Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
La mayoría de las gaviotas no se molesta
en aprender sino las normas de vuelo más
elementales: como ir y volver entre play...
Análisis.
 Él entendió que vinimos a este mundo a
perfeccionar el vuelo y eso le llevó muchas
dificultades. El mayor obst...
No me importa ser hueso y plumas,
mamá. Sólo pretendo saber qué puedo
hacer en el aire y qué no. Nada más. Sólo
deseo sabe...
 Debemos escuchar siempre lo que los demás
tengan para decirnos y que los demás escuchen
nuestra parte, que no se debe ju...
¡Desciende! ¡Las gaviotas nunca vuelan en la
oscuridad! ¡Si hubieras nacido para volar en la
oscuridad, tendrías los ojos ...
 Este párrafo nos enseña que las creencias, las
costumbres, la rutina, las leyes aprendidas, los
condicionamientos, los a...
-¡Juan Salvador Gaviota! ¡Ponte al Centro! -Las palabras
de la Gaviota Mayor sonaron con la voz solemne propia
de las alta...
 En este párrafo nos muestra lo susceptible que puede
ser la sociedad, y que si no expresamos bien nuestra
forma de pensa...
 -Somos libres de ir donde queramos y de
ser lo que somos -contestó Juan, y se elevó
de la arena y giró hacia el Este, ha...
 Este párrafo nos demuestra el espíritu de
libertad que tenia Juan Salvador Gaviota.
 Gracias a ella podemos experimenta...
El tema fue la velocidad, y en una semana de
prácticas había aprendido más acerca de la
velocidad que la más veloz de las ...
 La velocidad es un concepto que para Juan no es
solo lo rápido que van las cosas, si no que es un
modo de vivir. Él desd...
 -¡Pierdes tu tiempo conmigo, Juan! ¡Soy demasiado
tonto! ¡Soy demasiado estúpido! Intento e intento,
¡pero nunca lo logr...
 La relación entre Juan y Pedro no es la típica relación
entre Alumno-Maestro, es una relación que va mucho
mas allá de e...
Ensayo juan salvador gaviota
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Ensayo juan salvador gaviota

6,679 views

Published on

libro

Published in: Education
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Ensayo juan salvador gaviota

  1. 1. La mayoría de las gaviotas no se molesta en aprender sino las normas de vuelo más elementales: como ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas, no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar.
  2. 2. Análisis.  Él entendió que vinimos a este mundo a perfeccionar el vuelo y eso le llevó muchas dificultades. El mayor obstáculo que tuvo que enfrentar fue el rechazo y la incomprensión de su bandada. Hasta sus padres no comprendían que él viera la vida de un pájaro de otra manera y creyera en que podía descubrir un propósito más alto en su vuelo.
  3. 3. No me importa ser hueso y plumas, mamá. Sólo pretendo saber qué puedo hacer en el aire y qué no. Nada más. Sólo deseo saberlo. -Mira, Juan -dijo su padre, con cierta ternura-. El invierno está cerca. Habrá pocos barcos, y los peces de superficie se habrán ido a las profundidades. Si quieres estudiar, estudia sobre la comida y cómo conseguirla. Esto de volar es muy bonito, pero no puedes comerte un planeo, ¿sabes? No olvides que la razón de volar es comer.
  4. 4.  Debemos escuchar siempre lo que los demás tengan para decirnos y que los demás escuchen nuestra parte, que no se debe juzgar con una forma de pensar cerrada.
  5. 5. ¡Desciende! ¡Las gaviotas nunca vuelan en la oscuridad! ¡Si hubieras nacido para volar en la oscuridad, tendrías los ojos de búho! ¡Tendrías por cerebro cartas de navegación! ¡Tendrías las alas cortas de un halcón! Allí, en la noche, a treinta metros de altura, Juan Salvador Gaviota parpadeó. Sus dolores, sus resoluciones, se esfumaron. ¡Alas cortas! ¡Las alas cortas de un halcón! ¡Esta es la solución! ¡Qué necio he sido! ¡No necesito más que un ala muy pequeñita, no necesito más que doblar la parte mayor de mis alas y volar sólo con los extremos! ¡Alas cortas!
  6. 6.  Este párrafo nos enseña que las creencias, las costumbres, la rutina, las leyes aprendidas, los condicionamientos, los apegos, los instintos hacen que nos mantengamos limitados en nuestro cuerpo y en nuestra mente y olvidemos nuestra naturaleza espiritual. Si logramos romper con todas las barreras que nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra mente acumulan en la vida y aprendemos a vivir en un estado de conciencia alerta, presentes en cada instante de nuestra vida, podremos volar muy alto, hasta donde los limites desaparecen y la perfección es nuestra esencia espiritual, nuestra verdad.
  7. 7. -¡Juan Salvador Gaviota! ¡Ponte al Centro! -Las palabras de la Gaviota Mayor sonaron con la voz solemne propia de las altas ceremonias. Ponerse en el Centro sólo significaba gran vergüenza o gran honor. Situarse en el Centro por Honor, era la forma en que se señalaba a los jefes más destacados entre las gaviotas. ¡Por supuesto, pensó, la Bandada de la Comida... esta mañana: vieron el Descubrimiento! Pero yo no quiero honores. No tengo ningún deseo de ser líder. Sólo quiero compartir lo que he encontrado, y mostrar esos nuevos horizontes que nos están esperando. Y dio un paso al frente. -Juan Salvador Gaviota -dijo el Mayor-. ¡Ponte al Centro para tu Vergüenza ante la mirada de tus semejantes!
  8. 8.  En este párrafo nos muestra lo susceptible que puede ser la sociedad, y que si no expresamos bien nuestra forma de pensar no podemos convivir con la misma, y seremos repudiados.  También nos demuestra que es difícil cambiar el pensamiento de algunas personas.
  9. 9.  -Somos libres de ir donde queramos y de ser lo que somos -contestó Juan, y se elevó de la arena y giró hacia el Este, hacia el país de la Bandada.
  10. 10.  Este párrafo nos demuestra el espíritu de libertad que tenia Juan Salvador Gaviota.  Gracias a ella podemos experimentar la vida como elijamos y aprender desde nuestra individualidad lo que queramos a nuestro propio ritmo, es el poder interior que tenemos
  11. 11. El tema fue la velocidad, y en una semana de prácticas había aprendido más acerca de la velocidad que la más veloz de las gaviotas. A una altura de trescientos metros, aleteando con todas sus fuerzas, se metió en un abrupto y flameante picado hacia las olas, y aprendió por qué las gaviotas no hacen abruptos y flameantes picados. En sólo seis segundos voló a cien kilómetros por hora, velocidad a la cual el ala levantada empieza a ceder.
  12. 12.  La velocidad es un concepto que para Juan no es solo lo rápido que van las cosas, si no que es un modo de vivir. Él desde mi punto de vista, es una gaviota a la que volar lo ve algo bonito y creo que para él es un deporte, pero es un deporte más allá de lo común.
  13. 13.  -¡Pierdes tu tiempo conmigo, Juan! ¡Soy demasiado tonto! ¡Soy demasiado estúpido! Intento e intento, ¡pero nunca lo lograré! Juan Gaviota lo miró desde arriba y asintió. -Seguro que nunca lo conseguirás mientras hagas ese encabritamiento tan brusco. Pedro, ¡has perdido sesenta kilómetros por hora en la entrada! ¡Tienes que ser suave! Firme, pero suave, ¿te acuerdas? Bajó al nivel de la joven gaviota. -Intentémoslo juntos ahora, en formación. Y concéntrate en ese encabritamiento. Es una entrada suave, fácil.
  14. 14.  La relación entre Juan y Pedro no es la típica relación entre Alumno-Maestro, es una relación que va mucho mas allá de eso. Pedro cree que nunca será capaz de volar tan bien como lo hace Juan y Juan sabe que eso no es verdad y que con esfuerzo Pedro podrá volar tan bien como Juan, el siempre insiste que lo único que impide volar con la libertad con lo que lo hace él son las cadenas del pensamiento y que si se rompen esas cadenas uno es capaz de volar tan bien como lo hace Juan.

×