecho antiguo y repetitivo-, y hastaciertos intelectuales no siempre empíricos…, han ofrecido una imagen distorsionaday falsa de él, incluso calificándoles –otra cosa es que lo demuestren- de románticossin remedio. Ahora bien, es fácil comprender que las utopías revolucionarias sí sonlas “románticas”, mientras que no lo es la realidad que los carlistas afirman defender,ya sea la naturaleza humana en su ámbito individual y social, ya la forma de cadapueblo, ya sobre todo la Revelación y doctrina cristiana. El 18 de diciembre se celebró el tradicional homenaje a la Inmaculada Concepción, Patrona de la Juventud Carlista de Pamplona, conforme al privilegio especial que S.S. Pío X otorgó a dicha Juventud a comienzos del siglo XX. Desde entonces, esta festividad se ha celebrado casi sin interrupción. La retomaron los jóvenes de Unión Carlista antes de 1986, y la continuaron una vez configurada la CTC tras el congreso de Unidad celebrado en El Escorial en 1986. Recordemos que el presente año se celebra el25 aniversario de dicho Congreso que tan buenos frutos ha dado. Este año, el lema escogido por la Junta de Navarra es: “LA CONVICCIÓNPOLÍTICA se convierte en esperanza y trabajo… sin mirar a otro lado y sincomplejos. (El buen humor se supone). De otra manera, hay que EXAMINAR LACONVICCIÓN”. Conforme al Programa previsto para los Actos, a las 12:00 horas se celebróla Santa Misa en las MM. Recoletas con la renovación de la consagración de laJuventud a su patrona Santa María Inmaculada, y entonación del Salve Regina. Seencomendó a los recientemente fallecidos don Fernando Toda (de Barcelona) y lamargarita doña Nieves Erviti Seminario (de la calle Eslava de Pamplona). A las 13:00tuvo lugar la ofrenda floral en el monumento de la Inmaculada, acompañada por elcanto del Oriamendi. A continuación, parte de los asistentes se trasladaron a unrestaurante céntrico de la ciudad para celebrar una animada comida de Hermandad. Al final del almuerzo, se abordaron cuestiones candentes siguiendo un nuevoformato o diseño. Los discursos de otros años cedieron paso a una exposiciónsobre un modelo de acción emprendida hace un año, realizada y programada convisos de continuidad.
  2. 2. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 2 Concretemos. El director de laAsociación Cruz de San Andrés(ACSA), don Efrén Pablos (en laimagen), tuvo la generosidad dedesplazarse con su equipo de gestióndesde la ciudad condal, y expuso elnacimiento, objetivos y funcionamientode dicha Asociación. Procuraremossintetizar parte de su brillante y extensaintervención, que se apoyó en un powerpoint. Según él, en ciertos momentoscomo la presencia de la Comunión con laforma administrativa de partido político(malamente confundida –añadimos- con un partido, fruto sin duda de la ideologíaliberal imperante que sustenta la partitocracia) es vista negativamente por lasociedad -¡oh contradicción!-, resultando a veces difícil a la gente dar el salto a laCTC… es necesario un puente entre la Comunión o sector político y esa sociedad.ACSA quiere ser uno de esos puentes, una de esas vías intermedias necesarias.ACSA está muy preocupada por la vida humana desde su concepción, el matrimonioy la familia, la educación, las libertades de la Iglesia, el reconocimiento público yapoyo que ésta merece, por España y la hispanidad etc. desde el derecho naturaluniversal y objetivo, fundado y coronado todo ello por la confesionalidad católica dela asociación ACSA y del Estado o poderes civiles. ACSA no es directamente la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC), perotrabaja “bajo el paraguas” de ella. (Como escuché a Carlos Ibáñez –digo- todosestamos unidos en la intención y separados en la administración). Así, en ACSA haysitio para todos, también para quienes no pueden estar públicamente en ningunaComunión, y menos aún no pueden afiliarse a ningún grupo político, sector o partidopor motivos profesionales. Los retos no sólo son hacia fuera, sino también hacia adentro. Por ejemplo, se aprecia, como problema algo endémico, la falta de colaboración directa e indirecta de personas próximas que están muy ocupadas o que -quizás- desgraciadamente han caído en la tibieza. ¿Por qué no colaborar si la unión hace la fuerza? El sopor del ambiente pesa sobre todos y acaba con quienes no luchan contra aquel: que cada cual vele por lo que a él respecta, y que todos velemos por losdemás. El ponente reconoció que por lo que depende de nosotros, es incontestableque, cuando trabajamos, la mejora de nuestro trabajo conlleva la mejora de losresultados obtenidos. Desde luego, para trabajar hoy día adecuadamente, se imponecolaborar con otras entidades. Como oferta, ACSA presenta en su web y otrasactuaciones una imagen, abundantes noticias, alertas, convocatorias y actividadpara los jóvenes siempre deseosos de dinamismo y responsabilidades. Uno de los temas principales de la Asociación Cruz de San Andrés es defender–pero de verdad y no parcialmente y con subterfugios- a la persona humana
  3. 3. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 3concebida y aún no nacida, a la madre y a la sociedad, al desvalido, sin mirar paraello a tirios y troyanos, sin vacilaciones ni medias verdades. Se insiste en ello porque en algún momento se ha detectado, enorganizaciones conocidas que ofrecen sistemáticas alertas digitales a la sociedad, unplanteamiento liberal de la acción. Tal es buscar medias verdades siempre que seanútiles para el éxito inmediato. Por ejemplo, últimamente ha sido destacar los buenosaspectos que pueda tener el PP para dar a éste una buena imagen ante los católicos. Si estuviésemos bajo el paraguas del actual sistema todo serían facilidades:aportación de direcciones, situarse bien socialmente, y hasta ayudas económicas.Otras organizaciones de alertas digitales –pero no ACSA- se han acogido al sistemaactual, dispuesto a comprar con favores iniciativas posiblemente molestas para susintereses. Cruz de San Andrés ha decidido quedarse fuera del paraguas del sistema,para así hacer de verdadero puente entre la sociedad y la CTC, pero sobre todo porquerer ser fiel a la verdad y para asegurar una verdadera independenciade criterio. Fuera del sistema hace mucho frío, pero está la verdad y es a ésta a laque hemos de salir a buscar. Esta es nuestra breve síntesis de la intervención deACSA, que espero se ajuste a la exposición. Transcurrió con dinamismo el turno de intervenciones. A continuación elsecretario General de la CTC, don Javier Garisoain, ofreció varios avisosprácticos, e informó de la convivencia familiar y festiva organizada para el 5 y 6 demayo en la emblemática villa de El Escorial, en aras a celebrar los 25 aniversario dela unidad de los carlistas. La presidente de la CTC, la Excma. Sra. María Cuervo-Arango tomó lapalabra. Siempre elegante, clara en el juicio y rebosante de sinceridad, afirmó algoasí como lo siguiente: “Porque Dios lo quiso, llegó a nuestras manos la CTC. Quieropediros que tengáis ánimo para mantener la mucha razón que tenemos. Pidamos aDios que mantengamos los principios, que los mantengamos limpios y que nocometamos equivocaciones. Pidamos también para que si las cometiésemos,tengamos fuerza para corregir los errores. Deseo que los jóvenes sobrellevéis convalentía los muchos contratiempos que os llegarán –como es habitual- en la vida. Nose puede perder el tren. Decidlo a todos vuestros compañeros y a los demás jóvenes:no se puede perder el tren. Ya sabéis a lo que me refiero, de manera que en lo muchoque podéis apoyar y colaborar con entusiasmo, apoyad sin críticas innecesarias y consana alegría”. Don Javier Garisoain, Secretario General de la CTC
  4. 4. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 4 Llegó la hora del brindis. Uno de nuestros queridos veteranos, del que tantoaprendimos de jóvenes y a quien seguimos agradeciendo su magisterio y atenciones,Jaime de Arriaga, tomó el Pregón que el día anterior ofreció en Casa Cantabria,proponiendo la lectura detenida de uno de los poemas de Gabriel Celaya, unconocido marxista de la década de los sesenta que fue ingeniero industrial en Bilbao.Concretamente se refirió al fragmento que trata del diálogo entre el ingeniero y elmono, de su largo y extenso poemario “El derecho y el revés”. Señaló que si biendicho poema es, desde la perspectiva de nuestra Causa tradicionalista, muy reciente,sin embargo refleja muy bien el proceso que ha conducido al hundimiento de laciudad cristiana, con las pésimas consecuencias sufridas por todos hoy día. Nuncacomo en algunos poemas de Celaya, se puede leer tan expresamente el propósito dela Revolución, como antítesis de aquello que levanta y eleva al hombre, antítesis queexpresa el proceso descristianizador o deshumanizador en el que estamos inmersos. Celaya, en su poema, propone alzarse contra Dios, robar el fuego sagrado, y notener arrepentimiento. Queriendo desvelar el misterio del hombre, habla de unalzarse soberbio y terrible, para trastornar el orden de lo eterno, quebrar los límitesde la naturaleza y convertirse en hombres-dioses. Este poema incita a cambiar todoel orden de la Ciudad, pero para hacer de la naturaleza humana una realidadartificial. El poeta se obliga a sí mismo a que ninguna de las decisiones divinas secumpla en el hombre, porque –dice- somos hombres-dioses. Pues bien, ¿quiénes darán una razonable respuesta a estas terribles declaraciones? (¿Los liberales de una u otra tendencia y de un mayor o menor radicalismo, que son parte de la Revolución? Digamos que con ellos y otros, todos los caminos de la Revolución están ensayados con un pésimo resultado). ¿Cómo se puede pensar que el futuro no está en la Comunión? Ante la universalidad de la verdad de Dios y del hombre en Él, nuestra bandera social y política como tradicionalistas o carlistas no es sólo para nosotros y nuestras gentes inmediatas, sino, en última instancia, para el mundo occidental y de todos los lugares. Y siguió el brindis con este espíritu. Según J. de Arriaga, el núcleo principalde la lucha actual no es el económico: es no querer que Él Reine por un lado, o bienel desear fervientemente que Él sea nuestro rey. Sabemos que dos amores hicierondos ciudades: el amor a Dios con desprecio de uno mismo, sabiendo que sólo en Diosel hombre puede cumplir su propio destino, y el amor de uno mismo con despreciode Dios en contra por ello del propio hombre al que se dice defender. (Diabólico,pues el diablo es el padre de la mentira). No en vano, fruto de ese deseo ferviente, losmártires terminaron su vida con un “Viva Cristo Rey” y “Viva España”. Estés donde estés –y por lo que J. de Arriaga brindó-, ten el espíritu de norendimiento: se trata de vivir el espíritu macabeico (de los Macabeos que casi ponenfin al Antiguo Testamento). Sí; nosotros queremos que Él –Cristo- reine entrenosotros, en nuestras personas, familias, sociedades y en la política. Esta es laherencia del Carlismo: no ponerse de rodillas ante la Revolución. En efecto, no es la
  5. 5. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 5voluntad general la que pone el fundamento de las leyes, sino la voluntad de Dios.Desde este punto de vista, la actualidad del Carlismo es impresionante. Así terminó el brindis, que refrescó de nuevo nuestras convicciones yreafirmó nuestra entrega a la Causa, que no es sólo nuestra sino de Dios y delas Españas, de Dios siempre presente en todo (también en la política) y de nuestracomunidades vivas. La animada rifa de las cestas de Navidad fue seguida del cantodel Oriamendi. Como otros años las despedidas se retrasaron y transmitieron quesólo actuamos si nos sacrificamos. A continuación, recogemos el Mensaje a los jóvenes tradicionalistas ocarlistas de Navarra, cuya síntesis no pudo leerse por las interesantesintervenciones ya explicadas. Dice así. *** MENSAJE DEL QUE FUE JOVEN CARLISTA A UN JOVEN CRÍTICO PERO APÁTICO. EXAMEN SOBRE UNA CONVICCIÓN. COMO CUALQUIERA de la calle, tú y yo nos quejamos de las actualesparadojas, contradicciones y fanatismos sociales y políticos. Y con razón. Con losojos de la inteligencia creemos que todo tiene su origen y su explicación. Pues bien,nosotros los carlistas añadimos que también todo ello tiene sus verdaderasrespuestas y soluciones. Esto nos abre posibilidades a plazo corto, medio olargo. Comencemos por nuestros enemigos. ¿Qué posibilidades tienen hoy tantosque hace unos días eran imbatibles y hoy están fuera de la escena pública y hastaprocesados y aún condenados? Pensemos en los Urralburu y Otano del PSOE deNavarra, en altos cargos del PSOE de Felipe González (Roldán, Vera y tantosotros…), en el Mario Conde ayer masón, en ZP y sus flamantes ministros, en elfamoso Tripartito catalán que ha desaparecido sin dar cuenta a nadie de su desastreen una presunta democracia que todo lo perdona, en el ayer temible Garzón, en elUrdangarin puesto hoy en entredicho… ¿No vemos que todos pasan, y que lo hacencomo el desbocado caballo de Atila, haciendo a la sociedad echar pestes aunque nosepa a quien y a qué agarrarse? De agarrarse a todo clavo ardiendo también se haquemado. ¿Qué posibilidades le queda al liberalismo ideológico, corruptor y opresor deldébil, que nos arruina, y a las restantes utopías que se quisieron llamar “modernas”? Pensemos también en el Suárez gravemente enfermo, en personajes yafallecidos como Ordóñez que fue el introductor del divorcio, Rosón, el inefableFontán, Múgica Herzog, Bandrés como fundador de Euskadiko Esquerra, ErnestLluch del PSOE y Tomás y Valiente ambos asesinados por ETA, Mario Onaindía, eltambién inefable Leopoldo Calvo Sotelo, pensemos en el ayer cuasi etarra Urbiolaque luego se pasó al PNV, en Chivite del PSN, en el presidente del Congreso FélixPons… Todos han desaparecido como la espuma de la cresta de la ola, pero dejandocada cual su fea estela y sus responsabilidades. Eso sí, nosotros nos quedamos connuestros males por ellos y otros provocados.
  6. 6. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 6 Al ver pasar a todos como polvo de paja y al afirmarnos en nuestro verdadero ser, no estamos tristes, ninguno entre nosotros puede estar triste, ni quedarse parado. Damos nuestra respuesta cuando celebramos la fiesta de la Inmaculada Concepción, que acoge a los corazones limpios y decididos. Su imagen tremoló en los estandartes carlistas y los de hoy revivimos continuamente su fiesta. Damos respuesta cuando nos ocupamos en nuestra formación cristiana, humana y política, y prolongamos laformación en la acción. La damos también cuando celebramos con nuestra presencialos Actos convocados por los responsables de la Comunión -que trabajan sindescanso para todos nosotros-, cuando nos organizamos y estamos activos para losdemás, cuando nos comprometemos y actuamos con alegría de quien sabe paraQuien y quienes trabajan. Cada uno tendrá que aportar su granito de arena. Y, en situaciones deemergencia, se necesita más de un grano por cabeza. Esto no nos arruga porque,como dijo cierto joven hace más de 30 años, somos “carlistas por Justicia”: porJusticia hacia Dios, hacia nosotros mismos, y hacia nuestros padres y nuestroscontemporáneos. Pensemos en muchísimos que lo dieron todo sin recibir nada acambio, pues sabían que “Ante Dios nunca serás héroe anónimo”. Pensemos que loshay que no se enteran de lo que está “cayendo” y ocurriendo en España y el mundo.Si no trabajamos, si no nos enteramos, deberíamos -y esto es lo que quiero decir-examinar nuestra convicción. Dicho de otra manera: quien no se mueva de su sillón y de su casa, quien no sejunte con cierta frecuencia (no una o dos veces al año) para compartir el ser conotros carlistas, quien no celebre las fiestas de la Comunión con su presencia ycolaboración, quien no se deje de excusas –porque lo son-, quien no aporte lo quesepa hacer por poco que sea, quien no actúe, ni haga proselitismo y apostoladopolítico –también nuestra política es, en parte, un apostolado-, quien critique y sequeje una y otra vez -estos críticos son los que nunca hacen nada-… puedesospechar con fundamento que le falla la convicción. Ahondemos en el tema. Trabajamos en obras apostólicas, en la familia, eniniciativas sociales… pero también debemos de estar y trabajar proyectando directa oindirectamente todo lo anterior en la política. No existe sociedad y prepolítica sinpolítica, y a la inversa. Desde luego, la prepolítica también es una forma clara dehacer política. Ni se pueden ambas separar ni contradecir. La política –no la políticaliberal que secuestra a la sociedad y la vida social- es un campo para todos por elmero hecho de vivir en sociedad. Habrá varios niveles de participación, desde quienaporte su cuota, colabore en el Blog o el Boletín, asista a los actos, y se entere y estéen contacto con todos y los dirigentes -todo ello por un lado-, hasta quien ocupecargos de responsabilidad y se presente en una candidatura electoral. ¿Quién podrárecelar de quienes –con convencimiento y sin idealismos- quisieran hacer lo mismoque tu, pero se sacrifican por el Ideal o la Causa incluso profesionalmente, a vecescon gran esfuerzo y consecuencias no siempre agradables? Siempre se dijo –y se dijo
  7. 7. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 7para que lo superemos- que nadie es profeta en su propia tierra, lo que, si es así,resulta sin duda fruto de cierto orgullo... Hay tiempo para todo; es cuestión de jerarquizar las cosas. ¿Qué es para mí lo primero? ¿Mi yo, mi trabajo y fortuna, mi familia y mi ocio… con olvido, desconfianza y detrimento de la participación en la sociedad y la política? No se trata de juzgar a nadie. La política no puede ser la gran apestada, que es en lo que el liberalismo la ha convertido. En última instancia, la culpa nola tiene el ambiente, ni las grandes distancias que nos separan, ni la falta detranquilidad que conlleva la vida moderna, ni la falta de tiempo y medios, sino que,en última instancia, fallamos nosotros mismos, nuestra convicciónconcretamente. Así como Benedicto XVI va a iniciar el Año de la fe, según anuncia en sureciente Carta Apostólica “Porta Fidei” (2011), creo que nosotros debemos imitarleno sólo en el ámbito religioso –por supuesto que también, como fundamentoprofundo-, sino en el social y político. Esta es la gran aportación de los carlistas de hoy y de siempre: noseparar la Causa de Dios del corazón de la política, y reconocer y trabajar con obraspor el reinado social y político de Cristo, lógicamente sin enfeudar a la Iglesia fuerade sí misma, lo que nunca se debe hacer. Eso nunca lo hemos hecho los carlistas,pero con frecuencia sí lo hacen los liberales moderados. Dicen que no, pero paraocultar un vergonzante “sí”. Piense Vd. en el moderantismo canovista, en la llamadaUnión Católica de Pidal o pidalismo, en ciertos sectores de la CEDA, en el apoyo alRégimen por parte de un Tarancón que luego se volvió contra aquel, en el posteriortaranconismo ya un poco en retirada, en el malminorismo causante de tantísimosmales, en la mal llamada democracia cristiana que siempre se propone rebrotarpara evitar la muerte de un sistema liberal provocada por el sistema mismo… Entre los que separan la política de la religión, y enfeudan a la Iglesia entemporalismos o bien en actitudes nada evangélicas, y solapando la anteriorenumeración, mencionemos al liberalismo, al nuevo clericalismo democristiano, lainterpretación comodona del Evangelio, separar la vida de piedad de la realidadexterior, creer que todo lo que no es dogma de fe es opinable, considerar que enaquello que Dios nos deja a nuestro arbitrio eso ya es de por sí opinable (que elnuevo clericalismo se lo diga, por ejemplo, a los científicos), refugiarse en laintimidad y en las asociaciones directamente apostólicas con desdoro de otras“menos” elevadas –o mejor distintas-... Nos referimos al insostenible e innecesarioperjuicio que con estas posiciones reciben otras asociaciones y actividades mástemporales pero siempre necesarias, otras también apostólicas como este Carlismosocial y político que aborda con entereza, convicción y entusiasmo los campos quenadie aborda y trabaja… Sí, la parálisis de no pocos cristianos es porque han dejado dormitar la Fe, ynuestra parálisis como carlistas es un verdadero problema de convicción. Digoque soy tradicionalista, no me creo mala persona, y hasta me declaro y honro como
  8. 8. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 8carlista, lo que a todos les parece muy bien, pero serás tú, amigo mío, quien me diga,no con palabras –que es lo fácil- sino dejando hablar a las obras –que es lo difícil-,cuál es tu convicción. Examinando y renovando nuestra convicción, estaremos lejos de paradojas, contradicciones y fanatismos. Paradoja es ensalzar el amor y la libertad pero ofreciendo sucedáneos consumistas y convirtiendo la persona en objeto. Paradoja es una cultura de masas que adora la juventud mientras se le hurta los retos elevados y nobles que ambiciona todo corazón joven. Paradoja es entregarse a actuaciones muy nobles pero que nos separan del apostolado político, que reside en el Carlismo en cuanto que mantiene y defiende el reinado social y político (pues abarca lapolítica) de Jesucristo. Es una pena, pero también una realidad, que el Carlismo seael único que lo haga. El no tiene la “culpa” de ello. En España el punto de partida ymarco es el deber ser propio de un país todavía en tesis católica. ¡Cómo hadescristianizado el liberalismo, como afirmaba el profesor Fco. Canals! En otrascircunstancias, el marco práctico sociológico tendrá otra medida, pero sea una u otrala situación siempre se trabajará por el reinado social y político de Jesucristo. Si a algún resabiado de temporalismo democristiano, de purismos nadaevangélicos y no poco protestantes, de confundir la libertad humana con la ausenciade norma divina en el ámbito externo y social, de reducir lo “intocable” a lopuramente religioso y del fuero interno –es larga la enumeración-… si a esa persona,digo, trabajar por el reinado expreso de Jesucristo en materias políticas le parece“exagerado”, “desviado” o “mezclar a la Iglesia en cuestiones políticas” –como sicualquier política fuera opinable ante Dios y estuviese apestada…-, lo sentimos porél. Que nos diga quién es su Dios, cuál es la verdad y qué la libertad humana y de lospueblos. El recelo a “lo político” es inherente al liberalismo (según él, el hombre nosería verdaderamente sociable por naturaleza) y quizás se enroscó en quienesquerían poner a salvo la sociedad frente a un marxismo que, por ser totalitario, todolo politizaba, ignorando de esta manera que la verdadera prevención al totalitarismoes la catolicidad y la tradición española. En efecto, el liberalismo y la actualdemocracia relativistas han impuesto un nuevo totalitarismo, también en los EE.UU.y Reino Unido, que son los países que algunos toman como modelo utilitario. Hacepoco escuché a nuestra presidente de la Comunión decir que no pocos estánconvencidos de que, desde hace tiempo, el Diablo impulsa a algunos hacer cosasmuy buenas pero para evitar que vayan al Carlismo. Seguimos con las paradojas, contradicciones y fanatismos de nuestros días.Contradicción es decir que nos dan el mundo si adoramos al ídolo, mientras noscierran hasta el futuro profesional. Contradicción es reclamar nuestro voto electoraly quitarnos la vida y verdadera representación social y política, secuestradas por lapartitocracia y las oligarquías. Contradicción es criticar a los que hacen algo pero sin hacer nada salvodejar caer en cada momento una cascada de palabras sin fruto. Contradicción esescudarse en que “no triunfamos”… para así no hacer nada. ¿Es que acaso
  9. 9. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 9trabajamos sólo por el triunfo? ¿Es que todas las acciones y proyectos sociales ypolíticos los subordinamos a la oportunidad y la conveniencia, a los cálculos y aléxito? El éxito lo da Dios también en los temas temporales con proyección eterna.Por eso, es preciso ignorar a los que critican mucho, que generalmente nada hacen,y apoyar a los que sí hacen. Paradoja es que los conservadores (liberales de variado pelaje) digan unacosa para luego hacer otra, que arriesguen imprudentemente -por su “vuelo bajo”- loque nunca debieran arriesgar, e incluso que permitan ser transformados por aquelloque dicen combatir. Tales personas hacen declaraciones muy espirituales eintemporales mientras utilizan o manipulan –enfeudando clericalmente- ciertasrealidades temporales que tienen su propia personalidad, verdad y dinamismo. ¿Nohemos escuchado a algunos con fama de “piedad” decir que “no tienen Patria”, quesu “patria” es el mundo y bobadas por el estilo? Es un ejemplo. Paradoja es, al fin, que nos ensalcen como jóvenes pero en contra de lomuchos y muy bueno recibido de nuestros padres, y en contra de la vida activa queganamos conviviendo prolongadamente a su lado. ¿Es que no tenemos obligacionesmorales hacia los padres y los antepasados? Escuché a Álvaro D’Ors que para untradicionalista los que mandan son los muertos. Hoy este idioma muchos no loentienden y desde luego tergiversan, como si empequeñeciese o ignorase la mayoríade edad de todo hombre…, sin embargo todos lo viven salvo aquellos que no tienennada más que su voluntad, es decir, nada que no sea ella misma y que de sentido a suejercicio. Del liberalismo al nihilismo. Es fanatismo creer que el Estado por sí, o la propiedad privada por sí misma,o el capital e interés individual vivido a lo liberal, pueden solucionar la actual crisiseconómica. Fanatismo es creer que puede ser Rey quien por muchísimos motivos nopuede serlo -y no lo es-, o proclamarse monárquico cuando realmente se esrepublicano, que es lo que ocurre a muchos que se dicen juancarlinos, o querer laIIIª República para un pueblo de alma, historia y necesidades prácticasmonárquicas. Es fanatismo cuando hace tres años se destrozaban varias cruces del Via Crucis de Javier, cuando el presidente del planetario de Pamplona ofendió a los católicos, cuando en las Navidades pasadas se rompían con adoquines las figuras del Belén de la Taconera, cuando, en la villa de Lumbier, hace sólo cuatro meses, se atacaba de madrugada el colegio donde pernoctaban unos peregrinos de la JMJ, cuando -muy Concentración silenciosa por la vida de la CTC. recientemente- se ha decapitado el Pamplona 31-X-2011 Sagrado Corazón de una iglesia de la villa de Peralta con estupor y desa-gravio de los vecinos, tras forzar la entrada de la Iglesia en la madrugada delsábado… Es fanatismo todo esto, pero también lo es callar como hacen algunos falsospiadosos que no quieren reconocer la realidad y todos los pretextos de losindiferentes. Es fanatismo creer en la Constitución de 1978, en la política liberal, y en
  10. 10. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 10la bondad del sistema, como también lo es decir que todo depende de nosotrosmismos Los carlistas no estamos exentos de peligros como el desaliento, la huídaa la vida privada, la falta de generosidad y de entrega. El sopor entra por ósmosis.Incluso nos ofrecen alternativas muy buenas pero para polarizarnos en ellas y olvidarnuestro apostolado político y social. Pues bien, estos males suelen deberse a la faltade fe en la Causa, cuando nos entra por ósmosis la fragilidad de nuestros tiempos.Por eso, creo que este año nos toca examinar la convicción. Por ejemplo, hoypuede deformar una reunión de formación que no acabe en una pequeña acción,pues tendemos a creer que por conocer ya se está mejorando la sociedad, y que elsólo conocimiento y la vida interior o íntima tienen una directa dimensión práctica. El gran peligro de hoy no es saber qué debemos hacer, sino el nohacerlo. Como cuando no hacemos algo suele ser porque cuesta y esto a nadie legusta reconocer, podemos excusarnos fácilmente en la falta de medios, en la faltade líderes, de eficacia, utilidad y actualidad, de auditorio, del saber cómo llegar a lagente, del debido desinterés que exige toda causa noble y hasta divina, de pureza deintenciones… También pudiéramos excusarnos en el estado límite de la situaciónactual en la que todos nos jugamos la vida eterna y no sólo la temporal …¿Refugiarnos por ello y únicamente en la sacristía o en asociaciones sólo apostólicas?¿dedicarnos el 100% a ellas como si fuésemos eclesiásticos y la Ciudad se redujese altemplo…? ¿caer así en una desconfianza letal hacia la Causa de la tradición española,en un nuevo clericalismo, en sesgar la realidad como si sólo existiese la divinidadignorando que a Dios le interesa directamente todo lo de este mundo? ¿convertir a lapostre a los laicos en la mano larga del clero…? Si trabajásemos y examinásemos nuestra convicción, uniríamos denuevo lo divino y humano, lo temporal y lo eterno, y entenderíamos adecuadamentela relación entre la naturaleza y la Gracia. No desviemos el tema: es problema deconvicción y trabajo, y seguramente más de trabajo que de convicción. Claro es que,por pura coherencia, la falta de trabajo suele derivar en una falta de convicción, porlo mismo que la falta de vida de piedad y de limpieza de corazón conlleva eldebilitamiento de la Fe. ¿Quiénes creer?: pues reza y… actúa. ¿Quieres actuar?: puescree y… esfuérzate. ¡Ah, la voluntad cuestionada! ¡Y la debilidad que ocultamos parano pasar vergüenza! La web de la CTC. “AFILIATE” Estamos en los 25 años de la unión efectiva de los carlistas en unaorganización llamada Comunión Tradicionalista Carlista. Se han hecho muchascosas en España y en Navarra en su seno, y con la gracia de Dios, con la oración y elejemplo de nuestros mayores, las seguiremos haciendo.
  11. 11. J. F. de M. Fiesta de la Juventud Carlista de Pamplona, 18-XII-2011 11 Hemos creado los medios, pero del examen de nuestra convicción y denuestro esfuerzo depende que los aprovechemos. También depende nuestrasupervivencia como pueblo y cuerpo político, aunque también, indirecta yparcialmente, como Iglesia y cuerpo místico. ¿No es verdad que en la tradiciónespañola entendida en su amplitud, como “lugar vital”, la Ciudad se mantiene, sedesarrolla y adquiere su verdadero sentido? ¿No es verdad que en la vida -en suamplio y concreto sentido, incluida la política- que nos legaron nuestros padres y quevivimos con ellos, esto es, en la Ciudad cristiana, se anhela con la necesidad delmismo aire que se respira, la vida de la Iglesia y la salvación temporal y eterna de lasalmas que forman el Cuerpo místico? Creo haber dicho bien, sin entrar en grandesteologías. Es lo que hemos aprendido. José Fermín de Musquilda Pamplona, 18-XII-2011 (Salvo el estandarte y última imagen, las restantes son del autor JFG)

×