Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
REUSO DE AGUAS RESIDUALES
JAVIER OROZCO OSPINO
OBER ROMERO ARIAS
ANTONIO RUDAS MUÑOZ
UNIVERSIDAD DE MANIZALES
CENTRO DE ED...
1. RESUMEN
El reuso de las aguas residuales es una estrategia para el ahorro y uso eficiente del
agua, fundamental para el...
recurso hídrico, reduciendo también los vertimientos; las inversiones realizadas
pueden ser fácilmente recuperadas.
El reú...
2. INTRODUCCIÓN
Las aguas residuales en la actualidad son un problema en crecimiento constante;
los volúmenes de estas agu...
3. OBJETIVOS
3.1. OBJETIVO GENERAL
Analizar el reuso de las aguas residuales dentro del contexto del manejo integral
del r...
4. MARCO TEORICO Y DISCUSIÓN
El título A del Reglamento Técnico del Sector de Agua Potable y Saneamiento
Básico – RAS 2000...
plazo, se necesitan gestión de riesgos y soluciones provisionales para evitar
impactos adversos por riego con aguas residu...
ocasionado en muchos casos el rechazo de la comunidad por esta
tecnología. Por tanto, es necesario resaltar que diseñar un...
 Promover la adopción de políticas y estándares para el manejo del agua
residual doméstica, de acuerdo a la situación de ...
patógenos, bacterias, protozoos y helmintos pueden estar presentes en las aguas
residuales municipales en bruto y sobreviv...
campos y cosecha regados. La directriz establece que los factores mencionados
varían según la región, el clima, estación, ...
Tabla 2. Normativa de la Agencia de protección ambiental (EE. UU) sobre la reutilización de aguas
residuales para uso agrí...
Tabla 4. Normativa de la Agencia de protección ambiental (EE. UU) sobre la reutilización de aguas
residuales para uso agrí...
Tabla 5. Recomendaciones de la OMS para el riego de campos deportivos y de zonas verdes con
acceso público
Otras actividad...
tratadas, así como los respectivos criterios de calidad y distancias mínimas de retiro
al momento de realizar la actividad...
En cuanto al uso industrial se destacan las actividades de intercambio de calor en
calderas y torres de enfriamiento, apar...
problemas ambientales por contaminación y afectando a las comunidades que
viven aguas abajo del vertimiento.
En la ciudad ...
5. CONCLUSIONES
El reuso de aguas residuales es una solución ambiental y una estrategia para el
ahorro y uso eficiente del...
La resolución 631 de 2015 en Colombia, ajusta los instrumentos económicos
aplicados a los generadores de residuos contamin...
6. BIBLIOGRAFIA
Michael P. Alderson, André B. dos Santos, Cesar R. Mota Filho Reliability analysis of
low-cost, full-scale...
Universidad de Manizales. (2015). Manejo integrado del agua; unidad 3:
contaminación del agua y tratamiento. Manizales, Co...
manejo de aguas residuales” república de Colombia Departamento Nacional de
Planeación.
CORPOCESAR. 2011. Informe técnico e...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

1

Share

Download to read offline

REUSO DE AGUAS RESIDUALES

Download to read offline

Reuso de aguas residuales.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

Related Audiobooks

Free with a 30 day trial from Scribd

See all

REUSO DE AGUAS RESIDUALES

  1. 1. REUSO DE AGUAS RESIDUALES JAVIER OROZCO OSPINO OBER ROMERO ARIAS ANTONIO RUDAS MUÑOZ UNIVERSIDAD DE MANIZALES CENTRO DE EDUCACIÓN A DISTANCIA – CEDUM MAESTRÍA EN DESARROLLO SOSTENIBLE Y MEDIO AMBIENTE MÓDULO: MANEJO INTEGRADO DEL AGUA TUTOR: NELSON RODRIGUEZ VALENCIA VALLEDUPAR, JULIO DE 2015
  2. 2. 1. RESUMEN El reuso de las aguas residuales es una estrategia para el ahorro y uso eficiente del agua, fundamental para el desarrollo sostenible y enmarcada en el contexto de Gestión Integral del Recurso Hídrico. El volumen de aguas residuales se ha incrementado en diferentes países del mundo en los últimos años, como consecuencia del aumento de la población; el uso productivo de las aguas residuales también ha aumentado debido a la escasez de agua, ya que millones de pequeños agricultores en las zonas urbanas dependen de las aguas residuales. El uso de estas aguas tratadas data desde hace varios años en todo el mundo; los beneficios difieren entre algunos autores y otros, resumidos entre benefactores y contradictores de dicha práctica; entre los beneficios difundidos se encuentra que se mejora las cualidades de los suelos por el gran aporte de sedimentos y materia orgánica, para el caso de aguas residuales domésticas; entre los contradictores el principal argumento es las carga bacteriana que llega finalmente a los consumidores de productos regados con estas aguas. Entidades como la Organización Mundial de la Salud y la Agencia de protección ambiental (EE-UU) han promulgados normas para regular el uso de aguas residuales; En Colombia la resolución 1207 de 2014 establece los usos agrícolas e industriales para las aguas residuales tratadas, así como los respectivos criterios de calidad y distancias mínimas de retiro al momento de realizar la actividad de reuso. Un adecuado uso en la actividad agrícola puede generar beneficios económicos, ya que los nutrientes contenidos en las aguas residuales pueden sustituir el uso de fertilizantes químicos y aumentar la producción; solo se permite el uso de aguas residuales en cultivos no alimenticios para humanos y animales, por lo que en Colombia el mayor potencial está en el riego de cultivos para la obtención de biocombustibles, sin desconocer otros usos de gran importancia como maderables, pastos y fibras celulósicas. Dentro del uso industrial se destacan las actividades de intercambio de calor en calderas y torres de enfriamiento, aparatos sanitarios, limpieza mecánica de vías, riego de vías para el control de material particulado y sistemas de redes contraincendio. La reutilización del agua en la industria permite disminuir su demanda de agua y jugar un papel eficaz en la planificación y gestión integrada del
  3. 3. recurso hídrico, reduciendo también los vertimientos; las inversiones realizadas pueden ser fácilmente recuperadas. El reúso de las aguas residuales debe garantizar la salud de las personas que directa o indirectamente hacen contacto con estas aguas, evitando la afectación de la salud pública, ya que muchos microorganismos patógenos pueden sobrevivir en el ambiente y transmitir infecciones a los seres humanos.
  4. 4. 2. INTRODUCCIÓN Las aguas residuales en la actualidad son un problema en crecimiento constante; los volúmenes de estas aguas son crecientes y las fuentes hídricas receptoras disminuyen con el pasar de los años la capacidad de dilución de los contaminantes, afectando ese vertimiento a las ictiofauna, las aves, la vegetación, las poblaciones rivereñas que viven de la pesca y consumen agua cruda de los ríos, el turismo ecológico y los sistemas económicos generados en torno a los ríos. La necesidad de agua y los riesgos asociados con el tratamiento inadecuado de aguas residuales, han estimulado intentos de reutilizar las aguas residuales domésticas para diversos fines, principalmente para el riego agrícola. El crecimiento acelerado de la población, especialmente en países en vía de desarrollo, la contaminación de los cuerpos de agua superficial y subterránea, la distribución desigual del recurso hídrico y los graves períodos secos como consecuencia del cambio climático, han forzado a buscar nuevas fuentes de abastecimiento de agua, considerándose a las aguas residuales una fuente adicional para satisfacer la demanda del recurso. Por lo anterior, las aguas residuales se han convertido en un recurso disponible que juega un papel fundamental en la gestión integral del recurso hídrico, tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo. Esta problemática no es ajena a la realidad colombiana a pesar de su gran oferta hídrica, generando consecuencias económicas, sociales y ambientales que agravan la ya complicada situación del país. La contaminación evitada que ofrece el reúso de aguas residuales (después del tratamiento) permitiría disminuir los niveles de contaminación de los ríos, y con esto aumentar la fauna silvestre asociada al mismo, así como los indicadores económicos de las comunidades rivereñas. En este trabajo se analizan aspectos generales relacionados con la reutilización del agua, es decir, el uso de las aguas residuales tratadas, con un enfoque internacional, nacional y local.
  5. 5. 3. OBJETIVOS 3.1. OBJETIVO GENERAL Analizar el reuso de las aguas residuales dentro del contexto del manejo integral del recurso hídrico teniendo en cuenta las experiencias a nivel internacional, nacional y local. 3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS - Determinar las ventajas y desventajas del reuso de aguas residuales como estrategia para el manejo integral del recurso hídrico. - Examinar la normatividad global y nacional aplicable de acuerdo al uso de las aguas residuales tratadas y los criterios de calidad necesarios, desde los puntos de vista técnico, económico, social y ambiental. - Estudiar experiencias de utilización de aguas residuales en el ámbito local.
  6. 6. 4. MARCO TEORICO Y DISCUSIÓN El título A del Reglamento Técnico del Sector de Agua Potable y Saneamiento Básico – RAS 2000, define las aguas residuales como los desechos líquidos provenientes de residencias, edificios, instituciones, fábricas o industrias. La resolución 1207 de 2014 precisa que las aguas residuales tratadas son aquellas aguas residuales, que han sido sometidas a operaciones o procesos unitarios de tratamiento que permiten cumplir con los criterios de calidad requeridos para su reúso y define este último como la utilización de las aguas residuales tratadas cumpliendo con los criterios de calidad requeridos para el uso al que se va a destinar. El reúso de aguas residuales es una solución ambiental amigable y una estrategia para el ahorro y uso eficiente del agua, enmarcada en el contexto de Gestión Integral del Recurso Hídrico y fundamental para el desarrollo sostenible; la conservación y utilización del agua dulce de manera más eficiente es una necesidad. El reuso puede reducir los impactos negativos generados por la extracción de las aguas en cuerpos de agua naturales y la descarga de las aguas residuales a estos mismos cuerpos, complementando o sustituyendo las fuentes habituales, aumentando la cantidad de agua disponible y evitando su contaminación; las fuentes de aguas residuales usualmente están disponibles permanentemente. Uno de los aspectos más importantes en el reúso de agua son los requisitos mínimos de calidad que deben tener las aguas reutilizadas, con el fin de garantizar que microorganismos patógenos presentes en estas no puedan entrar en contacto con las personas; el concepto de tratamiento de aguas residuales no es nuevo, pero las definiciones actuales de las aguas residuales y los tratamientos tienen un origen relativamente reciente al igual que la normatividad. La industrialización ha desempeñado un papel importante en este ámbito y ha sido la fuerza impulsora de muchas metodologías de tratamiento que se practican hoy en día. Hay una mejor comprensión de la importancia de proteger el medio ambiente y la mejora de la sostenibilidad global de hoy. Por diversas razones, muchos países en desarrollo siguen sin poder implementar programas integrales de tratamiento de aguas residuales; por lo tanto en el corto
  7. 7. plazo, se necesitan gestión de riesgos y soluciones provisionales para evitar impactos adversos por riego con aguas residuales. Hay varias oportunidades para mejorar la gestión de las aguas residuales a través de mejores políticas, diálogos institucionales y mecanismos financieros, lo que reduciría los riesgos en la agricultura. Para CEPIS (2004) no se ha incorporado el reúso de aguas residuales en los sistemas de tratamiento por las siguientes razones:  No existe conciencia del enfoque integral del manejo de las aguas residuales para alcanzar el desarrollo sostenible. En parte es consecuencia del predominio de ciertos conceptos de la ciencia moderna, como la exigencia de la especialización, el uso de la tecnología de punta y la dependencia de insumos externos "confiables". La mayoría de los proyectos de tratamiento de aguas residuales tienen como único objetivo el saneamiento ambiental, más no el aprovechamiento de ese recurso para desarrollar áreas verdes y agricultura. Estas empresas de agua aún no han comprendido que los efluentes tienen un alto valor para la actividad agrícola y que pueden vender ese recurso al igual que el agua potable.  La poca participación activa de la comunidad en la elección de tecnologías apropiadas para tratar las aguas residuales, que permite a las empresas de agua adoptar tecnologías de alto costo y que no logran las exigencias de calidad sanitaria requeridas para su reuso.  Tratando de adoptar las experiencias de los países desarrollados, muchos proyectistas de la región están utilizando la remoción de materia orgánica y nutrientes como único criterio para seleccionar la tecnología y dimensionar los sistemas de tratamiento de aguas residuales domésticas, sin tener en cuenta que el principal objetivo debe ser la remoción de parásitos, bacterias y virus patógenos endémicos en nuestros países, por tanto deben ser removidos para poder usar los efluentes en agricultura.  Con mucha frecuencia, las plantas de lagunas de estabilización existentes trabajan sobrecargadas, generando problemas de malos olores y efluentes de baja calidad sanitaria para su uso en el riego agrícola. Esta situación ha
  8. 8. ocasionado en muchos casos el rechazo de la comunidad por esta tecnología. Por tanto, es necesario resaltar que diseñar una planta de tratamiento es tan importante como operarla adecuadamente. Este problema de las sobrecargas generalmente está ligado a la falta de programas de ampliación y mejoramiento de los sistemas de tratamiento.  La legislación sobre tratamiento de aguas residuales y especialmente sobre el uso de este recurso es aún muy limitada en la mayoría de los países. Solo México y Perú cuentan con dispositivos legales que regulan el uso de las aguas residuales.  Aun cuando existen experiencias exitosas en la Región sobre tratamiento y uso integrados, no existe suficiente información sistematizada ni difusión suficiente como para convencer a un gran número de personas sobre la necesidad de incrementar los esfuerzos para orientar a los responsables y a la población en general sobre los mejores modelos y requerimientos de este enfoque.  Son pocas las instituciones que como el CEPIS ejecutan programas para desarrollar y difundir estas tecnologías. Más aún, son limitadas las instituciones nacionales de la Región comprometidas en esta tarea. La agenda subregional de la organización panamericana de la salud incluye dentro de sus metas el tratamiento y reúso de aguas residuales como una de las estrategias a realizar y otras que se muestran a continuación:  Apoyar la formulación e implementación de las agendas-país para que incorporen los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y los conceptos “gestión integral de los recursos hídricos”, “reciclaje del agua” y “urbanización de la pobreza”.  Sensibilizar a los países acerca de la necesidad de tratar el agua residual doméstica, para reducir los riesgos a la salud, evitar la contaminación de fuentes de agua y los productos agrícolas, reducir el costo del tratamiento a través de su uso en riego y aprovechar las sustancias nutritivas en la actividad agrícola.
  9. 9.  Promover la adopción de políticas y estándares para el manejo del agua residual doméstica, de acuerdo a la situación de la salud de cada grupo de países integrantes de la sub-región.  Promover una mayor coordinación entre los países de la sub-región para el intercambio de programas piloto y experiencias exitosas en el manejo del agua residual doméstica.  Establecer un mecanismo sub-regional para organizar y orientar en forma más efectiva la cooperación ofrecida por los países desarrollados en el manejo del agua residual doméstica. Probablemente una normatividad idónea aplicada a los receptores de los efluentes, combinados con incentivos a la aplicación, pueden motivar una gestión más eficiente de las aguas residuales y la reducción de riesgos. La descarga de aguas residuales sin tratamiento es una de las actuaciones más generales que amenazan el medio ambiente local. Las aguas residuales contienen material suspendido y componentes disueltos, tanto orgánicos como inorgánicos. Los constituyentes convencionales presentes en aguas residuales domésticas son: sólidos suspendidos y coloidales, materia orgánica e inorgánica medida como demanda química y bioquímica de oxígeno (DQO y DBO, respectivamente), carbono orgánico total (COT), nitrógeno (amoniacal, orgánico, nitritos y nitratos), fósforo, bacterias, protozoarios y virus (Metcalf y Eddy, 2003). Entre las sustancias orgánicas presentes en las aguas residuales se encuentran: hidratos de carbono, lignina, grasas, jabones, detergentes sintéticos, proteínas y sus productos de descomposición, así como diversos productos químicos orgánicos naturales y sintéticos de las industrias de proceso (FAO, 1992). Las aguas residuales procedente de los centros urbanos también contienen una variedad de sustancias inorgánicas de fuentes domésticas e industriales, incluyendo una serie de elementos potencialmente tóxicos como el arsénico, cadmio, cromo, cobre, plomo, mercurio y zinc. Sin embargo, desde el punto de vista de la salud los contaminantes de mayor preocupación son los patógenos micro y macroorganismos (FAO, 1992). Virus
  10. 10. patógenos, bacterias, protozoos y helmintos pueden estar presentes en las aguas residuales municipales en bruto y sobrevivirán en el medio ambiente durante largos períodos. Las bacterias patógenas estarán presentes en las aguas residuales a niveles mucho más bajos que el grupo de bacterias coliformes, que son mucho más fáciles de identificar y enumerar (como coliformes totales / 100 ml). Por lo general con sus números se dan en forma de coliformes fecales (CF) / 100 ml de aguas residuales (FAO, 1992). Estos nutrientes eventualmente pueden terminar en el agua subterránea creando degradación de la calidad (eutrofización) de este recurso, convirtiéndose en un riesgo potencial para el medio ambiente. El reúso de las aguas residuales debe garantizar la salud de las personas que directa o indirectamente hacen contacto con estas aguas, evitando la afectación de la salud pública. Muchos microorganismos patógenos pueden sobrevivir en el ambiente y transmitir infecciones a los seres humanos; se han documentado enfermedades como la diarrea, fiebre tifoidea, malaria e infecciones de parásitos intestinales en agricultores que han estado en contacto directo con aguas residuales domésticas tratadas, lo cual genera desconfianza de la población en el uso de estas tecnologías, disminuye la productividad y origina gastos de asistencia médica. Adicionalmente al cumplimiento de la normatividad, debe implementarse la pedagogía necesaria a la sociedad sobre los beneficios de la reglamentación, con el fin de lograr la aceptación del recurso por parte del usuario final. REUSO DE AGUAS RESIDUALES A NIVEL INTERNACIONAL En los últimos años a nivel internacional se han establecidos varias directrices, que sin duda alguna son de gran utilidad para que varios países realicen la normatividad en materias de aprovechamiento de las aguas residuales. Las directrices de la OMS revisadas en 2006 para el uso de aguas residuales sugieren medidas más allá de las recomendaciones tradicionales de producir sólo cultivos industriales o no comestibles, ya que en muchos casos es imposible aplicar un cambio en el patrón de cultivos comerciales en curso. La guía incluye el análisis microbiano, esencial para el análisis del riego, y establece la recolección de información relativa a patógenos presentes en aguas residuales,
  11. 11. campos y cosecha regados. La directriz establece que los factores mencionados varían según la región, el clima, estación, etc.; la guía no da valores sugeridos para patógenos virales bacteriales; adicionalmente, se incluyen las medidas de control para la protección de la salud. Además propone que la calidad microbiológica se pueda alcanzar mediante una serie de estanques de estabilización. Por otra parte, existe la directriz del estado de California (EE.UU) legislada en 1978; esta norma establece un requerimiento biológico convencional de las aguas residuales y posteriormente un tratamiento terciario, filtración y desinfección por cloración; el propósito final es permitir que el efluente sea utilizado para riego. La directriz del estado de California presenta un planteamiento que hace inviable su uso en países como el nuestro. La OMS reafirmó en 2006 las directrices que habían sido recomendadas en 1989 (Tabla 1). Estos criterios de calidad microbiológica son más accesibles de cumplir, sobre todo, para los países en vías de desarrollo que son los que más necesitan fuentes de agua para sus agriculturas. Tabla 1. Recomendaciones de la OMS para reutilización de aguas residuales en riego agrícola. En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental recomienda una normativa a nivel federal sobre la reutilización de aguas residuales para uso agrícola, para aquellos estados que no han desarrollado su propia regulación (Tabla 2). Las recomendaciones son muy estrictas, más que la OMS, y define una calidad de agua para el riego de cultivos comestibles no procesados comercialmente, similar a la calidad del agua potable, lo que implica la utilización de procesos de tratamientos muy eficientes y específicos sobre todo, para la desinfección. Estas normas contemplan otros indicadores como pH, demanda bioquímica de oxígeno (DBO) y turbidez o sólidos suspendidos (SS) y definen los tratamientos necesarios en cada caso.
  12. 12. Tabla 2. Normativa de la Agencia de protección ambiental (EE. UU) sobre la reutilización de aguas residuales para uso agrícola. En la tabla 3 adicionalmente figuran las directrices físico-químicas de la FAO para interpretar la calidad de las aguas de riego. En ellas se clasifica el grado de restricción de uso en tres niveles, de acuerdo con el problema potencial definido por características físico-químicas del agua, como la conductividad y el RAS (relación adsorción/sodio). Tabla 3. Guía sugerida para aguas tratadas en el reúso agrícola y sus requerimientos de tratamiento. Fuente: FAO 1999 La Agencia estadounidense de Protección Ambiental (EPA) clasificó el reuso en ocho categorías (tabla 4), de acuerdo con la calidad del agua: urbano, áreas de acceso restringido, agrícola para cultivos consumidos crudos y para cultivos no consumidos crudos, recreacional, industrial, recarga de acuíferos y reuso indirecto potable (EPA, 2004; Metcalf y Eddy, 2003).
  13. 13. Tabla 4. Normativa de la Agencia de protección ambiental (EE. UU) sobre la reutilización de aguas residuales para uso agrícola. Internacionalmente las actividades que más utilizan aguas residuales recuperadas son las siguientes: riego agrícola, áreas verdes de parques cementerios, campos deportivos y jardines. El principal uso de las aguas residuales se presenta en la agricultura; en países como Israel, Alemania, Australia, y Estados Unidos el uso planificado de aguas residuales tratadas es muy común. Para el caso de Israel, país que está a la vanguardia en el uso planificado de aguas residuales, se plantea que un 70% del agua que demandará la agricultura en el 2040 va ser obtenida mediante el reúso de aguas residuales; se estima que una décima parte o más de la población mundial consume actualmente alimentos que se producen con aguas residuales, aunque no siempre de manera segura. (El uso agrícola de aguas residuales urbanas no tratadas en países de bajo ingresos. Conferencia electrónica, 2007. En línea: htp//www.ruaf.org). El reuso de aguas residuales para Áreas verdes es igual de exigente a los cultivos agrícolas. El sistema de riego utilizado es el de aspersión por lo que habrá que tener en cuenta los posibles problemas de obturación de las boquillas, por esta razón el agua debe tener muy baja turbiedad y sólidos en suspensión. Donde el público tiene acceso directo a prados y parques regados con aguas residuales tratadas, el peligro potencial para la salud humana puede ser mayor que el que presenta el riego de verduras consumidas crudas. Las recomendaciones de la OMS para el riego de campos deportivos y de zonas verdes con acceso público se muestran a continuación.
  14. 14. Tabla 5. Recomendaciones de la OMS para el riego de campos deportivos y de zonas verdes con acceso público Otras actividades no menos importantes del uso de aguas residuales son: actividades industriales, fundamentalmente para torres de enfriamiento, alimentación de calderas y necesidades de los procesos, recarga de acuíferos subterráneos, alimentación de lagos recreativos, acuicultura, descarga de inodoros, sistemas contra incendios, acuicultura y recuperación de zona baldías. En países del Sudeste Asiático, de América Latina y de África, el riego con aguas residuales se hizo durante décadas de manera espontánea y no planificada por parte de los agricultores más pobres de las áreas urbanas y periurbanas (Mara y Carnicross, 1990; Bakker et al., 2000). En Israel, 67% del agua residual es usada para riego; en India, 25% y en Sudáfrica, 24%. En América Latina, alrededor de 400 m3 /s de agua residual cruda es entregada a fuentes superficiales y las áreas son irrigadas, la mayoría de las veces, con aguas residuales no tratadas; más de la mitad de esta cantidad se genera en México (Post, 2006). REUSO DE AGUAS RESIDUALES EN COLOMBIA Colombia tiene una superficie irrigada con aguas residuales de 1.230.193 ha, con 27% de agua residual tratada y 73% sin tratar, por lo general diluida con aguas superficiales; al igual que sucede en toda América Latina, no se cuenta con información completa y confiable sobre el tema del reuso (Cepis, 2003) y solamente 8% del total de aguas residuales que se producen diariamente es tratado (WSP et al., 2007). El reuso de aguas residuales en Colombia data de muchos años; sin embargo, había una falta de definición de los estándares de calidad requeridos de acuerdo al uso al que se destinaba, generando riesgos que podían afectar la salud pública y el medio ambiente. La resolución 1207 de 2014 establece los usos para las aguas residuales
  15. 15. tratadas, así como los respectivos criterios de calidad y distancias mínimas de retiro al momento de realizar la actividad de reuso; no aplica para el empleo de estas aguas como fertilizante o acondicionador de suelos. Los usos reglamentados son agrícola e industrial. Dentro del uso agrícola solo se permite la utilización de aguas residuales en cultivos no alimenticios para humanos o animales; dentro de los usos permitidos en cultivos están pastos y forrajes, fibras celulósicas, maderables y obtención de biocombustibles; también se permite su uso en áreas verdes en parques y campos deportivos y jardines en áreas no domiciliarias. Es fundamental el aporte de la resolución 1207 de 2014 en este aspecto, ya que antes de su expedición se ejercían prácticas de reuso informales y sin un adecuado control; están documentados muchos casos que no cumplen con los criterios recomendados en la regulación actual; con el fin de exponer la situación anterior se cita a Vanegas (2001), quien plantea el uso de las aguas residuales de la ciudad de Ibagué en los sistemas de riego del cultivo de arroz, como una fase complementaria del tratamiento de las aguas servidas para remoción de patógenos y materia orgánica. Mención especial merece el uso de aguas residuales en riego de cultivos para la obtención de biocombustibles; la producción de etanol y diesel ha tenido un gran crecimiento en Colombia, lo cual ha impulsado el aumento de las áreas cultivadas de caña de azúcar y palma de aceite y por consiguiente la demanda del recurso hídrico; si además se tiene en cuenta que la mayor parte de estos cultivos están localizados en departamentos con poca disponibilidad de agua debido a prolongados períodos de sequía generados por la deforestación en la parte alta de las cuencas hidrográficas y por los efectos locales del cambio climático, existe un alto potencial de uso de las aguas residuales en esta práctica; este potencial es analizado por Lasso y Ramírez (2011) desde una perspectiva ambiental, hidroclimatológica y normativa, resultando viable ya que las condiciones climáticas hacen que las aguas residuales sean vistas como un recurso que genera beneficios económicos y cuyos impactos ambientales son controlables si se lleva a cabo una adecuada gestión ambiental. Esta actividad ha sido ampliamente empleada en muchos países como estrategia de manejo integral del recurso hídrico con soluciones ambientalmente sostenibles en el largo plazo, ya que adicionalmente se evita la descarga de las aguas residuales en cuerpos de agua naturales.
  16. 16. En cuanto al uso industrial se destacan las actividades de intercambio de calor en calderas y torres de enfriamiento, aparatos sanitarios, limpieza mecánica de vías, riego de vías para el control de material particulado y sistemas de redes contraincendio. Estas acciones pueden realizarse con el uso de aguas residuales domésticas o industriales; sin embargo, el reuso de estas últimas es aún muy escaso en Colombia; para mejorar esta situación, debe generarse un cambio en los procesos productivos por tecnologías más limpias; Rios et al. (2011) indican que deben tratarse en forma separada los efluentes con tecnologías apropiadas de tal forma que su calidad permita recircularla dentro de la misma industria, con el fin de disminuir su demanda de agua y jugar un papel eficaz en la planificación y gestión integrada del recurso hídrico, reduciendo también los vertimientos. La resolución 631 de 2015 también tiene incidencia en el reuso de las aguas residuales, al establecer valores límites para los parámetros en vertimientos puntuales de 73 actividades productivas de 8 sectores económicos, incentivando el tratamiento de las aguas residuales en el país, ya que ajusta los instrumentos económicos aplicados a los generadores de residuos contaminantes mediante el mecanismo del cobro de la Tasa Retributiva, teniendo en cuenta el grado de contaminación de las descargas; con lo anterior, se evitan inequidades en las empresas productoras ya que unas contaminan más que otras, por lo que afectan con diferente intensidad los cuerpos de agua, haciendo inviable una Tasa Retributiva a valor constante; en términos sencillos la resolución permite que pague más quien contamina más. La regulación de estas actividades y la medición del impacto tarifario permitirá incentivar la reconversión de los procesos a tecnologías más limpias en cuanto a la gestión de vertimientos. REUSO DE AGUAS RESIDUALES EN EL DEPARTAMENTO DEL CESAR En poblaciones de clima cálido como las existentes en el departamento del Cesar, los valores per cápita de aguas residuales son mayores que en ciudades de clima frío; adicionalmente en Valledupar el consumo de agua tratada per cápita es mayor que el de cualquier ciudad del país, por lo que la producción per cápita de aguas residuales también es mayor. Estas aguas residuales en la mayoría de los casos terminan en cuerpos de agua (ríos, ciénagas, lagunas, lagos etc.), generando
  17. 17. problemas ambientales por contaminación y afectando a las comunidades que viven aguas abajo del vertimiento. En la ciudad de Valledupar las aguas residuales son tratadas en el sistema de tratamiento de aguas residuales Salguero, y vertidas en el río Cesar, tiene una capacidad de 800.000 litros y trata 1.400.000 litros, generando un problema de calidad del tratamiento, que se ve reflejado en la contaminación del río Cesar, afectando a pescadores del río y comunidades que se abastecen de esta fuente de agua, como es el caso de el corregimiento de la Loma que a escasos 40 kilómetros capta agua para su acueducto del río Cesar. La contaminación de los ríos y ciénagas dependen del volumen y calidad del vertimiento así como del caudal de la fuente y su capacidad de asimilación; la principal fuente de contaminación son los vertimientos ilegales, no registrados o no controlados, provenientes de vertimientos domésticos, agropecuarios e industriales. En el casco urbano del municipio de Chimichagua las lagunas de oxidación no funcionan y sus aguas residuales son vertidas directamente a la ciénaga; sus corregimientos ubicados a orillas de la ciénaga de Zapatosa simplemente no tienen sistemas de tratamiento de aguas residuales. ¿Adónde vierten sus aguas? El agua residual tanto de efluentes de lagunas de oxidación como recién vertidas a cuerpos de agua viene siendo utilizada en el departamento del Cesar, con mucha frecuencia sin control ni seguimiento, para consumo animal, riego de cultivos de hortalizas (Río de Oro, Gamarra), cultivos forestales (corregimiento de Río Seco, Valledupar), riego de cultivo de eucalipto y pasturas (Valledupar “Sistema de tratamiento de aguas residuales Laguna Taruyal”, San Diego, Aguachica). En el municipio de San Diego las aguas residuales llegan a un sistema de tratamiento; debido al alto déficit de agua lluvia en la zona, las aguas son utilizadas después del tratamiento por los ganaderos para el riego de potreros y bebederos de ganado bovino, en algunas ocasiones generando litigios por el uso y el respeto de los turnos por el uso de esa agua residual, que no corresponde a las calidades adecuadas para su uso debido a la ineficiencia del sistema de tratamiento.
  18. 18. 5. CONCLUSIONES El reuso de aguas residuales es una solución ambiental y una estrategia para el ahorro y uso eficiente del agua, enmarcada en el contexto de Gestión Integral del Recurso Hídrico y el desarrollo sostenible, reduciendo los impactos negativos generados por la extracción de las aguas en cuerpos de agua naturales y la descarga de las aguas residuales a estos mismos cuerpos. El reúso de aguas residuales tratadas permite disminuir la presión sobre los cuerpos de agua en donde el recurso hídrico es aprovechado para el riego de cultivos y otras actividades agropecuarias. La oportunidad de evitar contaminación sobre un cuerpo de agua, mejora las condiciones para la misma y así podrán los peces y macroinvertebrados reproducirse, aumentar la población generando toda una dinámica ecológica en donde se incluye también al hombre (pescadores), aves de muchas especies y en general todo el ecosistema alrededor de los cuerpos de agua. Los ríos con menor contaminación posibilitan la captación de agua de mejor calidad para consumo humano y por consiguiente se requiere un menor tratamiento para su uso. Con el uso de aguas residuales tratadas, se disminuyen los índices de morbilidad aguas abajo de los ríos, principalmente en niños de comunidades rurales. La agricultura es el principal sector consumidor de recursos hídricos; la poca disponibilidad hace que en algunas zonas sea necesario emplear otros recursos, como aguas residuales domésticas, lo cual requiere de un empleo seguro en actividades agrícolas y un tratamiento de manejo apropiado. Independientemente del tipo de cultivo, los requerimientos mínimos para el uso seguro de aguas residuales en la agricultura deben ser los establecidos por la OMS, en términos de variables microbiológicas y de calidad físico-química por la FAO. La resolución 1207 de 2014 en Colombia, establece los usos para las aguas residuales tratadas, así como los respectivos criterios de calidad y distancias mínimas de retiro al momento de realizar la actividad de reuso, abriendo un panorama muy prometedor para la utilización de estas aguas de tal forma que no se generen daños en la salud de las personas y el medio ambiente.
  19. 19. La resolución 631 de 2015 en Colombia, ajusta los instrumentos económicos aplicados a los generadores de residuos contaminantes mediante el mecanismo del cobro de la Tasa Retributiva, teniendo en cuenta el grado de contaminación de las descargas, evitando inequidades en el cobro a las empresas productoras e incentivando el tratamiento de las aguas residuales. Para garantizar un manejo adecuado de las aguas residuales en actividades agrícolas con un mínimo riesgo, sería recomendable que los países hicieran un manejo integrado de los recursos hídricos, que considere la participación y el compromiso de todos los organismos relacionados con los temas ambientales y agrícolas, como ministerios del ambiente y de agricultura, corporaciones ambientales, instituciones no gubernamentales, instituciones de investigación y el sector productivo. Los beneficios económicos aumentan con facilitar la disponibilidad de agua para riego con fertilizantes incorporados. El reuso de las aguas residuales debe garantizar la salud de las personas que directa o indirectamente hacen contacto con estas aguas, evitando la afectación de la salud pública. Debe implementarse la pedagogía necesaria a la sociedad sobre los beneficios de la reglamentación, con el fin de lograr la aceptación del recurso por parte del usuario final. La implementación inmediata de la nueva normatividad colombiana puede conducir a que los proyectos en su etapa inicial no sean sostenibles desde el punto de vista económico, ya que sus costos de aplicación son muy altos, por lo que debería haberse contemplado en forma gradual.
  20. 20. 6. BIBLIOGRAFIA Michael P. Alderson, André B. dos Santos, Cesar R. Mota Filho Reliability analysis of low-cost, full-scale domestic waste water treatment plants for reuse in aquaculture and agriculture Ecological Engineering, Volume 82, September 2015, Pages 6-14 Lorenzo, E. V., Ocaña, J. L., Fernández, L. A., & Venta, M. B. (2009). Reúso de aguas residuales domésticas para riego agrícola. Valoración crítica. (Spanish). Revista CENIC Ciencias Biologicas, 40(1), 35-44. Reúso de aguas residuales: Un recurso hídrico disponible. (Spanish). (2001). Ingeniería y Desarrollo, (9), 12-21. Metcalf y Eddy. 2003. Waste engineering: treatment and reuse. 4th ed. McGraw- Hill, Nueva York. 1819 p El uso agrícola de aguas residuales urbanas no tratadas en países de bajo ingresos. Conferencia electrónica, 24 de Junio. En línea: htp//WWW.ruaf.org. State of California. Wastewater reclamation criteria. Department of Health Services, California administrative code, Title 22, Division 4, Environmental Health, Berkeley, CA, 1978 World Health Organization. Guidelines for the safe use of wastewater, excreta and greywater. Volume 2: Wastewater use in agriculture. En línea: http://www.who.int. Mara, D. y S. Carnicross. 1990. Directrices para el uso sin riesgos de aguas residuales y excretas en agricultura y acuicultura. Organización Mundial de la Salud (OMS), Ginebra Bakker, N., M. Dubbeling, U. Gundel, S. Koschella y H. de Zeeuw. (2000). Growing cities. Growing food, urban agriculture on the policy agenda. DSE, Alemania. 3 p. Cepis (Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente). 2004. Tratamiento con lagunas. Universidad de Manizales. (2015). Manejo integrado del agua; unidad 1: problemática del agua en la actualidad. Manizales, Colombia. Universidad de Manizales. (2015). Manejo integrado del agua; unidad 2: calidad del agua. Manizales, Colombia.
  21. 21. Universidad de Manizales. (2015). Manejo integrado del agua; unidad 3: contaminación del agua y tratamiento. Manizales, Colombia. Ministerio de Desarrollo Económico. (2000). Reglamento técnico para el sector de agua potable y saneamiento básico – RAS. Bogotá. Convenio IDRC – OPS/HEP/CEPIS. (2001). Estudio general sobre la situación de las aguas residuales de la ciudad de Ibagué, Colombia. Ibagué, Colombia. Reuso de las aguas residuales domésticas en la actividad agropecuaria: el caso de Cafayate, Salta. (2014). Acta de la XXXVII Reunión de Trabajo de la Asociación Argentina de Energías Renovables y Medio Ambiente Vol. 2, pp. 01.31-01.40. Argentina. Lasso, Julián; Ramírez, José. (2011). Perspectivas generales del efecto del reúso de aguas residuales para riego en cultivos para la producción de biocombustibles en Colombia. Revista El Hombre y la Máquina. Universidad Autónoma de Occidente. Cali, Colombia. Ríos, José; Posada, Jorge; Uribe, Juan. (2011). Revisión e identificación de tratamientos para la determinación del potencial de recirculación de aguas residuales industriales. Revista Investigaciones Aplicadas, Vol. 5, No.2. Medellín, Colombia. Cornel, Peter; Weber, Barbara. (2006). Water reuse: an overview. Practices and experiences of water and wastewater technology. Technical Documents in Hydrology No. 79 UNESCO. Paris, Francia. CEPIS. 2004. Proyecto regional Sistemas Integrados de Tratamiento y Uso de Aguas Residuales en América Latina: Realidad y Potencial. Red Latinoamericana de Agricultura Urbana (AGUILA). http://www.bvsde.paho.org/bvsaar/e/proyecto/aguaresi/justifi.html, revisado en julio 11 de 2015. Cifuentes E. Problemas de salud asociados al riego agrícola con agua residual en México. Salud Pública de México, 35, 614-619, 1993. Documento CONPES 3177. 2004. consejo nacional de política económica y social. “Acciones prioritarias y lineamientos para la formulación del plan nacional de
  22. 22. manejo de aguas residuales” república de Colombia Departamento Nacional de Planeación. CORPOCESAR. 2011. Informe técnico ejecutivo: Caracterización e Impactos Ambientales Por Vertimientos En Tramos De La Cuenca Media Y Baja Del Rio Cesar, Contrato interadministrativo No. 19-6-0094-0-2010 del 23 de Septiembre de 2010 suscrito entre La Corporación Autónoma Regional del Cesar y La Universidad del Atlántico, Valledupar, Cesar. Euclid Group Toxement. Cartilla, Experiencia Exitosa, Planta De Tratamiento De Agua Residual Bello, Antioquia Etapa I. Consorcio Hispano-Coreano Aguas De Aburrá HHA. 2015. Fundación AGUATUYA. Analizan experiencias en gestión de Plantas e Tratamiento de Aguas Residuales, http://www.aguatuya.org/?p=1978. Revisada en 11/07/2015. Miralles de Imperial R., Ma Beltrán E., Angel M., Beringola Ma Luisa., Valero J., Calvo R. y Delgado Ma del Mar. 2003. Disponibilidad de nutrientes por el aporte de tres tipos de lodos de estaciones depuradoras. Revista Internacional de Contaminación Ambiental, 19, 3.
  • adrianagomez98

    Jun. 29, 2016

Reuso de aguas residuales.

Views

Total views

9,392

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

5

Actions

Downloads

158

Shares

0

Comments

0

Likes

1

×